Está en la página 1de 22

INTRODUCCIÓN

En el tema de la seguridad eléctrica en una instalación es de vital importancia para


brindar seguridad a las personas en primer lugar y para la protección de equipos sensible
a las sobretensiones y para eso está la puesta a tierra. El telurómetro es un aparato que
nos permite realizar la medición de un SPAT para comprobar su correcto
funcionamiento y que este dentro de los rangos aceptables según el código nacional de
electricidad. Un telurómetro es un equipo profesional para efectuar mediciones en
Sistemas de Puesta a Tierra hay varias clases de telurómetro pro en laboratorio
trabajamos con un telurómetro EXTECH-382152 de tres picas.

MARCO TEÓRICO
PRUEBAS DE RESISTENCIA DE PUESTA A TIERRA
La implementación de un sistema de puesta a tierra es una de las principales reglas básicas
a tener en cuenta para garantizar la seguridad y el buen funcionamiento de la red eléctrica
en cualquier instalación industrial o doméstica.

La “no implementación” de una puesta a tierra puede ocasionar riesgos lamentables para
la vida humana y también puede poner en peligro las instalaciones eléctricas, pero sólo la
implementación de una puesta a tierra tampoco es garantía suficiente para una seguridad
total. Trabajos de mantenimiento ejecutados periódicamente, de acuerdo a las normas de
calidad, son de gran ayuda para verificar el correcto funcionamiento de las instalaciones
eléctricas.

La primera interrogante que se debe plantear, antes de realizar una medición de puesta a
tierra, es saber cuál es el valor máximo admisible para asegurarse de que la toma a tierra
sea la correcta. Las exigencias referentes al valor de resistencia de tierra son distintas
según los países, los regímenes de neutro utilizados o el tipo de instalación.

VALORES RECOMENDADOS DE RESISTENCIA DE PUESTA A TIERRA


Un buen diseño de puesta a tierra debe reflejarse también en el control de las tensiones
de contacto, de paso y transferidas, sin embargo, la limitación de las tensiones transferidas
principalmente en subestaciones de media y alta tensión es igualmente importante. En
razón a que la resistencia de puesta a tierra es un indicador que limita directamente la
máxima elevación de potencial y controla las tensiones transferidas, pueden tomarse
como referencia los siguientes valores máximos de RPT adoptados de las normas técnicas
IEC 603644442, ANSI/IEEE 80, NTC 2050, NTC 4552:
VALORES MÁXIMOS DE
TIPO DE INSTALACIÓN CONFIGURACIÓN
RESISTENCIA DE PAT (Ω)

Centrales Electricas Malla 1

Subestaciones de alta y extra


Malla 1
alta tensión

Subestaciones de media tensión Malla 10

Estructuras de líneas de
Contrapeso 20
transmisión

Protección contra rayos Pozo 10

Cuando por valores altos de resistividad del terreno, de elevadas corrientes de falla a tierra
o tiempos de despeje, o que por un balance técnico-económico no resulte práctico obtener
los valores de la tabla referentes a la resistencia de la puesta a tierra, por lo menos se debe
garantizar que las tensiones de contacto, paso y transferidas en caso de una falla a tierra
no superen las máximas permitidas, incluso cuando se alcancen los valores señalados en
la tabla.

Además, es necesario entender que un sistema de puesta a tierra presenta resistencia,


capacitancia e inductancia, las cuales influyen en la capacidad de conducción de corriente
por la tierra. Entonces, no se debe pensar sólo en una resistencia de puesta a tierra, sino
más bien en una impedancia. Para bajas frecuencias, bajas corrientes y valores de
resistividad del suelo no muy elevados, son despreciables los efectos capacitivos y de
ionización del suelo y el mismo se comporta prácticamente como una resistencia. En el
caso de altas frecuencias, es necesario considerar también el efecto capacitivo,
principalmente en suelos de altas resistividades. Las ondas tipo rayo sufren la oposición
de la reactancia inductiva de las conexiones al penetrar el suelo.

MEDICIÓN DE LA RESISTENCIA DE DISPERSIÓN


La medición de la Resistencia de Dispersión de la red de puesta a tierra se realiza al
finalizar la instalación o construcción de la Red de Puesta a Tierra, antes de proceder a la
conexión de las bajadas desde los equipos y masas de la subestación para verificar si el
valor de la Resistencia de Dispersión diseñado ha sido alcanzado.
Existen muchos métodos de medición de la Resistencia de Dispersión que se basan en el
Principio de Caída de Potencial o en la comparación con Resistencias Auxiliares. A
manera de ayuda, para elegir el método más adecuado, mostramos un cuadro comparativo
con los principales métodos de medición aplicados en la vida profesional.
MÉTODO CLÁSICO DE CAÍDA MÉTODO INDIRECTO O DE TRES
CONCEPTO
DE POTENCIAL PUNTOS

Aplicación Puestas a Tierra puntuales y de gran Puestas a Tierra puntuales en suelos de baja
Principal cobertura resistividad

Requerimientos Distancias medianas del Circuito de Distancias grandes de cada Circuito de


Básicos Medida (d > 20 re) Medida (d > 50 re)

Principio de
Principio de Caída de Potencial Comparación con Resistencias Auxiliares
Medida Utilizado

Clavado de dos electrodos. Se hace Clavado de dos electrodos (R2, R3)


circular y se mide una corriente (I) formando un triángulo con la Red de Puesta
entre la Red de Puesta a Tierra y un a Tierra (R1). Se hace circular una corriente
Procedimiento
electrodo lejano; el mas cercano y se miden (R12, R13, R23) entre cada par
simula la Tierra remota y sirve para de electrodos y la Red de Puesta a Tierra
medir (VS) respectivamente.

Restricciones del Resistencia de los electrodos debe ser menor


Ninguna
Método que la de la Red de Puesta a Tierra

Rápida; puede hacerse con una Laboriosa; requiere tres medidas con gran
Ejecución
medida exacta distancia de separación

Procesamiento R = VS / I R1 = (R12 - R13 + R23) / 2

Tabla de comparación de los métodos de medición de la Resistencia de Dispersión

Observando la tabla de comparaciones llegamos a las siguientes conclusiones:

El método clásico de Caída de Potencial no presenta ninguna restricción, a diferencia del


método de Tres Puntos, que solo puede ser hecho de manera confiable en Puestas a Tierra
puntuales en suelos de baja resistividad, los cuales son poco comunes en nuestro país.

Las mediciones de Resistencia de Dispersión más rápidas y confiables para una


generalidad de situaciones prácticas son hechas con el método clásico de Caída de
Potencial.

DESCRIPCIÓN DEL MÉTODO DE CAÍDA DE POTENCIAL


A continuación vamos a describir el método más usado en la práctica profesional. El
método clásico de Caída de Potencial exige un esquema de cableado fijo para el circuito
de Corriente (C1 C2 = d) con mínima resistencia en (C2) y un circuito de Potencial (P1
P2 = p) con un electrodo radial móvil (P2) con una interfase de contacto óptima con el
suelo.
Se excluye el uso de instrumentos portátiles diseñados únicamente para la medida de
Puestas a Tierra puntuales o de pequeña cobertura dado a que su corto alcance (d < 75 m)
e insuficiente corriente de medidas (I < 50 mA) conducen a medidas erróneas
generalmente favorables.

Existen varios métodos para medir la impedancia de una malla de tierra ya construida,
utilizaremos el de caída de potencial, con análisis de proceso numérico y lectura digital
automática, se basa en hacer circular una corriente “I” entre un electrodo auxiliar de
corriente y la malla de puesta a tierra y este analiza la caída de tensión “V” que se produce
entre el electrodo auxiliar de tensión y la malla de puesta a tierra, en la Figura 1 se aprecia
el montaje en donde el terminal X corresponde a la malla de puesta a tierra y los
terminales Y y Z corresponden a los electrodos auxiliares de potencial y de corriente
respectivamente. La distancia D corresponde a la separación entre la malla de puesta a
tierra y el electrodo auxiliar de corriente Z, y la distancia H corresponde a la distancia
entre la malla de puesta a tierra X y el electrodo auxiliar de tensión Y.

Método genérico de la Caída de Potencial

El método consiste en desplazar el electrodo Y en la dirección XZ y elaborar la gráfica


de la relación V/I=R en función de la distancia H como se aprecia en la Figura 2. Se
observa en la curva una región plana que corresponde al valor de la resistencia de puesta
a tierra de la malla de medida; esta área plana por lo general se localiza cuando la distancia
H equivale a 62% de la distancia D. Es decir, en el punto de inflexión de la curva está
ubicado el valor de la resistencia de la malla.
La distancia D, distancia de ubicación de los pozos auxiliares, equivale a 5 veces la
diagonal equivalente al área de la malla.
Se realizarán 10 mediciones, repartidas proporcionalmente en la distancia D.
Curva
obtenida en la medición de la PAT usando el método de la Caída de Potencial

La ventaja principal de la medición de la resistencia de una tierra empleando grandes


intensidades es que, al propio tiempo que se efectúa la medición se comprueba que
realmente dicha tierra es capaz de aceptar una determinada intensidad. Se evitan así los
errores de los medidores que funcionan con intensidades muy débiles debidos, por
ejemplo, a la humedad superficial del terreno o a un cable de tierra muy afectado por la
corrosión o embornado defectuoso.

El método de medida, al hacer circular corriente, vemos que alrededor de cada tierra
aparece un gradiente de potencial muy elevado que disminuye con la distancia. En los
casos en el que la tierra a ensayar y el electrodo auxiliar estén separados una distancia no
inferior a 20 metros, entre ambos existirá una zona neutra de potencial cero. Midiendo la
tensión referida a dicho punto de potencial cero y la intensidad aplicada se calcula la
resistencia de la tierra.

Obsérvese que el electrodo de medición mide realmente la caída de tensión que aparece
alrededor de la tierra a medir, como consecuencia del paso de una intensidad que se
inyecta. La colocación en lugar adecuado del electrodo de medición tiene mucha
importancia y para lograr la máxima precisión, es importante que esté alejado de la zona
de influencia tanto del electrodo a medir como del electrodo auxiliar.

Es aconsejable desplazar la piqueta de medida un + 10 % y luego un - 10 % de su posición


inicial a lo largo de la recta formada por la toma de tierra y el electrodo auxiliar separados
una distancia L. (Si dicha distancia L= 20 metros, se desplazará unos 2 metros de su
posición inicial). Anotar para cada posición de dicha piqueta el valor de resistencia. Si
los valores obtenidos son idénticos o varían muy poco, la medición es correcta. De lo
contrario se está dentro de la zona de influencia de los gradientes de potencial. Se tendrá
que aumentar la distancia entre la tierra a medir y la tierra auxiliar.

En el caso que la malla de puesta a tierra sea nueva y se encuentre al lado o muy cerca de
una malla existente (como en el caso de ampliación de una subestación), antes de ser
unida se deberá realizar la medida de la resistencia, con la finalidad de evitar influencias
en el resultado de la medición. Y si en caso hubiese conexiones a equipos u otros
elementos de la malla de puesta tierra, esta se deberá desconectar para la medición.

OBJETIVOS
 Utilizar correctamente el telurómetro.
 Reconocer los materiales para el uso del telurómetro.
 Conocer los factores que intervienen en la medición del instrumento de medida.
 Saber el significado y orden de los cables por sus colores.
 Comprobar el estado físico operativo del sistema de puesta a tierra, a través de la
medición de la resistencia de cada uno de los pozos de puesta a tierra (PAT),
utilizando el telurómetro digital.

PROCEDIMIENTO
El procedimiento que se realizó en esta experiencia para la medición de la resistencia de
puesta a tierra mediante el método de la diferencia de potencial o caída de tensión fue lo
siguiente:
 Se identifica la ubicación del pozo a puesta a tierra y luego se verifica que este se
encuentre con las respectivas señalizaciones, con su tapa de concreto, que en el
interior no se encuentren insectos, roedores; que el electrodo se encuentre libre de
impurezas, de ser así, se puede ligar ligeramente alrededor del electrodo para que
garantice un buen contacto con la pica de color verde que se conecta en el
electrodo.

 Lo que sigue ahora es desconectar la toma de tierra del punto de puesta a tierra
(regleta, borne etc.)

 Se conecta el cable verde al electrodo

 Luego se estira la pica de corriente a un distancia permitida por la misma longitud


del cable de color amarillo, en el caso de la experiencia generalmente fue unos 15
m, en algunas mediciones fue menor; nos apoyamos con un martillo para que la
pica entre más de la mitad de su longitud.
 Posteriormente se conecta la pica de tensión a una distancia separada a unos 6 m
de la pica de corriente; de igual se forma nos apoyamos de un martillo para que la
pica encaje perfectamente.

 Una vez realizado la ubicación de cada una de las 3 picas del Telurómetro, se
procede a realizar la medida de la resistencia de puesta a tierra.

 Se realizaron 4 medidas en diferente dirección para verificar que no varié mucho


las mediciones tomadas.

Primera Medición:

Pica del Electrodo Pica de Tensión Pica de Corriente

15 m

1,1 m

6m

𝑅 = 4.8Ω

Segunda Medición:

Pica del Electrodo Pica de Tensión Pica de Corriente

13.9m

1,6 m

6m
𝑅 = 4.25Ω

Tercera Medición:

Pica del Electrodo Pica de Tensión Pica de Corriente

15 m

2.5 m

6m

𝑅 = 4.75Ω

Cuarta Medición:

Pica del Electrodo Pica de Tensión Pica de Corriente

6m 6m
𝑅 = 3.8 Ω

CUESTIONARIO
Pregunta 1.
Investigar acerca de otros métodos que sirven para medir la resistencia del pozo a
tierra

MÉTODO DE LA TIERRA CONOCIDA.

Este método consiste en encontrar la resistencia combinada entre el electrodo a probar


y uno de resistencia despreciable.

Figura 1. Método de la tierra conocida.

Rx+Ro

En este método se hace circular una corriente entre las dos tomas de tierra, esta
corriente se distribuye en forma similar a las líneas de fuerza entre polos magnéticos.
El inconveniente de este método es encontrar los electrodos de resistencia conocida y
los de resistencia despreciable.

MÉTODO DE LOS TRES PUNTOS O TRIANGULACIÓN.

Consiste en enterrar tres electrodos (A, B, X), se disponen en forma de triángulo, tal
como se muestra en la figura 2, y medir la resistencia combinada de cada par: X+A,
X+B, A+B, siendo X la resistencia de puesta a tierra buscada y A y B las resistencias
de los otros dos electrodos conocidas.

Figura 2. Método de las tres puntas.

Las resistencias en serie de cada par de puntos de la puesta a tierra en el triángulo será
determinada por la medida de voltaje y corriente a través de la resistencia. Así quedan
determinadas las siguientes ecuaciones:

R1= X+A

R2= X+B

R3= A+B

De donde

X= (R1+R2-R3)/2

Este método es conveniente para medidas de resistencias de las bases de las torres,
tierras aisladas con varilla o puesta a tierra de pequeñas instalaciones. No es
conveniente para medidas de resistencia bajas como las de mallas de puesta a tierra
de subestaciones grandes. El principal problema de este método es que A y B pueden
ser demasiado grandes comparadas con X (A y B no pueden superar a 5X), resultando
poco confiable el cálculo.

MÉTODO DE LA RELACIÓN.

En este método la resistencia a medir, es comparada con una resistencia conocida,


comúnmente usando la misma configuración del electrodo como en el método de la
caída de potencial. Puesto que este es un método de comparación, las resistencias son
independientes de la magnitud de corriente de prueba.

La resistencia en serie R de la tierra bajo prueba y una punta de prueba, se mide por
medio de un puente el cual opera bajo el principio de balance a cero.
Pregunta 2.
¿Qué es la resistividad del terreno y como se mide?
El factor más importante de la resistencia a tierra no es el electrodo en sí, sino la
resistividad del suelo mismo, por ello es requisito conocerla para calcular y diseñar la
puesta a tierra de sistemas.
La resistividad del suelo es la propiedad que tiene este para conducir electricidad, es
conocida además como la resistencia específica del terreno. En su medición, se promedian
los efectos de las diferentes capas que componen el terreno bajo estudio, ya que estos no
suelen ser uniformes en cuanto a su composición, obteniéndose lo que se denomina
"Resistividad Aparente" que para el interés de este trabajo, será conocida simplemente
como "Resistividad del Terreno".
Así mismo puede ser empleada para indicar el grado de corrosión de tuberías
subterráneas, en general los lugares con resistividad baja tienden a incrementar la
corrosión. En un PAT, permite encontrar los puntos óptimos para localizar la red de tierras
de una subestación, sistema electrónico, planta generadora o transmisora de
radiofrecuencia. El perfil de la resistividad del suelo determinara el valor de la resistencia
a tierra y las dosis de químicos que se va a utilizar. Existen diversos métodos empleados
para la medición de la resistividad de los suelos al momento de diseñar un PAT.
Para hacer el problema fácilmente abordable desde el punto de vista matemático,
habremos de estilizar las condiciones reales, suponiendo que el subsuelo se compone de
varias zonas, dentro de cada una de las cuales la resistividad suponemos constantes
separadas entre sí por superficies límite perfectamente planas.
A pesar de esta simplificación, el problema es matemáticamente muy difícil y solo ha
sido resuelto en casos muy sencillos. A continuación, la tabla de tipos de suelos con sus
respectivas resistividades.
Factores que influyen la resistividad
 SALES SOLUBLES
La resistividad del suelo es determinada principalmente por su cantidad de electrolitos;
esto es, por la cantidad de humedad, minerales y sales disueltas. Como ejemplo, para
valores de 1% (por peso) de sal (NaCl) o mayores, la resistividad es prácticamente la
misma, pero, para valores menores de esa cantidad, la resistividad es muy alta.

 COMPOSICIÓN DEL TERRENO


La composición del terreno depende de la naturaleza del mismo. Por ejemplo, el suelo
de arcilla normal tiene una resistividad de 40-500 ohm-m por lo que una varilla
electrodo enterrada 3 m tendrá una resistencia a tierra de 15 a 200 ohms
respectivamente. En cambio, la resistividad de un terreno rocoso es de 5000 ohm-m o
más alta, y tratar de conseguir una resistencia a tierra de unos 100 ohm o menos con
una sola varilla electrodo es virtualmente imposible.
 ESTRATIGRAFÍA
El terreno obviamente no es uniforme en sus capas. En los 3 m de longitud de una
varilla electrodo típica, al menos se encuentran dos capas diferentes de suelos. En XX
se encuentran ejemplos de diferentes perfiles de resistividad.
 GRANULOMETRÍA
Influye bastante sobre la porosidad y el poder retenedor de humedad y sobre la calidad
del contacto con los electrodos aumentando la resistividad con el mayor tamaño de los
granos de la tierra. Por esta razón la resistividad de la grava es superior a la de la arena
y de que ésta sea mayor que la de la arcilla.
 ESTADO HIGROMÉTRICO
El contenido de agua y la humedad influyen en forma apreciable. Su valor varía con
el clima, época del año, profundidad y el nivel freático. Como ejemplo, la resistividad
del suelo se eleva considerablemente cuando el contenido de humedad se reduce a
menos del 15% del peso de éste. Pero, un mayor contenido de humedad del 15%
mencionado, causa que la resistividad sea prácticamente constante. Y, puede tenerse
el caso de que en tiempo de secas, un terreno puede tener tal resistividad que no pueda
ser empleado en el sistema de tierras. Por ello, el sistema debe ser diseñado tomando
en cuenta la resistividad en el peor de los casos.
 TEMPERATURA
A medida que desciende la temperatura aumenta la resistividad del terreno y ese
aumento se nota aún más al llegar a 0° C, hasta el punto que, a medida que es mayor
la cantidad de agua en estado de congelación, se va reduciendo el movimiento de los
electrolitos los cuales influyen en la resistividad de la tierra
 COMPACTACIÓN
La resistividad del terreno disminuye al aumentar la compactación del mismo. Por ello,
se procurará siempre colocar los electrodos en los terrenos más compactos posibles.

MEDICIÓN DE LA RESISTIVIDAD DEL SUELO


A. METODO DE WENNER O DE 4 PUNTOS
Con objeto de medir la resistividad del suelo se hace necesario insertar los 4
electrodos en el suelo. Los cuatro electrodos se colocan en línea recta y a una
misma profundidad de penetración, las mediciones de resistividad dependerán
de la distancia entre electrodos y de la resistividad del terreno, y por el contrario
no dependen en forma apreciable del tamaño y del material de los electrodos,
aunque sí dependen de la clase de contacto que se haga con la tierra.

El principio básico de este método es la inyección de una corriente directa o de


baja frecuencia a través de la tierra entre dos electrodos C1 y C2 mientras que el
potencial que aparece se mide entre dos electrodos P1 y P2. Estos electrodos
están enterrados en línea recta y a igual separación entre ellos. La razón V/I es
conocida como la resistencia aparente. La resistividad aparente del terreno es
una función de esta resistencia y de la geometría del electrodo.

La resistividad está dada por la siguiente expresión:


Si la distancia enterrada B es pequeña comparada con la distancia de separación
entre electrodos A. o sea A>20B se puede aplicar la siguiente formula
simplificada
𝑝 = 2𝜋. 𝐴. 𝑅
De esta forma se obtiene la resistividad media del terreno desde la superficie
hasta una profundidad igual a la distancia A entre electrodos. Realizando
diversas mediciones con diferentes distancias entre electrodos se obtiene la
información requerida para determinar las capas del terreno.

La forma simplificada de la ecuación de Wenner puede aplicarse siempre que la


profundidad de penetración de cada electrodo sea despreciable comparada con la
distancia A.
Fórmulas para calcular la resistividad según la disposición de los electrodos

B. METODO DE SCHLUMBERGER
El método de Schlumberger es una modificación del método de Wenner, ya que
también emplea 4 electrodos, pero en este caso la separación entre los electrodos
centrales o de potencial (a) se mantiene constante, y las mediciones se realizan
variando la distancia de los electrodos exteriores a partir de los electrodos interiores, a
distancia múltiplos (na) de la separación base de los electrodos internos (a).

La configuración, así como la expresión de la resistividad correspondiente a este


método de medición se muestra en la figura.
La configuración, así como la expresión de la resistividad correspondiente a este
método de medición se muestra en la figura.
Con este método la resistividad viene dada por:
𝑝 = 2𝜋𝑅(𝑛 + 1) ∗ 𝑛𝑎
El método de Schlumberger es de gran utilidad cuando se requieren conocer las
resistividades de capas más profundas, sin necesidad de realizar muchas mediciones
como con el método Wenner. Se utiliza también cuando los aparatos de medición son
poco inteligentes. Solamente se recomienda hacer mediciones a 90 grados para que no
resulten afectadas las lecturas por estructuras subterráneas.
Pregunta 3.
Investigar sobre la medición de pozo a tierra cuando se tiene piso terminado.
Algunas veces la puesta a tierra se encuentra rodeada de suelos cubiertos por
pavimentos, concreto o cemento y en los cuales no es fácil la colocación de
los electrodos de prueba tipo varilla. En tales casos pueden usarse placas de cobre para
reemplazar los electrodos auxiliares y agua para remojar el punto y disminuir la
resistencia de contacto con el suelo.

Las placas de cobre deberán ser dispuestas a lamisma distancia en que se colocarían los
electrodos auxiliares de acuerdo al método de la Caída de Potencial previamente
descrito. Las dimensiones de la placa deberán ser de 30x30 cm y espesor de 3.8 cm Se
debe verter agua sobre las placas y remojar el sitio donde serán ubicadas para mejorar
el contacto con el suelo. Es necesario esperar un tiempo prudente para que el agua
penetre y la lectura de la resistencia se haya estabilizado. El tiempo requerido para
el proceso de penetración de la humedad variará dependiendo del espesor y de la
permeabilidad de la capa del pavimento (30 minutos son normalmente suficientes). Se
debe
tener cuidado de que las áreas humedecidas no se traslapen. Las placas realizarán la mis
ma función de los electrodos auxiliares.
Pregunta 4.
Cómo se construye un sistema de puesta a tierra.
Cualquier instalación de puesta a tierra constará de las siguientes partes:
- Electrodo de tierra.
- Línea de enlace con tierra.
- Borne principal de puesta a tierra.
- Línea principal de tierra y derivaciones.
- Conductores de protección.

Las tomas de tierra estarán enterradas como mínimo 0,5 m aunque se recomienda que el
conductor esté enterrado al menos 0,8 m. El anillo será de cobre desnudo y de sección
mínima de 25 mm2, aunque lo más habitual es que sea de 35 mm2. Si fuera necesario
para reducir la resistencia a tierra del anillo, al anillo se conectarán electrodos formados
por picas o placas verticalmente hincados en el terreno. El electrodo más habitual son
las picas de 2 metros de longitud.
El número de picas unidas al anillo conductor dependerá de la resistencia que tenga el
anillo. Se pondrán tantas picas como sea necesario para que la resistencia a tierra sea
menor de la establecida por el REBT.

Si son necesarias dos picas conectadas en paralelo con el fin de conseguir una
resistencia de tierra admisible, la separación entre ellas es recomendable que sea igual
por lo menos, a la longitud enterrada de las mismas; si son necesarias varias picas
conectadas en paralelo, la separación ente ellas deberá ser mayor que en el caso anterior.
Pregunta 5.
¿Qué es un protocolo de puesta a tierra?
El Protocolo de Puesta a Tierra, es un documento técnico donde se detallan los
resultados obtenidos en la revisión y medición del sistema, consta de una parte física
donde se informa sobre su estado visual o ubicación, la cantidad de electrodos o
sistemas que lo componen, las líneas de tierra que las vinculan a la instalación,
conexiones, distribución y derivaciones. La continuidad de la instalación y conexión
vinculante a los puntos de consumo que
constituyan un riesgo ante una corriente
de defecto y la existencia de
componentes de protección que
aseguren su eficiencia como sistema.
El Protocolo de Puesta a Tierra es
exigible para documentar el
cumplimiento de la correcta instalación
de puesta a tierra y su estado de
mantenimiento siendo solicitado como
Certificado para Municipalidades,
Aseguradores de Riesgo de Trabajo,
Anti siniestros para el departamento
técnico de Bomberos o en forma
privada como informes de
mantenimiento y gestión de activos.
El protocolo de puesta a tierra que
emite cada uno de los profesionales
responsables de la certificación, difiere
entre uno y otro en pequeños detalles,
pero el ejemplo que damos a
continuación es el más usado:
Pregunta 6.
Averiguar acerca de los tipos de Puesta a Tierra.
Los principales tipos de Puesta a Tierra son:
a) Sistema de varilla “Cooper Well”
Este sistema de puesta a tierra consiste en una varilla de cobre o de hierro colado
ubicada en el suelo, cerca al medidor, con una longitud mínima de 2,40 mts. y un
espesor de 5/8". De su extremo superior se deriva, por medio de un empalme, un hilo
conductor en cobre, que ingresa a la instalación eléctrica haciendo contacto con todas
las partes metálicas que la conforman. El empalme entre el hilo y la varilla puede ser
elaborado mediante una abrazadera de cobre o utilizando soldadura exotérmica. Se
requiere de que la varilla se encuentre enterrada en un suelo apto con baja resistencia
eléctrica, y que además, sea capaz de ofrecer una diferencia de potencial entre la tierra
y el neutro de 0 V. El punto de empalme debe quedar dentro de una caja de inspección
en concreto con dimensiones de 30 cm3. Cuando el terreno no brinda las condiciones
necesarias para el sistema, la tierra debe ser preparada, garantizando una adecuada
descarga; se recomienda mezclar tierra negra con carbón mineral y sal para mejorar
la conductividad y mantener la humedad del terreno.

b) Sistema de Plancha
Este tipo de sistema de puesta a tierra puede reemplazar al de la varilla de Cooper
Well a nivel residencial. Se trata de una plancha en cobre enterrada en el suelo cerca
a la instalación dentro de un terreno preparado previamente. El hilo conductor que se
distribuye se deriva de la plancha por medio de un empalme elaborado con soldadura
de plata o de cobre aplicada con soplete. Su profundidad mínima ha de ser de 40 cm.
Es usada en terrenos donde no puede ser posible la conexión de la varilla Cooper Well
por causa de la profundidad.

c) Sistema de Red o de Malla


Se trata de un sistema de varilla Cooper Well reforzada que se emplea para sistemas
eléctricos de carga elevada en instalaciones tipo comercial e industrial. Consiste en la
interconexión de o más varillas dependiendo de la carga, ubicándolas en diferentes
puntos de un terreno y derivando de allí el hilo conductor que se distribuye por la
instalación eléctrica. La instalación mínima entre varillas debe ser del doble de la
longitud de cada una de ellas. Los empalmes deben ser elaborados con soldadura
exotérmica. Deben empezar a ser utilizados con cargas iguales y superiores a 7,5 kW.
En cada punto de ubicación de cada varilla es indispensable preparar el terreno.
d) Sistema de disco
El sistema de puesta a tierra en forma de disco es utilizado a nivel industrial con el fin
de aterrizar las cargas eléctricas que se encuentran en reposo en la superficie de las
máquinas y/o equipos (electrostática). Se trata de un disco hecho en acero colled-rold
que actúa de forma individual para las carcasas de los equipos; se ubica en el suelo a
poca profundidad (entre 10 y 30 cm), derivando se de él un hilo conductor en cobre
que hace contacto con la estructura metálica de la maquinaria. La electrostática se
produce en máquinas que funcionen o presenten fricción.

e) Sistema de esfera
Este tipo de sistema de puesta a tierra es utilizado para aterrizar cargas de alto nivel
eléctrico, en redes de alta tensión. Se trata de una esfera en acero con un diámetro
mínimo de 20 cm. que se ubica en el suelo a una profundidad muy grande (de entre
10 y 20 mts de la superficie). De su cuerpo se desprende un hilo conductor a través
de un ducto, dirigiéndose a la superficie, evitando el contacto con la tierra, con el fin
de evitar que se presente tensiones de paso.
Pregunta 7
Investigar sobre el mantenimiento de un pozo a tierra
El mantenimiento del pozo a tierra sirve para recuperar la operatividad de un pozo a tierra
y lograr aproximarse a un valor de resistencia en ohmiaje cercano al valor de diseño al
momento de la entrega o al valor obtenido en el manteniendo practicado el año anterior.
Un Pozo a Tierra en óptimas condiciones de operatividad protege la vida de las personas
y también protege la inversión en artefactos, equipos y maquinaria conduciendo las
corrientes de fuga o falla hacia tierra.
Las disposiciones Municipales y de INDECI obligan a tener un Pozo a Tierra y en
óptimas condiciones ajustado a las normas del Código Eléctrico Nacional.

El mantenimiento de Pozos a Tierra incluye:

 Medición del ohmiaje del pozo a tierra antes del mantenimiento.


 Retiro de aproximadamente 50 cm. de profundidad de tierra de la caja de
registro.
 Lijado de la sulfatación del electrodo de tierra de la parte expuesta con lija
metálica.
 Retiro de la sulfatación del cable con cepillo o corte si la demasía de cable lo
permite.
 Reemplazo del conector de bronce tipo AB varilla-cable
 Aplicación de una dosis química de gel para pozos a tierra.
 Reincorporación de la tierra retirada y tamizada cada 10 cm.
 Medición del valor de ohmiaje del pozo a tierra después del mantenimiento
 A las 24 horas se entrega certificado de Protocolo de Pruebas del Pozo a Tierra
firmado por Ingeniero Electricista colegiado y habilitado

CONCLUSIONES

BIBLIOGRAFÍA
 https://www.ruelsa.com/notas/tierras/pe70.html
 http://saamiseg.com/sistemas-de-seguridad/mantenimiento-de-puesta-a-tierra-o-
pozo-a-tierra

También podría gustarte