Está en la página 1de 3

FACULTAD DE INGENIERIA EN INFORMATICA Y ELECTRONICA

3ER PERIODO ACADEMICO 2019

ASIGNATURA: ECOLOGIA

SECCION: V6893

TAREA: TAREA No. 5.1 – REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA SOBRE ESPECIES


INVASORAS EN HONDURAS Y SU RELACIÓN CON LA DEPREDACIÓN.

CATEDRATICO: ING. SONIA DANIELA VASQUEZ TABORA

ALUMNO: JUAN PABLO RAMIREZ PORTILLO

CUENTA: 310111246

TEGUCIGALPA, M.D.C., AGOSTO 2019


Justificación - Especie Exótica Invasora
Toda especie exótica cuya introducción amenaza la diversidad biológica. Ahora bien, el
desplazamiento de organismos dentro de un país puede ser un problema tan o más grave
que la importación de una nueva especie.

El proceso de invasión puede entenderse como una serie sucesiva de estadios. Para alcanzar
cada uno de estos estadios la especie debe atravesar una serie de barreras.

La primera es una barrera geográfica (el océano, una cadena montañosa, un área de
desierto). Las especies atraviesan ese escollo con al ayuda voluntaria o accidental del
hombre y se convierten entonces en “introducidas”.

La segunda barrera tiene que ver con limitaciones del ambiente que condicionan la
capacidad reproductiva de las especies introducidas. La tercera barrera incluye
características del ambiente (presencia de enemigos naturales, falta de agentes de
dispersión, etc.) que frenan la expansión de las especies establecidas.

Paloma de Castilla - Patagioenas livia

Las palomas de castilla son parte de la belleza del casco histórico de Tegucigalpa. Se les ve
sacudir sus alas en la Catedral Metropolitana, ocultándose entre las imágenes religiosas que
adornan su fachada. También revolotean de un árbol a otro, en el Parque Central; o se
amontonan alrededor de las personas que les tiran arroz para alimentarlas.

Fue introducida en América en el siglo XVII y a partir de ahí se diseminó por todo el
continente americano, es más está en todo el mundo. En Honduras se la asocia directamente
a sitios urbanos y dentro de estos en aquellos sitios donde existan edificaciones altas y
verticales que presenten escollos u otras estructuras que les permitan posarse y anidar.

El problema con la Paloma de Castilla radica en que sus excrementos son altamente
corrosivos para las estructuras, además que compiten con otras aves por sitios de
anidamiento y por si eso fuera poco son portadoras de enfermedades específicas para las
aves.

En Honduras, por ejemplo, las palomas, para evitar la depredación, están en espacios como
esquinas, techos de edificios, cualquier lugar donde puedan tener un nicho donde
reproducirse y hacer unas pequeñas estructuras de ramas.

Las palomas “capitalinas” miden aproximadamente 12 pulgadas, diferenciándose el macho


de la hembra porque este tiene el cuello más grande y una coloración iridiscente, es decir,
que muestra o refleja los colores del arcoíris según el ángulo de la luz.

Lista de referencias

Daniel Garner, (23 marzo 2009). Especies de Aves Exóticas Invasoras en Honduras,
Tegucigalpa, Honduras: https://hondubirding.wordpress.com/2009/03/23/especies-de-aves-
exoticas-invasoras-en-honduras

Carolina Fuentes, (09 marzo 2016). Tegucigalpa Canta con sus Palomas de Castilla,
Tegucigalpa, Honduras: http://vuelvealcentro.com/tegucigalpa-canta-con-sus-palomas-de-
castilla

También podría gustarte