Está en la página 1de 9

Práctico y Normativa Ética problemas prácticos Cualquier persona que, a principios del siglo XXI,

mira hacia atrás en el último siglo con el fin de emitir un juicio moral debe ser en extremo triste.
Lo que hemos dejado atrás es un siglo preocupado por el terror, la violencia y la injusticia.

Esto ha traído el bien conocido filósofo moral británico Jonathan Glover hacer la siguiente
reflexión: En Europa a comienzos del siglo XX la mayoría de las personas aceptan la autoridad de la
moral. Pensaron que había una ley moral, que era evidentemente a ser obedecido. Kant había
escrito de las dos cosas que llenan la mente con admiración y asombro, 'el cielo estrellado sobre
mí y la ley moral dentro de mí'. En Cambridge en 1895, un siglo después de Kant, Lord Acton
todavía no tenía dudas: 'Los dictámenes alteran, cambian las costumbres, credos subir y bajar,
pero la ley moral está escrito en las tablas de la eternidad '. Al comienzo del siglo XX, los europeos
reflexivos también eran capaces de creer en el progreso moral, y para ver la maldad humana y la
barbarie como en retroceso. Al final del siglo, es difícil estar seguro, ya sea sobre la ley moral o
sobre el progreso moral. (Humanidad, Pág. 1)

Un hecho sorprendente, cuando se contempla el pasado reciente, es que no sólo tiene muchos
líderes políticos y hombres de gran alcance, junto con sus colaboradores cercanos, los crímenes
cometidos y atrocidades en firme contra la humanidad, sino también, y más aún Es preocupante
que tantas personas 'normales' han permitido que lo hagan. Uno tiene la impresión de que, la
gente normal y decente, en su relación con las atrocidades de su tiempo, deben haber estado
sufriendo de ceguera moral. Cuando no eran ellos mismos entre las víctimas, permitieron que
todos los males que se cometen.

Es como si nunca había sido consciente de la existencia de cualquier ley moral. ¿O es que tienen
valores tan diferentes de los que nos gustaría pensar que tenemos hoy que confundieron con el
crimen por la justicia? Es difícil decir si eran ignorantes o acaba de tener una mentalidad diferente
a la nuestra. Es fácil, sin embargo, para emitir un juicio moral en el pasado. Pero ¿qué pasa con
nuestra época actual? Una cuestión candente para nosotros es el siguiente. ¿Hay prácticas de
avanzada, y las sociedades industrializadas 'civilizados' que son tan mal como las prácticas del
pasado que no dudamos hoy para llamar crímenes? ¿Tenemos también realizar actos o mantener
prácticas que las generaciones futuras se refieren como atrocidades? No soy la primera persona a
plantear esta cuestión.

Tres áreas a menudo se han citado como ejemplos de cómo las cosas terribles se les permite ir en
un número relativamente desapercibido: (1) nuestros (la especie humana) la represión de otras
especies (animales); (2) nuestros (todos los seres humanos) complacencia en nuestra relación con
la destrucción de nuestro medio ambiente, el calentamiento global es el más conocido y el
ejemplo que se discute; y (3) nuestra (la parte rica de la población mundial) la tolerancia de la
hambruna y la pobreza extrema en las partes más pobres del mundo. Voy a volver muchas veces
en este libro a estos tres temas. Por el momento, me deja utilizar sólo uno de ellos como un
ejemplo. Me centraré en la relación entre nosotros (gente como ustedes que leen esto y yo, el
escritor) y las personas que viven en la pobreza extrema en las zonas pobres del mundo con el fin
de introducir el tema de este libro.
Yo que escribir esto y que lo leen son, supongo, relativamente acomodada, vivir en una parte del
mundo donde la pobreza extrema es raro. Pero nosotros no ignoramos el hecho de que las cosas
se ven muy diferentes en otros lugares. En la televisión casi todos los días se nos muestra los niños
que sufren de malnutrición, muriendo ante nuestros ojos contra enfermedades infecciosas que
son relativamente triviales en nuestra parte del mundo. Sin embargo, lo hacemos tan poco para
ayudarlos. Hemos toleramos 'su sufrimiento o 'ciego' a nosotros mismos para que, al igual que las
personas tolerado o cegado cuando otros eran esclavos hace dos siglos, o cuando las personas se
discrimina sistemáticamente bajo el sistema del apartheid en Sudáfrica durante el siglo XX.
¿Quiere esto decir que estamos actuando inmoralmente? Permítanme plantear el problema de la
siguiente manera. Supongamos que hacemos nuestro trabajo o el ejercicio de nuestros estudios,
que nos preocupamos por los que están cerca y querido para nosotros y pagamos nuestros
impuestos (sabiendo que una pequeña proporción se destina a la ayuda internacional). ¿Significa
todo esto que estamos obedeciendo la ley moral? O estamos violarlo?

No es mi intención de responder a una pregunta como ésta. Los que leen este libro será, sin
embargo, estar provistos de mejores medios para responder por sí mismos. Ahora uso la cuestión
como un ejemplo de lo que llamo una pregunta 'práctico'. Característico de una cuestión práctica
es que la respuesta a ella es una acción. Mi respuesta a la pregunta planteada es la forma en que
decido vivir mi vida. Su respuesta a que es la forma en que decide vivir su vida. Siempre nos
enfrentamos a cuestiones prácticas, y la cuestión práctica más básica que nos enfrentamos todo el
tiempo es qué hacer con el resto de nuestras vidas. Pero las preguntas más restringidas tienden a
surgir. Algunos de ellos parecen casi tan difícil como la gran pregunta acerca de qué hacer con el
resto de nuestras vidas.

Una joven mujer se queda embarazada. Debe continuar su embarazo a término o buscar un
aborto? Resulta que ella no sabe quién es el padre de su hijo. ¿Sería correcto para ella para buscar
pruebas prenatales con el fin de identificar al padre y luego llevar a término el embarazo sólo si él
es el hombre 'derecho', pero de lo contrario buscar un aborto? Otra mujer sabe que su madre y su
hermana mayor, tanto sufren de cáncer de mama: ¿sería prudente que ella para tratar de
averiguar a través de pruebas genéticas si tiene el gen que le predispone a la misma enfermedad?
Si ella tiene el gen, sería una buena idea para que ella tenga una doble mastectomía, sólo para
estar segura de que no desarrollará la enfermedad? Un joven ha entrenado duro para convertirse
en un atleta de alto rendimiento. Su doctor lo nuevo, de drogas para mejorar el rendimiento de la
marca, que no está en la lista de sustancias prohibidas (dopaje) ofrece, pero que lo más probable
es aparecer una vez que se conoce generalmente. ¿Sería adecuado para él para tomar ventaja de
la oferta de su médico? Los problemas prácticos no tienen que ser de naturaleza individual.

A menudo nos enfrentan colectivamente y que a veces adquieren un sesgo político. Aquí es un
problema práctico política dura: supongamos que descubrimos que existe un cierto gen o conjunto
de genes, que predispone a los individuos a convertirse en psicópatas '' o '' sociópatas.
Supongamos que descubrimos que, probablemente, los que eran los torturadores más dedicados
en los campos de concentración durante el siglo XX tenían este gen. Supongamos que descubrir
que algunos de los más sádica de asesinos de hoy en día tienen que también. Y supongamos que
un cierto método de terapia genética evoluciona lo que permite a este error natural 'correcta'. En
caso de que la sociedad tolera el uso de este tipo de terapia? En caso de que la sociedad que su
uso sea obligatorio?¿Cómo resolver problemas prácticos? En particular, ¿cómo resolvemos de una
manera responsable? Aquí es una respuesta simplificada a esta pregunta: ¿que hacemos ética
aplicada.

La ética aplicada

La idea general detrás de la ética aplicada es la siguiente: con el fin de adquirir conocimientos
acerca de qué hacer en una situación práctica que necesitamos verdaderos principios morales o
razonables para aplicar al caso bajo escrutinio. Con el fin de ser capaz de hacer esto, necesitamos
también para obtener una comprensión de los hechos relevantes de la situación. A continuación,
utilizamos el modelo simple establecido en la Figura 1.1 La declaración del principio moral (1) y la
cuenta de los hechos pertinentes (2) hacen que sea posible llegar a la conclusión práctica (3). Si la
conclusión se sigue de las premisas, podemos decir que no solamente tenemos una respuesta a la
pregunta de qué hacer, pero también una especie de explicación moral de por qué esto es lo que
debemos hacer. Supongamos que hemos descubierto que sería correcto decir una mentira bajo
ciertas circunstancias. Y supongamos que hemos llegado a la conclusión de que este sería correcto
porque decir esta mentira sería beneficioso para la persona a quien se le dijo a la mentira. El
hecho de que la mentira es beneficioso explica por qué es adecuado para contarlo. A continuación,
también podemos decir que esta característica de esta mentira es una 'derecha haciendo
característico' de la misma. Esta característica es la que hace que el acto correcto. Sin embargo, en
la vida es a menudo muy difícil de resolver cuestiones prácticas.

No sólo es difícil de usar el método que acabamos de describir; el método es también, como tal,
controversial. Vamos a aprender más sobre esto en los capítulos 6 y 7. Deje a establecer estas
dificultades lado por el momento, sin embargo, y concentrarse en los problemas planteados de
manera más inmediata por el modelo. Vamos a las examinamos en relación con el problema
práctico ya se ha dicho.

Supongamos que yo pago impuestos, cuidar a los que están cerca y querido para mí, dedicarme a
mis estudios o mi trabajo, pero no hacen nada para ayudar a los niños
hambrientos que viven en zonas pobres del mundo. ¿Quiere decir esto que estoy
actuando inmoralmente? ¿O sería justo decir que estoy obedeciendo la ley moral?
Con el fin de responder a esta pregunta con la ayuda del modelo que debe
encontrar verdaderos principios morales o razonables para aplicar al problema.
¿Dónde encontramos estos principios? Vamos a suponer hipotéticamente que
todos tenemos el deber moral de hacer todo lo que podemos hacer del mundo un
lugar decente para todos. Lo que se desprende de esta hipótesis? Esto depende de
si podemos, de hecho, contribuir a la meta de hacer del mundo un lugar decente
para todos. Una de las teorías que podrían ser presentada por alguien que dude de
esto sería la siguiente. Al cambiar nuestra forma de vida radicalmente, cada uno
de nosotros puede hacer mucho para mejorar la situación en el mundo. Podríamos
dar dinero a Oxfam, se unen a las organizaciones que suministran medicamentos a
los que realmente lo necesitan, como médicos a nosotros mismos y el trabajo en
partes más pobres del mundo, y así sucesivamente. Por no cambiar nuestras vidas
se podría decir que cometemos actos inmorales. Si no cambiamos la forma en que
vivimos, somos quizá no es mejor que los que vivían cerca de los campos de
concentración durante el siglo pasado, con complacencia de ver el humo que salía
de las chimeneas de los hornos crematorios, mientras iban en la realización de los
cuartetos de cuerda y jugando con sus hijos. Pero esto es justo conclusión? Una
forma de tratar de refutar que sería de la siguiente manera. Es cierto que, en la
medida en que podemos hacer algo para rectificar las injusticias en el mundo
debemos hacerlo. Pero los problemas como el hambre y la pobreza extrema en los
países extranjeros son demasiado difíciles de resolver a ser la preocupación directa
de cualquier individuo. Aquí sólo medios políticos son eficaces. Debemos pensar
cuidadosamente antes de que echamos nuestro voto en las elecciones generales,
por supuesto, con el fin de garantizar que el partido político con la mejor solución
para estos problemas gana, pero esto es casi lo mismo que lo que podemos hacer.

Otra forma de tratar de refutar el argumento sería el siguiente. Puede ser cierto que, incluso si hay
poco que pueda hacer como individuo para erradicar la pobreza y el hambre en el mundo, hay
algo que pueda hacer para ayudar a las personas individuales que viven en otras partes del
mundo. Pero esto es algo que tengo que hacer si quiero ser moral? Podría ser realmente justo
decir que a menos que renunciar a la mayor parte de mis pertenencias estoy actuando
inmoralmente? No lo creo.

Es innegable que si los que son pobres y los que sufren de la enfermedad y el hambre lo hacen
porque les he hecho mal, entonces yo debería compensarlos. Sin embargo, su miseria es el
resultado de causas naturales o por la mala suerte de su parte, o por lo menos no el resultado de
cualquier irregularidad de mi parte. En cuyo caso está bien si les ayudo, pero desde el punto de
vista de la moral, que puede muy bien seguir viviendo el tipo ordinario de la vida que hago.

Hemos visto que con el fin de resolver un problema práctico hay que recurrir a los principios
morales verdaderos o razonables (una explicación correcta de la 'ley moral') y una cuenta de los
hechos pertinentes. Y cuando queremos poner en duda la supuesta solución a un problema
práctico, podemos cuestionar cualquiera de los principios utilizados para obtener el los hechos
supuestos utilizados en el mismo proceso de respuesta o. Tenga en cuenta que los que están
hechos relevantes está determinado por lo pregunta práctica que queremos responder y por qué
principio moral tomamos como punto de partida cuando buscamos la solución. Pero, ¿qué
principio moral es el verdadero o razonable uno? Esta es la pregunta que se discutirá de manera
sistemática en este libro. Y un intento sistemático para llegar a una respuesta a esta pregunta se
hace dentro de lo que se denomina '' ética normativa.

La ética normativa pueden ser vistos como un tema en sí mismo, pero en la práctica no pueden
llevarse a cabo al margen de la ética aplicada. ¿Cómo podemos encontrar verdaderos principios
morales o razonables? Bueno, una forma de descubrir si un principio sugerido es verdadero o
razonable es aplicarlo a un problema práctico y ver si se produce una solución plausible. Y no hace
falta decir que no tiene mucho sentido mecánicamente '' la aplicación de los principios morales a
cuestiones prácticas sin contemplar si son verdaderas o razonable. Sin embargo, aquí nos
encontramos con otra complicación. Se ha comprobado que en la ética normativa a menudo es
más conveniente para discutir pensamiento abstracto ejemplos que los casos reales. casos reales
son sucios, que contienen demasiada información a ser posible de manejar. En realidad, todo lo
que podría suceder. thoughtexamples abstractos, por el contrario, se puede diseñar de manera
que sólo tenemos que asumir que ciertas cosas son así. El ejemplo más famoso de este tipo de
razonamiento se encuentra en una serie de ejemplos de pensamiento desarrollados y
profundizada por dos filósofos, Philippa Foot y Judith Jarvis Thomson. Voy a volver a ellos en varias
ocasiones en este libro. En el ejemplo original, The Switch, un carro se está ejecutando en una
pista.

En su camino son cinco personas que han sido 6 ética comprensión 694 02 Páginas 001-152
20/5/08 3:39 PM Page 6 atadas a la pista. Es posible que usted flick un interruptor, que desviará el
carro por un camino diferente. Hay una sola persona atada a esa pista. Muchos creen que
deberían encender el interruptor. Ellos argumentan que es mejor salvar cinco vidas que salvar a
uno. Sin embargo, otros piensan que sería un error para encender el interruptor. ¿Hay una manera
para que defienden esta decisión? Ellos pueden argumentar que siempre está mal activamente
para matar. Si no encender el interruptor no matan de forma activa, simplemente permiten cinco
personas que deben ser sacrificados. Sin embargo, aquí viene una variación del ejemplo, la
pasarela. Usted está en un puente bajo el cual pasará un carro. Hay un hombre grande al lado de
usted y su única manera de detener el carro es para empujarlo a la pista, matando a él para salvar
a los cinco. Pocos piensan que esto sería correcto, incluso aquellos que están dispuestos a
encender el interruptor en el ejemplo inicial. Pueden defender su decisión? Se puede afirmar que
es un error tener la intención de la muerte de una persona, como sería el caso si que empujó al
hombre grande, pero es aceptable sólo para prever la muerte de una persona, cuando la muerte
no tiene la intención y cuando esto significa que más vidas se salvan, como en el ejemplo
originales. Ahora, sin embargo, viene una tercera versión del ejemplo, el bucle. Al igual que en el
primer caso, se puede desviar la vagoneta en una pista separada. En esta pista es un hombre
grande. Sin embargo, más allá del hombre grande, la pista vuelve de nuevo a la línea principal
hacia los cinco, y si no fuera por la presencia del hombre grande, moviendo el interruptor no
ahorraría el cinco. Ahora muchas personas, incluso las personas que dudan en empujar el hombre
grande, acuerdan encender el interruptor. ¿Cómo pueden defender su decisión? Parece que están
en problemas. Quizás tienen que volver atrás y revisar algunas de sus sentencias anteriores. O tal
vez puedan llegar a algún sutil diferencia entre los dos últimos casos. En cualquier caso, se han
elaborado profundamente en el razonamiento filosófico moral del tipo que se analiza en este
libro.
Una verdad, muchas verdades o ninguna verdad en absoluto?

Podría pensarse que, desde el principio, la búsqueda de una, única perspectiva, superior moral ( 'la
ley moral') debe ser condenada, ya que existe más de una perspectiva. la verdad moral no se cree
que es relativo.

Lo que desde un punto de vista cultural o temporal es de mayo derecha desde otra ética cultural o
prácticos y normativos 7 694 02 páginas 001-152 20/5/08 15:39 Página 7 perspectiva temporal
estar equivocado, podría sostenerse. Así que no hay ningún punto en la búsqueda de un punto de
vista moral única superior. La amenaza de este tipo de relativismo ético puede parecer real, pero
no debe ser tomado demasiado en serio. Con el fin de evaluarla, debemos ser más precisos acerca
de su naturaleza. El relativismo ético viene en muchas versiones. El relativismo ético es a veces
considerado como la opinión de que cada individuo, se permite la cultura o el tiempo para actuar
de acuerdo con su propio punto de vista moral. Sin embargo, esto no es 'relativismo' en ningún
sentido interesante. Esta es una posición moral entre muchos otros. Se invita al lector a reflexionar
sobre si el relativismo ético puede obtener el apoyo de cualquiera de los puntos de vista básicos
discutidos en este libro, o si puede servir como una alternativa superior a todos ellos. También hay
una versión semántica del relativismo moral, la idea de que cuando diferentes personas pasan
juicios morales aparentemente contradictorios, que no siempre son realmente contradictorias
entre sí, ya que cada uno hace, en su juicio moral, una referencia implícita a un determinado
sistema de reglas. Por eso, cuando una persona afirma que la esclavitud está bien, esto significa,
una inspección más cercana, que, de acuerdo con el sistema de reglas aceptadas en su sociedad, la
esclavitud es aceptable, mientras que cuando otra persona afirma que la esclavitud es mala, esto
significa que, de acuerdo con el actual sistema de reglas en su sociedad, la esclavitud no es
aceptable. Dudo que esta visión de nuestra situación moral es correcta. Sin embargo, incluso si lo
es, no hay espacio para la ética normativa. Todavía queremos investigar lo que, desde el punto de
vista de una tradición normativa en particular (la nuestra), es correcto y lo incorrecto y por qué es
correcto y lo incorrecto. Incluso los relativistas morales de esta variedad son generalmente
preparados para participar en la búsqueda de la verdad moral. Sin embargo, incluso si no tenemos
que preocuparnos de que hay más de una verdad moral para llevar a cabo, ¿no debemos todavía
sospecha que tal vez no hay tal cosa en absoluto ya que la verdad moral? No podía nihilismo moral
ser una amenaza para la propia idea de la ética normativa? Algunos filósofos solía pensar que si las
creencias morales son meras actitudes (lo que se ha llamado 'emotivismo'), y si no hay una
realidad moral a la que nuestras creencias morales podrían corresponder o no corresponder (lo
que aquí llamaré 'nihilismo' moral ), entonces no hay ningún sentido pensar seriamente en
cuestiones morales. Este no es el lugar para discutir este asunto en cualquier longitud.

Aquí debe bastar tener en cuenta que hoy en día pocos parecen compartir este tipo de radicales 8
ética comprensión 694 02 Páginas 001-152 20/5/08 15:39 Página 8 escepticismo en relación con la
ética normativa. Por lo general, se afirma que, incluso si no existe una verdad absoluta para seguir
en la ética, todavía hay un punto en el pensamiento a través de uno de las ideas morales más
básicos y eliminar argumentos inconsistentes de un pensamiento moral. Para todos los que están
preparados para ello, independientemente de que se conciben a sí mismos como realistas morales
(la creencia de que existe una verdad moral única para proseguir en la ética normativa) o nihilistas
morales (creer que, en rigor, no hay tal cosa como la verdad moral), este tipo de libro debería ser
de ayuda. Se trata de un libro en la ética normativa, no en la metaética, por lo que no voy a tratar
de solucionar el conflicto si existe una verdad moral única que se encuentran, o si hay muchos o
ninguno en absoluto. Sin embargo, en el último capítulo, donde más se dice acerca de cómo
debemos conducirnos en la consecución de la ética normativa, voy a hacer algunos comentarios
sobre este asunto. En particular, Voy a especular sobre si los nuevos conocimientos científicos
sobre cómo llegamos a sostener las intuiciones morales que hacemos pueden arrojar luz sobre el
problema de la verdad en la ética. La ética normativa Antes de poner a un lado el tipo de
cuestiones semánticas, epistemológicas y ontológicas que acabamos de mencionar (a menudo
llamados 'metaético'), una breve observación debe hacerse sobre la cuestión epistémica antes
citada. ¿Cómo obtenemos el conocimiento, las creencias o al menos justificados, sobre los
principios morales? Una respuesta fácil sería para defender la forma en que el argumento se lleva
a cabo en este libro. Es mejor mostrar que a decir cómo ir sobre él, en mi opinión. Sin embargo, te
voy a dar una breve descripción de cómo voy a ir sobre ella. Nos encontramos alguna forma de
articular conjeturas audaces morales como las siguientes: Siempre es incorrecta deliberada y
activamente para matar a un ser humano inocente. Siempre se debe actuar con el fin de
maximizar la suma total de bienestar en el universo ... y así sucesivamente. A continuación,
aplicamos a casos reales o hipotéticos (de acuerdo con el modelo para la ética aplicada descritos
anteriormente) y evaluar si las conclusiones que alcanzamos son aceptables. Si varias hipótesis son
compatibles con un juicio particular, hacemos una inferencia a la mejor explicación. El principio
que da la mejor explicación de por qué es que se debe actuar de una determinada manera en una
situación determinada es el principio que damos crédito a.

A continuación, pasamos a otros casos y ética práctica y normativos 9 694 02 Páginas 001-152
razones 20/5/08 15:39 Página 9 Encuentra a pegarse a nuestro principio o para revisarlo. Cuando
el proceso ha llegado a su fin y hemos llegado a lo que se denomina un 'equilibrio reflexivo',
tenemos derecho a concluir que estamos justificados en nuestras creencias morales. ¿Quiere decir
esto que nuestras creencias son también verdaderas o razonable? No es asi. En la moral, al igual
que en la ciencia, estamos condenados a ser falibles. Incluso una opinión que parece
perfectamente justificado hoy puede ser rechazada mañana. En este libro voy a examinar siete
conjeturas morales radicalmente diferentes, negrita, cada uno presentando una idea diferente de
lo que es un buen punto de partida en la resolución de problemas prácticos. Aquí está una lista de
ellos: • el utilitarismo (la idea de que siempre debe actuar con el fin de maximizar la suma total de
bienestar en el universo); • egoísmo (la idea de que siempre debe actuar con el fin de maximizar la
suma total de nuestro propio bienestar); • ética deontológica (según la cual hay deberes o
prohibiciones, la unión del agente, con independencia de las consecuencias de seguir ellos); • la
ética de derechos (según el cual cada sujeto moral tiene ciertos derechos que nadie tiene derecho
a violar, por urgente que esto puede parecer); • ética de la virtud (según la cual la pregunta más
básica de la ética no es lo que debemos hacer, sino qué tipo de personas debemos ser); • ética
feminista (según el cual las mujeres y los hombres tienden a pensar de forma diferente sobre los
problemas morales y prácticos y según la cual una forma femenina supuesta de pensamiento
merece especial atención); • ética ambiental o ecológica (según el cual no sólo los seres humanos
y otros seres sensibles tienen estatus moral, sino también la naturaleza misma; tenemos deberes
para preservar la naturaleza, independientemente de las consecuencias para los seres conscientes
de ello). Voy a investigar qué cantidad de estas teorías morales de manera más precisa; Voy a
probar argumentos a favor y en contra de ellos, y considerar sus implicaciones en varios campos
diferentes.

En relación con cada una de las teorías, voy a tratar de encontrar la interpretación más plausible,
sino también sus implicaciones más problemáticos. 10 694 02 ética comprensión páginas 001-152
20/5/08 15:39 Página 10 Las teorías que se discuten no sólo son muy diferentes, pueden también
implican respuestas incoherentes a las cuestiones prácticas. No es difícil, por ejemplo, pensar en
una situación en la que, de acuerdo con el utilitarismo, que debe llevar a cabo una determinada
acción (tiene las mejores consecuencias), mientras que, al mismo tiempo, de acuerdo con la ética
deontológica, se prohíbe esta acción ( que significaría matar deliberadamente a un ser humano
inocente). La existencia de este tipo de conflictos hace necesario elegir entre las diversas teorías
diferentes. A menos que uno modifica uno de los principios morales favorecidos cuando entran en
conflicto entre sí, uno pronto encontrará que ofrecen ninguna orientación en absoluto. Así que,
por razones prácticas, tenemos que hacer nuestras mentes. Además de esta razón práctica para
elegir entre las teorías, no parecen existir buenas razones intelectuales para hacer una elección
entre ellos, así, aunque, en la mayoría de las situaciones, no hay conflicto obvio. Por menos que
hagamos una elección que no sabremos qué tenemos las clases de deberes morales que tenemos.
Recuerde que un principio moral verdadero o razonable puede explicar por qué tenemos que
hacer tal y tal cosa en una situación práctica. Y a menos que recurrir a un principio único, o al
menos un conjunto coherente de principios, no tenemos ninguna explicación. Supongamos que
me encuentro con que debe enviar más dinero a los niños que mueren de hambre en los países
pobres y supongamos que yo he encontrado que esta acción es apoyada tanto por el utilitarismo y
una teoría de los derechos morales, es decir, si realizo, lo tanto hacer del mundo un lugar mejor y
compensar a los niños pobres por los errores cometidos en el pasado por mis antepasados.
Entonces puede ser obvio para mí que debo enviar el dinero. Sin embargo, todavía quiero saber
por qué esto es así. ¿Es porque al hacerlo puedo maximizar la suma total de bienestar, o se trata
de corregir un error anterior? Es posible que quiera saber la respuesta a esta pregunta por mera
curiosidad intelectual, sino que también vaya a necesitar, por razones prácticas, cuando, en algún
momento en el futuro, que se enfrentan a una situación en la que estos principios están en
conflicto (en lo que pueda maximizar, por ejemplo, la suma total de bienestar solamente por violar
un derecho putativo). Cabe señalar que las teorías morales analizados en este libro se formulan sin
ninguna referencia a Dios o la religión. Lo que hoy llamamos ética de la virtud se desarrolló
durante la antigüedad, en primer lugar por Aristóteles unos 300 años antes de Cristo. ética de la
virtud ha tenido un renacimiento desde los años 1960. Las otras teorías fueron articuladas por
primera vez en los tiempos modernos (si es que la ética práctica y normativos 11 694 02 páginas
001-152 20/5/08 3:39 PM Page 11 asumen que las fechas de la modernidad desde el siglo XVI). El
egoísmo, en su versión más atractiva, fue presentado por el Inglés filósofo Thomas Hobbes (1588-
1679). El defensor más conocido de la ética deontológica fue el gran filósofo alemán Immanuel
Kant (1724-1804). La teoría de los derechos morales fue articulada por el Inglés filósofo John Locke
(1632-1704). El utilitarismo fue defendida por otro filósofo Inglés y un gran reformador social,
Jeremy Bentham (1748-1832). El enfoque feminista de la ética ha sido recientemente desarrollado
por filósofos que tuvieron su punto de partida en los estudios empíricos sobre el desarrollo moral
de los niños y niñas llevadas a cabo por el psicólogo del desarrollo estadounidense Carol Gilligan.
Incluso el enfoque ambiental (o ecológica) con la ética se articuló hace muy poco; dos de los
pioneros son el pensador estadounidense Aldo Leopold, que creó lo que llamó una 'Ética de la
Tierra', y el filósofo noruego Arne Naess, que acuñó el término 'ecología profunda' (que se
explicará en su momento). Incluso si algunos de estos filósofos creían en Dios, o podría decirse que
ser religioso, Dios o la religión, juega poco o ningún papel en sus filosofías morales. ¿Es esta una
mera coincidencia? Yo creo que no. Incluso si existe Dios, que no puede venir al rescate cuando
queremos resolver problemas prácticos o morales. Voy a explicar brevemente por qué.