Está en la página 1de 34

Corporación Educativa ISAG

INSTITUTO DE EDUCACIÓN SUPERIOR TECNOLÓGICO


CORPORACIÓN EDUCATIVA ISAG – CHICLAYO
PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

EL COMPORTAMIENTO CLÍNICO DE LA DIÁBETES EN


ADULTOS DEL HOSPITAL REGIONAL DOCENTE LAS
MERCEDES, CHICLAYO 2019.

CARRERA PROFESIONAL:
Técnica en Farmacia

AUTORES:
Mukuim Tukupi Nallely Azucena

ASESOR:
Deluides Hernández Padilla

Chiclayo, 2019
Corporación Educativa ISAG

INDICE
DEDICATORIA ................................................................................................... 4

AGRADECIMIENTO ........................................................................................... 5

INTRODUCCION ............................................................................................... 6

I. Aspecto Informativo .................................................................................... 7

1.1. Situación Problemática:......................................................................... 7

1.2. Formulación del Problema: ................................................................... 7

1.3. Justificación........................................................................................... 7

1.4. Objetivos ............................................................................................... 8

1.4.1. Objetivo General: ............................................................................ 8

1.4.2. Objetivos Específicos: .................................................................... 8

II. Marco Teórico ............................................................................................. 9

2.1. Antecedentes: ....................................................................................... 9

2.2. Definiciones......................................................................................... 10

2.2.1. Comunicación ............................................................................... 10

2.2.2. Elementos de la comunicación ..................................................... 10

2.2.3. Proceso de Comunicación y sus Errores ...................................... 13

2.3. Tipos de comunicación........................................................................ 14

2.4. Componentes de la comunicación ...................................................... 15

a) Componentes no verbales: .............................................................. 15

b) Componentes verbales .................................................................... 19

c) Componentes paraverbales ............................................................. 23

2.5. Técnicas Comunicativas ..................................................................... 26

2.5.1. Escucha Activa ............................................................................. 26

2.5.2. La Asertividad ............................................................................... 28

CONCLUSIONES............................................................................................. 31

BIBLIOGRAFÍA ................................................................................................ 32

pág. 2
Corporación Educativa ISAG

ANEXOS .......................................................................................................... 33

ANEXO N° 01: .............................................................................................. 33

ANEXO N° 02: .............................................................................................. 33

ANEXO N° 03: .............................................................................................. 34

ANEXO N° 04: .............................................................................................. 34

pág. 3
Corporación Educativa ISAG

DEDICATORIA

Dedico este trabajo académico a Dios

y a mis padres. A Dios porque ha

estado conmigo a cada paso que doy,

cuidándome y dándome fortaleza

para continuar, a mis padres, quienes

a lo largo de mi vida han velado por

mi bienestar y educación siendo mi

apoyo en todo momento.

Depositando su entera confianza en cada

reto que se me presentaba sin dudar ni un

solo momento en mi inteligencia y

capacidad. Es por ello que soy lo que soy

ahora. Los amo con mi vida.

pág. 4
Corporación Educativa ISAG

AGRADECIMIENTO

Mi agradecimiento especial al prestigioso

plantel ISAG que me ha acogido y dado la

oportunidad de superación, así como

también a los señores profesores que

supieron impartir, compartir sus

conocimiento y vivencias en ámbito

laboral.

pág. 5
Corporación Educativa ISAG

INTRODUCCION
Es por ello que, a través de este trabajo de investigación, entenderá, las técnicas
de comunicación más frecuentes y el uso correcto, alcance y significatividad que
tiene en nuestro día a día.

pág. 6
Corporación Educativa ISAG

I. Aspecto Informativo
1.1. Situación Problemática:
Es relativamente fácil mejorar la habilidad de la comunicación
interpersonal utilizando y desarrollando determinados métodos que
cualquiera puede dominar, no obstante, es primordial el conocer de
antemano los factores clave implicados en la comunicación interpersonal
y las técnicas comunicativas, para después considerar algunas de las
soluciones eficaces a su problemática y por ello establecer una mejora en
la comunicación general.

1.2. Formulación del Problema:


En el presente trabajo monográfico, se aborda la comunicación como
estrategia fundamental para la interacción social comunicativa, partiendo
del análisis de qué es y los elementos y aspectos que definen una las
técnicas de comunicación. Se plantea la necesidad de dotarse de una
estrategia comunicativa. Para ello se plantea una primera actividad de
análisis de cómo es la comunicación en nuestra sociedad y en que
procesos se materializa.

A continuación, se presentan el fundamento, técnica y las herramientas


para potenciar la comunicación oral y escrita en los tres niveles básicos
que operan los procesos comunicativos: interpersonal, colectivo y de
masas, haciendo que en cada uno de ellas, se pueda mejorar las
competencias comunicativas:

En la comunicación interpersonal se pone el acento en la escucha activa,


la asertividad y el control del lenguaje no verbal.

1.3. Justificación
Se genera la importancia de esta investigación académica, debido a que
es imposible no comunicarse. Quizá pueda parecer extraño comenzar un
trabajo informativo sobre técnicas de comunicación con esta afirmación,
pero es una forma efectiva de dar cuenta de cuan extensa, natural y
habitual es la comunicación en todos los medios a los cuales se rodea.

pág. 7
Corporación Educativa ISAG

Las técnicas comunicativas, cobran especial relevancia en los estatus


sociales en general: es el vehículo que favorece la participación,
organización, la toma de decisiones, el logro de objetivos, la generación
de alianzas y la incidencia en la sociedad y en las relaciones sociales,
económicas y laborales. Se entiende por ella el conjunto total de mensajes
que se intercambian entre los integrantes de la organización, y entre ésta
y su medio.

La técnica de comunicación, hacen referencia al conjunto de técnicas y


actividades encaminadas a facilitar y agilizar el flujo de mensajes que se
dan entre los miembros sociales y la organización y entorno que nos
rodea. También puede tener el objetivo de influir en las opiniones,
actitudes y conductas de los públicos internos y externos de la
organización, todo ello con el fin de que ésta última cumpla mejor y más
rápido los objetivos.

1.4. Objetivos
1.4.1. Objetivo General:

 Situar la importancia del valor de la información sobre las


técnicas de la comunicación como herramienta indispensable
para la acción cotidiana de comunicación.

1.4.2. Objetivos Específicos:

 Presentar los elementos teóricos de las técnicas de


comunicación que pueden ser usadas de manera continua, y por
cualquier individuo social.
 Dar a conocer los diferentes usos de estas técnicas y partiendo
de la efectividad y eficacia que puedan tener.

pág. 8
Corporación Educativa ISAG

II. Marco Teórico


2.1. Antecedentes:
Internacionales:
Para la empresa, (Fuentes Innovacion y Cualificación, 2003) indica que: el
hombre para realizar cualquier actividad, se necesita comunicarse. La
comunicación es una necesidad, en el sentido de que sin comunicación las
personas estaríamos aisladas y solas; afirmando también, “En el ámbito
empresarial existe una necesidad constante de comunicación entre personas
que la constituyen. Por tanto, conocer y dominar las distintas técnicas de
comunicación será un factor decisivo para tener éxito en la empresa”.

No cabe duda de que un gran problema que afecta a las empresas actuales, es
la falta de comunicación o el uso inadecuado de sus técnicas, lo que ha
motivado un aumento del interés por los procesos de comunicación. Esta
comunicación se basa en la continua circulación de información, necesaria para
que una empresa funcione. Para conseguirlo la comunicación debe ser eficaz.

El lingüista (Watzlawick, 2011) plantea los siguientes principios básicos de la


comunicación: “No comunicarse es imposible: Incluso cuando alguien pretende
no comunicar nada, está transmitiendo un mensaje, rechazando el contacto,
dándose la vuelta, no respondiendo, permaneciendo en silencio. La
comunicación y la conducta están tan ligadas que la no comunicación no es
posible”.

Las personas establecen una comunicación tanto verbal como no verbal:


Utilizamos la comunicación verbal, regulada por normas sintácticas y
gramaticales, y una comunicación no verbal, constituida por los gestos, la
postura, la respiración... El contenido verbal es más preciso, más complejo. El
componente no verbal resulta más ambiguo, pero a su vez, puede ser más
aclarador.

Nacionales:
Según (Medina Rospigliosi, 2008), La comunicación es un proceso voluntario
que implica la emisión y recepción de mensajes, en donde (…), se tiene como

pág. 9
Corporación Educativa ISAG

objetivo central lograr que los conciliantes auto expresen sus intereses,
sentimientos, puntos de vista y preferencias lo más posible.

Los tres elementos principales que intervienen en una comunicación son: el


emisor, el mensaje y el receptor. El emisor, para lograr sus propósitos (informar,
indagar, persuadir), debe adecuar su lenguaje (“codificar”) a las posibilidades e
intereses del receptor. El mensaje, para ser efectivo, debe presentar la
información en forma ordenada, clara y atractiva. El objetivo de esto es evitar
la dispersión, propiciar su comprensión y captar la atención del receptor. El
receptor debe estar “en sintonía” con el emisor, es decir, prestarle atención y
escucharlo con empatía.

2.2. Definiciones
2.2.1. Comunicación
Se denomina comunicación a un proceso generalmente activo y
recíproco de transmisión de informaciones y conceptos, a través de
un sistema ordenado y de un canal físico para ello dispuesto.

Todos los seres vivos se comunican, pero no lo hacen a través del


mismo método, ni con el mismo nivel de complejidad.
La comunicación lingüística, por ejemplo, es exclusiva de los seres
humanos.

La comunicación entre los seres vivos representa un aspecto muy


importante de la vida, ya que ello les permite un determinado
margen de organización social o de interacciones (Uriarte, 2019).

2.2.2.Elementos de la comunicación
La comunicación es un proceso complejo en que intervienen
diferentes factores.

Emisor: Es el sujeto que comunica en primer lugar o quien toma


la iniciativa en el proceso de la comunicación. Actúa como fuente
generadora de la información. Sin un emisor, no es posible ningún
tipo de comunicación. Evidentemente, previo al acto de emisión

pág. 10
Corporación Educativa ISAG

del mensaje, debe de haber una voluntad de este emisor de


efectuar el mensaje.

Receptor: Es quien recibe el mensaje emitido por el emisor, o


más estrictamente, a quién va dirigido el mensaje. Actúa como
destinatario de la información. Está claro que, como en el caso
anterior, no hay comunicación si no existe un receptor, aunque no
es necesario que éste sea una persona en concreto, sino que
puede ser un receptor colectivo (los ciudadanos) o un receptor
abstracto (a quien pueda interesar) o bien, una máquina (un
ordenador, por ejemplo).

Mensaje: Es el conjunto de las diferentes ideas o informaciones


que se transmiten mediante códigos, claves, imágenes, el
significado de los cuales es interpretado por el receptor en función
de una serie de factores, relacionados fundamentalmente con sus
experiencias personales y con el contexto sociocultural que le
sirve de referencia. Sin mensaje no hay comunicación porque no
hay nada a comunicar. El mensaje consta tanto de la idea o
información central que se quiere transmitir, como de todo aquello
que le apoya y que contribuye a captar la atención y facilitar la
comprensión.

Código: Es el conjunto de llaves, imágenes, lenguaje, normas...


que sirven por transmitir la información o las ideas que constituyen
el mensaje. Permite la producción (codificación) y la interpretación
(descodificación) de los mensajes. Para que haya comunicación,
el emisor y el receptor deben usar el mismo código, o los
mensajes producidos no serán interpretados. Por ejemplo, si en
una conversación entre dos personas una sólo habla chino y la
otra sólo habla ruso, la comunicación verbal resultará imposible
porque no comparten un código común, en este caso una misma
lengua. Aun así, aunque no se comparta un código común en la
comunicación, es evidente que el conocimiento del código por
parte de los comunicantes también permite la comunicación.
Pensamos, por ejemplo, que sí que se establece comunicación
pág. 11
Corporación Educativa ISAG

entre dos personas que hablen lenguas diferentes, si las dos


conocen la lengua de la otra (por ejemplo, una persona
castellanoparlante puede comunicarse perfectamente con una
persona catalanohablante si las dos conocen la lengua de la
otra.).

Habitualmente, compartir un idioma supone compartir un código


de comunicación, aun cuando diferentes actividades,
especialidades o profesiones pueden generar códigos diferentes
dentro de un mismo idioma (argot).

Canal: Sirve de apoyo físico para transmitir el mensaje. Supone


el apoyo de la información que actúa como línea de transmisión.
En la comunicación oral el canal es el aire por dónde se propagan
las ondas sonoras; en la comunicación escrita, el canal es el papel
dónde se imprimen las letras, etc. Si no hay disponible un canal,
los mensajes no llegarán nunca del emisor al receptor y no habrá
comunicación.

Contexto: Es la situación concreta en qué tiene lugar la


comunicación. Del contexto dependen los roles que ejecutan
emisor y receptor, puesto que en muchos casos el contexto
impone una serie de normas comunicativas. En una conferencia,
por ejemplo, el emisor es quien tiene la palabra y el receptor
(público) no puede interrumpir Es la realidad sobre la cual el
emisor quiere transmitir información al receptor. No se puede
comunicar nada sobre la nada

Ruido: Cualquier cosa que interfiere con la recepción o


comprensión de un mensaje (ruidos constantes u ocasionales, los
vestidos o distracciones ambientales, etc.). Son todas las
alteraciones que se producen durante la transmisión del mensaje:
dificultades en la recepción, ruidos del tránsito, interrupciones
visuales, etc. y que conviene aprender a obviar y minimizar sus
efectos sobre el proceso de comunicación. Si hay un exceso de

pág. 12
Corporación Educativa ISAG

ruido, la comprensión del mensaje resulta imposible y, por lo tanto,


no hay comunicación.

Retroalimentación o feedback: Respuesta verbal y no verbal


que el emisor recibe del receptor y que puede servir al primero
para ajustar su conducta. Esta respuesta hace referencia tanto al
contenido del mensaje como a su interpretación o sus
consecuencias en el comportamiento de los interlocutores. Sin
este elemento la comunicación puede resultar deficiente e incluso
nula puesto que permite adaptar el mensaje al receptor

2.2.3. Proceso de Comunicación y sus Errores


El proceso de comunicación supone la intervención activa y
dinámica de todos los elementos descritos anteriormente,
configurando una secuencia organizada en que todos intervienen
en algún momento del proceso.

Para que todo esto se produzca, el emisor debe tener unos


objetivos que debe haber definido con claridad, puesto que de lo
contrario podrían exponerse de forma ambigua, sin ningún tipo de
control por parte del emisor. Es en este punto dónde se encuentra
la primera fuente de error y distorsión en la comunicación, puesto
que a menudo no se plantean los objetivos concretos en los actos
comunicativos, hecho que además de dificultarlos, impide que se
puedan valorar objetivamente los resultados, dejando vía libre a
las impresiones y las interpretaciones.

A partir de los objetivos, el emisor debe codificar las ideas o


pensamientos que quiere transmitir, adaptándolos al código
previsto, habitualmente el lenguaje, para poder emitir el mensaje.
En este momento se produce una segunda fuente de error, puesto
que existen muchas dificultades para adaptar el código a estas
ideas o pensamientos. Estas dificultades están relacionadas
fundamentalmente con la carencia de dominio y conocimiento
adecuado y suficiente sobre el lenguaje o el código que se debe
emplear. El tercer momento es la transmisión, en que se utiliza un

pág. 13
Corporación Educativa ISAG

canal concreto con el fin de que, usando un código común con el


receptor, se facilite la comunicación. La transmisión también
supone una fuente de error que se debe considerar. Según el
canal escogido, e independientemente de otros problemas
relacionados con el código, pueden producirse problemas en el
aparato fonador del emisor (en caso de que el canal sea la voz),
en la calidad de la letra (si el canal es la escritura), etc.

La recepción supone la llegada del mensaje al receptor. En este


punto, los ruidos pueden generar múltiples dificultades. También
pueden presentarse inconvenientes debido a problemas propios
de este momento, como por ejemplo las dificultades del receptor
por escuchar el mensaje (problemas de oído) en caso de un
mensaje oral, o la incomprensión caligrafía en caso de un
mensaje escrito. La decodificación es la fase posterior a la
recepción. El receptor, mediante un proceso interno y basado en
sus experiencias y conocimientos, interpreta el mensaje. La
interpretación es la impresión, positiva o no, que se genera en los
demás en cualquier comunicación.

2.3. Tipos de comunicación


Se pueden distinguir tres tipos básicos de comunicación:

a) Comunicación verbal:
Mediante contenidos lingüísticos, utilizando el lenguaje hablado.
Puede ser:

 Oral: Hablar / Escuchar


 Escrita: Escribir / Leer
b) Comunicación no verbal:
Los indicadores no verbales (postura, gestos, movimientos) aporten
una información muy valiosa que ayuda a interpretar el significado real
de la comunicación. Los componentes físicos vinculados a la
comunicación no verbal son:

 La respiración.

pág. 14
Corporación Educativa ISAG

 La sudoración.
 La activación muscular.
 Ruborizarse o palidecer.
c) Comunicación paraverbal:
Cuando se emite un mensaje oral se producen una serie de
variaciones en la ejecución que afectan al significado del mensaje.
Durante una conversa se pueden extraer informaciones a partir de:

 Alteraciones en la voz: volumen, entonación, claridad, timbre.


 Fluidez verbal.
 Perturbaciones del habla: pausas, vacilaciones, silencios.
 Velocidad de emisión.
 Duración de las intervenciones.

2.4. Componentes de la comunicación


Ya hemos expuesto anteriormente que existen tres tipos de comunicación:
la comunicación no verbal, la comunicación verbal y la comunicación
paraverbal. Cada tipo incluye una serie de elementos que lo caracterizan
y que seguidamente analizaremos detenidamente.

a) Componentes no verbales:

Son aquellos en los cuales no interviene la palabra, siendo


prácticamente inevitable su uso siempre que la comunicación se
produzca de forma presencial (excepto las conversaciones telefónicas
o de otros medios). La utilización de los elementos no verbales tiene
varias funciones dentro la comunicación. Por un lado, pueden sustituir
las palabras cuando se utilizan signos reconocidos (por ejemplo, la
señal de victoria). Por otro lado, dan énfasis al mensaje verbal (como
mover la cabeza, cabeza hacia los lados cuando decimos NO).

La comunicación no verbal es una parte inseparable del proceso


global de la comunicación. Puede servir para repetir, contradecir,
sustituir, complementar, acentuar o regular la comunicación verbal. La
capacidad para emitir y recibir correctamente las señales no verbales
es esencial para el desarrollo de la competencia social (en la oficina,

pág. 15
Corporación Educativa ISAG

en los juzgados, en el bar o en el dormitorio) y también es importante


cuando queremos construir puentes por encima de diferencias
sociales o culturales. Los principales elementos no verbales son:

La expresión facial: La expresión de la cara refleja las diferentes


emociones que una persona está experimentando.

La expresión de estas emociones se produce mediante la


combinación de gestos con tres partes de la cara: la frente/las cejas,
los ojos/los párpados y la boca/la parte inferior del rostro. La
manifestación de los diferentes sentimientos es el resultado de la
combinación de las diferentes posibilidades de gestos con cada una
de las tres regiones descritas. Fruncir el cejo, por ejemplo, apretar los
labios o mirar de reojo, indica tristeza o rabia. Abrir la boca y subir las
cejas, expresa sorpresa, etc.

La mirada: La cantidad y el tipo de mirada comunican actitudes


personales y serán valorados por los interlocutores en el momento de
valorar la interacción. El contacto directo de los ojos indica buena
disposición y voluntad hacia la comunicación interpersonal, mientras
que la carencia continuada de contacto ocular implica respeto o
introspección. Por otro lado, el hecho de entrar en contacto ocular con
alguien que acaba de entrar en un lugar o que está buscando algo,
funciona como bienvenida o puede indicar hacia dónde debe dirigirse.

La sonrisa: Es un elemento importante puesto que resulta muy


evidente a los ojos de los interlocutores y forma parte de la expresión
facial. Independientemente de la actividad, el motivo o el contenido de
lo que se está hablando, la sonrisa constituye un elemento básico de
la bienvenida y la despedida de las personas, además de transmitir
aceptación, amabilidad y satisfacción por la persona a quien
sonreímos.

La postura: La posición del cuerpo y les extremidades, la manera de


sentarse de una persona, como permanece derecha o pasea, refleja
actitudes sobre ella misma y de su relación con los demás.

pág. 16
Corporación Educativa ISAG

Existen 4 tipos básicos de posturas:

 Postura de acercamiento: Indica atención, que se puede


interpretar de manera positiva (simpatía) o negativa
(invasión) hacia el receptor.
 Postura retirada: Suele interpretarse como rechazo, repulsa o
frialdad.
 Postura erecta: Indica seguridad, firmeza, pero también puede
reflejar orgullo, arrogancia o desprecio.
 Postura contraída: Suele interpretarse como depresión,
timidez y abatimiento físico o psíquico.

Así, el acercamiento producido por la inclinación del cuerpo hacia el


interlocutor, se interpreta como atención e interés, mientras que la
lejanía tiene un carácter negativo, como rechazo o repulsión.

La expansión, en cambio, se interpreta como una postura arrogante o


de desprecio; mientras que cuando la contracción del cuerpo es
extrema se considera como depresiva o abatida.

Los brazos abiertos y próximos dan énfasis a lo que se dice y


favorecen la comunicación. Los brazos cruzados indican disgusto,
disconformidad y obstaculizan la interacción.

La orientación: Se refiere a la posición relativa de la persona en


relación a sus interlocutores. La orientación puede ser frente a frente
(frontal) o lateral en mayor o menor grado en relación a los demás. A
mayor grado de orientación frente a frente, mayor facilidad para la
interacción; mientras que cuanto más de lado sea la orientación más
negativa resulta para el acto comunicativo.

La distancia/contacto físico: La distancia entre los hablantes se


establece según los tipos de relación existente y el su grado de
aceptación, de manera que cuanto más cercanos estén mayor es el
grado de confianza entre ellos, resultando inconvenientes distancias
no admitidas por ambas partes.

pág. 17
Corporación Educativa ISAG

El contacto físico se considera cortés o amigable. Básicamente se


produce en los momentos de saludo y despedida, aunque también
hay contacto durante la interacción comunicativa, fundamentalmente
de mano a mano o al antebrazo, y se interpreta como señal de
confianza, ayuda, comprensión, entre otras actitudes positivas.

Los gestos: Básicamente hacen referencia a los gestos hechos con


las manos y que sirven para dar apoyo al contenido del discurso.

Los movimientos de las manos actúan como ilustradores del mensaje


verbal, dando énfasis y demostrando estados emocionales,
normalmente de manera inintencionada. La forma de realizarlos,
rápidamente o lentamente, continuados o en momentos puntuales,
será la clave a partir de la cual se sacarán conclusiones sobre nuestro
estado emocional.

La apariencia personal: Se refiere al aspecto exterior de la persona:


peinado, ropa, presencia física, etc. La apariencia personal ofrece
impresiones a los demás sobre el atractivo, la personalidad, la clase
social, el estilo, etc. Es un elemento muy importante a tener en cuenta
puesto que una buena primera impresión comporta muchas
consecuencias positivas para la comunicación.

Las automanipulaciones: Hablamos de automanipulaciones cuando


tocamos nuestro propio cuerpo. Son movimientos que no planeamos,
como tocarnos el cabello, frotarnos la nariz, estirar el cuello... que
suelen ser interpretados como señales de incomodidad y angustia.

También se consideran automanipulaciones los movimientos como


colocarse las gafas, tocar un botón, ponerse el pelo detrás de las
orejas, entre otras.

Los movimientos nerviosos con manos y pies: En muchas


ocasiones se producen movimientos repetitivos e involuntarios con las
manos o los pies, como frotarse las manos, tamborilear con los dedos
alguna superficie, chocar los tacones, menear un pie ... Todos estos

pág. 18
Corporación Educativa ISAG

movimientos (muy similares a los tics) transmiten angustia,


desesperación, irritación, nerviosismo

b) Componentes verbales

El habla es el componente por excelencia de la comunicación. Se


utiliza para una gran cantidad de objetivos: transmitir ideas,
argumentar, razonar, expresar emociones, convencer... En general, la
información que se transmite en todo acto comunicativo debe cumplir
una serie de requisitos para resultar adecuada. Los elementos
verbales deben presentar:

Claridad: Se deben de exponer ideas concretas y definidas, mediante


frases bien construidas y terminología común y al alcance de los
destinatarios.

Se deben de evitar las cacofonías y las confusiones, empleando la


menor cantidad posible las frases complejas, porque se corre el riesgo
de que el oyente se vea arrastrado a la necesidad de unir el comienzo
con el fin del mensaje. Como resultado de este esfuerzo se puede
acabar distrayendo su atención.

Concisión: Hay que utilizar las palabras justas, indispensables y


significativas, evitando la oratoria rebuscada. La concisión es enemiga
de la palabrería, de la redundancia, del titubeo expresivo, porque todo
esto obstruye los canales de la comunicación y el mensaje no llega
adecuadamente al receptor (en ocasiones ni siquiera llega).

Para lograr la concisión es necesario:

 Huir de los clichés, es decir, eliminar las frases hechas que, si


en algún momento disfrutaron de cierto valor, a base de repetirse,
se han “gastado” y ya no significan nada.
 Ir con cuidado con las amplificaciones, tanto si son reiterativas
como si pretenden que una frase tenga una mayor amplitud. Por
ejemplo, “quedo sorprendido, paralizado, atónito, estupefacto”.

pág. 19
Corporación Educativa ISAG

Coherencia: Se deben construir los mensajes de forma lógica,


encadenando ordenadamente las ideas y distinguiendo los hechos
objetivos de las opiniones del orador o de otras personas. Hay que
evitar las contradicciones. Si se anuncian paralelismos o antítesis, es
necesario que seguidamente se presenten verdaderos paralelismos y
verdaderas antítesis. Cuando se habla a un público, el orden de
encadenamiento de las ideas ha de ser de tal manera que el oyente
no se vea en la obligación de coordinarlas en su cerebro.

Sencillez: La sencillez es otra condición necesaria del buen estilo de


la comunicación verbal, que se refiere tanto a la composición de lo
que hablamos, como las palabras que empleamos. Aun así, ser
sencillo no es tan fácil como pueda parecer, porque cuando nos
situamos delante de un público que está pendiente de nuestras
palabras, un sentimiento innato de vanidad o impulso natural de
egolatría, nos lleva a tratar de distinguirnos de los demás.

Naturalidad: La expresión debe ser viva y espontánea, pero sin


vulgaridades. Un orador es natural cuando se sirve de su propio
vocabulario, de su manera habitual de expresarse.

En cualquier acto comunicativo, los hablantes son capaces de hacer


frente al uso del habla en cualquier contexto; por lo cual, sólo
describiremos y analizaremos los componentes más relevantes de la
comunicación verbal.

El contenido: Se refiere a aquello que estamos transmitiendo, es decir el


mensaje propiamente dicho. Es necesario que el contenido sea atractivo
para el receptor y que el emisor lo conozca mínimamente. En general, se
requiere que la información que transmitimos sea: pertinente, suficiente,
adecuada y precisa.

El humor: El humor puede ayudarnos que los demás se interesen a


interactuar con nosotros, independientemente del tema que se esté
tratando, puesto que consideren que es una experiencia positiva. Cabe
tener en cuenta que un abuso de este recurso resulta pedante e incluso
desagradable.

pág. 20
Corporación Educativa ISAG

La atención personal: Son las muestras concretas de interés hacia los


demás, bien por sus ideas, o sus pensamientos, o emociones... La
conseguiremos combinando diferentes elementos: hacer preguntas, mirar
cuando se nos habla, dejar terminar de hablar, no interrumpir... pero
siempre centrando el interés en la otra persona y no en el tema.

Las preguntas: Suponen la solicitud de información u opinión a los


interlocutores. Son preferibles las preguntas abiertas, que requieren una
respuesta larga, a las preguntas cerradas, la respuesta de la cual es breve
(sí/no o una palabra concreta) con el fin de entablar una conversación.

Las respuestas: Nuestras respuestas se deben de ajustar al tipo de


preguntas que se nos formulen. Hay que responder a las preguntas
abiertas con cierta extensión y fluidez.

El lenguaje: Se debe de adaptar el léxico, la expresión al contexto o


situación comunicativa. Evidentemente no se emplea el mismo
vocabulario en un contexto familiar que en una reunión profesional.

Pese a esta adaptación, muchas palabras de uso habitual pueden causar


rechazo si se abusa, si se utilizan en un contexto inadecuado, o por el
tono inapropiado con que se pronuncian. Si revisamos nuestras
reacciones hacia la comunicación de los demás nos daremos cuenta que
hay algunos términos que causan desprecio.

Aquí tenemos una relación de palabras o expresiones cuyo uso, y sobre


todo cuyo abuso, es poco recomendable:

 Negativas: No, de ninguna manera, nunca, ni, problema, imposible...


 Generalizaciones: Todo, nada, siempre, nunca, todos, todo el
mundo, nadie...
 Exageraciones: Absolutamente, totalmente, perfecto...
 Argot: Palabras técnicas, lenguaje especializado, términos poco
conocidos.
 Expresiones vulgares: Palabra malsonantes, groseras, ofensivas,
sexistas, insultos.
 Superlativos: Maravillosos, genial, total, increíble, fantástico...

pág. 21
Corporación Educativa ISAG

 Agresivas: No tienes razón, estás equivocado, es mentira, no tienes


ni idea...
 Categóricas: ¡Porque sí! ...y se acabó! ¡Porque lo digo yo! Punto y
final...
 Preguntas: ¿Verdad que me entiendes? ¿Me explico? ¿Sabes qué
quiero decir? ¿De acuerdo?...
 Adverbios: Actualmente/hoy, totalmente/del todo,
indudablemente/sin duda...
 Redundancias: Baja abajo, vuelve a repetir, carta escrita, mi opinión
personal.
 Tics verbales: Ya, bien, de acuerdo, ok...
 Reiteraciones y muletillas: Para empezar, en cualquier caso, bajo
mi punto de vista, en base a, a nivel de, es decir...
 Frases hechas: Abanico de posibilidades, marco incomparable...
 Falsa confianza: Te aseguro, te garantizo, puedes creerme. entre tú
y yo (...), en toda confianza...
 Autoreferencias: Yo..., yo en tu lugar..., para mí que...
 Culpabilización: Tú mismo, tú sabrás lo que haces, ya te había
avisado,
¿estás totalmente seguro?...
 Obligación: Deberías de..., ¡Tranquilízate!
 Interpretaciones: A ti lo que te pasa…, tú lo que tienes en realidad,
no te lo tomes mal...
 Inferencias: No te pongas nervioso, seguro que me entiendes, sé que
estarás de acuerdo conmigo...
 Interrupciones: Ya sé, no hace falta que digas nada, no sigas...
 Impersonales: Se agradece, se puede decir...
 Inferioridad: Si no es molestia, lo que digáis, no es cosa mía...
 Inseguridad: No sé, podría ser...
 Añadidos: Que conste, una última cosa, que conste que...
 Diminutivos: Un momentito, un papelito, dejo una notita, dentro de
un ratito...

pág. 22
Corporación Educativa ISAG

 Palabras marcadas: Muerte, derecha, izquierda, aborto, cáncer,


terrorismo...

c) Componentes paraverbales
Los componentes paraverbales o paralingüísticos son los que, pese a
que se utilice el aparato fonador, su uso no altera el mensaje verbal.
Nos referimos a la forma “como se llaman las cosas” y no “a aquello
que se llama”. Si intentamos pronunciar la frase “¡Tranquilízate!” de
diferentes maneras, podemos comprobar que el efecto que produce
puede ser radicalmente opuesto, incluso llegando a contradecir su
significado estricto. Podemos emplear entonaciones diferentes: un
tono sereno, seguro, próximo, confidencial producirá el efecto
deseado. Aun así, un tono imperativo, de autoridad, firmeza, exigencia
o angustia probablemente obtendrá el efecto contrario. Puede
conseguir que la persona a quien se quería tranquilizar, acabe,
paradójicamente, más nerviosa de lo que estaba.

Existen una serie de sonidos que no tienen ningún significado y que


hace falta incluir en este bloque. Son las denominadas muletillas;
palabras como “eh”, “bien”, “mmm”, “o sea” ... que pese a tener
significado no se utilizan con su sentido literal.

El volumen de la voz: La función principal del volumen es hacer que


nuestros mensajes puedan ser escuchados por las personas a
quienes nos dirigimos. El volumen puede servir para poner más
énfasis en algunas partes del discurso, mediante el uso de cambios
para evitar la monotonía. También puede transmitir las emociones del
hablante (como entusiasmo si se eleva o tristeza si se baja).

Hay que tener en cuenta que se ha de adaptar el volumen del discurso


tanto a las dimensiones de la sala (cuanto mayor, hace falta más
volumen) como la cantidad de público (a más público, volumen más
alto).

Hablar en voz baja puede dar la impresión de que no se está seguro


de sí mismo o que el orador no cree verdaderamente en aquello que
dice. A veces, para atraer la atención y, incluso, para provocarla, será
pág. 23
Corporación Educativa ISAG

conveniente levantar la voz, un recurso eficaz para despertar el


interés cuando esté disminuyendo.

El tono: Se refiere a la calidad o resonancia de la voz producida por


las características físicas de las cavidades orales, y por lo tanto es de
difícil modificación. La entonación, la modulación de la voz, refleja
diferencias de sentido, de intención, de emoción... La entonación es
la secuencia sonora de tonos con que se emite el mensaje y puede
contribuir a dotarlo de un significado particular. Su uso adecuado en
los apartados más monótonos del discurso es determinante para
captar la atención de los interlocutores.

El timbre: Es el modo propio y característico de la voz de la persona


y, al igual que el tono, depende de las características físicas del
hablante. Ante un timbre desagradable, normalmente demasiado
agudo, disminuir la velocidad del habla puede hacer que se disimule
el sonido que resulta incómodo para los demás.

La fluidez verbal: Es la forma en que se pronuncian y emiten las


palabras, una tras otra, lo correcto es hacerlo sin repeticiones,
vacilaciones ni balbuceos.

Se requiere una cadencia rítmica en la emisión de las palabras, sin


repeticiones y en la administración de los silencios, tanto con respecto
a la cantidad de silencios como su duración. Un exceso de
perturbaciones en la fluidez verbal transmite inseguridad, carece de
interés o angustia.

La velocidad: Es la cantidad de palabras pronunciadas en una unidad


de tiempo, es decir hablar muy rápida o lentamente. Hay que tener
presente que un exceso de velocidad supone una carencia de
comprensión; si, en cambio la emisión es lenta se corre el riesgo de
aburrir los interlocutores. En general, podemos decir que se habla con
menor velocidad cuando los oyentes están poco familiarizados con el
asunto que se trata, o cuando su nivel intelectual es muy variado.

pág. 24
Corporación Educativa ISAG

En cambio, si se trata de un tema superficial, que puede seguirse


fácilmente, se hablará con mayor velocidad que si se trata de una
cuestión más seria. Es necesario que la velocidad se ajuste al tipo de
pensamiento o sentimiento que el orador trata de transmitir. El
nerviosismo ante una situación comunicativa hace que se tienda a
acelerar la velocidad de las palabras, por lo cual, hace falta retardar
el discurso con el fin de evitar parecer ansioso.

La claridad: Hay ocasiones en que las palabras se entrecortan a


causa de un acento excesivamente marcado, hecho que, además de
entorpecer la comprensión, puede transmitir un determinado estado
emocional (normalmente ira o impaciencia).

Para evitar las malas interpretaciones y facilitar la comprensión, hay


que esforzarse a vocalizar y pronunciar con la máxima atención. Una
esmerada vocalización, junto con una correcta velocidad de emisión
(recomendablemente lenta) es la solución a los problemas de acentos
demasiados marcados.

El tiempo del habla: Es la duración de las intervenciones de los


interlocutores en el transcurso de la interacción comunicativa. Lo más
correcto y aconsejable es evitar monopolizar el tiempo de la
conversación, para que todos los participantes intervengan
proporcionalmente.

Las pausas y los silencios: Las pausas sirven para puntuar los
pensamientos. Las pausas de diferente duración nos ayudan a
separar las palabras pronunciadas en unidades que tienen un
significado en conjunto. La pausa permite realizar fácilmente las
inflexiones de la voz, el cambio de tono y de ritmo y en definitiva,
contribuye, si se hace un buen uso, a mantener más viva la atención.

Las pausas pueden ser:

 Psicológicas: Se producen cuando el ánimo del orador quiere


permitir al auditorio un momento de reflexión.

pág. 25
Corporación Educativa ISAG

 Lógicas: Se usan cuando lo exige el contexto de la frase y


generalmente son breves; en este caso no siempre será fácil
distinguirlas de las pausas psicológicas.
 Afectivas: Cuando se desea suscitar la emoción del oyente.
 Respiratorias: Cuando agotada la expiración, hace falta realizar
una inspiración.

Empezar a hablar antes de que el otro haya acabado su intervención,


sin respetar la pausa del cambio de turno, indica angustia, mientras
que integrarse a la interacción demasiado tarde (hacer una pausa
demasiada larga) transmite aburrimiento o desinterés.

Un silencio debe ser, naturalmente, un silencio justificado como, por


ejemplo, tras una pregunta incisiva, dirigida directamente al auditorio
y tras la cual hace falta, cuando menos simbólicamente, dar tiempo
para que pueda ser contestada.

El silencio es uno de los elementos más difíciles de controlar puesto


que puede transmitir inseguridad, nerviosismo y falta de preparación.
Un buen uso del silencio creará expectación en el interlocutor y
atraerá su interés.

2.5. Técnicas Comunicativas


Las técnicas de comunicación eficaz, se produce cuando un mensaje es
completamente comprendido por el destinatario (Anonimo, 2017). La
comunicación abarca la mayoría de las áreas de la vida. Se utiliza tanto
en los negocios y las relaciones personales. Algunas de las ventajas de
la comunicación efectiva se proporciona dirección, claridad y propósito.

2.5.1.Escucha Activa
Uno de los principios más importantes y difíciles de todo el
proceso comunicativo es el saber escuchar. La falta de
comunicación se debe en gran parte a que no se sabe escuchar
a los demás: se está más tiempo pendiente de las propias
emisiones, y en esta necesidad propia de comunicar se pierde la
esencia de la comunicación, es decir, poner en común, compartir

pág. 26
Corporación Educativa ISAG

con los demás. Existe la creencia errónea de que se escucha de


forma automática, pero no es así. Escuchar requiere un esfuerzo
superior al que se hace al hablar y también del que se ejerce al
escuchar sin interpretar lo que se oye. Pero, ¿qué es realmente la
escucha activa? La escucha activa significa escuchar y entender
la comunicación desde el punto de vista del que habla.

Habilidades para la escucha activa:


Mostrar empatía: Escuchar activamente las emociones de los
demás es tratar de "meternos en su pellejo" y entender sus
motivos. Es escuchar sus sentimientos y hacerle saber que "nos
hacemos cargo", intentar entender lo que siente esa persona:
mostrar que somos capaces de ponernos en su lugar. Sin
embargo, no significa aceptar ni estar de acuerdo con la posición
del otro. Para demostrar esa actitud, usaremos frases como:
“entiendo lo que sientes”, “noto que...”.

Parafrasear. Este concepto significa verificar o decir con las


propias palabras lo que parece que la otra persona acaba de
decir. Es muy importante en el proceso de escucha ya que ayuda
a comprender lo que nos está diciendo y permite verificar si
realmente se está entendiendo y no malinterpretando lo que se
dice. Un ejemplo de parafrasear puede ser: “Entonces, según veo,
lo que pasaba era que...”, “¿Quieres decir que te sentiste...?”.

Emitir palabras de refuerzo o cumplidos. Pueden definirse


como verbalizaciones que suponen un halago para la otra
persona o refuerzan su discurso al transmitir que uno aprueba,
está de acuerdo o comprende lo que se acaba de decir. Algunos
ejemplos serían: "Esto que dices es muy interesante"; "Me ha
aportado mucho hablar contigo" o "Entiendo que conoces muy
bien lo que ocurre en tu trabajo". Otro tipo de frases menos
directas sirven también para transmitir el interés por la
conversación: "Bien", "umm" o "¡Estupendo!".

pág. 27
Corporación Educativa ISAG

Resumir: Mediante esta habilidad informamos a la otra persona


de nuestro grado de comprensión o de la necesidad de mayor
aclaración. Expresiones de resumen serían:

 "Si no te he entendido mal..."


 "O sea, que lo que me estás diciendo es..."
 "A ver si te he entendido bien…"

Expresiones de aclaración serían:

 "¿Es correcto?"
 "¿Estoy en lo cierto?"

2.5.2. La Asertividad
Emplear la asertividad es saber pedir, saber negarse, negociar y
ser flexible para poder conseguir lo que se quiere, respetando los
derechos de la otra persona y expresando nuestros sentimientos
de forma clara. La asertividad consiste también en hacer y recibir
cumplidos, y en hacer y aceptar quejas.

Existen tres estilos básicos de comunicación, diferenciados por la


actitud que revelan hacia el interlocutor: pasivo, asertivo y
agresivo.

Pasividad, o no asertividad. Es aquel estilo de comunicación


propio de personas que evitan mostrar sus sentimientos o
pensamientos por temor a ser rechazadas o incomprendidas o a
ofender a otras personas. Infravaloran sus propias opiniones y
necesidades dando un valor superior a las de los demás.

Agresividad. Este estilo de comunicación se sitúa en un plano


opuesto a la pasividad, y se caracteriza por la sobrevaloración de
las opiniones y sentimientos personales, obviando o incluso
despreciando los de los demás.

Asertividad. Es aquel estilo de comunicación abierto a las


opiniones ajenas, dándoles la misma importancia que a las
propias. Parte del respeto hacia los demás y hacia uno mismo,

pág. 28
Corporación Educativa ISAG

planteando con seguridad y confianza lo que se quiere, aceptando


que la postura de los demás no tiene por qué coincidir con la
propia y evitando los conflictos de forma directa y aceptándolos
de forma abierta y honesta.

Técnicas asertivas
Para llegar a ser una persona asertiva hay que practicar. Las
técnicas que se describen a continuación son fórmulas que han
demostrado ser efectivas para vencer dichas estratagemas.

 Técnica del disco roto. Repite tu punto de vista con


tranquilidad, sin dejarte ganar por aspectos irrelevantes (Sí,
pero… Sí, lo sé, pero mi punto de vista es… Estoy de acuerdo,
pero… Sí, pero yo decía… Bien, pero todavía no me interesa).
 Técnica del acuerdo asertivo. Responde a la crítica
admitiendo que has cometido un error, pero separándolo del
hecho de ser una buena o mala persona. (Sí, me olvidé de la
cita que teníamos para comer. Por lo general, suelo ser más
responsable).
 Técnica de la pregunta asertiva. Consiste en incitar a la
crítica para obtener información que podrás utilizar en tu
argumentación. (Entiendo que no te guste el modo en que
actué en la reunión. ¿Qué fue lo que te molestó? ¿Qué es lo
que te molesta de mí que hace que no te guste? ¿Qué hay en
mi forma de hablar que te desagrada?)
 Técnica para procesar el cambio. Desplaza el foco de la
discusión hacia el análisis de lo que ocurre entre tu
interlocutor y tú, dejando aparte el tema de la misma. (Nos
estamos saliendo de la cuestión. Nos vamos a desviar del
tema y acabaremos hablando de cosas pasadas. Me parece
que estás enfadado).
 Técnica de la claudicación simulada (Banco de niebla).
Aparenta ceder terreno sin cederlo realmente. Muéstrate de
acuerdo con el argumento de la otra persona pero no
consientas en cambiar de postura (Es posible que tengas

pág. 29
Corporación Educativa ISAG

razón, seguramente podría ser más generoso. Quizá no


debería mostrarme tan duro, pero…).
 Técnica de ignorar. Ignora la razón por la que tu interlocutor
parece estar enfadado y aplaca la discusión hasta que éste
se haya calmado (Veo que estás muy trastornado y enojado,
así que ya discutiremos esto luego).
 Técnica del quebrantamiento del proceso. Responde a la
crítica que intenta provocarle con una sola palabra o con
frases lacónicas (Sí… no… quizá).
 Técnica de la ironía asertiva. Responde positivamente a la
crítica hostil (Gracias…).
 Técnica del aplazamiento asertivo. Aplaca la respuesta a la
afirmación que intenta desafiarte hasta que, tranquilamente,
te sientas capaz de responder a ella apropiadamente.
(Prefiero reservarme mi opinión al respecto… No quiero
hablar de eso ahora).

La persona con un estilo de comunicación asertivo expresa sus


ideas y opiniones, defendiendo sus propios derechos sin
imposiciones y respetando los de los demás. Su objetivo
fundamental no es conseguir lo que quiere a cualquier precio, sino
ser capaz de expresarse de forma adecuada y sin agredir nadie,
de forma que, al interactuar con una persona asertiva, a menudo
la comunicación se convierte en una negociación. Las personas
asertivas consiguen el respecto de los demás y facilitan la
expresión de las opiniones de los interlocutores.

pág. 30
Corporación Educativa ISAG

CONCLUSIONES
 La comunicación es un proceso humano básico que implica tanto el

intercambio de información como el establecimiento de relaciones.

 Información y comunicación no es lo mismo: la primera es la emisión de

información sin retorno, mientras que la comunicación implica una

interacción constante entre interlocutores.

 Pese a la importancia que le solemos atribuir a la comunicación verbal,

entre un 65% y un 80% del total de nuestra comunicación con los demás la

realizamos a través de canales no verbales. Para comunicarse

eficazmente, los mensajes verbales y no verbales deben coincidir entre sí.

Muchas dificultades en la comunicación se producen cuando nuestras

palabras se contradicen con nuestra conducta no verbal.

 Para mejorar la comunicación interpersonal, es recomendable escuchar

con atención practicando la “escucha activa” y utilizando la

retroalimentación o retorno, para verificar que se ha comprendido lo que se

pretendía transmitir, tanto facilitándola a la otra persona como solicitándola

cuando no se nos da.

pág. 31
Corporación Educativa ISAG

BIBLIOGRAFÍA
Anonimo. (08 de enero de 2017). Consejos y Trucos. Obtenido de Ventajas y
Desventajas de la Comunicacion Eficaz:
https://www.consejosytrucos.net/noticias-61320/ventajas-desventajas-
de-la-comunicacion-eficaz/

Fuentes Innovacion y Cualificación. (2003). La Comunicacion en la Empresa.


Máaga: Innovación y Cualificación S.L.

Medina Rospigliosi, R. (08 de Agosto de 2008). LimaMarc. Obtenido de


TECNICAS DE LA COMUNICACIÓN APLICADAS A LA CONCILACION:
https://limamarc-revista.blogspot.com/2008/08/tecnicas-de-la-
comunicacin-aplicadas-la.html

Uriarte, J. (12 de junio de 2019). Caracterizticas.com. Obtenido de


Comunicación: https://www.caracteristicas.co/comunicacion/

Watzlawick, P. (2011). Estrategias y técnicas de mejora de la comunicación. En


E. R. Guerrero, Estrategias y técnicas de mejora de la comunicación (pág.
8). Catalunya: Universidad Oberta de Catalunya.

pág. 32
Corporación Educativa ISAG

ANEXOS

ANEXO N° 01:

Son pocos los libros, que expresan las técnicas de comunicación, y en el Perú,
no se educa la práctica de estas.

Fuente: https://www.casadellibro.com/ebook-tecnicas-de-comunicacion-ebook/0/3020281

ANEXO N° 02:

La importancia de la comunicación asertiva, y su uso para los diferentes tipos


de relaciones que establecemos diariamente.

Fuente: https://consigueriqueza.com/10-tecnicas-de-comunicacion-asertiva/

pág. 33
Corporación Educativa ISAG

ANEXO N° 03:

Las diferentes técnicas comunicativas y la forma en la que esta influye en todos


nuestros ámbitos sociales.

Fuente: http://2miradas.es/blog/tag/tecnica-de-comunicacion-asertiva/

ANEXO N° 04:

La forma en la que nos comunicamos, el modo y el estilo de interacción que


mantengamos con la sociedad, repercute en la sociedad, generando una cadena
de comunicación; denominada “Bola de Nieve”.

Fuente: https://www.grandespymes.com.ar/2013/08/05/el-efecto-bola-de-nieve-
tecnicas-de-comunicacion-para-triunfar/

pág. 34