Está en la página 1de 3

 a familiar, que se caracteriza por el respeto a las normas religiosas, que

representa Antígona.
 la civil, caracterizada por el cumplimiento de las leyes del Estado y que está
representada por Creonte.

 El autor
 Sófocles fue un poeta trágico griego -496 a. C.- 406 a. C.-, que además de Antigona
escribió otras obras notables, como Edipo Rey, Edipo en Colono o Filoctetes entre
otras.
 Hay que destacar que participó activamente en la vida política de Atenas y a pesar
de no distinguirse por sus dotes como político, amó su ciudad y rechazó
invitaciones de importantes autoridades de otras ciudades.
 Fue autor de 123 tragedias, pero otros le atribuyen hasta 130 obras y además
Sófocles fue un teórico, escribió un tratado sobre el coro, introdujo la escenografía y
fundó el llamado Tíaso de las musas, donde se rendía culto a las musas y se
hablaba de arte.
 No hay que olvidar el desempeñó de funciones religiosas, ya que fue sacerdote de
una divinidad local de la salud llamado Halón y participó en el acto donde los
atenienses rindieron culto a Asclepio; su muerte se produjo en el año 406 a. C.

Los personajes
Los personajes principales más destacados son los siguientes:
 Antígona: hija de Edipo, rey de Tebas.
 Ismene: hija del rey Edipo y hermana de Antígona.
 Hemón: hijo de Creonte y Eurídice.
 Creonte: rey de Tebas en tres ocasiones, tío de Antígona, Ismene y Polinices, y padre de
Hemón.
 Eurídice: reina, esposa de Creonte y madre de Hemón.
 Tiresias, anciano ciego y adivino.
 Corifeo, jóvenes que danzaban y cantaban hacia el templo de Dionisos.
 Coro de los ancianos de Tebas, que representa la voz del pueblo.

Contexto
Edipo, rey de Tebas, tuvo dos hijos varones: Polinices y Eteocles, que acordaron turnarse
el trono tebano cada año, pero tras el primer año, Eteocles no quiso ceder el turno a su
hermano, y los hermanos se dieron muerte mutuamente.
Prohibición de sepultar a Polinices
Antígona, hija de Edipo, cuenta a su hermana Ismene que el actual rey de Tebas, Creonte
impone la prohibición de hacer ritos fúnebres al cuerpo de Polinices pero Antígona pide a
Ismene que le ayude, y esta se niega por temor a las consecuencias.

Antígona desobedece la ley


Un guardián anuncia que Polinices ha sido enterrado, pero Creonte cree que alguien los ha
sobornado, hasta que se descubre que Antígona era quien había enterrado al cuerpo, y esta
lo vuelve a intentar, pero es capturada y llevada ante Creonte, que sospecha que su hermana
Ismene está implicada y las condena a muerte.
Ismene se confiesa también culpable, pero al final sólo Antígona es condenada a muerte,
que será encerrada viva en una tumba en la roca.

Antígona frente a la muerte


Hemón, hijo de Creonte se ve perjudicado por la decisión de su padre, ya que Antígona es
su prometida y pide que la perdone; dado que Creonte se niega, manda traer a Antígona
para que muera en presencia de su hijo y Hemón se marcha precipitadamente. Antígona ha
perdido la altivez y siente temor ante su muerte.

Intervención de Tiresias
El adivino Tiresias señala a Creonte que las aves y los perros arrancan trozos del cadáver de
Polinices y los dejan en los altares, señal de que los dioses muestran señales de cólera; le
acusa de imprudente y vaticina que alguien de su sangre pagará con su muerte, por lo que
Creonte, se dispone a rectificar sus faltas.

Muerte de Hemón y de Eurídice


Un mensajero explica a Eurídice, esposa de Creonte, que su esposo suplicó perdón a los
dioses, y honró el cadáver de Polinices, erigiéndole un túmulo funerario. Después quiso
liberar a Antígona del sepulcro, pero la halló ahorcada y a su hijo Hemón que se había
suicidado, clavándose una espada tras encontrar a Antígona muerta, y abrazándose a ella
mientras moría.
Creonte, al volver a palacio con su hijo muerto en brazos, es informado de que su esposa
Eurídice también se ha suicidado al conocer las noticias; por ello el coro hace un
llamamiento para actuar prudentemente y respetar las leyes divinas.