Está en la página 1de 2

La industria del turismo es una de las más afectadas por la hiperinflación en Venezuela,

donde el deterioro del poder adquisitivo del salario, obliga a los consumidores a modificar
sus prioridades, colocando en primer lugar los alimentos y medicinas, olvidando el
pensamiento en vacaciones como anteriormente se acostumbraba.
Cada año decrece la afluencia de personas en los diversos sectores turísticos del país, a
pesar del potencial que posee en este sector Venezuela, con la capacidad de generar
grandes aportes en el sector económico, pero el desabastecimiento y los altos precios de
hospedajes, comida, y demás servicios que ofrecen hoteles, posadas y operadores
turísticos, que cada día aumentan más impiden a gran parte de la población disfrutar de
vacaciones como quisieran, principalmente por la carencia de recursos económicos que
les permitan pasar unos días alejados de su entorno habitual. Aparte de la crisis
económica otro factor que afecta el sector turístico del país es la inseguridad
Se han indicado en años anteriores en los meses de julio, agosto y septiembre de una
ocupación que oscila entre 35 y 45 %, lo que se considera como un indicador "sumamente
negativo" por ser ese trimestre "una de las temporadas más importantes que tiene
Venezuela", llamada internacionalmente temporada alta al igual que el mes de diciembre
y la Semana Santa.
Dada la escasez personas que se movilizan a los sectores turísticos, muchos negocios
como hoteles, restaurantes, posadas, entre otros, se han ido a la quiebra y por ello
cerrado sus puertas. Aparte del poco flujo de personas, también se le atribuye el elevado
costo de la materia prima y por ello el constante aumento de sus precios.
Los estados Mérida, Nueva Esparta y Falcón que depende en gran medida del turismo esta
situación ha generado un gran impacto negativo en su economía. Los precios actualmente
se miden en diferentes divisas, mayormente en dólares pero hay estados donde se piden
pesos colombianos o euros, y las personas al no poder adquirir estas divisas se les hace
cuesta arriba poder pagar hospedaje u otros servicios.
Es de hacer notar, que la hiperinflación está causando grandes estragos en el sector
turístico del país, habida cuenta las políticas negativas que se han implementado para
atender al sector turístico. No se vislumbra un panorama alentador en el sector, sino todo
lo contrario, mientras la hiperinflación siga creciendo, esta va a absorber toda posibilidad
de desarrollo del sector turístico del país.
Vale la pena recordar lo explicado por la catedra referenciando lo expresado por el
fundador de la opep Dr. Juan Pablo Pérez Alfonzo quien manifestó en su oportunidad “Hay
que sembrar el petróleo”, cosa que en el sector turístico no se ha implementado y
continua a la espera de tal predicción.
Pero mientras se continúen aplicando políticas erróneas en materia económica, en el país
no va a haber un cambio significativo ni en el sector turístico ni en ningún otro sector en
Venezuela.

También podría gustarte