Está en la página 1de 3

FORMAS MUSICALES MISIONERAS

Misiones tiene cinco formas musicales: Galopa, Chotis, Polquita


Rural, Gualambao y Canción Misionera.

LA GALOPA

La característica vivaz de la Galopa misionera con sus


acentuaciones típicas, sirven al objetivo de brindar vívidos retazos descriptivos del exuberante
paisaje de Misiones, su fauna, su flora, sus ríos grandiosos.
La Galopa es la pintura musical de esta tierra, su raíz
auténticamente guaraní le confiere a momentos una belleza lleana de hechizos, tamizada de
bravíos chispazos, en arranques insólitos, tremendos, inesperados.
Galopa Misionera, es el nombre que le damos a esta especie de
Polka Guaranítica, que se caracteriza principalmente por su particular escritura y modo de
ejecución.
La Galopa Misionera es de movimiento “Allegro”, su velocidad de
ejecución de 120 de metrónomo. Se escribe en el compás compuesto de 6 por 8.
Consta de una introducción y dos partes: la primera y la segunda,
las cuales pueden ser iguales o no en relación a la cantidad de compases. Diremos entonces que la
galopa Misionera tiene tres elementos fundamentales que son: Introducción, primera y segunda
parte.
a) Introducción: la mayoría de las Galopas tienen por estilo una introducción de cuatro, seis ó
más compases. Este trozo musical no lleva ritmo, es solo un juego de armonía, de colores
melódicos y tonalidades que le dan grandiosidad al comienzo del tema:

b) Primera Parte: finalizada la introducción, generalmente hay cuatro compases de ritmo ya en


tiempo de galopa:
Después de este solo rítmico de guitarra comienza la melodía de la
primer parte, la cual generalmente tiene entre 26 y 32 compases. Se suele escribir a esta parte en
tonos menores, aunque también se encuentran Galopas en tonos mayores: esto depende del
sentimiento y/o estilo del compositor:

c) Segunda Parte: tiene generalmente de 26 a 32 compases habiendo algunas que tienen de 16 a


26. Salvo alguna excepción, ESTA SEGUNDA PARTE está en tono mayor, esto le da fuerza y
grandiosidad al tema. Los últimos 8 compases de la segunda parte se repite dos veces, parece
que esa repetición quiere reafirmar esos 8 compases, que quieren mostrar nuevamente esa
belleza musical. Como ejemplo musical nos referiremos a la Galopa Misionerita de Lucas
Braulio Areco. La parte que se repite es la que dice: “es hechizo que regalas a los vientos que
te arrullan con ternura, en tu esplendor”. Otro ejemplo se da en la Galopa Tierra Brava de
Ricardo Ojeda. En los dos ejemplos presentados, los últimos 8 compases que se repiten
empiezan en el IV grado. Esto, no se repite en todas las galopas.
Después de esto se vuelve a la primera parte para luego finalizar en
la segunda parte siempre repitiendo los últimos ocho compases.
Si bien en todas las músicas Guaraníes del Litoral Argentino y del
Paraguay es fundamental la presencia de la ligadura de prolongación, en la Galopa Misionera no
son frecuentes ni características. Este ritmo tiene otro acento, otra escritura, otro color musical y
también otra interpretación.. Lo que si tiene la Galopa es la Ligadura de Expresión.
.

EL CHOTIS MISIONERO

Es otro de los ritmos de gran vigencia en la Provincia de Misiones.


Es una línea melódica vivaz y muy agradable al oído de quien la escucha.
Fue traído por los inmigrantes de Europa a Brasil y de Brasil a las
fronteras de Misiones, donde con la intuición de los creadores misioneros adquiere el color
propio que lo identifica con nuestra Provincia.
Está escrita en un compás de dos por dos, siendo su velocidad de
ejecución 80 de metrónomo. Consta de una Introducción y tres partes:
Introducción: tiene 8 compases y se ejecuta dos veces.
Primera Parte: tiene 8 compases y se ejecuta dos veces.
Segunda Parte: tiene 4 compases y se ejecuta dos veces.
Tercera Parte: tiene 4 compases y se ejecuta dos veces.

Como ejemplo, se adjunta la fotocopia de la partitura de “El


Cumandaí” de Ricardo Ojeda.

LA POLQUITA RURAL

Es un ritmo que se asentó en nuestra Provincia que tiene


características Europeas, la cuales sufrieron un proceso de adaptación haciéndola popular entre
nosotros.
Se escribe en ritmo de 2/4 contando con una introducción y dos
partes:
Introducción: tiene ocho compases y se ejecuta una sola vez.
Primera parte: tiene ocho compases y se ejecuta dos veces.
Segunda parte: tiene ocho compases y se ejecuta dos veces.

Tiene una velocidad de ejecución de 120 de metrónomo, al igual


que la Galopa Misionera. El ritmo de la polquita rural es casi igual al de la polca europea, no así
la línea melódica que es distinta.
Como ejemplo se adjunta la fotocopia de la “Polquita del
Inmigrante”, de Alcibiades Alarcón y Ricardo Ojeda.