Está en la página 1de 78

UNIVERSIDAD CONTINENTAL DE CIENCIAS E

INGENIERIA

AÑO DE LA DIVERSIFICACION PRODUCTIVA Y


FORTALECIMIENTO DE LA EDUCACION

TEMA
“yacimientos tipo skarn”

INTEGRANTES

 SALAZAR TOLEDO EDISON

 VILLEGAS ÑAUPARI YONATAN

 LULO LAZARO JAVIER

DOCENTE : TANTAVILCA RAMIREZ NELIDA

TURNO : MAÑANA

HUANCAYO -2015
Objetivo
El presente trabajo daremos a conocer sobre el Yacimiento tipo Skarn ya que puede formarse
durante metamorfismo regional o de contacto y de una variedad de procesos
metasomáticos de la participación de los fluidos magmáticos, metamórficos, meteóricos,
y/o de origen marino. Se encuentran adyacentes a plutones, a lo largo de las fallas y de las
principales zonas de cizalla, en los sistemas geotérmicos superficiales, en la parte inferior
del lecho marino, y a menor profundidad en la corteza, terrenos metamórficos enterrados
y qué relación existe entre estos distintos ambientes.

Como también la amplia variedad de minerales calco-alcalinos, minerales de silicato y


asociados, pero por lo general está dominada por granate y piroxeno.

También se dara a conocer los tipos de Skarns los cuales pueden subdividirse según varios
criterios. Exoskarn y endoskarn son los términos más utilizados para indicar protolito
sedimentario o protolito ígneo, respectivamente. El término Skarn Magnesiano y cálcico
puede utilizarse para describir la composición del protolito dominante y minerales
resultantes de skarn. Tales términos pueden ser combinados, como en el caso de un
exoskarn magnesiano que contiene forsterita - diópsido de un skarn formado de dolomita.

Las reacciones skarns puede formarse a partir de metamorfismo isoquímico finamente


intercalado de unidades bituminosas y carbonato metasomático en que la transferencia de
componentes entre litologías adyacentes pueden ocurrir a pequeña escala.

El tipo de textura que tiene la composición de Yacimiento tipo Skarn en contra posición no
todos los skarns tienen mineralización económica; skarns que contienen mineralización son
llamados depósitos de skarn. En la mayoría de los grandes depósitos de skarn, skarn y
mineralización de la mena son resultado del mismo sistema hidrotermal, aunque puede
haber diferencias significativas en el tiempo/espacio de la distribución de estos minerales a
escala local.

YACIMIENTO TIPO SKARN


El término skarn originado en Suecia Central, donde fue usado por los mineros para referir
a ganga calco silicatada de grano grueso asociado con menas de hierro y esto fue luego
adoptado por Goldschmith en sus clásicas memorias en el área de Kriatiana. Desde aquel
tiempo el término ha sido expandido a incluir una gran variedad de rocas calco-silicatos
que son ricas en calcio, hierro, magnesio, aluminio y manganeso.

MINERALOGIA DE LOS SKARN

Así como la mineralogía es la clave para el reconocimiento y la definición de skarns,


también es fundamental para entender su origen y en la distinción de la importancia
económica de los depósitos minerales interesantes entre localidades no rentables.
Mineralogía en Skarn es cartografiable en el campo sobre todo la "alteración" y sirve como
la más amplia guía para encontrar un potencial cuerpo mineral. El reconocimiento de
características distales de alteración puede ser de importancia crítica en las primeras etapas
de exploración. Detalles de la mineralogía de skarn y zonificación puede ser usado para
construir los modelos de depósitos específicos de la exploración, así como los modelos de
utilidad más general en el desarrollo de programas de exploración de base o de síntesis
regionales.

Aunque muchos minerales de skarn son típicos de rocas de formación, algunos son menos
abundantes, y muchos tienen variaciones en composición que pueden arrojar información
importante sobre el medio ambiente de formación (por ejemplo, piroxeno - Takano, 1998;
scapolite - Pan, de 1998). Algunos minerales como el cuarzo y calcita, están presentes en
casi todos los skarns. Otros minerales como la humita, periclasa, flogopita, talco,
serpentina, y brucita son típicos de skarns magnesianos pero están ausentes de la mayoría de
los demás tipos de skarn. Además, hay muchos minerales como estaño, boro, berilio y flúor
que son muy restringidos, pero localmente importantes en su paragénesis. El advenimiento
de las modernas técnicas de análisis, en particular la microsonda de electrones, hace que sea
relativamente fácil determinar la composición exacta de minerales y en consecuencia,
precisa de utilizar nombres mineralógicos. Sin embargo, los nombres mineralógicos deben
utilizarse correctamente para no dar a entender más de lo que se conoce sobre la
composición mineral. Por ejemplo, la secuencia de piroxeno, clinopiroxeno, clinopiroxeno
cálcico y diópsido, son cada vez más específica. Lamentablemente, es muy común en la
literatura geológica para fines específicos términos, como diópsido, que se usa cuando todo
lo que se sabe acerca de los minerales de que se trata es de que podría ser piroxeno.

Zharikov (1970) fue quizás el primero en describir la sistemática de las variaciones en la


mineralogía de skarn entre las principales clases de skarn. Utilizó equilibrios de fase,
compatibilidades minerales, y las variaciones de composición en la serie de solución sólida
para describir y predecir características minerales de skarn conjuntos para diferentes tipos.
Sus observaciones se han extendido por Burt (1972) y Einaudi y otros. (1981) para incluir
una amplia variedad de tipos de yacimientos y las diferencias entre los tipos mineralógicos.
Los minerales que son de gran utilidad para la clasificación y para la exploración son como
el granate, piroxeno y anfíboles, que están presentes en todos los tipos de skarn y que
muestran marcada variabilidad de composición. Por ejemplo, el piroxeno manganifero,
johannsonita, se encuentra casi exclusivamente en skarns de zinc. Su presencia, sin mucha
más información de apoyo, es definitivo para este tipo de skarn.
En muchos sistemas de skarn, variación de contenido de hierro es el parámetro más
importante y por lo tanto, muchos minerales son descritos simplemente por su miembro
final de hierro, por ejemplo, Hd10 o Ad90. Grandes cantidades de información de
composición puede resumirse gráficamente. Diagramas Triangulares comúnmente se
utilizan para expresar variaciones en la composición de complejos minerales como granate
y piroxeno.

Anfíboles son más difíciles de representar gráficamente porque tienen estructuras que
dependen de las variaciones de composición. Las principales diferencias entre los anfíboles
en diferentes tipos de skarn son variaciones en la cantidad de Fe, Mg, Mn, Ca, Al, Na, y K.
Anfíboles de Au, W, Sn y skarns son progresivamente más alumínicos (actinolita -
hastingsita - hornblenda) , skarns con anfíboles de Cu, Mo, y Fe son progresivamente más
ricos en hierro en la tremolita, y los skarns con anfíboles de cinc, son a la vez ricas en Mn y
con déficit de Ca, que van desde la actinolita a dannemorita. Para un depósito de skarn o
grupo de skarns, de variaciones de composición en las fases minerales menos comunes,
como idocrasa, bustamita u olivino, puede dar una idea de los patrones de zonación o
petrogénesis regionales (por ejemplo, Giere, 1986; Agrell y Charnely, 1987; Silva y
Siriwardena, 1988; Benkerrou y Fonteilles, 1989).

Evolución de skarns en el tiempo y el espacio


Como fue reconocido por los primeros investigadores de skarns (por ejemplo, Lindgren
1902; Barrell, 1907; Goldschmidt, 1911; Umpleby, 1913; Knopf, 1918), la formación de un
depósito de skarn es un proceso dinámico. En la mayoría de los grandes depósitos de skarn
hay una transición de metamorfismo temprano/distal resultado en hornfels, reacción de
skarn, y skarnoide, para metasomatismo tardío/proximal resultando minerales de
relativamente grano grueso de skarn. Debido a los fuertes gradientes de temperatura y gran
circulación de líquidos causada por células de una intrusión magmática (Norton, 1982;
Salemink y Schuiling, 1987; Bowers et al. 1990), el metamorfismo de contacto puede ser
considerablemente más complejo que el simple modelo de recristalización isoquímica
invocado por metamorfismo regional.

Por ejemplo, diversos fluidos que circulan a través de una fractura en un relativamente
protolito carbonato simple pueden dar lugar a diversas reacciones. Así, los fuertes
gradientes térmicos común en la mayoría de entornos plutónicos, resulta en complejos de
aureolas metamórficas con transferencia metasomática a pequeña escala como lo
demuestra la reacción skarns y skarnoide.
Tipos de formación de skarn: Metamorfismo isoquímica incluye recristalización y cambios en la
estabilidad mineral sin significantes transferencias de masa. Reacciones de skarn resultan de
metamorfismo de litologías intercaladass, como son lutitas y calizas, con transferencias de masa entre
capas a pequeña escala.

Fluidos metasomáticos complejos, con la posible adición de componentes magmáticos,


como Fe, Si, Cu, etc, producen un continuo entre procesos puramente metamórficos y
puramente metasomáticos. Este metamorfismo temprano y metasomatismo a
continuación de relativamente alta temperatura (Wallmach y Hatton, 1989, describen
temperaturas> 1200C) son seguidos por alteración retrógrada con descenso de
temperaturas. Un vínculo entre el espacio y el tiempo es un tema común en los
yacimientos de mineral y requiere de una cuidadosa interpretación de las características
que puede parecer que sólo se producen en un lugar determinado (por ejemplo, Barton et
al. 1991).

La formación de depósitos de tipo skarn involucra esencialmente tres etapas:

1) Metamorfismo isoquímico:
Recristalización metamórfica y cambios mineralógicos reflejando el protolito y circulación
de fluidos a alta temperatura formando minerales calcosilicatados. Incluye además el
desarrollo de: mármol, rocas córneas, cuarcitas, skarn de reacción, skarnoides, talco y
wollastonita hacia la periferia.

2) Etapas múltiples de metasomatismo:


Cristalización del magma y liberación de una fase fluida produciendo skarn metasomático.
Se forman principalmente minerales anhidros por acción de fluidos de derivación
magmática a temperaturas de 400º-800ºC. Usualmente en esta etapa ocurre o comienza la
mineralización.

3) Alteración retrógrada:
Enfriamiento del plutón y circulación de aguas de temperatura más baja, posiblemente
meteóricas, oxigenadas, causando alteración retrógrada de los minerales calco-silicatados
metamórficos y metasomáticos. En esta etapa se forman nuevos minerales hidratados de
temperatura más baja, a partir de los minerales anhidros formados previamente. Incluyen:
epidota, actinolita, clorita y otras fases minerales hidratadas, típicamente con control
estructural y sobreimpuestos a la secuencia de progrado (fallas, contactos estratigráficos o
intrusivos). En algunos casos la mineralización se extiende también a esta etapa de
retrogrado.

Etapas evolutivas de depósitos skarn asociados a plutones: A) la intrusión inicial causa


metamorfismo de las rocas sedimentarias. B) recristalización metamórfica y cambios de fase
reflejan composiciones del protolito con bimetasomatismo locales y de circulación de fluido
formando diversos minerales calcosilicáticas (reacción skarns y skarnoide) en litologías impuras y
fluido a lo largo de los límites. Notar que el metamorfismo es más amplio y de mayor temperatura a
la profundidad que junto a la pequeña cúpula en la parte superior del sistema. C) Cristalización y
la liberación de una fase acuosa resultan en un fluido controlado metasomático de Skarn. Tener en
cuenta que formación de Skarn en profundidad es pequeña en relación con el tamaño de la aréola
metamórfica. También está verticalmente orientado frente a la extensión lateral local que se
extiende más allá de la aureola metamórfica cerca de la parte superior del sistema. D) Enfriamiento
del plutón y la posible circulación de las más frescas y oxigenadas aguas meteóricas puede causar
alteración retrógrada metamórfica y metasomático de agregados calco-silicatados. Tenga en cuenta
que la alteración retrógrada es más amplia en las zonas someras

Profundidad de formación

A una profundidad de 12 km con temperaturas alrededor de 400 ºC, el skarn no puede


enfriar por debajo de granate y piroxeno sin posterior elevación de otros cambios
tectónicos. El mayor alcance y la intensidad de metamorfismo en profundidad puede afectar
a la permeabilidad de la recepción de rocas y reducir la cantidad de carbonato disponible
para la reacción con fluidos metasomáticos.
La profundidad de formación de skarn también afectará a las propiedades mecánicas de las
rocas receptoras. En skarn de profundidad, las rocas tienden a deformarse en una manera
dúctil en lugar de la fractura. Contactos intrusivos con las rocas sedimentarias tienden a ser
secundarios paralelos a la estratificación, plutones a lo largo de los planos de estratificación
o las rocas sedimentarias se cruzan o fluyen hasta que se ajusten a la intrusión de contacto.
En los depósitos de este tipo, donde los contactos son rocas intrusivas subregionales
paralelos a la estratificación, skarn generalmente se limitan a una pequeña, pero
verticalmente amplia extensión.
Así, skarn formados a mayores profundidades puede considerarse como una pequeña
corteza de pequeño tamaño en relación con los plutones asociados y su aureola
metamórfica. En cambio, las rocas receptoras en profundidades someras tienden a
deformarse por el fracturamiento y fallamiento en vez de plegado. El fuerte hidro-
fracturamiento asociado a intrusiones a nivel superficial aumenta la permeabilidad de las
rocas receptoras, no sólo para metasomáticas ígneas relacionados con fluidos, sino también
para más tardías, posiblemente fluidos meteóricos más frescos (Shelton, 1983). La afluencia
de agua meteórica y la consiguiente destrucción de los minerales de skarn durante alteración
retrograda es uno de los rasgos distintivos de la formación de skarn en un entorno
superficial.

Fluidos mineralizantes, reacciones y equilibrio


Todos los procesos descritos, simples o en combinación, pueden resultar en la
formación de skarn. Los primeros son metamórficos y no incluyen introducción
de componentes dentro del sistema sedimentario; transferencia de masa o de
componentes volátiles ocurre solamente a escala local.

Los segundos son también metamórficos, pero solamente observados a escala


de una secuencia completa de litologías inter-capas; en escala local los procesos
incluyen transferencia metasomática de componentes sobre distancias de
algunas decenas de centímetros.

Los depósitos minerales skarn son encontrados en los contactos entre plutones
ígneos y rocas sedimentarias o en fisuras distales en rocas carbonatadas. En la
mayoría de literatura tales depósitos han sido referidos como hidrotermal
-metamórfico, tactita y piro-metasomático, en libros recientes ellos son
llamados como ígneos metamórficos o metasomáticos de contacto. Ninguno de
estos términos es apropiado por que los contactos ígneos no son siempre
presentes o incluso necesarios; la formación de estos depósitos abarca un
amplio rango en temperatura; y la distinción entre la relativa importancia de
procesos metamórficos y metasomáticos no es claro para depósitos individuales
ni para la clase como un todo. Se puede adoptar un nombre simplemente
referido como Deposito skarn, un término libre de implicaciones genéticas.

Miembros finales metamórficos y metasomáticos

Los skarn, una roca que consiste de minerales calco-silicatos, puede ser
generado por procesos puramente metamórficos o puramente metasomáticos,
skarns también pueden abarcar un rango entre los procesos de miembros
finales.

Metamorfismo de rocas volcano-sedimentarias agrupan enriquecimiento en


metales adicionales como son manganezo y zinc.
En algunos casos; el ambiente generador de fluidos mineralizantes son
metamórficos y los componentes minerales fueron movilizados por algunos
procesos de disolución de concentración temprana. Los depósitos minerales
resultantes pueden ser iguales en términos mineralógicos y petrográficos del
resultado final de interacción de un fluido hidrotermal magmático con rocas
carbonatadas. Esto es porque fluidos hidrotermales de diferente origen pueden,
después de interacción suficiente con un ambiente dado adquirir características
químicas similares y producir resultados similares. El armazón de un esquema
de dos miembros finales para la génesis de depósitos de skarn
termometamórficos y metasomáticos es basado en la fuente de los
componentes.

Se concluye que los fluidos hidrotermales incluyen la formación de depósitos


minerales que pueden adquirir su carga de disolución por diferentes caminos,
sin embargo, el esquema de clasificación basado solamente en la fuente de los
componentes es inalterable. Actualmente los esquemas de clasificación más
usados están basados en las propiedades intrínsecas incluyendo mineralogía,
morfología y origen tectónico.

Mineralogía de los Skarn

Así como la mineralogía es la clave para el reconocimiento y la definición de


skarns, también es fundamental para entender su origen y en la distinción de la
importancia económica de los depósitos minerales interesantes entre
localidades no rentables. Mineralogía en Skarn es cartografiable en el campo
sobre todo la "alteración" y sirve como la más amplia guía para encontrar un
potencial cuerpo mineral. El reconocimiento de características distales de
alteración puede ser de importancia crítica en las primeras etapas de
exploración. Detalles de la mineralogía de skarn y zonificación puede ser usado
para construir los modelos de depósitos específicos de la exploración, así como
los modelos de utilidad más general en el desarrollo de programas de
exploración de base o de síntesis regionales.
Aunque muchos minerales de skarn son típicos de rocas de formación, algunos
son menos abundantes, y muchos tienen variaciones en composición que
pueden arrojar información importante sobre el medio ambiente de formación
(por ejemplo, piroxeno - Takano, 1998; scapolite - Pan, de 1998). Algunos
minerales como el cuarzo y calcita, están presentes en casi todos los skarns.
Otros minerales como la humita, periclasa, flogopita, talco, serpentina, y brucita
son típicos de skarns magnesianos pero están ausentes de la mayoría de los
demás tipos de skarn. Además, hay muchos minerales como estaño, boro,
berilio y flúor que son muy restringidos, pero localmente importantes en su
paragénesis.

El advenimiento de las modernas técnicas de análisis, en particular la


microsonda de electrones, hace que sea relativamente fácil determinar la
composición exacta de minerales y en consecuencia, precisa de utilizar nombres
mineralógicos. Sin embargo, los nombres mineralógicos deben utilizarse
correctamente para no dar a entender más de lo que se conoce sobre la
composición mineral. Por ejemplo, la secuencia de piroxeno, clinopiroxeno,
clinopiroxeno cálcico y diópsido, son cada vez más específica.
Lamentablemente, es muy común en la literatura geológica para fines
específicos términos, como diópsido, que se usa cuando todo lo que se sabe
acerca de los minerales de que se trata es de que podría ser piroxeno.

Zharikov (1970) fue quizás el primero en describir la sistemática de las


variaciones en la mineralogía de skarn entre las principales clases de skarn.
Utilizó equilibrios de fase, compatibilidades minerales, y las variaciones de
composición en la serie de solución sólida para describir y predecir
características minerales de skarn conjuntos para diferentes tipos. Sus
observaciones se han extendido por Burt (1972) y Einaudi y otros. (1981) para
incluir una amplia variedad de tipos de yacimientos y las diferencias entre los
tipos mineralógicos. Los minerales que son de gran utilidad para la clasificación
y para la exploración son como el granate, piroxeno y anfíboles, que están
presentes en todos los tipos de skarn y que muestran marcada variabilidad de
composición. Por ejemplo, el piroxeno manganifero, johannsonita, se encuentra
casi exclusivamente en skarns de zinc. Su presencia, sin mucha más información
de apoyo, es definitivo para este tipo de skarn.

En muchos sistemas de skarn, variación de contenido de hierro es el parámetro


más importante y por lo tanto, muchos minerales son descritos simplemente
por su miembro final de hierro, por ejemplo, Hd10 o Ad90. Grandes cantidades
de información de composición puede resumirse gráficamente. Diagramas
Triangulares comúnmente se utilizan para expresar variaciones en la
composición de complejos minerales como granate y piroxeno.

Anfíboles son más difíciles de representar gráficamente porque tienen


estructuras que dependen de las variaciones de composición. Las principales
diferencias entre los anfíboles en diferentes tipos de skarn son variaciones en la
cantidad de Fe, Mg, Mn, Ca, Al, Na, y K. Anfíboles de Au, W, Sn y skarns son
progresivamente más alumínicos (actinolita - hastingsita - hornblenda) , skarns
con anfíboles de Cu, Mo, y Fe son progresivamente más ricos en hierro en la
tremolita, y los skarns con anfíboles de cinc, son a la vez ricas en Mn y con
déficit de Ca, que van desde la actinolita a dannemorita. Para un depósito de
skarn o grupo de skarns, de variaciones de composición en las fases minerales
menos comunes, como idocrasa, bustamita u olivino, puede dar una idea de los
patrones de zonación o petrogénesis regionales (por ejemplo, Giere, 1986; Agrell
y Charnely, 1987; Silva y Siriwardena, 1988; Benkerrou y Fonteilles, 1989).

Evolución de skarns en el tiempo y el espacio:

Como fue reconocido por los primeros investigadores de skarns (por ejemplo,
Lindgren 1902; Barrell, 1907; Goldschmidt, 1911; Umpleby, 1913; Knopf, 1918),
la formación de un depósito de skarn es un proceso dinámico. En la mayoría de
los grandes depósitos de skarn hay una transición de metamorfismo
temprano/distal resultado en hornfels, reacción de skarn, y skarnoide, para
metasomatismo tardío/proximal resultando minerales de relativamente grano
grueso de skarn. Debido a los fuertes gradientes de temperatura y gran
circulación de líquidos causada por células de una intrusión magmática (Norton,
1982; Salemink y Schuiling, 1987; Bowers et al. 1990), el metamorfismo de
contacto puede ser considerablemente más complejo que el simple modelo de
recristalización isoquímica invocado por metamorfismo regional.

Por ejemplo, diversos fluidos que circulan a través de una fractura en un


relativamente protolito carbonato simple pueden dar lugar a diversas
reacciones. Así, los fuertes gradientes térmicos común en la mayoría de
entornos plutónicos, resulta en complejos de aureolas metamórficas con
transferencia metasomática a pequeña escala como lo demuestra la reacción
skarns y skarnoide.
Figura 4. Tipos de formación de skarn: Metamorfismo isoquímica incluye recristalización y
cambios en la estabilidad mineral sin significantes transferencias de masa. Reacciones de
skarn resultan de metamorfismo de litologías intercaladass, como son lutitas y calizas, con
transferencias de masa entre capas a pequeña escala.

Fluidos metasomáticos complejos, con la posible adición de componentes


magmáticos, como Fe, Si, Cu, etc, producen un continuo entre procesos
puramente metamórficos y puramente metasomáticos. Este metamorfismo
temprano y metasomatismo a continuación de relativamente alta temperatura
(Wallmach y Hatton, 1989, describen temperaturas> 1200C) son seguidos por
alteración retrógrada con descenso de temperaturas. Un vínculo entre el
espacio y el tiempo es un tema común en los yacimientos de mineral y requiere
de una cuidadosa interpretación de las características que puede parecer que
sólo se producen en un lugar determinado (por ejemplo, Barton et al. 1991).

La formación de depósitos de tipo skarn involucra esencialmente tres etapas:

 Metamorfismo isoquímico: Recristalización metamórfica y cambios


mineralógicos reflejando el protolito y circulación de fluidos a alta
temperatura formando minerales calcosilicatados. Incluye además el
desarrollo de: mármol, rocas córneas, cuarcitas, skarn de reacción,
skarnoides, talco y wollastonita hacia la periferia.

 Etapas múltiples de metasomatismo: Cristalización del magma y


liberación de una fase fluida produciendo skarn metasomático. Se
forman principalmente minerales anhidros por acción de fluidos de
derivación magmática a temperaturas de 400º-800ºC. Usualmente en esta
etapa ocurre o comienza la mineralización.

 Alteración retrógrada: contactos estratigráficos o intrusivos). En


algunos casos la mineralización se extiende también a esta etapa de
retrogrado. Enfriamiento del plutón y circulación de aguas de
temperatura más baja, posiblemente meteóricas, oxigenadas, causando
alteración retrógrada de los minerales calco-silicatados metamórficos y
metasomáticos. En esta etapa se forman nuevos minerales hidratados de
temperatura más baja, a partir de los minerales anhidros formados
previamente. Incluyen: epidota, actinolita, clorita y otras fases minerales
hidratadas, típicamente con control estructural y sobre impuestos a la
secuencia de progrado

Figura 5: Etapas evolutivas de depósitos skarn asociados a plutones: A) la intrusión inicial


causa metamorfismo de las rocas sedimentarias. B) recristalización metamórfica y cambios
de fase reflejan composiciones del protolito con bimetasomatismo locales y de circulación de
fluido formando diversos minerales calcosilicáticas (reacción skarns y skarnoide) en
litologías impuras y fluido a lo largo de los límites. Notar que el metamorfismo es más amplio
y de mayor temperatura a la profundidad que junto a la pequeña cúpula en la parte superior
del sistema. C) Cristalización y la liberación de una fase acuosa resultan en un fluido
controlado metasomático de Skarn. Tener en cuenta que formación de Skarn en profundidad
es pequeña en relación con el tamaño de la aréola metamórfica. También está verticalmente
orientado frente a la extensión lateral local que se extiende más allá de la aureola
metamórfica cerca de la parte superior del sistema. D) Enfriamiento del plutón y la posible
circulación de las más frescas y oxigenadas aguas meteóricas puede causar alteración
retrógrada metamórfica y metasomático de agregados calco-silicatados. Tenga en cuenta que
la alteración retrógrada es más amplia en las zonas someras

Profundidad de formación

Una de los fundamentales controles sobre el tamaño de skarn, geometría, y el


estilo, es la profundidad de formación. Estudios geobarométricos cuantitativos
típicamente utilizan equilibrio de minerales (Anovitz y essenos, 1990),
inclusiones fluidas (Guy et al. 1989) o una combinación de estos métodos
(Hames y otros., 1989) para calcular la profundidad de metamorfismo. Los
métodos cualitativos incluyen estratigráfico u otras reconstrucciones geológicas
y la interpretación de las texturas ígneas. Observaciones simples de los
márgenes refrigerados, tamaño de grano, morfología del plutón, y la presencia
de brechiación y fractura frágil permiten las distinciones entre campo
relativamente profunda y superficial.

El efecto de profundidad en el metamorfismo es en gran parte una función de la


temperatura ambiente de la pared de roca antes de, durante y posterior a la
intrusión. Suponiendo una media de un gradiente geotérmico orogénico zona
de alrededor de 35 ºC por kilómetro (Blackwell et al. 1990), la temperatura
ambiente de la pared de roca antes de la intrusión a 2 km es 70 ºC, mientras
que a 12 kilómetros sería 420 ºC. Por lo tanto, con el añadido proporcionado
por el flujo de calor locales de actividad ígnea, el volumen de roca afectada por
las temperaturas en 400 – 700 ºC será considerablemente mayor y más largo en
torno a un skarn más profundo que un somero. Además, el aumento de la
temperatura ambiente puede afectar a la historia de cristalización de un plutón,
así como minimizar la cantidad de alteración de los minerales de skarn.

A una profundidad de 12 km con temperaturas alrededor de 400 ºC, el skarn no


puede enfriar por debajo de granate y piroxeno sin posterior elevación de otros
cambios tectónicos. El mayor alcance y la intensidad de metamorfismo en
profundidad puede afectar a la permeabilidad de la recepción de rocas y reducir
la cantidad de carbonato disponible para la reacción con fluidos metasomáticos.

La profundidad de formación de skarn también afectará a las propiedades


mecánicas de las rocas receptoras. En skarn de profundidad, las rocas tienden a
deformarse en una manera dúctil en lugar de la fractura. Contactos intrusivos
con las rocas sedimentarias tienden a ser secundarios paralelos a la
estratificación, plutones a lo largo de los planos de estratificación o las rocas
sedimentarias se cruzan o fluyen hasta que se ajusten a la intrusión de contacto.
En los depósitos de este tipo, donde los contactos son rocas intrusivas
subregionales paralelos a la estratificación, skarn generalmente se limitan a una
pequeña, pero verticalmente amplia extensión.

Así, skarn formados a mayores profundidades puede considerarse como una


pequeña corteza de pequeño tamaño en relación con los plutones asociados y
su aureola metamórfica. En cambio, las rocas receptoras en profundidades
someras tienden a deformarse por el fracturamiento y fallamiento en vez de
plegado. El fuerte hidro-fracturamiento asociado a intrusiones a nivel superficial
aumenta la permeabilidad de las rocas receptoras, no sólo para metasomáticas
ígneas relacionados con fluidos, sino también para más tardías, posiblemente
fluidos meteóricos más frescos (Shelton, 1983). La afluencia de agua meteórica
y la consiguiente destrucción de los minerales de skarn durante alteración
retrograda es uno de los rasgos distintivos de la formación de skarn en un
entorno superficial.

Skarns superficiales son conocidos actualmente en la formación de los sistemas


geotérmicos activos (McDowell y Elders, 1980; Cavarretta et al. 1982; Cavarretta
y Puxeddu, 1990) y las fuentes termales en el fondo del mar (Zierenberg y
Shanks, 1983).

El grado en que una determinada etapa de alteración se desarrolla en un


determinado skarn dependerá del entorno geológico de la formación. Por
ejemplo, metamorfismo probablemente será más amplio en torno a un grado
superior de skarn formado en relativamente grandes profundidades de la
corteza que uno bajo condiciones someras. Por el contrario, la alteración
retrógrada durante el enfriamiento, y la posible interacción con agua meteórica,
será más intensa en una de skarn formado a profundidades relativamente
someras en la corteza terrestre en comparación con uno formado a mayores
profundidades. En ambientes más profundos rocas skarns carbonatadas podrían
deformar en un manera dúctil y no a través de fractura frágil, estratificación
paralela a la intrusión de contacto. Estas diferencias en el estilo estructural, a su
vez, influyen en el tamaño y la morfología de los skarn. Así, composición de
roca, la profundidad de formación, y el ajuste estructural son todas las causas
de las variaciones del idealizado modelo "clásico" de skarn.

Fluidos mineralizantes, reacciones y equilibrio

Metamorfismo de contacto

Bases descriptivas.

Un magma es introducido dentro de niveles de la corteza, metamorfismo de


contacto forma una aureola termal zonada consistente de silicatos cálcico-
alumínicos en lutita calcárea o marga, silicatos cálcico-magnesianos en limos
dolomíticos y wollastonita en calizas. Estos, marmoles pobres en hierro y
hornfels constituyen etapas de metamorfismo temprano. Aureolas de
metamorfismo pueden extenderse por kilómetros fuera de los cuerpos intrusivos
en relativamente ambientes profundos; en ambiente sub-volcánico superficial el
metamorfismo es menos extenso. Las etapas de metamorfismo son
esencialmente estériles de minerales de mena pero esta idea parece ser una etapa
en la formación de concentraciones de minerales temprana por que hornfels
calcáreos son fácilmente fracturados durante la adaptación estructural ocurrida
durante el continuo emplazamiento de magma o debido a la perdida de volátiles
en volumen constante generando incremento en la porosidad.

Donde las rocas carbonatadas son impuras y lutitas calcáreas y areniscas son
abundantes, metamorfismo de calco-silicatos puede constituir una gran porción
de depósitos skarn.

Composiciones metamórficas calco-silicatos reflejan la composición de


protolitos originalmente sedimentarios; en muchos casos las impurezas
dominantes son magnesio y aluminio y los resultantes minerales calco-silicatos
consisten de grosularita y diópsido. Donde ocurren protolitos sedimentarios ricos
en hierro, son formadas rocas metamórficas calco-silicatadas ricas en hierro.
Estas pueden ser distinguidas de calco-silicatos metasomáticos solamente con
considerable dificultad. En algunos casos el siguiente criterio puede ser usado:
(1) rocas metamórfica generalmente contienen un gran número de fases para el
número de componentes, donde las rocas metasomáticas contienen muy pocas
fases para el número de componentes; y (2) en cualquier tipo de roca dado, la
composición de todas las zonas formadas por metamorfismo son idénticas,
excepto para H2O y CO2; en contraste, discontinuidades en la composición
donde no ha existido previamente son una señal de metasomatismo

Reacciones metamórficas.

Estudio de partes metamórficas de depósitos skarn son importantes porque los


minerales metamórficos son típicamente sobreimpuestos y alterados por
metasomatismo tardío, debido a que los estudios de las asociaciones minerales
pueden conducir a un mejor entendimiento de las condiciones generales de P-T
acompañando la formación temprana de skarn, y debido a que el análisis de la
distribución de la asociación de minerales metamórficos ayuda a entender la
distribución termal y patrones de flujo de fluidos en aureolas de contacto.

Reacciones metamórficas involucran solamente cambios en la cantidad de


componentes volátiles presentes en la roca, como son O2, CO2 y H2O, y son una
función de las condiciones de P-T y la fugacidad (presiones parciales
termodinámicas) de estos componentes volátiles. Un ejemplo es:

Ca2Mg5Si8O22(OH)2 + 3CaCO3 + 2SiO2 = 5CaMgSi2O6 + CO2 + H2O

Considerables datos experimentales existen en reacciones metamórficas


incluyendo mezcla de volátiles y minerales de miembros finales puros en los
sistemas CaO-MgO-SiO2-CO2-H2O y CaO-Al2O3-SiO2-CO2-H2O.

En presiones constantes, dos variables pueden ser usadas para describir las
estabilidades de calco-silicatos en los sistemas: temperatura (T) y fracción molar
de CO2 en un fluido H2O-CO2. Reacciones que conducen a las primeras
apariciones de fases calco-silicatos de asociaciones carbonáticas tienen
pendientes positivas en el diagrama T-XCO2; que son un incremento en la
temperatura o disminución en XCO2 favorece la formación calco-silicato. Esto
tiene dos consecuencias importantes en la interpretación de cantidades
naturales: (1) en orden a la T específica, la composición de la fase acuosa (XCO2)
puede ser conocida; y (2) formación de calco-silicatos puede ocurrir a T
menores en fluidos ricos en agua que en fluidos ricos en CO2.

Oxigeno
isotópico y datos
de inclusiones
fluidas indican
que XCO2 en
fluidos
impregnados en
rocas
carbonatadas
durante
metamorfismo y metasomatismo son generalmente muy pocos, quizás menores
que 0.1. Si bajos valores de XCO2 son tomados como caso general, entonces
varios equilibrios T-XCO2 pueden ser usados en lugar de límites de temperatura
en ciertos minerales.

Variación de los fluidos de acuerdo con la T y XCO2. Modificado de Greenwood (1967)


and Kerrick (1974)
Incremento de skarn metasomático

Bases descriptivas.

Inicio de metasomatismo con cristalización de magmas relacionados a fluidos


hidrotermales magmáticos producen hidrofracturamiento del pluton y en algunos casos,
de hornfels formados previamente. Estos fluidos, que pueden mezclarse con aguas
metamórficas, o en un estado tardío, con aguas metéoricas, ascienden a lo largo del
exterior del contacto del plutón e infiltran a la roca caja a lo largo del contacto intrusivo
como también a lo largo de las fisuras, diques pre-skarn y sills, contactos sedimentarios
y otras zonas permeables. La solución, equilibrado con cuarzo mozonita, puede ser casi
neutral y enriquecido en hierro relativo a magnesio. Los metales y sulfuros contenidos
de la solución dependen de la temperatura y presión de equilibrio con la masa intrusiva,
el estado de oxidación de los sistemas y el contenido halógeno del magma. Gradientes
de actividad de solución siguiendo a los canales resultan en un ordenamiento zonal
distribuido de temprano a distal, generalmente skarns anhídridos presentan: endoskarn
formado en intrusivos y hornfels intercalados por introducción de calcio de rocas
carbonatadas; exoskarn formado en rocas carbonatadas por introducción de hierro,
sílica, aluminio y otros componentes. Componentes químicos en los skarn pueden ser de
derivación local o ajena. Interacción de los fluidos formadores de skarn con dolomita
ceden magnesio al skarn caracterizado por clinopiroxeno, forsterita y calcita donde la
caliza cede calcio al skarn caracterizado por granate y piroxeno con zonas exteriores de
wollastonita, idocrasa y/o piroxenoides. Composiciones calco-silicatadas son
influenciadas por el estado de oxidación del sistema, con componentes de hierro férrico
dominante presentes en estados de alta oxidación y componentes de hierro ferroso
dominante presente en estados de baja oxidación. Superposición de estos estados en
hornfels y mármoles calco-silicatos resultan en asociaciones minerales complejas y en
zonado composicional de silicatos individuales. Los estados tempranos anhídridos, no
están usualmente acompañados por depositación de sulfuros; simultanea mineralización
incluye magnetita y boratos en skarn magnesiano y scheelita en skarn cálcico.

Las etapas tardías de incremento de skarn prógrado muestra una tendencia hacia
enriquecimiento en hierro y empobrecimiento en magnesio en los silicatos. Andradita y
piroxeno pueden reemplazar skarn magnesianos tempranos. En skarn cálcicos, esta
tendencia en evolución puede ser reconocido por el desarrollo de rico hierro férrico
tardío (andradita) o ferroso y manganeso enriquecido (almandino-espesartina), y ferroso
y manganeso enriquecido (hedenbergita) en skarn de tungsteno. Similarmente, andradita
tardía y johansonita-hedembergita son observados en skarn con tendencia de zinc. La
depositación de magnetita y de sulfuros generalmente comienza con el estado tardío del
incremento de skarn pero picos durante el skarn tardío destruyen etapas. Probablemente
el mineral opaco característico de esta etapa es magnetita, el cual reemplaza andradita
en skarns cálcicos o es acompañado por flogopita, humita, boratos y serpentina, hacia el
exterior zonas de forsterita de skarn magnesianos, sulfuros son menos característicos
pero pueden incluir sulfuros de baja sulfuración como pirita, bornita y calcopirita en
zonas de andradita y esfalerita, en el exterior de zonas de piroxeno o piroxennoide de
skarn cálcico. Amplia alteración de hidratación de silicatos de skarns en esta etapa son
raras, excepto en skarn magnesiano. Scheelita son generalmente ausentes de estas etapas
prógradas ricas en hierro. Plutones asociados pueden incluir metasomatismo alcalino,
como son biotita-ortoclasa o escapolita-albita, adicional desarrollo de endoskarn (ejm.
Cuarzo-plagioclasa-piroxeno-epidota en skarns de tungsteno) o poca alteración
megascópica en el total.

Temperatura y fugacidad de sulfuros y oxigeno durante desarrollo de skarns


metasomáticos

La presencia de hierro, manganeso y sulfuros en ambientes de skarn metasomáticos


introduce adicionales complejidades dentro de la interpretación de la estabilidad de
minerales calco-silicatos. Hierro, manganeso y sulfuros, la estabilidad de minerales que
contienen estos elementos que son una función de la abundancia (fugacidad) de oxigeno
y sulfuro. Equilibrio incluye hierro, manganeso y el equilibrio de sulfuros son a su vez
mejor mostrados como una función de las variables T-fO2-fS2. La capacidad de hierro y
manganeso para sustituir magnesio y aluminio en calco-silicatos causa cambios
radicales en la estabilidad de la resultante solución sólida mineral.

Estudios han mostrado que muchas de las fases minerales clásicamente pensadas de alta
temperatura pirometasomática pueden ser estables en relativamente bajas temperaturas
(350 a 450 ºC), particularmente en bajos valores de presión, oxidación y estados de
sulfuración y XCO2.

Pocos datos experimentales existen en el caso de solución sólida de hierro-manganeso


en minerales calco-silicatos en equilibrio. Estudios acerca de la temperatura y presión de
formación de skarns sugieren temperaturas de formación de skarns prógrados de 650 a
400 ºC e indica substancialmente alta temperatura de formación de skarn prógrados
asociados con ambientes de alta presión.

Procesos metasomáticos

Reacciones metasomáticas, difieren de las metamórficas, produce cambios en la


cantidad de componentes no volátiles (ejm. Ca, Fe, Si) en la roca. Dos
variedades generales de skarn metasomáticos han sido identificados:
metasomático local (reacciones skarn) e infiltración metasomática (ígneo
metasomático). Los primeros son generalmente confinados a terrenos
metamórficos de moderado a alto grado donde los componentes químicos para
reacciones son conducidos del campo de rocas y no son generalmente
asociados con formación de mena; la segunda es relacionada a metasomatismo
causado por sistemas magmáticos hidrotermales y son generalmente asociados
con depósitos de mena de algunas variedades.

Modelos teóricos y experimentales de zonado metasomático han recibido


considerable atención desde las formulaciones originales de difusión e
infiltración. Metasomatismo resultante de difusión intergranular puede ser
visualizado como el resultado de reacciones prolongadas entre dos substancias
incompatibles (ejm. Dos rocas interestratificadas o una roca y un fluido acuoso).
La difusión ocurre en respuesta de gradientes de concentración de difusión de
componentes entre zonas, y gradientes finitos son presentes en límites de
zonas; la resultante secuencia mineral muestra abruptas discontinuidades
composicionales entre zonas, y minerales de solución sólida muestran cambios
progresivos en la composición entre zonas.

Aunque modelos de difusión pura pueden ser aplicados exitosamente en delgadas


zonas de reacción estas son diferentes que la difusión que puede ocurrir en grandes
espesores de zonas metasomáticas comúnmente observadas en depósitos skarn. La
aplicación de fuerzas para transporte de masas difusivas, decrece como el espesor de
las zonas de reacción se incrementa y los procesos metasomáticos paran. Largas
distancias de transporte pueden resultar, sin embargo, del flujo de fluidos inducido por
gradientes de presión y temperatura. La resultante secuencia mineral muestra abruptos
límites zonales en la composición de minerales entre zonas, la complejidad de la
variación composicional mineral entre zonas individuales de depósitos skarn pueden
ser identificados por las características composicionales de calco-silicatos, entonces,
tanto la infiltración y la difusión juegan roles importantes.

Depositación de sulfuros y alteración retrograda

La mayoría de períodos de depositación de menas de sulfuros generalmente


siguen el cese del desarrollo de skarn y es acompañado por el inicio de alteración
hídrica de minerales de skarn tempranos y alteración hidrolítica de intrusiones
asociadas. Depositación de sulfuros y alteración de skarns tienen típicamente
control estructural y cruzan a través de modelos de skarn tempranos; en algunos
casos, depositación de sulfuros se extiende más allá de skarns en mármol o
hornfels. Los productos de alteración típicamente reflejan la composición de los
silicatos skarn originales modificados por la disolución de calcio e introducción
de volátiles: epidota de bajo hierro, clorita y calcita reemplaza grosularita;
cuarzo, óxidos de hierro y calcita reemplaza andradita; biotita, hornblenda-
plagioclasa reemplaza almandino; tremolita, actinolita y eventualmente talco
reemplaza diópsido; ilvaita, rodonita o rodocrosita reemplaza mangano-
hedembergita; ferro-actinolita reemplaza hedembergita; y serpentina reeemplaza
forsterita. Estas reacciones retrogradas dirigen el reemplazamiento de ricos en
calcio calco-silicatos por una cantidad de: (1) silicatos de

bajo calcio, (2) óxidos de hierro o sulfuros y (3) carbonatos o plagioclasa de tipo
albita. Calcio relacionado a la solución puede resultar en precipitación tardía de
sheelita. Los mecanismos referidos como línea de depositación mineral de
mármol son de importancia en el desarrollo de cuerpos de sulfuros de alto grado
en depósitos skarn. Esto es también un ejemplo de una zona de skarn exterior
producido por tardíos fluidos de baja temperatura. Reacciones que acompañan
mármol de depositación de sulfuros incluyen la formación de talco + calcita en la
interface tremolita-dolomita en skarns magnesianos y cuarzo-calcita-clorita-
epidota formados en la interface wollastonita-calcita en skarns cálcicos.

Dentro del skarn, minerales opacos en muchos casos son cerradamente asociados
con características retrogradas y reflejan altos estados de oxidación y sulfuración
y menores temperaturas que tempranos acompañamientos a la mineralización. El
grado al cual skarn tempranos son alterados por estos estados tardíos sulfuros-
hidrosilicatos son relacionados a profundidad y proximidad a un sistema
hidrotermal de ambiente abisal (skarns de tungsteno) mostrando menores
alteraciones tardías que ambiente hipoabisal (skarns relacionados a pórfidos de
cobre), y skarns distal (ejm. Sistemas de vetas de zinc) muestran menos
alteración que skarns proximales (ejm. Skarns en contacto con plutones alterados
hidrolíticamente). Alteración clorita-epidota de endoskarn o propilítica de rocas
de diques ígneos son característicos de estos estados. En muchos casos,
alteración cuarzo-moscovita-pirita de rocas plutónicas pueden ser
correlacionados a las etapas hidrosilicatos, tanto en ambientes hipoabisal y
algunos ambientes abisales. Un período de amplia destrucción del skarn puede
ocurrir si significante circulación hidrotermal continúa en bajas temperaturas. En
algunos depósitos, estos períodos tardíos son limitados a escaso relleno de drusas
de cuarzo-carbonatos-sulfuros, en otros, grandes porciones de los skarn son
convertidos a mezclas de cuarzo, calcedonia, arcillas, carbonatos, sulfuros y
óxidos de hierro. La existencia de skarn tempranos puede solamente ser
reconocida por la presencia de minerales relictos o minerales pseudomorfos.
Cambios en el contenido mineral y el fluido durante reacciones de mineralización ácida de Zn-Pb
con dolomita a 300 ºC.

Petrogénesis y entornos tectónicos de los depósitos skarn

La mayoría de los principales depósitos Skarn están directamente relacionados con la


actividad ígnea. Los promedios de grandes cantidades de datos para cada tipo de Skarn
pueden resumirse en una variedad de esquemas de composición para mostrar
distinciones de Skarn entre clases. Skarns de Estaño y molibdeno normalmente se
asocian con una alta sílice, plutones fuerte mente diferenciadas. En el otro extremo del
espectro, skarns de hierro por lo general se asocian con baja sílice, ricos en hierro,
relativamente plutones primitivos. Tales diagramas son menos útiles para la realización
de estudios detallados que, sin embargo, debido a la amplia gama de composiciones
ígneas posible para un individuo skarn y de la dificultad de aislar los efectos de
metasomatismo y fine de alteración se los utiliza.
Figura 8. Variación de (A)MgO y (B) Correlación entre la química de los elementos
K2O vs. SiO2 Meinert (1995). mayores. Meinert (1995).
Otras características importantes incluyen el estado de oxidación, tamaño,
textura, profundidad de emplazamiento, y la tectónica de cada uno de los
plutones. Por ejemplo, skarns de estaño son casi exclusivamente asociados con
una reducción, series ilmenita puede caracterizarse como de tipo S. Estos
plutones tienden a ocurrir en cratones estables en el que la fusión de la corteza
puede ser instigado por dislocación incipiente. Muchos skarns de oro también
se asocian con una reducción de plutones de series ilmenita. Sin embargo,
plutones de Skarn de oro son típicamente máficas, bajo cuerpos de sílice, que
no podría haber formado por la fusión de la corteza sedimentaria. En cambio,
los plutones asociados a skarns de cobre, en particular los depósitos pórfido de
cobre, están muy oxidados, magnetita, y de tipo I asociada a subducción
relacionados con arcos magmáticos. Estos tienden a ser plutones porfíricos y
emplazadas en niveles someros de la corteza. Skarns de Tungsteno, por otra
parte, se asocian con plutones relativamente grandes, de grano grueso,
equigranular o complejos batolíticos que es indicativo de un medio ambiente
más profundo.
Correlación entre saturación de aluminio (A) y estado de oxidación de hierro (B) rocas
plutónicas asociadas con los mayores tipos de depósitos skarn. A) Rb vs. Sc y (B) V vs.
Ni

Tectónica, petrogenesis, y depósitos Skarn están íntimamente entrelazados.


Algunos libros de texto clasifican provincias ígneas (Wilson, 1989) o los
diferentes tipos de mineral de los depósitos (Sawkins, 1984). Este enfoque ha
tenido menos éxito en la descripción de yacimientos tales como skarns que son
el resultado de procesos que pueden ocurrir en casi cualquier ambiente tectónico.
Una clasificación útil tectónica de los depósitos skarns debería separar grupos de
Skarn que se presentan juntos y distinguir a los que normalmente se producen en
entornos especializados de tectónica.

Ubicación de acuerdo a la tectónica de placas

Un ambiente orogénico temprano puede ser visualizado como un arco


magmático asociado con un empinado ángulo en la zona de subducción en un
ambiente oceánico dominante. En algunos casos estos terrenos son
subsecuentemente acrecionados creciendo márgenes continentales. Magmatismo
de arco de islas incluye rocas volcánicas basálticas y andesíticas las cuales
pueden localmente interdigitarse con rocas clásticas de tras-arco o con arcos
volcánicos bajo el nivel del mar, con rocas marinas superficiales clásticas
incluyendo arrecifes calcáreos. Rocas intrusivas con rangos de gabro a
granodiorita con menores rocas alcalinas. Depósitos de skarn ricos en magnetita
son asociados con tales plutones y se forman en andesitas volcánicas y en
calizas.

Algunas de las características claves de que grupo de estos skarn aparte de estas
asociaciones con magmas más evolucionados y corteza son su asociación con
plutones gabroicos y dioríticos, los grandes volúmenes de endoskarn y los más
difundidos metasomatismos de sodio, la mayor parte de composición ricos en Fe
y pobres en magnesio, y la presencia de elementos anómalos Fe, Co, Au, (Ni) y
(Zn) y la ausencia de Sn, W y Pb reflejan la primitiva naturaleza oceánica de la
corteza, roca caja y plutones.

Arcos magmáticos desarrollados en corteza continental representan un más


evolucionado ambiente orogénico que los arcos de islas oceánicos; plutones son
granodiorita a diorita, y las composiciones de estroncio y oxígeno isotópico
muestran una mayor característica continental. Estos estados pueden continuar el
estado orogénico temprano si un arco de islas es acrecionado a un margen
continental. Variaciones en el ángulo de subducción pueden tener efectos
significantes, incluyendo migración de arcos magmáticos, cambios en la
composición del magma y cambios en el estilo estructural de los
emplazamientos de magma. Estas variaciones combinadas con perturbaciones
causadas por cambios de facies estratigráficas, profundidad de las formaciones y
otras variables pueden dar aumento en la variación en la geometría de depósitos
skarn, mineralogía y contenido del mineral dominante. Evidencia disponible
sugiere que el ángulo de subducción podría disminuir con el tiempo y en algunos
casos exhibir alguna inclinación reversa. La presente discusión considera dos
casos generalizados: un orogénico medio, caso en el cual la inclinación
moderada causa subducción en un dominante arco magmático tipo-I, y el caso en
el cual la transición de tectonismo post-subducción causa más discontinuidades
magmáticas de tipo I y S, rocas más lejos hacia el cratón interior.

Skarns asociados con subducción relacionados a plutones de granodiorita y


cuarzo monzonita son los más comunes y más estudiados de todos estos
depósitos. Donde el magma es emplazado a relativamente grandes profundidades
(5 a 15 km), grandes batolitos de grano grueso resultan como causa típica de
extenso metamorfismo, pero, carece de cantidad significante de alteración de
baja temperatura. Skarns asociados con plutones son minados mayormente para
tungsteno, con menores cantidades para cobre y molibdeno; zinc y plata pueden
estar presentes en skarn distales. Skarn de tungsteno son caracterizados por
relativamente reducido calco-silicato y asociación de minerales opacos, menores
cantidades de alteración de baja temperatura y generalmente pequeñas
cantidades de sulfuros de baja sulfuración.

Donde el magma es emplazado a profundidades intermedias a superficiales de la


corteza (1 a 6 km), stocks porfiríticos y plugs de granodiorita a cuarzo
monzonita resulta que comúnmente tienen rocas volcánicas cogenéticas.
Aureolas metamórficas no son extensas o con alto grado como en los alrededores
de los batolitos más profundos y la alteración de los stocks puede ser muy
extendido. Skarns asociados son ricos en sulfuros y son minados mayormente
para Cu, Fe-Cu y Zn-Pb, con localmente importantes subproductos de Mo, Au y
Ag. La distribución mineralógica y razones de metales de estos depósitos skarn
son bastante variables. Correlaciones con los tipos de magma, estado de
oxidación, profundidad de formación y distancia de las fuentes intrusivas han
sido sugeridas para ocurrencias específicas.

Durante la transición a tectonismo de post subducción, el arco magmático puede


ensancharse o migrar más hacia el interior. Las intrusiones pueden ser tipo I o S
basados en evidencia isotópica, se supone que tienen mayor interacción con
corteza continental que con los arcos magmáticos más tempranos. Los magmas
tipo I son de composición de cuarzo monzonita a granito y son asociados con
skarns que son minados para una variedad de metales; W y Mo son generalmente
dominates con mayores cantidades de Cu y Zn y menores cantidades de Bi, Pb,
Ag y Au. En algunos casos la intrusión también contiene mineralización de
molibdeno.

Los intrusivos tipo S asociados con este estado orogénico tardío son de
composición granítica; rocas volcánicas cogenéticas o aureolas metamórficas
extensas son raras. Los plutones son generalmente de grano grueso y contienen
megacristales de cuarzo gris oscuro, cavidades miaroliticas, canales pegmatíticos
y alteración de tipo greisen. Skarn
asociados son minados para Sn, aunque otros elementos son usualmente
presentes y pueden ser de importancia económica. Estos incluyen Be, B, F, Bi,
W, Cu, Zn, Pb y U.

La disposición de los depósitos skarn depende de la ocurrencia de rocas


carbonatadas. De esta forma, la ocurrencia de los skarn puede ser errática y en
algunas porciones mayores del cinturón orogénico ellos son ausentes o
notablemente esparcidos.
Figura 10. Ambiente de formación de los Skarn, referido a un arco magmático donde los intrusivos
de composición media - ácida entran en contacto con rocas sedimentarias del tipo calizas y
dolomitas y de esta interacción suceden fenómenos de metamorfismo de contacto y que
posteriormente con el enfriamiento del intrusivo se liberan fluidos que reaccionan con las calizas y
sucede el fenómeno de metasomatismo. (Modificado de Meinert, 1983).

Zonación de los depósitos Skarn

En la mayoría de skarns hay un patrón general de zonación granate proximales,


distales piroxeno e idocrase (o un pyroxenoide como wollastonita, bustamita, o
rodonita) en el contacto entre Skarn y mármol.

Figura 11. Zonación típica de skarns de acuerdo al avance del fluido.

Además, los minerales pueden mostrar más grandes variaciones en el patrón de


zonación a través de sistemática de color o de composición. Por ejemplo, es
común proximal granate rojo-marrón oscuro, marrón cada vez más ligeros y por
último, de color verde pálido cerca de la parte frontal de mármol (por ejemplo,
Atkinson y Einaudi, 1978). El cambio de color del piroxeno es menos
pronunciado, pero en general refleja un aumento progresivo en hierro y/o
manganeso hacia el frente de mármol (por ejemplo, Harris y Einaudi, 1982).
Para algunos sistemas de Skarn, estos patrones de zonación puede ser
"extendida" a una distancia de varios kilómetros y puede proporcionar una guía
para la exploración (por ejemplo, Meinert, 1987). Detalles de la mineralogía y la
zonificación de skarns pueden ser utilizados para la construcción de depósito de
exploración de modelos específicos, así como los modelos de utilidad más
general en el desarrollo de programas de bases de exploración o de síntesis
regionales. Razonablemente detallados modelos de zonación están disponibles
para el cobre, oro, zinc y skarns (Meinert, 1997). Otros modelos pueden ser
construidos a partir de los depósitos que han sido bien estudiados, como la
Hedley Au Skarn (Ettlinger, 1992; Ray et al., 1993) o la Groundhog Skarn de Zn
(Meinert, 1982).
Figura 12. Zonación que sucede en la mayoría de los skarn la cual copia la geometría del contacto
del plutón y los flujos de fluidos. Los Skarn son zonados y la zona de endoskarn y exoscarn
proximal posee un alto contenido de Granate. Las zonas distales son más ricas en piroxeno y en la
zona más frontal, relacionada con mármoles puede estar dominada por piroxenoides o vesubianita .

Depósitos skarn de Au, Cu, Fe, Mo, Sn, W y Pb-Zn

Grupos de depósitos de skarn puede basarse en las características descriptivas,


como composición del protolito, el tipo de roca y de metal económico
dominante (s), así como características genéticas como el mecanismo de
circulación de fluidos, la temperatura de formación, y el grado de partición
magmática. La tendencia general de autores modernos es adoptar una
clasificación descriptiva de skarn basada en el dominio económico de los
metales y a continuación, modificar la base de cada una de las categorías de
composición, tectónica, o variaciones genéticas. Esto es similar a la clasificación
de los depósitos de pórfido en pórfido de cobre, molibdeno y estaño; depósitos
que comparten muchas características geoquímicas y alteración, pero son, no
obstante, fácilmente distinguibles. Los siete principales tipos de skarn (Au, Cu,
Fe, Mo, Sn, W y Pb-Zn) han recibido un importante estudio moderno y muchos
otros (incluyendo F, C, Ba, Pt, U, REE) son importantes localmente. Además,
skarns pueden ser minadas para el sector de los minerales tales como granate y
wollastonita.

Skarns de Hierro

Los skarns más grandes son los depósitos de hierro. Las principales evaluaciones
de este tipo de depósito incluyen Sangster (1969), Sokolov y Grigorev (1977), y
Einaudi y otros. (1981). Skarns de Hierro son minadas por su contenido de
magnetita y aunque pequeñas cantidades de Cu, Co, Ni y Au puede estar
presente, el hierro es generalmente la única mercancía recuperable. Muchos de
los depósitos son muy grandes (>500 millones de toneladas, >300 millones de
toneladas que figuran Fe) y consisten predominantemente de magnetita con
poco silicato de ganga. Algunos depósitos contienen cantidades significativas de
cobre y son más típicos de transición a skarns de cobre (por ejemplo, Kesler,
1968; Vidal y otros., 1990).

Skarns cálcicos de hierro en los arcos de islas oceánicas están asociados con
plutones ricos en hierro invadiendo la pared de caliza y rocas volcánicas. En
algunos depósitos a la vista, la cantidad de endoskarn puede superar exoskarn.
Minerales de Skarn consisten predominantemente de granate y piroxeno con
menos epidota, ilvaita y actinolita; todos son ricos en hierro (Purtov et al. 1989).
Alteración de rocas ígneas es común con bastante albita, ortoclasa, y escapolita
venas y reemplazos, además de endoskarn.

En cambio, skarns de hierro y magnesio están asociados con diversos plutones


en una variedad de entornos tectónicos, la característica común es que todos
ellos forman la pared de roca dolomítica. En skarns magnesianos, los principales
minerales de skarn, como forsterita, diópsido, periclasa, talco y serpentina, no
contienen mucho hierro, por lo que la solución de hierro tiende a magnetita en
vez de andradita o hedenbergita (por ejemplo, Hall y otros. 1989).
Skarns de Oro

El término "Skarn de oro" se utiliza en el sentido económico propuesto por


Einaudi et al. (1981) y se refiere a los depósitos de minerales que son extraídos,
exclusiva o predominantemente oro y que exhiben alteración de rocas
calcosilicáticas, por lo general dominado por granate y piroxeno, que está
relacionada con la mineralización. Esto excluye el uso de los depósitos que
contienen oro pero que están minadas principalmente para otros productos
básicos como el cobre. Por el contrario, esta definición incluye a los depósitos
que contienen grandes cantidades de otros metales (como Fe, en forma de
magnetita) que no están minadas.

Skarns de Oro Reducidos

Depósitos de skarn de oro reducido tienen relativamente grado más alto (5-15
g/t de Au), se encuentran varias minas de oro sólo por su contenido, la
carencia económica de las concentraciones de otros metales, y tienen un
distintivo Au - Bi – Te como asociación geoquímica. La mayoría de skarns con

alto grado de oro se asocia con una reducción (ilmenita, Fe 2 O 3 / (Fe 2 O 3 +


FeO) <<0,75) plutones de diorita granodiorita, y dique/sill complejos. Ellos
normalmente ocurren en protolitos clásticos ricos en lugar de caliza pura y
skarn de alteración de diques, sills, y unidades volcanoclásticas. La reducción
de skarns de oro están dominados por piroxeno rico en hierro (normalmente>
Hd 50), pero las zonas proximales pueden contener abundante grandita. Otros
minerales comunes incluyen feldespato K, escapolita, vesuvianita, apatita, y
anfíboles. Zonas Distal/temprano contienen biotita + hornfels, que se puede
extender por 100 metros de la masa más allá de skarn. Debido a las rocas
ricas-clásticas de naturaleza sedimentaria carbonacea en estos depósitos, la
mayor parte de skarn es relativamente fino.

Skarns de Oro Oxidados

Considerando que el depósito "clásico" de skarn de oro se caracteriza por bajo


granate: razones de piroxeno, hedenbergita piroxeno, y abundantes sulfuros
dominados por arsenopirita y pirrotita, varios skarns han sido minados por el
oro que tienen un estilo muy diferente de la mineralogía y la mineralización.
Estos depósitos se han clasificado por Brooks y otros. (1991) como skarns de
oro oxidado. Sus características esenciales son de alta granate: razones de
piroxeno, granate y piroxeno relativamente pobres en Fe, la baja total de
sulfuros, pirita> pirrotita, y menores pero presentes las ocurrencias de
calcopirita, esfalerita, y galena-bismutinita-argentita. Además, los más altos
grados de oro no están asociados con granate-piroxeno prógrado, sino más
bien alteración retrógrada tardía incluyendo abundante feldespato K (adularia)
y cuarzo. Algunos de esos depósitos se puede considerar de transición a otros
tipos de mineralización de oro epitermal, tales como depósitos en el que la
fase de separación (ebullición) puede ser un importante mecanismo de las
precipitaciones (por ejemplo, Hedenquist y otros. 1996).

Nambija, Ecuador

Ecuador cuenta con dos importantes skarns de oro, Ximena y Nambija.


Ximena en el centro oeste de Ecuador es una típica reducción de oro de skarn
similares a Hedley Fortitude en América del Norte. Se ha producido alrededor
de 75000 onzas de oro aluvial de los campos que se desarrollaron en un marco
de skarn dominante en piroxeno. En cambio, Nambija, en el sudeste de
Ecuador es un skarn de oro oxidado con similitudes a la de skarn McCoy en
Nevada y Red Dome en Australia. Su mineralogía está dominada por grandita
como granate y la mayoría de la producción proviene de funcionamiento y
aluviales de alta calificación por los campesinos locales. Nambija es una de
una serie de depósitos de oro en la parte meridional de la Cordillera Real, con
tendencias norte y noreste en el cinturón de rocas del Cenozoico, Mesozoico,
Paleozoico. La parte central de este cinturón Terciario se compone de rocas
volcánicas recientes, con varios volcanes activos. Al oeste de este cinturón
volcánico es una secuencia Cretácica de arco insular y oceánico sedimentarias,
volcaniclástica, y rocas volcánicas, que han sido invadido por numerosos
plutones terciarios de tipo I, relativamente máficos.
A escala regional, el distrito de Nambija está disecado por el borde oeste,
N10°E a N20 °E por fallas de empuje espaciadas aproximadamente 10-30 km.
El skarn de Nambija ocurre dentro de los depósitos metamórficos Piuntza,
rocas volcano-sedimentarias que se producen como techo colgantes en 170
Ma del batolito de Zamora (Litherland y otros. 1994). La Unidad Piuntza es de
aproximadamente 500 m de espesor y se compone de arenisca, lutita, calizas,
tobas, y andesitas corrientes (Paladines & Rosero 1996). El batolito Zamora es
una tonalita equigranular a granodiorita (Salazar 1988). Otras rocas ígneas que
han sido publicados en el distrito Nambija incluyen monzodioritas, monzonita,
rhiodacita, sienita, y feldespato - cuarzo porfirítico diques y pequeños
stocks(Hammarstrom 1992; Paladines & Rosero 1996). Sin embargo, la
mayoría de estas intrusiones han sido alteradas a feldespato K, sericita, clorita,
y arcilla. Por lo tanto las composiciones originales y las edades de estas
intrusiones no son bien conocidas.

Dentro del distrito Nambija, hay una serie de skarns de oro, que han sido
trabajadas por los campesinos, incluidos los de norte a sur, Fortuna, Campana,
Campanilla, Nambija, Guaysimi, y la Sultana del Cóndor. Trabajos artesanales
en Nambija se calcula que han producido 2 millones de onzas de oro y de los
recursos actuales se estima en 23 millones de toneladas (Mining Magazine
1990). Las concentraciones van desde 14 a 84 g / t de Au, con un promedio de
15 -30 g / t de Au (McKelvey 1991; Hammarstrom 1992). Campanilla y
Campana son similares pero de menor concentración (Mining Magazine 1990).
Dado el tamaño de grano del oro y el carácter rudimentario del aluvial y
funcionamiento artesanal, todo lo anterior las cifras de tonelaje y categoría
deben considerarse con cautela. La mayoría de skarn nidos y zonas
mineralizadas se producen en el norte y el noreste del corredor con brechas
estructurales, venas, y cizallas que con las grandes fallas paralelas. Esta zona
mineralizada es 1,5 km de largo, 125 metros de ancho, y pendientes de 34 °E
(Aguirre y otros. 1985; McKelvey 1991). El más alto grado de mineralización
ocurre en la intersección de estas estructuras norte y noreste. El hecho de que
la mayor parte de la mineralización y algunos de los skarn son
estructuralmente controlados y espacialmente asociados con rocas porfíricas
sugiere que la mineralización de skarn no están relacionados con la fase
principal de la granodiorita Zamora. En lugar de ello, la formación de skarn
parece estar asociado con algunas de las más jóvenes intrusiones porfírica y se
asocia con la mineralización de cuarzo independientes que tienen un fuerte
control estructural.

Hay reservas de cuarzo monzonite o riodacita porfirítica en Nambija en la


mina Tierrero 2. La población se encuentra rodeada de skarn verde de granate
con una zona feldespato K con abudante brechiación hasta el suroeste. El
skarn no es rico en sulfuros, pero la mayoría de las muestras contienen poca
pirita, calcopirita, esfalerita y/o galena-bismutinita-argentita. Espécimen de
mano, tanto el granate y piroxeno son de color verde pálido. Además, algunos
de los granates son también marrón pálido y amarillo. Ese verde pálido,
amarillo granate es típico de zonas distales de skarn y es similar al granate en
muchos skarns de Zn. En la sección delgada, el granate está fuertemente
zonificado como es típico de skarn hidrotermales de granate. Hay núcleos
moderados y llantas de granos gruesos que indican múltiples pulsos de fluidos
hidrotermales y, en general, las llantas son más andraditicas que los núcleos.

Casi todos los granates analizados de estas indican Ad 21-72 con excepción de
algunas muestras distales con bastante andradita. Aunque no es muy
anómala, la mayoría de los granates contienen 0.5-1.5% MnO. Esto es
ligeramente más espessartina componente que normalmente se producen en
el skarn de Au de granates. En caso contrario, estas composiciones
intermedias grandita son típicas de skarns de Au y sería muy inusual para la
mayoría de los sistemas de skarn de metal, incluidos Fe, Cu, Zn y Pb (Meinert
1992). En contraste, todos los piroxenos son diópsido y tal piroxeno pobre en
Fe son atípicos en skarns de Au. Los piroxenos también son relativamente ricos
en manganeso
(Hd 16-34 Jo 5-13), más que cualquier otro tipo de skarn de Au, pero bastante
menos típico que skarns de Zn. La combinación de alta granate: piroxeno y
razones de hierro tanto

de los granate pobres y piroxenos sugiere que el sistema Nambija es a la vez


oxidado y pobres en hierro. Esto es coherente con la abundancia de minerales,
composiciones, y la relativa falta de minerales de sulfuro de hierro.

Oro en Nambija ocurre en vetas de cuarzo espacialmente asociado con skarn


con granate. Algunas de las venas de cuarzo tienen granate deformado
indicando contemporaneidad con la formación de skarn. Las inclusiones
fluidas en el cuarzo son simples dos fases de inclusiones. No hay minerales
hijos, de manera que el total de la salinidad es <26. % peso de NaCl.
Temperaturas de homogeneización no fueron determinadas, pero la falta de
reacción retrógrada con granate, tales como la formación de epidota, sugiere
que la temperatura de cuarzo veteado es relativamente alto y más allá de la
gama de mineralización de tipo epitermal.

En la mina Campana, granate de skarn marrón está cortado por vetas de


cuarzo paralelas con una textura laminado/ veteada. Esta roca registra
claramente dos eventos. La primera actividad es la formación de grano
relativamente grueso de skarn con granate con zonación óptica similar a otras

muestras de Nambija (nucleos de composición Ad 40, Ad60). Piroxeno en esta


muestra tiene un contenido de hierro similares a los demás muestras de
Nambija, pero el contenido de manganeso es incluso mayor que el resto de las

muestras (Hd31 Jo13). El segundo evento es una deformación frágil en el que la


roca ha sido veteada por cientos de vetas de cuarzo paralelas. Las paredes de
las venas de cuarzo coinciden perfectamente, a que la fractura frágil se
produjo sin importantes esfuerzos cortantes. En tanto las vetas de cuarzo no
tienen aparente reacción de los fluidos hidrotermales con la roca caja
(granate). Las inclusiones fluidas en el cuarzo son, en su mayoría ricos en
vapor de lo que indica que la ebullición / líquido exsolución se ha producido,
probablemente debido a una súbita reducción de la presión (causada por
culpa del movimiento?). No hay minerales hijos, de manera que el total de la
salinidad es <26. % peso de NaCl. Esta textura es similar a la observada en
depósitos mesotermales orogénicos de oro que contienen vetas de cuarzo de
decenas a centenares de cintas cortado de la pared de roca, separados por
cuarzo.

Skarns Magnesianos de Oro

La mayoría de skarns de oro son skarns cálcicos. La mayoría de skarns


magnesianos se forman de protolitos dolomíticos y muestran una mineralogía
de diagnóstico que incluye forsterita, espinela y la serpentina. Aunque una
variedad de fases de espinela pueden estar presentes, por lo general
magnetita es dominante y, por lo tanto, la mayoría de skarns magnesianos
están minadas de hierro y son relativamente fáciles de encontrar debido a su
fuerte firma magnética.

Skarn de Oro Metamórficos

Muchos skarns están asociados a plutones fanerozoicos que han invadido


anteriormente rocas sedimentarias no metamorfizadas (por ejemplo, Einaudi y
otros. 1981). Sin embargo, la mineralogía de skarn también ha sido descrita por
varios depósitos en cinturones orogénico mayores de skarn donde se asocia con
ambos plutonismo y metamorfismo de alta T-P. Además de estas ocurrencias
plutónico/metamórficas, hay varios depósitos de filones "mesotermales" de oro
con alteración de skarn en terrenos Precámbrico sin rocas intrusivas asociadas.

Estos sucesos son significativamente diferentes de los sistemas de skarn


Fanerozoicos y se conoce poco acerca de las relaciones geológicas de skarn de
alteración o la relación entre el oro y la mineralización de formación de skarn.
Estos skarns parecen ser híbridos con características tanto de ambiente de
metamorfismo regional como plutonismo fanerozoico. Lo que une a estos
sucesos dispares es una mineralogía dominada por componentes muy ricos en
Fe y la reducción de ensamblajes incluidos granate con importantes almandino -
espessartina, hedenbergita y anfíboles ricos en Fe. En algunos casos, parece que
un protolito ricos en hierro como la formación, komatiita, o metabasita es
responsable de la inusual mineralogía. Además, estos depósitos suelen tener
una parte o la totalidad de geoquímica de Au-As-Bi-Te característica de
depósitos de skarn de oro. Estos depósitos "metamórficos" se presentan como
un grupo debido a su vínculo común a metamorfismo regional, aunque existen
grandes diferencias en la configuración geológica y geoquímica entre ellos.

Skarns de Tungsteno

Skarns de Tungsteno se encuentran en la mayoría de los continentes en


asociación con plutones calco-alcalinas en los principales cinturones orogénicos.
Las principales referencias de skarns de tungsteno son Newberry y Einaudi
(1981), Newberry y Swanson (1986), Kwak (1987), y Newberry (1998). Como
grupo, skarns de tungsteno se asocian con batolitos de grano grueso,
equigranular (con diques de pegmatita y aplita), rodeado de grandes aureolas
metamórficas de alta temperatura. Estas características son colectivamente
indicativo de un ambiente profundo. Plutones con endoskarn cerca de las zonas
de contacto típicamente frescos con solamente pequeñas cantidades de
mirmakita-plagioclasa y piroxeno.

La alta temperatura de aureolas metamórficas común en el entorno de Skarn de


tungsteno contienen abundantes rocas hornfels calcosilicáticas, reacción skarns,
y skarnoide mixto formado de secuencias de carbonato-pelita. Tales minerales
metamórficos calco-silicatos, reflejan la composición y textura del protolito y se
pueden distinguir a partir de minerales de la categoría Skarn metasomático en
el campo y en el laboratorio.

Newberry y Einaudi (1981) dividen skarns de tungsteno en dos grupos: tipos


reducidos y oxidados, sobre la composición base de roca huésped (carbón
versus hematita), la mineralogía de Skarn (ferrosos versus hierro férrico), y
relativa profundidad (temperatura metamórfica y la participación de las aguas
subterráneas oxigenada).

Skarn tempranos ensamblados de tungsteno están dominadas por hedenbergita


y granate con menor grandita asociados diseminados de grano fino, ricos en
molibdeno scheelita (powellita). Granates tardíos son subcálcicos (Newberry,
1983) con cantidades importantes (hasta un 80% mol), de espessartina y
almandino. Este granate subcálcico está asociada a la lixiviación de los
tempranos diseminados de scheelita y redeposición como de grano grueso, a
menudo controladas por vetas, de bajo molibdeno scheelita. También se asocia
con la introducción de los sulfuros, como pirrotina, molibdenita, calcopirita,
esfalerita y arsenopirita hidratada y minerales como biotita, hornblenda y
epidota.

En skarns de tungsteno oxidados, andradita es más abundante que piroxeno,


scheelita es pobre en molibdeno, y fases de hierro férrico son más comunes que
las fases ferrosas. En general, los skarns oxidados de tungsteno tienden a ser
más pequeños que skarns de tungsteno reducidos, aunque las calificaciones
más altas en las dos redes normalmente están asociados con minerales
hidratados y alteración retrógrada.

Skarns de cobre

Skarns de cobre son tal vez el tipo más abundante del mundo. Son
especialmente frecuentes en las zonas relacionadas con subducción orogénica,
tanto en la configuración continental y oceánica. Los principales referencias de
los skarns de cobre incluyen Einaudi et al. (1981) y Einaudi (1982). La mayoría
de skarns de cobre están relacionados con tipo-I, serie magnetita, calco-
alcalinas, plutones porfíricos, muchos de los cuales son co-genéticos a rocas
volcánicas, venas en stockwork, y brechiación fractura frágil, y la intensa
alteración hidrotermal. Estas son características indicativas de un entorno
relativamente de la formación. La mayoría de skarns de cobre se forman en las
cercanías de contactos con una mineralogía relativamente dominada por
andradita. Otras fases incluyen diópsido, idocrasa, wollastonita, actinolita, y
epidota. Magnetita y hematita son comunes en la mayoría de los depósitos y la
presencia de rocas dolomíticas receptoras son coincidente con vetas de
magnetita masiva que pueden ser minadas a escala local para el hierro. Los
skarns de cobre comúnmente son zonas con masiva garnetita cerca de plutón y
el aumento de piroxeno y finalmente idocrasa y/o wollastonita cerca del
contacto con el mármol. Además, granate puede ser zonado por el color como
proximales de color marrón rojizo oscuro a distales variedades verdes y
amarillas. Mineralogía de Sulfuros y razones de metal también pueden ser
sistemáticamente zonado relativo a la causal del plutón. En general, la pirita y la
calcopirita son más abundantes cerca de plutón con el aumento de calcopirita y
bornita finalmente en wollastonita cerca de las zonas de contacto de mármol.
En skarns de cobre que contiene monticellita, bornita-calcocita dominante son
los sulfuros de Cu-Fe en lugar de pirita-calcopirita. Los mayores skarns de cobre
están asociados a la mineralización de plutones pórfido de cobre. Estos
depósitos pueden exceder de 1 mil millones de toneladas de pórfido y
combinado Skarn mineral con más de 5 millones de toneladas de cobre
recuperable de Skarn. Los plutones mineralizados presentan características de
silicato de potasio y alteración sericítica que se puede correlacionar con
granate-piroxeno prógrado y epidota-actinolita retrógrada, respectivamente en
el Skarn. Intensa alteración retrograda es común en skarns de cobre y en
algunos pórfidos relacionados con los depósitos pueden destruir la mayoría de
los granate y piroxeno prógrado.

Alteración de Endoskarn de la mineralización de plutones es raro. En cambio, las


existencias estéril asociada a skarns de cobre contienen abundante epidota-
actinolita-
clorita y menos intensa alteración retrógrada de Skarn. Algunos yacimientos de
cobre son de grano grueso, actinolita-calcopirita-pirita-magnetita, pero
contienen sólo escasos granate-piroxeno prógrado.
Skarns de Zinc-Plomo

La mayoría de skarns de zinc ocurren en el territorio continental asociados a


zonas subducción o rifting. Son minas de minerales de zinc, plomo, plata
aunque zinc suele ser dominante. También son de alto grado (10-20% Zn + Pb,
30-300 g / t Ag). Relacionado a rocas ígneas cubren una amplia variedad de
composiciones a través de diorita a alto sílice granito. También abarcan diversos
ambientes geológicos de profundidad como batolitos a someras dique-sills
complejos en la superficie de extrusiones volcánicas. El criterio común que une
la mayoría de los minerales de Skarn de zinc distal es que se produzcan
asociados a rocas ígneas. Los principales referencias de los depósitos de Skarn
de zinc incluyen Einaudi et al. (1981) y Megaw et al. (1988). Skarns de Zinc
puede subdividirse según varios criterios, entre ellos la distancia de origen
magmático, la temperatura de formación, la proporción relativa de Skarn y
sulfuros, y la forma geométrica del cuerpo mineral. Ninguno de estos criterios
es del todo satisfactoria porque una fuente magmática no puede ser
identificado por algunos yacimientos, debido a que la mayoría de skarns
desarrollan más de una gama de temperaturas, y porque la mayoría de los
grandes depósitos de Skarn contienen tanto Skarn ricos en minerales y menas
como Skarn pobres dentro de una variedad geométrica incluida la configuración
de mantos y chimeneas (por ejemplo Megaw, 1998). La mayoría de los distritos
de Skarn de zinc aumentan el grado hacia el exterior de la mineralización, vetas,
cuerpos y sulfuros masivos que puedan contener pocos, o ningún, minerales de
skarns. Distritos explorados de forma incompleta sólo puede tener algunas de
estas zonas expuestas. Pero como ya se señaló anteriormente, la presencia de
minerales como el granate y piroxeno dentro del sistema, es importante porque
indica un entorno geoquímico restringido que es totalmente distinta de los tipos
de mineral, que también contienen minerales Zn-Pb-Ag, pero que falta
absolutamente minerales de skarn.

Además de sus contenido de metal Pb-Zn-Ag, skarns de zinc pueden distinguirse


de otros tipos de Skarn por su distintiva mineralogía rica de manganeso y hierro,
por su ocurrencia a lo largo de contactos litológicos y estructurales, y por la
ausencia de importantes aureolas metamórficas centrado en el skarn. Casi
todos los skarn en esos depósitos minerales pueden enriquecerse en
manganeso incluidos granate, piroxeno, olivino, ilvaita, piroxenoide, anfíbol,
clorita, y serpentina.
En algunos yacimientos razones piroxeno:granate y el contenido de manganeso
en piroxeno aumentan sistemáticamente a lo largo de la trayectoria del flujo de
líquidos. Esta característica ha sido utilizada para identificar skarns proximal y
distal y zonas proximal y distal dentro de los depósitos de skarn. Una típica
secuencia de zonación de proximal a distal es: plutón alterado/endoskarneado,
granate, piroxeno, piroxenoide, y sulfuro/óxido de reemplazamiento de cuerpos
(a veces llamados mantos y chimeneas basada en la geometría y las costumbres
locales). La presencia de zinc en skarns en porciones distales de las principales
sistemas magmáticos/hidrotermales pueden incluso ser pequeños depósitos
útiles como guías en la exploración de distritos mal expuestos. Por lo tanto, los
reportes de minerales ricos en manganeso pueden aportar pistas a los distritos
que aún no han recibido importantes actividades de exploración. Otra evidencia
de alteración hidrotermal distal relacionadas con depósitos de skarn es la
aparición de fracturas y estilolitos en los límites en las rocas sedimentarias más
allá de los límites de rocas calcosilicáticas minerales. Esto ha sido documentado
por muchos depósitos de Skarn diferentes (por ejemplo, Meinert et al., 1997),
pero es particularmente común en skarns de Zn.

Skarns de Molibdeno

La mayoría de skarns de molibdeno se asocian con granitos leucocráticos y la


gama de alto rango, relativamente pequeños depósitos de bajo grado.
Numerosos pequeños depósitos también se encuentran en el Precámbrico
asociados a cratones estables de pegmatita, aplita, rocas y otros leucocráticos
(Vokes, 1963). La mayoría de skarns de molibdeno contienen una variedad de
metales como W, Cu, Zn, Pb, Bi, Sn, y U, y algunos son realmente polimetálicos
en varios metales que deben ser recuperados con el fin de ser minadas
económicamente. Mo-W-Cu es la asociación más común de algunos skarns de
tungsteno y skarns de cobre contienen zonas de molibdeno recuperable.

La mayoría de skarns de molibdeno se producen en arcillas carbonatadas o


rocas calcáreas clásticas. Hedenbergita piroxeno es el más común de rocas
calcosilicáticas reportadas de minerales de skarns de molibdeno con menor
grandita (con menor componente piralspita), wollastonita, anfíboles, y la
fluorita. Esta mineralogía de Skarn indica una reducción de ambiente, con
actividades de alto flúor.

Skarns de Estaño

Skarns de estaño son casi exclusivamente asociados con granitos de alta sílice
producido por la fusión de la corteza continental. Las principales referencias de
los depósitos de Skarn de estaño incluyen Einaudi et al. (1981) y Kwak (1987).
Skarns de estaño puede subdividirse según varios criterios, entre ellos proximal
versus distal, magnesiano versus cálcica, Skarn ricos versus skarns pobres, óxido
ricos versus sulfuro ricos, y greisen versus Skarn. Por desgracia, algunas de estas
categorías se excluyen mutuamente.

Muchos de los grandes sistemas de Skarn de estaño están zonados


espacialmente de Skarn ricos a Skarn pobres (o ausente).
Einaudi et al. (1981) hizo hincapié en que hay un hilo común que une los
diversos tipos de depósitos de Skarn de estaño y que es la característica de la
suite de elementos traza (Sn, F, B, Be, Li, W, Mo, y Rb) en el mineral y en
asociaciones a rocas ígneas. Esta suite de skarns de estaño distingue de todos
los demás tipos de Skarn. Kwak (1987) hace una nueva distinción en la que
muchos depósitos de Skarn de estaño desarrollan una alteración greisen, etapa
que se superpone a la intrusión, Skarn temprana, y sin alteraciones de
carbonato. Alteración Greisen se caracteriza por la alta flúor y la presencia de
minerales como fluorita, topacio, turmalina, moscovita, grunerita, ilmenita, y
abundante cuarzo. En muchos casos esta alteración greisen destruye
completamente la alteración de etapas anteriores. De particular importancia, el
estilo de alteración greisen está ausente de todos los demás tipos de Skarn.
Hay varias características mineralógicas de skarns de estaño que deben tomarse
en cuenta. Desde un punto de vista minero, lo más importante es que el estaño
puede incorporarse a silicatos, como el granate, esfena e idocrasa, donde es
económicamente irrecuperables. Así, grandes depósitos pueden contener
importantes cantidades de estaño que no se pueden recuperar con la
tecnología actual o previsible. Amplia alteración retrógrada o principios de
greisen puede liberar este estaño y hacer que se precipiten en óxido o sulfuro
mineral. Así, Skarn que destruye fases de alteración son especialmente
importantes en los depósitos de estaño. Como señaló Kwak (1987), el más
atractivo mineral de cuerpos se produce en la porción distal de los grandes
distritos donde Skarn de sulfuros masivos o de óxido de sustituciones se
producen sin pérdida significativa de estaño en calco-silicatos, como el granate.

Otros tipos de Skarn

Hay muchos otros tipos de Skarn que históricamente han sido minadas o para
explorar una variedad de metales y minerales industriales. Algunos de los más
interesantes incluyen metales raros y elementos de tierras raras. REEs tienden a
ser enriquecido en determinadas fases minerales como el granate, idocrase,
epidota, y allanita. Vesuvianita y epidota con hasta un 20% REE (Ce> La> Pr> Nd)
se han encontrado en algunos skarns de oro y zinc. Algunos skarns contienen
concentraciones económicas de REEs y de uranio. Concentraciones de REEs y
minerales de uranio hijo en inclusiones fluidas sugieren que estos elementos
pueden ser fuertemente concentrados de alta temperatura en fluidos
hidrotermales. Esto sugiere que otros entornos metasomáticos deben
examinarse para su posible contenido de REEs y de las concentraciones de
uranio.

La presencia de elementos del grupo del platino se informa, en algunos skarns.


Estos depósitos no han sido bien documentados en la literatura, y más parecen
representar metasomatismo de rocas ultramáficas. Consideraciones
Geoquímicos sugieren que PGEs podría ser transportados en condiciones muy
ácidas, oxidadas. En el entorno de Skarn esas condiciones podrían ser
alcanzadas en la etapa de alteración greisen de skarns de estaño. Esta podría
ser una dirección para la futura investigación y exploración.

Geoquímica, Geofísica y técnicas de exploración de los depósitos


skarn

Formación de Skarn se extiende por casi toda la gama de posibilidades de


formación de entornos minerales. La mayoría de los estudios geoquímicos de
depósitos minerales se han centrado en la fase de equilibrio, inclusiones fluidas,
las investigaciones isotópicas de las fuentes y vías de fluidos, la exploración y la
determinación de niveles de fondo y de anomalía. Estudios de equilibrios de la
fase experimental son esenciales para la comprensión de las reacciones
individuales de minerales. Este estudio puede ser ampliado utilizando datos
termodinámicos para incluir composiciones variables. Otro enfoque consiste en
utilizar una auto-consistente base de datos para el modelo termodinámico de
potencial formadora de soluciones Skarn. Fraccionamiento de los elementos
entre los minerales también se pueden utilizar para estimar las condiciones de
formación de Skarn. Recientemente se han incorporado estándares de
tratamiento de la fase de equilibrio de mineralogía de Skarn, junto con la
dinámica de fluidos para modelar la evolución metasomático de los sistemas de
Skarn (Dipple y Gerdes, 1998). Estudios de inclusiones fluidas de muchos tipos
de yacimientos minerales como el cuarzo, carbonato, y la fluorita que contienen
numerosas inclusiones fluidas, son relativamente transparentes, y son estables
a lo largo de una amplia gama TPX. Sin embargo, esta amplia gama TPX puede
causar problemas en la interpretación de la inclusión de líquidos, ya que estos
minerales pueden crecer y seguir entrampados de los líquidos de alta
temperatura a través de los eventos finales de baja temperatura (Roedder,
1984). En contraste, minerales de alta temperatura de Skarn como forsterita,
diópsido, etc, no es probable que más tarde sean entrampados los fluidos a baja
temperatura (más allá de la gama de estabilidad del mineral de acogida) sin
evidencia de alteración visible. Así, inclusiones fluidas en los minerales Skarn
proporcionan una oportunidad relativamente inequívoca para medir la
temperatura, presión y composición de formadora de los fluidos.

Estudios de inclusiones fluidas han sido muy útiles en la documentación de las


altas temperaturas (> 700 ºC) y salinidades altas (> 50 wt.% equivalente de
NaCl) que se producen en muchos skarns. Salinidad en la mayoría de
inclusiones fluidas son altas; minerales hijos documentados en Skarn incluyen
NaCl, KCl, CaCl2, FeCl2, CaCO3, CaF2, C, NaAlCO3 (OH) 2, Fe2O3, Fe3O4, AsFeS,
CuFeS2, y ZnS. En general, los fluidos magmáticos tienen KCl> CaCl2 mientras
que los líquidos de alto CaCl2 parecen haber interactuado con muros de rocas
sedimentarias.

Inclusiones fluidas pueden proporcionar evidencia directa del contenido de CO2


(líquido y gas), CH4, N2, H2S y otros gases en fluidos hidrotermales. Estudios de
las fases de gas y líquidos inmiscibles de inclusiones fluidas en general,
muestran un predominio de las de CO2, una variación crítica en la estabilidad
de minerales. Aunque no se han hecho estudios comparativos, parece que el
CH4 es ligeramente más abundante en la reducción que CO2, como los sistemas
de skarns de tungsteno, mientras que el CO2 es más abundantes que CH4 en
sistemas oxidados como skarns cobre y de zinc. Estudios de inclusiones fluidas
en determinadas fases minerales de Skarn son particularmente útiles en la
documentación de la evolución temporal y espacial de Skarn formadora de los
fluidos y de cómo se correlacionan con los cambios de composición, datos
experimentales y la termodinámica. Inclusiones fluidas también proporcionan
pruebas directas de la temperatura y la salinidad con cambio en la mayoría de
los sistemas de Skarn entre eventos de Skarn prógrado y retrógrado. Por
ejemplo, la mayoría de inclusiones fluidas de granate y piroxeno en skarns de
hierro tienen temperaturas de homogeneización de 370-700 ºC y 300-690 ºC,
respectivamente, con salinidades de hasta 50 wt. % NaCl equivalente, mientras
que epidota retrograda y vetas transversales de cuarzo tienen temperaturas de
homogeneización de 245-250 ºC y 100-250 ºC respectivamente, con salinidades
de menos de 25 wt. % NaCl equivalente. En skarns de oro, granate prógrado y
piroxeno tienen temperaturas de homogenización de hasta 730 y 695 ºC
respectivamente, con salinidades de hasta 33 wt. % NaCl equivalente. En
cambio, escapolita, epidota, actinolita y de estos skarns las temperaturas de
homogenización son de 320-400 ºC, 255-320 ºC y 320- 350 ºC respectivamente.
En skarns de tungsteno, granate prógrado y piroxeno tienen temperaturas de
homogenización de hasta 800 ºC y 600 ºC respectivamente, con salinidades de
hasta 52 wt. % NaCl equivalente. En cambio, anfíbol y cuarzo de estos skarns
tienen temperaturas de homogenización de 250-380 ºC y 290-380 ºC
respectivamente, con salinidades de 12-28 y 2.5-10.5 wt. % NaCl equivalente.

Investigaciones isotópicas en particular, los isótopos estables de C, O, H, S, han sido


de capital importancia en la documentación de las múltiples fluidos presentes en la
mayoría de los grandes sistemas de Skarn. Estudios isotópicos de azufre en una
variedad de minerales de sulfuro (incluyendo pirita, pirrotina, molibdenita,
calcopirita, esfalerita, bornita, arsenopirite, y galena) indican una muy reducida
gama de valores, en consonancia con la precipitación de fluidos magmáticos.
Para algunos de los más distales skarns zinc, estudios de azufre isotópico
indican que los fluidos mineralizantes han adquirido azufre de las rocas
sedimentarias a lo largo de la trayectoria del flujo de fluidos. En general, las
investigaciones isotópicas estables son coherentes con la inclusión de líquidos y
minerales, estudios de equilibrio demuestran que la mayoría de los grandes
depósitos de Skarn se forma de diversos fluidos, incluidos los tempranos, la alta
temperatura, muy salina salmueras directamente relacionados con la
cristalización de magma. En muchos sistemas, la más alta salinidad de fluidos
son coincidentes con la deposición de sulfuro.

Aunque contenido de metales de Skarn es muy variable, concentraciones


anómalas de elementos pathfinder en zonas distales puede ser una importante
guía para la exploración. Estudios Geoquímicos de depósitos minerales han
demostrado que los depósitos de metales tienen halos de dispersión que puede
ser zonificada proximal de metales base, a través de las zonas distales de
metales preciosos, al margen de Pb-Zn-Ag concentraciones de veta. Anomalías
de 10 a 100 ppm para los de los metales, puede extenderse por más de 1000
metros más allá de las zonas de Skarn proximal. La comparación de las firmas
geoquímicas entre las diferentes clases de Skarn sugiere que cada suite tiene
una característica anómala de los elementos y que los niveles de fondo de un
elemento particular en uno Skarn tipo puede ser muy anómala en otros skarns.

Algunos skarns tienen una fuerte respuesta geofísica. Casi todos los skarns son
significativamente más densos que la roca circundante y por lo tanto, puede
constituir una anomalía gravitacional o discontinuidad sísmica. Esto es
particularmente evidente en algunas de las grandes skarns de hierro que
pueden contener más de mil millones de toneladas de magnetita (gravedad
específica, 5.18). Además, tanto skarns y plutones asociados podrán formar
anomalías magnéticas. Relativamente plutones oxidados normalmente
contienen magnetita primaria suficiente para formar una magnética de alta
mientras que la reducción de plutones suelen contener ilmenita en lugar de
magnetita y pueden formar una baja magnética. Skarns pueden formar un
magnético de alta debido a grandes concentraciones de magnetita o de otros
minerales magnéticos tales como los de alta temperatura Pirrotina. Desde
metasomatismo de rocas dolomíticas tiende a formar abundante magnetita, en
depósitos de Skarn magnesianos, una fuerte firma magnética pueden ser
capaces de distinguir protolito original, así como la presencia de Skarn. Pruebas
eléctricas de Skarns deben interpretarse con cuidado. Ya sea sulfuros masivos
diseminados o minerales puede dar Auto potencial, EM, o respuestas magneto-
telúrico en Skarn. Sin embargo, metasomatismo de carbonato necesariamente
implica la redistribución de carbono. La presencia de carbón, sobre todo si en la
forma de grafito, pueden tener respuesta de efecto eléctrico. Tal carbono
inducidos por anomalías pueden ser distantes de Skarn o no relacionadas con el
mineral de cuerpo.
Algunos skarns contienen suficiente uranio y torio que se detecta por
suspensión en el aire o en pruebas en tierra radiométricas. Los estudios
detallados pueden demostrar que tales depósitos relativamente pequeños
pueden ser detectados y que los distintos tipos de skarns se pueden distinguir.
A pesar de métodos como gravedad, magnéticos, eléctricos y radiométricos han
sido aplicados a los depósitos Skarn, su uso no se ha generalizado. Debido a la
variabilidad de los depósitos de Skarn, probablemente es necesario adaptar los
métodos geofísicos a los distintos tipos de depósitos o Skarn.
Bibliografía

Einaudi, M.T., Meinert, L.D., and Newberry, R.J., 1981, Skarn deposits: Economic
Geology 75th Anniversary Volume, p. 317-391.

Fontboté L., Vallence J., and Marckowski A., 2004, Oxidezed Gold Skarns in the
Nambija District, Ecuador: Society of Economic Geologists, Special Publication 11,
p.341-357.

Meinert, L.D., Dipple, G.M., and Nicolescu S., World Skarn Deposits: Economic
Geology 100th Anniversary Volume, p. 299-336.

Meinert, L.D., Gold in Skarn Related to Epizonal Intrusions: SEG Reviews, Volume 13,
2000, p. 247-375.

Sawkins J. F., Metal Deposits in Relation to Plate Tectonics, 1984, Publisher Springer-
Verlag.

Evaluación de Distritos Mineros en el Ecuador, Volumen 5- Depósitos Porfídicos y Epi-


Mesotermales Relacionados con Intrusiones de la Cordillera del Condor. BGS-
PRODEMINCA, junio 2000.

http://www.unalmed.edu.co/~rrodriguez/skarn/skarn.htm