Está en la página 1de 16

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA CORTE SUPREMA -

Sistema de Notificaciones Electronicas SINOE

SEDE PALACIO DE JUSTICIA,


Secretario De Sala - Suprema:CACERES PRADO
ALVARO EFRAIN /Servicio Digital - Poder Judicial del
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA Perú
Fecha: 16/07/2018 11:59:42,Razón: RESOLUCIÓN
JUDICIAL,D.Judicial: CORTE SUPREMA /
SALA CIVIL TRANSITORIA LIMA,FIRMA DIGITAL - CERTIFICACIÓN DEL

CASACIÓN 2436-2016
LIMA
NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

SUMILLA: La condición de coherederas de la demandante Mirella Rebeca Puccio


Bayona y la codemandada María Francesca Puccio de la Borda resulta ser anterior a
la adquisición e inscripción registral del bien inmueble materia del proceso por el
codemandado Ernesto Gabriel Lossio Olavarria, en ese sentido, se contraviene el
artículo 660 del código civil que resulta ser una norma de orden público al haberse
dispuesto de un bien que correspondía a la masa hereditaria del causante siendo
evidente que para efectos de viabilizar la transferencia a favor del codemandado
debió intervenir la demandante conjuntamente con la codemandada.

Lima, veintiocho de mayo de dos mil dieciocho.-

LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE


LA REPÚBLICA; vista de la causa número dos mil cuatrocientos treinta y seis –
dos mil dieciséis, en audiencia pública llevada a cabo en la fecha; luego de
verificada la votación con arreglo a ley, emite la siguiente sentencia:

I. RECURSO DE CASACION:
Se trata del recurso de casación interpuesto por Ernesto Gabriel Lossio
Olavarria (fojas 662), contra la sentencia de vista contenida en la Resolución
número siete, de fecha veintiséis de enero e dos mil dieciséis (fojas 641)
expedida por la Tercera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima, la
cual confirmó la sentencia contenida en la Resolución número veintiocho, de
fecha veinticinco de marzo de dos mil quince (fojas 506) la cual declaró
fundada en parte la demanda sobre nulidad y sin efecto legal alguno la minuta
y posterior escritura pública que se origina.

II. FUNDAMENTOS DEL RECURSO:


Esta Sala Suprema mediante resolución de fecha ocho de junio de dos mil
diecisiete (folios 75 del cuadernillo de casación), ha estimado procedente el
recurso por las causales de: a) Infracción normativa del articulo VII del
Título Preliminar del Código Procesal Civil, señala que se afecta su derecho

1
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA
CASACIÓN 2436-2016
LIMA
NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

porque se inobservó que se ha puesto por delante de la actora supliendo su


posición dentro del proceso y excediéndose al modificar el petitorio; b)
Infracción normativa por inaplicación del artículo 949 del Código Civil,
refiere que se transgrede dicho ordenamiento legal, porque no considera que la
forma de adquirir la propiedad con la suscripción de la minuta de fecha tres de
febrero de dos mil seis ingresada a la notaria el dieciséis de febrero de dicho
año constituye el acto eficiente de su dominio sobre el bien, el mismo que lo
adquirió con anterioridad a cualquier registro a favor de la actora, y al ser
propietario del bien su derecho es legítimo y de buena fe al no existir prueba
alguna de la existencia de la actora y/o de su pretendido derecho de adquirir
aquel; y, c) Infracción normativa por interpretación errónea del artículo
2014 del Código Civil, refiere que se vulnera dicha norma, al sostener que
adquirió su derecho basado en la información dada en los Registros Públicos lo
cual lo convierte en tercero registral respecto del causante como de su derecho
habiente quien es su vendedora y asimismo respecto de la actora, situación
que no es considerada por el juez dado que sostiene que tal instituto solo es
factible por una cadena de adquisiciones sucesivas cuando lo correcto es que
los derechos pueden ser de diversa naturaleza.

III. CONSIDERANDO:
PRIMERO.- De la revisión de autos se desprende que Mirella Rebeca Puccio
Bayona (fojas 49), interpone como pretensión principal, la nulidad de acto
jurídico, contenido en la minuta y posterior Escritura Pública de Compraventa,
de fecha veintiocho de febrero de dos mil siete, celebrada entre María
Francesca Puccio de la Borda, como vendedora, y Ernesto Gabriel Lossio
Olavarría, como comprador, otorgada ante Notario Público de Lima doctora
Ana María Alzamora Torres, respecto del inmueble ubicado en la Avenida
República de Panamá número 5329, Distrito de Surquillo, Provincia y
Departamento de Lima; y. como pretensión accesoria, la nulidad del Asiento
2
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA
CASACIÓN 2436-2016
LIMA
NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

Registral número C00003, Rubro Títulos de Dominio, de la Partida Electrónica


número 49085969 del Registro de Propiedad Inmueble de Lima. Invoca las
causales de falta de manifestación de la voluntad y por ser un acto jurídico
contrario a las leyes que interesan al orden público y a las buenas costumbres
contenido en el inciso 1 del artículo 219, y artículo V del Título Preliminar del
Código Civil. Sostiene como fundamentos fácticos de su demanda lo siguiente:
i) Mediante sentencia expedida por el Trigésimo Sexto Juzgado Civil de Lima,
la recurrente ha sido declarada heredera de quien en vida fuera su padre,
Horacio Puccio Carreño, la misma que se encuentra inscrita en el Registro de
Sucesiones Intestadas en la Partida número 11830347 de los Registros
Públicos; ii) Su padre Horacio Puccio Carreño estuvo casado con Laura
Bayona Reaño, quienes posteriormente se divorciaron y producto de la
liquidación de la sociedad de gananciales, su padre adquirió la totalidad de las
acciones y derechos del inmueble antes referido, conforme se desprende del
Asiento C00002 de la Partida número 49085969 del Registro de Propiedad
Inmueble de Lima; iii) Como consecuencia de otra relación, su padre tuvo una
hija de nombre María Francesca Puccio de la Borda (hoy demandada); iv) Con
fecha veintidós de noviembre de dos mil cinco su padre fallece intestado y a los
pocos días, su hermana paterna, María Francesca Puccio De la Borda, tramita
sin su conocimiento, un procedimiento notarial de declaratoria de herederos
ante la Notaria del Doctor Juan Zarate Del Pino, en la cual se hace declarar
dolosamente como única y universal heredera de los bienes del causante a
pesar de tener conocimiento de la existencia de la recurrente, dicho
procedimiento concluyó con inscripción en el Registro de Sucesiones
Intestadas en la Partida número 11830347 de los Registros Públicos; v) Ante
este hecho, la demandante inicia un proceso judicial de petición de herencia
por ante el Trigésimo Sexto Juzgado Civil de Lima que concluyó con sentencia
de fecha veinte de setiembre de dos mil seis declarándose fundada la
demanda, ordenándose que la demandante conjuntamente con la demandada
3
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA
CASACIÓN 2436-2016
LIMA
NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

María Francesca Puccio de la Borda concurran como herederas respecto del


acervo patrimonial dejada por el causante, sentencia que fue posteriormente
confirmada mediante Resolución de fecha diecinueve de marzo de dos mil
ocho; vi) En el citado proceso judicial sobre Petición de Herencia se concedió
una medida cautelar de anotación de demanda, mediante Resolución número
uno, de fecha seis de marzo de dos mil cinco, inscrita en el asiento D00004 de
la Partida número 49085969 del Registro de la Propiedad Inmueble de Lima el
treinta y uno de marzo de dos mil seis; vii) La codemandada María Francesca
Puccio de la Borda a pesar de haber sido debidamente emplazada en el
proceso de Petición de Herencia e inclusive contestando la demanda en dicha
causa, con fecha veintiséis de abril de dos mil seis, en contubernio con su
codemandado Ernesto Gabriel Lossio Olavarria celebraron dolosamente un
contrato de compraventa sobre el citado bien inmueble mediante minuta,
habiendo formalizado mediante escritura pública de fecha veintiocho de febrero
de dos mil siete, por el precio de ochenta mil nuevos soles (S/.80,000.00), sin
que se hubiese dado fe de la exhibición de medio de pago alguno y dejando
constancia de la no utilización de pago bancario; viii) Resulta extraño que
aparezca una minuta de compraventa supuestamente de fecha tres de febrero
de dos mil seis, esto es, a escasos días de la inscripción de la anotación de la
mencionada demanda y a pesar que dicha minuta no ostenta fecha cierta,
recién se eleva a escritura pública después de más de un año, esto es, el
treinta y uno de marzo de dos mil seis, cuando se encontraba debidamente
inscrita la medida cautelar de anotación de demanda, de lo que se desprende
que el comprador codemandado Ernesto Gabriel Lossio Olavarria tuvo pleno
conocimiento de la referida inscripción, razón por la que no puede ampararse
dentro del principio de buena fe registral, además el codemandado tampoco
puede ampararse en dicho principio registral en la medida que inscribe su
aparente derecho de propiedad recién el veintisiete de marzo de dos mil siete,
conforme se desprende del Asiento C00003 de la Partida número 9085969; ix)
4
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA
CASACIÓN 2436-2016
LIMA
NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

Al momento del fallecimiento de su señor padre ocurrida en el mes de


noviembre del dos mil cinco, el inmueble sub materia se encontraba alquilado a
la empresa Fanisa Empresa Individual de Responsabilidad Limitada por una
merced conductiva mensual de seiscientos cincuenta dólares americanos
(US$.650.00), resultando que a la fecha del fallecimiento de su padre, la
arrendataria inicia un proceso judicial de ofrecimiento de pago y consignación
de arriendos, en el mes de enero del dos mil seis, contra la sucesión de
Horacio Puccio Carreño, siendo emplazados los presuntos herederos, la
codemandada María Francesca Puccio de la Borda, su señora madre Carmen
Ismelda de la Borda Velarde y la recurrente, con lo que se evidencia que la
codemandada tenía conocimiento de los derechos sucesorios que le
correspondía a la accionante sobre el referido bien.

SEGUNDO.- Admitida a trámite la demanda mediante la Resolución número


dos, de fecha treinta de diciembre de dos mil nueve (foja 91) y luego e haber
corrido traslado a las partes, Ernesto Gabriel Lossio Olavarria (fojas 191) se
apersona al proceso y absuelve los términos de la demanda, señalando lo
siguiente: i) Al momento de adquirir la propiedad del bien inmueble sub litis
mediante contrato de fecha cierta dieciséis de febrero de dos mil seis,
desconocía de la existencia de la demandante, siendo que en los registros
públicos se encontraba como única heredera de Horacio Puccio Carreño, la
codemandada María Francesca Puccio de la Borda, según se advierte de la
Partida Registral número 11830347 del Registro de Sucesiones Intestadas y la
Partida número 49085969 del inmueble en mención, no existiendo en el
registro de propiedad inmueble inscripción, carga, gravamen o anotación
alguna limitando la facultad de la vendedora de transferir el inmueble, siendo
que la anotación de la demanda del proceso de Petición de Herencia es
posterior a la compraventa de fecha cierta del referido inmueble; ii) Al
pretender inscribir el recurrente la adquisición el bien inmueble, registros
5
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA
CASACIÓN 2436-2016
LIMA
NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

públicos procedió a emitir una esquela de observación en la que se pide aclarar


el error material de la sentencia de divorcio de los señores Horacio Puccio
Carreño y Laura Bayona Reaño a fin de precisar a quién le corresponde la
propiedad del inmueble sub litis, motivo por el cual el recurrente procedió a
bloquear la partida registral, realizándose el saneamiento de la compraventa el
trece de febrero de dos mil siete; iii) Luego de tomar conocimiento de la
anotación de demanda de Petición de Herencia, el veintiuno de julio de dos mil
seis, inició un proceso de tercería preferente de propiedad sin que se haya
amparado su pretensión; iv) El veintiséis de agosto de dos mil ocho, en forma
sorpresiva y errónea se inscribe la sentencia de Petición de Herencia, pese a
que su derecho de propiedad ya había sido inscrito registralmente, no obstante
dicha sentencia no determina la disposición de los derechos sobre el inmueble
sino simplemente establece el derecho sucesorio entre las herederas; v) Ante
la negativa de la arrendataria Fanisa Empresa Individua de Responsabilidad
Limitada, de reconocerlo como propietario del inmueble materia de
transferencia, se vio en la necesidad que la codemandada continuara en el
cobro de los arriendos, lo que en modo alguno significa contubernio o colusión
con la citada codemandada.

TERCERO.- Por su parte, María Francesca Puccio De la Borda (fojas 232),


contesta la demanda señalando lo siguiente: i) La transferencia del bien
inmueble a favor de su codemandado se realizó el tres de febrero de dos mil
seis, la misma que adquirió fecha cierta el dieciséis de febrero de dos mil seis
con la presentación de la minuta ante la Notaria y la formación del Kardex
número 13740, fecha en la que desconocía la existencia como media hermana
de la demandante, habiéndose efectuado el pago con la firma de la minuta de
compraventa a su solicitud debido a la urgencia de dinero que tenía la
recurrente a fin de cumplir con sus obligaciones generadas por los gastos
realizados para cubrir la enfermedad de su señor padre en la Clínica Tesa; ii)
6
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA
CASACIÓN 2436-2016
LIMA
NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

No se inscribió inmediatamente el título de propiedad en los Registros Públicos


debido a que existía un error material en la liquidación de la sociedad de
gananciales dispuesta en la sentencia de divorcio de su señor padre al no
haberse ordenado en forma literal que el inmueble sub litis quedaba en la
esfera de dominio de su padre, por lo que se vio obligada, a exigencia del
comprador, de desarchivar el expediente de divorcio para corregirlo, siendo
remitido al Noveno Juzgado de Familia de Lima, donde se realizó los trámites
de ley para corregir la sentencia, la que se inscribió en el rubro C00002 de la
Ficha número 49085969 del registro de propiedad inmueble de Lima; iii) En
cuanto a la afirmación de la demandante en el sentido que el inmueble se
encontraba arrendado a nombre de la empresa Fanisa Empresa Individual de
Responsabilidad Limitada y que al fallecimiento de su señor padre, la
arrendataria inicio un proceso judicial de pago y consignación de arriendos
emplazándose a los presuntos herederos, refiere la recurrente que dicha
afirmación resulta ser falso por cuanto no se identifica concretamente a la
presunta heredera.

CUARTO.- Tramitada el proceso conforme a su naturaleza, por sentencia de


primera instancia contenida en la Resolución número veintiocho, de fecha
veinticinco de marzo de dos mil quince, el Juez del Trigésimo Sétimo
Juzgado Especializado en lo Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima
declara fundada en parte la demanda. Como fundamentos de su decisión
sostiene lo siguiente: i) Si bien la demandada María Francesca Puccio de la
Borda transfirió el bien sub litis, lo cierto es que su derecho a nivel registral no
resultaba siendo absoluto debido que a la fecha de dicha transferencia aun no
se encontraba instituido el derecho de la vendedora como única titular a nivel
registral, al no advertirse cómo es que asumió la transferencia absoluta sobre
el bien a favor de Ernesto Lossio Olavarria y los contratantes no se hayan
preocupado de estipular respecto a la real situación del inmueble en el contrato
7
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA
CASACIÓN 2436-2016
LIMA
NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

de transferencia cuestionado; ii) El codemandado Ernesto Lossio Olavarria no


puede sostener desconocimiento de que el bien a nivel registral no estaba
reconocido de absoluta propiedad de la heredera, primero, porque existían
medidas de embargo que estaban trabadas respecto a las acciones y derechos
del causante, lo que hacía lógico suponer que existía otra persona con registro
de igual derecho de propietario, que en este caso resultaba siendo Laura
Bayona Reaño, que también estaba inscrito a nivel registral, por tanto, la
vendedora demandada que era heredera de Horacio Puccio Carreño no
resultaba teniendo un derecho absoluto de la propiedad; y sin embargo, las
partes estipulan una claúsula contradictoria pese a la publicidad de las
inscripciones efectuadas de lo que no se puede alegar desconocimiento desde
que conforme lo establece el artículo 2012 del Código Civil se presume sin
admitirse prueba en contrario que toda persona tiene conocimiento del
contenido de las inscripciones; iii) Resulta poco creíble que los demandados
hayan tenido que celebrar entre ellos un acuerdo para que la media hermana
de la demandante continúe con el cobro de la renta a la empresa arrendataria
del inmueble en favor del nuevo propietario y, aunado a ello, continúe
presentándose ante instancias judiciales como propietaria del inmueble al
argumentar que le asiste el derecho por ser heredera del causante Horacio
Puccio Carreño, teniéndose en consecuencia la perspectiva que se ha gestado
esta transferencia valiéndose de la situación de que la actora aún no había
inscrito su derecho sucesorio, asumiendo obligaciones que no resultan siendo
lícitas, porque se advierte que están destinadas a despojar a la hermana
demandante de su legítimo derecho respecto del inmueble con el objeto de que
sea de absoluto y único provecho de la demandada, resultando en
consecuencia el acto jurídico cuestionado contrario al orden público lo que
determina su nulidad absoluta; iv) En cuanto a la pretensión accesoria sobre
nulidad de asiento registral C0003, de la Partida número 49085969 del registro
de propiedad inmueble de Lima, el Juez ampara dicha pretensión atendiendo a
8
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA
CASACIÓN 2436-2016
LIMA
NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

que se ha determinado la invalidez del acto jurídico por incurrir en lo


establecido en el artículo V del Título Preliminar del Código Civil, determinando
en consecuencia que debe disponerse la cancelación registral solicitada.

QUINTO.- Mediante sentencia de segunda instancia contenida en la


Resolución número siete, de fecha veintiséis de enero de dos mil dieciséis
(fojas 641) la Tercera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima,
resuelve confirmar la sentencia apelada por la que se declara fundada en parte
la demanda sobre nulidad de acto jurídico. La Sala Superior sustenta su
decisión señalando sustancialmente lo siguiente: i) La compraventa efectuada
por la codemandada María Francesca Puccio de la Borda a favor del
codemandado Ernesto Gabriel Lossio Olavarria se produjo cuando el bien
inmueble materia del proceso correspondía a la masa hereditaria del causante
Horacio Puccio Carreño y, por tanto, a la que deben concurrir todos los
coherederos, a pesar de considerársele como única heredera en su
oportunidad a la codemandada María Francesca Puccio de la Borda; en
consecuencia, la condición de coherederas de la demandante Mirella Rebeca
Puccio Bayona y la codemandada María Francesca Puccio de la Borda resulta
ser anterior a la adquisición e inscripción registral del bien inmueble materia del
proceso por el codemandado Ernesto Gabriel Lossio Olavarria; ii) Por tanto,
siendo un bien de la masa hereditaria del causante Horacio Puccio Carreño, el
inmueble ubicado en Avenida República de Panamá número 5329, Distrito de
Surquillo, Provincia y Departamento de Lima, para su transferencia debió
intervenir también la demandante Mirella Rebeca Puccio Bayona,
conjuntamente con la codemandada María Francesca Puccio de la Borda,
siendo así, en atención a la causal invocada por la pretensión postulada por la
demandante, se advierte que no corresponde amparar la demanda de nulidad
de acto jurídico por la causal de falta de manifestación de voluntad, por cuanto
ha quedado acreditado que la demandante no ha intervenido en la
9
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA
CASACIÓN 2436-2016
LIMA
NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

compraventa cuestionada, lo cual no se subsume en las causales que la


jurisprudencia ha establecido para calificarla; iii) Sin embargo, en atención a
los hechos expuestos en el proceso y los medios probatorios actuados, la Sala
Superior estima que resulta conveniente la aplicación del principio iura novit
curia, contenido en el artículo VII del Título Preliminar del Código Civil,
correspondiendo estimar que la nulidad de acto jurídico demandada no
corresponde ser calificada de acuerdo a la causal de falta de manifestación de
voluntad, contenida en el inciso 1 del artículo 219 del Código Civil; sino de
acuerdo a la causal de contravención del orden público –de acuerdo al artículo
V del Título Preliminar del Código Civil- (inciso 8 del artículo 219 del Código
Civil), conforme lo ha calificado el A quo.; iv) En ese sentido, desde el veintidós
de noviembre de dos mil cinco, fecha del fallecimiento del causante Horacio
Puccio Carreño, los bienes, derechos y obligaciones que constituyen su
herencia se trasmiten a sus sucesores María Francesca Puccio de la Borda y
Mirella Rebeca Puccio Bayona, en concordancia con el artículo 660 del Código
Civil, norma de orden público que ha sido vulnerada mediante el acto jurídico
cuestionado, en el cual debió intervenir la demandante como copropietaria de
los bienes de la herencia; por lo que se evidencia que el acto jurídico
cuestionado adolece de nulidad por la causal de contravención al orden
público; v) En cuanto al principio de la buena fe registral invocado por el
codemandado, se tiene que en el caso de autos, solo existe una transferencia
cuestionada, por lo que no existe la presencia de un tercero registral, no
resultando de aplicación dicho numeral en el caso del codemandado Ernesto
Gabriel Lossio Olavarria.

SEXTO.- En el presente caso, se ha declarado procedente el recurso de


casación por las causales de infracción de normas de derecho material y
procesal, teniendo en cuenta ello, es de advertirse que conforme lo dispone el
artículo 396 del Código Procesal Civil, cuando se declara fundado el recurso de
10
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA
CASACIÓN 2436-2016
LIMA
NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

casación por la causal de infracción normativa de orden procesal se debe


devolver el proceso a la instancia inferior para que emita una nuevo fallo,
mientras que si se declara fundado el recurso por la causal de infracción
normativa material, la Sala Suprema actuando en sede de instancia deberá
resolver el conflicto según su naturaleza. Es por ello, que la revisión de las
causales por las que ha sido declarado procedente el recurso de casación debe
comenzar por el análisis de la infracción normativa de naturaleza procesal.

SÉTIMO.- Estando a las alegaciones expuestas por el recurrente, es necesario


destacar que, el “principio de congruencia procesal”, regulado por el artículo VII
del Título Preliminar del Código Procesal Civil, alude a que en toda resolución
judicial debe existir: 1) Coherencia entre lo solicitado por las partes y lo
finalmente resuelto, sin omitirse, alterarse o excederse dichas peticiones
(congruencia externa); y, 2) Armonía entre la motivación y la parte resolutiva
(congruencia interna); en ese sentido, la congruencia en sede procesal, es
como bien refiere Devis Echandia1, el “(...) principio normativo que delimita el
contenido de las resoluciones Judiciales que deben proferirse de acuerdo con
el sentido y alcance de las peticiones formuladas por las partes (...) para que
exista identidad jurídica entre lo resuelto y las pretensiones (...)” de donde se
tiene en consecuencia que los Jueces tienen el deber de motivar sus
resoluciones, como garantía de un debido proceso; no estando obligados a
darle la razón a la parte pretendiente, pero sí a indicarle las razones de su sin
razón y a respetar todos los puntos de la controversia fijados por las partes,
respetando así el principio de congruencia.

OCTAVO.- En el presente caso, se advierte que la sentencia venida en grado


cuenta con congruencia interna y externa, y si bien el recurrente alega que el
ad quem no puede cambiar el fundamento legal al pretender aplicar el inciso 8

1 Devis Echandía, Hernando. Teoría General del Proceso. Tomo II. Editorial Universidad: Argentina. p. 533.
11
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA
CASACIÓN 2436-2016
LIMA
NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

del artículo 219 del Código Civil, no obstante, se aprecia que la Sala Superior
ha resuelto el conflicto de intereses aplicando la norma sustantiva que
verdaderamente corresponde al proceso a fin de dilucidar la controversia con
arreglo a derecho, al advertir que el acto jurídico cuestionado transgredía una
norma de orden público contenido en el artículo 660 del Código Civil, sin que
ello signifique por consiguiente afectación al principio de la norma denunciada,
ello por cuanto no debe olvidarse que a través de la norma procesal
denunciada, los jueces tienen la obligación jurídica de aplicar la norma
pertinente, aunque no haya sido invocada en la demanda, que es lo que en
efecto ha sucedido en el presente caso, tanto más, cuando según se aprecia
del petitorio de la demanda de fojas 49, la accionante ha interpuesto su
demanda de nulidad de acto jurídico, amparándose expresamente en lo
dispuesto en el inciso 1 del artículo 219 y artículo V del Título Preliminar del
Código Civil, este último, referido a la posibilidad de invocar la nulidad de un
acto jurídico cuando resulta ser contrario a las leyes que interesan al orden
público y a las buenas costumbres, que es lo que en efecto ha sido advertido
por el Juez de la causa al dilucidar la controversia; siendo esto así, no se
evidencia extralimitación alguna en los órganos de instancia al haberse
aplicado la norma material que resultaba congruente con el asunto materia de
controversia, por lo que la causal procesal denunciada en el (apartado a) debe
desestimarse por improbada.

NOVENO.- Prosiguiendo con el análisis del recurso de casación del


demandado, se advierte que el recurrente también denuncia la infracción
normativa material del artículo 949 del Código Civil (apartado b), señalando
que la Sala Superior no ha advertido que la propiedad sobre el predio sub
materia lo adquirió con la suscripción de la minuta de fecha tres de febrero de
dos mil seis ingresada a la notaria el dieciséis de febrero del mismo año, lo que
constituye el acto eficiente de su dominio sobre el bien. Al respecto, cabe
12
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA
CASACIÓN 2436-2016
LIMA
NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

recordar que, lo que han establecido las instancias de mérito, es que el


derecho de propiedad alegado por el codemandado, no puede ser opuesto a la
demandante, en razón que el acto jurídico contenido en la minuta de fecha tres
de febrero de dos mil seis y posterior escritura pública de fecha veintiocho de
febrero de dos mil siete celebrada entre María Francesca Puccio de la Borda
como vendedora y Ernesto Gabriel Lossio Olavarria como comprador respecto
del predio sub materia adolece de nulidad por contravención al orden público
resultando por tanto pasible de nulidad según lo dispuesto en el inciso 8 del
artículo 219 del Código Civil, al haberse establecido que el artículo 660 del
Código Civil resulta ser una norma de orden público que ha sido vulnerada a
través del acto jurídico cuestionado; siendo ello así, no se ha incurrido en
infracción normativa del artículo 949 del Código Civil, pues, resulta evidente
que en el acto jurídico cuestionado debió intervenir la demandante al ser
copropietaria del referido inmueble conjuntamente con la codemandada por
resultar un bien perteneciente a la masa hereditaria dejada por su causante.

DÉCIMO.- Habiéndose hecho alusión expresa en esta sentencia a la expresión


“norma de orden público”, resulta necesaria dilucidar qué se entiende por este
concepto. El inciso 8 del artículo 219 del Código Civil, que nos remite al artículo
V del Título Preliminar establece: “es nulo el acto jurídico contrario a las leyes
que interesan al orden público o a las buenas costumbres”, la doctrina
calificada, como la sustentada por doctor Lizardo Taboada2, sostiene: “La
nulidad tácita o virtual es aquella que sin venir declarada directamente por el
supuesto de hecho de una norma jurídica, se deduce o infiere del contenido de
un negocio jurídico, por contravenir el mismo el orden público, las buenas
costumbres o las normas imperativas (…). Esta categoría de nulidad virtual,
exige por ende una interpretación no solo de la norma jurídica, sino también de
las bases o fundamentos del sistema jurídico, conformado por normas

2 Taboada Cordova, Lizardo. Nulidad del Acto Jurídico, Editora Jurídica Grijley. Segunda Edición 2002. página 97.
13
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA
CASACIÓN 2436-2016
LIMA
NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

imperativas, orden público y buenas costumbres. En otras palabras, para poder


detectar un supuesto de nulidad virtual, es necesario en la mayoría de los
casos una interpretación integral del sistema jurídico, no solo de sus normas,
sino también de sus fundamentos”. De lo anterior podemos inferir que la
nulidad virtual es aquella que se encuentra tácitamente contenida en las
normas jurídicas y se hace evidente cuando el negocio jurídico cuestionado
tiene un contenido ilícito, no sólo por contravenir las normas imperativas, sino
también por contravenir un principio de orden público, o las buenas
costumbres.

DÉCIMO PRIMERO.- Dentro de este contexto dogmático y normativo, se


advierte que la norma contenida en el artículo 660 del Código Civil resulta ser,
en efecto, una norma de orden público, no solo porque instituye en forma
preferente la transmisión a los sucesores de los derechos hereditarios a la
muerte del causante, de lo cual se puede derivar su carácter imperativo, sino
también porque está orientada a la protección del patrimonio que ha dejado el
causante al momento de su muerte; de tal modo que si el acto contraviene
dicha norma se incurre en la causal de nulidad absoluta prevista en el inciso 8
del artículo 219 del acotado Código, por ser contrario a las leyes que interesan
el orden público según el artículo V del Título Preliminar del Código Sustantivo,
norma que según se tiene de lo expuesto, ha sido de plena aplicación por las
instancias de merito al presente caso.

DÉCIMO SEGUNDO.- Finalmente, el recurrente denuncia la infracción


normativa del artículo 2014 del Código Civil señalando haber adquirido su
derecho basado en la información proporcionada en registros públicos lo que lo
convierte en tercero registral respecto del causante como de su
derechohabiente quien es su vendedora.

14
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA
CASACIÓN 2436-2016
LIMA
NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

DÉCIMO TERCERO.- En cuanto a la aplicación del artículo 2014 del Código


Civil, esta norma recoge el denominado “principio de buena fe registral”, en
virtud al cual, a un sujeto denominado “tercero registral” se le otorga una
protección absoluta, de tipo “iure et de jure”, es decir, donde no cabe prueba en
contrario. Conforme se desprende de lo establecido en el artículo 2014 del
Código Civil, el tercero registral al que hace referencia la norma en comento, es
el sujeto de derecho que no interviene, es decir que no es parte en el acto
jurídico que es materia de anulación, rescisión o resolución; supuesto que no
se presenta en el presente caso, puesto que es el recurrente quien ha sido
parte compradora en el acto jurídico que se cuestiona en este proceso y cuya
validez viene siendo cuestionada en estos autos; de manera que el
codemandado no resulta ser tercero registral bajo los alcances previstos en la
norma bajo análisis.

DÉCIMO CUARTO.- En esa misma línea, el profesor Arata Solís3, sostiene que
“tercero será todo aquel que no es parte del negocio jurídico, que no participó
de ese acto”. (…) En ese sentido, el citado autor agrega: “Si en un acto
afectado de nulidad, yo he participado, fuera de algunos temas de confianza
que yo pudiera haber tenido, no es el principio de la fe pública registral el que
ésta aquí en cuestión. La nulidad afecta al acto, la nulidad cuestionará el acto
en el que yo he participado, donde no soy tercero.”

DÉCIMO QUINTO.- Examinando los argumentos del denunciante en este


apartado se advierte, según lo señalado en líneas precedentes que el
recurrente es quien ha participado de manera directa en el acto que hoy es
materia de nulidad, por cuya razón no puede ser considerado como tercero
registral y menos verse beneficiado con el principio del tercero registral que

3 ARATA SOLIS, Rómulo (29 de diciembre 2017). “Principio de la fe pública registral”. Legis.pe.Recuperado de:
http://legis.pe/romulo-arata-solis-analiza-principio-fe-publica-registral-entrevista/
15
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA
CASACIÓN 2436-2016
LIMA
NULIDAD DE ACTO JURÍDICO

consagra el artículo 2014 del Código Civil, por lo que esta denuncia tampoco
debe ser estimada

IV. DECISIÓN:
Por tales consideraciones y en aplicación de lo dispuesto en el artículo 397 del
Código Procesal Civil.

4.1. Declararon INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Ernesto


Gabriel Lossio Olavarria (fojas 662); en consecuencia, NO CASARON la
sentencia de vista contenida en la Resolución número siete, de fecha veintiséis
de enero de dos mil dieciséis (fojas 641) expedida por la Tercera Sala Civil de
la Corte Superior de Justicia de Lima.

4.2. DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial


“El Peruano”, bajo responsabilidad, en los seguidos por Mirella Rebeca Puccio
Bayona contra Ernesto Gabriel Lossio Olavarria y otra, sobre Nulidad de Acto
Jurídico; y los devolvieron. Integra esta Sala el Juez Supremo Señor Calderón
Puertas por impedimento de la Jueza Suprema Señora Cabello Matamala.
Ponente Señor Romero Díaz, Juez Supremo.-
S.S.

ROMERO DÍAZ

CALDERÓN PUERTAS

ORDÓÑEZ ALCÁNTARA

DE LA BARRA BARRERA

CÉSPEDES CABALA

16

También podría gustarte