Está en la página 1de 9

La Mocuana

La leyenda de La Mocuana se puede resumir así: Ha muchos años, en los


primeros días de la Colonia, la noticia de los yacimientos de oro que según
fama había en los dominios del Cacique de la tercera Villa de Sébaco, llevó
allí a muchos españoles, que fueron muy bien recibidos por el indio, quien
les entregó tamarindos de oro para que los enviasen al rey de España.
Después del obsequio, el Cacique rogó a los extranjeros que se alejasen y no
volviesen. Estos aparentaron hacerlo, pero al poco tiempo regresaron; y esta
vez con deliberadas intenciones de sojuzgar al jefe indio. Habiéndolo sabido
este, escondió sus tesoros. Únicamente su hija conocía el secreto del
escondite. Los españoles fueron derrotados.
Pasó el tiempo y habiendo llegado uno de los hijos de los viejos españoles
vencidos, se enamoró perdidamente de la hija del Cacique, que era muy
bella. Esta correspondió el amor; y como bien sabía ella que su padre se
opondría rotundamente al matrimonio, huyó con el español.
Generosa, le dio a su amante europeo las riquezas que poseía y este,
satisfecho, y no esperando nada más de la pobre india, la encerró en la cueva
de un cerro y le tapó su salida; pero ella, conocedora del lugar, logró escapar
por otro lugar.
La actitud de su amante le causó la pérdida del juicio y se convirtió en la bruja
La Mocuana. Desde entonces se aparece en los caminos e invita a los
transeúntes a seguirla hasta la cueva. La gente dice que nunca le han podido
ver el rostro; solamente su larga y cimbreante figura y su preciosa cabellera.
Una serpiente encantada vive en las aguas de la laguna de Masaya, y hay
quienes dicen que la han
visto flotando y la describen con barba larga y cachos.
Dos jovencitas enamoradas del hijo del cacique Tenderí, pero solo una
correspondida, la princesa de Jalata.
La mujer desdichada se juntó con otras tres amigas para conquistar al hijo del
cacique. Y en busca de fortuna visitan a una adivina quien les dice que arriba
en la montaña ubicada donde ahora es la laguna de Masaya, vive una
serpiente que mantenía encantado al hijo del cacique y mientras la serpiente
viviera, el amor del joven nunca sería de otra mujer. Para lo cual tenian que
amarrar a la serpiente en el tronco de un árbol de Guásimo con los cabellos
de las cuatro mujeres hasta que la serpiente muriera y se rompiera el encanto.
Una vez amarrada, la serpiente comenzó a llorar
y llorar pero nunca murio y fue tanto su llanto que sus lágrimas formaron lo
que hoy es la laguna de Masaya.
El encanto y misterio de la Laguna de Masaya continúan atrayendo a propios
y extraños, y recientemente el magnífico ojo de agua fue visitado por un
equipo del espacio televisivo "Ocurrió Así", interesado en obtener
información acerca de las leyendas que se tejen en torno al lugar.

La laguna premió a los periodistas y camarógrafos del popular programa


dirigido por Enrique Gratas: Al descender, cerca del sector conocido como
Venecia, encontraron a una veintena de jóvenes en círculo y asidos de las
manos, intentando contacto telepático nada menos con extraterrestres.
Tras suspender su concentración, los amigos de los alienígenas manifestaron
que han recibido advertencias de sus "hermanos mayores" sobre una serie
de fenómenos naturales como terremotos, erupciones volcánicas,
inundaciones, deslaves y otros, que efectivamente han venido ocurriendo.
La gigantesca serpiente -inexistente para aquellos que se han bañado
tranquilamente en las frescas aguas de la laguna- fue presuntamente
adorada por tribus asentadas en Monimbó, Nandasmo, Masatepe y la gente
del cacique Nacatime, quien tuvo gran acercamiento con los invasores
españoles.
Los cadejos
Las leyendas refieren la existencia de dos cadejos, uno blanco y otro negro.
Ambos son animales misteriosos, grandes, muy fuertes y peludos que
parecen perros, permanecen la mayor parte del tiempo con la lengua fuera y
poseen grandes uñas en las patas traseras que producen un ruido
característico al caminar.
El cadejo blanco es un guía y guardián protector del hombre; es bueno y
camina a la par o detrás de la persona para guardarlo de los malso espíritos,
defendiéndolo de cualquier peligro y acompañándolo en todos sus viajes
nocturnos hasta el lugar donde el solitario caminante se dirige. No se cansa
de caminar y al amanecer desaparece.
El cadejo negro es en cambio un espírito maligno, enemigo declarado del
hombre que trata de dañarlo o matarlo en sus andanzas nocturnas; simboliza
el mal, por eso es negro, es fiero y tiene ojos de fuego. Cuando el cadejo
negro aparece o ataca al hombre, el cadejo blanco se interpone y lo distrae
para que el hombre pueda huir. Hay ocasiones en que se establece una
encarnizada pelea a muerte entre ambos animales; en este caso el caminante
defendido por el cadejo blanco debe permanecer en el lugar de la contienda
hasta el final de la pelea, de lo contrario su protector morirá al no contar con
la ventaja de la presencia. En enfrentamientos en los que se cuenta con la
permanencia del defendido, los cadejos nunca llegan a matarse; solo salen
lastimados y el negro vencido.
Se dice que cuando el hombre rechaza la compañía del cadejo blanco y trata
de hacerle daño, éste se lanza sobre su agresor, lo revuelca, lo muerde y lo
deja mortalmente herido.
Estas leyendas pueden que estén relacionadas con una creencia antigua que
dice que toda persona tiene un animal de compañía. Este animal es su doble.
Toda enfermedad, daño o muerte de uno repercute en el otro. Se dice que al
mismo tiempo que nace un niño, un animal nace en la montaña y que desde
entonces sus destinos están compartidos.
Mi abuelita me contaba que el cadejo olia a cabra, un olor penetrante y
caracteristico. Y si, el cadejo negro es malo, ve al hombre y trata de hacerle
daño; pero el cadejo blanco aparece en la forma de un perrito blanco chiquito
al trasnochador, en dependencia de como trate a este pequeño animal el
"cadejito" lo protegera o se transformara en el gran animal que es para
herirlo.
CUENTOS NICARGUENSES
¡No pesquen tortugas!
Pablo Sanabria Láinez
(Cuento infantil de la Costa Caribe de Nicaragua)
Hace mucho tiempo había un hombre al que le gustaba ir a pescar tortugas. Un día se fue a pescar
una tortuga y la tortuga le dijo:
— “¿Por qué estás matando a todas las tortugas? ¡Debo matarte!”
El pescador dijo:
— “Por favor no me mates, tortuga, haré todo lo que me digas”.
— “Vete a casa” —dijo la tortuga— “y no regreses”.
El hombre se fue a su casa y ese es el fin de la historia.
Bluefields, mi ciudad
(Cuento infantil Costa Caribe de Nicaragua)
Bluefields es la comunidad más grande de la zona de la laguna. Esta comunidad tiene muchas
diferentes razas como Creoles, Mestizos, Garífunas, Mosquitos, Ramas y Sumos. En esta
comunidad hay muchos habitantes. Tenemos muchas escuelas como Dinamarca, Moravian,
Horatio, Anglican, San José, etc. En esta comunidad nos gusta la agricultura y un poco de pesca.
Obtenemos la energía y la luz eléctrica de la capital, Managua. Bluefields tiene un parque
central, estaciones de Policía, calles de mercado, iglesias y escuelas. Debemos tratar de mantener
nuestra comunidad limpia y saludable porque la necesitamos. Bluefields es muy linda y tiene
muchos recursos naturales.
La flor en la lluvia
Kathy Lavone Moses Miller
(Cuento infantil Costa Caribe de Nicaragua)
Era un día lluvioso y una familia de flores estaba demasiado cerca de la orilla del río, y el río
socavó las pequeñas flores y se perdieron. Dos niñas caminaban junto al río y encontraron una
florecilla y la florecilla estaba a punto de caer en una zanja. Las niñas saltaron al agua para salvar
la florecilla y cuidaron de ella y vivieron para siempre jamás.
Yo, el perro filibustero
Jorge Eduardo Arellano
A Lizandro
No diré mi nombre. James Carson Jamison lo revela en sus memorias. También habla de mi
deslumbramiento por la Falange Americana, cuyo cuartel era mi hogar. Al toque del clarín y del
redoble del tambor, acudía a la Plaza de Armas. Siempre iba a la vanguardia de las marchas, con
las orejas alertas y la cola estirada, dispuesto a combatir como el más osado de la tropa. Al
retumbo del cañón, saltaba y corría detrás de las humaredas, hasta las fauces mismas de los
enemigos de William Walker. Mi amo. Otros nicaragüenses también eran sus fieles esclavos:
Mateo Pineda en León y el Cura Vijil en Granada, por ejemplo.
No contaré mis hazañas. Jamison lo hace. Afirma que estuve en San Jacinto. No es cierto. Fue en
la expedición del cubano Goicuría a Chontales, en abril de 1856, cuando me ofrecí de voluntario.
Yo marchaba al frente, alborozado por la perspectiva de la aventura. Y derrotamos a los
legitimistas en Juigalpa. Siglo y medio después, un descendiente de ellos justificaría la causa de
mi amo en un álbum de gobernantes. Excepto Jamison y un mestizo de cuyo nombre no quiero
acordarme, todo el mundo se olvidó de mi lealtad a la Falange Americana. Ningún proyectil
perforó mi pellejo. Y nunca volví a mi cuartel con la cabeza gacha y el rabo entre las piernas.
CANCIONES NICARAGUENSES
ADIVINANZAS
CHISTES

Un niño pregunta a su padre


-Papá que quiere decir sintaxis.
– Qué tienes que coger el autobús.
-Gracias papá, eres el mejor.
-Papá, ¿que se siente al tener un hijo tan guapo y bueno?
-No lo sé hijo, mejor pregúntale a tu abuelo.
-Jaimito, ¿Qué planeta va después de Marte?
-Fácil señorita, “Miercole”.
Una maestra pregunta a Jaimito:
-Jaimito, si en una mano tengo 6 naranjas y en otra tengo 8 naranjas ¿Qué tengo?
Y Jaimito contesta: – Profesora, lo que tienes son unas manos muy grandes.
¿Por qué es tan feliz la escoba? –Porque ba-rriendo.
Un niño va en bicicleta y le dice a su madre: -¡Mamá, mamá, sin manos! -¡Mamá, mamá, sin
piernas! De repente se cae de cara, se levanta y dice: -Mamá, mamá, sin dientes!
Un niño llama a la lavandería:

-Hola. ¿Es aquí donde lavan la ropa?


-No, le contestan.
-¡Hala!, pues que cochinos.
Un niño le pregunta a su padre:
-Papa, papa, ¿cómo se dice perro en inglés?
-Muy fácil hijo, dog.
-¿Y cómo se dice veterinario?
-Dog-tor.

Llega un niño del colegio y le dice a su madre:


-Mama, mama, tengo una buena y una mala noticia, ¿por cuál empiezo?
-Por la buena hijo.
-He sacado un 10 en inglés.
-Hijo ¿y cuál es la mala?

-Fácil, que es mentira.


¿Qué hace un vampiro conduciendo un tractor? Sembrar el miedo.
Me da miedo ese deporte de las espadas… -¿Esgrima? -No, no, más bien miedo.
Le dice un niño a su madre: -Mamá, mamá, qué rica está la paella. Y su madre le contesta:-Hijo,
pues repite. Y dice el hijo: -Mamá, mamá, qué rica está la paella.
Juanito entra en clase gritando:
-Profe, profe, me acaban de robar en el pasillo.
La profesora le contesta. –¿Qué te han robado Jaimito?
-Los deberes.
¿Cómo se llama el primo vegetariano de Bruce Lee? Pues, Broco Lee.
¿Qué hace un cocinero cuando está triste? Hace pucheros.
PREGONES
ESCUELA VILLA KOKOMO

TEMA:
ALBUM NICARAGUENSE

DOCENTE:
ROSA LILIAM GONZALEZ

ESTUDIANTE:
LYZA BRIGETH ZAMORA PALACIOS

GRADO:
6TO GRADO

FECHA:
04-09-19