Está en la página 1de 7

RECURSO DE APELACIÓN

S.J. DE GARANTÍA DE SANTIAGO (12°)

Fernanda Figueroa Díaz, Defensora Penal Pública, en causa RIT 4818-2016,


RUC 1600401304-6, seguida contra CARLOS ALBERTO CAROCA CAROCA, por el
delito de apropiación indebida, a SS. respetuosamente digo:

Que, según lo dispuesto en el artículo 37 de la ley 18.216 y estando dentro de


plazo legal, vengo en deducir recurso de apelación contra la resolución pronunciada en
audiencia de fecha 9 de agosto de 2019, la cual revoca la pena sustitutiva de reclusión
parcial nocturna penitenciaria, a la que se encontraba sujeto mi representado Carlos
Caroca Caroca, de 28 años de edad, domiciliado en Calle Antártica, Población La Legua
Nº 3345, San Joaquín, razón por la cual vengo en interponer recurso de apelación en
virtud de las consideraciones de hecho y de derecho que expongo a continuación.

HECHOS:

1. Con fecha 18 de agosto de 2017, se dicta sentencia condenatoria en audiencia de


juicio oral en contra de mi representado, en virtud de la cual se condena, como autor
del delito consumado de apropiación indebida contemplado en el art. 470 N° 1 y 467
N° 2 del Código Penal, a la pena de 541 días de presidio menor en su grado medio y
multa de 6 UTM.

2. Reuniéndose los requisitos legales establecidos al efecto en la Ley 18.216, se le


impone a don Carlos Caroca la pena sustitutiva de reclusión parcial nocturna por un
periodo equivalente al de la pena impuesta, debiendo cumplirse en un recinto de
Gendarmería de Chile, entre las 22 horas P.M. y las 6 horas A.M. del día siguiente.

3. Luego, el día 6 de noviembre del mismo año, el Centro de Readaptación Abierto


Manuel Rodríguez informa la no presentación al cumplimiento de la pena sustitutiva
de mi representado. En virtud de esto, se fija audiencia de ley 18.216 con fecha 20
de diciembre de 2017, a la cual don Carlos Caroca no comparece, decretándose
orden de detención en su contra por parte del Tribunal.

4. Posteriormente, con fecha 1 de enero del 2018 se realiza una audiencia de control de
detención en la presente causa, en la cual el Tribunal resuelve mantener la pena
sustitutiva de Reclusión Nocturna, y con misma fecha se decreta el reingreso,
debiendo el condenado presentar en el CRA Manuel Rodriguez el día siguiente para
el ingreso administrativo respectivo y a las 22:00 horas a cumplir derechamente dicha
medida.

5. Atendido lo anterior, Tribunal pide cuenta respecto del cumplimiento de la pena


sustitutiva de mi representado y por lo cual CRA Manuel Rodríguez informa que al
día 23 de julio de 2019 el señor Carlos Caroca no se ha presentado a dar
cumplimiento a su condena y se agenda audiencia de Ley 18.216 con fecha 1 de
agosto del año en curso.

6. La audiencia anteriormente referida tiene lugar sin la presencia del sentenciado, por
lo cual se dicta una nueva orden de detención en su contra. En razón de esto, el día
9 de agosto de 2019 se lleva a cabo una audiencia de control de detención en la que
este Tribunal, atendido que mi representado no ha cumplido con la pena impusta, no
se presenta a las audiencias, no ha pagado la multa, y, considerando además, que
fue condenado con posterioridad a la presente causa por un simple delito, revoca por
el solo ministerio de la ley la pena sustitutiva y se da orden de ingreso en calidad de
rematado, sirviéndole de abono desde el 09 de noviembre de 2016 al 18 de agosto
de 2017.

DERECHO:

Esta defensa considera que la resolución del tribunal de fecha 9 de agosto del
presente año, que revoca la pena sustitutiva de reclusión nocturna penitenciaria de mi
representado, se fundó en una interpretación y subsecuente aplicación errónea de las
normas de nuestro ordenamiento jurídico que integran nuestro sistema penal, en
consideración a las razones que a continuación se expresan.
Cabe tener presente que, el principal rol de las penas sustitutivas es la búsqueda
de alcanzar la reinserción social y evitar el contagio criminógeno, lo que debe tenerse en
consideración al momento de pronunciarse respecto a la revocación de las penas
sustitutivas por los tribunales de fondo. Lo anterior cobra relevancia, considerando la
duración de la pena impuesta originalmente, que no nos encontramos frente al
quebrantamiento por causal objetiva conforme al artículo 27 de la Ley 18.216 y que don
Carlos Caroca cuenta con tan solo 28 años de edad.

La modificación introducida por la Ley 20.603 estableció una clara diferencia entre
la no presentación del penado ante el Centro correspondiente y los incumplimientos o
quebrantamientos que tienen lugar durante el régimen de ejecución propiamente tal.
Tanto es así, que nuestro legislador establece dos reglas de procedimiento distintas para
cada una de estas hipótesis: tenemos por un lado, el artículo 25 para la fase de ejecución;
y por otro, el artículo 24 de la Ley 18.216 para los casos de no presentación:

“Artículo 24.- El tribunal, dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes desde
que se encuentre firme y ejecutoriada la sentencia, deberá informar a Gendarmería de
Chile respecto de la imposición de alguna de las penas sustitutivas establecidas en esta
ley.
El condenado a una pena sustitutiva deberá presentarse a Gendarmería de Chile
dentro del plazo de cinco días, contado desde que estuviere firme y ejecutoriada la
sentencia. Si transcurrido el referido plazo el condenado no se presentare a cumplirla,
dicho organismo informará al tribunal de tal situación. Con el mérito de esta
comunicación, el juez podrá despachar inmediatamente una orden de detención.”

El objetivo de esta orden de detención no es otro que obtener una presentación


compulsiva del condenado reticente ante el Centro respectivo, por lo que no corresponde
aplicar el artículo 25 en este caso concreto. En este caso, no procedería la revocación de
la pena sustitutiva sino para asegurar la presentación, incluso a la fuerza, de mi
representado ante el CRA, ya que, como se ha señalado por la jurisprudencia, antes de
la presentación no hay ejecución de pena sustitutiva, por lo que no se puede revocar algo
que no ha nacido, ni se puede frustrar un proceso de resocialización que no ha
empezado.
El artículo 27 de la Ley 18.216, señala lo siguiente: “Las penas sustitutivas
reguladas en esta ley siempre se considerarán quebrantadas por el solo ministerio de la
ley y darán lugar a su revocación, si durante su cumplimiento el condenado cometiere
nuevo crimen o simple delito y fuere condenado por sentencia firme”.

En virtud de lo anterior, y ante la atenta lectura del artículo señalado, es posible


desprender que si no se inició el cumplimiento de la pena sustitutiva, tal como establecen
los informes de CRA Manuel Rodríguez de fechas 6 de noviembre de 2017 y 23 de julio de
2019, mal puede entenderse que mi representado cae en la situación de causal objetiva del
artículo 27 de la Ley 18.216. No habiendo comenzado a cumplir la pena sustitutiva de
reclusión parcial nocturna penitenciaria impuesta en la causa que motiva el presente
recurso, RIT 4818-2016 del 12º Juzgado de Garantía de Santiago, considera esta defensa,
no es posible aplicar lo dispuesto en el artículo 27 de la Ley 18.216, por cuanto ésta nunca
se inició, no pudiendo revocar algo que no comenzó. Así, a juicio de esta defensa no existiría
causal objetiva de revocación.

Esta opinión es compartida por los tribunales superiores de justicia. Así, la Ilustrísima
Corte de Apelaciones de Santiago, ha fallado en este sentido en variadas oportunidades:

En causa Rol 3050-2017, de fecha 28 de agosto de 2017, en su parte resolutiva,


señala lo siguiente:

“Que el sentenciado no incurrió en el quebrantamiento de la pena sustitutiva


impuesta atendido que la misma estaba suspendida ante el trámite que debía cumplir en el
Servicio Médico Legal, por lo que de acuerdo con el artículo 27 de la Ley 18.216 no puede
considerarse que dicha pena haya sido quebrantada y dar lugar a una revocación de pleno
derecho al momento que se le imputó nuevo delito, en consecuencia conforme a lo expuesto
y a lo dispuesto también en el artículo N°1 de la Ley 18.216 en la medida que si existe
incumplimiento, esta Corte hace lugar a la petición de defensa en el sentido de que queda
sujeto el sentenciado a la medida de reclusión parcial domiciliaria, por lo que en
consecuencia, se revoca la resolución recurrida de fecha de ocho de agosto pasado, y en
su lugar se decreta la reclusión nocturna domiciliaria del sentenciado”.
También, en causa Rol 764-2018, con fecha 13 febrero 2018, indicó:

“Primero: Que el artículo 25 N°1 de la Ley N°18.216 determina que una de las
hipótesis para revocar la pena sustitutiva es que se haya producido un incumplimiento grave
y reiterado de las condiciones impuestas para la libertad vigilada intensiva.
Segundo: Que de los antecedentes hechos valer en la audiencia, aparece que tal
hipótesis no se configura desde que no se había iniciado el cumplimiento de la pena, de
modo que no puede concluirse que esta haya sido incumplida.
Por lo expuesto, se revoca la resolución apelada de treinta y uno de enero del año
en curso, por la que el 14° Juzgado de Garantía de Santiago revocó la pena sustitutiva de
libertad vigilada intensiva y, en su lugar, se decide que ésta se mantiene respecto de la
condenada S.E.G.S, autorizando su reingreso para el cumplimiento de la misma”.

En el mismo sentido, en causa Rol 324-2019, de fecha 11 de febrero de 2019,


respecto del art. 25 de la ley 18.216:

“Al mérito de los antecedentes, la cronología que han marcado esta causa después
de la sentencia, en el cual incluso han existido incumplimientos por parte de la encargada
del sistema de libertad vigilada especialmente la inasistencia de los días 28 y 29 de
noviembre y apareciendo el mérito de los antecedentes de que no se dan los supuestos del
artículo 25 N°1 de la Ley N°18.216, como para revocar la resolución en alzada,
considerando un incumplimiento grave y reiterado en las condiciones para la libertad
vigilada, pues de éstos antecedentes aparece que tal hipótesis no se configura desde que
no se ha iniciado efectivamente el cumplimiento de la pena bajo régimen de libertad vigilada
al no existir condiciones claramente fijadas para ellos se ha resuelto revocar la resolución
de diez de enero del año dos mil diecinueve, dictada por el Noveno Juzgado de Garantía
de Santiago, que revocó el beneficio de libertad vigilada de J.S.L.V., y en su lugar se
resuelve no dar lugar a revocar tal beneficio, debiendo citarse a una audiencia para
regularizar la situación y cumplir entonces con el beneficio de la libertad vigilada.”

Del mismo modo, la Novena Sala de dicha Ilustrísima Corte, respecto de un Recurso
de Amparo Rol 2452-2018 de fecha 21 de noviembre de 2018, en relación a la aplicación
del art. 27 de la misma ley 18.216, ha dispuesto:
“TERCERO: Que, el artículo 27 de la Ley N° 18.216 prescribe: “Las penas
sustitutivas reguladas en esta ley siempre se considerarán quebrantadas por el solo
ministerio de la ley y darán lugar a su revocación, si durante su cumplimiento el condenado
cometiere nuevo crimen o simple delito y fuere condenado por sentencia firme.”
Del tenor de la norma precitada se desprende que resulta una condición para que
resulte aplicable que se haya verificado el inicio del cumplimiento de la pena sustitutiva, lo
que no ha ocurrido en la especie, por lo que no procedía dejar sin efecto la pena sustitutiva
otorgada al recurrente, lo que motiva que el presente recurso deba ser acogido.”

Y asimismo, en causa Rol 5375-2018, de fecha 7 de noviembre de 2018 que


resuelve:

“Mérito de lo expuesto por los señores abogados intervinientes, y teniendo presente


lo que ha expuesto la señora abogada del órgano persecutor y habiéndose producido una
situación, que está contemplada expresamente en los artículos 25 y 26 de la Ley N°18.216,
en el sentido que, tiene que haber una decisión previa que revoque el beneficio, cosa que
en este momento no se ha producido, porque el sentenciado no estaba en la etapa del
cumplimiento de la pena alternativa, en ese caso entonces, se revoca la resolución de
diecinueve de septiembre pasado, por la cual revocó la pena sustitutiva de reclusión parcial
nocturna domiciliaria y, en su lugar, se decreta que debe llevarse a cabo una audiencia para
discutir la procedencia o no de esa revocación.”

La Excelentísima Corte Suprema por su parte, en causa Rol 59295-2018, con fecha
22 de octubre de 2018, señala en su considerando quinto:

5°) “Que de la atenta lectura del artículo 27 de la Ley N° 18.216 y no habiendo estado
el amparado en condiciones de principiar el cumplimiento de la pena sustitutiva impuesta,
correspondiendo su citación a una nueva audiencia a efectos de resolver su situación
procesal, no se configura el incumplimiento de condiciones o quebrantamiento que permite
su revocación”.
Así, conforme lo indica expresamente el artículo 27 de la Ley 18.216, “…si durante
su cumplimiento…” el condenado cometiere un nuevo crimen o simple delito, es necesario
que el sentenciado haya iniciado el cumplimiento de la pena sustitutiva para estar afecto a
un quebrantamiento o revocación de la pena, lo anterior, por haber cometido nuevo crimen
o simple delito durante el cumplimiento de la pena sustitutiva.

Que, en virtud a las argumentaciones expuestas en el presente recurso, y por no


verificarse a juicio de la defensa causales suficientes para la revocación de la pena
sustitutiva de reclusión parcial nocturna domiciliaria; y de acuerdo a los establecido en el
artículo 37 inciso 1° de Ley 18.216 señala vengo en deducir recurso de apelación, de
acuerdo a las normas legales establecidas.

POR TANTO; en atención a los fundamentos expuestos y lo prescrito en los artículos


8 y 37 de la ley 18.216 y demás normas pertinente que resulten aplicables.

RUEGO A SS.; Tener por interpuesto recurso de apelación en contra de la


resolución de fecha 9 de agosto del año 2019, ordenando se eleven los antecedentes
pertinentes a la Ilustrísima Corte de Apelaciones, a fin que ese Ilustrísimo Tribunal
declare admisible el presente recurso, lo acoja a tramitación conociendo del mismo
enmiende conforme a derecho la resolución recurrida, revocando la misma, resolviendo
que se mantiene la pena sustitutiva de reclusión nocturna penitenciaria, respecto de mi
representado don Carlos Alberto Caroca Caroca, autorizando su reingreso al
cumplimiento de la misma.