Está en la página 1de 30

EL CULTIVO DE LA QUINUA

PLAGAS

Gusanos cortadores (Spodoptera sp.): Las larvas


infestan las plantas de quinua especialmente durante la
primera etapa del desarrollo de la planta (8 hojas) o recién
emergida realizando cortes a la altura del cuello de la raíz
ocasionando la muerte violenta de la misma. En
infestaciones severas los campos de quinua pueden
presentar gran número de fallas obligando en algunos
casos a resiembras; cuando infestan el follaje, pueden
ocasionar defoliación de las plantas y el daño más grave
causado, es cuándo infestan la panoja, al producir la
destrucción de las mismas, originando una severa
reducción de los rendimientos

Polilla de la quinua (Eurysacca melanocampta): Las


larvas minan las hojas destruyendo el parénquima; estas
minas son serpenteantes, de color blanco amarillento, y
luego se tornan oscuras. Las larvas de la primera
generación (noviembre-diciembre) minan y destruyen las
hojas e inflorescencia en formación. Pegan las hojas tiernas
de brotes, enrollándolas y alimentándose del parénquima.
Las plantas, cuando están fuertemente infestadas, detienen
su crecimiento y en pocos días el cultivo puede quedar
totalmente destruido. Las larvas de la segunda y tercera
generación (marzo-mayo) atacan a las plantas en
maduración, alimentándose de los granos pastosos y secos
en el interior de las panojas

Mosca minadora (Epicauta latitarsis): Los daños son


ocasionados principalmente durante el estado adulto,
debido a que mastican las hojas, especialmente en la etapa
del desarrollo vegetativo. Los adultos atacan a las hojas e
inflorescencias tiernas, siendo más intenso el ataque en los
meses de noviembre y marzo, con ocasión de los
veranillos, y los períodos de sequía y de alta insolación. En
ataques severos pueden destruir los campos íntegramente
en pocos días.

Pulgones Myzus sp: Al formar colonias en el envés de las


hojas, brotes e inflorescencias, succionan la savia,
produciendo debilitamiento, marchitez y en infestaciones
muy intensas el desarrollo del hongo fumagina, defoliación
y en casos extremos la muerte de la planta, sobre todo en
las primeras etapas de desarrollo.

La polilla de la quinua: El adulto es una polilla pequeña de


aproximadamente 8 a 9 mm de longitud y 14 a 16 mm de
expansión alar. Se alimenta del néctar de las flores y no
causa daño al cultivo de quinua. Las hembras ovipositan
huevos que se caracterizan por ser diminutos. Las larvas
atacan al cultivo en dos generaciones: en la primera
generación (noviembre y diciembre), minan y destruyen las
hojas e inflorescencias en formación, pegan las hojas
tiernas de los brotes y las enrollan y, en la segunda
generación (marzo y mayo), las larvas atacan plantas en la
fase de maduración, se alimentan de los granos en
formación y maduros en el interior de las panojas.
ENFERMEDADES

MILDIU de la quinua (Peronospora farinosa): Se


presenta como pequeñas manchas de forma irregular y
que van creciendo a medida que la enfermedad se
desarrolla. Esta coloración puede ser clorótica o
amarilla, rosada, rojiza dependiendo del ecotipo de
quínoa. En el envés de las hojas se observa un micelio
de color gris violáceo, siendo bastante abundante en los
ecotipos de quínoa susceptibles. Si bien, es más
frecuente en las hojas, los síntomas se pueden
observar en tallos, ramas y panojas. Temperaturas
frescas y humedad relativa alta son factores
determinantes para el crecimiento del patógeno y la
diseminación de la enfermedad.

Mancha foliar (Ascochyta Hyalospora): Los síntomas


de esta enfermedad son manchas necróticas en las
hojas, más o menos circulares, con el centro de color
crema y los bordes algo marrones. Éstas, son de un
tamaño aproximado de 5 a 10 mm de diámetro. Sus
fuertes ataques pueden provocar defoliaciones en las
plantas.

Podredumbre marrón del tallo (Phoma Exigua Var.


Foveata): Esta enfermedad causa daños considerables
en la quinua cultivada e incluso la muerte de ésta. El
hongo que transmite la enfermedad penetra en las
plantas a través de sus heridas mecánicas; su
propagación es favorecida por las granizadas. Los
síntomas de su ataque se observan en los tallos y en
las panojas, con lesiones marrones. Al interior de estas
lesiones, se pueden observar puntitos negros; éstos
son los hongos, que causan la enfermedad. El tamaño
de las lesiones es de unos 5 a 15 cm.

Pudrición radicular (Fusarium sp): Esta enfermedad


ataca y daña el sistema vascular de las plantas. Por ello
encontraremos que los síntomas más comunes implican
daños en la raíz (necrosis), decoloración del tejido
vascular, amarillamiento del follaje de la planta,
marchitez en las hojas más viejas hacia las más
nuevas, marchitez durante el día que se recupera
durante la noche, y finalmente marchitez total y la
muerte de la planta.

MALEZAS
Verdolaga Pata de gallina
(Portulaca oleracea) (Eleusine indica)

Quinua silvestre Cadillo


(chenopodium quinoa) (Cenchurs echinatus)

Cardo santo Coquito


(Argemone mexicana) (Cyperus esculento)

EL CULTIVO DEL ARROZ


PLAGAS

Barrenador del arroz (Chilo suppressalis): Las larvas de


este Lepidóptero son las que hacen realmente el daño
introduciéndose en el tallo del arroz y formando galerías.
Existen medios de lucha indirectos que son muy útiles como
alzar las plantas tras la recolección y amontonarlas y
quemarlas. Otra medida indirecta es inundar las parcelas
durante el invierno. Los tratamientos pueden hacerse con
varios productos como el Fenitrothión o el Piridafentión.

Pudenta (Eusarcoris sp.): Se trata de un insecto que Pica el


grano produciendo unas manchitas que han sido bautizadas
por algunos industriales con el nombre de “ojo de perdiz”. Los
daños principales no son los debidos a la disminución de la
cosecha, sino al desmerecimiento de la calidad del grano.

Gorgojo del arroz (Sitophilus oryzae): Ataca principalmente


al granero, y no sólo se alimenta de los granos del arroz sino
de cualquier otro cereal. Los productos comerciales que se
aplican en los tratamientos son a base de fosfuro de aluminio o
fosfuro de magnesio. El fosfuro de aluminio es extremadamente
óxico por inhalación, por lo que los locales en los que se
aplique deben tener un sistema de ventilación bueno.

Rosquilla negra (Spodoptera litoralis): Más que negras son


grisáceas o marrón grisáceas. Producen grandes daños al
devorar las hojas. Se deben combatir las larvas cuando son
pequeñas, pues cuando están grandes son muy resistentes. Se
matan con pulverizaciones a base de carbaril, fenitrotión,
triclorfón y otros.

ENFERMEDADES
Piricularia (Pyricularia oryzae): Constituye el principal
problema fitopatológico del arroz, debido a que el hongo
manifiesta gran capacidad destructiva y desarrolla rápida
adaptabilidad en las nuevas variedades. Los ataques ocurren
en plántulas y floración; las lesiones foliares típicas son
alargadas con extremos puntiagudos, de bordes marrón-rojizo
y centros grisáceos. La extensión y confluencia de varias
manchas producen secamiento parcial o total de la lámina
foliar.

Helminthosporiosis (Drechslera oryzae, Bipolaris oryzae,


Helminthosporium oryzae): Se encuentra asociada con baja
fertilidad del suelo y daños radicales por insectos. El hongo
infecta en cualquier etapa del cultivo; Las lesiones foliares
varían desde pequeños puntos hasta manchas circulares u
ovales que se distribuyen casi uniformemente por toda la
lámina foliar; la coloración marrón inicial se torna más clara
en el centro y aparece con frecuencia un halo amarillento.

Pudrición de la vaina (Sarocladium oryzae,


Acrocylindrium oryzae): Es una de las pudriciones que se
presentan con mayor frecuencia en arroz. Los daños se
visualizan en las vainas de las hojas superiores,
particularmente en la llamada bandera, en forma de manchas
oblongas con centros grises y bordes marrones, llegando en
algunos casos a cubrir toda el área de la vaina.

Manchado del grano: Los síntomas en las glumas varían


dependiendo de la clase de microorganismos asociados y el
avance de la infección. En algunos casos se presentan
manchas marrones o negras que cubren parcial o totalmente
la superficie; en otros, se observan pequeños puntos. En las
hojas, los síntomas típicos son manchas circulares a ovales,
de color marrón oscuro pudiendo presentar un halo amarillo,
de distribución uniforme; o las manchas en forma de rombo
de tamaño variable, típicas de “Pyricularia”. En los granos
aparecen lesiones de coloración marrón, de diferente tamaño,
desde pequeños puntos hasta lesiones que cubren la cáscara
del grano por completo.

Hoja blanca: Es la única enfermedad del arroz de origen viral


conocida en Latinoamérica, cuyo agente transmisor es el
insecto saltahojas llamado sogata (Sogatodes orizicola). Aun
cuando en la actualidad su intensidad es baja, la presencia
del agente causal y de insecto vector sitúa a esta enfermedad
como una de las más importantes, además del efecto
devastador de la misma

MALEZAS
Paja americana Cortadera
(Echinochloa colona) (Cyperus iria L).

Paja rugosa Corocillo


(Ischaemum rugosum Salisb) (Cyperus ferax)

Cola de zorro Pelo de indio


(Leptochloa filiformis L) (Fimbristylis miliaceae L
EL CULTIVO DEL SORGO

PLAGAS
Gusano cogollero (Spodoptera frugiperda): se alimenta de las
partes tiernas de las hojas. Daña la panícula antes de que emerja, y
después de la emergencia de ésta se alimenta del grano en
desarrollo. Puede actuar como cortador y barrenador.

Gusano soldado (Spodoptera exigua): la palomilla de este insecto


pone sus huevos en las hojas en grupos, son de color blanco
amarillento y cubiertos de pelusa. Las larvas recién salidas raspan
la superficie de las hojas, luego se alimentan de los márgenes de
las hojas, avanzando hacia el centro de ésta dejando solamente la
nervadura central. Puede alimentarse del grano en maduración.

Mosquita de la panoja (Contarinia sorghicola): ataca durante la


floración, causando pérdidas cercanas al 100 % si no se controla
oportunamente. Esta mosca pone los huevos en las flores, y sus
larvas se alimentan del grano en formación, impidiendo su
desarrollo y causando la pérdida de éste

Pulgones: son varias las especies de pulgones que afectan al


sorgo. El que más daño produce en el cultivo es el pulgón verde de
los cereales. Succionan la savia de la planta, introducen toxinas que
pueden transmitir virus. Son vectores de enfermedades. Se
alimentan en el envés de la hoja y producen una secreción dulce o
mielecillas.

ENFERMEDADES
Roya del sorgo (Puccinia sorghi): Es una de las
principales enfermedades con mayor incidencia y
severidad que se presenta en el cultivo del sorgo. Los
sorgos mejorados son afectados con menor incidencia, ya
que se les ha incorporado resistencia a través de los
programas de mejoramiento.
Esta enfermedad aparece cuando inicia la maduración del
grano hasta las últimas etapas del cultivo de sorgo,
incrementando la severidad del daño en variedades
susceptibles, volviendo inservible el follaje para la
alimentación del ganado.

Mancha zonada de la hoja (Gloeocercospora sorghi):


Es una enfermedad que inicia su daño en plantas jóvenes
alrededor de los 45 días de edad hasta los 80 días, que es
cuando desaparece. Si la planta es susceptible puede
dañar completamente la lámina foliar, afectando la
fotosíntesis.

Mancha gris de la hoja (Cercospora sorghi): Esta


enfermedad aparece en el sorgo en la etapa intermedia del
ciclo vegetativo del cultivo, aproximadamente a los 60-70
días después de siembra. Cuando las variedades son muy
susceptibles el hongo daña completamente el follaje,
causando muerte de las hojas viejas, que es donde inicia.

Mancha foliar (Ascochytha hyalospora): El


género Ascochytha hyalospora está reportado como el
agente causal de la mancha foliar, que se transmite a
través de las semillas. Este hongo produce colonias de
color verde oscuro, con bordes blancos irregulares. Los
síntomas de la enfermedad son manchas necróticas en las
hojas, más o menos circulares, con centros de color crema
y bordes ligeramente marrones. En el interior, estas
lesiones presentan unos puntitos negros correspondientes
a las picnidias del hongo. Las lesiones presentan un
tamaño de 5 a 10 mm de diámetro y en ataques intensos
puede provocar fuertes defoliaciones.

Malezas
Aceitilla Zacate cangrejo
(Bidens pilosa) (Digitaria sanguinalis)

Malva Zacate Johnson


(Anoda cristata) (Sorghum halepense)

Tomatillo Zacate pinto


(Physalis angulata) (Echinochloa colona)

EL CULTIVO DEL FRIJOL

PLAGAS
Mosquita blanca: Bemisia tabac y B. Argentifolii. : La
importancia de la mosquita blanca en el cultivo de frijol se debe a su
capacidad para transmitir el virus del mosaico dorado. Las mayores
poblaciones de este insecto ocurren durante el verano (julio
septiembre) y decrecen en el invierno (a partir de octubre), por los
cuales las fechas de siembra son determinantes para reducir
riesgos de daño por mosquita blanca.

Trips (Caliothrips phaseoli.): Los huevecillos son insertados en los


tejidos del envés de las hojas; las ninfas raspan y chupan las hojas
produciendo cicatrices que en su conjunto le dan a la hoja un
aspecto cenizo. Posteriormente las hojas muy atacadas se tornan
color cobrizo y después se acartonan, pudiendo ocasionar la
defoliación prematura de la planta.

Chinche verde (Nezara viridula.): Mide en promedio 15 milímetros


de longitud, es de color verde obscuro un poco brillante. Pueden
tener una hilera de 3, 5 o 7 manchitas claras más o menos
equidistantes en la parte anterior del esculeto, justamente en los
límites con el pronoto. Las ninfas de esta especie son de color
oscuro, con cuatro hileras de muy bien definidas manchas blancas
en el abdomen.

Conchuela café (Euschistus servus): El adulto es color café y


mide de 10 a 15 milímetros de largo y se caracteriza por el mal olor
que despide. Los huevecillos son depositados en masa y tienen
forma de balero, son de un tono amarillo cristalino y cuando van a
eclosionar se tornan en un tinte rosáceo. Cada hembra deposita
unos 60 huevecillos en grupos de 17.6 en promedio en un período
de 107 días. Los adultos se alimentan de flores y vainas en
formación e inyectan substancias tóxicas que provocan la caída de
flores, avanamiento, manchado.

ENFERMEDADES
Mosaico Dorado: En la enfermedad virosa más importante en la
región y su intensidad depende en gran parte de las poblaciones
de mosca blanca que se encuentran en el cultivo o cerca de el.

Mosaico Común: El virus se transmite mecánicamente y a través


de semilla de plantas enfermas, por lo que se sugiere no utilizar
ésta en siembras posteriores y ponen especial atención en el uso
de semilla certificada. La transmisión de virus en el campo la
efectúan algunas especies de pulgones, por lo cual es necesario
tener un control adecuado de ellos.

Roya o chahuixtle: Uromyces phaseoil var. Typical. Esta


enfermedad ataca las hojas, vainas y rara vez tallos y peciolos.
Los primeros síntomas aparecen en el envés de las hojas como
pequeños puntos amarillo pálidos; después de algunos días se
rompe la epidermis dejando expuesta una pústula con esporas de
color rojizo.

Moho blanco: Whetzelinia (Sclerotinia sclerotiorum): La


enfermedad se inicia generalmente durante la floración, cuando
hay suficiente follaje que permita una mayor retención de
humedad en torno a la planta. Como medidas de prevención se
sugiere sembrar en suelos nivelados con buen drenaje, a la
densidad de siembra indicada usando semilla certificada, en
surcos a la distancia sugerida.

Oidium (Erysiphe polygoni): Produce manchas oscuras y


moteadas de apariencia de polvo blanco cubre las hojas, tallos y
vainas.

MALEZAS
Amaranto Verdolaga
(Amaranthus spp) (Portulaca oleracea)

Paja peluda Grama


(Rottboellia cochinchinensis) (Cynodon dactylon)

Cadillo Cardo santo


(Bidens pilosa) (Argemone mexicana)

EL CULTIVO DELTRIGO
PLAGAS

Zafro de los cee¡reales (Zabrus sp.): Es un escarabajo


de color oscuro, de entre 12-18 mm de largo y cuyas
larvas excavan galerías en el suelo cerca de la base de
las plantas, dejando pequeños montoncitos de tierra que
son característicos y que delatan su presencia. Las larvas
son las que producen el principal daño cortando las hojas
durante la noche e introduciéndolas en las galerías para
alimentarse.

Mosquito del trigo (Mayetiola destrutor): Los adultos


son pequeños mosquitos de 3 a 4 mm de color gris
oscuro. Estos adultos ponen los huevos en el haz de las
hojas y en el sentido de las nerviaciones. Al nacer las
larvas, éstas se dirigen rápidamente hacia la vaina en la
base de las hojas, fijándose cerca del primer nudo, donde
se alimentarán durante todo su desarrollo. Por esta causa,
el tallo atacado no puede evolucionar y queda
“amacollado”, de un color verde oscuro e incluso, si el
número de larvas es elevado no suele tardar en perecer

Criocero o babosilla de los cereales (Lema melanopa):


El adulto es un pequeño escarabajo de 4 o 5 mm de
longitud. Las larvas que son las que producen el daño
alimentándose de las hojas, tienen aspecto de pequeñas
babosas, de color amarillo sucio; se encuentran
recubiertas por una sustancia mucilaginosa que no es otra
cosa que los propios excrementos que cubren el cuerpo.

Rhyzopertha dominica: Ataca a los granos almacenados,


deriva de la familia de BOSTRICHIDAE. Las larvas, como
los adultos, perforan las semillas sanas reduciendo los
granos a cáscaras. Los adultos son muy buenos
voladores, también su alimentación no sólo se inclina al
trigo. Son de color blanco y su cuerpo tiene forma de C, la
cabeza está oculta y cuenta con poderosas mandíbulas.
Las pupas se forman en los granos vacíos o en el polvo
que se junta alrededor del grano infectado.

ENFERMEDADES
El morrón del trigo (Tilletia foetida): Este hongo afecta a
los granos del trigo y puede mermar la producción
considerablemente si no se toman las medidas oportunas.
Las espigas permanecen verdes más tiempo y se mantienen
erectas por el menor peso de los granos enfermos. Las
espiguillas afectadas quedan más abiertas que las sanas,
separándose las glumas y dejando ver los granos de color
pardusco. Los granos son algo más pequeños que los
normales y si se les comprime con los dedos, se aplastan
con facilidad, apareciendo rellenos de un polvillo negro de
mal olor.

La roya de los cereales (Puccinia recondita, P. graminis,


P. striformis): Las especies de este hongo producen
manchas pequeñas de color amarillo a marrón en las hojas y
espigas. En las hojas, éstas perjudican la asimilación de
nutrientes y perturban el metabolismo, con lo que el
rendimiento disminuye. El grano queda pequeño y rugoso.

Carbon del trigo (Ustilago tritici): En esta enfermedad, la


espiga queda transformada en un polvo negro y en ataques
muy severos, se mantiene sólo el raquis. Su control se
realiza mediante la eliminación de las espigas afectadas en
campo para que no se contaminen los granos sanos durante
la trilla y el tratamiento fungicida de la semilla.

Oidio en el trigo (Erysiphe graminis): La enfermedad se


manifiesta por la aparición de una borra blanca sobre las
hojas que al final toma una tonalidad gris y aparecen
pequeños puntos negros. Para la prevención del oidio, se
puede utilizar el azufre, teniendo la precaución de cubrir
completamente la planta para asegurar una protección
eficaz.

LA FUSARIOSIS DE LA ESPIGA DEL TRIGO (Fusarium


graminearum, F. culmorum): Esta enfermedad produce
una infección de la inflorescencia, las esporas del hongo
llevadas por el viento se depositan sobre las anteras, siendo
ésta la vía de entrada al ovario (futuro grano). Los síntomas
se manifiestan después de la floración, al principio aparecen
manchas húmedas de color pardo y si la infección continúa,
las espiguillas se cubren de una masa blanca con
tonalidades rosado-anaranjados.

MALEZAS
Rábano Duraznillo
(Raphanus sativus) (Polygonum persicaria)

yuyo Pasto pinito


(Brassíca campestris) (Spergu/a arvensis)

Bromo Achicoria
(Bromus sp.) (Cychorium íntybus)
EL CULTIVO DE LACEBADA

PLAGAS
Pulgones (Rhopalosiphum padi, Sitobion avenae, Schizapis
graminum): producen importantes daños en la cebada, sobre todo el
primero de ellos, pues es el principal vector del Virus del Enanismo
Amarillo (BYDV).

Larva Del Insecto (Lema melanopa): Se alimenta del parénquima


de las hojas de cebada produciendo aparentes pérdidas de masa
fotosintética; sin embargo, su escasa incidencia sobre el rendimiento
no justifica tratamientos insecticidas, aunque en algunos países se
investiga su control biológico por la incidencia de daños.

Nemátodos (Heterodera avenae): Los nemátodos también


perjudican los cultivos de la cebada, sobre todo en años de otoños
poco lluviosos. Los síntomas del ataque de nemátodos se presentan
en zonas concretas de las parcelas infectadas formando rodales en
los que las plantas se desarrollan con mucha dificultad, enanizándose
y amarilleando; si no mueren en esta fase, ahíjan muy poco y
producen espigas pequeñas y deformadas. Control.-Evitar sembrar
cereales durante varios años, pues la desinfección del suelo es cara.

Cuncunilla dela espiga (Protoleucania albilinea): El daño


económico de la plaga, radica en la defoliación de las plantas y
cortadura de espigas. Ataques severos pueden causarla pérdida total
de la sementera. La cuncunilla es de tamaño mediano de diferentes
colores, con manchas longitudinales más claras y una fina raya de
color negro intenso en el cuarto basal del primer par de alas. El adulto
es una mariposa, ovipocitaentre 500 a 1.000 huevos. Controlar al ver
los primeros ejemplares, es necesario monitorear la sementera en el
crepúsculo o amanecer para observar su número y área de ataque.

ENFERMEDADES

Roya Parda (Puccinia anomala): Produce pequeñas pústulas sobre


las hojas de color pardo anaranjado y después de color negro, de
donde se desprende polvillo del mismo color

Carbón Desnudo (Ustilago nuda): Ataca también a la cebada e


incluso sus ataques son más intensos que en el trigo, sobre todo en
algunas variedades. La infección tiene lugar cuando se están
desarrollando los granos en la espiga. Las esporas del hongo,
transportadas por el aire, caen sobre los granos en crecimiento,
germinan y penetran en ellos. Estos conservan su apariencia externa
completamente normal, pero al sembrarlos la nueva planta que de
ellos se origina está completamente invadida por el hongo,
apreciándose la invasión en las espigas, quedando reducidas al
raquis, cubierto de polvo negro, que se disemina por el aire,
propagándose así la enfermedad.

Helmintosporiosis de la Cebada (Helminthosporius gramineus): A


finales de la primavera aparecen en la cebada manchas alargadas en
las hojas, en sentido longitudinal, que se transforman más adelante
en estrías de color pardo violáceo, pudiendo quedar la hoja, al
romperse estas estrías, como deshilachadas. A veces, si el ataque es
fuerte, puede detener el crecimiento de la planta o impedir el
espigado total de ella, quedando las espigas envueltas en las vainas
de las hojas o espigando, pero quedando raquíticas. Las espigas
atacadas, por tener granos atrofiados, no pesan, por lo que quedan
más derechas que las normales y con las barbas más separadas de
lo normal. La infección temprana puede disminuir en más de un 20%
el rendimiento.

Oídio (Erisiphe graminis): La máxima producción de conidias ocurre


a 20ºC y 100% de humedad relativa. Los síntomas de la enfermedad
se manifiestan con manchas blancas a gris pálido en hojas, vainas y
glumas. Seguidamente las manchas se hacen más grandes y
oscuras, los tejidos se tornan pardos y mueren. Los ataques
tempranos y severos pueden reducir el desarrollo radicular, el número
de tallos con espiga y el tamaño del grano

MALEZAS
Zacate Johnson
Pata de gallo
(Sorghum halepense)
(Digitaria sanguinalis)

Aceitilla
(Bidens pilosa) Malva
(Malva sylvestris)

Rábano silvestre Lengua de vaca


(Raphanus raphanistrum) (Rumex crispus)

AVENA

PLAGAS
Pulgon amarillo de la avena: Ataca fundamentalmente las
hojas inferiores. El control se efectúa con dimetoato a razón de
700 cc/ha.

Gusano soldado: el cual se controla al aplicar 1.0 kilogramos


de Triclorfon PS 80 (Dipterex 80%) o 1.0 litro de Malathion CE
100 (Malation 1000) diluido en 300 o 400 litros de agua por
hectárea y asperjado cuando se localicen las primeras áreas
atacadas.

Pulgón verde de la avena: Normalmente se comporta como


plaga secundaria. Durante la fase vegetativa del cultivo se le
encuentra en las hojas, pero con la aparición de las primeras
espigas tiernas se traslada hacia éstas perjudicando los granos
que se encuentran en estado lechoso.

Larva: Isoca: El macho, a diferencia de la hembra, presenta


en la cabeza un cuerno largo y fino, curvado hacia atrás y otro
en el protórax que es más corto, bifurcado y curvado hacia
abajo.
La larva ataca raíces causando serios perjuicios. En trigo y
cebada comen las semillas, las raíces y hasta los tallos. Es
muy abundante en campos vírgenes pero también provoca
daños de consideración en cultivos de cereales (trigo y cebada)

ENFERMEDADES

Roya de la hoja o roya amarilla de la avena: se presenta


con manchas amarillentas en las hojas y en los tallos; en la
madurez toma una coloración negruzca. Los ataques más
severos se dan en las zonas húmedas y cálidas del norte y
nordeste.

Carbón volador: En general las variedades amarillas son más


susceptibles que las blancas a esta enfermedad. El control
puede realizarse por tratamiento de grano con funguicidas.
También la avena es atacada por el carbón cubierto y el oidio.

La roya anaranjada (Puccina coronifera): Es específica de


la avena Las uredosporas son de un color anaranjado vivo.
Las pústulas son a veces pequeñas y otras alcanzan casi el
tamaño de un centímetro. Puede causar daños importantes.

Malezas
Lengua de vaca
Rábano silvestre (Rumex crispus)
(Raphanus raphanistrum)

Rábano Bromo
(Raphanus sativus) (Bromus sp.)

Yuyo Malva
(Brassíca campestris) (Malva sylvestris)

EL CULTIVO DEL MAIZ

PLAGAS
Arañuela (Tetranychus spp): Las arañuelas pueden dañar la
planta del maíz desde la etapa de plántula hasta la madurez. El
daño de las arañuelas hace a través de la perforación y la succión
en el tejido foliar. Conforme incrementan las colonias de arañuelas,
las hojas inferiores se secan y las arañuelas pasan a las hojas
superiores.

Gusanos de alambre (Agriotessp): las larvas se alimentan de los


tallos de las plantas jóvenes, a la altura del cuello de la planta
ocasionando su muerte.-Productos: Carbosulfin, Clormefos,
Clorpirifos, Bendiocarb.

Gusanos blancos: (Melolonthasp y Anoxia sp).- Síntomas: los


daños los ocasionan las larvas, sobre todo en el segundo año de
su ciclo, devorando el sistema radicular de las plantas desde su
emergencia hasta que tienen 8 o 9 hojas. - Productos: Carbosulfin,
Clormefos, Clorpirifos, Bendiocarb, Carbefurano,

Ácaros: Cuando la población es alta los daños pueden ser


importantes en las hojas. Ataca mucho a la mala hierba tomatitos,
vigilar. - Métodos de lucha: preventivo manteniendo las
plantaciones limpias de malas hierbas o aplicando acaricidas
específicos. - Productos: tetradifón + dicofol, propargita, triazofos,
profenofos.

ENFERMEDADES
Antracnosis: (Colletotrichum graminícola): Los daños se
manifiestan en tallos y hojas al final del ciclo vegetativo.
Manchas ovaladas de color pardo. Los tallos se rompen con
facilidad por las zonas atacadas. - Métodos de lucha: Se
controla mediante el empleo de variedades resistentes,
abonados equilibrados y enterrado de restos de cosecha lo más
temprano posible.

Podredumbre radicular: (Rhizoctoriabatatícola): Produce


lesiones en el cuello de las plantas que se suelen romper por
esa zona

Roya del maíz (Puccinia sorghi): Produce daños en las hojas


que consisten en la aparición de unas pústulas de dos a cuatro
cm de diámetro, de color naranja que van haciendo negruzcas
con el tiempo

Carbón del maíz (Ustilagomaydis): Se pueden observar


Verrugas o abultamientos en las hojas en las franjas
internerviales o en la base de los tallos. También puede afectar
a las flores masculinas y sobre la mazorca. - Métodos de
lucha: utilizar híbridos resistentes y semilla desinfectada,
además de retrasar la siembra. - Productos: corboxín o vitavax

Podredumbre del tallo (Erwiniachrysanthemi): Se manifiesta


por marchitez de las hojas y podredumbre húmeda del tallo
sobre el quinto o sexto entrenudo. Aparece, sobretodo, cuando
se riega por aspersión y con temperaturas entre 30 y 35 ºC. -
Métodos de lucha: los métodos de lucha sólo pueden ser
preventivos a base de cultivar híbridos resistentes y no emplear
alta densidad de siembra.

MALEZAS
Pasto dentado Flor de hierba
(Echinochloa crus-galli) (Euphorbia heterophyla)

Grama Girasolillo
(Cynodon dactylon) (Helianthus annuus)

Pasto morado Lengua de vaca


(Leptochloa filiformis) (Rumex crispus)

EL CULTIVO DEL GARBANZO

PLAGAS
Mosca del garbanzo (Liriomyza cicerina): Las larvas excavan
galerías entre la epidermis de las hojas alimentándose del
parénquima. Parece que los garbanzos sembrados en invierno
sufren menos daños de mosca que los sembrados en primavera.
Es una plaga exclusiva del garbanzo por lo que si no hay
garbanzales próximos, la alternativa de cosecha será un buen
remedio contra la plaga.

Gorgojo (Bruchus sp.): Los daños causados por el gorgojo en


los garbanzos son especialmente importantes por la depreciación
de la semilla. El gorgojo debe combatirse en el campo con un par
de pulverizaciones con Malatión (con 10-12 días de separación),
la primera en el momento de caída de flores. Hay que procurar
que las vainas recién formadas queden bien mojadas por el
tratamiento para evitar la puesta por la hembra.

Heliothis (Heliothis armigera): Se trata de la plaga más


importante y extendida en el campo, aunque sus daños varían de
año en año y de estación en estación. El Endosulfan es el
producto más recomendado en los tratamientos a razón de 3-4
litros/ha.

Moscas mineras (gen. Liriomyza): Causa importantes daños,


cuyas pérdidas se estiman entre 10-40%. Como método de
control biológico se emplea el parásito Opius cicerini.

Chinches: Esta plaga provoca daño directo al dejar las vainas


vanas y en forma indirecta afectando la calidad y el poder
germinativo de la semilla. Cuando se alimenta de granos
grandes, estos quedan livianos y se pueden sacar en la limpieza
y calibrado con la densimétrica.

ENFERMEDADES
Rabia del garbanzo (Ascochyta rabiei): Es una enfermedad muy
extendida, presentándose de forma epidémica en la India. La causa un
hongo que produce unas manchas redondas con el borde oscuro en
hojas y vainas. Las manchas en los tallos, que son las más graves,
impiden la circulación de la savia y la planta se seca.
La enfermedad se desarrolla con la semilla, viéndose favorecida con
los incrementos de humedad y temperatura. Con temperaturas bajas y
tiempo seco no se produce la infección.

Fusarium sp.; este hongo causa una enfermedad llamada fusariosis.


Las plantas atacadas tienen las raíces alteradas y en el cuello
aparecen unas manchas pardas. El hongo acaba por obstruir la
ascensión de la sabia por los vasos y destruye las raíces. Las
temperaturas óptimas para el desarrollo del hongo oscilan entre 25 y
35ºC. Esta enfermedad se acentúa por la falta de profundidad
adecuada en el suelo, así como la época y método de siembra y el
momento del riego

Moho gris: El moho gris Botrytis cinerea es una enfermedad del follaje
de reciente aparición en la región. Las plantas enfermas empiezan a
abortar flores y frutos pequeños, además se observa necrosis en los
puntos de crecimiento y un polvillo gris en la base de flores, vainas y
hojas afectadas. En estados avanzados de la enfermedad se observan
lesiones en ramas cercanas al suelo las cuales se quiebran en ese
punto.

MALEZAS
Nabo
Avena silvestre
(Brassica campestris)
(Bromus ramosus)

Perejilillo Rastrapiedra
(Bowlesia incana) (Polygonum aviculae)

Yerba del ciego


Cebadilla criolla
(Urtica urens)
(Bromus unioloides)

EL CULTIVO DEL CENTENO


PLAGAS

Capuchino de los granos (Rhizopertha dominica): Es una de las


principales plagas del grano almacenado. En los meses de primavera
aparecen los adultos, se reproducen y la hembra realiza la puesta
sobre la superficie del grano. Las larvas y los adultos provocan
pérdida de peso y calidad del grano al introducirse en su interior
donde practican galerías, produciendo harina, y rompiendo los
granos. Esto unido a la contaminación por la simple presencia de
deyecciones, exuvios e individuos muertos provoca la depreciación
comercial del producto.

Gorgojo del arroz (Sitophilus oryzae): Es una de las principales


plagas tanto en campo como en almacén, pudiendo atacar a cualquier
cereal. Tanto larvas como adultos destruyen el grano, el cual queda
depreciado comercialmente. Las larvas provocan los mayores daños
al ubicarse en el interior del grano donde excavan galerías
alimenticias hasta vaciarlo, dejando solo la cubierta. Con el producto
cosechado los adultos prefieren alimentarse de granos partidos,
aunque pueden dañar también los sanos. En cualquier caso las
heridas causadas son una vía de entrada para otras plagas y
enfermedades.

tronchaespigas Cephus pygmaeus: Cortan los tallos a una altura


cercana al suelo en la época en la que el cereal está madurando. Los
tallos caen al suelo, quedando destruídos.

Otro insecto que produce síntomas similares es un escarabajo de la


familia de los cerambícidos denominado Calamobius fillum.

Aguijonero (trachelus tabidus): El daño causado por los céfidos


incluye el amarilleamiento prematuro de la espiga y el malogro del
grano. Si el ataque de las larvas se produce cuando el tallo está
completamente verde los haces vasculares quedan seccionados y
ocasiona la palidez de la espiga y el aborto de sus granos. Sin
embargo, si el ataque se realiza sobre los tallos más maduros, los
haces no son cortados y los granos se desarrollan pero son más
pequeños que los normales.

ENFERMEDADES
CARBÓN DESNUDO (Ustilago nuda): Ataca
también a la cebada e incluso sus ataques son más
intensos que en el trigo, sobre todo en algunas
variedades. La infección tiene lugar cuando se están
desarrollando los granos en la espiga. Las esporas
del hongo, transportadas por el aire, caen sobre los
granos en crecimiento, germinan y penetran en ellos.

CARBÓN VESTIDO (Ustilago hordei): Se comporta


de un modo parecido al tizón del trigo, las espigas
atacadas presentan un aspecto externo normal, pero
tienen los granos llenos de polvo negro. Cuando los
granos infectados se siembran, las esporas que
contienen penetran dentro de la plántula, invadiendo
las zonas de crecimiento.

OÍDIO (Erisiphe graminis): La máxima producción


de conidias ocurre a 20ºC y 100% de humedad
relativa. Los síntomas de la enfermedad se
manifiestan con manchas blancas a gris pálido en
hojas, vainas y glumas. Seguidamente las manchas
se hacen más grandes y oscuras, los tejidos se
tornan pardos y mueren. Los ataques tempranos y
severos pueden reducir el desarrollo radicular, el
número de tallos con espiga y el tamaño del grano.

VIRUS DEL ENANISMO AMARILLO (BYDV): Los


síntomas se manifiestan en las hojas, pues estas se
tornan amarillentas, engrosadas y rígidas. Se
produce un retraso en la formación de las espigas
(que se mantienen erguidas y se decoloran). La
infección temprana puede disminuir en más de un
20% el rendimiento. Este virus es transmitido por un
gran número de especies de pulgones.
Malezas

Rábano Malva
(Raphanus sativus) (Malva sylvestris)

Bromo Yuyo
(Bromus sp.) (Brassíca campestris)

Perejilillo Pata de gallo


(Bowlesia incana) (Digitaria sanguinalis)
UNIVERSIDAD AUTONOMA JUAN MISAEL SARACHO
FACULTAD DE CIENCIAS INTEGRADAS DEL CHACO

CRRERA ING. AGRONOMICA

“VADEMECUM”

NOMBRE: Iver Roberto

APELLIDO: Cruz Méndez

SEMESTRE: 7to semestre

DOCENTE: German Orosco Ramayo

YACUIBA