Está en la página 1de 3

Que no te den gato por liebre con la cosmética natural

La piel también come

Según datos de la Union Europea, más de 7.000 ingredientes se usan habitualmente


en cosmética. A través de la piel se absorben los productos químicos que contienen los
cosméticos, por lo que es importante usar cosméticos sanos y naturales.

Muchos cosmeticos convencionales contienen ingredientes peligrosos pueden causar


alergias, irritaciones y otros problemas de salud. Están en pequeñas cantidades
permitidas, pero en muchos casos son productos de uso diario y se van acumulando en
nuestro organismo, pudiendo desarrollarse con los años problemas de salud muy
graves.

La moda verde

Lo natural está de moda debido a la creciente demanda por consumir productos más
naturales, por lo que muchas empresas cosméticas juegan con el lenguaje para vender
como natural cosas que no lo son.

Resulta muy fácil decir que un cosmético tiene ciertas plantas beneficiosas y que
luego el porcentaje se limite a una cantidad mínima acompañada de un montón
de ingredientes químicos que pueden ser tóxicos para el organismo. Una crema
de aloe vera o miel no garantiza que sea natural ni ecológica.

¿Natural o ecológico?

La definición de cosmético natural es muy genérica, ya que no existe un


criterio claro ni universal sobre qué se considera cosmética natural.

La única garantía para comprar cosmética autenticamente naturales es adquirir


cosméticos ecológicos certificados.

Los cosméticos ecológicos certificados no contienen sustancias irritantes ni tóxicas. Tienen


como ingredientes mayoritarios productos de origen vegetal, con una base de aceites
vegetales y extractos de plantas que estimulan la función regeneradora de la propia piel.

La única forma de saber si un cosmético es realmente ecológico es que en su


etiqueta tenga un sello que lo certifique. Los sellos ecológicos aseguran unas
normas de obligado cumplimiento, como son no contener conservantes (como
parabenes, que se han encontrado en tumores de mama) ni perfumes
artificiales (vinculados a desordenes hormonales), derivados del petróleo como
parafinas, siliconas, PEG, etc. Tampoco pueden haber sido producidos a partir
de transgénicos ni usando disolventes químicos.
Solo con el sello ecológico podemos estar seguros de que dicho cosmetico contiene
ingredientes ecológicos y naturales, y que no contiene ninguna sustancia peligrosa para
la salud.

Sin embargo, dada la diversidad y falta de unanimidad de los sellos que indican una
cosmética ecológica certificada puede dar lugar a confusión entre los consumidores. Los
sellos ecológicos más importantes y que ofrecen una total seguridad son estos:

Sin la presencia de estos sellos, no debemos fiarnos nunca de que ponga la palabra
Natural o Ecologico en la etiqueta, ya que no tenemos ninguna garantía de que no
contenga ingredientes químicos peligrosos.

¿Cómo puedo saber que si mis cosméticos son realmente buenos?

Te vamos a dar una sencillas pautas para detectar los ingredientes peligrosos.

Lo primero es buscar en la etiqueta la lista de ingredientes del producto. Por ley todos
los ingredientes tienen que aparecer con el nombre en ingles o latin (si se trata de
plantas). Estos ingredientes están ordenados de mayor a menor cantidad, de tal
manera que el primer ingrediente que aparece es el que esta en mayor cantidad, y los
que aparecen al final de la lista en menor. Hay muchos, ¡Pero no te asustes!

Hemos realizado una lista de ingredientes que representan algun peligro para la salud
o el medioambiente y que por tanto no deben estar en ningún cosmético. No es una
lista de todos los ingredientes tóxicos que se usan, ya que sería casi infinita, pero son
los que se usan más frecuentemente y cuya toxicidad está demostrada
científicamente.
Para facilitar el uso de esta lista hemos ordenado los ingredientes según el tipo de
producto donde se suelen encontrar. Algunos ingredientes también se pueden
encontrar en diversos tipos de cosméticos (Ej: los parabenos aparecen en dentífricos,
champús, cremas, etc.).

INGREDIENTES TÓXICOS MÁS HABITUALES A EVITAR EN COSMETICOS


En quitaesmaltes: Formaldehido
En cremas, lociones y balsamos labiales: Paraffinum, Petrolatum, Cera microcristalina,
Mineral oil, Ozokerit, Vaselina
En champús y geles de ducha: Ingredientes que terminen en “eth” (ej: Sodium laureth
sulphate). Pueden aparecer tambien en cremas
En desodorantes (antitranspirantes): Aluminium o Alum.
En tintes para el pelo: Resorcinol
En despigmentantes: Hidroquinona

Usado en distintos productos (suelen estar al final de la lista de ingredientes):


Benzophenone, BHA, BHT, 2-bromo-2-nitropropane-1,3-diol, PEG (ej: PEG-
100), Triclosan, DMDM hydantoin, Chlorhexidine,
Chloromethylisothiazolinone, Parabenes (ej: ethylparaben, methylparaben, etc.),
Quaternium, Sodium hydroxy methylglycinate, Imidazolidinyl urea.

En el caso de los jabones en pastilla, muchas veces nos dicen que estan hechos con
aceite de oliva, pero apenas contienen aceite de oliva. En la etiqueta, el primer
ingrediente tiene que ser “Sodium Olivate” u “Olea Europaea oil ”. Si el primer
ingrediente es “Cocoate” te están vendiendo un jabon de coco que te dejara las manos
secas y asperas.

Espero que os haya sido de utilidad para cuidaros un poquito mejor y más fácil 

También podría gustarte