Está en la página 1de 21

Nanotecnología

Tecnología de los Chips en la medicina (Nanomedicina)

1. Definición
2. Historia
3. Aplicaciones
3.1. Medio Ambiente
3.2. Energía
3.3. Industria de alimentos
3.4. Industria
3.5. Medicina
4. Nanomedicina
4.1. Chip para controlar la diabetes
4.2. Riñón en un chip
4.3. Chip para recuperar el movimiento de extremidades
4.4. Imanes para eliminar células cancerígenas
4.5. Chip que administra fármacos en el cerebro
4.6. Órganos en un chip
4.7. Ojo biónico – Chip en la retina para devolver la vista
5. Riesgos de la nanotecnología
Nanotecnología

1. Definición

Nanotecnología, es el estudio y desarrollo de sistemas en escala nanométrica, “nano” es un prefijo


del Sistema Internacional de Unidades que viene del griego “νάνος” que significa enano, y corresponde
a un factor 10-9, que aplicado a las unidades de longitud, corresponde a una mil millonésima parte de
un metro (10-9 Metros) es decir 1 Nanómetro, la nanotecnología estudia la materia desde un nivel de
resolución nanométrico, entre 1 y 100 Nanómetros aproximadamente, hay que saber que un átomo
mide menos de 1 nanómetro pero una molécula puede ser mayor, en esta escala se observan
propiedades y fenómenos totalmente nuevos, que se rigen bajo las leyes de la Mecánica Cuántica,
estas nuevas propiedades son las que los científicos aprovechan para crear nuevos materiales
(nanomateriales) o dispositivos nanotecnológicos, de esta forma la Nanotecnología promete
soluciones a múltiples problemas que enfrenta actualmente la humanidad, como los ambientales,
energéticos, de salud (nanomedicina), y muchos otros, sin embargo estas nuevas tecnologías pueden
conllevar a riesgos y peligros si son mal utilizadas.

“Chips de tamaño nano”

2. Historia

Uno de los pioneros en el campo de la Nanotecnología es el Físico estadounidense Richard Feynman,


que en el año 1959 en un congreso de la sociedad americana de Física en Calltech, pronunció el
discurso “There’s Plenty of Room at the Bottom” (Hay mucho espacio ahí abajo) en el que describe un
proceso que permitiría manipular átomos y moléculas en forma individual, a través de instrumentos de
gran precisión, de esta forma se podrían diseñar y construir sistemas en la nanoescala átomo por
átomo, en este discurso Feynman también advierte que las propiedades de estos sistemas
nanométricos, serían distintas a las presentes en la macroescala.

En 1981 el Ingeniero estadounidense Eric Drexler, inspirado en el discurso de Feynman, publica en la


revista Proceedings of the National Academy of Sciences, el artículo “Molecular engineering: An
approach to the development of general capabilities for molecular manipulation” en donde describe mas
en detalle lo descrito años anteriores por Feynman. El término “Nanotecnología” fue aplicado por
primera vez por Drexler en el año 1986, en su libro “Motores de la creación: la próxima era de la
Nanotecnología” en la que describe una máquina nanotecnológica con capacidad de autoreplicarse, en
este contexto propuso el término de “plaga gris” para referirse a lo que sucedería si un nanobot
autoreplicante fuera liberado al ambiente.
Además de Drexler, el científico Japonés Norio Taniguchi, utilizó por primera vez el término nano-
tecnología en el año 1974, en la que define a la nano-tecnología como el procesamiento, separación y
manipulación de materiales átomo por átomo.

3. Aplicaciones

La Nanotecnología al definirse en base a la escala (nanoescala) y no al tipo de sistema en estudio, es


de carácter transversal y tiene aplicaciones en todas las actividades del quehacer humano, como
medioambiente, sector energético, medicina, electrónica, exploración espacial, construcción,
agricultura, cosmética, etc…, es por ello que el impacto de la Nanotecnología en nuestra sociedad es
muy grande, y existe el consenso de que la Nanotecnología dará origen a la revolución industrial del
siglo XXI, tal como lo dijo Charles M. Vest’s, ex-Presidente del MIT (Massachusetts Institute of
Technology) en un discurso el año 2001. A continuación se describen algunas de las áreas en donde
tiene aplicación la Nanotecnología.

3.1. Medio Ambiente

Las aplicaciones de la Nanotecnología en el medio ambiente, involucran el desarrollo de materiales,


energías y procesos no contaminantes, tratamiento de aguas residuales, desalinización de agua,
descontaminación de suelos, tratamiento de residuos, reciclaje de sustancias, nanosensores para la
detección de sustancias químicas dañinas o gases tóxicos.
3.2. Energía

Actualmente se están utilizando las nano partículas en un buen número de industrias: para usos
electrónicos, magnéticos y opto electrónicos, biomédicos, farmacéuticos, cosméticos, energéticos,
catalíticos, textil y en la ciencia de los materiales. Los productos que actualmente se encuentran
disponibles son: nuevos sensores para aplicaciones en la medicina, en el control medioambiental y en
la fabricación de productos químicos y farmacéuticos, mejores técnicas fotovoltaicas para fuentes de
energía renovable, materiales más ligeros y más fuertes para la defensa, las industrias aeronáutica y
automóvil y aplicaciones médicas, envolturas ¨inteligentes¨ para el mercado de alimentos, que dan a
los productos una apariencia de alimento fresco y de calidad, tecnologías visuales que permiten
pantallas mejores, las llamadas técnicas de diagnóstica ¨Lab-on-a-chip¨, cremas de protección solar
con nano partículas que absorben los rayos UV, gafas y lentes con capas resistentes e imposibles de
rayar, y aparatos tan diversos y comunes como impresoras, airbags, etc., cuyas versiones más
modernas contienen componentes logrados a través de la nanotecnología. Las futuras aplicaciones en
que se están experimentando continuos avances son: energías alternativas, energía del hidrógeno,
pilas (células) de combustible, dispositivos de ahorro energético, diagnóstico de enfermedades, y
administración de medicamentos, especialmente para combatir el cáncer, computación cuántica,
semiconductores, nuevos chips, seguridad, micro sensores de altas prestaciones, industria militar,
aplicaciones industriales muy diversas (tejidos, deportes, materiales, automóviles, cosméticos,
pinturas, construcción, envasados alimentos, pantallas planas...), contaminación medioambiental,
tratamiento de aguas, prestaciones aeroespaciales, fabricación molecular, mejoras en la productividad
agrícola, monitorización y control de plagas. La Nanotecnología en los últimos años se ha convertido
en un sector estratégico con una espectacular fuente de riqueza, trabajo y calidad de vida. Los expertos
calculan que la nanotecnología generará un negocio de entre 1 y 3 billones de dólares en diez años.
Aunque estamos en los inicios de este desarrollo, en la actualidad se calcula que los productos
nanotecnológicos mueven un mercado de unos 200.000 millones de dólares en todo el mundo. Los
expertos están totalmente convencidos en invertir en infraestructuras millonarias, como el Sincrotrón
Alba, ya que necesitan de esto para el progreso en el sector. A nivel internacional, ha habido un rápido
incremento de interés en la inversión privada y pública, principalmente en países como EEUU, Japón,
China y Rusia, entre otros. En la Unión Europea, las inversiones en los programas nacionales de los
Estados miembros están creciendo de forma rápida, este crecimiento se ha hecho hasta ahora por
separado, siendo necesaria una política común. España, respecto a Europa, está mostrando un afán y
un interés en la nanociencia y nanotecnología. De hecho, este campo constituye una línea estratégica
del Plan Nacional de Investigación, que lleva ya dos años funcionando en nuestro país. Hay muchos
proyectos y estudios donde se utiliza la nanotecnología ya que tiene un campo de aplicación muy amplio
en el sector energético como: fabricación de baterías más eficientes, menos contaminantes y que
ahorren energía por el tipo de materiales que usan. Nuevos modelos de producción y distribución de la
energía eléctrica mediante redes descentralizadas, la utilización del cable cuántico que permite un
mayor rendimiento de la electricidad ya que no pierde tanta energía en forma de calor. El diseño y
desarrollo de materiales para la fabricación de células solares cada vez más eficientes, ecológicas y
baratas. Además de nanomateriales para capturar dióxido de carbono. Estos son solo algunas posibles
aplicaciones de la nanotecnología en el rubro de la energía, pero no hay límites en este campo. La
nanotecnología busca mediante la miniaturización y uso de partículas ultra pequeñas resolver muchos
problemas o desafíos de la vida cotidiana. La utilización de materiales innovadores, livianos,
abundantes y costos accesibles son características comunes en todos los productos y sistemas que
usan la nanotecnología. Está disciplina busca mejorar la eficiencia de la energía en todas las áreas y
aplicaciones ya sea a nivel industrial o doméstico. Lograr mejores combustibles, formas de aplicar las
energías limpias y renovables y crear modelos energéticos destinos más modernos y acordes a la
realidad. La nanotecnología puede ayudar notablemente a evitar grandes crisis energéticas a nivel
mundial si se apoyándose y fomentando su desarrollo.

3.3. Industria de alimentos

La nanotecnología en la alimentación, va a permitir que disfrutemos de alimentos más saludables, más


resistentes y de mayor durabilidad. Sin embargo, todo lo que es nuevo es observado con cierto
escepticismo y existen razones para ello, durante estos últimos meses la Comisión Europea ha estado
estudiando junto a los científicos la posibilidad de regular todas aquellas aplicaciones nanotecnológicas
relacionadas con la alimentación. Es difícil identificar los nanoalimentos existentes. Los fabricantes han
comprendido que la incertidumbre que hay en torno a estas tecnologías puede asustar a los
consumidores. No comunican con claridad acerca de su uso. De acuerdo con las informaciones
recibidas de la ONG “Amigos de la Tierra”, toda la cadena alimentaria está actualmente contaminada.
En un informe titulado “Del laboratorio a nuestra mesa: nanotecnología en la alimentación y la
agricultura”, lista 106 productos alimenticios, como jugos de frutas enriquecidos, o suplementos
vitamínicos, o un nano-té. Distintas organizaciones que velan por los intereses de los consumidores
quieren que este campo se regule y se aumente la prudencia con respecto a los materiales
nanotecnológicos, se plantea la necesidad de conocer cómo pueden afectar estas nuevas aplicaciones
a nuestro organismo y al medio ambiente El muy difícil controlar el comportamiento de las nano
partículas. No cumplen las leyes de la física clásica, sino las de la mecánica cuántica. Construir
partículas, átomo a átomo, manipular la materia a nivel molecular, es penetrar en un mundo de total
incertidumbre. Las propiedades de las partículas, como su toxicidad o su persistencia biológica, varían
mucho con el tamaño. Los conocimientos actuales sobre los efectos tóxicos de las nanopartículas son
muy limitados. En cuanto a su producción y comercialización, los fabricantes se atienen a la directiva
europea REACH. Algo insuficiente. Sólo son enviados los productos químicos que se producen en
cantidad superiores a una tonelada al año. Dado el tamaño de las nanopartículas, semejante peso no
se produce siempre. Tampoco existe un requisito de etiquetado, y sólo ahora el Parlamento Europea
empieza a abordar esta cuestión. La ética y la prudencia serán aspectos dominantes en el código,
siempre se deberá velar por el medio ambiente y por la salud humana. Por el momento, es el único
planteamiento viable dado que no se puede regular algo que todavía no ha generado ningún problema
o riesgo, regular algo desconocido sería como vetar la investigación y por tanto, las mejoras que se
pueden lograr. La nanotecnología aplicada a la alimentación proporcionará enormes beneficios a la
industria y al consumidor, por fortuna la mayoría de las investigaciones en este campo dentro del sector
alimentario están orientadas a mejorar la salud de los alimentos, pero no olvidemos que los
transgénicos también se desarrollaron inicialmente para mejorar la calidad de los productos y la
alimentación humana, algo que en algunos casos ha sido un fiasco. Por el momento, las empresas
alimentarias no dan a conocer sus investigaciones o invitan a otros investigadores a contrastar
resultados, los trabajos y estudios se desarrollan en secreto y existen desconocimiento sobre el riesgo
real que pueden provocar los nanomateriales. Como sabemos, la nanotecnología alimentaria manipula
todo tipo de sustancias con tamaños inferiores a una micra y con las que se pretende potenciar
cualidades organolépticas, saludables, etc. Ya hace algunos años que se habla de los alimentos
nanotecnológicos o nanoalimentos, éstos se han ido introduciendo en el mercado y las etiquetas de los
productos alimentarios no especifican su presencia, información que los consumidores deberíamos
conocer.

Para que los nanoalimentos puedan ser valorados y aceptados, es imperiosa una política de
transparencia total en la que se impliquen todas las agencias de seguridad alimentaria, sería necesario
crear un registro público online en el que se dieran a conocer todos los alimentos que se han
desarrollado utilizando la nanotecnología. Además, debería aplicarse la legislación correspondiente que
exigiera la inclusión en las etiquetas de los productos, de la información sobre los nanomateriales
empleados. Por otro lado, las empresas deben poner a disposición de las comisiones pertinentes la
información detallada sobre cómo funcionan este tipo de materiales y cómo interactúan con el
organismo.

El futuro de los nanoalimentos

La nanotecnología en la alimentación va a permitir que disfrutemos de productos más saludables,


resistentes a enfermedades y menos perecederos. El Agro expone algunos ejemplos de
nanotecnologías que se están desarrollando: sensores para el analizar el estado de frescura y estimar
la vida útil con precisión; detección y neutralización instantánea de microorganismos patógenos,
aditivos, fármacos, toxinas, metales pesados, y plaguicidas; y detección de factores anti-nutricionales
y alérgenos. Asimismo, se ha avanzado considerablemente en el desarrollo de nanoevases o nano
etiquetados, un método de fabricación empleando nanotecnologías que hace que los envases cambien
de color cuando se produce algún deterioro en el alimento. Esto permitiría retirar el producto de la
cadena de distribución antes de llegar a la góndola y al consumidor final. El Agro cuenta que en la
Universidad de Rutgers, en los Estados Unidos, expertos están utilizado la nanotecnología para crear
alimentos con cualidades medicinales, denominados nutracéuticos. El término tiene su origen en la
fusión de los campos de la nutrición y la farmacéutica. Los alimentos nutracéuticos tienen la ventaja de
poder ser personalizados al perfil genético y nutricional de cada persona, liberando las moléculas
apropiadas y reteniendo otras.

La nanotecnología se ha convertido en uno de los más importantes y excitantes campos de vanguardia


en Física, Química, Ingeniería y Biología. Esta ciencia se basa en reconocer a las partículas con
tamaños inferiores a 100 nanómetros. El prefijo nano significa una milmillonésima y son partículas que
confieren nuevas propiedades y nuevos comportamientos a las nanoestructuras que con ellas se
construyan. Esto sucede porque las partículas, que son menores que las longitudes características
asociadas a un fenómeno particular, frecuentemente manifiestan una nueva química y física, lo que
lleva a un nuevo comportamiento que depende del tamaño. Ciertamente el nanómetro es una cantidad
pequeñísima, que resulta muy difícil de imaginar

Debido a la demanda por parte de los consumidores de nuevos productos, más duraderos, seguros,
con propiedades nutricionales y saludables, la industria alimentaria lleva años investigando en el
desarrollo de nuevas tecnologías que puedan responder a estas inquietudes. En la actualidad, han
surgido nuevas tecnologías que han ido innovando y mejorando la calidad de vida. La nanotecnología
es una de ellas.

En la industria alimentaria, se han identificado tres grandes áreas en las que se considera que la
nanotecnología puede contribuir de forma benéfica: la producción primaria, procesado y envasado de
alimentos. Sus principales aplicaciones destacan en áreas como:

 En el envasado “envases inteligentes”: aumentan el tiempo de conservación, mantienen la


frescura, evitan pérdida de vitaminas, detectan la contaminación y son biodegradables.

 Etiquetas inteligentes: indican la calidad de almacenamiento, si se ha roto el envase o si ha


empezado a deteriorarse.
 Desarrollo “nanoalimentos funcionales”: tecnología de nuevos alimentos con propiedades
nutritivas funcionales.

 La mejora de los procesos en los alimentos como las nanoemulsiones y los nanorecubrimientos:
formas de encapsulación de componentes funcionales para una mejor disponibilidad y evitar
sabores y olores desagradables.

 Calidad y seguridad alimentaria “nanosensores”: dispositivos biodegradables para el monitoreo


de la temperatura y humedad. Así como también la identificación eventual de patógenos y/o
plagas en condiciones de almacenamiento. Estos pueden cambiar de color si el alimento no es
fresco.

 Actividad antimicrobiana: dióxido de titanio, colorante alimentario que puede utilizarse como
barrera de protección en el envasado de alimentos o las nanopartículas de plata utilizadas como
agentes antimicrobianas en recipientes de almacenamiento y envasado.

La nanotecnología está revolucionando el mundo, está produciendo materiales más resistentes e


inteligentes, creando nanoalimentos que ya están más cerca de nuestras mesas de lo que pensamos.
Sin embargo, los especialistas en seguridad de alimentos y los reguladores han comenzado a discutir
si la actual legislación en seguridad alimentaria es adecuada para garantizar que los nuevos productos
de nanoalimentos que aparecen en el mercado se prueben como seguros.

La producción de nanopartículas, es un campo relativamente nuevo, necesita contar con métodos para
su detección y caracterización, de ahí que las investigaciones estén centradas sobre todo en desarrollar
sistemas analíticos que permitan localizarlas en los alimentos, lo que se denomina como
“nanoseguimiento”, cuyo objetivo es dar respuesta a la preocupación por el uso de esta técnica a lo
largo de toda la cadena de producción.

Si bien es muy cierto que es necesario contar con leyes que protejan a los consumidores de posibles
riesgos, ya que hasta el momento estos alimentos se rigen por la normativa que se aplica a los nuevos
alimentos. Sin embargo, actualmente, existe un vacío legal que dificulta la estimulación de la demanda
por parte de las empresas y que tendrá que solucionarse a futuro. Es particularmente importante
garantizar que los consumidores puedan tener las herramientas necesarias para acompañar la toma
de decisión en la compra de los productos diseñados en base al uso de la nanotecnología, disponiendo
en tiempo y forma de la información para evaluar los beneficios y propiedades declaradas en sus
etiquetas.

3.4. Industria

Desde entonces y gracias a los avances tecnológicos acontecidos, especialmente durante las últimas
tres décadas, los conceptos teóricos empiezan a convertirse en realidad. En la actualidad, la
Nanotecnología se encuentra introducida en la práctica totalidad de industrias, por reflejar algunos
ejemplos: En la construcción se ha conseguido mejorar la fortaleza del cemento mediante
nanopartículas de silicio, o conseguir efectos de auto limpieza en el cristal mediante coberturas de
nanopartículas de dióxido de titanio.

En el sector energético existen aditivos para gasolinas basados en oxido de cerio para reducir las
emisiones contaminantes y mejorar la eficiencia y gracias al uso de thin films las células solares se
pueden imprimir, reduciendo coste y peso. En electrónica, la miniaturización parece no terminar nunca,
aunque los límites físicos si existen y por ejemplo también los avances en control térmico permiten
aumentos radicales en rendimiento y en consumo energético. En el deporte, desde palos de golf que
eliminan la reverberación usando nanotubos en su construcción, hasta trajes de natación que reducen
la fricción y eliminan la absorción de líquido en el tejido. En el sector textil existen coberturas que
simulan el efecto del loto de la naturaleza para reducir la adhesión de partículas y evitar cierto tipo de
manchas, o coberturas de nanopartículas de plata para tratamientos antibacterianos.

En cosmética se han usado nanopartículas para aumentar la absorción de los tratamientos por la piel,
Óxido de Zinc para filtros Ultra Violeta o nanopartículas de Oro con potenciales efectos en regeneración
celular. Múltiples ejemplos existen en sectores como medicina, transportes, química y muchos otros,
ya que los potenciales beneficios superan en la gran mayoría de los casos los costes derivados de
conseguirlos.

3.6. Medicina

Hoy en día, cuando oímos hablar de un futuro científico, de avanzar, no es de extrañar oír mencionar
una palabra que está teniendo una importancia muy relevante a un nivel científico general, la nano-
robótica. Cuando oímos nombrar los nanobots en el ambiente científico y tecnológico, se refieren a
éstos como una miniaturización de los ordenadores hasta un punto extremo tal que podríamos
introducirlos en nuestro organismo. Sabiendo esto, una de las primeras preguntas que se nos plantearía
sería; ¿Qué nos aportaría la nano-robótica en el campo de la medicina y en qué plazo? Si le
preguntásemos a Raymond Kurzweil, el llamado "cybernostradamus" (considerado sin duda el científico
más importante en el campo de la Nanotecnología) sobre los nanobots y el futuro de esta tecnología,
nos diría que:

Considera que la aplicación clave de la tecnología, en el 2020, serán los nanorobots. Estos tendrán un
impacto muy positivo y beneficioso en las personas, puesto que estos nanobots se podrán introducir
en nuestro organismo. Al estar dentro de nuestros cuerpos y cerebros, los nanobots nos permitirán
alargar la vida destruyendo las células patógenas y de cáncer, reparando los errores del ADN,
destruyendo toxinas y desechos, e incluso revirtiendo el proceso de envejecimiento. Teóricamente, esto
sería posible ya que estos nanobots son robots basados en la informática, lo suficientemente pequeños
como para viajar por nuestro sistema nervioso.

Esta tecnología también aspira a que esto nos lleve más allá de los límites de la biología, para mejorar
nuestras capacidades físicas y mentales por factores de muchos miles, incluso millones, de tal manera
que finalmente reemplazaremos nuestros frágiles cuerpos "versión 1.0" por una "versión 2.0"
tremendamente mejorada.

El sida y los nanobots

Países como India y Australia han decidido formar un acuerdo para invertir 50 millones de dólares por
cada 5 años en lo que corresponde a investigaciones acerca del uso de la nanotecnología y sobre todo
el uso de este en la prevención del VIH.

Se tiene cada vez más la esperanza de que algún día, aunque tal vez no muy cercano que los nanobots
sean capaces de actuar ante el VIH mediante mecanismos como erradicar estos virus una vez que
entren en el organismo; en el caso de que las células estén ya infectadas los nanobots podrían
contribuir a su reparación.

En el caso de las personas que no están infectadas por el virus (VIH) se puede aplicar dosis de
nanobots para que se mantengan en sí inmunes a un contagio extremo.
Los nanobots y el metabolismo en el organismo

El metabolismo es algo esencial para mantener el medio interno de nuestro cuerpo en un constante
equilibrio (homeostasis), por eso al ingerir carbohidratos, proteínas o grasas estos harán su labor dentro
de nuestro cuerpo proporcionándonos un sin número de sustancias como hormonas e incluso
almacenamiento y utilización de energía.

Los nanobots pueden actuar como moléculas fago citicas (ingerir a otras moléculas), transportador de
moléculas, o bien como aceptores o eliminadores de radicales libres (causantes de
cáncer) perjudiciales para el organismo.

En el metabolismo de los lípidos (grasas) este está en constante recambio, es decir, la cantidad ingerida
debe también ser igual a la cantidad utilizada u excretada. Pero este balance puede sufrir alteraciones.

Por ejemplo, la Beta oxidación es proceso que se realiza en la mitocondria en la matriz, es una vía en
la cual los ácidos son degradados a moléculas más pequeñas para su utilización.

El acetil Coa resultante participará en el ciclo de Krebs para generar energía, siempre que haya
oxaloacetato disponible para seguir este ciclo. En la diabetes como existe incapacidad para metabolizar
glucosa es necesario obtener energía a partir de esta Beta-oxidación por lo tanto aumenta la Acetil Coa
y no hay suficiente oxaloacetato para seguir el ciclo, esta imposibilidad para oxidar acetatos en el ciclo
produce su acumulación y desvío hacia la formación de cuerpos cetónicos... esto causa acidosis
metabólica lo cual causa excreción de aniones por la orina neutralizados por Na* y K* que da perdida
de cationes importantes. Entonces los nanobots pueden actuar evitando ese exceso de cuerpo
cetónicos fagocitándolos o neutralizándolos sin que se perdida de importantes sustancias mencionadas
inhibiendo los efectos colaterales en la persona diabética. Incluso los nanobots pueden realizar la
función de la hemoglobina y entre otras células llegando a metabolizar la glucosa pudiendo dar los
ciclos de forma regular y normal.

La nanotecnología no debe subestimarse frente a la aplicación en medicina, no es una simple


herramienta, pues es utilizada para vigilancia, reparación, construcción y control de sistemas biológicos
a nivel molecular, utilizando nanodispositivos y nanoestructuras artificiales. También se utiliza para
diagnóstico, terapia y dosificación de medicamentos.

Farmacéutica

Durante las dos últimas décadas las comunidad científica encargada de actividades farmacéuticas se
ha preocupado por mejorar el diseño para la administración de los fármacos, así como también
disminuir la frecuencia y las dosis con el fin de darle más comodidad a los pacientes. La farmacocinética
de los péptidos y proteínas fácilmente degradables, que cuentan con una vida media corta, es una
herramienta estratégica para el competitivo mercado de la industria farmacéutica, ya que puede
utilizarse para empaquetar medicamentos clásicos, luego de que las patentes expiren, de esta manera
se garantiza la entrega del medicamento en su diana y se tiene una ventaja frente al mercado de los
genéricos. Sin embargo el empaquetamiento de los medicamentos con péptidos, tiene algunas
desventajas; ya que la vía oral es el método preferido para la administración de fármacos, se debe
tener en cuenta el pH acido del estómago que deteriora fácilmente péptidos, además la pérdida del
medicamento por parte de las reacciones que se dan en el hígado, y la resistencia ejercida por el
intestino lo que puede destruir o reducir la absorción de las macromoléculas, todo eso resulta como
uno de los obstáculos para la aplicación de esta herramienta en farmacéutica En cuanto a inmunización
se ha demostrado que las células M en las placas de peyer del intestino delgado, son capaces de
encapsular en micro partículas antígenos para la vacunación contra varias enfermedades se ha
demostrado la captación de ácido poli (D,L-láctico-coglicolico) PLGA, por nanoparticulas dendríticas en
células dendríticas y macrófagos en condiciones in vitro. La internalización de las nanoesferas en los
macrófagos indico relación en la activación de respuesta inmune por células T.

Terapia génica

En el tratamiento de enfermedades se ha introducido un nuevo mecanismo para la prevención y


tratamiento, se trata de la muy nombrada terapia génica, su principio es el cambio por medio de
inserciones y/o sustituciones de genes defectuosos, responsable del desarrollo de la enfermedad; un
gen anormal puede ser canjeado por uno funcional a través de recombinación homóloga o reparado a
través de mutación inversa selectiva que permite devolver al gen su función norma. Para
la introducción de los genes se han implementado tres estrategias principalmente: los vectores virales,
los cuales resultan sumamente controversiales, principalmente por la posibilidad de una reversión a la
forma infectiva y patógena; también se puede hacer la introducción del material genético por medio de
micro inyección directa al tejido, y vectores no virales para los que se implementa nanotecnología en la
construcción de nanoparticulas que pueden ser de gelatina o de fosfato de calcio u otros biomateriales
inorgánicos como carbono de apatita (muy eficiente para la entrega de material genético), liposomas y
dendrimeros.

Los principales usos que se le han dado a la nanoparticulas de carbono están en la industria automotriz
para la producción de neumáticos y llantas; algunos usos más sofisticados están la construcción de
nanotubos utilizados en ingenierías, química y biología celular.

En el campo de la neurociencia se ha estado utilizando un material el fullenerol que resulta de un


hidroxilo funcionado con fullereno (C60), la tercera forma más estable después del diamante y el grafito;
se han realizado ensayos tanto in vitro como in vivo para evaluar su capacidad neuroprotectora, para
lo que resulta muy eficiente. Sin embargo se ha encontrado actividad citotóxica para las células
endoteliales de la vena umbilical, en las que genera una inhibición de la adhesión y crecimiento celular,
tras ocho días de estar en contacto con este tipo de nanoparticulas; convirtiéndose este en un ejemplo
para demostrar como un biomaterial puede generar diferentes respuestas en el organismo, es por esto
que la elección de materiales nano estructurados resulta una tarea trivial en el campo de
las ciencias biomédicas y más aún cuando se pretende utilizar estos biocompuestos en neurociencia
donde los procesos biológicos son tan cruciales como sucede con el SNC donde se
compromete cerebro y medula espinal.

Los dendrimeros son vectores poliméricos que se ramifican entorno a un núcleo central su tamaño varia
alrededor de los 10nm, su tamaño, arquitectura y composición química pueden ser controladas con
precisión, Para su construcción se pueden utilizar polímeros como poliésteres y poliaminas, pero se
prefiere la poliamidoamina por su estabilidad disponibilidad y tolerancia; los dendrimeros resultan ser
una plataforma muy atractiva como vehículo para la entrega de fármacos, de los cuales es posible
insertar múltiples moléculas en un mismo dendrimero, además su degradación se puede realizar de
una manera controlada por medio de la despolimerización, lo que permite a la vez la liberación del
fármaco que ha sido empaquetado en su estructura. Aunque aún no ha sido posible utilizarlos
clínicamente, Jain y sus colaboradores han estado realizando ensayos utilizando micelas-artemether
dendríticas para el tratamiento de cepas multiresistentes de malaria con lo que ha sido posible aumentar
unas quince veces la solubilidad del fármaco y su estabilidad. Los dendrimeros también se han utilizado
en la quimioterapia contra el cáncer como vehículos para fármacos como doxorubicina, fluoruro acilo,
etoposido y paclitaxol. Se ha utilizado metotrexato contenido en dendrimeros de poliamidoamina
combinado con ácido fólico con fines de orientación, con lo que se ha logrado reducir el crecimiento de
tumores humanos KB que sobre expresan el receptor de ácido fólico en ratones. Esto permite dar
cuenta de la utilización de dendrimeros en el tratamiento de diversas enfermedades, a pesar de que la
segunda generación de este tipo de vectores, los cuales están recubiertos por polímeros hidrófilos
como poli etilenglicol (PEG) no ha sido aprobada por la FDA, existen múltiples ensayos clínicos en los
que se implican este tipo de nanovectores especialmente en tratamientos contra el cáncer.

Los liposomas son pequeñas moléculas artificiales esféricas producidas a partir de fosfolípidos
naturales no tóxicos o colesterol, estas moléculas resultan muy útiles en terapia génica por su
capacidad para atravesar las bicapas lipídicas y membranas nucleare. Uno de los métodos más
estudiados en la entrega por vehículos submicronicos en los que una capa lipídica envuelve a manera
de cascara un núcleo de una molécula terapéutica o de genes. Los nanoliposomas además se han
utilizado en la industria alimenticia, en la cual los utilizan para encapsular suplementos alimenticios,
son preferidos gracias a sus propiedades hibroba-hidrofila, por medio de esta característica permiten
la entrega y liberación tanto en ambientes polares (solubles en agua) como apolares (lípidos). En
cuanto a la encapsulación de moléculas benéficas para medicina preventiva como los antioxidantes se
tiene la utilización de archeosomas, que son liposomas producidos a partir de archeobacterias que son
termoestables y resistentes al estrés lo que los hace candidatos ideales para la protección de este tipo
de moléculas. Para la administración oral de péptidos, proteínas y ADN necesarios en terapia génica
se han utilizado nanoquelatos que posee una estructura multicapa que genera una capa solida lipídica
enrollada en espiral, esta tipo de topología deja muy poco espacio intermedio acuoso, son muy
resistentes a la degradación en el tracto intestinal. Estos son algunos de los usos que se le ha dado a
los tres principales grupos de vectores implementados en terapia génica.

Cirugía y regeneración de tejidos

Otro de los campos en los que la nanotecnología también tiene aplicación es en la cirugía,
reconstrucción y recuperación de tejidos. La flexibilidad que ofrece la nanotecnología en sus materiales
permite la creación de dispositivos implantables que van
desde sensores de presión arterial, bombas de insulina y dispositivos intracraneales (5). Además la
nano biotecnología ha generado grandes aportes para la mejora de dispositivos de detección y
etiquetado de los indicadores de enfermedades, como

por ejemplo en la generación de imágenes mejoradas por medio de la utilización del sinergismo entre
sondas y marcadores, la combinación de técnicas de diagnóstico in vitro in vivo podría llevar a la
detección rápida de un tumor, al que se le pueden marcar sus células anormales por medio de
nanoparticulas funcionalizadas que reaccionan a estímulos externos, localizando el lugar exacto de la
afección y facilitando así los procedimientos en el momento de realizar cirugía la cual podría realizarse
por medio de calentamiento de las partículas con un laser, campos magnéticos, microondas etc. Con
la ventaja de no generar una mayor invasión en el cuerpo humano.

Diagnóstico y tratamiento de enfermedades

También en cuanto al diagnóstico de enfermedades la nanotecnología ofrece beneficios, un ejemplo


es el desarrollo de una pluma nanoestructurada que recoge proteínas y células por adhesión superficial,
lo cual se hace mediante el uso de una pluma endoscópica que se introduce al cerebro, esto con el fin
de determinar si un tumor es benigno o maligno, con esta técnica se facilita el diagnostico de uno de
los canceres más difíciles de dictaminar.

Otros avances encontrados para el diagnóstico y tratamiento del cáncer son las nanoparticulas
de oro que pueden ser utilizadas para el suministro de información de imágenes y de drogas tales
como sensores en vivo, agentes de semiconductores fotoactivos para los potenciadores
ópticos de imagen, contraste para las imágenes TAC, rayos X, amortiguadores en los sitios del tumor,
y portadores de radicales libres de generación de productos químicos en los sitios del tumor, sin
embargo la nanoparticulas de oro son toxicas. Las nanoparticulas de plata son utilizadas para el
revestimiento de catéteres, los cuales no son tóxicos y tienen la ventaja de ser anti-bacterianos también
se usan para el mejoramiento en la curación de heridas. Los liposomas como ya se mencionó
anteriormente han sido utilizados en terapia génica y farmacéutica para la entrega de material genético,
péptidos, proteínas y medicamentos.

El magnetismo de la ingeniería del óxido de hierro ha permitido crear nanosondas que se conjugan con
anticuerpos lo que aumenta la sensibilidad de la resonancia magnética nuclear (RM) y de esta manera
es posible mejorar la detección de marcadores tumorales. El óxido de hierro también ha sido combinado
con calmodulina una proteína a base de nanoparticulas de calcio, los indicadores de calcio se utilizan
en resonancia magnética nuclear, para la generación de imágenes funcionales a nivel molecular de
las redes de señalización biológica en sistemas vivos.

Los nanodiamantes son agentes muy atractivos para su utilización en ciencias biológicas, debido a su
compatibilidad con nanoparticulas de carbono, su estabilidad frente a la fotoluminiscencia, facilidad de
purificación, disponibilidad comercial y mínima toxicidad. Pueden ser conjugadas y fusionadas con gran
variedad de biomoléculas para la administración de fármacos, agregar ciertos grupos
funcionales a nanodiamantes puede mejorar su solubilidad, dirigirlos a sitios de unión
específicos en las células diana y tejidos, y reducir sus efectos sobre los tejidos normales. Como con
la mayoría nanomateriales, los nanodiamantes se pueden preparar por modificación covalente y no
covalente para absorber o insertar una variedad de grupos funcionales y fracciones complejas, como
las proteínas y el ADN. La variedad de funcionalizaciones que se puede unir a los nanodiamantes
amplía el alcance de sus posibilidades de diagnóstico y aplicaciones terapéuticas.

Además del cáncer existen otras enfermedades que están catalogadas por la organización mundial
para la salud como las que más muertes generan, las enfermedades causadas por parásitos también
requieren atención, es por esto que la nanotecnología también se ha encaminado a desarrollar técnicas
para el tratamiento de este tipo de enfermedades, últimamente se ha utilizado nanoparticulas de plata
para el tratamiento de la filariasis, las nanoparticulas de plata están dotadas de potencia antibacteriana
e inducen la apoptosis en células eucariotas, por lo que se realizó un estudio para evaluar la eficacia de
las nanoparticulas de plata como microfilaricida, el estudio fue realizado evaluando la motilidad en azul
de tripan de microfilarias de la especie Bruja malayi, los resultados obtenidos a partir de la investigación
fue una disminución importante en la motilidad de las microfilarias y una relación de las partículas de
plata con la muerte apoteótica de los parásitos.

4. Nanomedicina

La nanomedicina, aplicación de la nanotecnología en las ciencias de la salud, es la rama de la


nanotecnología que se perfila como la de mayor proyección en un futuro próximo debido a sus
importantes aplicaciones, especialmente diagnósticas y terapéuticas. La detección temprana de
enfermedades, su tratamiento precoz personalizado y un preciso seguimiento posterior de su evolución
serán posibles en los próximos años gracias a la aplicación de las herramientas nanotecnológicas que
se están desarrollando actualmente. Los importantes avances en este campo podrían dar lugar a
sistemas de diagnosis y tratamientos terapéuticos de mayor eficacia que los existentes, lo que
redundaría en una mayor calidad de vida para el hombre. Una auténtica revolución se vislumbra en el
horizonte del cuidado de la salud y la tecnología médica.

4.1. Chip para controlar la diabetes

Científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) revolucionarán el control de la


diabetes con un microchip que vigilará en tiempo real los niveles de glucosa y de insulina de los
pacientes.

Catalina Stern, líder del proyecto "biosensores para el monitoreo de la diabetes" que ganó la semana
pasada el premio de Investigación de Google en América Latina, dijo en una entrevista con Efe que el
microchip estará terminado a finales del año 2016.

Graduada en Física y doctora en Ciencias, Stern precisó que el proyecto tiene un 40 % de avance y
"cuando esté terminado va a ser un gran aporte" para el cuidado de la enfermedad, que ahora afecta a
14 millones de personas en México.

El proyecto es desarrollado por dos científicos y dos postulantes de doctorado como respuesta a
peticiones de los médicos que quieren contar con mecanismos para vigilar a sus pacientes, indicó.

En los próximos meses será probado en pacientes y a finales de 2016 se decidirá la presentación y el
precio final, aunque el equipo considera que "será muy económico".

"Queremos tener el chip, decir esta va a ser la patente y lo vamos a comercializar así, cómo se va a
presentar, en pulsera o en una caja, necesitaremos un diseñador", comentó la investigadora.

Aseguró que será el primer medidor simultáneo porque en el mercado hay dispositivos para conocer
los niveles de glucosa, pero para la insulina es necesario hacer pruebas de laboratorio que pueden
demorar horas.

Stern explicó que bastará una gota de sangre para que el microchip pueda detectar en tiempo real los
niveles de glucosa y de insulina y enviar de inmediato los resultados a un teléfono, una tableta o una
computadora.

Este dispositivo puede resultar de una importancia significativa en un sistema de salud "que no se da
abasto" para atender a millones de enfermos como en México.

Los médicos podrán ver los resultados en su computadora, tener un historial de mediciones y, de esta
manera, podrán identificar a pacientes que requieren atención inmediata, explicó.

Además, los usuarios podrán detectar qué productos les hacen daño y podrán medirlo día a día.

"La gente que piensa que desarrollará la enfermedad puede hacer la medición y empezar a cuidarse
con años de anticipación para que no la desarrolle totalmente o cuando menos esté bien cuidada",
explicó la experta.

Sobre el premio Google, dijo que ha motivado al equipo, ya que los fondos obtenidos les permitirán
adquirir materiales y viajar a foros internacionales para divulgar los resultados del proyecto.
"Están encantados, están orgullosos y están trabajando más porque ya saben que ahora lo tienen que
terminar para sus doctorados y todo el mundo está pendiente de lo que están haciendo", comentó.

Desde el 2000 la diabetes es la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda entre los
hombres en México y las proyecciones apuntan a que este año unas 100.000 personas perderán la
vida por esta enfermedad, un 19 % más que los decesos de 2010.

En el mundo hay 347 millones de personas con diabetes y en el 2030 será la séptima causa mundial
de muerte, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Chip para controlar la diabetes”

4.2. Riñón en un chip

La impresión 3D nos ha permitido desarrollar vasos sanguíneos en el laboratorio. No es el único órgano


artificial que el ser humano ha logrado crear fuera del organismo. Los cultivos celulares están detrás
de la fabricación de “minihígados“, que nos permiten soñar con un futuro donde podamos generar
órganos o tejidos a la carta. Y aunque este objetivo está lejos de convertirse en la realidad, las
investigaciones tratan de avanzar para mejorar los trasplantes y otras áreas de la medicina.

La Universidad de Michigan ha presentado un reciente trabajo que puede servir en el desarrollo de


fármacos, ayudando a mejorar la eficacia en la dosificación de medicamentos. Los científicos han
implementado un sistema llamado riñón en un chip, con el que mediante un dispositivo microfluídico
pretenden mimetizar la actividad de estos órganos en el laboratorio. De esta manera tienen como
objetivo ver qué pasa cuando un fármaco atraviesa el riñón y sus posibles efectos sobre las células
renales.

Según sus conclusiones, el riñón que cabe en un chip puede mejorar la eficacia de las dosis a las que
se administran los medicamentos. Este problema es especialmente importante en las unidades de
cuidados intensivos, donde resulta fundamental determinar la toxicidad a la que se aplican los fármacos.

Y es que de acuerdo a los investigadores, dos terceras partes de las personas ingresadas en estas
áreas sufren problemas de riñón. En un 20% de los casos, se debe precisamente a dosis demasiado
tóxicas de medicamentos.
4.3. Chip para recuperar el movimiento de extremidades

Ian Burkhart, fue el primer paciente tetrapléjico en recuperar la movilidad de su mano tras recibir un
chip implantado en su cerebro.

Dicho chip es capaz de transmitir señales hasta los músculos de su mano y generar movimientos sólo
con pensarlo.

El chip está conectado a un cable externo que transporta los pensamientos y señales cerebrales del
paciente a una computadora que los traduce; los mensajes viajan a una manga de electrodos en el
brazo que envía pulsos hacia sus músculos para mover el brazo, mano y muñeca.

Hace cuatro años, Chad Bouton, investigador de Battelle, y su equipo en colaboración con el Instituto
Neurológico del Centro Médico Wexner, de la Universidad Estatal de Ohio, EEUU, dieron inicio al
desarrollo del “bypass neuronal”, nombre que lleva este nuevo tratamiento que busca curar la parálisis.

“Movimiento del brazo a través de chips”

4.4. Imanes para eliminar células cancerígenas

Unas nanopartículas magnéticas recubiertas con una molécula dirigida especializada han sido capaces
de reconocer células cancerosas en ratones y expulsarlas del cuerpo. Los autores del estudio,
investigadores del Instituto Tecnológico de Georgia esperan que esta técnica proporcione, algún día,
un modo de detectar (y, posiblemente, incluso tratar) el cáncer de ovario metastático. En el caso del
cáncer de ovario, la metástasis se produce cuando las células abandonan el tumor principal y flotan
libremente en la cavidad abdominal. Si los investigadores pudieran utilizar las nanopartículas
magnéticas para atrapar estas células cancerosas a la deriva y extraerlas del fluido abdominal, podrían
predecir e incluso evitar la metástasis. Aunque las nanopartículas se han probado en el interior del
cuerpo de ratones, los autores prevén un dispositivo externo que extraiga el fluido abdominal del
paciente, filtre magnéticamente las células cancerosas y, a continuación, devuelva el fluido al cuerpo.
“Imanes nanométricos”

4.5. Chip que administra fármacos en el cerebro

Un equipo de investigación español ha diseñado un nuevo chip que, introducido dentro del cerebro,
permite registrar la actividad neuronal in situ y liberar fármacos en caso de necesitarlos. De momento
ha sido probado experimentalmente in vivo en ratas pero abre un mundo de posibilidades a tratamientos
de enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson, el Alzheimer o la epilepsia.

Actualmente, en el mundo de la neuromedicina, se utilizan microelectrodos fabricados en silicio. Estos


implantes tienen ciertos efectos secundarios, lo que, según explica la investigadora del CSIC en el
Instituto de Microelectrónica de Barcelona, Rosa Villa, “ha limitado la expansión definitiva de esta
técnica para el desarrollo de interfaces cerebro-máquina”. Este nuevo dispositivo es flexible y
biocompatible y al estar fabricado sobre un polímero SU-8, permite integrar el registro microscópico de
la actividad neuronal con la aplicación de fármacos.

Y es que, como explica la investigadora del CSIC en el Instituto Cajal Liset Menéndez de la Prida,
coordinadora científica del proyecto, “En muchos casos, la detección de la epilepsia, el Parkinson y el
Alzheimer sólo puede realizarse a través de electrodos implantados de forma semicrónica en el cerebro
de los pacientes. Las tecnologías empleadas para ello deben ser, por ello, lo menos invasivas posible
y garantizar una respuesta biocompatible, así como la integridad de los circuitos neuronales adyacentes
al implante”.

Esta innovación en materia de salud ha sido publicado en la revista técnica Lab on a Chip y se trata de
un paso muy importante en la creación de dispositivos que interaccionen con el cerebro a escalas
microscópicas. De hecho, a nivel tecnológico la principal novedad ha sido la integración de los
electrodos al mismo nivel que la superficie del polímero. Posteriormente, explica la investigadora en
Ikerlan y responsable de la parte tecnológica, Ane Altuna, “la integración de los canales fluídicos se
llevó a cabo mediante técnicas de litografía y el desarrollo de un sistema de encapsulado que garantiza
el registro y la liberación simultánea de los fármacos”.

De momento se ha probado en experimentos in vivo en ratas. El siguiente paso en el desarrollo es


testar los nuevos dispositivos en pruebas de usuario para diseñar prototipos orientados a la
biomedicina. El equipo, actualmente, está buscando empresas interesadas en la patente para una vez
analizada su viabilidad, fabricar esta tecnología a gran escala.
“Chips para el cerebro”

4.6. Órganos en un chip

Dos investigadores españoles han creado por primera vez a nivel mundial un modelo funcional de bazo
integrado en un chip, este dispositivo en 3D es capaz de realizar las mismas funciones que el órgano
in vivo y servirá para probar nuevos tratamientos contra la malaria y otras patologías hematológicas
también permitirán disminuir las pruebas de laboratorio con animales.

El bazo es un órgano del tamaño de un puño situado en el lado izquierdo de nuestro cuerpo justo debajo
del diafragma y detrás del estómago. Actúa como dos órganos independientes, la pulpa roja filtra y
destruye glóbulos rojos y bacterias y la pulpa blanca forma parte del sistema linfático. Su función
principal es de defensa, ayuda a nuestro cuerpo a protegerse.

La idea original de crear un bazo en un chip surgió de los grupos del Dr. Hernando A del Portillo,
Profesor ICREA del CRESIB centro de investigación de IS Global, quien estudia hace varios años el
papel del bazo en la malaria y del Dr. Josep Samitier, director del IBEC y catedrático de la Universidad
de Barcelona, quien estudia las propiedades reológicas de la sangre, incluyendo aquella parasitada por
malaria, para desarrollar sistemas de diagnóstico.

«Debido a las limitaciones éticas y tecnológicas de estudiar el bazo humano, conocido como la ‘caja
negra’ de la cavidad abdominal, ha habido muy pocos avances en su estudio», explica Hernando A. del
Portillo, del Centro de Investigación en Salud Internacional de Barcelona. Su equipo y el de Josep
Samitier, del Instituto de Bioingeneria de Cataluña (IBEC) trabajan conjuntamente para simplificar el
estudio de este órgano mediante los sistemas ‘órganos en un chip’. Es un dispositivo que recrea a
microescala las propiedades físicas del órgano como si fuera un bazo real. El sistema fluídico del bazo
es muy complejo y se ha adaptado evolutivamente para filtrar y destruir selectivamente glóbulos rojos
viejos, microorganismos y glóbulos rojos parasitados por malaria. Se ha conseguido simular este difícil
entramado a través de un canal lento y otro rápido diseñados para dividir el flujo. Dentro del chip, la
sangre circula por el canal lento a través de una matriz de capilares que se parecen al ambiente real
donde el porcentaje de glóbulos rojos aumenta y la sangre defectuosa se elimina.

Gracias a los grupos de investigación multidisciplinares, donde trabajan físicos, biólogos, químicos,
ingenieros electrónicos y farmacéuticos como el grupo de Josep Samitier en el IBEC o el de Geraldine
Hamilton en el Instituto Wyss se han creado estos dispositivos microscópicos que en su interior
contienen células vivas en un ambiente dinámico y interactuan con otros tipos de células. En estos
pequeños chips se intenta recrear la unidad funcional más pequeña que representa la bioquímica, la
función y las tensiones mecánicas que las células experimentan en el cuerpo. Estos dispositivos son el
resultado de combinar células madre pluripotentes con biomateriales que intentan reproducir al máximo
las condiciones fisiológicas.

“Chips para órganos”

Por ejemplo, el equipo de Donald E.Ingber y Dongeun Huh del Wyss Institute de la Universidad de
Harvard ha conseguido diseñar un pulmón en un chip. Para reproducir las mismas condiciones que las
células tienen en los pulmones usaron chips para ordenadores que son de la medida adecuada para
poderinstalar las células y su ambiente. En su interior hay tres canales fluidos, en el centro se sitúa la
membrana porosa con las células pulmonares en la parte superior y por debajo están las células
capilares. El aire fluye por el canal superior y un líquido con nutrientes pasa por el microcanal
sanguíneo. Además se aplicaron unas fuerzas mecánicas al chip para estirar y contraer la membrana
donde están las células para que estas sientan las mismas fuerzas que en el pulmón cuando
respiramos. “Cualquier cosa que requiera control dinámico en lugar de controlsólo estático es un gran
reto” comenta Takayama de la Universidad de Michigan.

Este pulmón en un chip es capaz de simular una infección y se puede analizar en este diminuto
dispositivo como se desarrolla toda la respuesta inmunológica de nuestro cuerpo ante un agente
extraño.

En el Instituto Wyss también desarrollaron un intestino en un chip implantando una capa sencilla de
células intestinales humanas en una membrana flexible y porosa, que a su vez está adosada a las
paredes plásticas y transparentes del chip. Al aplicar una bomba de vacío al aparato, la membrana se
estira y se contrae, emulando los movimientos intestinales de la peristalsis. El dispositivo es tan
parecido al intestino humano que hasta los mismos microbios se adhieren a su superficie. Este modelo
puede servir para estudiar el síndrome de colon irritable que afecta a muchas personas y no hay buenos
tratamientos.

Actualmente, el equipo de Harvard ha desarrollado efectivamente emuladores de intestino, pulmón,


corazón, hígado, riñón, páncreas, piel y médula ósea.

Todos estos trabajos forman parte del programa “Tissue Chip for Drug Testing“ que esta financiado por
los InstitutosNacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), la Administración de Alimentos y
Fármacos (FDA) y la Agencia de Defensa de Proyectos de Investigación Avanzada (DARPA), un
proyecto de investigación de 70 millones de dólares.

Pero lo realmente emocionante de toda esta tecnología puede llegar en un futuro no muy lejano. Los
investigadores del Instituto Wyss han firmado un acuerdo con DAPRA para desarrollar un instrumento
automatizado que integre diez órganos humanos en un chip y enlazarlos para crear una especie de
`humano virtual en un chip´. La idea es conseguir un sistema multicanal con un líquido en su interior
que interconecte varios chips diferentes. Este sistema permitirá a las empresas farmacéuticas estudiar
cómo afectan las drogas a nuestro cuerpo y como afecta la reacción de un órgano sobre otro. Cuando
tomamos una medicina esta produce un efecto beneficioso en un órgano pero puede empeorar el
funcionamiento de otro, con estos dispositivos se podrá estudiar los efectos secundarios que producen
los medicamentos. Se podrá comenzar a estudiar la respuesta dinámica del cuerpo ante cierta
medicina.

Esto podrá causar una revolución y cambiar las reglas del juego, no solo en la industria farmacéutica,
sino en muchas otras industrias como por ejemplo la de los cosméticos.

4.7. Ojo biónico

Un año después de las primeras pruebas del Retina Implant, la empresa consiguió en febrero la
aprobación por parte de la FDA para realizar la segunda fase de ensayos clínicos. Lo que vemos en la
imagen es el fondo de ojo de un paciente que participa en estos estudios.

Se trata de un chip de 9 mm2 con 1500 píxeles que captan la luz, cumpliendo la función de las células
dañadas en la retina de pacientes con retinitis pigmentosa. La información captada por el chip es
transmitida directamente a la corteza cerebral. Los resultados, publicados recientemente en
Proceedings of Royal Society, muestran que de los nueve pacientes estudiados ocho lograron mejorar
su percepción de la luminosidad, aproximadamente dos tercios mejoraron en sus actividades del día a
día. Los resultados, aunque interesantes y esperanzadores, no son todavía tan buenos como nos
gustaría, sobre todo por las posibles complicaciones que van a presentarse en un próximo artículo.

“Chip implantado en el ojo”

5. Riesgos de la Nanotecnología

La nanotecnología es un avance tan importante que su impacto podría llegar a ser comparable con la
Revolución Industrial pero con una diferencia destacable - que en el caso de la nanotecnología el
enorme impacto se notará en cuestión de unos pocos años, con el peligro de estar la humanidad
desprevenida ante los riesgos que tal impacto conlleva. Algunas consideraciones a tener en cuenta
incluyen:

 Importantes cambios en la estructura de la sociedad y el sistema político.


 La potencia de la nanotecnología podría ser la causa de una nueva carrera de armamentos
entre dos países competidores. La producción de armas y aparatos de espionaje podría tener
un coste mucho más bajo que el actual siendo además los productos más pequeños, potentes
y numerosos.
 La producción poco costosa y la duplicidad de diseños podría llevar a grandes cambios en la
economía.
 La sobre explotación de productos baratos podría causar importantes daños al medio ambiente.
 El intento por parte de la administración de controlar estos y otros riesgos podría llevar a la
aprobación de una normativa excesivamente rígida que, a su vez, crease una demanda para un
mercado negro que sería tan peligroso como imparable porque sería muy fácil traficar con
productos pequeños y muy peligrosos como las nanofábricas.
 Existen numerosos riesgos muy graves de diversa naturaleza a los que no se puede aplicar
siempre el mismo tipo de respuesta.
 Las soluciones sencillas no tendrán éxito. Es improbable encontrar la respuesta adecuada a
esta situación sin entrar antes en un proceso de planificación meticulosa.

Para poder disfrutar de los enormes beneficios de la nanotecnología, es imprescindible afrontar y


resolver los riesgos. Para hacer esto, debemos primero comprenderlos, y luego desarrollar planes de
acción para prevenirlos. La nanotecnología molecular permitirá realizar la fabricación y prototipos de
una gran variedad de productos muy potentes. Esta capacidad llegará de repente, ya que
previsiblemente los últimos pasos necesarios para desarrollar la tecnología serán más fáciles que los
pasos iniciales, y muchos habrán sido ya planificados durante el propio proceso. La llegada repentina
de la fabricación molecular no nos debe coger desprevenidos, sin el tiempo adecuado para ajustarnos
a sus implicaciones. Es imprescindible estar preparados antes.

El Centro de Nanotecnología Responsable ha identificado algunos de los riesgos más preocupantes de


la nanotecnología. Algunos suponen riesgos existenciales, es decir que podrían amenazar la
continuidad de la humanidad. Otros podrían producir grandes cambios sin causar la extinción de
nuestra especie. Una combinación de varios de estos riesgos podría empeorar la gravedad de cada
uno. Y todas las soluciones que se plantean para uno de estos riesgos deben tener en cuenta el impacto
que tendrían sobre los otros.

Algunos de estos riesgos son producto de una falta de normativa jurídica, y otros de demasiado control.
Hará falta distintos tipos de legislación según cada campo específica. Una respuesta demasiada rígida
o exagerada en estos sentidos, podría dar lugar a la aparición de otros riesgos de naturaleza muy
distinta por lo que habrá que evitar la tentación de imponer soluciones aparentemente obvias a
problemas aislados. Más adelante ofreceremos algunas ideas para normativas jurídicas en el campo
de la nanotecnología. De momento se pueden leer en inglés aquí. Un único enfoque (comercial, militar,
información libre) no podrá impedir todos estos riesgos de la nanotecnología. Y el propio alcance de
algunos de los posibles peligros de la nanotecnología es tal que la sociedad no podrá asumir el riesgo
con la aplicación de distintos métodos para impedirlo. No podremos tolerar un escape de plaga gris, o
una carrera inestable de armas fabricadas con la nanotecnología. Tejer un hilo entre todos los riesgos
requiere un proceso de planificación muy cuidadosa antemano.

Otros riesgos de la Nanotecnología

 Desequilibrio económico debido a una proliferación de productos baratos


 Opresión económica debido a precios inflados de forma artificial
 Riesgo personal por uso de la nanotecnología molecular por parte de criminales o terroristas
 Riesgos para las libertades personales o sociales por restricciones excesivas
 Desequilibrio social por nuevos productos o formas de vida
 Carrera inestable de armas fabricadas con la nanotecnología
 Daños medioambientales colectivos derivados de productos no regulados
 Plaga gris o plasta gris (gray goo) - un factor de riesgo menor
 Un mercado negro de la nanotecnología (aumenta la posibilidad y el peligro de otros riesgos)
 Programas de nanotecnología que compiten entre sí (aumenta la posibilidad y el peligro de otros
riesgos)
 El abandono y/o la ilegalización de la nanotecnología (aumenta la posibilidad y el peligro de
otros riesgos).