Está en la página 1de 56

INSTITUCIONAL:

MODULO I

Malfé, Ricardo. Psicología institucional Psicoanalítica. Revista Argentina de Psicología,


APBA,
(1) Institucional: territorio donde queda incluido discursos, prácticas y objetos instituidos que
atraviesan el límite de la organización.
Psicólogo: manipulador, llamado a intervenir allí donde se ha roto, falseado la trama discursiva que
da coherencia al mundo cotidiano de la gente.
(2) La practica de la Psicología Institucional Psicoanalítica cosiste e una intervención
esencialmente discursiva e ámbitos psicosociales de la vida cotidiana. La ideas es de instaurar una
situación en lo que se haga posible la escucha analítica y un trabajo interpretativo y constructivo
que ayude a hacer consciente y elaborar aquello incc (reprimido) que mostraría las fallas y rupturas
de la racionalidad (coherencia discursiva) ahí instituidas. Se demuestra aquello incc que preside
toda institución.

(3) Modalidades de la práctica:


Requerimientos:
1. organización compleja;
2. organización pequeñas, estructuras simples;
3. grupos en proceso de institucionalización o disolución de la forma institucional;
4. individuos o grupo que intervienen sobre una org. (psicólogos, sociólogos)

La práctica de la psicología Institucional siguen los lineamientos de uno u otro de los siguientes
modelos:
a- tradicional de consulta Psicoanalítica, tipo consulta medica. El cliente recurre a un
profesional al que encuentra en su “consultorio privado”. El trabajo institucional se puede
realizar ahí mismo.
b- consultaría de servicios profesionales a empresas. El cliente recurre a la empresa o
institución. Asesoramiento profesional.
c- una organización-cliente puede incluir al psicólogo como parte de su personal. A veces
como gabinete, sector u oficina segregado como replica de un consultorio privado, pero
invertido, es el psicólogo que llega a la institución.
d- intervención del psicólogo institucional se efectúa desde el Contexto de una organización
prestigiosa para el cliente, de “referencia”, a condición de que este no se encuentre
directamente subordinado a ella.
e- el psicólogo procede de una comunidad distinta de aquella en la que lleva a cabo una breve
intervención. “Visitante” hace un efecto de ajenidad en relación a las cosas para contar. La
desorientación del “extranjero”, puede ser debilitada si se constituye un “equipo de
intervención” que participan psicólogos “locales”. Esto hace que exista una continuidad del
trabajo.

(4) Discurrir libremente.


La teoría analítica se enfrente con los reparos de la moral, el orgullo, el respeto, el sentido común,
con el asociacionismo vigente e la Psicología, en la época de freud se hablaba del asociaron libre”,
los principios que determinaban para esta escuela el enlace entre representaciones eran “contigüidad
y semejanza”.
Por medio de la asociación se descubre en el análisis conexiones significativas en el discurso menos
ordenado, sujetadas en último término de la importancia libidinal que atesoran en los determinados
recuerdo, acontecimientos o fantasías.

1
“Discurso”, es lo que se produce en la asociación libre. Discurrir libremente, lo hacen aquellos que
pueden tener una conversación distendida, hilando recuerdos y conjeturas, relatar sucesos o lo
imaginado o argumentar sin un objeto. Esto intenta reclamar o conmover o excitar a otro no
presente. (Lo que el analista debe leer)
Formas consistentes de gran amplitud soportan el discurso, son las fantasías, fórmanos no menos
complejas. Pero desprovistas de la conexión de la conexión que da sentido, asoman a través de:
torpezas, incoherencias, despropósitos, equivocaciones, ocurrencias inesperadas, chistes,
interrupciones, olvidos, reiteraciones, lo “casual” o no deliberadamente dicho, mostrado u omitido,
lo dicho ex-abrupto (aquello que deja un lugar, o que aparece por otra cosa). Podríamos decir que se
levantan las represiones y dejan ver un poco más de lo que se quiere. El análisis, llegara a demostrar
en sus unidades o elementos los esquemas arguméntales descubiertos en el discurso.
Los deseos compartidos en un ámbito, cuando se necesita un intervención existirá una contradicción
y una lucha.
La vigencia de este deseo, se verifica en distintas formas:
1. en tanto es savia, insatisfecho, de una “estructura libidinosa” en una “formación colectiva”
2. como líder de una masa o de una “formación colectiva”.
3. en tanto ha quedado incorporado a la estructura fantasmática que sustenta el discurso, claro que
solidariamente con la función del punto (a). aquí se articula el tema con los conceptos
psicoanalíticos del sueño, lo principal de la vida anímica es lo inconsciente (situado por freud
estructura del aparato psíquico).
Las distintas formas de manifestaciones discursivas concreta están montadas sobre formaciones
fantasmáticas, retoños del sistema inc., que presentan un grado de organización, exentos de
contradicciones, han utilizados todas las adquisiciones del sistema conciente y apenas se diferencian
de los productos de este sistema.
Y por ultimo para completar la descripción pulsional de la psicología colectiva, también se
comparten:
4. deseos no compartidos, con una forma dominante, deseos específicos reprimidos., de la cualidad
de aquellos que retornan para manifestarse (como ex abruptos, o vía indirecta continua o
discontinua, sutil o no). La forma de manifestación dependerá de la formación sustitutiva, o de la
sublimación o una puesta en escena.
5. Los escenarios Colectivos para la puesta en escena o en acción de las fantasías: “ilusión grupal”
la idea es la de establecer el dispositivo analítica en ámbitos colectivos, organizaciones, grupos,
comunidades.
(Dispositivos grupales de análisis; para freud Psicología de las masas, en argentina, Pichon Riviere
y Bleger.)
Para que los dispositivos de análisis se hicieran productos fueron necesarios conceptos
psicoanalíticos (estructura libidinal, formaciones colectivas) para no caer en la “facilitación social”
para dar cuenta de la fluencia, riqueza, pluralidad de registros y resonancias con que puede a veces
llagar a transitar un grupo para el análisis.
En la formación colectiva sui generis que se instituye a los finales del análisis, el psicólogo
institucional ocupa un lugar del reemplazo provisorio del ideal que sujeta a los miembros del grupo,
y sugerente de una conciliación de las fuerzas que luchan: los deseos no compartibles con la figura
dominante (fantasías), por medio del psicólogo tendrán mayor posibilidad de ser tomados en cuenta.
Este aspecto de la “ilusión Grupal” favorece el análisis. El discurso colectivo es polifónico, se
encamina hacia lo que importa a todos, hacia la ilustración de las fantasías ligadas a la elección de
una profesión, a la ejecución de un trabajo, a un conflicto colectivo, etc. Dando pista de las valores
postuladas en la infancia de cada uno.
Para mostrar el camino que se debe hacer para el trabajo institucional, desde, establecer el
dispositivo para el análisis hasta la desilusión, debemos seguir con nuestra argumentación teórica.
Freud establece que es necesario las formaciones fantasmáticas para la formación del síntoma, y
también para la creación de arte, literatura, etc. A estas las descubre por incongruencia de las
conductas más habituales de los perversos, neuróticos y paranoicos.

2
En los ámbitos colectivos hallamos a las fantasías emparentadas a montaje o puestas en actos donde
se procesa un material de acción.
La psicología institucional tiene una intervención discursiva, su medio es verbal, pero solo se lo
practica si lo esta respaldando una continua aplicación del entendimiento a la tarea de discernir
como se cualifican los discursos en el interior de los intrincados contrapuntos que establecen con lo
no discursivo, con las acciones y conductas de los mismos sujetos que producen esos discursos en
análisis.

El trayecto a recorrer durante la intervención psicológica-institucional queda caracterizado por las


transformaciones que sufren los esquemas arguméntales, o fantasmáticos, y las relaciones entre si.
Para que puedan desplegar con libertad las fantasías que tienen vigencia en el ámbito colectivo
donde se lleva a cabo el análisis, tendremos que transitar en sentido inverso al que aquellas fantasías
siguieron para su constitución, las sendas que les están marcando por las leyes de funcionamiento
del aparato psíquico.
En una organización se arrimara primero a nuestra escucha aquellas fantasías que oficial o
legítimamente ha convocado y mantenido unidos a los distintos miembros entorno a un ideal. A su
vez se oirán e interpretaran también las fantasías que están condenadas ahí. A veces se trata de la
contradicción puntual de la fantasía dominante: por ejemplo mito o fantasía de que “se salva a un
niño”, su antagonista “se mata a un niño”.
EL recorrido del análisis obliga a los argumentos fantasmáticos a una curiosa inflexión. Este
modelo nos lo proporciona freud, en el hombre de los lobos, que nos demuestra la concepción de la
realidad del proceso analítico, el analista debe llenar un requisito discursivo, debe hacer pasar todos
los hilos arguméntales que fue desentrañando por un hito fijando en el horizonte primordial.
En el ámbito colectivo, hay que atender a la complicación de destejer la trama discursiva hasta
llegar a la profundidad en la que se puede entreverse la matriz y el móvil de todo disputa, de toda
ideología. Transformar diagramas de la puesta en escena y mover el soporte de lo establecido.
Freud, psicología de las masas, interpreto “ficción primaria” como algo indispensable para que la
“formación colectiva” subsista, la fantasía de que existe alguien que tiene la capacidad de dar, a
todos los miembros por igual, un amor inagotable. Esta fantasía co-instituye la “estructura
libidinosa” y su modelo de organización solidaria. Freud relaciona la fantasía y el esquema
argumental en la figura de la “historia primordial”.
La organización dura lo que la fantasía en la cual se sustenta permanece viva.
La práctica de la psicología institucional psicoanalítica nos permite acceder a la observación
minuciosa de proceso de instauración, mantenimiento, cambio y disolución de lo instituido en un
campo social.
(6) La transferencia: un aspecto esencial del dispositivo psicoanalítico lo constituye la regla que
rescribe la dirección en la que ha de operarse con respecto a esa vicaria “estructura libidinosa” que
es inevitable para la situación analítica. Sobre la cual se trata de avanzar hacia lo que este mas cerca
de la disolución de esa “ficción o ilusión”.
El drama transferencial no puede ser ceñido a través de la lectura o desciframiento de figuras
aliadas. Su relación con la historia primordial debe hacerse manifiesto, y surge una historia
concreta. El camino a la disolución de la “estructura libidinal” se realiza si el analista se coloca en
su papel, no el de héroe, ni el de victima, sino quien conoce y puede dar testimonio de las historias.
Es la única garantía de que se halla e condiciones d entender lo que escucha y que no caera en la
puesta en escena.

(Del cuestionario) Según Malfé, la práctica de la Psicología Institucional Psicoanalítica consiste en


una intervención esencialmente discursiva (verbal) en ámbitos psicosociales de la vida cotidiana.
Procura instaurar en dichos ámbitos una situación en la que se haga posible la escucha analítica y, a
partir de ella, un trabajo interpretativo y (re)constructivo que ayude a hacer consciente y elaborar
aquello inconsciente (reprimido) cuyo retorno estuviere determinando las fallas y rupturas de la

3
racionalidad (coherencia discursiva) allí instituida; en esa situación también se hace necesario
señalar aquello inconscientes que preside formalmente toda institución.
Las modalidades más frecuentes de la práctica de la Psicología Institucional Psicoanalítica siguen
los lineamientos de uno u otro de los siguientes modelos:
a) El modelo tradicional de la consulta psicoanalítica; el cliente recurre a un profesional al que
encuentra en su consultorio privado.
b) El modelo de la consultoría de servicios profesionales a empresas; el cliente recurre a lo que
suele presentarse como empresa o como institución.
c) Una organización-cliente puede incluir al psicólogo (en forma permanente o provisoria)
como parte de su personal, para la realización de un trabajo institucional.
También puede darse:
d) La intervención del psicólogo institucional se efectúa desde el contexto de una organización
prestigiosa por algún motivo para el cliente, para el que constituye una “organización de
referencia”, a condición de que éste no se encuentre directamente subordinado a ella.
e) El psicólogo institucional procede de una comunidad o nación distinta de aquella en la que
lleva a cabo una breve intervención. Tiene el carácter de “visitante”.
La regla fundamental del psicoanálisis es la de “asociar libremente”. Lo que hacen quienes procuran
abstenerse a la regla analítica fundamental, más que asociar libremente, discurren libremente.
Discurren libremente quienes, a la deriva de una conversación excepcionalmente distendida, pueden
hilar recuerdos y conjeturas, relatar lo sucedido, lo imaginado o argumentar sin un objetivo práctico
preciso, aunque no siempre esto equivale a divagar. Con este discurso más o menos libre de
ataduras convencionales se llega a formas de la fantasía que soportan el discurso. Asoman a través
de cualquier articulación que pueden establecer con el despliegue del discurso oficial: torpezas,
incoherencias, despropósitos, equivocaciones, ocurrencias inesperadas, alusiones chistosas,
interrupciones, olvidos, intermitencias y reiteraciones.

Bleger J. “Psicohigiene y Psicología institucional” capitulo 2. 45-101 pag.


Institución: “Configuración de conducta duradera, completa, integrada y organizada, mediante la
que se ejerce el control social y por medio de la cual se satisfacen los deseos y necesidades sociales
fundamentales”.
Organización: “Organización de carácter público o semipúblico que supone un cuerpo directivo y,
de ordinario, un edificio o establecimiento físico de alguna índole, destinada a servir a algún fin
socialmente reconocido y autorizado”.

Psicología Institucional
Resumen del segundo seminario para graduaron sobre Higiene mental en la UBA, 1964. Centrado
en el tema de Psicología Institucional. Abriendo la posibilidad de un campo mas de trabajo para el
psicólogo.
Las posiciones sustentadas fueron:
 El psicólogo como profesional debe pasar de la actividad psicoterapeuta a la de psicohigiene.
 Pasaje del enfoque individual al grupal.
El enfoque social es doble:
 Comprender los modelos conceptuales respectivos
 Ampliación del ámbito en el que se trabaja.
Para lograr todo esto es necesario es desarrollo de nuevos instrumentos: (que puedan hacer viable la
tarea y fructíferos los principios)
 Conocimientos
 técnicas
y estos instrumentos solo pueden ser logrados enfrentándola tarea, solo en la experiencia viva se
puede ir gestando.

4
La psicología institucional es reciente en su desarrollo. El psicólogo debe tener conciencia clara de
su rol en la sociedad y de cumplirlo lo más eficientemente posible. (Antecedentes pichon Riviere,
Elliot Jaques)
La psicología institucional esta inserta en la historia de las necesidades sociales como en la historia
de la Psicología, y dentro de esta no se trata solo de un campo de aplicación sino también de
investigación.
Esta Psicología institucional es un campo de la Psicología, que puede significar en si mismo un
avance extraordinario en la investigación y en la profesión.
Se puede decir que la psicología se desarrolla ganado terreno a la abstracción y afirmándose
gradualmente en el terreno de lo concreto.
Etapas:
1. estudio de partes abstractas y abstraídas del ser humano (atención, memoria, juicio)
2. estudios del ser humano como totalidad pero abstraído del contexto social.
3. estudios del ser humano como totalidad en situaciones concretas y en sus vínculos
interpersonales, ampliando los ámbitos en forma progresiva:
a. ámbito Psicosocial (individual)
b. ámbito sociodinámico (grupal)
c. ámbito institucional (instituciones)
d. ámbito comunitario (comunidades)

Psicología individual y ámbito psicosocial no es lo mismo, la diferencia entre psicología individual


y psicología grupal es el modelo conceptual. Así se puede estudiar a la psicología de grupo con un
modelo de psicología individual, tanto como se puede estudiar al individuo con un modelo de la
psicología social. Entonces para la psicología institucional se reforman los modelos conceptuales y
ampliación de ámbito de trabajo.
Para la Psicología ha seguid del ámbito psicosocial, y esta se ha expandido, llevado a todos los
otros ámbitos. A medida que nos vamos desarrollando en nuevos ámbitos se estructuran nuevos
modelos conceptuales adecuados, se impone el sentido, por ejemplo retomamos el estudio de las
instituciones con modelos de la comunidad.
El modelo de la Psicología individual lo fundamenta desde un individuo aislado para explicar las
agrupaciones humanos y aplican a estas ultimas las categorías observables y conceptúales que
corresponden o se han utilizado para el individuo aislado, y de estas maneras se explican los grupos,
las instituciones y la comunidad, por las características de los individuos.
Al hablar de los modelos de la psicología social tiene en cuenta el hecho de los fenómenos de las
agrupaciones humanas, que en gran parte tienen que ser todavía descubiertos y creados.

El estudio de las instituciones puede ser caracterizado de las siguientes formas:


1. estudios de la estructura y dinámica de las instituciones,
2. estudio de la psicología de las instituciones
3. estrategia del trabajo en psicología institucional.

5
Aquí estudiaremos las estrategias generales del psicólogo en el trabajo institucional y lo más
importante es el encuadre de la tarea, la fijación de ciertas constancias dentro de cuales se pueden
controlar varios fenómenos. 2 constantes:
a. la relación del psicólogo con al institución en la contratación, programación y realización
del trabajo profesional;
b. los criterios que sustentan dicha relación.
El conjunto de todos estos factores constituyen la estrategia del trabajo tanto como su teoria en el
campo de la psicología institucional.

Que es la Psicología institucional:


La psicología Institucional se caracteriza por el ámbito (las instituciones) y por sus modelos
conceptuales, dentro de su estrategia se incluye, como parte fundamental, el encuadre de la tarea y
la administración de los recursos.
El ámbito, es el de la institución. La definición de esta se puede encontrar en 2 acepciones:
(Fairchild)
1. configuración de conducta duradera, completa, integrada y organizada, mediante la que se
ejerce el control social y por medio de la cual se satisfacen los deseos y necesidades sociales
fundamentales.
2. organización de carácter público o semipúblico que supone un cuerpo directivo y, de
ordinario, un edificio o establecimiento físico de alguna índole, destinada a servir a algún fin
social reconocido y autorizado.
La psicología institucional se basa en la segunda. Abarca el conjunto de organismos existencia física
concreta, que tiene un cierto grado de permanencia en algún campo o sector especifico de la
actividad o la vida humana, para estudiar en ellos todos los fenómenos humanos que se dan en
relación a la estructura, dinámica, funciones y objetivos de la institución.

Burgués menciona 4 tipos de instituciones:


1. culturales básicas (flia, iglesia, escuela)
2. comerciales ( empresas comerciales y económicas, uniones de trabajadores, empresas del
estado)
3. recreativas (clubs, parques, campos de juego, teatros, cines, salones de baile)

6
4. de control social formal (agencias de servicios sociales y gubernamentales)
Young agrega:
a. sanitarias (hospitales, clínicas, hogares)
b. de comunicación (agencias de transportes, servicio postal, teléfonos, periódicos, revistas,
radios)
Mínimo de información sobre la institución:
a- finalidad u objetivo de ella
b- instalaciones y procedimientos con los que se satisface su objetivo
c- ubicación y relaciones con la comunidad
d- relaciones con otras instituciones
e- origen y formación
f- evolución, historia, crecimiento, cambios, tradiciones.
g- Organización y normas que rigen
h- Contingente humano que en ella interviene su estratificación social y de tareas.
i- Evaluación de los resultados de su funcionamiento; resultado para la institución y para sus
integrantes, ítems que para ello utiliza la institución misma.
La característica principal de un psicólogo institucional es: el Encuadre particular de la tarea
a) toda tarea debe ser emprendida y comprendida en función de la unidad y totalidad de la
institución.
b) El psicólogo debe considerar muy particularmente la diferencia entre psicología institucional
y el trabajo psicológico en una institución.
La psicología institucional le interesa el estudio de la totalidad de la institución y no de una parte de
ella. El psicólogo deduce su tarea de su propio diagnóstico. Existe la posibilidad de un psicólogo
empleado de la institución y un psicólogo asesor o consultor, en psicología institucional se habla de
un asesor, ya que no puede dar un diagnostico alguien que se encuentra inmerso en la institución.
El asesor tiene una distancia óptima en la dependencia económica y en la independencia
profesional, que es básico en el manojo técnico de las situaciones.
No se puede compartir dos roles diferentes en una misma institución. EL cumplimiento de los roles
diferentes en el mismo lugar implica una superposición y confusión de encuadre con situaciones
que se hacen muy difíciles de evaluar y manejar.
EL psicólogo institucional debe ser totalmente independiente, profesional y económicamente. Por
esto se debe fijar un honorario global por toda la intervención.
Dentro del encuadre de la tarea se cuenta también los problemas de los objetivos del psicólogo y de
la psicología institucional, que deben ser considerados cuidadosamente.
Objetivo de la institución y objetivos del psicólogo. Cada institución tiene sus objetivos específicos
y su propia organización, con la cual tiende a satisfacer dichos objetivos. Ambos, fines y medios,
tiene que ser conocidos por el o los psicólogos, para poder decidir su ingreso como profesional en la
institución.

Objetivos del psicólogo:


El psicólogo debe resolver acerca de:
1) marcación de los objetivos generales o mediatos de su tarea: Esto coincide plenamente con los
objetivos de la Psicología Institucional que el psicólogo debe tener perfectamente esclarecidos y no
admitir sobre ellos ninguna clase de equívocos. En todos los casos, el objetivo del psicólogo en el
campo institucional es un objetivo de PSICOHIGIENE: lograr la mejor organización y las
condiciones que tienden a promover salud y bienestar de los integrantes de la organización.
2) aceptación o no de los objetivos de la institución y/o de los medios que esta utiliza para
alcanzarlos: Esto plantea problemas profesionales y éticos de primera magnitud y de la mayor
gravedad. En primer lugar, no se debe aceptar en ningún caso el trabajo en una institución con
cuyos objetivos el psicólogo no esté de acuerdo o entre en conflicto; sea con los objetivos o sea con
los medios que tiene la institución para llevarlos a cabo. En segundo lugar, tampoco puede el
psicólogo aceptar una tarea profesional si está demasiado incluido o participa en la organización o

7
el movimiento ideológico de la institución. Se debe entender que el psicólogo no tiene por que
exigirse neutralidad ni pasividad, pero sí tiene que exigirse en su tarea profesional un encuadre que
le permita trabajar y operar como psicólogo. En psicología, la ética coincide con la técnica o,
mejor dicho, la ética forma parte del encuadre de la tarea, ya que ninguna tarea puede ser llevada
a cabo correctamente si el psicólogo rechaza la institución. En tercer lugar, el psicólogo no puede
ni debe aceptar trabajo en ninguna institución a la que rechaza, con el ánimo oculto de torcer sus
objetivos o sus procedimientos. Por último, se cuenta el hecho de que aceptar el trabajo aceptando
los objetivos de una institución significa solamente una condición para el encuadre de su tarea,
pero los objetivos de la institución no son sus objetivos profesionales. El psicólogo tiene objetivos a
los que no debe renunciar en ningún caso.
3) Diagnóstico de los objetivos particulares latentes o específicos: Estos se refieren a aspectos del
problema central, pero estudiados y manejados en función de la unidad y totalidad de la
institución.

Toda institución tiene objetivos implícitos, manifiestos, y explícitos, latentes. Puede ocurrir que
coexistan contenidos latentes y manifiestos que se equilibren en su gravitación y hasta entren en
contradicción, y puede también suceder que el contenido latente sobrepase en su fuerza al contenido
explicito.
El psicólogo debe saber que siempre el motivo de una consulta no es el problema, sino un síntoma
del mismo. Muchas veces los contenidos latentes surgen recién en el estudio de la institución.
Además del estudio de estos objetivos y de su dinámica y consecuencia, deben también ser
valorados las finalidades u objetivos que la institución tiene para solicitar la colaboración
profesional de un psicólogo, y aquí cuentan tanto los objetivos explicitados como aquellos que
forman parte de las fantasías de la institución, que pueden por otra parte ser totalmente
inconscientes.
La participación del psicólogo institucional promueve ansiedades de tipos y grados diferentes, y el
manejo de las resistencias, contradicción y ambigüedades forman parte de su tarea. El psicólogo
debe siempre mantener su imparcialidad.
Para que una institución solicite y acepte el asesoramiento de un psicólogo, la institución debe haber
llegado a un cierto grado de madurez o insight de sus problemas o de su situación conflictiva, pero
la función del psicólogo también a que se tome mayor conciencia de sus necesidades.
Los objetivos de la institución son dos: los propios y los cuales se solicita o acepta le labor del
psicólogo. A ellos le tenemos que agregar la consideración de los objetivos del psicólogo mismo a
los objetivos de la psicología institucional. Este objetivo orienta la acción, formando parte del
encuadre de la tarea. El psicólogo debe resolver acerca de:
a- demarcación de los objetivos generales o mediatos de su tarea.
b- Si aceptación o no de los objetivos de la institución y/o de los medios que ésta utiliza
para alcanzarlos.
c- Diagnostico de los objetivos particulares, inmediatos o específicos.
El objetivo del psicólogo en todos los caso es el de psicohigiene, lograr la mejor organización y las
condiciones que tienden a promover salud y bienestar de los integrantes de la institución. El
psicólogo institucional, técnico de las relaciones interpersonales o como un técnico de los vínculos
humanos y tmb el técnico de la explicitacion de lo implícito.
Ayuda a comprender los problemas y todas las variables posibles de los mismos, pero él mismo no
decide, no resuelve ni ejecuta. El rol es de asesor o consultor debe ser rigurosamente manteniendo,
dejando la solución y ejecución e manos de los organismos propios de la institución.
El psicólogo debe aceptar los objetivos de la institución, plantea problemas profesionales y éticos
de primera magnitud y de la mayor gravedad:
1. no se debe aceptar en ningún caso el trabajo en una institución cuyos objetivos el psicólogo
no este de acuerdo o entre en conflicto. La ética forma parte del encuadre de la tarea.
2. no aceptar una tarea profesional si esta demasiado incluido o participa en la organización o
el movimiento ideológico de la institución.

8
3. no puede, ni debe aceptar trabajar en ninguna institución a la que rechaza, con el ánimo
oculto de torcer sus objetivos o sus procedimientos.
4. aceptar el trabajo aceptando los objetivos de una institución significativa solamente una
condición para el encuadre de su tarea, pero los objetivos de la institución no son sus
objetivos profesionales. El psicólogo tiene objetivos a los que no debe renunciar en
ningún caso.
Los objetivos particulares, inmediatos o específicos se refieren a aspectos del problema central,
pero estudiados y manejados en función de la unidad y totalidad de la institución. No puede trabajar
con todos a la vez, por esto debe examinar los puntos de urgencia.

Métodos de trabajo en la institución.


Utilizaremos el método clínico, que será empleado para guiarnos por la sistemática del encuadre
introducido por la técnica psicoanalítica, adaptado a las necesidades de este ámbito y a los
problemas que aquí tenemos que enfrentar.
El método clínico se caracteriza por una observación dantellada, cuidadosa y completa, realizada en
un encuadre riguroso, se define como el conjunto de las condiciones en las cuales se realiza la
observación, y constituye una fijación de variable o eliminación de parte de las variables o una
limitación de las mismas, o la fijación de un conjunto de constantes, que tanto nos sirve como
medio de estandarización como de sistema de referencia de lo observable.
Lo más importante del método es que no solamente se pueden aclarar y rectificar problemas y
situaciones, sino que gradualmente tiene lugar un meta-aprendizaje que consiste e que los
implicados en la tarea aprenden a observar y reflexionar sobre los sucesos y a encontrar su
sentimiento, sus efectos e interacciones.
La investigación modifica al investigador y al objeto de estudio, que luego será investigado en la
nueva condición modificada.

Técnicas del encuadre


Conjunto de operaciones y condiciones que conducen a establecer el encuadre y que constituyen
también una parte del mismo:
a) Se refiere al psicólogo mismo, quien debe cumplir con una actitud clínica (rol del psicólogo)
que consiste en el manejo de un cierto grado de disociación instrumental que le permita, por un
lado, identificarse con los sucesos o personas, pero que, por otro lado, le posibilite mantener con
ellos una cierta distancia que haga que no se vea personalmente implicado en los sucesos que deben
ser estudiados y que su rol específico no sea abandonado.
b) Establecimiento de relaciones explícitas y claras en todo lo que atañe a la función profesional y
que abarca el tiempo de dedicación a la tarea, honorarios, dependencia económica e independencia
profesional, de tal manera que ha de constituirse en un asesor o consultor y no en un empleado.
c) Esclarecimiento del carácter de la tarea profesional a realizarse, eludiendo totalmente el verse
comprometido con exigencias que no puedan cumplirse o que están fuera de la tarea profesional.
d) Realizar una tarea de esclarecimiento sobre el carácter de la tarea profesional en todos los
grupos, secciones o niveles en los que se desee actuar, recabando la aceptación explícita del
profesional y la tarea. Dicha aceptación debe no sólo ser explicita, sino también libre, sin coerción,
y derivada exclusivamente del esclarecimiento correspondiente, y no realizar ninguna tarea con
aquellos grupos, secciones o niveles de la institución que no manifiesten la correspondiente
aceptación.
e) Establecer en forma previa, definida y clara, el carácter de la información de los resultados,
tanto como los grupos y personas a quienes irá dirigida dicha información, y las situaciones en que
dicha información será suministrada; que no debe ser nunca fuera del contexto institucional ni fuera
de la tarea profesional.
f) Secreto profesional y lealtad estrictamente observadas, en el sentido de que lo que atañe a cada
grupo, sección o nivel, no será tratado sino con él o ellos en forma exclusiva. Tratar en forma
abierta y franca todo aquello que pueda trascender y todo aquello sobre lo cual la persona, el grupo

9
o los niveles implicados deseen o acceden que trascienda, respetando totalmente sus decisiones; un
informe psicológico no debe ser presentado hasta tanto todo lo que en dicho informe pueda constar
haya sido previamente sometido a la elaboración del grupo o la sección de que se trate. Todo
informe o interpretación debe respetar el “ritmo” (timing) de la elaboración de datos.
g) Limitar los contactos extra profesionales al mínimo o, en lo posible, excluirlos totalmente. El
manejo de la información no es sólo un problema ético, sino al mismo tiempo un instrumento
técnico.
h) Ser prescindente y no tomar partido profesionalmente por ningún sector ni posición de la
institución.
i) Limitarse al asesoramiento y a la actividad profesional, no tomando ninguna función directiva,
administrativa ni ejecutiva. El psicólogo no dirige, no educa, no decide, no ejecuta decisiones;
ayuda a comprender los problemas que existen y ayuda a problematizar las situaciones. No
transformar una institución en una clínica de conducta. No tratar problemas personales en forma
individual o grupal. Centrar el trabajo psicológico en la tarea o función que se realiza y en cómo se
la realiza.
j) El psicólogo debe compartir responsabilidad en la parte en que los efectos de una medida o de
un cambio dependan de su asesoramiento y su actuación, pero no debe asumir responsabilidades
ajenas.
k) No formar sobre-estructuras que desplacen o se superpongan con las autoridades o líderes de la
organización formal o informal de la institución. Tomar en cuenta la parte en que las autoridades de
una institución se sientan afectadas o menoscabadas por tener que recurrir a otro profesional.
l) No fomentar la dependencia psicológica (intra o intergrupal), sino todo lo contrario: ayudar a
resolverla.
m) Estricto control y limitación de la información en el sentido de que la mismo no sobrepase lo
que realmente se conoce o deduce científicamente. En este sentido, un criterio fundamental es el del
control de los rasgos de la propia omnipotencia, en no actuar ni admitir la aureola de mago ni del
“puédelo todo “. La función es la de un estudio científico de los problemas para transmitir lo
conocido en un momento dado.
n) No tomar como índice de evaluación de la tarea profesional el progreso de la institución en sus
objetivos, sino el grado de “comprensión” (insight), de independencia y de mejoramiento de las
relaciones; es decir, el progreso en los objetivos de la psicología institucional.
o) La única forma de operar es a través del suministro de información. La operancia de la misma
no sólo depende de su grado de veracidad, sino también del timing (momento en que es dada) y de
su cuantificación (graduación de la misma). En última instancia, no se trata de informar, sino de
hacer comprender los factores en juego; en otros términos, de la toma de insight.
p) El psicólogo debe contar siempre con la presencia de resistencias (explícitas o encubiertas) aun
de parte de quienes manifiestamente lo aceptan. El investigar la resistencia forma parte fundamental
de la tarea profesional, y al investigarla el psicólogo se constituye indefectiblemente y por ese solo
hecho en un agente de cambio, que puede incrementar o promover resistencias.
q) Una institución no debe ser considerada sana o normal cuando en ella no existen conflictos, sino
cuando la misma puede estar en condiciones de explicitar sus conflictos y poseer los medios o la
posibilidad de arbitrar medidas para su resolución.
r) No aceptar plazos fijos para tareas y resultados, sino solamente para el caso de un informe
diagnóstico. No aceptar tampoco exigencias de soluciones urgentes (que son evasiones de insight).

Inserción del Psicólogo en la institución


Los contactos y relaciones que toma el profesional con la institución constituyen el material que se
debe recoger y evaluar.
La institución se relaciona con el psicólogo es un índice del grado de insight de sus problemas, de
las defensas y resistencias frente al mismo, de los esfuerzos y direcciones en que se ha tentado la
solución o encubrimiento hasta el momento.
Toma nota y escribe los detalles de los primeros contactos y entrevistas.

10
Cuanto mejor se maneje el método clínico y sus instrumentos, cuanto mas seguro se sienta en el
establecimiento del encuadre, tanto mejor podrá el psicólogo tratar con las distintas alternativas de
su inserción en el campo de trabajo.
Siempre conviene solicitar la supervisión de un colega externo.

“Grados de dinámica” de la institución.


El mejor “grado de dinámica” de una institución no está dado por la ausencia de conflictos, sino por
la posibilidad de explicitarlos, manejarlos y resolverlos dentro del marco institucional, es decir, por
el grado en que son realmente asumidos por sus actores e interesados en el curso de sus tareas o
funciones.
El conflicto es parte del desarrollo humano y su manifestación humana. La patología del conflicto
se relaciona con la ausencia de los resortes necesarios para resolverlos o dinamizarlos.
El psicólogo es un agente de cambio y un catalizador o depositario del conflicto y las fuerzas
operantes de la institución van a actuar en el sentido de anular o amortiguar sus funciones y su
acción. El grado y forma de aceptación o rechazo del psicólogo son indice del grado de dinamica de
la institución. La función del psicólogo es la de reconocer todos estos mecanismos de ponerlo como
“hay un psicólogo” o de envolverlo o comprometer al psicólogo en la institución, y no actuar en
función de ellos, sino actuar sobre ellos, tratando de modificarlos.
El psicólogo es, por su sola presencia, un agente de cambio y un catalizador o depositario de
conflictos, y por ello las fuerzas operantes en la institución van a actuar en el sentido de anular o
amortiguar sus funciones y su acción; una de las modalidades más comunes en que esto se intenta o
se logra es la de enquistar al psicólogo en alguna actividad estereotipada, con lo cual se logra un
efecto mágico tranquilizador (“hay un psicólogo”) a la vez que se elude su acción o se lo
inmoviliza. Por ello, el grado y forma de aceptación y rechazo del psicólogo son índices del grado
de dinámica de la institución.
El encuadre riguroso de la tarea significa convertir el mayor número posible de variables en
constantes, de tal manera que la labor se realice dentro de ciertos límites fijos que dan mayor
seguridad y sirven de esquema referencial. Este encuadre es el que no puede ser mantenido con dos
roles distintos de la misma persona. Cuanto más bajo sea el grado de dinámica en que se encuentra
la institución, más se verá atacado el encuadre del psicólogo y más hechos ocurrirán que traten de
comprometer al psicólogo como persona y no como profesional.
Para que una institución llame a un psicólogo debe tener un grado de insight de sus conflictos o de
que “algo esta pasando”. Claro esta que para un trabajo de un Psicol. Es necesario al presentación
de un conflicto en algún punto conciente, donde intervenir y poder ser asesor. Podríamos decir un
“llamado”.

La psicología de las instituciones.


El problema de las relaciones entre individuos y sociedad, individuos e instituciones, tienen muchas
distorsiones.
Por psicólogo de las instituciones se entiende el estudio de los factores psicológicos que se hallan en
juego en la institución, por el mero hecho de que en ella participan seres humanos y por el hechote
la mediación imprescindible del ser humano para que dichas instituciones existan.
Toda la vida de os seres humanos transcurre en instituciones.
La dinámica psicológica que tiene lugar en cuanto al hecho de que cada individuo tiene
comprometida su personalidad en las instituciones sociales y se conduce respecto a las mismas en
calidad de precipitados de relaciones humanos y en calidad de depositarias de su propia
personalidad. El ser humano encuentra en las distintas instituciones un soporte y un apoyo, un
elemento de seguridad, de identidad y de inserción social o pertenencia. La institución forma parte
de la personalidad, la institución es un instrumento de regulación y de equilibrio de la personalidad.
Y parte de las defensas de las personalidades se ven cristalizados en las instituciones.

11
A su vez, la institución puede sufrir el problema de no ofrecer seguridad, gratificación,
posibilidades de reparación y desarrollo eficiente de la personalidad. La institución controla las
ansiedades Psicoticas del ser humano.
La idea del psicólogo es que la institución sea un medio de enriquecimiento y desarrollo de la
personalidad.

Los grupos en la institución


El encuadre es el trabajo del psicólogo pero su técnica en grupal.
3 tipos de instituciones:
1. las que manejan grupos primarias
2. Las que hacen como grupos formalizados o estereotipados.
3. Mejor grado de dinámica, aquellas que operan como grupo secundario sin caer en la estereotipia.
El grupo primario es un grupo en el cual predominan las identificaciones proyectivas masivas, un
déficit en la identidad de sus miembros, su modelo es el del grupo familiar, que continua en la
institución como un grupo de pertenencia fuerte, pero de tarea muy difícil, que se va
comprometiendo por situaciones conflictivas emocionales.

Hospital como institución


La psicología institucional aplicada a los hospitales resulta ser, en rigor, un arma terapéutica muy
eficaz, en el sentido de que todo el hospital (su estructura) se transforma en sí mismo en un agente
psicoterapéutico de gran eficiencia, en profundidad y amplitud.
Una tarea altamente ansiógena, como lo es el contacto diario con los problemas de la enfermedad y
la muerte, crea necesariamente en el equipo médico y auxiliares comportamientos defensivos de
distinto tipo, entre los cuales nos interesan particularmente aquellos que el psicólogo debe atender
en su tarea de psicología institucional. Muchas tensiones del equipo médico son desplazadas al
personal auxiliar o a las relaciones entre los pacientes entre sí y con el personal auxiliar. El médico
tiende a adoptar una actitud omnipotente. Esta actitud crea y fomenta una incomunicación entre los
mismos médicos y entre éstos con el personal auxiliar y los enfermos; esto se combina con una
exigencia implícita de dependencia de los pacientes, que se ve facilitada por la regresión a que
conduce la enfermedad misma. Pero en la medida en que se fomenta la dependencia se
incrementan también las exigencias. El “portarse bien” es una de las exigencias implícitas que se le
hacen a los pacientes entendiendo por ello su dependencia.
Por responder a las mismas estructuras sociales, las instituciones tienden a adoptar la misma
estructura de los problemas que tienen que enfrentar. Así en el hospital general, la disociación
cuerpo-mente que rige en los pacientes rige en la misma institución, y esto se recuerda aquí, ya que,
en esto reside una de las fuentes de la resistencia al psicólogo y a su tarea, cuya labor significa, en
este contexto, no otra cosa que un retorno de lo reprimido, con la movilización consiguiente de
ansiedad.
El asilo tiene en su organización la misma alienación que sus pacientes: los enfermos tiende a ser
tratados como cosas, la identidad se pierde totalmente, los contactos sociales se empobrecen. Los
locos, las prostitutas y delincuentes son los síntomas de una sociedad perturbada y las instituciones
tienden a reprimir y segregar tanto como la sociedad misma, ya que las instituciones son los
instrumentos de esta última. El adoptar una actitud distinta significa conciencia o insight de los
problemas y conflictos que por su sola presencia o existencia denuncian que la sociedad que crea
los alienados, las prostitutas y los delincuentes.

La empresa
Toda empresa tiene como objetivo fundamental un incremento de su productividad y del psicólogo
se espera, explicita o implícitamente, una conducción de las relaciones humanas que lleve a esa
finalidad. El objetivo del psicólogo es la salud y el bienestar de los seres humanos, el
establecimiento o creación de vínculos saludables y dignificantes. Sus objetivos pueden llevar tanto

12
a un aumento de la productividad como a una disminución de la misma, de manera pasajera,
transitoria o estable, pero en ningún caso es esto lo que mide la eficacia de su tarea.
Una estrategia fundamental en toda esta tarea es la de considerar al que consulta no sólo como
cliente, sino como el sujeto sobre el cual hay que actuar, de tal manera que él mismo establezca sus
motivaciones, objetivos, sus contradicciones y conflictos, tanto como su propia manera de actuar y
las consecuencias que se derivan de la misma.
La psicología institucional debe comenzar siempre por ser aplicada al mismo grupo que tiene a su
cargo la tarea en una institución. Como en toda institución, las tensiones que promueven la tarea
afectarán las relaciones personales y profesionales entre los integrantes del equipo y las mismas a su
vez repercutirán indefectiblemente sobre la tarea misma, en un círculo vicioso que se potencia
permanentemente en estos dos extremos.
Conviene que se hallen bien delimitadas las funciones, status, roles tanto como las vías de
comunicación y la claridad y frecuencia de las mismas; para todo ello es imprescindible que el
equipo en su totalidad trabaje como grupo operativo bajo la supervisión de un colega que está
totalmente fuera de la tarea. Esta tarea de autorregulación que se aprende en el grupo operativo
puede llegar a su término cuando el equipo haya incorporado las pautas del grupo operativo e
interaccione espontáneamente en forma positiva, sin la necesidad o requerimiento de un director del
grupo.
Las tensiones del trabajo institucional son muy grandes y aquellas tensiones de la institución de las
que el equipo no tomo “insight” se actúan en el grupo de psicólogos, de tal manera que los
conflictos que se presentan en el equipo de psicólogos tienen la misma estructura que los conflictos
de la institución de los que no se ha tomado suficiente insight.
Las tensiones intragrupales que tienden a producir una fuerte compulsión para actuar en la
institución, saltando las etapas de la organización intragrupal y de la discusión acabada de la
hipótesis de trabajo, del encuadre de la tarea y de las técnicas a emplear. Recordar que no es lo
mismo acción que actuación psicopática; la primera es parte o momento de una praxis, que falta en
la segunda. Otra forma que toma el conflicto intragrupal es el de una proliferación de problemas
que se tienden a investigar y resolver, lo que hace que el grupo caiga en una desorientación en su
tarea profesional.
Todo lo que ocurre en el equipo debe ser analizado en dos niveles en interacción: uno, en el del
equipo en función y otro, en el de la tarea que se realiza.
La lealtad de los integrantes del quipo entre si y la reserva absoluta con respecto a los datos de la
investigación, tanto como la lealtad a las consignas del equipo, son premisas fundamentales, y toda
falla en las mismas debe ser examinada, no desde el punto de vista de quien ha incurrido en esa
falla, sino en función de la totalidad.
Todo nuevo miembro debe ser a su vez protegido de no constituirse en un foco de cristalización y
proyección de las tensiones intragrupales, tanto como el equipo mismo debe cuidarse de no
constituirse, él mismo, en un foco de proyección de los conflictos institucionales.
Todo explicitación y esclarecimiento no debe ser hecho en cualquier momento ni en cualquier lugar,
sino dentro del marco que para ellos debe tener institucionalizado el equipo, de tal manera que
deben ser rigurosamente respetados los marcos de los distintos tipos de tarea que el grupo se tiene
asignada y toda tarea lleva a cabo fuera del contexto y su marco definido tiene que ser vista como
una actuación que tiene que ser examinada en si misma a su vez como otro síntoma de los
conflictos.
El rumor debe ser considerado como un síntoma de gran importancia ya que significa un índice fiel
de déficit en la comunicación. Este último se produce por una dispersión esquizoide provocada a su
vez por la ansiedad de la tarea.

13
MODULO II
Morin Edgar, “epistemología de la complicidad”. 1994.
En un pensamiento completo estará siempre presente la dificultad. En el fondo quisiéramos evitarlo
y tener ideas, leyes, formulas simple, pero estas serian insuficientes, y este es el desafió de la
complejidad.
¿Que quiere decir complejidad? ¿Existe una complejidad o complejidades?
Se pude decir que hay una complejidad dondequiera se produzca un enmarañamiento de acciones,
de interacciones, de retroacciones. Ese enmarañamiento es tal que ni siquiera una computadora
podría captar todos los procesos en curso.
Pero existe también otra complejidad, la de los fenómenos aleatorios. Podemos decir que hay un
polo empírico y otro lógico; y la complejidad aparece cuando hay a la vez dificultades empíricas y
lógicas.
Dificultades empíricas: “efecto mariposa” Cuando una mariposa bate sus alas en Australia puede,
por una serie de causas y efectos puestos en movimiento, provocar un tornado en Buenos Aires, por
ejemplo. Esto tiene que ver con lo que Pascal dijo hace ya tres siglos: “Todas las cosas son
ayudadas y ayudantes, todas las cosas son mediatas e inmediatas, y todas están ligadas entre sí por
un lazo que conecta unas a otras, aun las más alejadas”. Esto se relaciona con el sistema porque es
imposible conocer las partes si no se conoce al todo, y es imposible conocer al todo si no conozco a
las partes, pero además estas retroactúan sobre el todo produciendo modificaciones en el mismo. Si
cambia una parte, cambia el todo. Nada está realmente aislado en el Universo, todo está en relación.
Esto también se lo pude relacionar con la política, ya que cualquier cosa que ocurra en una parte del
globo puede repercutir en otra parte del mismo globo.
Dificultades Lógicas: cuando la lógica deductiva se muestra insuficiente para dar prueba a un
sistema de pensamientos y surgen contradicciones que devienen insuperables. Ejemplo: microfísica.
Un momento donde se enfrentaron dos conceptos; una concepción ondulatoria donde efectivamente
la partícula era una onda, y una concepción corpuscular. Y en un momento Bohr dijo que esos
conceptos opuestos eran complementarios, por que empíricamente aparecían en condición
diferentes y lógicamente se debían asociar 2 términos que se excluyen.
Pascual “todo esta en todo y recíprocamente”, no solo una parte esta en el todo, sino que también el
todo esta e la parte. Ejemplo: cada individuo en una sociedad es una parte del todo, que es la
sociedad, pero esta interviene, desde el nacimiento del individuo, con su lenguaje, sus normas, su
cultura, su saber; EL TODO ESTA EN LA PARTE., pero no significa que sea un reflejo puro y
simple del todo. Otro ejemplo es nosotros y el cosmo.
Por otro lado tendemos a dividir las materias del colegio por ejemplo, pero todas están
interrelacionadas.
En nuestro pensamiento queremos eliminar el problema de la complejidad. Un problema es que los
expertos son excelentes en su especialidad, y cuando aparece una interferencia o una novedad, el
experto se equivoca un poco más que el NO experto. No se puede vivir sin ideas generales del
amor, mujeres, política, mundo, las que conciernes a la naturaleza del hombre, de la vida, de la
sociedad. No se puede renunciar a las preguntas básicas de ser humano.
No se puede vivir escapando de esas cuestiones como si fueran tontas o insanas; se las puede
eliminar sin duda, pero entonces la única función del conocimiento será la manipulación.
En nuestra época se rompió lo que fue el dogma central de la física clásica. En descarte, en newton,
el mundo era perfecto, emanaba una perfección divina. Laplace echo a dios del mundo, pero lo
conservo en su perfección al mundo y lo divino fue el mundo. el mundo era un maquina mecánica
absolutamente ordenada. El desorden no podía ser más que una ilusión o una apariencia, ese mundo
estaba constituido por pequeños ladrillos elementales indivisibles, los átomos. Esto es lo que se ha
derrumbado, por dos lados, no eran ladrillos sino un sistema sumamente complejo constituido por
partículas, y que estas eran entidades altamente complejas. Limite entre material y no-material.
Nuestro universo mostró siempre una dialogica de orden y desorden. Se trata de dos nociones
totalmente heterogéneas. El desorden existe, desempeña un papel productor e el universo. En esa
dialogica de orden y desorden lo que produce todas las organizaciones existentes en el universo.

14
Toda ha nacido a través de encuentros aleatorios. Debemos trabajar con el desorden y con la
incertidumbre y nos damos cuenta de que trabajar con el desorden y la incertidumbre no significa
dejarse sumergir por ellos, poner a prueba un pensamiento enérgico que los mire de frente. Sacando
de Hegel que el verdadero pensamiento es el pensamiento que enfrenta la muerte. El verdadero
pensamiento es el que mira de frente, enfrente al desorden y la incertidumbre.
Vemos nacer ciencias de otro tipo, son ciencias cuyo objeto es un sistema. Esto nos sugiere que
habría que generalizar esta idea y reemplazarla idea de objeto, que es cerrada, monótona, uniforma,
por la noción de Sistema. Todos los objetos que conocemos son sistemas, están dotados de algún
tipo de organización.
La organización es lo que liga un sistema, que es un todo constituido de elementos diferentes
ensamblados y articulados. Y la idea que destruye todo intento reduccionista de explicación es que
el todo tiene una cantidad de propiedades y cualidades que no tienen las partes cuando estan
separadas. Podemos llamar emergencia a esas cualidades que nacen a nivel del todo, dado que
emergen, que llegan a ser cualidades a parir del momento en que hay un todo. Esas cualidades
emergentes pueden retroactuar sobre las partes. “organización” enfrentados a una complejidad
conceptual.
Neuman:

Maquinas artificiales Maquinas vivas


 Sumamente confiables  Una bacteria.
 Las piezas han sido fabricadas y  Componentes muy poco fiables
controladas.  Las moléculas se degradan muy fácilmente.
 Se eligen piezas más resistentes, las  A partir del momento que comienzan a
mejores adaptadas para el trabajo que deben funcionar, pueden desarrollarse; y se degradara
hacer, las más duraderas. finalmente, pero no por el mismo tipo de
 Desde que comienzan a funcionar desgaste que la maquina artificial.
comienzan a desgranarse.  También conocida como maquina trivial (sin
 No tolera el desorden, apenas aparece un saber que ocurre en el interior, podemos
elemento en desorden, se detiene. predecir su comportamiento) un ejemplo,
nuestro comportamiento, actos rutinarios y
actos inesperados.
 Tolera una cantidad de desorden considerable.

Toda complejidad es necesario pensarla en base de toda realidad viviente, ya que podemos decir que
el desorden es un elemento necesario en el proceso de creación e invención, pues toda invención y
toda creación se presentan inevitablemente como una desviación y un error con respecto al sistema
previamente establecido.
Se creía tener un conocimiento cierto, objetivo, por que eliminaba al observador, por que era una
elemento contingente. Sin embargo, sabemos que la realidad la percibimos gracias a nuestras
estructuras mentales, a nuestros patterns que nos organizan las experiencias en tiempo y espacio.
Todo conocimiento es una traducción y una reconstrucción. La naturaleza de los estímulos serán
traducidos en códigos determinados. Y estos códigos que legan a diferentes regiones del cerebro son
mezclados y transformados para darnos una percepción, una representación. De este modo,
traducimos y reconstruimos.
Morin es contructivista, piensa en la construcción de la percepción del mundo pero con una
considerable ayuda de su parte. No podemos separa al mundo que conocemos de las estructuras de
nuestro conocimiento. Hay una adherencia inseparable entre nuestro espíritu y el mundo.
La complejidad nos dice que es una locura creer que se puede conocer desde el punto de vista de la
omnisciencia, desde un trono supremo a partir del cual se contemplaría el universo. Podemos
construir miradores y desde lo alto de esos miradores podemos contemplar lo que ocurre. Podemos
establecer meta-puntos de vistas limitados y frágiles. Pues el conocimiento debe buscar una meta-
punto de vista. Es el requisito absoluto que diferencia el modo de pensamiento simple, que cree

15
alcanzar lo verdadero, que piensa que el conocimiento es reflejo, que no considera necesario
conocerse a si para conocer el objeto, y el conocimiento complejo, necesita la vuelta autoobservable
del observador-conceptor sobre si.
El hombre es, biológico-cultural, especie-individuo, sociedad-individuo, ser humano es de
naturaleza multidimensional.
Ese hombre que nuestros manuales llamaban homo sapiens es al mismo tiempo homo demens.
Castoriadis dice: “El hombre es ese animal loco cuya locura ha inventado la razón”. El hecho es que
no se puede establecer una frontera entre lo que es sensato y lo que es loco. En ese hombre que es
sapiens y demens hay una mezcla inextricable, un pensamiento doble: un pensamiento racional,
empírico, técnico, y también un pensamiento simbólico, mitológico, mágico. Esta última es la parte
de los mitos, las aspiraciones, los sueños y la fantasía, todo lo que se interesa por la psique, por la
psicología humana, saben que los sueños, los fantasmas, las locuras son partes integrantes de los
seres humanos. los mitos, las aspiraciones, los sueños y la fantasía son fundamentales porque da
cuenta de las formaciones inconscientes, de lo latente, que no es observable pero que se puede
inferir. Los mitos tienen un valor distintivo, son articuladores narrativos-discursivos y tienen una
apoyatura fantasmática. La función del mito es cohesionar a un colectivo; uno ve la eficacia de un
mito en los actos.
Complejidad y poética, diría que no hay una política soberana, ahora se hace necesario hablar de
una ecología de la política, la política se encuentra en un océano de interacciones en medio de los
cuales intenta navegar. “la acción escapa a la voluntad del actor político para entrar en el juego de
las inter-retroacciones, retroacciones reciprocas del conjunto de la sociedad”
Es necesario establecer la diferencia ente programa y estrategia, estableciendo a la diferencia entre
pensamiento simplista y pensamiento complejo. Un programa es una sensación de actos decididos a
priori y que deben empezar a funcionar uno tras otro sin varias. Un programa funciona muy bien
cuando las condiciones no se modifican y cuando no son perturbadas. La estrategia es un escenario
de acción que puede modificarse en función de las informaciones, de los acontecimientos, de los
azares que sobrevengan en el curso de la acción, la estrategia es el arte de trabajar con al
incertidumbre, la estrategia de pensamiento es el arte de pensar con incertidumbre, la estrategia de
acción es el arte de actuar en la incertidumbre. El football es una demostración de complejidad.
Por ultimo el pensamiento complejo no es el pensamiento Omnisciente, por el contrario es el
pensamiento que sabe que siempre es local, ubicado en tiempo y en un momento. El pensamiento
complejo no es el pensamiento completo, por el contrario sabe de antemano que siempre hay
incertidumbre. Escapa al dogmatismo arrogante que reina en los pensamientos no complejos. Pero
el pensamiento complejo no cae en un escepticismo resignado por que, operando una ruptura total
con el dogmatismo de la certeza, se lanza valerosamente a la aventura incierta del pensamiento.
Debemos aprender a vivir con la incertidumbre y no hacer cualquier cosa para evitar la
incertidumbre. Obvio que es bueno tener certeza, pero si es una falsa certeza es malo.
Tenemos aquí sin duda una gran lucha entre antiguas formas de pensamiento, duras y resistentes a
fuerzas de resecas y esclerosadas, y las nuevas formas de pensamiento que aun embrionarias,
frágiles y arriesgadas a la muerte.
Dos metáforas, “el apareo de las ballenas”, se creían que tenias que hacerlo verticalmente. Difícil la
fecundación. Intentarlo muchas veces para lograrlo.
“Para que la oruga se convierta en mariposa debe encerrarse en una crisálida”. La
oruga se destruye como tal para poder construirse como mariposa. Primero la mariposa esta con las
alas entumecidas antes de abrir vuelo.

(Desde los apuntes de psicoterapias de grupos)


Nada esta aislado, toda esta en relación, esto es complejidad. Hay que explotar, investigar antes de
permanecer quietos, mejor dudar que saber, la certeza es la muerte del conocimiento.
Hay complejidad en la naturaleza.
No hay relación cause-efecto, hay muchos elementos que dependen del azar, que interactúan
azarosamente. Hay causa, “condiciones de posibilidad”

16
El sujeto es parte de un todo, de una sociedad. El todo interviene desde el momento del nacimiento
con el lenguaje. La cultura, prohibiciones y creencias. El individuo nunca esta aislado del universo.
El grupo en un entramado relacionado con el azar, con la no certeza. Siempre hay interacción, hay
complejidad.
Todo Cambia: no hay respuestas certeras. La certeza es peligrosa.
Se considera a las redes vinculares y grupales como sistemas complejos aceptando los términos de
inabarcabilidad e incertidumbre, no sabemos la que puede ocurrir.
 Existe complejidad cuando:
- Hay fenómenos azarosos, que no se pueden determinar y que agregan incertidumbre al
pensamiento.
- La complejidad aparece cuando hay a la vez dificultades empíricas y lógicas. Empíricas: “efecto
mariposa” Pequeñas causas pueden producir grandes efectos. Globalización. Lógicas: cuando
esta es insuficiente p/explicar surgen paradojas, contradicciones.
- El todo está en la parte cada individuo es una parte de un todo, de una sociedad. El todo interviene
desde el momento del nacimiento c/ el lenguaje, normas, cultura, prohibiciones, creencias.
S–V–C Sistema Complejo Entramado
- Nuestro universo es orden y desorden (paradojal) Durante mucho tiempo se pensó que la
organización y el progreso dependían sólo del orden. El mundo ordenado y predecible se ha
derrumbado.
- Desde la complejidad se piensa que diferentes interacciones darían diferentes fenómenos.
- Desorden como producto del universo
- Una organización social impone leyes, tabúes, normas. Pero las sociedades humanas pueden
tolerar una gran parte del desorden, un aspecto de ese desorden es la libertad
- El dilema del ser humano: la elección (algo se pierde)
El pensamiento complejo no es el pensamiento completo (algo siempre queda por fuera) Siempre va
a estar la incertidumbre.
Sistema complejo:
- Estructura que exhibe una intrincada organización de sus componentes y la posibilidad de súbitos
saltos en sus propiedades cuando crece el nº de interconexiones.
- La complejidad es consecuencia de las situaciones distantes del equilibrio, predominantes en la
naturaleza.
- En los sistemas complejos cae el concepto de “causa” y aparece el de “condiciones de posibilidad”
- Considera las redes vinculares y grupales como sistemas complejos aceptando los principios de
inabarcabilidad e incertidumbre
- Encuentro y reencuentro, los nuevos vínculos no van a ser sólo una fotocopia (repetición) de los
vínculos edípicos.
- Abrir la posibilidad de la “novedad” a la dimensión del encuentro.
- En c/ vínculo se repiten cosas y se nos aparecen otras nuevas

- 3 conceptos de Morin (paradigmáticos)


 Azar (posibilidad en todo sistema) Si se armó un programa a priori después tal vez no me sirva
(Estrategia como herramienta frente a la incertidumbre)
 Autoorganización
 Incertidumbre
- Lo complejo: trenzado se va armando y generando una red c/ miembro es producido por el grupo y
a la vez produce, c/u es emergente y a la vez es alguien en sí mismo.

Castells, Manuel “la era de la información: economía, sociedad y cultura. La sociedad red,
conclusión”
Concepto de Red: una red es un conjunto de nodos interconectados. Un nodo es un punto en el que
una curva se interfecta a si misma. Lo que un nodo es concretamente, depende del tipo de redes a
que nos referimos.

17
Las estructuras sociales emergentes por distintos ámbitos de la actividad y experiencia humanas
conduce a una conclusión general: las funciones y los procesos dominantes en la era de la
información cada vez se orgánica mas en torno a redes.
Esto constituye la nueva morfología social de nuestras sociedades y difusión de su lógica de
enlaces, modifica la operación y resultados de los procesos de producción, la experiencia, el poder y
la cultura.
Esta sociedad red ha existido en otros tiempos y espacios; El nuevo paradigma de la tecnología de
la información proporciona la base material para que la expansión de la sociedad red cale toda la
estructura social. Esta lógica de enlaces provoca una determinación social de nivel superior que la
de los intereses sociales específicos expresados mediante las redes: el poder de los flujos tiene
prioridad sobre los flujos de poder.
El poder tiene un desplazamiento hacia la información; aquellos que tienen el poder son los que
tienen los medios de comunicación. La nueva economía se organiza en torno a las redes globales de
capital, gestión e información, cuyo acceso al conocimiento tecnológico constituye la base de la
productividad y la competencia. El trabajo pierde su identidad colectiva, individualiza cada vez más
sus capacidades, sus condiciones laborales, y sus intereses y proyectos.
La topología de las redes determina que la distancia (o intensidad y frecuencia de la interacción)
entre dos puntos (o posiciones sociales) sea mas corta (o mas frecuente, o mas intensa) si ambos son
nodos de una red que si no pertenecen a la misma. Dentro de una red determinada, los flujos no
tienen distancia, o es la misma, entre los nodos. La distancia (física, social, económica, política,
cultural) para un punto o posición determinados varía entre cero (para cualquier nodo de la misma
red) e infinito (para cualquier punto externo a la red).
Las redes son estructuras abiertas, capaces de expandirse sin limites, integrando nuevos nodos
mientras puedan comunicarse entre si, siempre que compartan los mismos códigos de comunicación
(valores o metas de actuación). Una estructura social que se base en las redes es un sistema muy
dinámico y abierto, susceptible de innovarse sin amenazar su equilibrio.
La Sociedad Red se caracteriza por la preeminencia de la morfología social sobre la acción social.
La sociedad red es una sociedad capitalista. El capital es global; el trabajo es local. El
informacionalismo lleva a la concentración y globalización del capital, precisamente mediante la
utilización del poder descentralizador de las redes.
La morfología de redes es una fuente de reorganización de las relaciones de poder. Los
conmutadores que conectan las redes son los instrumentos privilegiados del poder.
La económica capitalista se organiza entorno a redes de capitales, cuyo acceso al conocimiento
tecnológico constituye la base de la productividad y competencia. Las firmas comerciales y las
organizaciones en instituciones se organizan en redes, cuyo entrelazado supera la distinción
tradicional entre grandes empresas y empresas pequeñas.
La sociedad redes, es una sociedad capitalista. El modo de producción capitalista determina la
relación social en todo el mundo. Las empresas, se organizan en redes, tanto internas como en sus
relaciones exteriores. Así que los flujos de capital y las actividades de producción/ gestión/
distribución que inducen se extienden en redes interconectadas de una geometría variable.
Desde una perspectiva histórica, la sociedad red representa un cambio cualitativo en la experiencia
humana. El primer modelo de relación entre los polos naturaleza y cultura, se caracterizó durante
milenios por el dominio de la naturaleza sobre la cultura. Los códigos de la organización social
expresaban casi directamente la lucha por la supervivencia bajo el rigor incontrolable de la
naturaleza. El segundo modelo de relación establecido en los orígenes de la Edad Moderna,
asociado con la Revolución Industrial y el triunfo de la razón, contempló el dominio de la
naturaleza por la cultura, formando a la sociedad mediante el progreso del trabajo, por el cual la
humanidad encontró tanto su liberación de las fuerzas naturales como su sometimiento a sus propios
abismos de opresión y explotación. Ahora estamos entrando en un nuevo estadio en el que la cultura
hace referencia directa a la cultura, una vez dominada la naturaleza hasta el punto de que ésta se
revive (“preserva”) de modo artificial como una forma cultural. Debido a la convergencia de la

18
evolución histórica y el cambio tecnológico, hemos entrado en un modelo puramente cultural de
interacción y organización sociales.

MODULO III
Malfé, Ricardo- articulo “Pertinencia t Actualidad de la noción de “Cultura” para la
Psicología Institucional.
Psicología instucional: La denominación misma de este campo de reflexión y de practica par el
psicólogo nos remite a una perspectiva necesariamente historia, en la que la noción de
“CULRURA” encuentra su contexto apropiado.
Institución: la palabra denota regularidad, norma o ente legítimamente o por lo menos
consensualmente, establecidos.
Cultura: este término se sostiene en un sistema de oposiciones con otros. La contraposición
semántica fundamental que valor a la palabra aquí es natural/cultura.
Cultura, todo lo construido por

Elliot Jacques: “La cultura de una fábrica es su manera acostumbrada y tradicional de pensar y de
hacer las cosas, que está compartida, en mayor o menor medida, por todos sus miembros, y que los
nuevos miembros deben aprender y – por lo menos parcialmente – aceptar, para ser aceptados
cuando entran a prestar servicios en la firma. La cultura, en este sentido, cubre un rango de
conductas: los métodos de producción, pericias ligadas a tareas específicas y conocimientos
técnicos, actitudes en relación con la disciplina y el castigo, las costumbres y hábitos de la conducta
administrativa, los objetivos de la empresa, su manera de hacer negocios, los métodos de pago,
etc. ... La cultura es parte de una segunda naturaleza para aquellos que han estado en la firma
durante algún tiempo. La ignorancia de la cultura caracteriza a los nuevos, mientras que los
miembros inadaptados son reconocidos por ser aquellos que rechazan la cultura de la firma, o que,
de una u otra manera, son incapaces de usarla. En síntesis, la posibilidad de relacionarse depende de
que se asuman roles dentro de una estructura social; la cualidad de estas relaciones está gobernada
por el grado en que los individuos en cuestión hayan absorbido la cultura de la organización, de
modo de poder operar dentro del mismo código general. La cultura de la fábrica consiste en los
medios o técnicas que están a disposición del individuo para manejar sus relaciones, y de los que él
depende para abrirse camino entre, y con, los otros miembros y grupos.
Según Malfé, una cultura se nos presenta como una urdimbre argumental discursiva y práctica, de
distribución de lugares sociales, cuyo revés de trama lo constituyen formaciones inconscientes,
individuales y colectivas. Las formaciones ideológicas (mitos – concepciones del mundo) se
insertan en un zócalo fantasmático, un zócalo dispuesto por los productos de una actividad psíquica
que es básicamente inconsciente.
Se podría pensar a la cultura como un sistema compuesto por varios subsistemas observables. Se
divide en tres grandes áreas:
SEMIOSIS: Polo de la significación: Códigos compartidos por formar parte de la institución, cómo
determinan y nominan determinadas tareas. Folklore de la institución. (que muestra que se debe
hacer, representación significativa, el mundo de la significación de los signos)
PHYSIS: Edificio, localización. Alude al lugar donde se van a reunir las personas que conforman la
organización. (donde ocurre el ejercicio de poder)
CRATESIS: Polo del poder, de la dominación. (grupo de diferentes interés, que quieren juntarse y
en grupo sobre otro tomar el control cuestiones que entorno a sus intereses).

Entre estas tres áreas se producen ciertos observables como discursos, prácticas, intercambios, que
siguen pautas instituidas (más o menos heterogéneas) sujetas a transformación. Están vinculadas
por diferentes subsistemas:
Entre crátesis y semiosis están los subsistemas nómico e ideológico.
Entre semiosis y physis están los subsistemas epistémico y tecnológico.
Entre physis y cratesis están los subsistemas ecológico y económico.

19
Mezzano, Alicia “la significación del espacio en las instituciones permaneces y transformar”
En el artículo de Menzzano, el autor comienza a realizar un desarrollo del concepto de espacio en el
mundo. Comienza con la filosofía antigua, que distinguía lo lleno y vació, opuestos a la que existe;
materia y espacio; ser y no ser.
Aristóteles, las cosas están hechas de espacio. Edad media, el espacio es considerado lugar. Y lo
distinguieron entre espacio real, finito de los cuerpo, y el espacio imaginario, infinito.
Escolásticos, 3 nociones; situs, disposición de las partes del cuerpo en “su” lugar; spatium, distancia
entre dos puntos; locus, espacio aristotélico.
Renacimiento, extensión homogénea e indiferenciada que constituye el supuesto de desarrollo de la
geometría y la física moderna.
Descartes, el espacio tiene propiedades de continuidad, exterioridad, reversibilidad,
tridimensionalidad, etc.
Siglo XVII y XVIII newton y Leibniz, discusión sobre el espacio como algo real y como ideal.
Kant, lo mismo que el tiempo es una forma de la intuición sensible, es la condición de posibilidad
de los fenómenos.
Mora, “espacio psicológico” y el “espacio físico” son dos conceptos límites.
El espacio es “una matriz social” según la definen ciertos autores (Fischer) donde se producen las
comunicaciones entre personas y los objetos del entorno. En él se advierte la importancia de las
distancias e relación a actos íntimos, privados, públicos y sociales.

20
El espacio encierra en si significaciones políticas, económicas, culturales, afectivas siempre
entrelazadas que se evidencian notoriamente en los ámbitos colectivos.
E tema del espacio, y el del tiempo, es de interés central para los institucionalitas. Por que nuestra
tarea nos lleva a poner el cuerpo en territorio ajeno, que es donde habitualmente la realizamos, por
otro lado observar y conocer el espacio y su uso, nos acerca a recoger datos de índole política,
económica, cultural que se expresan en el mismo.
La psicología institucional, denomina lo espacial: lo institucional tiene un topo material como
ámbito de la práctica en el que se da prioridad a la búsqueda de significación que otorgan quienes
allí están. Los institucionalitas trabajamos en el terreno de los que nos consultan, al que
generalmente vamos en calidad de extranjeros, siendo parte de nuestro trabajo advertir las
significaciones que se le adjudican al espacio en correspondencia o no con e espacio material
existente.
Menzzano llama al espacio Psíquico como el que da cuenta de los procesos de percepción, de
representación subjetiva y significación del espacio físico.
EL ámbito de trabajo institucional aborda 3 espacios sociales en forma simultanea:
1) Macrosociológico, que refiere al contexto referencial de las áreas de civilización y el espacio
planetario, espacio en el que están insertas las instituciones que abordamos;
2) Mesosociológico, referido a las etnias y sociedades, que rodean o atraviesan a las
instituciones
3) Microsociológico, refiere a la consideración de la relación persona a persona, sus relaciones
interpersonales.
Las “instituciones son ámbitos colectivos de espacio social”, donde sus integrantes despliegan
actividades que anudan sus condiciones de seres socialmente subjetivos. Es en ellas donde tenemos
la oportunidad de advertir el manejo espacio-temporal de quienes allí trabajan, habitan, estudian,
mueren.
A nivel operativo o de intervención fundamentalmente, nos ocupamos de os espacios micro y
mesosociológicos, sin dejar de considerar la fuerte determinación del Macrosociológico.
En el interior de las instituciones se manifiestan cruces de discursos, practicas e intercambios que
transitan subespacios públicos, privados e íntimos dentro de la especialidad instucional.
Los malestares y sufrimiento institucionales denuncian fragmentaciones, superposiciones,
asunciones o pérdidas de poder, apoyaturas o desprotecciones, como diversas expresiones del uso
del espacio y las significaciones adjudicadas y percibidas o negadas, con mayor o menor nivel de
sufrimiento.
Es en la dramáticas de las instituciones donde el espacio se advierte como lugar de practica social,
donde se unifica lo mental y lo social, lo teórico y lo practico, lo imaginario y lo real, lo semejante y
lo diferente. Espacio institucional dramático por los efectos insalubres, que desemboca en demandas
institucionales.
El cruce de los ejes espacio-temporales es abordado por una Psicología Institucional que utiliza
referentes de distintas disciplinas y remarca la consideración esencial de esos ejes.
Los espacios de nuestra vida cotidiana activa son los que nos conforman en nuestra subjetividad y
marcan nuestros cuerpos.
Desde lo mas profundo de nuestra subjetividad como seres sociales, Espacio institucional que es
escenario del lenguaje, la sexualidad, las creencias y los modos de producción de la sociedad de
nuestro tiempo y cultura.

21
Advertir como los espacios compartidos en las instituciones promueven formas particulares de
vínculos entre sus miembros, y con los ubicados en espacios ajenos, advertir dos destinos posibles
en el estrecho vínculo con las instituciones:
 Quedar sujetos a ellas sin diferenciación y sin poder alcanzar siquiera la posibilidad de
pensarlas y menos aun de transformarlas.
 Apropiarse activamente de ellas por vía del pensarlas críticamente para poseerlas
adultamente.
Nuestra identidad es identidad forjada por ellas desde ellas, en interacción dialogica co ellas cuando
el espacio simbólico esta disponible. Tiempo y espacio, ejes fundamentales de nuestra subjetividad
y de las instituciones.
El espacio es un organizador-organizante de las relaciones sociales, con sus características de fijeza
y de transformación más o menos rígidas. Un mediatizador psicosocial entre “yo” y los “otro”.
Es el espacio el que posibilita primordialmente el encuentro con lo plural por que es precisamente
en el donde se advierte la diferencia entre lo propio y lo ajeno en tanto contiene la diversidad. Es el
tiempo el demarcador de la alteridad, en la presencia-ausencia del otro que nos marca
subjetivamente.
El anuncio consta entre tiempo-espacio, alteridad-diferencia que se presentifica en los ámbitos
institucionales. Así tiempo y espacio nos constituyen, es decir nos ubican e el mundo de las
instituciones.
Campo interdisciplinario:
La psicología institucional puede ser entendida como una psicología compleja. Nada está aislado en
el universo, todo se relaciona (No sólo una parte está en el todo, sino que también el todo está en las
partes). Además el hombre es de naturaleza muldimensional: es biológico, cultural, especie-
individuo, sociedad-individuo; es complejo. De este modo, la Psicología Institucional es
considerada una psicología compleja que estudia un sistema abierto para lo cual se nutre de
múltiples disciplinas: Historia, Antropología, Sociología, Psicoanálisis, etc.
Sabemos, como plantea Bleger, que el individuo no está aislado, debe estudiarse desde el ámbito
más amplio del grupo, el grupo desde la institución y la institución desde la comunidad. No hay que
fragmentar el todo.
Ejemplos de espacios: empresas, escuelas, consorcios, escuela de teatro, Psicoprofilaxis obstetricia.
Síntesis:
Las instituciones son ámbitos colectivos de espacio social, es decir significado, donde se despliega
el manejo espacio-temporal de quienes allí trabajan, habitan, estudian, enferman, mueren, etc.
Se producen cruces de prácticas sociales e intercambios en los espacios públicos, privados e íntimos
que coexisten en el interior de las instituciones. Los malestares y sufrimientos institucionales se
manifiestan con frecuencia a través del uso espacial y su significación.
El cruce de los ejes espacio-tiempo es considerado central desde la Psicología Institucional que
utiliza referentes de distintas disciplinas para la comprensión y abordaje practico del ámbito de las
instituciones.
Se considerara desde esos ejes constitutivos del espacio institucional la manifestación de la
coexistencia, de la pluralidad, de las diferencias y de la alteridad, siempre presentes en las
instituciones y en el equipo consultor.

22
Gonta teresa, “el valor de los Mitos e Psicología Institucional” apunte de cátedra.
La psicología institucional es un campo de investigación y una practica profesional que consiste en
abordaje o intervenciones en instituciones que consultan por conflictos e las relaciones
interpersonales y con la tarea.
Institución: hechos culturales a través de os cuales la sociedad mediante sus marcos reguladores
(jurídicos, políticos, económicos, religiosos) predetermina formas de actuar y pensar de los
individuos en los colectivos.
Mito, “un relato que intenta explicar determinados aspectos de la existencia; origen del mundo,
de los hombres y animales, de la vida y la muerte. Relata como algo ha comenzado a “ser”, se ha
originado, habitualmente como algo fabuloso, que se supone acontecido en un pasado remoto y
casi siempre impreciso. “
“el mito nos brinda un conocimiento que vive ritualmente. No se trata de una conmemoración, sino
de una reiteración. Al decir de C. Kluckhohn el mito es un sistema de símbolos verbales mientras
que el ritual es un sistema de símbolos representados por actos y objetos. Y reconoce al ritual
como una actividad obsesivamente reiterativa.”
Si se considera a la Institución, como aquellos hechos culturales a través de los cuales la sociedad
mediante sus marcos regulatorios, predeterminan formas de actuar y pensar de los individuos en los
colectivos, el mito adquiere status teórico y su aplicación valor diagnóstico.
Los Mitos son articuladores narrativos-discursivos en el ámbito colectivo de la organización, que
tienen una apoyatura fantasmática. Su función es cohesionar a un colectivo y uno ve su eficacia en
los actos. El mito se refiere siempre a realidades. Es una verdad que se comprueba a posteriori,
como ya dijimos, por sus efectos. Es desde allí desde donde se les atribuye verdad. Las instituciones
son el escenario donde por excelencia se dramatizan. Toda institución construye uno o varios mitos
unificadores, instaura ritos de iniciación, de tránsito y de logros. Los Ritos son los modos
conductuales del mito; son conductas estereotipadas.
Cuando el mito se mantiene a la mayor distancia posible de los hombres, cuando no invade la vida
cotidiana, desempeña una función de garante de la vida psíquica y social. Pero cuando se vuelve
invasor, atrapa a los seres del colectivo en cuestión, en un sentido preestablecido y les quita toda la
posibilidad de escapar a la ruina que los acecha.
Una cultura se nos presenta como una urdimbre argumental discursiva y práctica, de distribución de
lugares sociales, cuyo revés de trama lo constituyen formaciones inconscientes, individuales y
colectivas. Las formaciones ideológicas (mitos – concepciones del mundo) se insertan en un zócalo
fantasmático, un zócalo dispuesto por los productos de una actividad psíquica que es básicamente
inconsciente.
Cuando el mito se vuelve invasor, atrapa a los seres del colectivo en cuestión, en un sentido
preestablecido y les quita toda la posibilidad de escapar a la ruina que los acecha, pues será
pertinente historizar el mito. Si no, su función será aquella que se le asigna a todo imaginario social,
la de ser referencia específica del conjunto que los ha elaborado, quizás transculturalmente, dando
significación a lo que producen y a través de lo cual se percibe y elabora sus finalidades
contribuyendo a su cohesión e identidad.
Cuando el mito, como articulador narrativo-discursivo, no funciona, da cuenta de que algo está
pasando, de que algo anda mal, y hay que historiarlo (volver a sus orígenes y a su historia) y
conmoverlo. Si el mito funciona, si cohesiona y no obtura, no hay que conmoverlo, sino “dejarlo
allí” funcionando.
Michel Tort –en esta línea- sugiere que las representaciones sociales co-instituidas en la cultura
como producto de un proceso histórico-colectivo, tienen como revés de trama formaciones
inconscientes.
Las instituciones son el escenario donde por excelencia se dramatizan, en un tiempo y en un espacio
propicios las vicisitudes de los grandes interrogantes de la humanidad y en las modalidades de la
cultura institucional/ organizacional se expresan los imaginarios colectivos (hábitos, costumbres,
regularidades, totalidad de comportamientos).
23
Desde esta perspectiva toda institución construye uno o varios mitos unificadores, instaura ritos de
iniciación, de tránsito y de logros.
Ahora bien, el mito es una realidad cultural compleja que se puede describir minuciosamente. Otra
cosa es interpretarlo. No siempre es conveniente ni necesario interpretarlo, solo cuando hace
obstáculo, cuando se vuelve invasor atrapando a los seres del colectivo en cuestión en un sentido
preestablecido y les quita toda posibilidad de escapar de la ruina que los acecha, ahí pues será
pertinente historizar el mito.
Cuando el mito se vuelve invasor, atrapa a los seres del colectivo en cuestión, en un sentido
preestablecido y les quita toda la posibilidad de escapar a la ruina que los acecha, pues será
pertinente historizar el mito. Si no, su función será aquella que se le asigna a todo imaginario social,
la de ser referencia específica del conjunto que los ha elaborado, quizás transculturalmente, dando
significación a lo que producen y a través de lo cual se percibe y elabora sus finalidades
contribuyendo a su cohesión e identidad.
Cuando el mito, como articulador narrativo-discursivo, no funciona, da cuenta de que algo está
pasando, de que algo anda mal, y hay que historizarlo (volver a sus orígenes y a su historia) y
conmoverlo. Si el mito funciona, si cohesiona y no obtura, no hay que conmoverlo, sino “dejarlo
allí” funcionando.

MODULO IV
Schlemenson, A. “la perspectiva Ética en e análisis organizacional” cap 6, pag 168-204
Schlemenson hace un punteo de diferentes definiciones de la organización según diferentes autores.
Schein, 1972 “una organización es la coordinación racional de actividades de un cierto numero de personas que
intentan conseguir una finalidad u objetivo común explicito mediante la división de las funciones y del trabajo, a través
de una jerarquización de la autoridad y la responsabilidad”
Etziono, 1965 “unidades sociales o agrupaciones humanas deliberadamente construidas para alcanzar fines
específicos.”
Weber “introduce la idea de “grupo corporativo”, en sentido colectivo. Relación social que puede ser cerrada o que
pueda limitar la admisión de los de afuera por medio de reglas.
Destaca los conceptos de “poder, autoridad y control imperativo”, este ultimo es la probabilidad de que una orden con u
contenido especifico sea obedecida por un grupo de personas. Autoridad pueden ser legal, racional; carismática;
tradicional.
Betrieb, “sistema continuo de acción intencional o deliberada”. Una “organización corporativa” es una relación social
asociativa caracterizada por un staff dedicado a una actividad intencional continua”
Verein, “asociación voluntaria” grupo originado en un acuerdo voluntario, en el cual el orden establecido se instituye
como autoridad por encima de los miembros para la adhesión.

Importante señalas una diferencia entre organización y “grupo natural”, “masa”, o “movimientos
social” para esto recurrimos a Freud en Psicología de las masas y análisis del yo donde señala la
diferencia entre grupo natural y grupo artificial. Cita a McDugall, para decir que un grupo artificial
es un grupo altamente organizados y presentan las siguientes condiciones:
 Continuidad en la vida del grupo
 Existencia de individuos que se forman une determinada idea acerca d la capacidad y las
aspiraciones del grupo, lo cual significa que cada uno aporta expectativas e interpreta las
funciones de aquel.
 El grupo se encuentra en interacción con otras formas colectivas análogas, con alguna de las
cuales rivaliza.
 El grupo posee tradiciones, usos, costumbres, instituciones propias que configuran a nuestro
entender la “cultura”
 La entidad posee una organización que se manifiesta en la especialización y diferenciación de
actividades entre los miembros.
Los grupos naturales, se caracterizan por la emocionalidad, la impulsividad, la violencia, la
inconsciencia, la tendencia a la acción, la incapacidad para el razonamiento.
Freud ejemplifica la iglesia y el ejército como el prototipo de los grupos artificiales. En dichas
instituciones actúa una coerción exterior encaminada a preservarlas de la disolución y evitar

24
modificaciones de su estructura, así como la ilusión compartida consiste e suponer la presencia
visible o invisible de un jefe que ama por igual a todos los miembros de la colectividad, y ejerce
sobre ellos esa coerción que los mantiene unidos. Motivación y líder igual a coerción. Una ilusión
de depositacion, en la figura elegida, de aspectos ideales, de necesidades de protección y
dependencia.
Otro aporte por freud, lazos emocionales, que se los conoce como libidinales, que se establecen
entre la figura del líder y los seguidores. Para explicar esto freud se apoya en el concepto de
identificación, que se da con el líder y con los otros compañeros. A medida que los miembros
comparten un mismo objeto libidinal, aparece entre ellos una relación signada por las
identificaciones colaterales. Entre ellos existen sentimientos de rivalidad y envidia.
Jaques, “las instituciones sociales como defensa contra la ansiedad” define: las instituciones son
estructuras sociales con mecanismos culturales que gobiernan las relaciones en su seno. Las
estructuras sociales son sistemas de roles o posiciones que pueden ser asumidos u ocupados por
personas. Los mecanismos culturales so convenciones, costumbres, tabúes, reglas que se utilizan en
la regulación de las relaciones entre los miembros”
Las instituciones son independientes de los individuos particulares, hecho que les otorga
permanencia y estabilidad e el tiempo, permitiéndoles trascender y pasar a ser parte de la realidad
social. Y también exciten funciones implícitas inconscientes. “uno de los elementos cohesivos
primarios que reúne a los individuos en asociaciones humanas institucionalizadas es el de la
defensa contra la ansiedad psicótica y los mancomuna en la vida de las instituciones sociales en
las que se asocian” fenómeno que explica la resistencia al cambio.
Drucker dice “la gerencia de empresas es el conocimiento útil que capacita al hombre para hacer productivas a
personas de distintas capacidades y conocimientos, que trabajan juntas en una organización”
Jaques, capacidad del trabajo, distribución diferencial de la misma entre los miembros de una población. La capacidad
individual se manifiesta en “el horizonte temporal personal” y forma parte de su campo psicológico.
Argyris “una organización es una pluralidad de partes que se mantienen entre si a través de su interrelación
adaptándose al mismo tiempo al medio ambiente externo”
Kats y Khan 1966 “las organizaciones son sistemas abiertos, en los que el input de energía y a conversión del out put
en el input de energía posterior, llevan transacciones entre a organización y su medio ambiente.
Bramforth 1951 sistemas sociotécnicos. Campo de estudio general que se ocupa de las interrelaciones de la
organización técnica y sociopsicológica de los sistemas de producción industrial, cualquier sistema requiere: (1) una
organización tecnológica (equipos); (2) una organización del trabajo.
Emery y Trist 1960, señalan que el concepto sistemas sociotécnicos que requiere ser complementando con el de
“sistemas abiertos” en contraposición a a idea de “sistema cerrado”, relación ambiente-organización.
La perspectiva sistemática se pone el énfasis en los problemas de interrelación e interdependencia
más que en las propiedades constantes de los elementos. De ahí el interés focalizado en una serie de
remas tales como: vulnerabilidad de los límites, variabilidad, multicausalidad, interacción, etc. La
organización se ve así como una estructura de eventos interdependientes más que como un objeto
estadístico, cerrado y autosuficiente.

La organización constituye una realidad compleja, polifacética, que configura para el que se acerca
a ella con el fin de analizarla una imagen a veces confusa, enigmática.
La organización constituye un sistema socio-técnico interpersonal deliberadamente
creado para la realización de fines específicos configurados alrededor de un proyecto
concreto, tendiente a satisfacer las necesidades manifiestas y latentes de sus miembros y de
una audiencia externa. Mantienen su cohesión y eficacia mediante un sistema de autoridad
basado en la diferenciación de responsabilidades y en la capacidad, igualmente diferencial, de
sus miembros. En su seno se despliega un conflicto social originado en la existencia de grupos
significativos de poder en interacción dinámica que pugnan por realizar sus intereses
sectoriales. La organización se halla inserta en un medio o contexto externo con el cual guarda
una relación independiente significativa, contexto poblado por entidades diversas con las que
interactúa, colabora y/o compite.

25
Dentro del compuesto de lo observable, distinto conjuntos de variables significativas que presentan
especificidad y diferenciación, aun cuando se encuentran en interdependencia con los demás.
Las siete dimensiones relevantes para el análisis de una organización son:
1) EL PROYECTO: Siempre está primero. Constituye el soporte fundacional básico de la
organización: es el impulso que determina el proceso y el devenir posterior; se trata de un proyecto
creativo que contiene elementos de innovación y propuesta de cambio. Confluyen en él
percepciones internas referidas a las necesidades y carencias del grupo social o comunidad externa a
los que va dirigido. El proyecto tiene una dimensión subjetiva caracterizada por la elaboración y
maduración de intuiciones e ideas y otra objetiva externa que le da sentido al proyecto. Está inserto
en un marco temporal (timing) y su falta de cumplimiento lo desencaja de la realidad.
2) TAREA Y TECNOLOGÍA: Las tareas involucran problemas que deben resolverse. La principal
fuente de dificultad de un problema radica en su complejidad. Esta no reside en la complejidad de la
meta sino en la del camino para llegar a ella. Radica en las operaciones necesarias para resolverlo.
El componente tecnológico está básicamente conformado por los medios materiales, equipos y un
ambiente territorial determinado. Esta dimensión corresponde enteramente a la organización interna
y, una vez incorporada, puede ser controlada desde adentro. La tecnología ayuda a resolver
problemas.
Schlemenson, considera que existen distintos niveles de complejidad necesarios para resolver los
problemas que la realidad pueda presentar.

 Primer nivel de complejidad - Tareas Simples corresponde al trabajo manual y a los


empleados administrativos. La metodología en este nivel es lineal, se proponen objetivos
que necesitan ser alcanzados para obtener una retroalimentación permanente, empleando los
recursos previamente aprendidos, para sortear las dificultades.
 Segundo nivel de complejidad - Acumulación diagnostica:- es lo que corresponde a los
trabajos especiales, realizados por graduados y corresponde al primer nivel gerencial. Los
problemas se resuelve con resultados y datos preexistentes y significativos que se van
acumulando. Es un proceso enmarcado en un sistema de metodologías lineales prescriptas.
 Tercer nivel de complejidad – Caminos alternativos: corresponde a los gerentes de unidades
organizativas con muchas personas a cargo (250 personas), ingenieros, médicos, abogados,
o cualquier profesional que trabaja de manera independiente. Que luego de un análisis de la
situación puede diagnosticar y plantear metodologías para la resolución.
 Cuarto nivel de complejidad _ Pensamiento en paralelo: corresponde a las gerencias
especiales, en este nivel además del camino planeados hacen falta caminos alternativos
muchas veces en relación al nivel anterior, interconectados y manteniendo intersincronía,
asegurándoles recursos, tiempo, etc.
 Quinto nivel de complejidad – Sistemas totales unificados: implica un diseño y puesta en
marcha de un diseño totalizador que esta en constante intercambio con el mundo exterior.
3) ESTRUCTURA: Se refiere al conjunto de roles o posiciones oficiales que forman parte del
sistema. Definir la estructura de roles, en forma explícita, permite que la organización sea
independiente de las personas que circunstancialmente la conforman. Las personas pasan o rotan,
los roles permanecen. La estructura constituye el marco formal que la organización necesita para
operar como un sistema complejo de resolución de problemas.
La estructura es un conjunto de roles o posiciones especiales que forman parte del sistema. El
término supone:
a. organigrama
b. definición de las funciones de cada puesto
c. descripción de las tareas específicas de cada función
d. mecanismo de las comunicaciones formales
e. tipos y niveles de autoridad
f. relaciones entre departamentos y sectores, y de éstos con dependencias externas
g. objetivos de cada posición

26
Jaques y Brown definen cuatro formas organizativas que implícitamente existen en una situación
determinada:
a) La estructura formal u oficial, frecuentemente escrita, graficada en el organigrama
b) La estructura presunta, que es la que los miembros perciben como real
c) La estructura existente, que es la que efectivamente opera y puede inferirse mediante el
análisis sistemático
d) La estructura requerida, que es la que se conviene consensualmente a partir de considerar
todos los componentes de la situación.
4) INTEGRACIÓN PSICOSOCIAL: Alude a las relaciones interpersonales dentro del sistema, que
le dan una dinámica interna a éste. Freud reconoce dos ejes ordenadores de las relaciones
interpersonales: (1) eje vertical, caracterizado por las relaciones con la autoridad y que es de
naturaleza asimétrica, y (2) eje horizontal, que es el de las relaciones entre pares, de naturaleza
simétrica. El segundo proviene de la existencia del primero.
5) APROVECHAMIENTO DE RRHH: Los individuos que forman parte de una organización son
particularmente sensibles al trato que reciben en ella. Aspiran a una retribución justa, acorde con lo
que sienten que aportan, y también a ocupar un lugar significativo que permita que sus opiniones,
intereses y motivaciones sean tenidos en cuenta. Esto es incentivados y favorece un vínculo sólido
de identificación positiva, de satisfacción con el trabajo y de estímulo a la productividad. Al no
producirse esto se despiertan ansiedades persecutorias latentes perturbadoras para el desarrollo de la
organización. Los factores que contribuyen a configurar la buena relación de los individuos con su
trabajo son: salario, carrera, tarea, confort y salubridad de los lugares de trabajo.
6) GRUPOS INTERNOS DE PODER: Toda organización por estar diferenciada en sectores, roles
y niveles, conforma una variedad amplia de grupos significativos de poder que interactúan en una
misma realidad social. Dichos grupos son proclives a entrar en conflicto. El conflicto puede
volverse un factor de cambio y desarrollo.
Toda organización, por estar diferenciada en sectores, roles y niveles, conforma una variedad
amplia de grupos significativos de poder que interactúan en una misma realidad social. Dichos
grupos son proclives a entrar en conflicto. Los distintos grupos se organizan espontáneamente a
través de un complejo sistema de redes de influencia para apoyar o ejercer resistencias a las
propuestas e innovaciones que emanan de la autoridad legítima. La interacción entre estos dos
sistemas configura una dinámica interna particular susceptible de analizarse como problemática
específica. En situaciones de cambio se producen conflictos que expresan una oposición, a veces
latente, a los intentos de variación del status quo. Esta confrontación puede implicar la emergencia
de movimientos de fuerza.
Para enfocar constructivamente la problemática del poder se hace necesario introducir la
diferenciación conceptual entre “sistema ejecutivo” y “sistema representativo”:
El sistema ejecutivo está compuesto por el conjunto de roles sancionados e institucionalizados que
procesa la información y las actividades tendientes a la realización de la tarea primaria de la
organización, la implementación de una tecnología apropiada, la administración de un conjunto de
normas y, con ellas, un sistema establecido de premios y castigos.
El sistema representativo está compuesto por un conjunto, implícito o explícito, de grupos
significativos de poder. Los representantes de dichos grupo tienen como misión interactuar con el
sistema ejecutivo para ejercer presión a favor de los intereses que le son propios.
La delegación de responsabilidades en el sistema ejecutivo opera desde el centro a la base. El
ejecutivo principal delega en sus subordinados directos, y cada uno de los distintos niveles de
jefatura lo hace con los miembros de su sector. En el sistema representativo, la delegación sigue el
proceso inverso: las bases delegan mandatos a su representante para que este actúe en su nombre.
7) CONTEXTO: Las organizaciones están constreñidas por factores contextuales que es preciso
tomar en cuenta y anticipar. Hay situaciones de contexto turbulento en las que el cambio y la
extrema variabilidad externa se convierten en una constante. Estas situaciones se viven con

27
confusión, desorientación y caos, y luego como amenaza. El contexto puede devorar a la
organización.
El concepto de contexto conduce a la consideración de las complejas interrelaciones que se
establecen con el ambiente y que son determinantes de restricciones o limitaciones nuevas para la
organización. El contexto marcadamente inestable introduce una cuota de incertidumbre que
amenaza desbordar la capacidad de contención. La inestabilidad se transforma en una constante,
que configura una amenaza en la medida en que la ruptura de una regularidad cuestiona los sistemas
de predicciones previos conformados alrededor de marcos referenciales fuertemente internalizados
por la conducción. El cambio abrupto determina así una crisis que se expresa en un “shock”
particular consistente en una repentina incapacidad para realizar planificaciones confiables a
mediano y largo plazo.
La conducción anticipatorio hace al mantenimiento preventivo y al cuidado de la salud del sistema.
El programa requiere un equipamiento organizacional flexible. La empresa asumirá una modalidad
participativa, integrativa, adaptable, que le permite afrontar ágilmente las condiciones cambiantes
del ambiente y amoldarse a esos cambios.

Esquema para operar con las siete dimensiones, Interdependencias de las relaciones.

Schlemenson, A. “análisis organizacional” cap. 5 pag 134-137


La Organización Requerida- A. Shlemenson
Las organizaciones, en su conjunto, constituyen una zona intermedia intensamente significativa para
los individuos. Dicha zona configura un sector a través del cual las personas mantienen sus vínculos
con la sociedad, se realizan como individuos y logran la preservación y el desarrollo de la especie.
Condicionamiento de las actitudes individuales para la sociedad. El modo en que se sienten
contratados constituye una experiencia de socialización individual, que influye en la calidad de los
vínculos sociales, que configuran aspectos de la Sociedad Reales.
Las organizaciones inadecuadamente conformadas, con sistemas de autoridades o condiciones
laborales internas se convierten en usinas propaladoras de “polución social”, en fermentos del
malestar, del resentimiento y de la posibilidad general.

28
Es por esto que se definen las políticas para esta zona intermedia, basada e criterios sólidos y
científicos acerca de la naturaleza humana y no en meras intuiciones o creencias contaminadas de
prejuicio.
Basándose en la necesidad de establecer “conceptos puente” entre los niveles individual y social,
Jaques postula el de “organización social requerida”, que se fundamente a su vez en el concepto de
“personalidad normal”. Esta organización es la que refuerza los aspectos positivos, saludables,
éticos de la personalidad normal. Permite articular el principio de placer o el deseo con el principio
de realidad.
La definición de conducta normal permite rescatar los rasgos individuales que refuerzan la
interacción colaborativa entre la gente, interacción que asegura los derechos de todos a vivir y
relacionarse socialmente.
Las características psicológicas que hacen la personalidad normal definen atributos que deben ser
protegidos. Modelo de conducta a partir del cual debe formarse una organización. Estos atributos
tienen un contraparte en la estructura y diseño de las instituciones sociales.
Hablar de contraparte implica sustentar que algunas formas organizativas facilitan la emergencia de
estos aspectos positivos, saludables, de la personalidad en la medida en que permiten que los
individuos se relacionen socialmente entre si y con una amplia red de instituciones sociales.
Es el camino que permite la mayor probabilidad de cohesión social y de paz mental individual.
La “organización requerida” es, por lo tanto, un conectante social, y abona los sentimientos de
recíproca confianza y esperanza. Estos sentimientos están en crisis en la sociedad contemporánea,
crisis favorecida, por supuestos, por defectos éticos en las políticas y e las ideas de diseño que
sustentan nuestra organizaciones.
A esta idea se opone la idea de organización “anti-requerida”. Ésta lleva obligadamente la
interacción social hacia modos de conducta que provocan el surgimiento de la sospecha, la envidia,
la hostilidad, la rivalidad y la ansiedad. Establece grietas en las relaciones sociales. Favorece la
emergencia de grupos antagónicos que ven la supervivencia del otro como una amenaza para él.
Desconfianza, paranoia y ansiedad. Refuerza la alineación y la inseguridad. Estimulan raíces
primitivas, irracionales y patológicas del miedo en el nivel inconsciente, distorsionando el juicio y
la percepción de las motivaciones propias y de los demás. Miedo, sospecha, desconfianza, son
barrera para la comunicación de la gente y son un factor tardío del cambio.
Impide arribar a acuerdos constructivos basados en la negociación y el respeto de la otra parte, a la
que no se reconoce identidad y derechos propios. Se fundamenta en la personalidad con patología
mental.
Estas perturbaciones son susceptibles de observar a través de la problemática vinculada con las
relaciones industriales, que ofrecen un panorama plagado de tensión y violencia.
Jaques “el área de la confianza, la esperanza y el amor como opuesto a la sospecha, hostilidad y
desconfianza, asociados co los conceptos de normalidad y anormalidad en el funcionamiento de la
personalidad, se conjugan directamente con los de instituciones sociales requeridas y anti-
requeridas, cada par de conceptos iluminando y definiendo al otro.”
El análisis organizacional le corresponde orientar para el diseño y manejo de las instituciones de la
zona intermedia a fin que respondan a las condiciones “requeridas”. Dichas instituciones seran mas
fuertes para el beneficio de la sociedad.

La interdependencia de las relaciones (Pág. 201-203)


Cada una de las dimensiones puede estudiarse en si misma pero siempre se presenta asociada,
interrelacionada con los demás. Decimos el proyecto siempre está primero, del proyecto se
desprenden las tareas primarias de la organización y una vez definido el trabajo corresponde diseñar
la estructura de los roles, fijando sus interdependencias. A posteriori, habrá que ocupar esos roles
con personas (procesos de selección y delegación). Tan pronto entran en juego las personas, se
suscitan los fenómenos de dinámica interpersonal. Concomitantemente, se impondrá la existencia
de grupos significativos de poder vinculados con los roles, con los niveles ejecutivos y con los
intereses derivados de ellos. Por encima de todo, no puede dejarse de considerar el contexto.

29
En el trabajo habitual en organizaciones en crisis o con problemas, es habitual advertir que una de
las dimensiones, o tal vez algunas de ellas, interrelacionadas, se presentan como críticas,
reclamando su consideración prioritaria.
Para la priorización de la dimensión utilizamos el criterio “emergente”, es la dimensión o las
dimensiones mas directamente vinculadas con la problemática actual. Son aquellas que suscitan el
interés o que provocan la atención de los protagonistas. Esta dimensión emergente puede no ser un
tema de preocupación conciente para los miembros. En este caso se necesita del comentario
diagnóstico del analista para ayudar a destacar un aspecto de la realidad organizacional cuya
verdadera significación escapa a los miembros.
A veces, la priorización de una dimensión pude obedecer a criterios prácticos. Por ejemplo cuando
se decide comenzar por el análisis de los roles de la estructura organizativa aun cuando la demanda
provinente hace hincapié en los conflictos interpersonales que perturban la integración de los
grupos de trabajo. Por ejemplo de nada valdrá el análisis de lo interpersonal cuando el proyecto o la
estructura no están suficientemente claros. Ambas dimensiones constituyen factores de contención
de los procesos interpersonales o, en su defecto, pueden ser potenciadotes de los conflictos.

MODULO V
Freud, sigmund “psicología de las masas y análisis del yo, introducción, capitulo V y VIII.
(1921)
Introducción: freud establece una oposición entre Psicología individual y Psicología social o de las
masas.
La psicología individual toma al ser humano singular y estudia los caminos por los cuales busca
alcanzar la satisfacción de sus mociones pulsionales. Rara vez, se puede prescindir de los vínculos
de este individuo con otros. En la vida anímica del individuo, el otro cuenta como modelo. Objeto,
auxiliar y enemigo, y por eso desde el comienzo mismo de la psicología individual es
simultáneamente psicología social en este sentido más extenso, pero enteramente legitimo.
Los vínculos indagados por el psicoanalisis, se los considera fenómenos sociales. Entran en
oposición con otros procesos, narcisista, en los cuales la satisfacción pulsional se sustrae del influjo
de otras personas o renuncia a estas. Por lo tanto, la oposición entre actos anímicos sociales y
narcisistas cae íntegramente dentro del campo de la psicología individual y no habilita a divorciar
esta última de una psicología social o de las masas.
Cuando se habla de psicología social o de las masas, se suele prescindir de los vínculos y distinguir
como objeto de la indagación la influencia simultanea ejercida sobre el individuo por un gran
numero de personas con quienes esta ligado por algo, trata al individuo como miembro de un linaje,
de un pueblo, de una casta, de un estamento, de una institución, o como integrante de una multitud
organizada en forma de masa durante cierto lapso y para determinado fin.

(V y VI) Dos masas artificiales: Iglesia y ejército


Las masas artificiales son masas sobre las que actúa una coerción exterior encaminada a
preservarlas de la disolución y a evitar modificaciones de su estructura. En general, no depende de
la voluntad del individuo entrar o no a formar parte de ellas, y una vez dentro, la separación se halla
sujeta a determinadas condiciones, cuyo incumplimiento es rigurosamente castigado. Son altamente
organizadas y están protegidas contra la disgregación.
Las características de las masas son: disminución de la racionalidad, aumento de la afectividad,
pérdida de la subjetividad, levantamiento de las represiones y de las inhibiciones. El estar con los
demás miembros de la masa nos da la ilusión de estar protegidos, nos da seguridad.

Freud dice que existen masas muy efímeras y otras muy duraderas; homogéneas y no; naturales y
artificiales, que para su cohesión requieren una compulsión externa; primitivas y altamente
organizadas.
Dio más importancia a la formación de masas de altos grados de organización, duraderos,
artificiales y toma como ejemplo más interesantes la iglesia y el ejército. Estos son masas
30
artificiales, se emplea cierta compulsión externa para prevenir su disolución e impedir alteraciones
de su estructura. No se le pregunta al individuo si quiere ingresar, ni se lo deja liberado a su arbitrio;
y el intento de separación suele estorbarse o penarse rigurosamente.
En estas masas de alto grado de organización, y que se protegen de su disolución del modo
anteriormente explicado, se disciernen muy nítidamente ciertos nexos que en otras están mucho mas
encubiertos.
La iglesia y el ejército rige un idéntico espejismo (ilusión) a saber: hay un Jefe (cristo en la iglesia,
y general en el ejército), este jefe ama a todos los individuos de la masa por igual. Este jefe es un
sustito del padre. Y todos somos iguales ante el. A esta unión por medio de la identificación se la
llama estructura libidinal, ligazón de las masas.
En estas dos masas artificiales cada individuo tiene una doble ligazón libidinosa: con el conductor y
con los otros individuos de la masa.
Freud quiere esclareces el principal fenómeno de a psicología de las masas: “la falta de Libertad del
individuo dentro de las masas.” Si todo individuo esta sujeto a una ligazón afectiva tan amplia en
dos direcciones, no nos resultara difícil derivar de ese nexo la alteración y la restricción observadas
en su personalidad.
La esencia de las masas una masa consistiría en las ligazones libidinosas existentes en ella, nos lo
proporciona también el fenómeno del pánico, que puede estudiarse mejor en las masas militares. El
pánico se genera cuando una masa de esta clase se descompone. Ya no se presenta oídos a orden
alguna del jefe, y cada uno cuida por si miramientos por los otros. Los lazos recíprocos han cesado,
y se libera una angustia enorme, sin sentido. Los individuos dominados por la angustia pánica, se
ponen a cuidar de ellos solos, atestiguan comprender que han cesado las ligazones afectivas que
hasta entonces les rebajan el peligro. Lo enfrentan solo, lo aprecian en mas. la angustia panica
supone el aflojamiento de la estructura libidinal de la masa y esta reacciona justificadamente ante él,
y no a la inversa, que los vínculos libidinosos de las masas se extingan por la angustia frente al
peligro.
El pánico nace por el aumento del peligro que afecta a todos, por el cese de las ligazones afectivas
que conhesionaban a la masa; este ultimo caso es análogo a la angustia neurótica que es la angustia
que será provocada por la magnitud del peligro o por la ausencia de ligazones afectivas
(investiduras libidinales). El pánico significa la descomposición de la masa, trae por consecuencia
el cese de todos los miramientos recíprocos que normalmente se tienen los individuos de la masa.
Ejemplo del estallido de pánico: “el general a perdido su cabeza” y de inmediato todos se dan a la
fuga. La pérdida, en cualquier sentido, del conductor, el no saber a que atenderse sobre él, y esto
basta para el estallido del pánico, aunque el peligro siga siendo el mismo.
El desaparecer la ligazón de los miembros de la masa con su conductor desaparecen las ligazones
entre ella, y la masa se pulveriza como una lagrima de cristal a la que se le rompe la punta.
La descomposición de la masa religiosa no es tan fácil de observar. En una novela, Se si invalida la
ascensión de cristo y su naturaleza divina, y como consecuencia se produce un aumento de la
violencia y crímenes, que solo cesan al revelarse el complot de los falsarios.
Lo que sale a la vista son impulsos despiadados y hostiles hacia otras personas, a los q1ue el amor
de cristo, igual para todos había impedido exteriorizarse antes.
Una religión, aunque se llame una religión del amor, no puede dejar de ser dura y sin amor hacia
quienes no pertenecen a ella. Cada religión es de amor por todos aquellos a quienes abraza, y esta
pronta a la crueldad y la intolerancia hacia quienes no son sus miembros.
Si otro lazo de masas remplaza al religioso, como parece haberlo conseguido hoy el lazo socialista,
se manifestara lamisca intolerancia hacia los extraños que en la época de las luchas religiosas.
El líder se coloca en el lugar del ideal del yo que cumple las siguientes funciones: Censura onírica,
conciencia moral, autobservación, depósito del narcisismo, represión y examen de la realidad. Estas
funciones operan en cada uno cuando se está en una masa y nos permiten movernos y
comportarnos.
El líder ocupa el lugar del ideal del yo; es el heredero del narcisismo de los padres. Hay una ilusión
de completud (Hay una ilusión - ficción o fantasía - de que ama a todos por igual y esto hace que

31
todos los miembros sea iguales y se sientan hermanos). De esta ilusión depende todo, y su
desvanecimiento traería consigo la disgregación, la desintegración de la masa.
El pánico se genera cuando la masa se descompone, cuando los lazos se rompen abruptamente
porque cae la función simbólica del líder. Se rompen los lazos con el líder de forma intempestiva y,
por lo tanto, se rompen los lazos con los demás miembros. Rotos así los lazos recíprocos, surge un
miedo inmenso e insensato. El miedo es provocado por la ruptura de lazos afectivos (localizaciones
de la libido) que garantizaban la cohesión de la masa. Esta angustia colectiva presenta analogías con
la angustia neurótica. Se retrae la libido hacia el yo y cada uno busca su propia salida, sin
preocuparse por los demás.

(VI) Otras tareas y orientaciones de trabajo.


Hemos investigado dos masas artificiales que están gobernadas por lazos afectivos de dos clases,
ligazón con el conductor y ligazón de los individuos entre si.
Una multitud de seres humanos no es una masa hasta que no se establecen en ella, los mencionados
lazos.
Prestar atención a las masas hasta de diversas clases, más o menos permanentes, que surgen de
manera espontánea, condiciones de su génesis y su descomposición. Diferencia entre las masas que
poseen un conductor y las que no lo tienen. Con conductor, las mas originarias y completas, y si en
las otras el conductor puede ser sustituido por una idea, algo abstracto, esto podría encarnarse a su
vez de manera mas o menos completa e la persona de un conductor secundario, del vinculo entre
idea y conductor resultarían interesantes variedades.
Según el psicoanalisis, casi toda relación afectiva intima y prolongada entre dos personas contienen
un sentimiento de sentimientos de desautorización y de hostilidad que solo en virtud de la represión
no es percibido.
Cuando la hostilidad apunta a personas a quienes empero se ama, llamamos a esto “sentimientos de
ambivalencia” y nos lo explicamos, de una manera que sin duda es demasiado racionalista, por las
múltiples ocasiones que unos vínculos íntimos proporcionan justamente a los conflictos de
intereses. En las aversiones y repulsas a extraños con quienes se tiene trato podemos discernir la
expresión de un amor de si, de un narcisismo, que aspira a su autoconservación y se comporta como
si toda divergencia respecto de sus plasmaciones individuales implicase una critica a ellas y una
exhortación a remodelarlas.
Las conductas de los seres humanos de los seres humanos se da a conocer una predisposición al
odio, una agresividad cuyo origen es desconocido y que se querría atribuir a un carácter elemental.
Esta intolerancia desaparece, de manera temporaria, por formación de masa y en la masa.
Una restricción del narcisismo puede ser producido por una ligazón libidinal Econ. Otras personas.
El amor por si mismo n encuentra mas barrera que el amor por lo ajeno, el amor por el objeto. La
tolerancia no dura mas tiempo que la ventaja inmediata que se extrae de la colaboración del otro.
En la cooperación se establece por regla general lazos libidinosos entre los compañeros, lazos que
prolongan y fijan la relación entre ellos mucho mas ala de lo meramente ventajoso. La libido
individual se apuntala en la satisfacción de grandes necesidades vitales, y escoge como sus primeros
objetos a las personas que participan en dicho desarrollo.
Si las masas aparecen restricciones del amor propio narcisista que no tienen efecto fuera de ella, he
ahí un indicio concluyente de que la esencia de la formación de masa consiste en ligazones
libidinales reciprocas de nuevo tipo entre sus miembros.
La ligación que establecen con sus objetos aquellas pulsiones de amor que persiguen todavía metas
sexuales directas. La masa no puede tratarse de esta clase de metas. Aquí nos encontramos con
pulsiones de amor, están desviadas de sus metas originarias. Hemos notado fenómenos que
corresponden a un desvió de la pulsión respecto de su meta sexual. “gravados del enamoramiento”
Por el psicoanalisis averiguamos que existen todavía otros mecanismos de ligazón afectiva: las
llamadas “identificaciones”, son procesos insuficientemente conocidos, difíciles de exponer, cuya
indagación nos alejara un buen rato del tema de la psicología de las masas.

32
(VII) identificación: una de las más tempranas exteriorizaciones de una ligazón afectiva con otra
persona. Desempeña un papel en la prehistoria del complejo de Edipo. El varoncito lo hará con el
padre, querría crecer y ser el. Toma al padre como su ideal y su conducta es masculina por
excelencia.
Con la madre logra una directa investidura sexual de objeto y con el padre una identificación que lo
toma por modelo. La identificación del niño e ambivalente, ternura o eliminación.
Identificación, querer ser como (modo de ligazón) (ida y vuelta de la libido entre el objeto y el yo)
otro modo es la elección de objeto.
Identificación (uno quiere ser como) y elección de objeto (uno no quiere ser sino que lo quiere
tener). El límite a veces no es tan claro entre identificación y elección de objeto.

La identificación es la manifestación más temprana y primitiva de un enlace afectivo a otra persona.


En este texto Freud plantea tres tipos de identificaciones:
Identificación Primaria: Aspira a conformar el propio yo análogamente al otro tomado como
modelo. Se observan en el niño dos órdenes de enlaces psicológicamente diferentes: Uno,
francamente sexual, a la madre, y una identificación con el padre, al que considera como modelo a
imitar. Estos dos enlaces coexisten durante algún tiempo sin influir ni estorbarse entre sí. Pero a
medida que la vida psíquica tiende a la unificación, van aproximándose hasta acabar por
encontrarse, y de esta confluencia nace el complejo de Edipo normal. La identificación es
ambivalente desde un principio.
Identificación Secundaria: La identificación ocupa el lugar de la elección de objeto,
transformándose ésta, por regresión, en una identificación. Identificación a un rasgo - Formación de
síntomas neuróticos.
Identificación Histérica: Puede surgir siempre que el sujeto descubre en sí un rasgo común con otra
persona que no es objeto de sus instintos sexuales. Cuanto más importante sea tal comunidad, más
perfecta y completa podrá llegar a ser la identificación parcial y constituir así el principio de un
nuevo enlace.

Distintos tipos de identificación


Identificarse con alguien que uno ni conoce, o sólo vio una vez por quien no siente una ligazón
afectiva Ej. Pensionado de señoritas, a una de ellas su amado le escribe una carta y al leerlo se
desmaya, inmediatamente todas las demás también se desmayan (se identificarán con la chica que
recibió la carta). La ligazón es por ponerse en el lugar de ella, no por ella sino porque la otra tiene
una relación con otro objeto (el hombre) donde a ellas le gustaría estar. Se identifican porque
comparten el mismo deseo, se crea ligazón con ellas que no depende de la relación entre ellas, las
une el muchacho. Lo que sucede es parecido a lo que Freud llama funcionamiento de la masa,
identificación con el líder, el puntero.
Hay 2 relaciones distintas, una con la señorita de al lado y otra con el muchacho. Freud dice cual es
la diferencia entre el lugar que ocupa la otra señorita (el yo) y el muchacho (ideal del yo), es decir,
entre el yo y el ideal del yo.? Acá surge la diferencia

Con el líder nos une una relación de ideal del yo, ese objeto de afuera ocupa el ideal del yo y es por
eso que nos identificamos. Si desaparece ese líder se quiebra la cohesión de la masa porque lo que
los une es la relación con el líder (el ideal). A esta identificación (la de las señoritas) Freud la llama
Identificación Histérica (por contagio) y abre la cuestión de la relación con el ideal del yo porque
ciertas características de esta relación del individuo, porque este es capaz de hacer cualquier cosa
que el líder diga. Disminuye la capacidad de discernimiento (dice Freud) Hay sumisión que hace
que se pierda esa capacidad de independencia, capacidad de crítica. Lo mismo que pasa en la
hipnosis, por eso Freud dice, la hipnosis es una masa de dos. Ubicado en el lugar del ideal, el sujeto
se somete. Todo esto parte de la idealización de alguien, ubicarlo en el lugar de ideal.
Ubicar a alguien en el ideal tiene algo de identificación, pero se considera como el objeto, pierde la
capacidad de crítica, queda sometido a ese ideal.

33
Pensando en el enamoramiento tiene el mismo funcionamiento que la hipnosis y el fenómeno de
masas, el objeto ha ocupado el lugar del ideal del yo.
El ideal está afuera, yo me identifico con otro como yo, que tiene un mismo ideal (el líder)
No es sencillo tolerar que alguien ocupe ese lugar del ideal del yo, tarde o temprano son bajados de
ese lugar.
El ideal del yo ocupa el lugar de lo que me falta. El querer volver a ser primero. El ideal es
imposible alcanzar. Cierta manía, locura podría hacer pensar que se alcanzaría.
En la masa se observa una doble ligazón afectiva que constituye la estructura libidinal. Se produce
una red de identificaciones de meta inhibida entre los yoes (miembros) y se idealiza al líder.
El líder ocupa el lugar del ideal del yo. Reina una misma ilusión: la de la presencia visible o
invisible de un jefe, que ama con igual amor a todos los miembros de la colectividad. La función del
líder reparte equitativo valor libidinal.
La ligazón reciproca entre los individuos de la masa tiene la naturaleza de una identificaron de
clases.

(VIII) Enamoramiento E Hipnosis


Amor: vínculos afectivos muy diversos.
Tanto en la hipnosis, como en el enamoramiento y el fenómeno de masas se produce el mecanismo
de idealización. Se diferencian por la meta pulsional o por el número de personas.
Enamoramiento: no es más que una investidura de objeto de parte de las pulsiones sexuales con el
fin de alcanzar la satisfacción sexual directa, lograda la cual se extingue. Es por ello que lo
llamamos amor sexual, común.
Fenómeno de «superestimación sexual», el objeto amado queda sustraído en cierto modo a la
crítica, siendo estimadas todas sus cualidades en más alto valor que cuando aún no era amado o que
las de personas indiferentes. Dada una represión o retención algo eficaz de las tendencias sexuales,
surge la ilusión de que el objeto es amado también sensualmente a causa de sus excelencias
psíquicas, cuando, por lo contrario, es la influencia del placer sensual lo que nos ha llevado a
atribuirle tales excelencias. Tendencia a la idealización. El objeto es tratado como el propio yo del
sujeto y pasa al objeto una parte considerable de libido narcisista. El objeto sustituye el ideal propio
y no alcanzado del yo. El yo se hace cada vez menos exigente y más modesto, y, en cambio, el
objeto deviene cada vez más magnífico y precioso, hasta apoderarse de todo el amor que el yo
sentía por sí mismo, proceso que lleva, naturalmente, al sacrificio voluntario y complejo del yo. Puede decirse
que el objeto ha devorado al yo.
Hipnosis: La relación hipnótica es una formación colectiva constituida por dos personas. El
hipnotizado da, con respecto al hipnotizador, las mismas pruebas de humilde sumisión, docilidad y
ausencia de crítica que el enamorado con respecto al objeto de su amor. El hipnotizador se sitúa en
lugar del ideal del yo. El hipnotizador es para el hipnotizado el único objeto digno de atención; todo
lo demás se borra ante él.
Fenómeno de masas: La masa es una reunión de individuos que han reemplazado su ideal del «yo»
por un mismo objeto, a consecuencia de lo cual se ha establecido entre ellos una general y recíproca
identificación del «yo». Se ubica al líder /caudillo de la misma en el lugar del ideal del yo, pero la
meta sexual está inhibida (a diferencia del enamoramiento).
Imaginario Social: Noción que se ubica actualmente en el campo de análisis de lo histórico social
para designar los mitos, las ideologías, las formas de interpretar el mundo y las creencias, como
productos de la función significante de toda sociedad. Son las referencias específicas que todo
conjunto social produce y a través de las cuales se percibe y elabora sus finalidades y muchas veces
en torno a las cuales mantiene su cohesión

Malfé, Fantasía e Historia “revista de psicología y psicoterapia de grupos”


Cada vez que a u psicólogo es llamado a intervenir en un ámbito colectivo, puede verificar que lo
principal de su objeto no esta ya allí a la manera de lo tangible o diagramable en algún espacio, sino

34
que se va constituyendo o re-constituyendo con el discurso del tiempo y del dialogo. Ese objeto, es
de contextura temporal, trátese de una historia o de un entrelazamiento significativo de historia.
Freud, “Psicología de las masas y análisis del yo, tótem y tabú, moisés y la religión monoteísta”,
expreso los fundamentos de la concepción psicoanalítica de la historia. Dentro del curso de la
historia ubica transformaciones de la “estructura” constituida por enlaces fantasmáticos, esta
obedece a una lógica interna.
Subraya la existencia de una legalidad propia del desenvolvimiento historico de procesos
estrictamente psicosociales, procesos que devendrían casuales o necesariamente concertado, del
interactuar, comunicarse, convivir en un lapso de tiempo.
Andrea Sorrentino, materia de discursivo-narrativa. Con Vico, penetración de la estructura de
historia literarias, con todos sus argumentos. Se puso en contacto con las leyes y ha tratado de
dirimir discursivamente sus conflictos internos las sociedades de los distintos tiempos históricos.
En la actualidad el psicóloga accede al discernimiento de formas de historia, individual y colectiva,
cuyo paradigma es el Edipo, con variantes típicas.
El psicólogo clínica, supone que una estructura fantasmática puede ser entendida a través de la
reconstrucción de lo singular de una historia individual, sin atender al contexto cultural colectivo ni
a la historia de este.
El psicólogo de grupo no incurre a ese error. En lo grupal la fantasía que subyace a múltiples
historias que son narradas o puestas en escena allí, nos revelan un carácter común.
Hace difícil reconocer la vigencia de matrices culturales, ideo-lógicos, que argumentan de maneras
típicas los mudos subjetivos, como productos históricos, coetáneos o sucesivos, de determinados
procesos de “Fantasmatización”.
Lo esperable es que un psicólogo o psicoanalista empieza a discernir en procesos históricos
colectivos y tiene como eje la serie de transformaciones la fantasía que freud denomino “estructura
libidinal” (psico de las masas), “ficción o ilusión” de la que depende la existencia misma de la
colectividad en el plano psicológico profundo, lo no observable. La convergencia libidinal en ua
persona caracteriza a dicha “estructura”. Se instaura como una seria de transformaciones, que es lo
mismo que decir “serie historia”. Se debe considerar un momento anterior, antes de producir la
conversión a la unidad colectiva, prevalece un estado al que decimos a-versión, los efectos de lo
que Freud denomina “narcisismo de las pequeñas diferencias” no están contrarrestados todavía por
la “nueva” plasmación ideal unificadora, “Ideal convocante”.
Instaurada al estructura libidinosa, puede comenzar un proceso historico colectivo. Su primer
movimiento va a producir el equivalente al “parricidio originario” (tótem y tabú de freud). La
ambivalencia generada por el monopolio de la capacidad de representar valor libidinal determina el
empuje de la historia grupal, hacia ese primer desenlace, “trágico”, si es brusco, surge del pánico y
la disolución del grupo (vuelta a la A-versión). Pero si durante un periodo más o menos largo de
Sub-versión, se fueron abonando sentimientos de solidariedad entre los suyos. Se instituye la
“alianza fraterna”. Su alternativa será la “guerra fraterna”.
Como Freud en “moisés y la religión monoteísta”, la primera forma de convergencia libidinal hace
presión por reinstaurarse, lo mismo que sus inevitables consecuencias, sucedido así movimientos
que vico los nombra como: “corsi e ricorsi” de la historia. Se van generando con ello productos
institucionales. La posibilidad del retorno a la situación a-versión inicial esta siempre latente,
multiplicación de controversias o separación a cuantos adversarios puedan allí constituirse, ya por
brusco colapso generador de pánico.
En medida que el proceso continua, quedaran condensados en aquellos productos, transaccionales,
los resultados de momentos sucesivos anteriores de la historia.
A lo largo de ella, las alianzas y las guerras fraternas y las reconvergencias en figuras unificadoras
habrán ido marcando sucesivos progresos hacia un punto en el que la capacidad de representar valor
libidinal esté repartida hasta el limite de la “diversidad conjunta” allí posible.
Por ultimo freud atiene a las clasificaciones de las ciencias, donde dice que reconoce dos ciencias,
la Psicología (historia humana) y la historia naturas. Las ciencias humanas que serán la historia,
psicología, cencia sociales, cultura, son las conocidas ciencias nuevas.

35
Malfé ubica una secuencia de transformaciones de la estructura libidinosa construida por los enlaces
fantasmáticos recíprocos. Dicha frecuencia obedece a una rigurosa lógica interna. (Los
movimientos son lógicos, no cronológicos).
Momento 0  A-VERSIÓN: No hay estructura libidinal, no hay versiones.
Momento 1  CON-VERSIÓN: Cada sujeto porta su versión de los hechos. Los psicólogos
institucionales son “escuchadores de versiones”. Éstas pueden ser compartidas o no por los demás
miembros de la organización. Si todos lo comparten es un momento con-versivo; la versión es
compartida, común.
Momento 2  SUB-VERSIÓN: Cuando empieza a instalarse algo de la hostilidad, hay otro
momento, ya que no prevalece el amor. Es el momento sub-versivo, en tanto se quiere romper con
la versión existente, se quiere subvertir el orden instituido. Hay otras versiones y hay malestar.
Hay distintas salidas posibles para pasar el problema de la ambivalencia: Reconversión, Disolución,
etc. Lo más sano que le puede pasar a un grupo según Malfé es la Diversidad Conjunta, es decir,
poder estar unidos por un mismo eje pero pensar distinto (“Alianza Fraterna”).
Cada vez que el psicólogo es llamado a intervenir con su quehacer profesional en un ámbito
colectivo, puede verificar que lo principal de su objeto no está allí a la manera de lo tangible o
diagramable en algún espacio, sino que se va constituyendo o re-construyendo con el discurrir del
tiempo y del diálogo. Ese objeto, a su vez, es de contextura temporal; trátese de una historia, o de
un entrelazamiento de historias. Lo principal de su objeto no es observable, es lo latente de la
organización, que es inferible.
La perspectiva psicosocial subraya la existencia de una legalidad propia del desenvolvimiento
histórico de procesos estrictamente psicosociales, es decir, procesos que devendrían, para un
conjunto humano casual o necesariamente concertado, del mero interactuar, comunicarse, convivir
durante un lapso de tiempo más o menos prolongado.

Malfé Sobresalto, pánico y angustia colectiva. Ficha del centro de Estudiantes de Psicología de
la UBA.
El articulo comienza con “por cierto la palabra “pánico” no posee una determinación precisa e
inequívoca. A veces se emplea para designar el miedo colectivo, otras es aplicada al miedo
individual, cuando este supera toda medida, y por ultimo, parece reservada a aquellos-casos en los
que le explosión del miedo no se muestra justificada por circunstancias. Dando le el sentido de
“miedo o angustia colectiva”, podremos establecer una amplia analogía. La angustia del individuo
puede ser provocada por la magnitud del peligro p por la ruptura de lazos afectivos. Este ultimo
caso es el d la angustia por la intensificación del peligro que a todos amenaza o por la ruptura de
los lazos afectivos que garantizaban la cohesión de la masa y , en este ultimo caso, la angustia
colectiva presenta múltiples analogías con la angustia neurótica.”
A continuación el autor realizo un recuento de la angustia en freud, que en un comienzo presenta la
idea de transformación directa en angustia de la libido que se ha deslizado de un objeto. Mas tarde,
después de “inhibición, síntoma y angustia, habla de una angustia señal, ante el peligro. (Segunda
teoría de la angustia), es aquí donde Freud establece la castración como el peligro real, que le
produce angustia al sujeto. Del tema siguió explayándose en el “fetichismo” (1927)
En la conferencia de la introducción al Psicoanálisis, Freud señala que el sobresalto es provocado
por un peligro para el que no estamos preparados por la angustia, de modo que “puede decirse que
el hombre se protege contra el susto por medio de la angustia” la palabra angustia es un estado en
espera del peligro y su preparación.
El salto de la castración vuelve a aparecer en el texto “escisión del yo, en el proceso de defensa”
este es el resultado que se considera como normal, es que el muchacho acepta la amenaza y obedece
a la prohibición.
El pánico surgirá como consecuencia de la quiebra inesperada de una soporte narcisista, donde se
inscribe la problemática de Psicología de las masas. (Buscar el resumen de psicología de las masas,
con su definición de masas espontáneas y artificiales y el cuerpo entero colectivo de las masas, mas

36
su relación con el pánico en casa de disolución. A si mismo el vinculo de amor con el líder, y su
relación. Creando el concepto de ilusión mas su estructura libidinal).

Mas adelante el texto habla de lo que se llamo pánico económico, como el viernes negro, la caída
del wallstreet center, el furor por lo tulipanes.

MODULO VI
Kaes, Rene y otro- “la institución y las instituciones- realidad Psíquica y sufrimiento en las
instituciones” cap I
Enuncie los 3 obstáculos que detalla Kaes en el estudio de las instituciones. Hay 3 conjuntos de
dificultades, las cuales se oponen a los esfuerzos por construir la institución como objeto de
pensamiento.

 1° conjunto de dificultad: pertenece a los fundamentos narcisistas y objétales de la posición


de sujetos comprometidos en la institución, en la que hay movilización en las relaciones de
objetos parciales idealizados y persecutorios. Se da un enfrentamiento con al violencia del
origen y la imagen del fundador. Las dificultades traban el pensamiento de lo que instituye
la institución, o sea, que no se pasa a ser seres hablantes y deseantes, porque ella sostiene la
designación de la interdicción del retorno al origen y de la fusión inmediata.
Lo que en la relación con la institución queda en suspenso, se debe a la represión,
denegación y renegación.
 2° conjunto de dificultad: no se trata de una resistencia contra el contenido del pensamiento,
sino de una condición irrepresentable.
Este 2° nivel de dificultad revela un descentramiento radical de la subjetividad, por lo que
hay un enfrentamiento no solo con la dificultad de pensar en aquello que la institución
precede, sitúa, sino también se descubre que la institución estructura y se traban con ella
relaciones que sostiene la identidad del sujeto.
El confrontación con el pensamiento que forma y el que se despliega, se pierde, y surge en
un afuera, esta externalización de un espacio interno es la relación anónima, violenta,
poderosa que se mantiene con las instituciones.
El fantasma de la escena originaria es una tentativa de dar una escena y una posición del
sujeto en un origen.
En las instituciones el trabajo psíquico incesante consiste en reintegrar la parte
irrepresentable, externa a la red de sentido del mito.
 3° conjunto de dificultad: pertenece a la institución como sistema de vinculación en el cual
el sujeto es parte interviniente y parte constituyente. Pensar la institución requiere entonces
el abandono de la ilusión monocentrista. La dificultad especifica es que se da aquí un
sistema polinuclear y ensamblado.
Debido a estas dificultades y los riesgos que las sostiene, en las instituciones se cumple un
esfuerzo constante para construir una representación de las instituciones. La mayoría de las
representaciones sociales de la institución (mítica, científica, militares), hacen la economía
del pensamiento de la relación del sujeto con la institución. Su papel consiste en curar la
herida narcisista, evitar la angustia del caos, justificar y mantener la identificación, sostener
la función de los ideales y de los ídolos.
Contrato Narcisista
La institución tiene que se permanente, con ella asegura las funciones estables que son necesarias
para la vida social y la vida psíquica.
La fundación, el comienzo de la institución es el espacio de terror, el espacio sacrum. El origen
divino de la institución le asegura poder, legitimidad, es en este origen que para el sujeto la
37
institución es inmortal. Cada uno participa de esta manera en la divinidad, que contra la muerte,
asegura el nexo narcisista de cada uno con el conjunto y lo emblematiza.
Nunca se renuncia al narcisismo, y esto es lo que asegura la continuidad de las generaciones y de
los grupos.
El contrato narcisista exige que cada sujeto singular ocupe un lugar ofrecido por el grupo y
significado por el conjunto de las voces que antes de cada sujeto, desarrollaron un discurso
conforme al mito fundador del grupo. Cada sujeto tiene que retomar este discurso de alguna
manera, es mediante él que se conecta con el antepasado fundador.
El contrato narcisista esta implicado en la muerte. La muerte idealizada sostiene el edificio en su
permanencia y su continuidad, pero a su vez, el edificio sostiene al muerto, lo hace presente a través
de la historia. Pero la fundación de una institución no contiene solamente al reliquia de un muerto
idealizado, el antepasado fundador, sino también el materia de antiguas construcciones destruidas.
La arquitectura y el cimiento psíquico de la institución pueden reconocerse a través del contrato
narcisista.
Cuando la institución no sostiene mas el narcisismo de sus sujetos, la institución acaba a su vez.
Pacto de Negación
El recorrido de la arquitectura mental de la institución nos conduce a los espacios de ocultación, que
tiene valor y función en el espacio de sujeto y del grupo.
El grupo administra así una parte de la represión de cada sujeto.
El Pacto de Negación es la formación intermediaria genérica que, en todo vinculo trátese de una
pareja, grupo, institución, condena al destino de la represión, la negación, la renegación que
mantiene en lo irrepresentado y en lo imperceptible, hecho que vendría a poner en cuestión la
formación y el mantenimiento de ese vinculo y de esas cargas de las que es objeto.
Se trata de un pacto inconsciente, destinado a asegurara la continuidad de las cargas y de los
beneficios conectados con la estructura del vinculo (pareja, institución..), y a mantener lo espacios
psíquicos comunes, necesarios para la subsistencia de ciertas funciones (función del ideal,
organización colectiva de los mecanismos de defensa).
El cumplimento de pacto de Negación, como el de contrato narcisista, se funda sobre una
identificación de los elementos ligados entre si con rasgo complementario común.
sufrimiento institucional, según Kaes.
Mediante el análisis pueden distinguirse 3 fuentes de sufrimiento, una relacionada al hecho
institucional mismo, la otra a tal institución en particular, a una estructura social y a su estructura
inconsciente propia, la tercera a la configuración psíquica del sujeto en singular.
El sufrimiento ligado a la vida misma corresponde a la división del sujeto mismo, a la distancia
entre el objeto y el deseo, a la angustia. Este sufrimiento fundado en un desarrollo incontrolado de
la angustia, es patológico, en las instituciones paraliza y deteriora de entrada el espacio psíquico
interno, propio del sujeto.
Las instituciones disponen de mecanismos de defensa, que constituyen un apoyo a las defensa de
los sujetos, para evitarle a estos todo sufrimiento. Tales mecanismos están asociados a las funciones
del pacto de negación y a las disposiciones contractuales de protección, contra lo negativo, cuyo
efecto es la no la no inscripción psíquica de la experiencias dolorosas.
La institución es un objeto psíquico común, la institución no sufre. Nosotros sufrimos de nuestra
relación con la institución, lo que sufre en los sujetos de la institución , es lo que es la institución en
nosotros.
Sufrimos por el exceso de la institución, también por su falta, por su falla en cuanto garantizar los
términos de los contratos y los pactos. También por no comprender la causa, el objeto, el sentido y
el sujeto mismo del sufrimiento.
33) Describa los efectos de la alteración catastrófica y la dispersión de los colectivos. Cuando
nos referimos a esto, no hablamos de la ruina de las instituciones, sino del desvanecimiento de su
condición de Meta Marco. Una alteración de esta índole se expresa en lo sintomático de estados de
angustia, de fantasmas de aniquilación, de amenazas respecto de las propias personas, de los

38
conjuntos, de los vínculos intesubjetivos y de las representaciones ordenadas que asegurar la
continuidad del sistema. Este es el efecto de lo catastrófico.
Los colectivos humanos esgrimen defensas muy primarias y arcaicas para armarse de alguna
manera frente a la dispersión, frente a este exterior en mutación crónica. Podemos explicar así las
situaciones de extrema violencia y desamparo, así como negaciones y desestimaciones que reducen
la realidad a un apura ficción.

34) Describa la metáfora de la fluidez en las instituciones y la característica del sufrimiento


que conlleva.
Desde la metáfora de la fluidez se concibe a la institución como aquella que no conserva fácilmente
su forma. No se fija ni en el espacio ni en el tiempo, no tienen una clara dimensión espacial; están
determinados a cambiarla. La extraordinaria movilidad de los fluidos es lo que los asocia con la
idea de levedad o liviandad.
Cuando se halaba de la metáfora de la solidez veíamos que el sufrimiento institucional podía estar
dado por el exceso, la falta o la falla de la institución; ahora se agrega la volatilidad, no padecemos
por fijación sino por la volatilidad de los agrupamientos. Al instituido cada vez que se lo quiere
capturar cambia, es otro, esta lejano. No lidiamos con la imposición de un sentido fijo sino contra la
insensatez ilocalizable.
Pensar en configuraciones vinculares en las instituciones implica pensarlas en tiempos de fluidez.
Al variar la condición de lugar y la de tiempo solo hay operaciones de existencia en la fluidez; las
configuraciones serán aquellas que puedan configurase cada vez, en cada circunstancia, el resto es
dispersión.
Hoy no es posible pertenecer en las instituciones en términos topológicos o binarios (adentro-
afuera), se pertenece si se satisface una necesidad, no se pertenece sino se la satisface. Pero la
pregunta es “la necesidad de quien?

35) Qué es el sistema Psíquico Organizacional.


El Sistema Psíquico Organizacional ordena en un todo coherente los procesos que comunican, por
una parte, el aparato psíquico de los individuos que componen la organización y, por otra parte, las
políticas, los procedimientos que la organización ha desplegado para cumplir sus objetivos.
Se trata de una estructura intermediaria que conecta el funcionamiento institucional y las estructuras
mentales de los individuos.
Las organizaciones tiene un modo de funcionamiento dominante que necesita un cierto tipo de
personalidad y un modo de funcionamiento psíquico particular. Se puede decir que las
organizaciones procuran producir un cierto tipo de individuo, moldearlo su imagen., adaptarlo a sus
exigencias.
El Sistema Psíquico organizacional , incorpora espacio transicional, sobre lo que se construye, pero
no esta producido solo por el individuo, es también una emanación de la organización. Es a la vez
un espacio psíquico y organizacional.
Es un sistema co-construido, a la vez individual y colectivo.
Una vez instalado el Sistema psíquico organizacional, deviene parcialmente autónomo con respecto
a los individuos que contribuyeron su creación.
La presencia de este sistema permite comprender las resistencias de los cambios, cuando estos van
en contra de los intereses del personal.

36) Qué es el sistema Psíquico Managerial.


Los rasgos de personalidad característicos del ideal buscado por la empresa managerial son: una
moral hecha de orgullo, confianza en si mismo, dificultades para hablar de si mismo, para expresar
sus emociones, para mencionar sus debilidades, búsqueda de la perfección, voluntad de mostrar su
fuerza, un ideal de omnipotencia, interés por resolver problemas complejos, gran dinamismo,
activismo permanente, exclusión de la duda y el rechazo a la ambivalencia, etc.

39
En este tipo de estructura de estas organizaciones, junto con las estructuras mentales del hombre
managerial, son tales que no se sabe “quien produce a quien”.
La empresa managerial canaliza la energía libidinosa hacia objetivos de trabajo y rentabilidad, les
propone situaciones que le proyectan la angustia hacia el exterior.
Antes de la llegada del manager a la empresa, éste se siente parte de un conjunto magnifico y
reservado a la elite. Desde que se lo contrata, se lo hace sentir al ejecutivo como un elegido, que
forma parte de esa elite. Este agradece a la empresa que reconforta u narcisismo y lo llevo a un
mundo “raro”. Las exigencias que van en aumento no las siente como una obligación, sino como
fuentes de placer.
Por el temor a la perdida de este objeto de amor, el manager actúa con una activismo incesante,
olvida sus dudas y sus interrogantes sobre el sentido de la vida.
Le propone nuevos objetivos, nuevos retos, nuevos métodos de reconocimientos de sus meritos.
Canaliza su actividad en un reto permanente.
Para que el individuo de adhiera y se proyecte hacia el ideal colectivo que se le propone, tal ideal
debe ser asimilado por todos los miembros de la organización.
Mientras que la empresa tenga necesidad del sujeto, y éste le responda como aquella desea, las dos
partes estarán satisfechas. Si uno de los elementos del sistema (la mayoría de las veces el individuo)
deja de responder al otro, entonces el equilibrio se rompe. Estos casos de ruptura son frecuentes, a
menudo, el manager tratara de restablecer los vínculos que necesita para encontrar un sistema
psíquico equivalente.
En las organizaciones mas tradicionales, el individuo esta en una ambivalencia, entre su interés y
los de la empresa, no tiene el sentimiento de trabajar para si, sino de estar obligado a trabajar y
someterse a exigencias que le viene del exterior. E el sistema managerial, el manager no tiene el
sentimiento de oposición entre su interés y el de la organización.
El manager en la empresa se encuentra en cautivado por una imagen de excelencia, omnipotencia,
perfeccionismo, juventud, en la cual como narciso puede perderse. Ya no distingue entre lo real y la
imagen, el yo y la organización, el interior y el exterior.

Aubert, N. “el coste de la Excelencia” CAPII. El sistema psíquico organizacional.

Gonta, Teresa- Cuando David no encuentra a Goliat- “Trabajo presentado e la primera


Jornada de Actualidad y Diversidad en las prácticas Profesionales en Psicología”

MODULO VII
Malfé, Ricardo y otros. “psicología institucional Psicoanalítica “Un caso institucional”.
Lipcovich- Edipo Rey. Ficha de publicación de la fac. de Psicología de la UBA
En este modulo se ejemplifican dos trabajos de investigación, en el primero se trata de una
investigación realizada por la UBA, que fueron en busca de un trabajo institucional a una Hospital
que trabajaba con personas con déficit mental.
El segundo es un ejemplo extraído de Edipo Rey. Otro trabajo de la UBA.
A continuación un cuadro para guiarse en el estudio de una institución

MÓDULO VIII
Loureau René, Claves De La Sociología. Cap 3.
EL ANÁLISIS INSTITUCIONAL.
 El concepto de institución
La revolución francesa supone que las masas toman la palabra acerca de las instituciones, el sujeto
de la historia ya no será desde ahora un espíritu absoluto encarnándose en las instituciones sino la
acción instituyente de las masas contra el orden instituido.

40
 Definiciones clásicas y definición nueva
El concepto de institución designa el objeto propio de la sociología. Su definición será “Son
sociales todas las formas de actuar y de pensar que el individuo halla preestablecida y cuya
transición se efectúa por lo general a través de la educación”.
Se hace hincapié en los siguientes puntos:
a) La institución se manifiesta por comportamientos y modos de pensamiento.
b) Estos comportamientos y estos modos de pensamiento no tienen como fuente la
personalidad, la psicología individual, son por el contrario impersonales, colectivos.
c) Comportamientos y modos de pensamiento colectivos constituyen una herencia del pasado,
un gobierno de los muertos sobre los vivos.
d) Esta herencia de modelos culturales es, sino el objeto, al menos una de las consecuencias de
la educación.
No se trata de negar la importancia de lo instituido, de los sistemas de valores, de los modelos
culturales, de los aparatos ideológicos ya existentes. Tampoco se trata de subestimar la necesidad de
formas institucionalizadas más o menos estables, más o menos específicas y coactivas que estudia
la sociología de las organizaciones. Pero las quiebras que efectúan las fuerzas instituyentes del
movimiento obrero vuelven a otorgar un contenido a la institución en el sentido activo.
Propone una nueva definición para institución: Forma que adopta la reproducción y la producción
de relaciones sociales en un modo de producción dado.
Los 3 momentos del concepto son identificables en un enfoque teórico. Las relaciones entre estos
tres momentos y el movimiento que los une a la totalidad que permiten conocer parcialmente,
exigen, para mostrarse, análisis concretos.
a) En su momento de la universalidad, el concepto de institución tiene como contenido la
ideología, los sistemas de normas, las “patterns”, los valores que guían la socialización.
(sociología idealista y marxismo ortodoxo)
b) En su momento de la particularidad, el contenido del concepto de institución no es otro
que el conjunto de las determinaciones materiales y sociales que viene a negar la
universalidad imaginaria del primer momento.(economismo y subjetivismo).
c) En su momento de la singularidad, en fin, el concepto de institución tiene por contenido
las formas organizacionales, jurídicas o anómicas necesarias para alcanzar tal objetivo
(la producción de una mercancía) o tal finalidad (la educación, el cuidado), supone dar
autonomía ala racionalidad y la positivada de las formas sociales, en detrimento de la
historia, de las contradicciones y de la lucha de clases. (sociología de las organizaciones
e ideología organizacionista).
La institución es el lugar en donde se articulan, se hablan las formas que adoptan las
determinaciones de las relaciones sociales.
Con estos tres momentos de lo instituido, de lo instituyente y de la institucionalización se manifiesta
como instrumento de análisis de las contradicciones sociales.
 Análisis institucional y socianálisis
En sentido amplio, el análisis institucional tiende a designar un método de análisis social a base de
observación y de documento, centrado en el concepto de institución.
En sentido estricto, el análisis institucional es un método de intervención en la práctica social de los
grupos, de las organizaciones, en el sentido de la sociología de las organizaciones y de las
instituciones, en el sentido de clase.
En un conjunto social, caracterizado por su unidad de organización con vistas a una eficaciia,
existen diferencias entre los miembros o las categorías que lo componen. Esta unidad hay que
comprenderla dialécticamente:
a) Un conjunto social posee una unidad positiva que expresan sus objetivos, sus finalidades, su
función oficial: producir coches.
b) Un conjunto social, en cuanto unidad positiva, viene negado por cada subconjunto o
categoría social imbricada en esta unidad, por que los objetivos oficiales, comprenden, de
hecho, una pluralidad de objetivos, o de intereses particulares. Las particularidades de status,

41
de ingreso, de poder edad, sexo llevan que producir coches sean objetivos un tanto
imaginarios, frente a los objetivos muy concretos de las diferentes categorías involucradas
en estas tareas comunes.
c) Pero el conjunto social no puede funcionar más que si esta primera negación viene negada a
su vez por la existencia de formas sociales más o menos estables, más o menos aceptadas
por todos, indispensables si la idea contenida en el primer momento (unidad positiva) quiere
realizarse concretamente bajo la forma de coches. Este momento de la negación de la
negación es el de la organización, de la distribución de las tareas más o menos
“funcionales”, del plan más o menos racional, del programa, etc.
En este proceso permanente, jamás inmóvil se ve que los 3 momentos se hallan siempre
simultáneamente presentes. La negación de la negación no puede operar más que reanudando de
una forma determinada el contenido del primer momento, a fin de hacerlo actuar sobre el segundo.
 Dinámica de grupo, sociología de las organizaciones y análisis institucional.
El análisis institucional tiene como objetivo el poner en evidencia en su realidad concreta (a través
de la palabra de los actores) el carácter dialéctico, positivo a la vez que negativo, de cualquier
agrupación organizada.
El carácter positivo se manifiesta mediante la suma de servicios que el agrupamiento presta a sus
miembros, y en ocasiones a una buena parte de la sociedad.
El carácter negativo dista mucho de ser percibido por los actores involucrados. Es más fácil de
percibirlo desde el exterior. Relaciones negativas de tal agrupamiento con sus miembros, sus
usuarios, otros agrupamientos, etc.
Todas las categorías sociales pueden descubrir su verdadero lugar en la producción y en la
organización social. Según el análisis institucional, el saber social no es el resultado sólo de los
especialistas, no se otorga después a los que han solicitado una encuesta. Este saber lo producen los
propios actores y en situación de trabajo analítico.
La labor del análisis consiste en escuchar la palabra social liberada y en devolver a los actores el
“negativo” de la imagen o del clisé que se forman de si mismos y de la sociedad.

LAS CONTRAINSTITUCIONES
Institucionalizarse es adquirir una forma material, es volver a lo que negaban las fuerzas
instituyentes del grupo o del movimiento, es adoptar las normas instituidas con el fin de existir
como institución. Pero esta vuelta, esta adopción, no significa forzosamente regresión y traición al
proyecto: se trata de una vuelta a lo instituido en tanto que ha sido negado por lo instituyente, y de
una negación de lo instituyente en tanto que resulta negado por lo instituido.
Las contrainstituciones como alternativa al sistema institucional existente, a la ideología dominante,
y a las relaciones sociales impuestas por el modo de producción.

CONTRAINSTITUCIÓN Y PROCESO REVOLUCIONARIO


La revolución produce contrainstituciones, o se actualiza a través de contrainstituciones de lucha
que pretenden fomentar el debilitamiento del mundo antiguo. La contrarrevolución restablece las
instituciones.

¿Para qué sirve la noción de contrainstitución?


Tiene como ventaja primera suprimir el dualismo anitdialéctico de las teorías que oponen la
institución (sinónimo de normas) a las relaciones sociales (sinónimas de dinámica). La dialéctica
de lo instituyente y de lo instituido no constituye casi nunca oposición abstracta entre la
espontaneidad y las normas nuevas a partir de las relaciones sociales y de las normas sociales
instituidas.
Otra ventaja es la de hacer hincapié en la lucha social en la que se ventila el control de la vida
cotidiana.
“Contra” no significa negación pura y simple de las instituciones y negativa a aceptar la idea de que
toda sociedad funciona con formas institucionalizadas. La negación simple se expresaría mas bien

42
a través de la acción antiinstitucional: por la desviación o la crítica ideológicas. La lucha
antiinstitucional, primer momento y momento indispensable de la acción revolucionaria, es la
respuesta inmediata a la acción institucional, es la acción reformadora dentro y por medio de las
instituciones existentes. La acción contrainstitucional es la negación absoluta de las instituciones
que confieren la singularidad del modo de producción actual, de las instituciones en tanto que forma
adoptada por la reproducción y la producción de las relaciones sociales dentro del modo de
producción.
El 1º momento, el de la acción institucional queda tanto reemprendido como negado por el
momento de la acción antiinstitucional, primer momento de la lucha revolucionaria. Igualmente, el
2º momento quedará igualmente reemprendido y negado por el primero (por las coacciones de lo
instituido). La contrainstitucional significa disipación del humo, vuelta a la dialéctica concreta a un
juego de 3 momentos y a una dinámica de la totalidad de los 3 momentos.

Un criterio contrainstitucional es que la posición contrainstitucional es siempre activa (acto real o


simbólico) mientras que los otros 2 modos pueden muy bien reducirse, desde el punto de vista
crítico a un contenido imaginario, ya sea por la identificación con las instituciones existentes
(posición institucional) o por el rechazo imaginario de estas instituciones ( posición
antiinstitucional).
La ventaja esta en poseer criterios de referencia no imaginados por el sociólogo en función de su
tendencia científica, de la demanda de su clase o del encargo de su estado y del modo de
producción, sino vertidos en la historia.

LAS 3 FORMAS DE INTERVENCIÓN SOCIOLÓGICA


Los que practican la intervención en las organizaciones sociales son generalmente psicólogos
convertidos en psicosociólogos. Su trabajo se parece a una terapéutica social: de acuerdo con la
petición de un “cliente” colectivo, se pondrán en marcha técnicas que facilitarán un cierto cambio,
suprimiendo ciertas dificultades.

INTERVENCIÓN INTERVENCIÓN INTERVENCIÓN


PSICOSOCIOLÓGICA ORGANIZACIONAL SOCIANALÍTICA
Actos realizados por un equipo de Encuesta de larga -Análisis de la demanda:
psicosociólogos ante la demanda duración llevada a cabo encargo oficial y demanda
de un “cliente”, cuyo cliente puede en un terreno social implícita.
ser una organización social o determinado y a petición -Autogestión de la intervención
incluso un estado, un gobierno. de un “cliente”. por el colectivo-cliente:
Es sobre un conjunto práctico. Es sobre una población. horarios, nº de sesiones, ligazón
Se intenta modificar el sociograma Se suministran entre las sesiones de análisis.
(estructuras informales) cuestionarios, se - Regla de libre expresión. Se
Expresa sus sentimientos, lo q organizan reuniones de trata de reconstruir en las
siente durante la intervención. discusión, se inician sesiones lo no-dicho
ETAPAS: conversaciones institucional, rumores, secretos
1) Toma de conciencia: localizar individuales y - Elucidaciones de la
dificultades sociales desconocidas colectivas. Se sacan a transversalidad. Si la
hasta entonces. Estas dificultades luz opiniones, actitudes instituciones es lo q reproduce
se perciben todavía en una forma y motivaciones, las relaciones sociales
parcelaria, no se ligan unas con estructuras y relaciones dominantes en el seno de una
otras. de poder. organización o de una
2) Diagnostico: el grupo descubre Se intenta modificar el colectividad, el análisis de la
la existencia de una compleja red organigrama. transversalidad no puede sino
de causas que actúan sobre el (Estructura formal). chocar con resistencias,
funcionamiento del grupo y sus El sociólogo q reveladoras de las relaciones
dificultades. interviene no dice lo q que los actores mantienen con

43
3) Acción: se fija nuevos objetivos ha experimentado sobre las instituciones de su
a una función, se reforma el el terreno. transferencia.
organigrama, se establecen -Elaboración de la
comités. Se adoptan posturas contratransferencia
respecto a las nuevas normas q institucional, análisis de las
rijan las actitudes del personal. respuestas que el staff-analítico
dan a la transferencia del cliente
TECNICAS: colectivo.
-Encuestas a través de -Construcción o elucidación de
cuestionarios, suponen un informe los analizadores. Se entiende
a los interesados. por analizador aquellos
-Investigaciones sobre las elementos q debido a las
comunicaciones y las estructuras. contradicciones de diverso tipo
Diferencias de percepción de los q introducen en la lógica de la
objetivos y los papeles dentro del organización, expresan las
grupo. determinaciones de la situación.
. Organización de las
comunicaciones: reuniones para
examinar el reuntado de1 encuesta.
Participación de los miembros.

Loureau René, “el analisis Institucional” Hacia La Intervención Socioanalítica cap 7


LA SITUACIÓN ANALÍTICA
Construir una situación analítica:
a) HIPÓTESIS: Mediante un análisis en situación es posible descifrar las relaciones q los
grupos e individuos tienen con las instituciones. Esta relación es un no saber de los actores
con respecto de la organización.
b) LOS INSTRUMENTOS DE ANÁLISIS.

1-SEGMENTARIEDAD: la unidad positiva. Lo que da su carácter de formación social, funciona a


la manera de ideología. Todo agrupamiento es una comunidad con intereses convergentes. Por otro
lado la acentuación de las particularidades de los individuos que componen el agrupamiento
produce la negación.
Los individuos no deciden en abstracto vivir o trabajar juntos, pero sus sistemas de pertenencia y
sus referencias a numerosos agrupamientos actúan de tal modo, que pueden constituirse nuevos
agrupamientos, agregándose así a los sistemas de pertenencia y referencia ya ahí que al mismo
tiempo niegan diversos grados, puesto que los sistemas de pertenencia y referencia anteriores
entrañan, en general, oposiciones y criterios exclusivos, los cuales, sin embargo, son obligados a
fundirse en la multitud de diferencias. Este carácter singular de los agrupamientos detectado por la
intervención socioanalítica, toma el nombre de SEGMENTARIEDED.
2-TRANSVERSALIDAD: La ideología grupista o comunitaria tiende a construir la imagen ideal
del grupo monosegmentario, de la coherencia absoluta, producida por una pertenencia única y
omnipotente.
Casos de grupo-objeto: I) se contempla narcisiticamente excluyendo a los desviantes, aterrorizando
a aquellos de sus miembros que abrigan tendencias centrífugas. Ejemplo: secta o banda.
II) agrupamientos que no se conocen a si mismos ninguna existencia efectiva,
fuera de la que les confieren instituciones o agrupamientos exteriores a los que se asigna la misión
de producir las normas indispensables para el grupo objeto y de controlar y sancionar el respeto o la
falta de respeto hacia esas normas exteriores. Ejemplo: definidos por el lugar que ocupan en la
división del trabajo y por lo tanto en las jerarquías del poder.

44
Se puede definir la transversalidad como el fundamento de la acción instituyente de los
agrupamientos, en la medida en que toda acción colectiva exige un enfoque dialéctico de la
autonomía del agrupamiento y de los límites objetivos de esa autonomía.

3-DISTANCIA INSTITUCIONAL: En la realidad extremadamente diversa de los grupo-sujeto de


diferente tipo, y de aquellos que aspiran al estatuto de grupo-sujeto, se definirá la distancia
institucional como el componente objetivo y subjetivo de la conciencia que los actores tienen de su
no integración, de la insuficiencia de sus sistemas de pertenencia y, sobre todo de la falta de
transversalidad en la acción del agrupamiento determinado al que pertenecen. La subjetividad
cumple una función determinante, ya que a menudo condiciona la evaluación que hace el actor en
cuanto al grupo que encierra posibilidades privilegiadas para su acción.
4-DISTANCIA PRÁCTICA: designa esa forma de no saber referente a la función del sustrato
material de todas las instituciones y de la organización social. Esta distancia se manifiesta a
propósito de los medios de comunicación, información y aculturación.
5-IMPLICACIÓN INSTITUCIONAL: conjunto de relaciones conscientes o no que existen entre el
actor y el sistema institucional. La segmentariedad y la transversalidad actúan en el sentido de
especificar y modificar las implicaciones de cada uno de ellos, mientras que la ideología procura
uniformarlos.
6-IMPLICACIÓN PRÁCTICA: Corolario de la distancia práctica. Si ésta última mide la
divergencia del actor con respecto a la base racional de las técnicas, la implicación práctica indica
las relaciones reales que esta mantiene con lo que antes se denominó la base material de las
instituciones. La implicación institucional y la implicación práctica abarcan muchos niveles.
7-LA IMPLICACIÓN SINTAGMÁTICA: Es inmediata, caracteriza la práctica de los grupos, la
articulación de los datos disponibles para la acción.
8-IMPLICACIÓN PARADIGMÁTICA: Es la implicación mediatizada por el saber y por el no
saber acerca de lo que es posible y lo que no es posible hacer y pensar.
9-IMPLICACIÓN SIMBÓLICA: es la que más se expresa y menos se piensa. Es el lugar donde
todos los materiales gracias a los cuales la sociedad se articula dicen, además de su función, otra
cosa: la sociabilidad misma, el vínculo social, el hecho de vivir juntos, entenderse y enfrentarse.
10-LA TRANSFERENCIA INSTITUCIONAL: La estructura de la organización es objeto de
transferencia por todas las personas vinculadas con esa organización, significa de hecho reconocer
como algo esencial en la vida de la organización la existencia de una implicación diversificada,
según la clasificación antes propuesta. El contenido de la transferencia es, sobre todo, el de la
demanda o el requerimiento de intervención. La implicación sintagmática apunta al momento de lo
imaginario. La implicación paradigmática concierne al momento de lo real (la seriedad de la tarea,
el reino de la necesidad).

1) LA CONTRATRANSFERENCIA INSTITUCIONAL DEL ANALISTA


Provocación emocional: se aplica al analista, a desviantes o a dirigentes capaces de revelar el
grupo a sí mismo mediante una especie de acting-out controlado, que puede ir del
cuestionamiento radical a la manipulación afectiva.
Provocación institucional: caso de crisis real o potencial desencadenada por la institución del
análisis institucional, designa el desplazamiento de lo instituido por parte de la acción instituyente
del analista.
Para que haya situación analítica hace falta una demanda de la organización, que en el mercado
existan analistas y organizaciones de analistas. La demanda se referirá a determinado tipo de
intervención (sociológica, psicológica, económica) y después a determinado método de análisis.

Regla fundamental del analista:


2) El analista, cuya función consiste en inmiscuirse en una división de trabajo ya-ahí,
instituida entre los miembros de una colectividad-cliente, ve su puesto de trabajo definido en

45
cuanto a su contenido y delimitado en cuanto a sus prerrogativas mediante la demanda de
intervención. El saber particular del analista no llega a pesar decisivamente en el establecimiento
de sus criterios ergonómicos hasta que dicho analista se convierte en empleado permanente de la
organización. Desde ese momento, ya no altera la división del trabajo ya instituida. Su trabajo
queda ya institucionalizado.
3) En el desplazamiento de la división técnica y social del trabajo que el análisis
introduce, la mediación más expresiva y la más oculta es la relación financiera q establece el
analista con la organización-cliente.
4) La cuestión de las bases materiales de la intervención no puede sino remitir a la
cuestión más general de las bases materiales de la institución analítica. El análisis es una
institución: esto significa que el recurso a los analistas intervinientes externos, efímeros o
periódicos, y pagos, es legitimado pro el reconocimiento de cierto consenso y de cierta
reglamentación respecto de ese intruso.
5) Lo q interviene en la situación analítica, lo que se analiza el campo delimitado por la
demanda del cliente y por los conceptos del analista, no es una palabra aislada científicamente
legitimada por el saber o los títulos, es en 1º término la dilucidación de las relaciones establecidas
entre los clientes y sus respectivas instituciones, entre los clientes y el analista y por último, entre
analista y las instituciones.
Se advierte q la contratransferencia institucional resulta de dilucidar: a) la respuesta que da el
analista a los clientes en función de las diferenciaciones del “trabajador colectivo” según status,
edades, sexo, razas, etc.; b) La Rta. Que da el analista a la organización cliente como institución,
inscripta en un sistema singular de instituciones y C) la rta. Que da el analista a las transferencias
de su propia organización analítica, o de la organización.

EL ANALIZADOR
A veces, en período de crisis de la organización, el aparato utiliza la función metalingüística que es
privilegio de los “responsables” del dogma y de la interpretación. Se trata entonces de recordar a los
miembros de la organización las exigencias más vitales del aparato: la disciplina absoluta adoptada
del ejército, la institución más autoritaria y al mismo tiempo más agonística. El aparato atestigua un
peligro mayor que lo amenaza: la desviación organizacional.
3 tipos de desvientes: a) Ideológico: emite dudad sobre finalidades y la estrategia general de la
organización, intentando agrupar a otros.
b) Libidinal: ocupa demasiado lugar en la estructura libidinal del grupo y con
su sola presencia arroja dudas sobre la seriedad de la ideología o de la organización.
c) Organizacional: ataca de frente el punto donde los problemas puramente
prácticos y materiales confluyen con las cuestiones más teóricas: la organización.

Analizador: Permite revelar la estructura de la institución, provocarla, obligarla a hablar.


Provocación institucional, acting-out institucional; por le hecho de remitir a sistemas de referencia
psicosociológicos (provocación emocional) o psicoanalíticos (acting-out).
El acting-out institucional supone un pasaje a la palabra y por consiguiente exige la mediación de
individuos particulares, a quienes su situación en la organización permite alcanzar la singularidad
de “provocadores”.
Los individuos “analizadores” casi nunca surgen ex abrupto, como meras encarnaciones de la
negatividad de la institución. Se manifiestan poco a poco en una relación de oposición y/o de
complementariedad, como “lideres” competitivos o rivales.
Conviene señalar q los 3 tipos de desvientes o líderes “analizadores” de la situación institucional
entran en una dialéctica q corresponde a los 3 momentos del concepto de institución:
Momento de la universalidad Desviación ideológica.
Momento de la particularidad Desviación libidinal.
Momento de la singularidad Desviación organizacional.

46
Lapassade G. “El Analizador Y El Analista.” 1979
EL ANALIZADOR EN LA INSTITUCIÓN
El analizador tiene un papel privilegiado en la institución y por consiguiente, en todo análisis
institucional.
Acá se hace toda la construcción histórica del concepto de analizador desde
Aristóteles. Creo q es mucho para estudiar, no vale la pena.
Por analizador se entenderá una situación que efectúa de manera implícita) el análisis. A demás, en
el análisis institucional podríamos distinguir dos tipos de analizadores:
Analizador natural: q se impone por si solo a la institución (una huelga, una revolución).
Analizador Construido.

Loureau: analizador a lo que permite revelar la estructura de la institución, provocarla, obligarla a


hablar. Provocación institucional, acting-out institucional el paso al acto institucional supone un
paso al habla y exige por consiguiente, la mediación de individuos particulares a los que su
situación dentro de la organización lleva a la singularidad de provocadores.
Estos provocadores son analizadores naturales y reconoce 3:
DESCARRIADO IDEOLÓGICO: emite dudad sobre las finalidades y la estrategia general de la
organización y que intenta agrupar a otros herejes con él.
DESCARRIADO LIBIDINAL: Ocupa un inmenso sitio dentro de la estructura libidinal del grupo y
siembra, con su sola presencia, la duda sobre lo serio de la ideología o de la organización.
DESCARRIADO ORGANIZATIVO: Ataca de frente (y no ya por medio de desacuerdos teóricos o
de comportamientos físicos ansiógeno) el punto en que se encuentran los problemas más prácticos y
materiales, por una parte y por la otra los asuntos más teóricos: la organización.

Mendel –“Hacia La Democratización De Las Instituciones”


1º PARTE
MOVIMIENTO DE APROPIACIÓN DEL ACTO: Existiría en todos nosotros una fuerza
antropológica que nos lleva a tener el dominio sobre los procesos de nuestros actos, decidir la forma
de su realización, seguir y controlar sus efectos.
El fenómeno-autoridad se expresa en lo social (las sociedades tradicionales son autoritarias) a nivel
familiar (la autoridad de los padres, o de un determinado progenitor) y finalmente en el nivel
psicológico, inconsciente en el psicoanálisis. Después de todo, la autoridad psicológica basa su
fuerza de la culpabilidad en la culpabilización. La culpabilización es un fenómeno antropológico
básico, vinculado con las fantasías inconscientes de los primeros años, a la agresividad inconsciente
del niño pequeño frente a las inevitables frustraciones de la socialización primaria, esa agresividad
genera culpa.
Lo que ha frenado el movimiento de apropiación del acto, es la autoridad.
Dos formas de democracia:
DEMOCRACIA DELEGATIVA O REPRESENTATIVA: Es aquella que conduce, a partir de
elecciones libres, y a través de la delegación del poder, a la constitución de una categoría socio-
profesional específica: la de los delegados.
DEMOCRACIA PARTICIPATIVA: es la plena y completa participación del conjunto de personas
afectadas en sus vidas por un problema social, su participación en una reflexión colectiva sobre ese
problema. Y no solamente en la reflexión sin también, en la forma directa o indirecta, la
participación en las decisiones.

Se pueden distinguir en el individuo 2 personalidades:


PSICOFAMILIAR: es de ella y solo de ella q nos habla el psicoanálisis: el inconsciente, las
pulsiones, el Yo, el Superyo de las identificaciones.
PSICOSOCIAL: es el producto psicológico del encuentro, desde los tiempos de la infancia, entre el
movimiento de apropiación del acto y del entorno social. Nada pude decir el psicoanálisis sobre ella

47
ya que su metodología consiste en dejar al acto afuera del juego durante la cura para que, a través
del discurso, los fantasmas puedan ocupar toda la escena.
La coexistencia de estas personalidades es contradictoria y conflictiva: es lo que la práctica nos
muestra claramente en cada una de nuestras intervenciones.

¿Es el psicoanálisis de inspiración democrática?


Por el acento que pone en el Padre, es la inspiración de las sociedades patriarcales tradicionales,
mientras que por la libertad de expresión (relativa) que otorga al individuo es la de las sociedades
liberales. Nada hay que esperar directamente del psicoanálisis que nos ayude a desarrollar la
democracia participativa. En la dialéctica conflictiva entre autoridad y movimiento de apropiación
del acto, el psicoanálisis trabaja del lado de la autoridad y con la autoridad: precisamente en la
elaboración de la culpabilidad.
La democracia participativa no puede aplicarse a la sociedad global sino a sus pares especializadas,
a aquellas que denomino “instituciones”: empresas, organizaciones, establecimientos, sindicatos,
todos los espacios de la vida social en los que transcurre la existencia del individuo.

2º PARTE
EL SOCIOPSICOANÁLISIS: PARÁCTICA Y TEORÍA

No es ni psicoanálisis ni sociología.
El colectivo social está definido por varias características: es 1 grupo de trabajadores de la misma
institución laboral; este grupo está ubicado en el mismo nivel respecto de la división teórica y
jerárquica del trabajo; no es solo un grupo al que se dirige la intervención sociopsicoanalítica sino al
conjunto (o a una parte significativa) de los grupos del mismo tiempo dentro de la institución. Se
trata entonces de una intervención en situación real de trabajo y en el lugar mismo de trabajo.
i. esos grupos son homogéneos y no heterogéneos.
ii. El motor de la intervención no es la transferencia dirigida al interventor, quien juega
un rol relativamente discreto como garante del dispositivo sociopsicoanalítico, sino el
movimiento de apropiación del acto.
iii. La intervención limite temporal, su objetivo es la integración en forma permanente del
dispositivo sociopsicoanalítico a la organización del trabajo. Este dispositivo
constituye una especie tercer canal tanto de concentración como de expresión y
comunicación, paralelo a los dos canales habituales: el canal jerárquico y el de las
instituciones representativas (sindicatos, etc.)

La institución es un espacio preciso, puntual de producción especializada, cualquiera que sea esa
producción, un espacio comprende varios niveles de la división del trabajo. Esto corresponde a lo
que ustedes, seguramente denominan a “establecimiento” u organización. Puede ser entonces una
escuela, una empresa comercial, una asociación, un sindicato, etc.
La intervención se lleva a cabo en ese espacio social para instalar un dispositivo permanente o lo
más duradero posible, de concentración y comunicación.
La concertación tiene lugar dentro de los grupos homogéneos cuya homogeneidad está definida por
el lugar que ocupan en la división del trabajo. En lo q respecta a ese trabajo el grupo reflexiona,
comparte sus experiencias, elabora propuestas, emite observaciones y críticas. En eso consiste la
concertación interna en el grupo.
La comunicación: siempre es indirecta y mediatizada. Según las instituciones puede operarse ya sea
por medio de informes escritos, ya sea a través de un “comunicador” que transmite el mensaje al
grupo. Nunca los grupos homogéneos se enfrentan cara a cara.
En el plano psicológico estamos frente a 2 movimientos de sentido contrario.
El 1º movimiento q es al mismo tiempo el motor que impulsa el dispositivo, es el movimiento de
apropiación del acto. En los grupos homogéneos parece un interés espontáneo por el propio acto de
trabajo, se desea comprenderlo, dominarlo mejor, realizar un seguimiento de su efecto dentro del

48
conjunto de la empresa. Luego poco a poco a lo largo de los meses y años los participantes de todos
los grupos integran el acto global de la institución. Ahora bien, es el acto institucional global el que
puede reforzar mejor el sentimiento de identidad social. La lógica del dispositivo consiste en
neutralizar en cierta medida el efecto alienante, divisor, de la división del trabajo.
2º movimiento. No existe apropiación del acto que de una forma u otra no despierte resonancias
inconscientes. El poder sobre el propio acto es vivido por el inconsciente (el del psicoanálisis) como
un enfrentamiento con la autoridad de los padres y despierta el sentimiento de culpa bajo sus
distintas formas. Para el inconsciente el mundo, su producción, el poder en general, pertenece a los
progenitores, a los autores, a los creadores, es decir a los padres internalizados.
El socio psicoanalista no interviniente no realiza jamás interpretaciones psicológicas individuales o
colectivas y tampoco utiliza la transferencia. Simplemente señala que esos movimientos de
retroceso, que adoptan las más variadas formas y a los que es necesario saber reconocer, aparecen
aquí y ahora después de un movimiento de avance reciente y que es común que así suceda. Este tipo
de intervención resulta ampliamente suficiente.
En efecto, cuando un grupo homogéneo formula una propuesta de cambio en relación a su acto de
trabajo, acompaña su postura con argumentos elaborados colectivamente durante mucho tiempo. La
respuesta de la jerarquía a esas propuestas deberá ella también estar argumentada. Las reglas de
juego no permiten la ausencia de respuestas ni una respuesta del tipo autoritaria.
El dispositivo se convierte así en una escuela de racionalidad y serán los argumentos mejor
fundados los que prevalecerán.
Es un dispositivo no delegativo, es igualitario. Dentro de él todos los grupos disponen, en efecto de
los mismos derechos.

Baró Martín “el latina Indolente, carácter ideológico del fatalismo latinoamericano”
EL SÍNDROME FATALISTA:
1. el sopor latinoamericano.
Los pueblos latinoamericanos se hallan en una siesta forzosa, un estado de duermevela que los
mantiene al margen de su propia historia, sujetos obligados de procesos que otros determinan, sin
que la semiconciencia de s situación les permita crear otra cosa que sobresaltos esporádicos como
quien cabecea para no crear totalmente dormido. Los periódicos golpes de estado que se producen
en algunos de estos países constituyen una parte integrante del “Folklore Latino” para que otro
grupo minoritario tome el turno en el disfrute del pastel y, para el pueblo todo siga igual.
Estancamiento del tiempo historico para los pueblos latinoamericanos parece asimilar las realidades
sociales a la naturaleza física.
Solo el presente cuenta y no por la plenitud vivencial que buscaba el poeta latino, sino por el
estrechamiento forzoso de las posibilidades de vida. A los latinoamericanos no les queda mas
perspectiva que la aceptación detal de sus delirios.

2. El fatalismo
El término proviene del latín “fatum”, predicción, oráculo y destino inevitable. Algo es fatal cuando
es inevitable. Pero también cuando es desgraciado, infeliz.
El fatalismo es aquella comprensión de la existencia humana según la cual el destino de todos esta
ya predeterminado y todo ocurre de modo ineludible.
La compresión fatalista de los pueblos latinoamericanos puede entenderse como una actitud básica,
como una manera de situarse frente a la propia vida. El fatalismo pone de manifiesto una peculiar
relación de sentido que establecen las personas consigo mismas y con los hechos de su existencia y
que se traduce en comportamiento de conformidad y resignación ante cualquier circunstancia.
Podemos examinar el fatalismo en su triple vertiente ideacional, afectiva, comportamental.
Las ideas mas comunes de la actitud fatalista son:
a. Las personas traen “ya escrito” lo que podrán ser y lo que no podrán ser (desde el
momento que nacen); por eso, la existencia individual no es mas que el despliegue de ese
proyecto de vida predeterminado en el destino de cada cual.

49
b. Las personas no pueden hacer nada por evadir o por cambiar su destino fatal; la vida de
los seres humanos esta regida por fuerzas superiores, ajenas al propio control y poder.
c. En el marco de lo religioso, la definición del destino de las personas es atribuido a Dios,
un Dios lejano y todopoderoso al que de nada serviría oponerse, y cuya sabiduría en la
creación del mundo y la sociedad no podría ser cuestionada.
Los afectos o elementos emocionales mas frecuentes en el síndrome fatalista latinoamericano son:
a. Hay q asumir la existencia tal como le ha sido impuesta, sin resentimientos ni rebeldías
que a nada conducen.
b. Carece el sentido de experimentar grandes emociones, el dejarse llevar por la alegría o la
tristeza; lo que cuenta en la existencia es aceptar el propio destino con coraje y dignidad.
c. “Se nace para sufrir”; la vida es así, aceptando el sufrimiento causado por la dureza del
destino.
Las tres tendencias comportamentales más características son las siguientes:
a. Conformismo respecto a las exigencias del propio destino. Sumisión a las imposiciones
del destino.
b. Pasividad frente a las circunstancias de la vida adaptándose al destino fatal.
c. La reducción del horizonte vital al presente. Presentismo, sin memoria del pasado ni
planificación del futuro.
La eliminación del fatalismo no puede plantearse como una cuestión alternativa de cambiar al
individuo o cambiar sus condiciones sociales; de lo que se trata es de cambiar la relación; de lo que
se trata es de cambiar la relación entre la persona y su mundo, lo que supone tanto un cambio
personal como un cambio social. Hace falta que las mayorías latinoamericanas modifiquen sus
creencias sobre el carácter del mundo y de la vida y, además, que tengan una experiencia real de
modificación de su mundo y determinación de su propio futuro. Se trata de un proceso dialéctico en
el que el cambio de las condiciones sociales y el cambio de las actitudes personales se posibilitan
mutuamente.
Ideas Sentimientos Comportamientos
La vida esta redeterminada Resignación frente al propio Conformismo y sumisión
destino
La propia acción no puede No dejarse afectar ni emocionar Tendencia a no hacer esfuerzos,
cambiar ese destino fatal por los sucesos de la vida a la pasividad
Un dios lejano y todopoderoso Aceptación del sufrimiento Presentismo, sin memoria del
decide el destino de cada causado por la dureza del pasado ni planificación del
persona propio destino futuro

Ideas, afectos y tendencias comporamentales representan un desglose analítico de una forma de ser,
de una manera como ciertas personas se relacionan consigo misma y se ubica ante su mundo.
Cada una de ellas ha de entenderse por referencia al todo personal, se presenta más o menos
claramente en cada individuo y su sentido debe analizarse en el contexto de cada circunstancia.
El esquema de referencia incorporado a las mismas pautas del pensamiento cultural en los países de
América latina. Existe un estereotipo del latinoamericano.

3. Estudios sobre el fatalismo latinoamericano


Fatalismo, considerado como un rasgo más del “carácter latinoamericano” o del carácter particular
de los habitantes de alguno de los países latinoamericanos.
En otros casos, el fatalismo es asumido como un examen o su verificación empírica.
Fatalismo, tratar algunos de los problemas de los sectores populares y marginados.
 Oscar lewis (México) ha logrado transmitir las formas características de pensar, sentir y actuar
de los sectores populares mexicanos, portorriqueños, cubanos. Estudio sobre el machismo.
 Reinaldo Antonio Tefel, Managua. Socialismo.
 Erich Fromm y Michael Maccoby (1957-1963) en un pequeño pueblo mexicano. Tendencia a
rebelarse puede incluir una confirmación del fatalismo, el fatalismo afirmado en el día tras día

50
solo es puesto en cuestión mediante la rebeldía violenta y circunstancial que, por lo general,
termina por volver al cauce de “la normalidad fatal”
 Díaz- Guerrero (1973-75) sociedad mexicana tiende a reforzarse patrones de adaptación de
carácter pasivo y conformista. El fatalismo muestra rasgos, los rasgos fatalistas estarías
vinculados a los condiciones económicas, políticas y culturales de cada sistema social.
 Jose Miguel Salazar, en Venezuela y sus estudios de la sociedad.
Tres conclusiones tentativas:
(a) los estudios disponibles comprueban que diversos sectores de la población latinoamericana
mantienen una actitud fatalista frente a la vida, cuya importancia varia según las
circunstancias históricas y sociales.
(b) Varios de los principios fatalistas se encuentran en la imagen que diversos grupos sociales
asignan a los nacionales de sus propios países e incluso de todos los países
latinoamericanos.
(c) La actitud se observa en los sectores socioeconómicos bajos, en los campesiones y
marginados, en los sectores populares, mientras que el estereotipo sobre fatalismo
latinoamericano se encuentra no solo en sesos sectores, sino también en otros grupos.

LA Psicología DEL FATALISMO.


El fatalismo constituye una visión de vida muy contraproducente, ay que tiende a bloquear todo el
esfuerzo por el progreso, y el cambio, personal y social. Profecías que se cumplen por si mismas.
Las explicaciones tienden a enfatizar el papel determinante de los factores psicológicos, ya sea
como:
1. el carácter latinoamericano: la idea de que la concepción fatalista da la existencia constituye
un rasgo típico del carácter de los pueblos latinoamericanos explicaría la frecuencia con que
aparece en los diversos países que forman el continente.
DESAL (desarrollo económico y social de América latina) se centra en explicar el fenómeno
de la dualidad de las sociedades latinoamericanas y en buscar la mejor manera de integrar a
población marginal al sistema social, cambiando sus valores y actitudes fundamentales. El
fatalismo constituiría una de las actitudes propias de la población marginado que le impiden
integrarse al mundo moderno y que le mantienen en la miseria y en la impotencia social.
El fatalismo atribuye el carácter o la personalidad de los individuos se encuentra en quienes
lo vinculan con una baja motivación de logros. El obrero o el campesino carecen de esa
ambición y empuje.
2. La cultura de los pobres: es un estilo de vida que florece en un determinado contexto social.
“la cultura de la pobreza constituye tanto una adaptación como una reacción de los pobres
hacia su posición marginal en una sociedad estratificada e clases, muy individualista y
capitalista. Representa un esfuerzo para manejar os sentimientos de impotencia y
desesperación que se desarrollan ante la comprobación de que es imposible tener éxito
siguiendo los valores y fines de la sociedad mas amplia”. (lewis) el fatalismo seria una
forma adaptativa.
La cultura de la pobreza surge como un mecanismo adaptativo frente a las condiciones de
marginación, una vez establecida seria más difícil de eliminar que la misma pobreza y
tendería a perpetuarse a través de líneas familiares. El fatalismo se convertiría en una
especie de profecía realizadora de lo que anuncia, ya que llevaría al individuo a no hacer
esfuerzos para salir de su pobreza.
La cultura de la pobreza para el síndrome fatalista, una vez establecido el rasgo o el estilo de
vida adquiere una autonomía funcional que lo mantiene y reproduce.
Una vez establecida la cultura de la pobreza, e ella radicara la causa del fatalismo de a
población, independientemente de que las condiciones sociales cambien o no. El fatalismo
echaría sus raíces en el psiquismo de las personas más que en el funcionamiento de las
estructuras económicas, políticas y sociales.

51
LA FUNCIONALIDAD POLITICA DEL FATALISMO
La verdad del fatalismo.
Hay elemento falso y verdadero dentro del fatalismo. El verdadero consiste en verificación de que
resulte imposible a las mayorías populares latinoamericanas lograr un cambio de su situación social
mediante sus esfuerzos. El fatalismo detecta acertadamente el síntoma, pero yerra e su diagnostico.
Los pueblos latinoamericanos lo pueden demostrar.
El fatalismo constituye uno de esos esquemas comportaménales que el orden social prevalerte en
los países latinoamericanos propicia y refuerza en aquellos estratos de la población a los que la
racionalidad del orden establecido niega la satisfacción de las necesidades básicas mientras
posibilita la satisfacción suntuaria de las menorías dominantes. Las clases dominadas se vuelven
pasivas, asumiendo con fatalismo que el lugar donde se decide su destino esta bajo “control
externo”.

El fatalismo como interiorización de la dominación social.


Las relaciones sociales de los países latinoamericanos demuestran una relación dominada. Aquellos
dominado se encuentran en una situación de desventajas económicas, sociales, entre tantas cosas.

El carácter ideológico del fatalismo


El fatalismo supone una aceptación practica del orden social opresivo. Constituye un poderosa
aliado del sistema establecido e por los menos 2 aspectos:
a. al justificar una postura de conformismo y sumisión hacia las condiciones sociales que
a cada cual se le imponen como sise tratara de un determinismo de la naturaleza, le
ahorra a las clases dominantes la necesidad de recurrir a los mecanismos de coerción
represiva, facilitando así el dominio
b. al inducir a un comportamiento dócil frete a as exigencias de quienes tienen el poder,
contribuye a reforzar y reproducir el orden existente.
Así facilitando la opresión y reproduciendo las condiciones de dominio social, e fatalismo de las
mayoría populares canaliza los intereses de las clases dominantes, es decir, articula en su propio
psiquismo os intereses que les mantienen enajenados y bloqueados su humanización.

LA RUPTURA DEL FATALISMO

MODULO IX
Gonta, Teresa – Categorización de organizaciones
CATEGORIZACION DE ORGANIZACIONES
Las categorías son constructos teóricos para el estudio, elementos de clasificación. Su utilización
sirve como un ordenador sobre el cual es posible construir un andamiaje teórico que da sentido a lo
observado en una realidad que se presenta como compleja. Las categorías nunca se encuentran en la
realidad de forma pura, por ejemplo se puede encontrar en una organización democrática algunos
aspectos autoritarios.
Los psicólogos privilegian en la categorización de instituciones/organizaciones la calidad de los
vínculos y el impacto en el psiquismo de los sujetos en términos de mayor/menos
salud/enfermedad. Esta categoría se tomara teniendo en cuenta la noción de poder: “el poder no es
algo extrínseco a las relaciones, sino que el carácter mismo de las relaciones humanas se define en
buena medida por el poder que en ellas actúa”.
Poder: condición que posibilita a uno de los actores imponer sus intereses sobre la voluntad e
intereses de los demás generando situaciones de dominación.

Organizaciones totales-autoritarias o el poder sobre los demás.


La organización total por excelencia es la cárcel, también psiquiátricos o geriátricos. Uno de los
rasgos fundamentales de la institución total es el carácter “binario” debido a la escisión que divide a
un grupo que se denomina “sector oficial” o “empleados” que serían los encargados de administrar

52
a otro grupo mayor.
La tendencia totalizadora se materializa por las barreras que se oponen a la interacción social con el
exterior. Los sujetos internados no eligen estar allí, son puestos allí; y desde el discurso se percibe el
cambio de posicionamiento de sujeto a objeto de la situación.
Como producto de esta relación internos-guardia-cárceles existen las zonas de incertidumbre
(espacio-tiempo de oportunidades para que se produzcan intercambios transgresores) sobre las
cuales un actor ejerce una relación de poder o de abuso de poder.
La organización/institución total es altamente burocratizada en el sentido de que proliferan normas,
sea a través de regulaciones heterónomas procedentes de la legislación penal y de las disposiciones
del poder ejecutivos y judicial que afectan el desenvolvimiento de las prácticas y ejercicio de
derechos de los miembros, sean estos reclusos o guardia-cárceles.
La prisión es un lugar autoritario por definición, donde la supervivencia misma sólo puede
defenderse a través de la violencia.
En todas las instituciones totales se levanta una barrera alrededor del interno, configurando este
hecho una mutilación del yo. Los roles del pasado deben abandonarse, el individuo debe construir
una nueva identidad como producto de la “cultura carcelaria”, es un proceso de re-socialización
negativa. La cultura carcelaria conlleva a un cambio de valores con respecto a lo que era bueno o
malo en la sociedad, en la cárcel él más malo es el líder y el bueno es un “perejil”.
En la cárcel hay un efecto de des-responsabilidad por que las categorías del espacio y del tiempo
están alterados por la decisión de otros, están impuestas.
La estructura libidinal que subyace es de características del Padre de la Horda.
Características similares pueden hallarse en organizaciones/instituciones autoritarias (sectas,
fábricas, empresas multinacionales), en las cuales los efectos mutiladores del yo son nocivos, pero
se puede contar con la complacencia de los involucrados. La barrera entre los individuos y su
libertad no están en la existencia de muros o barrotes sino en una barrera/atadura psicológica donde
también se juegan relaciones de poder y sometimiento.

Organizaciones/instituciones democráticas-todos podemos.


La democracia supone una capacidad de moderación del propio comportamiento frente al otro.
Implica la capacidad de reconocimiento del otro.
El proceso de constitución de los sujetos apto para constituir a su vez al constituirse a si mismos, un
orden democrático, es un proceso que tiene que ver con símbolos culturales, con discursos, pero
también con otro tipo de necesidades y de relaciones contenidas en ellos que debieran esta
aseguradas.
Será democrática aquella organización/institución en lo que sea posible la contitución de un orden
vincular de convivencia que no esta centrado en algún principio metasocial. En la que se respete las
diferencias y se creen instancias donde las diferencias pueden ser discutidas, evaluadas, procesadas
y que permita una mayor capacidad de desarrollo potencial de las capacidades humanas.
En ellas se establecerán derechos y deberes de los miembros, reglas que serán conocidas por todos
que deberían asegurar la circulación del poder con el objeto de evitar las fijaciones arbitrarias que
pudieran afectar el beneficio de la mayoría. Esto asegura la convivencia del colectivo allí
interactuando.
Si admitimos una fantasmática que actúa como zócalo en la constitución de los colectivos humanos
podremos decir que la modalidad es la estructura libidinal con características de Alianza Fraterna,
en la que los hermanos representan la ley, no son la misma ley.

Organizaciones autogestivas-la apropiación del acto de poder.


La práctica autogestivas se fundamenta sobre la posibilidad de que sus usuarios decidan y
construyan sus propias organizaciones. En general, estas organizativas son incipientemente
pequeñas, muy poco estructuradas y contienen un poder instituyente muy intenso, razón por la cual
es una forma organizativa de grupos marginales.
La autogestión en su práctica cotidiana, impone un nuevo modelo de cultura a los mismos

53
habitantes que la construyeron, el cual está fundado a partir de la distribución igualitaria de poder,
en la instauración de un modelo decisorio asambleario.
Las prácticas simbólicas que atraviesan esta forma de organización son:
Rotación de tareas y roles.
Socialización del trabajo desagradable
Potenciación del autoestima y las capacidades de decisión de los sujetos y al mismo tiempo el
desprestigio de la autoridad en forma autoritaria.
Evaluación de las opiniones de expertos y técnicos.
Administrativamente es un organización abierta, autónoma y autárquica, con una prevalencia de la
coordinación (horizontalidad) frente a la subordinación; y los integrantes se vinculan con las
actividades según las posibilidades y voluntad de cada uno, hay un compromiso voluntario con la
tarea a realizar.
La autogestión nunca podría decretarse desde un instituido.

Fernández Ana María – Art. Página 12 (25.05.06), “Ya no somos extraños”


La aparición de las fábricas recuperadas implicó transformaciones subjetivas para sus trabajadores.
Ya desde las tomas y las resistencias a los desalojos se produjeron importantes cambios en los
posicionamientos y actitudes de muchos de ellos/as y entre ellos/as. Se registran fuertes
transformaciones en sus vínculos. En las mayorías de las fábricas, a pesar de que durante años
habían sido compañeros de trabajo y coexistían varias horas por día, apenas se conocían. Todo un
sistema de normas y prohibiciones explícitas desalentaban de diversas maneras el establecimiento
de vínculos más cercanos. Llegaban incluso a regular aspectos de las vidas privadas de operarios,
aún fuera de los espacios y tiempos de la producción.
Estos trabajadores que habían permanecido ajenos unos a otros, se encontraron ocupando una
fábrica, en largos días de toma y teniendo que enfrentar problemas cotidianos juntos.
Estas circunstancias produce otros vínculos, se conocen en lo cotidiano; casi sin proponérselo
terminan componiendo una gran comunidad donde se comparte mucho más que las pequeñas
ganancias de lo producido, ya no son grupos de trabajadores aislados, un con junto política y
existencialmente fragmentado, ahora una densa red de vínculos los une, y se conocen. Se producen
vínculos que se podrían describir como fraternos, pero no familiares.
Tomas y resistencias a los desalojos marcan un primer momento donde se establece un dispositivo
asambleario que abre a procesos de horizontalidad y democracia directa. Es allí donde se producen
las primeras deliberaciones que llevan a las decisiones de poner la fábrica a producir.
Las prácticas de aislamiento entre trabajadores son una de las primeras cosas que cambian, poder
hablar con otros implica humanizar, personalizar el espacio de trabajo, transformar el espacio de
producción en un lugar donde se vive con otros y hacer que deje de ser algo parecido a una cárcel.
Habitar la fábrica restituye dignidades y en tal sentido forman parte insustituible de la producción
de potencias personales y colectivas.
Hay un fuerte compromiso grupal que los lleva a cumplir con el trabajo, por que “se le debe mucho
al grupo” y “no se quiere defraudar a los compañeros”; pero no todos configuran igual nivel de
compromiso, para muchos el trabajo sigue siendo trabajo y tratan de reducir su esfuerzo. En estos
casos no se opera desde dispositivos disciplinarios de sanción, vigilancia y control, sino que se
inventan y establecen formas de regulación colectiva.
Para que esta regulación colectiva regule, previamente hubo de establecerse lo común, que implico
relaciones entre iguales, producción de fraternidades y convicción de que su emprendimiento solo
es viable entre todos. Dos factores decisivos para producir estos cambios en la subjetividad: la lucha
y la larga convivencia.

Clases de cuerpo y cuerpos de clase


Durante los días o meses que estuvieron viviendo en la fábrica durante la toma vivieron momentos
de gran exposición corporal; fuertes vivencias en las que “había que poner el cuerpo”. No solo los
cuerpos podían llegar a ser blanco de los golpes en los desalojos policiales; también, para muchos,

54
se trataba de la exposición a una persistente situación de riesgo que los llevaba a “sentir el miedo en
el cuerpo”. Algunos dicen que este miedo, vivido corporalmente en las tensas esperas es peor que
los golpes en los desalojos reales. Sin embargo, frente a las dificultades brota una actitud de
resistencia y lucha, un empuje “mas ganas” que se potencia colectivamente. Esto implica procesos
colectivos y personales donde se descomponen sus cuerpos de clase. Se abren transformaciones
específicas de los cuerpos dóciles, de acciones rutinarias y movimientos reducidos o fragmentarios
a cuerpos en guardia, tensos y activos.

Auge, Marc. Los “no lugares”. Espacios del anonimato.


El lugar se cumple por la palabra, el intercambio alusivo de algunas palabras de pasada, en la
convivencia y en la intimidad cómplice de los hablantes.
Si un lugar puede definirse como lugar de identidad, relacional e histórico, un espacio que no puede
definirse ni como espacio de identidad ni como relacional ni histórico, definirá un no lugar. La
sobre modernidad es productora de no lugares, de espacios que no son en sí lugares antropológicos
y que no integran los lugares antiguos (lugares de memoria).
Los no lugares son la medida de la época, medida cuantificable y que se podría tomar adicionado,
después de hacer algunas conversiones entre superficie, volumen y distancia, las vías aéreas,
ferroviarias, autopistas, aeropuertos, etc.
No lugares: espacios de anonimato que son las instalaciones necesarias para la circulación acelerada
de personas y de bienes (vías rápidas, estaciones, aeropuertos, transportes), el no lugar es lo
contrario a un domicilio.
Solo pero semejante a los demás, el usuario del no lugar mantiene con este una relación contractual
simbolizada por el billete de tren, del avión, etc.

CUADRO SINÓPTICO DEL RECORRIDO DE LA MATERIA

55
56

También podría gustarte