Está en la página 1de 3

CARTAS PARA LLUVIA, MUESTRA DE COMO UN PERSONAJE SECUNDARIO

PUEDE SER MÁS INTERESANTE QUE EL PRINCIPAL

Saludos para todos aquellos que han entrado al mundo de la literatura, por medio
de esta reseña crítica les relataré mi experiencia al leer el cuento titulado “Cartas
para Lluvia” publicado el 15 de diciembre de 2017 por la editorial Uranito, esta obra
fue escrita por Alberto Chimal el cual nació en Toluca, Estado de México el 12 de
septiembre de 1970, iniciando su carrera en 1987 como narrador, dramaturgo,
ensayista y minificcionista.

El libro es básicamente la historia acerca de una niña llamada Lluvia ¡Qué clase de
loco le pone así a su hija! pobre chica ya veo por qué la molestan, en fin retomando
lo que empecé, Llovizna digo Lluvia vive con su mamá Nieve, otra que le ponen un
nombre raro ¿En qué pensaban los padres de antes? lo bueno que mis papas se
les ocurrió un nombre común ¿Qué les estaba diciendo? ya me acordé, Nieve y
Lluvia se mudaron de su ciudad natal recientemente, por lo que la escuela se
convierte un poco pesada para la inocente niñita, pues un grupo de tres compañeras
la molestan por el trabajo que hace su mama (lee las cartas del tarot) y por el hecho
de que su papá no vive con ellas, no quiero ser chismoso pero a mí se me hace que
la mamá es bruja, mejor ya me callo si no nunca voy a terminar, estas agresiones
le ocasionan varias suspensiones por pelearse con ellas, milagrosamente consigue
una amiga llamada Caty a la que le muestra las cartas que le escribe su papá, el
cual viaja hacia lugares de otras dimensiones describiéndole sus increíbles
aventuras.
El cuento si se lo preguntaban es aburrido, empezando con un inicio algo flojo y
repetitivo, ya que pensé que la historia iba a ser algo nuevo pero ¡Sorpresa! esa
situación se ve todos los días, ojala a mi yo del pasado le pudiera haber dicho que
hiciera todo lo posible por conseguir el “Último explorador” que se oía más
interesante para que no malgastara su tiempo, dinero y esfuerzo al leer la vida sin
chiste de Lluvia, pero tal como dice Lewis Carroll “No puedo volver al pasado
porque era una persona distinta”, sin tener má s remedio que vivir con el
mal recuerdo de ese libro, espero que en algún futuro no me toque otra
historia parecida ¡Ya sería el colmo!, pero confía en las palabras de
Heráclito “Uno no puede pisar dos veces el mismo río” .

Para concluir quiero retomar la parte del título. Horacio Kustos (padre de
Lluvia), le escribía cartas a su hija para contarle como era su trabajo, y
créanme esas historias fueron mejor que lo que estaba leyendo desde un
principio, quedándome con la intriga de conocer más sobre sus historias.
Al final de todo no debo criticar al autor, pues no dudo que t enga historias
más interesantes ya que hay libros malos y libros buenos, recordando las
palabras de Jean-Jacques Rousseau "La paciencia es amarga, pero su
fruto es dulce", deduciendo esto espero encontrarme con otro texto de
Alberto Chimal, confiando que cuando llegue el momento me guste mucho
su relato, por lo tanto a esperar se ha dicho.
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

COLEGIO DE CIENCIAS Y HUMANIDADES PLANTEL AZCAPOTZALCO

ALUMNO: Morales García Luis Fernando

MAESTRA: Leslie Romero

GRUPO: 327

TURNO: Matutino

MATERIA: Taller de Lectura, Redacción e Introducción a la Invención


Documental

También podría gustarte