Está en la página 1de 25
Los musulmanes de Bosnia: genocidio de un pueblo (1) Genocidio a través de la Historia
Los musulmanes de Bosnia: genocidio de un pueblo (1) Genocidio a través de la Historia
Los musulmanes de Bosnia: genocidio de un pueblo (1) Genocidio a través de la Historia
Los musulmanes de Bosnia: genocidio de un pueblo (1) Genocidio a través de la Historia

Los musulmanes de Bosnia: genocidio de un pueblo (1)

Genocidio a través de la Historia

a través de la Historia Autor: Salahi Ramazan Sonyel Genocidio en Bosnia Enero de 1994 I.

Genocidio en Bosnia

Enero de 1994

I. Bases históricas

Advenimiento del Islam en los Balcanes

Después de la derrota del imperio cristiano-ortodoxo Bizantino por los Turcos Musulmanes, en la batalla de Malazgirt (Manzikert), en 1071 AD, Anatolia (Asia Menor) fue testigo de la influencia de

pueblos de origen Turco. Ellos eran la avanzada de aquellos que más tarde establecerían el poder Otomano (Islámico), que en su cúspide se extendió sobre tres continentes, Asia,

África y Europa. Sus conquistas les dieron el control de muchos pueblos no musulmanes, incluyendo cristianos,

judíos y gentes de otras denominaciones

musulmanes comenzaron pronto a apreciar que para ellos ser conquistados por los Musulmanes significaba una liberación de los poderes feudales cristianos cuyos excesos y abusos habían empeorado su situación. La Islamización, por otra parte, comenzó a darles muchos beneficios, incluyendo, ley y orden. Un gran número de

Al esparcirse este poder en los Balcanes, los campesinos no

1

cristianos ortodoxos, que adoptaron así el Islam voluntariamente, se unieron con los musulmanes y jugaron roles directivos entre los Gazilar o primeros guerreros Turcos.

No hubo una generalizada Islamización de los cristianos, menos aún por compulsión, dentro de los territorios Otomanos. Este hecho es confirmado por el historiador Británico Douglas Dakin, que observa que, "Si bien es cierto que dieron la bienvenida a la conversión de cristianos a la fe Islámica, nunca llegaron a forzar a los mismos a cambiar su religión, sobre todo porque la ley sagrada del Islam prohíbe las conversiones forzadas", aún así miles de cristianos en Asia menor, en Albania y en las regiones Eslavas del Califato Otomano, se volvieron Musulmanes por su propia elección.

Los territorios Otomanos en Europa fueron conquistados por varios Sultanes en tiempos diferentes. El Sultán Murad I (1360-89), capturó Macedonia en 1380, y Bulgaria (incluyendo Manastir) en 1382, junto con otros principados en los Balcanes. El 15 de Junio de 1389 aplastó a la armada serbia del príncipe Lazar de Kosovo (en el campo de los pájaros negros). Murad fue sin embargo asesinado por Miloš Obilić, yerno de Lazar, que fue luego hecho prisionero y ejecutado.

Hacia fines del siglo 14, los Imperios Búlgaros y Serbio, habían dejado de existir. Bien antes de las conquistas se habían desintegrado en agrupamientos de señores feudales rivales, en los que las poblaciones oprimidas estaban felices ante la posibilidad de ser gobernados por cualquiera que pudiera aliviar, aunque fuera un poco su carga. Estas poblaciones locales, largamente oprimidas por los señores feudales Serbios y Búlgaros y sus órdenes religiosas, pusieron poca o ninguna resistencia a la conquista turca. Los siervos de acuerdo con Babinger, acogieron bien a los ejércitos Islámicos, por las mismas razones por las que luego acogieron bien a las fuerzas armadas revolucionarias francesas. Los Otomanos gobernaron con justicia y moderación, y su espíritu de tolerancia religiosa los tornó rápidamente aceptados. La iglesia católica estaba sorprendida, para el deleite de los cristianos ortodoxos, y muchos soldados que pelearan en los ejércitos Serbio y Búlgaro, se enrolaron en el lado Otomano, cuando se les ofrecieron recompensas en tierras y exención de impuestos.

El hijo y sucesor de Murad, Bayezid I (1389-1402), volvió a Europa y aplastó una revuelta entre sus vasallos Balcánicos, la que había sido ayudada y estimulada por Húngaros y Bizantinos (1391-93). Nuevamente el tomó Bulgaria, a la que esta vez puso bajo directo control de la administración Otomana. No obstante el Rey Sigismund de Hungría, con la ayuda del papa Bonifacio IX, organizó una cruzada contra los Turcos. Los Húngaros capturaron Niš, y en las palabras de Lord Kinross, "masacraron hombres, mujeres y niños. Los cristianos no tuvieron piedad de ninguno."

En Bulgaria, las puertas de Vidin, la primera fortaleza Danubia, fueron abiertas a los cruzados por su comandante cristiano, y la guarnición Turca fue masacrada. En Rahova, la mayor guarnición Turca, al ser enfrentada por la totalidad de las fuerzas Cristiana Francas y Húngaras, se rindió, y el grueso de la población, incluídos muchos cristianos Búlgaros, fue pasado por la espada. Bayezid, no obstante, les inflingió una pesada derrota en la batalla de Nicópolis, en el Danubio, el 25 de Setiembre de 1396.

Así la nueva cruzada fue arrolladoramente vencida por los Musulmanes en el corazón de la Europa cristiana. Como resultado de las victorias Turcas, Europa quedó intimidada y a Bayezid le fue dado el título de Sultán por el Califa Abbásida de El Cairo.

En 1430, Murad II (1421-51) capturó Selanik (Tesalónica), y en 1437 recapturó y más tarde anexó Serbia, comenzando una política en la que los anteriores vasallos eran reemplazados por la administración Otomana directa, esta se transformó en práctica común en todo el Imperio. También venció a Janos Hunyadi, el líder Húngaro, en la batalla de İzladi (Zlatitsa) en 1443; la paz de Edirne (Adrianópolis) le siguió al año siguiente. Él entonces se retiró abdicando a favor de su hijo y heredero, Mehmed II (1451-81), quien fue forzado a retirarse cuando los Bizantinos lanzaron una nueva cruzada, aliados con Hungría y Venecia, para empujar a los Otomanos fuera de Europa. El papa Eugenio IV aseguró a los cruzados que ellos no estaban obligados a apegarse al tratado firmado con anterioridad con el Musulmán "infiel". La victoria Turca en Varna, el 10 de Noviembre de 1444, acabó con la campaña Europea más importante contra los Otomanos. Murad II batió también en retirada al líder Albanés Skënderbeu (Gjergj Kastrioti) en la segunda batalla de Kosovo, en Octubre de 1448. Al tiempo de su

2

muerte en Febrero de 1451, la frontera en el Danubio del Califato Otomano estaba asegurada, y pareció que el dominio turco en Europa perduraría por siempre.

La conquista de İstanbul

El Sultán Mehmed II (El Conquistador), que sucedió a su Padre, puso sitio a Contastinopla (6 de Abril al 29 Mayo 1453), y habiéndola capturado, la hizo nueva capital del poder Otomano. Comenzó luego a extender sus dominios, anexó Serbia en 1454-55, y Grecia en 1458-60, donde fue recibido por los cristianos ortodoxos como libertador. El trató a los griegos magnánimamente, confirmando sus libertades civiles y su excepción de impuestos. En 1462 tomó Valáquia (Eflak), y al año siguiente ocupó y anexó Bosnia, ayudado por los Bosnios y los nativos bogomilos, una secta cristiana evangélica que había sido maltratada por los católicos Húngaros. En 1478, conquistó Albania y ocupó las Islas Jónicas, que pasaron más tarde a Venecia. En Agosto de 1480, desembarcó con una gran fuerza en Otranto en el sureste de Italia, y atacó Rodas, pero murió prematuramente el 3 de Mayo de 1481, cuando su triunfo estaba a la vista.

El sucesor de Mehmed II, Bayezid II (1481-1512), tomó Herzegovina en 1483, y un año después, los puertos de Kilia y Akkerman, que controlaban las entradas del Danubio y el Dniester, compulsando así a Moldavia a aceptar su soberanía. Fue durante su reinado que los Rusos comenzaron a comerciar en los territorios Turcos. Ellos no implicaban un peligro al dominio Otomano de la época, pero con el ascenso de Iván El Terrible, la situación comenzó a cambiar.

Süleymân I (El Magnífico) (1520-66), llevó al Califato Otomano al zenit de su poder. En Diciembre de 1522 hechó a los Caballeros Hospitalarios- una orden religiosa y militar Cristiana- de Rodas. El 29 de Agosto de 1526, el batió en retirada a los Húngaros en la batalla de Mohács. Tres años después puso sitio a Viena, pero no pudo tomar la ciudad. Ocupó y anexó Hungría en agosto de 1541. Bajo su benéfico gobierno Musulmanes y no Musulmanes florecieron. En particular, la masa de los no-Musulmanes, bajo el "maligno yugo Turco" lo vieron tan superior al estado de los siervos bajo la Cristiandad, que los habitantes de los países vecinos a menudo preferían, como es descrito por un escritor contemporáneo, escapar a través de la frontera: "Ví multitudes de campesinos Húngaros dando fuego a sus granjas y saliendo con sus mujeres y niños, su ganado e instrumentos de trabajo, a territorios Turcos, donde ellos sabían que mas allá del pago de su diezmo, no serían sujetos a más impuestos ni a vejaciones."

¿Por qué era el Islam popular en los Balcanes?

En este punto debemos hacer una digresión en orden de probar las razones porque el Islam tuvo un tan firme arraigo en muchos pueblos Balcánicos, y especialmente los Bosnios. De acuerdo a Mehmed Bašić, los Croatas, eran un grupo de gente eslava que vino primero a Europa desde las tierras altas de Asia Central durante los comienzos del siglo sexto de la era Cristiana, y que finalmente se asentaron en las costas noroccidentales del mar Adriático, internándose hasta los ríos Drava y Drina, este último siendo su frontera natural con los Servios, otro pueblo eslavo que vino hacia el oeste más tarde. Los serbios comenzaron a tener hegemonía sobre la mayor parte de los Balcanes hacia el fin del siglo 13 d.c., y en 1282, el rey Milutin tomó Skopje a los Bizantinos, abriendo así una vía para la penetración Serbia en Macedonia.

Aunque en algunas áreas Croatas y Serbios se fundieron, había no obstante un profundo abismo entre ambos. Los Serbios, estando cercanos a Constantinopla, se volcaron a esta influencia y gradualmente adoptaron la fe greco-ortodoxa. Los Croatas en las áreas costeras, siendo casi contiguos con Italia, fueron atraídos hacia Roma, y abrazaron la fe católica romana. Adicionalmente, aquellos asentados en las tierras altas de Bosnia, permanecieron satisfechos con sus creencias paganas.

En 1180 d.c., un fuerte gobernante tomo el poder en Bosnia. Llamado Kulin Ban, unificó al país estableciendo su independencia, hasta la llegada de los Turcos. En este tiempo apareció la secta "herética" de los bogomilos, cuyas creencias fueron adoptadas por él y por la mayoría de su pueblo. Los bogomilos tuvieron una profunda influencia en el pensamiento cristiano posterior, y probaron ser los precursores de la "Reforma". Ellos no creían que Jesús fue crucificado, y rechazaban todas las formas de monaquismo cristiano, así como la mediación de los sacerdotes entre el hombre y Dios. Ellos no aceptaban ni ídolos ni iconos en sus templos, ni toleraban cruces,

3

campanas, alcohol, ni nada que distrajera al hombre de su directa comunión con Dios. Esta secta era una constante espina para la Iglesia de Roma, que ordenó a su campeón, el rey de Hungría, el lanzamiento de una cruzada contra Bosnia.

Resulta claro que había mucho en común entre las creencias del Islam y las de los bogomilos, y ello permitió la expansión del Islam en Bosnia. Después de la conquista Turca, muchos bogomilos se apresuraron en abrazar el Islam, aunque muchos permanecieron apegados al bogomilismo hasta el siglo 17, cuando la última familia bogomila se volvió Musulmana. Antes de la conquista Turca de los Balcanes, no había prácticamente Serbios en Bosnia, pero durante el período Turco, ellos se infiltraron al país como labradores, pagados por los propietarios Bosnios disgustados con sus paisanos Musulmanes y que tenían poco tiempo para atender al bienestar de su propia tierra. Estos paisanos Serbios, al estar exceptuados del servicio militar, fueron con posterioridad un desafío para la unidad nacional Bosnia.

El Islam trajo una nueva luz a un pueblo pequeño pero confiable, cuyas reales habilidades permanecen hasta hoy oscurecidas. Como Musulmanes, ellos gozaban de igualdad con los Turcos, y sintieron que eran una parte inseparable del "más alto y más iluminado" Imperio de esos tiempos. Los Bosnios se distinguieron en los ejércitos por su valor e iniciativa. En 1492, por ejemplo, el recién designado Gobernador Turco de Bosnia, Jakub-paša, llevó a los Bosnios contra los Habsburgo en Croacia, Dalmacia y Hungría, quebrando sus ejércitos en el campo de Krbava. Aunque un cierto número de Bosnios pelearon por las cortes de Viena y Roma contra sus Gazije (caballeros), que luchaban por los Otomanos y el Islam, la mayoría de los Bosnios, miraban a Hungría como su tradicional enemigo. En 1526 ellos vencieron a los ejércitos Húngaros en la batalla de Mohács, donde László II, el último rey de Hungría, perdió la vida. Como resultado, Hungría cayó bajo el gobierno Otomano hasta mediados del siglo 17.

Durante el reinado de Süleymân, Bosnia desarrolló sus oficios y bases comerciales, bajo la influencia de los emigrantes que vinieron en gran número de las áreas Musulmanas del Imperio. Ciudades como Sarajevo y Banja Luka tomaron una apariencia oriental que retuvieron por largo tiempo. Hacia el fin del siglo 16, Sarajevo era la ciudad más populosa; en los siguientes 50 años el número de habitantes se cuadruplicó a cerca de 30.000. Los Musulmanes eran mayoría, especialmente por haberse convertido muchos de los agricultores Cristianos locales, al Islam.

En la era dorada de los Turcos Otomanos, muchos Bosnios mantenían los más altos oficios del estado, como el de Gran Vezir (Primer Ministro), general o almirante. Entre estos, debe ser hecha la mención del Gran Vezir Sokollu Mehmed Paşa, el más famoso de todos, Gazi Hüsrev Beğ, Gazi Ali Paşa y Gazi Ferhad Paşa. Dr. Safvet- beg Bašagić, el moderno historiador y poeta Bosnio, ha contado no menos de 28 grandes Vezirân de origen Bosnio. Muchos Bosnios se volvieron también maestros de Turco Otomano, Persa y Árabe clásicos y escribieron prosa y poesía en estas lenguas. Sus actividades y producción literaria están largamente descritas en un libro de Hadži Mehmed-efendija Handžić, reciente profesor de la Alta Academia Islámica de Sarajevo, que fue traducido a varias lenguas Europeas.

Por lo expuesto puede verse que el pueblo de Bosnia, firmemente atraído por la fe Islámica, prosperó bajo el Califato Otomano y lejos de tener todos los detalles de su vida pública y privada dictadas por İstanbul, desarrollaron una alta cultura Islámica por ellos mismos.

Declinación del califato Otomano

En el siglo 17, el Gobierno Otomano comenzó a declinar, bajo Sultanes de menor categoría, y a la vez que el Harem (palacio) de mujeres extranjeras se volvió poderoso. Hacia 1681 el Gran Vezir Kara Mustafa Paşa (sirvió 1676-83), cuñado del famoso Ahmed Köprülü, volvió a moverse a Europa central poniendo sitio a Viena (Julio- Setiembre 1683), con la ayuda de sus tropas Bosnias. Los defensores, estimulados por el rey Polaco Jan Sobieski (1674-96), construyeron una alianza Europea que se esforzó en destruir el dominio Otomano. Los Habsburgo lograron reconquistar Hungría, Serbia y los Balcanes. Rusia y Austria, que lucharon contra los Otomanos, fomentaron insatisfacción y revueltas entre los habitantes no-Musulmanes. Había mucha rivalidad entre los Habsburgos y los Romanov en los Balcanes. Como resultado, los Otomanos estuvieron en guerra con varios poderes Europeos por 41 años, entre el segundo sitio a Viena (1683) y el tratado de Iaşi (1792).

4

De 1683 a 1699 los Otomanos pelearon una guerra desastrosa contra la Sacra Alianza, que culminó en el tratado de Karlowitz (1699), que en adelante excluyó a los Turcos de Hungría (a excepción del banato de Temeşvar), y dio Transilvania (Erdel) a Austria. Las peores atrocidades contra los Musulmanes de Bosnia datan de este período. Cuando los Otomanos perdieron sus territorios en Hungría, Eslavonia, Lika, Dalmacia y Boka Kotorska, los Musulmanes que no pudieron hacer una rápida retirada a Bosnia, fueron capturados y forzados a volverse Cristianos. En Montenegro, en la vecindad de Bosnia, su gobernante ortodoxo, el príncipe-obispo Danilo, celebró la Navidad de 1702, ordenando la masacre de cada Musulmán en su principado.

En 1711, el Califato Otomano estaba de nuevo en guerra con Rusia. Pedro el Grande (gobernó de 1682 a 1725), quien le dio mucho ímpetu a la política anti-Turca de Rusia, comenzó a intrigar con el ánimo de incitar a la población cristiana ortodoxa de Moldavia, Valáquia, Serbia, y posteriormente Montenegro, durante el reino del Sultán Ahmed III (1703-1730). Hubieron también guerras con Venecia, Austria y nuevamente con Rusia, resultando en los tratados de Belgrado (18-9-1739) Küçük Kaynarca (21-7-1774) y Iaşi (8-1-1792). Los Musulmanes habían perdido para entonces Hungría, el banato de Temeşvar, Transilvania y Bukovina en Europa. Rusia ganó también el derecho de intervenir en defensa de los cristianos ortodoxos dentro del Califato Otomano.

El ascenso de los Nacionalismos en los Balcanes

El resurgimiento de los nacionalismos entre los no-Musulmanes del Califato Otomano, estimulado por Rusos, Austríacos y agentes revolucionarios Franceses, culminaron en la rebelión Serbia de 1804 y en una nueva guerra con Rusia (1806-12). Serbia, bajo la conducción de Đorđe Petrović (Karađorđe), estuvo en rebeldía desde 1804. Al comienzo, los Serbios crecieron en desesperación contra las depredaciones de los Jenízaros, que habían usurpado el poder de los gobernadores locales, y subsecuentemente demandaron autonomía, aliándose con Rusia en 1807. El historiador Turco Reşid, describe como, una tarde durante el Bayram, mientras los Musulmanes rezaban en las Mezquitas de Belgrado, un renegado Turco, Aziz Bey, abrió las puertas a las fuerzas sitiadoras Serbias de Karađorđe; 15.000 hombres asaltaron el castillo. Karađorđe también engañó al gobernador Otomano, Süleymân Paşa, al pedir la rendición del castillo en condición que sus habitantes no sufrirían daño; en lugar de ello los habitantes fueron masacrados. Ellos clavaron sus bayonetas en mujeres preñadas Musulmanas, sacándoles el feto, documenta el historiador Reşid.

Planes para dividir el Califato Otomano

El 7 de Julio de 1807, Francia y Rusia comenzaron a negociar la partición de los territorios Otomanos. Napoleón Bonaparte había hecho un esquema para el desmembramiento del Califato Otomano en Europa. De acuerdo a este esquema, Rusia tomaría Besarabia, Moldavia, Valáquia y el norte de Bulgaria; Francia tendría Albania, Tesalónica, Morea y Creta; y Austria, parte de Bosnia y Serbia, además, Rusia demandó Rûmeli y İstanbul, buscando restaurar el imperio cristiano del este, con el águila de los Romanov pendiendo por encima de las aguas del Bósforo. Napoleón objetó esto, puesto que él soñaba en volverse un tardío Alejandro el Magno. Gran Bretaña se alió con la Sublime Puerta el 5 de Enero de 1809, mediante el Tratado de los Dardanelos, contra Francia, y la Sublime Puerta se alió a Rusia con el Tratado de Bucarest, el 28 de Mayo de 1812. Posteriores intentos para re-ganar control sobre Serbia y sus principados fueron obstruídos por Rusia. Esto dio pié a la guerra Ruso-Otomana de 1828-29, la derrota del Califato Otomano, y el tratado de Edirne.

A pesar de las reformas de Tanzimat en 1839, la declinación del Califato Otomano continuó. Los grandes poderes, tomando ventaja de esto, esperaron impacientemente en los corredores para partir la carcasa del agonizante "hombre enfermo de Europa". Para cumplir con sus propósitos, alentaron a los crecientes movimientos en el Califato, particularmente en los Balcanes. En Tracia, los griegos, y en Bosnia y Herzegovina, y Bulgaria, los Serbios y otros Eslavos, comenzaron a pedir autonomía o independencia siempre con la asistencia oculta o abierta de estos grandes poderes. Estos poderes mismos ansiosos de satisfacer sus propios intereses egoístas compitieron uno contra otro por el control del cercano y medio oriente en general, de los Balcanes, de İstanbul y de los Estrechos, y de las provincias orientales del Imperio Otomano en particular. La única cosa que que los previno de dar el golpe final, fue la posibilidad de que si el Califato Otomano colapsaba, sus rivalidades les provocarían un conflicto de incalculables proporciones. Por lo tanto, si debía mantenerse, se debía mantener débil; puesto que un Califato fuerte podría destruir la fábrica de intereses comerciales y otros, que las potencias habían tejido de la decadencia del Estado Otomano.

5

Génesis de la llamada "Cuestión Oriental"

Al comienzo de la década de 1870, el descontento en los Balcanes era alentado por la agitación nacionalista, sostenida por Rusia, Serbia y por organizaciones Eslavas emigradas. Desde 1867, los Rusos habían entrenado a los Serbios en la resistencia armada, los líderes Serbios mismos soñaron con un Gran Imperio Eslavo del Sur. Las incitaciones de los comités Pan-Eslavos, culminaron con el levantamiento de la mayoría de los campesinos Cristianos contra los terratenientes Musulmanes, en ambas Bosnia y Herzegovina, en Julio de 1875, y en Bulgaria, en Agosto de 1876. Los intentos Otomanos de suprimir estos levantamientos llevaron a una guerra con Serbia y Montenegro, en Julio de 1876, y con Rusia, en Abril de 1877. El Vice-Cónsul Ruso en Belgrado, Andrei Nicolaievitch Kartsov, también urgió a los Bosnios a pelear contra los Turcos.

El 30 de Junio de 1876, Serbia, cuyo ejército estaba comandado en su mayoría por Rusos, declaró la guerra a Turquía. Los Rusos también enviaron sus propios voluntarios que, inútiles para Serbia, fueron derrotados. Esto llevó a su vez a la guerra Ruso-Turca de 1877, que fue desastrosa para Turquía al terminar con el Tratado de San Stefano. El Califato Otomano fue tan fuertemente vencido que perdió la mayor parte de sus posesiones Europeas. No obstante las grandes potencias, Gran Bretaña, Francia, Alemania y Austria-Hungría, temiendo el agrandamiento de Rusia, y viendo que la vía al Mediterráneo le sería abierta a través de los Balcanes, se encontraron en el Congreso de Berlín en el verano de 1878. En este todas las cláusulas del Tratado de San Stefano fueron revisadas y reconsideradas. Se acordó, entre otras cosas, que Austria-Hungría ocupara la provincia Otomana de Bosnia-Herzegovina, lo que había sido aceptado antes por los Turcos. Los Bosnios Musulmanes no obstante, ultrajados por la idea de ser puestos bajo el mando Austríaco, se negaron a aceptar la decisión del Congreso de Berlín, y tomaron armas contra el Ejército Imperial Austríaco. El resultado de esta guerra sin esperanza, tuvo la conclusión ya esperada, y el dominio Austríaco fue establecido en toda Bosnia-Herzegovina, durando hasta el fin de la Primera Guerra Mundial. En los hechos en Octubre de 1908, Austria, oficialmente anexó Bosnia–Herzegovina.

Persecución de los Musulmanes en Bosnia

Durante las guerras de los Balcanes de 1912-13, los Musulmanes Bosnios del Sandžak de Novi Pazar fueron especialmente apuntados para una persecución. Cerca de 13.000 de ellos fueron forzosamente convertidos al Cristianismo, pero después, todos ellos volvieron al Islam. Muchos Musulmanes Bosnios emigraron también a Turquía. El 28 de Junio de 1914, un joven extremista Serbo-Bosnio, Gavrilo Princip, perteneciente a la organización terrorista Serbia "La Mano Negra", asesinó en Sarajevo al Archiduque Franz Ferdinand y a su esposa Sophie, herederos al trono Austro-Húngaro. Este evento contribuyó al estallido de la Primera Guerra Mundial. Serbia, estando del lado de las potencias Occidentales vencedoras, se aprovechó de esta victoria. Así en 1918, el Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos fue proclamado en Belgrado, este Estado vino a ser conocido en 1928 como Yugoslavia.

Después de su establecimiento, fue obvio que los Serbios no tenían intención de cooperar con las otras nacionalidades del estado; tampoco les garantizaron ninguna autonomía local, base esta sobre la cual los poderes Occidentales habían dado sus bendiciones al nuevo estado de Yugoslavia. Fue en Noviembre de 1924, en las villas de Šahovići y Pavino Polje en el distrito de Bijelo Polje, que la más horrible masacre de Musulmanes Bosnios fue perpetrada. Montenegrinos armados asesinaron 600 hombres, mujeres y niños en una sola noche de carnicería. Sus víctimas fueron cortadas en pedazos, sus ojos vaciados, sus orejas cortadas, sus órganos mutilados y arrancados y el signo de la cruz tallado en lo que quedaba de sus cuerpos. Los pocos sobrevivientes escaparon al norte de Bosnia, Turquía y Albania, y nunca volvieron.

Sueños de la Gran Serbia

Los Serbios, que se esforzaron para hacer una Gran Serbia, se volvieron los dueños de toda Yugoslavia, y controlaron todo desde Belgrado. Ellos fueron uniformemente hostiles con los Croatas y especialmente con los Musulmanes, que ellos llamaron "Turcos", y cuyas tierras fueron confiscadas sin compensación alguna, en la esperanza de forzarlos así a emigrar a Turquía. Todo el país estaba en confusión. En 1928, líderes en el parlamento de Belgrado, incluido el líder de los Croatas, Stjepan Radić, fueron impactados por disparos de un diputado Serbio-Montenegrino. En consecuencia, el rey Alejandro de Yugoslavia suspendió la Constitución

6

introduciendo una dictadura, pero él fue asesinado en Marsella por un nacionalista Macedonio, en Octubre de 1934. En un esfuerzo por controlar la situación, el príncipe regente, Pavle, les otorgó a los Croatas cierta autonomía, no obstante, tal autonomía fue negada a los Musulmanes.

Yugoslavia en la Segunda Guerra Mundial

Esta era la situación imperante en Yugoslavia, cuando Alemania y sus satélites, irrumpieron por la fuerza en los Balcanes en 1941. Los invasores parcelaron el artificial edificio de Yugoslavia; los Búlgaros ocuparon Macedonia, los Húngaros tomaron las regiones del Norte, los Italianos Dalmacia y los Alemanes estaban en todo el país, estableciendo sus propios estados títeres aliados en Serbia y Croacia. Durante 1941-45, la guerra civil de los Bosnios Musulmanes se tornó un genocidio. El partido pro-fascista negó a los Musulmanes Bosnios su identidad nacional, mientras que el movimiento Serbio Četnik implementó un programa de exterminio físico. Esto es evidente en el programa del ideólogo Četnik, Stevan Moljević, llamado "Serbia Homogénea". Su trabajo detalla un gran plan para destruir la identidad histórica y cultural de Bosnia, y para lanzar un movimiento nacionalista para una Gran Serbia. Moljević abogaba que el país debía ser limpiado de Musulmanes Bosnios, Albaneses, Croatas y Húngaros. Draža Mihajlović, el líder del movimiento, dejó varias notas y órdenes en relación al exterminio de los Bosnios Musulmanes.

Genocidio en Bosnia

Se estima que durante la segunda guerra mundial, más de 120.000 Musulmanes Bosnios fueron asesinados; esto representa una de las más sangrientas y desoladas fases de la historia Europea. El genocidio en Bosnia durante 1941-45 fue sólo el final bestial a la historia de 250 años de persecución premeditada y pogroms contra los Musulmanes. Hubo numerosos incidentes reportados de mujeres cuyas pieles del rostro eran arrancadas- una burla intencional a la costumbre musulmana del feredže, y la piel de las palmas y del frente de las manos de los hombres desolladas, ridiculizando los rituales de la ablución y de las oraciones diarias. Las mujeres y los niños eran asesinados en los puentes sobre el río Drina, el acto queriendo simbolizar que los Bosnios Musulmanes no tenían adonde escapar ni lazos con el futuro.

En los días primeros de la guerra en Yugoslavia, el Coronel Draža Mihajlović apareció con sus unidades de Četnici, compuestas principalmente por Serbios, que miraban a los Musulmanes Bosnios como sus enemigos. Estos Četnici han sido descritos como "fanáticos nacionalistas y religiosos", un grupo de gente que no se detenía ante nada para alcanzar sus fines. Mihajlović, se volvió un héroe del gobierno Yugoslavo en el exilio, y fue promovido a general y ministro por el rey Pedro II (1934-41). La propaganda del gobierno serbio en el exilio en Londres elevó a este Četnik a la altura de un héroe, pero sus verdaderos planes eran evidentes a juzgar por las órdenes que dio.

En Diciembre de 1941, una orden secreta fue emitida por el general Draža Mihajlović, como Ministro Yugoslavo de Guerra en el exilio, urgiendo a sus tropas a tomar ventaja de la situación militar y de destruir a todos los Musulmanes en Yugoslavia. Esta orden explicaba los objetivos del pogrom Četnik como sigue: 1) La creación de una Gran Serbia, étnicamente pura, dentro de los límites de Serbia, Montenegro, Bosnia y Herzegovina –Banat y Bačka; 2) la limpieza del territorio del estado de todo elemento nacional o no nacional; y 3) La inmediata creación de un borde común entre Serbia y Montenegro, así como en Serbia y Eslovenia, mediante la limpieza del Sandžak de la población Musulmana, y de Bosnia de las naciones Musulmana y Croata.

Četnik era el nombre dado a la organización militar Serbia encargada de llevar a cabo estos asesinatos. De hecho, la orden fue llevada a cabo por los Serbios mismos, y cientos de miles de Musulmanes fueron asesinados o quemados hasta morir. El que sigue es la traducción del documento original, que revela la inhumanidad y atrocidades cometidas por los Serbios:

“Cuarteles de comando de los Četnici en Lim-Sandžak. Secreto, 13 de Febrero de 1943- el frente. Al jefe del estado mayor del supremo. Đurišić reporta a Mihajlović:

La acción en los distritos de Plevlje y Foča contra los Musulmanes han sido realizados. Las ejecuciones fueron hechas exactamente acorde a las órdenes; el ataque comenzó al tiempo apuntado. Todos los comandantes y unidades ejecutaron sus tareas satisfactoriamente. La resistencia del enemigo fue débil desde el comienzo, y la

7

única resistencia seria se dio en Trebeško Brdo. Duró por cuatro horas y entonces fue rota. En la noche del siete de este mes, nuestro destacamento llegó al río Drina, así que las batallas fueron casi completadas ese día; luego siguió la purga de los territorios liberados. Todos las aldeas musulmanas en los tres antes mencionados distritos han sido incendiadas, de forma tal que ninguna de sus casas ha permanecido sin daño. Todas las propiedades han sido destruidas, excepto el ganado, el trigo y el heno. En ciertos lugares, la recolección del pienso y la comida ha sido ordenada, de forma que podamos arreglar depósitos para preservar abastecimientos de comida para las unidades, que han permanecido en el área para purgarla y para inspeccionar las áreas boscosas, así como para establecer y fortalecer la organización en el territorio liberado. Durante la operación, la completa aniquilación de la población Musulmana fue hecha, sin miramientos de sexo o edad.

Víctimas: Nuestras pérdidas totales 22 muertos, dos de los cuales perdieron accidentalmente sus vidas y 32 heridos. Entre los Musulmanes: 1.200 soldados y 8000 otras víctimas: mujeres, viejos y niños.

Durante la primera operación, los Musulmanes huyeron hacia Metaljke, Čajniče, y algunos tuvieron éxito en cruzar el Drina antes que nuestras unidades pudieran cortar su retirada en esa dirección. Todo el resto de la población ha sido aniquilado. La moral entre los Musulmanes ha caído, el pánico causado por los Četnici se

expandió entre ellos de forma tal que ellos estaban en profunda confusión. La acción de los invasores en Plevlje

y Čajniče consistió simplemente en salvaguardar sus regimientos contra eventualidades. Le enviaré un reporte detallado luego, junto con apéndices y dibujos.

Comandante Mayor Pavle Đurišić”

Así, Mihajlović dedicó la mayor parte de su energía militar a atacar y masacrar a indefensos campesinos, mujeres

y niños, aunque, en retorno al favor y soporte Aliado, realizó esporádicos ataques también al invasor Germano. Este breve esquema muestra la agonía de los Musulmanes en Bosnia-Herzegovina. Tres miembros del gobierno Yugoslavo en el exilio en varios tiempos dijeron que los Serbios fueron tan responsables como los Alemanes y los Italianos por el Genocidio de los Musulmanes y Croatas. El único miembro del gobierno exiliado que defendió a los Musulmanes de Bosnia-Herzegovina, y a los Musulmanes de Sandžak, fue Juraj Krnjević, el Vice- Primer Ministro de Yugoslavia.

La post II Guerra Mundial

El fin de la 2ª Guerra mundial en vez de traer a los pueblos de Yugoslavia una paz verdadera y un orden democrático, trajo nuevos sufrimientos y persecuciones en la forma del régimen de Tito. Aquellos que se beneficiaron con los trágicos eventos de Yugoslavia fueron los Comunistas. Los Musulmanes de Bosnia-

Herzegovina no podían aceptar al comunismo como forma de vida, era contrario a sus estándares éticos, morales

y a sus creencias. Muchos Bosnios Musulmanes habían sido víctimas de los partisanos de Tito. No obstante, fue

sólo después de la 2ª Guerra Mundial que la general persecución de los Musulmanes por los comunistas comenzó. Aunque la comunidad Musulmana había perdido cerca de 250.000 de sus miembros como resultado de los salvajes ataques de los Četnici de Draža Mihajlović, había cerca de dos millones de Musulmanes en toda Yugoslavia a fines de la 2ª Guerra Mundial, la mitad de los cuales vivían en Bosnia-Herzegovina, y la otra mitad en Sandžak y en las provincias de Kosovo y Macedonia. La población Musulmana de post-guerra en Bosnia- Herzegovina, sin embargo, casi se triplicó debido a su alta taza de nacimientos, y así, tuvo una absoluta mayoría. Junto con los católicos Croatas representaban el 75% de la total población de Bosnia-Herzegovina.

Bosnia bajo el régimen Comunista

Durante el régimen Comunista un sistemático programa para "guettoizar" a los Musulmanes fue lanzado bajo la forma de "reformas agrarias". Bosnia-Herzegovina, como entidad cultural e histórica, fue sujeta a más destrucción y división. Regiones artificiales fueron arbitrariamente creadas con el fin de hacer a los Musulmanes minorías en tales regiones. El Partido Comunista, bajo Tito, después de tomar el poder en Yugoslavia, descaradamente procedió a la abolición de las cortes religiosas, al cierre de escuelas religiosas, confiscó propiedades, abolió sociedades Islámicas, en particular la Sociedad de Jóvenes Musulmanes, obstaculizó a la prensa Islámica, a excepción del periódico mensual Glasnik Islamske Zajednice, que continuó con sus publicaciones, mas bajo el control Comunista, depuso a líderes religiosos e hizo muchas otras acciones que

8

mostraron claramente su determinación a destruir todo trazo del Islam en Croacia, Bosnia- Herzegovinia, y en todo Yugoslavia.

Los Musulmanes Bosnios no permanecieron en silencio frente a estas persecuciones. Pero el Gobierno de Tito trató de quebrar las protestas Musulmanas con tiranía organizada, persecución y opresión, e fijó cortes para juzgar a los Bosnios Musulmanes disidentes. El Gobierno Comunista fue también acusado por el líder Musulmán Bosnio, Hadži Hafiz Muhamed-efendija Pandža, de haber asesinado a 6.000 Musulmanes en el sur de Yugoslavia con gas venenoso, la mayoría de los cuales eran de origen Albanés, y a otros 300 Musulmanes en Sarajevo.

Una emigración a gran escala de Bosnios Musulmanes, aproximadamente 2000 personas, fue característica de la situación de post-guerra en Bosnia. Estos emigrantes encontraron asilo temporario en campos de refugiados en toda Europa, donde vivieron en extremadamente difíciles circunstancias. Muchos de ellos se refugiaron en Turquía. Por mientras, el martirio del Muftija Rahmetli Ismet-efendija Muftić, fue una seria pérdida para la Comunidad Bosnia Musulmana. Fue ahorcado en Zagreb, después que los Comunistas tomaran el control en Mayo de 1945. El Muftija del Ejército Croata, Rahmetli Akif-efendija Handžić, fue también colgado en 1945 en Sarajevo. El mismo destino tuvo Rahmetli Ibrahim Hafiz Mehinagić, jefe de la Suprema Corte de Justicia Islámica, y numerosos otros predicadores Musulmanes y la suma de los líderes Musulmanes de ese infeliz país, cuando la 2ª guerra mundial llegó a su fin.

Cuando el régimen del Mariscal Josip Broz Tito tomó el gobierno de Yugoslavia en 1945, este se esforzó en aniquilar todas las organizaciones religiosas Islámicas mediante el apresamiento de todos sus líderes religiosos, nacionalizando las propiedades pertenecientes a organizaciones religiosas, la cesación de todas las cortes de Justicia Islámica, así intentando sofocar la vida religiosa Islámica. Los líderes religiosos Islámicos fueron reemplazados por Comunistas. Las escuelas Musulmanas, en las que los estudiantes a Imam anteriormente recibieran instrucción, fueron privadas de toda su propiedad. Fueron también introducidos los casamientos mixtos siendo el objetivo la destrucción del Islam mediante la privación a las familias de su carácter étnico y religioso. Este era el aprieto de los Musulmanes bajo el régimen Comunista en Yugoslavia hasta su colapso después de la muerte de Tito.

Los musulmanes de Bosnia: genocidio de un pueblo (2)

Destrucción de los musulmanes de Bosnia (1992-93)

En los últimos dos años, una monumental tragedia se ha extendido en los Balcanes, ante los ojos de la Europa "civilizada". Esta tragedia ha envuelto a Bosnia-Herzegovina, un reciente estado independiente y soberano, que obtuvo reconocimiento legal de la comunidad internacional, después de su secesión de la ahora difunta Federación Yugoslava. Bosnia se ha vuelto la víctima del agrandamiento pan-Eslavo de Serbia, que apunta al cumplimiento de lo que los Serbios llaman, su "histórica misión" de restablecer la "Gran Serbia", algo que ellos creen que ha existido desde el siglo 13 d.c., empero ocultan sus verdaderos objetivos. Sin embargo, en sus esfuerzos para hacer un estado Serbio, República Srpska, los Serbo-Bosnios han expulsado o asesinado a miles de Musulmanes. "La decisión ha sido tomada. Nunca más el pueblo Serbio- bajo ninguna condición- renunciará a la República Srpska, y todo el mundo debe saber esto", Radovan Karadžić, el líder Serbo-Bosnio, dijo a la "Asamblea Serbo-Bosnia".

Todo esto comenzó el 29 de Febrero- 1º De Marzo de 1992, cuando en un referéndum los ciudadanos de Bosnia–Herzegovina votaron por la independencia. Con los Serbios, que constituyen cerca del 32% de la población, boicoteando al llamado, el 63,4% de los votantes elegibles participó. De estos el 99,4% votó a favor. Tan pronto como la independencia fue declarada, en Marzo, los Serbios comenzaron a bombardear a Sarajevo y a atacar áreas Musulmanas y Croatas. No obstante, la comunidad internacional comenzó a reconocer al nuevo estado, la Comunidad Europea (EC), el 6 de Abril, seguida por los Estados Unidos de América (USA) al día

9

siguiente. Inmediatamente después, Serbia, haciendo uso de su minoría en Bosnia, provocó a esta minoría a tomar las armas contra el estado, y a través de este instrumento, invadieron Bosnia. Esta invasión fue hecha en forma tal, que aun hoy día, los Poderes Occidentales continúan a llamarla "guerra civil". De hecho, esta no es solo una "guerra civil", sino también una premeditada, bien planeada y consistentemente ejecutada agresión que apunta a la completa erradicación de mas de tres millones de Musulmanes. El objetivo es expulsarlos de su tierra, o exterminarlos, de forma que el sueño pan-Eslavo de una "Gran Serbia" pueda realizarse.

Hay mucha evidencia que muestra que Belgrado es el cerebro de un flujo de armas y hombres a Bosnia, a través de los muchos puentes sobre los ríos Sava y Drina, particularmente en las ciudades de Bratunac y Skelani. Belgrado ha repetidamente negado el estar armando a los Serbo-Bosnios, pero informes de la inteligencia de Occidente, respaldados por fotografías de reconocimiento, han dado prueba que esas líneas de provisión de armas están siendo usadas extensivamente. Fuentes de la NATO han dicho que al menos 20.000 hombres de las fuerzas regulares Serbias, están peleando en Bosnia. Reportes no oficiales manifiestan que la cifra podía ser tan alta como 60.000. Si esto no es una invasión Serbia, entonces qué es?

Durante esta evidente agresión, horribles atrocidades se han perpetrado contra los Musulmanes y otros ciudadanos de Bosnia, por Serbia y sus instrumentos en Bosnia. Un inefectivo embargo fue impuesto a Serbia el 31 de Mayo de 1992 por su papel en el fomento de la guerra, después del agravio cuando al impactar un mortero en una cola de pan en Sarajevo el 27 de Mayo, matando a muchas personas. Las atrocidades cometidas desde entonces con los Musulmanes de Bosnia, por ambos Serbios y Croatas, son una reminiscencia del genocidio que los Nazis infligieron a los Judíos durante el Tercer Reich.

De acuerdo a Raphael Lemkin, quien acuñara el término, "genocidio" significa la destrucción de una nación o de un grupo étnico. Es un plan coordinado de diferentes acciones apuntando a la destrucción de los fundamentos esenciales de la vida de los grupos nacionales (y por supuesto religiosos), con el objetivo de aniquilar estos mismos grupos. El término "genocidio" apareció por vez primera, en un documento oficial en Octubre 18 de 1945, cuando la acusación del Tribunal de Nüremberg hizo a los acusados el cargo de "el crimen de genocidio deliberado y sistemático".

Durante su primera sesión, el 11 de Diciembre de 1946, la Asamblea general de las Naciones Unidas (UN) pronunció una resolución para la prevención y represión del "genocidio", y el 9 de Diciembre de 1948 aprobaron una Convención, cuyo artículo 11 especificaba que el "genocidio" era cometido "con la intención de destruir total o parcialmente un grupo nacional, racial, étnico o religioso". Veamos como se aplica este término a las atrocidades Serbias, que han sido descritas como "crímenes de guerra", y por las cuales un número de líderes Serbios, incluido Slobodan Milošević y Radovan Karadžić, han sido acusados por el reciente Secretario de Estado de USA, Lawrence Eagleburger. De hecho, Charles Bremner de The Times (25-5-1993) describe a Milošević como "el carnicero de los Balcanes". Milošević se ve a sí mismo como el príncipe Lazar, el líder de la última resistencia Serbia en 1389. "Sus instintos son como los de El Padrino- la acumulación de poder", remarca Bremner. No obstante Milošević se ha convertido de pronto en el "muchacho bueno". De acuerdo a Patrick Bishop de The Daily Telegraph (7-5-1993)."En un grotesco cambio de papeles, el Presidente de Serbia, Slobodan Milošević, señalado como criminal de guerra por los Estados Unidos y ampliamente mirado como el arquitecto de los dos años de pesadilla en la reciente Yugoslavia, ha sido llamado a la acción por el mundo Occidental, como pacificador. Lord Owen se refirió a él en términos respetuosos, presentándolo como el hombre mejor para el trabajo de poner fin a la lucha en Bosnia". Qué travestismo de la justicia!

Es interesante aquí notar que David Ceresani en The Guardian el 16 de Abril de 1993, compara la situación del ghetto de Varsovia, cuyo 50º aniversario se conmemoró a comienzos de Abril de este año, con los " horripilantes eventos en Sarajevo y Srebrenica", y observa que "para muchos, esto queda junto con Auschwitz como el más evocativo signo de genocidio, poseyendo una carga galvanizante". Ceserani cree que hay un paralelo con Bosnia:

"la culpabilidad del conocedor curioso". Estamos informados de que los judíos Británicos, especialmente, han captado el mal revelado a diario, y demandado acción, "si no actuamos ahora, la historia no ha de darnos cuartel", ha remarcado el Jefe Rabino, Dr. Jonathan Sacks. Ceserani concluye indicando que "en este tiempo no tenemos excusas", en no intervenir para detener el genocidio.

10

En el mismo estilo el New Statesman and Society apunta que, debido primariamente al esfuerzo de los periodistas, que han pagado con sus vidas para tener la historia de lo que esta pasando en los Balcanes dada al mundo exterior, ya no hay excusa alguna para la inacción. No podemos decir "no sabíamos", como una generación anterior fue capaz de decir, al enfrentarse con las atrocidades de la "limpieza étnica" en el corazón de Europa.

En su lugar una obsesión con sus propios asuntos pueblerinos hace a los países de Europa impenetrables a los sufrimientos en los Balcanes, sufrimientos documentados diariamente en sus medios de comunicación y que tienen paralelos con 1938. Con dos millones de personas desplazadas en la antigua Yugoslavia, se retrae la memoria a la Noche de los Cristales (Kristallnacht), cuando se organizaron pogroms contra los judíos de toda Alemania, en la noche del 9 de Noviembre de 1938.

La prensa Británica fue rápida al indicar que, cuando futuras generaciones traten "de repartir la culpa de la penosa parálisis del mundo exterior en confrontar la carnicería de la ex-Yugoslavia", nadie podrá decir que eran ignorantes del enclave de Srebrenica. La nueva guerra en los Balcanes envuelve exactamente lo que juramos que no pasaría nunca más, aquí o en ningún lugar. Este voto, en contra "del horror especial del genocidio", fue roto cuando un ojo ciego fue dirigido a Pol Pot, y cuando China anexó Tibet. Pero aquí, a un día de marcha de Auschwitz, acorde a Patrick Bishop, “limpieza étnica” ha entrado en nuestro lenguaje: un término alguna vez capaz de impactarnos, pero actualmente desplegado como eufemismo, clínico o inclusive purificante, para señalar "el indecible calentamiento de la masa hacia la tortura y el asesinato racial". Con este "tipo de Hitlerismo" repitiéndose así mismo en Europa central, uno podría imaginar que Europa entera se levantaría nuevamente contra este, pues después de todo, la segunda Guerra Mundial fue peleada para terminar por siempre con todas las guerras.

Peter Hain, diputado Laborista por Neath, supuso sucintamente, en una carta en The Independent del 19 de Abril de 1993: "Frente a atrocidades del tipo Nazi en Bosnia, nuestro gobierno, y otros en el este, han apretado sus manos manifestando impotencia.

El apaciguamiento ha sido la orden del día ante la agresión y el genocidio serbio"; mientras Sir Reginald Hibbert escribió a The Independent el 27 de Abril, acusando a Serbia de imponer una "solución final" Serbia en Bosnia.

De acuerdo a S. A. Moid, por cerca de un año, los Serbios Bosnios, con la participación activa del ejército Yugoslavo, han cometido las peores atrocidades en Bosnia: cometiendo asesinatos en masa, violando mujeres, quemando casas, destruyendo aldeas enteras y valles, y arrasando cada vestigio o símbolo de la identidad o cultura Musulmana, incluyendo Mezquitas, monumentos, bibliotecas e incluso cementerios. Más de 300.000 Musulmanes han sido masacrados, o están desaparecidos (incluidos 14.000 niños), y cerca de tres millones de Musulmanes han quedado sujetos a una política de limpieza étnica volviéndose refugiados desplazados, que han perdido todo lo que tenían, incluso en muchos casos, su dignidad y honor. El pedido Musulmán de ayuda a Bosnia en Julio-Agosto de 1992 mencionaba 750.000 Musulmanes sin hogar, 30.000 muriendo de hambre en Sarajevo y miles más sin medicina; 100.000 Musulmanes en prisión, familias sin ningún ingreso para sobrevivir; 20.000 Šehidi (Mártires), 70 Mezquitas destruidas y 56 Imam asesinados.

El Impact International de Julio-Agosto de 1992, reportó que 150.000 Musulmanes estaban siendo retenidos en campos Serbios de concentración. Además los Serbios destruyeron más de 100 Mezquitas, y total o parcialmente dañado otras 650 Mezquitas, habiendo dinamitado sus Minaretes. Esto fue confirmado por Amira Kiverić, de 15 años, en su testimonio a John Sweeney de The Observer. "Al dejar Srebrenica", ella dijo, "no había una sola casa intacta. Ví a la Mezquita de Srebrenica con un agujero de artillería en el Minarete. En otras villas las Mezquitas han sido voladas. Los Musulmanes eran muertos en nombre del cristianismo ortodoxo, y símbolos de la iglesia ortodoxa fueron puestos en edificios Islámicos. De acuerdo a The Daily Telegraph el 8 de Mayo de 1993, tres Mezquitas, incluyendo la mas vieja y mas bella de Europa, fueron voladas el 7 de Mayo, en la fortaleza Serbo- Bosnia de Banja Luka. Las Mezquitas fueron reducidas a escombros en explosiones simultáneas en la madrugada. La Ferhadija Džamija era una de las más antiguas y más finas en los Balcanes. Construida en 1577 por los Turcos Otomanos, enseñaba un fino domo interior con brillantemente coloridos Versos del Kur’an-i kerim, y un Minarete de 130 pies. Se suponía estar bajo protección de la UNESCO.

11

Según Cemal Kadafar y Andreas Riedlmayer, miembros de la Turkish Studies Association, y estudiantes de la Universidad de Harvard, USA, los Serbios han lanzado sus ataques sobre ciudades y aldeas, desde Abril de 1992, "impactando intencional y efectivamente" bibliotecas nacionales, museos y archivos. En el proceso han casi borrado la suma de registros escritos de la historia Bosnia. Entre estas pérdidas está la Biblioteca Nacional Bosnia en Sarajevo. Otras pérdidas a la herencia nacional del país incluyen la destrucción de cientos de monumentos arquitectónicos históricos, Mezquitas, iglesias, sinagogas y cementerios, incluyendo la extensa colección de manuscritos orientales, documentos, libros y microfilms del Instituto Oriental de Sarajevo, que fue destruido en un bombardeo Serbio el 17 de Mayo de 1992. La Biblioteca de Gazi Hüsrev Beğ, en Sarajevo, fundada en 1537, con su tesoro de manuscritos iluminados, de origen Islámico y judío, originarios del siglo 12, fue bombardeada y destruida el 5 de Mayo de 1992 junto con la Mezquita adyacente de Gazi Hüsrev Beğ del siglo 16. La vieja Mezquita en Trebinje, una de las cientos destruidas como parte de las operaciones Serbias de "limpieza étnica", fue incendiada hasta sus cimientos en la noche del 27 de Enero de 1993.

Los Serbios, que están obsesionados con sus derrotas pasadas y la aceptación voluntaria del Islam por sus compañeros Sur-Eslavos durante las conquistas Turcas Otomanas, ven a los Musulmanes Bosnios como escoria que debe ser "limpiada". Solamente esto explica el bestial tratamiento dado a los Musulmanes en Bosnia- Herzegovina, y ahora por la mano de las fuerzas Serbias. Impact Internacional de Agosto-Setiembre de 1992, describe los horribles campos de concentración, las hambrunas y los asesinatos masivos de los detenidos Musulmanes, los ataques en aldeas y ciudades, las redadas a hombres, mujeres y niños Musulmanes, las separaciones de hombres de sus mujeres y niños, las deportaciones y asesinatos, en ruta, de los hombres, y el aterrorizar, violar y asesinar a mujeres, niños y viejos. De acuerdo al Ministerio de Seguridad Social en Sarajevo, hay aproximadamente 35.000 mujeres en avanzado estado de gravidez, debido a los crímenes sexuales de los irregulares Serbios. Esta cifra a sido ahora revaluada a 50.000. Una de cada 30 mujeres Musulmanas, incluyendo niñas de hasta ocho años, han sido violadas. Ha habido mujeres tiradas desde los puentes y así muertas. Los llamados "campos de concentración", son de hecho campos de muerte, una reminiscencia de la Alemania Nazi. Había 57 de estos campos manejados simultáneamente por las fuerzas Serbias en Bosnia, con un total de por lo menos 150.000 prisioneros, la mayoría de ellos Musulmanes, pero también algunos Croatas.

El 6 de Agosto de 1992, cuando las imágenes de prisioneros demacrados en el gulag Serbio del Norte de Bosnia aparecieron, hubo una indignación mundial contra los Serbios. Esta exposición de campos de exterminio al estilo Nazi ha movido a la opinión pública de todo el mundo, forzando a los líderes de gobierno a llorar algunas lágrimas de cocodrilo y a hacer amenazas huecas de que aquellos que perpetren tales crímenes han de ser procesados por sus atrocidades por un tribunal, "si son capturados".

El Profesor Akbar S. Ahmed, en un artículo titulado, "Nueva metáfora en el nuevo orden mundial", publicado en Impact International en Marzo-Abril de 1993, confirma que "las historias de extrema tortura, terror y crueldad, infortunadamente son ciertas", y sigue diciendo. "El proceder típico de las fuerzas Serbias es rodear a una aldea Musulmana; darle a su pueblo un ultimátum—si la villa no se rinde todos serán muertos— y entonces, después de su rendición, matan sistemáticamente a todos los hombres jóvenes, llevan a las mujeres jóvenes a campos de violación masiva, y echan a los viejos fuera de sus posesiones. El horror de los campos de violación es algo que no he encontrado en los libros de historia… Los ejemplos son tan terribles como para hacer que cualquier ser humano normal se pregunte con que especie están tratando: pequeñas niñas cuyas cuerdas vocales han sido desgarradas por haber sido repetidamente violadas en la boca; mujeres encintas cuyos vientres han sido abiertos, el feto removido, y en su lugar puesta carne de cerdo; mujeres y hombres jóvenes desnudados y encadenados alrededor del cuello como perros, violados y sodomizados repetidamente. Esto no es sólo para torturar, mas para humillar a los Musulmanes, para tener un sentido definitivo de falta de valor humano."

El Profesor Ahmed considera que es "no sólo una guerra civil, o guerra tribal, como es vista por los medios periodísticos Occidentales, sino un determinado, brutal y salvaje genocidio. Los Serbios se proyectan a sí mismos como una "fuerza cristiana castigando a los Musulmanes en una cruzada, vengándose así por el pasado". Los Musulmanes, si no son asesinados por los Serbios o los Croatas, son diezmados por el hambre o enfermedades rampantes. Más de 500 personas murieron de inanición en Srebrenica solamente, donde la gente sobrevivió con comida de animales y de lo que podían recoger en la basura.

12

Un soldado Musulmán Egipcio, estacionado en Sarajevo, reveló los horrores siguientes a Irfan Mirza: "Me

encontré a mí mismo estacionado en una ciudad donde la agresión contra los Musulmanes a sido continua por casi un año; una ciudad en la que la tierra y la propiedad Musulmana es robada todos los días; una ciudad en la que la tiranía y la opresión ha consumido a los Musulmanes y destruido sus vidas… Me encontré con chicas Musulmanas víctimas de violación, y con hombres y niños que fueron torturados sólo por ser Musulmanes. Esta

es una batalla contra la Religión. Yo estoy más que ofendido, estoy disgustado. Estoy en una ciudad en la que mi gente es sacrificada como corderos. Mis hermanas son molestadas y violadas, mis hermanos torturados y

asesinados

permitido ayudar. A menos de 8 km de nuestra base, hay cientos de jóvenes Musulmanas presas en un campo de

concentración. La mayor parte de ellas dicen estar encintas por la violación de los Serbios. Hay sólo un puñado de guardias defendiendo el campo, y hay más de 400 soldados Musulmanes en el batallón Egipcio estacionado aquí. Difícilmente parece un desafío- un puñado de Četnici borrachos contra un plenamente armado batallón de

la República Árabe de Egipto

pero con órdenes de mi comando de no hacer nada. Si estamos para hacer nada, entonces, ¿porqué estar aquí? ¿Porqué estar tan fuertemente armados? Si estamos armados para defendernos a nosotros mismos, entonces me siento avergonzado como Musulmán de estarme defendiendo a mí mismo mientras hermanos y hermanas están siendo asesinados justo enfrente de mis ojos. Me siento frustrado de ser un soldado Musulmán que no puede hacer nada más que mirar a otros Musulmanes siendo muertos".

Si estudiamos el diario de Amira Halilović, una joven Bosnio-Musulmana de 16 años, nos volvemos testigos de

las terribles escenas ejecutadas por los Serbios Četnici contra civiles desarmados, indefensos e inocentes. Leamos atentamente sólo algunos pasajes de su diario. “Los Četnici fueron a la casa del tendero Safet de Vrbanjci, y masacraron a su familia: a él, su mujer, su hija, y dos cuñadas y no sé a cuantos niños. Ellos les asesinaron, a excepción de uno de los hijos, a quien le ordenaron caminar al frente de ellos así sería el primero en morir si hubieran disparos

A cada noche alguno desaparecía, y cada familia lloraba a alguien. Nos sentíamos perdidos. No podíamos

mostrar nuestra pena enfrente de ellos- aquellos temidos, odiados, desagradables Četnici, sedientos de nuestra sangre, violando nuestras mujeres, aterrorizando a nuestros niños. Nos fuimos quedando más y más exhaustos. De alguna forma tú empiezas a pensar en matarte a ti mismo. Bebiendo algo y nunca volviéndote a despertar

Escuchamos que los Četnici trataron de entrar a la aldea de Večići, que estaba bajo fuerte bombardeo. Ellos usaron mujeres y niños como escudos vivientes enfrente de los soldados. Ellos le dieron un cuchillo a un

muchacho de 16 años y le ordenaron asesinar a su propio padre. Cuando el joven se negó, cortaron el cuello de

su padre frente a él y luego también le asesinaron. Tiraron sus cuerpos en un montón de leña, y lo encendieron. Era como vivir una pesadilla

Los Četnici vinieron revisando todas las casas. Eran como lobos furiosos buscando una presa. Parecían estar drogados. Supimos que habían violado a una mujer, una pariente de mi tía. Al día siguiente ella vino a ver a mi tía. Ella estaba toda negra y azul por los golpes

Los Četnici —a todos ellos les conocíamos como vecinos— estaban a nuestro alrededor apuntando sus armas (a nuestros hombres). Yo estaba viendo sus últimos minutos. Nuestros hombres desarmados y mayores, estaban

absolutamente indefensos

empujaron adentro de la Mezquita. Tiraron unas pieles sobre ellos y les incendiaron. La puerta estaba cerrada así que no había manera de salir. Era demasiado horrible. Los Četnici estaban riendo y aullando: "Allá va una Mezquita !"

Ellos nos miraron (a las mujeres) con desprecio. Al oscurecer habían apagado las luces. Al entrar, encendieron un cerillo y apuntaron a las jóvenes mujeres. "¡Tú, tú y tú, vengan con nosotros! Una de las mujeres tenía un bebé y lloraba, pero tuvo que irse. Nunca en mi vida estuve tan asustada. La mujer no volvió en toda la noche. La quietud era interrumpida por quejas llenas de dolor. En la mañana ellas volvieron, una por una, no queriendo mirar a nadie en la cara. Estaban tan avergonzadas. Algunas de ellas tenían moretones, todas estaban ensangrentadas

Ellos son víctimas inocentes de esta agresión

estoy fuertemente armado, pero no se me está

me hiere estar aquí con el Poder y las Bendiciones de Allah, el Todopoderoso,

Los hombres estaban ensangrentados de los golpes sin misericordia. Los Četnici les

13

Después de que se fuera la Cruz roja, los Četnici volvieron y nos atacaron. Arrojaron a un joven llamado Zvonko como a un saco. Cortaron su carné de identidad en pedazos y se la hicieron comer. Luego continuaron pegándole hasta que vomitó. Le forzaron a beber petróleo. Cosas horribles. No sé como pudimos sobrevivir

En la primavera y verano de 1992, agencias humanitarias y las Fuerzas de Protección de la UN (UNPROFOR), fueron de los primeros en saber que los Musulmanes de Bosnia estaban siendo sumariamente ejecutados, y que habían sido instalados campos de detención en los cuales Musulmanes y Croatas eran asesinados y torturados. En Octubre de 1992, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pidió específicamente a las "organizaciones humanitarias internacionales", juntar, "información bien sustentada" acerca le graves transgresiones a la Convención de Ginebra, en la antigua Yugoslavia, y de someter las mismas a la Comisión de Expertos, ello para investigar e identificar casos para una posible acusación. El Consejo de Seguridad decidió establecer una corte criminal para procesar personas que cometieran crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en Yugoslavia. El conocimiento de los campos de detención dio por resultado la primera sesión de emergencia de la Comisión de Derechos Humanos y de la citación a Tadeusz Mazowiecki, un ex-primer ministro de Polonia, para investigar y sacar información pública de la situación. La Comisión de Derechos Humanos hizo claro que, al tiempo que los abusos pueden encontrarse en todos los lados, los líderes Serbo-Bosnios, y el Gobierno de Serbia, son "los principales responsables" por la política de "limpieza étnica" y la flagrante violación de derechos humanos perpetrada.

Estos horrendos abusos de los derechos humanos han llevado a cientos de miles de personas a buscar protección en países vecinos, y donde sea en Europa. En numerosos informes, Amnesty International a documentado matanzas arbitrarias, detenciones arbitrarias, tortura y malos tratos, cometidos en el proceso de expulsión por la fuerza a miles de Musulmanes de territorios bajo control Serbio. La organización ha documentado abusos de derechos humanos. Sus investigaciones confirman que la violación y el abuso sexual en Bosnia-Herzegovina se han extendido, y que en algunas instancias, ha sido hecho en forma organizada y sistemática. Algunas mujeres Musulmanas han sido detenidas con el propósito específico de ser violadas. Las víctimas principales han sido las mujeres Musulmanas y los principales perpetradores, miembros de las fuerzas Serbias. El 8 de Abril de 1993, la Corte Internacional de Justicia dictaminó que Serbia y Montenegro deben tomar todas las medidas posibles para detener el genocidio en Bosnia-Herzegovina; hasta ahora ellos no han acusado recibo de esta directiva.

La apatía de los "líderes mundiales"

Los líderes de la comunidad internacional, por mientras, no han hecho nada para detener la carnicería Serbia. En realidad, la han estimulado con sus huecas protestas, y sus proclamas a alta voz, negándose a contemplar el uso de la fuerza militar para expulsar a los agresores, y a restaurar la soberanía e integridad de Bosnia. Inclusive, "limpiezas étnicas" al estilo Serbio han sido llevadas a cabo por la UN misma, bajo el pretexto de "humanitarismo". José María Mendiluce, el Alto Comisionado de la UN para refugiados (UNHCR) de la antigua Yugoslavia, ha dicho que los Serbios Bosnios estaban "tratando de utilizarlos como instrumentos de la limpieza étnica", pero ha añadido que la UN no tiene otra posibilidad más que la de sacar de allí a la gente. "Nosotros no podemos detener esta guerra, cuyo fin es crear territorios étnicos homogéneos, así que lo único que podemos hacer es salvar tantas vidas como nos sea posible", declaró.

El Secretario General de la UN, Dr. Boutros Boutros Ghali, ha probado él mismo ser inerte e incompetente. Ha rechazado la idea de una fuerza Norteamericana para Bosnia antes de someterla a consideración. El no demostró emoción alguna frente al genocidio Bosnio, sólo se enfureció al sentir que los británicos le estaban maltratando. Aun más, perdió todo sentido de compasión hacia los Bosnios cuando fue insultado en las calles de Sarajevo, acusándolo de ser un asesino. Nader A. Hashemi, de la Universidad de Carleton, Ottawa, Canadá, en una carta publicada en Impacto Internacional en Abril-Mayo de 1993, ha observado que el énfasis vacío de la UN en sólo el aspecto de ayuda humanitaria, no es más que un patético intento de salvaguardar la conciencia de aquellas naciones que a gritos se opusieron a la agresión en Kuwait, aunque carece de una respuesta coherente y fundamentada sobre si debería ser contemplada para Bosnia.

"Levantar el embargo de armas, sólo exacerbará el conflicto", era el argumento standard, y llevó a más destrucción y muerte. Díganle esto a la diezmada población de Cerska, la que después de un año de rogar por intervención extranjera, esta ahora muerta, o huyendo, o en campos Serbios de concentración. La cuestión que

"

14

pide una respuesta de los proponentes del embargo es cuantas vidas podrían haberse salvado, cuantas menos

mujeres violadas, cuantas menos aldeas "étnicamente limpiadas", tendrían los Bosnios, si les hubiera sido

permitido defenderse a sí mismos?

sino también en París, Londres y Washington, puesto que ellos tenían los medios y el poder para darle fin a la carnicería y se negaron a hacerlo. "Complacencia es complicidad", recita un famoso dicho.

Por otra parte, las idas y venidas convenientes, del Presidente Norteamericano Bill Clinton, son bien conocidas.

El también es culpado por lo sucedido en Bosnia. En palabras de Jonathan Eyal, él ha "confundido su camino en la guerra de los Balcanes, hablando generalidades, negociando insultos y humillando la política exterior Rusa en

La culpabilidad, en mi opinión, no reside en Pale o Belgrado solamente,

los tratos

Como la mayoría de los Europeos, Clinton ha concluido que el silencio es la mayor cura para

Yugoslavia

No obstante que un estacionamiento de tropas en Yugoslavia ha sido recientemente preparado, los

futuros agresores en el mundo saben que el uso de la fuerza aun rinde, inclusive en Europa. La tarea de hoy no es pretender que los principios Occidentales permanezcan intactos en los Balcanes, sino como prepararse para otros conflictos. El veredicto: el primer desafío de Clinton en política exterior se encontró con aire caliente. Tratar de aprender como dirigir mientras el mundo arde, no es para lo que un presidente Americano es electo."

Los políticos Británicos, también, encabezados por John Major y Douglas Hurd, han sido negativos. Los Bosnios nunca se han sentido confortables con el papel del gobierno Británico en Bosnia y miran a los Británicos y a los Franceses como cómplices de su aniquilamiento. Klaus Kinkel, Ministro de Relaciones Exteriores, a decir de uno de sus colegas, ha estado privadamente comentando sobre Gran Bretaña y Francia, dos poderes del Consejo de Seguridad, acusándoles de "jugar juegos".

El Ministro de Relaciones Exteriores Inglés, Douglas Hurd, en una carta que apareció en la prensa Británica el 5 de Abril de 1993, trató de responder a una sugerencia de Noel Malcolm (The Daily Telegraph, 2 de Abril de 1993) de que los poderes Occidentales deberían levantar el embargo de armas a favor de los Musulmanes únicamente. Hurd argumentó que él no pensaba que esto funcionaría, porque entonces Gran Bretaña y otros países Europeos tendrían entonces que quitar las tropas de las "exitosas" escoltas de los convoys humanitarios, convoys que han mantenido con vida "a muchos miles de Bosnios, que según predicciones de los expertos, estarían ahora muertos". Todo el esfuerzo humanitario de la UN, tendría probablemente que terminar. Los amigos de los Serbo-Bosnios y de los Bosnio-Croatas tendrían pocos miramientos en rearmarlos. "Estaríamos en efecto diciendo: Aquí están las armas, ¡peleen! Esta es la política de nivelar los campos de matanza". Comentó Hurd.

Esto me llevó a responderle con una carta, fechada el 6 de Abril de 1993, que The Daily Telegraph, se abstuvo de publicar. En mi carta indiqué que la apología de Douglas Hurd, (Sabiduría oficial en Serbia, 5 de Abril) sobre la "deplorable y humanamente inaceptable situación en Bosnia , que era similar al holocausto infligido a los Judíos por los Nazis, "no era convincente viniendo del Secretario de Relaciones Exteriores de un país que se mantuvo en pié contra los perpetradores de los peores crímenes de la historia humana". Cuando el rico en petróleo Kuwait, fue invadido por Irak, los clamores de Douglas Hurd para intervenir fueron sin límites; pero cuando Bosnia fue invadida por Serbia, bajo el aspecto de una "guerra civil", provocada y perpetrada por Serbo-Bosnios, que recibieron su instrucción y ayuda militar desde Serbia, él optó y aun opta por soporíficos. Lamentablemente estos soporíficos han resultado en la muerte de 150.000 personas y en la expulsión de cientos de miles de inocentes, hombres, mujeres y niños, ciudadanos de un estado soberano e independiente, habiendo sido ello reconocido inclusive por el Reino Unido. El así llamado "embargo de armas" impuesto a los combatientes, y el "humanitarismo" de la UN están en una gran ruina. La única acción que puede frenar la carnicería de gente inocente es la intervención militar efectiva por la "comunidad civilizada internacional", como fue ejemplificado en la situación de Irak-Kuwait. El Reino Unido pagó muy caro la política de pacificación seguida en la gestación de la 2ª Guerra Mundial. ¿Está el Sr. Hurd preparado a arriesgar el mantenimiento de la paz en Europa contribuyendo a crear una cuestión como la Palestina con su política "neo-pacificadora"? Mi pregunta continúa sin respuesta.

Por mientras, una cantidad de académicos y miembros parlamentarios ingleses, han criticado también al Secretario de Relaciones Exteriores Británico. Mark Almond del Oriel College, Oxford, en una carta publicada en The Daily Telegraph del 7 de Abril de 1993, observó que Douglas Hurd se debería haber referido a la Conferencia de Londres (26 de Agosto de 1992) en la que él y el Primer Ministro blandieron su "principio de conducta

15

civilizada" (Firmada inclusive por el Dr. Karadžić, como John Major, en inconsciente imitación a Neville Chamberlain, orgullosamente enfatiza después de todo). Esto supuestamente era un substituto a la acción efectiva. Douglas Hurd ha sostenido regularmente las iniciativas Occidentales y de la UN dándoles oficialmente sus bendiciones, mientras asegura a Belgrado que "nadie piensa en usar la fuerza". Empero ha olvidado el mencionar que las tropas Británicas, como otros soldados de la UN, han sido humillados por la necesidad de pagar dinero de protección a las fuerzas Serbias, para llevar ayuda a través de sus líneas, concluye Almond.

Un grupo de Diputados Laboristas han acusado al Gobierno Británico de "apaciguamiento", deplorando la agresión y la "limpieza étnica" en los Balcanes, "patio trasero político y moral de Europa". "Debemos defender la idea de una sociedad plural, multi-cultural, multi-denominacional que Bosnia representa" ellos remarcaron. Mientras el Dr. A. H. Herman de Londres, en una carta publicada en el Financial Times el 20 de Abril de 1993, observa que, "si USA se hubiera refrenado de tirar petróleo al fuego y rehuido entregar armas al Reino Unido en 1940, y luego a la Unión Soviética, muchas vidas se habrían ahorrado, y la 2ª Guerra Mundial se habría acortado. Se podría haber enteramente evitado que el Reino Unido estuviera en el conflicto entre Hitler y sus vecinos. En verdad, si no deportados o enviados hacia arriba en una chimenea, habríamos ahorrado la pelea del Tratado de Maastricht: estaríamos viviendo en una unión Nazi".

"En Bosnia-Herzegovina", continuó el Dr. Herman, "lo que está en juego no son nuestros sentimientos, mas nuestro futuro. Srebrenica es el Munich de hoy. Se mantiene por el apaciguamiento de Rusia, cuyo imperialismo está sólo temporalmente sojuzgado. Habiendo sobrevivido a los zares, Stalin y Brezhnev, está ahora levantando nuevamente su cabeza al dar soporte a las conquistas Serbias. Y ello difícilmente se detendrá hasta que Serbia sojuzgue también a Croacia y Eslovenia de cuyo trabajo pesado se han acostumbrado a vivir. Como Munich en 1938, así es ahora Srebrenica. La política de apaciguamiento de este gobierno dará coraje para posteriores expansiones rusas -mediante el enfrentamiento de Rumanos contra Húngaros, Eslovacos contra Checos y Ucranianos contra Polacos. Vendrá un tiempo en que USA y el Reino Unido no serán capaces ya de dormir en paz y se verán forzados a tomar acciones más radicales que levantar un embargo de armas, mediante el cual están ahora ayudando a los Serbios a completar seguramente el genocidio y sin ninguna oposición efectiva. El peligro verdadero es que esta política de apaciguamiento, conducirá en cinco o diez años, a una 3ª guerra mundial.

James Mullan de Londres dio en el clavo, cuando en una carta publicada en The Independent el 15 de Abril de 1993, remarcó: "Cuando la primera bomba del Frente Bosnio de Liberación explote en una estación de buses o aeropuerto u hall de hotel en Francia, Alemania o Inglaterra, habrá una gran consternación, "que clase de gente es esta que hace volar en piezas a inocentes civiles?" Los encabezados gritarán, "¿Como pueden ellos justificar este empalidecedor acto?" La respuesta deberá ser encontrada en las caras de los niños que miran fijamente desde las partes traseras de los camiones repletos de las Naciones Unidas, las caras pueden estar vacías, pero sus mentes están llenas de las visiones de sus parientes muriendo y de los olores de la carne en putrefacción. No nos dejemos ilusionar que nuestra simpatía por las caras vacías, tan sincera como es, ha de mágicamente lavar la amargura, el aborrecimiento y el incontenible deseo de venganza. La ocasión para nosotros es escoger, o acabamos con este foco de injusticia y depravación ahora, o estaremos diez o veinte años drenando el pus, consecuentemente con actos espectaculares de violación.

Anthony Borden y Zoran Pajić dicen también en The Guardian el 27 de Abril que, para la mayoría de los observadores, la comunidad internacional ha sido vista como una caravana de "cobardía, confusión e incompetencia. La comunidad internacional es considerada cómplice en genocidio", ellos remarcaron.

La andanada de la Baronesa Thatcher

Si debiéramos singularizar una persona que ha atacado a los líderes occidentales, que han sido tomados por la inercia y la letargia, esa persona es la Baronesa Margaret Thatcher. El 13 de Abril de 1993, la Baronesa Thatcher atacó a la política Británica e internacional hacia el conflicto de Bosnia-Herzegovina, acusando a los líderes occidentales de ser cómplices de la masacre de miles de personas inocentes. Hizo un llamado a Occidente a armar a los Musulmanes Bosnios, y para bombardear objetivos militares y líneas de aprovisionamiento Serbias, si los "asesinos Serbios" no aceptaran el plan de paz Vance-Owen. Ella también denunció como "desgraciadas" las manifestaciones de Douglas Hurd, de que armar a los Musulmanes creará un "campo nivelado de matanza", y dijo estar avergonzada de la Comunidad Europea, por su fracaso al actuar. Bosnia era ya un "campo de matanza

16

del tipo del que nunca pensé volver a ver nuevamente en Europa", ella dijo. El fracaso de no tomar acciones más efectivas era "sin valor para Europa, sin valor para el Occidente y sin valor para los Estados Unidos".

Nada de lo hecho o dicho por Margaret Thatcher desde que dejó el 10 de Downing Street ha tenido tan

devastador impacto como su andanada verbal contra las políticas Británicas y Europeas en Bosnia

Rifkind, el Secretario de Defensa, no obstante, ha sugerido que la idea de una intervención de la UN, es una locura. Luego describió lo manifestado por Lady Thatcher, como un "extravío emocional", lo que fue muy infortunado, viniendo como fue de una persona de familia judía. Después de todo, la Baronesa Thatcher estaba sólo articulando el sentido profundo de vergüenza colectiva que crecía en el pueblo Británico al tiempo que veía las atrocidades de Bosnia reveladas.

De acuerdo a David Ceserani (The Guardian, 16 de Abril de 1993), Malcolm Rifkind estaba enfrentado a un dilema. Su padre había emigrado a Escocia desde Lituania; su suegro dejó Polonia durante la guerra. Con sus raíces familiares judías en la parte de Europa más devastada por los Nazis, la tragedia de los judíos se sentó sobre sus espaldas. Pero escuchar al Secretario de Defensa diciendo que no hay nada que pueda hacer su "brillante arsenal de millones de libras al enfrentarse con unos pocos miles de Serbios", como indicara Andrew Marr en The Independent del 15 de Abril de 1993, es increíble. Rifkind ha persistentemente estirado el cumplimiento de las sanciones. Esto es extraño viniendo de una persona que, el 23 de Octubre de 1985, hablando en la Cámara de los Comunes en Sudáfrica, declaró: "Debemos aprender de las lecciones de la historia. Conocemos perfectamente bien que las sanciones económicas, incluyendo las sanciones amplias, obligatorias, nunca han tenido el efecto deseado."

De hecho, Marr cree que el gobierno Británico ha llegado peligrosamente cerca de decir que los Musulmanes son los que están prolongando la guerra. Es esta exactamente la idea adelantada por Corelli Barnett de Cambridge en su carta al The Daily Telegraph del 16 de Abril de 1993, en la cual se refirió al establecimiento de un nuevo equilibrio del poder en Bosnia: "La forma más rápida para un nuevo equilibrio de poder, como están las cosas", él manifestó, "es para los Serbios el tomar el territorio que ellos quieren. La forma más efectiva de demorar un tal equilibrio de poder, y con él las posibilidades de paz, es ayudar a los Musulmanes Bosnios, prolongando así el conflicto. Esta es una materia de dinámicas de guerra; "justicia" o "justificación" no entran en ello". Que mentalidad escolar; y aún sus predicciones se han vuelto o están por volverse verdaderas.

Los estados soberanos tienen el derecho de auto defenderse, como está reconocido en el Artículo 51 de la Carta de la UN, que manifiesta que nada en la Carta podrá dañar al derecho inherente de los individuos a la auto- defensa colectiva. ¿Por qué, entonces, han sido los Musulmanes dejados sin medios de implementar tal derecho contra un vicioso agresor?

En las palabras de Lady Thatcher, nada hay moral o bueno en esto. Su apasionado ataque a la estrategia Occidental hacia la matanza en Bosnia ha ciertamente tocado una cuerda resonante. Pocos podrán discordar con su tesis que la política corriente Occidental de "alimentar personas dejando que sean masacradas", ha cesado de ser sostenible.

Fue, entonces, del todo bueno para los ministros Británicos, simplemente despachar las palabras de la Baronesa Thatcher como "desvarío emocional"? La política Occidental hacia Bosnia ha sido más que inefectiva. Haciendo amenazas contra los agresores, sin la voluntad de respaldarlas con la fuerza, ha contribuido al expansionismo territorial Serbio. Si la comunidad internacional continúa estando al costado, buscando cubrir su dignidad con la cada vez más andrajosa hoja de higo del plan de Vance-Owen, ahora abandonado, la apropiación de tierras continuará hasta que la gran mayoría de los Bosnios Musulmanes hayan sido desarraigados de sus hogares.

El 13 de Abril de 1993, en una carta a Lady Thatcher, le aseguré que sus manifestaciones en la situación de Bosnia fueron recibidas por aquellos profundamente concernidos por los eventos de aquel país, no como "desvarío emocional" mas como "palabras de sabiduría".

Los prospectos de una intervención

Las críticas de Lady Thatcher liberaron el debate sobre la alternativa de una intervención militar en Bosnia, señalando la indecisión o las tácticas dilatorias, u obstrucciones causadas principalmente por Francia y Gran

Malcolm

17

Bretaña. Uno de los artículos más castigadores sobre intervención y política Británica hacia Bosnia fue el hecho por S. A. Moid. Escribiendo en Impact International (Mayo-Junio 1993), observa: "El gobierno Británico ha empleado todos los argumentos concebibles, aunque sean débiles y falaces, para mantener su inexorable posición de que prácticamente nada puede ser hecho para restringir a los Serbios de saquear y asolar Bosnia. En el terreno montañoso de Bosnia, dicen, cualquier intervención militar, como en Vietnam, será una misión imposible, y ciertamente no tendrá éxito en subyugar a los Serbios a quienes incluso Hitler, reclaman, no pudo pacificar. Aunque este argumento, como lo indica el Profesor Norman Stone, es polémico:

“Alemania atacó Yugoslavia en Abril de 1941 y ocupó al país entero en cerca de diez días con la pérdida de 166 hombres. La guerrilla partisana, usando armas provistas por los Británicos, comenzó en Agosto de 1943 e inmovilizó a sólo seis divisiones alemanas, de las cuales dos eran Croatas con oficiales Alemanes y las otras tres estaban integradas por hombres de edad; "el ejército de los papás", quienes eran voluntarios territoriales. Había sólo una división Alemana, la SS Prinz Eugen”. (The Sunday Times, Agosto 16 de 1992)."

"Todo el argumento carece de bases", sigue Moid. "Enfrentada con una masiva fuerza militar que Occidente puede llevar a Yugoslavia, económicamente estrangulada por un ajustado bloqueo, y acobardada por el completo control aéreo de los aliados, es inconcebible que Serbia tenga el estómago para pelear. Los Británicos no sólo han bloqueado cada posible movida para jaquear la rampante agresión Serbia, sino que también han anunciado en voz alta que ninguna acción militar puede ser hecha o será hecha contra los Serbios, asegurando de esta forma a los Serbios, una y otra vez, que pueden continuar con su matanza con impunidad. Una y otra vez también, las voces se han levantado en las reuniones de la Comunidad Europea (EC), la Unión Occidental Europea (WEU), la Conferencia de Seguridad y Cooperación en Europa (CSCE), la NATO y en América, contra la agresión Serbia, pero Douglas Hurd está siempre ahí presto y listo para argumentar contra todo tipo de acción útil."

En referencia a las atrocidades Serbias, Moid observa: "El Secretario Británico de Relaciones Exteriores Douglas

Hurd parece tener una visión muy natural de todo esto. No hay nada nuevo en las violaciones masivas, en el fusilamiento de civiles, en el incendio de ciudades y aldeas; dijo al Royal Institute of International Affairs el 26 de

Enero de 1993

destrozos Serbios; ellos han hecho también lo mejor para obstruir cada intento Americano de aliviar el sufrimiento de los Musulmanes Bosnios. Los refuerzos a la zona de prohibición de vuelos, el lanzamiento de

provisiones humanitarias, la creación de áreas seguras para los Musulmanes amenazados por el fuego de tanques

y de la artillería Serbia, el propuesto bombardeo en selectas líneas de provisión de armas Serbias, el levantamiento

y el embargo de armas contra los Musulmanes, a todas estas iniciativas se ha celosamente opuesto el gobierno de Major. Primero alzaron el espectro de un veto Ruso en el Consejo de Seguridad, pero cuando los Rusos parecieron aceptar que los Serbios habían ido muy lejos, amenazaron con usar su propio veto en el Consejo de

Seguridad!"

Noel Malcolm, por otro lado, observa: "Decir que el gobierno (Británico), está paralizado por la indecisión puede ser un poco confuso. Un hombre paralizado está inmóvil pero este gobierno ha estado saltando hacia adelante y atrás como una marioneta en una cuerda. Hace sólo cuatro meses era despreciativamente excluyente de "aquellos que hablan fácilmente acerca de bombardear desde el aire"; ahora el Sr. Rifkind nos asegura que "tipos específicos de acciones militares, particularmente desde el aire, pueden a veces eliminar las fuentes de la

agresión"

varias de las así llamadas, facciones, como si la insurgencia Serbia y el gobierno Bosnio tuvieran reclamos a los cuales debemos igual peso. Para decirlo sin rodeos, llegamos al punto en el que tenemos que decidir en que lado estamos "

Por mientras, el 15 de Abril, The Daily Telegraph, publicó el resultado de la encuesta Gallup, que indicaba que había un extendido soporte a los puntos de vista de Lady Thatcher, entre el público en general, aún antes que ella hablara. Cerca de dos tercios de los encuestados por Gallup, 61%, creían que sería deseable el enviar una fuerza internacional a Bosnia para tratar de forzar un tratado de paz. Aquellos a favor de la intervención sobrepasaban a aquellos que se oponían, 22%, por cerca de tres a uno. Una encuesta de Mori para el programa de televisión Panorama el 19 de Abril , indicó que el 64% respaldaban el envío de una fuerza internacional. Esta encuesta indicó los sentimientos del público Británico. De acuerdo a la encuesta del Eurobarómetro para la EC en Mayo

Los Británicos han eliminado exitosamente cada movimiento Europeo para enfrentar los

Debemos dejar de pretender que estamos negociando con mano blanda y diplomáticamente con

18

de 1993, el 55% de todos los ciudadanos de la EC apoyaban la intervención militar, con sólo un 28% en contra. Solamente en Grecia y Dinamarca habían mas personas opuestas a la intervención que las que estaban a favor. La encuesta se realizó sobre 13.000 personas en los doce países de la EC.

Aquellos que estaban a favor de la intervención se incrementaron, especialmente después que los Serbo-Bosnios hicieron el mas fuerte ataque de artillería en la ciudad de Srebrenica, el 12 de Abril de 1993, 15 minutos después que los aviones de la NATO comenzaran a imponer las restricciones al vuelo sobre la república. Al menos 56 personas fueron muertas, incluyendo 15 niños, en un bombardeo de artillería de 49 minutos al centro de la ciudad. Este fue el peor ataque testimoniado por observadores en Bosnia desde el comienzo de la guerra. El pequeño equipo de observadores militares canadienses de la UN estacionados en Srebrenica ayudaron a transportar a los heridos y moribundos al improvisado hospital de la ciudad en vehículos de la UN. Furiosos, los oficiales de la UN condenaron a los líderes Serbo-Bosnios por este ultraje. Larry Hollingworth, del UNHCR, dijo: "Espero que el comandante militar que ordenó el bombardeo sobre Srebrenica arda en el lugar más caliente del infierno. Los soldados que transportaron y dispararon las bombas, espero que tengan pesadillas por el resto de sus vidas. Espero que sus sueños se vean interrumpidos por los gritos de los niños y el llanto de las madres". El dijo que, cuando los Serbios tomaron pueblo tras pueblo en su avance sobre Srebrenica, más y más gente fue forzada a entrar a la ciudad sitiada, "donde tenían alguna elección, a más de ser transportados como ganado, o degollados como ovejas."

El bombardeo de Srebrenica era la respuesta del comandante Serbio a la implantación de la zona de exclusión aérea sobre Bosnia. La zona de exclusión fue ordenada por el Secretario General de la UN el 9 de Octubre de 1992, pero no fue implementada hasta Abril de 1993. Era sólo un ejercicio cosmético, con poco efecto en la lucha, acorde al general Philippe Morillon, el Jefe Comandante de las fuerzas de la UN en Bosnia. La zona de exclusión no tenía propósito militar, esta fue impuesta para calmar a los sectores que reclamaban "hagan algo", en América, y era cierto que produciría una violenta respuesta. "Los 56 cuerpos de Srebrenica deben haber sido parte de sus cálculos", declaró Simon Jenkins en The Times el 14 de Abril de 1993. "Ellos son un memorial a la insensibilidad de las tácticas de sitio de los Serbo-Bosnios. Son también un memorial a la bancarrota del intervencionismo de sillón en los Balcanes".

Simon Jenkins continuó observando: "Durante los pasados 6 meses la política Occidental con Serbia ha sido

contra-productiva. Cada movimiento ha alimentado la máquina de la expansión Serbia, a la vez haciendo esta

expansión más criminal y menos liberal

miembros a lo largo de su existencia. El nuestro es un juego de engaño. No se puede permitir el éxito de la

agresión Serbia, dice el Gobierno Británico. Pero está siendo permitido su éxito. La limpieza étnica no puede ser recompensada, dice la administración Clinton. Pero los camiones de la UN se mueven alrededor de Bosnia a nuestras expensas, expulsando a miles de Musulmanes de sus ciudades y pueblos". Ha llamado locura el que la UN y USA fueran a vigilar la tormenta étnica que ha de acompañar al fin de la antigua Unión Soviética, y remarcó, "En este momento en el Cáucaso, los Azerbaijanis están siendo sangrientamente “limpiados” de lo que parece se volverá la Gran Armenia. Miles están muriendo. ¿Es este el próximo test a la potencia y credibilidad de

los Americanos, la OTAN y la UN? Sospecho que no

Azerbaijanis, una atrocidad es menos atroz cuando no es cometida sobre un Europeo."

La prensa Británica sabe que si a los Serbios se les permite seguir con lo que están haciendo, matarán más personas, extenderán sus conquistas, y destruirán los remanentes de credibilidad de la alianza Occidental. El precio de la intervención debe no obstante, ser balanceado contra el ciertamente alto costo de no hacerlo. Los líderes Serbios han aprendido que pueden darse el gusto de mirar a la OTAN, la EC y la UN, con desprecio. Lord Owen les ha descrito como "confiados y engreídos". Así deberán ser ellos. Ellos han jugado alrededor de los diplomáticos y políticos Occidentales. Han mantenido la ilusión de una negociación mientras continúan con su agresión, han firmado incontables ceses de fuego que no tienen intención de cumplir, han sorteado sanciones con despreciable facilidad, roto casi toda regla de guerra con impunidad, burlado todos los standard de comportamiento civilizado y manipulado sus propios medios de comunicación de forma que aún gozan del soporte de su pueblo. Puesto que estos logros se deben más a la ineptitud Occidental que a la pericia Serbia, sus consecuencias a largo plazo deberían provocar a los hacedores de políticas Occidentales tanta atención como el inmediato sufrimiento del pueblo de Bosnia. "La historia tiende a mostrar que la humillación a las potencias

Hemos visto una de las peores planificaciones políticas de la UN y sus

Como lo están comprobando los Armenios y

19

demanda altos precios en alguna posterior oportunidad. Así sucede con el fracaso en detener la agresión. Es por ello que para la salida hay que considerar la realpolitik tanto como al humanitarismo", señaló The Independent el 19 de Abril de 1993.

Los roles de la Comunidad Europea y Rusia

La EC, no ha mostrado ningún Europeísmo en el conflicto. Su única preocupación es, no el detener la carnicería sino, quien debe tomar tantos refugiados, o como compartir los costos. "Puede no haber una mayor demostración de la verdad como un comunicado preparado por la Comisión Europea, lamentando que Europa estaba a mucha distancia de ser una super-potencia y permanecía bajo la sombra de los Estados Unidos". Sugirió Andrew Marshall de The Independent. Bosnia es supuestamente un estado soberano reconocido por los Estados Unidos, la EC y el mayor número de los estados miembros de la UN; pero el plan urdido por Cyrus Vance y Lord Owen apunta a parcelar al país. El plan, que divide a la República de Bosnia Herzegovina en diez provincias semi-autónomas, implica no reconocer la limpieza étnica. Así al 31% de los Serbios, a quienes se ha permitido ocupar el 70% del territorio de la república, y aun presionan por conseguir más, les sería asignado el 45% del territorio por el plan de Vance-Owen. El 48% de Bosnios Musulmanes, deberían ser ubicados en el 28% del territorio, lo que significa que se les ha pedido dar el 20% de su tierra natal a los agresores.

Hasta el investigador de derechos humanos de la UN, Tadeusz Mazowiecki, declaró el 19 de Mayo de 1993, que el plan de Vance-Owen de partición de Bosnia ha acelerado la limpieza étnica. El antiguo Primer Ministro de Polonia dijo que el fracaso Occidental en detener las violaciones a los derechos humanos por los Serbo-Bosnios ha creado un "precedente de impunidad" que ha alentado a los Bosnio-Croatas a cometer crímenes similares. Él criticó "la falta de una respuesta internacional" para oponerse a la política de limpieza étnica. Es una pena, no obstante, que el Presidente Bosnio Izetbegović cedió a la fuerza y aceptó la división de Bosnia en numerosos cantones que crearán problemas de seguridad en el futuro. Los Serbios están determinados a establecer un mini- estado Serbio, en más de la mitad de Bosnia —incluyendo Srebrenica—; y el plan de Vance-Owen, urdido en la guerra Croata y Serbia apunta en esa dirección, por el tácito reconocimiento de la división de Bosnia según líneas étnicas.

El plan de Vance-Owen es un intento de compromiso entre los deseos del agresor y de la víctima: la partición étnica de facto de Bosnia, para satisfacer a los Serbios, y la preservación de jure del estado Bosnio para salvar la conciencia del gobierno legítimo. Aun si este plan es aceptado, los Serbios continuarían con su limpieza étnica en los cantones asignados a ellos (tal como lo hicieron en las áreas de ocupación Serbia de Croacia, bajo "control" nominal de la UN) y antes de mucho tiempo, estas áreas se habrán vuelto parte de un Gran Estado Serbio. Noel Malcolm del Daily Telegraph (30 de Abril de 1993) señala: "Los futuros historiadores van a agitar sus cabezas con descreimiento cuando pesen el daño que este mal concebido plan ha causado. Las infructuosas negociaciones que este ha engendrado ha simplemente dado a los Serbios oportunidades para perder el tiempo mientras ellos continúan con su campaña de asesinatos y expulsiones. Durante los pasados cuatro meses, el plan de Vance- Owen ha llevado a un serio empeoramiento del conflicto, al estimular a Croatas y Musulmanes a pelear uno contra otro por territorio. Esto ha dado a los Serbios una ventaja extra, rompiendo a la coalición que hasta entonces se les oponía."

Acorde a Jonathan Eyal, aun si las partes del conflicto Bosnios aceptaron finalmente el plan de Vance-Owen, es difícil que la paz vuelva a los Balcanes. El plan ha eludido a las salidas en los Balcanes. Occidente, de acuerdo a Eyal, tuvo sólo dos elecciones: o el despachar una fuerza masiva con la tarea de mantener Bosnia unida, o la aceptación de la irrevocable división de la República. La primera requería un compromiso que nadie quería dar; la segunda del abandono de principios que nadie quería comprometer. El resultado? El plan de Vance-Owen que no era sino un mito envuelto en locuras. En esencia el plan aceptaba los hechos en el terreno, pero pretendía que estos no tuvieran consecuencias a largo plazo. Fue un sin sentido en todos los niveles. Lo que el plan de Vance- Owen estaba pretendiendo hacer era limpiar el cargo de conciencia de Occidente. Eyal predijo que el plan de Vance-Owen fallaría, y que la paz permanecería como un mito.

Por mientras, al menos un país de la EC, Grecia, es supuesto de estar aprovisionando a Serbia con materiales de guerra y rompiendo el embargo. Hay un movimiento a gran escala de materiales por tierra a través de Macedonia, mientras la administración Griega de Chipre del Sur también participa en la ayuda a Serbia. El Primer Ministro

20

Griego Constantine Mitsotakis , está en estrecho contacto con el Presidente Serbio Slobodan Milošević, con el que tuvo un encuentro el 6 de Abril de 1993 en Belgrado. Por otra parte el Presidente de Grecia Constantine Karamanlis, el 12 de Abril castigó la imposición de la zona de exclusión aérea en Bosnia por la UN. Su declaración refleja el sentir Griego sobre la forma en que Serbia es tratada. Grecia tiene fuertes lazos con la Serbia Ortodoxa y sus buenas relaciones se remontan a su alianza durante la guerra de 1912-13 en la guerra Balcánica contra el Califato Otomano. El líder Serbio Slobodan Milošević ha recientemente repetido el llamado para que los dos países se junten en una confederación. Grecia y Serbia están separadas por la anterior república Yugoslava de Macedonia a cuyo reconocimiento Atenas se ha continuamente opuesto por objeciones a su nombre.

El 18 de Abril, el Gobierno Griego prohibió a los aviones Turcos volar sobre Grecia para ayudar al bloqueo aéreo de la UN sobre Bosnia. La continua reticencia Griega para aislar a Serbia ha minado en forma crónica la política Europea y Occidental hacia Belgrado y el régimen Serbio de Slobodan Milošević. Los Griegos han dicho que se oponen al envolvimiento de un país Musulmán como Turquía por temor a que esto ha de estimular a los fundamentalistas Musulmanes en el corazón de Europa. "Es un secreto abierto que Grecia piensa que Serbia es su mejor aliado en los Balcanes", dijo una fuente, haciendo notar que Atenas ha sido acusado de estar abriendo una brecha al embargo de petróleo contra Belgrado. Es interesante notar aquí que The Financial Times el 15 de Junio de 1993 publicó una fotografía mostrando al líder serbio Radovan Karadžić besando la mano del Arzobispo Serafim, líder de la iglesia ortodoxa griega, durante su visita a Atenas el 14 de Junio. Karadžić participaba de una gira para recaudar fondos para los Serbo-Bosnios. Por otra parte, Turquía, en contraste con Grecia, está a favor de una acción inmediata para armar a los Musulmanes Bosnios.

El otro país que está ayudando a Serbia es Rusia, según The Independent el 15 de Abril de 1993, hay cerca de mil voluntarios rusos en el ejército Serbio. Las autoridades Serbo-Bosnias han prometido pagar una pensión a la familia de cada voluntario Ruso muerto en acción. La venta de armas Rusas a los Serbios está valuada en varios millones de dólares. El sentimiento pro-Serbio está en alza en Rusia. Los Serbios, como los Rusos, son cristianos ortodoxos, y la imagen del gobierno Serbio-autoritario, ex-comunista y en permanente cruzada por las minorías compatriotas fuera del país es un llamado al nacionalismo Ruso.

A pesar de la escalada de las sanciones, y la amenaza de intervención militar, los Serbios creen aun que Rusia les rescatará de las garras de Occidente. Serbia aparece convencida que USA, enfrentados a una elección entre Bosnia y Yeltsin, no ha de forzar a Rusia a oponerse a Serbia, su aliado tradicional y la favorita de los nacionalistas Rusos. Radovan Karadžić a menudo advierte que la guerra en Bosnia es el comienzo de la tercera guerra mundial, y cree que Rusia enfrentará a Occidente en los Balcanes. "Ayúdennos a escapar del ghetto en el cual los poderes del infierno nos han encerrado", decía una carta a diputados parlamentarios Rusos enviada por políticos Serbios y líderes e la iglesia ortodoxa, publicada recientemente en Večernje Novosti, un diario de Belgrado. "Que sus botes naveguen las aguas del Danubio y el Adriático. Que sus aviones aparezcan en nuestros cielos. Rusia ha estado siempre con Serbia, y lo estará, desde el Pacífico al Adriático". Si esto no resume el concepto de Paneslavismo, entonces ¿qué es?

El papel de la Ummet

Los países de la OIC, han sido los más patéticos e impotentes. Parece que la mayoría de los países Islámicos sufren de "síndrome de deficiencia de confianza adquirido". Ellos tienen confianza en su propia habilidad para pensar y actuar al unísono. Su inseguridad moral e intelectual está compuesta por las amenazas físicas a su identidad e integridad. Los estados Musulmanes se mantienen aún marginalizados. El próximo paso puede ser la "Bosnianización", si ellos no toman seriamente sus responsabilidades y actúan para parar la carnicería en Bosnia. ¿Ha actuado la OIC con fuerza y unidad, en vez de cómo bull-dog sin dientes, y ha dejado claro que una tan evidente agresión y genocidio era inaceptable? Es dudoso puesto que el mundo se ha comportado muy dura e indiferentemente.

Simon May, en una carta publicada en The Independent del 27 de Abril de 1993, refleja el sentimiento de mucha gente. "Donde están las voces de las grandes religiones en la carnicería de Bosnia?" pregunta; "¿Donde está el papa y todos sus obispos? ¿Donde está la renacida iglesia ortodoxa Rusa? ¿Donde están los líderes Musulmanes? ¿Porque no están todos en Bosnia, ordenando, en el nombre de su Dios único, el cese del baño de sangre,

21

parados en el campo de batalla, arriesgando sus vidas, ordenando a sus co-religionarios, a bajar sus armas y amar

a su Dios?

los Nazis estaban matando a los judíos Europeos en el mayor holocausto de la historia mientras la iglesia católica,

para no mencionar las fes ortodoxa y Musulmana, permanecían en silencio". Probablemente May no sabe que los Musulmanes no permanecieron en silencio; ellos protestaron contra el genocidio judío, y de hecho, Turquía, un país Musulmán, ayudó a salvar a miles de judíos de las manos de los Nazis.

Por mientras, el príncipe Sadruddin Aga Khan fue tan conmovido por las atrocidades Serbias y la insensibilidad Europea, que en su declaración a la BBC radio en abril de 1993, declaró: "Hemos llegado a los límites de la

, ojos sin creer, al examinar cómo la Europa civilizada pudo permitir tales atrocidades, cometidas no mas lejos que en su puerta de entrada. Esto, recuerden, era para haber sido una nueva era en la cual el veto de la Unión Soviética no perturbaría más las cuestiones internacionales, en la cual las Instituciones Pan-Europeas andarían por sí mismas, extendiendo su influencia civilizadora hacia el este para enseñar a áreas menos afortunadas a como opacar los conceptos obsoletos de nacionalismo. En su lugar , la comunidad internacional ha retorcido sus manos mientras decenas de miles de Bosnios han sido torturados, asesinados, violados, sometidos a privaciones y echados, a plena vista de las cámaras de televisión, y al alcance de las ampliamente superiores fuerzas de la alianza Occidental. Raramente puede haber habido una peor traición a todo lo que Occidente exige mantener."

La masacre de Ahimići

Hasta el arrebato humanitario del Príncipe Sadruddin es suave en su contemplación de las monstruosidades Europeas, especialmente a la luz de lo sucedido en Ahimići (Šantići), una aldea de Bosnia, como lo describe Ian Traynor en The Guardian el 21 y 22 de Abril de 1993. En la aldea de Ahimići (Šantići) los comandos Croatas hicieron una cacería de Musulmanes, asesinando a muchos, cuando intentaban huir aterrorizados de la tierra que habían habitado y mantenido por cientos de años. La calle principal de Šantići era una vista general de la destrucción, cada casa fue reducida a escombros y despojos. En todos los lugares había despojos de mujeres y niños, todos Musulmanes asesinados por los Croatas. "Lo que está sucediendo en este momento es que se están volviendo locos, todo el mundo está loco", dijo el Coronel Bob Stewart, Comandante de las fuerzas Británicas allí. Un oficial recuperó diez cuerpos, inclusive los de una mujer y un niño, de un terreno en la aldea de Ahimići. Los asesinatos parecieron haber sido particularmente brutales, muchos de los campesinos fueron ejecutados sumariamente a corta distancia." Estos Croatas son locos, cuando entran a un pueblo le tiran a todo lo que se mueve", dijo un soldado británico. "Son muy minuciosos en su limpieza étnica. En un pueblo le dispararon incluso a las gallinas, una a una, un balazo en la cabeza":

vergüenza

Este es su tiempo (de las religiones) de redimir su aún no reconocida bancarrota moral de cuando

los fundamentos morales de la UN están en peligro

Los

historiadores del futuro se frotaran los

En el centro de Šantići, la Mezquita fue hecha pedazos, el Minarete estaba invertido como una caña rota, el área estaba llena de escombros de metales y cemento. Parecía haber sido detonada desde dentro. Ni una casa Musulmana fue conservada. Metódica y sistemáticamente los escuadrones de choque fueron por la aldea, volando al menos 50 casas. Era una banda de 15 o 20 hombres armados embriagados con Šljivovica (brandy de ciruelas). Fueron por el pueblo casa por casa, tirando granadas a través de las ventanas, tirándoles a la gente cuando huían de sus casas ardiendo, de acuerdo al Teniente Mark Jones del 9/12 de Lanceros. En Šantići los Lanceros recuperaron los cuerpos de entre 30 y 40 Musulmanes, y los llevaron a una morgue en Travnik. "Es absolutamente brutal" dijo el Teniente Jones, "encontramos cuerpos dentro de las casas, fuera de las casas, en cobertizos. Con un hombre trabajaron ascendiendo por su cuerpo. Le dispararon a sus dos rodillas, luego el vientre, el pecho, y lo acabaron con una bala en la cabeza."

En todos los lugares en la región, las 700 tropas británicas han encontrado signos impactantes. Algunos soldados han reportado ver a civiles a quienes disparaban a sangre fría; encontrar a un joven abrazado a su perrito, ambos impactados a corta distancia, de mujeres que fueron fusiladas abrazando a sus bebés. "Familias enteras fueron asesinadas. Mis hombres han visto niños a quienes dispararon en los brazos de sus madres", dijo el Coronel Bob Stewart. El mayor Martin Waters, vocero del ejército Británico en Vitez dijo que ha habido terribles atrocidades. "Mujeres y niños han sido asesinados. Los soldados aquí han sido testigos de horribles visiones que permanecerán en ellos por el resto de sus vidas." Hubo informes de violaciones de grupo a mujeres Musulmanas. La destrucción hecha por los Croatas era una imagen de espejo de aquella visitada en muchos de los

22

asentamientos Musulmanes del norte de Bosnia por criminales Serbios. ¿Es esto civilización Europea?, ¿es esto civilización cristiana?

Las "áreas seguras"

Cuando la UN, que fracasó en intervenir para detener la carnicería en Bosnia, llevó adelante la idea de "áreas seguras", hubo una masiva protesta en contra de este concepto. "Estas así llamadas, áreas seguras, son de hecho abominaciones, política, moral y físicamente", indicó The Independent el 26 de Mayo de 1993. "Excepto unos pocos, el resto no han de ser sino superpoblados y escuálidos campos de refugiados, enteramente dependientes de la ayuda internacional por el visible futuro. Sus adultos estarán desempleados; sus niños, ahora volviéndose salvajes, desentrenados para todo lo que no sea terrorismo. Estas permanecerán como una fuente crónica de conflicto; una bofetada en la cara de Europa y un duradero reproche a la invertebrada confusión de esa amorfa entidad que gusta llamarse a sí misma, la comunidad internacional."

"Los Musulmanes Bosnios serán dejados con un Lesoto Bosnio." Dragoslav Rančić, un líder Serbio, manifestó recientemente a la luz del acuerdo hecho por USA, Rusia y Europa occidental para fijar seis "áreas seguras" para las Bosnios Musulmanes, sus palabras han dado prueba de ser proféticas. Tuzla, en el norte de Bosnia, mostró el perfil de las cosas por venir. Superpoblado sin esperanza, encerrado entre Serbios y Croatas hostiles, golpeado por la pobreza, y enteramente dependiente de la ayuda internacional, con una alta tasa de nacimientos y una joven población, mini-Bosnia se veía listo como para volverse tierra de cultivo para terrorismo, para algunos, para otros, afrenta a la libertad, e inestabilidad en el corazón de Europa.

Otras "áreas seguras", también, han de volverse ghettos, fuentes de enfermedad, y de lo que periodistas Occidentales llaman "fanatismo". Más de medio millón de Musulmanes Bosnios viviendo en cinco pequeñas "áreas seguras", dependerían enteramente para su supervivencia de la caridad internacional, por los años, sino por las décadas a venir. Si Occidente piensa que puede acabar el conflicto en Bosnia, consignando a los Musulmanes en un puñado de "áreas seguras", está cometiendo un gran error. En unos pocos años, los niños que viven allí, se volverán furiosos y vengativos adolescentes, odiando a los Occidentales que a la vez les alimentaron y traicionaron, tanto como odiarán a los Serbios y Croatas que les tomaron sus casas, sus padres y sus amigos.

El 24 de mayo de 1993, acusaciones de "apaciguamiento" y "traición" fueron levantadas en la Casa de los Comunes, cuando un grupo de Diputados, que han sostenido a una acción más fuerte para proteger a los Musulmanes Bosnios, reaccionaron furiosamente al plan de las "áreas seguras". Patrick Cormack, Diputado conservador por Stafford Shire, puso al Ministro de Estado de Relaciones Exteriores, Douglas Hogg, a trabajar al proclamar que el Gobierno Británico no ha aceptado el que la agresión deba ser recompensada, y que las sanciones contra Serbia serán mantenidas hasta que los Serbo-Bosnios abandonen las áreas Musulmanas. Cormack dijo que Occidente ha sido juzgado y encontrado ausente en la prueba perdida de la era post-Guerra Fría. En el pasado año, 250.000 Bosnios han sido asesinados, 250.000 personas desplazadas y muchas miles

violadas; "qué consuelo puede su declaración (del Ministro) ofrecer a este pueblo?" En respuesta a la requisición laborista, Hogg replicó: "Esta es la mayor tragedia, el mayor crimen que Europa ha visto desde la Segunda

Guerra Mundial

Robertson, el vocero de Relaciones Exteriores del Partido Laborista, sugirió que el plan propuesto por los Ministros del Exterior de Gran Bretaña, USA, Rusia, Francia y España era "sólo una receta para crear cinco o más campos permanentes de refugiados". Max Madden, diputado laborista por Bradford West, dijo: "El mensaje de este acuerdo a los agresores y "limpiadores étnicos" del mundo es "Hagan lo peor, no tienen nada que temer de la UN y de la comunidad internacional excepto farsas, bravatas, demoras y temblores." Este acuerdo representa una traición masiva al pueblo de Bosnia."

Aparentemente la agresión es rentable. A menos que los intereses vitales de Occidente estén amenazados, no se puede confiar en Occidente. Carece de un propósito moral más amplio que le conduzcan a guerras de otros pueblos. El así llamado "nuevo orden mundial", en las palabras de Andrew Marr de The Independent, es "un absurdo pretencioso". La EC, lejos de ser un superpoder en espera, huye de su propio patio trasero, el Presidente Americano Bill Clinton ha probado ser débil y no creíble. Todas estas conclusiones son razonablemente inferibles de la decisión de aceptar que los Serbios hayan tomado aquellas partes de Bosnia que ellos quieren.

Puedo yo traer consuelo? La respuesta es ‘no’. Quisiera poder pero no puedo." George

23

Todas las palabrerías acerca de no recompensar la limpieza étnica, han quedado expuestas como una torta caliente. "Hay alguien que no esté avergonzado a las felicitaciones que nos están llegando ahora de Radovan Karadžić? Su abrazo es repulsivo y lo que es peor, nosotros en Occidente, nos lo hemos ganado." Señala Marr.

Por mientras, Bélgica, Holanda, Alemania e Italia se han mostrado abiertamente desalentados por el acuerdo de Washington, y enojados porque no fueron consultados. El rechazo de los ministros de defensa de la OTAN a endosar la declaración de Washington en su encuentro de Bruselas, a fines de Mayo, reflejó hasta que punto está implicada la EC en que Occidente estuviera dando a los Serbios y Croatas carte blanche, para dividirse Bosnia entre ellos. Este peligro apresuró al Ministro del Exterior de Bosnia, Haris Silajdžić, para llamar, en Ginebra, el 27 de Mayo, a implementar inmediata y totalmente el plan de paz de Vance-Owen para Bosnia, aún cuando este ha sido virtualmente reemplazado por el plan Europeo Norteamericano para "contener" la lucha armada. La señal venida de Bosnia era que esta fuerza estaba bien, dijo Silajdzic. Si tienes armas y tanques, puedes hacer lo que quieras. Es una señal a los pequeños países de armarse, porque en la comunidad internacional no puede ya creerse. Los Bosnios, dice Silajdžić, no le están pidiendo favores a la comunidad internacional, simplemente quieren minimizar el efecto de un embargo discriminatorio, impuesto a un país víctima. A causa de este embargo, 200.000 personas han muerto.

Igualmente, la UN siguió presionando con los planes de fijar seis "áreas seguras" para los Musulmanes de Bosnia, pero la mayoría de los oficiales superiores de la UN sirviendo en la antigua Yugoslavia han descartado en privado el plan como catastrófico, diciendo que no es viable ni a corto ni a largo alcance. Con Srebrenica como ejemplo, muchos trabajadores de la UN para refugiados, han descrito el término de "área segura" como una burla. "Las áreas seguras no serán ni siquiera reservas indias, sino campos de prisioneros", dijo un oficial en Belgrado. Uno de los absurdos que el plan de paz propone es el de encajonar al más grande y más joven grupo étnico de Bosnia, en el área menor posible. Los Musulmanes eran el 45% de los 4,5 millones de habitantes de Bosnia, antes de la guerra, y este porcentaje está creciendo. Las tasas de nacimientos de los Serbios y Croatas es muy baja. Todos saben que el término "área segura" es una descripción cruel. Las "áreas seguras", serán campos permanentes, en los que miles de niños Musulmanes huérfanos, enfrentarán el prospecto de vidas paralizantes y frustrantes gastadas en pequeños bolsones llenos de enfermedades, con nada más que hacer que complotar o podrirse. Sin trabajo y sin esperanza de trabajo, la abarrotada población juvenil de las "áreas seguras" se volcará ciertamente al crimen o al "terrorismo".

Esta visión es también compartida por el Profesor Michael Dummet, que el 7 de Junio escribió en The Independent:

“Todos nosotros en el mundo occidental, en Europa o Norteamérica, estamos viviendo bajo gobiernos que, por su traición a los Musulmanes Bosnios, están cometiendo un crimen, que como es el caso de Hiroshima, Dresden y la Solución Final misma, nos perseguirá por el siglo a venir. Por meses hemos observado a todo un pueblo degradado, matado de hambre, asesinado, sistemáticamente violado: sus lugares de culto, destruidos sin motivo, sus casas quitadas o demolidas… ¿Cuál es la contribución de la UN? ¿Para qué designar a esos enclaves (donde los Musulmanes vivirán) "paraísos seguros"? Tal desprecio muestran los Serbios por tal designación que inclusive responden al intento de los "reclusos" de jugar un partido de Fútbol, masacrándolos en el campo de juego

Es difícil de decir si se acrecentará la vergüenza al Presidente Americano, que les dio momentáneamente la esperanza, de que él vendría en su ayuda y que después les dio la espalda como si nada hubiera dicho, o de los ministros de todos los países Europeos Occidentales, quienes concertados, le dijeron que ellos no tomarían parte de ninguna acción para detener la cruel supresión de un pueblo. Lo que está sucediendo es más allá de toda medida terrible. Es de infinita mayor importancia que todo, que los ministros del Gobierno continúen rebuznando, creyendo, espero que equivocadamente, que el pueblo de este país se preocupa poco de la cobardía e insensibilidad que ha motivado la inacción de nuestro gobierno. En diez años más, todos estarán de acuerdo que esta ha sido el más cruel fracaso del cual nuestro pueblo ha sido culpable; pero para entonces será ya muy, pero muy tarde, para arreglarlo.”

La división de Bosnia

24

Como una alternativa al plan de Vance-Owen y a las "áreas seguras", los Serbios, los Croatas y sus simpatizantes, están ahora sugiriendo que Bosnia-Herzegovina debe ser dividida siguiendo líneas étnicas. Sus argumentos son que "la presente división de Bosnia-Herzegovina, no es satisfactoria, y que mucha sangre inocente fue derramada para producirla. Pero al menos la lucha y la carnicería está virtualmente acabada y una sensible solución política a largo plazo debe ser vista, en la cual Bosnia debería ser dividida en tres áreas- Croata, Musulmana y Serbia". Derek Prag, un miembro del Parlamento Europeo, que apoya el nuevo plan, observa: "Nuestro objetivo debe ser ahora el proveer paz y justicia, tanto como esto sea una posibilidad práctica, para todos los pueblos de la antigua Yugoslavia, particularmente los Musulmanes. Esto requerirá seguramente intercambios de población (o sea más "limpieza étnica") y propiedad y, aunque el pueblo de Bosnia esta corrientemente enamorado de la idea de una no cooperación económica a largo plazo, al final, posiblemente una unión aduanal con Croacia y Serbia".

Al tiempo que estas sugerencias son hechas, los niños de Bosnia están luchando por sobrevivir bajo las más horribles condiciones conocidas en Europa desde 1945. La mayoría de ellos ha perdido sus hogares y todo lo que les es a ellos familiar. Un gran número ha perdido a sus padres o están heridos, viviendo en campos de supervivencia o ghettos, o vagan por el territorio en búsqueda de seguridad. Quince mil de ellos han muerto en el último año por pertenecer al grupo étnico "equivocado". En palabras de Mladen y Carole Grbin y Peter

Fitzpatrick, "La cobarde decisión de "contención" a la que llegaron los políticos Occidentales y Rusos, condena a

estos niños a vivir sin esperanzas, inseguros en su propio país, y no deseados por ningún otro

nosotros como padres, abuelos, tías o tíos y ciudadanos de un continente que aspira la unidad, juntarnos con ellos (los niños de todo el mundo) para expresar nuestra indignación por una totalmente inaceptable capitulación y por la sanción de la agresión que ha conducido a esta miseria? Los niños de Bosnia pueden perder su humanidad en su lucha por la existencia. Como curiosos observadores de esta lucha, nosotros podemos perder nuestra humanidad y la de nuestros hijos".

Conclusión

Le tomó algo más de un año a la comunidad internacional, completar su traición a Bosnia y la destrucción de su pueblo Musulmán. En Washington, las cinco Potencias –USA, Gran Bretaña, España y Rusia– enterraron secretamente a una nación, un estado que ellos habían todos oficialmente reconocido en Abril de 1992, al hacer claro que ellos no tenían intención de intervenir por la fuerza, lo único que podía haber salvado a Bosnia- Herzegovina. Bosnia, como historia periodística y sujeto de análisis de eruditos, ha comenzado a desaparecer de las primeras planas. De pronto, en América, Gran Bretaña y Francia, hay comentarios en la prensa, que tratan de justificar las sórdidas políticas que permitieron que una nación, los Serbios, destruyeran otra nación, Bosnia, para cometer de hecho, el crimen internacional de genocidio entre el sufrimiento no dicho de cientos de miles de Musulmanes.

En palabras de The Guardian (18 de Junio de 1993). "La humanidad y la paz, Europa y la UN, han sido derrotadas en Bosnia. El plan de partición Serbio-Croata de esta nación, con el consenso internacional, es simplemente un

desastre político y moral. El abandono a principios, políticas y compromisos es tan extenso como para paralizar el sano juicio. ¿Cuántas resoluciones de la UN son ahora superfluas, cuantas más trampas y planes de paz?… Nadie sabe cuantas decenas de miles de Croatas y Musulmanes serán todavía "limpiados", voluntariamente o no, para alcanzar estados separados con el grado de homogeneidad étnica que la partición implica. No deberíamos sorprendernos si los Bosnios desesperados adoptan ahora medidas mucho mas extremas mientras se vuelven los

Palestinos de Europa central

lamentable historia del principio al fin. A menos que podamos aprender de ella a tiempo, vendrán cosas peores".

"Nosotros nunca aceptaremos la pérdida de nuestro país y hogar, adonde madres dejaron a sus hijos", declaró Amira Halilović, la niña Bosnia Musulmana de 16 años; "Nunca seré capaz de perdonarlos (a los Serbios). A menudo trato de olvidar lo que ha pasado, pero no puede ser jamás olvidado. ¡Cuánto miedo sufrimos de los Četnici, de nuestros vecinos, de gente como nosotros! Nunca seré capaz de entender esta guerra. ¿La merecíamos? ¿Por qué nos hicieron esto a nosotros? Esta pregunta está siempre en mi cabeza. Pero a cualquiera que le pregunto por una respuesta, levanta solamente sus hombros, ¿Quién sabe?

Fin

¿No debemos

Este es un severo precedente para el extremismo étnico en toda Europa

Es una

25