Está en la página 1de 20

DEL

1 ICTUS RÍTMICO
40 CANTO GREGORIANO

Mas, así como en el vaivén de las aguas ese punto que une a la ola que baja con la siguiente, que se Cuando un ictus va al unísono del ictus anterior y agrupados sobre la misma
alza, nada tiene que ver con la intensidad, así también ese punto = (ictus) que une los diversos arranques
sílaba, es necesario destacar con una pequeña repercusión la primera nota de este
y reposos en el movimiento sonoro, no es por su naturaleza intenso.
Por lo general debe ser tratado con suavidad y flexibilidad, ya que el estilo gregoriano es ante todo último ictus. Véase por ejemplo el comienzo del Ofertorio "Reges Tharsis" de la
ligado, y, como advierte D. Mocquereau, "algunas veces el oído advierte la subdivisión rítmica por una Epifanía.
dulce y discreta intensidad, que señala la nota íctica. Otras veces el ligado se halla más unido, es más
íntimo; las subdivisiones rítmicas se encuentran como veladas y apenas se pueden adivinar. Con más
frecuencia todavía estas subdivisiones secundarias desaparecen por completo, fundidas en un ligado REGLAS PARA LA COLOCACION DE LOS ICTUS RITMICOS
ininterrumpido, que no deja más que el sentimiento de la ondulación plena y ancha de la frase musical.
El apoyo rítmico es entonces tan dulce y tan blando que permanece imponderable y es más espiritual
que material".
Aunque en un estudio profundo del ritmo gregoriano son varios los
principios y reglas atendido tanto el texto como la melodía, nosotros creemos
que son suficientes a nuestro propósito las siguientes:
RELACION DEL ICTUS CON EL ACENTO TONICO
A) Por razón de la melodía:
El ictus rítmico puede coincidir con el acento tónico de la palabra, mas no
hay regla alguna que establezca los ictus en las sílabas acentuadas. Depende del 1.a Nota larga.—Lleva ictus toda nota larga, ya sea por mora vocis o por la
gusto y de la intención del autor. De ahí el proverbio "Música non subjacet unión de dos o tres notas al unísono (v. gr. pressus (a), oriscus (b), strohicus (c).
regulis Donati". Por su naturaleza de descanso o reposo, el ictus rítmico tiene a bc
predilección por la sílaba final de la palabra.
e— £------e— s— s—
PERCEPCION DEL RITMO

De lo dicho se desprende que el ictus rítmico no es una nota más fuerte o


—■- —:r«-----/» - —
más larga o más baja o más alta; es sencillamente una exigencia de orden
intelectual. 2.a Notas marcadas con episema vertical.—Esta regla se refiere en primer
Aunque ordinariamente el ictus rítmico se percibe por alguna de las lugar a las notas alargadas del salicus (a), quilisma (b) y podatus episemático
cualidades del sonido, es nuestra facultad ordenadora, nuestro entendimiento, en seguido de virga (c), en intervalos de 4.a y 5.a.
definitiva, el encargado de saber diferenciar aquellas notas que llevan apoyo o
ictus y son el lazo de unión de las demás.
Conviene, no obstante, distinguir el ritmo subjetivo formado o creado por
nuestro entendimiento, y el ritmo objetivo o que existe en la realidad, que
solamente es percibido por nuestras facultades físicas, intelectuales y estéticas.
Sólo cuando haya penetrado en nuestra alma más bien que en nuestros
sentidos este sentido rítmico, estaremos capacitados para interpretar con toda También incluimos aquí todos los demás ictus colocados en ediciones con
fidelidad las dulces melodías gregorianas. signos rítmicos, aunque a veces pudieran ser objeto de discusión.

LUGAR DEL ICTUS EN UNA MELODIA GREGORIANA

En una melodía gregoriana el ictus ha de colocarse cada dos o a lo sumo


(1) La razón de que el ictus rítmico deba de ir colocado cada dos o a lo sumo cada tres notas, se halla
cada tres notas, originándose así los ritmos binarios y ternarios, que tan en las leyes naturales de ritmo que estaban en vigor entre los antiguos tanto en la poesía como en la
armoniosamente se suceden en el Canto Gregoriano. El ictus ocupa el primer música: el ictus o apoyo se encontraba siempre en estas artes cada dos o tres tiempos simples.
tiempo del compás gregoriano. Obsérvese la transcripción a música de la Antif. Es necesario que los alumnos, a fuerza de repetición en la preparación de las piezas gregorianas,
"Ite et vos" anteriormente citada. adquieran el hábito de agrupar los tiempos simples en tiempos compuestos, binarios o ternarios (uno, dos;
o uno, dos, tres) respectivamente, haciendo coincidir siempre el uno con la nota que lleva el ictus.
Dos notas inmediatas no pueden llevar ictus, a no ser que sean notas largas
con "punctum mora voris", pues cada una de éstas equivale a dos (1).
DEL ICTUS RÍTMICO

3.a Principio de neuma.—Lleva ictus la primera nota de cada neu-ma. Mas


si la inmediata anterior o siguiente lo llevase por alguna de las reglas que le
preceden, ésta padecería excepción y no llevaría ictus.

i________r . ■ ■ Jl.

Vid. excepciones por la primera regla y excepciones por la segunda.


7.a Sílabas tónicas e intertónicas.—Esta regla se refiere a las sílabas que
preceden a la sílaba acentuada, ya se trate de palabras esdrújulas o llanas.

a) En las esdrújulas de más de cua- C b * * " *'


tro sílabas llevan ictus las sílabas que coin- —■—•—8—•■-------------■--------
ciden con los acentos principal y secunda- ~ '. ~ ~ .7
T TTfr*/rv u Juslti fi ca ti o m bus
nos, v. gr. JusTlhCAtiünibus.

b) En las llanas de tres o más síla-


bas, llevan ictus las notas que no coinci-
den con los acentos principal y secunda-
rios, v. gr. miSEraTIónes. Mi se ra ti o nes

B) Por razón del texto.

Teniendo en cuenta el texto latino, sobre todo en cantos silábicos, llevarán


ictus:

4.a Notas inferiores de una ondulación continua—Llamamos ondulación


continua al giro en que una melodía sube y baja en notas sucesivas.

4
■■~■
-
3CANTO
43 GREGORIANO DEL ICTUS RÍTMICO

Con fi de fi li Nora» bonum samen senil


4CANTO
43 GREGORIANO DEL ICTUS RÍTMICO

5.a Sílaba final y acentuada de palabras esdrújulas.

Angelí arenan ge II

6.a Sílaba final de palabra llana—Llevan ictus las sílabas finales de


palabra llana, siendo el acento de ésta independiente del ictus, sobre todo en
cantos silábicos.

e■ —r
Di xi Di us me us es tu
C
E
T
dT
es
iE
nS
e

T
P
u
fi
- - b

(1) Para darnos una idea exacta del tiempo simple, es necesario que percibamos de alguna manera
(percepción visual o auditiva) el principio y fin de esta duración de que se compone el tiempo simple. Es
decir, son necesarios dos puntos de referencia, que puedan ser considerados como principio y fin de este
tiempo.
Encontramos un ejemplo de este tiempo simple en el espacio comprendido entre dos golpecitos
sucesivos del metrónomo o entre el tic-tac del péndulo de un reloj.
CANTO
46
47 GREGORIANO EL RITMO Y SUS CLASES

RITMO ELEMENTAL E
s
Es el que consta de dos sonidos: uno en arsis, corto, vivo y animado, y otro
de tesis, largo, de apoyo o descanso, marcado por el ictus. El ictus ársico no está e
expreso: va colocado en el silencio que precede a la nota ár-sica. l
El ritmo elemental sólo puede darse al comienzo de la pieza, período o
q
t
~7~r u
■ y • «• y * * e
y ■elemental /Iritmo elemental/Iritmo elemental/
\ritmo

t
i
frase, pero no en el interior de la misma. e
n
e
RITMO SIMPLE
p
Ritmo simple es el que tiene dos ictus o
expresos; el primero en arsis y el segundo en r
tesis. Puede ser binario (a) o ternario (b).
GRAN RITMO GREGORIANO l
o
Los ritmos parciales compuestos, subordinados entre sí, dan origen a los
ritmos palabras, ritmos incisos, ritmos miembros y ritmos frases, y todos, m
debidamente entrelazados y articulados, originan y forman un conjunto e
armonioso que se llama Gran Ritmo Gregoriano. n
o
s
RITMO Y COMPAS
t
No es lo mismo ritmo que compás. El compás es en gregoriano una realidad r
que se confunde con el tiempo compuesto binario o tenario. e
El compás comienza con la nota íctica y termina en la nota anterior al ictus s
siguiente, en cadencia postíctica o femenina no conclusiva, que exige otra nota
con ictus para poder descansar. El ritmo en cambio termina siempre en nota con i
ictus, cadencia conclusiva o masculina. Donde termina el ritmo comienza el c
compás. El ritmo cabalga sobre las barras del compás. t
u
s
b)
RITMO COMPUESTO
e
x
p
r i
e l
s e
o n
s c
i
( o
c
) (
d
o )
.
d
o
s
d)
e
x A
p u
r n
e q
s u
o e
s
e
y l

u i
n c
o t
u
c s
a
l e
l s
a
d
e
o
s
e
e
n
n
c
s i
CANTO
46
47 GREGORIANO EL RITMO Y SUS CLASES

a l
l a
m
e v
n e
t z
e
á
t r
e s
s i
i c
s o
,
y
e
n t
é
e t
l i
c
r o
i .
t
m E
o s

c t
o e
m s
p i
u s
e
s c
t o
o n

e r
s e
l
a a
c
i
ó a
n l

a r
l i
t
r m
i o
t
m q
o u
e
q
u s
e i
g
p u
r e
e .
c
e
d
c
e .
y
_
a
r .
s
i
s AA

r
e
s
-
p
e
c
t
o
4EC
L
A
67
C
N
N

C
P
eP
u

C
L
L
o
50 CANTO GREGORIANO
NATURALEZA DEL ICTUS 51

E a
L o
A
I t
n ó
n
M
i
F
c
P a
.
P 5
T )
S
C íl
a
P
b
a
C s
1
L q
)2 u
)3 e
) p
r
N e
c
L e
d
I e
E4 n
) a
S l
íl a
a a
b c
a e
a n
c t
e u
n a
t d
u a
a o
d a
n 7 L s al n
t ) o ez úl
e 8E s a a, ti
t n l p m
ó 9 i a ar a
n c c ti d
i t e c e
c u n ul p
a s t ar al
s o m a
. q e br
6 u o nt as
) e e es
S p si dr
íl c o re új
a o s ca ul
b i - e as
a n i n ,
s c ó so v.
q i n br gr
u d i e .
e a c la m
s n a sí is
i s la er
g c , - ic
u o s I or
e n o w D
n n p Ia
a s e .
é í t
s l é
t a t
a b i
o a c
p s o
o s
s p
t o p
ó s o
n t r
i e
c r n
a i a
s o t
. r u
e r
T
CANTO GREGORIANO
13

NATURALEZA DEL ICTUS EN UNA MELODIA CON TEXTO En la unión

del texto con la melodía pueden darse tres casos:

10) ° Perfecta armonía.—Cuando el texto y la melodía piden arsis o tesis CAPITULO X


conjuntamente. Entonces no hay dificultad alguna.

11) ° Pequeño conflicto.—Cuando la melodía tiende al arsis y el texto a la MELODIA Y TEXTO LATINO
tesis o al contrario. En este caso debe prevalecer el texto.

12) ° Conflicto grave.—Cuando la melodía pide claramente arsis o tesis y RELACIONES DE LAS MELODIAS GREGORIANAS CON
el texto lo contrario. En este caso Dom Mocquereau y con él Soles-mes dan la EL TEXTO LATINO
razón a la melodía, teniendo en cuenta una ley antigua y tradicional de
subordinación del texto a la melodía, sobre todo si se trata de un diseño muy Es tal la influencia del acento latino en las melodías gregorianas, que
acusado; de otro modo, dicen, es mejor seguir el ritmo del texto, aunque es examinando la estructura interna de las mismas, se puede establecer el siguiente
imposible entrar en aplicaciones de detalles, que varían en cada caso. principio: "La melodía gregoriana en su línea arquitectónica está calcada sobre
El P. Manzárraga distingue y da como norma fija la siguiente: "Cuando la los acentos gramaticales del texto litúrgico, no siendo ella sino la exteriorización
melodía sube y pide por consiguiente arsis, pero coincide con la sílaba final de de los acentos agudo, grave y secundarios".
una palabra llana o con la penúltima o última de una palabra esdrújula, es decir, Esta dependencia ha sido probada gracias a los recientes estudios sobre las
con una sílaba postónica, se debe dar la razón al texto sin excepción alguna; a melodías gregorianas, y analizando las diversas propiedades del acento latino a
ese ictus se debe considerar siempre como tesis. Por el contrario, cuando la través de los distintos períodos históricos.
melodía desciende y por consiguiente pide tesis, pero coincide con una o varias
sílabas fuertes (tónicas o antetónicas) se debe mirar, antes de resolver el caso, si Se pueden distinguir tres períodos en este estudio:
es ársico o tético el ictus anterior. Si este ictus anterior es tético, se puede colocar
lo mismo un ictus ársico que tético, según el gusto de cada uno; el texto puede 13) " Período clásico (desde el siglo n a. de Cristo hasta el siglo iv d. de
ceder. Pero si el ictus anterior es ársico, el texto debe ceder, es decir se debe Cristo).. En este período el acento latino es agudo y breve.
colocar un ictus tético".
La razón de esta distinción está en que si a una sílaba postónica colocamos 14) " Período posclásico, eclesiástico o gregoriano (del siglo iv al ix). El
un arsis, desfiguramos la palabra latina que haríamos aguda, siendo así que acento se hace además ligeramente intenso.
siempre es llana o esdrújula.
La melodía en cambio se acomoda más fácilmente al fuerte o al piano. 15) ° Período románico (del siglo ix en adelante). El acento se convierte
Nunca empero, añadiremos, se ha de proceder matemáticamente en el uso en agudo, fuerte y largo.
de esta regla, y en casos dudosos el gusto del director y la naturaleza del coro que
canta serán los mejores intérpretes. De estos períodos n
interesa el 2
eclesiástico
gregoriano.
PROPIEDADES DEL ACENTO EN EL PERIODO POSCLASICO O el período posclásico o gregoriano otros acentos secundarios, que tienen las
GREGORIANO mismas propiedades que aquél, aunque con menor vigor.
Se colocan cada segunda sílaba a partir del acento principal, tanto anterior
Tres son las características del acento en este período: como posteriormente a éste, v. gr.:
16) Melódico. Primogénitum, Miséricórdiá, Circúmdedérunt, Justíficátiónibús.
17) Breve. s. p. s. s. p. s. s. p. s. s. p. s.
18) Ligeramente intenso.
Como en latín no hay palabras agudas, ningún monosílabo puede cerrar una
19) Melódico.—Nos consta que antiguamente los oradores declamaban cadencia o un punto. Por eso el monosílabo ha de unirse siempre a la palabra
sus discursos recitándolos de forma que la sílaba que llevaba el acento en una inmediata anterior para formar una esdrújula con ella si ésta es llana, v. gr. e duxit
palabra, influía jerárquicamente sobre las demás. me, o bien para formar una llana si la anterior es esdrújula u otro monosílabo, v.
De ahí que se llamara al acento el alma de la palabra = anima vocis, o gr. úmenú-bus se, exultabo in te.
syllaba acuta. Nosotros la llamamos sílaba acentuada por ser el acento agudo,
acento por excelencia.
El efecto primario de este acento era levantar el tono de la sílaba en que se INFLUENCIA DEL ACENTO EN LAS MELODIAS GREGORIANAS
encontraba, por eso se le llamó acento tónico. No cabe duda que en esta práctica
de los antiguos oradores, que al hablar llegaban a hacer intervalos de quinta, Como hemos visto, era grande la influencia del acento latino en el período
había una melodía embrional. posclásico, época en que fueron escritas la mayor parte de las melodías
Este carácter melódico del acento tiene sus excepciones, es decir: no gregorianas.
siempre la sílaba acentuada es más alta que su anterior y siguiente en una No es extraño, pues, que la melodía siguiera la misma línea arquitectónica
melodía. Esto suele ocurrir en tres casos: de la palabra latina, construida en forma de arco con una sílaba acentuada en el
20) Cuando a una melodía, hecha para un texto, se le acomoda otro texto centro del mismo.
distinto. Véase la forma arquitectónica de la palabra Primogénitum.
21) Cuando la música se independiza totalmente del texto por aquello de
"Música non subjacet regulis Donatic.
22) Cuando una palabra en particular pierde este matiz melódico para que
se destaque mejor el acento principal de la frase; v-. gr. en el inciso "Gratias
ágimus tibi", de la Misa XI, la palabra Gratias pierde su melodía para que se
destaque mejor el acento principal en ágimus.

23) Breve.—No queremos decir que la sílaba acentuada haya de pro-


nunciarse con más rapidez que las demás, sino que su pronunciación no debe
prolongarse más de lo que corresponde a un tiempo simple. Es decir: breve igual
a no largo. Esto probado, podemos establecer como principio general la siguiente
afirmación: "Toda melodía gregoriana del período posclásico está constituida
24) Ligeramente intenso.—No con esa intensidad que aplasta sino con una arquitectónicamente a modo de arco románico, influenciada por el acento latino y
intensidad ágil, airosa y sutil, como es la melodía gregoriana. por el ambiente en que nació".
La melodía gregoriana comienza de ordinario por la tónica del modo en que
está escrita la pieza; se eleva más o menos directamente hasta la dominante, que
ACENTOS SECUNDARIOS constituye como la clave central del arco y baja de nuevo suave y pausadamente
hasta volver a la tónica, en donde por fin descansa (vid. pág. 57).
En la palabra latina aparte el acento tónico principal del período clá sico
(que siempre va colocado en la penúltima o antepenúltima sílaba) aparecieron en
CUMBRES MELODICA Y EXPRESIVA

Cumbre melódica de una melodía gregoriana es aquella que coincide con el


ictus más elevado de dicha melodía, bien sea ictus ársico o tético. Cumbre
expresiva es la que coincide con el ictus ársico más importante y más poderoso
de la melodía. "Esta cumbre expresiva, dice el P. Manzárra-ga, tiene simpatías por
la cumbre melódica y con ella coincidirá necesariamente en una melodía pura,
pero ni son una misma cosa, ni están siempre juntas". Obsérvese cómo en la
primera (ej. a) de las dos formas que presenta la Antífona Asperges me, se hallan
separadas la cumbre expresiva y melódica, y en la segunda (ej. b) coinciden
ambas sobre la nota FA.

Ü
o
pq

pq

Todo inciso, miembro, frase y período tiene su cumbre expresiva y melódica


propia (vid. pag. siguiente). O
A veces puede haber verdadera dificultad para averiguar cuál es el ictus
ársico más importante del inciso, miembro o, sobre todo, de la frase y del período.
Para resolver esta perplejidad conviene saber:
U
25) ° La cumbre expresiva ha de coincidir siempre con un acento tónico o al
menos con una sílaba antetónica.
2S
26) " La cumbre expresiva coincide con la melódica si el ictus de ésta es
ársico.
_, o
27) ° La cumbre expresiva suele encontrarse hacia la mitad del inciso,
miembro, frase o período, con tendencia hacia la primera parte.
28) ° Cuando se encuentran dos o más cumbres expresivas, pero más o
menos a la misma altura, será la cumbre expresiva general aquella que esté mejor
preparada con uno, dos o más arsis inmediatos.
29) ° Si aún persiste la duda, llevará la cumbre expresiva aquella palabra
latina que sea más importante.
DE LA QUIRONOMIA CANTO GREGORIANO
60
61

Para dibujar la quironomía prácticamente con él gesto de la mano,


obsérvense estos consejos que da el P. Manzárraga en su "Ritmo Gregoriano":

1.° Al comenzar a dirigir, situado de cara a los cantores, coloqúese la mano


extendida delante y a la altura media del pecho (a).
V En los arsis la línea quironómica, comenzando siempre debajo de la nota
o silencio que lleva el primer ictus, pasa por encima de la misma, abrazando el
tiempo compuesto binario o ternario formado por este ictus.

34) ° Si hay dos o más arsis seguidos, el trazo quironómico irá subiendo
agrandándose poco a poco para bajar por la derecha de la nueva nota ársica, y
envolviendo a ésta en un bucle o círculo, subirá de nuevo por la izquierda para
repetirse el mismo trazo si sigue otro tercer arsis.

Dom Mocquereau llama a éste: "ritmo compuesto por fusión ársica".

2 ° Diríjase luego a la derecha girando hacia abajo en forma ondulatoria (b). 35) ° Si hay dos o más tesis seguidas, el trazo quironómico desciende
30) ° Una vez que se llega a la línea del codo o un poco más, levántese gradualmente y va pasando alternativamente, primero por debajo de la nota que
hasta la frente poco más o menos (c), bajándola luego hasta la altura del codo de lleva ictus tético y después por encima de la otra del tiempo compuesto binario,
la mano izquierda. para pasar de nuevo por debajo de la nota que lleva el siguiente ictus tético, y así
31) ° En este preciso momento (d) debe comenzar a señalarse el arsis sucesivamente.
primero de la composición, que coincidirá con el comienzo del canto si la
primera nota es íctica, o de lo contrario con el silencio ársico.
32) ° Ha de tenerse en cuenta que, al tratar de describir con la mano los
trazos escritos sobre una melodía, ha de hacerse por partes, volviendo la mano al
primer punto de partida tantas veces cuantas sean necesarias, y precisamente A este ritmo compuesto, formado por dos o más tesis llama Dom
siempre que comienza un ictus ársico después de una tesis. Mocquereau "fusión tética".
33) ° Cuando hayan de representarse tiempos compuestos ternarios, sobre 4." Cuando a una tesis sigue un arsis, la línea quironómica pasa por debajo
todo si la primera nota es un poco alargada por llevar episema horizontal, se de todas las notas que pertenecen al ictus tético, hasta unirse con el arsis
ampliará un poco el gesto quironómico para abarcar y dar todo su valor a los tres siguiente.
tiempos.

B) Gráficamente—Se representa la quironomía por medio de líneas


onduladas ascendentes y descendentes, que se trazan o sobre las notas de la
melodía o debajo de ellas.
A rrwñ- Dt us
CANTO GREGORIANO
19

DE LAS CLASES DE QUIRONOMÍA 65


CANTO GREGORIANO
20

QUIRONOMIA SIMPLE ascendente,

^f^.V^»^
descendente
Quironomía simple es aquélla que corresponde al ritmo simple, o sea: Aquél
que tiene dos ictus expresos, uno en arsis y otro en tesis. Tanto el grupo ársico
y llana DI üs D E üs me uT

como el tético pueden estar formados por dos o tres tiempos simples. 36) Quironomía compuesta por yuxtaposición.—Es aquéílá que tiene
El ritmo simple puede terminar en cadencia conclusiva* íctica o masculina, lugar cuando a una tesis le sigue inmediatamente un arsis, es decir entre el
término de un ritmo y el comienzo del siguiente (Véase el ej. de la Pág- 57).

37) Quironomía* compuesta por contracción.—Esta tiene lugar cuando


a un arsis le siguen uno o varios arsis más. Estos arsis que siguen van unidos al
primero por contracción. Dom Mocquereau los llama "arsis contractee".

como ocurre en las letras a y b del ejemplo anterior; en cadencia femenina,


pdstíctica o no conclusiva, letras c y d del mismo .ejemplo 2
Según Dom Mocquereau, en el ritmo natural -el propio del Canto
Gregoriano- únicamente las tesis deben cerrar los incisos, los miembros y las
EMPLEO DE LAS DISTINTAS QUIRONOMIAS
frases, es decir: deben terminar en nota larga o cadencia masculina. Vid. letras a y
b del ejemplo anterior.
La quironomía empleada para la dirección del coro debe ser prefe-
rentemente la compuesta, ya que ésta es la que por su misión unificadora da vida
QUIRONOMIA COMPUESTA
y unidad a toda la composición.
El director, no obstante, podrá escoger en cada diseño melódico aquella que
La quironomía compuesta es la que reproducé.el ritmo compuesto en su
sea más conveniente y adecuada según los distintos casos, teniendo en cuenta la
plenitud y perfección ideal. Dice Dom Mocquereau que d¡ director de un coro
calidad del coro que dirige.
gregoriano dispone de tres formas de quironomía compuesta: a) ondulante, b) por
Conviene tener en cuenta las siguientes normas:
yuxtaposición y c) por contracción.

a) Quironomía compuesta ondulante.—Se llama así a la formada por la 38) Se empleará la quironomía ondulante ordinariamente en pasajes
silábicos.
multiplicación de tesis fusionadas en un ritmo compuesto.
39) Se empleará la quironomía por yuxtaposición cuando se suceden
alternativamente grupos ascendentes y descendentes.
40) Se empleará la quironomía por contracción en grupos
ársicos.
41) El pressus es por lo general ársico, y los stróphicus, en cambio, téticos.
Dom Mocquereau ve una imagen perfecta de esta quironomía eñ las olas del 42) Nunca termina una frase en arsis.
mar en tiempo de calma: "se elevan, bajan,y. se'suceden majestuosamente sin 43) Ordinariamente la melodía comienza en gesto ársico.
ninguna solución de continuidad, sin paradas kt divisiones, sitt repliegues sobre 44) Convendrá a veces interrumpir la línea quironómica y marcar cada
sí mismas, sin nudos"(Le nombre musical gxegorien, T. U, pág. 690, n.° 1.157). .uno de los tiempos simples para evitar que los cantores tiendan a hacer tresillos.
Esta a su vez puede ser: Tal puede ocurrir con algunos tórculus y clímacus, cuando lorman tiempos
compuestos ternarios.
45) En un pasaje ondulante es a veces aconsejable, para reanimar el coro,
substituir la ondulación por la curva ársica, sobre todo al comienzo ile un nuevo
miembro.

2Esta terminología "masculina, femenina" está tomada de algunas lenguas, en que los nombres
femeninos añaden muchas veces alguna sílaba a sus respectivos masculinos.
di n il Ta"