Está en la página 1de 15

No ha evidencia de que la Dicotomía fuera la mitad de una antino~ia, aunq~e

esto n~ es decisivo; el interés particular de Aristóteles sobre la paradoja lo habna


conducido a no tener en cuenta la otra parte.
19
El hecho de que en mecánica relativista un obje~~ en .m?~imiento se ~coge es
.amente irrelevante dentro de una interpretaclon hlstonca de los ar"umentos
ob VI .
de Zenón.
20
Para otra reconstrucción del argumento, que no utilizaestas premisas, ver Vl~sto~,
O., "A Note on Zeno's Arrow", en Furley, D. 1. and R. E Al1en (eds.), Studzes zn
Presocratic Philosophy, vol 11, London, 1975, pp. 3...18.

21
A pesar de que la defmición matemática usu.al requiere que t sea uno de los puntos
extremos del intervalo, esta fórmula es eqUIvalente.
Para la historia de estas interpretaciones de Zenón, ver' en espec~al Tann~~d:"
22
ob. cit.; Comford, F., ob. cit;Raven 1., Pythagoreans and Eleatzcs, ~am n "e, JEANSALEM, "LA FÍSICA DE DEMÓCRITO"'"
1948 y Owen, O., arto cit.; y las críticas contenidas en las obras mencionadas en
Bames, J., oh. cit., 617 n.5 y 618 n.6. Traducido del francés por Alberto E. Ah-are:
23
Presenté versiones de este capítulo en la Universidad de Texas en A~stin. ~a ~~r-
sión fmal se ha enriquecido con la viva discusión que en ambas ocasloneSbs~gulO al
., .' ..' d' Jun' . Booen y"Sandy Gra lner,e 1. El átomo, elemento y principio de todo lo que existe
la conferencia, Y tamblen con los comentarlOS' e. ='. .... '.. ,.
último de los cuales fue de una ayuda incalculable en cuestlO~es matematlcas. For.ma, orden, posición: los átomos y los compuestos

Podrían resumirse como sigue las tesis fundamentales de la física materialista


de Demócrito, escribía Franz Mehring, a principios de este siglo: "nada proviene de la
nada; nada de lo que existe puede destruirse; todo cambio no es más que la reunión o
la separación de elementos. Nada se produce por azar, todo se produce por lH1J razón
y necesariamente. Nada existe excepto los átomos yel espacio vacío: todo k~ d;.~!n:::-- eS
opinión. Los átomos son infmitos en número y de una infinita diversidad d~ fonnas.
[...] Innumerables mundos se forman y desaparecen, coexisten o se suceden. L~t Ji\er ..
sidad de todas las cosas proviene de las diferencias de número. VOlUtllcn. t't',rnl~l :
organización de sus átomos"'. Es una metáfora excelente y extaordinarianit:nt(l ~ti(a¿
para quien quiere "visualizar" el universo tal como un atomista se lo 'r~prcst:nta~: asi
como las letras, "por el solo cambio del orden~~, me permiten conlponer un poenla en
el cual figuran una multitud de palabras de diferente sentido y sonido. ""los tnismos
átomos que forman el cielo, el mar, la tierra, los ríos, el sol, fomlan tanlbién. C0f110 dirá
Lucrecio, los cultivos, los árboles, los seres vivos"}. Ahora bien~ respecto d~ Lcucipo
y Demócrito, un conocido pasaje de la Metafisiea de Aristóteles (l '-+. 98~b~) refiere
que estos filósofos consideraron las ;'diferencias~~ como "causas de las utras cosas.
Estas diferencias~ decían ellos, en verdad, son tres"4:

LCl:lUrns ... 55
54 ..Ficha de Cátedra-
epicúreo Lucrecio, "gracias a un ligero desplazamiento de letras nosotros indicamos
_ forma (schema, que 1. P. Dumont traduce, por su parte, por "figura") con sonidos diferentes 'ígneo~ y 'lígneo"'15.
- orden (táxis)
- posición (thésis)5
Atomos idéa: sobre el abuso de las palabras en la historia de las ideas
"Es así, continúa Aristóteles, que A se distingue de N por la forma, AN de NA
por el orden, 1[H acostada]6de H por la posición". Además, aclara, Leucipo y Demócrito , Lo.s crític.os n~ han dejado de sentirse muy intrigados por el hecho de que,
empleaban con toda precisión las palabras: rhysmós (para schéma, i. e.: "forma"), segun varIOStestunonlos convergentes, "Demócrito llamaba ideas (idéas) a los princi-
diathigé (para táxis, i. e.: "orden") y tropé (para thésis, i. e.: "posición")'. Sin llegar a pios"16.Plutarco confrrma que según el punto de vista del abderita "todo es átomos a
sostener, como lo ha hecho G. A. Ferrari, que el "modelo" que se impone en el imagi- los que denomina también ideas, y no existe otra cosa (eínai de pánta tas atómo~s
nario atomista deriva necesariamente de una suerte de interpretación gráfica de lo idéas hyp 'autoú kalouménas, héteron de medén): porque es imposible que haya aene-
real', se puede considerar que el hombre común es aquí, precisamente, quien tal como ración a partir de lo que no es, así como lo que es no puede volverse nada"l'. Sim;licio
el analfabeto descrito por Polibi09, no puede creer que la textura aparentemente fluida y Aec,io, al tratar respectivamente sobre la cosmogonía y sobre la psicología de
y continua de lo sensible se resuelva en unidades discretas y radicalmente heterogéneas. Demócrito, recurren ambos a esta misma denominación: uno evoca, al principi~ de la
El hombre de sentido común es precisamente el que ignora que construcciones de una formación de un mundo, "un torbellino de toda clase de idéas" (dinon... pantoíon
complejidad inaudita pueden analizarse como uno de esos conjuntos de piedras ideán) que se separa del universo (apo toú pantos apokrithénai)18; el otro señala que
encastradas que los griegos articulaban con la ayuda de ganchos y que tenían precisa- "el alma es un compuesto ígneo formado de elementos visibles por la razón, cuyas
mente la forma de una H o de una N10• idéas son esféricas y su potencia ígnea". Notemos que Aecio añade inmediatamente:
Se ha observado, ciertamente, que el testimonio de Aristóteles no está exento "en otros términos, [el alma, es decir, el conjunto de "ideas" esféricas incluidas en un
de asimetría en cuanto a las "diferencias" ("forma", "orden" y "posición") que presen- organismo viviente] es corpórea" 19. Hesiquio (¿siglo V?), en su Léxico, caracteriza
ta casi alusivamente: "sólo la 'forma', señala en ese sentido H. Wismann, es suscepti- iguahnente la idéa como el cuerpo más pequeño (to eláchiston sóma)20.Finalmente,
ble de ser considerada como una propiedad intrínseca del átomo [individual], mientras hay que señalar que un tratado democríteo titulado Peri ideón (= Sobre las Formas o
. que el 'orden' y la 'posición' suponen ya una relación, un vínculo con el medio donde Sobre las "Ideas "), aparece mencionado por Sexto en su Adversus mathemaricos.
evolucionan otros átomos"ll. Aecio asegura, después de todo, que según Demócrito, prolfablementeforma una única obra junto con el libro Sobre las diferentes forma;
los átomos no poseen más que dos atributos "tamaño y forma" (mégethos te kai atómicas que figura en el catálogo de Trasil021 •
schémay2, pero que son las cosas formadas a partir de los elementos primeros las que Idéa, según Alfieri, designaría el átomo en tanto que realidad visible. "Visi-
"presentan diferencias mutuas según la posición, el orden y la forma"13.Pero esto de ble", va de suyo, pero, se cuidaba de agregar este autor, "solamente para la visión del
ningún modo nos autoriza -¡lejos de ello!- a establecer una distinción (cuyos avatares intelecto"22.Es verdad que, según Sexto, -y sobre esto volveremos en detalle- los dis-
contemporáneos estudiaremos más adelante) entre dos categorías de átomos: los áto- cípulos de Demócrito "suponían", en cierto sentido, que sólo lo que es inteliaible es
H

mos como "principios", simples esquemas que proceden solo del entendimiento, y los . d.....
ver d.adero "23 . Pero.rz:r . . a emplear
a nos autonza .' expreSiones equívocas, y a decir
. o que a
átomos como "elementos", los únicos que serían susceptibles de diferenciarse física- 24
partir de formas ViSiblessólo por el intelect0 "se genera lo concreto sensible", ni a
mente y, por lo tanto, de agregarse con otros átomos para formar cuerpos compuestos, hablar tampoco de "la idealidad de lo sensible" en la física de DemócrÍto25. Siempre
Al contrario, parece resultar claramente que, una vez dados los átomos con formas según la interpretación de Alfieri rhysfilós26 (término formado a partir del vocablo
netamente individualizadas, pueden luego ensamblarse según combinaciones muy di- r~éo. q~~ en griego significa "fluir"2', pero que puede designar también, en el Corpus
versas; y que la apariencia de los conjuntos surgidos de esas combinaciones varía hlpocratlco, la forma ... de un calzado de plomo destinado a corregir una malfonna ...
según el ordenamiento Yla forma de los elementos que se encuentran temporariamente ciónen el pie28) calificaría, a diferencia de idéa al átomo en tanto que se encuentra en
J

agrupados en ellas. Un mismo agregado podrá entonces "ofrecer un aspecto fenoménico movimient? Este término señalaría, en particular, "la 'adaptabilidad', la 'capacidad
totalmente diferente nada más que por una sola transmutación (kai hólos héteron de agregaCIón'" del átomo, es decir, "su aptitud claramente detenninada a asociarse
phaínesthai henos metakinethéntos): pues, después de todo, son las letras del mismo con otros áton10s, la cual es función de su forma, según que esta sea ganchuda curva.
alfabeto las que componen 'tragedia' y 'comedia"'14. Del mismo modo, señalará el angulosa, etc."29.Para decirlo a la manera de E. Benveniste, esta palabra haría ;eferen~

Lecturas ... 57
56 ..Ficha de Cátedra ..
Si Leucipo y Demócrito emplearon expresiones tan diversas a fin de denomi-
cia. en suma. a "una manera particular de fluir"30. También otros prestan la mayor nar a los.átomos (eídea. schémata, idéai, ph);seis. nastá, átoma, etc.), escribía sobría~
ate~ción a ci~rtas consideraciones de esta naturaleza, todas exclusivamente lexicales, mente DI~ls, es porque no sintieron la necesidad de definir el concepto de una vez por
y especialmente argumentan, basándose en el hecho de que este mismo término, todas38• Sm tomar e~.cuen~ la sospecha de imprecisión que implícitamente parece
rhysmós, aparece en un pasaje de Heródoto cuando describe la transformación del contene~ tal.declaraclOn, Luna opta, por su parte, por una interpretación cuya sencillez
alfabeto fenicio en el alfabeto grieg031:del mismo modo habría que interpretar aquí y.d~sP.oJamlento ~os parecen .ej~mplares: "dado que la forma era uno de los rasgos
que el átomo se caracteriza esencialmente (como la letra de un alfabeto) por un "trazo dlstmtlvos de los atamos -se 1Jrmtaa señalar- Demócrito los llamaba a veces simple-
dinámico" singular32,por una forma que, se nos dice, surgiría de su movimiento mis- ~en t e ,~lormas,"d'1 eaz"'39 . P ara apoyar esta lectura y confirmar que eran vanas las ilu-
sl~nes.r~trospectivas que en ocasiones se intentaron justificar por la presencia deltér-
m033.
Considerando lo anterior, es posible preguntar si distinciones tan sutiles no mIno zdea en los fragmentos de Demócrito, habrá que recordar que este mismo voca-
acaban, muy frecuentemente, por desfigurar los mismos textos que deberían explicar. blo aparece en numerosos presocráticos (y ya en la Ilíada de Homero40)en contextos
¿Quién recuerda, por lo demás, y quién, entre los historiadores del epicureísmo, tiene en los.que designa -y esto sin ninguna sombra de duda-laforma en su acepción más
presente en nuestros días, aunque sea mínimamente, la oscura distinción elaborada materIal.
hace tiempo por Schaubach entre los átomos como principios (cf. Epístola a Heródoto, ~sí: .cuando Jenófanes (circa 570-480 a. C.), denunciando el antropomorfismo
parag.41: átomoi archaí) y los átomos como elementos (cf. Epístola a Pitocles, parag. de ~are1Jglon popular, había manifestado que si los bueyes, los caballos y los leones
86: átoma stoicheía)? Según este comentador de Epicuro, los átomos del primer tipo, tuVIesen manos y supieran dibujar,
cognoscibles por el entendimiento, no ocuparían espacio alguno; sólo los segundos,
"nacidos de los primeros", estarían provistos de peso, figura y tamaño. Marx, quien Los caballos forjarían dioses equinos,
consideró importante esta distinción, la retomó también en parte, a su manera, para y los bueyes darían a los dioses forma bovina:
condenar mejor a... Demócrito, quien, por su parte, nunca habría visto en el átomo más ~ada uno dibujaría para su dios la apariencia (idéas)
que un "stoicheíon", "un sustrato material", un elemento,: dicho de otro modo, un imitando la marcha y el cuerpo de cada uno,
vulgar ladrillo elemental que se une con otros ladrillos para formar los cuerpos com-
41
puestos34.El repaso de tales "modas" de interpretación, de las cuales los estudios sobre evidentemente, empleó el término idéa para designar la silueta de los seres divinos .
Epicuro no hacen después ninguna mención, debería advertimos respecto de los I En ~uanto a Protágoras, que fue contemporáneo de Demócrito, había provocado el
"desdoblamientos" que se ha hecho sufrir, muy conscientemente, en nuestros días, al e~candalo declarando al principio de su tratado Sobre los dioses: "en cuanto a los
concepto democríteo de átomo. d~oses, yo no puedo saber ni si existen, ni si no existen ni qué forma tienen"42;ahora
Notemos, fmalmente, que estos desdoblamientos proporcionan inevitablemen- bIen, es la misma palabra, idéa, la que se emplea en este contexto. En su física
te a sus múltiples promotores la ocasión de realiZar una lectura de tipo hegeliano, la Anaxágoras, por su parte, había considerado que "muchas cosas de diferentes clase~
cual apuntaba a descubrir de cualquier manera posible en el "principio atomístico" de se ~ncuentr~ en todos l~s compuestos, las cuales son simientes de todas las cosas (kai
los antiguos un "idealismo en el sentido superior del término" antes que un materialis- spermata p~nto~ ~hr.ematon) ~ enc,ierran las diferentes clases deformas, de colores y
m03S• Asimismo, antes de seguir los caminos que sugiere esta historia de las ideas de sab~res (kaz ldea~ pantOlas echonta kai chroías kai hedonásj4l. Diógenes de
totalmente redactada enfuturo anterior, y de hacer pasar a Demócrito por una especie Apol~nI~ se refiere eVIdentemente a la forma en el sentido estrictamente morfológico
de profeta platónico "en apariencia", se podría considerar, a la inversa, que los áto- del.term.mo (es decir, la "conformación"), cuando afirma que los animales no se ;se-
44
mos-idea han sido, en Platón, separados del devenir, y precisamente de ese ser del no meJan nI p~r I.aforma (oúte idéan), ni por el modo de vida, ni por la inteligencia ...•• .
36
ser que es el espacio, el vacío, la chóra de la que nos habla el Timeo .Se tendría De ~odo sumlar, en el Corpus hipocrático, eídos e idéa nunca designan, como nota
derecho a afirmar, en consecuencia, que en verdad es en él, en Platón (¡y no en el L~U1sB~ur~ey, la estructura íntima de una cosa o su arquetipo inmaterial, "sino que el
abderita!), que se ha operado una "duplicación" de los átomoi idéai democríteos, por- ~TlmertermInOex~resa pref~rentemente la manera de ser y el segundo el aspecto exte-
45
que, por así decir, "una parte de ellos se separa del ser del no ser para constituir la Tlorde I~scosas, SIendopOSIble,por lo demás, que los dos sentidos se superpongan •
'materia''', mientras que "la otra parte sirve para constituir el mundo inteligible de las 46
De ~aml~ma manera, en el tratado Sobre la naturaleza del hombre ,la palabra idéa
esencias37. deSIgnara la "apariencia" o el "aspecto" que puede asumir una sustancia: "yo tenía

Lecturas ... 59
58 -Ficha de Cátedra ..
i do la pequeñez podría ser la causa de la indivisibilidad del átomo61• Hay que cret
.
acerca de la flen1a a mis
1 'ma opinión que sobre la bilis: que hay varias especies de ella"
. 41 '1' ., d L I entonces, según estos autores, que Simplicio habría hablado abusivamente de "pequf
ñez", y que lo esencial de la argumentación de los abderitas reposaba, en este cas(
(z
.
'de'as.pollás \ afirma el redactor de las Ajeccio."nes int.ernas , y Fl Ist.lon¡ e 0~ro)4~'
. 'j, " .'
célebre médico siciliano (quIen, segun Wellman, msprro e a.
, 1tr tado Sobre e corazon
d"
,.. b ue el cuerpo está compuesto por los cuatro elementos tra IClona e ,
ensena . a q
1 s que éi i sobre el hecho de que los átomos "notienen partes62• Epicuro, continúa Simplicio~ "n
piensa que [los átomos] carecen de partes", pero dice que "son indivisibles en razón d
. t. 'd' '49,"Especie" "forma" . "e 1emento ".. en su roa . , parece su impasibilidad"63, Tras las repetidas críticas de Aristóteles a la teoría de Leucipo
denommaba preclsamen e Il eaz , " .' 1
) . Demócrito se haya servido de una polisemia tan rica para aplicar a os Demócrito, Epicuro, siempre según el mismo texto, "habría abandonado la idea d
natura que, "ft d 50
,t .os de los que trataba su física una palabra de varIos sIgnl Ica 0,5 . que los átomos carecen de partes atendiendo a las objeciones de Aristóteles"64. Paree
a om Era necesario creemos, el repaso de estas cuestiones filológIcas porque ~lgu- entonces que los átomos de Demócrito fueron concebidos como magnitudes indivisible:
'. .. "51 'no que constItuye y esto tanto desde un punto de vista matemático como simplemente físico. No es neCt
"no.s no han dudado en sostener que "el átomo n~ es ~n ~u~ty0 , SI " .'
más bien una "proyección intuitiva de la reahdad mdlvlslble de lo uno, es dec~, sario imaginar, como hace tiempo lo hizo Luria, que Demócrito habría distinguido de
d' h de otra manera, ..."una idea", en el sentido en adelante usual de l~ ~alabra . clases de átomos: de un lado, "átomos" físicamente indivisibles a causa de su solide;
IC o . dI" d" 1át mo de Democrlto debe- y del otro, amerés, sin partes, indivisibles éstos desde el punto de vista matemátic(
"Una .especie de sustracción operad. a a part.rr. .e a .na a , e o. d 1
p le "avatar e
ría pensarse, según la interpretación de Hemz Wlsmann, como un"sun r
. 1" siendo los primeros, los que constituyen la realidad física, susceptibles de descompe
vacío": y el resultado de tal análisis terminaría, como es natural por desmatena ¡zar o nerse en átomos del segundo género o indivisibles matemáticos65• Todo parece indic(
que el ténnino "sin partes" (amerés) fue realmente, en Demócrito, sinónimo de "áte
(sic) 53.
mo" (átomos) o de "cuerpo primordial'~ (próton sóma)66. Por lo demás, la cuestión n
es tanto saber si Demócrito creyó o no que fuese posible describir, en el interior d(
...
( ]
átomo que se puede visualizar mentalmente, sectores, uno derecho, otro izquierdo, u
2. Indivisibilidad, impasibilidad Ytamaño de los átomos área más o menos extensa, es decir, en una palabra, diferentes partes concebibles pal
la imaginación. Se trata, más bien, de preguntarse si el abderita ha concedido algú
En cuanto a las razones que los atomistas daban acerca de la indivisibilidad de valor funcional, en su física, o incluso en su geometría, a estas diferen'ciacioné
. . .' na sino dos líneas de topológicas que son, innegablemente, legítimas67. Ahora bien, es esto, prec,isament(
los átomos, los textos de que disponemos proporcionan no u .' , . "
argumentación aloa diferentes: "los filósofos de la escuela de Leuclpo?, de Democnto .' 10 que ningún texto nos pennite afIrmar. l'

escribe Simplici;' estimaban que los átomos son "~pasibI7,s debIdo a su car~cter Retornando a la admitida pequeñez de los átomos, hay una declaración singt
pleno y exento de vacío"54. En Demócrito "todo es atom.~s , decl.ara en el mIsmo lar (que encontramos en Aecio) según la cual habría sido "posible", según Demócrit(
sentido Plutarco: en efecto, "es imposible que haya generaClOn a partlf de lo que ~~ es, "que existiera un átomo del tamaño de un mundo"68. El obispo Dionisio de Alejandn
así como lo que es no puede volverse nada"; ahora bien, "los átom,os son ta~ so.hd~s (siglo 111) se hizo eco de esta tradición y manifestó, según Eusebio, que Epicuro
que no pueden cambiar, ni alterarse, ni padecer" (méte pásche,i~ mete meta.ball~m tas Demócrito se diferenciaban, "porque el primero sostenía que todos los' átomos era
atómous hypo sterrótetos;Ss. Los átomos, manifies~a m~ exphcltamente C~ceron, so~ muy pequeños y, debido a ello, imperceptibles, mientras que Demócrito admitía ql
';cuerpos indivisibles en raz0n de su solidez"56. Sohdez, malterable dureza, unpenetra existen átomos muy grandes"69. Estos testimonios se oponen, en primer lugar, a le
bilidad: seoún esta primera: inea de textos, entonces, la ausencia de v~cío dentr.o de los textos -muy numerosos- que sostienen que la indivisibilidad del átomo se debe a j
átomos es io que los vuelve eternos e indivisibles57. "Pues lo ~ue ~X.lste,pr?plamente pequeñez. Aristóteles manifiesta, por lo demás, en su tratado Sobre la generación y ¡
hablando, es el ser perfectamente lleno"58. Pero un texto de _Sun,~hClO.con~ldera" a~e- corrupción que encuentra paradójico que se admita "la existencia de indivisibles d
más, que la inmutabilidad de los átom~s. depende de su pequenez: Leuclpo) Dem~cnt~ pequeño tamaño", y que se niegué' la de "indivisibles de gran tamaño": ahora biel
piensan que no solamente la impasiblhda~, es la causa_por la cual los cuerpos pnmor esta crítica parece apuntar tanto a Demócrito como a Platón 10. Un poco antes, en J
diales no pueden ser divididos, sino tamblen su pequenez yel hecho de, qu~ ~o tengan misma obra, dice que cada uno de los átomos de Leucipo es "invisible a causa de 1
a..rtes son responsables de ello"59. Esta sería una explicación mucho mas debl1 (vulne- exiguo de su volumen"7l, Demócrito, remarcará Simplicio, "piensa que las sustancü
P , G h' 60 ' .. 1. . aroumento "extremada- (tas ousías) son tan pequeñas que escapan a nuestros sentidos"72. También es legítim
rabie) que la precedente, nota con razon ut ne ; IllC uso un b .,'

mente curioso", según los términos de Kirk y Raven: no se ve, en efecto, en que sentl- interrogarse acerca de si la representación de átomos que alcanzan el mismo nivel d

Lecturas ... 6
60 -Ficha de Cátedra-
y es ese su cuarto argumento~ "el testimonio (martúrion) de lo 'que sucede cuando la
. d 1 de un mundo se trata de una posibilidad que los abderitas habían ceniza recibe una cantidad de agua igual a la del vaso vacío"s5: ¿Cómo 'explicar, en
macrnltu que e . . . j. • ,.' d
co~iderado efectivamente, o si tal representación constituyo la Imag~n mas aprop~~ a efecto, que se pueda ~acer caber en un vaso lleno de ceniza agua en cantidad tal como
'o ad absurdum que Epicuro habría hecho. padecer mas tarde a la fISlca si no hubiera ceniza y, por así decirlo, duplicar la cantidad de materia que el vaso
para una re d uc t 1 . . • O'B .
·crit07l• Puesto que, como muy acertadamente lo ha subrayado Dems .. nen, contiene inicialmente?', .
d e Demo . . ,. ". d . d n quantum de Podemos advertir que el epicúreo Lucrecio retomará tal cual el primero y el
si se rechaza el concepto epicúreo de "parte mInma ,e: . eClf,. e u 74 ,,'. a
volumen (de la cual el átomo sería necesariamente un multIplo enter~ ) ~o hay y tercero de esos argumentos. "Existe un espacio intangible e inmaterial: el vacío. Sin él
obliaación de conceder que la diferenciación creciente de I.asfiguras ¡m~hca ~n a~- los objetos de ningún modo podrían moverse; ya que la función propia de la 'materia,
men~oprogresivo de tamañ075". No hay necesidad de CO~clUlfque una.vanedadrofml- que es obstaculizar y ofrecer resistencia (officere el obstare), tendría lugar en todas
ta de formas supone diferencias de tamaño tales que los a!om.os.lleg~lan fo~zosamen- partes y siempre"86. La forma de los átomos -habría dicho Epicuro- ofrece una resis-
sobrepasar más allá de cierto límite, el u..mbral de la dlScflffilnaclon senSIble,' y q_ue tencia absoluta (o antitúpia) a la defonnación87• Y Demócrito había defmido el vacío
te a , . '. .." - truOSO'.76
alcanzarían luego, al fin de cuentas, lo que LucreClO llama un ~an~ mons .' . precisamente como lo que no ofrece ninguna resistencia; el vacío es me antitupountos88.
Finalmente entonces, no estamos obligados a rechazar el test¡momo de Anstóteles En lo tocante al argumento tomado de los fenómenos de infiltración, de penetración y
de intususcepción89, lo reencontraremos, con otros varios ejemplos, tras la pluma del
sobre los primeros atomistas 77.
poeta romano: "A través de los peñascos y las grutas se infiltra la fluidez de las aQ:uas.
y allí lloran las piedras con copiosas lágrimas. El alimento se distribuye por todo eí
cuerpo de los animales (Dissipat in corpus sese cibus Olnne aninzantum). Si los árbo-
3.- Sobre el vacío les crecen y producen sus frutos en la estación es porque la savia, subiendo desde el
Las pruebas de la existencia del vacío
extremo de las raíces, se extiende en todas sus partes a través de los troncos y de las
Quienes afirman que el vacío existe, declara Aristóteles en el.li~~o.IV de su ramas. El sonido traspasa los muros y vuela a través de las paredes de nuestras mora ..
Física, propusieron cuatro argumentos con el [ro de hacer val~r su teSIS.. Piensan, en das, el rigor del frío nos cala los huesos; y todos esos hechos, sin la existencia de
primer lugar, que no podría existir el movimiento local ~es declf,. e!,carobI.o~e luga\~ vacíos; que abran un pasaje a través de los cuerpos (nisi inania sint qua possint corpora
quaeque / transire) jamás los verías realizarse"90.
el aumento); en efecto, parece que no hay movimiento ~roel vaclO (ou gar an ~oke .
kínesin, ei me eíe kenón)'8. Es este el primer modo en el que demuestran (21" b 15. Sabido es que Lucrecio avanza, además, dos pruebas suplementarias de la exis-
deiknúousin) que el vacío existe (hóti ésti ti kenón). En efecto, se trata claramente de tencia del vacío: J. La diferencia de peso volumínico de los cuerpos (si un trozo de
un razonamiento válido (incluso puede reconocerse lo que los lógicos llaman ,modus plomo es más pesado que un ovillo de lana que tiene sin embargo el mismo volumen,
tollens79). Pero ha de notarse que ese esquema l?g~co se apoya sobre una c.~mpro~a-
ha de concluirse que la lana contiene más vacíos que el plomo )91; 2. La imposibilidad
ción experimental, que es la existencia del mOVImIento;Y esta comprobacl~n denva física de una compresión infinita del aire (si dos cuerpos chatos pueden chocar y luego
de una información que nos es conocida y siempre confirmada por los sentIdos. rebotar enseguida hacia atrás, es imprescindible que el aire sea previamente expulsado
Habría que formular una observación idéntica a propósito de ca~a uno d~ los del intervalo que inicialmente separaba a esos dos cuerpos y luego regrese allí poco a
pOCO)92. Uno, al menos, de esas dos últimas pruebas -la derivada de la diferencia de las
tres argumentos que siguen: "en segundo lugar, continúa Aristóteles, se~un Leuclpo ~
Demócrito, la experiencia proporciona algunos ejemplos de estrechaml~nto Yd~ apI- sensaciones propioceptivas que nos procuran dos cuerpos de volúmenes comparables,
ñamient080. así se dice los toneles reciben el vino con los odres, como SIen los roter- según sean de plomo o de lana .. parece, también ella, derivar de una enseñanza origi-
" '.. ... .. .... "81 E 1 los nariamente democrítea93• '
valos vacíos que están en élel cuerpo condensado se estrechase . n tercer ugar, ..
partidarios del vacío toman argumentos del hecho de "que a todos les parece que el
aumento (aúxesis) es producido por el vacío: el alimento, en efecto, e~un cuerpo y d~s
cuerpos no pueden coexistir"82. Dicho de otro modo, cuando un an¡mal absorbe~lI- El vacío, ¿causa o condición del movimiento?
mentos o bebidas, es preciso que, en su organismo, canales, poros, co~~uct~s o bien
otras "pequeñas compuertas", para usar las palabras de Jacques Amyot , dejen pasar En lo tocante al vacío, la expresión que la doxografía utiliza con más frecuen ..
84 cia es en tó kenó~ "en el vacío". Esto parece de entrada suficiente para admitir que ese
los alimentos ingeridos. Pues e.s imposible que lo pleno reciba alg0 .Invocan, por fro,

Lecturas... 63
62 -Ficha de Cátedra ..
verdad retoma ciertas interpretaciones peri atéticaslll
hasta en la Gran Lógica de Heael1l2 L. t P, '.. ' cuyo eco tal vez podría hallarse
concept~ corresponde, en los atomistaS antiguos, al de un espacio vacío en cuyo seno tru " d" l:l ' .. a .eSlS tIene en co t
cClon la + acusativo se encuentra en otr . n ra, ante todo, que la cons-
se efectúan las colisiones Y otrOSmovimientos atómicos. En este punto concuerdan prueban claramente que también puede tra~Sp,asaJesde la Fís.íca de Aristóteles, que
ampliamente los testimonios de Aristóteles, de Cicerón (siglo 1 a. C.), de PlutarcO he~ho de que haya", "a causa del hecho de ~~~s~la~or un giro como "a causa del
(siglo 1 d. C.), de Hennias (siglo n o UI), de Dionisio de Alejandría (siglo 1lI) Y de gnega, como es frecuente, el verbo ser (éstl)1~3 A XISt~' sobreentendiendo en la frase
Simplicio (siglo VI). Pues todos estos autores señalan que los átomos se desplazan "en ble consecuencia de que postula q 1 ' .' dernas, esta lectura tiene la insosteni-
el vacío"94 Y que su reunión, como explica Aristóteles, produce la generación, mien- d ue os atomos son ....
95 e ?~O modo, por naturaleza) inmóviles 114 lo. . ongmarIam:nte (o, para decirlo
tras que su separación engendra la corrupción y la muerte .Se noS96 dice que los cuer- sera este nuestro tercer y u'lt' . ' que va contra la eVIdencia lIS, Por fm
pos primordiales se mueven siempre en el vacío y en lo ilimitado ,que los átomos . uno argumento el v' . . 'y
conCIbe como condición sine qua non del '. .acIO, SIes CIerto que el abderita lo
-Cicerón lo repite de modo idéntico- se mueven en el vacío infmito (in infinitoinam)97. sa':. ~or lo demás, parece que en el si I:Iovl1mento, no constituye por ello su "cau-
Plutarco, a su vez, evoca "sustancias (ousías) infmitas en número que se llaman áto-
~I~toteles, debió ya haber subrayado e~ta //" ~: Eud~~o 1l6 de Rodas, discípulo de
mos porque no pueden dividirse" Y "que se mueven, dispersas aquí y allá, en el vacío
utIlIzar la palabra "causa", es el propio Ari ~ ~cIon decIsIva .Si pues se insiste en
infinito" (en tó kenó phéresthai diesparménas)98. "Lo pleno -precisa Hennias- produ- recuerda explícitamente cómo ha de . t st;7 es, como hace notar Luria, quien nos
ce todas las cosas en el vacío, según la dirección (trope) y la configuración (ruthmó), atomistas, esto es, desde el punto de v~~e~ ersela desde el punto de vista de los
siendo aquí lo pleno caracterizado como el equivalente del ser (to ón) y el vacío como extraña toda teleologíall7: según II ti e pen~adores a quienes les era del todo
el del no ser (to me ón)99.El obispo Dionisio de Alejandría se resiste a admitir que sea mov~iento es el vacío como aq:e~l~ :n~ac el lIbro IV.de. la Física, "la causa del
por azar (hos étuchen) que los átomos se desplazan Y chocan "en el vacío" 100.Simpli-
e:e~tIvamente por algo como esto" ue ell . ual el movl1~llent~se produce" ll8
y "es
cio, por su parte, confinna en tres ocasiones que "la sustancia de los átomos (tón q
FI1o..pon.o (siolo V-VI) lo ha °d d os afIrman la eXlste.ncla del vacío Juan
atómon ousía) se desplaza en el vacío101;que sus choques, sus rebotes, sus reuniones Y . . ::> repetI o e modo a"" .
ex.lstencla del vacío -escribía este co d. un.,mas claro..: quienes afmnan la
sus separaciones se cumplen "en el vacío ilimitado"102;Y que los mundos, ilimitados '. (p , menta or.. estnnan. '1
mIento ues SI no hay vacío tam . d . . que e es la causa del movi-
en número, se fonnan -a partir de un número ilimitado de átomos- "en el vacio ilimi- poco pue e haber movimiento)"119.

tado"103.
Así, Galeno parece restituir fielmente la enseñanza original de Demócrito cuando
declara que "el vacío es esa clase de lugar en el cual (to de kenon chóra tis, en é... ) l

todos esos cuerpos [sc. los átomos] yendo y viniendo eternamente, se encuentran entre
sí, se entrelazan, chocan o rebotan, se disocian Y se asocian nuevamente como resulta- Parece. entonces que ha de excluirse .. "
pu.esta au.sen cia. de..un princ, ipio de ... ..'.' c.ateg.onc.am.ente que del hecho de la su ..
do de esos encuentros y producen de ese modo todas las demás combinaciones, inclui- , :D.' 1". movnnlento en la con ., d
m errrse a prrncipialidad" de la nada120C.' . cepcIOn emocrítea haya de
dos nuestro propios cuerpos. así como sus afecciones Y sus sensaciones"I04. lean Paul
~~ta: ¿qué pasa entonces con la condiciÓn~::I~~e: smembar~o, plantearse esta pre-
Dumont,a pesar de estas numerosas afinnaciones coincidentes, ha estimado, sin em- o
dOJICOde lo que no es? Puesto que, como esc .ogIca .d~1yaCIO,esto es; del ser para-
bargo, que no debía conceb'rse el vacío del atomismo como un simple intervalo que
alguna, constituye para los atoml'stas. " . . nbe OhvIer Bloch, el vacío, sin duda
ningún ser fuese a ocupar, Cl mo ese gap (ese "intersticiO", esa pura y simple "solución . ~. un no ser muy real"121P
sin....lorzar el sentido de las pala.bras
. .' 1a }....
nI etra. d e los
. t t o. ero
. ¿se p.uede ' empero ,
de continuidad") del que ha liaron Kirk y Raven10s,como '~unescenario vacío para el
lsnIew.ski, como "un No se..r t .. f.' ex os, conSIderar al vacío con B
ballet de los existentes"I06. j ristóteles declara en el libro VllI de la Física: "Hay quie- W an rea como el Ser?122 "

nes dicen que el movimient( se produce por efecto del vacío (dia to kenón);y piensan, Para responder mejor a esta preaunta cO. . .
tratado redactado por Plutarco contr.::>1 .'. . mencemos por examinar un pasaje del
en efecto, que la naturaleza ,e mueve con un movimiento según el lugar; pues el mo- a
(siglo 11.1 a, e,) reprochó inJ'ustamente eDeplc~re,o Colotes, Leemos allí que Colotes
vimiento producido por efecto del vacío es un movimiento local (phorá) y como en un no [] ,. a. ernocnto el haber ..... .,'
.era esto mas que aquello'" el bd.' . '. . supuesto que cada cosa
lugar" 107.Al escribir el estagirita dia to kenón, y no dia toti kenoti o, dicho de otro contrario, esta opinión q.ue era la' . oa enta -prOSIgue Plutarco- ha combatido por el
modo, al construir dia con acusativo y no con genitivo, ¿no querria dar a entender -se IDIsmaqueladeI"sofi t P ' ... '" .. ..'
ces acusarlo vanamente en.tender...en... . .. '.. IS a rotagoras', Y sería enton....
pregunta Dumont- que los atomistas atribuían al vacío la "responsabilidad de los mo- ese sentIdo "u . '
que detennina que Dén [el ente] . . ... npas~Je que está en sus obras. en el
vimientos"?los. El no ser, el vacío, ¿no proveería la razón necesaria y suficiente llO del no es en mayor medIda que Medén (la nad~] (n1e
movimiento?109.Esta tesis, ya esbozada a comienzos de siglo por A. H. Lloyd , en

Lecturas ... 65
64 -Ficha de Cátedra ..
... ¡de l.a nada! Por cierto, el v~cío aparece muchas veces asociado al ser de los átomos,
wallon to dim e to meden einai). denominando allí Dén al cuerpo Y M.edén .al vacío, e~ págmas en las que se nos dIce q~e ~bos son los elementos, o inclusive los princi-
queriendo significar que el vacío tenía su naturaleza y subsiste~c~a propias ~ll.gual que PIO:, de todas !,as c~sas ..Para D.emocnto, como para Leucipo, lo pleno y lo vacío son
~l cuerpo"I23. Dicho de otro modo, toda interpretación relativista O"esc~p~lca ~e la los el~mentos ~st?lchela), sostIenen tanto Aristóteles como Diógenes Laercio, Hipólito
fónnula según la cual "el ente no es en mayor medida que la nada tralcl~nana la y AecIo (este ~ltlmo llega a decir que se trata de 'elementos primeros" p t A

. hA)) 40 D" . ' ro a


verdadera intención de su autorl24: declarar que "si el ser existe, no menos eXiste el ~~ s tOlC, ~lQ :. ~og~n.es,~aerclO y Aecio confIrman, como Simplicio, que Demócrito
141
ser", en la concepción democrítea equivale simplemente, en efecto, a sostener que SI admltla dos prrnclplos (archa£): los átomos y el vacío •
hay movimiento (es decir, ser [... J), entonces el vacío existe (ya que el no se~ e~ el . Pero esto no le impidió a Leucipo sostener, si nos atenemos al testimonio de
vacío)". Por lo tanto, lo que ha hecho Colotes es desviar el sentido de un~ pole'.nlca, Anstóteles, ~ue. "l~ exist:nte: en sentido propio" era par excellence "el ser perfecta-
que se dirigía inicialmente contra todos los que habían rech~do la e~ls~encla del mente lleno (lo gar kurlOS on pampléres ón)142.y la oposición de los átomos -en
vacío, y particularmente contra los filósofos eleáticos, cuyo lexlco Democnto parece plural- ~l vacío-vací~ ~ens~, vac~o único, siempre recomenzado- ¿no traduce que
haber "reencontrado" en este casol2S. A todos los que -dijimos- habían rechazado la el.e~paclo, con su fastidIOsa umfonnldad, existe, al fm de cuentas, de una manera muy
existencia del vacío, ya que Empédocles Y luego Anaxágoras la habían r~c~azado d~stmta a l~ d~l ser?143¿Se habla d~l vacío infmito? Él tiene por solo efecto interrum-
efectivamentel26. Y aún más precisamente -agregamos- a los filósofos eleatlcos: la pIr la contrnuIdad del todo 144. Es El quien siempre niega: impide que a la comunidad
fónnula según la cual "el ser no es en mayor medida que el no ser" se contrapone a la de naturaleza. de las partes diseminadas de ese Todo se agregue la contigüidad. . Se
lógica abstracta que condujo a Parménides a admitir la existencia del ser Y a ~egar la trata ahora de ~se vacío por así decir "encerrado" (emperilambanómenon) en c~m-
del no serl27 (éstin e ouk éstin, "el ser o el no ser"). Más aún, al usar, par~ designar al puestos volummosos aunque livianos? Corresponde entonces a la no-presencia de
ser , el ténnino dén -que constituye casi un hapax, una palabra
.
forjada
. }"129
dehberadamen-
. 1t' . átomos, y es en este sentido ..¡cuán oblicuo!- que puede considerárselo "responsable"
tel2a con el fin de sugerir al lector un "sorprendente contraste fonna ,,~on e ennmo de la liviandad relativa de esos cuerpos 145.
negativo oudén (medén)- y dar lugar en consecuencia a un ver~adero J~ego de pa!a- '146.Así, bien puede llamarse al vacío "pr~cipio", "elemento", aun "causa", aquí o
bras"13o, esta fónnula parece una réplica al texto mismo d,e ~ehso, el filos?fo eleátiCO alla . pe~o a pesar de ello su poder es esencialmente negativol47, su nulidad mecánica
que había identificado explícitamente el no ser de parmemdes con el VaCI?, al qu~ ~e es ~otal..Sm .~uda y lógicamente, la igual "realidad" del ser y del no ser se desprende de
había negado existencia, al igual que parménides. "No hay tampoco vaClO, es~nbla su unphcaclOn recíproca, y lo múltiple no podría existir en tanto que tal si no existiera
.Meliso. Pues el vacío no es nada y la nada no podría ser" ( ouk an aún eíe tó ge meden)131, e~ elemento separadbr(kechoris~é~ou) que es el vacíol48. Pero cuando se pasa a con-
Lo que una fónnula como me mallan to den e to m~den ei~i v~ene a pr~cla- Siderar lo~,mundos o ,~asfonnas vI~lentes ~onnadas por composición, la anisotropía de
mar no sin una innegable audacia teórica, es que el ser se dice con SIgnificados dlver- esos dos. elementos salta a la vista: el mterés heurístico y la efectividad del vacío
SOSI;2. "El ser -escribe al respecto A. D' Alessandro- puede remitir por i~al tanto al parecen sltua:se basta~te más allá de los que la razón y la imaginación prestan a lo
ente (ente) como al no ente (niente)133; muy por el con?"ario, para parmé~ldes ;1 n~ s~r pleno. El vaCIO, despues de todo, es la "nada", en tanto que los átomos son los "exis-
es "inexpresable" ( ... oúte phrásais) Y "el ser se dice de manera ~mvoca. (to ~n tentes" en el cabal sentido del término149• Así se comprende que Simplicio, a la inversa
monachós légesthai)134 . Así hallaremos en nuestras fuentes una media docena de for- de lo~ autore~ de varios testimonios antes citadoslso, haya podido declarar que los
mulas que confinnan que, según Demócrito, "el sólido existe (einal) tanto. como el atoml~tas habian reservado el nombre "naturaleza" (Phúsis) para los "cuerpos natura-
vacío siendo el primero el ser y el segundo el no ser"I3S; que el ser "no tiene más les, prunordiales y atómicos" y sólo para ellos.
, . . .. .,.' .. "136 Y S' li..
existencia que el no ser, porque el vaclO no eXiste menos que el cuerp.o.: unp Sut~lezas c~mo estas no convencieron en todos los casos a Aristóteles, quien en
cio insistirá en esto, mencionando, también él, ese vacío al que Leuclpo llamaba no s~ Metafislca conSidera que Demócrito había violado el principio de contradicción. en
. , 1 ser"137 v~d d~l cual "es ~posib!e que el mismo atributo pertenezca y no pertenezc~ al
ser y que pretendía que no eXlstla menos que e. ..
El estudio de los textos, confinna ampliamente, en consecuencia, que con todo 138 mls~o. tle~po al mlsm~ sUJe~oY según la misma relación"lsl. El estagirita señala a
derecho puede sostenerse que, según Demócrito, el no ser es "tan real" como el ser . c.ontmuaclon, en este mlsmo hbro Gamma, "un gran número de fisicos" que han admi-
Sin embargo es posible preauntarse si son reales de la misma manera. Pero fonnular tl~O errónea~ente q~e "la misma cosa puede, a la vez, ser y no ser" y esto según la
esta pregunt~ supone, en fun~ión de lo que se ha dicho, responderla r~pidamente p~~ la m~~~ rela:l~n. AleJ~~o de A?,odisia cree con razón que Demócrito está aquí en la
neaativa. Ya que el vacío -no hace falta decirlo- no es sino una reahdad de negaclon: mlfa . Anstoteles, SI bIen admIte la existencia de "cierto no ser", considera absurdo
o 1 ..' "139 d' 1 anera
existe, escribe Mc Gibbon, peto "a la manera que e es propia , es. ecrr, a a m

Lecturas ... 67
.66 .Ficha de Cátedra.
ue lIeoue a sostenerse la existencia real de un no ser "absoluto"153. Del mismo m~~o,
NOTAS
q. . ~ h 'erto "absurdo" a aquella doctrina se.gún la cual, dado que ."las
Alejandro ac aca CI ". .' d' d . "que
" obtienen su ser y su generación del vaclo en no menos me la"" . * Salem, lean, Démocrite, París, Vrin, 1996, cap. 1, pp. 31-40 Y 49 ...66.
cosas que nacen o . d 1 ."154 Asimismo tal
de lo lena "la generación procede -al menos en parte-o e. no ser . ". ..'"
p , . a oblleción del mismo tipo (para eVItar esa clase de mconfort Cf. Mehring, F., "La these de Karl Marx sur Démocrite et Épicure", trad. franco en
vez para prevenrr un J . • h. bl dl.'o La Nouvelle Critique VII, enero-marzo 1955, pp. 17-29 (cit. pp. 22-23).
,. '" 1 d A GraeserlSS) Epicuro p.arece haber querIdo no .a ar. e. vac!
10alCO sena a o por . , .' , . 1 '
en~términos estrictamente iguales a los de Demócrlto y pre~rrlo denommar a vaClO cr. Fritz, K. van, Philosophie und sprachlicher Ausdruck bei Demokrit, Plato und
' sz'a "naturaleza intanaible"156. Así, según J. M. Rist, pensaba escapar a los Aristoteles, Nueva York, Leipzig, París, Londres, 1938, p. 25.
anap h es ou , ~ ." d 1. , no ser157
. .

"rompecabezas lógicos" que parece entrañar la deslgnaclon e vaCIO como .


Lucrecio, Sobre la naturaleza 1,817-829. cr. Demócrito DK [68] A 57 [=Plutarco,
Contra C%tes 8, 110 F]; Les Présocratiques (trad. de 1. P.Dumont et alia, Paris,
Gallimard, 1988 [en adelante Présocr.], p. 777: "¿Entonces qué dice Demócrito?o
Que hay sustancias en número infmito que se llaman átomos, porque no se pueden
dividir, que no difieren entre sí (adiaphórous), sin cualidades, impasibles, que se
mueven, diseminadas aquí y allá en el vacío (en to keno phéresthai diesparménas);
y cuando se aproximan unas a otras o se encuentran o se enlazan, se forman agre-
gados, uno de los cuales se presenta como agua, otro como fuego, otro como
árbol, otro como hombre, y que todo es átomos ...
Leucipo DK [67] A 6 [= Aristóteles, Metafisica A 4,985 b 4 ss.]; Présocr. , p.
731-732: kai hoútoi las diaphoras aitÍas ton állon einai phásin.
Notemos que Aristóteles (Sobre la generación de los animales 1, 18, 722a 28-33;
ed. P. Louis, p. 20) compara, por su lado, las partes anhomeómeras de los anima-
les (es decir, sus órganos) con las palabras, y las partes homeómeras (es decir, en
general, los tejidos) con las sílabas y las letras. Cf. también Platón, Teeteto 202 b-
c, así como el estudio de T. -A. Drnart, "La stoicheologie de Platón", Revue
philosophique de Louvain, 1975, pp. 243 ...262.
Y no 1, como creen algunos traductores: la antigua grafía de la Z griega era, en
efecto, una H acostada.
Leucipo A 6 (= Aristóteles, Metafisica A 4,985 b4 ss.].
Cf. Ferrari, G. A., "La scrittura fme della realta", Siculorum Gymnasium XXXIII
(=Congres Catane, 1979], 1980, pp. 75-89 (cit. p. 84). Pues el simple hecho de
que la serie de letras sea, por defmición,jinita (mientras que el número de formas
atómicas, en Demócrito, no loes) impide que se desarrolle indefmidamente esta
metáfora.
Cf. Polibio, Historias X, 47, 6-9. En este pasaje el historiador describe la sorpresa
que experimenta el analfabeto delante de quien lee un texto (en voz alta, como era
la regla en la Antigüedad): ¿cómo, se pregunta, el lector puede, simultáneamente,

Lecturas ... 69
68 ..Ficha de Cátedra-
18 Demóerito A 67 .(= Simplicio, Comentario a la Física de Aristóteles 327 24 J'
identificar cada carácter literal según su conformación particular (próton ep~ ~a.s Présocr., p. 782. ' ,
ópseis taS henos hekástou tón gram,:"áton epistén~i), identi~car su valor fo~etlco 19 Demócrito A .102 [= Aecio, Recopilación de las opiniones de losfilósofos IV, iii,
(deúteron epi tas dunámeis) e identificar las relaciones reciprocas que los Signos
5]; Présocr., p. 798: D. pyródes sygkrima ek tón lógoi theoretón, sphairikizs men
mantienen entre sí (tríton epi tas pros állela sumplokils )? echónton tas idéas, pyrínen de ten dYnamin, hóper sóma einai.
Puede hallarse la comparación entre los átomos y las letras del alfabeto en autores
10
20 Demócrito B141 [= Hesiquio, Léxico]; Présocr., p. 879:~
cristianos. Cf. especialmente Isidoro de Sevilla, Hisp. Etym. XIII 2 (P. L. LXXXII,
p. 473, De atomis, 4) Y Beda el Venerable, Elem. philos .I (P. L. XC, p. 1132C). 21 Es por ello que Diels, en el frag. 68 B 5 i(Présocr., p. 844), presenta a esta obra,
a la que considera única, del siguiente modo: Per! ton diapherónton rusmón <e
11
Wismann, H., "Réalité et matiere dans l'atomisme démocritéen", Siculorum
peri ideón>. ~f. Demócrito A 33 [= Diógenes Laercio IX 47; Présocr, p ..763].
Gymnasium XXXIII, p. 69.
22 Alfieri, V. E.,.Atomos idea. L 'Origine del concetto del! 'alomo nel pensiero greco,
12 Demócrito A 47 [= Aecio, Recopilación de las opiniones de losfilósofos 1, iii, 18];
Florencia, Le Monnier, 1953, p. 53: ...visibile, evidentemente, solo al/a vista del!'
Présocr., p. 772. intelletto.
13
Leucipo A 32 [= Aecio, Recopilación de las opiniones de los filósofos l':',
ix, 8]; .
23 Demócrito A 59 [= Sexto Empírico, Adversus Mathematicos VIII, 6]; cf. Présocr.,
Présocr.,p. 744: los agregados, en consecuencia, lo mismo que sus propiedades,
.p.778
pueden entonces ser considerados como simples "accide~te~" (symbebe.kóta) de
los átomos y el vacío. Cf. igualmente a este próposito: Democnto A 41 [Anstóteles: 24 Alfieri, V. E.,: Atomos idea, ob. cit., p. 53.
Física III 4,203" 33]; Leucipo A 9 [= Aristóteles, Sobre la gen. y la corroI 1,314
2sExpresión que usará el propio Alfieri en su estudio titulado "L' atomo come prin-
2 1]; Leucipo A 14 [= Simplicio, Comentario a Del cielo de Aristóteles, 242, 15];
cipio intelligibile", en Epicurea, in memoriam Hectoris Bignone. Miscellanea
Demócrito A 38 [= Simplicio, Comentario a la Física de ~ristóteles, 28, 15] ..
philologica, I?tituto di Filologia classica, Universita di Genova, 1959, pp. 61-68
14 Leucipo A 9 [= Aristóteles, Sobre la generación y la corrupción 1, 2, 315b 6]; (cit. p. 68).
Présocr., p. 735: ek tón autón gar tragodía kai komodía gínetai grammáton. M. L.
26 La "forma" del átomo (cC. DK [67] A 6).
West (" An atomist illustration in Aristotle", Philologus CXIII, N.S. 67, 1969, 150-
151) propuso leer aquí tragodía kai trugodía en lugar de tragodía kai komodía; el 27 Cf. Fritz, K. von, Philosophie und sprachlicher Ausdruck bei Demokrit, Plato und
término trugodía, en efecto, constituye en Aristófanes (Acarnienses 499-500) un Aristoteles, ob. eit., p. 26.
equivalente de la palabra komodía; en tal sentido, ilustraría perfectamente la ver- 28 Hipócrates, Sobre las articulaciones, 62 (Littré IV, p. 267).
dad de la aserción según la cual el cambio de una única letra produce a veces una
modificación radical del significado de una palabra. En cuanto a komodía, se tra- 29 Alfieri, V. E., Atomos idea, ob. cit., p. 69.
taría solo de una glosa we un copista habría introducido en el texto del tratado ~e 30 Benveniste, É, "La notion de rythme dans son expression linguistique", en
Aristóteles. Aunque pu, ;da ser muy elegante, esta corrección es puramente conJe- Problemes de linguistique générale, París, Gallimard, 1966, pp. 327-335 (cit. p.
tural y choca, además, ( )n eltestimonio de Juan Filópono (cf. Comm. in Arist. Gr.
333).
XIV (2), p. 24.3: ta gal auta stoixeía metattómena toíos ta polu allélon diestóta,
tragodían phemi kai ko nodían, ergázetai).
31 Heródoto, Historias V, 8, 51.

15 Lucrecio, Sobre la nat'¡raleza, 1, 911-912: atque eadem paulo inter se mutata 32 Ferrari, G. A., "La scrittura fme della realta", arto cit., pp. 75-89 (cit. p. 87).
creare! ignes et lignum. 33 Fritz, K. von, Philosophie und sprachlicher Ausdruck bei Demokri!, Plato und
16 Demócrito A 57. [= Scolie en Gomnger Nachrichten, A. Basile, ed. pasquali, p. Aristoteles, ob. cit, p. 26. El autor se asombra inmediatamente de que rhysmós,
196; Y Pseudo-Clemente, Inventario, VIII, 15]; Présocr., p. 777. término cuya etimología "dinámica" se acaba de subrayar, caracterice a los áto"
mas cuya forma escapa, sin embargo, por definición, al devenir, al nacimiento y la
Ibid. [= Plutarco, Contra Colotes 8, 1110 F].

Lecturas ... 71
70 ..Ficha de Cátedra ..
--.--------------:-----~-~~-~--------

42 Cf. Protágoras DK [80] B 4 [= Eusebio, Praeparatio Euangelica XIV~ iii, 7; cf.


muerte (ibid., p. 26: ungeworden, unentstanden und unverganglich) . Para r~gresaT Présocr., p. 1000]: peri men theón ouk écho eidénai, oúth 'hós eisin oúth 'hos oúk
al texto en el que Aristóteles presenta la analogía que habían estab!ecldo los eisin oúth' hopoioí tines idéan. '
abderitas entre los átomos Y las letras del alfabeto (Metafisica 1 4, 98:>b 4~, J..P.
43 Anaxágoras DK [59] B 4 [= fragmento reconstruido]; Présocr., p. 671.
Dumont traduce el pasaje más dificil del siguiente modo: "Puesto que las dIferen-
cias del ser se reducen al ritmo (rhusmós), a la agregación (diatige') ya la moda- 44 Diógenes de Apolonia DK [64] B 5 [= Simplicio, Comentario a la Física de
lidad (trope'). Lo que ellos llaman ritmo es la figura (schém~): ~oque.n~an ~gre- Aristóteles, 152,12 ss.]; Présocr., p. 714.'Cf. tamb~én Empédocles DK [31] B 35,
gado es el orden (táxis) y lo que llaman modalidad es la poslclon (thes/s). ASI.A es quien describe en los tiempos primitivos, '~unamultitud realmente infinita de ra-
diferente de N por la figura, etc." (Présocr., p. 762). El modo en el que Luna h.a zas de mortales, de aspectos variados (pantoías idéeisin), admirables de ver
procedido aquí no carece de elegancia ni de audacia: en lugar de tratar de traducrr (thaúma idésthai).
bien o mallos dos sinónimos que constituyen cada uno de los tres dobletes que se


45 Bourgey, L.,Observation et expérience chez (es médecins de la Collection
nos ofrecen, trata los términos jónicos (sc. democríteos) como palabras totalmente
extrañas a la lengua de quien las restituye (sc. Aristóteles); Y así ¡no las traduce! y hippocratique, Paris, Vrin, 1953, p. 34.
da una versión rusa que corresponde más o menos a esto (frag. Luria 241 = 46 Hipócrates, Sobre la naturaleza del hombre 2 (Littré VI, p. 34).
Democritea, t. ll, p. 262): "Lo que ellos llaman rhytmós es la forma, lo que llaman
47 Hipócrates, Sobre las afecciones internas 20 (Littré VII, p. 315).
diatigé es el orden y lo que llaman tropé es la posición. Así A es diferente de N por
48 We.llmann, M., Die Fragmente der Sikelischen i'ir~teAkron, Philistion und des
la figura, etc.".
Diokles von Karyston, Berlín, 1901, 1901, pp. 94 ...107.
34
Cf. Marx, K., Difjérence de la philosohie de la nature chez Démocrite et chez
Épicure [= Dissertation}, trad., introd. Et notes par J. Ponnier, Bordeaux, Ducros, 49 Cf. Jones, W. H. S. (ed.), The Medical Writings of Anonymus Londinensis,
Cambridge 1947, XX, 25 SS., p. 80. Cf. en este mismo sentido Hipócrates, Sobre
1970, p.263.
las enfermedades IV,. 32, 1 (ed. R. Joly, p. 84; Littré VII, p. 543): '"el hombre y la
Se encuentra esto en las Lecciones sobre la historia de lafilosofia; cf. Hegel, G.
3S mujer tienen en el cuerpo cuatro especies de humor (téssaras idéas hugroú)" que
W. F., Theorie Werkausgabe, vol. 18, Frankfurt 1971, p. 359. Cf. ibid., p. 358: "el
átomo puede ser considerado como material, pero es no sensible, puramente inte- son "la 'flema, la sangre, la bilis y el agua".
lectual; los átomos de Leucipo no son las moléculas, las partículas de la fisica". so Cf. al respecto: Gillespie, C. M., "The use of eidos and idéa in Hippocrates",
Classical Quaterly VI, 1912, pp. 179 ...203: el autor de este estudio destaca que el
Diano, C., "Il problema della materia in Platone dal Parmenide al Filebo", Giornale
36 término idéa designa sobre todo, en Demócrito, la~'fonna de un cuerpo sólido" (p.
critico dellafilosofia XLIX, Ser. 4, 1, 1970, pp. 12-36 (cit. p.26).
202: shape of a solid body).
37 Ibid., p. 27. 51 Wismann, H., "Réalité et matiere dans l'atomisme démocritéen", arto cit., pp. 61 ...
38
Diels, H., Elementum: ei1e Vorarbeitzum griechischen und lateinischen Thesaurus, 74 (cit. p. 71).
Leipzig, Teubner, 1899~ p.16. 52 Ibid., pp. 72-73.
Luria, S., Democritea, (b. cit., t. Il, p. 463 (ad comento del nO 198).
39
53 Ibid. p. 74. En cuanto a B. Wisniewski, adopta el partido más radical, como quien
40
Así, desde lo alto de lo~ muros de Troya, los ancianos admiraban la idéa de la quiere hacer decir a un muerto lo que jamás ha declarado. ,Este autor, en efecto,
bella Helena, es decir, su bella "apariencia", la cual, sin duda, nada tenía de una agrega regularmente el adjetivo noetá ("inteligible") al sustantivo sómata ('"cuer-
"idea" abstracta. po"), en los textos de Demócrito, después traduce esta expresión creada por él, a
fin de poder concluir de ella que "los átomos, cuya sedees el mundo abstracto, son
41
Jenófanes DK [21] B 15 [= Clemente de Alejandría, Stromata V, 110]; Présocr.,
cuerpos intelectuales"; cf. Wisniewski, B., "Le probleme du dualisme chez
p.118.

Lecturas... 73
72 -Ficha de Cátedra-
66
Cf. en este sentido, Demócrito A 48 (Aecio, Recopilación de las opiniones de los
. E'.' "Q. P 11 1973 pp.114-125 (ef. especialmente pp. 115, 117
Démocrlte et plcure, " , filósofos, 1, xvi, 2]; Présocr., p. 772: "Los atomistas <piensan que hay que> dete-
y n. 7 de la p. 119). . nerse en lo que carece de partes y que la división no puede seguir al infmito".
. A 14 (= Simplicio Comentario a Del cielo de Aristóteles, 242, 15]; 6i
54
LeuclpO ' R. W. Baldes parece haber confundido estas dos cuestiones y por eso se esfuerza
Présocr., p. 736-737. en demostrar que un objeto que es físicamente insecable, el átomo, puede muy
.. , 'to A 57 [-- Plutarco , Contra Colotes 8, 1110 F]; Présocf.,'.. p. 777 . bien ser "divisible", en tanto que se puedan localizar en él puntos diferentes, esto
55 D emocrl
es, dividirloméntalmente en partes; cf. Baldes, R. W., "'Divisibility' and 'division'
Demócrito A 56{= Cicerón, Definibus 1, VI, 17]; Présocr., p. 777: corpora indi-
56
in Democritus", Apeiron, XII, 1, 1978, pp. 1-12 (especialmente p. 5 Y 12).
vidua propter soliditatem.
68
Demócrito A 47 [= Aecio,Recopilación de las 'opiniones de losfilósofos 1, xii, 6];
.l 2""7 Luria [= Simplicio, Comentario al Del cielo de Aristóteles lll, 4, ~09,
57 Cf .e n. ;) 1' " el k "'san tomen Présocr., p. 772: dynaton <d'> eínai kosmiaían hypárchein átomon.
17' ten tomen anéiroun apólysin tón haptoménon egontes ten o ou ." , ...
69
("~egaban la división, aftrmando que lo que se nos presenta c?,mo una dlvlSlon no Demócrito A 43 [= Dionisio de Alejandría, Sobre la naturaleza, citado por Eusebio,
es sino la separación de dos cuerpos que estaban en contacto ). :! Praeparatio Euangelica XVI, xxiii, 2-3]; Présocr., p. 770.
70
58 Leucipo A 7 [= Aristóteles, Sobre la generación y la corrupción 1, 8, 325a 29]; Aristóteles, Sobre la generación y la corrupción 1 8, 326a: 24-:25: Éti d'átopon kai
Présocr., p. 733: to gar kyríos on pampléres ón. to mikramen adiaÍreta einai, megála de mé.
71
.... A 1"" [.=Sun' plicioComentarioalaFisicadeAristóteles925, 10].;Présocr., Leucipo A 7 (= Aristóteles, Sobre la generación y la corrupción 1 8, 325a 30];
59
L euclpo ;) . ., . ,. " , h' 't'
p. 736: plen hóti Leúkippos men /cal Dem~krito~ ou ~on~n,ten ~p~t el~n all~n Présocr., p. 733: kai aórata día smikróteta Ión ógkon.
toís prótois sómasi tou me diaireísthai nomlZousm, alla /cal to smlfcron /cal ameres. 72
Demócrito A 37 [= Simplicio, Comentario a Del cielo de Aristóteles 294,33];
60 Guthrie, W. K. C., A History ofGreek Philosophy, Cambridge, 1965, t. n, p. 396. Présocr., p. 767.

61 Kirk, G. S., Raven, 1. E., Schofteld, M., The Presocratics Philosophers, Cambridge, 73
Es la hipótesis, muy seductora, emitida por J. Kerschensteiner en Kosmos:
University Press, 1966, p. 415, n. 1. , .... :..
quellenkritische Untersuchungen zu den Vorsokratikern, Munich,Beck, 1962, p.
165, n. 3. Cf. Epicuro, Epístola a Herodoto, parág.'43:.ei méllei tis me kai tois
62 Cf.: también Demócrito A 49 [= Galeno, Sobre los elementos según Hipócrates, 1,
megéthesin haplós eis ápeiron autas ekbálIein.
2]; Présocr., pp. 774-775.
74
Cf. sobre esta cuestión Salem, J., Tel 'un dieu parmi 'les hommes. L 'Éthique
63 Leucipo A 13 [= Simplicio, Comentario a la Física de Aristóteles 925, 10]; Présocr.,
d'Épicure, Paris, Vrin, 1989, pp. 92-94 Ypassim.
p. 736: átoma de aula dio ten apátheian eínaí phesi.
75
O'Brien, D., "El tamaño y la forma de los átomos en los sistemas de Demócrito y
64
Ibid. de Epicuro ('Préjugé' et 'présupposé'en histoire de la philosophie)", Revue
65 Cf. Luria, S.. "Die lnftn tesimaltheorie der antiken Atomisten",en Neu.gebauer, philosophique, 1982, pp. 187-203 (cit. P. 195).
O St. -el' J Toeplit: O. (eds.) , Quellen und Studien zur Geschlchte der 76
Lucrecio, Sobre la naturaleza II, 498-499: ne quaedam cogas inmani maxímitate/
M~te;;~k As~ronomie md Physik, Berlín, Springer, 1933, Abt.~, Band 2, 2,pp.
esse.
106-185 (~n especial, pro 119 ss., así como p. 172, n. 158); ~~mlsmo leem~~ en
los Democritea (1. 11,p. 448, ad n. 123, Rem 1) que se trata, vlslbl.emente, de dos 77 Aceptan, a la inversa, la idea de que puedan existir gargantuan super-atoms (ex-
tipos de elementos diferentes". Cf. fmalmente la crítica a esta tesIs ~or parte ~e 1. presión de Bicknell) Mugler, C., "L'invisibilité des atomes", Revue des Études
Mau en su estudio titulado Zum Problem des lnfinitesimalen bel den antlken Grecques LXXVI, 1963, pp. 397-403 (pp. 399 ..400: tales átomos seguirían sien-
a
Ato~isten, Berlin, Akademie- Verlag, 1954, 2 • ed., 1957. do imperceptibles a la vista, ya que no emitirían ningún simulacro); Bicknell, P.,

Lecturas ... 75
74 ..Ficha de Cátedra-
-~

94 Leucipo A 7 [== Aristóteles~ de la generación J' la corrupción 1 8~ 325a 31 ss.];


"Kosmos-sized atoms in Demokritos", Apeiron XV 2, 1981, pp. 138-139: y espe- Présocr., p. 733.
cialmente Luria, S., Democritea, 1. 11, p. 464, ad n 207. 95 Ibid.
78 Leucipo, A 19 [=Aristóteles, Física IV 6, 213b 4-6]; cf. Présocr., p. 739. 96 Leucipo A 16 (== Aristóteles, Del cielo In 2, 300b 8]; Présocr., p. 738: kai Leukíppoi .
79 Si todo fuera pleno (P), entonces el movimiento sería imposible (q); pero co~pro- kai Demokrítoi toís légousin aei kineísthai ta prota sómata en tói kenói kai toi
bamos -por los sentidos- que el movimiento es real (= no-q); en consecuen~la, el apéiroi En la misma sección DK [67] A 16 se hallará un testimonio de Simplicio
espacio no es pleno, sino que -por el contrario- el vacío existe (=no:~). Sabl~o ~s (Comentario a Del cielo de Aristóteles 583, 20) que se refiere a un movimiento
que los epicúreos (quienes, por su parte, consideraban que la se~s~clOn escnteno incesante de los átomos "en el vacío ilimitado". cr. finalmente Demócrito A 47 [= .
de verdad) recurrieron sistemáticamente a ese particular proceduDlento de demos- Aecio, Opiniones 1, xii, 6]; Présocr., p. 772.
tración: lo llamaban "método de no-infinnación". 97
Demócrito A 56 [= Cicerón, De fin. 1, vi, 17]; Présocr., p. 777.
80 Así traduce J.-P. Dumont, glosando un poco, un miembro de la frase redactada en 98 Demócrito A 57 [== Plutarco, Contra Colotes 8, 110 F]; Présocr., p. 777.
griego del siguiente modo: állon d'hóti phaínetai énia suniónta leal piloúmena.
99 Demócrito A 44 [== Hermias, Sátira de los filósofos paganos, 13]; Présocr., p.
81 Cf. Leucipo, A 19 [= Aristóteles, Física IV 6, 213b 16-18]; Présocr., p. 739. 770.
82 Ibid. IV 6, 213b 18-20. 100 Demócrito A 43 [= Dionisia de Alejandría, Sobre la naturaleza, citado por Eusebio,
83 Criticando la teoría epicúrea de la percepción, Plutarco bromea a propósito de Preparación evangélica XIV, xxiii, 2-3]; Présocr., p. 770.
"esas proporciones y conveniencias de poros o pequeñas compuertas (póroz) de 101 Leucipo A 8 [= Simplicio, Conzentario a la Física de Aristóteles 28, 4]; Présocr.,
los sentimientos sobre las que [los discípulos de Epicuro] tanto parlotean"; cf. p.734.
i
Contra Colo tes 109 C (trad. J. Amyot), en Plutarco, Oeuvres morales, 3" ed., ed.
102 Leucipo A 14 [== Simplicio, Comentario a Del cielo de Aristóteles 242, 156];
Michel de Vaseosun, 1575, p. 589B.
Présocr., p. 737.
84 Cf. Aristóteles, Física IV 6, 213b 6-7.
103 Leucipo A 21 [== Simplicio, Comentario a Del cielo de Aristóteles 202, 16]; Présocr.,
8S Ibid. IV 6, 213b 21-22. N. B.: La misma cuestión será debatida en los Problemas p. 740. La misma formulación en Demócrito A 37 [== Simplicio, ibid., 294, 33];
XXV 8, 938b 24 - 93939 (ed. y trad. P. Louis: 1. 11,p. 188 ss.). Présocr., p. 767.
86 Lucrecio, Sobre la naturaleza 1 334-338. 104 DemócrÍto A 49 (=Galeno, Los elementos según Hipócrates 1 2]; Présocr., p.
87 Cf. Sexto Empírico, Contra los matemáticos X 257 [= frag. Usener 257]. 774.
88 Demócrito A 58 [= Simplicio, Comentario a la Física de Aristóteles 1318, 33]; lOS Cf.Kirk, G. & Raven, 1., The Presocratic Philosophers,Cambridge University
Press, ed. 1966, p. 408. Señalemos, además, que el propio Aristóteles defmió a ese
Présocr., p. 778.
"pretendido vacío" de los atomistas (Física IV 8, 216a 27: lo legómenon kenón)
89 Aristóteles (Física IV 7, 214b 2) emplea a propósito de esto la expresión eisióntos
como un "intervalo de cuerpos"(ibid. IV 7, 214a 20: sómatos diástema).
tinós.
106 Dumont, l-P., "Les Abdéritains et le non-étre ", Bulletin de la Société franfaise
90 Lucrecio, Sobre la naturaleza 1 347-357. de philosophie LXXVII, 1983, pp. 37-76 (p. eit., p. 41). Una interpretación idén-
91 Ibid. 1 358-369. tica, aún más reciente, en Voelke, .A.-J., "Vide et non-etre chez Leucippe et
Démocrite", Revue de Théologie et de Philosophie CXXII, 1990,3, pp. 341-352
92 Lucrecio, Sobre la naturaleza 1 384-397. (cf.especialmente p. 344 Y 349 ss.).
93 Cf.Demócrito A 60 [:= Aristóteles, Del cielo IV 2, 309a 1]; Présocr., p. 779..

Lecturas ... 77
76 ..Ficha de Cátedra.
., " . a VIII 9, 265b 24-26]; Présocr., p. 77~. La vacío a un espacio tal que por su propia naturaleza es vacío, exento de fuerza
107 Demócrito A 58 [= Arlstote, ~es, FISlC, 11' L ttr p 138) habla aun de "qUIenes. (adúnaton), débil (adranés), pero de ningún modo ha pensado que el vacío fuera
ans Les Be es e es, . , . .
traducción de C artero n (p , ' . 1 " , al vacío" y de un mOVImIen- la causa del movimiento".
nden que el movimiento tIene ugar gracias .
[...] prete 'd 1 '0" El subrayado es nuestro. 117 Luria, S., Democritea, t. 11,p. 472e ad n° 259, obs. 2.
to local "debl o a vaCl .
"Les Abdéritains et le non-etre", arto cit., pe 46. Aristóteles. Física IV 7, 214a 24-26 [= n° 260 Luria]: Aítion de kinéseos oíontai
lOS Dumont, J .- P e, 118

einai lo kenon hoútos hos en ho kineitai' toúto d'án eíe hOlon ton tópon phasí
109. Ibidem, p. 46. ,. h " tines eínai.
in the logic oí the early Greek phl1osop Y, ,
"A Stud
110 Cf. Lloyd: A. H.~ Y 261-270 para quien "el vacío juega en algun 119 N° 260 Luria (= Filópono, Comentario a la Física de Aristóteles IV 8, p. 630, 13;
1
Philosophlcal R~le~ X, 190 , PIPde 'fu ,'en la medida en que hace posible el testimonio que no figura en la ed. de Diels]. Luria (Democritea, 1. 11, p. 469, ad
sentido [en Democrlto] el pape e erza
como del n° 251) remite con razón a estas palabras de Epicuro (Carta a Heródoto,
movimiento" . 67): "El vacío no puede actuar ni padecer, pero proporciona sólo a través de él
111 Cf. Luria, S., Democritea, ob. cit., t. n, p. 469 (ad nO251). . (di'heautoú) el movimiento a los cuerpos"-. No hay que interpretar de otro modo
.' , . 98' "El vacío, que se admIte como el ese otro pasaje de Epicuro (Her., 44 )en el que se invoca conjuntamente a los
112 Cf. Hegel, La cIenCia de la loglca,parafr. '1". misma representada como la átomos y al vac"ío como "causas".
otro principio que ,se añade al,áton:o, es a repu SIOáD'os"
' d N 'chts) SItuada entre, 1os omt
Cf e .,
aún más explícita-
(d
nada que es as selen e ,1 " . filosofia a ropósito, esta vez, del 120 ef. la discusión que sigue a la comunicación de J.-P. Dumont ("Les Abdéritains
mente, en las Lecciones sobre la hlst~rla ~e la: . .'. ~el movimiento" (trad. et le non-etre", arto cit., p. 65). J. Brunschwig sostiene allí que puede arriesgarse,
atomismo epicúreo: para Epicuro, el vaclo es e pnnclplo usando la expresión "es preciso comprender que ese movimiento de los átomos
P. Gamiron, Paris, Vrin, t. IV [1975], p. 701). . tiene a la nada por principio y se produce eternamente", un pasaje de Cicerón (De
'o '9 265b 25) invocado por Dumont (cf. nota fin. 1, vi, 17 [= DK 68 A 56]) que dice así en latín: eumque motum atomorum nullo
113 El pasaje de Aristóteles (FlSlC~ VIII .'. . l. ovimiento se produce a causa a principio, sed ex aeterno tempore intellegi convenire; cf. art. cit [1983], p. 57,
30) debería leerse así: "Ha~ ~ule~ ..es ?I~en q~e e m
del hecho de que haya yaCIO (dla de to kenon), etc. así como Présocr., p. 777; allí Dumont deja de lado su anterior interpretación y
traduce ahora adecuándose al uso: "es preciso comprender que ese movimiento de
. 'io de Arist6t~les poseen "todos los carac-
114 Si los átomos, conforme con e.1testunon , .... , ." "b J. _p Durnont la per- los átomos no ha tenido comienzo (nullo a principio) y es eterno".
'd '(] f en por SI mIsmos escrl e . . ,
teres del ser parmenI ea, .. oe .len , . . 1 inmovilidad" ("Les 121 Bloch, O., Le matérialisme, París, PeU.F., 1985, p. 38.
1 .d d del ser así como el reposo Y a
manencia y aeteml ~" ' ' . . 48) Pero Aristóteles jamás dice que los
Abdéritains et le non-etre , arto Clt., p. ., ,,, J22 ef. Wisniewski, B., HDemocritea" (Rendiconti dellstituto lombardo [Classe di
átomos tengan "'todos los caracteres del ser parmenldeo . lett. E SC. Morali e Storiche], XCV, 1961, p. 435-442 (cit. p. 436; el subrayado es
liS Ver más adelante, en este mismo capítulo, ~a~ecci?n del parágrafo 4 al que tltula- nuestro).
mas "Etemidad Y autosuficiencia del mOVImIento . '" 123 Dem6crito B 156 [= Plutarco, Contra Colotes 4, 1108 F]; Présocr., P'o885. Otras
o. ._.. '. Comentario a la Física de Aristóteles IV:, p. 53.", apariciones de la palabra dén en nuestro corpus: Demócrito A 37 [= Simplicio,
116 Cf. n 251 Luna [- SlmphclO, d d D' 11 "Eudemo en eltercer lIbro de la Comentario a Del cielo de Aristóteles, 11, 18]; Présocr., p. 767: prosagoreúei de
14; testimonio que no figura en la e . I~ I~.S. [en Dem6crito] y, fundándose en ton men tópon tOlsde toís onómasi, to te kenó kai lo oudeni kai lo apéiro, ton de
Física, critica punto por punt~ lo qu~ a I s~. Ice. de las causas (aitíon) de la admi- ousion hekásten to te devi kai lo vasto kai tó ónti; también Demócrito A 49 [=
lo que universalmente se adml~e,re . ta,~a a u;a ' .acaso no se admite el vacío
d ce Galeno, Sobre los elementos según Hipócrates 1, 2], Présocr., p. 774: kata de ten
sión de la existencia del espa~1O.vacI~.. Ae;::;:os I u; ~ea imposible sostener esto, alétheain d'n kai meden esti ta pánta' kai gar aú kai (out 'eÍreken autós, 'dén" men
p.ara que se prov.oque el mov.lmlen, to. ¿ 1 ' q m.atar y posea alauna fuerza' tas atómous onomázon,'medén ' de to kenón. Ver fmalmente Luria, S. , Democritea,
, . ?E . n efecto que e vaCIO sea.. . o
Democnto. .s preCISO, e. ' o.'", d" .) Pero Demócrito ha denominado frag. 188 [Filópono, Comentario a la Física de Aristóteles 1, 5, p. 110, 7-10: to
(del gar kinetikón einai kai exeln Una. unarnln .

Lecturas ... 79
78 -Ficha de Cátedra ..
o~n eíe tó ~e me~én. Meliso deduCÍa inmediatament.' ..
cIa necesarIa, la unposibilidad del movimiento' "Él: despues, como consecuen-
pléres gilr kai to kenon arxas eínai Ión ónton élege, to de pléres kai to kenon P~es. no puede desplazarse en ninguna direcció~ ,. lo ente> t~poco se mueve.
enantía, hátina on kai ouk on ekálei, kaiden kai oudén. dim men lo pléres to de kmeltai: hupoxorésai gar ouk' . d ' :) p.or el contrano es pleno"( oude
132 exe¡ ou ame, alla pleon estin) ..
kenon oudén.
CI Alfieri, V., Atomos idea ob 'cit 59' D" :
124 Sin embargo, W. 1. Matson ha querido sostener lo contrario. Su interpretación, no solamente a lo pleno v ~ lo' sóÚ'ctP' .' emo~:Ito atrIbuye "el predicado ser
particularmente controvertida, acaba restituyendo el sentido del fragmento en cues- vaCÍo" . J ' a1
o, SIllOtamblen a ser contrario ' es d ecrr,
tión del siguiente modo: Hing (dén) is no more real than nothing. Como hing es
un ténnino inexistente en inglés (así como tampoco existe dén en griego) tendría- 133 D'AI essando, A" "La genesi dell" . ,.
moS aquí algo así como "la ada [éant en francés] (ténnino sin significado) no Abdera", arto cit., p. 381; cf. 383. IpotesI atomIstIca nel pensiero di Democrito di
tiene más realidad que la nada [néant en francés]" Según el mismo autor, la rea-
134 Parménides DK [28] b 2 [= Proclo Come . ..
lidad de este juego de palabras estaría confmnada a parte post por la existencia de Simplicio, Comentario a la Física de A . t~ta;1O al T¡meo de Platón I 345, 18 Y
una posteridad escéptica de Demócrito. Cí. Matson, W. 1., "Democritus, Fragment 135 •• ns ote es 116, 25]; Présocr., p. 258

156", The Classical Quarterly XIII, 1963, pp. 26-29. Democnto A 45 [= Aristóteles F" I5 ~ .
stereon kai kenón, hón to m' 'h ISI~a .' 1,88a22-2.)]; cf. Présocr., p. 771: D. To
136' en os on, to d hos ouk on eínaí phesin.
125 Cf. Meliso DK [30] B 7, 7 (pasaje que citamos más abajo).
126 Cf. especialmente EmpédocIes DK [31] B 14 [= pseudo-Aristóteles, LeuclpoA 6 [= Aristóteles Metafisiea A 4
outhenmallontoimtoume'óntoseínaí h : 985,b.4]; ~r~socr., p. 731: dio kai
Meliso,Jenófanes,Gorgias II 28]: en el todo, nada vaCÍo (toú pantosd'ouden sómatos. p asm, hOtl oude to kenon <éllaton> toú
kenéon) (cf. igualmente B 13); cf. también Anaxágoras DK [59] A 42 Y A 68 (cf.

Présoer., p, 635 Y 649).


137 lelO, eomentario a la Físic
Leucipo A.. .8 .(-- S'lInp. 1'.' dA' ,
p. 734: éti de oud'n mallon to on e tlo me on hyp ~ ~ .n:o~el~s 28, 4~; Présocr.,
127 Seguimos aquí a A. D' Alessandro, "La genesi dell' ipotesi atomistica nel pensiero de la Metafzsica de Teofrasto (8b 6 ) d . ~rc em sunIsmo, CIerto pasaje
di Democrito di Abdera", Annali della Fti~olta di Lettere e Filosojia (Bari) XIX. consideración a lo que no es no h S.~ :nun~ta a .los filósofos. que "toman en
XX, 1976-1977, pp. 375-392 (cit. p. 377;~í. también p. 381). A propósito de esto universo". l' a SI o nI sera, para constituir la naturaleza del
Calogero habla de una "inversión" (capo~olgimento) y, en consecuencia, de una
ero
"liquidación" de la fórmula parmenídea és.,tin e ouk éstin. Cí. Calog , G", Storia 138 E
.. xpresión, ya citada, de B, Wisniewski.
della logica antica, vol. 1, L 'eta arcaica, Bari, 1967, p. 367.
139 1. nafiashion
. of it own; cf. Mc Gibbon D "lb t' ...
128 Cf. Matson, W. 1., "Democritus Fragment 156", arto cit., p. 26, según el cual dén es ser. 4, XVII, 1964, pp. 248-255 (cit: p."251 )~ a omIsts and Meltssus", Mnemosyne
un made-up word. Esta palabrita, dén, en griego no antiguo no aparece sino en un
oscuro fragmento del poeta Alceo (s. VIi a. C.); cf. Alceo, frag. 76 Bergk: kaí 140 Cf. Leucipo A 6 [= Aristóteles, Metafísica A 4 . .' .
y su compañero Demócrito afmnan ue lo' ' 985b4], P~esocr., p. 731: "Leucipo
k'ouden ek dénos génoito. Moorhouse ("Dén in classical Greek", Classical Leucipo A 32 [= Aecio, Opiniones IVq . . ~Ien? y lo vaclo son los elementos" y
Quarterly XlI, 1962, pp. 235-238) observa que la traducción más probable sería A 1 [_ D." ... ' IX, 8]~ Presocr p 744 Cf tamb'é L. .'
, •_ IOgenes Laercio IX 31]' p.' .,... 1 n euclpo
."nada puede nacer de algo", es decir "algo puede no llevar a nada"(cit. p. 238).
141
Refutación de todas las herejías
. '
i
l~~o;.,. p. 729, Y Leucipo A 10 [= Hipólito
, resocr., p. 735. '
. 129
A striking antithesis ofform: tomamos esta expresión del estudio ya citado de A.
Cf. Demócrito A 1 [= Diógenes Laercio IX 44}' P ·
C. Moorhouse, "Dén in classical Greek", p. 236. de todas las cosas son los átomos y el, '''. ' r~s~cr., p. 750: "los principios
130 Antonietta D' Alessandro ("La genesi dell'ipotesi atomistica nel pensiero di nes I,iii, 16]; Présocr., p. 771: 'Dem~:~~~ d~::oC~ItO A 46 [= Aecio, Opinio-
Democrito di Abdera", arto cit., p. 381) ve con razón, también ella, el efecto de un son los principios"; v Leucipo A 8 [= S' ,... ue os compactos y los vaCÍos
gioco linguistico en este uso de los ténninos dén y medén. Arist~te~es 28,4]; Pré;ocr., p. 734: "Al igu~P}¡CI?, Coment~rio a la Física de
Democnto de Abdera puso como . .~. a que el [se. LeucIpo], su compañero
131 Meliso DK [30] B 7, 7 [= Simplicio, Comentario a la Física de Aristóteles 111, prInCIpIOs lo pleno y lo vacío" . Cf " por tiill,
18]; Présocr., p. 312: oud~ keneón esti oudén: to gar keneon oudén estin: ouk an

Lecturas ... 81

80 ..Ficha de Cátedra ..
Leucipo A 12 [= Aedo. Opiniones 1. iii. 15): Pré~oer .. p. 736: ,óLeucipo de Mileto 15: Jbid.~
t' G 3,. .1. 005b 35 ..ss;. Aleiandro
~ .(/7.2
-, 2) d ec 1ara con e .' .
lene en VIsta a los dIscípulos de De .' . . . xactltud que Anstótek
dice que lo pleno y lo vacío son los principios Y'los elementos". IS3 mocnto y de Protágoras.
14: Leucipo A 7 [= Aristóteles, Sobre la generación y la corrupción 1 8. 324b 35): Es lo que hizo Platón mismo en el Sofista.

Présoer., p. 733. . 154


ISS N° 262 Luria [= Ale
. 1~andro d e. Afr o d'ISla,
. In Metaph.,
. p. 303, 37].
143 Hay un único ejemplo que no responde a esta presentación de la oposición áto- ef. Graeser~ A., "Demokrit und die skeptlsche
.
mos/vacío un poco asimétrica desde el punto de vista morfológico. Este ejemplo pp. 300-317 (cit. p. 302). Fonnel", Hermes XCVIII, 197fl.
se halla en Aecio, quien escribe, contrariamente al uso común, "Demócrito dice
156 O" sustancia intano'bl
bl e," como se atreve a escribir Ri . Ri. .
que los compactos y los vacíos (/cená) son los principios" (Opiniones 1, iii, 16 [= .
lntroductzon, Cambridge University Pr 19 s1. st, 1. M., Eplcurus . .4. JI
DK 68 A 46; Présocr., p. 771 )). lS7 • ess, 72, p. 56.
144 Cf. Leucipo A 19 [= Aristóteles, Del cielo 1 7, 275b 29]; Présocr., p. 739: "el Rist,
. 1. M., ob ..,...
cit P 56 Cf tambOlen , sobre este punto S 1m ".
VOld, matter and genesis Sorne h' t . o sen, F., Eplcurus on
todo no es continuo (me suneches to pán), sino [...] que por el contrario sus partes pp. 263-28 l (especialme~te p. 26;~ :~aI observations", P m:onesis XXII. 1977.
se hallan separadas por el vacío (diorisména tói /cenóz),tal como piensan Demócrito habría tenido con los gimnOSOfiS~ d ~c~~~ las conve:saclOnes que el abderit::
y Leucipo'~. concepción democríteadel vacío e a la, S. 1. Gora ha pretendido que 13
Demócrito A 60 [= Aristóteles, Del cielo IV 2, 309a 1]; Présocr., p. 779. Alfieri ávaranabháva (= la "ausencl'a d como] no ser puede acercarse a la noción india (;.~
145 e envo tura" el "va ' ") ,. .~
(Gli atomisti, p. 102) traduce así este pasaje de Aristóteles: 'el vacío encerrado en a una categoría que fue usada' ' CIO y, mas precIsamente au.-
los cuerpos es lo que los vuelve livianos (rende leggeri) Y hace que <fa si che), a la de ákásástikáya (= el "vaPc?r,~lertasl " escuelas no ortodoxas, budista v J' ain ¡se:'
. lO , e no ser") Cf G' ·
veces, a un volumen más grande le correspond,a;un peso menor". rodowodzle Abderyckiej koncepcji pró ." R' ... ~ra, S. J., "O Indyjskim
pp. 5-28 [en polaco, con resumen en lat:;.' ocznzkz Fzlozojiczne XXII, 1973.
146 Cf. Leucipo A 8 [= Simplicio, Comentario a lalFísica de Aristóteles 28,4]: /cal
aítia homoíos eínai toís ginoménois ámpho; también Leucipo A 6 [= Aristóteles,
Metafisica A 4, 985b 4]; (Présocr., p. 734 Y 731 respectivamente). El frag. 177
Luria reproduce un extracto del comentario hecho por Asclepio a la MetaflSica de
Aristóteles: leemos allí que el no ser no es "menos causa que el ser'~ (= In Metaph.
1 4, p. 33.9). ., ~,

147 No podría fundar alguna clase de "física negati~a", una fisica en la que el no ser
fuera el principio del movimiento. ..
148 Cf. Leucipo A 7 [= Aristóteles, Sobre la generaciónyla corrupción 18, 324b 35];
Présoer., p. 732. .
149 "Al lugar -escribe Simplicio- le da los nombres de vacío, de nada (oudení) Y de
ilimitado; a cada una de las sustancias (ousión) los nombres de cosa (denz), de
elementos compacto y de existente (ónti)"; cf. Demócrito A 37 [= Simplicio, Co-
menuirio a Del cielo de Aristóteles 294, 33]; Pr~socr., p. 767.
1;0 Cf. antes los diversos testimonios en los que leíamos que los átomos y el vacío
existe,n ~~pornaturaleza".
151 Aristóteles. Melafisica G 3, 1005b 19-20: to aulo háma hypárchein kal me
h)'pw;chein adúnaton tói aulói ka) kala 10 autó.

82 .}"'icha de Cátedra- Lecturas... K.~-)