Está en la página 1de 17

Las 5 reglas del Trading

Por el Equipo de Mercado en 5 Minutos PRO

¿Qué pasaría si te dijéramos que, en solo 5 minutos por día, podés transformar tu
cartera de inversiones en una catarata de ganancias?

¿Y si te dijéramos que podés conseguir tu libertad económica siguiendo unos


pocos pasos?

No volverás a preocuparte por llegar a fin de mes…

No tendrás jefes otra vez…

Solo la libertad de hacer lo que quieras cuando quieras.

Lo que tenés que hacer es leer este reporte, e implementar cada uno de las
acciones que te detallamos.

Nosotros te vamos a ayudar en Mercado en 5 Minutos, pero vos tené presente


siempre estas herramientas.

Ahora mismo vas a aprender:

- Cuál es el número más importante que debes mirar antes de decidir si vas
a comprar o vender una acción.

- El error más tonto que está limitando tus ganancias.

- Por qué tirar tu control remoto automáticamente te hará un mejor trader.

Y mucho, mucho más.

Estas “cinco reglas de un trader sin escrúpulos”, te permitirán ver el mercado


bursátil desde el punto de vista de un trader experimentado. Verás cómo
recolectamos la información, en qué fuentes confiamos y cuáles son los trucos que
usamos que te ayudarán a lograr esta independencia financiera.

No importa si has estado con nosotros un día o un año, estoy seguro que verás los
mercados diferentes una vez que hayas terminado de leer cada una de las leyes.
REGLA NÚMERO 1: Cuándo comprar “en baja”

(Analizamos esta teoría malentendida)

Tal vez seas un inversor principiante, recién dando tus primeros pasos como
inversor. O tal vez seas un trader experimentado, con un curriculum de logros
importante. En cualquiera de los dos casos, ya te habrán dicho que debés “comprar
barato y vender caro”.

Todos los operadores lo dicen y los inversores más maduros, usan esta frase como
religión. Hasta nosotros nos cansamos de decir esta frase de vez en cuando. Por
esto mismo, hoy te vamos a contar cómo usar esta frase, porque si no sabés lo que
realmente significa, vas a perder mucha plata. Muchísima.

Lo más probable que hayas oído decir que “tener un poquito de conocimiento es
muy peligroso”. Bueno, debemos decirte la pura verdad: comprar “en baja” puede
ser muy peligroso. Principalmente, porque es demasiado confuso ya que no se
sabe cuándo termina “la baja” de la cotización. No conocemos el piso. Muchos han
perdido dinero por no saber cuándo termina la baja.

Por esto mismo no queremos que te hagas malasangre. Te vamos a contar cómo
realmente debés comprar “en la baja”.

Hemos preparado una lista de tres reglas específicas que deberás perfeccionar
para que interpretes correctamente esta teoría tan malentendida y ejecutes una
operación perfecta. “Comprar en baja” es un concepto que funciona aún mejor en
operaciones a largo plazo.

Empecemos.

I. No agarres el cuchillo mientras está cayendo

Por favor, leé cuidadosamente: solo porque la cotización de una acción


ha caído, no la hace atractiva para comprar.

Si invertir fuese tan fácil como encontrar una acción que haya caído
estrepitosamente para después comprarla para después beneficiarte
con su posterior alza, no estarías leyendo esta regla porque estaríamos
retirados en una isla privada en algún lugar del Caribe.

Por lo tanto, cuando veas el gráfico de una acción que ha caído como
ascensor descompuesto, no la compres inmediatamente porque estarás
cometiendo un grave error.
Mirá el gráfico y te darás cuenta de lo que decimos. No siempre es tan
fácil hacer dinero comprando “en la baja”.

II. Encontrá una estrategia sólida de largo plazo

OK, ya sabés la primera cosa que no debés hacer. Ahora, te vamos a


contar el segundo paso: Encontrá una empresa que valga la pena
comprar, que tenga una comprobada trayectoria de resultados,
manejada por una buena gerencia y sin mucha deuda financiera. Tenés
que recordar que estás comprando “en la baja” para el “largo plazo”.
Esto quiere decir que probablemente, la acción tarde meses en arrojar
retornos. Sé paciente.

Tu mejor apuesta en buscar una empresa en un sector que pienses que


tiene un auspicioso futuro, donde las cotizaciones de la empresas que
lo forman, pueden tener mucho potencial. La otra alternativa es buscar
una acción de una empresa que esté subvalorada en un sector que
también está subvalorado.

No compres acciones “en baja” solo por especular con una pronta
recuperación en la cotización de la acción. Este es el tipo de acciones
que obligan a los traders entrar y salir antes que pierdan gran parte de
su inversión porque son empresas sensibles al sentimiento general del
mercado.
Deseás estabilidad. Una tendencia sólida. Por esto mismo, tomate 30
segundos para buscar una acción que te guste y evaluá su gráfico
histórico. Hoy existen un sinfín de sitios de Internet gratis donde
podrás ver estos gráficos históricos.

Una vez que lo encuentres, debes al menos mirar dos años de


cotizaciones y si la acción se mueve “de la esquina inferior izquierda
hacia la esquina superior derecha”, empezaste con el pie derecho. Tu
primer paso es el correcto.

III. Esperá hasta el rebote

Ya encontraste una empresa que te gusta y estás listo para comenzar a


seguir su cotización unos días. El próximo paso entonces es detectar
cuándo debés comprar acciones de esta empresa. Recordá que invertir
en una empresa es el paso más importante de todos este proceso.

Ahora solo queda comprar la acción en el momento adecuado y esto no


es tan sencillo como comer pan. No cualquier rebote en la cotización de
la acción, es un rebote verdadero. Hay que encontrar el momento
adecuado y ahora te vamos a explicar cómo identificar este momento.

Primero tenés que estimar hasta dónde la cotización de la acción


rebotará. ¿Cómo hacemos esto? Fácil. Dibujá una línea que identifique
el comportamiento promedio de la cotización (ver gráfico) y proyectá
esta línea hasta el día de hoy. Cuando la acción toque esta línea y
comienza a subir, entonces es momento de comprar.

Si la acción no sube por encima de tu línea, no la compres y seguí


esperando. Observá nuevamente el gráfico. No esperes una perfección
absoluta para comprar. A veces, la acción rebotará justamente tocando
la línea pero otras veces lo hará antes de tocar la línea.

¡Pero esperá un momento! Hay una cosa más que debes saber. Tenés
que esperar que la acción termine la jornada bursátil con una cotización
superior a la que comenzó el día. De esta manera, sabrás con seguridad
que estás comprando acciones “en baja” justo en el momento de un
rebote genuino.

Por último, es importante que sepas que comprar y vender acciones no


es una ciencia exacta y estas teorías funcionan mejor con unas acciones
que con otras.

Ahora sabés bien cuándo comprar una acción “en baja”. Nunca uses tu intuición.
Los mejores traders nunca lo hacen. Si seguís bien estas reglas, lograrás reducir la
cantidad de operaciones que te hagan perder dinero e incrementarás tus
posibilidades de salir ganando con cada operación.
REGLA NÚMERO 2: Tres personas a quienes no debes confiar

(La horrible verdad sobre el trading)

Si deseás que alguien te asesore con tus inversiones, existe un sinfín de gurúes que
dicen ser los mejores para ofrecerte un buen panorama bursátil y que siempre te
harán ganar dinero. Gracias a Internet, podés encontrar sitios especializados,
fórums, medios financieros, lleno de personas listas para arrojar su ayuda y operar
con tu dinero.

Lamentablemente, obtener consejos de estos “profesionales”, no es nada


recomendado y siempre debés pensar dos veces antes de presionar el botón.

Entonces, tras haberte dicho esto, te presentamos la segunda regla: no confíes en


nadie.

Nadie tiene mayor interés en que te vaya bien que vos mismo. Por esto mismo no
podés escuchar a nadie…¡incluyéndonos a nosotros! Si nuestras mujeres no nos
escuchan, por qué debemos recomendarte que nos prestes atención. Te lo decimos
en serio. Debés leer y escuchar todo con mucho escepticismo.

Ahora te vamos a presentar tres grupos que están aprovechando de tu buena


voluntad e intención de operar. Debés evitarlos a toda costa.

Aquí están presentados en ningún orden en particular:

1. Los medios financieros especializados

No hay nada mejor que un reportero financiero especializado para hacer dinero
seguro y rápido. Solo tenés que hacer lo opuesto a lo que te recomiendan.

No nos malinterpretes, existen excelentes expertos financieros trabajando para


los medios, pero los reporteros, cuyo principal trabajo es explicarte las razones
por qué el mercado subió o bajo durante una jornada en particular, no tienen idea
cuales son los motores que realmente mueven los mercados.

Pensá lo siguiente. Cuando una noticia de último momento que pueda afectar la
cotización de una acción en particular llegó a las redacciones, lo más probable que
ya sea demasiado tarde para beneficiarse con el evento en particular. Además, los
reporteros no saben analizar las tendencias bursátiles como te expliqué en la regla
número 1.

Si no nos creés, mirá este conjunto de gráficos correspondientes a la cotización del


petróleo expresado por los mayores medios de Wall Street.

¿Ves? No tienen idea. Si los títulos traerán lectores y ratings, lo publicarán.

2. Los analistas

Si, leíste bien. Los analistas, aquellas personas que recomiendan comprar,
mantener o vender acciones, no te van a ayudar a hacer una buena inversión. ¿Por
qué?

Porque las recomendaciones de los analistas no importan para nada,


especialmente cuando cubren empresas gigantescas con una cantidad industrial
de otros analistas recomendándote lo opuesto. Los analistas tienen tan solo tres
objetivos: no alejarse del promedio, no hacer ninguna recomendación
extraordinaria y no nadar contra la corriente. Si arriesgan mucho, pueden perder
sus trabajos.

Considerá lo siguiente: si una acción muy cotizada de una empresa muy popular
comienza a caer, enseguida salen todos los analistas intentando justificar sus
recomendaciones de “compra”. Ignóralos. Están intentando no perder su
reputación y lo más probable que la acción siga cayendo y pierdas el tren por
escucharlos.
3. Los administradores de fondos

Los administradores de fondos de inversión se definen como aquellos que


intentan generar ganancias para sus clientes por encima del promedio ofrecido
por el índice bursátil S&P 500.

Según el gigante financiero Bank of America Merrill Lynch, menos del 20% de
estos administradores lograron su cometido en 2014. ” Se han escrito muchas
notas explicando los motivos detrás de tan colosal decepción”, explicó Chris Mayer
de Agora Financial. “Realmente no me interesa porque creo que todos están
adivinando”.

¡Correcto!

Por esto mismo nunca, nunca pero nunca, tenés que comprar una acción solo
porque un administrador de un importante fondo te lo dice por TV. Muchas veces,
el administrador habla maravillas sobre una empresa porque seguro que forma
parte de su portafolio y necesita que suba.

No podemos hacer más hincapié en esta afirmación: los administradores solo


desean su éxito y lo harán a toda costa. Invertir es una guerra y hay “fuerzas” que
desean tu cuenta de inversión. Debés mantener tu cabeza bien alta y no darle un
centavo a esta gente.

REGLA NÚMERO 3: Adoptá la mentalidad de un trader

(La cifra más importante a la que debés prestar atención)

Querés ganar dinero haciendo trading. Está bien, pero antes de invertir un solo
peso en una acción, hay algo que debés entender.

El mercado bursátil no se preocupa por vos ni por qué tipo de diploma académico
tenés. No le importa cuántos años de experiencia bursátil tengas o qué tipo de
sofisticadas técnicas para operar utilizás.
¿Entendés? Porque si querés triunfar haciendo trading, debés tener esta
mentalidad. Tenés que olvidarte de tus presentimientos, ideas y emociones. En
una palabra, necesitás “la mentalidad de un trader”.

Si comenzás a hacer trading con la mentalidad de un trader, inmediatamente


reducirás tus pérdidas a la mitad, e incrementarás tu rendimiento mucho más de
lo que jamás te lo hubieses imaginado.

Lo único que tendrás que hacer es aprender estas tres reglas irrompibles del
trading. Seguí meticulosamente estas reglas y rápidamente estarás en condiciones
para tener éxito. No importa si operás cada día o dos veces por mes. Tené estas
reglas presentes y el mercado te recompensará.

1. El precio reina

Los movimientos en las cotizaciones de una acción, te enseñan todo lo que debés
saber sobre los mercados. Las noticias financieras, rumores, recomendaciones,
todo.

El minuto que desviás tu análisis de entender cómo reacciona una acción ante
ciertos eventos, el mercado te comerá todas tus ganancias. Siempre tenés que
obedecer las señales que te envía el mercado, aun cuando estas son contrarias al
sentido común.

Asumí que los mercados sufrirán una corrección (caída) en la primavera porque
las valuaciones están demasiado caras. Si confiás en tu análisis y el mercado
comienza a moverse contra tus expectativas, encontrarás muchos problemas. En
vez de obedecer las señales que te manda el mercado, insistís que tu análisis es el
correcto y pronto las cotizaciones se despertarán y probarán que teñías razón. Si
optás por tomar esta actitud, podés despedirte de tu cartera de inversiones.

Nueve de cada diez veces, la necesidad de probar que no te equivocaste, terminará


costándote mucho dinero. El movimiento histórico de una acción, es tu juez, tu
juzgado y, si desobedecés las reglas, tu ejecutor. Si el mercado te está diciendo que
tu análisis es incorrecto, vendé tu inversión y comenzá con la siguiente. Acordate
que es mejor admitir que estás equivocado y perder un poco de dinero, que insistir
con una técnica incorrecta y perder mucho dinero.

Como te dijimos, al mercado no le importa qué pensás. Solo está interesado por
saber cuánto pagás por una acción, por cuánto la vendés. Nunca te olvides de esto.
2. No te entusiasmes con acciones populares

Dejá las emociones en la puerta. Siempre.

Muchas veces, una acción que forme parte de tu cartera, seguramente tendrá un
muy buen día a raíz de un anuncio sobre sus utilidades u otro evento que afecte
positivamente su cotización.

No hagas caso a este salto en la cotización. No debés subirte al tren cuando su


cotización sube mucho y muy rápido.

No te podés imaginar la cantidad de problemas que trae una acción que salta
repentinamente y se aleja de sus promedios operados. No puedo pensar de
ninguna otra manera de sabotear tu cartera de inversiones que sumarse a la
euforia popular de una cotización en alza.

Tenés que ser selectivo, paciente y, sobretodo, disciplinado. Estas son las claves
que van a liberar todo tu potencial para ser un buen trader. Desarrollalos y tendrás
éxito.

Si tenés una acción que ha subido exponencialmente en poco tiempo, esto es lo


que debés hacer: ponela en tu lista de acciones a seguir y comprala cuando baje y
encuentre un precio estable.

3. No dejes que una operación se transforme en una inversión

Esta es otra regla poco utilizada pero muy exitosa si se aplica.

Nunca compres una acción sin antes haber definido tu meta para cada acción.
Dividí las acciones que estás siguiendo en dos grupos: aquellas que mantendrás
por un corto plazo y aquellas que mantendrás durante un tiempo prolongado.

Una acción que mantendrás durante poco tiempo, no debe formar parte de tu
cartera por más de un mes. Por lo contrario, aquellas acciones que deseás tenerlas
en tu cartera aun cuando el mercado bursátil pase por períodos muy delicados.

Si tenés definido cuáles son tus metas, habrás evitado convertir un acción de corto
plazo en una acción que deseás mantenerla en el largo plazo. Las operaciones en
estos dos grupos, poseen diferentes reglas de trading. Por ejemplo, el stop-loss es
diferente.
Con acciones de largo plazo, serás más propenso a aguantar mucha volatilidad en
la cotización que si invertís en acciones de corto plazo. Con estas últimas, no tenés
el tiempo para esperar que los precios se recuperen tras una caída. Deberás salir
antes, en menos de un mes. Con acciones de largo plazo, tendrás más posibilidades
de flexibilizar tu stop-loss.

Esta es la frase que debés memorizar:

“Nunca dejes que una inversión a corto plazo se convierta en un desastre a largo
plazo. Si no funcionó, asumí tus pérdidas y salí de la acción”.

Como dijo el legendario trader Jesse Livermore, “asumí tus pérdidas rápido sin
dudar. No pierdas tiempo. Cuando una acción perfora el stop-loss, vendela
inmediatamente”.

Si mirás tu última operación desastrosa que hiciste, puedo garantizarte que la


compraste por entusiasmo y no por analizarla meticulosamente. Una vez que
comenzó a caer, decidiste mantenerla para ver si regresaba a terreno positivo pero
se convirtió en un desastre.

REGLA NÚMERO 4: Aprovechá el caos de los mercados

(Aprendé como operar y ahorrar tus inversiones)

Entonces querés ser un trader exitoso.

Primero debés aprovechar el caos que ofrecen los mercados de vez en cuando,
incluyendo aprender análisis técnicos comprender cómo operan. Pero no te
preocupes, no es ni remotamente tan complicado como suena. Ya verás en un
minuto cuando te enseñe a entenderlos. Te garantizo que aprender estos análisis,
te harán un mejor trader. Es decir, podrás evitar cometer errores que otros traders
cometen todos los días y así, harás más dinero.

Comprendemos que muchas personas se asustan cuando escuchan hablar de los


análisis técnicos, porque parece demasiado complicado para una persona común
y corriente. Otros creen que hace falta un doctorado o título académico avanzado
hasta llegan a pensar que el análisis técnico no ayuda para nada. Se equivocan.

Si te considerás un inversor que religiosamente analiza los balances de las


empresas y no cree en el análisis técnico de los mercados, te demostraremos como
podés incorporarlo en tu evaluación de los llamados fundamentals de una
empresa.

No te preocupes, mezclar el análisis técnico con los fundamentals es muy fácil y


útil y te garantizo que, una vez que lo aprendas, verás cómo tus ganancias se
multiplican. También te sentirás mucho más confidente en tu elección de
inversiones puntuales cuando aprendas a usar el análisis técnico.

Para ayudarte a empezar, preparamos tres ideas que podés utilizar para que
utilices en tu próximo trade. Estos tres consejos solo demandarán 5 minutos para
implementar.

1. Identificar trampas técnicas

A todos nos gusta una buena oferta. Por esto mismo no es sorpresa que los
inversores amen empresas cuyas cotizaciones esté baratas en relación con sus
utilidades, ventas o capitalización. Al fin y al cabo, por qué no comprar una acción
que esté barata y mantenerla hasta que esté cara para después venderla.

En teoría, pareciera ser un plan blindado y perfecto, pero como te podrás


imaginar, las realidades de los mercados muy fácilmente pueden descarrilar tus
planes de inversión. En vez de comprar una acción barata, debés intentar excluir
aquellos nombres que puedan traerte pesadillas.

Te explicamos cómo se hace.

Primero, no compres acciones que se encuentren en su nivel más bajo de los


últimos doce meses (52 semanas aproximadamente). Comprendo que es tentador
ya que la acción está muy barata y que el sentimiento entre expertos es que la
cotización no seguirá cayendo.

Pero lo más probable es que siga cayendo. Solo porque una acción haya
encontrado un nuevo mínimo, no necesariamente significa que rebotará. Las
acciones se mueven con tendencias, arriba, abajo o a los costados. Si una acción
está en baja, debés asumir que seguirá bajando hasta que el precio te muestre lo
contrario. Respetá las reglas: aprendé cuando comprar una acción “en baja”.

Asumamos ahora que ya has hecho tu análisis inicial. Te gusta una empresa.
Pensás que sus acciones están baratas pero la cotización está atascada en una
tendencia negativa. En vez de comprarla, ponela en tu lista de acciones a revisar
periódicamente y solo cuando pienses que ha tocado su verdadero piso, recién ahí
podrás evaluar tu plan de ingreso y compra (te enseñaremos cómo hacer esto más
adelante).

2. Comprar “ soporte”

Cuando no estás comprando acciones baratas, te encontrarás con cotizaciones que


comienzan su senda ascendente. Esto es, la acción está coqueteando cada día o
semana con “nuevos altos” o “nuevos bajos más altos”.

En el caso de acciones que se encuentren con una tendencia alcista, deberás


encontrar el punto exacto para entrar y comprar el “soporte”. Para encontrar el
soporte, deberás dibujar las tendencias.

Veamos un ejemplo:

En este gráfico dibujamos una simple línea que refleja la tendencia de la acción.
Las flechas indican dónde exactamente deberás ingresar y comprar la acción. No
hace falta ser preciso, solamente encontrá el precio soporte aproximado. No hace
falta un doctorado para dibujar la línea y encontrar el soporte. Solo tenés que
saber que no debés comprar una acción cuando perfore está línea de tendencia.

3. Vender ”resistencia”
De la misma manera que querés comprar tus inversiones al mejor precio posible,
lo mismo ocurre al buscar el punto exacto para vender. Afortunadamente, el
análisis técnico también te ayudará a encontrar este punto y qué acciones están
por llegar a un nivel donde pueden cambiar su tendencia.

Aquí está el mismo gráfico pero esta vez dibujamos diferentes referencias.

Trazando la llamada “línea de resistencia” por encima de los puntos de inflexión,


podrás ver donde la cotización pierde fuerza y comienza una nueva tendencia
negativa. No es necesario salir o vender exactamente en el punto marcado. Solo
tenés que utilizar el gráfico para vender tus inversiones en el vecindario de una
tendencia negativa.

Seas un nuevo inversor o un experimentado trader, estas dos reglas te ayudarán a


generar mucho dinero.

REGLA NÚMERO 5: No elijas acciones con tendencia negativa

(El error que está comiendo tus inversiones)

Seguramente, estás cometiendo un error que terminará erosionando tus


ganancias este año.

Seguís comprando acciones cuya cotización tiene una tendencia negativa.


Si, así de simple y si dejaras de comprar acciones en plena baja, harías algo de
dinero. Seguro que estás comprando una acción convencido que está a punto de
rebotar. No hay otro motivo por comprar una acción en baja. El problema es que
no siempre la acción sufre un rebote y muchas veces continúa su camino
descendiente.

¿Entonces cómo hacemos para identificar una acción que está a punto de rebotar?

Hoy te vamos a enseñar dos trucos para identificar estas acciones justo cuando
están a punto de crecer. También te vamos a mostrar dos ejemplos de la vida real
que te garantizan ganancias y si aplicás estas reglas, habrás encontrado una
herramienta para identificar un rebote.

Ya sabemos que es tentador comprar una acción popular que esté barata creyendo
que está a punto de retomar su tendencia alcista. Pero debés entender que no
siempre ocurre lo deseado y muchas veces tarda más tiempo de lo esperado para
comenzar a generar ganancias. Una acción debe primero encontrar su piso real
antes de retomar su tendencia alcista.

A continuación detallamos estos dos trucos para que identifiques correctamente


las tendencias.

1. Doble piso

El nombre de este truco lo explica todo. Acciones que han tocado dos veces su
mínimo, también son acciones que deben haber encontrado su resistencia cerca
de los pisos.

Mirá el gráfico.
Esta acción sufrió una tremenda caída pero ha encontrado su soporte en los $17 y
su resistencia en los $20. Asumo que comprarás la acción si el precio perfora la
resistencia (línea intermitente). No esperes que la acción suba arriba de los $20
para comprar.

2. Piso ovalado

Un piso ovalado ocurre cuando una acción lentamente comienza a crecer después
de una caída prolongada. Los vendedores están cansados de vender y los
compradores tímidamente comienzan a probar la solidez de la acción, trayéndola
a la vida.

Es un concepto similar al doble piso que acabo de explicar, con la única diferencia
que, en este caso, es un proceso más largo y menos marcado.

Aquí mostramos un ejemplo.


Nuevamente, estás buscando una acción que venga de una prolongada caída. Mirá
la forma semi-ovalada del dibujo que refleja un posible comienzo de un rebote. De
todos modos, esta acción aún tiene mucho que mostrar antes de confirmar que
comenzará una tendencia alcista, pero está en el camino correcto.

¿Ves la gran caída que tuvo en junio? Te recomendamos que esperes hasta que la
cotización regrese a estos niveles antes de considerar comprarla. No hay que
adivinar. Esto es así.

La próxima vez que pienses comprar barato, pensá dos veces. En vez de comprar
una acción cuya cotización este en caída libre, podés utilizar estas herramientas y
estimar bien tus operaciones para entrar en el momento adecuado.

Tu cartera te lo agradecerá.

Feliz trading.

Equipo de Mercado en 5 Minutos PRO

El objetivo del presente es brindar a su destinatario información general, y no constituye, de ningún modo,
oferta, invitación o recomendación de Inversor Global para la compra o venta de los valores negociables
y/o de los instrumentos financieros mencionados en él. El informe no tiene por objeto proveer los
fundamentos para la realización de ninguna evaluación crediticia o de otro tipo. El destinatario del informe
deberá evaluar por sí mismo la conveniencia de la inversión en los valores negociables y/o instrumentos
financieros mencionados en este informe y deberá basarse en la investigación personal que dicho inversor
considere pertinente realizar. El presente no debe ser considerado un prospecto de emisión u oferta
pública. Algunos de los valores negociables y/o instrumentos financieros bajo análisis pueden no estar
autorizados a ser ofrecidos públicamente en Argentina.

Para ver los términos y condiciones de nuestro servicio haga clic aquí.