Está en la página 1de 2

Tercer mandamiento

Objetivo: expresar el tercer mandamiento, como guía espiritual de nuestra vida cristiana, tomando conciencia de
los días de precepto y fiestas de guardar.

Motivación: la santa misa, el momento donde descansamos en el Señor, donde tomamos fuerzas, para seguir en el
camino de la vida. ¡Acudamos siempre a ella para nutrirnos espiritualmente!

Esquema:

Desarrollo:
1.- Significado de santificar las fiestas
Este mandamiento esta expresamente en la ley. “Acuérdate de santificar el día de descanso. Seis días
trabajaras y harás tus cosas todas; el séptimo día es el descanso del Señor tu Dios. No harás en el ningún
trabajo ni tu, ni tu hija ni tu sierva, ni tu bestia, ni el extraño que habita dentro de tus puertas”.
Judíos = Sábados = Descanso.
Cristianos = Domingo = Resurrección = Pentecostés.

2.- ¿Qué se necesita para cumplir la obligación de oír misa?


INTENCIÓN: Deseo de escuchar la santa misa.
ATENCIÓN: Oírla sin distracciones, no conversar, no pensar en otras cosas.
PRESENCIA CORPORAL: Estar presente en la iglesia.

3.- obligaciones de las fiestas.


Hay dos obligaciones graves:
Obligación de oír misa.
Todos los fieles que tengan uso de razón, después de los siete años, están obligados bajo pecado mortal a
oír todos los domingos y días de fiesta, a no ser que tenga excusa legitima.
Obligación de descansar.
En estos días se prohíbe todos aquellos trabajos que consuman esfuerzo físico.
Para que el hombre pueda dedicarse a las cosas espirituales.

4.- causas que excusan oír misa.


Por razón de impotencia.
* Impotencia física. * Alguna enfermedad.
* Una distancia de 8 Km, a pie, etc.
Por razón de de caridad.
* Los que asisten a los enfermos. * Cuidan los niños.
* Socorren incendios. * Inundaciones, etc.
Por razón de deber.
* Los soldados de guardia y aun que han de guardar la cosa.
* Las madres niñeras que cuidan de niños y no pueden llevarnos consigo ni dejarlos.
* Los criados que tienen que hacer seriamente necesarios.
Sexto mandamiento.
Objetivo: conocer las ofensas graves que atenta al sexto mandamiento.
Motivación: sabes ¡Son muchas las almas que se condenan por los pecados de la carne!

Desarrollo:
1.- ¿Qué prohíbe el sexto mandamiento?
La lujuria en pensamiento, palabra y obras. La lujuria es el apetito desordenado de deleites carnales que trae
consigo Pecado Mortal.

2.- Llamados a vivir la castidad.


Todo bautizado es llamado a la castidad según estado. Por que en el bautismo se ha “revestido de Cristo”, que es
modelo de toda castidad. Los estados de castidad suelen ser: la virginidad, el celibato, la castidad conyugal para los
casados.

3.- ofensas contra la castidad.


Todas las ofensas contra la castidad son pecado graves.
Lujuria: es el deseo o goce desordenado de placer o deleite carnal.
Masturbación: es excitación voluntaria de los órganos sexuales a fin de obtener un placer venéreo.
Fornicación: es la unión carnal entre un hombre y una mujer fuera del matrimonio.
Pornografía: es dar a conocer actos sexuales reales o simulados por medio de películas, revistas, música, etc.
Prostitución: persona que entrega su cuerpo a cambio de dinero. El que paga y la que entrega su cuerpo peca
gravemente, porque manchan su cuerpo que es templo del espíritu Santo.
Violación: es forzar o agredir con violencia la intimidad sexual de una persona, produce mucho daño físico y
moral.
Homosexualidad o (sodomía): es la relación sexual entre personas del mismo sexo, son depravaciones graves que
no son aceptables por Dios y no pueden recibir aprobación en ningún caso.

4.- ofensas a la dignidad del matrimonio.


Adulterio: es la infidelidad conyugal. Cuando un hombre y una mujer, de los cuales uno esta casado, establece una
relación sexual con otra persona casada o soltera. El adulterio es una injusticia, ya que falta a su compromiso de la
alianza matrimonial, poniendo en peligro la familia.
Divorcio: Es la separación de los esposos, rompiendo la alianza del matrimonio sacramental.
El matrimonio es indisoluble o sea “Lo que Dios ha unido no puede separarlo el hombre”. Solo se separan
con la muerte.
El divorcio adquiere carácter inmoral y daños graves: para el cónyuge que se ve abandonado; para los hijos,
traumas graves por la separación de sus padres.
La separación de los esposos con mantención del vinculo matrimonial puede se legitima en ciertos casos
previstos por el derecho canónico, pero si uno de los cónyuges se une a otra pareja, comete adulterio.
La poligamia: es vivir con varias mujeres a la vez, la poligamia no se ajusta a la ley moral, niega el designio de
Dios de vivir con una sola pareja, la poligamia tiene mucho desorden moral y social.
Incesto: es la relación carnal entre parientes dentro de los grados en que esta prohibido el matrimonio. Corrompe
las relaciones familiares y representa una agresión a la animalidad.
Concubinato: convivencia de parejas, rechazando el sacramento del matrimonio. Esta situación ofende la dignidad
del matrimonio, destruye la idea de familia; debilita la fidelidad, el acto sexual debe tener lugar exclusivamente en
el matrimonio; fuera de este constituye un pecado grave y excluye de la comunión sacramental.
Unión Libre: tener relaciones prematrimoniales atentas a la castidad y pureza del ser humano, la unión carnal solo
es moralmente legítima dentro del matrimonio.

5.- Medios para la práctica de la virtud de la pureza.


* Confesarse una vez por mes y comulgar una vez por semana.
* Tener una gran devoción a Jesús Sacramentado y a la Santísima Virgen. Esta devoción se manifiesta con visitas
al templo y diciendo durante el día pequeñas oraciones jaculatorias como por ejemplo: “María Auxiliadora, rogad
por nosotros”.
* Acostumbrase a hacer cada día un pequeño sacrificio y a leer cada semana algunas paginas de un buen libro y
evitando como lo mas peligroso las lecturas sexuales y pornográficas.
* Huyendo como del mas terrible enfermo contagioso de todo el que diga malas conversaciones o demuestre de
alguna manera que es amigo de impurezas. Con ese ni el saludo.