Está en la página 1de 185

Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

CORAZÓN ESPAÑOL
(SPANISH HEART)
POR RACHEL SPANGLER

TRADUCIDO POR: MARTHA LO 2019

www.xwpcoleccion.com

XWPColección: Página y Facebook 2


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Sinopsis

¿De qué sirve encontrarte a ti mismo si pierdes tu corazón en el proceso?

Ren Molson debería estar persiguiendo un nuevo y brillante futuro. En cambio, ha pasado
los últimos dos años luchando en una universidad comunitaria de un pueblo
pequeño. Odia ser la única lesbiana por lo que sabe, y una virgen. Está cansada de ver a
sus amigos avanzar mientras su impulso se detiene. Sobre todo, está harta de sentirse
perdida y confundida acerca de quién es o qué se supone que debe hacer con su vida.

Desesperada por un cambio, Ren espera utilizar su recorrido de clase de español a través
de España para rehacerse.

Fiel a su plan, mientras Ren viaja por España, aprende más acerca de sí misma que sobre
el país que está visitando. Lo que ella no espera es enamorarse de su bella y joven guía,
Lina Montero. Tendrá que decidir si su vida puede manejar más incertidumbre y qué tan
lejos está dispuesta a llegar para convertirse en la persona que pensó que quería ser.

N de T.: Las palabras o frases en negritas están en español en el texto original.

XWPColección: Página y Facebook 3


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Día Uno

Una oleada de nuevas vistas, sonidos y olores abrumaron mis sentidos. Mi corazón
martilleaba en mi pecho, compitiendo con el zumbido estridente de un grupo de
motonetas corriendo por la concurrida intersección frente a mí. Mis pulmones se
expandieron para inhalar el aire mediterráneo, espeso con el olor a sal y flores recién
cortadas. Un oleaje de colores vivos se derramaba de los vendedores y por amplias aceras,
desde artistas callejeros pintados de plata y oro hasta puestos de frutas que exhibían
naranjas, manzanas y uvas. A mi alrededor, la gente hablaba en una multitud de idiomas,
español, francés e inglés, y algunos sonaban como una mezcla de los tres. Nada sobre los
primeros veinte años de mi vida me preparó para mi primer contacto con España.

"Esto es Las Ramblas." Nuestra guía, Lina, habló por encima del ruido. "Es una calle
importante en Barcelona, y puedes seguirla hasta el mar Mediterráneo."

Me quedé plantada en el escalón más alto de la estación del metro, demasiado


impresionada para moverme todavía. A primera hora de la mañana, mis amigos y yo nos
habíamos despertado en nuestra pequeña y soñolienta ciudad del Medio Oeste. Ahora nos
encontramos a un continente alejado de todo lo familiar, en el corazón de una de las joyas
de la corona de Europa. Ninguna de nosotras había visto algo como esto en casa. La
señora Wallace, nuestra maestra de español y organizadora de viajes, comenzó a caminar,
y todos la seguimos a través del laberinto de mercados abiertos, restaurantes y casas de
arte. No siempre era fácil verla en medio de la avalancha de cuerpos, entrando y saliendo
de tiendas y restaurantes. No soy muy alta, pero ella era aún más pequeña, y tenía el pelo
oscuro como la mayoría de los lugareños. Su única característica sobresaliente era su tez
de muñeca de porcelana y sus mejillas sonrosadas. Afortunadamente, su hija de 12 años,
Hannah, era como su mini yo y nunca se apartaba de su lado, así que sabía que si podía
ver a una de ellas, la otra probablemente estaría cerca.

Traté de mantenerme cerca de mi grupo, pero todo a mi alrededor presentaba una posible
distracción. Los puestos abiertos de un mercado ofrecían frutas exóticas y nuevos aromas
flotaban por todas las puertas abiertas. Un lugar olía a pescado, otro a canela, y otro algo
completamente extraño. La música se derramaba en las calles de los bateristas y
guitarristas, sus estuches abiertos para reunir las monedas.

Solo me detuve para golpear mis dedos del pie por un segundo, pero eso fue suficiente
como para perder de vista a mis compañeros de clase. El pánico me envolvió mientras
escaneaba las caras de extraños. La ráfaga de español rugía a través de mis oídos en un
revoltijo de sonidos que no podía descifrar. Había estado en esta aventura por unas horas,
pero ya la había arruinado. La incertidumbre que latía en mi cerebro era la antítesis de
todo lo que esperaba encontrar aquí. Tanto para venir a España para encontrarme a mí

XWPColección: Página y Facebook 4


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

misma, o para fomentar mi confianza, o aprender a confiar en mis instintos. En medio de


todas las extrañas nuevas imágenes y sonidos, me inundó la misma sensación que me
había estado ahogando durante años: estaba perdida.

Entonces tan pronto como el miedo se disparó, se disolvió cuando mis ojos se encontraron
con los de Lina.

Se paró a unos metros de distancia, mirándome con una sonrisa suave y


genuina. Esperaba que una guía turística fuera como una versión de una bibliotecaria al
aire libre, no como una estudiante universitaria, pero ella se veía joven y para nada como
maestra. Ella no era modelo atractiva, pero linda, con el cabello largo y oscuro y ojos
color chocolate, del tipo de chica de al lado, si la chica de al lado se crió en el Mar
Mediterráneo.

"¿Te gusta la música española?" Ella preguntó.

Me encogí de hombros. Nunca había escuchado nada, pero me gustó hasta ahora.

Ella estaba parada a mi lado, su mirada fija perturbadora, y aparté la vista para estudiar
nuestros pies. Llevaba tenis, lo que me pareció extraño porque los tenis no parecían muy
europeos. Por otra parte, yo qué sabía de Europa? Esa mañana todo parecía tan claro, pero
ahora ni siquiera sabía lo que estaba haciendo allí.

"¿Qué te trajo a España, Ren?"

"¿Huh?"

"Vamos a viajar juntas durante los próximos diez días. ¿Qué quieres sacar de tu tiempo
aquí?”

Quiero descubrir quién soy.


Quiero dejar de sentirme tan inepta todo el tiempo.
Quiero tener sexo.

Ella me sonrió ampliamente, provocando una pequeña punzada en la boca del


estómago. Parecía tan tranquila y segura en este lugar y en sí misma. ¿Cómo podría ella
entender lo que se sentía estar varada con tu vida en espera mientras te tambaleabas en la
nada? Seguramente no podría decirle lo que realmente quería.

O más exactamente, lo que no quería. Pensaría que era una perdedora si dijera que ya no
quería estar confundida, que no quería que mi vida estuviera en pausa, pero que no tenía
idea de cómo pulsar el reproducir en mi propia existencia. ¿Y qué diría ella si le dijera

XWPColección: Página y Facebook 5


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

toda la verdad, que lo único sobresaliente de mí era mi orientación sexual, pero que
incluso era un pobre ejemplo de lesbiana, una destinada a comenzar la universidad siendo
aún virgen?

No podía decirle a nadie por qué vine a España, especialmente a una extraña, así que dije,
"Ya sabes, cultura y esas cosas."

Ella asintió. Sus ojos marrones oscuros miraron a los míos como si estuviera buscando
una verdadera respuesta detrás de mis defensas. Me hizo sentir incómoda, como si
pudiera ver la verdad, así que me volví hacia los músicos callejeros, tratando de ignorar la
sensación de su mirada.

"Debes encontrar mucha cultura y cosas por aquí si mantienes los ojos abiertos."
Ella pasó delante de mí. La seguí de cerca esta vez mientras pensaba en lo que había
dicho.

Mis ojos estaban abiertos. Eché un vistazo por cada calle lateral y en cada tienda, pero
todavía no estaba segura de lo que estaba buscando. Solo esperaba que lo supiera cuando
lo viera.

Caminamos hasta el final de Las Ramblas, explorando las pequeñas tiendas y puestos de
comerciantes en el camino. Alcancé a mis compañeros de clase Andi y Caroline mientras
caminábamos. Nos conocíamos desde el kinder, y ambos se graduaron conmigo primero
de la escuela secundaria, luego de la universidad comunitaria local. Inseparables desde la
infancia, compartían muchas de las mismas características e intereses. Ambas eran de
cabello arenoso, ojos marrones y risueños. Les gustaban los chicos, ir de compras, los
chicos, bailar, los chicos, los chismes de celebridades y los chicos. ¿Sus mayores
diferencias? Andi era mucho más alta que Caroline, y Caroline tenía un novio en casa de
quien le gustaba hablar ... mucho. Por lo general, terminaba sintiéndome como un mal
tercio.

No era su culpa. Siempre intentaron incluirme, y no podrían haber sido más increíbles
cuando salí del armario. En todo caso, mi homosexualidad parecía hacer que les agradara
más. Yo era la única lesbiana que conocían, lo que me dio cierto derecho a la
fama. Pensaron que era un poco exótica y una rebelde total, lo cual me gustó, pero
también me presionó mucho para estar a la altura de esos estándares.

Caroline levantó sus cejas hacia mí. "Entonces, qué pasa contigo y Lina, idiota?"

XWPColección: Página y Facebook 6


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"¿Qué?" Pregunté, no porque me llamara idiota. Ella ha hecho eso desde siempre. No
estoy segura de por qué, pero es irreverente y va acorde con mi imagen engreída, así que
no me quejo. Prefiero que me vean tan imprudente como despistada.

"Las vi a las dos hablando. ¿Ella es una de tu gente?”

Puse los ojos en blanco, pretendiendo encontrarla infantil mientras me preguntaba por qué
no me había hecho esa pregunta.

¿Lina era gay? Eché un vistazo atrás a nuestra guía turística, esta vez en busca de
cualquier indicio de conexión con la comunidad. Casi exactamente de mi estatura, ella
tenía su pelo oscuro recogido en una coleta que se rizaba flojamente en el
extremo. Llevaba shorts de color caqui y una camiseta blanca de cuello redondo, los
colores claros de su ropa resaltando el tono oliva de su piel. Nada sobre su apariencia
gritaba lesbiana. No quería estereotipar, pero francamente eso es todo lo que tenía. Mis
palmas estaban sudando. No tenía idea de cómo saber si alguien era lesbiana. Cuando
vives en un pueblo sin lesbianas, no tienes ninguna practica para descubrirlas, otro
recordatorio de cuánto tuve que aprender en tan poco tiempo.

"¿Por qué importaría si fuera gay?" Le pregunté desafiante. "No afecta su habilidad como
guía turística."

"Relájate," Caroline dijo. "Solo me preguntaba cómo puedes saberlo."

"Cuando es importante, ya sabes. Es como un sexto sentido," le dije con la mayor


confianza que pude reunir, luego agregué silenciosamente, o al menos espero que así sea
como funciona.

Cuando nos acercamos al final de la calle, todas tomamos fotos del monumento gigante
de Cristóbal Colón. La estatua se alza sobre una columna ornamentada de varios pisos de
altura con vistas al puerto. Debajo, cuatro enormes leones de piedra custodian la base de
la torre.

"Este es el lugar donde Colón regresó de su famoso viaje de las Américas," la Señora dijo
mientras trepamos a las enormes esculturas de leones alrededor de la base y posamos para
las fotos. "Si no fuera por él, quizás no estuviéramos aquí ahora."

Ni siquiera intenté prestar atención a su lección o la lógica detrás de ello. No estaba


interesado en lo académico ahora. Dos años de clases en la universidad comunitaria no
me habían dado ninguna dirección de la que me gradué de la escuela

XWPColección: Página y Facebook 7


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

secundaria. Necesitaba lecciones de vida más prácticas. En realidad, quería pasar el


verano entre el colegio comunitario y la universidad viajando de mochilera por Europa,
pero mis padres no estaban listos para dejar que su única hija fuera tan rápido. Se
preocupaban lo suficiente por mi falta de dirección, y no podían manejar más
vagabundeos sin rumbo, así que como un compromiso, se habían ofrecido a pagar un
viaje de diez días patrocinado por la escuela a través de España. No era tan tonta como
para rechazar un viaje gratis a Europa, y para ser completamente honesta, incluso dudaba
de mi capacidad para hacerlo sola, sin importar cuánto quería ser autosuficiente. Me
molestaba la idea de un acompañante, pero si tuviera que elegir a un maestro favorito,
sería la Señora, y ella hablaba el idioma en caso de que tuviera alguna pregunta. No es
que todavía tuviera el coraje de preguntarle cómo decir ‘bar dique’ en español, pero tal
vez lo haría eventualmente.

Me recosté plácidamente en la escultura, disfrutando de la brisa marina que agitaba mi


enmarañado pelo castaño hasta que algo llamó mi atención. Me quedé sin aliento al ver un
pequeño trozo de tela arco iris ondeando y desapareciendo. Me paré en la parte trasera de
mi león de piedra para ver mejor y pude distinguir la muestra de tela, a varias cuadras de
distancia por una estrecha calle lateral, pero sin duda era una bandera del arco iris. Fue un
milagro que la haya visto. Tal vez no estaba tan perdida como pensaba. Tal vez tenía
algún tipo de sexto sentido gay o un poco de la intuición que siempre había esperado
desarrollar.

Me deslicé por atrás del león, salté del monumento y caminé hacia la calle lateral. No
pude ver la bandera del arco iris desde donde estaba, pero estaba allí. El símbolo
internacional para gays y lesbianas prácticamente me llamó. Estaba en el camino
correcto. Si pudiera encontrar otras lesbianas, podría obtener parte de la experiencia y,
con suerte, algo de la confianza que estaba buscando.

"Ren," Caroline me llamó.

Mierda. Me detuve, pero no me volteé. No quería reconocer a las otras miembros de mi


grupo. Ellas me ataban a mi pasado. Quería enfocarme en el futuro. Pero cuando Caroline
volvió a llamarme, el miedo en su voz me hizo retroceder. "¡Ren! La Señora está herida."

¿Herida? Eso llamó mi atención. Corrí hacia el otro lado del monumento, donde mi grupo
se amontonó alrededor de la señora Wallace. Estaba en el suelo encorvada y agarrándose
el estómago. "Es un dolor agudo," le dijo a Lina. Hannah se agachó torpemente al lado de
su madre, su cara blanca. Una mezcla de terror y compasión llenaron sus jóvenes ojos.

Mi mente se aceleró. Un hilito de sudor corría por el cuello de Señora. El día era cálido,
pero ciertamente no caluroso. Tal vez tenía fiebre. Tal vez tenía un calambre fuerte. Sus
mejillas normalmente sonrosadas estaban pálidas, y sus nudillos se pusieron blancos

XWPColección: Página y Facebook 8


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

donde se agarró el estómago. No parecía un calambre. Tal vez tenía gripe, pero esas cosas
no solían surgir de la nada, y ella dijo que era un dolor agudo, no náuseas. Esto no tenía
sentido. Algo estaba realmente mal. El pánico se alzó dentro de mí otra vez, miedo por la
Señora y por mí misma. ¿Estaría ella bien y qué le pasaría a nuestro grupo si no lo
estuviera?

"Todos, suban al Metro." Lina señaló un letrero de Metro al otro lado de la calle que decía
"Dressanes."

Bajamos las escaleras apresuradamente hacia la plataforma, y Lina nos siguió, su brazo se
envolvió alrededor de la cintura de Señora para sostenerla.

Una vez que el tren se puso en movimiento, Lina dejó a la Señora de lado y se agachó en
el pasillo entre Caroline y yo. Andi se sentó con Hannah detrás de nosotros. "Me voy a
bajar con tu profesora en la próxima parada."

"¿Puedo ir contigo?" Hannah preguntó con voz temblorosa.

"Será más seguro para todas si te quedas con el grupo," dijo en voz baja. "Necesito
concentrarme en tu madre." La expresión de Hannah reflejaba el terror que sentía, pero no
discutió. "Necesito que todas ustedes regresen al hotel sin mí. ¿Recuerdas la parada?”

"La Diagonal," dije. Las otras parecían sorprendidas de que dijera la respuesta tan rápido.

"¿Y qué camino tomar para llegar al hotel?" Lina me preguntó directamente esta vez.

"La derecha. Luego cuatro cuadras hasta el hotel."

"Bien." Me miró a los ojos, como si me estuviera evaluando, cuestionando mi capacidad o


mi fortaleza. Cuadré mis hombros y me obligué a enfrentar su pregunta no
formulada. Debo haber aprobado el examen porque ella finalmente se
levantó. "Podríamos ausentarnos por un rato. Quédense juntos y cenen en el hotel."

Abrí la boca para discutir, la imagen de la bandera del arco iris todavía ondeaba en mi
mente, pero luego Lina agregó, "Prométeme que cuidarás a Hannah mientras su madre
está en el hospital."

¿Qué podría decir? Pude haber estado en una misión, pero ahora tenía un papel
importante que desempeñar aquí también.

"Lo prometo."

XWPColección: Página y Facebook 9


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Gracias." Ella apretó mi mano brevemente, sus dedos suaves y cálidos contra los
míos. Luego envolvió su brazo alrededor de la Señora y la ayudó a llegar a la
puerta. Subieron cojeando las escaleras mientras el tren salía de nuevo.

Miré por la ventana e intenté no darme cuenta de que los demás me estaban mirando. No
quería ver lo asustados que estaban, y me preocupaba que vieran mi miedo también. No
quería tener miedo ni ser débil. Quería ser la persona que Lina me había pedido que fuera,
la persona en la que todos confiaban. Me obligué a bajar la sensación de hundimiento que
no era realmente esa persona, que era una impostora, que fingía mi confianza y
conocimiento.

Afortunadamente mi valentía se sostuvo lo suficiente como para llegar a nuestra


parada; luego, con la voz más clara que pude convocar, dije, "Vámonos."

Todas regresamos penosamente hacia el hotel en silencio. Sentí que debería haber sido
más reconfortante para los demás, pero era todo lo que pude hacer para evitar que mis
miedos internos me consumieran. Los había llevado a todos allí a salvo, pero me agotó
física y emocionalmente. Pasamos por el restaurante del hotel, pero nada parecía
apetecible, o tal vez ninguno de nosotros tenía apetito para empezar. Solo quería
desplomarme.

Andi, Caroline, y yo nos dirigimos hacia nuestra habitación, pero Hannah parecía tan
perdida como yo. Parecía incluso más pequeña de lo que había sido antes mientras estaba
parada, con los hombros caídos, frente a la puerta de su habitación. Me llevó un segundo
recordar que estaba sola. Quería que este día hubiera terminado para poder seguir con
nuestro viaje, pero no podía abandonarla. "Me quedaré con Hannah esta noche."

"Gracias." La mano de Hannah tembló cuando abrió la puerta. "Nunca me he alojado en


un hotel sola."

"No hay problema." Me sentí mal por ella y por quedar atrapada en mis propias
emociones. Ella tenía que estar más alterada que cualquiera de nosotros. Además de estar
sola en un país extraño con personas que solo conocía desde hacía unas horas, tenía que
preocuparse si su madre estaba a salvo o enferma de gravedad. Eso es mucho para
cualquier persona, especialmente una niña.

"¿Quieres ver la televisión?" Le pregunté, con la esperanza de una distracción.

"Todo está en español," Hannah dijo, un ‘obvio’ tácito punteaba su frase.

XWPColección: Página y Facebook 10


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Oh sí," murmuré. "Será mejor que te prepares para acostarte, entonces. Estoy segura de
que las cosas se verán mejor en la mañana." Esa lógica sonaba estúpida incluso para mí,
pero no sabía qué más decir. Una vez más deseé ser más inteligente o más fuerte o
simplemente mejor. En lugar de eso, moví mis pies torpemente.

Revisé el pequeño armario de la habitación del hotel y encontré una almohada extra
mientras Hannah salía del baño. Sosteniendo el extremo de la almohada con ambas
manos, una idea me vino a la mente, y me giré hacia la espalda de Hannah. La almohada
le pegó con un ligero golpe y ella chilló. La golpeé de nuevo en el costado.

Ella se rió y corrió por la habitación. Saltando en la cama, agarró su propia almohada y la
balanceó violentamente hacia mí.

Nos perseguimos mutuamente por la habitación, las almohadas volaban al azar mientras
continuábamos. Hannah se rió con tanta fuerza que las lágrimas corrieron por sus
mejillas, y finalmente me derrumbé sobre la cama de la Señora. Hannah descargó un
golpe más con su almohada en mis estómago y luego cayó exhausta sobre su cama.

Las dos estábamos acostadas sobre nuestras espaldas, jadeando por aire, y dejamos que
nuestra risa se desvaneciera. Me sentí un poco orgullosa de haber ayudado a Hannah a
abrirse y divertirse. ¿A quién estaba engañando? Yo también necesitaba algo de
diversión, y ella era lo suficientemente joven como para que no pensara menos de mí por
eso. Rodé sobre mi costado para decirle que era agradable simplemente relajarse un poco,
pero ya estaba dormida, su almohada aún apretada contra su pecho.

Sonreí y la cubrí con su manta y luego apagué todas las luces, excepto el baño por si se
despertaba y olvidaba dónde estaba. No sabía cómo manejar a una niña de doce años. Yo
no era el tipo de niñera, pero traté de pensar en lo que quisiera que alguien hiciera por mí.

Con la habitación silenciosa y oscura, noté las luces de Barcelona por la ventana. La
ciudad era mucho más brillante que las noches en la pequeña ciudad de Illinois y era
bastante bonita. Las luces de los restaurantes y bares se mezclaron con las luces traseras
de automóviles que se dirigían hacia el centro, tal vez a Las Ramblas. ¿Alguna de esas
luces iluminó la bandera del arco iris que había visto antes? Mi corazón latía más rápido,
luchando entre mi deseo de hacer lo correcto por las personas que me importaban y las
ganas de correr hacia el futuro que había venido buscando. Deje de lado mis
inseguridades por el momento, recordándome que la bandera y todo lo que simbolizaba
todavía estaría allí mañana. Para entonces, la Señora se sentiría mejor, se ocuparía de
Hannah y yo regresaría a mi misión. Había esperado toda mi vida para este viaje. Un día
más no me mataría.

XWPColección: Página y Facebook 11


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Día Dos

Un suave golpe se filtró en mi sueño sin sueños. Tardé un minuto en descubrir dónde
estaba y qué me había despertado, pero cuando noté a Hannah dormida en la otra cama,
recordé todo lo que había pasado la noche anterior. No había planeado quedarme
dormida. Tenía la intención de quedarme despierta hasta que Lina y la Señora Wallace
regresaran, pero la luz del sol rosada que brillaba a través de las cortinas dejaba en claro
que habían estado fuera toda la noche.

"¿Quién es?" Pregunté en un susurro.

"Es Lina." Pronunció su nombre Lee-nah con tan bello toque español que hubiera abierto
la puerta incluso si no supiera quién era ella.

Miré detrás de ella en busca de la señora Wallace. Una sensación de hundimiento se


instaló en mi estómago cuando no estaba allí. "¿Debería llamar a las otras?"

"En un minuto. Déjame hablar con Hannah primero.”

No sabía si debía quedarme. Ella no me lo pidió, pero quería saber qué estaba pasando,
así que me apoyé contra la pared y traté de actuar de manera casual.

Hannah se sentó mirándonos expectante. "¿Dónde está mi mamá?"

"Está en el hospital, pero va a estar bien," Lina dijo suavemente.

"Entonces por qué sigue en el hospital?" El pánico se elevó en la voz de Hannah y apretó
mi pecho.

"Necesitaba que le quitaran el apéndice," Lina dijo con calma con su suave acento
español, rodando la ‘r’ en ‘quitaran’

"¿Le hicieron una cirugía?" Hannah preguntó.

"Sí, no se pudo evitar. Su apéndice podría haberse reventado.” Puso su mano en el


hombro de Hannah. "Ella estará bien. Lo hizo muy bien, y el doctor dijo que tendrá una
recuperación completa."

"¿Cuándo saldrá del hospital?" No me di cuenta de que había hecho la pregunta en voz
alta hasta que ambas levantaron la vista como si hubieran olvidado que estaba allí.

XWPColección: Página y Facebook 12


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Ella tendrá que permanecer en el hospital por un tiempo," Lina dijo, mirando hacia
Hannah para evaluar nuestra reacción. "Ella se unirá a nosotros en Málaga."

Intenté rápidamente recordar nuestro horario. "¿El último día del viaje?"

"Sí," ella respondió. "Necesitará mucho descanso, pero estará bien cuidada, y tú también."

Hannah comenzó a llorar, sin sollozar, sino con lágrimas silenciosas rodando por sus
mejillas. "Quiero quedarme con mi mamá."

Lina se volvió hacia mí, la impotencia llenando sus suaves ojos marrones. Aparté la vista
y mis propios ojos se llenaron de lágrimas. No sabía qué hacer o decir. No sabía cómo
ayudar a Hannah. Apenas la conocía, y no conocía a Lina en absoluto. La única persona
que conocía estaba en una habitación de hospital y tendría que quedarse allí por una
semana. Mi propio miedo mezclado con tristeza por la Señora. Se perdería el viaje que
había planeado para nosotros.

"Traeré a Caroline y Andi," murmuré y salí de la habitación. Fue cobarde huir, pero qué
podía hacer? Ni siquiera podía absorber todas mis emociones, y mucho menos ayudar a
Hannah a sortear las suyas, y no quería que ella o Lina vieran lo abrumada que estaba.

Tomé varias respiraciones profundas antes de abrir la puerta de mi propia


habitación. Tanto Caroline como Andi despertaron cuando entré. "¿Qué ocurre?" Caroline
preguntó de inmediato. Mi expresión facial debió haberme delatado, e hice un
recordatorio mental para tratar de parecer menos deprimida, por el bien de mi reputación
y el estado de ánimo de los demás.

"A la señora le hicieron una cirugía para quitarle el apéndice. Tiene que permanecer en el
hospital por una semana." Las palabras salieron sin rodeos. El terror en sus rostros me
dijo que probablemente debería haber comenzado con algo más suave como Lina, así que
agregué, "pero ella está bien."

Caroline comenzó a llorar. "¿Qué nos va a pasar?"

"No llores," dije, manteniendo mi postura. "Hannah está llorando también."


"Por supuesto que sí," Andi dijo, abrazando a Caroline. "Estaban asustadas."

Yo también estaba asustada. Honestamente, no sabía lo que nos pasaría, por eso evité la
pregunta de Caroline. No sabía lo que implicaría nuestro viaje ahora. En cambio, en lugar
de dejar que mi miedo se mostrara, me enojé. No me va bien con el miedo o la tristeza. Sé
que no es productivo, pero tampoco lo es revolcarse. Trabajo duro para mantener el
control o al menos aparentar de esa manera. Odio sentirme débil, y cuando otras personas

XWPColección: Página y Facebook 13


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

se asustan o se ponen tristes, me pongo a la defensiva. "Bueno, llorar por eso no mejorará
las cosas."

"Por Dios, Ren," Andi espetó. "¿No te importa la señora?"

"Por supuesto que sí, y me preocupo por ustedes, pero tenemos que dar un paso adelante.
Si nos derrumbamos, quién ayudará a Hannah?”

"¿Dónde está Hannah?"

"Está con Lina."

Ambas chicas corrieron por el pasillo, sin siquiera detenerse a revisar su cabello o
cambiarse de pijama. Seguí detrás de ellas más lentamente, no lista para la oleada de
emociones que probablemente seguiría.

Caroline y Andi abrazaron a Hannah, y luego Lina las abrazó. Abrazos — no había
pensado en eso. Me gustan los abrazos. Naturalmente, soy una persona abrazadora, pero
está esa cosa del control que mencioné antes, y caer en un abrazo con una niña o una
extraña no era algo que estuviera dispuesta a hacer, aunque quisiera. Además, todo el
asunto de las lesbianas también complicaba las cosas. Nunca coqueteo con chicas
heterosexuales, pero y si malinterpretaran un abrazo amistoso como un intento de
convertirlas o algo así? No, era más seguro mantener mi distancia.

"Escuchad," Lina dijo, que significa ‘escuchen’. La señora Wallace nos lo dice todo el
tiempo en clase, y debe decírselo a Hannah en casa porque todas le prestaron toda su
atención."Estaremos bien. La señora Wallace recibirá una buena atención, y se reunirá
con nosotras en Málaga para volar a casa con todas ustedes."

"¿Vamos a hacer el viaje solas?"

"Claro que no," ella respondió. "Por supuesto que no. No estarán solas. Voy con
ustedes. Nos ayudaremos mutuamente, y vamos a tener el mejor momento de nuestras
vidas. Todavía pueden hacer todo lo que originalmente planearon hacer en España."

Esa fue la mejor noticia que escuché en mucho tiempo. Lo siento por la Señora , pero me
alegro de que el resto de nuestros planes no fueran interrumpidos. En todo caso, ahora
tendría una verdadera oportunidad de obtener algo de independencia. No estaba feliz de
que Señora estuviera en el hospital, pero tenía que concentrarme en el lado positivo. Si
me detuviera a pensar en el miedo y la tristeza, me desmoronaría, y me niego a permitir
que eso suceda. Si tuviera que fingir confianza hasta que encontrara algo, entonces eso es
lo que tenía la intención de hacer.

XWPColección: Página y Facebook 14


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Vamos, chicas. La Señora pasó mucho tiempo preparándonos para este viaje, y podemos
manejarlo." Dije, tal vez un poco demasiado alegre, pero las otras chicas asintieron
solemnemente. "Será una aventura."

Lina llevó a Hannah al hospital y nos dijo al resto de nosotros que intentáramos dormir un
poco más, pero estábamos demasiado emocionados para volver a la cama. Caroline, Andi
y yo fuimos a desayunar al restaurante del hotel. Mis amigas parecían querer estar cerca
de mí, probablemente porque yo era la única en el grupo que no estaba al borde de las
lágrimas. Me gustó la forma en que siguieron mi ejemplo, incluso si no estaba
completamente segura de dónde dirigirlas.

"¿Qué van a tomar?" la camarera preguntó en inglés, pero el menú estaba en español y
todavía no había tenido tiempo de traducir nada.

"Por favor, yo necesitas ... necessito ... huevos, con ... um ... toast-o."

"¿Toast-o?" La camarera preguntó en una imitación exagerada de mi acento americano.

"No, um, bread, pan pero cocinado." Luché por encontrar la palabra correcta en español
antes de girarme frustradamente hacia Caroline. "¿Cómo dices 'pan tostado'?"

"¿Hablas inglés?" La camarera preguntó.

"Por supuesto que hablo inglés," dije, haciendo que Caroline y Andi se rieran.

"Bien. Será más fácil para las dos si nos atenemos a un idioma que realmente conoces,"
ella bromeó, y las chicas se rieron con más fuerza.

Mi cara se sonrojó. Odiaba ser el blanco de una broma, y odiaba arruinar algo tan simple
como ‘huevos’. Ni siquiera es exótico. No ayudó que mis amigas, que antes me habían
mirado como líder, ahora me encontraran ridícula. Para empezar ya estaba nerviosa, y el
intercambio arruinó lo que quedaba de mi credibilidad y confianza. Aún así, la camarera
esperó a que pidiera algo.

"Solo quiero un omelet," murmuré.

Las chicas continuaron bromeando repitiendo ‘toast-o’ y riéndose como si mi error fuera
la cosa más divertida que habían escuchado en días, lo que supongo que dadas las
circunstancias, probablemente lo era. Traté de restarle importancia e incluso dije que me

XWPColección: Página y Facebook 15


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

alegraba hacerlas reír, pero silenciosamente prometí hablar en inglés o apegarme al


español del que estaba segura.

Cuando finalmente llegaron nuestros omelets estaban llenas de papas, especias y otras
cosas que ni siquiera reconocí. Traté de quitarlo todo, pero eso no me dejó mucho. Entre
la cena y mi escaso desayuno, me preocupaba morirme de hambre si no encontraba pronto
un McDonald's. ¿Cuánto tiempo más tendría que esperar antes de que algo saliera bien en
este viaje?

Volvimos a la habitación para prepararnos para el día, ya que Lina nos había dicho que
nos reuniéramos en el vestíbulo a las once. Solo necesité unos minutos para ducharme y
cambiarme, pero Caroline y Andi tardaron una eternidad.

¿Cuánto tardan otras chicas en ponerse presentables? No uso maquillaje, lo que supongo
que me ahorra tiempo. Mi pelo corto y desgreñado se me cae por las orejas y la frente, así
que puedo sacudirlo para secarlo o tal vez aplastarlo con un puñado de gel. Toda la rutina
dura unos dos minutos. Me pongo un poco de desodorante y un rápido cepillado de mis
dientes, y estoy lista para irme.

Llegué al vestíbulo mucho antes de la hora de la reunión, así que me sorprendió ver que
Lina ya estaba esperando. Ella sonrió cuando salí del elevador, pero tenía sombras
oscuras alrededor de sus ojos. "Hola, Ren."

"Hola. ¿Dónde está Hannah?”

"Está hablando por teléfono con su papá. Quería darle algo de privacidad,"
explicó. "Gracias por quedarte con ella anoche."

"Claro, no hay problema."

"Ella me dijo que tuviste una pelea de almohadas."

Me sonrojé. Parecía infantil, y no quería que pensara que era una niña. "Traté de hacerla
sentir mejor."

"Lo aprecio, y también aprecio que hayas ayudado a las otras chicas también. Obviamente
te ven como una líder."

XWPColección: Página y Facebook 16


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Me encogí de hombros, fingiendo despreocupación, pero mi estómago revoloteó ante el


cumplido. Me gustaba que mis amigas me admiraran, pero por alguna razón me gustó aún
más que Lina lo notara.

"Está bien tener miedo, sin embargo," continuó.

Me tensé levemente cuando mis emociones volvieron a la superficie. "No hay nada que
temer. La Señora estará bien."

"Estás en un país extraño, siendo dirigida por alguien que no conoces. No hay nada de
malo en estar preocupada."

"No nos conocemos, pero confía en mí. Puedo cuidarme sola." Mi voz sonó más dura de
lo que quise.

Lina sostuvo mi mirada nuevamente como lo había hecho el día anterior en Las Ramblas,
como si estuviera buscando algo más de lo que yo quería decir. No me gustaba incluso si
sus ojos eran hermosos, así que me di media vuelta.

"Está bien, Ren. Confiaré en ti, pero estoy contigo todo el viaje. Tal vez en el camino
también confíes en mí.” No sabía qué decir, así que no dije nada. Afortunadamente, el
silencio no fue demasiado largo porque Hannah llegó al vestíbulo seguida por Caroline y
Andi. Mientras nos dirigíamos a nuestra primera exploración de un día completo de
Barcelona, me pregunté en qué esperaba Lina que confiara, y si podría estar a la altura de
la confianza que ella había aceptado tener en mí.

Todas nos amontonamos en un minibús blanco con la etiqueta Costa Del Sol
Tours. Parecía un transporte del aeropuerto con un puñado de asientos de banco tapizados
en tela horriblemente brillante resistente a las manchas, algunos portaequipajes y muchas
ventanas grandes para maximizar nuestras vistas. Lina presentó a nuestro conductor de
autobús, Jesús, quien estaría con nosotros durante todo el viaje. Era un hombre grande
con un pecho de barril, barba incipiente de varios días y cabello gris rizado. No hablaba
mucho inglés, lo que quiere decir que no hablaba nada de inglés que no fuera ‘Dixie
Chicks’, que aparentemente era su música favorita porque es lo que tocaba en el estéreo
del autobús durante toda la ciudad. Fue divertido escuchar música country mientras nos
abrimos paso a través del corazón de una ciudad bulliciosa y hacia las montañas.

"Vamos al Estadio Olímpico de Barcelona, Estadi Olímpic de Montjuïc," Lina dijo,


dándose la vuelta en su asiento y levantando la voz un poco por encima del sonido de

XWPColección: Página y Facebook 17


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

‘Cowboy Take Me Away’. "Son demasiado jóvenes para recordar los Juegos Olímpicos
de 1992, pero todavía son un motivo de orgullo para España."

Cuando el autobús se detuvo, salimos a una vista espectacular. Pude ver kilómetros a la
redonda en casi todas las direcciones. La ciudad a sus pies se extendía bajo una neblina
color sepia hasta el azul profundo del puerto mediterráneo lleno de velas blancas
ondulantes y enormes barcos de vapor. Todos sacamos nuestras cámaras para tomar fotos
mientras Lina continuaba su discurso.

“El lugar de buceo sigue siendo considerado uno de los mejores en el mundo debido al
telón de fondo.” Ella señaló algunos puntos de referencia en la ciudad abajo. “Ahí está La
Sagrada Familia. Vamos a ir allí mañana.“

“¿Dónde está Las Ramblas?” Pregunté. No es que no haya apreciado el esplendor de lo


que había frente a mí, pero ahora que seguíamos adelante con el viaje de nuevo, estaba
lista para seguir adelante con mis propios planes también. La imagen de la bandera del
arco iris todavía estaba impresa en mi memoria, y cuando me propongo algo, me cuenta
pensar en otra cosa.

Ella señaló hacia abajo a lo largo de la costa. “Ahí está.”

Traté de ver el lugar indicó, pero la ciudad era un revoltijo de calles y edificios con poca
distinción entre ellos. Nunca había visto algo tan masivo en todos mis años de vivir en
una ciudad pequeña. ¿Cómo puedo encontrar una bandera de arco iris en medio de todo
esto? Me esforcé de nuevo para ver la calle que se cernía tan grande la tarde anterior.

“Puedes volver esta noche si lo disfrutaste,” Lina dijo suavemente. “Todas tenemos
nuestros sitios preferidos.”

Asentí. “¿Saldremos todos juntos?”

“No, Hannah quiere ir a visitar a su madre, y Andi va con nosotras.”

“¿Qué hay de Caroline?” Pregunté. Tal vez debería ir a ver a la Señora también, aunque
eso no era lo que quería.

“Sólo puede tener dos visitantes por noche,” dijo. “Podemos establecer un horario y una
rotación de habitación para que Hannah nunca esté sola. También tomaré turnos con ella,
por supuesto, pero podría estar más cómodo si cada una de ustedes pasa una noche con
ella también.”

XWPColección: Página y Facebook 18


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

“Claro.” No estaba encantada con la idea de cuidado de niños cada dos noches. No podía
andar en bares gay o ligar mujeres con una niña acompañándome, pero también quería
ayudar. Sólo tendría que encontrar una manera de equilibrar todo a su debido tiempo, a
partir de esta noche.

“Así que estoy por mi cuenta esta noche?”

“No tienes que estarlo.” El tono de Lina sonaba más como una pregunta que una
declaración.

“No, eso está bien,” le aclaré. De hecho, estaba mejor que bien. Una noche sin
supervisión en una gran ciudad era exactamente lo que necesitaba.

Comimos un almuerzo de picnic debajo de unos árboles de sombra fuera del estadio y
luego nos dirigimos de nuevo a través de la ciudad a un gran parque. “El Parque Güell fue
creado por Gaudí en 1900 y tardó tres años en terminarse,” Lina nos dijo al pasar por una
puerta de entrada hacia un enorme conjunto de escaleras. “Los mosaicos son una marca
registrada de Gaudí, y si se fijan bien los verán en muchos edificios en toda la ciudad.“

Una vez que subí la escalera vague sin rumbo, examinando las esculturas extrañas en
pequeños trozos de mosaicos.
El lugar era surrealista, como algo salido de una película de Tim Burton, pero mucho más
colorido. El arte era bastante raro.

“Oye, Ren,” Caroline dijo, “apuesto a que sus padres les encantaría este lugar.”

“No es broma.” Caroline y Andi me conocían desde que habíamos empezado el kinder
juntas. En una pequeña ciudad todo el mundo va a la misma escuela, juegan en los
mismos equipos deportivos, y tienen las mismas clases de baile. Todas pasábamos el
suficiente tiempo en la casa de la otra mientras crecíamos que mis padres no eran la Dra.
Molson o el Sr. Molson sino mamá y papá Molson.

“¿A tus padres les gusta Gaudí?” Lina preguntó.

"Probablemente. Son hippies. A ellos les gusta el arte realmente psicodélico.“

“Hippies?” Sonrió. “No conozco esa palabra.”

¿Cómo explicas un hippie? “Son de los años 70. A ellos les gusta los teñidos y el cuero y
el rockand-roll.“

XWPColección: Página y Facebook 19


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

“La música rock?” Preguntó.

“Sí, y la paz.”

“Pedazo de qué? ¿Pastel?"

“No, la paz, como sin guerras.” Levanté dos dedos en un signo de la paz.

Su cara registró el reconocimiento cuando exclamó, “Woodstock!”

“Correcto, Woodstock estaba lleno de hippies.” Sonreí porque era linda con su rostro todo
iluminado y feliz. Parecía joven otra vez, como si había hecho ayer antes de que todo se
volviera loco.

Tuve esa sensación rara en el estómago de nuevo, y no sabía lo que significaba. No estaba
mal, pero tampoco era estupendo, solo un cosquilleo.

Ella dejó de caminar. “Tus padres fueron a Woodstock?”

“No, eran muy jóvenes, pero van a protestas y queman incienso y me insisten acerca de
encontrar mi camino.”
“Tu camino?” Preguntó, pasando sus dedos a lo largo de uno de los mosaicos.

“Sí, cualquier camino lo hará realmente. Sólo tengo que elegir uno. Como ahora."

Ella sonrió con simpatía, y luego señaló una rama en la acera de colores brillantes. “¿Qué
hay de ese camino?”

Me encogí de hombros mientras comenzamos a caminar de nuevo. "Si solo fuera así de
fácil."

Paseamos por el parque durante una eternidad, o tal vez sólo una hora, pero mi estómago
gruñó, y todas las esculturas hippie me dieron un dolor de cabeza. Tenía calor, sudorosa,
cansada, hambrienta, y de mal humor. Definitivamente necesitaba una ducha antes de
volver a salir, una siesta no estaría mal tampoco, y tenía que encontrar algo de comida de
verdad. No estaba segura de cómo me iría en cuanto a ligar a una mujer y hacer el amor
toda la noche, pero probablemente no debería hacerlo con el estómago vacío.

Cada minuto que pasamos recorriendo este lío Gaudí significaba un minuto menos para
pasar en la búsqueda de mi identidad lesbiana. No estaba segura de qué hora abrían la
mayoría de los lugares gays, o el mejor momento para visitar. En The L Word todas las

XWPColección: Página y Facebook 20


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

emparejadas parecían ocurrir en la noche, pero por otra parte lesbianas en línea y en
revistas siempre se quejaban de que The L Word no era nada como la vida real. Quién
sabe, tal vez las citas lésbicas funcionaban como el mercado de los agricultores allá en
casa, y si no llegaba temprano todo lo bueno sería tomado. Las estatuas eran bonitas, pero
no es exactamente para lo que habían venido a España. Había sido paciente el tiempo
suficiente. Tenía que encaminarse pronto, o perdería la calma.

Finalmente, en un acto de desobediencia civil, me estacioné en el escalón más bajo de la


entrada. Mis padres me hablaron de los plantones a los que fueron a la universidad, y ya
que este era un lugar hippie, ahora parecía un momento tan bueno como cualquier otro
para probar el concepto por mí misma. Terminé, y tenía la intención de sentarme allí en
protesta silenciosa hasta que los otros reconocieran mis demandas y se dirigieran a la
salida.

Caroline y Hannah se unieron a mí después de un rato, con Andi unos minutos detrás de
ellas.

“Mis pies me están matando,” Andi gimió.

“Extraño a Carl,” Caroline dijo.

“Extraño a mi mamá,” Hannah agregó.

Tengo que encontrar algunas lesbianas, pensé, pero no era apropiado decirlo en voz alta.

Lina rebotó por las escaleras parecían tan vital como lo había estado horas antes. “¿Ya se
están quedando dormidas conmigo?”

“Sí,” respondimos al unísono.

“Pobrecitas,” arrulló. No estaba segura, pero pensé que nos había llamado ‘pobres
bebés.’ “Vamos a llevarlas de vuelta al hotel.”

Cuando llegamos al autobús y regresamos a la ciudad, Lina se sentó con Hannah, y me


dio la oportunidad de hablar con Caroline.

“Oye, ¿qué quieres hacer esta noche?”

“Voy a tratar de llamar a Carl. Si no puedo ponerme en contacto con él, le escribiré una
carta.“

“Así que no quieres salir?”

XWPColección: Página y Facebook 21


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"No, lo siento. Estoy demasiado cansada."

“¿Te importa si salgo, y tal vez me quede afuera toda la noche?”

Sus cejas se levantaron. "¿Qué vas a hacer?"

“Encontré un lugar gay en Las Ramblas, y quiero ir a verlo.” Traté de actuar con calma,
como si no fuera la gran cosa.

“¿Qué clase de lugar gay?” Andi preguntó.

"No estoy segura. Vi una bandera del arco iris.“

“Vas a estar fuera toda la noche por una bandera del arco iris?” Caroline chilló.

“Shh.” No necesitaba transmitir mis planes a Hannah y Lina. “Dije que podría estar
ausente durante toda la noche. Podría ser un bar o un club de baile.“
“O podría ser un bar de hombres homosexuales o el departamento de un pervertido.”

“Sí, puede ser, pero si lo es no estaré fuera toda la noche,” le dije, frustrada. No quería
pensar en mi destino como algo más que perfecto. No necesitaba que Andi y Caroline me
cuidaran, tampoco. Necesitaba desarrollar confianza en mi capacidad de encontrar el
lugar adecuado y la persona adecuada. Si pudiera hacer una sola cosa importante ahora,
seguramente las cosas comenzarían a mejorar, y el querer limitarme solamente me hizo
más decidida a demostrar lo que valgo. “Quiero ir a comprobarlo. Prometo que seré
cuidadosa.“

“Está bien.” Caroline se rió. “Espero que no terminas pasando la noche con algún gran
viejo drag queen.”

Me reí. "Sí yo también."

Salí a la luz de las Ramblas, satisfecha de mí misma por recordar cómo llegar en el
metro. Si el día anterior estaba lleno, esta noche la calle se sentía absolutamente viva. Una
masa de personas entraban y salían entre malabaristas y músicos mientras el tráfico
zumbaba ruidosamente en el fondo.

El sol estaba bajo en el cielo, pero no se pondría por casi otra hora, lo cual me pareció
desconcertante, ya que eran casi las nueve en punto. Prepararme tomó más tiempo de lo
esperado. Esperé hasta que Lina, Hannah, y Andi se habían ido, pero no estoy segura de
por qué. Tenía la edad suficiente para salir por mi cuenta, y no tenía necesidad de darle

XWPColección: Página y Facebook 22


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

explicaciones a nadie, pero no podía evitar la sensación de que alguien podría tratar de
detenerme si supieran mis verdaderos planes. Esta podría ser la noche que había esperado
toda mi vida, y no me arriesgaría a perdérmela.

Ansiosa por como estaba por encontrar la bandera del arco iris, otra vista familiar me
llamó la atención en primer lugar: los arcos dorados de un McDonald’s. Justo al otro lado
de la calle de donde estaba parada cerca de la entrada de Las Ramblas estaba situada la
respuesta a mis oraciones basadas en la comida. Hice una pausa sólo para dejar que un
grupo de motonetas pasaran, sus chirridos agudos agrediendo mis oídos. Una vez dentro
del restaurante, no tuve problemas para ordenar en español, porque todo lo que dije fue
‘Número Dos’ para un combo número dos de una hamburguesa doble con papas fritas.
No quería pedir nada de cebollas, pero no sabía la palabra y no quería arriesgar mi buen
estado de ánimo al repetir el fiasco del desayuno. Además, quitar las cebollas no sería un
precio tan alto a pagar por la comida americana.

Mordí mis papas fritas, incluso antes de encontrar una mesa. El olor me golpeó primero,
seguido inmediatamente por el sabor acompañante del pescado. ¿Qué demonios? ¿Por
qué mis papas fritas saben como a pescado? Desenvolví la hamburguesa y
apresuradamente quité las cebollas no deseadas antes de meterme un gran bocado a la
boca. Sabía mejor que las papas fritas, pero aún así no era totalmente lo que esperaba. La
carne sabía, no sé, diferente. Tal vez un poco a pescado, un poco más masticable, o
simplemente menos grasa. Fuera lo que fuese, no me gustó.

¿Por qué nada podía ser fácil en este viaje? No tenía mucha elección. Mi pescado de
Mickey D's estaba más cerca de la comida americana que cualquier cosa que había
encontrado en este país. Lo engullí, tratando de ignorar mi decepción para que pudiera
volver a centrarme en la elusiva bandera del arco iris. La comida sirvió como un medio
para un gran fin más importante, con suerte el fin de mi virginidad.

De vuelta en Las Ramblas, el sol se hundía más y se había puesto en el momento en que
caminé hacia la estatua de Cristóbal Colón. No sabía exactamente lo que estaba buscando,
pero si se trataba de un lugar para conocer mujeres, probablemente debería ir allí después
del anochecer. No estaba segura de cómo funcionaban los bares y las discotecas ya que
nunca había estado en uno, pero llegar demasiado pronto podría hacerme parecer
desesperada. Me obligué a caminar lentamente.

Muchas de las florerías y los mercados de alimentos habían cerrado, pero los restaurantes
estaban a reventar de llenos. La gente llenaba los patios, bebiendo vino y riendo sobre los
aperitivos, algunos de los cuales incluso olían bien. Mi estómago no se sentía muy bien.
Culpé al apestoso McDonald’s y la rapidez con la que había comido, pero la emoción
nerviosa probablemente también tuvo que ver. Estaba emocionada ante la perspectiva de
conocer a otras lesbianas, pero nerviosa porque no estaba segura de qué hacer cuando lo

XWPColección: Página y Facebook 23


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

hiciera. Tenía la esperanza que conectar con mujeres como yo fuera fácil y cuando llegara
el momento sabría qué hacer.

Nací gay. Estaba en mi sangre, o mis genes, o predeterminado en mi mente. Mi


orientación sexual era lo único que sabía con certeza. Mi atracción por las mujeres era tan
natural como respirar, así que supuse que el sexo con una mujer funcionaría de la misma
manera. Es decir, nadie me enseñó a respirar, o le dijo a mi corazón cómo latir. Mi cuerpo
lo sabía. Tal vez mi cuerpo sabía otras cosas también. Todo el mundo era bueno en algo,
pero hasta ahora no había encontrado nada que se sentía tan bien para mí excepto el ser
gay, así que tal vez eso podría ser mi algo. Esperaba reconocer a una mujer como la
indicada y saber exactamente cómo debería actuar a su alrededor, porque si esos instintos
naturales no se activan pronto, estaría en problemas.

Cuando llegué a la estatua, di vuelta en la dirección en la que había visto la bandera, a


pesar de que no era visible ahora. La dispareja calle de adoquines era más estrecha que las
Ramblas, con altos edificios de piedra a ambos lados y llena de ventanas oscuras. Por
encima de ellas había balcones, algunos vacíos, otros llenos con grupos de personas
comiendo, hablando y riendo. La gente caminaba por la calle también, aunque mucho
menos que en las Ramblas. Nadie parecía fijarse en mí, y nadie parecía particularmente
homosexual. No es un estereotipo, pero no había nadie deportista o andrógino o como un
conductor de UPS. Había oído hablar de un sexto sentido, gaydar, que ayudaba a las
personas homosexuales a reconocerse entre sí, pero empecé a preocuparme de que fuera
un mito, o peor aún, que no lo tenía.

Sentí que caminé kilómetros, tres cuadras, luego cuatro, luego cinco. Ya no podía
distinguir los sonidos distintivos de las Ramblas. La luz natural se atenuó, e incluso
menos personas caminaban alrededor que antes. Había ido demasiado lejos? Me había
perdido la bandera? Correcto, como si distraídamente pasara el objeto que me había
obsesionado durante dos días. Tal vez no pertenecía a un bar después de todo. ¿Y si
alguien tenía la bandera en su departamento o negocio y la sacó por la noche? No, no me
dejaría considerar el fracaso.

Caminé más rápido, finalmente escuche el sonido del bajo y la risa ligera cayendo en el
cielo nocturno. Ese tenía que ser mi lugar y mi gente. Casi corrí alrededor de una curva en
la calle. Cuando las luces de neón brillantes aparecieron a la vista, me detuve en seco y
me quedé mirando.

Mujeres de todas las edades, formas, tamaños y razas llenaban un patio con
luces. Hablaron y se rieron y bebieron. Algunas de ellas se tomaban de las manos. Otras
tenían sus brazos pasados holgadamente sobre los hombros de otra. Una mujer joven con
pelo largo y oscuro tenía las manos en el bolsillo trasero de los jeans de otra mujer. Detrás
de ellas una puerta abierta permitía que la música saliera a la calle. Mientras las personas
iban y venían, sonrieron y se saludaban la una a la otra. Por encima del patio, un grupo de

XWPColección: Página y Facebook 24


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

mujeres más tranquilas ocupaba un balcón, algunas hablando en voz baja o bailando en
los brazos de la otra. Por todo el lugar, una gran bandera del arco iris flotaba
silenciosamente en una suave brisa.

Me quedé sin aliento al ver la bandera, como un faro de bienvenida que me decía que
había llegado a casa a salvo. Sentí una conexión inmediata con estas mujeres. Eran como
yo, o más exactamente, yo quería ser como ellas. Quería sentirme cómoda conmigo
misma. Quería reír con facilidad y tocar casualmente a otras mujeres. Quería estar segura
y relajada y unida con mi comunidad. Quería mirar a los ojos de alguien, sentir la chispa
de la atracción, y verla devuelta en ella. Me dolía el corazón al ver a las mujeres
interactuar fácilmente. Quería ser ese tipo de lesbiana.

Mi pecho se hinchó de orgullo. Había encontrado este lugar, a estas mujeres, todo por mi
cuenta. Mis instintos me habían llevado al sitio correcto. Hice algo bien, y tenía la
oportunidad de aprovechar todas las experiencias que me podrían hacerme la persona con
la que soñaba. Sólo que no sabía qué hacer ahora. No podía caminar hasta una mujer al
azar y decirle, “Por favor, enséñame a ser una verdadera lesbiana.” Puede que no sepa
todo, pero sabía que eso era patético.

¿Debo entrar al bar y pedir una bebida? La edad legal en España era de dieciocho
años. Podría beber si quería, pero me preocupaba que el alcohol me confundiera más. Tal
vez debería entrar y encontrar una mesa para mí sola. Si una mujer me notara sola, podría
llegar a mí. Por otra parte, sentada en una mesa sola mirando a las chicas al azar podría
hacerme parecer como una perdedora, y luego nadie querría hablar conmigo.

Puede haber una pista de baile. Tal vez podría pedirle a una mujer que bailar. “Quieres
bailar?” Había practicado la frase una y otra vez en preparación para este momento, pero
a que chica debería decirle? Debería preguntarle a una de las mujeres que están aquí, o
debería encontrar a alguien más cerca a la pista de baile, y qué debo hacer hasta que lo
hiciera? ¿Sentarme? ¿Pararme? Caminar sin rumbo, con la esperanza de toparme con
alguien?

Maldita sea. Había encontrado exactamente lo que quería, y todavía estaba perdida. Di un
paso atrás en la sombra de un balcón y vi a las mujeres en el bar. Quería encajar, pero no
sabía cómo. Necesitaba a alguien que me enseñara. ¿Cómo iba a encontrar a alguien que
me enseñara si nunca encontraba el valor para entrar?

Respiré profundamente y traté de calmarme. Relájate. No has venido hasta aquí para
tener un colapso. Si me quedaba afuera y estudiaba las interacciones por un minuto,
podría aprender algunas cosas. Podía esperar y ver cómo las mujeres se acercaban entre
sí, tal vez tomar algunas ideas, o por lo menos podría buscar otras mujeres solteras.
Aparte de esconderme en las sombras como una fisgona rara, no era un mal plan. Aprendí

XWPColección: Página y Facebook 25


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

todo tipo de cosas observando a otras personas. ¿Por qué esto debería ser diferente?
Todavía estaba en una posición mejor que nunca.

Estudié cuidadosamente a las mujeres. Algunas se tomaron de las manos o se tocaban


entre sí con facilidad, lo que indicaba claramente que no estaban disponibles. Otras eran
más difíciles de leer. Algunas se pararon en grupos, hablando o riendo. A veces se
abrazaban o se rozaban entre sí. Puede ser que sean amigas o citas, o tal vez eran amigas
que querían salir. De cualquier manera, estaban ocupadas con otra persona. Recorrí a la
multitud más de cerca. No parecía haber nadie sentada sola o claramente buscando una
compañera. Tal vez debería entrar, pero perdería mi tapadera. Sería mucho más
vulnerable a la intemperie, y no quería sentirme vulnerable.

Decidí quedarme un poco más. Más gente llegaba y se iba cuanto más tarde se hacía. Un
grupo de mujeres se acercó por la calle desde la otra dirección. Claramente había algunas
parejas en el grupo y tal vez algunas de sus amigas, pero detrás de ellas una mujer
caminaba sola. No podía distinguir sus rasgos claramente, pero no parecía estar con las
demás. Su silueta mostraba su físico en forma, con un vientre plano y los pechos visibles
pero no demasiado grandes. A medida que se acercaba, vi que llevaba shorts y una camisa
oscura con el pelo recogido en una coleta deportiva. Entonces, justo cuando se acercó lo
suficiente para que pudiera distinguir los detalles de sus rasgos, el grupo de mujeres en el
frente me bloqueó la vista.

No pude ver la cara de la mujer, sólo un brazo bronceado y una pierna tonificada, desde el
dobladillo de sus shorts hacia abajo por el suave músculo de la pantorrilla hasta sus uñas
de los pies pintadas de durazno que asomaban por debajo de las correas de sus
sandalias. Mi corazón latía más rápido. Esta era la chica para mí, podía sentirlo justo
como esperaba que lo haría. Ella se sentía familiar de alguna manera. Incluso antes de que
viera su cara, la reconocí como la que había esperado. Mis instintos funcionaron después
de todo. Mi entusiasmo superó mi nerviosismo.

Me moví hacia adelante fuera de la sombra para tener una mejor visión a través de la
multitud, pero cuando lo hice alguien pasó rápido junto a mi hombro dirigiéndose
rápidamente hacia el bar. Apenas registré su presencia hasta que la mujer gritó, “Lina.”

Me quedé inmóvil, y el grupo de mujeres se separaron para revelar a mi guía. Sus ojos se
abrieron en reconocimiento y una gran sonrisa se extendió por su cara mientras se
centraba en la mujer que venía hacia ella. Las dos se encontraron en la calle, y Lina la
abrazó antes de besarla en cada mejilla. Ella envolvió su brazo alrededor de la cintura de
la otra mujer, y entraron al club. Retrocedí hacia las sombras y apoyé la espalda contra la
pared.

Entonces, Lina es homosexual. Mi cerebro entró en sobrecarga tratando de asimilar eso.


Tanto para reconocer a una lesbiana cuando encontrara una. Por qué ella no había dicho

XWPColección: Página y Facebook 26


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

algo? Qué hipócrita tener clientes lesbianas y no salir con ellas. Por supuesto ... yo no le
había dicho que era gay. Pero no lo escondo tampoco. Seguramente ella lo sabía. Había
estado fuera del armario con todos mis amigos durante años. Por otra parte, tal vez ella
estaba fuera del armario con sus amigos también. Ella era mi guía, no mi amiga. Sin
embargo, se supone que nos cuidaría mientras la Señora estaba en el hospital, no se
escabullía para reunirse con mujeres.

Ahora quién es la hipócrita?

“Mierda,” murmuré y golpeó las manos contra la pared. ¿Qué debería hacer ahora? No
podía entrar al club con Lina allí. ¿Qué iba a decirle? Me enviaría de vuelta al hotel? Ella
no podía hacer eso, sin embargo. Puede que no sea mi amiga, pero no era mi madre,
tampoco. Tal vez ella le diría a la Señora. Eso sería incómodo, pero yo tenía tanto derecho
a estar allí como ella. Por otra parte, incluso si ella no me delatara, cómo podría ligar a las
mujeres con una chaperona alrededor? Nadie querría llevarme a casa si tuvieran que
pedirle permiso a mi niñera primero.

No.

Mi noche había terminado.

Caminé de regreso hacia las Ramblas, el corazón tan pesado como mis pies. Estaba tan
absorta en mi propia depresión que ni siquiera vi a Jesús hasta que me topé con él. Rebotó
en su hombro y me hubiera caído si él no hubiera agarrado mi brazo con una de sus
grandes manos callosas.

“Lo siento,” murmuré. "¿Qué estás haciendo aquí?"

Él sonrió y asintió.

“Oh viniste a dejar a Lina?”

“Lina,” él repitió con otro asentir de cabeza, y luego señaló hacia nuestro autobús
estacionado al final de un callejón.

“De acuerdo, bueno, bien por ti.”


Él ladeó la cabeza hacia un lado y luego hizo un gesto hacia el autobús con el pulgar.

¿Un aventón? Suspiré. "¿Por qué no?"

XWPColección: Página y Facebook 27


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Abordamos el pequeño autobús y me dejé caer en el asiento detrás de él mientras


comenzamos a recorrer las calles de Barcelona.

Esto apesta. ¿Por qué tenía que volver al hotel, sol, mientras que Lina y su amiga, o novia,
o amante, o quien fuera se quedaron en el bar para hacer todo lo que querían hacer? Mis
sueños, tan cerca minutos antes, ahora parecían completamente fuera del alcance.

“Mierda,” dije en voz alta, haciendo que Jesús me mirara en el espejo retrovisor. "Lo
siento. He tenido una mala noche, o un mal par de noches en realidad.“

El asintió.

"No se suponía que sucediera así, ¿sabes? Nada va como pensé, y no estoy hablando solo
de esta noche. Demonios, no debería haber llegado a este punto en primer lugar, ¿sabes?
Si pudiera haberme armado de coraje antes, no necesitaría este viaje, me habría largado
hace dos años como lo hacen las personas normales."

Jesús sonrió y siguió asintiendo con simpatía mientras doblaba una esquina, pero no dio
ninguna indicación de que entendía nada de lo que le había dicho. Pero, qué demonios,
necesitaba desahogarme, y él no sabía lo suficiente para juzgarme.

"Está bien, no tienes que entender. Nadie lo hace. Nadie sabe cómo se siente estar
atrapada en el purgatorio durante dos años mientras tus amigos emprenden grandes
aventuras. O lo que es pasar dos años en un colegio comunitario y aún no saber qué es lo
que quieres hacer con tu vida.” Me incliné sobre el asiento del banco, sintiendo una
pesadez sobre mis hombros. "Tengo un mes para tomar una decisión sobre una carrera, y
dos profesores universitarios por padres ejerciendo presión, pero todavía no tengo idea de
lo que quiero estudiar."

Jesús continuó asintiendo.

"Algunos padres quieren que sus hijos se conviertan en médicos o abogados, pero mis
padres no son así. Solo quieren que haga algo, cualquier cosa. Demonios, preferiría que
me dijeran qué hacer. Al menos, entonces tendría algo para seguir adelante, pero no,
tengo que encontrar mi propia pasión."

Me incliné hacia atrás y apoyé mi cabeza en la ventana. "Mi pasión. ¿Y eso que significa?
Lo único que me hace destacar es mi homosexualidad. Lo sé, eso no me va a dar
exactamente una carrera profesional o una especialidad, incluso, pero en serio, eso es todo
lo que tengo."

Jesús dobló una esquina que se parecía sospechosamente a una que habíamos pasado
antes. ¿Estaba yendo en círculos? Seguramente no. Él conocía el área mejor que yo.

XWPColección: Página y Facebook 28


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Así que soy lesbiana, lo que me hace única, al menos de donde soy. Se supone que debe
brindarme una identidad y una comunidad, pero no es así, porque que te gusten las
mujeres y saber qué hacer con ellas son dos cosas totalmente diferentes. Allá en casa, ni
siquiera puedo encontrar mujeres homosexuales. Ahora he viajado por medio mundo para
encontrar este club, un lugar donde finalmente podría ser yo misma sin preocuparme por
verme como una imbécil, y ni siquiera puedo entrar." Me pasé las manos por el pelo y
exhalé un exasperado aliento. "Se supone que esta es la parte fácil. Al menos sé que soy
gay, pero si no puedo manejar algo que estoy segura de querer, ¿cómo voy a tener éxito
en la escuela o encontrar una carrera cuando realmente estoy insegura de mí misma?"

Miré por la ventana de nuevo cuando pasamos por una tienda que sabía que había visto
hace unos minutos. ¿Por qué íbamos en círculos? ¿Estaba imaginando cosas o este viaje a
casa reflejaba mi vida? ¿O Jesús se dio cuenta de que necesitaba más tiempo para
desahogarme?

"¿Cómo me perdí tanto esta noche, Jesús? Encontré un bar lésbico por mi cuenta. Me
quedé a pocos pasos del mundo del que quería formar parte, con todas las oportunidades
que anhelaba, pero la única mujer por la que me sentí atraída toda la velada arruinó mi
noche."

Las palabras me sorprendieron, saliendo antes de que tuviera la oportunidad de


procesarlas. ¿Realmente estaba distraída a Lina? No sabía que era Lina en ese momento,
pero me fije en ella por completo, y me gustó lo que vi. Incluso me sentí emocionada de
acercarme a ella hasta que me di cuenta de quién era. Qué extraño que la primera lesbiana
que conocí fue una gran decepción.

No, ella no era la decepción. Yo lo era, y ese era el verdadero problema. Con mis amigos,
todavía podría pretender tenerlo todo bajo control. Podría saber que era un fraude, pero al
menos ellos no lo sabían, y mientras lo aprendía por mi cuenta, en las calles laterales y en
los bares, podía obtener la experiencia que necesitaba sin que nadie se enterara. Pero si
Lina se acercaba demasiado vería a través de mí. Podría exponer todos mis fracasos y
deficiencias solo por comparación.

Deje que mi cuerpo reaccionara ante la única lesbiana en toda España que podría arruinar
mi tapadera. Negué con la cabeza, tratando de despejar mi mente de este círculo vicioso.
Ahora no solo estaba atrapada viajando por un país extranjero sin la Señora y arrastrando
a una niña de doce años detrás de mí, también tenía que esconderme de mi linda guía
turística lesbiana en cada ciudad.

"Maldición, Jesús, no hay justicia en el mundo."

Él solo asintió.

XWPColección: Página y Facebook 29


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Día Tres

A la mañana siguiente, me quedé en la cama después de que sonara la alarma. Andi pasó
la noche en la habitación de Hannah, pero Caroline se levantó y se duchó. Me recosté
sobre mi espalda y miré al techo mientras escuchaba el agua correr. Estaba demasiado
cansada para moverme, pero eso no impidió que mi mente vagara. Cómo sería ver a Lina
hoy después de verla en el bar anoche? ¿Se vería diferente? Ya me sentía diferente por
ella porque ayer no sentía mucho de nada. Ahora sentía mucho de todo. Estaba enojada
que ella hubiera arruinado mi noche, recelosa de que no hubiera salido del armario
conmigo, curiosa sobre lo que ella podría enseñarme sobre ser lesbiana y nerviosa porque
la encontraba atractiva. Sobre todo me preocupaba que viera a través de mis intentos de
actuar con confianza. Cuando mezclé todo junto, el resultado abrumador fue la confusión.

"Oye, idiota, la ducha es toda tuya," Caroline dijo mientras salía envuelta en una toalla.
Eso me hizo saltar y dirigirme al baño. Nada me pone en movimiento por la mañana
como una chica heterosexual en una toalla. Lo mencioné antes, pero vale la pena
repetirlo. Intento evitar cualquier cosa que pueda parecer como si fuera una chica
heterosexual, y verlas vestirse definitivamente califica. Caroline tenía un gran sentido del
humor, pero por qué empujar mi suerte, verdad?

Me duché rápidamente y me vestí, luego volví a la habitación a buscar mi cámara y mi


billetera para nuestro viaje de turismo. "¿A qué hora llegaste anoche?" Caroline preguntó.

"Alrededor de las once en punto. Ya estabas durmiendo."

"Sí, me quedé dormida escribiéndole una carta a Carl."

Habían salido constantemente desde la escuela secundaria. Caroline quería estudiar


periodismo, y no podría haber ingresado en una buena universidad, pero había elegido
quedarse en la ciudad de la universidad comunitaria con él. Pensé que estaba loca, pero
envidiaba su certeza sobre su futuro. "¿Le dijiste que lo amabas y lo extrañabas y que
quieres tener a sus bebés?"

"No, pero le dije que tú lo haces."

Me reí. "Apuesto a que le encantará eso."

"No estuviste afuera tan tarde. ¿Qué pasó? ¿No te gustó la gran y peluda drag queen que
fuiste a ver?”

XWPColección: Página y Facebook 30


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

No sabía qué decir. No podía decirle que encontré un bar lesbico y me acobardé.
Tampoco podría contarle sobre Lina. Una de las pocas cosas que sabía con certeza sobre
las lesbianas era que no se suponía que las divulgabas. "Naw, fue un fiasco."

“Lo siento,” Caroline dijo en serio. “No sé cómo lo haces. No podría ligar con un
desconocido en un bar. Carl y yo éramos amigos desde hace mucho tiempo antes de
empezar a salir, e incluso entonces todavía estaba nerviosa.“

“Sí, bueno.” Mi voz se quedó atrapada un poco mientras trataba de mantener mi tono
ligero. “No necesito enamorarme. Tengo un montón de mujeres por conocer.“

Caroline se rió. “Eres una mujeriega.”

Me puse mis lentes de sol e hice mi mejor impresión de confianza. “Las mujeriegas
también son personas.”

Se reforzó mi confianza al saber que algunas personas aún creían que tenía el control.
Sólo deseaba que pudiera ser una de ellos.

Evité los ojos de Lina cuando abordamos nuestro pequeño autobús, y Jesús encendió a las
Dixie Chicks para la viaje. Me senté con Andi y miré por la ventana mientras pasaba la
ciudad.

“¿A dónde vamos hoy?” Andi preguntó.

“A alguna iglesia,” me quejé. La idea no me atraía. No era particularmente religiosa, y las


personas que lo eran me incomodaban. Por supuesto, mis padres hippies me enseñaron a
respetar a las personas que practicaban su religión por amor, y sinceramente es que siento
una especie de envidia de las personas que están seguras de sus creencias. Dios sabe que
no estoy segura de nada en esta vida, y mucho menos en la siguiente. Aún así, siempre me
preocupo por las personas que usan a Dios como excusa para cometer crímenes de odio o
iniciar guerras.

“Vamos a La Sagrada Familia,” Lina dijo, dándose la vuelta en su asiento. Sus


profundos ojos marrones se encontraron con los míos por un momento, y me di la vuelta
rápidamente en un intento de aplastar mi atracción por ella. Lo último que necesitaba era
desarrollar un enamoramiento por ella. Era la misma persona que había sido el día
anterior, sólo que más confusa, y odiaba estar confundida.
“Eso significa 'Sagrada Familia'?” Andi preguntó.

XWPColección: Página y Facebook 31


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

“Sí, es una iglesia diseñada por el mismo arquitecto que construyó el parque en el que
estuvimos ayer, Antoni Gaudí. Comenzó a trabajar en ello en 1882, y todavía no esta
terminada.”

“Qué pérdida de tiempo,” murmuré.

Lina me miró inquisitivamente, pero Caroline llamó su atención. “¿Vamos a misa?”

“No, haremos un recorrido por la parte terminada de la iglesia. La arquitectura es como


ninguna otra cosa en el mundo. Nos centraremos en eso, pero entraremos en el templo
principal. Podemos orar allí si quieres.“

Resoplé. "Sí, claro."

Jesús detuvo el autobús y todos nos bajamos. Lina me observó atentamente mientras
pasaba junto a ella pero no dijo nada. Di un paso en el sol brillante y vi la estructura
gigantesca frente a nosotros. En realidad lo que vi resultó ser sólo una pequeña parte de la
iglesia. Levanté la mirada lentamente sobre las enormes puertas de los tallados
intrincados escalando piso tras piso detallado de arcos y capiteles cavernosos antes de
continuar hacia el cielo hasta los picos adornados con pesadas cruces esculpidas. Estiré el
cuello hasta el punto de que retrocedí unos pasos. Justo cuando pensé que me caería, sentí
que un brazo se envolvía fuertemente alrededor de mi cintura. “Aún piensa que es una
pérdida de tiempo?” Lina susurró mientras me estabilizaba.

“Yo ...” no podía pensar en una respuesta ingeniosa con mi cuerpo volviéndose loco. La
piel de gallina corrió por mi brazo por el calor de su aliento en mi cuello, y mi estómago
hizo esa cosa rara de apretarse. Me separé rápidamente. "Está bien."

Las otras chicas no parecían notar el intercambio mientras se apresuraban con entusiasmo
hacia la entrada de la iglesia. Las seguí a un paso más lento, tratando de averiguar lo que
acababa de pasar. Estaba confundida por la persistente presión del cuerpo de Lina, por sus
brazos envueltos protectoramente a mi alrededor. Se sentía bien, pero por qué? No
necesitaba protección, y sin duda se suponía que no me iba a gustar. Yo no era
vulnerable. Cuando llegué a España en busca de una mujer, esperaba que fuera
diferente. Conocer a una joven, atractiva, lesbiana vibrante debería haberme hecho sentir
en control, fuerte, segura. Era todo lo que pensaba que quería, pero ella no me hizo sentir
ninguna de esas cosas. Estar cerca de ella me hizo sentir frustrada y desorientada.

Me quedé atrás mientras pasábamos por la taquilla. Los operadores turísticos nos
proporcionaron boletos, por lo que no tuve que avergonzarme más al tratar de pedir algo
en español.

XWPColección: Página y Facebook 32


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Sé que es infantil porque estaba teniendo la oportunidad de mi vida de ver tantos lugares
increíbles, pero estaba demasiado malhumorada para disfrutarlos. Es difícil relajarse
cuando te sientes descentrada.

Mis amigos siguieron a Lina alrededor de la iglesia, yendo de una habitación a otra
mientras señalaba los rostros de piedra de santos y mártires, pero no podía concentrarme
en la obra de arte. Todo era tan antiguo, tan frío, tan duro, homenajes a un Dios que no
conocía, y a quién, me habían enseñado, no le importaba conocerme.

“La nave central no estará abierta al culto durante un año más, pero después de 126 años
de construcción, eso no parece mucho tiempo para esperar,” Lina bromeó a la ligera, pero
no me reí con los demás.

Había esperado para este viaje desde hace veinte años y no quería esperar un minuto más
para conseguir lo que quería. No podía imaginarme esperando más de un siglo.

“En este momento están celebrando la misa en una de las naves laterales, y entre los
servicios pueden orar allí.” Ella nos condujo a través de las pesadas puertas a una
habitación cavernosa flanqueada por enormes columnas de piedra que se elevaban varios
pisos antes de unirse en grandes arcos e intrincadas cúpulas. Al final de la habitación una
escultura de estilo gingerbread (Tipo arquitectónico) en la pared entremezclada con
destellos de vidrieras de colores brillantes que emitan una serie de luces azules y verdes
por el piso. Había varios bancos y altares en toda la habitación, así como una sección de
velitas en filas de diminutas llamas danzantes que emitían apenas luz suficiente para
iluminar su pequeño rincón de la nave.

“Quiero encender una vela por mi madre,” Hannah dijo.

“Esa es una gran idea,” Lina respondió y la siguió. Caroline y Andi caminaron hacia el
otro extremo de la habitación y tomaron imágenes de las vidrieras. Decidí quedarme cerca
de la puerta y apoyarme contra uno de los pilares. Hannah encendió su vela, la miró por
un momento, y luego siguió adelante, pero Lina se demoró antes de arrodillarse y
santiguarse. Ella cerró los ojos y juntó las manos. La serenidad de apoderó de sus rasgos.
Me sentí una mirona viendo algo tan personal, tan íntimo, pero no podía alejarme. Me
imaginé que así se vería dormida, con los labios entreabiertos y su pelo brillando en la
tenue luz mientras caía en cascada alrededor de los rasgos de su rostro tranquilo.

¿Cómo encontró la paz en este lugar? ¿Por qué no se sentía los nervios y la inquietud que
me consumían? Era un acto? O negación? Podría alguien alguna vez estar tan cómodo
consigo mismo? No parecía justo. ¿Cómo podía esta mujer, no mucho mayor que yo,
hacer todas las cosas que yo no podía? Ella podía entrar a los lugares que quería ir, hablar
con las mujeres que quería conocer, y sentir todas las cosas que me faltaban. Empecé a
odiarla un poco. La habría odiado más si no fuera hermosa.

XWPColección: Página y Facebook 33


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Sin embargo, incluso su belleza me hizo enojar. ¿Qué derecho tenía de quitarme el aliento
cuando estaba enojada con ella?

Me obligué a alejarse de la fuente de mi sobrecarga emocional. Ella no debería estar allí.

No debería rezar a un Dios que yo temía, y no quería admirarla mientras lo hacía. Me


concentré en las diversas estatuas dentro de mi línea de visión, pero ninguno de ellas tenía
el atractivo de la mujer que me había atraído momentos antes. Estudié la imagen de un
hombre tallado en la piedra de color arena. Sus ojos sin vida y su mentón de corte
cuadrado inclinado hacia mí con tristeza. ¿Era Jesús, un santo, o un devoto? De cualquier
manera, dudaba que pensaría muy bien de mí en este momento, y no me importaba. No le
di mucha importancia, tampoco.

“Te gusta?” Un anciano preguntó, sorprendiéndome de mi duelo de miradas con la


estatua.

“No,” le contesté rotundamente. No me gusta.

“Por qué?”

¿Por qué? No sabía cómo explicar que estaba usando la estatua como chivo expiatorio de
todas mis deficiencias, para todas las complejidades de Lina, y de la idea misma de un
Dios condenador. Desde luego, no quería tratar de decirlo en español. “No hablo
español,” contesté bruscamente.

Tristeza, o tal vez pena, llenaron los ojos del anciano. “Lo siento.” Se disculpó, luego se
retiró silenciosamente.

“Eso fue grosero,” Lina dijo desde cerca, con los brazos cruzados sobre el pecho y las
mejillas coloreadas de rosa por la ira o tal vez la vergüenza. “La Señora Wallace dijo que
cuando te aplicas, eres una de sus mejores alumnos. Sé que puedes hablar español.“

“No quiero hablar español,” me quejé.

“¿Qué pasa, Ren?” Preguntó en voz baja.

Dude un poco ante su preocupación, pero entonces mi enojo repuntó. No necesitaba la


lástima de alguien que debería sentirse de la misma manera como hacía aquí. “Este lugar
es irrelevante para mí.”

"¿Irrelevante? Pensé que viniste a España por la ‘cultura y esas cosas'.”

XWPColección: Página y Facebook 34


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

“La cultura, no la religión.”

“En España, nuestra religión es parte de nuestra cultura. Ha dado forma a nuestra historia
durante mil años.“

“La Iglesia Católica sigue viviendo en la Edad Media. Ellos no permiten que las mujeres
sean sacerdotes, no creen en el sexo seguro, y condenan a los homosexuales y lesbianas.”
Observé atentamente para ver si mi declaración registraba alguna sorpresa, pero sus ojos
se quedaron fijos en mí, su expresión inmutable. Odiaba verla tan tranquila mientras la
agitación desgarraba mi interior. ¿Por qué ella se paraba allí segura de sí misma mientras
yo titubeaba? Ella era lesbiana también, u olvidaba convenientemente su orientación
sexual cuando llevaba su personaje de guía turístico? No podía soportarlo, y las palabras
salieron antes que las pensara. “¿Qué clase de lesbiana que se odia a sí misma admira a la
iglesia católica?”

Ella no se inmutó. No hizo ninguna mueca. Ni siquiera parpadeó. Ella sonrió. “¿Estás
enojada porque eres lesbiana, o porque yo lo soy?”

"¿Qué? No.” Eso no tenía sentido. Por supuesto que no estaba enojada de que era
lesbiana, y sería tonto si me enojaba con ella por ser una también. Estaba enojada con ella
sin embargo. “Estoy enojada por esta hipocresía.”

"¿Qué quieres decir?"


“Quiero decir, quiero decir —” Maldita sea, ¿qué puedo decir? “Todo este asunto de la
iglesia. Estás haciendo la rutina católica española y no me dicea que eres gay.“
“Oh,” dijo, claramente tratando de luchar contra una sonrisa. Tengo que reconocer que no
fue la declaración más elocuente que alguna vez haya hecho, pero ella me frustraba. “No
me dijiste que eras gay tampoco, y sin embargo, estamos teniendo una conversación
acerca de ser gay, por lo que ninguna de las dos nos ocultamos, ¿verdad?”

“Sí, bueno.” Ella tenía un punto. “Sin embargo, el recorrido de la iglesia, y te arrodillas y
te santiguas?”

“La iglesia es un monumento nacional y un tesoro arquitectónico. Sería una mala guía
turística si no te trajera aquí, pero aparte de eso también soy una verdadera católica.“

“No puedes ser católica gay.”

"¿Quién lo dice?"

“Estoy bastante segura de que el Papa.”

XWPColección: Página y Facebook 35


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Ella echó la cabeza atrás y se rió tan fuerte la gente se giró para mirar. Vieron la belleza
en la suave curva de su cuello y las pequeñas líneas en las comisuras de su boca cuando
sonrió? “Bueno, no estoy de acuerdo con todo lo que dice el Papa.”

“¿Entonces por qué eres católica?”

“Tampoco estoy de acuerdo con todo lo que dice mi madre, pero aún así la amo. Además,
cuando me arrodillo ante el altar, no le agradezco al Papa. Ruego al Creador por todo
esto.” Ella abrió los brazos con las palmas hacia arriba y la mirada por la habitación
cavernosa a millones de grabados y detalles tallados en piedra.

“Agradezco a Aquel que nos dio el poder de soñar y construir y amar. Ser gay es parte de
mi identidad. Mi fe católica es otra parte, y también lo es mi trabajo como guía
turístico. No puedo dejar que una parte de mí eclipse a todas las demás, de lo contrario no
sería yo.“

No sabía qué decir. No tenía todas esas cosas en mi vida. No tenía ningún pasatiempo ni
habilidades especiales, pero ser lesbiana me hizo única entre mis amigos. no era
suficiente? ¿Tenía que haber más? ¿Entonces qué? Debería tratar de encontrar varias
partes importantes de mi? Me costó encontrar siquiera una. No tenía un trabajo. No sabía
lo que quería estudiar después de dos años en el colegio. No era una persona de fe. No
cantaba o tocaba algún instrumento o sobresalía en los deportes. Honestamente, ni
siquiera era una buena lesbiana.

“Ren, ¿Quieres hablar de algo?” Preguntó, apoyando su mano sobre mi hombro.

"¿Qué? No.”Me sacudí su comentario y su toque. Por mucho que sus palabras me habían
sacudido, no estaba lista para ceder. Había invertido demasiado en la mentalidad de hazlo
tu misma a desmoronarme la primera vez que una chica guapa me ofreciera escuchar con
mente abierta. Este viaje era mi última oportunidad. No admitiría la derrota después de
dos días. Tenía que ser fuerte e independiente. Tenía que ser la persona que siempre había
querido ser. Negué con la cabeza y recé para que mi voz no se quebrara. “Lamento
haberme desquitado contigo, pero puedo cuidarme sola.”

Esa noche Caroline me preguntó si cuidaría a Hannah para que ella y Andi pudieran hacer
algunas compras antes de que nos fuéramos de Barcelona. No estaba encantada con la
idea, pero había salido la noche anterior mientras que los demás se habían quedado. No
tenía una buena excusa para pedirles que cedieran a otra noche. Consideré ir de nuevo al
mismo bar de Las Ramblas, pero encontrarme con Lina no era una perspectiva
agradable. No quería que me juzgara o a mis habilidades para ligar a las mujeres, sobre
todo después de mi pequeño colapso en la iglesia. También consideré tratar de encontrar

XWPColección: Página y Facebook 36


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

otro bar de lesbianas, pero no sabía por dónde empezar. Por mucho que me dolía perder
un tiempo valioso, accedí a desperdiciar una noche cuidando niños.

Empaqué mis cosas y llamé a la puerta de Hannah alrededor de las seis. Ella me dejó
entrar, y las dos nos quedamos allí paradas con torpeza. “Hola,” dije, sin saber cómo
manejar esto. “Me quedaré contigo esta noche.”

“Lo siento,” Hannah dijo. “No tienes que hacerlo.”

Me sentía culpable por hacerla sentir mal. Nada de esto era su culpa. “No, no quise
decirlo de esa manera. Vamos a divertirnos."

“¿Sí?” Ella parecía escéptica. "¿Qué quieres hacer?"

Me encogí de hombros. No podía decirle lo que realmente quería hacer esta


noche. “Podemos hacer lo que quieras.”
“Sólo he estado en los recorridos y en el hospital.”

“Oh,” dije, quedándome sin palabras. ¿Cómo se supone que iba a aprender a ser tranquila
y segura con las mujeres cuando ni siquiera podía mantener una conversación con una
niña de doce años de edad? “Podríamos conseguir algo de comer.”

“La comida aquí es horrible.”

Me reí. Al menos habíamos encontrado un terreno común. “Bastante, pero encontré


anoche un McDonalds.”

Los ojos de Hannah se iluminaron. "¿De verdad?"

“Sí, no es totalmente como la comida americana, pero es lo más parecido que he


encontrado.”

“Tienes que llevarme allí.” Hannah tomó mi mochila y la tiró en la habitación antes de
agarrar mi mano y arrastrarme hacia el elevador.

Cuando llegamos a nuestra parada de metro, me levanté de un salto y la llevé hacia la


noche. “Guau,” dijo en el ajetreo de la actividad que nos rodeaba, “este lugar está muy
bien.”

Sonreí, contenta de que sentía lo mismo que yo. Disfruté compartiendo una conexión con
alguien, incluso una niña. Hicimos una parada para los arcos dobles y ambas logramos
pedir nuestros números de combo en español. No estaba segura de si debería pagar por

XWPColección: Página y Facebook 37


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

ella o no, pero sacó un fajo de euros y contó la cantidad correcta. Ella actuó más cómoda
con la transacción que yo.

“Lo hiciste bien,” dije cuando encontramos una mesa.

“Mi mamá es una maestra de español. He podido contar en español desde que tenía,
como, dos.“

Su razonamiento era lógico, pero no me hizo sentir mejor.

Hannah mordió una papa frita y arrugó la nariz. “Esto sabe a pescado.”

“Sí, y la hamburguesa va a tener un sabor extraño también. Te dije que no era perfecto.“
Ella frunció el ceño y sus hombros se hundieron mientras se sentaba en su silla. “Quería
algo que fuera bien en este viaje, ¿sabes?”

“Sí.” Podría simpatizar, pero quería que se sintiera mejor, no peor. “Pero mañana vamos a
Madrid.”

“Mi madre no lo hará.”

Tanto para animarla. El chica obviamente tenía miedo de ir a una nueva ciudad con un
montón de extraños, mientras que su madre estaba en un hospital. La realización hizo que
mis problemas parecen más pequeños.

"Va a estar bien."

“Todo el mundo sigue diciéndome eso.”

“Supongo que suena bastante estúpido.”

“Sí, es decir, sólo porque mi madre se va a mejorar no lo hace que esté bien. Se planificó
esto durante mucho tiempo, y ahora todo es un desastre.“

Hannah acababa de decir todo lo que sentía, pero era demasiado insegura para ponerlo en
palabras. "Sé lo que quieres decir. Tampoco es lo que esperaba.“

“¿Es por eso que fuiste tan idiota con Lina hoy?” Ella preguntó, dando otro mordisco a su
hamburguesa.

Fruncí el ceño, “No estaba de acuerdo con ella, pero no fui una idiota.”

XWPColección: Página y Facebook 38


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Lo fuiste."

“Es complicado.” ¿Quién se creía que era esta niña? No importa el hecho de que pensé
que estuvo muy atinada hace un minuto.

“¿Por qué es complicado para ti?”

No parecía apropiado para su edad decirle que no sabía cómo ligar a las mujeres y estaba
cansada de sentirme como una perdedora. Incluso si pudiera decirle, mis problemas
parecían pequeños en comparación con los suyos. "Simplemente lo es."

“¿Estás molesta por lo de mi mamá también?”


“Sí,” mentí. La verdad es que me molestó más darme cuenta de lo absorta que había
estado. La Señora se perdería todo el viaje, Hannah estaba asustada y sola, y yo ni
siquiera había pensado en ellas durante todo el día. Había estado demasiado envuelta en
mis propios problemas para preocuparme por alguien más, y lo que es peor, al parecer fui
una idiota con Lina. Por poner mala cara y no aprovechar al máximo este viaje, había sido
una idiota para todo el mundo.

“Extraño a mi mamá,” Hannah dijo con lágrimas en los ojos.

“Yo también, pero sabes qué? Tu madre no querría que estuviéramos abatidas. A ella le
gustaría que” — Hice mi mejor impresión de la voz docente de la señora Wallace —
“experimentáramos España.”

Hannah se echó a reír. “Suenas exactamente como ella.”

Ver a Hannah disfrutar por un minuto me hizo sentir mejor que durante todo el día. Tal
vez Lina tenía razón sobre la necesidad de más en mi identidad que ser gay. No tenía que
renunciar a mi búsqueda de lesbianas, pero no había nada de malo en disfrutar de una
noche libre. Hannah necesitaba a alguien que la cuidara, y yo necesitaba relajarme.

“Vamos,” le dije. “Tenemos toda una noche por nuestra cuenta en una de las ciudades
más bellas del mundo. Vamos a divertirnos un poco."

XWPColección: Página y Facebook 39


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Día Cuatro

Me desperté más descansada de lo que había estado desde que llegué a España. Me divertí
con Hannah la noche anterior, ya que habíamos dando vueltas por Las Ramblas
comprando recuerdos y empapándonos del ambiente de celebración como niños en la
feria del condado. Habíamos reímos y bromeamos todo el camino de regreso al hotel,
luego caí exhausta en la cama, con sólo el toque de decepción por perder una oportunidad
de convertirme en una super lesbiana.

Dormí bien sin la agitación que había sufrido la noche anterior y estaba lista para un
nuevo día, casi como si me estuviera haciendo un segundo intento en mi llegada a
España. Y me sentí como si me hubiera rehecho cuando me duché y me puse un par de
jeans. Nos dirigimos a una nueva ciudad en la que me gustaría obtener un nuevo
comienzo, ahora tres días más vieja y un poco más sabia. Me puse un polo azul ceñido y
metí mi pelo enmarañado bajo un sombrero St. Louis Cardinals. El conjunto me dio un
encanto de niño. Tal vez a las damas de Madrid les encantaría.

Como de costumbre, fui la primera en el vestíbulo. Cogí un par de barras de caramelo y


una Coca cola de una máquina expendedora y me dejé caer en un sillón del hotel de gran
tamaño donde podía esperar a los demás. Estaba a medio camino de una barra de Snickers
cuando Lina se unió a mí.

“Veo que eres fanática de los desayunos saludables.”

Me encogí de hombros. “La Coca cola está templada, pero el resto de su sabor familiar.”

“Supongo que todos necesitamos las comodidades del hogar de vez en cuando.”

No sabía cómo tomar su comentario. ¿Estaba sugiriendo que estaba nostálgica o no por
esta aventura? ¿Por qué siempre me hacía dudar de mí misma? Tal vez porque sus
profundos ojos marrones se clavaron en los míos como si pudiera ver más de lo que
quería mostrarle.

Afortunadamente los otros entraron en el vestíbulo arrastrando su equipaje detrás de


ellos. Lina recogió las llaves de nuestras habitaciones y registramos nuestra salida
mientras saludábamos a Jesús y cargábamos nuestras cosas en el autobús.

“Póngase cómodas, chicas,” Lina dijo. “Tenemos un viaje en autobús de seis horas.”

XWPColección: Página y Facebook 40


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Todas nos quejamos. Cuando Jesús sonrió y dijo “Dixie Chicks,” nos quejamos más
fuerte, pero no pareció notarlo mientras ponía ‘Wide Open Spaces’ y cambiaba la
velocidad en el autobús.

No me importa viajar. Me pongo inquieta y claustrofóbica si no estoy en el camino, por lo


que la vibración constante del autobús me tranquilizó. Fuera de mi ventana, la ciudad se
mezcló en los suburbios y lentamente se desvaneció en un campo abierto. Era bonito,
mucho más pastoral de lo que esperaba, y muy montañoso. No muy diferente de la región
central. Vastas muestras de verdes y marrones se extendían interminablemente bajo un
cielo azul pálido, pero allá en casa los campos estaban cubiertos de maíz en esta época del
año. Aquí las cosas eran más abiertas.

“¿Puedo unirme a ti?” Lina preguntó.

Ella tenía un montón de asientos disponibles para elegir — por ejemplo en el que había
estado sentada cerca de Hannah — pero me deslicé de todos modos. Cuando se sentó, la
piel desnuda de su brazo rozó contra el mío ligeramente, y me puso la piel de
gallina. Esperaba que ella no se diera cuenta de que su cercanía hacía que mi cuerpo
reaccionara en todo tipo de formas locas.

“¿Te gusta mi país, Ren?”

La sinceridad de la pregunta me tomó por sorpresa, pero había empezado a esperar eso de
ella. "Si, me gusta."

“Bien.” Ella sonrió alegremente. Se sentía bien hacerla feliz después de la tensión que
había causado ayer.

Me hizo feliz también.

“¿Ves eso?” Extendió su brazo a través de mí para señalar afuera de la ventana. Olí su
loción o perfume, dulce y sutil, no como las chicas que conozco que huelen como si se
bañaran en plumeria (Plantas). Esto llevaba un indicio de algo a cítricos, y volví a respirar
hondo antes de darme cuenta que estaba oliendo su brazo como una chiflada. Miré por la
ventana rápidamente y esperaba que ella no me hubiera juzgado en silencio como alguna
rastreadora de brazos lunática.
Eché un vistazo al la campiña para ver donde señalaba. En lo alto de una de las colinas
cubiertas de hierba había una enorme estatua negra con forma de toro, o tal vez era plano
como un espectacular. No podría decirlo. "¿Qué es?"

“Hace mucho tiempo, los toros solían ser la publicidad de una empresa de coñac. Los
pusieron por todo el país, y nadie los quitó. Han sido adoptados como un símbolo
nacional de España. La gente está orgullosa de los toros.“

XWPColección: Página y Facebook 41


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Pensé en los espectaculares americanos, blandiendo homenajes muy iluminados de


colores llamativos a la comida rápida y los centros comerciales. Ninguno de ellos logró
captar el espíritu de la nación y, sin duda, sería sustituido por algo más nuevo y más
pegajoso al momento en que sus empresas perdieran un pago. Ese simple toro negro
sirvió como un recordatorio agradable de que estaba en un país verdaderamente
extranjero, un lugar con sus propios estándares, ideales y valores. Este era un país seguro
en su identidad. Si pudiera haber estado en un lugar, podría haber elegido éste.

“Cuéntame más,” dije, volviéndome hacia ella.

“Acerca de los toros?”

“Acerca de los toros, acerca de España.” Acerca de ti, añadí en silencio.

“Vamos a turnarnos. Te contaré acerca de España, y tu me cuentas de ti.“

Encontré la perspectiva emocionante y aterradora. Estaba emocionada de que quería saber


acerca de mí, pero nerviosa por lo que iba a encontrar. ¿Y si supiera el fracaso que era
como lesbiana? O como una persona en general? ¿Y si no encontraba nada interesante o
sobresaliente de mí? ¿Y si realmente me abría a ella y ya no estaba interesada?

“¿Qué pasa?” Preguntó, pasando su mano sobre mi hombro y sacándome de mi espiral


descendente de qué pasaría si.

“Ese no es un trato muy justo,” dije sacudiéndome su toque. “Eres una guía turística. Es
tu trabajo enseñarme sobre España. No veo por qué tengo que responder a las preguntas a
cambio.“

Las comisuras de los labios se volvieron ligeramente hacia abajo, y un destello de dolor se
registró en sus ojos. Estaba siendo una completa idiota. La necesidad de disculparme fue
rápida y abrumadora, pero antes de que pudiera decir algo, se obligó a volver a la
alegría. “Está bien, soy una guía turística extraordinaria hasta que me digas lo contrario,
pero la oferta de paz permanecerá sobre la mesa hasta que estés lista para aceptar.”

¿Qué significaba eso?

Se lanzó a una conversación de la historia española, pero no escuché mucho de eso. ¿Qué
había ofrecido, y por qué no acepté? Podía aceptar ahora? ¿Cómo? ¿Y por
qué? ¿Necesitaba hacer las paces con ella, o ella tenía que hacer las paces conmigo? ¿Por
qué teníamos que hacer las paces? La discusión en la iglesia? O se estaba refiriendo a otra
cosa?

XWPColección: Página y Facebook 42


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Sabes cómo a veces cuando te despiertas y sabes que tuviste un sueño pero no puedes
recordarlo? Ni siquiera sabes a lo que te refieres, pero quieres saberlo, ya que tal vez era
algo bueno o importante. En ese momento, sospechaba que ella sabía lo que yo estaba
buscando, y me estaba esperando para encontrarlo.

Nos detuvimos al lado de una calle concurrida, y Lina nos hizo bajar del autobús. La
seguimos mientras la hacía de guía de turismo caminando hacia atrás, de frente a nosotros
en lugar de a los objetos que señalaba. Estaba segura de que chocaría con alguien o
tropezaría sobre una acera, pero ella nunca vaciló. Apenas pude caminar hacia adelante
sin tropezar conmigo misma.

“Estamos en Zaragoza, la quinta ciudad más grande de España. Es un bello ejemplo de mi


país,“ dijo, sonriendo con orgullo. “Es una moderna capital de la industria y el hogar de
un gran sector de la industria automotriz. Sus habitantes son educados y ricos con todas
las sensibilidades modernas del nuevo milenio.” Señaló un puente colgante y grandes
edificios de oficinas para probar su punto. El tráfico pasaba ruidosamente a nuestro
alrededor mientras la seguíamos por una esquina, y todo se detuvo. Los ruidos, la
actividad, la cacofonía moderna se desvanecieron detrás de nosotros, y ella sonrió
ampliamente. “Nos dirigimos hacia un futuro brillante, pero nunca olvidemos de dónde
venimos.”

Parecíamos estar en una antigua plaza de la ciudad. Grandes edificios de piedra nos
rodeaban, y en un lado grandes torres de la catedral se alzaban sobre toda la escena. “Esa
es la Basílica del Pilar.” Señaló a la iglesia. “Y estamos en La Plaza del Pilar. En El
Día del Pilar la gente de esta región se visten con trajes tradicionales y pañuelos en la
cabeza, y cubren toda esta plaza con miles de flores. Los colores son abrumadores.“

La exuberancia de su voz transportó las imágenes que describió directamente en mi


imaginación. Tenía que admitir que me encantaba ver este país a través de sus ojos. Eran
mucho más atentos que los míos.

“Ojalá tuviéramos tiempo para un recorrido completo, pero sólo nos detendremos para el
almuerzo. Agarrar algo de comida para ti y las palomas, y disfrutar del ambiente.“

Todos sacamos nuestras cámaras ya que compramos sándwiches y aperitivos en una


pequeña cafetería y nos sentamos en el suelo frente a la plaza. Compré una bolsa de papas
fritas y saqué de mi mochila una de las barras de chocolate del hotel.

“Veo que mantienes tu alimentación saludable durante todo el día, Ren,” Lina bromeó
mientras se sentaba a nuestro lado.

XWPColección: Página y Facebook 43


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Estiró sus piernas bronceadas, dejando que la luz del sol las acaricie, y tuve el impulso de
acariciarlas también.

Eran perfectas. Largas y elegantes, tonificadas y muy bronceada, y oh, Dios mío, no
puedo dejar de mirar sus piernas. Esta no era una chica al azar en un bar. Lina no parecía
el tipo de mujer que apreciaba que la miraran lascivamente. Obligué a mis ojos a apartarse
de sus piernas a tiempo para verla darme una sonrisa juguetona.

“¿Qué?” Le pregunté con timidez.

“¿Has leído la Perla Española?”

“No.” No lo había hecho, pero la forma en que sonrió cuando lo dijo me hizo querer
hacerlo.

“¿De qué trata?” Caroline preguntó.

“Se trata de una mujer moderna que retrocede en el tiempo para encontrar a la mujer de
sus sueños que vive en el Palacio de la Aljafería aquí en Zaragoza.”

“Es un romance lésbico de viaje en el tiempo?” Andi preguntó. "¿Cuán genial es eso?"

“Muy bueno.” Lina se rió. “Bastante genial incluso para Ren.”

Andi y Caroline se rieron junto con ella. “Ella está tras de ti, Ren. Se puede decir que ya
eres un imán para las mujeres.“

“¿Y tu?” Hannah preguntó. "¿Tienes novia?"

Espera, cómo Hannah sabe que Lina es gay?

“No, estoy soltera desde hace más de un año, pero todavía estoy buscando en estos
castillos,” dijo a la ligera, pero las palabras resonaron a través de mi cuerpo. La mujer en
el bar no era una amante.

“¿Cuántos años tienes?” Andi le preguntó.

"Veinticuatro."

Hice los cálculos en mi cabeza rápidamente. Ella era sólo cuatro años mayor que
yo. ¿Cómo era eso posible?

XWPColección: Página y Facebook 44


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Se veía joven, pero actuaba mucho mayor. ¿Sería yo tan estable en cuatro años? La edad
garantiza el crecimiento, o necesitó más experiencia? ¿Qué tipo de experiencia tuvo ella
que la hacía cómoda consigo misma?

“Me gradué de la universidad temprano para así poder guiara los estadounidenses por
todo el país que amo.”

“Sólo los estadounidenses?” Andi preguntó, y me maravillé de su franqueza. Estas eran


las preguntas que quería hacer en el autobús. Quería que ella se abriera conmigo, y había
tenido mi oportunidad, pero tuve demasiado miedo de aprovecharla. Dejé que mi miedo a
ser descubierta como un fraude me impidiera llegar a conocerla.

Ahora los demás estaban teniendo la conversación que debería haber tenido.

“Los estadounidenses y los británicos en su mayoría, ya que soy fluida en Inglés.”

“¿Cómo aprendiste a hablar Inglés?” Caroline preguntó.

“Mi padre nació en Estados Unidos. Era importante para ambos que me comunicara con
él en su lengua materna. Solíamos visitar a sus padres en Chicago. Pasé muchos veranos
allí mientras crecía.“
Esta plática parecía fácil, segura y carente de minas terrestres de conversación, así que
finalmente tuve el valor de unirme. “¿Tu papá todavía te lleva allí, ahora que eres
mayor?”

Se encontró con mi mirada. Un breve destello de tristeza cruzó la suya, pero su sonrisa
permaneció en su lugar mientras hablaba. “Él falleció hace varios años. No he vuelto
desde que murió.“

Mierda, esto es exactamente lo que temía. Una pregunta simple provocó más emoción de
la que estaba preparada para enfrentar. Me la imaginé siendo una adolescente, con las
lágrimas rodando por su joven rostro cuando se enteró que no volvería a ver a su padre de
nuevo. Mi pecho dolía por ella, y mis ojos se humedecieron, pero cerré las emociones
dentro de mí y murmuré, “Lo siento.”

“No lo sientas,” susurró y frotó su mano contra mi brazo. “Me hace feliz recordarlo, y lo
haría a él feliz el que elogies mi Inglés. Cuando era pequeña me gustaría leer sus libros y
memorizar sus frases. Siempre estoy emocionada de aprender nuevas palabras, como
'hippie'”.

Mostré una sonrisa, y mi actitud distante se quebró junto con ello, pero el distante repicar
de las campanas interrumpió nuestra tenue conexión. Lina levantó de un salto. “Jesús!”
Todos la miramos, sorprendidos por la exclamación religiosa.

XWPColección: Página y Facebook 45


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Ella se rió y nos indicó que la siguiéramos. “Llegamos tarde para reunirnos con
Jesús. Venga."

Corrimos por las estrechas calles de la vieja Zaragoza y entramos en las más nuevas, las
de mayor actividad, donde Jesús provocó la ira de los demás conductores al detener en
medio del tráfico. Lina saltó adentro primero y luego nos dio a cada uno una mano,
metiéndonos en nuestro pequeño autobús. Yo fui la última a bordo, y ella se aferró a mi
mano, sus ojos se encontraron con los míos, mientras nuestra risa se mezclaba, y luego se
desvaneció. Nos quedamos mirándonos mientras el autobús comenzó a moverse. Sentí
como si estuviera esperando algo, esperándome. Debería haberle pedido que se sentara
conmigo. Debería haber aceptado su oferta de paz que había mencionado anteriormente.
No era que no quisiera. Quería, tal vez incluso necesitaba estar cerca de ella, pero no
podía permitirme necesitar a nadie en este momento. Tenía que aprender cómo hacer que
las mujeres me quisieran, no al revés. Me senté sola y traté de no pensar en lo vacío que
sentía el asiento sin ella a mi lado.

Llegamos a Madrid poco después de las cinco y nos registramos en el Hostal Madrid, que
no era en realidad un hostal. El edificio era bastante moderno, aunque no lujoso. Nuestra
habitación tenía tres pequeñas camas con colchas de tela de cuadros color verde brillante,
un pequeño armario y una lámpara en la esquina, pero ningún otro mueble o
decoración. Nuestro pequeño cuarto de baño no tenía una bañera, solo una ducha.

No traje mi computadora portátil conmigo, y los datos acumulaban las locas tarifas en mi
teléfono celular, pero vi una computadora en el vestíbulo mientras esperaba a que los
demás se preparaban para la cena. Miré a mi alrededor con nerviosismo antes de
acercarme al teclado. Lo que tenía la intención de escribir podría no ser adecuado para la
exhibición pública, pero yo era la única persona alrededor. Tecleé ‘Bar de lesbianas en
Madrid’ en el motor de búsqueda de Google. Obtuve 473.000 resultados y casi me
desmayo. Rápidamente hice clic en un resultado aleatorio. Escané la página, que estaba en
su mayoría en español, por lo que sólo comprendí partes de ella, pero supe que Madrid
tenía un barrio gay llamado Chueca. Nunca antes había escuchado esa palabra, pero la
mayor parte de la vida nocturna de gays y lesbianas estaba en esa parte de la ciudad.

Oí que alguien entraba en el vestíbulo desde fuera y rápidamente cerré el navegador.

“Hola, Ren,” Lina me saludó. “Enviando algún correo electrónico?”

“Sí, ya sabes, decirle a mis padres que todo está bien.” Inmediatamente me arrepentí de la
mentira. Lina no había hecho nada para sugerir que me daría órdenes o ponerse de
paternal acerca de los bares gays. En todo caso, ella había sido más abierta sobre su

XWPColección: Página y Facebook 46


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

orientación sexual que yo. Pero todavía no me sentía cómoda diciéndole mis planes para
la noche.

“Bien,” dijo con una sonrisa. “Hannah fue a buscar a Caroline y Andi. Estarán justo
abajo.“

“¿Te quedas con Hannah esta noche?” Le pregunté.

“Sí, es mi turno. Llamamos a su madre antes, y ella le dijo que comiera un poco de paella
por ella.”

“Eso suena como la Señora.”


Ella se rió. “Sabes que Señora no es un nombre, ¿verdad? Es un título, al igual que
dirías Señorita. en Inglés.“

“Sí, todos sabemos eso, pero sólo la hemos llamado Señora. No lo haríamos a nadie más
que a ella. Es algo así como su apodo.“

"¿Un apodo?"

“Sí.” Nunca había pensado sobre el término ‘apodo.’ No sabía por qué las personas lo
llamaban así.

Tal vez porque Nick es un apodo para Nicholas? “Es como un nombre abreviado, o un
nombre gracioso, algo como llamas a alguien que no es su nombre de verdad. Como mi
nombre completo es Rennick, pero eso es simplemente horrible, así que todo el mundo
me llama Ren.“

“Rennick?” Ella trató la palabra en voz alta, y por primera vez en mi vida no sonaba
absurdo. De hecho en realidad me gustó la forma en que se rodó la R.

“Es el apellido de soltera de mi madre hippie, por lo que ella quería trasmitirlo, pero todos
me llaman Ren.”

“Entonces tengo un apodo también.” Me di cuenta de que le gustaba decir ‘apodo’ porque
sonreía cada vez que lo hacía. “Soy Evangelina, como mi abuela, pero no podemos ser
llamadas de la misma manera, así que soy Lina.”

“Evangelina.” Era mi turno de repetir un nuevo nombre. No me gustó mucho de la forma


en que lo dije, pero aún así era agradable. Lo repetí, aunque esta vez fue más como un
susurro, “Evangelina.” El nombre me dio un poco de escalofrío, y me preguntaba si ella
también lo sintió porque me di cuenta de que se quedaba sin aliento.

XWPColección: Página y Facebook 47


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

“Yuju. Tierra a las damas,” Caroline llamó.

Ambas saltamos. Cuánto tiempo habían estado allí? No sé por qué actuamos
culpables. No pasó nada, pero parecía que algo podría hacerlo. ¿Qué había en Lina? Era
bonita, a veces incluso hermosa, pero había más. Cuando estaba sola con ella era una
sensación de que no podía explicar. Se sentía como potencial, o tal vez anticipación,
como que algo verdaderamente grande o totalmente horrible podría suceder. Había
llegado a España pensando que podía manejar cualquier cosa, pero cuando ella me miraba
con esos ojos escrutadores, no estaba tan segura.

Ella nos llevó a pocas cuadras de la Puerta del Sol, la cual es como el centro de la
ciudad, o más exactamente el centro de todo el país.

“Estamos en el Kilómetro Cero.” Lina señaló una pequeña placa incrustada en el


pavimento de piedra gris.

“Todas las distancias en España se miden desde este punto de nuestra ciudad capital. Ahí
está el símbolo de Madrid.” Señaló a una estatua negra de un oso que trepaba a un
árbol. Hannah tomó unas cuantas fotos, pero miré el reloj. Eran casi las ocho en punto, y
me preguntaba cuánto tiempo duraría esta gira. Los españoles cenaban tarde, y el bar de
Barcelona no se llenó hasta después de las diez, pero me inquieté sabiendo que estaba
cerca de un barrio gay. No quería esperar más de lo debido.

“Y ese es Carlos III,” agregó, señalando una estatua de un hombre en un


caballo. “Estableció la capital y muchas de las carreteras que todavía utilizamos hoy en
día.”

Ella sonrió mientras compartía estos hechos. Claramente amaba todo lo relacionado con
España y estaba ansiosa por compartirlo con nosotros, casi como un niño que quiere
mostrarle a todos sus obras de arte. Me sentí culpable por no preocuparme por Charles III
o por lo que había hecho. Me sentía peor por planear mi escape cuando ella se estaba
divirtiendo tanto siendo nuestra guía, pero desafortunadamente, no podía llevarme a
donde necesitaba ir esta noche.

Me estaba empezando a gustar Lina, pero ella me confundía. Me hacía sentir perdida e
insegura de mí misma, y eso es exactamente por lo que vine a España para escapar. Tal
vez después de que consiguiera algunas de las experiencias que ansiaba, ella y yo
estaríamos en más igualdad de condiciones. Quería ser capaz de relajarme a su alrededor,
pero eso no podía ocurrir todavía. Necesitaba encontrar mi comunidad y mi lugar en ella,
y no podía hacer eso aquí en la Puerta del Sol. Necesitaba llegar a Chueca.

Afortunadamente, ella concluyó su gira oficial al detenerse en una estación de metro y


señalar un mapa.

XWPColección: Página y Facebook 48


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

“Pueden tomar tres líneas de metro diferentes aquí.”

“No fueron bombardeados algunos trenes en Madrid?” Andi preguntó.

Lina asintió solemnemente. “Sí, el 11 de Marzo es muy parecido a sus 11 de Septiembre.


Los terroristas bombardearon cuatro trenes locales y mataron a casi doscientas personas,
un número enorme para un país tan pequeño como España. No fueron exactamente los
ataques del metro, pero muchos de los trenes conectados al Metro.“

Nos quedamos mirando los escalones que desaparecían en la tenue luz de la


estación. Ninguno de nosotros nos preocupamos por el terrorismo en nuestro pequeño
capullo del medio oeste. Fue triste pensar que cientos de personas habían caminado
bajando por escalones como estos y no habían salido con vida. De repente, no tenía tanta
prisa por coger el siguiente tren a Chueca.

“Niñas,” dijo suavemente, “hay peligro en todas partes, en los trenes, en los autobuses,
cruzando la calle. Incluso de donde vienen, los accidentes y las enfermedades acaban con
vidas. Aquí en España los terroristas tomaron las vidas de muchos, pero nos negamos a
dejar que roben nuestro modo de vida. Vivimos todos los días en desafío a ellos. Cada vez
que nos reunimos en las calles o subimos a un tren, les decimos que no seremos
gobernados por el miedo.“

“Genial,” dije. “Es como si tu país estuviera haciendo frente a un matón.”

“No me sorprende que pienses de esa manera, Ren. Pareces ser el tipo de persona que
vive desafiante.“

“No tienes ni idea.” Caroline se rió. “Ren no tendría miedo de viajar en el tren durante
todo el día.”

“Apuesto que lo haría completamente desnuda,” Andi agregó, “y riendo.”

Enderecé mis hombros y levanté la barbilla, reforzada por la confianza fuera de lugar de
mis amigas en mi. Quería ser tan fuerte y segura como pensaban que era. “Esa soy yo,
jinete desafiante, desnuda, del metro gay. Muéstrame el tren.“

Todos se rieron, pero Lina sacudió la cabeza. “Hannah y yo vamos a la Plaza


Mayor. ¿Quieren un recorrido?”

“Queremos ir de compras hasta que caernos,” Caroline dijo.

XWPColección: Página y Facebook 49


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

“Bueno, si quieres ahogarte en las compras, deberías ir a El Corte Inglés. Es la tienda


más grande de España. Ocupa varios edificios y lo tiene todo, con muchas tiendas
especializadas en el interior.”

“Suena perfecto,” Andi dijo, sus ojos abriéndose un poco con emoción ya que sin dudas
se imaginó el paraíso de las compras.
No podría estar menos interesada en comprar por horas, pero vi mi oportunidad de
escapar. "¿Cómo llegamos allí?"

“Toma la línea amarilla del metro y sube una parada hasta el Callao. Luego cuando te
bajes, está justo ahí,“ Lina dijo, añadiendo, “Si quieres que te acompañemos podemos
mostrarte el camino antes de ir a cenar.”

“No, gracias,” le respondí un poco demasiado rápido. “Podemos hacerlo.”

“Está bien, entonces nos vemos en el hotel.”

Dirigí a Andi y a Caroline por las escaleras hasta la plataforma del metro e
inmediatamente revisé un gran mapa de todas las líneas de metro.

“Necesitamos la línea amarilla,” Andi dijo.

“Estoy buscando algo más de mi estilo.”

"¿Qué quieres decir?"

“Hay un barrio gay que quiero revisar mientras están de compras. Vayan y consigan sus
boletos, las alcanzaré antes de que llegue el tren.”

Ambas actuaron nerviosas, pero tampoco se opusieron. Una vez sola, tracé mis dedos a lo
largo de varias líneas en el mapa del metro, primero la amarilla, luego la azul. Finalmente
la vi, la palabra ‘Chueca’ en negrita en la línea verde. Mi corazón latía más rápido
mientras miraba el dedo que apunta a la palabra.

“Ren?”

Me giré rápidamente para ver a Lina parada detrás de mí. ¿Se dio cuenta de lo que había
estado señalando?

“Vine para darte mi número de teléfono en caso de que se pierdan.”

XWPColección: Página y Facebook 50


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

“Está bien,” dije y aceptado el pequeño trozo de papel. “Estoy segura de que vamos a
estar bien.”

“¿Necesitas indicaciones para algún otro lugar?”

“Um, no.” Ni siquiera sonaba convincente para mí misma.


“Si hay algo que quieres ver, con mucho gusto te mostraré. No tienes que ir sola.“

Por alguna razón, la frase me llamó la atención. Mi pecho y mi garganta se


tensaron. Quería decirle lo mucho que quería ser genial y fuerte y atractiva. Quería decir
que no sabía qué hacer, y quería llegar a ser mucho más de lo que era, pero ella no podía
hacer nada de eso por mí. Ella estaba equivocada. Tenía que ir sola. “No, estamos
bien. Gracias."

Ella asintió con tristeza, y antes de girarse para irse, dijo, “Ve con cuidado, Ren.”

La vi subir las escaleras y desaparecer de la vista antes de reunirme con Andi y


Caroline. Me dirigía a todo un barrio de gays y lesbianas. Había soñado con un lugar
como Chueca durante tanto tiempo. Traté de imaginar a los cientos de lesbianas ahí que
me enseñarían todo lo que necesitaba saber, pero la única mujer en la que podía pensar
era la que había enviado lejos.

Dejé a Caroline y Andi en la parada de Callao y me subí a un tren de la línea verde,


orgullosa de mí misma por encontrar mi camino en el metro sin ninguna guía. Fue un
buen primer paso hacia la independencia. No mucha gente de Darlington, Illinois, podría
tomar un tren en Madrid sin miedo, pero lo hice. Bueno, tal vez estaba un poco nerviosa,
pero ciertamente no tiene miedo. Era más bien como la anticipación de mi primera cita.
En cierto modo era como mi primera cita. Había intentado salir con un par de chicos en la
adolescencia, pero eso fue incómodo para todos los involucrados en lugar de una
experiencia mágica, amorosa. Esto sería diferente, sin embargo. Tenia que ser.

Subí corriendo las escaleras de la estación del metro y me encontré en una plaza más o
menos parecida como todas las demás que había visto en toda la ciudad. No sé lo que
esperaba, pero no los lisos edificios de ladrillo rojo y arena bordeados con balcones con
barandillas de hierro forjado. Esperaba algo más alegre. ¿Dónde estaban todas las
serpentinas de arco iris y los drag queens con boas de plumas? Unas cuantas tiendas de
ropa con ventanas oscuras se alineaban en la plaza, pero ninguna de ellas vendía nada
abiertamente gay o lésbico. Tal vez necesitaba fijarme más.

Poco después de las nueve en punto, el sol se estaba poniendo, pero los patios de algunos
restaurantes estaban llenos de gente esperando para cenar. El olor de la comida hizo que

XWPColección: Página y Facebook 51


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

mi estómago retumbara. Tal vez debería haber comprado algo para comer con Lina y
Hannah antes de salir. Saqué mi última barra de chocolate del bolsillo de mis shorts cargo
y me la comí mientras deambulaba por la plaza. El Twix se había derretido por el calor y
no me llenó, pero me quitó el apetito. Sabía que probablemente debería probar algo de la
comida local en algún momento, pero después de mi primer desastre no quería perder el
tiempo cuando podría estar de ligue en el barrio gay.

Chueca. La palabra me dio escalofríos, y ni siquiera sabía lo que significaba, lo que


quería decir que no sabía su traducción al Inglés. Para mí significaba la libertad, la
cultura, y la oportunidad. Significaba que podía vagar por las calles con la cabeza en alto
y propósito en mi paso. Podría hacer contacto visual con una chica y darle una sonrisa, o
tal vez un gesto de reconocimiento, y aunque no nos conozcamos realmente, nos gustaría
saber la una de la otra. Significaba que por fin podía sentirme a gusto conmigo misma.

Empecé a notar signos de la cultura queer apareciendo a mi alrededor. Chicos bonitos con
ropa de moda comieron en grupos, mientras que varias mujeres estaban emparejadas
juntas en uno de los patios que pasé. A medida que se ponía más oscuro, el tráfico de la
calle también aumentó. Varias personas tomadas de la mano, casualmente charlando con
otros miembros del mismo sexo. Novios con novios y novias con novias se mezclaban
como parte de grupos más grandes. Me dieron escalofríos observándolos. Se veían
cómodos, relajados y seguros de sí mismos. Yo quería ser como ellos. Quería tomar de la
mano a alguien mientras nos reíamos y hablábamos de una película o planes para la cena.

Otro grupo de hombres y mujeres jóvenes no mucho mayores que yo se acercaron a


mí. Uno de los muchachos en jeans negros ajustados y un polo de color amarillo brillante
echó el brazo libremente alrededor de la cintura de otro tipo.

Detrás de ellos unas cuantas mujeres se empujaban y bromeaban entre sí en


español. Todos pasaron justo a mí lado. Me quedé congelada en mi lugar. Mientras me
estaba muriendo por saltar en su grupo, no podía seguir a extraños homosexuales al azar
en la ciudad. No estaba lo suficientemente desesperada para acechar a alguien todavía,
pero después de que habían pasado, una de las chicas se dio la vuelta y me sonrió. La
pequeña sonrisa de reconocimiento me hizo querer más.

Tal vez estaba desesperada, porque abandoné rápidamente mi política de no acechar y


seguí a la distancia, tratando de actuar indiferente.

Se detuvieron frente a un edificio sencillo. Incluso en la parte más oscura de la plaza, me


di cuenta de que estaban dando dinero o tarjetas de identificación para mostrarle a alguien
en la puerta. Mantuve mi distancia, pero agarré mi cartera. Mi nerviosismo brotó de
nuevo. La última vez que traté de entrar en un bar gay fue hace dos años en St. Louis. Me
escabullí a la ciudad con una identificación falsa y la presenté con orgullo a una portera
que me echó un vistazo antes de reírse. Ella le gritó a algunos amigos que revisan esa

XWPColección: Página y Facebook 52


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

horrible falsificación y me enviaron lejos humillada. No hace falta decir que no lo he


intentado desde entonces. Estar sola tranquilamente era mejor que ser el hazmerreír como
una gran perdedora.

Pero esta noche, no era una falsificación. En España tenía la edad suficiente para entrar en
los lugares que quería ir. Me recordé que pertenecía aquí y me acerqué a la portera con un
poco más de confianza.

“Cuatro euros,” la mujer en el taburete dijo con una sonrisa. Llevaba unos jeans negros
con una camiseta blanca y tirantes rojos. Se parecía más a un mecánico que a un
portero. Saqué unos cuantos billetes, sin saber si necesitaba una identificación
también. Ella no me había pedido una, pero todavía dudé, sin saber qué hacer a
continuación. “Americana?” Preguntó con un acento muy marcado.

“Sí,” le contesté con timidez. No estaba segura de si había visto mi pasaporte o si hubiera
leído mi incertidumbre, pero también podría haber tenido un gran sello rojo de ‘turista’ en
la frente. Ni siquiera había entrado y ya estaba sobresaliendo como si no perteneciera.

“Bienvenida a Truco,” ella dijo y asintió con la cabeza para que siguiera delante.

“Gracias,” murmuré. Había sido recibida en un lugar llamado Truco, que me sonaba
vagamente como una palabra del vocabulario de algún examen de español, pero no me
acuerdo de lo que significaba. Hice una nota mental para preguntarle a Lina si se
presentaba la oportunidad.

La puerta de entrada se abría a una gran habitación con una barra a lo largo de una pared
y mesas y bancos alrededor de las otras tres. La música estaba muy alta, pero no tan
desagradable. El golpe constante del bajo podría haber tenido potencial para llegar a ser
molesto rápidamente en cualquier otro lugar, pero nada podría arruinar este lugar para
mí. Finalmente estaba en un bar de lesbianas. Unos pocos hombres se mezclaban entre la
multitud, pero las chicas les superaban en número.

Chicas delgadas en pantalones ajustados y camisas escotadas. Chicas robustas con


músculos y camisetas ceñidas. Chicas atléticas, delgadas y en forma, con gorras y tenis.
Había chicas por todas partes, y me apoyé contra la pared para estabilizarme.

En esta multitud de femmes, butches, y todo lo demás en el medio, tenía que haber
alguien a quien le gustaría darle una justa oportunidad a las novatas. Yo era joven, de
aspecto decente, y con ganas de agradar. Además, muy dentro de mí vivía una suave
amante lesbiana que moría por ser liberada. Si encontraba a la persona adecuada para
darme una oportunidad, podría llegar a ser todo lo que quisiera, todo lo que pretendía ser.
Sentí el inmenso potencial de la situación. Este era el lugar para que consiguiera algo de
experiencia, adquiriera mi confianza, aprendiera todas las habilidades que necesitaba para

XWPColección: Página y Facebook 53


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

tener éxito con las mujeres. No comenzaría la universidad como una lesbiana virgen
perdedora confusa, patética. Iba a convertirme en una amante elegante, atractiva,
aventurera. ¿Entonces que debería hacer ahora? Me deslicé en un asiento en una mesa
para dos.¿Debo tomar una copa? ¿Debo buscar una mujer que me interese? ¿Debo esperar
a que alguien se me acerque? Mis esperanzas disminuyeron. ¿Por qué no había reglas
escritas para estas cosas? Para las niñas heterosexuales, en general, el chico te pedía bailar
o te compraba una bebida. Creo que algunas lesbianas tienen un tipo más masculino y un
tipo más femenino, y dejan que eso forme parte de las interacciones, pero qué pasa
cuando las dos mujeres eran femme o butch? ¿Y si yo no estaba en ninguno? Iba a
ofender a alguien si le pedía a una butch bailar? Estaría una chica femenina esperando que
yo haga el movimiento? ¿Qué pasa con las mujeres como yo que cayeron en el medio?
Tendríamos que sentarnos allí toda la noche esperando a que la otra haga algo? No había
mucha pista de baile, pero algunas mujeres se levantaron para bailar en un espacio abierto
donde habían dejado de lado algunas mesas. La música era una mezcla de canciones
españolas y americanas, y di golpecitos con mi pie. El ambiente en la habitación era
genial, y me divertí porque nunca había visto bailar a mujeres juntas.

En los bailes escolares fui con amigos, y de vez en cuando todos bailábamos en un grupo
grande, o un amigo bailaba conmigo de vez en cuando por diversión, pero nunca llegué a
sostener a nadie en mis brazos o apoyar la cabeza sobre el hombro de nadie. Nunca puse
mis manos en la curva de una cadera o la parte baja de la espalda. Nunca presioné mi
cuerpo contra el de otra persona sin preocuparme de darles una idea equivocada. Me
emocionó ver a las mujeres interactuar entre sí en todas las maneras que deseaba, pero
también fue decepcionante que nadie me había pedido bailar todavía. Para colmo de
males, mi estómago comenzó a retumbar. Debería haber comido algo que no sea dulces y
papas fritas durante todo el día, pero ya era demasiado tarde. No quería irme por miedo a
perder mi oportunidad.

Tendría una oportunidad, ¿no?

Había estado en Chueca durante una hora, y sólo había hecho contacto visual con una
chica — una morena atlética. Recorrí rápidamente la multitud y vi a la morena con su
brazo alrededor de la cintura de la otra mujer, con la boca baja cerca de la oreja de su
pareja de baile, susurrando algo que hizo que la otra mujer echara la cabeza hacia atrás y
se riera. Sufrí una punzada de celos. No era tan ingenua para pensar que una mujer me
debía algo simplemente porque me había sonreído. Pero estaba celosa de cualquier mujer
que pudiera sonreírme tan fácilmente y no pensar en nada de eso, o que podría pedirle a
una mujer bailar sin obsesionarse, o que pudiera abrazar a alguien cerca sin preocuparse
por hacerlo bien.

Supuse que las mujeres que bailan entre sí lo hacían tan fácilmente. Por otra parte, tal vez
se sentían tan incómodas como yo y simplemente se escondieron mejor. Tal vez
necesitaba reunir un poco de valor artificial, elegir a una chica y hacerme cargo. Podría

XWPColección: Página y Facebook 54


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

hacer eso, no es así? Podría acercarme a alguien y decirle, “Quieres bailar?” Podría
envolver mis brazos alrededor de una extraña y deleitarme con la prensión de su cuerpo
contra el mío sin tener que pensar en nada más que el aspecto físico del
momento. ¿Cierto?

Estaba bien querer a una mujer por su cuerpo? No quería ser una idiota o una mujeriega,
pero no tenía tiempo para ir despacio. Con suerte el romance vendría más tarde, cuando
no tuviera más que seguir adelante. ¿No podría ser del tipo confiado, tranquilo y sexy sólo
por una noche? Eso no podría ser sólo una cosa hetero. Podría tener una chica de práctica
aquí en España y luego empezar en la universidad mucho más experimentada. Necesitaba
fingir hasta que lo hiciera, y entonces ya no tendría que fingir más. Tendría
experiencia. Una vez que perdiera mi virginidad, se habrá ido para siempre. No más
vergüenza, no más torpeza o preguntarme cómo hacer las cosas bien.

Me preparé con un poco de charla agradable, y mi corazón latía más rápido. Cerré los ojos
y exhalé lentamente, luego abrí los ojos y examiné la habitación. ¿Quién sería la
afortunada? Fije los ojos con una mujer parada a unas pocas mesas.

Le sonreí.

Ella sonrió.

Le di un ligero asentir de reconocimiento. Ella me devolvió el gesto. Sentí como que


habíamos empezado algún antiguo ritual de citas lésbicas. Mi estómago se revolvió de
emoción, acentuado con un poco de mareo por comer comida chatarra todo el día. Me
mantuve firme y no aparté la mirada mientras ella se acercaba.

Se acercó a un paso casual y se detuvo en mi mesa, apoyando la mano sobre la silla vacía
y preguntó, “Necesitas esta silla?”

Pensé que me preguntó si necesitaba la silla vacía. Tal vez lo traduje mal y ella en
realidad está preguntando si alguien me está acompañando.

“No.” De acuerdo, no era la conversadora más brillante, pero espero que no tenga que
hablar mucho una vez que comencemos.

“Puedo cogerla?” Preguntó con una sonrisa. Ella no era lo que yo llamaría bonita. Su
sonrisa era simple y no iluminaba su rostro. Ella no fue un fiasco ni nada, pero desde
luego no tan vibrante como Lina. Maldita sea, por qué estaba pensando en ella?

La mujer me había hecho una pregunta. Puedo significaba “puedo” o “puede.” Sabía de
pedir cosas en la clase de español, pero que significaba cogerla? Oh, demonios, qué
importaba? Ella había preguntado algo, y en este momento de la noche, yo diría que sí a

XWPColección: Página y Facebook 55


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

cualquier cosa a cualquier mujer que me preguntara. Le di mi mejor sonrisa y mi más


entusiasta “sí.”

“Gracias,” la mujer dijo y luego rápidamente se fue con mi silla vacía.

¿Que demonios? ¿Qué me perdí? Había preguntado si alguien estaba sentado allí, y luego
preguntó si podía ... Maldición, había preguntado si podía tomar la silla. Dije que sí, y ella
la había llevado hacia su novia para que pudieran abrazarse juntas en su propia mesa.

Estaba decepcionada. Qué idiota. Había sonreído como una loca mientras me mandaban a
volar. La mujer a la que había estado dispuesta a dar mi virginidad había estado más
interesada en una silla vacía que en mi.

Estupendo. Debo de haber proyectado mi condición de perdedora, por lo que claramente


se dio cuenta de que nadie se uniría a mí esta noche. Probablemente todas las demás
podían sentirlo también. Yo era una tonta virgen que no engañaba a nadie. Mi cara ardía,
y me alegre por la tenue luz. Ya me había mostrado como una fracasada con las mujeres.
No necesitaban ver mi vergüenza sobre eso también.

Mi estómago se contrajo de frustración y el mareo se multiplicó. Temiendo que pudiera


sellar permanentemente mi condición de la mujer más desagradable en la habitación,
decidí irme antes de que vomitara.

“Ren?” Lina dijo tan pronto como entré en el vestíbulo del hotel. Estaba sentada en un
pequeño sofá con una revista en su regazo.

Me había estado esperando? Algo en la forma en que sus ojos me recorrieron sugirió que
esta reunión no era una coincidencia.

“Hola.” Traté de forzar una sonrisa, pero no tuvo éxito. Me imaginé que resultó más como
una mueca o tal vez algún raro espasmo de la cara.

"¿Estás bien?"

“Sí, sólo un poco mareada.”

“Ven y siéntate.” Ella palmeó el asiento a su lado.

“No estoy de humor para la compañía. Quiero irme a la cama.“ Y acurrucarme y morir de
vergüenza.

XWPColección: Página y Facebook 56


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Había caminado trabajosamente desde el metro y regresado sin ahogarme en mi propio


tristeza, pero no sé cuánto tiempo más podría seguir.

“Por favor, habla conmigo por un minuto,” ella suplicó.

No tenía sentido tratar de resistirme cuando me miraba con sus grandes ojos
marrones. Puede que sea una lesbiana de mierda, pero todavía era una lesbiana, con una
debilidad por las chicas bonitas. Me dejé caer en el sofá junto a ella.

“Me preocupé cuando las otras chicas regresaron sin ti.”

"¿Oh si? Bueno, ya llegué a salvo.“

“Me alegro, pero tu seguridad era sólo una parte de mi preocupación.”

No estaba segura de lo que quería decir, pero quería que me dejara irme a la cama, así que
en vez de hacer preguntas dije, “Lo siento.”

"¿Por qué lo sientes?"

¿Por qué está haciendo tantas preguntas? Cerré los ojos y traté de tragar la bilis en la
garganta antes de hablar. “Siento que te preocuparas.”
"¿Has estado bebiendo?"

“No.” Pero ahora que lo mencionaba, me hubiera gustado haberlo hecho. Tal vez si
hubiera bebido no tendría miedo, ni timidez, ni vergüenza. El alcohol podía adormecer la
rabia ante mi propia estúpida incapacidad para actuar, o mejor aún, tal vez mataría mi
incapacidad para actuar en primer lugar.

“No tienes que mentir.” Colocó su mano sobre la mía. “Ya tienes edad suficiente para
beber, aunque me gustaría que no te enfermaras.”

“No estoy mintiendo,” dije lo más claramente posible, pero tenía dificultades para reunir
toda la indignación cuando me tocó. Su piel era suave y cálida contra mi mano, como una
manta relajante. ¿Cómo se sentiría estar completamente acurrucada en ella?

“¿Qué comiste para cenar?” Preguntó con recelo.

"Una barra de chocolate."

“Dios mío! No es de extrañar que te sientas mal. No te he visto comer una verdadera
comida en dos días. Eres más inteligente que eso. No puedes sobrevivir con comida

XWPColección: Página y Facebook 57


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

chatarra, e incluso si pudieras, no es saludable.” Continuó divagando mientras cruzaba la


habitación. “Vamos a conseguirte comida de verdad.”

“No me gusta la comida española.”

Se detuvo a unos pasos de la recepción y se dio la vuelta. “Nos ocuparemos de ese


comentario mañana.”

Esperé mientras hablaba con una mujer mayor detrás del escritorio, que luego desapareció
por la esquina antes de regresar con un plátano.

Ella me dio la fruta. "Come esto. Despacio."

No estaba segura de querer comer algo. Estaba en la extraña etapa de mareo en la que
realmente necesita ya sea comer o no debía comer, pero si adivinaba la opción
equivocada, lo pagaría caro. Aún así, se veía muy seria, así que me arriesgué con el
plátano.

Mordisqueé y tragué con cautela, y luego hice otro intento de sonreír. Éste debe de haber
ido mejor que el anterior espasmo facial porque ella se relajó un poco.

“Eso debería calmar tu estómago,” dijo, “pero y el resto de ti?”

“¿Eh?”

“Dejaste a tus amigas. Estás afuera hasta la medianoche en una ciudad extraña. Un minuto
estás vibrante, al siguiente estás huraña, y siempre siento como si estuvieras buscando una
oportunidad para escapar. La gente a tu alrededor realmente te quieren, pero los
mantienes a cierta distancia.“

Tomé otro bocado del plátano por que sabía muy bien y me ganaba tiempo. Una parte de
mí quería decirle todo. Ella era dulce y cariñosa y obviamente me prestaba mucha
atención si notaba cosas que mis amigas y padres nunca hacían. Tal vez ella lo
entendería. Tal vez incluso podría darme algunos consejos, pero todavía no habría
descubierto nada por mi cuenta. Dirigirme a ella nos confirmaría que no era lo
suficientemente buena, ni lo suficientemente fuerte ni lo suficientemente sexy para atraer
a una mujer por mi misma. Sin embargo, incluso peor que perder a una mujer, sería
perder a Lina. Ella claramente sabía que algo estaba mal, y podría pensar que yo era un
poco desordenada, terca e imprudente, pero lo prefería a que me viera como una
perdedora. No podría soportarlo si me compadecía. Prefiero pasar mi vida como una
virgen solitaria que como un caso de caridad de alguien.

XWPColección: Página y Facebook 58


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Lo lamento si te preocupé." Escogí mis palabras con cuidado, tratando de no sonar
grosera, pero también tratando de parecer fuerte. "Pero no pasa nada. Solo soy un poco
solitaria."

Ella negó con la cabeza ligeramente, con los labios fruncidos juntos. “Está bien, Ren, te
dejaré estar sola, entonces. Por ahora."

"Gracias. Voy a descansar un poco.” Ignoré la última parte de su declaración. Espero que
para cuando ella mencione esto de nuevo me haya reagrupado y me sienta más segura de
mí misma.

XWPColección: Página y Facebook 59


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Día Cinco

Me quedé mirando el techo, deseando algo diferente. No un techo diferente, sino un


sentimiento o una perspectiva diferente de la vida, un yo diferente. Esperaba estar mucho
más adelantada en algo a estar alturas. Pensé que me sentiría mejor conmigo misma y mi
futuro. Todos mis amigos habían decidido lo que querían hacer con sus vidas.

Muchos de ellos tenían relaciones, e incluso si no las tenían, al menos tenían suficiente
experiencia para saber qué buscar. Se suponía que este era el mejor momento de mi vida,
y me lo estaba perdiendo. Ahora estaba perdiendo mi oportunidad en este viaje también.

Hoy llegábamos a la mitad de nuestros viajes, y el tiempo se estaba acabando tanto en


este viaje como en mi tiempo antes de comenzar la universidad. Mi constante flujo de
espera y fracaso me agotó. Anoche ya había perdido mi mejor oportunidad. Posibilidades
como esa no aparecían a menudo, y quién sabe cuándo volvería a ir a un barrio gay. Y si
no pudiera hacerme actuar en un bar lleno de lesbianas cuando no tenía nada que perder,
¿cómo podría encontrar el coraje este otoño en la escuela cuando realmente tenía todo
para ganar?

Me levanté de la cama y me metí en la ducha. Caroline había pasado la noche en la


habitación de Hannah, así que estaba a solas con Andi mientras nos vestíamos.

“Lina dijo que vamos a un palacio hoy, no se permiten los pantalones de mezclilla,” Andi
dijo mientras sostenía dos faldas. “¿Quieres tomar prestada una de estas?”

“Uh, no.” Hice una mueca. “No he usado una falda desde el funeral de mi abuela hace
cinco años, e incluso entonces me hizo ver como una drag queen.”

Andi se rió. “Siempre has sido una tomboy.”

Seleccioné un par de pantalones caqui y un polo de color crema mientras me preguntaba


por qué las personas te llaman tomboy a los diez años y una dique cuando tienes veinte.

“¿Estás bien?” Andi preguntó. “Tienes la cara melancólica.” Se dio cuenta de cosas como
esa y me conocía lo suficiente para reconocer mis estados de ánimo. De hecho, ella había
sido la primera persona con la que salí del armario. Se había dado cuenta de mi retirada
durante un período de tiempo y finalmente me acorraló al respecto. Estaba tan nerviosa
por decirle pero ella apenas logró actuar sorprendida. Ella dijo que le gustaba antes de que
le dijera y no entendía por qué algo debería cambiar por algo que no le afectaba en modo
alguno. Su reacción me ayudó a sentirme cómoda diciéndole a otras personas. Quién sabe,

XWPColección: Página y Facebook 60


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

si mi primera experiencia de salir del armario hubiera sido diferente, tal vez me hubiera
quedado en el armario. Me preguntaba qué pensaría si le contara de mis problemas ahora.
Dudaba que fuera capaz de ayudarme en esta ocasión. Decirle a alguien que eres gay y
decirle a alguien que eres una completa perdedora son dos cosas diferentes.

“Lo siento,” murmuré. “¿Lo pasaron bien comprando?”

“Sí, tengo recuerdos para toda mi familia, y me compré esta nueva camisa ¿Qué piensas?"

La camisa con patrones rojo y crema se ajustaba perfectamente al cuerpo de Andi,


ciñendo todas aquellas partes femeninas que s suponía que no debía mirar fijamente. Era
una pena, porque realmente era bonita. La camisa mostraba el bronceado que había
conseguido en este clima soleado, y la forma en que la camisa se aferraba a ella mostraba
su figura, pero no podía decirle nada de eso a una chica hetero. Asentí y casualmente dije,
“Sí, es bonita.”

“¿Hace que me quieras?” Bromeó.

“No me gustan las chicas heterosexuales,” dije con tanta confianza como pude y me dirigi
a la puerta antes de que la broma pudiera ir más lejos.

Al salir de la habitación, recordé el comentario de Lina la noche anterior sobre mantener a


mis amigas a distancia. Ella y Caroline siempre me preguntaban acerca de las mujeres y
se burlaban de mí por ser una Casanova. Yo siempre era la que jugaba en serio. No quería
hacer que nadie se sintiera incómoda, pero de nuevo, parecería que la única persona
incómoda en esas situaciones era yo.

Todos abordamos el autobús hacia el Palacio Real con Jesús cantando ‘Not Ready to
Make Nice’. No podía decidir quién me irritaba más, las Dixie Chicks o el conductor.

Me dejé caer en mi asiento, y Lina tomó el que estaba delante de mí. Tan pronto como
empezamos a andar, se dio la vuelta, con el brazo apoyado en el respaldo del asiento y la
barbilla en el brazo. La pose la hacía parecer más joven pero no menos hermosa. "¿Te
sientes mejor?"

"Mi estómago está bien," respondí con sinceridad, pero omití el hecho de que mi estado
general estaba bastante deteriorado. Un plátano no podía llenar el agujero en mi ego.

"Comerás mejor hoy," dijo, y luego buscó una manzana en su bolsa.

XWPColección: Página y Facebook 61


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Gracias." Mordí la manzana. "Esto es bueno."

“España produce algunas de las mejores frutas del mundo. Valencia es conocida por sus
manzanas y naranjas."

“La señora nos dijo eso, pero supongo que lo olvidé. Solo comí un omelet verde la
primera mañana, y luego Hannah y yo tuvimos un mal McDonald’s."

"Un mal McDonald's?" Ella se rió. "Eso es ... ¿cómo se dice, 'significa lo mismo'?"

"Redundante."

"Sí, redundante. No estamos hablando de la comida española, estás hablando sobre


españoles cocinando la comida americana.” Ella señaló a la manzana. “La manzana es
comida española.”

La manzana estaba buena, tal vez la mejor de manzana que había comido, pero las
manzanas son bastante difíciles de arruinar.

Eso no significa que me gustaría una comida española completa. Ella debe haberse dado
cuenta de que necesitaba más convencimiento porque dijo, “Dame tiempo, Ren. Te
convenceré."

Mi boca se secó cuando intenté tragar. Seguramente estaba hablando de la comida, pero
sentí que significaba más, y eso me asustó. Ella podía convencerme, y no solo en mis
opiniones, pero no podía dejar que eso sucediera. A ella no le gustaría la verdadera yo en
este momento; Todavía tenía mucho que aprender. No podía dejarme distraer por alguien
como Lina.

Nos bajamos en el Palacio Real, y una vez más sacamos nuestras cámaras. Ya me había
acabado una tarjeta SD y había empezado con otra, pero me preguntaba si sería capaz de
recordar qué era todo cuando llegara a casa. Había visto algunas vistas increíbles desde
que llegué a España, pero de alguna manera no me sentía como si realmente hubiera
estado allí. Parte de mi desconexión provenía del hecho de que era casi demasiado grande
para absorberla. ¿Cómo procesas realmente un continente completamente nuevo con arte
y arquitectura diez veces más antigua que todo tu país? Sin embargo, podría haber hecho
un mejor trabajo prestando atención. Mi preocupación por conocer mujeres afectó mi
capacidad para concentrarme en lo que me rodeaba. Hoy no fue la excepción.

Lina nos condujo a través del patio de piedra gris pasando las puertas negras de hierro con
puntas doradas adornadas. Las paredes del palacio se alzaban a nuestro alrededor,
cayendo en cascada a balcones de arco alto. Nos dirigimos hacia una sección coronada

XWPColección: Página y Facebook 62


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

por chapiteles y una cúpula plateada reluciente. Entramos por puertas pesadas, las que ves
en las películas medievales. "El Palacio Real," dijo en su voz de guía, "es el palacio más
grande de Europa."

Nos condujo a la base de una escalera ricamente decorada. "Es la residencia oficial del
Rey de España, pero el Rey Juan Carlos en realidad no vive aquí. Él y su familia viven en
El Palacio de la Zarzuela y lo utilizan para funciones formales."

Traté de concentrarme en sus palabras. Realmente lo hice. No quería ser alguna maniática
sexual, egocéntrica, e incluso si eso es todo lo que era, no tendría sexo a las diez de la
mañana. Podría disfrutar mi día antes de volver a Chueca.

Chueca. Pensé en el desastre allí la noche anterior y mi rostro enrojeció de vergüenza.

Que perdedora. ¿Cómo obtendría alguna experiencia si era demasiado nerd para que una
chica me notara, y cómo podría ser más genial con las mujeres si no tenía alguna
experiencia con ellas? Era un círculo vicioso.

Lina habló con entusiasmo sobre reyes y emires famosos que vivieron en el palacio en un
momento u otro.

Recordé un poco de la historia de la clase de español, pero la mayoría de las veces


estudiamos vocabulario, gramática y pronunciación, por lo que me pareció bastante
esquemático la información de los españoles que lucharon contra los árabes.

Lina ciertamente sabía mucho al respecto, y su emoción y entusiasmo me hicieron querer


aprender más. Ella parecía preocuparse por todo, y me hizo preguntarme si había más en
la vida de lo que había pensado previamente. Todavía estaba pensando en sus comentarios
sobre su orientación sexual como parte de toda su identidad. Me hizo sentir un poco
culpable. Probablemente debería tratar de aprender más sobre este maravilloso país que
ella amaba, pero cómo podría entender algo tan extraño cuando ni siquiera podía manejar
mi propia identidad?

"Aquí hay una pintura de Velásquez." Señaló la imagen de un caballo blanco con las patas
delanteras levantadas. "Es uno de los artistas más preciados de España, pero aprenderán
más sobre él esta tarde." Me detuve para mirar el cuadro. Tal vez porque los caballos me
resultaban familiares, o tal vez era más fácil asimilar una pintura que miles de años de
historia, pero me gustaba este tipo Velásquez. Él era sin complicaciones en un momento
en que necesitaba algo concreto a lo que aferrarme.

Al parecer a Lina también le gustaba, porque se quedó a mi lado mientras las demás se
dirigían a la habitación de al lado. Finalmente aparté la mirada del cuadro y hacia ella.
Ella todavía miraba al caballo como si lo estudiara por primera vez, sus ojos oscuros y
concentrados, sus labios separados y su cabeza inclinada hacia atrás. Se volvió hacia mí y

XWPColección: Página y Facebook 63


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

sonrió con una de sus sonrisas lentas y sabias que se clavaron en mi pecho como lo había
hecho en la iglesia hace unos días. Volví a sentir esa sensación de hundimiento, como si
supiera algo que yo no sabía, pero antes de que pudiera preguntarle qué estaba pensando,
se alejó silenciosamente.

Tanto para sin complicaciones.

Pasamos de una habitación llamativa tras otra. El cristal, el oro, la plata y el granito se
mezclaron antes de que Lina acabara la información. Cuando salimos del palacio
alrededor del mediodía, los pies de Hannah se arrastraban, e incluso los ojos de Caroline y
Andi se volvieron vidriosos, pero Lina continuó contando historias divertidas de
monarcas y líderes árabes. Volvimos al autobús con Jesús, que había avanzado a ‘The
Long Way Around,’ y canturreamos junto con su gran sonrisa y un cabello aún más
rizado que saltaba al ritmo mientras cruzaba Madrid.

"¿A dónde vamos ahora?" Hannah preguntó, sentándose en el asiento frente a mí y


apoyando su cabeza contra la ventana.

"No lo sé, pero espero que involucre el almuerzo," dije.


“Pensé que odiabas la comida española,” Lina dijo maliciosamente.

“Bien dicho. Pero la mala comida es mejor que ninguna comida.“

“Bien, porque vamos para un día de campo en El Parque del Retiro.”

“Fuimos por allí anoche. Es enorme,” Caroline dijo, sonando al mismo tiempo
impresionada y preocupada, “No vamos a verlo todo, ¿verdad?”

Lina se rió. “No se preocupen, amigas. No voy a hacerlas caminar todas las 121
hectáreas.“

“Gracias,” Hannah suspiró.

“Tiene unas vistas increíbles, pero vamos a experimentarlo por su propósito original.”

“¿Cuál es?” Andi preguntó.

“Un retiro del palacio.” Lina sonrió con su sonrisa infantil, y sentí que venía una historia
de la guía turística. "El Retiro" significa un retiro. El rey Phillip reservó el parque como
un retiro para que la familia real se relajara, y aunque necesitaba relajarse en un palacio
diferente del que nos estamos yendo, sigue siendo un buen tributo."

XWPColección: Página y Facebook 64


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Fue una buena idea, y la forma en que Lina se divirtió al establecer conexiones entre el
pasado y el presente también me hizo sentir conectada a ella. Tal vez un poco de su
información educativa se estaba asimilando después de todo.

Extendimos una gran manta debajo de algunos árboles grandes, utilizando la sombra y la
poca brisa que teníamos. La temperatura había subido cerca de los noventa y se esperaba
que subiera aún más a medida que avanzaba el día. Después de toda la caminata que
habíamos hecho, ninguna de nosotras quería explorar nada más que los almuerzos en caja
que Lina nos desempacó.

“¿Jamón y queso?” Hannah preguntó, desenvolviendo un sándwich.

"Ren mencionó que quizás algunas de ustedes necesitaban algo más familiar."

Hannah puso sus brazos alrededor de mis hombros. "Gracias."

Me puse rígida al principio, sin estar segura de qué hacer, pero cuando atrapé los ojos de
Lina, ella me dio un pequeño asentimiento.

¿Que significaba eso? ¿Hice algo bien o necesito hacer algo bien? Insegura, pero no
queriendo decepcionarla, puse mi brazo alrededor de la espalda de Hannah y le di unas
palmaditas un par de veces. "De nada."

"No es completamente estadounidense," Lina dijo. “El jamón está ahumado a la tradición
española. Es más salado de lo que están acostumbradas."

Tomé un bocado. Tenía un sabor diferente, definitivamente más salado y también más
duro de lo que estaba acostumbrada, pero los sabores del queso y el pan de ajonjolí
equilibraban el sabor.

“El queso es manchego. Es un queso de oveja español."

"Tal vez hay algunas cosas que no deberías decirnos," Andi dijo, riéndose de la expresión
en el rostro de Hannah.

"Sí, podría haber estado bien sin la parte de las ovejas," Hannah dijo, arrugando la nariz.

"¿Qué importa de dónde viene si te gusta?" Lina preguntó. “Lo disfrutaste hace un
minuto. ¿Por qué el nombre debería cambiar eso?”

"No lo sé," Hannah admitió. Me alegré de que estuviera teniendo esta conversación así
que yo no tenía que hacerlo, pero también estaba un poco preocupada porque pensaba
más como la niña del grupo que la lesbiana mundana y agraciada.

XWPColección: Página y Facebook 65


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"¿Por qué las cosas no pueden ser normales?"

"¿Qué es normal?" Lina preguntó con suavidad. “¿Y quién dice que normal es la mejor
opción? A veces, las cosas que esperamos aún nos decepcionan, mientras que las
sorpresas son más satisfactorias."

Ella ya no estaba viendo a Hannah. Se había girado hacia mí, sus profundos ojos castaños,
suaves y cuestionadores. ¿Quería que la entendiera? ¿Quería que estuviera de acuerdo con
ella? ¿O quería algo más?

"Me gusta," Caroline dijo, rompiendo el hechizo. No sabía si darle las gracias o
maldecirla. Hizo sonreír a Lina y me quitó la presión, pero no pude evitar la sensación de
que debería haber sido yo la que tomara una postura en lugar de ahogarme en mi
incertidumbre. Me perdí la oportunidad de hacer algo importante. Por otra parte, tal vez
algo importante había sucedido, solo que no podía entender qué era.

"No hay manera de ver todo este lugar en un día," Lina dijo cuando entramos en el
cavernoso pasillo de un edificio de piedra blanca.

Caminamos a El Prado desde el parque. En el camino, nos contó sobre el museo de arte y
cómo albergaba una de las mejores colecciones de arte europeo del mundo con más de
diez mil piezas. Cuanto más hablaba, más animada se volvía, sus manos gesticulaban
rápidamente y las inflexiones en su voz se llenaron de emoción, pero mientras más grande
hacía sonar este museo, más abatidas se veían mis amigas. El arte europeo no era algo que
conociéramos, y dudaba que alguna de nosotras considerara que era una gran pérdida. De
donde veníamos, los museos más cercanos estaban a horas de distancia, y cuando
visitábamos una ciudad, era para ir de compras o a restaurantes, no pinturas. Incluso mis
padres profesores universitarios dejaron de llevarme a los museos cuando tenía la edad
suficiente para decir que no quería ir.

"Vamos a centrarnos en los tres grandes de la pintura de España. El primero es Francisco


de Goya," explicó, llevándonos a una sección más pequeña del museo y parándonos entre
dos pinturas hasta que todas nos agrupamos. El retrato a su derecha mostraba a una mujer
reclinada completamente desnuda. El de la izquierda mostraba a la misma mujer en la
misma posición y completamente vestida.

“Eso, amigas mías,” Lina dijo, “es la primera mujer completamente desnuda en el arte
europeo. Se llama La Maja Desnuda, o La mujer desnuda."

Ninguna de nosotras dijo nada. ¿Qué puedes decir sobre la primera mujer desnuda en un
lienzo que no suene prudente o inmadura?

XWPColección: Página y Facebook 66


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Lina se rió entre dientes. “La gente de la época no estuvo tan callada con la pintura.
Estaban indignados y exigieron que Goya le pintara la ropa, pero él se negó a cubrir esta
pintura. Se comprometió pintando la que esta al lado, llamada La mujer vestida, pero no
destruyó la original y se enfrentó a la Inquisición Española por ello. Perdió sus títulos
oficiales y fue destituido como pintor de la corte real."

Estudié la pintura de cerca, no porque fuera una mujer desnuda, sino porque quería ver lo
que Goya veía en ella que lo hizo dispuesto a renunciar a todo por ella. Claro, la censura
apesta, pero por qué no cubrirla? ¿Se trataba del arte o de la mujer? No podía dejar de
comparar las dos pinturas y preguntarme si me hubiera mantenido firme en su posición.
¿Alguna vez me sentiría tan fuerte por una chica, o por cualquier otra cosa? ¿Incluso
quería? ¿Podría enfrentarme a la Inquisición por una mujer desnuda? Ni siquiera podía
defenderme en un bar gay.

"¿Qué piensas, Ren?"

Me sonrojé por la pregunta y la forma en que todos mis amigas enfocaron su atención en
mí.

"La pintura es hermosa."

"¿Pero?" Ella insistió.

"A ella no le gustan las chicas heterosexuales," Andi y Caroline dijeron al unísono antes
de disolverse en risitas.

"Vamos, eso no es gracioso." Estaba frustrada, confundida y deprimida por mi falta de


progreso en conocer mujeres y aprender sobre mí misma. Ahora, además de mis
inseguridades, mis amigas se burlaban de mí delante de Lina.

"Es un poco divertido, semental," Caroline bromeó.

"¿Semental?" Lina preguntó con las cejas alzadas.

"Ren es un semental. Simplemente no ha tenido la oportunidad de demostrarlo todavía,"


Andi le dijo.

"Cállate," gruñí. No tenían forma de saber que habían golpeado un punto sensible, pero
todavía estaba enojada. ¿Quiénes eran para hablar? El mundo entero fue creado para ellas
y sus relaciones. Programas de televisión, libros, espectaculares, incluso la institución del
matrimonio en sí las atendía. Sabían qué papel debían desempeñar, y no tenían que ir a
desempeñar el adivinar y comprobar en algún bar para saber si estaban haciendo las cosas
bien. Podrían tener sexo por diversión, podrían encontrar el amor, o podrían reservarse

XWPColección: Página y Facebook 67


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

para el matrimonio, y de cualquier forma que eligieran, tenían modelos a seguir. ¿Cómo
se atreven a burlarse de mí por estar perdida?

"Está bien," Lina cortó la conversación. "Pasemos a Diego Velázquez."

La seguimos a través de un laberinto de pasillos hasta una enorme pintura de un hombre


pintando la imagen de una niña mientras un grupo de sirvientes la atendían. “Esto es Las
Meninas. Es un autorretrato del artista pintando un retrato," Lina dijo con una pequeña
sonrisa que mostraba lo inteligente que encontraba el concepto.

Todavía furiosa, no podía apreciar el concepto o su ejecución. Lina contó la historia de la


pintura mientras me paré frente a ella con la mandíbula apretada y los puños metidos en
los bolsillos de mis kakis. Tenía que hacer algo pronto, o explotaría. No podía manejar
más rechazo. Necesitaba tomar mis propios riesgos esta noche.

Seguimos a Lina por la galería mientras señalaba varias obras de arte, pero me di cuenta
de que no era la única que estaba teniendo dificultades para concentrarme. Hannah se
sentó en un banco en el centro de la habitación y se frotó los pies mientras Caroline y
Andi parecían querer hacer lo mismo. Lina debió haber notado que su audiencia se
desvanecía porque nos trasladó rápidamente a la siguiente habitación.

“El último artista que quiero que vean es El Greco. Escucharon más sobre él mañana,
pero lo apreciarán más si ven su trabajo aquí."

Me arrastré por la parte de atrás del grupo, enfadada tan profundamente por prestar mucha
atención a las pinturas hasta que nos detuvo frente a un gran lienzo. Debe haber tenido
tres metros de altura, con sus sujetos vestidos con los colores más ricos que he visto en
una pintura. Los rojos y azules brillaban, exuberantes contra el espeso fondo carbón.
Sofoqué las ganas de tocarlos. Retrocedí involuntariamente para ver toda la obra de arte.
Era un grupo de hombres y mujeres con flamas sobre cada una de sus cabezas, y sobre
ellos había una paloma que los cubría a todos con una luz dorada.

"Es El Pentecostés," Lina dijo. “La recepción del Espíritu Santo.”

No estaba segura de lo que eso significaba, pero me quedé paralizada. Los cuerpos
estaban alargados como si su propia sustancia se extendiera bajo los colores vibrantes de
sus ropas ondulantes.

"El Greco usó el color como nadie más de su época, y ni siquiera muchos artistas
modernos han mezclado el brillo y la oscuridad con resultados tan cautivadores." Lina
miró con admiración de la misma manera que yo lo hice.

"Genial," Hannah dijo. "Así que esa es la última?"

XWPColección: Página y Facebook 68


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Lina y yo la miramos con el hechizo roto. Qué cosa tan adolescente para decir. Me
recordé a mí misma que era una niña y que no sabía mucho. Casi excusé su indiferencia
cuando Caroline preguntó, "¿Cuándo nos recogerá Jesús?"

No lo podía creer. Claro, yo también quería irme unos minutos antes, pero cómo podría
alguien saltarse una obra maestra como esta? Noté el toque de El Greco en las otras
pinturas a mi alrededor, y quería estudiarlas, pero ahora temía que Lina nos apurara.

"No estamos programadas para salir hasta las cinco en punto."

Las otras gimieron. "Eso es más de media hora."

"No vamos a volver aquí. ¿No quieres explorar un poco más?"

"Quiero explorar el banco que vi en la otra habitación," Hannah se quejó.

"Pueden hacer lo que quieran siempre y cuando nos encuentren en el frente a las cinco."

Las otras estuvieron de acuerdo y salieron de la galería, pero inspeccioné otro cuadro.
Este se titulaba Bautismo de Cristo y representaba a un hombre desnudo, probablemente
Cristo, siendo rociado con agua mientras la paloma de la otra pintura flotaba debajo de un
anciano, obviamente Dios. Omití el significado religioso, pero no podía dejar de mirar.
Ángeles en azul brumoso rodeaban la figura de Dios, y su túnica brillaba con un blanco
prístino casi demasiado brillante para mirar.

La siguiente pintura, Anunciación, mostraba una banda de ángeles tocando sobre un ángel
más grande y una mujer. El ángel más grande llevaba un verde tan profundo que pensé
que podría tragarme.

"Ella es María, la Madre Virgen," Lina dijo suavemente en mi oído, haciéndome saltar,
pero me sostuvo con una mano en mis bíceps.

Puede que no vaya a la iglesia, pero ciertamente he oído hablar de María. "Ella es muy
importante, ¿eh?"

Ella se rió entre dientes. El sonido bajo y ondulante me dio calor y frío al mismo tiempo.
"Sí, lo es. Ahí está de nuevo, siendo coronada como la Reina del Cielo.” Asintió con la
cabeza hacia otra pintura de la misma chica, pero esta vez María estaba sentada en las
nubes entre Jesús y Dios mientras colocaban una corona sobre su cabeza.

"Guau, no sabía que el cielo tenía una reina."

Lina me dio una sonrisa conspirativa. "No puedo imaginar el cielo sin un montón de
reinas."

XWPColección: Página y Facebook 69


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Fue la primera broma que hizo en alusión a nuestra orientación sexual compartida, y no
pude evitar sonreír con ella.

Volví a la pintura. María y Jesús llevaban un atuendo a juego, lo cual era algo gracioso
cuando lo pensabas, pero sus túnicas rojas con fajas azules eran demasiado vibrantes para
ser triviales. "Aún sigo impresionada por esos colores," susurré con reverencia.

"Tienen casi quinientos años," dijo. "¿Te imaginas cómo se veían recién pintadas?"

No podía imaginarme cómo algo podría ser más vibrante de lo que se veía ahora, pero
antes de que pudiera decir eso, las demás interrumpieron. "Son casi las cinco en punto,"
Hannah se quejó. "¿Que están haciendo, chicas?"

"Estamos admirando el arte," Lina dijo, aparentemente imperturbada. ¿No la afectaba


nada?

"No lo entiendo," Caroline dijo negando con la cabeza.

"¿Qué es lo que no puedes entender?" Pregunté, mirando a la Reina del Cielo de nuevo.
¿Cómo podría alguien pasar por alto la belleza en eso? "Es impecable, y los colores son
cautivadores."

Andi y Caroline me miraron como si hubiera perdido la cabeza. "¿Quién eres y qué has
hecho con Ren?"

Puse los ojos en blanco y traté de sacudirme la incredulidad. "En serio," Andi continuó,
"decidiste ir por el atractivo artístico de las lesbianas con granola extra, por favor?"

"Tal vez se identifica con la virgen." Caroline se rió. "Ren, nuestra Lesbiana de la
Perpetua Virginidad."

"Sí, eso es un plan para ti, Ren. Si te encierras aquí con todas estas mujeres pintadas, ya
no tendrás que preocuparte por lo real."

Las palabras me golpearon como una patada en el estómago. ¿Era mi interés en las
pinturas otro signo de mi mediocridad? ¿Qué decía de mí que me había olvidado por
completo de Chueca cuando vi mi primer pintura de El Greco? A Caroline y Andi les
gustaba burlarse de mí, pero ambas eran bastante evidentes que encontraban el museo
aburrido. Tal vez no era una lesbiana suave y carismática, sino una anormal lesbiana rara,
nerd. Oh Dios, nunca voy a tener sexo.

Tenía que recomponerme. Me entregué tanto a la imagen que traté de proyectar que mis
amigas ni siquiera me reconocían. No quería ser una lesbiana artística o una lesbiana nerd.

XWPColección: Página y Facebook 70


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Quería ser una lesbiana genial, confiada, sexy. Claro, me gustaron las pinturas, pero eso
no fue suficiente. También quería gustarme.

"Tierra a Ren," Andi dijo. "¿Todavía estás con nosotros?"

"Sí." Me aparté de mis propios pensamientos y traté de concentrarme en actuar bien.


"Aprender sobre el arte local podría ayudarme esta noche. Ya sabes, un poco de
conversación inicial."

Las otras se rieron, todas excepto Lina. "Esa es la Ren que conocemos y amamos,"
Caroline dijo y me empujó hacia la puerta.

¿La Ren que conocen y aman? Ya ni siquiera sabía quién era yo, y desde luego no me
amaba a mí misma. Sin embargo, supongo que no importaba si convencía a otras personas
... ¿verdad?

Fue el turno de Andi de cuidar a Hannah, y Caroline iba a salir a cenar con ellas. No había
escuchado lo que Lina había planeado, pero la estaba evitando. Esperaba pasar
desapercibida. Me sentí incómoda con ella en el camino de regreso al museo y de vuelta
al hotel. Una tristeza sutil se cernía sobre nosotras desde que volví a ser quien todos
esperaban que fuera y dejé atrás la conexión que habíamos compartido antes. No sé por
qué sentí que la había rechazado. Simplemente tenía problemas más graves y no podía
perder el tiempo preocupándome por su opinión sobre mí.

Les dije a las chicas a dónde iba, y aún tenía el número de teléfono de Lina en mi billetera
por si me metía en problemas, pero no podía imaginarme usarlo. Esta noche se trataba de
probarme a mí misma. Tenía que aprender a ser confiada e independiente, y para hacer
eso tenía que hacerme cargo de mi propio destino. No más pasividad, no más timidez, no
más esperar a que otras personas me rescaten.

Me puse el par de jeans más ajustados que tenía y me una camiseta negra ceñida. Eché un
vistazo en el espejo y deseé ser un poco más alta que mi 1.62 mts. de altura, pero mi
estómago era plano, mis brazos tonificados. Mis ojos azules eran mi mejor característica,
y me gustó la forma en que se veían por debajo de los mechones de cabello castaño que
caían sobre mi frente en un estilo despeinado por el viento que esperaba me hiciera verme
casual pero desafiante. No era devastadoramente guapa ni una modelo hermosa, pero al
menos era atractiva. Tal vez alguien se diera cuenta esta noche.

Estaba oscuro cuando salí del hotel, pero reconocí claramente la silueta recortada apoyada
contra la pared exterior de la puerta principal. La belleza de Lina se mostraba incluso en
la tenue farola. Tenía un físico perfectamente esculpido, delgada y ligeramente tonificada,
el tipo de cuerpo que odiarías si no te atrajera. Me detuve en la puerta, inmóvil tanto por

XWPColección: Página y Facebook 71


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

su belleza como por mi miedo a tener que explicarme. Consideré retroceder e intentar
escabullirme por una puerta trasera, pero ya era demasiado tarde.

"Te ves bien esta noche," ella dijo.

"Gracias," murmuré. "Tu también."

"¿Tienes planes?"

"Um, en realidad no," mentí. Sabía exactamente dónde tenía que ir y qué tenía que hacer
cuando llegara allí. Tenía la intención de ir directamente a Truco para acercarme a la
primera mujer que atrajera mi atención y pedirle que bailara.

Poner mis manos en su cintura y en la parte baja de su espalda. La besaría lenta y


calmadamente y ascendería a partir de allí. Después de eso, los detalles se volvieron
confusos, pero seguramente el instinto o la otra mujer tomarían la iniciativa. De todos
modos, los detalles no importaban tanto como el resultado final. Me despertaría mañana
como una nueva mujer, pero ella no necesitaba saber eso. "Pensé que haría un poco de
exploración."

"Voy a encontrarme con una amiga. ¿Te gustaría unirte a nosotros?” Preguntó.

"No, gracias. Diviértete.” Empecé a alejarme.

"Ren," ella dijo, agarrando mi brazo. "Si hay algo que quieras saber sobre Madrid,
cualquier parte de Madrid, puedes preguntarme. No tienes que explorar sola."

Me quedé mirando su mano donde tocaba la piel desnuda de mi brazo, fuerte pero gentil.
El calor de su toque se extendió por mi brazo y en mi núcleo. Mi boca se secó y asentí.
"Gracias, pero estoy bien."

"¿Estás segura?" Ella prácticamente suplicó. "Algunas cosas no se desarrollan de la forma


que esperamos. Es bueno tener a alguien que haya estado allí antes para guiarte."

En este punto, sabía que ya no estábamos hablando de la ciudad, y por alguna estúpida
razón las lágrimas me escocieron en los ojos. Las parpadeé alejándolas. Ella estaba
ofreciendo ayuda que no podía aceptar. No entendí por qué seguía haciendo esto. ¿Por
qué tenía que hacerme difícil recordar lo que quería? Unos segundos antes, estaba segura
de mí misma, pero ahora, con su piel suave y sus ojos suplicantes sobre mí, no estaba
segura de nada.

“¿Qué significa Truco?” Pregunté con voz ronca.

XWPColección: Página y Facebook 72


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Ella exhaló lentamente, como si tratara de mantener la calma. Su boca formó una línea
plana, y un sutil destello de reconocimiento iluminó sus ojos. "Significa 'truco',"

"¿Como truco o dulce?" Pregunté, en un mal intento de ligereza.

"No, en absoluto," dijo solemnemente. "'Truco' es una palabra despectiva para alguien que
eliges para una aventura de una noche. No es un término respetuoso."

Mi corazón martilleaba dentro de mi pecho tan fuerte que apenas podía escucharme a mí
misma decir: "Está bien, solo me lo preguntaba."

"Eso espero, Ren." Finalmente soltó mi brazo. Luego añadió más suavemente,
"Realmente lo espero."

Llegué a Truco y le di mis euros a la misma mujer de la puerta que la noche anterior, y
ella sonrió. “Necesitas más, Americana?”

"Sí," le contesté. Necesitaba más. Mucho más.

El bar estaba más lleno de lo que había estado antes, y la multitud tenía un fuerte sentido
de propósito. No tenía la sensación de que la mayoría de estas mujeres se relajaban. Había
un tono más sexual en la música, bailando y hablando, o tal vez proyecté mi propia
agenda en las personas que me rodeaban.

Esta vez, en lugar de sentarme en una mesa, fui directamente al bar. No quería ser
relegada a un rincón como una tonta solitaria. Quería ser una mujer al acecho. Casi vacilé
cuando la barman se acercó y sonrió.

"Hola," le dije.

"Hola." Ella siguió sonriendo, pero parecía más forzada cuanto más esperaba a que yo
ordenara algo.

Comprendí que beber y el sexo eran una mala combinación, pero no quería ser una idiota
y beber agua en el bar. Tal vez un poco de alcohol me ayudaría a relajarme. No tenía que
emborracharme. Podría simplemente relajarme, pero en qué? Odiaba la cerveza, y
ninguna de las fiestas en la granja a las que había asistido servían mucho de otra cosa.
Tenía que haber algo más clásico, algo más sexy. Escané el tablero especial sobre la
barra, sin reconocer ninguna de las palabras hasta que llegué en medio de la lista, luego lo
vi.

XWPColección: Página y Facebook 73


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Sangría, por favor," dije con confianza. Sonaba únicamente español. Nadie de donde
venía bebía sangría, y decirlo me hizo sentir atractiva.

La sangría también se veía atractiva cuando llegó en un vaso alto y grueso. El líquido de
color rojo oscuro brilló en la tenue luz de la barra y me atrajo. Sorbí tentativamente, sin
saber qué esperar. Era dulce, afrutado pero no de manera falsa. Sabía a manzanas y
cerezas de verdad con un toque de calor que no me quemó la garganta, sino que se
extendió lentamente por mi pecho y brazos. Me gustó mucho y me lo terminé más rápido
de lo que pensaba, pero no sabía mucho a alcohol. La próxima vez que vino la barman, le
pedí otro.

Esta vez tomé sorbos más lentamente con la espalda apoyada contra la barra. Ya que
estaba más relajada mientras escudriñaba a la multitud de mujeres, no me sentía abrumada
por la preocupación. Esta era mi gente, mi comunidad, y esta noche demostraría que
pertenecía aquí. Comenzaría la universidad tranquila, con confianza, experiencia y digna
de cualquier mujer que se presentara en el futuro. Eso me hizo pensar en Lina, pero aparté
su imagen rápidamente de mi mente. Estaba demasiado cerca de conseguir lo que quería
para que me distrajera. Solo necesitaba encontrar a la mujer adecuada para que todo se
realizara.

Mis ojos se posaron en un grupo de mujeres en el área de baile. Varias de ellas parecían
bastante jóvenes, tal vez de veinte. Todas tenían buenas figuras, y ninguna de ellas
parecía emparejada, pero no podía asegurarlo ya que algunas me daban la espalda. Tomé
otro sorbo de la sangría. No quería que mi coraje me fallara ahora. Cuando una de las
mujeres se movió, mis ojos se encontraron con la mujer que había estado bloqueando, y
me quedé quieta.

Su cabello oscuro estaba recortado cerca de su cabeza, y usaba jeans oscuros y un chaleco
de cuero negro sobre una camiseta blanca. No era tan joven como las demás, tal vez en
sus veinticinco años, y sus ojos oscuros la hacían parecer aún mayor. Ella flagrantemente
me miró de arriba abajo, luego sonrió. No era una sonrisa dulce, nada como la de Lina.
No, esta sonrisa era más lenta, más deliberada, menos amigable, pero aún así hizo que mi
estómago se contrajera.

Se abrió paso lentamente a través de las personas alrededor de la barra hasta que se paró a
mi lado, tan cerca que sentí el ligero ascenso y caída de sus hombros con cada respiración
que tomaba, pero no dijo nada. Le hizo señas a la barman y pidió dos sangrías. Mi
corazón se hundió. Fue una repetición del malentendido de la silla. La mujer a mi lado
obviamente estaba comprando bebidas para una de sus amigas, y yo simplemente estaba
en el espacio que ella quería ocupar. Me tomé el resto de mi sangría en un intento de
hacer desaparecer mi vergüenza antes de que me hiciera huir. Me obligué a permanecer
firme e intentarlo de nuevo, pero antes de que pudiera centrar mi atención en otra parte, la

XWPColección: Página y Facebook 74


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

mujer me encaró y puso uno de los vasos en mi mano y luego la apretó ligeramente con la
de ella.

Mi corazón latía más rápido y mis palmas comenzaron a sudar. Ella había venido a mí
cuando había perdido la esperanza.

Totalmente desprevenida y preocupada de que mi nerviosismo echaría a perder mi única


oportunidad, tomé un sorbo de la bebida para ganar algo de tiempo para pensar. Esperaba
que ella no pudiera ver mi mano temblar mientras levantaba el vaso hacia mis labios.

"Gracias," le dije. "Me llamo Ren."

Su sonrisa se amplió de una manera que de alguna manera no parecía realmente feliz
tanto como depredadora, pero no estaba a punto de quejarme.

"Americana, Ren?"

"Sí," respondí, preguntándome si mi nacionalidad sería vista como algo bueno o malo.

"Qué bien," ella dijo y se terminó su bebida en unos tragos.

De acuerdo, supongo que eso era algo bueno.

"Baila conmigo."

Reconocí las palabras ‘baila conmigo’ como una orden más que una petición, pero no me
importó. Hubiera sido bueno si pudiéramos haber hablado más, pero no hablaba mucho
español. Probablemente era mejor que nos moviéramos.

Tomé el resto de mi tercera bebida y me dejé llevar a la pista de baile. La mujer no perdió
el tiempo envolviendo su brazo alrededor de mi cintura y acercándome. El fuerte golpe de
los bajos hizo vibrar el piso y si el alcohol me hiciera inestable, no lo habría sabido
porque el balanceo de mis caderas estaba siendo guiado por las manos firmes de la mujer
frente a mí.

No era lo que esperaba. Ella no era tan gentil como yo pensaba que sería una mujer. No
había caricias tiernas, y no tuve muchas oportunidades de abrazarla, pero tal vez sea así
cuando alguien más dirige. Siempre me había considerado a mí misma como una líder,
pero en este caso, tal vez la mejor manera de evitar mi inexperiencia era dejar que alguien
más marcara el paso. ¿Qué dijo Lina sobre el uso de una guía? Maldita sea, por qué tenía
que pensar en ella? Finalmente tenía a una mujer en mis brazos, o yo estaba en los suyos
mientras nos dirigíamos rápidamente en la dirección que quería ir. No debería pensar en
otra cosa.

XWPColección: Página y Facebook 75


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

La canción cambió a otro ritmo techno palpitante, este un poco más lento, y traté de
volver al momento, poniendo mis brazos alrededor del cuello de la otra mujer y
acercándonos más. No podía sentir su cuerpo tan bien como había esperado debido al
chaleco de cuero con sus cremalleras y hebillas, pero todavía detecté suavidad en algún
lugar debajo de todas esas barreras, y eso me tranquilizó un poco. Tenía a una verdadera
mujer viva presionada contra mí. Me pasó las manos por la espalda y, por primera vez en
mi vida, me sentí deseable. Alguien me quería. Alguien me eligió. Ella me encontraba
atractiva, y ella también era atractiva. Ella era sólida y segura, y tomaba lo que quería.
Ella no era todo lo que quería, pero ciertamente era todo lo que quería ser. Esperé
exactamente esta experiencia, ¿por qué no se sentía correcto?

Bailamos sin parar por varias canciones, y cada vez que cambiaba el ritmo, mi pareja de
baile se ponía más audaz. Primero apoyó su cabeza contra la mía. Su aliento calentó
contra mi piel cuando comenzó a colocar besos rápidos a lo largo de mi cuello y el lóbulo
de la oreja. A continuación, deslizó sus dedos debajo del dobladillo de mi camisa y amasó
la piel desnuda sobre mis jeans. A pesar de estar incómoda con la rapidez con la que nos
movíamos, mi cuerpo reaccionó. Mi piel se estremeció y mis sentidos se intensificaron de
la forma en que solo había leído antes. Los nuevos sentimientos me asustaron y me
emocionaron, pero en su mayoría eran un alivio. Sirvieron como confirmación de que no
había nada profundamente malo en mí. Era capaz de una interacción lesbiana normal.
Cada roce de sus dedos o labios me hizo respirar un poco más rápido y mi cabeza se puso
un poco más ligera. Tal vez la sangría tuvo algún efecto en mí porque no podía
concentrarme en nada más que su cuerpo tocando el mío.

Finalmente, levantó mi barbilla y tomó mi boca con la de ella. El beso no comenzó


despacio o con ternura.

No había nada que saborear. Su lengua rápidamente empujó más allá de mis labios y entró
en mi boca, sorprendiéndome con su contundencia. Sentí una mezcla de emociones
comenzando con confusión. No sabía que un beso pudiera comenzar tan rápido y duro,
pero tampoco sabía mucho sobre besar en absoluto. Traté de decirme a mí misma que
moverme rápidamente funcionó a mi favor, y debería estar agradecida de que alguien más
haya tomado la iniciativa, porque dejar a mis propios impulsos nunca tendría sexo. Al
menos de esta manera obtendría la experiencia que quería.

Una vez que me adapté a la presión y le devolví el beso, envolví mi lengua alrededor de la
suya, chupando y mordiendo su labio inferior. Al parecer, eso le gustó y me apretó con
más fuerza. Una estela de placer surgió a través de mí. Excité a alguien más. Me sentí
orgullosa, fuerte y excitada. Envalentonada por mi primer éxito, moví mis manos hacia su
cabello y hundí mis dedos alrededor de la base de su cuello.

Corto y lleno de un producto que lo hacía puntiagudo, no había mucho pelo para sostener,
pero la mujer gimió en mi boca, por lo que a ella le debe gustar más que a mí.

XWPColección: Página y Facebook 76


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Prácticamente dejamos de bailar, y la mujer me sacó de la pista de baile. Ella rompió


nuestro beso y, sin una palabra, tomó mi mano y me jaló detrás de ella mientras se abría
camino entre la multitud. Estuve de acuerdo en que necesitábamos salir de allí, ya que las
cosas obviamente iban en una dirección que no era apta para una pista de baile, pero me
preocupaba que no me preguntara si quería ir a su casa. Por otra parte, asumí que era a
donde íbamos ya que no me lo había dicho exactamente. Tal vez tengamos la oportunidad
de hablar en el camino. A pesar de la barrera del idioma, al menos podríamos cubrir lo
básico, como su nombre.

Mierda. Estaba a punto de salir de un bar en un país extranjero con una mujer cuyo
nombre no sabía. Me asusté y disminuí la velocidad. Cuando lo hice, mi cabeza giró un
poco y me apoyé contra la pared para estabilizarme. Antes de que pudiera recuperar el
aliento, la mujer se abalanzó sobre mí de nuevo. Gruñó algo en mi oído en español, pero
estaba demasiado desequilibrada para intentar traducirlo. Luego me besó de nuevo, esta
vez más rudo, mordiendo mi labio y presionando con fuerza hasta que mi espalda se
aplastó contra la pared.

Esta esquina de la habitación estaba casi completamente oscura, los sonidos del bar
estaban apagados. Aunque no podía verlos ni escucharlos claramente, había otras
personas cerca. Las manos de la mujer vagaban sobre mi cuerpo. Presionó su palma
contra mi pecho a través de mi camisa y apretó un poco demasiado ásperamente. Me
retorcí, tratando de disminuir la incomodidad, pero no podía decir nada con su boca
firmemente sobre la mía. Ella debe haber confundido mi incomodidad con excitación
porque deslizó su otra mano debajo de mi camisa. Mi cerebro luchó para enviarme un
mensaje a través de la bruma de la lujuria y el alcohol, pero de alguna manera mi cuerpo
no escuchó las metafóricas campanas de advertencia. Cuando traté de alejarla, mi mano
conectó con su pecho y solo pude presionar desanimadamente.

La mujer se separó de mi boca el tiempo suficiente para gemir, y luego se zambulló en el


hueco de mi cuello, chupando y mordiendo la carne sensible. Fue bueno al principio, y
pude recuperar el aliento.

Me concentré en controlar mi cuerpo y recordar mis metas, pero mientras más tiempo la
mujer me chupaba la piel, más me dolía. Alguien pasó rozando no muy lejos a mi
derecha, y recordé que si me estaba divirtiendo o no, no estábamos solas. No sabía mucho
sobre el sexo o cómo ocurrían estos tipos de conexiones, pero pensé que lo que estábamos
haciendo debería hacerse en privado, no en un rincón oscuro.

"Para," jadeé, pero solo salió como un susurro ronco, y si la mujer que estaba contra mi lo
escuchó, no dio ninguna indicación. Intenté de nuevo más fuerte, esta vez cogiendo un
puñado de su camisa. "Ve más despacio."

XWPColección: Página y Facebook 77


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Eso llamó su atención, pero no pareció registrar ningún tipo de comprensión porque me
miró con la misma sonrisa depredadora y empujó sus caderas hacia mí rápidamente antes
de unirse a mi boca de nuevo. Traté de acomodarme de nuevo en el beso, tratando de
ejercer un poco de control sobre el ritmo, y al principio ella respondió. En lugar de atacar
frenéticamente mi boca, se relajó, dejando un poco de espacio entre nuestros cuerpos. Me
relajé. Tal vez ella estaba tomando la indirecta. Ya no tenía miedo, intenté disfrutar del
beso. No fue desagradable cuando dejó de asfixiarme.

De hecho empecé a sentirme un poco sexy de nuevo cuando sus manos se deslizaron por
la cintura de mis jeans y abrieron el botón superior, pero mis ojos se abrieron cuando se
movió más lejos, presionando con fuerza mientras lo hacía. Esto no era lo que quería.
Quiero decir, lo era, pero no lo era. Quería perder mi virginidad. No tenía ninguna
fantasía irreal de las flores y la luz de las velas, pero esperaba una cama y un poco de
privacidad. No tenía ninguna ilusión de amor, pero quería saber su nombre. No esperaba
reverencia, pero esto dolía. Sus manos callosas empujaron ásperamente contra las partes
más sensibles de mi cuerpo, e hice una mueca.

Tratando de alejarme, sin querer me lancé de nuevo contra la pared y me golpeé la


cabeza, causando un destello de dolor seguido de una oleada de vértigo, pero la mujer no
paró. Empujó más fuerte, empujando y arañando contra mí, tratando de obtener un mejor
ángulo hasta que de repente ella se fue.

Una ráfaga de aire frío golpeó la carne desnuda de mi estómago, e inhalé profundamente a
través de mis labios hinchados. Miré a través de la oscuridad y mi propia bruma para ver a
Lina, sus ojos muy abiertos por el terror y viéndome tan conmocionada como me sentía.

"¿Estás bien?"

Asentí, mi garganta se obstruyó con demasiada emoción para hablar. El miedo que
claramente cruzaba sus rasgos solo magnificó mi comprensión de la cantidad de peligro
en el que había estado. Temblé por la mezcla de adrenalina y mortificación helada
corriendo por mis venas.

Lina se volvió hacia la otra mujer y le gritó en español. La mujer tuvo el buen sentido de
parecer avergonzada e hizo solo un mínimo intento de justificarse. Lina claramente no
quería escucharlo. Me hizo un gesto y me hizo un comentario que no entendí, pero
escuché la frase ‘demasiado joven’ y me estremecí.

"No soy demasiado joven," le dije. Mi voz sonaba débil y áspera.

"¿Qué?" Lina espetó.

"No soy demasiado joven. Ella no me forzó. Yo se lo pedí."

XWPColección: Página y Facebook 78


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Sus hombros se hundieron. "¿Pediste ser tratada así?"

El abatimiento en su cara era demasiado para soportar, así que miré mis zapatos. La
situación era más complicada que su pregunta, pero no podía explicarme, ni aquí, ni
ahora. Simplemente dije, "Sí."

Su ira volvió a brillar. Me agarró por el cuello de mi camisa y me arrastró por la puerta
lateral donde rápidamente paró un taxi. "Entra."

Reuní solo un poco de desafío y dije, "¿Qué pasa si no quiero?"

"Si quieres terminar tu gira por España, no tienes opción. Actuaste como una idiota esta
noche, y me hiciste sentir como una tonta por dejarte. No tendrás otra oportunidad de
hacer cualquiera de esas cosas. Sube al taxi.”

Volamos por las calles de Madrid, haciendo que todo girara a mi alrededor. Las farolas se
difuminaron mientras me acurruqué contra la ventana. El pánico que había sentido
momentos antes todavía zumbaba a través de mi cuerpo, pero cuando comenzó a
disminuir, surgieron nuevas emociones. Me sentí abrumada por el desánimo, la
desolación, la depresión y la comprensión de que había fallado de la manera más
definitiva. Me quedé sin excusas. Había tenido la oportunidad de aprovechar todo lo que
siempre había deseado y lo había echado a perder. Me había asustado, y en lugar de
disfrutar, aprender y pasar mi primera vez, me había desmoronado. Ni siquiera pude tener
sexo cuando alguien intentó forzarme. No se suponía que estuviera asustada o indefensa.
El sexo debería ser lo único que surgiera de forma natural, lo que probaría que no sería
una perdedora o una falsedad por el resto de mi vida. ¿Ahora qué? Todavía no tenía ni la
menor idea de cómo actuar con las mujeres. Todavía no tenía ninguna confianza en mi
misma. Demonios, si no era una buena lesbiana, ni siquiera sabía quién se suponía que
era.

"¡Maldita sea!" Grité, haciendo saltar a Lina y al conductor. "¿Qué voy a hacer ahora?"

"Cristo," Lina espetó, "¿estás borracha?"

"Sí." No vi ningún sentido en mentir. La sangría claramente me estaba afectando, pero ese
era el menor de mis problemas.

Ella frotó vigorosamente su mano sobre mi rostro como si tratara de limpiar la situación.
"No puedo creer que me hayas hecho esto."

“¿A ti?” Resoplé. "Tú eres la que me irrumpió conmigo y ... y –"

XWPColección: Página y Facebook 79


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Ni siquiera sabes su nombre."

"Ella no importa. No se trata de ella. ¿Por qué nadie entiende eso? Se trata de mi."

El taxista se detuvo en nuestro hotel y nos ahuyentó de su auto. Ni siquiera estoy segura si
él hizo que Lina le pagara, él estaba tan feliz de haber terminado con nosotras. El mareo
no era tan malo si me quedaba quieta, pero no tuve la oportunidad de disfrutar de eso por
mucho tiempo. Lina me arrastró escaleras arriba mientras tropezaba y trastabillaba todo el
camino, tratando de seguir.

Ella nunca me soltó mientras desbloqueaba y abría la puerta de su habitación. Finalmente


logré gritar, "Vas a hacer que me caiga."

"Te vas a caer porque estás borracha." Me empujó a la ducha, con la ropa y todo, luego
abrió el agua fría.

"¡Mierda!" Grité y traté de retorcerme para alejarme del chorro glacial, pero me resbalé y
caí hacia atrás dentro de la bañera, empapándome más. Pateé y me sacudí durante unos
segundos para enderezarme, pero el agua me golpeó directamente en la cara. Intenté
nuevamente levantarme, pero mis brazos no soportaban mi peso.

Entre el alcohol y el agotamiento de mi terror anterior, estaba demasiado débil para luchar
más. Había perdido, una vez más, y me hundí, deseando que el agua fuera lo
suficientemente profunda como para ahogarme. Tan pronto como dejé de luchar, mi
cabeza comenzó a despejarse. La habitación no estaba tan borrosa, y mi cuerpo detuvo su
balanceo contra mi voluntad. Temblé ahora del frío, no de la falta de estabilidad.

Miré hacia arriba a través del agua que caía sobre mí y vi a Lina, con los brazos cruzados
sobre el pecho y los labios apretados en una línea delgada y dura. "Pídeme ayuda," dijo en
voz baja.

"¿Qué?"

"¿Quieres salir?" Preguntó, su voz plana.

"Sí," murmuré.

"Entonces pídeme que te ayude."

"Quiero salir."

"Eso no basta," dijo.

Puse los ojos en blanco y lo intenté de nuevo. "Ayúdame."

XWPColección: Página y Facebook 80


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Ella sacudió su cabeza. "Eso fue una orden, no una petición."

¿Por qué estaba haciendo esto? ¿Era ella una especie de sádica? Me estremecí y traté de
mirarla con dureza, pero seguía teniendo que parpadear para sacar el agua de mis ojos.

"Dios mío, Ren, no puedes hacerlo, ¿verdad?" Ella lanzó sus manos al aire. “Tienes que
ser perfecta? Tienes que ser mejor que todos los demás? ¿Tienes que hacer todo por tu
cuenta?”

"No entiendes."

"Sigues diciéndome eso," ella gritó. "No entiendo. ¿Qué no entiendo? Qué eres la super
mujer? Eres un semental? Eres demasiado buena – "

"¡No soy lo suficientemente buena!" Grité.

"¿Qué?" Ella me miró, con los ojos muy abiertos, boquiabierta.

"No soy muy buena! No soy buena en absoluto. No soy inteligente, ni fuerte ni confiada.
No soy genial ni loca ni divertida. No soy un semental No soy suave. No soy atractiva."

"Está bien." Se arrodilló junto a la bañera.

"No, no está bien." Una vez que comencé no pude parar. Todo lo que había tratado de
ocultarle a todos se derramó de mí. "Soy una perdedora. No tengo ni idea de lo que estoy
haciendo. No tengo ninguna habilidad, ni siquiera ningún interés. No tengo idea de lo que
estoy haciendo con mi vida. Estoy constantemente confundida. Cada vez que me acerco a
hacer algo bien, lo arruino. No pertenezco a ningún lado y estoy cansada de no saber qué
hacer. Nunca mejoraré si no cambio, y no sé cómo cambiar si no puedo descubrir cómo
ser mejor. Esta noche era mi oportunidad de aprender, y lo arruiné."

"¿Arruinaste qué?" Preguntó suavemente.

“Mi oportunidad de aprender a actuar con las mujeres. Mi oportunidad de perder mi


inexperiencia, perder todas mis inseguridades, perder mi virginidad."

"¿Tu qué?" Ella jadeó. "Madre de Dios, estabas a punto de pasar tu primera vez siendo
cómplice de tu propia violación?"

Cuando lo dijo de esa manera, no sonaba como lo había planeado. No quería decir que sí,
pero no podía negar lo que había ido a buscar al bar. "Haré lo que sea para no ser así."

"¿Estabas tan ansiosa por tirar algo que nunca recuperaras porque pensaste que te haría
sentir mejor contigo misma?"

XWPColección: Página y Facebook 81


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

¿Por qué me pareció una buena idea en mi cabeza pero sonaba tan estúpido cuando ella lo
dijo? Estaba cansada de responder preguntas que me hacían sentir tonta.

"¿Estaba funcionando, Ren? ¿Te sentiste mejor cuando estabas borracha contra un muro
con una desconocida? ¿Encontraste las respuestas que buscabas?"

"No." Por mucho que quisiera negarlo, no me había gustado nada de eso. "Ya te lo dije,
soy una perdedora. No sabía qué hacer. Soy una amante terrible. Soy una mala lesbiana y
voy a terminar sola."

"Lo que hiciste allí no tuvo nada que ver con amar, y no te conviertes en lesbiana en la
habitación trasera de un bar." Se puso de pie de nuevo. "Pero tienes razón en una cosa, si
no aprendes a admitir que eres humana y pides ayuda, terminarás sola." Luego, sin darme
otra mirada, salió de la habitación.

Me quedé allí tendida, sin sentir ya el agua fría que había empapado mi ropa desde hacía
rato. El escalofrío que me invadió ahora venía del resonar de las palabras de Lina. Ella
tenía razón. Nada de lo que había hecho en los últimos cinco días me había ayudado. Era
la misma persona patética que siempre había sido. Seguía siendo un desastre de
inseguridades y fingiendo que no lo era. Tratar de forzarme a falsificar el control solo me
había puesto en una situación peligrosa. Tal vez era hora de rendirse.
Mis lágrimas comenzaron a caer. No había llorado en años, pero ahora la frustración por
tener que rendirme, la tristeza de mi fracaso y el alivio de soltarlo y sacarlo de mí. Usé mi
último aliento estable para decir, “Lina, me ayudarías por favor?”

Ella estuvo a mi lado en un instante, sacándome de la bañera. Primero me envolvió en una


toalla y luego en sus brazos, jalándome con fuerza contra ella mientras los sollozos
continuaban atormentando mi cuerpo. Susurró suaves sonidos de silencio en mi oído y
acarició mi cabello mojado. "Estará bien ahora, nena."

No sé cuánto tiempo la dejé abrazarme, pero de alguna manera logré reponerme lo


suficiente como para ponerme algo de ropa seca y meterme en la cama que Lina me había
doblado las sábanas. El agotamiento era casi insoportable, y me quedé dormida incluso
antes de recostarme. Pero mientras lo hacía, ella dijo, "Te sentirás mejor mañana."

"No quiero sentirme mejor. Quiero ser mejor," murmuré y me di la vuelta.

No podía estar segura, pero sonaba como si ella susurrara: "Ya eres mucho más de lo que
crees."

XWPColección: Página y Facebook 82


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Día Seis

Mi cabeza palpitaba incluso antes de que abriera los ojos. Me quedé quieta, tratando de no
recordar por qué me sentía tan mal, pero los recuerdos volvieron rápidamente. Mis
músculos estaban magullados por la tensión de estar literalmente contra una pared. Mis
ojos me ardían, mi nariz estaba obstruida por los sollozos. Lo peor de todo, me dolía el
pecho, una constricción profunda y sofocante que se hundía en el lugar donde una vez
residían mi corazón y mi ego. No sabía cómo enfrentar el día sin ningún propósito, sin
sentido de mí misma y sin esperanza de mejorar. Ni siquiera tuve mi fachada de
bravuconería para esconderme detrás de mi colapso de anoche. Me sentía en carne viva,
expuesta, como si mi piel fuera delgada y translúcida. Un caparazón de mí misma, temía
que si me movía me rompería y me desmoronaría.

"Ren," oí una voz suave susurrar. "Es hora de levantarse."

Alguien se sentó en la cama a mi lado, luego me puso una mano en el hombro, sin
sacudirme, sino frotando suavemente. Abrí los ojos lentamente para ver a Lina
sonriéndome. Mi respiración se detuvo en la garganta. Ella era la cosa más hermosa que
jamás había visto. Su cabello oscuro se derramó sobre sus hombros y sus ojos marrones se
llenaron de preocupación. “Buenos días.”

"Buenos días," le contesté, mi voz ronca y mi garganta áspera. No estaba segura de la


parte ‘buenos’ todavía, pero despertarme me alivió un poco el dolor.

“¿Cómo estás?” Preguntó.

"Así así," respondí automáticamente.

La respuesta provocó una gran sonrisa en ella. "Hablaste español."

"¿Lo hice?" Traté de sentarme, pero el aporreo en mi cabeza me hicieron gemir y


recostarme contra la cabecera.

"Quédate quieta." Tomó un vaso de agua de la mesita de noche. "Bébete todo esto."

Me llevé el vaso a la boca, esperando que el temblor en mis manos no fuera demasiado
notable, pero una vez más, un pequeño temblor fue probablemente la menor de mis
preocupaciones. Probablemente me veía tan mal como me sentía, si no peor. No podía
creer la primera vez que me desperté ante la vista de una mujer hermosa, yo me veía y me
sentía como una mierda. ¿Nunca tomaría un descanso?

XWPColección: Página y Facebook 83


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"¿Mejor?" Preguntó cuando me terminé todo el vaso.

"Un poco."

"Bien," ella dijo, luego se puso de pie. “Levántate despacio, luego prepárate. Salimos para
Toledo en una hora.”

La perspectiva de otro viaje en autobús o caminar en el calor fue suficiente para hacerme
caer de nuevo en la cama.

"Tal vez debería quedarme hoy."

"Lo siento, esa ya no es una opción para ti. Te quedarás conmigo hasta que pueda volver a
confiar en ti.”

Mi rostro se llenó de vergüenza, y comencé a decir que tenía veinte años y no necesitaba
una chaperona. Entonces recordé la expresión de terror en su rostro cuando me había
quitado a la mujer de anoche. Jalé las sábanas, recogí mis cosas rápidamente y luego corrí
hacia mi habitación.

"¿Qué te pasó?" Andi preguntó tan pronto como entré.

"No quiero hablar de eso," gruñí y me giré hacia la ducha.

"¿Estás bien?" Caroline llamó desde el otro lado de la puerta del baño.

"Estoy bien," mentí cuando me vislumbré en el espejo. No es de extrañar que se hayan


asustado. Mi pelo estaba enmarañado. Mis ojos normalmente azules estaban pálidos y
enrojecidos. La ropa de Lina colgaba suelta sobre mi pecho, y los pantalones eran
demasiado cortos. Lo peor de todo, una serie de violentas marcas rojas corrían por un lado
de mi cuello. Me quité la camisa y me examiné más de cerca. Las marcas de mordeduras
se extendieron a través de mis hombros, y una serie de rasguños alzados bajaban por un
costado de mis abdominales.

Sentí las manos de la mujer sobre mí otra vez, sus uñas se clavaron dolorosamente cuando
me sujetó impotente contra la pared. Sostuve mi cabeza en mis manos y respiré hondo
varias veces, intentando mantener el pánico a raya. Una vez firme, rápidamente me di una
ducha y me froté con jabón y agua hirviendo como si de alguna manera pudiera borrar la
realidad de lo que casi había hecho. Lina tenía razón: no era de fiar.

Ni siquiera me reconocí en el espejo. No solo no era genial y poco atractiva, ahora no era
seguro dejarme sola.

XWPColección: Página y Facebook 84


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

El viaje a Toledo duró una hora, y me senté sola en la parte trasera del autobús. De vez en
cuando una de mis amigas me miró, pero obviamente podían decir que quería que me
dejaran sola. No sabía qué decirles. No sabía cómo relacionarme con ellas sin pretender
ser la bebé despreocupada, independiente e imprudente que admiraban. Nunca creí que
era la persona que todos los demás decían, pero esperaba que pudiera serlo. Ahora que
había perdido esa esperanza. Había hecho todo lo posible para convertirme en una
lesbiana fuerte, atractiva, independiente y había fracasado. Tras el desastre de la noche
anterior, entendí que no carecía de motivo o de oportunidad, sino más bien algún
componente clave de mi personaje era insuficiente o faltaba por completo.

Jesús detuvo el autobús en medio de la nada y abrió la puerta. Lina hizo un gesto para que
la siguiéramos afuera, no sabía por qué, pero había terminado de cuestionarla.

Los cinco nos paramos en la carretera, bajo nubes grises. Una brisa cálida agitó nuestro
cabello y envió olas que brillaban a través de la hierba alta en las laderas circundantes.
Abajo, un río se movía velozmente entre rocas y sobre pequeños descensos. En el otro
lado, su orilla se elevaba abruptamente para encontrarse con una muralla de la ciudad,
canela y gris como los edificios detrás de ella. Algo despertó mi memoria, una imagen
brumosa en comparación con la vista que tenía ante mí. La imagen en mi mente no tenía
las carreteras ni los automóviles, pero parecía demasiado similar para ser una
coincidencia.

Miré a Lina y la encontré mirándome atentamente, el indicio de una sonrisa se torció en la


comisura de su boca, dándome la sospecha familiar de que estaba esperando algo.

"Es la vista de Toledo," le dije.

Su sonrisa se amplió exponencialmente, y por un momento pensé que me abrazaría. En


cambio, se aclaró la garganta y dijo, "Tienes razón. Estamos parados en aproximadamente
el mismo lugar donde El Greco pintó uno de los paisajes más famosos de la historia, hace
cuatrocientos años."

“La señora tiene la pintura en nuestro salón de clases,” Caroline dijo.

“El Met (Museo Metropolitano de Arte) en Nueva York tiene el original, pero muchas
personas que aman España eligen esto como su imagen de nuestro país. Ahora que han
visto este lugar, notarán la pintura en muchos lugares, y cada vez que lo hagan, recordarán
este momento. Tomen algunas fotos y tómense un tiempo para imprimir este momento en
sus recuerdos."

XWPColección: Página y Facebook 85


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Dio un paso atrás mientras los demás hablaban en voz baja mientras tomaban fotos.
Tendría que obtener copias más tarde porque tenía demasiado en mente para jugar a ser
una fotógrafa aficionada. En cambio, elegí sentarme en una piedra y absorber la escena.

Cerré los ojos y respiré profundamente. El olor de la lluvia inminente me calmó como la
toalla caliente en la que Lina me había envuelto la noche anterior. Me había quebrado
tanto que me abrí en todos los sentidos. Había necesitado un momento de alivio y no
había tenido la intención de desmoronarme por completo, pero una vez que bajé la
guardia, todo se derramó. Mis miedos y fracasos, las inseguridades que había escondido
rugieron a la superficie de la manera en que el río se precipitó sobre las piedras tratando
de obstaculizarlo. La tensión de llevar ese peso durante tanto tiempo no me daría un
descanso temporal. Cuando intenté soltar mi carga, me aplastó completamente. No podía
levantarla de nuevo o volver a juntar las piezas, pero no sabía cómo avanzar sin ellas.

Sin mi bravuconería para sostenerme, o las barreras que había erigido para protegerme, no
sabía cómo funcionar. Sin mi imagen de mí misma, no sabía cómo relacionarme con los
demás. Sin mi búsqueda de comunidad, no sabía a dónde pertenecía, y sin las lecciones
que esperaba aprender, no sabía a dónde me dirigía. Estaba lista para dejar de lado mi
antiguo sentido del yo y todos los sueños que venían con él, pero podría algo llenar esos
vacíos o siempre tendría este vacío abrumador?

Sentí que Lina se sentaba antes de que incluso abriera mis ojos a la escena ante mí una
vez más. "Lo siento."

"Acepto tus disculpas, Ren." Me maravillé de cómo lo dijo sin dudarlo. Dudé que alguna
vez aceptaría algo sobre mí con tanta facilidad.

"¿Sabías que El Greco no era español? Su nombre significa ‘El griego’."

El cambio de tema fue abrupto, pero bienvenido. "Dijiste que es uno de los artistas más
grandes de España."

"Lo es. Adoptó a España como su hogar, y el país a su vez lo adoptó. Aprendió el arte
formal de la pintura en Italia, pero nunca estuvo a la altura de su potencial en sus escuelas
restrictivas. No fue hasta que encontró el corazón enriquecedor de este país que creó
verdaderas obras maestras."

Ella me estaba lanzando un salvavidas. Había estado tratando de hacerlo todo el tiempo, y
la había rechazado cada vez. Me ofreció la oportunidad de ver este país a través de los
ojos de alguien que lo amaba, y la perspectiva me hizo un poco menos vacía que antes.

"Gracias," le dije. "Por todo."

XWPColección: Página y Facebook 86


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Ella envolvió su brazo alrededor de mi hombro. Esta vez no me alejé. No me quedaba


nada que probar o esconder. Me relajé en mi entorno y en ella.

Condujimos por el antiguo corazón de Toledo con el ruido moderno de automóviles y


autobuses, serpenteando a través de centenarios edificios de piedra y calles estrechas de
un solo sentido. Lina señaló iglesias y monumentos en el camino, recitando la historia de
los ocupantes romanos, los califas árabes y los señores españoles.

"¿Esas personas pelearon entre sí todo el tiempo?" Andi preguntó. "¿Hasta que España
finalmente ganó?"

Lina negó con la cabeza. "Es mucho más complicado. No había una España en ese
entonces. Los romanos construyeron gran parte de Toledo y lo convirtieron en un
importante centro de comercio para el área, pero cuando su imperio cayó, los visigodos
trajeron la fe nicena. En el siglo VIII, los moros conquistaron España y lideraron una edad
de oro donde los cristianos, los judíos y los musulmanes vivieron en paz. Toledo se hizo
rico en economía y cultura. Su riqueza y su ubicación hicieron de la ciudad un sitio
central para las batallas entre árabes y cristianos durante la Reconquista.“

Nos miramos fijamente, abrumadas por el torbellino de la clase de historia. Ella sonrió, y
parecía como si estuviera mirándome más que a las otras. “No se preocupen por las fechas
o incluso los nombres. Sólo recuerden que esta ciudad ha sido el centro de las culturas
más importantes durante más de mil años, y cada grupo dejó una impresión en ello. Esas
influencias se mezclaron para hacer una cultura distinta por si misma.“

Pensé en sus palabras a la luz de lo que había experimentado en los últimos días. ¿Era
posible que no tuviera mi propia cultura, sino más bien una mezcla de identidades? Era
una buena idea, pero un poco descabellada.

¿Cómo iba a dominar más de una comunidad cuando no podía desplazarme a cualquiera
de ellos con éxito?

Salimos del autobús hacia un edificio de piedra con un campanario de ladrillo color
canela. La línea de ventanas del campanario estaba cortada y grabada como las
decoraciones que había visto en los reportajes de televisión de los países musulmanes.
Comencé a entender lo que Lina quería decir sobre la mezcla de culturas.

"Esta es la Iglesia de Santo Tomé," dijo, guiándonos hacia adentro. La iglesia no se


parecía en nada a la que habíamos visto en Barcelona, sino que era pequeña y estaba
escasamente diseñada. Comencé a preguntarme qué estábamos haciendo allí cuando nos
llevó a una habitación lateral. Una enorme pintura cubría toda una pared. Inmediatamente

XWPColección: Página y Facebook 87


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

reconocí el estilo como perteneciente a El Greco y me felicité silenciosamente cuando


Lina confirmó mi conocimiento, diciendo, "Este es el Entierro del Conde de Orgaz
pintado por El Greco."

La pintura era casi demasiado grande para asimilarla. La parte superior mostraba una
escena celestial con ángeles y Dios y María y un grupo de otras personas, mientras que la
mitad inferior representaba una escena funeraria. Sin embargo, en un vistazo más de
cerca, algunas de las personas en el funeral parecían celestiales.

"¿Qué significa?" Le pregunté con reverencia, un poco impresionada por la enormidad de


la pintura y su tema.

"Es una representación de una leyenda de esta parte del país. Supuestamente el Conde
Orgaz era un hombre tan justo, que San Agustín y San Esteban descendieron del cielo y lo
enterraron con sus propias manos, para asombro de los asistentes al funeral," dijo con su
voz de guía turística.

"Genial," Hannah dijo. "¿A dónde vamos ahora?"

Los hombros de Lina se hundieron un poco, pero su voz nunca se movió de su tono
profesional. "Estamos programados aquí un poco más de tiempo, luego nos dirigiremos a
una fábrica de acero."

"¿Podemos esperar afuera?" Andi preguntó.

"Por supuesto," dijo y se volvió hacia la obra de arte. Probablemente había visto el cuadro
mil veces y lo volvería a ver con el siguiente grupo que trajera, y aún así pasaría cada
minuto de su tiempo asignado mirando la obra maestra, mientras que mis amigas, que
nunca la habían visto y probablemente nunca la volverían a ver, siguieron adelante en
cuestión de minutos. ¿Qué vería y, lo que es más importante, también podría verlo?

"¿Ren?" Caroline me sostuvo la puerta abierta.

Negué con la cabeza Esta vez no hicieron bromas acerca de que fuera una dique artística u
ocurrencias sobre la Virgen María. Tal vez pudieron sentir un cambio en mí, tal vez
todavía temían lo que habían visto en el espejo esta mañana, pero Caroline se encogió de
hombros y se alejó.

"Puedes ir con tus amigas," Lina dijo cuando me acerqué a ella y las dos miramos la
pintura.

"Esta bien. Me gusta la pintura."

"¿Qué te gusta de ella?"

XWPColección: Página y Facebook 88


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Ella esperó en silencio mientras intentaba encontrar las palabras para conceptos que nunca
antes había considerado. "Me gustan los colores," dije, sintiéndome estúpida por no haber
encontrado algo más brillante, pero no dio ninguna indicación de juicio. Señalé una figura
en la mitad inferior de la pintura. “Como el sacerdote, su túnica es negra, pero su talit
(Tipo de chal usado en los servicios religiosos) es este blanco transparente. Aún puedes
ver el negro debajo, pero no es gris. Tanto el blanco como el negro se muestran
perfectamente al mismo tiempo. Eso no debería ser posible, verdad?”

"¿Qué más?" Preguntó, aún mirando fijamente la pintura, pero las comisuras de su boca
se curvaron hacia arriba como si estuviera tratando de ocultar una sonrisa.

Exploré la obra maestra que se cernía. "La diferencia entre el cielo y la Tierra es clara
debido a las diferencias de ubicación y color, pero al mismo tiempo, no están realmente
separadas." Me mordí el labio, pensando en una forma de ser más clara. "No hay suelo, no
hay cielo, los cielos y las personas en la tierra se funden entre sí, e incluso antes de que
supiera lo que estaba sucediendo, entendí que algunas de las personas que se encuentran
abajo pertenecían al cielo debido a su tamaño y brillo."

Esta vez se volvió y me prestó toda su atención. "¿Qué estudiarás en tu universidad?"

Mi estómago se sacudió. "No lo sé," admití, abatida una vez más por saber tan poco
acerca de mí misma.

"Tal vez deberías considerar el arte."

"No soy artística."

“Puede que no seas una artista, pero tienes el ojo de una. Las cosas que describiste son
cosas que los grandes críticos de arte e historiadores señalan cuando están en esta sala."

"¿Sí?" No sabía que existía tal cosa como un historiador del arte.

“Usan términos diferentes, pero los conceptos son los mismos, y la mayoría de ellos han
pasado años en la escuela. Tienes una habilidad natural para ver esas cosas."

"No sé sobre eso." Me sonrojé ante el cumplido.

"Yo si. Lo probaste con lo que viste," dijo, y luego agregó," y también viste esas cosas
ayer, ¿verdad?"

Asentí, avergonzada de admitirlo.

"¿Por qué no lo dijiste?"

XWPColección: Página y Facebook 89


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"No quiero que la gente piense que soy un nerd."

"¿La gente?" Ella levantó las cejas.

"Sí, las chicas, o las mujeres en general." Agaché la cabeza. "No es sexy, ¿sabes?"

"No, no lo sé. Una mujer que siente pasión por algo, una mujer con talento natural y
atención por la belleza es muy sexy."

Me quedé sin aliento, sofocando cualquier respuesta. Todo lo que pude hacer fue
sonrojarme profusamente y mirar mis zapatos.

"Tienes muchas cosas que aún estás descubriendo sobre ti misma. Abraza cada paso de tu
viaje.” Ella enganchó un dedo debajo de mi barbilla y la levantó hasta que nuestros ojos
se encontraron. "Porque odiaría que ocultaras cualquier parte de la increíble mujer que
veo emerger en ti."

Mi estómago estaba mejorando, pero todavía un poco agitado por los restos de la sangría
en mi sistema, un recordatorio de mi estupidez de anoche. A pesar de que Lina reforzó mi
confianza, todavía me sentía peligrosamente expuesta. Tomé toda mi fortaleza para
consumir una pequeña caja de comida mientras conducíamos por partes más modernas de
la ciudad donde las viejas estructuras de ladrillo y piedra dieron paso a grandes almacenes
de concreto y la fábrica ocasional. Traté de concentrarme en lo que me rodeaba y no en
mi confusión interna.

Mientras Jesús conducía, Lina explicó que Toledo tenía una larga tradición de producir
hierro y acero de alta calidad y que todavía elaboraba algunas de las mejores espadas y
cuchillos del mundo.

“Si bien la producción de hierro cambió a lo largo de los siglos, algunas fábricas utilizan
el proceso tradicional de la forja Toledana para fabricar espadas. Eso es lo que veremos
hoy."

"Las espadas son geniales." Hannah dijo lo obvio. Por mucho que disfrutara los museos
de arte, las espadas sonaban más atractivas que las pinturas, aunque a juzgar por mi
reciente suerte, probablemente me cortaría un dedo.

Una vez que estuvimos dentro de una pequeña fábrica, un guía local se hizo cargo y nos
condujo a una pequeña habitación llena de espadas y barras de hierro. El metal era romo,
sucio y torpe para que lo guiara lo manejara. Habló sobre las propiedades del material,
pero mi mente vagó cuando percibí el olor del perfume de Lina, ligero y cítricos, mientras
estaba parada cerca de mí. Ella no estaba cernida, pero se mantuvo cerca todo el día. Su

XWPColección: Página y Facebook 90


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

atención probablemente provino de una parte de preocupación y la otra parte de


desconfianza. Mi comportamiento anterior justificaba ambos. La había asustado la noche
anterior. Yo también estaba asustada, por lo que realmente no me había impactado en ese
momento.

Luego hubo enojo, como un fuego ardiendo en sus profundos ojos marrones y
endureciendo sus rasgos normalmente suaves. El enojo lo entendí. Yo también estaba
enojada, enojada por no ver el peligro en la situación, enojada por no ser más fuerte, y
enojada por la injusticia de no tener un modelo de cómo relacionarme con mi propia
gente.

La siguiente emoción debería haber sido la decepción, o tal vez la compasión. Cualquiera
de los dos habría seguido lógicamente, y esperaba ambos hoy. Pensé que ella se sentiría
decepcionada por mi mal comportamiento y porque no era quien pretendía ser. Pensé que
sentiría lástima por mí después de mi crisis. No la habría culpado si hubiera sido paternal
o me hubiera tratado como a una niña que necesita ser guiada a través de las interacciones
básicas. Ciertamente me había mostrado indigna de respeto, admitiendo libremente lo
patética que era. Esperaba que ella me tratara de esa manera; en cambio, era sensible y
atenta, sin una pizca de lástima. Me había mostrado cariño pero sin condescendencia. Se
había mantenido cerca de mí, pero se sentía más como amistad que una obligación.

Nos movimos a la habitación de al lado donde un hombre forjaba largas tiras de hierro
sobre brasas ardientes en lo que parecía un enorme horno de piedra. El calor se volvió
abrumador, y nos quedamos el tiempo suficiente para ver cómo la hoja tomaba forma. La
habitación era ruidosa con el zumbido de las cuchillas siendo pulidas, los patrones de
quemaduras negras se fundían en un gris opaco cuando el metal comenzó a parecerse a
una espada. Cuando la cuchilla estaba formada y afilada por completo, los artesanos las
sumergieron en níquel para la protección y el brillo.

"¿Qué piensas?" Lina preguntó mientras observábamos cómo se sujetaba la empuñadura a


una espada.

"Es hermoso," le dije.

“El proceso siempre me sorprende. Es el mismo material de la primera habitación, ¿no?"

"Supongo que sí."

"Ha sido pasado por el fuego, afilado y recogido algunas cosas a lo largo del camino, pero
su composición es la misma. El metal poseía todas las propiedades necesarias desde el
principio, pero la transformación lo refinó a algo que reconocemos como un objeto de
fuerza y belleza."

Le sonreí por su levemente velada analogía de mis propias tribulaciones.

XWPColección: Página y Facebook 91


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"¿Qué?" Preguntó.

"¿Se están volviendo menos sutiles estas lecciones o simplemente estoy más abierta a
ellas?"

Ella juguetonamente golpeó su cadera contra la mía. "Tal vez ambas."

El contacto fue divertido y alegre, y sonreí a pesar del recordatorio que había disparado la
noche anterior. No podía estar triste cuando ella se veía feliz.

Cuando terminó nuestro recorrido, entramos en una gran sala bordeada de espadas, hachas
y armaduras de combate. "Imagina eso. Salimos por la tienda de regalos,” Caroline dijo.

"Me recuerda al buen viejo Estados Unidos," bromeé.

"La necesidad de vender y comprar productos que nunca usaremos no es únicamente una
virtud estadounidense," Lina dijo.

"¿Quién dice que no usaré una espada?" Andi saltó a una gran esterilla verde en el área de
exhibición y sacó una de las espadas de muestra.

"Nunca se sabe cuándo vas a tener que atravesar a alguien," dije, agarrando mi propia
espada y apuntándola a Andi. "Este mundo está lleno de bichos raros."

"Bichos raros? ¿Qué pasa con las aterradoras lesbianas depredadoras?”

"Ustedes ofenden mi honor," dije en mi mejor impresión de caballero. "Vamos a batirnos


en duelo."

"En guardia." Andi se abalanzó hacia mí. Agitamos nuestras espadas con cuidado y con
grandes teatralidad, tocándolas juntas y luego girándonos dramáticamente, creando
nuestros propios efectos de sonido de tintineo y colisión.

Actuamos como niñas grandes persiguiéndonos por el patio trasero. La realidad de las
espadas solo hizo que todo el intercambio fuera más extravagante.

Los demás se quedaron en el borde de la esterilla vitoreando mientras girábamos y nos


enfrentábamos. "Apuesto por Andi," Caroline se rió.

"No lo sé. Ren es más butch." Hannah se rió de una manera que me hizo pensar que nunca
antes había usado el término ‘butch’.

"Ren es pura boca y nada de pantalones," Caroline dijo.

XWPColección: Página y Facebook 92


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Ah, me hieres con tu lengua más afilada que una espada." Tartamudeé y apreté mi pecho.

Andi aprovechó la oportunidad para terminarme y condujo su espada a lo largo de mi


costado, donde la atrapé con mi brazo para que pareciera que me habían atravesado. Caí a
la esterilla con un golpe sordo, luego levanté la vista y vi a Lina de pie junto a mí, con los
ojos brillantes de risa.

"Mi lady ..." Tosí y farfullé en una exagerada escena de agonía de muerte.

"Mi galante caballero." Ella se rió mientras se arrodillaba a mi lado.

Gemí, tratando de sofocar una risa. No había estado tan feliz en no sé cuánto tiempo,
como este pequeño momento de dejarme llevar permitió que otra pequeña parte de mi
vacío se desvaneciera. Aún así, se suponía que me estaba muriendo, así que traté de reunir
cierta seriedad para el papel. "Fui asesinada."

Ella negó con la cabeza, sus hermosos rasgos se iluminaron de alegría. "Sí, pero te veías
bien haciéndolo."

"Quien diría que todo lo que tenía que hacer para ganar tu atención era ser atravesada con
una espada."

Ella me puso de pie, luego me despeinó el pelo. "Luchaste en una batalla valiente pero
innecesaria," dijo, acercándose más bajo el pretexto de sacudirme el polvo de la espalda y
luego susurró, "has tenido mi atención todo el tiempo."

Mi estómago se apretó, expulsando todo el aire de mis pulmones mientras la veía irse. Mi
cuerpo entero zumbó, y no pude formar un solo pensamiento completo a través de la
mezcla de emociones y sensaciones físicas que me abrumaban. ¿Cómo se las arregló para
convertirme en tal desastre, y luego alejarse sin ser afectada?

Recogí la espada que Andi había dejado caer después de mi caída en la batalla. Era
hermosa y fuerte, resistente y refinada. Miré a través de la habitación a la hermosa mujer
con los risueños ojos oscuros , y supe que aunque el pedazo de acero en mis manos no me
recordaba en nada a mí misma, me pertenecía no obstante.

Lo llevé al mostrador, disfrutando la vista y el peso de su empuñadura en mi mano


durante un segundo más antes de entregárselo al cajero. "Esta espada, por favor," le dije.
Está es para mí.

"¿Por qué esta?" Él preguntó, marcando la compra.

Me encogí de hombros y miré a Lina una vez más antes de responder, "Ella me mató."

XWPColección: Página y Facebook 93


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Después de regresar a Madrid, todas nos fuimos a nuestras habitaciones para descansar
antes de la cena. Estuve agradecida por la oportunidad de descansar después del desastre
físico y emocional de la noche anterior. Andi escribió en su diario, y Caroline le escribió a
Carl. Ninguna de las dos volvió a preguntar qué pasó, y yo no lo ofrecí.

¿Cómo podría decirles que todo lo que sabían de mí era una fachada de confianza que
solo cubría inseguridades peligrosas, y que la escudo de la protectora bravuconería me
había fallado de manera monumental? Elegí agradecer el espacio y el silencio que me
dieron.

Me deje llevar en el espacio entre el ensimismarme y el dormitar cuando Lina llamó a la


puerta. Andi la dejó entrar.

Me incorporé y me recorrí, dándole espacio para que se sentara en la cama. Andi y


Caroline se dieron una mirada que no entendí. Tomé nota para prestarles más atención.
"¿Tienen planes para esta noche?" Lina preguntó.

"En realidad no," Andi dijo.

"Es mi turno de cuidar a Hannah," le contesté. "Supongo que querrás vigilarnos."

"Sí, pensé que podríamos estar todas juntas esta noche, pero en lugar de verlo como un
cuidado de niños, podríamos disfrutar de la compañía de la otra."

Si bien su fraseo sonaba mejor, no cambió los hechos de la situación. "Claro, qué tienes
en mente?"

"Tapas (*)."

"Um, bueno." Andi parecía avergonzada. "Probamos tapas el otro día y no nos fue bien."

"¿Qué quieres decir?"

"Fuimos a un restaurante y le pedimos al camarero por las tapas,” Caroline dijo. “Nos
miró como si estuviéramos locas y seguía preguntándonos que queríamos. Seguimos
diciéndole que las tapas y luego él preguntó qué queríamos de nuevo y dijimos tapas.“

Lina se mordió el labio tratando de contener su risa.

(*) En España es esencialmente un aperitivo que se sirve en la mayoría de los bares o restaurantes acompañando a
la bebida.

XWPColección: Página y Facebook 94


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

“Él finalmente nos trajo cacahuates y dos huevos hervidos,” Andi dijo.

“¿Qué esperabas?” Lina preguntó, una risita escapó al final de la pregunta.

"No lo sé. La Señora nos dijo que los españoles comían tapas, y eran como aperitivos.“

Esta vez Lina se rió abiertamente. "Ella debió haber sido más específica, pero es más fácil
de mostrar que de contar. Si quieres, te llevaré a La Taberna del Alabardero."

"Tapas, toma dos," Andi dijo con entusiasmo.

No compartí su optimismo sobre la comida española, pero encontré la posibilidad de salir


con amigas extrañamente reconfortante después de mis desventuras llenas de presión de
las noches anteriores.

"Bien. Esperaremos a que Hannah deje de hablar por teléfono con su mamá y luego nos
iremos."

"¿Cómo está la Señora?" Caroline preguntó.

"Se está recuperando bien y está emocionada por Málaga, pero extraña a Hannah."

Sentí una pequeña punzada de culpa. A pesar de la diversión que había tenido con Hannah
en Barcelona, la había ignorado por completo aquí en Madrid. “Apuesto a que Hannah
también la extraña. Me alegro de estar con ella esta noche."

"En realidad, todas saldremos juntas, pero ella dormirá aquí, ya que tú y yo vamos a ser
compañeras de cuarto."

"¿Lo seremos?"

"Creo que eso funcionará mejor para todas," Lina dijo alegremente, pero con la certeza de
que no había espacio para la discusión. "¿Por qué no te tomas unos minutos para que
instales tus cosas en mi habitación y luego nos podemos reunir en el autobús?"
Otra expresión interrogante pasó entre Caroline y Andi. Me molestó que Lina no confiara
en mí a pesar de que no le había dado ninguna razón para hacerlo. La frustración brotó en
mí, y mi temperamento se encendió mientras lanzaba algo de ropa y mi cepillo de dientes
en mi mochila. Podía sentir los ojos de mis amigas en mi espalda y sentí sus preguntas.
Mi orgullo hizo un terco intento de restablecerse, pero atacar a Lina no cambiaría lo que
había visto, así que en lugar de decir algo de lo que me arrepentiría, agarré mis cosas y me
fui.

XWPColección: Página y Facebook 95


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Hannah estaba saliendo de la habitación cuando entré. Me tomé unos minutos para
recuperarme antes de bajar las escaleras.

Fui la primera en el autobús con Jesús, y él me saludó con su gran sonrisa. "Hola."

"Hola. Todas las demás deberían bajar en un minuto.”

Él asintió, haciendo que su gran mopa de pelo rizado se moviera arriba y abajo.

"Lina nos va a llevar a todos a cenar," le dije, plenamente consciente de que él no lo


entendería. Aún así, no se sentía cómodo simplemente estar sentada en silencio con él.

"Entonces ella me cuidará toda la noche ya sea que quiera o no," agregué en un pequeño
puchero.

Su sonrisa se desvaneció pero continuó asintiendo, probablemente sintiendo que se


avecinaba otra sesión de desahogo.

"La cosa es que no me importa salir con ella. Lo pasamos muy bien hoy, y Dios sabe que
no voy a volver a Chueca esta noche." Verifiqué si el nombre del barrio gay había
registrado algo en él, pero su expresión permaneció atentamente en blanco.

"De todos modos, por qué debería importar que ella me vigile? Lo entiendo, realmente lo
hago. No puedo cuidarme, no soy quien fingí ser, y no estoy tratando de fingir más. Yo
misma me lo busqué, pero todavía se siente terrible, ¿sabes?”

Líneas de preocupación o confusión arrugaron su frente profundamente bronceada, pero


no habló, dejándome que llenara el silencio.

Suspiré. “Me gustó mucho hoy cuando estábamos andando juntas y bromeando. Me
encantaría más de eso, pero no sé si ella realmente quiere estar cerca de mí o si siente que
tiene que hacerlo. Quiero decir, no me ha hecho sentir como una molestia, pero qué pasa
si solo soy una obligación profesional para ella? Supongo que en realidad no tengo otra
opción." Me encogí de hombros. "Pero maldita sea, me hace sentir tan bien en un minuto,
luego como una completa idiota al siguiente. Quiero decir que temía que ella odiara si se
enteraba lo perdedora que era yo, pero ahora es mucho más complicado que eso. No
siento que me odie en absoluto. Parece que realmente le agrado más hoy. Hay una extraña
vibra entre nosotras que a veces se siente tan bien, y luego recuerdo por qué tuvimos
nuestro pequeño avance, es decir lo que hice y lo que vio, y demonios, no lo sé. Me siento
como una mierda otra vez."

Estaba dando vueltas en círculos como siempre lo hacía, pero ahora me sentía cerca de
algo, como si pudiera saltar la pista en la que estaba podría tener una oportunidad en algo
real, pero no sabía cómo hacerlo. En lugar de hacer algún tipo de cambio significativo, me

XWPColección: Página y Facebook 96


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

quedé desahogándome, una vez más a alguien que no podía entenderme. Por otra parte, al
menos él tampoco podría juzgarme. Había una cierta seguridad en eso.

Levanté la vista para ver a las demás salir del hotel. Me quedé sin tiempo y sin energía
para luchar más. "Supongo que algunas cosas están fuera de mis manos, Jesús."

Él me lanzó una mirada escéptica, luego negó con la cabeza. Me sentí mal por
desahogarme y dejarlo confundido, pero la confusión era todo lo que podía reunir en este
momento.

Nos sentamos todas alrededor de una mesa en el patio de La Taberna del Alabardero y
vimos pasar a la gente en la luz naranja del atardecer. El camarero trajo una canasta de
pan muy dorado. Hannah golpeó su bollo contra la mesa, y no se dobló ni abolló. Luego
hizo un exagerado intento de morderlo, que se parecía más a un ratón intentando roer una
piedra.

"Estoy bastante segura de que cuatro de cada cinco dentistas no recomendarían esto,"
Hannah dijo.

Todas nos reímos. A pesar de algunos momentos infantiles, ella había manejado todo el
viaje muy bien y todavía conservaba su sentido del humor.

"Prueba esto." Lina sostuvo un bollo en sus fuertes manos y lo partió en dos con un
sonido crujiente. Luego destapó un pequeño plato de aceite de oliva en el centro de la
mesa. El aceite olía fuerte y rico. Casi podía saborear la fragancia. Sumergió el pan y
luego se lo llevó a la boca, cerrando los ojos mientras el pan le tocaba la lengua y
saboreaba claramente cómo se sentía. Miré a mis amigas para ver si la simple
demostración las afectaba de la misma manera que a mí, pero ninguna de sus manos
temblaba, ninguna de sus músculos parecía estar tenso, y si el sonido de sus propios
latidos corría por sus oídos, no lo demostraron. En cambio todas agarraron el pan y el
aceite como si la comida las inspirara, mientras que la mujer no tenía ningún efecto.

De acuerdo, solo era yo, entonces. Supongo que no era irrazonable ya que yo era la única
lesbiana en el grupo, pero había visto comer a muchas mujeres y ninguna de ellas se veía
tan sexy. ¿Por qué me fijé en sus manos, su boca y la forma en que cerró los ojos?

Afortunadamente el camarero interrumpió trayéndonos nuestras bebidas. Era joven,


probablemente cercano a nuestra edad, con cabello oscuro y espeso, una sonrisa fácil y
una etiqueta con el nombre que decía ‘Esteban’. Las chicas prácticamente se desmayaban
cada vez que venía, y él parecía animado por la atención. Se presionaba un poco
demasiado cerca cuando servía su agua, y sus ojos vagaron un poco demasiado lejos
cuando respondió a preguntas sobre los especiales. Hablaba inglés con un fuerte acento a

XWPColección: Página y Facebook 97


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Andi, Caroline y Hannah, y todas se derritieron. Yo le envidiaba. Él era un poco cursi,


pero ese era su derecho. Como un joven apuesto, sabía con lo que podía salirse con la
suya. Sus coqueteos parecían sin esfuerzo, provenientes de algún instinto natural o de
muchas oportunidades para practicar. Lo observé con diversión mientras él representaba
su papel con mis amigas.

Cuando giró su delicadeza hacia Lina, mi reacción cambió. Sus cualidades lúdicas ya no
eran cómicas, ni juveniles. Cuando se inclinó para indicar un elemento en el menú, su
hombro rozó el de ella de manera casual pero intencional. Su voz bajó y su inglés
quebrado se convirtió en un español profundo y vibrante mientras discutían varias
opciones. Sus ojos nunca se apartaron de ella mientras tomaba su orden, y no hizo ningún
movimiento para escribir su pedido, como para mostrarle que había confiado cada una de
sus palabras en su memoria.

Mi envidia se convirtió en celos, y lo que parecía dulce con las demás tenía un sabor
amargo cuando se dirigía a Lina. Tensé la mandíbula y apreté los dientes, frustrada
porque él podía pasar fácilmente del simple coqueteo a la señal de una atracción genuina,
mientras yo luchaba en la categoría anterior. Mis propios encuentros con mujeres iban de
torpes a depredadores sin nada en medio, y aquí, en cuestión de segundos, este chico
demostró sin fallas todo lo que yo no podía. Su éxito reflejó mis fracasos, y lo odié por
recordarme lo que probablemente nunca sería.

"Estaba coqueteando contigo." Hannah se rió cuando Esteban se fue.

"No era bueno en eso," Lina dijo con ligereza, prestando más atención a su agua que a la
conversación.

"Parecía hacer un buen trabajo desde donde estoy sentada," le dije rotundamente.

Ella arqueó las cejas sobre el borde de su vaso. "¿Cómo es eso?"

“Su postura, su tono, su contacto visual, los usó perfectamente. Dio todas las señales
correctas que está interesado."

"Exactamente," Lina dijo. "Dio todas las señales y no prestó atención a las que le envié."

“¿Qué señales eran esas?” Pregunté.

"¿Tampoco me prestaste atención? Supongo que eso te enseñará a quién observar la


próxima vez."

Las otras chicas se echaron a reír. "Te atrapó con eso, Ren."

XWPColección: Página y Facebook 98


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Me sonrojé porque lo había estado observando a él y no a ella, y porque me había


confrontado delante de mis amigas. Aun así, incluso en el rubor de la vergüenza, no pude
encontrar ningún verdadero resentimiento cuando ella me habló tan juguetonamente. Su
optimismo disminuyó mi inquietud de una manera que era a la vez frustrante y entrañable.

“¿Qué nos pediste?” Andi preguntó.

"Pedí una muestra de algunos de los favoritos locales."

"Pensé que íbamos a tener tapas." Hannah hizo un puchero.

Lina se echó a reír. "Lo estamos. Las tapas no son un alimento específico. Son un método
para servir la comida. Tapas significa que obtienes pequeñas porciones de varias cosas.
Tienes menos de cada elemento de lo que obtendrías en una comida, pero puedes probar
una gran variedad de comida."

"¿Te gustan los aperitivos?"

"En cierto modo, pero las tapas no es sólo una comida inicial. Pueden ser informales o
sofisticados y se componen de carnes, frutas o quesos, más como comidas pequeñas que
como bocadillos."

El camarero llegó de nuevo con una gran bandeja de comida, que colocó en un soporte
plegable. Dijo el nombre de cada elemento cuando lo puso en nuestra mesa, pero esta vez
no le presté mucha atención y en su lugar vi a Lina interactuar con él. Más exactamente vi
cómo ella no interactuaba con él. Cuando Esteban se estiró sobre el brazo de ella para
ponerle un plato delante, ella se movió ligeramente fuera de su línea de contacto. Cuando
él le hizo una pregunta con voz atenta, ella le respondió con un breve y cortés "Bien," sin
dejar espacio para una nueva conversación. Finalmente, cuando él se demoró, con una
amplia sonrisa, esperando que ella le devolviera el contacto visual, ella sonrió, no a él
sino a mi.
“Te gusta?” Ella preguntó, con la cadencia juguetona en su voz haciéndome
cuestionarme si su pregunta se refería a sus selecciones de comida, o la forma sutil que
había desestimado la atención de nuestro camarero.

De cualquier manera, mi respuesta fue la misma, “Sí, me gusta mucho.”

Llenas de nuestras tapas, nos contoneamos más que caminamos hacia La Plaza Mayor.
Las otras pasaron más tiempo en la plaza durante los últimos días, por lo que vagaron por
algunas tiendas que se alineaban en el perímetro, hablando, bromeando y comprando
algunos últimos recuerdos, pero quería ver las vistas que me había perdido durante

XWPColección: Página y Facebook 99


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

nuestra primera visita. Había estado demasiado preocupada para admirar los hermosos
arcos de piedra y las paredes de ladrillo rojo. El sol se había puesto, pero el espacio estaba
bien iluminado por la suave bruma dorada de las farolas y el brillo que emanaba de los
balcones de hierro forjado. Una luz brillante se enfocó en una bandera española que
volaba en el centro de una pared bajo un gran blasón español grabado en la piedra.

"Ese es el blasón de Juan Carlos Primero," Lina dijo, siguiendo mi mirada. "Representa
a las regiones de España con los emblemas de las distintas provincias que gobernó."

“¿Cuál es el tuyo?” Pregunté.

"¿El mío?" Se paró cerca de mí, en la luz tenue, y disfruté de la ilusión de la soledad que
nos proporcionó la penumbra rodeándonos.

"¿Qué emblema representa tu región de origen?"

"Está representado en el centro del blasón. Habría caído en la región de Granada en ese
momento, pero ahora se considera Andalucía. Mi casa está en las afuera de la ciudad de
Málaga." Su voz sonaba melancólica.

"¿Me llevarás allí?"

"A Málaga? Sí, está en el recorrido. La mayoría de los grupos lo disfrutan porque pasan el
día en la playa.” Me dio un codazo con suavidad y caminamos lentamente por la plaza
para unirnos a las demás.

"¿Cómo pasarás el día?" No sabía lo que me había pasado. Habría evitado este tipo de
conversación unos días antes. Tal vez me había sentido más cómoda con ella, o tal vez mi
deseo de disfrutar nuestra cercanía superaba mis inseguridades.

"Visitaré a mi madre, tomaré una siesta en una hamaca, tal vez visitaré uno de mis cafés
favoritos por la noche y veré la puesta de sol detrás de las montañas." Solo pude ver la
silueta de su rostro, pero escuché una sonrisa en su voz.

“¿Me llevarás contigo?” Pregunté de nuevo.

Ella se detuvo y me encaró. "Dime honestamente, Ren, dónde preferirías estar esta noche,
aquí o en Chueca?"

La mención de Chueca conmocionó mi sistema y causó un escalofrío que me recorrió. No


había pensado en intentar llegar allí, no echaba de menos el lugar ni mi búsqueda de las
cosas que se asociaban con él.

XWPColección: Página y Facebook 100


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

¿Cómo era posible estar más cómoda en presencia de amigos heterosexuales que cuando
había estado con lesbianas las dos noches anteriores? La única lesbiana conmigo esta
noche tenía más atractivo que toda la multitud de mujeres en Truco. También había
aprendido más de ella. No estaba segura de lo que decía sobre mí o mi futuro, pero sí
sabía mi respuesta a esta pregunta en particular.

"Aquí."

No sabía cómo decirlo más claramente, y si ella me hubiera presionado, no podría


explicar mi razonamiento, pero no preguntó. En vez de eso, envolvió su brazo alrededor
de mi cintura y comenzamos a caminar nuevamente.

Me encantó sentirla a mi lado, el aroma cítrico de su perfume y el roce de la piel revestida


de algodón contra la mía. Todos mis sentidos se pusieron a sobre marcha, pero no del tipo
paralizante que había enturbiado mi juicio en el bar. Estas sensaciones me consumieron
de la forma en que uno podría desaparecer en el cálido vapor de una ducha o hundirse en
las lujosas mantas de una cama tamaño king. Si bien el sentimiento era extraño, también
tenía algo familiar, algo correcto, algo que no se podía verbalizar y que no era necesario.

Cuando nos unimos a las demás, ella movió su brazo y comenzó una conversación inocua
con Hannah sobre los aretes que había comprado para la Señora. Caroline y Andi
revisaron las imágenes en su cámara digital. En algún lugar a poca distancia, la tradicional
guitarra española de un músico callejero se mezclaba con débiles sonidos del tráfico de la
ciudad. Respiré profundamente, dejando de lado mi impulso de analizar demasiado
nuestra breve conexión o la tranquilidad de nuestro silencio. No sabía qué significaba el
momento para ella, ni qué significaba el cambio en mí, pero por el momento no tenía que
hacerlo. Incluso si no supiera a dónde me dirigía, por ahora estaba donde quería estar.

XWPColección: Página y Facebook 101


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Día Siete

Me desperté con el sonido de la ducha corriendo y los tonos apagados de Lina cantando.
Me apoyé sobre mi codo y escuché. No sabía la melodía, pero estaba bastante segura de
que estaba desentonada, lo que me hizo inexplicablemente feliz, como si de alguna
manera la pequeña imperfección la hiciera más perfecta.

Por un segundo, se me ocurrió que la dirección que acababan de tomar mis pensamientos
podría ser peligrosa.

Lina era dulce, maravillosa, comprensiva y hermosa, pero también tenía veinticuatro años
y era española, y no era en absoluto el tipo de mujer que se enamoraría de una turista
estadounidense de veinte años. Luego estaba el hecho de que no sabría qué hacer con una
mujer, incluso si una se enamorara de mí. No quería repetir todos mis fracasos cuando
empecé a hacer las paces con ellos. Todas esas cosas deberían haberme preocupado, y
probablemente lo habrían hecho si me hubiera dejado afligirme por ellos, pero en lugar de
eso, me dejé caer de espaldas y continué escuchándola.

Las palabras de su canción se convirtieron en un zumbido cuando la ducha se apagó, y me


pregunté qué estaría haciendo ahora. ¿Secándose el pelo largo y oscuro? ¿Eligiendo algo
para vestirse? ¿Poniéndose sus lentes de contacto? ¿Llevaba lentes de contacto? Sabía
muy poco sobre ella y ella sabía menos sobre mí. Por otra parte, había muchas cosas que
tampoco sabía sobre mí. ¿No debería centrarme en esas cosas, y no en si llevaba o no
lentes de contacto?

La puerta del baño se abrió, y ella salió con una camiseta de cuello redondo azul cielo,
shorts color caqui claros y sandalias, con el pelo en una coleta. Una sencilla cadena de
plata con una delicada cruz descansaba sobre la piel profundamente bronceada de su
cuello. Me vio mirándola y mostró una de sus brillantes sonrisas.

“Buenos días.”

"Hola," dije, mi garganta estaba seca por una mezcla de mi sueño prolongado y una gran
dosis de atracción.

"Comienzo temprano hoy," dijo, metiendo algunas cosas en su maleta.

Intenté recordar el itinerario de nuestro viaje. "¿Sevilla?"

"Sí, Sevilla espera." Dijo el nombre de la ciudad como say-vee-ya.

XWPColección: Página y Facebook 102


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"No quiero llegar tarde a eso." Balanceé las piernas fuera de la cama y me dirigí a la
ducha, pasando cerca de ella en el espacio estrecho entre el baño y el armario. Intenté
deslizarme cuando ella retrocedió para agarrar algo de una percha. Nuestros cuerpos
chocaron ligeramente, y ella tropezó. Instintivamente me estiré para estabilizarla, mis
manos se cerraron firmemente en sus caderas para equilibrarla. Fue un gesto
completamente inocente, pero cuando mis dedos se apretaron alrededor de las curvas de
su cintura, algo cambió. Algo agudo y fuerte se disparó a través de mí – un impulso, una
conexión, una profunda comprensión de hacia dónde nos dirigíamos. Ella jadeó ante mi
toque y se giró lentamente hacia mí.

Nuestros ojos se encontraron, cuerpos rozando el uno contra el otro mientras estábamos
paradas cara a cara durante unos segundos que se extendieron por horas. Noté la pesada
subida y bajada de su pecho, las pupilas expandidas de sus ojos oscuros, la forma en que
se mordió ligeramente el labio inferior. Sus dedos se movieron hacia mi costado, y supe
que a cierto nivel visceral le costó mucho restringirse para no tocarme. Ella estaba
luchando contra algo, pero qué? ¿Esto? ¿Nosotros?

El suave clic de una llave en la cerradura de la puerta retumbó a través del tenso silencio.
Ambas saltamos, sobresaltadas y culpables, no por haber hecho algo malo, sino por el
potencial que compartimos para ... qué habíamos estado a punto de hacer? El sentimiento
de lo inevitable desapareció como un sueño que se desvanece de la memoria cuando abres
los ojos.

"Oye, a qué hora estamos — " Hannah estaba en la puerta, Caroline y Andi en el pasillo
detrás de ella. Nos miraron, un unificado girar de cabezas de mí a Lina, y luego la una a la
otra.

Andi finalmente habló. "Queríamos saber si teníamos tiempo para desayunar."

"Si lo hacen rápido," Lina dijo. "Jesús llegará a las siete y media."

"Volveremos antes de eso," Caroline dijo, jalando del brazo de Hannah.

"¿Por qué no voy con ustedes?" Lina rápidamente cerró la maleta y volvió a su tono de
guía profesional.

“¿Estás segura?” Andi preguntó. "Estamos bien. Hay una panadería al final de la cuadra."

"Me gustaría tomar un poco de aire fresco antes del largo viaje en autobús." Lina se
volvió hacia mí por primera vez desde que nos interrumpieron. "Nos encontraras en el
vestíbulo?"

Asentí. "Necesito una ducha rápida."

XWPColección: Página y Facebook 103


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Ella se fue, y Hannah y Andi la siguieron rápidamente. Caroline vaciló brevemente.


"¿Estás bien?"

"Sí". ¿Qué más podría decir? Nada estaba mal, excepto que algo finalmente se sentía
completamente bien, lo que complicaba las cosas más de lo que podía comprender.

Ella parecía escéptica pero no presionó. "Está bien, idiota. Sólo sé cuidadosa."

Me di una ducha y me vestí con un bucle constante de imágenes que se repetían en mi


mente. Estaba casi segura de que habíamos estado a punto de besarnos, y eso era lo que
quería. La misma energía irradiaba de ella, pero se contuvo, y de alguna manera su
indecisión también me congeló. Aprendí a confiar en sus instintos más que en los míos.
Aun así, si no hubiéramos sido interrumpidas, su resistencia se habría debilitado o
fortalecido?

No había manera de saberlo ahora, y repetir el evento no cambiaría nada, pero


probablemente me pasaría el resto de la mañana haciendo eso.

Jesús era su persona normal y alegre, incluso antes de las ocho de la mañana. Se detuvo
con las Dixie Chicks tocando ‘Sin Wagon’ y saltó con una sonrisa amplia para ayudarnos
a cargar nuestras maletas en el autobús.

"Hace calor," él le dijo a Lina.

"Sí, siempre hace calor en Sevilla."

El intercambio se realizó rápida y completamente en español, pero no me perdí ni una


palabra. Jesús comentó sobre el calor. Ella estuvo de acuerdo, diciendo que siempre hace
calor en Sevilla. No fue una conversación importante, pero la entendí sin esfuerzo. Tal
vez había aprendido algo de español, o al menos me había acostumbrado a escucharlo a
mi alrededor.

Nos acomodamos en un viaje en autobús de casi cinco horas. Caroline y Hannah se


quedaron dormidas, y Andi se puso los auriculares, sin duda, tratando de ahogar a las
Dixie Chicks para que pudiera escribir en su diario. Lina se sentó unos cuantos asientos
delante de mí y observé su reflejo en el cristal mientras miraba por la ventana. La ciudad
se desvaneció detrás de nosotros, pasando de los suburbios a llanuras abiertas, ondulantes,
pero su expresión nunca cambió de su introspección constante. ¿Estaba pensando en mí?
¿Se arrepintió de lo que casi habíamos hecho, fuera lo que fuera? ¿Deseaba que las otras
no hubieran interrumpido? ¿Se preguntaba qué podría haber pasado o lo sabía?

XWPColección: Página y Facebook 104


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Deseaba poder leer su mente. Deseaba poder ordenar mis propios pensamientos, pero
como ninguna de esas cosas sucedería en el futuro cercano, tenía que considerar opciones
más realistas. ¿Podría ir hacia ella? ¿Podríamos hablar de lo que había sucedido o no?
¿Podríamos hablar de otra cosa? ¿Quería que la dejaran sola? No lo haría. Quería
acercarme a ella, pero y si me desestimaba de la misma manera que le hizo al mesero
anoche?

El valor no había sido mi punto fuerte durante este viaje, e incluso cuando había logrado
encontrar algo, había estado mezclado con sangría y estupidez. Pero esta era Lina, no una
extraña, o alguna figura oscura y depredadora. En un nivel más profundo que mi miedo al
fracaso, podría confiar en ella incluso si no pudiera confiar en mí misma. Mis instintos
sobre ella eran claros y correctos cada vez. Tal vez necesitaba tener fe en mí misma,
aunque solo fuera por ella.

Me tragué mis inseguridades y di los tres pasos necesarios para encontrarme con ella. Dio
una sonrisa lenta pero genuina y asintió con la cabeza hacia el espacio abierto a su lado.
No dijo una palabra, no hizo un gran gesto, pero su reacción fue resuelta y agradable.

Era cómodo sentarse junto a ella. Incluso si no estuviéramos resolviendo ningún


problema, tampoco estaba pensando en ellos. Estar cerca de ella me calmó, y cuando
finalmente hablamos, no había nada de la tensión que había temido, solo la conversación
fácil y natural que había llegado a esperar entre nosotras.

"Me gustaría que pudiéramos abrir estas ventanas," dijo. "Esta es la parte del camino
donde empiezas a oler los olivares."

"¿A qué huelen?"

"En un día caluroso y ventoso, el aroma es espeso y rico como si estuvieras probando
aceite de oliva tibio rociado sobre pan recién horneado." Cerró los ojos e inhaló
profundamente como si pudiera olerlo solo de memoria. Cerré los ojos, queriendo estar
envuelta en su memoria también. En cambio, la recordé en la mesa la noche anterior, con
los ojos cerrados, los labios ligeramente separados y la barbilla inclinada ligeramente
hacia arriba. ¿Era esto en lo que ella había estado pensando? ¿Estaba formando ese tipo
de recuerdos aquí también?

"Los olerás pronto," dijo. "Cuando nos adentramos en el sur, los bosques nos rodearán y
el olor se filtrará por las rejillas de ventilación."

"No tenemos nada de eso donde crecí. Cultivamos maíz y frijoles, que no tienen mucho
olor en los campos," admití, un poco avergonzada por mi crianza pedestre.

XWPColección: Página y Facebook 105


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

“Crecí oliendo el mar. El denso aire salado se derrama en las colinas en las noches de
verano y me rodea como una manta. Siempre me encanta dormir con las ventanas
abiertas, incluso después de que mi madre dice que hace demasiado frío."

"Sé a lo que te refieres," dije, sintiendo que nuestra conexión se profundizaba. “Me
encanta el olor de una tormenta eléctrica que se avecina en los momentos previos a la
lluvia. Donde vivo, puedes olerlo a lo largo de kilómetros a través de una pradera abierta,
fresca y despejada, que se mezcla con el olor de la tierra y el agua. Me encantaba
sentarme en nuestro porche delantero e inhalarlo."

Ella cubrió mi mano con la suya y apretó suavemente. “Solía conducir esta carretera de
camino a la universidad cuando iba a la escuela en Madrid. La ciudad olía a mal ventilada
y penetrante, y dejaría las ventanas cerradas hasta que llegara aquí. Cuando llegué al
punto en que podía oler las aceitunas, finalmente sentí que me dirigía a casa. Luego,
cuando olía el mar, supe que había llegado."

"¿No te gustó Madrid?" Pregunté, sorprendida. Aún no la había escuchado insinuar algo
menos que maravilloso sobre España.

"Disfruté partes de Madrid en ese momento, pero me encanta más ahora que puedo verla
de la forma en que quiero y compartirla con otros. En la universidad, trabajé demasiado
duro."

"¿Es así como te graduaste antes?"

"Sí." Ella frunció el ceño ligeramente. “Sabía lo que quería ser y me apresuré a
convertirme en esa persona. No me detuve a disfrutar el viaje."

Mi estómago se apretó con una familiaridad repugnante. "¿Qué quieres decir?"

“Cuando mis amigos se iban a bailar, yo estudiaba. Ellos salían, y yo me quedé. No me


distraje. Trabajé para una empresa de turismo para ganar experiencia en lugar de unirme a
clubes. Me tomé a mi misma demasiado en serio y me perdí muchas experiencias y
muchas amistades."

"¿Valió la pena?"

"A veces." Ella se encogió de hombros. "Esta vida puede ser solitaria, pero amo el trabajo
y he conocido a muchas personas maravillosas. He aprendido a absorber cada minuto y
cada detalle."

"¿Eres la mujer que quieres ser ahora?"

Ella se rió. "No, todavía tengo metas, pero ya no tengo prisa."

XWPColección: Página y Facebook 106


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Debe ser agradable," murmuré.

"Lo es." Golpeó su hombro con el mío juguetonamente. "Deberías probarlo."

Sonreí a pesar del hecho de que su consejo era más fácil de decir que de hacer. No perdía
nada con intentarlo. Miré por la ventana, intentando desacelerar mi mente y observar la
escena a mi alrededor. Fila tras fila de olivos situados cortos y oscuros contra los campos
suavemente en desnivel. Tomé una respiración profunda, completa, centrada. El olor de
las aceitunas, frescas, intensas y cálidas, inundó mi nariz y la boca. No podía creer que no
las había olido antes. Los ojos de Lina se encontraron con los míos, y nuestras sonrisas se
reflejaron mutuamente, amplias y exuberantes con nuestro entendimiento compartido.

Llegamos a Sevilla a la una en punto, y el calor opresivo nos golpeó tan pronto como
Jesús abrió las puertas del autobús. En el momento en que habíamos descargado nuestras
maletas, nos estábamos marchitando. El hotel consistía en un conjunto extenso de
edificios bajos y tuvimos que caminar afuera nuevamente para llegar a nuestras
habitaciones. Cuando pasamos por la piscina, no fui la única que lanzó una mirada
anhelante al agua azul clara o a las cabañas con techo de paja que la rodeaban. Nos
detuvimos fuera de nuestras habitaciones mientras Lina repasaba el itinerario del día.

"Iremos a la Plaza de España, luego daremos un paseo por una parte pintoresca de la
ciudad."

"Um," Caroline interrumpió nerviosamente. "¿Están esas cosas afuera?"

"Sí," Lina admitió, como si incluso ella encontrara la perspectiva desalentadora.

"Quiero quedarme aquí," Hannah se quejó.

"No queremos dejar pasar la oportunidad," Andi dijo con más diplomacia, "pero tiene que
estar a cien grados. ¿Caminar bajo el sol durante horas es una buena idea?”

"¿Crees que tumbarse junto a la piscina sería una mejor manera de experimentar la cultura
de Sevilla que ver sus famosos monumentos?" Lina preguntó con su mejor voz de
maestra, pero las comisuras de los labios se torcieron hacia arriba.

"Sí," las chicas dijeron al unísono.

Ella se rió. "Bueno, soy una guía turística y recorreré los lugares de interés, pero si no
desean ser turistas, no les impediré de jugar a tomar el sol hoy."

XWPColección: Página y Facebook 107


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Gracias," Hannah y Caroline dijeron, y Andi agregó una "gracias", que recibió un gesto
de aprobación de Lina antes de dirigirse a su habitación.

La seguí y tiré mi maleta en la cama junto a la de ella antes de sacar mi cámara y una
gorra. Levanté la vista para verla mirándome.

"¿No vas a nadar?" Preguntó.

Me encogí de hombros. "Iré contigo."

"Ren, te has comportado bien. Confío en ti."

La ligereza se extendió a través de mí en su voto de confianza. "Gracias. Eso significa


mucho, pero aún así preferiría ver Sevilla contigo que ver la piscina con mis amigas."

Ahora fue su turno de pararse un poco más derecha. "Está bien, entonces te daré un
recorrido especialmente personal." Me quedé sin aliento y luché por eliminar el doble
sentido de mi mente. Estoy segura de que no había tenido la intención de sonar íntima.
Tal vez fue una de esas cosas del lenguaje que no se tradujeron exactamente, pero de
todos modos me gustó como sonaba.

Viajamos en el metro desde cerca del hotel hasta La Plaza España, y me dio información
general todo el camino. La plaza era uno de los muchos puntos de referencia construidos
para la Expo Hispanoamericana en 1929 y mostraba las raíces árabes de la ciudad. La
plaza fue diseñada para ser una muestra impresionante de la gloria de España, y al estar
parada en la entrada tuve que decir que los arquitectos lo lograron.

La plaza formaba un enorme semicírculo alrededor de un patio de adoquines. Más allá de


una gran fuente, un foso fluía bajo una serie de puentes paralelos al arco de un largo
edificio palaciego que se alzaba en capas de terrazas de ladrillos de color arena y
mosaicos de azulejos de colores brillantes. La escena me recordó a un antiguo castillo del
desierto, con arcos, chapiteles y obras de arte ornamentadas incrustadas en las paredes.

Lina se quedó en silencio mientras yo intentaba absorber la vista y documentar su


inmensidad a través de la lente de mi cámara. Ninguna foto podía captar la magnitud de lo
que vi, pero lo intenté de todos modos.

"Es impresionante," dije finalmente.

"Espera hasta que veas los detalles." Ella sonrió y se dirigió a uno de los puentes cerca del
final de la plaza. La seguí, felizmente arrastrándome a la sombra de la majestuosidad y la
estela de la belleza.

XWPColección: Página y Facebook 108


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Al otro lado del puente, vi que los mosaicos debajo de cada arco formaban una serie de
bancos en forma de ‘U’.

Todas las alcobas y bancos estaban decorados con azulejos de cerámica formando
imágenes únicas. Mientras exploraba el perímetro que inspeccionaba la obra de arte, noté
que cada una tenía un encabezado con un nombre escrito en azulejos.

Barcelona, Cádiz, Córdoba, todos los lugares de España. Lina seguía de cerca mientras
caminaba, viendo las representaciones de los lugares que habíamos pasado y de los que
solo había oído hablar, Ciudad Real, Granada. Las imágenes ofrecían un recorrido
completo por España en orden alfabético. A medida que me acercaba a la mitad encontré
Madrid, y al lado Málaga.

“¿Este es tu hogar?” Pregunté.

Ella asintió, su sonrisa se volvió tímida. "Te acordaste."

"Por supuesto," le dije. "Por supuesto que me acuerdo de algo tan importante."

"¿Por qué es importante para ti?"

"Porque es importante para ti."

Su rubor fue inmediato y el mío me siguió rápidamente cuando me di cuenta de lo mucho


que había develado con la franqueza de mi respuesta. ¿Qué podría decir ahora? ¿Debía
intentar minimizar el comentario?

Incluso si me dejaba expuesta, la afirmación era cierta. Me preocupaba por las cosas que a
ella le importaban, y me preocupaba por ella. Quería saber más sobre ella, estar cerca de
ella, saborear cada minuto juntas, incluso si estos minutos eran todo lo que alguna vez
tenemos.

Nivelando mi cámara hacia ella. Tomé la foto antes de que tuviera tiempo de reaccionar y
la atrapé con un aspecto natural, gratamente sorprendida, el leve color de rubor todavía se
veía en sus mejillas. Detrás de ella, los detalles de un mosaico se alzaron en la
majestuosidad de la Plaza de España, un telón de fondo acorde con su belleza.

"¿Por qué fue eso?" Preguntó.

“Para mí,” le contesté, la honestidad viniendo un poco más fácil esta vez.

Ella alargó la mano y tomó la cámara, luego nos hizo señas para cambiar de lugar. Ella
tomó una foto con rapidez antes de que pudiera hacer una pose. “Eso no puede ser
bueno.” Me reí. “No estaba lista.”

XWPColección: Página y Facebook 109


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

“Es perfecto, ” dijo, sonriendo hacia la pantalla digital, luego la sostuvo para que la
viera. Me había pillado mirándola, la diversión y la ligereza en mis ojos, mi sonrisa
claramente dirigida a la persona que sostiene la cámara. “¿Vas a enviarme esto cuando
llegues a casa?”

“Claro,” le dije todavía estudiando mi expresión en la imagen. Había algo allí que nunca
antes había visto en mí, algo fácil y libre, pero también significativo.

"Ren." Tocó mi mano. "Prométemelo."

Me encontré con sus ojos, de color marrón oscuro y arremolinándose con una emoción
que no podía leer, o tal vez simplemente no estaba lista para ponerlo en palabras. Traté de
transmitir mi comprensión tan seria y claramente como pude. "Lo prometo."

"Gracias." Su expresión se suavizó, y pasó su brazo alrededor de mi cintura, de esa


manera cómoda y fácil que siempre me sorprendió. Esta vez, sin embargo, en lugar de
inmovilizarme o aguantar la respiración, puse mi brazo alrededor de su hombro.
Caminamos juntas por el resto de la plaza, la magnificencia del escenario completando el
estado de ánimo del momento.

Caminamos lado a lado por el parque que rodea La Plaza España con Lina señalando
lugares importantes en el camino. Ya no en el recorrido planeado, caminamos por calles
estrechas, plazas antiguas y centenarios jardines, como oasis en el calor del desierto. En el
barrio de Santa Cruz, me mostró una iglesia que originalmente había sido una sinagoga.

“Este solía ser el barrio judío antes de la Reconquista. El barrio fue fundado quinientos
años antes de Cristo."

"No puedo creer lo antiguo que es todo," le dije. "Mi casa tiene cien años, y mis padres
están orgullosos de no haber comprado algo nuevo."

“Tu país te sienta bien. Todavía está encontrando su identidad en el mundo. Mi país se
instaló en su lugar hace cientos de años."

"Pero tu país dio forma a la identidad de mi país. Cristóbal Colón, tu Cristóbal Colón,
navegó desde España.”

"Sí," ella reconoció. "España tuvo una mano en la formación de tu nación, pero no fue un
factor definitorio. Cristóbal simplemente dejó que la gente vea el potencial de
crecimiento. Otros se dieron cuenta de ese potencial. Mi participación fue simplemente un
punto de partida para el desarrollo futuro."

XWPColección: Página y Facebook 110


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Su desliz de usar ‘mi’ en lugar de ‘España’ confirmó que habíamos pasado de la historia
mundial al tema de crear historias personales. “¿Quién decide qué factores nos definen?
¿No tengo nada que decir?"

"Ren ..." Su voz se apagó mientras titubeaba entre lo personal y lo profesional.

Esperé como lo había hecho esa misma mañana para ver cuál ganaría. ¿Diría lo que quería
decir, o se reafirmaría su moderación? ¿No había algo que pudiera hacer para inclinar su
escala interna a mi favor en lugar de contener la respiración con anticipación?

"Ahí." Su fachada profesional volvió a su lugar cuando me quitó el brazo de la cintura


para señalar una estatua que tenía delante. "Ese es Don Juan Tenorio."

Suspiré pesadamente. Perdí mi oportunidad, nuestra conexión se cortó, y el tono íntimo de


Lina y el toque fácil se perdieron debido a la amabilidad profesional de la guía, y no sabía
cómo cubrir la distancia entre nosotras ahora.

No me interesaba volver al rol de turista, pero no veía otra opción. “¿Don Juan?”
Pregunté a regañadientes.

"Un legendario seductor de mujeres."

"Encantador." Miré su cara de mármol negro. Qué recordatorio perfecto. Erigieron


estatuas para recordar a hombres como él, hombres de acción y carisma. Pero, qué
esperanza había para mí, una persona que luchaba por hablar incluso de lo que quería, y
mucho menos aprovecharla?

"Él no es lo que piensas," dijo en voz baja.

"¿Cómo sabes lo que pienso?"

"Veo cómo lo miras. De la misma manera en que miraste el mapa del metro a Chueca,
como un camino al cielo.”

"Es un monumento a un gran amante. ¿Cómo se supone que debo ver eso y no ver mis
propios defectos?”

"No dije que era un gran amante," ella corrigió. "Se acostó con muchas mujeres, pero solo
entregó su corazón a una, y por eso pagó un alto precio."

"¿Qué pasó?"

XWPColección: Página y Facebook 111


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Ella sonrió tristemente. "Depende de a quien le preguntes. Algunos dicen que fue
arrastrado a las fosas del infierno para pagar por sus pecados. Otros dicen que la única
mujer, su verdadero amor, negoció su propia alma para salvarlos a ambos.”

"Aun así, tenía que ser bastante impresionante para que alguien negociara su alma contra
la suya."

“Pero se acostó con cientos de mujeres, y ninguna de las otras estaba dispuesta a
entregarse por él. Él era un embustero para ellas. No se convirtió en un amante hasta que
se enamoró."

Ella me miró con sus ojos escrutadores, pero esta vez sentí una urgencia que no había
tenido antes. Silenciosamente me rogó que entendiera algo. Mi pulso latía con fuerza en
mis oídos y mis inseguridades amenazaban con asfixiarme. Iba a fallarle. ¿Cómo no iba a
hacerlo? Todavía no había hecho nada bien cuando se trataba de mujeres que no me
importaban, y tenía menos en juego en esas situaciones. Mis dudas comenzaron a
abrumarme. Hubiera sido fácil rendirse, pero esta vez ella quería que fuera fuerte. Respiré
hondo, exhalé lentamente. Silencié los ‘y si’ y me concentré en la mujer que estaba frente
a mí.

"Me gustaría invitarte a cenar." Las palabras salieron dolorosamente simples pero
sinceras. La oración no contenía respuestas, ni grandes discursos ni sentimientos floridos,
solo una declaración genuina de mis propios deseos.

“Me gustaría mucho.” Su alegría regresó junto con su radiante sonrisa, y un nuevo
conjunto de emociones se apoderó de mí: alivio, orgullo, y el más abrumador, felicidad.

Caminamos más lejos en el barrio de Santa Cruz. Las casas blancas con las molduras
pintadas brillantemente estaban situadas tan cerca que dejaron poco más que callejones
entre ellas. La gente se sentaba en balcones y en patios bordeados de hierro forjado;
muchos de ellos nos saludaron con la cabeza al pasar. Estaba orgullosa de tener a una
mujer tan increíble en mi brazo para mi primera cita. Me las arreglé para invitar a una
chica y ella me dijo milagrosamente que sí. Sin saber si estar extasiada o aterrorizada,
decidí simplemente saborear el momento.

Nos abrimos paso por calles estrechas y empedradas hasta que pasamos por una pequeña
y pintoresca plaza bordeada con naranjos. Al otro lado de nosotros, un pequeño
restaurante abierto a un patio soleado.

"¿Qué piensas?" Le pregunté, asintiendo con la cabeza en una mesa vacía.

XWPColección: Página y Facebook 112


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"La comida huele increíble," dijo, "pero nunca he comido aquí antes."

"Bien, haremos un nuevo recuerdo en una ciudad vieja." Jalé una silla para ella.

Lina, complacida con el comentario o el gesto, me dio una dulce sonrisa. Vino un
camarero, educado pero no demasiado interesado en nosotras. Él siguió mirando el
partido de fútbol en la televisión en el bar. Nos trajo agua y una jarra pequeña de sangría,
aunque no la habíamos pedido.

"Debería mantenerme alejada de esas cosas," dije. "Mi primera experiencia con eso
probablemente será la última."

"No," Lina dijo con suavidad, "la sangría no es lo mismo aquí. Se sirve para refrescarse,
no para intoxicarse. Esto es para tomar en sorbitos."

Nos sirvió medio vaso a cada una, luego observó mientras lo llevaba a mis labios. Esta
receta no era tan espesa ni tan fuerte como la que había probado anteriormente en Madrid.
Mi vaso contenía más trozos grandes de verdadera fruta y hielo que vino, pero todavía
tomaba sorbos tentativos, sin querer que nada disminuyera mis sentidos en este momento.
Ella estaba hermosa sentada frente a mí con manchas doradas de luz solar que se filtraban
a través de los naranjos detrás de ella. Quería grabar la imagen en mi memoria para poder
aferrarme a ella para siempre.

El camarero se acercó y preguntó por nuestra orden, pero había estado demasiado
ocupada mirando a Lina para mirar el menú. "Necesitamos unos minutos más."

El camarero me miró fijamente. Estaba un poco sorprendido. Todos con los que realmente
traté de comunicarme hablaban suficiente inglés para sobrevivir. Fue increíble haber
pasado siete días en España antes de tener que hablar español, pero deseaba que este
momento no hubiera llegado cuando las cosas iban tan bien. Mi miedo a la vergüenza se
desvaneció cuando murmuré, "Un momento, por favor."

Cuando él se fue, rápidamente recogí el menú, esperando ocultar mi incomodidad, pero


Lina estaba demasiado atenta. Alcanzó a través de la mesa, cubriendo mi mano con la
suya. "¿Por qué no te gusta hablar español?"

"Simplemente no soy buena en eso."

"Cuando estás relajada, tu español fluye excelentemente. Te tropiezas solo cuando estás
cohibida," dijo enfáticamente. "No deberías ser tan dura contigo misma. Crees que hablé
Inglés perfectamente desde el principio? Incluso ahora sigo aprendiendo nuevas palabras
como ‘hippie’ y ‘apodo’."

"No quiero arruinarlo."

XWPColección: Página y Facebook 113


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"No puedes dejar que el no saber te impida aprender." Me apretó un poco la mano.
"¿Sabes cómo decir ‘camarero’?"

“¿Camanero?” Dije, más como una pregunta que como una declaración.

"Casi, es camarero."

"Camarero." Sonaba diferente a lo que ella había dicho viniendo de mí, plano, casi
entrecortado, en comparación con la forma suave en que salía de su boca.

"Cah-mah-ray-ro. Deja que las Rs se deslicen por tu lengua."

"No puedo," admití, sintiéndome muy del medio oeste frente a su acento bellamente rico.

"Sí puedes. Es un sonido importante. Sin eso, no podríamos decir palabras tan hermosas
como ‘Ren’.” Ella sonrió y me pregunté si podría ver mi rubor. "Inténtalo. Di ‘Me llamo
Ren’."

"Me llamo Ren," repetí, tratando de rodar mi R.

"Mejor. Inténtalo de nuevo. Dilo como ‘Ren’." Ella sacó el sonido, más como un
ronroneo que una letra. Era la cosa más sexy que jamás había escuchado.

Tomé un trago para calmar la sequedad en mi garganta, luego reuní todo el control que
había dejado e intenté una vez más. "Me llamo Ren."

No sonaba como su pronunciación, pero debe haber sido pasable porque me sonrió con
una mezcla de orgullo y algo un poco más íntimo. "Qué bonito nombre."

"Gracias." Nunca pensé que mi nombre fuera hermoso, pero nunca antes lo había
escuchado pronunciar así.

"De nada. Ahora llama al camarero.”

"¿Qué debo pedir?"

"¿Confías en mí?"

"Lo hago." Confiaba en ella más de lo que quería. Pude haber intentado parecer tranquila,
pero eso nunca funcionó en el pasado. Ella vio más allá de todas mis defensas –
seguramente sabía que no le negaría nada.

"Bien." Su sonrisa se volvió juguetona. "Llama al camarero. Yo pediré."

XWPColección: Página y Facebook 114


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Pensé brevemente en mis primeros desastres con la comida española antes de encontrarme
con su sonrisa pícara y gritar, "Camarero."

La comida llegó en oleadas. Primero vino un plato de panes y quesos españoles. Nada
parecía ni olía espantoso, y mi alivio debe haber sido palpable porque sonrió y preguntó,
"¿Esperabas algo más extraño?"

"Esperaba algo más español."

"Esto es muy español." Me entregó un trozo de pan cubierto con una espesa extensión de
queso cremoso. "Este queso se hace cerca de aquí. Se llama murcia al vino."

El queso era ligero y cremoso, suave, sin nada áspero u ofensivo. Asentí mi aprobación.

"Es un queso de cabra," agregó casi como una ocurrencia tardía.

Dejé de masticar y arrugué la nariz.

Ella puso los ojos en blanco. "No hagas eso. Te gustó cuando pensabas que venía de una
vaca. ¿Por qué cambiar de opinión?”

"No lo sé. No es a lo que estoy acostumbrada, así que no es lo que esperaba."

"¿Pero por qué no aceptar algo nuevo?"

"Supongo que debería," admití.

El camarero llegó con un plato de lo que parecían aros de cebolla frita, solo que no todos
eran aros.

Algunos de ellos tenían una forma extraña, pero qué tan malo podría ser algo realmente
frito? Probé un bocado mientras ella observaba de cerca. Las comisuras de su boca se
curvaron ligeramente hacia arriba.

La comida ciertamente no era cebolla ni ningún vegetal. Sabía un poco a pescado, pero
masticable en lugar de escamoso. No fue inmediatamente agradable como el queso, pero
tampoco insatisfactorio.

"¿Te gusta?" Preguntó.

"Creo que sí," le dije, probando un bocado sumergido en un poco de mantequilla de ajo.
El sabor aumentó en mí.

"Es un gusto adquirido," dijo. "Se llaman calamares."

XWPColección: Página y Facebook 115


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"¿Qué significa?"

Su expresión se volvió traviesa. "Calamar."

Tosí y escupí antes de que pudiera detenerme, pero me recuperé rápidamente. "Está bien,
puedo manejarlo." Tomé otro bocado. No es tan malo cuando pasaste la imagen de un
pulpo pequeño y viscoso. "Veo tus calamares, y los acepto."

"Bien." Aplaudió levemente, haciéndome sentir tan bien que hubiera comido cualquier
cosa por ella.

"Cuando me visites, encontraré algo verdaderamente loco para que comas, como los
labios de pollo o la lengua de cerdo."

"Me gustaría eso," ella dijo, su voz volviéndose seria. "No he estado en Estados Unidos
desde que murió mi padre. Me gustaría volver a Chicago."

Mi corazón podría haber explotado fuera de mi pecho. "¿De verdad? Voy a la escuela a
dos horas de Chicago, en la Universidad Estatal de Illinois. ¿Crees que realmente podrías
visitarme?”

Ella trató de minimizar su emoción, pero me di cuenta de que le gustó la idea. "No sé qué
me depara el futuro, pero tendré que visitar Estados Unidos si quiero establecer una
conexión entre España y Los Estados Unidos para grupos turísticos."

Esperaba ser un factor decisivo, pero no me importaba si el negocio la motivaba, siempre


y cuando la viera. Antes de que pudiera decirlo, el camarero llegó con una sartén de hierro
fundido. Levantó la tapa y una ráfaga de vapor entró en el calor ya húmedo de la noche.
Cuando la nube se despejó, vi pollo en un lecho de arroz amarillo con pimientos rojos y
guisantes. "Dios, que bien huele."

"Sí, arroz con pollo."

“¿Pollo y arroz?” Bromeé. "¿No hay tripas de gato o partes de ranas?"

Ella se rió. "No, es la cocina española simple pero perfecta."

Le di un mordisco y no me sorprendió de ninguna manera. El plato sabía tan delicioso


como olía.

Sabores claros mezclados con condimentos exóticos pero no abrumadores. "Guau, es


genial."

XWPColección: Página y Facebook 116


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Me alegra que te guste," dijo feliz. Comimos en silencio durante unos minutos,
saboreando la comida y nuestro entorno antes de reanudar la conversación.

“En el autobús, dijiste que todavía tenías metas. ¿Cuáles son?” Pregunté.

“El gran plan es ser dueño de una compañía de tours algún día. Nada demasiado grande o
de gran alcance, sino uno que realice recorridos para estadounidenses a través de España.
Quiero diseñar yo misma los recorridos y coordinarlos con guías que se especialicen en
diferentes áreas como arte, comida o música."

"¿Qué te detiene? Serías genial."

"Tengo mucho más que aprender," dijo con modestia.

"¿Cómo qué? Lo sabes todo sobre España y claramente lo amas."

“Gracias, pero necesito una experiencia más sólida en la gestión de un negocio turístico.
Necesito conexiones en Estados Unidos y credibilidad para atraer inversionistas,” explicó.
"En la universidad estudié la historia y la cultura de España para convertirme en una
buena guía. Ahora debo aprender otros aspectos del negocio.”

"¿Volverás a la escuela?"

"Eventualmente. Quiero encontrar un diplomado de turismo o viajes que se centre en


dirigir un negocio."

"¿Los tienen en Madrid?" Pregunté, fascinada por el tipo de titulación que existía. Solo
había considerado cosas como matemáticas, ciencias o historia, las cosas que estudiaste
en la escuela secundaria. La historia del arte y el turismo no eran opciones de las que
había escuchado hablar. No es de extrañar que no supiera lo que quería estudiar, ni
siquiera sabía cuáles eran mis opciones.

"Hay algunos diplomados en España, pero son más populares en Estados Unidos."

"¿Por qué no te mudas allí?" Le pregunté, mi entusiasmo apoderándose de mi. “Tu padre
era norteamericano. Debería ser fácil para ti obtener aprobado el papeleo."

"No se trata de papeleo, Ren," dijo en voz baja.

"¿Entonces que?"

"Tú mismo lo dijiste. Amo este país. No me sería fácil irme durante varios años."

"Incluso si tuvieras una buena razón?"

XWPColección: Página y Facebook 117


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Tomó mi mano otra vez, desde el otro lado de la mesa, esta vez entrelazando nuestros
dedos. "No estoy diciendo que no pueda hacerlo nunca, o que no quiero hacerlo, pero no
me precipito. Incluso con la motivación correcta, este tipo de compromisos llevan tiempo,
y ahora no es el momento.“

“Lo entiendo,” dije, aunque me dolía el corazón.

“¿Lo haces, nena?”

Sonreí ante la palabra cariñosa. "Lo hago. No sé lo que quiero hacer con mi futuro en
absoluto. No puedo culparte por no querer tomar una decisión demasiado rápido.“

“Tienes tiempo.” Ella me apretó la mano. "Ambas lo tenemos."

“Tiempo,” dije, tratando de convencerme más que a ella. “Tenemos tiempo.”

“Tiempo!” Ella exclamó. “Qué hora es?”

Miré el reloj. “Pasadas de las siete en punto.”

“Dios mío, hemos estado desaparecido durante casi seis horas. Tenemos que reunirnos
con Jesús a las ocho.“

“Camarero,” Llamé rápidamente, “La Cuenta, por favor.”

“Ves lo que quiero decir?” Ella se rió. “Perfecto.”

Había hablado en español sin temor de titubear. “Lo fue, ¿verdad?”

“Sí,” dijo, tratando de alcanzar la cuenta, pero la agarré rápidamente.

“Yo te invite a salir.” Recé que no peleara conmigo. Quería tener la experiencia de invitar
a cenar a una mujer increíble.

“Gracias,” dijo amablemente, dejándome sentirme como si hubiera hecho bien esta
primera cita.

Nos bajamos del metro y nos dirigimos rápidamente hacia el hotel. "¿Qué hora es ahora?"
Lina preguntó.

XWPColección: Página y Facebook 118


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Siete y media."

"Oh no," gimió. "Nunca nos bañaremos y cambiaremos a tiempo."

"Lo siento por haberte entretenido tan tarde."

Se detuvo y tomó mis manos, girándome para enfrentarla. "No lo sientas. No cambiaría
esta tarde por nada. La tardanza es un pequeño precio a pagar por los recuerdos que
hicimos hoy."

Me sentí aliviada de que se sintiera de esa forma como yo. "Vamos, lo lograremos," dije
mientras salía corriendo.

Se quedó conmigo en la cuadra, entrelazando los dedos y la risa resonando por la estrecha
calle detrás de nosotras. Corrimos hacia los jardines del hotel, a través del jardín y
alrededor de la piscina, persiguiéndonos y jalándonos como niñas vertiginosas, juguetonas
y alegres. Corrimos por la última curva y vimos a los demás salir de su habitación.

"¿Apenas están llegando chicas?" Caroline preguntó.

"Fuimos a cenar después del recorrido," dijo en su tono profesional. "¿Ya comieron?"

"Ordenamos tapas junto a la piscina," Hannah dijo como si esa fuera la frase más exótica
que había pronunciado.

"Tuvimos una gran tarde," Andi agregó.

"Bien." Parecía aliviada de que no se sintieran abandonadas en nuestra ausencia. "¿Están


listas para bailar?"

"Absolutamente," Caroline respondió.

"De acuerdo, me cambiaré y nos encontraremos en el frente," dijo.

Agarré algo de ropa. "Usaré la ducha de ellas para ahorrar tiempo."

"Gracias, Ren."

Me encogí de hombros. "No hay problema. Ya están listas."

"Eso no es lo que quise decir," dijo vacilante, y me detuve a medio cerrar la puerta,
girándome para ver que había detenido sus frenéticos preparativos. "Gracias por esta
tarde."

XWPColección: Página y Facebook 119


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"El gusto fue mío," dije, luego salí por la puerta antes de no tener la fuerza para dejarla.

Cerré la puerta e inmediatamente me topé con Caroline y Andi.

"Hola chicas, puedo usar su ducha?"

Se miraron como si no me reconocieran.

"¿Qué?"

"¿El gusto fue mío?" Caroline preguntó en una imitación cursi de mí.

"Significa que 'el placer fue mío'," dije tímidamente.

"Sí," Andi dijo, "en español, e incluso conjugaste un verbo."

"Supongo que la Señora me enseñó más de lo que pensaba."

"O tal vez Lina lo hizo."

"Tal vez," dije casualmente. "¿Puedo ir a su habitación? Necesito ducharme."

Abrieron la puerta y me metí rápidamente en el baño. Querían detalles, pero cómo podría
decirles lo que me había sucedido en los últimos días? ¿Dónde podría empezar? Era más
fácil para ellas pensar de mí misteriosa y salvaje que para mí admitir que me había
perdido en una maravillosa caída en picada. Necesitaba mantener la calma.
Desafortunadamente, eso no fue tan fácil como esperaba porque Caroline todavía estaba
esperándome cuando terminé de ducharme y cambiarme.

"Estás jugando con fuego," dijo cuando salí del baño.

"No sé de qué estás hablando," mentí.

"Nos vamos en tres días."

Eso me golpeó en el pecho, causando un dolor agudo. "Lo sé."

"Pensé que solo querías divertirte un poco," Caroline dijo con más simpatía. "¿Qué pasó
en Madrid?"

Miré hacia otro lado. Ahora no era el momento para esa conversación. Puede que nunca
haya un momento para esa conversación.

"¿Algo malo?"

XWPColección: Página y Facebook 120


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Asentí, forzando una sonrisa. "Pero se acabó. Ahora estoy bien."

"Sé que la gente se burla de mí y de Carl. Somos unos tontos el uno con el otro. La gente
piensa que estoy loca por elegir la misma universidad que él, pero lo amo."

"Eso es genial," dije, sin estar segura de por qué habíamos cambiado de tema.

"Lo es, pero a veces me gustaría que no nos hubiéramos conocido tan jóvenes. Es difícil
no estar con él todo el tiempo, y es difícil cuando otras personas no tienen preocupaciones
y tus amigos no pueden entender por lo que estás pasando," dijo, tocándome el hombro.

"Entiendo lo que dices."

"No creo que lo hagas," dijo, "pero debes pensar en ello antes de que te involucres
demasiado con Lina."

Me enderecé. "Estás exagerando sobre esto, pero lo pensaré."

Caroline negó con la cabeza. "No, no lo harás. Ya lo has hecho."

"No lo hice," dije tan seriamente como pude. "Sólo nos estamos divirtiendo."

Caroline se echó a reír y salió por la puerta. "Sigue diciéndote eso, idiota."

Me uní a los demás cuando Jesús se detuvo en el estacionamiento con ‘Goodbye Earl’ a
todo volumen en el autobús. Mis amigas se quejaron, y probablemente lo hubiera hecho si
no me hubiera distraído con los sonidos de pasos detrás de nosotras. Me giré para ver a
Lina apurada doblar la esquina. Llevaba un sencillo vestido amarillo con diminutas flores
azules a lo largo del cuello y el dobladillo. Su cabello caía sobre sus hombros mientras
disminuía la velocidad, mostrándome una de sus brillantes sonrisas. Tontos clichés
románticos pasaron por mi mente, y finalmente entendí lo que significaban. Mis rodillas
realmente se sentían débiles, y por un segundo, honestamente pensé que mi corazón
podría latir fuera de mi pecho. Era tan hermosa que apenas podía soportar mirarla, pero
no podía apartar la vista.

Caroline me sacó de mi trance. "Sube al autobús."

"Correcto," dije, tratando de ignorar la expresión de advertencia que me dio, pero tenía
razón. Con Lina luciendo así, definitivamente me superaba. Ahora el verdadero problema
era que no me importaba.

XWPColección: Página y Facebook 121


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Mientras andábamos por las calles de Sevilla, me entregué al momento y canté junto con
las Dixie Chicks.

Hannah se rió. "Estás un poco loca."

"¿Te tomó siete días darte cuenta de eso?" Andi preguntó sobre la música y mi canto.
"Hemos sabido que está loca desde hace años."

"Y te encanta eso de mí," bromeé.

"Sí, nos encanta," Andi dijo, lanzando su brazo alrededor de mi hombro y uniéndose a la
canción.

Caroline puso los ojos en blanco.

"Canta." Andi le ordenó a Caroline que cantara.

"No te resistas," agregué. "Sabes que quieres."

Caroline tampoco pudo evitarlo, y pronto todas en el autobús cantamos con las Chicks a
todo pulmón.

Llegamos a La Torre del Oro cantando y riéndonos. Lina comenzó a decirnos cómo la
torre era un puesto de avanzada militar construido en el siglo trece, pero puse mi mano
ligeramente sobre su brazo.

"No hay guía turística esta noche, solo amigas saliendo una noche en la ciudad."

"Una noche en el río," corrigió, asintiendo hacia un barco atracado en el río detrás de
nosotros. "Es una discoteca flotante."

"Me encanta esta ciudad," Andi dijo con reverencia, y todas nos dirigimos hacia el
muelle. La música alta resonó a través de la cubierta inferior desde los altavoces en cada
esquina, y una gran pista de baile cubría el espacio en el medio. Una mesa con tapas y
neveras llenos de bebidas corría a lo largo de una barandilla. Casi todos los que estaban a
bordo eran estudiantes, y muchos llevaban su nombre en etiquetas que los identificaban
como pertenecientes a un grupo u otro. Lina saludó a otros guías en nuestro camino a
través de la multitud, pero se quedó cerca de nuestro grupo.

Señaló las escaleras hacia la cubierta superior, y todas nos dirigimos hacia arriba. Era más
tranquilo allí con una cálida brisa que soplaba a lo largo del río. El sol se hundió en la
distancia, arrojando un brillo naranja sobre la ciudad, que se ajustaba al color de la
arquitectura morisca que bordea el río.

XWPColección: Página y Facebook 122


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Es hermoso," Caroline dijo. "Me gustaría que pudiéramos quedarnos aquí más tiempo."

"Sí," Lina concordó, "pero esta noche es nuestra única noche en Sevilla. Mañana
saldremos para Málaga y la Costa del Sol, así que aprovecha tu noche en el
Guadalquivir."

El barco dio dos fuertes bocinazos y se introdujo en el canal central de una de las
ciudades más antiguas de España. Nuestro cabello soplaba con la brisa, y los sonidos de
una guitarra clásica con un tambor africano palpitaban en el aire de la noche.

"Podía bailar hasta el amanecer," Andi dijo, sus caderas balanceándose en una salsa baja
palpitante.

"No sé sobre el amanecer, pero ciertamente puedes bailar hasta que el barco atraque a la
medianoche," Lina dijo. "Hay muchos otros estadounidenses aquí y algunos europeos
también. Ve a buscar a un tipo con suerte y averigua si puede con la salsa."

"Carl me dio instrucciones estrictas de no ser amistosa con ningún chico español,"
Caroline dijo. "Vamos, Hannah. Eres mi compañera de baile por esta noche."

Nos dejaron a Lina y a mí de pie con los brazos cruzados en la barandilla superior de la
embarcación en el atardecer. No teníamos que hablar. Me sentí emocionada de estar a su
lado. Ella estaba impresionante. El amarillo claro de su vestido acentuaba su tez oscura.
Su pelo negro se agitaba ligeramente en ondas y mechones. Me afectaba en un nivel
mucho más profundo que la atracción. Todo en ella me atraía, una sirena resonando en
todo mi cuerpo. Esto no era lo que vine buscando a España, pero como tantas otras cosas
en este viaje, solo porque la experiencia no coincidiera con mis expectativas no
significaba que no pudiera superarlas.

La música de abajo cambió de un ritmo tecno a uno más como un latido seguido de una
entrada dramática de guitarras y trompetas. La letra en español se escuchó con una voz
profunda, y una sonrisa tiró de las comisuras de la boca de Lina. Algo sobre la melodía
me pareció familiar, pero no pude ubicarla. No sabía la canción y no podía entender la
letra, pero cuando ella comenzó a canturrear, recordé dónde la había escuchado.

"¿Cuál es el nombre de esta canción?"

"Se llama 'Sevilla'. Fue un gran éxito para Miguel Bosé. ¿Te la sabes?"

"La cantaste en la ducha esta mañana."

"No lo hice." Ella se sonrojó.

"Sí, lo hiciste." Me reí. Era tan adorable que apenas podía soportarlo.

XWPColección: Página y Facebook 123


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Ella sonrió. "Tal vez lo hice. Siempre está en mi mente cuando visito esta ciudad."

"¿Qué significan las palabras?"

"No se traducen a la perfección, pero básicamente está cantando sobre el mito y la pasión
de Sevilla."

"¿Pasión?"

"Si. Una pasión de la que podrías enamorarte.”

“¿Enamorar de la ciudad o de alguien más?”

"Ambos."

"Oh," logré soltar un chillido, "¿se conoce a Sevilla por eso?"

"Algunos creen que sí."

“¿Y tú?” Pregunté, tratando de respirar normalmente mientras esperaba su respuesta.

"Nunca antes lo creí, pero tal vez me toque a mí sorprenderme gratamente aquí."

El sonido de mi propio pulso se precipitó por mis oídos, ahogando el final de la canción y
el comienzo de otra. ¿Acaba de decir lo que creo que dijo? No fue una declaración de
amor, pero tampoco fue una negación. Podría enamorarme de ella – cómo podría no
hacerlo? – Pero era una posibilidad sorprendente que ella pudiera enamorarse de mí.

"Y esta canción es de Ana Torroja," dijo a la ligera, como si no me hubiera sacudido en
un nivel profundo.

"¿Cómo se llama?" Pregunté distraídamente, apenas notando el ritmo del pop y la rápida
melodía.

"Corazones." Tomó mi mano y me jaló por las escaleras. "No lo pienses. Baila
conmigo."

¿Cómo podría discutir? Me solté y bailé con una canción llamada ‘Corazones’ con la
mujer en la que estaba perdiendo el mío.

Una canción se desvaneció en otra. Bailamos con abandono, rápido y libre al principio,
luego más despacio mientras imitaba los pasos de salsa de Lina y las caderas rodando.
Sostuvo mi mano entre las suyas y me hizo girar, luego se echó a reír cuando yo hice lo
mismo con ella. Ella sonrió dulcemente, aliviando mi ansiedad cuando le pisé los dedos

XWPColección: Página y Facebook 124


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

de los pies, y le devolví el favor cuando se tropezó conmigo. Nuestros movimientos no


fueron impecables, pero nuestra alegría compensó nuestros deficiencias en estilo.
Moverse junto con ella era fácil, relajado y, sin embargo, cargado de posibilidades.

El contraste entre nuestro baile y el que había compartido con una desconocida en Madrid
era como la diferencia entre el Mediterráneo y el Medio Oeste. Lo único que tenían en
común era yo, e incluso esa coincidencia era discutible ya que no estaba segura de que
fuera la misma persona que había estado en el bar. Ciertamente no era la persona que
había salido de casa hace siete días.

La música se volvió lenta, una vieja canción de Ricky Martin que recordaba de la radio
cuando era más joven. Un grupo de personas abandonó la pista de baile, optando por una
bebida sobre la oportunidad de acercarse a sus compañeros de baile. Me pregunté
brevemente si estaríamos con ellos, pero Lina no me soltó la mano.

En cambio, se acercó más, dándome la invitación de cerrar la brecha entre nosotras.

Introduje nerviosamente mi brazo debajo del suyo y alrededor de su cintura. Quería


abrazarla tanto que me preocupaba que la asfixiara, pero ella no pareció notarlo mientras
se balanceaba en mis brazos. Su cuerpo rozando el mío ... pechos, estómagos, caderas y
muslos deslizándose entre sí con cada fluido movimiento. Aspiré su aroma, el deseo
mezclado con su perfume y llenando mis pulmones. No sabía que podía anhelar algo tan
completamente. Quería hablar con ella, bailar con ella, abrazarla, tocarla, besarla y, si no
lo hacia podría explotar.

Por otra parte, podría explotar de cualquier manera.

Ella era aterradora de la manera más maravillosa.

La canción terminó, y sus ojos se encontraron con los míos, sus iris marrón se
arremolinaron con emociones que incluso yo, por toda mi inexperiencia, leí claramente.

"No he visto a las otras por un rato. Probablemente deberíamos buscarlas," dijo como si
eso fuera lo último que quería hacer.

"Es un barco. ¿A dónde podrían ir?" No quería que ella se apartara de nuevo. No quería
perderla en su trabajo o cualquier excusa que estuviera usando para contenerse. "Vamos a
tomar un poco de aire fresco."

Ella dudó, pero esta vez en lugar de alejarse, asintió con la cabeza. "De acuerdo."

De vuelta en la cubierta superior encontramos un rincón de la barandilla para nosotros, la


oscuridad completa que ofrece un frágil velo de privacidad entre los otros escapando del
ruido y la multitud de la pista de baile.

XWPColección: Página y Facebook 125


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Miró hacia abajo mientras el Guadalquivir ondulaba en nuestra estela, distorsionando las
luces reflejadas de Sevilla. "Ren, tenemos que ..." ella comenzó, luego se detuvo.

La acerqué a mí. "Lo que sea que vayas a decir, por favor no lo hagas."

Ella ahuecó mi mejilla en su mano. "Eres ... me haces ... Cristo. Ren, ni siquiera puedo
decirlo, me haces sentir tan ... "

La tensión era exquisita. No sabía si reír o llorar, así que cerré los ojos y cerré la
distancia. La suavidad de mis labios en los suyos, o tal vez los suyos en los míos, diciendo
lo que ninguna de las dos pudimos.

Nos separamos – solo la distancia necesaria para un aliento compartido – y luego nos
juntamos de nuevo, esta vez menos tímidas, los labios separados y las boca a juego en
intensidad. Un relámpago atravesó mi pecho, y agarré su cintura, manteniéndome firme y
jalando de ella. Deslizó sus dedos a lo largo de mi mandíbula y detrás de mi cabeza,
acariciando la suave piel en la parte posterior de mi cuello. Simultáneamente me estaba
deshaciendo y estar completa, incapaz de procesar otra cosa que no fuera Lina.

"Ahí están ustedes," alguien dijo. "Hannah está en problemas."

Lina se alejó rápidamente, dejándome sacudida y expuesta mientras cada parte de mí


gritaba por tenerla de vuelta. Mi mente se negó a reconocer la interrupción o la persona
que la causó, pero Lina se alejó rápidamente e instintivamente la seguí.

Cuando mis piernas se movieron y el aire volvió a mis pulmones, la bruma que me cubría
se consumió como la niebla de la mañana. Bajábamos las escaleras, Lina delante de mí y
Andi delante de ella. Mientras nos abríamos paso a través de la pista de baile, la urgencia
que había sentido al besar a Lina se transfirió a la persecución, hacia qué no estaba
segura. ¿Algo sobre Hannah? Otro nivel de conciencia me llegó. Hannah estaba en
problemas?

Llegamos al otro extremo del barco, donde Caroline sujetaba el cabello de Hannah
mientras se inclinaba sobre la barandilla. Qué imagen tan extraña, una que no pude
entender, hasta que Hannah se enderezó y se limpió la boca. Estaba pálida, su piel
húmeda, su nariz goteaba ligeramente y sus ojos llorosos. Claramente no me había
percatado que estaba vomitando.

"¿Qué pasó?" Lina preguntó.

"Estábamos bailando, y ella dijo que quería tomar un descanso," Caroline dijo. "Sólo le
perdimos la pista durante media hora."

"La encontramos junto a las neveras," Andi dijo abatida.

XWPColección: Página y Facebook 126


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Sangría," Lina susurró. "Hannah, cuántos vasos te tomaste?"

"Veintidós," Hannah dijo.

"¿Veintidós?"

"No." Hannah se rió, luego se recuperó como si se hubiera dado cuenta de que la situación
no era divertida. "Tres o cuatro."

"Está bien," Lina suspiró. "Eso es mejor que veintidós, pero aún así no es bueno."

"¿Qué debemos hacer?" Andi preguntó.

"Dale un poco de agua." Lina sacó su teléfono celular. "Necesito hacer una llamada."

"No llames a mi mamá," Hannah gritó. "Por favor, por favor, por favor, no llames a mi
mamá."

"Relájate. Estoy llamando a Jesús. Trataremos con tu madre mañana."

Lina se alejó lo más que pudo de la pista de baile, tratando de ser escuchada por encima
del ruido. No sabía qué hacer. Quería ayudarla y ayudar a Hannah, pero no sabía hacer
ninguna de esas cosas.

"Oye, Ren," Hannah dijo, luego señaló al DJ, "¿va a seguir poniendo esta música
mexicana toda la noche?"

La miré fijamente, estupefacta. ¿Cómo era posible que mientras besaba a la mujer de mis
sueños, la dulce hija de doce años de mi profesora de español se estaba emborrachando
con sangría? Me pregunté brevemente si era posible reprobar la clase de español de forma
retroactiva.

Andi regresó con el agua de Hannah, y Lina dijo que Jesús nos recogería tan pronto como
atracáramos en media hora, y nos íbamos directamente al hotel. Mientras tanto, teníamos
que concentrarnos en darle a Hannah la mayor cantidad de agua posible. El estado de
ánimo era sombrío y resuelto. Nos sentamos en un banco, las cinco mirando hacia el
espacio, inmunes a los ritmos de la danza y la energía juvenil pulsando a nuestro
alrededor. De todas las maneras en que pensé que esta noche podría terminar, esta no era
una de ellas.

Lina se retiró completamente en el camino de regreso al hotel. Ella estaba


comprensiblemente enfocada en Hannah, pero todavía dolía que no se hubiera dirigido a

XWPColección: Página y Facebook 127


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

mi desde nuestro beso. La desconexión duele. Incluso el roce de su hombro contra el mío
hubiera sido bienvenido, pero ella mantuvo su distancia, diligente, alerta, profesional. El
silencio en el viaje en autobús no era natural, y mi incomodidad aumentó a medida que
acompañábamos a Hannah a regresar a nuestra habitación. Lina despidió a Caroline y
Andi, luego cerró la puerta del baño detrás de ella y Hannah, dejándome afuera. Me apoyé
contra la pared y me encogí cuando escuché a Hannah vomitar nuevamente. Luego la
ducha se abrió y me pregunté si Hannah estaba recibiendo el tratamiento de agua fría que
había recibido unas noches antes, solo que sin todo el ‘momento de la verdad’.

Dios, por qué no la estaba cuidando alguien? Era demasiado joven para esa multitud,
demasiado joven para quedarse sola con nosotros en un país extranjero. ¿Por qué me
olvidé de eso? Primero había estado tan atrapada en mí misma que le había perdido la
pista. Luego había estado absorta en Lina, y ambas la perdimos. Quería culpar a Caroline
y Andi ya que Hannah debería haber estado con ellas, pero eso tampoco era justo. Habían
sido muy buenas cuidando a Hannah y dándome el espacio que necesitaba.

Salí de la habitación y fui a la de Caroline y Andi.

"¿Cómo está?" Caroline preguntó.

Me encogí de hombros, sin saber la respuesta. "Ella está en la ducha. Vine a buscar su
bolso."

Andi comenzó a empacar las cosas de Hannah. "No puedo creer que dejamos que esto
sucediera. Deberíamos haberle prestado más atención."

"Todas deberíamos haberlo hecho, pero ella no es un bebé. Sabía lo que estaba bebiendo.”

"Todavía es bastante joven."

Asentí. Yo era ocho años mayor y había cometido el mismo error.

"¿Cómo está Lina? Este tipo de cosas probablemente la molestarán mucho." Andi me
impresionó una vez más por lo mucho que notaba sobre las personalidades de la gente.

"Probablemente lo hará," estuve de acuerdo.

"No la dejes ser demasiado dura con ella misma," Caroline dijo.

"Ni tú tampoco," Andi agregó.

"Está bien," dije en mi camino hacia la puerta, y luego me preocupé por haber aceptado
una tarea imposible.

XWPColección: Página y Facebook 128


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Cuando entré en nuestra habitación de hotel, la puerta del baño se abrió y Lina salió.
Levanté el bolso de Hannah. "Aquí están sus ropas."

"Gracias." Me las quitó sin hacer contacto visual, luego cerró la puerta de nuevo. El
escalofrío era palpable. Claramente no quería enfrentarme, pero yo no podía irme, así que
esperé.

Cuando salieron, el color de Hannah estaba regresando, pero todavía no se veía


completamente ella misma.

"Hola, Ren," Hannah dijo con una débil sonrisa.

"¿Cómo estas?"

"Lo siento. No quise emborracharme."

"Sé que no lo hiciste." Me sentí mal por ella, especialmente desde que había estado en su
posición recientemente. "Descansa un poco, y te sentirás mejor por la mañana."

"De acuerdo."

Lina la llevó a mi cama y la metió, luego me indicó que saliera al patio.

“Debes quedarte con Caroline y Andi esta noche.”

“Lina, por favor no lo hagas.”

"¿No qué?" Espetó, finalmente encarándome. "No haga mi trabajo?"

"Por favor, no me alejes."

"Cuando estás cerca de mí, no pienso con claridad."

"Eso no tiene por qué ser algo malo, ¿verdad?"

"Lo fue esta noche. Mostré mal juicio al descuidar a las demás, y ahora Hannah está
pagando por ello."

Fue difícil discutir con eso, pero no podía dejarla ir, no después de lo cerca que habíamos
estado antes. "Nadie está más triste que yo por Hannah, pero no me arrepiento de lo que
hicimos. Por favor, dime que no te arrepientes."

XWPColección: Página y Facebook 129


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"No es tan simple. Me encanta nuestro tiempo juntas, pero esto no es un juego. Tengo un
trabajo que hacer y no puedo hacerlo contigo cerca de mí. Me haces olvidar todo lo
demás.”

Cuando se distanció, la desesperación me reclamó. No podía perderla. Sabía que ella se


sentía atraída por mí. Cada emoción que expresaba reflejaba la mía, pero se estaba
amurallando detrás de su profesionalismo nuevamente. Tenía que hacer algo. No podía
quedarme quieta y esperar a que su resistencia se solidificara.

Se dio la vuelta para irse, y me sentí hundirme. Hice lo único que se sentía bien y la
alcancé. Cogí su mano en la mía y la atraje hacia mí. Nuestros cuerpos se encontraron,
seguidos por nuestras bocas. Su resistencia se agrietó en un torrente de calor y manos y
lenguas. Se aferró a mí, y la agarré con fuerza. Nos besamos profundamente,
apasionadamente, las dos consumidas la una con la otra. Entonces el fuego se enfrió más
rápido de lo que se encendió. Lina se liberó, sus brazos me sostuvieron rígidamente.

"Basta," ordenó, la vehemencia en su voz matando cualquier deseo de intentarlo de


nuevo.

"Dijiste, quiero decir, pensé que me querías."

"No estás escuchando," dijo con dureza. "Esto no es sobre lo que quiero. Se trata de lo
que es correcto, y si me respetas, me dejarás hacer eso."

Me quedé allí, boquiabierta, el corazón adolorido y la cabeza palpitando con el eco de sus
palabras. Me había acorralado en una situación imposible. La deseaba tanto que tenía que
dejarla ir. No estoy segura de si realmente asentí o si tomó mi silencio como
consentimiento, pero susurró, "gracias" y se fue.

No sé cuánto tiempo estuve allí mirando la puerta de nuestra habitación, su habitación


ahora, mientras mi mente se llenaba de preguntas dolorosas. ¿Cómo había terminado tan
horriblemente un día tan perfecto? ¿Cómo podría luchar por alguien que me rogaba que
no lo hiciera? ¿Cómo podría dejar de lado lo primero que se sintió correcto? ¿No
podríamos trabajar juntas en esto? Como de costumbre, no tenía las respuestas, pero a
diferencia de mis dilemas anteriores, no estaba ansiosa por hacer las paces con este. No
quería volver a ser yo misma. A pesar de que me dolía el pecho y me escocían los ojos de
lágrimas, sabía que estar confundida con Lina era mejor que estar en paz sin ella.

XWPColección: Página y Facebook 130


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Día Ocho

Me desperté en una silla reclinable de la piscina a la mañana siguiente. No recuerdo haber


estado acostada allí, pero no me sorprendió. No había ido a la habitación de Caroline y
Andi ya que todavía no estaba lista para explicarles nada. No sabía cómo me enfrentaría a
alguien esta mañana. ¿Cómo podría decirle a mis amigas lo que pasó? Ver a Lina sería
aún peor después de todo lo que pasó entre nosotras en las últimas veinticuatro horas. Una
punzada aguda resonó en mi pecho al pensar en ella. No sabía qué me molestaba más,
cuánto la deseaba o cuán culpable me sentía por no respetar sus deseos de anoche.

Eché un vistazo a mi reloj. Eran casi las ocho en punto, y las demás se levantarán pronto.
Tenía que salir de esta depresión el tiempo suficiente para prepararme y subir al autobús.
Sentarme aquí a revivir la noche anterior no ayudaría. Tendría que lidiar con cada
situación como surgiera.

Crucé el patio y me detuve a medio camino entre la habitación que había compartido con
Lina y la habitación en la que se suponía que había dormido la noche anterior. Mis
maletas aún estaban en la habitación de Lina, pero no era bienvenida allí. Podía bañarme
y prepararme en la habitación de Caroline y Andi, pero sabrían que algo no estaba bien
cuando apareciera con la misma ropa que había usado la noche anterior. Nada sobre este
día sería fácil si no pudiera siquiera ducharme sin complicaciones. Decidir que el evitar
era el camino más fácil, opté por desayunar en el vestíbulo del hotel antes de cambiarme
de ropa.

Una hora más tarde, todavía arrugada pero alimentada, había evitado con éxito cualquier
conversación incómoda de la ‘mañana después’. Decidí luchar por más de lo mismo y
subí al autobús antes de que alguien más llegara. Seguramente alguien traería mis cosas,
¿verdad? Me senté justo detrás de Jesús.

"Buenos días," dije, y luego modifiqué, "Bueno, de todas formas es de mañana, aunque no
es una buena."

Él se giró para mirarme con una ceja alzada, pero fiel a nuestro patrón de conversaciones,
no dijo nada.

"Hice un montón de cosas anoche." Gruñí, "No sé qué hacer al respecto ahora."

Él esperó, todavía mirándome expectante mientras trataba de averiguar qué decir a


continuación. Claramente, tenía muchas cosas por las que desahogarme, pero las palabras
no vinieron. Podría contarle algunos o todos mis problemas, y él no me juzgaría, pero
tampoco podría ayudarme, así que cuál era el punto? Si tuviera la intención de revolcarme

XWPColección: Página y Facebook 131


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

en la autocompasión, podría hacerlo por mi cuenta. El tiempo para cualquier confesión


vacía había pasado. Ya no era esa persona.

“Sabes que, gracias por dejarme desahogarme, pero lloriquear no va a resolver ninguno de
mis problemas, y creo que será mejor guardar mi energía para soluciones reales, de
acuerdo?”

“De acuerdo,” él repitió. O estaba de acuerdo conmigo?

Lo miré con desconfianza, hasta que él sonrió y me dio unas palmaditas en la cabeza y se
dio la vuelta.

Insegura de qué hacer con su respuesta, me moví al asiento trasero y doble mis rodillas a
mi pecho.

Tal vez podría dormir un poco antes que alguien llegara.

No hubo tal suerte. Caroline y Andi se dejó caer en el asiento directamente delante de
mí. “Aquí están tus cosas, idiota,” Caroline dijo, dejando caer mi maleta en mi regazo.

“Gracias.” Gruñí y cerró los ojos.

“¿Quieres hablar de por qué Hannah la llevó a nuestra habitación esta mañana?” Andi
preguntó con más sinceridad.

"Realmente no."

“Sorprendente.” Caroline resopló.

Oí a Hannah y Lina subir al autobús y no pude evitar alzar la vista. Hannah se veía mejor
de lo que esperaba, más cansada que cualquier otra cosa. Lina, por el contrario, era una
sombra de sí misma.

Sus ojos estaban enrojecidos y su sonrisa era plana, como si apenas pudiera reunir el
esfuerzo de parecer más alegre. Sus ojos pasaron por encima de las tres hacia atrás,
permaneciendo en mí apenas el tiempo suficiente para comprobar que estaba allí.

"Es un viaje de dos horas a Málaga. Todas intenten descansar un poco.” Su voz se tensó
bajo el velo del profesionalismo. Luego tomó el asiento delantero en el lado opuesto del
autobús como si necesitara poner tanto espacio como sea posible entre nosotras. Me dolía
el cuerpo por la separación, sabiendo que esta vez no sería bienvenida aunque tuviera la
fuerza para acercarme a ella. No me rechazaría. Era en ella misma en quien no confiaba,
pero ese tipo de comprensión intelectual no evitaba que mi corazón se sintiera abatido.

XWPColección: Página y Facebook 132


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Está bien," Caroline susurró, girándose en su asiento, "¿qué está pasando?"

"Dije que no quería hablar de eso."

"No me importa." Caroline presionó. "Algo pasa y ya no te afecta solo a ti. No nos has
dicho nada desde Madrid. Desapareces, estás malhumorada, regresas por la mañana
luciendo como la mierda. Un minuto tú y Lina no pueden mantener sus manos para sí
mismas, luego ni siquiera se reconocen."

"Lo siento, lo arruiné todo," le susurré. "No soy realmente buena en nada. Soy una amiga
de mierda y una amante terrible. ¿Qué más quieres saber?"

"Tienes un viaje de dos horas con las personas que se supone que son tus mejores
amigas," Andi dijo en voz baja. "¿Por qué no empiezas por el principio?"

Podría alejarlas una vez más, consolidando nuestros roles como algo más que compañeras
de viaje, o podría abrazarlas como las amigas que ofrecían ser, las amigas que
desesperadamente necesitaba en este momento. Escuché las palabras de Lina en mi
cabeza: ¿Tienes que hacer todo tu sola? Pide ayuda.

Abrí la boca, ni siquiera sabía por dónde empezar, pero las palabras salieron. Les conté
sobre mi aislamiento desde que salí del armario, cuán desesperadamente quería que este
viaje cambiara todo eso, pero había fallado. Mientras Sevilla se desvanecía detrás de
nosotros, les conté todo sobre Chueca y la mujer de la que Lina me salvó. Hablé sobre el
tiempo que pasé con ella y cómo finalmente se sintió bien. Hablé sobre nuestra primera
cita y nuestro beso y cómo pensé que podríamos estar enamorándonos. Mientras que las
llanuras áridas y llanas se elevaban en exuberantes montañas verdes, les conté la
discusión de la noche anterior y la petición de Lina de respetarla. Expresé mi dolor y
frustración por el hecho de que tratar de hacer lo que era correcto para ella significaba un
error para mí, y cómo tratar de hacerla feliz me hacía sentir miserable.

Una ciudad comenzó a alzarse a nuestro alrededor cuando mi historia llegó a su fin. Andi
y Caroline escucharon pacientemente, solo interrumpiendo para hacer una pregunta u
ofrecer suaves palabras de apoyo. Cuando finalmente dejé de hablar, las dos tenían
lágrimas en los ojos y Caroline se limpió la nariz como si intentara no llorar.

"Dios, realmente eres una idiota," dijo. "Si nos lo hubieras dicho antes, te habríamos
dicho que sabíamos que estabas llena de basura y que te queríamos de todos modos."

"¿De verdad?"

"Pensé que ser una gran parlanchina era parte de tu sentido del humor, así que te
seguimos la corriente." Andi dijo.

XWPColección: Página y Facebook 133


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Queríamos apoyarte en que seas gay. No quisimos aumentar la presión."

"Sé que no lo hicieron," le dije. "No es tu culpa que no me haya abierto contigo. No
podrías haber sabido cómo me sentía."

"¿Qué podemos hacer ahora para ayudar?" Caroline preguntó.

"No sé si hay algo que puedas hacer para ayudar con Lina," le dije, volviendo mi
melancolía.

"Ella tiene la suerte de tenerte, y yo iré hasta allí y se lo diré si quieres que lo haga,"
Caroline dijo.

Sonreí y sacudí mi cabeza. "Lo aprecio, pero eso no haría ningún bien. Sin embargo,
gracias por dejarme hablar de ello. Es mejor sacarlo, como si no lo estuviera cargando yo
sola."

"Puedes hablar con nosotras cuando lo necesites, pero no vas a renunciar a ella, ¿verdad?"
Andi preguntó.

"Me pidió que me mantuviera alejada, y me preocupo demasiado por ella como para
arriesgarme a hacerle más daño."

"Estaba asustada anoche. Tal vez recapacite después de que tenga algo de tiempo para
pensar."

"Tal vez," le dije. Era una posibilidad. Solo que no tenía muchas esperanzas.

Me costó mucho registrarme en el hotel y no estaba segura de por qué. Solo trabajaba una
mujer, y pasaba mucho tiempo riendo y hablando emocionada por teléfono mientras
esperábamos en la fila. Este era el hotel más pequeño en el que nos habíamos alojado. El
vestíbulo era escaso pero de colores ricos con maderas profundas y muebles de hierro
forjado en contraste. Los gruesos azulejos de cerámica de ladrillos anaranjados en el piso
pertenecían únicamente al sur de España con un destello claramente árabe. En el frente de
la recepción había un pequeño logotipo de Wi-Fi que me recordaba que, a pesar del
ambiente antiguo, estábamos en un hotel moderno. Me gustó la forma en que
predominaba la calidez del diseño, mientras que las comodidades sirvieron más como
adornos. Esa actitud parecía muy española. Quería compartir estas observaciones con
Lina, pero ella aún no reconoció mi presencia aunque habíamos estado paradas a unos
centímetros la una de la otra durante más de quince minutos.

"¿Por qué tarda tanto?" Hannah se quejó.

XWPColección: Página y Facebook 134


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Estamos en el sur de España ahora," Lina dijo con paciencia. "Este lugar es menos
estadounidense o incluso europeo que otros que hemos visitado. Málaga es una ciudad
grande, pero la gente aquí tienen su propio tiempo."

“¿Qué hay que ver aquí?” Caroline Preguntó.

"La playa," dijo con una sonrisa cansada. "También hay castillos y corridas de toros,
museos y mansiones en la gran zona de Málaga, pero nos estamos quedando en el centro
de la ciudad, a menos de dos kilómetros del Mediterráneo. La mayoría de los estudiantes
no pueden resistir el llamado de la playa."

"Eso suena celestial," Andi dijo. "No tenemos la oportunidad de tumbarnos en la costa
mediterránea muy a menudo."

"Es hermoso," Lina admitió, pareciendo relajarse un poco. "Sin embargo, voy a necesitar
una larga siesta antes de ir a cualquier lugar."

"Eso es una siesta, ¿verdad?" Hannah preguntó.

"Es más que eso aquí. Todo se cierra desde las dos hasta las cuatro de la tarde. Los
autobuses no funcionan y los restaurantes y tiendas locales cierran. Algunos lugares más
grandes para los turistas permanecerán abiertos, pero incluso los conductores de taxi se
toman un descanso, por lo que tendrías que viajar a pie."

"¿Por qué no pasa eso en Barcelona y Madrid?" Andi preguntó.

"Lo hacen en menor medida, pero esas son ciudades del mundo con mucha gente de todas
partes, por lo que se han adaptado, pero en Sevilla y aún más aquí, somos mucho más
puramente españoles. También es mucho más caluroso aquí que en Barcelona, y el clima
tropical hace que sea poco saludable trabajar duro durante la parte más calurosa del día."
Luego añadió, su tono cambió brevemente fuera de su modo de guía turística, "Y somos
una raza más relajada aquí que nuestros vecinos del norte."

El indicio de alegría en sus palabras provocó una alegría similar en mí. Disfruté el vistazo
rápido detrás de su fachada profesional.

La recepcionista finalmente volvió su atención hacia nosotras, y estuvimos en nuestras


habitaciones en cuestión de minutos. Me quedaría con Caroline y Andi mientras Lina se
quedaba con Hannah. Qué extraño que las asignaciones de habitación de las que había
estado feliz en Barcelona y Madrid ahora me provocaran dolor en el pecho. Acepté que
nada de lo que deseaba cuando comenzó el viaje ya era relevante. Solo que ahora tenía
que decidir qué importaba y qué tenía que hacer al respecto.

XWPColección: Página y Facebook 135


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Me desperté de mi siesta mucho antes de las cuatro de la tarde sintiéndome inquieta. El


impulso de moverse me abrumó. Escribí una breve nota a Andi y Caroline diciéndoles
que regresaría antes de la cena y que me dirigía a las calles de Málaga. Los autobuses no
funcionaban, y mientras podía ver el Mediterráneo a la distancia, no tenía ninguna
intención de caminar tan lejos. Quería ver esta ciudad y su gente. La ciudad de Lina. La
gente de Lina.

Viajé por la estrecha calle de un solo sentido alejándome de nuestro hotel. Deambulando
libremente, elegí una nueva dirección en cada intersección. Los caminos se sumergieron
abruptamente en lugares, todos dirigiéndose hacia el mar. Los edificios eran desiguales y
muy juntos. La mayoría de las casas y pequeñas tiendas que pasé eran blancas con
molduras de colores brillantes. Escuché el sonido lejano de los autos y la ocasional voz
lejana, pero era la única persona que se movía en mi área inmediata, lo que le dio a la
escena un sentimiento surrealista. El calor abrasador del sol sirvió como un recordatorio
constante de por qué todos los demás estaban adentro.

Estaba sola en una ciudad extraña, en un país extranjero, sin una guía, un mapa o incluso
acceso al transporte público, y sin embargo, completamente cómoda. El ritmo de este
viaje se había vuelto natural para mí, el proceso de aprender, explorar y crecer
constantemente. Cada día me enseñaba más sobre mí misma. A pesar de que había
renunciado a ser la lesbiana confiada y experimentada de mis sueños, me estaba
convirtiendo en una mejor versión de mi verdadera yo. Debo ser mejor que cuando llegué,
o no podría hacer lo que estaba haciendo ahora. Había renunciado a tener todas las
respuestas, pero al abrazar mi curiosidad, había construido la confianza para explorar sin
miedo al fracaso. Solté mi necesidad de impresionar a las personas que me rodeaban y a
su vez fortalecía mis conexiones con todos en este viaje.

El sonido de una guitarra española salió de un callejón, filtrándose entre los


departamentos, debajo de tendederos con sábanas blancas colgando, y sobre escalones
adoquinados. No estaba segura de hacia dónde me dirigía, pero sentí que la ciudad se
despertaba a mi alrededor. Salí del callejón hacia una pequeña plaza de estucos y fachadas
de azulejos.

Una de las solapas de una ventana de metal se abrió, luego una puerta se abrió, mientras
que una cortina de una tienda se alzaba lentamente del suelo, descubriendo un mercado
sombreado con toldo. La gente se movía lentamente, develando los carros de frutas
frescas o colocando abanicos de papel de colores brillantes en mesas de exhibición. Se
colgaron afuera chales de encaje negro para mi inspección, y el aroma de té y el tabaco
fluían en el cálido aire de la tarde.

“Hola,” un hombre muy bigotudo dijo desde la puerta de una pequeña tienda de puros.

XWPColección: Página y Facebook 136


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

“Buenas tardes,” Respondí con facilidad.

Una anciana con largas mechas canosas a través de su cabello negro sonrió detrás de sus
agujas de tejer. "Perdida?"

"No." No estaba perdido, o tal vez lo estaba, pero ya no me molestaba más.

Cogí uno de los abanicos de papel y lo abrí con cuidado para ver la escena de damas y
toreros impresos en la tela.

"Para ti?"

"Para mi madre." Le dije a la mujer que era para mi madre. Ella me dio unas palmaditas
en la mano, luego se dirigió a otro contenedor y buscó otro abanico.

"Aquí está," dijo, aquí está. Sostenía un abanico azul con encaje blanco alrededor de la
parte superior. La escena era de un pequeño pueblo cerca del mar.

"Gracias," le dije y saqué mi billetera. No estaba segura de cuánto costaba, así que le
entregué veinte euros y ella me lo devolvió casi todo. ¿Había contado mal mi cambio?
Sostuve más dinero como para decir que pagaría más, pero ella se rió y negó con la
cabeza, murmurando "Americana," como si mi nacionalidad fuera una excusa para mi
falta de comprensión.

Al darme cuenta de que el abanico era el primer recuerdo que había comprado para mis
padres, busqué más en las tiendas. Llegué a una tetería y entré en la tienda fresca y tenue.
Una barra corría a lo largo de una pared y la otra contenía estantes de té suelto.

"Bienvenida," un joven dijo desde detrás de la barra.

"Gracias," le respondí casualmente mientras luchaba por traducir las descripciones del
té. Mi español era cada vez más funcional, pero mi vocabulario carecía de descripciones,
y no podía decir mucho más sobre el té que no fuera ‘dulce’ y ‘negro’, las únicas dos
palabras que reconocí en las pequeñas tarjetas debajo de cada variedad.

El hombre hizo una pregunta que no entendí. "Lo siento." Me disculpé por mi falta de
conocimiento de su cultura y su idioma.

"No hay ningún problema," él dijo con comprensión y me indicó que me sentara en uno
de los taburetes de la barra. Sacó varias tazas, pequeñas como vasos de chupito pero
gruesas como tazas de café, luego agarró una tetera de una hornilla cercana y un pequeño
colador de malla de un gancho. Sirvió de la tetera a una de mis tazas para que las hojas
sueltas de té quedaran atrapadas en el colador y antes de que las tirara a la basura.

XWPColección: Página y Facebook 137


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Levanté la taza a mis labios y probé el té, almizclado y rico con un fuerte aroma.
"Bueno," le dije.

"África," él respondió. Encontré su respuesta extraña hasta que señaló un mapa colgado
en la pared, su dedo tocando un lugar en el norte de África. Luego señaló de nuevo el té
en mi mano.

"Oh." Asentí. El té venía de África. Miré el mapa de nuevo, notando la pequeña franja de
agua que separa nuestra ubicación del extremo norte de otro continente. No me había
dado cuenta de que estaba tan cerca de África. Hay mucho sobre este mundo al que nunca
le presto atención.

Sirvió otra taza de té a través del colador. Probé este, oscuro y lleno, pero no amargo.

"Té Paquistaní," mi anfitrión dijo, señalando a Pakistán en el mapa.

Me encantó este juego, una gira mundial a través de los tés. Mi anfitrión y yo no
podíamos hablar el mismo idioma y, sin embargo, estábamos hablando a través de una
experiencia compartida. Sirvió otra taza. Este olía más dulce, familiar. Lo levanté
lentamente, inhalando profundamente antes de beber. Había naranjas en este té. Vi un
destello de imágenes, Lina rodeada de naranjos, con un olor espeso en el aire y su
sorprendente belleza bajo la dorada luz del sol que fluía a través de sus hojas.

“¿De dónde es?” ¿De dónde es? Pregunté, recordando mi español como si mi
vocabulario estuviera vinculado al recuerdo de Lina.

"Aquí," dijo, señalando la región al norte y al oeste de nuestra ubicación en el mapa, a lo


largo de la ruta que viajamos desde Sevilla esa mañana.

"Quiero éste." Le dije que quería este, luego recordé mis modales y agregué, "Por
favor."

Él sonrió y señaló las cajas en el estante. Compré las cinco cajas que tenía en existencia.
Quería llevarme este sentimiento a casa conmigo.

De vuelta en las calles me moví rápidamente en dirección a nuestro hotel. No podía


esperar para contarle a Lina sobre mis experiencias en su ciudad. Ella entendería las
conexiones que sentí con este lugar. Ella también las sentiría.

Estaría orgullosa de mí por abrir mi mente y probar algo nuevo sin preocuparme por
parecer tonta. Mi sonrisa se ensanchó. Mi español, aunque lejos de ser perfecto, fue
suficiente para llevarme a través del mercado. No podía esperar para contarle sobre mi
aventura.

XWPColección: Página y Facebook 138


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Doblé una esquina y vi a Lina en uno de los pequeños balcones de nuestro hotel, con la
barbilla apoyada en su mano como una Julieta latina. Me quedé inmóvil, incapaz de hacer
nada más que mirarla.

Ella miró hacia abajo y comencé a levantar mi mano en un exuberante saludo pero me
detuve. Su expresión era más que pensativa. Era triste. Me dolió el pecho cuando me dio
una sonrisa a medias, luego rápidamente se dio la vuelta hacia adentro.

Ella no quería verme. No quería hablar conmigo. Me había pedido que me mantuviera
alejada y dejarla hacer su trabajo. Pero no era el tipo de experiencia que tenía exactamente
lo que le gustaba de su trabajo? Enamorarme de ella significa que ya no podía compartir
con ella España? Por qué no podía al menos estar cerca de ella, aunque no pudiera
estar con ella? Tenía que haber una mejor opción que la elección de todo o nada de lo que
habíamos hecho.

Una nota de Caroline y Andi decía que habían tomado el autobús a la playa, así que me
dejé caer en la cama, dolorosamente sola. Quería volver a algún otro punto del viaje,
como la noche anterior antes de que Hannah se emborrachara, o anteanoche, cuando todas
habíamos salido juntas. Quería que Lina fuera feliz, incluso si yo no era lo que estaba
provocando su felicidad. Quería escucharla hablar animadamente sobre los lugares y las
personas que pasábamos, incluso si no estuviéramos en una gira privada. La quería en mis
brazos, pero me conformaría con verla sonreír.

Me senté rápidamente. Esta situación era como muchas otras en este viaje cuando tuve
que arriesgarme.

Cuando me agité en mi propia depresión o me enojé en aras de mi ego, me lo perdí. Si


Lina me rechazaba de nuevo, no estaría peor. Sin embargo, si pudiera comunicarme con
ella bajo sus términos, tendríamos la oportunidad de compartir algunas experiencias más
antes de irme. El tiempo no era mi aliado, y cada minuto que pasaba lejos de ella o
tratando de forzar nuestra relación en algún modelo que tenía en mente era un minuto que
nunca recuperaríamos.

Corrí por el pasillo y llamé a su puerta. La abrió y sonrió cortésmente. "Hola, Ren. ¿Qué
necesitas?"

"Yo, bueno, quería ..." Hannah estaba sentada en la cama detrás de ella. No había pensado
en esto, y ni siquiera sabía lo que quería preguntar, pero creo que ese era el punto. "¿Te
gustaría ir a cenar?"

"Te lo dije, necesito concentrarme en mi trabajo," dijo, con voz baja.

XWPColección: Página y Facebook 139


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Tienes que comer, Hannah tiene que comer, y casualmente yo también. Ya que conoces
el área, quizás puedas mostrarnos un buen lugar y podamos comer juntas."

"Me está dando hambre," Hannah dijo, dándome una sonrisa cómplice detrás de la
espalda de Lina.

Incluir a Hannah no había sido parte de mi plan original, pero ahora parecía perfecto. No
había sido lo suficientemente buena con ella en este viaje. Además, su presencia podría
hacer que Lina se sintiera más cómoda.

Ella parecía escéptica, y no podía condenar su vacilación, especialmente si su corazón


latía con fuerza en su pecho como lo estaba haciendo el mío. Volver a ser amigas no sería
fácil, pero era mejor que nada. "Por favor, no nos adelantemos, solo tres amigas yendo a
cenar en una hermosa ciudad."

Miró a Hannah y luego a mí. Ella finalmente sonrió, un calidez lenta pero genuina
infundiendo su expresión, y dijo, "Sólo cenar."

Lina nos condujo por las calles de Málaga como solo una originaria podría.
Zigzagueábamos por tiendas e iglesias. Ocasionalmente a través de una abertura en los
edificios teníamos una vista clara hacia el mar, haciendo que nos detuviéramos y
sumergirnos en la belleza. Probablemente caminamos más de un kilómetro y medio, pero
apenas lo sentimos con Lina señalando los sitos de interés, tanto famosos como
personales. Nos mostró la iglesia donde se casaron sus padres y un parque que Picasso
frecuentaba cuando era niño. Pasamos por la universidad donde muchos de sus amigos
estudiaron, y desde un mirador señaló la plaza de toros de la ciudad. Poco a poco volvió a
alegrarse, y la emoción genuina reemplazó su mascara de profesionalismo. Su deleite era
claro mientras nos acercábamos cada vez más al mar.

Finalmente, se desvió de la calle principal a una más pequeña llena de restaurantes y


bares, y cada patio se fusionaba con el siguiente. Ella eligió uno y nos sentamos, el
ambiente más informal que cualquier otro restaurante que hayamos visitado, incluido el
McDonald's en Barcelona. Todo el lugar no era mucho más grande que nuestra habitación
de hotel. El único empleado visible estaba parado dentro de la puerta del bar, demasiado
absorto en un partido de fútbol como para advertirnos hasta una pausa comercial.

"Hola, hola, hola," él gritó alegremente.

“Buenas tardes.” Ella devolvió el saludo y eligió ‘buenas tardes’ en lugar de ‘buenas
noches,’ lo que me hizo recordar su comentario sobre las personas en Málaga que
funcionan con su propio sentido del tiempo. A las siete en punto, los restaurantes que nos

XWPColección: Página y Facebook 140


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

rodeaban solo contaban con un puñado de personas. Por otra parte, toda la ciudad durmió
hasta las cuatro en punto, así que probablemente no era tarde para ellos.

El camarero trajo tres vasos y una jarra grande a nuestra mesa. “Sangrías?”

"No." Todas respondimos al unísono, luego nos echamos a reír.

"Bueno." El camarero se echó a reír incluso sin entender el chiste. "Agua?"

"Sí." El agua era la opción más segura.

Lina desplegó su menú y señaló algunos de sus platillos locales favoritos. Anchoas
empapadas en ajo y aceite, camarones fritos crujientes, gazpacho, cerdo ahumado y sopa
de ajo. El camarero volvió con nuestras aguas y tomó nuestra orden. Tal vez la
proximidad del Mediterráneo, que ahora estábamos lo suficientemente cerca para olerlo,
pesó en nuestras decisiones porque todas elegimos los mariscos.

Lina nos advirtió que con el partido de fútbol podríamos tener que esperar bastante
tiempo para nuestra comida. El fútbol – o fútbol – era una pasión en toda España, y
Málaga tenía un equipo de la ciudad local por el cual los residentes estaban locos. No
tenía prisa. Fue maravilloso pasar un tiempo con Lina simplemente relajándose. Hubo
momentos en que quise deslizar mi brazo alrededor de su cintura o alcanzar su mano, pero
mi anhelo se vio atenuado por la alegría de estar a su alrededor.

Hannah también parecía mejor. No mostró signos duraderos de trauma, y aparte de


nuestro fuerte rechazo a la sangría, no habíamos mencionado la noche anterior. Todas
estábamos horrorizadas y arrepentidas de toda la experiencia. Ahora era el momento de
dejarlo ir. Me pregunté si podríamos dejar de lado lo que había pasado entre Lina y yo tan
fácilmente. De alguna manera, el abanico de emociones que habíamos cubierto no parecía
tan fácil de olvidar como una resaca.

"¿Estás emocionada de ver a tu mamá mañana?" Lina le preguntó a Hannah.

"Sí, no puedo esperar para darle un gran abrazo y decirle todo lo que hemos visto en este
viaje," Hannah dijo. "¿Puedo ir al aeropuerto contigo para recogerla?"

"Sí, claro," ella le aseguró. "Tendremos que levantarnos temprano. Su vuelo llega a las
ocho en punto."

"Me alegro de que pueda pasar un día en Málaga," le dije, una vez más sintiéndome
culpable que todos experimentamos este viaje sin ella. Ella había trabajado duro para
planear todo y prepararnos.

XWPColección: Página y Facebook 141


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Todavía estará débil, pero quizás puedas pasar el tiempo en la playa. No se necesita
mucha energía para tomar el sol, y es probable que tenga que broncearse después de diez
días en un hospital."

"No puedo imaginar a la Señora con un bronceado."

"Sí," Hannah asintió, "tendremos que conseguirle un paraguas para que se siente debajo."

"Estoy segura de que puedes hacer eso. ¿Qué hay de ti, Ren? ¿Cómo vas a pasar el día?”

Quería decir ‘contigo’, pero me encogí de hombros. “Exploré un poco esta tarde y la pasé
bien. Puedo hacer eso otra vez."

"¿Qué encontraste?" Hannah preguntó.

"Me topé con un mercado abierto, y una anciana eligió un hermoso abanico español para
regalárselo a mi mamá. Luego entré en una tetería árabe, y el hombre de allí me dejó
probar un montón de tés de todo el mundo. Terminé comprando algunos para llevar a
casa."

"¿Algunos tés?"

"Sí, todo está suelto. Tienes que prepararlo en una olla y luego servirlo a través de un
colador, pero huele como azahares, y viene de Sevilla a Granada. El dueño de la tienda
me mostró el lugar en el mapa."

"¿Hiciste todo eso tu sola?" Hannah preguntó. "Eso es una locura."

"Sí," admití, "pero me lo pasé de maravilla. Nadie hablaba inglés, y todo lo que veía y
probaba parecía mágico. Estaba totalmente fuera de mi zona de confort y, al mismo
tiempo, más cómoda de lo que nunca había estado allá en casa. Fue una de esas
experiencias que te hace darte cuenta de lo mucho que hay que aprender, ver y hacer
aquí.”

"Parece que España se abrió camino en tu sangre," Lina dijo, con una sonrisa más amplia
de lo que había visto en todo el día.

"Creo que sí."

"Bien," dijo resueltamente, "entonces siempre regresarás a ella."

Mi garganta se apretó con emoción, hermosa y abrumadora emoción por este lugar, estas
personas y la mujer que me las había mostrado.

XWPColección: Página y Facebook 142


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Sí.

Siempre regresaría a ella.

Nuestro camarero trajo nuestra comida y luego se quedó con nosotras. Le di a Lina una
sonrisa desconcertada cuando tomó la cuarta silla en nuestra mesa y se presentó como
Tomás, no solo nuestro camarero sino también el dueño del restaurante. Nos informó que
Málaga ganó el partido de fútbol y estaba feliz de tener nuevos amigos con los que
celebrar. Aparentemente, tener el buen gusto de comer en su restaurante en una noche tan
maravillosa nos calificaba como amigos. Pensé sobre cuanto tiempo me había escondido
de mis propias amigas hasta esta mañana y una vez más me quedé asombrada ante la
franqueza de los españoles. Su forma de vida se había empapado en mi conciencia, pero
todavía tenía mucho que aprender de ellos.

"¿De dónde sois?" Él preguntó de dónde éramos.

Lina respondió que ella era de Málaga, luego nos miró, obviamente no nos dejó afuera del
asunto cuando se trataba de entender y responder en español.

"Los Estados Unidos," le dije, luego agregué, "Illinois."

Sus ojos se agrandaron. "Chi-caw-go?"

"No." Negué con la cabeza. No éramos de Chicago. Ese era un malentendido común
incluso en los Estados Unidos.

“¿Maíz?” Él preguntó en inglés.

Hannah y yo nos reímos. "Sí." Veníamos de un lugar donde cultivaban maíz, hectáreas y
hectáreas de maíz. Mientras comíamos, Tomás nos contó sus propias visitas a los Estados
Unidos cuando era adolescente, su primo en Florida y una chica que conocía en Nueva
York. Se movió entre un inglés entrecortado, roto, pero alegre y un entusiasmado,
divagante español, y sin pensarlo, hice lo mismo que Hannah y le conté de nuestro viaje
por España, las ciudades que habíamos visitado y las cosas que habíamos visto. Él estaba
especialmente interesado en la comida que habíamos comido. Hablamos de tapas y
paellas, frutas frescas y pan rociado con aceite de oliva mientras que Lina escuchaba en
silencio, una expresión de orgullo ocasionalmente destellaba en sus hermosas facciones.

Unos cuantos clientes más se dirigieron al patio, y Tomás los ignoró. Al principio
resultaba desconcertante ver al propietario del establecimiento, su sustento descansando
en sus clientes, considerar solo a algunos de ellos, pero su atención indivisa me hizo sentir

XWPColección: Página y Facebook 143


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

especial, como si su interés en nosotras fuera más profundo que el dinero que obtendría
por nuestra cuenta.

"Jamón," él dijo, de repente golpeando una mano sobre la mesa. "Te daré mi mejor
jamón."

"¿Jamón?" Pregunté, confundida.

"Sí," dijo. “Debes probar algo antes de irte. Compartiré el mío ustedes Americanas para
darles la bienvenida a mi país."

"Gracias," Lina respondió antes de que Hannah o yo tuviéramos la oportunidad de decir


algo.

"Bien." Tomás se levantó de un salto y se dirigió a la cocina.

"Estoy llena," Hannah protestó.

“Se ofreció a darnos libremente su mejor jamón. Es un gesto grandioso y generoso. No


puedes rechazarlo.”

Hannah todavía parecía escéptica y apenas disimulaba su disgusto cuando Tomás regresó
con tres platos apilados con un jamón rojo profundo y en finas rebanadas. Se mostró
orgulloso y nos informó que lo había ahumado él mismo durante dieciocho meses.

"Gracias, Tomás," Lina dijo, y yo seguí su ejemplo. Hannah se mostró menos


entusiasta, pero para su crédito lo agradeció. Todas tomamos un bocado delante de él,
sonriendo como tontas para mostrar nuestro aprecio. Él aplaudió y se inclinó ligeramente,
claramente complacido con nuestra reacción, luego nos indicó que siguiéramos comiendo
mientras finalmente fue a atender a sus otros clientes.

Tan pronto como él se dirigió al interior, Hannah escupió el jamón de nuevo en su plato.
"Oh, Dios mío, eso es horrible."

Me las arreglé para tragar mi bocado pero no estaba en desacuerdo. El jamón sabía a sal
masticable.

"Está un poco salado," Lina admitió, pero comió otro bocado.

"¿Un poco?" Hannah apartó su plato. "No podría comerlo si estuviera hambrienta."

"Se supone que es salado," Lina explicó. "Es jamón serrano, y es un manjar en España,
pero es un poco recocido."

XWPColección: Página y Facebook 144


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"¿Por qué te lo estás comiendo?" Hannah preguntó horrorizada.

“Fue un regalo dado con franqueza y amor. Es desagradable negarse."

Cuando lo expresó de esa manera, no vi ninguna otra opción, así que también di otro
bocado. Esta vez fue menos impactante, la salinidad de la carne templada por la dulzura
de la sonrisa que me dio.

Le devolví la sonrisa y seguí comiendo. Esto no era sobre el jamón. Aceptaba todo lo que
España tenía para ofrecer. La gracia y la generosidad estaban sobre la mesa, y tenía la
intención de tomar hasta el último pedacito. Lina sonrió más ampliamente, la
comprensión tácita regresó entre nosotras mientras igualábamos bocado a bocado hasta
que habíamos limpiado nuestros platos.

Hannah nos miró como si ambas hubiéramos perdido la cabeza. "Si te gusta tanto, coman
el mío también."

"No," ambas dijimos, y luego nos echamos a reír.

"Hicimos nuestra parte, ahora haz la tuya," le dije. "No seas grosera."

"No me importa si es grosero," Hannah dijo. "No puedo comerlo."

Al parecer, Hannah todavía era demasiado joven o muy terca para algunas de las
lecciones que había aprendido en este viaje. Lina dejó caer los hombros y su sonrisa se
desvaneció. Me sentí desesperada por aferrarme a la alegría de nuestra conexión, así que
puse un ultimátum rápido. "Cómetelo o llévatelo, Hannah."

"¿Qué?"

“Come el jamón o encuentra una manera de salir de aquí sin dejar que Tomás lo vea. Tus
bolsillos, tu bolso, lo que sea. Solo sácalo de tu plato."

"Asqueroso, no puedo poner un jamón malo en mis bolsillos."

Señalé el pequeño bolso que había colgado en el respaldo de su silla. No era mucho más
grande que un teléfono celular o una billetera grande, pero probablemente cabría todo el
jamón. "Es nueva," Hannah se quejó. "La compré en Madrid."

"Cómetelo o llévatelo."

Hannah miró a Lina en busca de ayuda, pero permaneció en silencio, con los labios
fruncidos como si tratara de no reírse.

XWPColección: Página y Facebook 145


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Bien." Hannah puso mala cara y vació el bolso, colocando un puñado de euros, la llave
de su hotel y un poco de brillo labial en la mesa. Ella suspiró dramáticamente y comenzó
a meter un puñado de jamón en su bolso mientras Lina y yo observábamos, divertidas más
allá de las palabras. Cuanto más metía, más divertida se ponía la situación, y para cuando
terminó, los lados del pequeño bolso sobresalían de la carga completa del jamón Serrano.
Incluso Hannah estaba teniendo dificultades para enfadarse. Cerró el pequeño broche
dorado justo cuando Tomás salió de la cocina.

"¿Os gusta?" Preguntó esperanzado.

"Sí," todas estuvimos de acuerdo, nuestras sonrisas brillantes y genuinas. A pesar del
hecho de que ninguna disfrutó el jamón, habíamos disfrutado mucho deshaciéndonos de
él, y Tomás no era conciente de la diferencia. Sonrió con orgullo mientras pagábamos la
cuenta, le agradecimos profusamente, y nos despedimos con un ademán, luego nos fuimos
con un bolso lleno de jamón salado.

Tan pronto como doblamos una esquina, las tres nos echamos a reír. Hannah encontró el
bote de basura más cercano y sacó las tiras de jamón de su bolso. La escena era
absurdamente cómica, después de casi veinticuatro horas de agitación, y ninguna de
nosotros pudo contenernos. Se sintió tan bien reír de nuevo que no intentamos detenernos.
Nos reímos con tanta fuerza que las lágrimas rodaron de nuestros ojos y trastabillamos en
la acera.

"Hannah, la contrabandista de jamón," Lina dijo, echándonos a reírnos otra vez. Los ecos
de nuestras risas nos siguieron hasta la playa.

Caroline y Andi nos llamaron desde un restaurante junto al mar del que se estaban yendo.
Todas hablamos de nuestras aventuras mientras caminábamos por la Costa del Sol. Nos
quitamos los zapatos y hundimos los dedos de los pies en la arena cálida y oscura, el
choque del oleaje mezclándose fácilmente con nuestra eufórica alegría.

"Esto es hermoso," Hannah susurró.

"Espera hasta que lo veas en la mañana cuando salga el sol del mar," Lina dijo.

Traté de imaginármelo, pero el pensamiento era demasiado hermoso incluso para mi


imaginación. El sol se hundía ahora, pero la luz se desvanecería hasta después de las diez.
Estar en Málaga hacía los días mágicamente largos, y estaba agradecida por cada segundo
que Lina y yo pasamos cerca la una de la otra. Los bañistas y los surfistas se habían
retirado por la noche, pero pasábamos junto a parejas tomadas de la mano, turistas con las
cámaras alzadas y el pintor ocasional que intentaba capturar la escena en el lienzo.

En la distancia, un grupo de personas permanecían juntas en la arena, todas enfocadas en


tres figuras hacia el frente del grupo. Cuando nos acercamos, vi que no estaban vestidas

XWPColección: Página y Facebook 146


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

para la playa, sino para un evento formal. La pareja en la parte delantera llevaba
pantalones de lino blanco y camisas holgadas. Los invitados levaba desde trajes y faldas
hasta pantalones y jeans. No fue hasta que estábamos a unos pocos metros de distancia
que me di cuenta de que las dos personas que estaban al frente y dos tercios de los
celebrantes eran mujeres.

"Es una boda lésbica," dije con reverencia.

"Sí," Lina dijo, "muy bonita."

"¿Puedes hacer eso aquí?" Hannah preguntó.

"Por supuesto, ha sido legal durante años."

"Pensé que todo el país era católico," Andi dijo.

"La iglesia es la iglesia, el estado es el estado y el amor es amor," Lina dijo con
naturalidad. "En España puedes tener los tres a la vez."

No me pude mover. Había escuchado historias sobre bodas de homosexuales, incluso


había visto fotos de lugares como Massachusetts y San Francisco, pero nunca había
estado en una boda de lesbianas o gays, ni siquiera había conocido a alguien que lo
hubiera hecho. Observé atentamente mientras las mujeres deslizaban los anillos en los
dedos de la otra y recitaban sus votos mientras se miraban a los ojos. Se veían tan
enamoradas, y las personas a su alrededor irradiaban alegría y aprobación. Todas nos
detuvimos, paralizadas por la vista.

Un anhelo, una necesidad, un deseo me invadieron. Esto era lo que había estado buscando
cuando vine aquí. Esto es lo que había buscado en las calles laterales de Barcelona y en
los bares de Chueca. Esto era lo que había rozado en el restaurante de Sevilla y mientras
navegaba por las aguas del Guadalquivir. Esta era la imagen por la que me había
esforzado lograr, pero no había sabido cómo formularla hasta este momento. Amigos,
familia, amor y alegría se mezclaron y celebraron en grupo. Qué hermoso concepto.

Sentí a Lina a mi lado, el roce sutil de su mano contra la mía, el olor de su perfume en la
brisa marina. "¿Qué piensas?" Susurró.

"¿Quieres eso?" Pregunté, mi pecho apretado por la emoción.

"Sí," ella respondió, "y tú?"

"Sí, me acabo de dar cuenta de que eso es exactamente lo que quiero."

XWPColección: Página y Facebook 147


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Tranquilamente tomó mi mano entre las suyas, y nos unimos en el momento mientras
observábamos a dos mujeres unirse en matrimonio.

Cuando la oscuridad cayó completamente, tomamos un autobús de la ciudad de regreso a


nuestro hotel. Lina se sentó a mi lado, nuestra reconexión tácita y sin probar, pero
esperanzada. La tensión desapareció de sus hombros y la chispa volvió a sus ojos, sonrió
con facilidad y se rió ligeramente mientras las conversaciones flotaban a nuestro
alrededor.

"¿Qué vas a hacer mañana?" Le preguntó a Caroline y Andi.

"Queremos ir de compras y ver si podemos detectar a Antonio Banderas," Caroline dijo.

"Es el malagueño más famoso del mundo. Podrías verlo a él y a Melanie Griffith en la
calle Larios. Esa es la elegante zona comercial de la ciudad."

"Yuju," Andi dijo, obviamente emocionada por la idea, "y luego podemos volver a la
playa después de nuestra siesta."

"Tal vez mamá y yo vayamos a la playa contigo," Hannah dijo.

"Eso sería divertido."

"¿Por qué?" Hannah y yo preguntamos al unísono.

"Las playas están en topless," Caroline explicó, y todas nos reímos.

"¿Qué vas a hacer?" Lina me preguntó.

"No estoy segura, pero la playa comenzó a sonar más atractiva."

Lina me dio un empujón juguetón. Su forma fácil de tocar era nuevamente detectable.
¿Era ese un hábito español o algo único en su personalidad?

"No tengo ningún plan," continué con más honestidad. "Veré lo que el día depara cuando
llegue el momento."

"Suenas más como una española cada día."

"Me siento más como una española cada día."

XWPColección: Página y Facebook 148


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

El autobús se detuvo a una cuadra de nuestro hotel, y subimos la colina juntas. Debajo de
nosotros, las luces de la ciudad brillaban hasta la oscuridad del mar. La música salsa
flotaba en la noche desde un club cercano, y el aire salado colgaba a nuestro alrededor.

En el interior del hotel, todas nos dijimos las buenas noches en el pasillo entre nuestras
habitaciones, luego me giré para seguir a Caroline y Andi, mientras que Lina se daba la
vuelta en la dirección opuesta con Hannah. Quería ir con ella, pero estaba dispuesta a
esperar, feliz por la segunda oportunidad que había tenido con ella esta noche. Estar cerca
de ella en sus términos era infinitamente pero mejor que estar distanciada de mí. Antes de
cerrar la puerta de nuestra habitación, miré por el pasillo una vez más. Lina se quedó
mirándome. Ella sonrió dulcemente, con nostalgia, y le devolví la expresión.

"Buenas noches," dije suavemente.

"Hasta mañana," respondió, luego cerró la puerta.

Me quedé dormida pensando en la promesa de las palabras de despedida de Lina: Nos


vemos mañana.

XWPColección: Página y Facebook 149


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Día Nueve

Caroline, Andi y yo estábamos esperando en el vestíbulo cuando entró la Señora. Parecía


más pequeña y más frágil de lo habitual. Su piel todavía estaba pálida y parecía haber
perdido peso, si es que eso era posible. Aún así, sonrió alegremente y nos abrazó a todas.
"Las he extrañado a todas," dijo alegremente mientras nos sentábamos a desayunar en el
restaurante del hotel. Lina vaciló al lado de nuestro grupo, su papel ahora más confuso en
esta situación en la que no necesitábamos una guía turística, traductora o acompañante.
Me pregunté cuán diferentes habrían sido nuestras interacciones si la Señora hubiera
estado alrededor.

¿Nos acompañaría Lina a las cenas? ¿Con quién se habría sentado en el autobús o hablado
durante el tiempo libre? Ciertamente no habríamos compartido una habitación. Esas
barreras profesionales habrían hecho el viaje mucho más fácil para ella, pero menos
satisfactorio para mí. No podía imaginar a España sin Lina, y no quería que ella se
desvaneciera en el fondo ahora.

Saqué la silla a mi lado y le hice un gesto a Lina para que tomara asiento. Ella sonrió ante
la bienvenida y me dio unas palmaditas en el hombro mientras se sentaba.

"También te hemos echado de menos," Caroline dijo. "Tenemos mucho de lo que hablar,"

"Quiero escuchar todo eso," la Señora dijo.

Dudé que alguna vez escuchara todo eso, y una mirada de acuerdo conspirativo pasó
rápidamente entre nosotras antes de que las historias oficiales de nuestro viaje
comenzaran a desbordarse.

Nos detuvimos solo el tiempo suficiente para pedir nuestra comida, omelets, fruta fresca y
cafés. Las palabras salieron libremente de nuestras bocas en un español fácil, aunque no
siempre gramaticalmente correcto, y la Señora dio su aprobación. “Tu español ha
mejorado más allá de mis expectativas más salvajes. Lina, cómo lo hiciste?”

Lina se sonrojó. "No hice nada. Siempre se las arreglaban bien cuando lo necesitaban.
Deben haber tenido una buena maestra."

La Señora sonrió, "La necesidad sacó lo mejor de ellas." ¿Fue la necesidad lo que provocó
los cambios en mí o fue inspiración? Sintiendo la presencia de Lina a mi lado, sospeché
que era lo último.

XWPColección: Página y Facebook 150


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Todas comimos, nos reímos y nos pusimos al día durante casi dos horas. El personal del
restaurante, a la gran moda andaluza, nunca nos apuró mientras contábamos las aventuras
en Las Ramblas, las peleas de espadas en Toledo, el calor y la belleza de Sevilla y los
mercados de Málaga. La Señora escuchó atentamente, haciendo preguntas frecuentes
sobre las cosas que vimos y lo que más disfrutamos. Estaba lo suficientemente
complacida de que todas tuviéramos cantidades adecuadas de educación y diversión.

"Toda mi preocupación ha sido por nada," dijo finalmente. "Obviamente han tenido una
guía maravillosa."

Lina se sonrojó nuevamente e intentó desestimar el cumplido, pero todas nos unimos a los
elogios.

"Lina nos enseñó todo sobre la comida y la cultura, y conoce todos los mejores lugares
para ir de compras," Caroline dijo.

"Y no creo que le haya hecho una sola pregunta para la que no sabía la respuesta," Andi
agregó.

"Ella me hizo enamorarme de su país," dije seriamente y quería agregar que ella me
enseñó a amar, pero eso era demasiado para una conversación de desayuno.

"Ella es la mejor guía de la historia," Hannah dijo, "incluso si me hizo meter el jamón en
mi nuevo bolso."

Todas se rieron, y luego tuvimos que compartir esa historia con la Señora también.
Cuando terminamos, parecía feliz pero agotada. "Tal vez su Señora debería instalarse en
su habitación y recostarse un poco," Lina sugirió. Fue gracioso que estuviera llamando a
la Señora Wallace ahora solo Señora también, como si ese fuera su nombre.

"Vamos, mamá," Hannah dijo. "Volveremos a ser compañeras de habitación y le daremos


a Lina una noche para ella sola."

"Vamos a ir a la calle Larios," Caroline dijo. “Es hora de compras y hacer un poco de
cacería por Antonio Banderas.”

"Melanie Griffith, conoce a tu competencia," Andi dijo, tratando de lograr una pose sexy.
"¿Quieres venir con nosotras, Hannah?"

"Ve. Voy a descansar hasta el almuerzo," la Señora le dijo a Hannah, quien abrazó a su
madre y se fue con las chicas.

XWPColección: Página y Facebook 151


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Es difícil verlas salir a una ciudad extraña en un país extranjero," la Señora le dijo a
Lina. "No habría pensado que eran capaces de eso hace unas semanas, pero ya se parecen
más a mujeres jóvenes que a niñas."

"Son el grupo más gratificante que he tenido," Lina estuvo de acuerdo.

"¿Qué planes tienes hoy, Ren?" la Señora preguntó.

"Iré a donde me lleve el día," le dije. "Es un nuevo truco que aprendí en España."

"Es muy español," la Señora dijo, "y en este momento el día me está llevando a una
siesta."

Lina se ofreció a mostrarle a la Señora la habitación de su hotel, luego mudó sus cosas a
una nueva habitación propia. Las vi irse, queriendo seguir a Lina pero entendiendo que no
me habían dado ese tipo de invitación.

Por mucho que quisiera estar cerca de ella, quería darle más respeto. Ella merecía tiempo
y espacio para definir nuestra relación en los términos que quisiera, pero aún así no fue
fácil.

Salí al patio del hotel y miré hacia el mar a través de la ciudad. Se estaba poniendo
caluroso rápidamente mientras el sol brillaba en el agua e irradiaba hacia la ladera.
Debería ponerme en movimiento. Era mi último día en España, y quería ver mucho más.
Mi cerebro me estaba diciendo que fuera lo más rápido posible, que pusiera toda la
energía que tenía para grabar imágenes, sonidos, olores y sabores en mi memoria para
poder evocarlos para consolarme mucho después de regresar a casa. Tenía sentido meter
todo lo que pudiera en estas últimas horas, pero cada vez que pensaba en pararme, me
sentía abrumada por la sensación de que debía quedarme quieta. Estaba aprendiendo a
escuchar esa voz interior, la que venía de un lugar más profundo que mi mente, un lugar
más tranquilo y más seguro. Tal vez estaba desarrollando el instinto o la intuición que
esperaba al principio del viaje, o tal vez me estaba volviendo más española, aprendiendo a
abandonar el sentido del tiempo convencional y adoptar un ritmo más natural. De
cualquier manera, me relajé en mi silla del patio, contenta en el momento.

Lina salió del hotel a toda prisa, luego se detuvo abruptamente cuando me vio. "Pensé que
ya habrías ido a explorar."

"Yo también lo pensé," admití.

La sonrisa de Lina era más radiante que el sol mediterráneo. "Me alegra que todavía estés
aquí."

"Yo también."

XWPColección: Página y Facebook 152


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"¿Te gustaría ir conmigo?"

Ella no dijo dónde, y no importaba. "Sí."

La seguí hasta un pequeño Peugeot azul en el estacionamiento. "Este es mi coche, Azul,"


dijo.

"¿Le has puesto nombre a tu coche?"

"Por supuesto."

Me enamoré un poco más de ella.

Condujimos más alto en las montañas, con una estación de pop española tocando
suavemente en la radio y las ventanillas bajadas. El calor del día aumentó pero no era
desagradable con la brisa. Las calles se estrecharon, y la mayoría de ellas eran de un solo
sentido. Las casas que pasamos eran más bien como edificios continuos unidos por una
cuadra entera, todas blancas con techos de azulejos de cerámica y puertas pintadas de
forma vívida. Todo resplandecía brillante y limpio bajo el infinito cielo andaluz.

"No puedo creer que hayas crecido aquí," le dije.

"Estoy segura de que me sentiría igual si visitara tu casa," Lina dijo.

"Me gustaría que la visitaras, pero no es tan impresionante. Este lugar es tan extraño. Soy
de un pueblo bastante estándar, en la zona centro de los Estados Unidos, pequeño."

"Eso me parecería extraño."

"Supongo." Tenía sentido estar impresionada con algo porque era diferente, pero había
más en mi reacción que eso. Este lugar era especial para mí.

Dimos vuelta en una pequeña plaza y entramos en un estacionamiento comunitario. Seguí


a Lina sin preguntar a dónde nos dirigíamos, simplemente feliz de estar en el viaje.
Caminamos cuesta arriba entre tres edificios blancos de cuatro pisos. Una anciana dejó de
colgar la ropa lavada en el patio el tiempo suficiente para saludar a Lina.

"Buenos días," Lina dijo a cambio.

"Hola, Lina," un joven dijo con shorts y una camiseta de fútbol mientras pasaba
corriendo junto a nosotros.

XWPColección: Página y Facebook 153


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Hola, Julio," ella respondió alegremente.

"Todo el mundo te conoce aquí."

"Crecí aquí."

"¿Aquí? ¿En este barrio?”

"Aquí mismo, en esta casa." Señaló una puerta azul.

No podía creer que estaba frente a su casa. Era personal, tan poco relacionado con su
papel como guía turística, pero profundamente conectado con ella como persona. Estaba
emocionada y nerviosa al mismo tiempo. Lina no se detuvo por mi reverencia. Abrió la
puerta y entró, dejándome para seguirla o quedarme congelada en la calle.

Crucé el umbral tímidamente y miré a mi alrededor. Las paredes interiores eran tan
blancas como el exterior, haciendo que el espacio se sintiera más grande de lo que era.
Los marcos de las puertas estaban pintados con el mismo azul cerúreo que la puerta. Una
pequeña chimenea cilíndrica curvada en una esquina de la habitación, y el único mueble
era un pequeño sofá y una mesa de café rústica. Dos caminos conducían hacia una
escalera y una pequeña cocina, ambas de un blanco inmaculado. Las imágenes colgaban a
lo largo de la pared a ambos lados de las escaleras. Lina de niña, pequeña y delgada con
un uniforme escolar, pero con la misma sonrisa brillante que me atrajo hacia ella ahora.
Lina de adolescente en la playa al atardecer, en el escenario entre mujer y niña, sus
profundos ojos castaños se arremolinaban con promesa. Lina, en una ciudad con un
hombre que claramente era su padre, él le abrazaba por los hombros con fuerza y su
expresión apenas contenía su orgullo por ella.

"Mamá," gritó alegremente. "¿Dónde estás?"

"Lina," una mujer llamó y bajó rápidamente las escaleras. Primero un par de brazos se
extendieron más allá de mi vista. Luego siguió una mujer compacta, enlazándose con
Lina en un enorme abrazo. El abrazo continuó, ambas mujeres estrujándose con fuerza
como si no se hubieran visto en años en lugar de menos de dos semanas. Retrocedí,
sintiendo que debía apartarme de una emoción tan desenfrenada, pero mi curiosidad era
demasiado fuerte para ser apartada. Esta era la madre de Lina. Dios mío, me trajo a su
casa para conocer a su madre. La idea me abrumó incluso cuando intenté no atribuirle
demasiado.

"Mamá," Lina dijo cuando finalmente dio un paso atrás, "esta es Ren."

"¿Ren?" Su madre preguntó, estudiándome con curiosidad. No la culpo. Lina no ofreció


ninguna explicación sobre quién era yo o por qué me había traído con ella.

XWPColección: Página y Facebook 154


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Hola," dije, recordando vagamente que había un tiempo formal en español, una forma
de dirigirse a las personas para mostrar un mayor respeto, pero la capacidad de conjugarlo
me falló. "Soy una turista."

"No," Lina corrigió, "una amiga."

¿Así que no era una turista, sino una amiga? "Amiga," no era el título que esperaba, pero
era mejor de lo que había sido ayer por la mañana. Mientras esperaba que todavía
estuviera ascendiendo en estatus, la amistad ciertamente cubría parte de lo que quería
compartir con Lina.

"¿Una amiga?" Las cejas de su madre se alzaron. "Una amiga americana?"

"Sí," Lina dijo, un ligero rubor en sus mejillas.

Su madre me miró de arriba abajo un par de veces como si me estuviera evaluando y


dándome el tiempo para hacer lo mismo con ella. No era tan grande como esperaba,
probablemente en sus cuarenta y tantos años. Era bajita, no tenía más de metro y medio de
altura, pero aún así era un poco intimidante por la forma en que me sondeaba con sus
profundos ojos marrones. Eran más oscuros que los suaves marrones de Lina, pero con la
misma forma. Madre e hija también tenían la misma boca. ¿Qué notó de mí? Cuadré mis
hombros, esperando el veredicto. Ella estiró los brazos y me abrazó. "Bienvenida, amiga
Ren."

Le devolví el abrazo ligeramente, lanzando una mirada interrogadora a Lina sobre los
hombros de su madre. ¿Qué me perdí? Seguramente algo se perdió en la traducción.
¿"Amiga" significaba algo más aquí?

"Cálmate," Lina dijo, y su madre me soltó pero siguió sonriendo mientras entraba en la
cocina.

"Hablas español?" La madre de Lina dijo.

"Un poquito," respondí, secretamente orgullosa del ‘poquito’ del español que ahora
hablaba.

"Podemos hablar inglés," dijo. "Lina habla inglés en el trabajo, pero nunca ha traído a
nadie a casa para que yo practique."

Su madre sacó grandes cantidades de comida del refrigerador, y me pregunté si su


comentario era realmente sobre su deseo de practicar sus habilidades lingüísticas o su
forma de hacerme saber que era la primera persona que Lina había llevado a casa. Ya me
gustaba ella.

XWPColección: Página y Facebook 155


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Estoy feliz de estar aquí," le dije. "Tiene una hermosa casa, Señora Montero."

"Por favor, llámame Carmen," dijo mientras calentaba una sartén en la estufa. Era
temprano para el almuerzo, pero su cocinar parecía instintivo, casi compulsivo. "Lina, por
qué no le muestras alrededor?"

Lina, que me había estado viendo en silencio mientras interactuaba con su madre, me
indicó que la siguiera escaleras arriba. Había dos dormitorios en el segundo piso. "Este es
de mi madre," dijo mientras pasábamos. Miré hacia adentro para ver solo una cama doble
en una pared y una cómoda en la otra con un crucifijo colgando sobre ella.

"Esta es mi habitación." Abrió una puerta y entró. El pequeño espacio, como el resto de la
casa, estaba limpio, blanco y ordenado, con solo una cama doble, una cómoda y un
pequeño escritorio, pero tenía su personalidad en un sinnúmero de pequeñas formas. Un
diploma universitario colgaba sobre el escritorio, junto con varias impresiones artísticas,
incluyendo una del Greco que reconocí de El Prado. Un conjunto de fotografías en la
parte superior de la cómoda me llamó la atención y las examiné más de cerca.

"¿Este es tu papá?" Pregunté, señalando al mismo hombre que había visto en la foto de
abajo. Parecía más joven en esta. Sentado solo en una playa, con su cabello oscuro largo,
greñudo y alborotado por el viento.

"Sí, fue tomada antes de que yo naciera, durante su primer verano en España."

Quería preguntar más, pero no estaba segura de cuánto quería compartir. "¿Fue entonces
cuando conoció a tu mamá?"

Ella sonrió. "Amor a primera vista, él solía decir. Mamá lo dice de otra manera. Dice que
él no le gustaba al principio. Era engreído y arrogante, pero también persistente, y con el
tiempo demostró su valía con ella."

La descripción sonaba familiar. Lina probablemente me habría descrito como engreída y


arrogante al principio del viaje. ¿Cuántos estadounidenses tuvieron una historia similar
durante su estadía en España? "¿Cómo se la ganó?"

“Él nunca dudó en su devoción. Se centró en ella e hizo lo que tenía que hacer para estar
cerca de ella. Ella me dijo una vez que él la amó desde el primer momento, mientras que
su amor por él comenzó poco a poco, pero creció con cada día que pasaba," dijo,
claramente maravillada por el contraste. "Ella todavía lo ama. Por eso nunca se volvió a
casar. Ni siquiera sale."

"Eso debe ser solitario para ella. Todavía es joven."

"Lo es, y si es joven. Es por eso que me quedo aquí cuando estoy entre recorridos."

XWPColección: Página y Facebook 156


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Y una de las razones por las que no te has ido a los Estados Unidos," terminé.

"Sí."

Me dolió el corazón, nuestra situación era más imposible que nunca. Me subiría a un
avión mañana por la mañana y Lina se quedaría aquí a donde pertenecía. Comencé a
entender a lo que se refería Caroline sobre la bendición y la maldición de encontrar el
amor tan joven.

Ella debe haber sentido la gravedad de mis pensamientos porque tomó mi mano
ligeramente, dándole un pequeño apretón. "Vamos. Te mostraré mi lugar favorito."

Me llevó por otro tramo de escaleras y por otra puerta azul a una terraza en la azotea.
Azulejos de color naranja oscuro bordeaban un patio con una mesa pequeña y un juego de
sillas de lona. Una hamaca baja se mecía en la brisa a lo largo de un lado, y un banco de
madera gastado se alineaba en el otro. Un muro bajo bordeado de tejas de terracota
rodeaba la plataforma, proporcionando poca barrera a las impresionantes vistas más allá.
En una dirección, la ciudad continuó subiendo la montaña detrás de nosotros, edificios
blancos y brillantes intercalados entre parches de verde exuberante. En el otro lado,
Málaga se extendía abajo, un ejemplo de ciudad vibrante, blanca, brillante y clamando
todo el camino hacia el mar. Los alcances más lejanos de mi vista desaparecieron a lo
largo del horizonte azul y verde del Mediterráneo.

"Es impresionante," dije con asombro. "He visto tantas cosas asombrosas en este país que
pensarías que ya sería inmune, pero esta vista es la más hermosa hasta ahora."

Ella sostuvo mi mano más fuerte. "Estoy de acuerdo."

"Deberíamos comer en la azotea," Lina dijo cuando regresamos a la cocina. "Es un


hermoso día, y la comida se calienta demasiado en la cocina."

"Me encantaría eso," dije mientras continuaba viendo a Carmen cocinar. Sofrió el pollo en
una mezcla de especias y luego agregó pimientos, arroz y vino. Ahora toda la mezcla
burbujeaba en vapor que llevaba el delicioso aroma a través de la casa en una ola de calor.
Periódicamente, Carmen revolvía el arroz o probaba la salsa, luego lanzaba otra pizca de
ajo o azafrán antes de volver a tapar el sartén y revisar el pan que había empezado a
hornear antes de que llegáramos.

Carmen puso al corriente a Lina con los chismes del vecindario. Alguien se casó, alguien
tuvo gripe, alguien se mudó a Madrid. Lina le contó sobre su gira más reciente, cómo se
enfermó la Señora y cómo Hannah se emborrachó en el barco. Afortunadamente, omitió
la parte en la que me había sacado del bar gay. Carmen me preguntó por mi hogar, mis

XWPColección: Página y Facebook 157


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

padres y qué me gustaba más de España. La conversación fluía fácilmente en la pequeña


cocina. En realidad me preocupaba lo cómoda que me sentía en esta pequeña casa en la
montaña, donde abundaban las vistas, los olores y los sabores desconocidos. ¿Cómo
podría sentirme cómoda aquí cuando nunca lo hice en casa? ¿Mi tranquilidad viajaría a
casa conmigo mañana o se quedaría en España? ¿Podría seguir siendo mi hogar si no me
sintiera como en casa allí? ¿Podría este lugar ser un país extranjero ahora que se sentía tan
familiar?

"Deberíamos poner la mesa," Carmen dijo, estirándose para alcanzar algunos vasos del
gabinete superior.

"Aquí, permítame." Me levanté y saqué tres de ellos fácilmente.

"Gracias, Ren." La amplia sonrisa de Carmen me recordó a la de Lina, tan hermosa,


cálida y sin restricciones. Era como se vería Lina en veinticinco años. La idea me
complació y me desconcertó porque significaba que algún día Lina seguiría siendo
cautivadora, pero también probablemente en una cocina española junto al mar. ¿Donde
estaría yo?

"Los llevaré arriba." Tomé los vasos y algunos platos, ansiosa por alejarme del tema
deprimente de mi futuro incierto.

"Subimos en un momento," Carmen dijo.

Coloqué los platos en la mesa con superficie de vidrio, organizando cuidadosamente cada
lugar individual, luego me giré para disfrutar de la vista una vez más. Parada aquí en este
hermoso y soleado día, admirando una vista increíble y preparándome para compartir una
comida con la mujer más cautivadora que jamás haya conocido, los límites de la
perfección estaban lo suficientemente cerca como para agarrarlos. Quería retenerlos el
mayor tiempo posible, pero no estaba segura de cómo.

Empecé a bajar las escaleras, preguntándome si Lina y su madre necesitaban ayuda para
subir las cosas, pero cuando llegué al rellano en el segundo piso, escuché que su
conversación regresaba al español.

Hablaban rápidamente, tal vez incluso acaloradamente.

No quise escuchar a escondidas, al menos no al principio. El escuchar fue puramente un


ejercicio académico al principio, ya que intenté seguir el idioma en la forma natal rápida
que había escuchado pero que en realidad no había hablado. Elegí las palabras que sabía.
De Lina capté las frases ‘ella es joven’, luego ‘muy inteligente’. De Carmen entendí ‘ella
es guapa’ y ‘ojos azules’. Lina estuvo de acuerdo en algo, y luego añadió ‘demasiado
terca’. Capté la mayor parte de la conversación en este estilo de vocabulario-prueba.
Entonces oí mi nombre y todo cambió. ¿Habían estado hablando de mí todo el tiempo?

XWPColección: Página y Facebook 158


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Lina repitió la palabra ‘joven’ de nuevo. ¿Estaba siendo descartada por mi edad? Carmen
rápidamente señaló que Lina también era joven y merecía la oportunidad de actuar a su
edad. Luego Carmen añadió que yo era guapa. Amaba a Carmen. Lina respondió que
estaba centrada en el trabajo, y pensé que Carmen dijo que no estaba completamente
centrada en el trabajo o no me habría traído aquí. Buen punto, y silenciosamente le di las
gracias por hacerlo.

Lina suspiró profundamente y dijo, "Ren es Americana."

No tenía nada que descifrar allí. Vivía a varios miles de kilómetros de distancia, no en el
país que amaba Lina, no cerca de su madre y donde no quería construir su futuro. Carmen
admitió ese punto, y la desesperanza me consumió. Luego volvió a hablar, esta vez
suavemente, con más compasión en su voz. "Hija mía, tu padre nació en Estados
Unidos pero tenía un corazón español."

Me apoyé contra la pared cuando me llegó el significado de las palabras, no solo la


traducción literal, sino el verdadero significado. Carmen había dicho que el padre de Lina
era estadounidense, pero que tenía un corazón español. Un corazón español. La poesía de
la frase merecía una notificación de aprobación, pero se alojaba en algún lugar muy
dentro de mí. ¿Por eso sentí un apego a este lugar? ¿España es donde reside mi corazón?
¿O era Lina donde reside mi corazón? ¿Podrían ambos estar separados? Lina era España
para mí, y España era Lina. ¿Qué significaba para nosotras juntas? Parecía en conflicto,
no como alguien cuya mente estaba decidida. ¿Necesitaba algún tipo de tranquilidad
sobre mí o de mí?

Regresé al piso de arriba en silencio y me senté a la mesa, intentando actuar de manera


informal mientras subían con una jarra de agua helada, una cesta de pan y la increíble
creación de comida de Carmen en el sartén caliente. Me levanté rápidamente y saqué una
silla del camino para que pudiera poner el platillo directamente sobre la mesa.

Carmen me dio unas palmaditas en la mejilla. "Tales modales en este caso, Lina. Puede
que tengamos que mantenerla en España."

Lina puso los ojos en blanco ante el claro cumplido de su madre, pero Carmen siguió
adelante mientras se sentaba y servía un montón de almuerzo, que resultó ser una versión
local de arroz con pollo.

"¿Cuáles son tus planes para el futuro, Ren?"

"Me aceptaron en la Universidad Estatal de Illinois en el otoño," dije entre bocados de


arroz con pollo, pimientos y guisantes.

"¿Qué vas a estudiar?"

XWPColección: Página y Facebook 159


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Ren tiene tiempo para decidir estas cosas." Lina intervino, probablemente recordando mi
anterior inquietud por el tema.

"No lo sé con seguridad, pero después de este viaje puedo estudiar español e historia del
arte, o tal vez turismo. He encontrado muchos nuevos intereses aquí. Quiero explorarlos
cuando comience la escuela en el otoño.” Sabía que las noticias le agradarían a Carmen,
pero en cambio observé a Lina. No sonrió con la profunda y exuberante sonrisa que
esperaba. En cambio, su frente se arrugó. ¿Qué estaba tratando de reprimir?

"Qué bien," Carmen habló con entusiasmo. "Entonces, te gustaría volver a España?"

Asentí, mis ojos nunca dejaron los de Lina. "Me gustaría eso, si ella me acepta."

Esta vez las comisuras de la boca de Lina se torcieron hacia arriba, y sentí que su tensión
se relajaba lentamente.

"¿Y qué harías aquí?"

“Tengo una amiga que quiere comenzar su propia compañía de turismo con guías
especializados en España. Espero que algún día tenga un trabajo para una estadounidense
con un ojo por los maestros españoles."

Carmen se quedó sin aliento, obviamente dándose cuenta de que me había metido en los
sueños de Lina, pero ninguna de las dos nos enfocamos en su presencia por más tiempo.

"¿Y si esta amiga todavía no está lista?" Lina preguntó.

Me recliné, la respuesta me llegó con una claridad que nunca antes había experimentado
"Esperaré todo el tiempo que sea necesario."

Carmen rechazó mi oferta de lavar los platos, me felicitó nuevamente por mis modales y
aprovechó una última oportunidad para señalar mi ayuda a Lina antes de dejarnos solas en
la azotea.

"Sabes que mi madre se ha enamorado de ti," dijo.

"Tomaré todo el amor que pueda, pero ella no es la Montero en la que esperaba provocar
esa reacción."

Ella sacudió su cabeza. "A veces eres demasiado encantadora para tu propio bien."

"Pero no lo suficientemente encantadora para ti?"

XWPColección: Página y Facebook 160


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Ren," dijo, acercándose, "sabes cómo me siento con respecto a ti. No es que no seas lo
suficientemente encantadora. Eres demasiado encantadora para mí."

"¿Cómo es posible ser demasiado encantadora?"

"Es más que eso. No lo ves? No solo eres demasiado encantadora, sino demasiado joven,
demasiado inteligente, demasiado hermosa, con un futuro demasiado brillante por delante.
Eres demasiado. Alumbras con demasiada intensidad para durar."

Ella me suplicó que entendiera. "Volverás a casa como una mujer totalmente nueva.
Siempre recordarás este tiempo, nuestro tiempo juntas, pero pronto será todo lo que seré:
un buen recuerdo."

"Has tenido razón en todo," le dije mientras tomaba su mano en la mía, "hasta ahora.
Estás equivocada acerca de esto. Por primera vez en mi vida, estoy donde necesito estar.
Nunca olvidaré este sentimiento, y haré lo que tenga que hacer para volver a él."
Ella se dio la vuelta. De pie cerca del borde del patio, apoyó los brazos en la pared y
suspiró profundamente. La oí murmurar algo. Tal vez estaba orando o simplemente
hablando consigo misma, pero se enderezó con una sonrisa en su rostro.

"Bien," dijo resueltamente.

"¿Bien?"

"Disfrutemos de nuestro último día bajo el sol."

"No estoy hablando de hoy." Comencé a decir que quería más que eso, pero ella me calló
suavemente.

“El futuro traerá lo que quiera. No puedo parar eso. ¿Qué opción tengo?” Preguntó,
llevándome a la hamaca. "No puedo resistirme a ti."

"¿Quieres hacerlo?" Le pregunté, temiendo la respuesta, pero aún así necesitando


escucharla.

"Dios perdóname, no quiero."

La besé, sabiendo todo lo que necesitaba saber en ese momento. Estábamos juntas. Fue
suficiente por ahora. Ella se sentía perfecta en mis labios, ambas entregándonos a nuestros
propios deseos. Envolvió sus brazos a mi alrededor y me guió hacia la hamaca hasta que
nos acostamos lado a lado. Besándonos profundamente, nos tomamos nuestro tiempo
explorando la boca de la otra, y me maravillé de la forma en que ella encajaba contra mí.
Cuando nos besamos, ella apartó mis dudas sobre todo. No me preocupaba si estaba

XWPColección: Página y Facebook 161


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

haciendo las cosas bien, sin miedo al rechazo, sin confusión sobre el mañana. Solo tenía
la increíble rectitud de dos personas que encontraban su camino a casa.

Pasamos horas en la hamaca en la azotea de su casita en las colinas de Málaga. Nos


besamos y nos abrazamos, hablamos y nos reímos, luego nos besamos un poco más.
Contamos historias de nuestra infancia, hablamos de nuestras familias, comparamos
comidas favoritas, enlistamos bandas favoritas, nos advertimos mutuamente sobre
nuestras manías. Las barreras entre nosotras ahora se demolieron, ella se abrió más sobre
sus sueños y agregué los míos a los suyos.

Ella yacía con la cabeza apoyada en mi pecho, su cuerpo acunado en mis brazos mientras
hablábamos de su cultura y la mía. Compartimos ideas e hicimos amplios planes ara
futuros hipotéticos, cuidando todo el tiempo de no romper el hechizo al ser demasiado
específicas o aludir a nuestro inevitable tiempo de separación. Trazó círculos ligeros en
mi brazo, y pasé mis dedos por su largo y oscuro cabello. Finalmente nos dormimos en
una siesta envueltas en los brazos de la otra.

Nos despertamos con los sonidos de la ciudad comenzando a agitarse en las calles debajo
de nosotros. Me hubiera gustado vivir en esa hamaca para siempre, pero después de más
besos, Lina me empujó y me llevó de vuelta a las escaleras.

Nos despedimos de Carmen. Ella me besó en ambas mejillas en la tradición europea,


luego añadió uno en mi frente, lo que parecía una cosa universal para hacer. "Volverás
aquí," dijo con naturalidad.

Prometí que lo haría.

Ella aceptó eso con otro abrazo y luego se quedó afuera de su bonita puerta azul,
despidiéndonos con la mano hasta que salimos de la vista.

Lina condujo por el campo y regresó a Málaga a lo largo de la costa, las olas del
Mediterráneo rompiendo a lo largo de la orilla. Terminamos de regreso en el corazón de
la ciudad y dejamos el auto en un estacionamiento público. Rápidamente preferiría
caminar en lugar de conducir, como si no pudiera soportar estar encerrada y necesitaba
sentir, oír, oler y probar todo lo que podía. Lina me hizo pasar por calles de vendedores
ambulantes y mercados abiertos como los que había visitado la noche anterior.

"Vamos a comprar algunos recuerdos para tu familia y algo de cena para nosotras," dijo
con exuberancia infantil. Me arrastré felizmente donde quiera que ella fuera, entrando y
saliendo de tiendas y por calles empedradas.

"Te mostraré algunos de los mejores productos de España," dijo, jalando de mi mano.

XWPColección: Página y Facebook 162


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

La jalé hacia atrás, tirando de ella en mi abrazo. "Ya tengo el mejor de España aquí."

"¿Ves lo que quiero decir? Eres demasiado." Se rió y puso los ojos en blanco
dramáticamente, pero me besó de todos modos.

"Hace unos días, ese habría sido el tipo de cosas que me obsesionaría."

"¿Qué?"

"Decir algo personal, algo sincero, el tipo de cosa que podría hacerme rechazar o reír."

"Me reí, pero no contigo."

"Lo sé, pero probablemente no habría importado entonces. Estaba ocupada tratando de
probarme a mí misma."

"¿Y ahora?"

"Ahora es diferente." Me encogí de hombros. "Soy diferente ahora."

"¿Cómo es eso?"

“Siempre tuve una imagen en mi mente de quién debería ser y lo que tenía que hacer para
ser esa persona. No dejé espacio para la incertidumbre o la exploración. Tenía que tener
todas las respuestas todo el tiempo."

"¿Ya no te sientes así?" Ella preguntó, todavía entrelazándose entre los puestos de
vendedores, aunque más lentamente, deteniéndose de vez en cuando para tocar mi
hombro o rozarme contra mi costado. Sus pequeños gestos me tranquilizaron y animaron.

"No creo que haya dejado de lado esa mentalidad por completo, pero ya no me paraliza."
Pensé por un momento. "Supongo que tengo una mejor idea de lo que importa, y estoy
abierta a cualquier camino que me guíe en esa dirección. Estoy aprendiendo a disfrutar las
preguntas, no solo las respuestas. ¿Tiene sentido?"

"España te ha cambiado."

“España jugó un papel, pero creo que fue más importante ver a España a través de tus
ojos. Me enseñaste a ver todo de manera diferente, incluso a mí misma."

"No te enseñé nada que ya no supieras."

"Tal vez me diste la libertad de mirarme a mí misma de una manera nueva. No te


desanimaste por todas mis defensas. Me impulsaste a ser la verdadera yo."

XWPColección: Página y Facebook 163


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Ella sonrió y me revolvió el cabello. "En caso de que no te hayas dado cuenta, me gusta tu
verdadero yo."

"Eso es lo que quiero decir." Me reí, sin creer completamente que estábamos teniendo
esta conversación tan a la ligera. "Me gusta lo que ves en mí, y también me has ayudado a
ver esas cosas."

"Eso me hace feliz."

"Hacerte feliz me hace feliz". En realidad me hizo vertiginosa, pero no tuve tiempo de
decirlo porque me jaló hacia el marco de una puerta sombreada y me besó de nuevo. Me
apoyé contra la pared y le devolví el beso, pero el deseo no disminuyó. Continuó
creciendo, al igual que el fortalecimiento de la conexión entre nosotras. Mi cuerpo
vibraba de energía, llamándola, con ganas de más, necesitando más, de una manera que
nunca había experimentado y no podía explicar. Mis manos se cerraron en sus caderas,
sintiendo las suaves curvas bajo mis dedos. Ella tomó mi cara entre sus manos, y cuando
lo hizo, su camisa se levantó ligeramente exponiendo su vientre, y dándome el primer
roce de su piel desnuda. El efecto fue vertiginoso y nos trasladó desde el dulce al atractivo
en tiempo récord. No estaba del todo segura de qué hacer al respecto, pero tampoco
estaba dispuesta a detenerlo.

“Ejem.” Alguien cercano hizo la falsa media tos, medio aclararse la garganta que debe ser
un método mundial para conseguir la atención de alguien. Una mujer, probablemente en
sus treinta y tantos años con cabello oscuro y piel profundamente bronceada, nos miraba
con una expresión divertida. "Perdonarme, pero este es mi piso."

"¿Qué?" Pregunté, la bruma lujuriosa no permitía que mis habilidades de traducción


funcionaran correctamente con la piel de Lina aún calentando las puntas de mis dedos.

"Es su departamento," Lina murmuró y rompió el contacto entre nosotras al salir del
camino de la mujer.

"Lo siento." Me disculpé, siguiendo a Lina de regreso al mercado.

La mujer sonrió. "Buena suerte, chicas."

Las dos nos reímos. "¿Nos deseó suerte?"

“Sí, debe estar familiarizada con la compulsión de besar a las mujeres en las puertas.
Apreciamos todo tipo de romance aquí en España."

"Me encanta eso de este país."

XWPColección: Página y Facebook 164


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Sé algo más que te gusta de este país," dijo en un tono tan íntimo que casi me envió a la
cubierta de otra puerta.

"¿Ah, sí?" Le pregunté tímidamente.

"Si. Tu ... amas…"

Contuve la respiración mientras sacaba cada sílaba ...

"... nuestro aceite de oliva."

Casi me ahogo al quedarme sin el aire que me había dejado boquiabierta al final de la
frase y se echó a reír. "¿Qué, eso no fue lo que pensaste que diría?"

"No," admití, pero no pude encontrar la fuerza para hacer un puchero con ella tan feliz y
hermosa frente a mí.

"Bueno, deberías pensarlo ahora, porque tenemos que encontrar un poco de aceite de
oliva para la cena esta noche y algo para que te lleves a casa también."

Volvimos a irnos, entramos y salimos de las tiendas, a través de callejones y bajo toldos
llenos de gente. Cargó nuestras bolsas de compras con dos botellas de aceite de oliva,
frutas frescas, un pañuelo español para mi madre, algo de queso manchego, algunos libros
para mi padre, un CD de Miguel Bosé para mi propia colección y un poco de pan recién
horneado. Finalmente, agarró un sombrero negro de matador de un estante y lo dejó caer
ligeramente sobre mi cabeza.

"¿Para qué es esto?" Le pregunté.

"Tu primer día en España, cuando la Señora Wallace se enfermó y tuve que dejarte en el
metro, me di cuenta de que estabas asustada, pero levantaste la barbilla de una manera
adorablemente desafiante. Pensé para mis adentros, si ella hubiera nacido aquí, habría
sido una torera."

"¿Te gustó eso de mí?"

“Los toreros son héroes aquí, pero a menudo los cornean. Me alegra que hayas elegido
otro futuro, pero egoístamente espero que apliques la misma determinación en tu deseo de
regresar a España."

Enderecé el terciopelo negro y levanté la barbilla desafiante. "¿Cómo se ve?"

"Perfecto." Su sonrisa era feliz y triste al mismo tiempo. "Úsalo cuando dudes de ti
misma, para recordarte lo que veo en ti."

XWPColección: Página y Facebook 165


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Asentí, entendiendo que me estaba preparando para un momento en el que ella no estaría
allí para recordarme esas cosas. La realización hizo que me doliera el pecho, y
rápidamente lo aparté. El día estaba desapareciendo, pero teníamos una noche más, y me
negué a confrontar la realidad de mi partida hasta que tuviera que hacerlo.

Nos abrimos paso de regreso al coche. Lina nos apresuró por la costa y fuera de la ciudad.
El sol colgaba bajo sobre las montañas, arrojando un brillo naranja a través de las olas que
se estrellaban a lo largo de las orillas de arena oscura. Se detuvo en un área cubierta de
hierba con un sendero estrecho a lo largo de la carretera rocosa. La seguí por un camino
de arena alrededor de rocas hasta el punto en que los sonidos del oleaje reemplazaron los
sonidos de la autopista. El área estaba lejos de ser aislada, con casas encima de nosotras
en la colina y cabañas del hotel claramente visibles en la playa hacia el centro de la
ciudad, pero no había nadie más en nuestra área inmediata.

Desempacamos manzanas y naranjas, desenvolvimos el pan, lo rociamos con aceite y


partimos trozos de queso. Metí mis dedos en la arena tibia y pelé una naranja valenciana.
"¿Siempre se siente así?"

"¿Qué?" Ella preguntó.

“Este lugar, esta ciudad? ¿Siempre se siente tan reconfortante?”

"Sí, a veces más frío, pero incluso en invierno sientes el calor de Málaga."

"¿Siempre vuelves aquí entre los recorridos?"

"En el verano y durante las vacaciones escolares, solo tengo unos pocos días de descanso
entre los grupos, pero en el invierno por lo general estoy aquí cada dos semanas. ¿Por
qué?"

"Porque quiero imaginarte aquí cuando esté en el frío y la nieve. Quiero imaginarte
rodeada de calidez y amor," le dije, recostándome y apoyándome en un codo para
estudiarla.

"¿Qué hay cuando este viajando?"

"Pensaré en ti en la Sagrada Familia en Barcelona, tus ojos cerrados y tu rostro


serenamente levantado hacia el cielo. Te veré con las piernas cruzadas en la Plaza del
Pilar. Te imaginaré en Madrid, paseando por los pasillos de El Prado, manteniéndote en
compañía de El Greco y despeinada por el viento en las laderas de Toledo. Pensaré que
pasas bajo la atenta mirada de Don Juan en Sevilla, pero me gustará más cuando sé que
estás detrás de una puerta azul de tu hogar en la ladera de la montaña."

XWPColección: Página y Facebook 166


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Sus ojos se nublaron, pero parecían estar llenos de lágrimas felices. “No es justo que
tengas tantas imágenes de mí. No he visto tu casa. No sé cómo imaginarte."

Entrelacé sus dedos con los míos, pasando mi pulgar por la suave piel de su muñeca. "No
me imagines donde estoy, imagíname donde quiero estar. Aquí contigo."

"Entonces te veré donde quiera que vaya," dijo con resolución. "Te imagino que caminas
con confianza por Las Ramblas y alzas la vista hacia la cima en la Plaza Mayor.
Escucharé tu risa mientras esgrimes una espada en Toledo. Te sentiré a mi lado mientras
camino por la Plaza de España, y no importa lo que suceda entre nosotras, nunca más me
dormiré en mi hamaca sin soñar contigo."

La besé, perdiéndome en el roce de sus labios sobre los míos. A pesar de hablar de
recuerdos felices, nos deslizamos en el tema deprimente de estar lejos la una de la otra.
Odiaba que nuestro primer día sin nada entre nosotras también fuera el último, pero la
sensación de nuestros cuerpos juntos ayudó a evitar los pensamientos de nuestra
inminente separación. Probé una mezcla de naranja y aceite de oliva en sus labios, sabores
españoles mezclados con su lengua mientras rozaba la mía. Podría besarla por siempre y
no tener suficiente. Pasé mi mano por su brazo y sobre la suave curva de su cadera, luego
volví a subir, cada pasada haciéndome ávida por más. Cambié mi peso y me acerqué más
a ella, mi cuerpo buscó instintivamente más de ella, pero cuando nos presionamos
completamente algo se inclinó entre nosotras. Literalmente. La botella de aceite se
derramó sobre su costado y el líquido se acumuló en la manta.

Salté, agarrando la botella y cubriendo mi mano con aceite. Ella rodó en la arena riendo
con ganas. "Buena atrapada."

"Gracias." Olí el olor fragante de la aceituna en mis manos. "Ahora pensarás en esto cada
vez que huelas los olivares en las afueras de Sevilla."

"Qué romántico," ella bromeó antes de caminar conmigo hacia la orilla del agua.

Nos lavamos las manos en el agua salada lado a lado. Todo el tiempo, ella me dio una
sonrisa tonta e ilegible.

"¿Qué?" Pregunté.

"Ahora sabrás a sal y aceite. Eres prácticamente una marinada."

Me reí y la salpiqué. Ella chilló y pateó una rociada de agua contra mí, empapando mi
camisa. Luego se dio la vuelta para correr por la playa, pero la agarré por la cintura y la
atraje hacia mí.

XWPColección: Página y Facebook 167


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Nos tropezamos hacia atrás y estábamos a la altura de las rodillas en el mar para cuando
nos estabilizamos. El agua se arremolinó contra la parte posterior de mis piernas,
empapando mis shorts, pero la sostuve cerca, meciéndome con el ritmo de las olas. Nos
miramos la una a la otra, sus ojos marrones más oscuros de lo que nunca los había visto.
Ella comenzó a apartar la mirada, pero tomé su cara con mi mano y sostuve su mirada.

"No te contengas. Dime."

Ella sacudió su cabeza. "No puedo decirlo."

"No tienes que hacerlo, pero lo haré." La emoción era demasiado fuerte como para no
nombrarla.

"Ren," comenzó, pero no parecía tener la voluntad de luchar contra ello.

"Lina, te amo." Entonces, porque era lo correcto, lo repetí en español. "Te amo."

Ella asintió. "Dios ayúdame, yo también te amo."

Entramos en el vestíbulo del hotel, empapadas pero tomadas de la mano. Me sentí


aliviada, ninguna de mis amigas estaba cerca. Tendría tiempo para explicar lo que había
pasado más tarde, pero ahora mismo tenía que estar a solas con Lina. No tenía
expectativas para la noche, pero necesitaba pasarla con ella. No sabía cómo lo soportaría
si ella me enviaba lejos. Nuestros pasos cayeron silenciosamente a través del pasillo
ricamente alfombrado. Lina se detuvo en el espacio entre nuestras habitaciones.

¿Sería esto un adiós?

Segundos insoportables pasaron mientras esperaba a que resolviera cualquier conflicto


que aún permaneciera dentro de ella. Tal vez debería decir buenas noches y marcharme
con gracia, pero ya no podía mantener la calma. Ardía por ella. No forzaría mi voluntad
con ella, sin importar cuánto gritaba mi cuerpo para aferrarme a ella, pero mi corazón
latía con fuerza mientras luchaba contra la urgencia de rogarle que no permitiera que esto
fuera el final.

Una vertiginosa oleada de alivio se apoderó de mi ansiedad cuando me besó suavemente


en la boca, luego abrió la puerta y me hizo un gesto con la cabeza para que entrara delante
de ella.

La ordenada habitación me dio la bienvenida. A pesar de estar diseñada como la mía, este
espacio tenía muchos de sus pequeños detalles. La parte superior de su maleta estaba
abierta, revelando una pila de camisetas y shorts perfectamente doblados. Sobre el

XWPColección: Página y Facebook 168


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

televisor había un vaso de agua medio lleno y el pequeño escritorio estaba lleno de
postales. Me pregunté a quién le escribió. ¿Seríamos simplemente amigas por
correspondencia después de mañana? ¿Podría lo que pasara esta noche hacernos algo
más?

Entré más profundamente en la habitación y noté que solo un lado de la colcha estaba
arrugado, el lado más cercano a las puertas de vidrio corredizas aún abiertas hacia el
balcón. La imaginé acostada despierta esta mañana mientras veía salir el sol, una suave
brisa agitando las cortinas y acariciando su piel. Ansiaba ser parte de esa imagen, mis
brazos curvados a su alrededor, mis labios presionados contra su hombro.

"Te conseguiré algo de ropa seca," dijo, y volví a centrar mi atención en el presente
mientras ella buscaba en el bolso un par de pantalones deportivos y una camiseta roja lisa.
"¿Te importa si me ducho?"

"Adelante," le dije, repentinamente nerviosa y un poco tímida. Habíamos pasado otras dos
noches en la misma habitación, pero ahora que la tenía entre mis brazos y sentía sus
labios contra los míos, todo tenía un gran sentido de posibilidad.

Me quité los shorts mojados y la camisa húmeda, luego me puse la ropa que me había
dejado. Olían a su maravillosa mezcla de champú y azahar, y respiré profundamente el
suave aroma. Ansiaba todo sobre ella. ¿Qué haría mañana? Finalmente encontré todo lo
que había venido buscando a España. ¿Cómo podría irme? Había vivido sin ella durante
veinte años, pero de nuevo, no sabía lo que me estaba perdiendo.

Salí al balcón y contemplé el cielo nocturno. La luna creciente colgaba en el cielo sobre el
mar y su luz plateada brillaba en todo el Mediterráneo. Fui jalada a este lugar, como la
luna distante jalaba cada ola hacia la orilla. Era más grande y más fuerte de lo que podía
entender, pero lo sentí, tan segura como pude sentir el aire salado contra mi piel. No
parecía justo que te dieran una visión tan breve del cielo solo para que te la arrebaten.
¿Cómo podría volver a la vida que había llevado antes? ¿Serían suficientes los recuerdos
de este país y de la mujer que amaba para sostenerme, o el dolor se multiplicaría con cada
día que pasara? ¿Cuánto cambiaría antes de poder regresar? ¿Lina seguiría sintiendo la
misma? El miedo brotó dentro de mí. Tantas incógnitas. Apreté la mandíbula para sofocar
el impulso de gritar en el cielo nocturno, mi mente loca con preguntas. Tendría que
enfrentar las respuestas pronto.

La oí venir detrás de mí. Ella envolvió sus brazos alrededor de mi cintura y apoyó su
cabeza en mi hombro. "¿Qué estás pensando, nena?"

Exhalé lentamente, escuchando los sonidos del mar, deseando poder ahogar la voz de la
razón de mi cabeza.

XWPColección: Página y Facebook 169


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Tengo miedo," susurré, mi pecho se contrajo mientras me rendía a la oleada de tristeza


que habíamos mantenido a raya hasta ahora.

"¿Miedo? ¿Por qué?"

"Tengo miedo de dejar este lugar, de dejarte." Pero temía que fuera más que simplemente
extrañarla. "Tengo miedo de quién soy sin ti," dije en voz baja. "Y me temo que nunca
volveré a sentirme así otra vez." Temblé en sus brazos, la realidad de nuestra inevitable
separación me abrumó. Mi garganta se apretó y de repente mis costillas se sintieron
demasiado pequeñas para contener mi corazón. "Sobre todo estoy aterrada de que nunca
te volveré a ver."

"Escúchame." Ella me dio la vuelta en sus brazos. "Eres una mujer fuerte, inteligente y
hermosa. Estarás bien, más que bien. Prosperarás – “

"No lo hice antes de conocerte. Avancé y no quiero volver a eso. Contigo estoy segura y
estable, como si estuviera donde debo estar. No quiero perder eso." Mi voz se quebró bajo
la magnitud de la transformación que ella había inspirado en mí. "No quiero perderte."

"Cálmate, mi amor," susurró, pasando sus dedos por mi cabello y ahuecando la parte de
atrás de mi cabeza. "No puedes perderme. No puedo prometer que siempre estaremos
cerca la una de la otra, pero estás en mi corazón todo el tiempo. Somos parte la una de la
otra ahora. Eso nunca cambiará."

La miré a los ojos, incluso mientras las lágrimas nublaban los míos. Quería sacudirla, o
abrazarla con tanta fuerza, algo, algo que la hiciera sentir la inmensidad del amor que
tenía por ella. "No, no eres parte de mi corazón. Lo tienes todo. Mi corazón que con el
tuyo se pierde."

Me besó de la forma en que nos habíamos besado todo el día, apasionadamente,


inquisitivamente, pero esta vez nuestra colisión tuvo una urgencia, un hambre que incluso
yo, con toda mi inexperiencia, podría decir que nos llevaría más allá de los límites
previamente ocultos. Mi corazón se retorció y, al romperse, nos abrió un camino para que
nos acercáramos más. Nuestra pasión trascendió y alimentó lo físico. Mi corazón latía por
ella, cada aliento que tomaba me llenaba con ella, y todavía cada parte de mí ansiaba más.
La conexión hubiera sido demasiado para sostenerse, como mirar la cara del sol, pero en
ella estaba a salvo, fuerte. Estaba en casa.

Mi cuerpo se movía contra el de ella, dedos, boca, piel. Cada respiración trabajosa llevaba
su aroma, calmante y excitante. Su toque me anclaba a todo lo que importaba, a la
sensación de que estábamos exactamente donde deberíamos estar. Justo aquí. Ahora
mismo. La calidez se convirtió en calor. El beso nos dirigió desde el balcón y hacia la
cama. Agarrando la ropa, con el beso roto en respiraciones compartidas, luché por

XWPColección: Página y Facebook 170


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

encontrar las palabras para expresar deseo, necesidad e incertidumbre. Le acaricié la cara
y pasé mis dedos por su largo y oscuro cabello.

Estaba desesperada por abrazarla, tocarla en todas partes, sentirla contra mí. pero
temblaba, con demasiado temor por reclamar algo tan hermoso como mío. Su perfección
me humilló. No tenía ninguna habilidad ni siquiera gracia para ofrecerle, solo un sentido
innato de que mi cuerpo sabía cómo llegar a ella. Mis manos se cerraron en sus caderas, el
instinto apoderándose de mi mientras la sujetaba. No podría haber explicado cómo lo
supe, ni siquiera lo que sabía. Si no fuera por el amor puro, completo en sus interminables
ojos marrones, podría haber perdido mi indignidad, pero ella me dio la fuerza para
reconocer mi debilidad. "Quiero ser ... no ... quiero decir que nunca ..."

"Está bien," susurró, guiándome hacia abajo a su lado. "Vamos a aprender la una de la
otra juntas."

Cuando nuestra ropa cayó al suelo, también lo hizo mi vacilación. Busqué su cuerpo,
maravillándome con el sorprendente contraste de piel contra piel, la marca del toque de la
piel reuniéndose en su similar. Cada vez que ella respondía a mi toque, se abría y ofrecía
más de sí misma, me volvía más decidida. Mi cuerpo anuló cualquier remanente de
indicios de inseguridad y volví a temblar. No de los nervios esta vez, sino de la
excitación. Me estremecí ante su belleza, el deseo de hacer lo correcto por ella – por
nosotras – me abrumó. Nos estábamos convirtiendo en un ‘nosotras’, con urgencia,
hermosamente, aunque no siempre con gracia.

"Quiero ... necesito," pasé mis manos a lo largo de su cuerpo, "Lina."

"Sí." Ella se arqueó en mi toque.

Me hizo caer en un beso abrasador. El fuego me consumía y me empujaba hacia adelante.


Puede que mi mente no haya conocido el camino hacia ella, pero mi corazón y mi cuerpo
sí, y me entregué completamente a ellos.

La paciencia y la comprensión se entremezclaron con el deseo incendiario,


cimentándonos, superándonos, consumiéndonos por completo y luego estrellándonos para
reavivarnos a medida que el ciclo se renueva de nuevo.

"No puedo tener suficiente," le dije, alcanzándola de nuevo.

Ella respondió con su boca en mi cuello. "Dios, Ren." Su aliento era cálido contra mi piel,
pero las palabras se perdieron en la ráfaga de mi propio palpitar rugiendo en mis oídos.

Girándola, alcanzando ahora sin dudarlo, me deleité con el ritmo de su cuerpo debajo del
mío. La miré fijamente, asombrada por la obra maestra que yacía debajo de mí. "¿Sabías
que se sentiría así?" Mi voz tembló.

XWPColección: Página y Facebook 171


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"¿La forma en que me miras, la forma en que me tocas, tu pasión?" Ahuecó mi cuello con
la mano y me acercó más hasta que nuestros ojos se encontraron, parpadeando con el
reconocimiento instantáneo de lo que ambas anhelamos. "Sabía que podías consumirme."

Tomó mi boca con la de ella. Labios separados, piernas enredadas, corazones abiertos.
Encontré las mejores partes de mí en ella, ansiaba aferrarme a ellas, y a ella, con una
ferocidad que me habría asustado en otras circunstancias. Sin aliento, retrocedí, la estudié.
"Creo que ... de alguna manera, yo también lo sabía."

Ella levantó un dedo y trazó un lado de mi cara. "Te amo, Ren."

Sus palabras se estrellaron contra mí, y cerré los ojos por un momento para absorber su
impacto. Si necesitara algo más que esto me habría asustado, pero con Lina a mi lado,
contra mí, dentro de mí, no había espacio para el miedo.

"Yo también te amo." La besé de nuevo, saboreando lágrimas. ¿Las mías o las suyas? Ya
no importaba. Me deleité con la increíble rectitud de este momento y la mujer que lo
inspiró.

Tuvimos una noche para explorar, despertar y aprender cada parte del cuerpo de la otra.
Pasamos cada minuto haciendo recuerdos, del tipo que sostendría una conexión de por
vida.

XWPColección: Página y Facebook 172


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Día Diez

Franjas de la luz solar cruzaban el arco hacia el balcón mientras yacíamos en los brazos
de la otra y una maraña de sábanas.

"¿Qué estás pensando?" Lina preguntó, con la cabeza apoyada en mi pecho.

"Finalmente entiendo a Goya."

Ella arqueó sus cejas perfectamente curvadas. "¿Qué hay con él?"

"¿Por qué no pintaría sobre la Maja Desnuda?" Dije, asimilando la longitud del cuerpo de
Lina, el amor y la lujuria se mezclaban en una poderosa emoción que llenaba mi pecho.
"No te cubriría por todo el dinero del mundo."

Ella me besó con fuerza, y me maravillé de la necesidad que aún sentía en mí, incluso
después de una noche llena de intentos de calmar el deseo. Me hubiera rendido al deseo
de nuevo si ella no se hubiera alejado. "Si no me cubres, entonces tendré que hacerlo o
nunca llegaremos a salir de esta cama."

"Me encantaría nunca dejar esta cama."

"Pero entonces nos perderíamos el amanecer." Me empujó juguetonamente para ponerme


de pie.

No vi cómo cualquier amanecer podría compararse con mi vista actual, pero no le negaría
nada. Me vestí a regañadientes y me uní a ella en el balcón. Apoyó los codos en la
barandilla y apoyó la barbilla en sus manos. La rodeé con mis brazos, acaricié su cuello e
inhalé profundamente para captar su aroma cítrico mezclado con el sutil olor a sal en el
aire antes del amanecer.

El borde superior del sol se asomaba a la vista, una franja de color naranja enviando rayos
de color a través de la brillante superficie del mar. Los azules y verdes fueron cortados
por un rosado casi demasiado brillante para asimilar, y sin embargo al expandirse, tiñendo
todo con su brillo, magnificó los tonos naturales de todo lo que tocaba. Las crestas
espumosas de las olas se volvieron fluorescentes cuando se levantaron y se estrellaron y
cayeron de nuevo en olas de color turquesa rodando hacia la suavidad mientras corrían
hacia la orilla. El sol se deslizó sobre el horizonte, el cielo rosado se hizo más intenso y se
extendió a través de la oscuridad, arrasando la noche. Los bordes exteriores de su alcance
avanzaban lentamente a lo largo de la costa y hacia la ciudad. Las sombras se

XWPColección: Página y Facebook 173


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

desvanecieron, revelando edificios blancos fundidos en cálido color mandarina. La ciudad


cobró vida a todo color ante mis ojos.

Lina se dio la vuelta y hundió su cara en mi pecho, apretándome con fuerza contra ella.

"¿Qué es?" Pregunté, sacudida. "¿Qué pasa?"

"Nunca he odiado algo tan hermoso antes," dijo.

“¿Lina?” Pregunté, sin entender sus palabras.

"Odio este amanecer. Porque viene para alejarte de mí."

La comprensión sacó un jadeo de mi garganta mientras el dolor de sus palabras me


apuñaló.

Me estaba yendo.

La parte inferior del sol despejó el agua ahora. Debían de ser las siete en punto.

En cualquier momento una de las otras vendría a buscarnos, rompiendo la ilusión de la


intemporalidad a la que nos aferramos. No estaba lista para que esto terminara. No estaba
lista para irme. No estaba lista para nada de esto.

Oh Dios, ¿qué hemos hecho?

Ella estaba en cada parte de mí. Perderla ahora sería como perder una extremidad. Ella
había tratado de advertirme, trató de contenerse, trató de salvarnos del dolor que me
atravesaba, pero ya era demasiado tarde.

Habíamos cruzado una línea que no podíamos deshacer, dijimos palabras que no
podíamos ignorar, aprendimos cosas que no podíamos desaprender, y ahora tenía que
dejarla, ambas solas y sufriendo.

"No puedo hacerlo," le dije. "No puedo dejarte."

"Ren. Tienes que irte a casa.”

"Esta es mi casa. Aquí es donde se supone que debo estar. Mi lugar está contigo.” La
desesperación brotó, como un temblor que sacudió mi núcleo.

"Tus amigos, tu familia ..."

XWPColección: Página y Facebook 174


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Ellos entenderán. Los haré entender," argumenté, la opresión alrededor de mi corazón


hacía que fuera imposible respirar por completo. "Les diré que te quiero. Lo gritaré desde
todos los tejados de Málaga. Compraré un anillo y me arrodillaré aquí mismo."

Empecé a arrodillarme frente a ella, pero me agarró de los hombros y me levantó. "No
puedes."

"¿Por qué no?" Escuché que la histeria rompía mi voz, pero me sentía incapaz de
controlarla. "Quiero casarme contigo en la playa. Quiero que el mundo sepa cuánto te
amo."

"Yo también te amo." Tomó mi rostro entre sus manos. "Y es por eso que tienes que irte."

Busqué en sus profundos ojos marrones por paz, consuelo, comprensión, y los encontré a
todos, pero todavía no podía reunir ninguna de las resoluciones que vi en ella.

"No lo entiendo." Traté de alejarme pero enganchó un dedo debajo de mi barbilla y atrajo
mi mirada hacia ella.

"El amor no se trata de grandes gestos, amor. Se mantiene firme y fuerte el uno para el
otro, incluso cuando las cosas no son perfectas." Hizo una pausa, se suavizó. "¿Puedes
hacer eso?"

Vi una lágrima caer por su mejilla. Su corazón se estaba rompiendo como el mío, pero se
mantuvo fuerte por mí. Ella se merecía lo mismo a cambio. Quería ser firme y segura para
ella, calmarla, tranquilizarla, protegerla. Asentí, mi garganta tensa con la emoción que
luché por forzar.

Este dolor sería mío, aunque me aplastara. Las palabras salieron ásperas y entrecortadas
contra mis nervios crudos. "Me iré. Pero trabajaré todos los días para volver contigo."

"Vamos a labrar nuestros propios caminos para volver la una a la otra. No abandones el
tuyo a favor del mío. Dos corazones que encajan siempre se encontrarán el uno al otro."

El sentimiento ofrecía un frío consuelo. Todo el dolor que había sufrido bajo la duda y
las inseguridades no podían tocar la angustia que sentía por la única cosa que ahora sabía
con absoluta certeza: estábamos destinadas a estar juntas. No quería esperar a que el
destino o Dios o el universo revelaran un plan maestro.

Quería estar con ella ahora, y si no ahora, lo antes posible. Pero si ella necesitaba tiempo,
coherencia o una devoción firme, entonces eso es lo que le daría. "Te lo prometo, Lina, no
importa qué camino tome o cuánto tiempo me haya ido, mi corazón siempre estará aquí
contigo."

XWPColección: Página y Facebook 175


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Me paré frente a la aduana en el aeropuerto internacional de Málaga y vi a mis amigas


despedirse de Lina. La Señora le dio las gracias por cuidarnos bien y Lina dijo que nunca
había estado tan triste por el final de una gira.

Ella abrazó a Hannah. “Tienes mi dirección de correo electrónico, amiga. Espero que la
uses.”

"Lo haré," Hannah dijo. "Te enviaré las fotos que tomé en el viaje."

"Gracias," Lina dijo, "y también mándame algunas de tu casa."

Caroline y Andi saltaron hacia adelante y apretaron a Lina entre ellas. Se habían reído
incesantemente toda la mañana en un intento de ocultar su tristeza al irse.

"El próximo verano es tu turno de visitarnos en los Estados Unidos," Caroline dijo.

"Puedo hacer eso," dijo con seriedad. "No he estado en años, pero me has dado nuevos
motivos para visitar la tierra natal de mi padre."

"Tienes una razón en particular," Andi dijo mirándome, "y a ambas nos gusta mucho."

"Gracias." Las lágrimas de Lina llenaron sus ojos otra vez. "Ustedes son buenas amigas.
Ella tiene la suerte de tenerlas."

Mi garganta se engrosó mientras escuchaba el intercambio. Es posible que haya tenido el


cambio más drástico en los últimos diez días, pero cada una de nosotras había cambiado
por nuestras propias experiencias de alguna manera. La Señora dijo que parecíamos más
grandes. Tal vez algunas experiencias te hayan envejecido más que años enteros. Nos
estábamos convirtiendo en lo que debíamos ser. Caroline y Andi se habían convertido en
increíbles amigas para mí, y ahora también podía ver que eran mujeres extraordinarias al
borde de futuros brillantes. Hannah pasó de ser una niña estadounidense promedio a
mostrar tanto potencial para la fuerza y el humor, una mezcla estelar para cualquier
adolescente. Cada una de nosotras se convirtió en una versión más refinada de nosotras
mismas.

Como retrasábamos nuestra partida todo el tiempo que pudimos, la Señora nos empujó
hacia la línea de seguridad.

Me quedé a su lado, mi respiración laboriosa y el latido de mi corazón era errático ante la


perspectiva de dejarla.

XWPColección: Página y Facebook 176


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

La Señora miró de un lado a otro entre nosotras. Tal vez fue el hecho de que estaba
usando la ropa de ayer, o tal vez mis ojos inyectados en sangre me delataron. Por otra
parte, podría haber sido la forma en que Lina y yo no podíamos dejar de mirarnos la una a
la otra, como si cualquiera de nosotras pudiera desmoronarse en cualquier momento. La
Señora negó con la cabeza y dijo, "No quiero saber lo que ha pasado aquí. Solo dime si
tengo que preocuparme por abordar el avión sin ti, Ren.”

"No, señora," dije solemnemente. "Sé lo que tengo que hacer."

Ella asintió con escepticismo, pero se volvió para ponerse en la fila.

Lina sostuvo mi mano entre las suyas y susurró, "Eres una mujer increíble, Ren. Por
favor, dime que no lo olvidarás cuando te vayas de aquí."

Estudié sus labios, la línea sutil de sus pómulos, la curva de sus pestañas, tratando de
grabar todo de ella en mi memoria. Necesitaría estos detalles para sostenerme en los
largos meses venideros. Solo serían meses, y no años, o más. El pánico amenazó con
apoderarse de mi. "¿Por qué suena como si estuvieras diciéndome adiós para siempre?"

"Sabes que eso no es lo que quiero, no después de lo que hemos compartido. Quiero estar
contigo tanto que duele."

"Me siento de la misma manera." Mi voz se quebró, pero me las arreglé para mantenerme
unida y mirar en sus infinitos ojos marrones. "Te amo."

"Sé que lo haces, y también te amo, por eso me mataría verte privarte a ti misma por mí"

"No entiendo."

“Por más difícil que sea dejarte ir, sería más difícil verte perder o apresurar algunos de los
mejores años de tu vida. Estás aprendiendo quién eres y en qué te vas a convertir." Ella
suspiró. "No tomes ningún atajo en mi nombre. Eso solo llevará al arrepentimiento y al
resentimiento."

"No." La besé, pasando mis dedos por su cabello oscuro. Quería desaparecer en la
sensación de ella contra, mis labios, mis dedos, en su aroma que me llenaba con cada
respiración. "Nunca me resentiría contigo."

“Me apresuré a través de mis años universitarios, no disfruté amigos y perdí


oportunidades valiosas. No quiero que hagas lo mismo, especialmente no por mi culpa."

"No sé lo que estás pidiendo. ¿No quieres que vuelva contigo?” Hice una mueca de dolor,
la agonía emocional de esa idea era tan fuerte que llevaba un dolor muy físico.

XWPColección: Página y Facebook 177


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Te estoy pidiendo que sigas tu propio camino."

"Mi camino me llevará de regreso a ti." Dios, por qué no podía ver que no sobreviviría sin
ella?

"Tal vez, amor." Ella sonrió tristemente. "Prométeme que no olvidarás el tiempo que
hemos tenido."

"Nunca." Toqué mi frente contra la de ella y miré sus ojos oscuros una vez más. "Nunca
olvidaré nada de lo que me has enseñado, y nunca te olvidaré."

Nos estábamos besando de nuevo sin moderación, el amor y la pasión se mezclaban con
la desesperación y la angustia, sus lágrimas saladas en mis labios mientras respirábamos
lo último de nuestros alientos compartidos. Luego, por un acuerdo tácito, nos separamos,
soltándonos, tan repentina y completamente como nos habíamos unido.

"Te amo," dijo en voz baja.

"Te amo," le susurré, luego me giré lentamente, obligándome a dar un paso pesado,
luego otro, una respiración profunda, luego otro paso. Mis manos temblaron y las
lágrimas empañaron mi visión, pero logré buscar a tientas mi pasaporte y mis boletos. Mis
pulmones ardían y mi pecho se contrajo dolorosamente pero no miré hacia atrás. No
quería que viera mi desesperación, y no podría sobrevivir si viera la misma agonía en sus
hermosos ojos. Ambas necesitábamos que fuera fuerte, y aunque no era lo
suficientemente fuerte para enfrentar su dolor, podía soportar el mío el tiempo suficiente
para escapar de su vista. No fue hasta que estuve en la aduana y en el avión que me dejé
caer en mi asiento. Con Caroline en un lado y Andi en el otro, colgué mi cabeza entre mis
manos y lloré.

Lloré por mí misma, por Lina, por las partes de mí que había dejado en una costa
extranjera a la que pertenecía, y por las partes de mí que tenían que continuar en un país
en el que ya no me sentía como en casa. Qué cruel giro del destino. Había venido a
España con ganas de encontrarme a mí misma, de encontrar mi lugar en el mundo y tener
éxito en todos los aspectos. Pero al hacerlo, había perdido mi corazón.

XWPColección: Página y Facebook 178


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Enero

Me quedé mirando la vista de Toledo, las aguas del Tajo en cascada oscura sobre rocas
centenarias.

Me deleité con la cálida brisa que agitaba las laderas cubiertas de hierba que rodeaban las
antiguas murallas de la ciudad y respiré el aroma de la lluvia inminente. El peso de la
historia me envolvió, calmando mi alma inquieta.

Una calmante presencia susurró ‘cálmate’ y Lina sentada a mi lado. La sentí incluso sin
buscarla. Yo pertenecía aquí.

Una mano suave sobre mi hombro atrajo mi atención de la impresión de la famosa pintura
de El Greco. Parpadeé y miré alrededor de mi aula de español intermedio, como si mi
mente y mi cuerpo se negaran a procesar la gran desconexión entre mi ensueño y mi
realidad. En mi corazón, en realidad, había estado en una colina en España, en lugar de
mirar la imagen. Lina nos había dicho todo aquel día en Toledo que la vista de la ciudad
de Toledo probablemente simbolizaría el país que habíamos visitado seis meses antes, y
como siempre, tenía razón. Me transportaba de regreso cada vez que la veía. El hábito era
reconfortante pero no siempre productivo, especialmente durante la clase.

Mis compañeros estudiantes me miraron expectantes, claramente esperando una respuesta


a una pregunta que no había escuchado. La Señora Perón me dio una sonrisa divertida.
Ella había pasado por esto conmigo el último semestre también.

"Siempre en Toledo, Ren?"

Quería murmurar que no, mi corazón no estaba en Toledo, estaba en Málaga. Pero Toledo
estaba tan cerca como podía ahora mismo. En cambio, susurré una disculpa.

"Está bien. Por favor, lea la página cien."

Pasé rápidamente a la página cien del texto y leí un pasaje en español. Encontré consuelo
en el idioma. En este momento tomé el consuelo de donde pude. Tenía un trabajo a
tiempo parcial en un restaurante de tapas en la ciudad, asistí a proyecciones de películas
españolas en el teatro de arte de la universidad y escuché la música en español que Lina
me había comprado. Cuando esos pequeños lazos con España no pudieron satisfacerme,
Caroline, Andi y yo viajábamos por carretera a las universidades de cada una y
pasábamos horas mirando fotos o recordando a España. Su amistad me asombró. Cada
vez que me abría a ellas, me rodeaban con amor y apoyo. A su vez, también me convertí
en una mejor amiga para ellas, aprendiendo a verlas no como chicas risueñas, rubias o

XWPColección: Página y Facebook 179


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

heterosexuales, sino como mujeres reales y dinámicas con sentidos del humor perversos.
Otro desarrollo por el que tenía que agradecerle a Lina.

Lina

No había sabido nada de ella durante dos semanas, y anhelaba por cualquier cosa que se
asemeje a una conexión. Al principio hablamos todos los días hasta que ella volvió a la
carretera, pero luego nos enviábamos un correo electrónico cada dos días y hablábamos
por teléfono entre sus viajes. Nos enviamos fotos, y cuando ella se fue, Incluso supe de
Carmen un par de veces. Cuando empezaron las clases y Lina tuvo más tiempo libre entre
las giras, las dos compramos cámaras web para nuestras computadoras. Por un lado, era
asombroso vernos, pero por otro lado me dolía no poder abrazarla, o sentirme cerca un
momento y luego sola cuando el equipo se apagaba.

Quería visitar España en Navidad, pero habíamos decidido no hacerlo. No tenía dinero
para viajes cortos a través del Atlántico si tenía alguna esperanza de pasar todo el verano
allí. Además, las vacaciones de Navidad eran un gran momento para viajar, y ella tenía
giras casi todo el tiempo. Apenas habíamos llegado a hablar entre nosotras. Intenté ser
comprensivo, pero ella ya debería haber vuelto a estar en contacto. Estábamos a mitad de
la primera semana de mi nuevo semestre, y esperaba tener noticias de ella.

Mis correos electrónicos no habían recibido respuesta durante la última semana y cuando
llamé, Carmen sonaba cautelosa, diciendo que algo había ocurrido y que Lina estaría
ocupada un poco más. Traté de tener fe, pero este era el tiempo más largo que habíamos
pasado sin hablar. ¿Se había cansado de todo el esfuerzo necesario para permanecer en
contacto? ¿Había decidido que yo no era para ella o que tal vez su camino la conducía
hacia otra persona? No, había llegado a conocerla tan bien. Me habría dado cuenta si me
estuviera ocultando algo. Mi mente vagó a nuestra última conversación en la webcam
cuando hablamos sobre nuestros planes para las vacaciones de invierno. Ella dudó una
vez y cambió de tema, pero eso podría haber sido cualquier cosa. Probablemente había
estado pensando en mi regalo de Navidad, un póster de un torero español que llevaba un
atuendo de matador completo. Me encantó el regalo, pero a medida que pasaban los días
me preocupaba que hubiera más detrás de su silencio.

Traté de sacar fuerzas de todo lo que me había dicho. Me aferré a cualquier detalle
asociado con España. Escuché atentamente la sutil pronunciación de entrega de la
profesora Perón, el suave rodar de una R o el grueso ápice de las pinceladas de El Greco.
No había mucho a lo que aferrarse, pero me negué a dejarlo ir y mentalmente me preparé
para otro largo semestre.

Los estudiantes a mi alrededor comenzaron a guardar sus cosas, y la Señora Perón reiteró
la tarea de lectura para el siguiente período de clase, que anoté apresuradamente en mi
cuaderno.

XWPColección: Página y Facebook 180


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Ren, quédate después de clase, por favor," la profesora dijo. Me hubiera encantado la
forma fácil en que se deslizó entre el inglés y el español si no estuviera a punto de
meterme en problemas.

Esperé en mi pupitre hasta que todos los demás estudiantes salieron de la sala, y la Señora
Perón se sentó junto a mi. Me disculpé de nuevo. "Lo siento."

“Eres una buena estudiante, Ren,” ella comenzó. Tenía probablemente no más de treinta
años, una candidata a doctorado de Bilbao con pelo corto negro y ojos de color moca
claro. “Tu gramática y ortografía necesitan trabajo, pero tu vocabulario es excelente y
hablas como una originaria. Tu acento americano es inexistente a veces, y nunca he tenido
una estudiante que ruede sus Rs con más entusiasmo."

"Gracias," dije, extremadamente feliz de que una originaria pensaba que hablaba bien.
No podía esperar para contarle a Lina.

"Sé que quieres estudiar en España en tu último año," continuó.

"Quiero eso más que nada."

"Tus habilidades lingüísticas te hacen un buena candidata, pero debes involucrarte más
aquí."

"Realmente lo siento," reiteré sinceramente. No quería hacer nada para poner en peligro
mis posibilidades de ir a la escuela en España. "No pretendo soñar despierta. Te prometo
que prestaré una mejor atención."

"Sé que tienes mucho pesar en tu mente y en tu corazón," dijo con simpatía. A lo largo del
último semestre, ella se había enterado un poco sobre por qué quería estudiar en España.
"También tienes muchas oportunidades de crecimiento aquí, y no estoy hablando de tus
clases."

“¿Qué quieres decir?” Había ido a algunas reuniones de la Alianza Gay / Heterosexual
durante el primer semestre y había hecho algunos amigos. No había sido exactamente la
Srta. Social, pero tampoco había sido una ermitaña. Aunque me parecía irónico que había
ganado la experiencia de ser más confiada con las chicas y ya no me interesaba
conocerlas.

“Tenemos un club de español, un grupo de cine, un programa de mentores para reunir a


estudiantes más jóvenes con estudiantes graduados. Las actividades extracurriculares se
ven bien en tus solicitudes de estudio en el extranjero, pero también hacen que la
universidad sea más agradable."

XWPColección: Página y Facebook 181


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

"Lo pensaré," dije, sin querer comprometerme con nada.

"No tengas tanta prisa que te pierdas tus verdaderas razones para ir a la universidad en
primer lugar."

Ella sonaba tanto como Lina, mi voz se atoró en mi garganta. Realmente no salía con mis
compañeros de clase ni asistía a eventos sociales, y aparte de la Profesor Perón, no había
hecho ninguna conexión que me ayudara una vez que saliera de la escuela. "Tienes razón.
Lina me ha dicho lo mismo."

Ella sonrió. "Ella y yo nos llevaríamos bien."

"Probablemente lo harías," admití. “Hay tantas opciones. ¿Cómo sugieres que me


involucre más?”

"Buena pregunta." Hizo una pausa, como si sopesara las opciones. “Tenemos una
estudiante graduada que llegó a la ciudad hoy y probablemente le vendría bien un
lugareño para enseñarle como funciona todo. Tenía algunos problemas con la visa debido
a su doble ciudadanía, pero necesita aclimatarse al campus para poder comenzar su
asistencia de maestra mañana."

"Me encantaría conocerla."

"Genial," dijo. "Ella está llenando el papeleo en la oficina del departamento. ¿Puedes ir
allí abajo ahora?”

"¿Por qué no?" No estaba ansiosa por sentarme sola en mi dormitorio esperando a que
Lina llamara. Puede que esta no sea la forma ideal de pasar una tarde, pero es mejor que
estar sola. Además, me tranquilizaba saber que Lina aprobaría que me involucrara en algo
distinto a mis clases.

Caminé por Stevenson Hall, empujando a través del tráfico peatonal en el congestionado
corredor. Una mezcla de chicos de fraternidad con mochilas y la venta de pasteles del
College Democrats bloquearon mi vista del departamento de lenguas extranjeras.
Mientras esperaba que se abriera un camino, miré con nostalgia el mapa y los folletos de
estudios en el extranjero en el tablón de anuncios del departamento. Ya había memorizado
los requisitos del programa y sabía que no sería elegible por otro año, pero me gustaba
tener un recordatorio visual de lo que estaba buscando. No es que necesitara un mapa para
visualizar mis metas. Todo lo que tenía que hacer era cerrar los ojos para ver la figura de
Lina, oscuros mechones de cabello ondeando en la brisa, ojos marrones llenos de amor,
una sonrisa brillante que hizo que mi corazón se acelerara y mis manos temblaran de

XWPColección: Página y Facebook 182


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

emoción. Incluso pude escuchar el eco de su risa fácil y oler el más leve indicio de su
aroma cítrico. Se sentía cerca, incluso con un océano entre nosotras.

Abrí los ojos e intenté apartar lo visual de mi mente, volviendo a la realidad. Las visiones
de la playa desvaneciéndose alrededor de Lina, la luz cambió del dorado sol al áspero
fluorescente, los fríos azulejos institucionales reemplazaron a la arena cálida, y el océano
turquesa translúcido se transformó en un mostrador de recepción, pero Lina permaneció
en mi visión. Parpadeé y volví a sacudir la cabeza, pero no perdí la vista de ella parada
unos metros delante de mí. Tal vez necesitaba visitar el Centro de Orientación
Universitaria en lugar del departamento de Lenguas Extranjeras, porque claramente vi a la
mujer de mis sueños mirándome fijamente.

La Lina que vi ahora usaba jeans y una chaqueta pesada, no la ropa de verano en la que
siempre la imaginaba. Su sonrisa era tan brillante y sus ojos tan cautivadores como
siempre me había imaginado, pero su pelo era más largo de lo que recordaba y su piel no
tan soleada. Mi corazón tronó en mi pecho.

Esta no era la Lina de los veranos españoles, era Lina en un invierno en el medio oeste.

Ella estaba aquí.

Estábamos en los brazos de la otra antes de que pudiera procesar algo más. Ajenas a lo
que nos rodeaba nos aferramos la una a la otra, nuestros cuerpos apretados
fuertemente. Envuelta en sus brazos, cada respiración que tomaba llevaba una mezcla de
risas y lágrimas, mis emociones demasiado abrumadas para expresarlas plenamente. Pasé
las manos por sus caderas, sus brazos, tratando de convencerme de que estaba realmente
aquí. Su presencia me mareaba, pero ella me abrazaba con tanta fuerza que no temía
caerme.

“¿Qué estás ... es decir, cómo ...?” Me reí. "Te amo."

“También te amo.” Me tocó la cara como si estuviera haciendo el mismo tipo de


verificación de la realidad que yo. Me había imaginado este momento un millón de veces
en los últimos seis meses, pero en mi mente siempre había acudido a ella en España y
había planeado perfectamente lo que quería decir. Ahora, aquí en medio de la oficina con
una multitud de espectadores confundidos, todo lo que podía hacer era besarla.

"Dios, no llegué lo suficientemente rápido." La Señora Perón se rió detrás de nosotras.

"¿Sabías sobre esto?" Le pregunté, rompiendo el beso pero sin apartar la mirada de Lina.

"Si. Fue difícil evitar enviarte aquí cuando te vi mirando tristemente a La vista de Toledo,
pero si lo hubiera hecho, Lina nunca habría terminado su papeleo, y lo último que
necesitamos es que la deporten." La Señora Perón nos sonrió a las dos. "Y no queremos

XWPColección: Página y Facebook 183


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

que ninguna de ustedes sea reportada por exposición indecente, así que por qué no
movemos esta reunión fuera de la oficina hasta que ambas tengan que regresar a clases
mañana?"

Tomé la mano de Lina y la conduje a través del laberinto de personas en el pasillo. "¿De
verdad te vas a quedar aquí?"

"Tengo mi documentación aprobada para estudiar aquí por dos años."

Mi corazón latía con el deseo de enterrarme en su abrazo y nunca dejarla ir de nuevo, pero
mi mente no me dejaría creer que algo tan maravilloso pudiera ser real. "Pensé que no era
por el papeleo."

"No lo es. Finalmente encontré una buena razón para intentar convertir mis sueños en
realidad."

"¿Ah, sí?" Salimos del edificio y nos dirigimos al patio cubierto de nieve, pero no sentí el
frío con ella a mi lado.

"Si. Encontré a alguien que quiere compartir la experiencia conmigo.”

Me detuve y me giré para mirarla. "¿Qué hay de tomar nuestros propios caminos?"

"Nuestros caminos nos unieron en España, y cuando dejaste de intentar luchar contra
quien realmente eras, te diste cuenta de que me perteneces." Ella pronunció el resumen
con una de esas sonrisas que debilitan las rodillas. "Cuando te fuiste, me dije a mí misma
que tenía una responsabilidad con mi madre, mi trabajo y mi país, pero cuanto más
pensaba en tu transformación, más me daba cuenta de que necesitaba una propia."

"No cambiaría nada de ti."

"Eres dulce, pero cuando pensé en todos los muros que levanté para protegerme y
proteger mi carrera, comprendí que la única vez que honestamente seguí mi corazón fue
durante el último día y la noche que pasé contigo." Las lágrimas me picaron en los ojos,
pero las alejé, no deseando perder un segundo de este hermoso momento.

Ella me amaba Me pertenecía. La alegría era casi demasiado para soportar. Estaba
completamente perdida en ella. Habría tiempo más tarde para centrarse en los detalles. En
este momento no podía procesar nada más allá de la perfección de estar con ella. "Esto es
lo último que esperaba que pasara hoy."

"Espero que sea una agradable sorpresa," ella dijo, con el nerviosismo arrastrándose en su
voz.

XWPColección: Página y Facebook 184


Rachel Spangler – Corazón Español Traducción – Martha Lo 2019

Tomé su cara entre mis manos y la atraje tan cerca que solo el espacio de un aliento nos
separaba. Luego la besé, sin prisas y sin obstáculos, y ella me devolvió el beso. No hubo
más preguntas, ni más miedo al tiempo ni a la distancia, solo la paz de estar exactamente
donde ambas necesitábamos estar.

"Es lo mejor porque me recordaste que a menudo las cosas que esperamos nos
decepcionan más, mientras que las sorpresas en la vida son las más satisfactorias."

FIN

XWPColección: Página y Facebook 185

También podría gustarte