Está en la página 1de 10
Filosofia/Politica IDEOLOGIA Y UTOPIA La amplitud do la obra de Paul Ricoeur tl ver no haya sido sobropecada por la de ningin otro pensador actual. Aunsqte se lo onace principalmente por sus eseattos sobre simboliems religio Soy pscoundlisis, Ricoeur hizo también signifieativas contribu 3 lus teoriss de le historia, ala logo analtica cel leg je, ala dtica, a las teorfas de Ia accion, al estructuralisima, 4s? teoriaerticey ala teor(a literaria, Este libro frece la nica apl ccacién adecuada de a teoria de ia interpretacién de Ricoeur alos dabitos sovial, cultura! y polit Posiblemente Ricoeur sea el primer pensador, desde Mann hnsim, cue intents discutir los conooptos de ideologta y utopia, sinuindslos dentro de un solo marco conceptual, La dealopia fae ‘ipicsmente un tema tratado por los socidlonosy ls tebricas pol eos; la utopia lo fue por histariadores y especialista iteraPios. Al yuxtaponer los dos Conceptos, Ricoeur los define y los emarca ‘mejor at tanto que los diferencia proniinciadamente de snterio- ses formulaciones conceptuales, Riecour sostiene que mientras Ia idcologia es tipieamente la logitimecion de alo que ec, a utopia acta para destrair el arden dado. Dice Ricoeur que le topia ee el pacer de la variacion imag ‘ative y observa que, ast como la ideblogia puede earacterszarse en tres planos diferentes, tambien en tres planos puede caracter arse la utopia: cuando la ideologla es deformacién, la utopia es evasion cuando la ideologla es la legitimacién de le autoridad rent, itopia ee esa sa autora cuando I ideale si icentifcacion, In utopia es Ia exploractén de lo posible. Ese libro proseats un magistral andisis de las teorias mas ‘mmportantes sobre eologiay tkopia on nuestro siglo y en el pasa do, ¥ caastituye una obre inaprecable para las Isctores de floso fia, Felipian, critica lteraeia, historia y teoria sociolopien y polit aul Ricoeur és profesor emérito en la Divinity School, prof: sor de flosofiey migmibro del comité sobre pensatalento social en la Universidad de Chicago. El mds reciente de sus siuchos Bros cs Tine and Nareaaie, gedisa edits’ = Codigo: 2.340 Filosofia/Politica Paul Ricoeur IDEOLOGIA Conferencia introductoria En estas conferencias examino los conceptos de idealogta y utopia. Me Drogongo sitar esios dos fendmenos, generalmene tatados por separsdo, Att G at RESON To Tuco Coniceptial. La hipstesis de trabajo es la de gue la con- Janel 8&"e8t dos fumsiones opuesias 0 complomentaias tpifca lo que Poca amarse la imaginacidn social y cultural. (1) De esa manera, I mayor parte dels dificultads y ambigHedades que se encuentran en el campo de una flosofia de la imaginacign, que estoy estudiando ahora en una sere diferente de conferencias,(2)aparecerin aqut pero dentro de un determinado marco. A imi vez ereo (0 por lo menos €3a es mi hipSess) que la dislctca entre ideolo- sia y utopia puede arrojar alguna iuz sobre la no resuelta cussion general de la ‘maginacign como problema filosfieo, 1a indagacién de a ideotogiay dela wopiarevela desde el comienizo dos ‘asgos que compart ambos fenéimenos, En primer liga, los dos son en allo svado ambiguas. Cada uno de ells tiene un aspecto positive y uno negatvo, un Papel constractvo y uno desirictvo, una dimensig consitutiva y una dimen- si6n patolégica. Un segundo rasgo comin es el de que, de ls dos aspectos de cada Teasmeno, el patoldgico eparece antes que el cositutivo, lo cual exige 4ue procedamas a trabajar particndo de la superficie para investigar la profane didad, La idoologia design iniislmemte cieros simul, en view de los cuales un individu un lo, situa Ge elaSE CE ti individuo sin que éste venga conciencia de elo, Por lo tanto, el proceso de disimulo no sélo expresa sino cue también refverza festa perspectiva de clase. En cuanto al concepto de utopia, ambign éste iene || una connotacién despectvi, Selo considera como una esyecie de suetio Sota ines pas els secs par seguir (qué fo tiene en cuenta los ‘movimiento en Ia direccidn de una nueva sociedad. A m a6 era como una especie de actitud es ied, como ina manera de escapar a a légica dela nici realizaida fuera de Wa histor forma de proteecién Contra odo tipo de verifiacién por parte de la accién concrea, ‘Mi hipousis sastiene que hay un aspecto positivo y unaspecto negativoen. } | Ia ideologta y en la uldpta y qUe ts polardad entre esios dos aspeclos de cada 45 vérmino pede esclaracerse explorando una andloga polaridad ente los dos wr- tinos. Creo que esta polaridad entre ideologia y utopia y la polaridad que hay cence! seno de cada una de ellas pueden atriboirse a cieros rasgos estrcturales d+ lo que he llamado imaginacion cultural, Estas dos potaridades abarcan lo «qx para mi son las principales tensiones en nuestro estudio de la ideologta y de Jewtopfa. 1 TR Polaris ene ideology utpia no sha tenia en cuenta come tema regen ete ol amo Hi Ka Mannheim Idealogy and Uto- “en el que fic de apoyarme intensamentc, se publicé en.cl afio Jie Creo qué Mannheim es elnieo ‘autor, por lo menos hasta muy reciente- “me, que wa de stuarlaideologta y la uiepia dentro de un marco comin y {que lo hizo al considerar ambos fendmenos com aetiudes de desvio respecto dz a realidad Tdeotogiay utopla verge dentro de este aspecto eomarTde in congrueneia, de discepancia, con la actualided "Desde la época de Manheim, ft atencidn prestada a estos fenémenos se concenteé principalmente en la idodlogia 9 en It wiopia, pero no en ambos jun- 16s. Por un lado, tenemos una critica de fa ideologia, principalmente en los socidlogos marxistas y posmarssts, Estoy pensando particularmenteen In Es- casa de Frankfurt, representada por Habermas, Karl Oo Apel y otto. En con taste con esta critica sociolégica de la ideologfa encontramos una historia y tna sociologia de la ulopla, ¥ la atencién presiada en este dhtimo campo a la ‘lopia casino tiene selaciGn con la alenci6n anterior que el primer campo pres- ta la ideologia. Sin embargo la separacién entre estos dos campos puede estar cambiando: por lo menos se registra renovado interés en sus conexiones. Con todo, 2s comprensibie la dificukad de relacionar eologia y wtopia porque se las presenta de maneras muy diferenes. La ideologia es siempre un ancepto polémico, Lo ideolégico nunca es laposicidn de uno mismo; es siepre Tapostura de algdn otro, de fos demds, es siempre la ideologta de ellos. Cuando fa veces se la caraieriza con demasiado poco rigor, hata se dice que la ideo- logla os culpa de los demés, De manera que la gente nunca dice que es ideoldgica ella misma; el tSrmino siempre est dirigido contra los demés. Por ‘270 lado, as utopias son propiciadas por sus propios ores yhastaconstituyen in género literario especifico. Hay libres que sellaman uiopias y que tienen una oidieidmtteraria distintva, Desuerte que la presencialingUistica de ideologia ) tonne en modo algun a misma as wopts son asumidas por sus a Jlores, en tanto que las ideologias son nagada por Tos SuyOS- Esta 65a razén por |) tal ag pincer uni eel Jato dos fendmenos, Bee temos ahiondar bajo sus expresionesliterariaso semintcas para descubrir sus ‘espectivas funciones (3) y luego establecer una correlacn eneste plano. Ena alenein que presto aese plano de correlacién profundo y funciona, tomo como punto de partida de mi indagacién el concepto de incongruencia de Ka Mannheim. Tome como punt e para ete oncepto pore lose dad de incongruensia, de discrepancia, prosupone ya de muchas maneras que Jos individuos asf como ls enidades colectivas esi relacionados con sus pro- | | pavvdasy doa fa eatga soca no ste sepa mnoce dee paretfacn Sirelistanch Ag, sino proeisaione sogin el Wicd as tmesHgGeneia To- 46 das ls figuras de incongruencia deen ser parte de nvesta pe ciedalt-Crex ue eto a el unio de qu kt 3s | parte constinalivade la realidad social De manéra que el supuesto consiste aqui precisamente er que incién social, una imaginaeién cultural opera de manera constructiva y de manera destructiva como con‘macién y como te cchaza de la siutacin presente, Por lo tanto, podria ser una frucifers hipSteis deque la polaridad de ideotogia y wiopia tiene que ver cor las diferent a de lain ia picas de le'imapinacion social, Y Wal vex ef apcto posi- tivo G& la-una y el aspecio positivo de la oir ei en la misma relacicn de ‘complementariedad en que estin el aspecio negativo y paclégico de una con él aspecto negativo y patol6gico de la ota ero antes de decir algo mis sobre esta complementariedad que canstituye el horizome de mi indagacién quiero presentar brevemente por separado los ‘dos fendmenos, Partiré del polo de a ideologia y luego consideraré el segundo polo, et polo opuesto, el polo de le atopia En nuestra wadicién occidental Ia concepcién predeminante de ideologta procede de los escrtos de Marx o, mas precisamenie, de los escritos del joven Marx: la Critica dela "Filosofia del derecho” de Hegel los Manuscritos eco- némicos » filoséficos de 1844 y La ideologta alemara. Ea el utulo y en el con- tenido dé este wtimo libro, el concepto de ideologéa pase al primer plano. ‘Mencionaré s6lo de paso una acepeién anterior y mis positive de la pala- bra “ideotogia”, puesto que dicha acepeidn ha desaparecido del escenario filo- séfico, Este sentido del téemino derivaba de una escuela de pensamiento de la Filosofia francesa del siglo XVill, de unos hombres que sllamaba ellos mis- ros idéolegues, abogados de una teoria de las ideas. La suya era una especie de filosofia somintica que declarata quel lilosofia tiene que ver nocon las cosas, no con la reatidad, sino con las ideas. Si esta escucla de pensamiento conserva ain agin interés, ello se debe quiads al sentido despectivo dela palabra “idco- Jogia” dado precisamente a ella, Como opositores del imperio francés napotes- nico, los miembros de esta escuela fueron wratatios de iafologues. Por e80, ka ‘connotacién negativa del término puede rastrearse a le época de Napoleén ‘cuando por primera vez fue aplicado a este grupo de filésofos. Eso tal vez. nos adviertc que siempre hay en nosotsos algin Napoleén que designa a fos demas ‘como idgologues. Posiblemente haya siempre alguna preiensin al poder en la ‘acusacién de ideologia; pero luego ya volveremos a considerar este punto, En ‘cuanto @ que haya una relacign entre este concepto francés de idéologie y la cepcion despectiva de ideologia en los hegelianos de izuietéa, el geupo del cual surgié Marx, no veo ninguna iransiciSn directa, auncue sobre el particular ‘otros pueden estar mejor informados que yo. Pero volvamos a Marx. 2Cémo se introdujo e] témino “ideologia” en sus primeros eSsritss? En las pi6xinias conferencias volveré a ocuparme de esta ‘esti Hpoyéndome en textos, pexo por el momento permaitaseme presentar luna breve resena de los diferentes usos de esta palabra, Es interesante compro- bbar que el témino se introdujo en os eseritos de Marx mediante una meidlora tomada de la experiencia fisica oFsioldgica, la experienc dela imagen inver- (ida que se da cn una cémara oscura.o¢n la retina. De esta meidifora de ta ima- a | | uarauest primer concepio de iaestodla. La peimera lunes ‘gen invertida y de Ja experiencia lisica que esté detrds de la metdfora obtene. frye 61 paradigma o modelo dela deformacin como inversién. Est imagen, el | pradigma de una imagen invenda de a teaidad, es muy importa para i- | ¢Ja ideologia es producir unit imagen ifivertida. se Concepto todavia formal de la ideologta se completa por una descrip- cin especifica de ciertas actividades intelectual y expiituales Considersdes cono imagenes invertidas de la realidad, como defornuciones por iverson Cemo veremos, agué Marx depende de un modelo expuesto por Feuerbach uien haba descrip y discutie la religion precisamente como un rellejoinver, tido de le realidad. En el eristanismo, decia Feuerbach, sujeto y prediendo estin inverts. Mientras é a realidad los seres hua ‘SUjetOS que pro- yectaron aT aivino sus propigs aribuis (us proplos preaiéados hirano: lo ie § Gue lo diving es percbido por los seres humans como un sujeto del ul nos0u0s somos el predicado.CTéngase en cuenta que Feuerbach expose ‘od esta en calegorias hegelianas) El paradigma tipicamente Teuerbactiane Ge 8 inversiGn supone pues un inercambio entre sujeto y predicado, enue sue, to humano y predicado vino, Siguiendo a Feuerbach, Mara supore que lars. ligkn es el paradigma, el primer sjemplo, et ejemplo primitiv, de exe rellejo Jnvertido de ta realidad que to presenta too patas arriba Feuerbach y Mack Tea:cionan oponiéndose al modelo de Hegel que pone lo de arriba abajo el ae fue:zo de ambos tiende a volver a coloca las cosas on su lugar La imagen de ia inversiGn es notable y es la imagen generadora del concepio de ideologia de Max. Ampliando et coneepio de religicn tomado de Feuerbach, gue sepore una inversiGn entre sujeto y predicado, el joven Mar extiende a toa la esters de bs ideas este funcionamniento paradigmtico, (Quiads agai pueda recuperarse cl concepto francés de idéologie dento de un marco poshegetiano, Cuando estén separadas del proceso de la vida, del pros ceso del abajo com, las ideas tienden a manifestarse como una realidad a0, ‘noma, y esto conduce al idealismo como ideologia. Exise una continuidad Semintica ent la pretensicn de que las ideas constituyen una esfera dela reall- adpropia y autcnomay la pretensiGn de que ls ideas aftecen gufas o modelos 6 peradigmas para explica la experiencia, Pr es0, noes solamente la FeligiSn sina también la flesoffa como idealismo lo que se manifesta vomo el moctelo de i ideotogia. (Como nota aclarstoria deberiamos sefalar que el cuadso del ‘idealism alemén presentado aqui—es decir la ea de que la realidad provede et pensamiento— representa una descripeidn mas exaeta dela manera popular de entender l idealismo que det lugar mismo de ese idealismo que es la Mose {la hegeliana. La {ilosofia hegeliana pone de relicve l hecho de que laaciona, lida de Jo real se conoce airsvés de su aparcin en la historia, eso es conta. ro atoda reconstruccisn planica de la realidad, de conformidad eon modelos ‘deales. La flosofia de Hegel es mucho més neoarisiolslca que neoplatcnica,) En todo caso, la interpretacin popular del idealism prevalecta en te cultura Ge a época de Marx, de manera que no so la religtn sino lambitn el idealismo, enteadido como una especie de rligidn de a gene iaia, fueron elevados ala foncién de ideologi, 48 La connoacin negativa dein delogae fundamen, porque a idoto Bia, de conformidad con este modelo, se manifesta come = meatio general por bra del cual se ooce ef procesy de avis ta poo ee eplojetiésencl Mundece Gaesceumopainate stich |) ieoogis,como ate posers, no enue realidad e dean Lat.| | ternativa Conceptual de la ideologia para el joven MANS, no Ta Ciencia, sino la realidad. La realidad como praxis, La genie hace cosas y lego imagina qu las nce en i ie de era nebo. Dems pus Ge incre cae ead lana ques gene us porque ce | es la realiday real, Como praxis. el cielo; saan | na i wierd Sentido seb la basetecoses| ‘que pueden seF Pensaidis 70 sdlo hechas o vividas: La lmpugnaciGn'coite is Iceolgiaprodeds pues de uns expe de taiamodeia vie stan a wpe es ¢ cme ae Sela ora) sistema de rialstaprecisamente porque insisi-en quelamaieia~’( lidad de a praxis es anterioca la iealiad de las ideas. En Mary ia erfia de a \asologia deriva de nae de falar ues vena las cos vise orden geneico eal de manersges ns oe eer es poner de nuevo ls eons cn su en fal La ae eo ee eniee Pasion de ese primer concepto de ideology al insist en que esa iteologia se opoe,noa is cela, tino ala pan) eg fe ele ta.marrista aparece cuando el marxismo se hubo desarrllads es le looertc una eri y hasta de un sistema, Esta fase se presenta en El capital yen les Uk trite esrtos mass, expecaimentc en obra ds Eges aimee sos preseria como un susp de coneiniant senuicg Sea se sigue tna interesante transi formacién del concepto de ideologia. Ahora la ideologia obt 6 itd ciencia se idéniilica con et ci ‘de Conocimi , digma, De manera que la ideologia comprende, no sélo la religi6n en el sentido de Feuerbach yla esta det ieaismo alent come ies eee Mars, sino que incliye todo eafogueprecientic dla ida soval a Hool 4 significa todo agello que es predienitico on nueaue aoe culo es fel socal En este punto, concspo de kologts barca de uops Todas ns to plas —y espociaiont fs opin soisas Sel tie ee ete Saint Simon, Fourier, Cabe, Proudhon, ee —sen tas pel nonce ‘mo ideologss Seguin veremos, Engels opone rads sialon ior ‘fico a socialism wepico En esta manors de considera a oon opi es, pus, idsolgica causa desu opostions cence tenes ‘idcoldgica en la medida en que no es cientffica, ea que ¢s precientifica y hasta anucence Ota transformacion oporada en este concepio mania de idcloga se poliezacaue telstra dea laceneaparixsurian wey. fos posmarxistas. Si concepio ‘dé Ciencia pucde dividirse en dos corrient 49 Jocipales at pina ten su rigen en la Rscusla de Frankfurt supone ot | | Regn ge ussieenr Cenc ex el sont Etiioo Tebtcano de un oyecto de 1 ca, de RuerTE qUTETeStUtio eI ideologtr ese ViNCTTATS CON ‘prac Eseconenbt ene un proyecto de Ubericion yu enfoqbe centifico tenet conte Uno de eM sal coms Sociotopia posiuviia. a 3 Timi an slo-adescribir, Aqui el concepto de Se Be aloatspresepone ana postion tala cou te sacegts tntendida como mera ciencia empirica, La ciencia empirica de la Sociologia cs xs tratada como ima especie de idcologia del sistema capitalist y liberal, co- ‘ro tna sociologia puramente descriptiva que no pone ea tela de juicio ss pro- [pos supuestos. Pareceria pues que poco a poco todo se hace ideokigico. Creo que Jo mas iniereSanis en a escuela alemana representada por Horkheimer, Adorno, Habermas, ec. es intento de vincular € proceso eritico de la Ideologiekriik con 1 psicoandlisis, La Escuela de Frankfurt sotiene que elproyecto de liberacicn que su critica sociokigica ofrece en el caso dela socie- dad tiene paralelos con io que realiza el psicoandlisis en el caso del individuo, ‘produce pues cierto intercambio de marcos conceptuales entre ta sociologia yel psicoandlisis. ¥ esto es tfpico de la escucta alemara. ‘Un segundo concepto de ciencia desarroliado por el marxismo hace resal- ter una Gonjuncién, no con el psicoandlisis que cuida de individuo. sino con cl extructuralismo que pone entre paréntesis toda referencia ala subjetividad. El tizo de macxismo estructuralista desarrollado principalmente en Francia por “gui ALS len conierremas lugo cn certo det) tend a colocar todas las aspiraciones humanistcas del lado de a ideologfa, La preten- sin del sujta de sr quen a seni a. realidad (Slangebung 6 preci. mente I flusion bisica, afirma Althusser. Althusser combate esta pretension eT suelo et Ta VERSGR idealista dela fenomenologia que est tipificada por las Meditaciones cartesianas de Husses. La compara con lacritica del capitalismo dde Marx, quien no atacé a los capitalists sino que analizé la estructura det ca- pal mismo, Por lo tanto, para Althusser los eseritos del joven Marx no deben considerarse; es EN tal noida paca de clo. ga. Eljoven Mark es idavla eologicn, pi Tenge aS AaHraciones dal jet Como perso ual, como irabajador individual. Athusser eon- sidera el Concepto Ue aligiacion en el joven Marx como el concepto ipicamen- tt ideologico del premarxismo. De manera que toca la obra del joven Marx es tralada como ideolggica.Segin Althusser, la eoupure el come la linea diviso- fa entre Io que es ideolSgicoy lo qu es centfico debe trazarse dentro de Ia obra misma de Marx. Asfel concept de ieclogia se extiende hasta e punto de abarcar una porciéa dela propia Obra de Mars. nua extensi6n del concep- euerbach, el concepto de idenlogta arca progresivamente el idealismo alemn, la sociologia precientifica, lapsi- cofogia objtivisia, la sociclogia en sus formas positviias y luexo todas las ‘elaraciones y quis del macslan“emociona™ Eso parece implicar que sed@ 05 ideol6gico, jaungue no es ésia exactamente la doctrina pura del marxis- ro! Luego hablaré de algunos articulos iltimos de Althusser que representan 0 cn definitive una especie do apoiogia de la ideologia. Pssto que muy pocas personas viven su vida sobre la base de un sistema ciclo, eapeclalivene st Feducimos el sisema cientifco slo ato que se dice en £1 capital, poxemos Alirmar que todo e1 muna vive sobre la tase de ut ieologia. La extension rmisma dal concepto de ideologia obra como una progesivalegitimacicn y jus- lffeacin del concept. 'No me propongo, como quizs ya est anicipado, nagar la legiimided d8™~ conceplo marxisia de ideologia, sino que deseo relacionatlo con algunas fun jones menos negativas dela ideologla Debemos integra el conceit de STE | logia sntendida como deformaciGa. enon Tea que FECORORATA tna simibslica de Ta vida spcial. Sila vida social no tone una estryturasimbdlica, no fay mariera de comprender cémo vivimos, 3 cosas y proyecta mn i la edlidad a sef ima idea ni come la vida real pueda producir ilusiones; éstos serfan hechos simplemente mistios eincomprensibles, Esa estructura sibs Jica puede pervertise precisamente a causa de intereses declase, et, como lo ha mostrado Marx, pero si no hubiera una funcién simbélica operando yaen la 1 clase mas primitiva de asi6, Oj realidad prodise aie tis radical que la funein de devormar, de dismal TaTncion deforma. dora S8lo-comprend=-una Scial, del mismo modo qué las alucinaciones otiuiones Gonailiyen solamente une pa te de nuesis actividad imaginativa en general. ‘Un modo de preparar esta extensin mas radical conssteen considera lo que algunos autores de los Estados Unidos lamaron la paredoja de Mannheim, Dioha paradoja resulta d a ob conecplo marxsia de ideologta, La paradoja consist en el hecho de que elcon- cepio de ideologia no puede aplicarse a sf 86. E oe pas yanto décimos es prejuicio, si todo cuan amos, {cm podemios elaborar una teoris fa sisi ideologica? La retléeividad #3 produce la paradoja. “Tinpofiante es saber que esta paradoja no constituye en modo alguno un sero juego intelectual; el propio Mannheim vivi y sins ial paradoja con su ma agudeza. Por mi pane, considero a Mannheim an madklo de integra in telectual por la manera en que enfremt6 este problema, Comenz6 considerando el eoncapio marxista de ideologia y se dio que si ese convepto es verdadero, Juego lo que yo estoy haciendo es también ideologi, la deologia de laclase in telectual ola ideotogts de fa clas liberal, algo que desarrolla el ipo desociolo sgia-a que ahora estoy enuegado. La extensién del concepto de ideologia de Marx produce por si misma la paradoja de la rellexividad del concepto.Paraco Jsegin la cual a tcoria so convient en paste desu propio eferene. Ser absor~ Bido, sec tagado por su propio referent es il yeu el destino del concer dk ideoiogt ‘Debemos hacer notar que ests extensiGn, esta generaicacin no tiene que ‘er solamente con la historia interna del marxismo, sino qu ofteceparalelosen 31 ee ee eee ter Jo que los marxistas Haman sociotogia burguesa, especialmente la sociologta no-eamericana. Considérese por ejemplo a Talcott Parsons en su articulo “Un” tniogue de Ia socrologia de! conocimiento” o en su libro El sistema social © ‘onsidérese el ensayo clave de Edvard Shils “ideologiay civiidad” (4) Par sons y Shils propugnan una teoria del esfuer20 segin la cual la funci6n de un sistema socil 8s corregir desequilibrios sociopsicol6gicos. Seguin esta hipdte sig toda eorfa es parte del sistema de esfuerzo que deseribe, De manera que, 10 mismo quc en e caso de a tooria marxsta, el concept de esfuerz9, que an Tiermente dominaba la sociologia norteamericans, también Hoga a wagarse & Suz propios representantes, : Estos excesos en la teorfa son precisamente fo que nutre la paradoja discer- nida por Mannheim, una paradoja a la que el propio Mannheim legé en vistud de una mera extensién epistemolégica del marxismo. Expresada en términos epistemol6gicos generales, I paradoja de Mannheim puede enunciarse de la s- yuiente manera: jcudl es la condicién epistemol6gica det discurso sobre 1a ‘deologia si todo discurso es ideoldgica? ;Ciimo puede este discurso escapat 3 supropia exposiciOn, a su propia descripcin? Si el pensamiento sociopolitico 8 enneejido con le situacién gue ocupa el pensar, 10 queda el concepto Seideologia absorbidoen su propio referentc? El mistio Mannheim, como lue~ go veremos, puzod por llegar a un concepto no evaluativo de ideo, pero {emniné en un relativismo &tico y epistemolégico (5) Mannheim desea presen: tar la verdad sobre la ideotogia y sin embargo nas deja con una dificil paradoja Destruye ef dogmatismo de la teor‘a al establecer las implicaciones relativistas deésta, Pero no lograaplicar esta relatividad autorreferenial a su propis teria Le aspiracin de Mannheim ala verdad iocante ala ideologiaes ella misma re- lativa, Tal es la dificil paradoja que nos vemos obligados a enfrentar. ‘Gon todo eso, una manera de abordar esta paradojs puede ser poner en t- Jade juico las premisas en que esi basada. Tal vez el problema dela parado- jade Mannheim esté en la extensidn epistemolégica de un marxismo Fundado ‘encel conirasie entre ideologtay ciencia, Sila base del pensamiento sociopolitico ests fundada en otra pare, al vez | pcdamo¥ Salimos de esta paradoja de Mannheim, Me pregunil pues STn0 debe- mys hacer# ur lado el concepio de HesIORLTOpuRSIO als ignicia y volver ato ave puede ser el concepio mas pit ioga,l cancepta que .opone ala praxis, Esia serd mi linea de andlsis para establecer que la oposicin entre y vida Social real, cave ideologia y-praxis: En realidad, deseo sostener no s6lo que lama relaciGn es anterior ala primera, sino ue 1, et. si no poseen ya sistemas simbslicos que los ayuden interpreta tos coffiets? ;No es el proceso de intespretacin tan primitivo queen realidad es ‘anizaette por esta funcion. {QUE clase de funcién puede preceder a la deformaciGn? Sabre esta pre gunta debo decir que me ha impresionado mucho un ensayo de Clifford Geertz, ‘La ideologia como sistema cultural”, que aparece en su libro La tierpré cidn de las culiuras. Slo Te este ensayo después de haber escrito yo misino - bre ideologia,(6) de manens que estoy muy interesado en esiycoineidercarde ‘nuestto penssmicnto, Geertz sostiene socidlogos manisiasy Tos soci6- logos no marxistas tienen en comin: tho de prestar atenciGn sOld a 108 Tac- ‘ores deterinantes dela WeDogia, eS deci, YB log. Perot logos no Se preguntan.es conn opera er IdeoTo- sis. No se preguntan o8mo funciona la ideologfa, no se pregunian emo, por jemplo, un interés social pueda ser “enpresado” en un pensamiento, en und imagen o en una concepcign de la vida, Descfrar la extrana alquimia por ia que se dala ransformacidn de un interés en una idea es para Geert: el problema que pasaron por alto los marxistas y 10s no marxistas por igual, Los explicitos co- ‘ientarios de Geertz sobre uno de estas enfoques puede ser aplicado aambos: si bien a teorfa marxista de la lucha de clases y la concepeiGn novteamericana de ‘esfverzo pueden ser convincentes como diagndsticas, no lo son desde el punto «de vista dela funcisn (207).(7) Creo que is distincign que hace Geertz es exac- ta, Esas sociologias pueden ofrecer buenos diagnésticas de Is enfermedad so- cial. Pero la cuestin de la funcin, es deci, la manera en que realniente opera tuna enfermedad, es on dkima instancia la cuestién mds imporante. Estas teort- as fracasan, dice Geert, foctniBeiOr ar STEM Gi ‘ensamente en un prOxima coaferencia, el pro- pio Geertz intenta abordar este problema introduciendo el marco conceptual de lnreiéricacn la sociotogia de ia cultura o, como dria la tradicién alemana, en ta sociologta del conocimiento, Geertz cree que fo que falta la sociologia dela ultura es una apreciacién significativa de laretérica, dela figuras, es decir, de Ios elementos de “estilo” —metéforas, analogias, iconias, anbigedades, 1e- teaécanas, paradojas hipérboles— que obra en Ia sociedad tanto como en los textos litearios. Geen aspira a transferir algunos de los importantes puntos de vista logrades nel campo de la critica literaria al campo de i sociologia de Ia cultura, Tal vez s6lo prestando atencin al proceso cultural d la formulacién 53 HH } simblica, podarmos evita la caracterizaciGn despectiva de ideologia conside- sada an sdlo como “parialidad, ulrasimplificacion, lenguaje emetivo y adap. {acid & los prejuicios publics", caracterizaciones tomadas tas, no de los ‘marvistas, sino de los socidlogos norteamericanos (8) ‘La.coguera tanto de marxistas como de no maristas a lo que precede alos aspera stomata de Weslogl oe hee llama cezue ccién simbslica”, Geertz toma esta expresisn de Kenneth Burke,(9) y, ud, tu ae Uebe a una casualidad el hecho de que la expeesi¢n proceds de lacrfica iteraria y se aplique luego a a accidn social. Elconcepto de accion simbolica es notable porque pone énfasiscnla desripcidn los process 50 ciales més mediante tropos —figurasesilisticas— que mediante wtilos. Geerts aadvierte que si no dominamos Ia retcrica del discurso pilblico, no podemos ar. ‘cular el poder expresivo y Ia fuerza retica de los simibolos sociies Andlogos punios de vista se han expuesto en otros campos, por elem, ‘ena teoria de los modelos (que anieriormente estudié en el marco de otra serie de conferencias).(10) Basicamente todos estos enfoques tienen la misma pers- Pectiva: no podemos enfocar la percepci6n sin proyectar también una fed 0 ur dimbre de moldes o modelos (Geertz dria 6e planilasoheliografias) en vit de las cuales aniculamos nuestra experiencia, Debemos articular nuestea xy ‘encia social de la misma manera en quc debemnos articular nuestra experiencia perceptiva. Asi como los madelosen el lenguaje cientfico nos permiten ver co sn se manifiestan fas cosas, nos peemiten ver las cosas coma esto o aquelle, de la misma manera nuestros moldes © plantillas sociales articulan ‘nuestos Papeles, arioulan nucstra posicin en la socieda! como eso 0 aquello. ¥ al ‘ez n0 sea posible ir mas alld de esta primitiva estructuracidn, La fale misma de testa existencia biol6giea hace necesaria ota clase de sistema de infortus, cin, el sistema cultural. Como no poseemps un sistema genstico de informa. cin ocante a la conducta humana, necestamos un sistema cultural, NO existe singuna cultura sin semejante sistema, Sosiengo pucs la hipdesis de que Cuan. 4o Se trata de eres humanos noes posible un modo de exisencia no simbalico ¥¥ aun menos un tipo no simblico de accién. La accign esti inmediatamente sida por modes cuturales que suministan planillaso modelos para organiza Drocesos sociales y psicol6gicos, al verde fa misina manera en que los e6digos enéticos —aungue no estoy seguro de esto (11)—~suministranplanilas para ‘organizar procesos orgénicos (216). As{ como en nuestra experiencia nara es ‘ecesario trazar mapas, [os mapas soa también necesaris en nuestra experien- cia de la realidad socal [La atencién que ponemos en el funcionamionto ¢e la idcologia en su nivel simbslico y fundamental demuestra el verdadero papel constitutive que ia idcologia tiene en la existencia social. En nuestra investigacidn de la naturale- 22 de Ia ideologia falta dat todavia otro paso, Hemos seguido el concepto de ideologia desde Marx hasta fa paradoja de Mannheim y luego tratamos de li- 2eamos de la paradoja volviendo a considerar una funeiSn mas primitva de ka deologfa, on todo, todavia nccasitamos doterminar el lazo que une el concep -0 de ideoldgia matisia entendida como deformaci y el concepio iniegrador de ideotogia que encontramos en Goetz, JCénio 6s POSTBTE qué la ideotonin de- 54 sempete estos dos papeles, cl primitivo papel de imegracion de una comunidad || y ef Papel de deTormacion del pensamiento por obrarde-ntereses = ‘Me pregunto siel punto deeisivo no seré, como lo sigrté Max Weber, el | empleo te krautoridad en ur vomunidad tats: PodemasconventreorGere, | | por lo wings en ano dla hipstesis,en que los procevos organicos dela vi a esti regidos por sistemas geneticos (216). Pero, segin vimos, ta flexibili- od de nussira existncia bioléxiva hace necesa/io mn sistema cultural para ayudar a organizar nuestros proces0s sociale. Como fala. unssteaa Renstco, | | Janecesidad de un sistema cultural es en consecuencia muy aguda, precision’ weenel Va social planted eT problema de a Tepitimcion det sistema existte deTiterazgs, La Tepiimaciga de i lidesizgo nos colocafren- {el problema dela aitoridag, de a dominacign y del poder, rente al problema ela jerarquizacin de la vida social. Aqui la ideologia tiene un papel bien sig- nificativo, Por mis que aparezca de manera difusa cuanco se la considers tan s6lo cn su funcin integrador, el lugar que ocupa taideologa en la vida social ‘ene una concentacion especial Ets Tiga pv lego elas jena we. ago REE as uses de Teme I pape de lnidcotogia consiste er hice | na Sntidad politica autOnomal sumi- | nistrar Tos nevesanios contepios de autordad ice dn suifeaan C18), ‘Al analizar esta cuesti6n de la legitimacidn de la autoridad,utlizo la obra de Max Weber. Ningtn otro socistogo ha meditado tanto sobre el problema de la autoridad, La discusion de Weber se concentra en el corcepto de Herrsc aft Este concepio se hia traducido como autordad y también como dominacign: so carcter convincente se dobe precisamente al hecho de que el término significa precisamente ls dos cosas, En un grupo dado, dice Weber, apenas se manifies- ‘a una dferenciaciGn entre un cucrpo gobernante y el resic del grupo, elcuerpo gobernants tiene el poder de conduccisn y el poder de imponer ef orden me diante la fuerza. (Weber considera especialmente esta iia facultad como 1 atributo esencial det Estado.) Agus la ideologia enura en jucgo porque ningtin Ssiema ee erago, ol squcs st nar saul poms oer Te 72, medignte la dominacida. ToIO Sistema Te hseeaa EO TERUIeRE NO TIS HsIEA sumisiGn fisiea sino también nuestro consendimmiento y cooperacidn. Todo sistema de liderazgo desca que su gobierno descanse no meramente en ta domi nacion; tambign desea que su poder esté garantizado por el hecho de que si autoridad sea legtima. Papel de Ia ideologia es leit exactamente, si bien la ideclogia sirve, seguin ya dije, protdtidn que asegura la nigral WeDlOgIa TS sistema de autoridad, © _ Et papel Grr idcologta como fuerza legiimaante persist ponque, como fo tmostrd Weber, no existe ningtin sistema de legitimidad absolutamente rac. nal. ¥ esio es cierto aun en el easo de aquellos sistemas que proclaman haber oto completamente tanto con la autoridad de la tradiciGn como con la aator- dad de todo lier carismatico, Posiblemenie ningun sistema de avtoridad puede romper por completo con esas figuras primitivas y arcaicas de la autoridac! Hasta el sistema do autoridad més burocratizado exhibe algdn cdjno para sa. tisfacer muestra creencia ew su leitimidad, En una proxina conterencia daré 55 cjemplos especificos de la manera en que Weber describe ls tipologia de la au- {oridad, segtn el sistema de legitimidad que representa cada tipo, Sostener que no existe ningin sistema de auloridad enteramente racional ‘no significa sin embargo pronunciar un juicio meramentehistérco o una sim- pk prediccién, La estructura misma de la legitimacidn asegura el necesari ‘papel de Ia ideologia, La ideologia debe superar ta tensién que caracteriza el proceso de legitimacién, una tensién ente la pretensién a fa legitimidad por pate dels autoridad y lacreencia ene Iegiimidad por part de laciudadanta 1a tensin se da porque si bien la creencia de la ciudadaniay la pretensién de ia autoridad deberian estar en e! mismo nivel, ia equivalencia de ereencia y pre- tensidn nunca es verdaceramente ral, sino que es siempre mas © menos urs fa brian cultura De manera que ena pretensin ala legitimidad por parte de Inautoridad siempre hay algo mas que en las creencias realmente sustentadas : por los miembros del grupo. ‘ “Esta discrepancia entre pretensiGn y creencia puede ser la verdadera fuen- tee lo que Marx Nam plusvalia (Mehrweri). La plusvalia no es necesaria- clusivo de ls estructura de prodascih, sno.que es nece- del poder. En fos sisiemas socalisias, por ejemplo, TE propiedad privada de los medios de produccin, a plus: ‘alia adn existe a causa de Is estructura del poder. sta estructura del poder : pluntea las mismas cvestiones que las demas estrictura, principalments una Cvestn de creencia, Cree en mi, exharta el ide politico. La difereacia entre la pretensin expuesta ya creicia ofrecda Sigifica li plisvalla, que es comin 2 odas Is Souructuray te poder: En sw pretensira rlegntmidtodsrgutor- dd ide. ms de 1o'GUe Tos miembros del raps Esta dispuesias 4 ofrecer on custo a creencia o credo, Cualquiera que sea la parte que tenga la plusvalfa en 1 laproscciGn, no me propongo en modo alguno negaris; lo que deseo es antes bien ampliar la nocién de plusvaliay demestrar que el lugar en que més persis- te puede ser en Ia estructura del poder. |, Elproblema que estamos considerando nos viene desde Hobbes: cual es | faracionalidaa’y ialidad del contratr sin! tQué-damos y-quéfeci- el sslema de jusificacion 0 de_fegiimacion iii Continuo papel ideoldgico. a dein "nos Coloca fren a un punto cro entre un concepto neutral de inte- n'y un concept polfico de deformaciga, La degradacion, laalteracign y lasenfermedades de la ideotogis pueden tener su origen en nvestrarelacidn con sistema de ausridad existente en nuesra sociedad. La ideologia va més allé dela integracin y Hoga a la deformacién y la patolog(a cuando tata de salvar Jateosién enue autora y dominaoin, La ideologi wa de asegurr Ia inie- gmacion entre pretensi¢n a la legitimidad y creencia, pero lo hace justificando.el Sistema de auloridad existente tal como es. El andlisis de Weber Sobce la legiti= ),\midad dela autoridad revela ua ercer papel mediador de la ideologta, La fun- | |cisn eptimant deta deol et esaben que comet Coney Tacxisa | |e ideoiogia enenidida comio delormacion y‘el concepio integrador de ideolo- gia que eacontramos en Geertz. i 6 Con esto concluimos el resumen de 1s problemas de ha ideologia estudia- dos en mis conferencias. Las conferencias sobre ideologia se desarroan en el ‘orden siguicate.(12) El punto de partda eset pape! de ia ideologia como defor- mmacidn Seguin est expuesto en os escritos del joven Marx, Mi estudio se basa cen secciones dela Critica de la “Flosofla del Derecho” de Hegel, en los Ma- rnuscritos Econémicos y Filesdfics y €0 La Ideolosia Alemana. Lucgo estudio Jos escrtas del marxisa francés contemporineo Louis Altrusser, los principa- Jes texios que considero son sus libros For Marx y Lenin and Philosopay. Luego me ocupo de una porcién de fdeology and Utopia de Karl Manneim, aunque parte de nuestra investigacién sobre el ibro de Mannheim queda rele- gzada a mi discusién de la viopia. Al considerar a Max Weber y partes de su Economy and Society mi principal estudio se reficre al papel que desempetia la ideologia en ls Iegitimacicn de sistemas de autoridad. A la discusiéa de Max ‘Weber sigue la de Jurgen Habermas, principalmente el cantenida de su libro Knowledge and Human Interess. La secciGn de la conferencias dedicada ala ieologfa termina con un andlisis de la funcin integradora de la ideologia. Aqui me baso en Geertz, especialmente en su artéculo “La deologta como sis- tema cultural”, y tambign expongo algunos comentarios ms. ‘Al pasar de la ideologia a la utopta,(13) soto deseo en esta primera conte rencia delinear et paisaje general y conceptual de a utopia. Como dije al co- mmienzo de esta conferencia, parece que no hay transicin alguna desde la ideo- Jogfa@ la utopia. Una excepeidn podria ser el tratamiento de la utopia que da una sociologia cientifica, especialmente la versién marisa ortodoxa. Por no sercientfica, la utopia es caracteizada por ios marxisias como ideol6gice. Sin ‘embargo, esta reduccién es atipca. Cuando se-consideran fenomenologics- ‘mente la ideologiay la utopia, es decir, cuando un enfoque deseriptivo tiene en ‘cuenta la significacin de lo que se presenta, la ideologfa y a utopfa pertenecen 4 dos géneros semanticos distints. [La utopia se dstingue particularmente por ser un género declarado: tal vez éste sca un buen lugar para comenzar nuestra comparacidn de ideologta y uio- pia existen obras que se Haman utopias en tanto que ningén auior pretends que 5 obra es una ideotogta, Tomés Moro acufé la palabra “utopta” que es el itu- Jo desu famoso libro escrito en 1516. Como sabemos, la palabra significa lugar {que no existe, ninguna parte, ningun lugares In isa que no est en ninguna par- te, el lugar que no existe en un lugar rea. Por lo tno en suautodescripcign, is 30 sabe utopia y pretende ser una utopia. La utopia es una obra muy per- sonal e idiosinerdsica, es Ia creacién distintiva de su autor, En cambio, no se ‘une ningiin nombre propio a la ideologfa como autor. Cualquier nombre unida ‘una ideologia es andnimo, es el amorfo ellos”, s simplemente das Man. Ello ‘ho obstante, me pregunto si no podemos estucturar el problema de la utopia exactamente como estructuramos el problema de la ideolagia. En otras pala- ‘bras, :n9 podemos partir desde un concepto casi patol6gico de ulopis'y ahon- dor luego hasta eacontiar alguna’ functor comparable” ‘in Ia {anciin iniegradora de ia ideologia? A mi juicio, esta funcion se cumple exac- tamente en virtud de Ts ndci6a de “inn lugar”. Quizds uaa estructura funda- ‘ment de la reflexividad que podemos aplica amistros pascles sociales sea la 7 Ti "Pero pif dseierar esta estructura funcional dela top debemos ir mas ald de los contenidos especifioos de las utopias particulares. Las utopias ha- blan de tanios temas divergentes —la condicign de la familia, ef consumo de biones, Ia propiedad de Cosas, la organiaacion dela vida pica, el papel dela rigion, ole. - que resulta extremadamente dificil haverioa eneajar dentro de Ur Simpie marco. En realidad, si consideramos las wtopas de acuerdo con sus ccntenidos, encoatrams utopias opuestas. Tocante a la familia, por ejemplo, algunas utopias legitiman toda clase de comercio sexual, en tanto qu otrs pro. pibian una vida mondstica. En lo que se refiere al consumo, algunas utopias Propugnan el ascetismo en tanto que obas promueven un estilo de vida suntuo- sa De manera que no podemos definir las utopias de una manera comiin por sus contenidos. Faltando la unidad tematica de las utopias, debemos buscar la uridad en su funciéa ‘De manera que propongo que vayamos més allé de los contenido tem ccs de la utopia para llegar asa estructura funcional. Sugiero que pastamos de Jaidea ceria de “ningin lugar”, implicita on la misma palabra “utopia” y en las descripciones de Tomas Moro: un lugar que no existe en un Sugar real, una ciudad especial nro que n0 tiene agua, un principe sin pueblo, ec, Aque!lo emvlo gue debemos hacer hincapié es el provecha de esta especial exiatemito- ‘rlidad. Desde ese, puede echarse una mirada al exterior, 2 nuesira realidad, qué siitarivent® pares 1e-taFse por i, lo posible Queda Abierto mas alla Ge To wetaal, es ‘tes un campo de otras maneras pesibles de vivir. Este desarollo de nuevas pocspectivas posibles define la fancién mis im= maa ree cui soci? Nos la lopigel mosio ‘en qe Fexpensaics ii caTMTEAT To Ge Sea Ta Faia, lo que Soe sea Ta autora, 1o que sea la religidn,8ic? {No Tepee fantasi ha sociedad posible exec Stig logan de Ts Toa 1G€e57 Si qulsigrarhos comparar eSia estructura de la utopia i atlovoia de ie maginacion Que prcisamente estoy esudin dc ahora en otro lugar),(14) yo dia que ¢s como las variaciones imaginativas respecto de una esencia, como diria Husserl La utopia introduce variaciones ‘nraginativas en curstiones tales como la sociedad, el poder, el gobiemo, la fa- nila, la religidn. En la wiopia trabaja ese tipo de neuuralizacion que constituye la imaginacién entendida como fein. P s qué la utopfa, tomada en nivel rial come la funclén de oe oa i cgonattusion dea ‘Lo que confirma esta hipotesis de que la funcion més radical dea utopia.» : de Taf zal de Ta ROCOIORN BF eT HectiO GE que cl problema dla autoridad, Si toda ideologia iende, en whuima instancia, a legii- ‘ar un sistema de autoridad, zno intenta toda utopia afrontar el probiema del iacgo en la utopia c8 no.tanto cl m in del porter et txts estas insutuciones. No se debe acaso a qué existe una becha de Credibifiad en 1S. dos Tos sistemas de legitimacicn de la autordad el que exista también on lugar para la utopia? En otras palabras, sno es funcién de la utopia exponer a brecha de credibilidad presente en todos los sistemas de autoridad que, segin dije an- {es, exceden nusstra confianza en ellos y nuestra creenciaea su legitimidad? Es ‘muy posible entonces que cl ponto en el que la ideologta 9asa de su Funcién tegradora a sa funcidn deformadora sea también el punto de cambio enel sisto~ mma uldpico. De manera que presio mucha atencién a la funcisn que tienen el ‘poder, la autoridad y el dominio en la wlopia; preeanto quién posee el poder en una ulopia dada y como el problema del poder es subverido por la wop\a ‘Aungue se ata de una hipdisis mas insegura,es también posible que la ‘dcologia y-Ja.utopia se hagan patol6gicas en el mismo punto, es deci, en cl ‘sentida de que la patologia dc la idcologia cs disimulo en tanto que la piologia {dela utopia eS €vasi6i. EI “ningsin agar” de la utopia puede Negar a ser un pre- texl6 de evasion; wrermanera de escapar alas contradicciones y ainbigicdades ‘del uso de! poder y del ejercicio de la autoridad en una Stuacién dada, Esta posibilidad de evasion que ofece la wlopia correspond a una Hogica de todo 0 nada. No existe ningxin punto deconexicn entre el “aqui” dela realidad soctal y cl “otro lugar" de la utopia. Esta disyuncién permite que la wtopiaevite cual- {uier obligacién de afrontar las reales dificulades de una sociedad dada. Todas las tendencias regresivas tn @ menudo denunciadas en los pensadores uidpicas como par ejemplo la nostalgia por el pasado, la nostalgia de algtin paraiso perdido— proveden de este inicial desviacién del “ningin lugar” respecto det aquf y del ahora. De modo que mi problemitica, que no deseo anticipar més bora, es la siguiente: ,No implica la funcidn exeéntrica de la imaginaciéa en- tendida come la posibilidad del “ningun lugar” tas las paradojas de In uto- pia”: y, cnoes esta excentricidad de ia imaginaciGa wt6ipca al mismo tiempo la cura de la patologia del pensamiento ideologico que tiene su cegueray estre- chez precisamente en su incapacidad para concebir un “ningsin lugar”? La préxima conferencia comienza tratando al joven Marx y discutiendo pasajes de la Critica de la “Filosofia del Derecho” de Hegel y de los Marus- critas econdmicos y filoséficos. Ai comenzar esta seccicn de conferencias so- bre ideologia me intxesa principalmente examinar la opesicicn entre ideologia yy praxis en el joven Marx, oposicida que precede a la oposicisn predominant ‘en el marxismo posterior entre ideologia y ceca, Notas (2) Por razones de estilo Ta terminologla de Ricoeur en todas ests conferencias se refieregeneralmente, va a a imaginacién social, yaa imaginacin enioral, pero na amas ul mismo lempo. Este aspecw estilstico vo deberia oscurecer el hecho de que la foras de imaginacién que le iteresa a Ricoeur en estes conferencias es decididamente social y culuural. Lo social, dice Ricoeur: “iene mis que Ve eam los papales que noe son aignados en las instituciones, ‘txt que lo cultural implies Ia produccion de Obras dela vida inteloctal, Lo social parece surgir dea diferencia que existe en varias lenguas —-y cee. lamenie en francés— entre le socal y le politico, La politico se concentra cs 1s institucin de lo constitactona, en el hecho de compartir el poder, een ‘unto que lo soeial comprend los diferentes papeles que nos aig insttu- ciones varias, Lo cultural, por otra parte, iene ms que ver con el medio dat enguajey In ereecia de ideas,” (Conversacien con el compilador ) (2) Estas conferencias comprendian ou curso que Ricoeur dicts enel trimestre de tafe de 1975 en ln Universidad de Chicago, El curso se denominabs “La imaginacion ‘como problema flossice”. G) Como Ricoeur lo aclraré luego en esta conference érmino “fancién” tu sentido muy diferente del que se leda en el fncionalismo socioligico. Lo que estén Jusgpes precisamnenteaquelto de qué no se ocupa el funcionalismo: o6mo funcionan ral. ‘men Iaideologia yl ulopa,cémo operan Seguin la axplica Ricoeur, esac algo Som plstamente diferente de i atencin que el funcionalisme presta meramneae «las casas, ‘2s fastores determinaates ya sus resultater equemna othiformidades- (4) En in bibtiografie aparoce la lista de obras, Véase tabi la discusin de Par- sonsy Shils ladiseusin sobre atecriadelesfuerze contenidven Clifford Geert "deo. logy as » Cultural System’, en The Interpretation of Cultures, pigs. 197.99, 203-7, (5) Véase Geer, The interpretation of Cultures, pg. 194 : (6) Paul Ricoeur, “Science ct ldgologie", Revue Philosophique de Louvain (1974), 72:326-56; aducida ahoracomo "Seience and Ideology”, Hermencufies ard the Humans Sciences, 222-46 (7) Lareferencia a Geertz aqui es Gnicamente a a torte del esfverzo. Los ndmeros e piginas indioados en el resto de esa primers conferencia se tefieren a "Ideology as 4 Culttal System” contenido en The interpretation of Cultures de Gece. (8) Geort, ibid, pig, 193, al citar # F. X, Suton y otros, The American Business Creed, pigs. 3.6 (9) Kenneth Burke, The Philosophy of Literary Form, (10) Estas confereneias barcaron parte de un curso de Ricoeur dictado en coopera. ion on David Tracy sobre “El lenguaje maldgico”enel rimestre de primaverade 1975 ‘enla Universidad de Chicago, (11) Ricoeur se pregunta oSmo adscuados eédigos genéicos obran como modelos paras organizacién de los procesosorgénicas. Come se dijo unas pocaslineas antes en ‘Lieto, sino fuera por la enbilidad de nuesirsexistneia bilgi, el sistema cult. ‘al sea inneceswrie 12) El orden indicado en este pirafo fue mosificade con respecto al original pro- yeew de las conferencias de Ricoeur. El orden ex congiucnte con elque se sigue en las 60 conferencias sabre ideologiay e algn tanto diferente del orden eriginalmente propucs- to, Loceambios producias en el orden de In exporicign yea eceign dels peasalo. 5 san Ios siguientes: ‘Orden propuosto (on Ie conferenci origina: ideslogia come: 1, Deformacién: Marx, marxistas alemanes (lorkhelner, Habertas), marzisias fanceses (Althusser), Manheim, 2 Inegracisn: Geertz, Erikson, Runciman, 3. Legitimpesdn: Weber (Orden actual La ideologia como: 2. Deformacion: Marx, Althusser, Mannheim, 2 Legiimacise: Weber, Habermas, 3. Integraci6n: Geert Horkheimer Exkson y Runciman quedan climinados como figures centraes en las presente conferencas, Enis conferencia intoductoria original se hacareferencival car piulosobreideolopiade Identity YouthandCrisisde Erikson y afectal Theory and Pol tical Practice de Runciman.) Se menciona s Horkheimer de queso slo tangencialmen- te; slo dos o tes voces hay eves referencias a Erikson, y Runciman no es mencionsdo Elector pod cbservarquela presentaccn inpodtctora de aideologi en esta pri sera conferencia —un movimiento que va desde la deformacisr «la inegeacign y 1a legitimacisn—~siguee! orden originalmerte propuesto para lar reantes conferencias to br ideologt. (13) Larelativa diferencia que hay enol espacio dedicaoaliatamiento del ideo Jogi y dete utopia en esta primera conferenca corre paralela cons diferencia denne rode las conferencias en gensral. De la 18 conferencia, ado res trata la ulopias na se reflere a Mannheim ota a Saint Simon y fa oweera a Fourier, (14) Véase la nota, a