Está en la página 1de 5

LA GRANJA.

Revista de Ciencias de la
Vida
ISSN: 1390-3799
sserranov@ups.edu.ec
Universidad Politécnica Salesiana
Ecuador

Avilés L., Hernán


El valor del agua en la agricultura
LA GRANJA. Revista de Ciencias de la Vida, núm. 5, 2006, pp. 28-31
Universidad Politécnica Salesiana
Cuenca, Ecuador

Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=476047389006

Cómo citar el artículo


Número completo
Sistema de Información Científica
Más información del artículo Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal
Página de la revista en redalyc.org Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto
28 | La Granja

El valor del agua en la agricultura


los diferentes sectores de la pobla-
ción: el agrícola, el industrial, el
doméstico y de servicios y para la
generación de energía eléctrica,
Ing. Hernán Avilés L. entre otros.

La creciente necesidad de lograr lluvias, aproximadamente el 70% La escasez del agua


el equilibrio hidrológico que ase- se evapora. Las fuentes, los manantiales, las
gure el abasto suficiente de cuencas o cañadas se enfrentan a
agua a la población se logrará La desproporción que existe entre
la cantidad de agua que se capta una acelerada extinción, los cam-
armonizando la disponibilidad bios existentes (1) tanto en el cli-
natural con las extracciones del por escurrimiento y las extensio-
nes territoriales que comprenden ma como en el suelo, provocan
recurso mediante el uso eficien- inundaciones, sequías y desertiza-
te del agua. asociadas a la corta temporada de
lluvias, hacen que la disponibili- ción. Pero es la acción humana el
La obtención del agua se da tra- dad de agua sea cada vez menor. elemento más drástico: ejerce una
vés de fuentes (2) tales como ríos, deforestación delirante, ignora los
arroyos y acuíferos del subsuelo. Bajo este panorama se enfrentan conocimientos tradicionales, so-
Estos acuíferos se recargan de for- actualmente graves problemas de bre todo de las comunidades indí-
ma natural en época de lluvias. disponibilidad, desperdicio y con- genas locales, retira el agua de los
taminación del agua. ríos de diferentes maneras, entre
Sin embargo, la época de lluvias otras con obras de ingeniería, re-
tiene una duración promedio de Parte de esta problemática, se en-
presas y desvíos.
cuatro meses, lo que propicia una frenta con la construcción de la In-
escasa captación. Sumado a esto, fraestructura Hidráulica, la misma Y es que ante una situación de
del total de agua captada por las que permite satisfacer de agua a escasez del agua, la amenaza se
La Granja | 29

cierne sobre tres aspectos funda- go eficiente, razón principal que competencia debida a los usos,
mentales del bienestar humano: provoca que las pérdidas de este 50 países de los cuatro continen-
la producción de alimentos, la sa- elemento se tornen monumenta- tes asientan más de tres cuartas
lud y la estabilidad política y so- les. Le siguen el sector industrial partes del total de su población en
cial. Esto se complica aún más si que requiere del 25% del mismo y las cuencas internacionales; lo
el recurso disponible se encuen- a continuación el consumo do- que hace que el 47% de la pobla-
tra compartido, sin considerar el méstico, comercial y de otros servi- ción se encuentre en cuencas
aspecto ecológico. Es por esto cios urbanos municipales que re- compartidas internacionales; 214
que, la gestión del recurso deberá quieren del 10%. Para el año cuencas son multinacionales, in-
tender a evitar situaciones conflic- 2015 el uso industrial alcanzará el cluyendo 57 en África, 58 en
tivas debidas a escasez, sobreex- 34%, a costa de reducir al 58% los América, 48 en Europa y 51 en
plotación y contaminación, me- volúmenes destinados para riego, Asia.
diante medidas preventivas que y al 8% los de otros usos. El con-
sumo total de agua se ha triplica- La situación jurídica sobre el uso y
procuren un uso racional y de
do desde 1950 sobrepasando los conservación del recurso que se
conservación.
4.300 km3/año, cifra que equiva- comparte casi siempre en los PED
El agua es un recurso imprescindi- le al 30% de la dotación renova- tradicionalmente es ambigua, ya
ble, pero escaso para la vida. Me- ble del mundo que se puede con- que prácticamente enfrentan una
nos del 1% del agua del planeta siderar como estable. ausencia de reglamentación, sin
es dulce y accesible para el hom- embargo de que los países desa-
bre, aunque este porcentaje varía Ante estas circunstancias muchas rrollados han generado regulacio-
considerablemente según el lugar, regiones del mundo han nes y metodologías para una me-
el clima o la época del año. alcanzado el límite de aprovecha- jor gestión del recurso, no porque
miento del agua, lo que los sean más precavidos, sino porque
ha llevado a sobreexplotar los re- los problemas de contaminación
El sector agrícola, mayor cursos hidráulicos superficiales y de las aguas los comenzaron a en-
subterráneos, creando un fuerte frentar desde la época de los años
consumidor del agua
impacto en el ambiente. 60 y 70, así tenemos que han lo-
El sector agrícola es el mayor con- grado desarrollar alta tecnología y
sumidor de agua con el 65%, no Las razones son diversas, pero po- diversidad de metodologías para
sólo porque la superficie irrigada dríamos citar dos de estas: su conservación. El agotamiento
en el mundo ha tenido que quin- La mayor parte de la población del agua subterránea es la amena-
tuplicarse, sino porque no se mundial vive en cuencas compar- za oculta para la seguridad de los
cuenta con un (3) sistema de rie- tidas, lo que implica una mayor alimentos.

La oferta de alimentos (4) de mu-


chos países en desarrollo depende
del agua subterránea que se utili-
za para irrigación. Si ese recurso
no se administra de forma más
sostenible, algunas de las zonas
más pobladas del mundo pueden
enfrentarse a una crisis profunda
en el futuro.

Los usos del agua se determinan


de acuerdo a la ubicación geográ-
fica del lugar, la economía que tie-
ne, las actividades que realizan los
miembros de la comunidad y el
contexto cultural en el que se
combinan cada uno de los aspec-
tos anteriores.
30 | La Granja

Son cuestiones muy importantes a mo la pérdida de tierra agrícola


considerar, cuando se trata de lle- productiva debido a la saturación.
var a cabo aprovechamientos de
agua, la conservación de las espe- Aunque el 70% de la superficie
cies y de los ecosistemas afecta- del mundo está cubierta por
dos, no podemos olvidar la fun- agua, solamente el 2,5% del agua
ción que realiza el agua cuando disponible es dulce; mientras que
fluye, de modo variable, desde las el restante 97,5% es agua salada.
cabeceras de los ríos hasta el mar, Casi el 70% del agua dulce está
congelada en los glaciares, y la
puesto que moviliza y distribuye
mayor parte del resto se presenta
elementos químicos tan importan-
como humedad en el suelo, o ya-
tes para la vida como el fósforo (P)
ce en profundas capas acuíferas
o el anhídrido carbónico (CO2).
subterráneas inaccesibles.
La función ecológica del agua en
Menos del 1% de los recursos de
sus dos vertientes fundamenta-
agua dulce del mundo están dis-
les:
ponibles para el consumo, un
a) mantenimiento de los ecosis- 17% más de agua para cultivar
temas que le son propios. alimentos para las crecientes po-
b) vehículo de transporte de nu- blaciones de los países en desa-
trientes, sedimentos y vida, es rrollo, y el consumo total del
un bien común cuyo respeto agua aumentará en un 40%. La
debe conciliarse con el desa- tercera parte de los países en re-
Cada vez es más frecuente ver có-
rrollo sostenible de las activida- giones con gran demanda de
mo algunas acciones que realiza-
des humanas sobre la tierra. agua podrían enfrentar escasez
mos en nuestra comunidad dete-
severa de agua en este siglo, y
rioran no sólo la calidad del agua, Es imprescindible revisar los crite- para el 2025, dos tercios de la
sino que también nos acercan rios de asignación del agua, espe- población mundial probablemen-
más a la racionalización severa de cialmente en lo que respecta a las te vivan en países con escasez
este recurso para poder cubrir las actividades económicas. La inci- moderada o severa.
necesidades de todos los pobla- dencia negativa que los nuevos cri-
dores. Esta situación nos llevará terios pudieran tener sobre algu- La agricultura por irrigación es
en pocos años a una escasez de nos regadíos (hay distintas agricul- responsable del consumo de
agua que pondría en riesgo el de- turas y diferentes agricultores), de- aproximadamente el 70% del
sarrollo social de todos. be ser corregida considerando la agua, y hasta del 90% en las re-
función social que es inherente a la giones tropicales áridas. Los con-
Si bien es importante que cada sumos de agua para la irrigación
persona valore el uso del agua mayor parte de esos regadíos. La
han aumentado más de un 60%
para sus actividades básicas, es subvención de los costes del agua
desde 1960.
necesaria la organización comu- es contraproducente con la asig-
nitaria para el manejo eficiente nación eficaz del propio recurso. En agricultura es imprescindible
del agua que nos permita preser- mejorar los sistemas de riego. Las
La mayor parte del agua dulce,
varla a futuro. pérdidas de agua dulce en la red
aproximadamente el 70% del lí-
de distribución son escandalosas:
quido disponible mundialmente,
25-50% en urbanas y 40-60% en
se utiliza en la agricultura. Sin em-
La función ecológica agrícolas.
bargo, la mayoría de los sistemas
Para la ecología, el agua (1) tiene de irrigación son ineficientes: pier-
un doble valor: por una parte es den alrededor del 60% del agua
por la evaporación o reflujo a los
La contaminación del
un elemento del ecosistema y es
ríos y mantos acuíferos. La irriga- agua
consecuentemente un activo so-
cial, por otra es generador de eco- ción ineficiente desperdicia el La contaminación del agua (1) por
sistemas. agua y también provoca riesgos tuberías de desechos debe ser
ambientales y de salud, tales co- controlada de alguna manera.
La Granja | 31

El déficit local y regional de por los efluentes domésticos e in- agua con las entradas por preci-
agua es debido, sobre todo, al dustriales, la deforestación y las pitación, pensando que se pue-
aumento de las necesidades sur- prácticas del uso del suelo, están den canalizar en su totalidad ha-
gidas del desarrollo económico y reduciendo notablemente la dis- cia los usos: éstas se han de divi-
de la explosión demográfica. El ponibilidad de agua utilizable. En dir en tres partes, una se evapora
hombre ha utilizado el agua pa- la actualidad, una cuarta parte de en la atmósfera, otra se fija en el
ra fines cada vez más numero- la población mundial, es decir, mil suelo, en la vegetación y los or-
sos, y su dependencia de ese quinientos millones de personas, ganismos que componen la bios-
elemento no ha hecho más que que principalmente habitan en los fera y otra es la que va por los
crecer. PED (Países en Desarrollo) sufren cauces y lagos superficiales y sub-
escasez severa de agua limpia, lo terráneos hacia el mar. Y solo de
El recurso agua es cada vez más que ocasiona que en el mundo esta última parte cabe derivar
apreciado, tanto para uso do- haya más de diez millones de agua hacia los usos antrópicos,
méstico industrial o agrícola. Su muertes al año producto de enfer- pero sin agotar cauces o acuífe-
escasez, sobre todo en las zonas medades hídricas. ros, para evitar los daños sociales
áridas y semiáridas, la sitúan co- y ecológicos derivados de su so-
mo prioridad vital para el desarro- Además hay que subrayar que no breexplotación.
llo de las poblaciones: “si no hay cabe relacionar la escasez del
agua, no hay vida”. Muchos son
los programas emprendidos para
el uso racional del vital líquido;
sin embargo, gran parte de ellos
adolecen de objetividad, ya sea
por su difícil aplicación o por el
elevado costo que representan;
es más, se ataca el problema des-
de puntos de vista sofisticados (se
piensa que el modelo más com-
plicado es el mejor); sin embar-
go, existen oportunidades valio-
sas que están a nuestro alcance,
que solo requieren ser visualiza-
das, un tratamiento técnico sim-
ple y “conciencia de todos”.

Mucho se habla de las plantas tra-


tadoras para reutilización del agua
en ciertas actividades donde no se
requiere la calidad de potable (cla-
ro, dado el acondicionamiento de
las aguas degradadas). Adicional-
mente, la contaminación causada

Bibliografía

1. Perspectivas del medio ambiente mundial 2000 PNUMA Ed. Mundi-Prensa.


2. ALFARO J.F. Adaptación de 2 sistemas de irrigación para suelos arenosos. Proine. Brasilia. 1988. 85 pp.
3. ISRAELSEN,O.W. Principios y prácticas de riego. Ed. Reverte. Barcelona.
4. Alberto Lozada Villasante. Agricultura y desarrollo rural U.P. MADRID 2002.