Está en la página 1de 2

PORQUE APRENDER A TIPEAR

Hay dos tipos de personas en el mundo: las que tipean con 2 dedos (algo que
está muy mal) y las que tipean con 10 dedos (algo que está muy bien). De más
está decir, que no puedo entender cómo aún sigue habiendo gente que a pesar
de tener 2 manos con 5 dedos cada uno, es decir, con un total de 10 dedos,
solo usan 2 para escribir en un teclado “desperdiciando” alegremente los
otros 8. Es como si un pianista en lugar de utilizar sus 10 dedos, utilice solo 2
(algo imposible de pensar en la música, pero considerado como lo más natural
a la hora de ver a las personas utilizando cualquier tipo de teclado de
escritura).

Existe una gran diferencia entra personas que teclean el ordenador utilizando 2
dedos y aquellos que escriben utilizando los 10 dedos de la mano y de forma
correcta.

Es totalmente inadmisible que en una sociedad, donde las nuevas tecnologías están
presentes en la mayoría de ámbitos y un buen conocimiento de mecanografía nos
permite obtener un mayor rendimiento en la utilización de aplicaciones informáticas,
no se le dé la importancia que realmente tiene el escribir correctamente con el
teclado.

Hay gente que empieza a escribir con el ordenador sin ninguna metología ni sistema
mecanográfico, simplemente tecleando, inicialmente con 2 dedos y buscando las
teclas que debe pulsar. A medida que consigue mayor destreza y velocidad,
posiblemente pasa a utilizar 3, 4 ó 5 dedos y empieza a sentir que escribe a gran
velocidad.

No nos engañemos, esta persona ha entrado en el “camino del embudo”. Cuanto


más tiempo escriba de forma incorrecta, más difícil será salir de ese camino y
escribir correctamente a gran velocidad, sin cometer errores y sin necesidad de
mirar el teclado.

Hagamos un simple cálculo de lo que estamos permitiendo, no dándole la


importancia que merece la mecanografía y empezar su aprendizaje, como una
asignatura obligatoria y a edades muy tempranas.

Una persona que escribe con 2, 3 o 4 dedos lo hace a una velocidad promedio de
150 pulsaciones por minuto (ppm), mientras que una que escribe correctamente en
promedio está en las 350 – 400 pulsaciones por minuto. Por consiguiente podemos
afirmar que la primera está al 40% de velocidad que la segunda, o dicho de otra
forma, escribe un 60% más lento.

Ahora imaginemos lo siguiente: Ambas personas utilizan el teclado del ordenador


un promedio de 5 horas al día, (en el trabajo o el colegio, en casa enviando e-mails,
escribiendo en facebook, messenger, etc., etc.), lo que significa unas 35 horas
semanales, o unas 1.750 horas anuales. Con estos simples cálculos, el usuario que
utiliza los 2, 3 o 4 dedos, desperdicia unas 1.050 horas por año, o dicho de otro
modo, 43 días “perdidos”.

Y si realmente queremos echarnos las manos a la cabeza, calculemos esto en años.


Si empezamos a utilizar teclados desde los 9 años hasta que los deja de usar
(pongamos 75 años a efectos de ejemplo), son 66 años tecleando. El desperdicio
de tiempo se traduce en 69.300 horas, o 2.887 días, o 412 semanas, o
increíblemente 8 años.

Estos datos no pretendeN seR alarmistas, simplemente ayudar a que muchos


tomen una decisión inteligente: “Aprender mecanografía y utilizar los 10
dedos”.