Está en la página 1de 86

Dialogo Entre Masones

Artículos Masonicos Seleccionados


Año 6 - N° 69

Setiembre 2019
L

Dialogo Entre Masones


Artículos Masonicos Seleccionados
Año 6 - N° 69

Director General
Herbert Oré Belsuzarri
Directores
Mario López Rico
Vicente Alcoseri
Julio Villarreal III
Artículos Publicados
- Los misterios............................................3
- Juicio a la masonería.................................16
- Simbolismo zodiacal en el Templo Masónico.25
- El GADU y el Libro de la Ley Sagrada.........33
- El secreto alquímico de la masonería..........61
- Gran Orden Egipcio del Gran Oriente de Fran-
cia.........................................................78

La revista agradece la difusión de los artículos


publicados, mencionando la fuente y la auto-
ría.
Valle de Lima Setiembre 2019

2
Los misterios
Mario Lopez
3
Los misterios
Mario Lopez

“La masonería, en el siglo XVIII, restableció dentro de sus Tem-


plos la tradición de las enseñanzas esotéricas ministradas en los
Santuarios egipcios, del mismo modo que lo hacían los filósofos
egipcios utilizando símbolos y alegorías. La ceremonia Masónica,
en su forma simbólica, guarda mucha semejanza con los antiguos
Misterios. Abre la puerta a una nueva vida que es el inicio de la
comprensión de los Misterios Mayores y coloca en evidencia que
la Doctrina Iniciática, manifestada en la misma, es la Doctrina ma-
dre, fuente inagotable de enseñanzas que nos aproximan a Dios.”
[Omar Cartes – Manual para el aprendiz masón]

Introducción

Hablar de los misterios daría para un libro entero pues muchos


se han desarrollado a lo largo de la existencia del hombre. No
se conoce con exactitud cuando surgen los Misterios, pero de
lo que no nos cabe duda es que todas las grandes civilizaciones
han tenido sus Misterios. Las leyendas de Osiris e Isis en Egipto,
de Thammuz y Astarté en Fenicia, de Mithras y Asis en Persia, de
Dionisio y Rea en Samotracia, de Hu y Caridwem en Gran Bre-
taña, de Woden y Frea en Escandinavia, etc. son todas similares.
De hecho, la resurrección de Osiris es, con algunas variacio-
nes, lo que la iglesia católica nos enseña con la resurrección de
Cristo. Además, todas estas leyendas o enseñanzas no son muy
diferentes a las que pueblos aparentemente sin contacto algu-
no con los anteriores poseen como, por ejemplo, los indígenas
americanos o las tribus africanas.

La vida humana en los primeros tiempos y hasta no hace mu-


cho, no ha sido fácil. Hambre, epidemias, gueras, nos mostraban
un mundo duro y cruel donde todo parecía perdido, los Mis-
terios eran portadores de una nueva esperanza; no todo se ha
perdido –nos decían– y existe una manera de salvación de las
4
injusticias, del dolor y de la miseria, si no en esta vida al menos
en la otra, en la que importa, en la eterna.

Los misterios de la India parecen ser los más antiguos, origi-


narios de 50 siglos AC se ocupaban principalmente de la inicia-
ción de sus sacerdotes con una doctrina teogónica, que estudia
las relaciones de los dioses entre ellos y los hombres, y con es-
tudios de física aplicada.

Los sacerdotes de Egipto habrían sido iniciados en los Miste-


rios de los Brahmanes, que pudieron ser introducidos hacia el
2900 AC. Los misterios egipcios tenían como finalidad instruir
sus iniciados en los conocimientos humanos y en la metemp-
sicosis, teoría que admite la transmigración del alma entre los
cuerpos, llegando un momento en el que conocían todas las en-
señanzas y fórmulas religiosas existentes. Este gran desarrollo
de los Misterios Egipcios hizo que fueran una importante fuente
que influyó a otras naciones del mundo antiguo en sus ritos sa-
grados y doctrinas secretas.

Posteriormente se desarrollaron los Misterios Persas, Griegos,


Hebreos, Romanos, etc.…. siendo los Misterios de Orfeu, Baco,
Eleusis y Mitra los más conocidos. Su difusión fue universal.

El interés creciente por los Misterios obliga a quienes los po-


seían a dividirlos en dos grupos que denominaron Misterios
Menores y Mayores. De esta manera, todo el mundo podía acce-
der a los misterios si bien, los Mayores eran reservados a quie-
nes realmente demostraban ser dignos de recibirlos.

Los misterios Menores no pasaban mucho de ser una escuela


de comportamiento y ciudadanía donde el fin era enseñar a los
iniciados que el cielo era poblado de almas cuya virtud era
amar a la Patria.

Los Misterios Mayores estudiaban las ciencias, los errores de


5
la metempsicosis, la naturaleza y sus obras, procurando recu-
perar la pureza primitiva del alma y corregir sus costumbres,
elevando el espíritu. Podemos decir que los Misterios Menores
formaban ciudadanos virtuosos y los Mayores sabios y filóso-
fos que irían a servir como guías de la humanidad. En aquellos
tiempos, y en algunos misterios, las iniciaciones eran muchas
veces, más que simbólicas, pruebas duras y prolongadas duran-
te días, con riesgo real de la vida.

Rene Guenon, nos dice sobre los misterios: “Los «misterios


menores» comprenden todo lo que se refiere al desarrollo de las
posibilidades del estado humano considerado en su integridad;
por consiguiente, terminan en lo que hemos llamado la perfec-
ción de este estado, es decir, en lo que se designa tradicionalmen-
te como las restauración del «estado primordial». Los «misterios
mayores» conciernen propiamente a la realización de los estados
suprahumanos: tomando al ser en el punto donde le han dejado
los «misterios menores», y que es el centro del dominio de la in-
dividualidad humana, le conducen más allá de este dominio, y a
través de los estados supraindividuales, pero todavía condiciona-
dos, hasta el estado incondicionado, que es el único que es la ver-
dadera meta, y que se designa como la «Liberación final» o como
la «Identidad Suprema»”

Como dije al comienzo, hablar de los misterios daría para un


libro entero, así pues, me limitaré a reseñar dos de los más co-
nocidos. Hablaremos aquí de los misterios de Eleusis y dejare-
mos para la siguiente entrega los Misterios de Mithra.

Misterios de Eleuisis

Estos misterios reciben su nombre de la ciudad en la cual na-


cieron y no del dios o ente al que referenciaban sus misterios.
Los misterios eleusinos eran ritos de iniciación anuales al culto
a las diosas Deméter y Perséfone que se celebraban en Eleusis
(cerca de Atenas), en la antigua Grecia. De todos los ritos cele-
6
brados en la antigüedad, estos eran considerados los de mayor
importancia. Estos mitos y misterios se extendieron posterior-
mente al Imperio romano.

Se cree que los misterios habrían empezado en torno al 1500


a. C., durante la época micénica. Se celebraron anualmente du-
rante unos dos mil años.

Había dos tipos de misterios: los misterios menores y los ma-


yores, separados por un período de tres o cinco años. Los mis-
terios menores se celebraban en Agra y los mayores en Eleusis.

En los misterios mayores los novicios efectuaban estudios pre-


paratorios durante unos dos años, para luego ser conducidos a
la epoptia o autopsia; esta última del griego autos, uno mismo,
7
y ops, ver o visión; dando el sentido de «ver por uno mismo» la
contemplación de la verdad

Los únicos requisitos para participar en los misterios era ca-


recer de «culpas de sangre», lo que significaba no haber co-
metido asesinato alguno, y no ser un bárbaro (es decir, saber
hablar griego). Se permitía iniciar a hombres, mujeres e incluso
esclavos.

Los misterios estaban basados en un mito protagonizado por


Deméter. Su hija Perséfone había sido secuestrada por Hades el
dios de la muerte y el inframundo. Deméter era la diosa de la
vida, la agricultura y la fertilidad y mientras se dedicó a buscar
a su hija descuidó sus deberes y la Tierra se heló teniendo lugar
el primer invierno. Por supuesto, los hombres, no acostumbra-
dos a ello, pasaron hambre porque no habían guardado nada de
alimento.

Durante este tiempo Deméter enseñó los secretos de la agri-


cultura a Triptólemo. Finalmente Deméter se reunió con su hija
y la tierra volvió a la vida: la primera primavera.

Desafortunadamente, Perséfone no podía permanecer inde-


finidamente en la tierra de los vivos, pues había comido unas
pocas semillas de una granada que Hades le había dado, y
aquellos que prueban la comida de los muertos ya no pueden
regresar. Se llegó a un acuerdo por el que Perséfone permane-
cería con Hades durante un tercio del año (el invierno, puesto
que los griegos solo tenían tres estaciones, omitiendo el oto-
ño) y con su madre los restantes ocho meses. De este modo, los
misterios eleusinos celebraban el regreso de Perséfone, pues
este era también el regreso de las plantas y la vida a la tierra.
Perséfone había comido semillas (símbolos de la vida) mientras
estuvo en el inframundo (el subsuelo, donde están las semillas
en invierno) y su renacimiento es, por tanto, un símbolo del re-
nacimiento de toda la vida vegetal durante la primavera y, por
8
extensión, de toda la vida sobre la tierra.

Misterio de Mitra

Se denomina mitraísmo o misterios de Mitra a una religión


mistérica muy difundida en el Imperio romano entre los siglos
I y IV d. C. en que se rendía culto a una divinidad llamada Mitra
y que tuvo especial implantación entre los soldados romanos.
Existen testimonios materiales de la práctica de esta religión en
numerosos lugares del antiguo Imperio romano: en Roma y en
Ostia, así como en Mauritania, Britania y las provincias fronteri-
zas a lo largo del río Rin y del Danubio, consistentes en restos de
templos, inscripciones y obras de arte que representan al dios
u otros aspectos de la religión. Frente a esta relativa abundan-
cia de restos arqueológicos, son muy escasas las referencias en
textos clásicos a esta religión.

Los orígenes de esta religión no se conocen de forma precisa,


aunque los estudiosos coinciden en afirmar que llegó al mundo
romano desde Oriente, concretamente desde Asia Menor. Se-
gún Franz Cumont 1, en su estudio publicado a comienzos del
siglo XX, el origen del mitraísmo se encuentra en el antiguo
Irán. De hecho, Mithra es una divinidad indoirania cuyo origen
puede remontarse hasta el II milenio a. C.: siendo su nombre
mencionado por primera vez en un tratado entre los hititas y
los mitani, escrito hacia el 1400 a. C. La práctica del mitraísmo,
como la de todas las religiones paganas, fue declarada ilegal en
el año 391 por el emperador Teodosio.

Mitra es el nombre de una divinidad que fue adorada original-


mente en la India (desde el 1380 a. C.), en Persia 2 y después en
Grecia y Roma. El Mistraismo era una religión de la élite y sus
cultos eran secretos.

Mitra era hijo de Anahita 3 y de Aúra-Mazda 4. Anahita es una


especie de virgen inmaculada, madre de Dios. Quien adoraba
9
a Anahita debía poseer un autocontrol, renunciar y resistir la
sensualidad. Algo muy parecido a la castidad de mojas y frai-
les en el Cristianismo. Esta característica también podemos en-
contrarla entre los monjes budistas. Anahita es María para los
católicos, Semíramis para los babilonios y judíos, Isis para los
egipcios…entre otros muchos nombres.

En el mitraísmo existían siete niveles de iniciación, que pueden


estar relacionados con los siete planetas de la astronomía de la
época (Luna, Mercurio, Venus, Sol, Marte, Júpiter y Saturno), en
este mismo orden, según la interpretación de Joseph Campbell.
La mayoría de los miembros llegaban sólo el cuarto grado (leo),
y sólo unos escogidos accedían a los rangos superiores. Lo cual

10
puede ser visto como los Misterios Menores y los Misterios Ma-
yores. Los niveles, conocidos gracias a un texto de San Jerónimo
que confirman varias inscripciones, eran los siguientes:

Corax (cuervo);
Cryphius (oculto). Otros autores interpretan este rango como
Nymphus (esposo);
Miles (soldado). Sus atributos eran la corona y la espada;
Leo (león). En los rituales presentaban a Mitra las ofrendas de
los sacrificios;
Perses (persa);
Heliodromus (emisario solar). Sus atributos eran la antorcha, el
látigo y la corona;.

11
Pater (padre). Sus atributos (el gorro frigio, la vara y el anillo)
recuerdan a los del obispo cristiano.

En los ritos, los iniciados llevaban máscaras de animales re-


lativas a su nivel de iniciación y se dividían en dos grupos: los
servidores, por debajo del grado de leo y los participantes, el
resto.

Las mujeres estaban excluidas de los misterios de Mitra. En


cuanto a los varones, parece que no se requería una edad mí-
nima para ser admitido, e incluso fueron iniciados varios niños.
La lengua utilizada en los rituales era el griego, con algunas fór-
mulas en persa (seguramente incomprensibles para la mayoría
de los fieles), aunque progresivamente se fue introduciendo el
latín.

El mito del misterio era el siguiente: “el dios Mitra nace cerca
de un manantial sagrado, bajo un árbol sagrado, de una roca (la
petra generatrix; Mitra es llamado de petra natus o petrogenitus).
En el momento de su nacimiento llevaba el gorro frigio, una an-
torcha y un cuchillo. Bebe agua del manantial sagrado. Con su cu-
chillo, corta el fruto del árbol sagrado, y con las hojas de ese árbol
confecciona su ropa.

Encontró al toro primordial cuando pastaba en las montañas. Lo


agarró por los cuernos y lo montó, pero, en su galope salvaje, la
bestia lo hizo desmontar. Sin embargo, Mitra siguió aferrado a sus
cuernos, y el toro lo arrastró durante mucho tiempo, hasta que el
animal quedó exhausto. El dios lo agarró entonces por sus patas
traseras, y lo cargó sobre sus hombros. Lo llevó, vivo, soportando
muchos padecimientos, hasta su cueva. Este viaje de Mitra con el
toro sobre sus hombros se denomina transitus.

Cuando Mitra llegó a la cueva, un cuervo enviado por el Sol le


avisó que debía realizar el sacrificio, y el dios, sujetando al toro, le
clavó el cuchillo en el flanco. De la columna vertebral del toro sa-
12
lió trigo, y vino de su sangre. Su semen, recogido y purificado por
la luna, produjo animales útiles para el hombre. Llegaron enton-
ces el perro, que se alimentó del grano, el escorpión, que aferró
los testículos del toro con sus pinzas, y la serpiente”

13
Interpretaciones de este mito o leyenda hay muchas. Así Franz
Cumont, autor de un estudio clásico sobre la religión de Mitra,
interpreta esta imagen a la luz de la mitología de Irán y vincula
la imagen con textos que se refieren al sacrificio de un toro por
Ahriman 5, el dios del mal; de los sangrientos restos del toro na-
cerían después todos los seres. Según la hipótesis de Cumont,
Ahrimán sería después sustituido por Mitra en el relato mítico, y
en esta forma habría llegado al Mediterráneo oriental.

David Ulansey 6 , en “The cosmic Mysteries of Mithras” lanzó


una explicación radicalmente diferente de la imagen de Mitra,
basada en el simbolismo astrológico. Según su teoría, la imagen
del Tauróctonos es la representación de Mitra como un dios tan
poderoso que es capaz de transformar el orden mismo del Uni-
verso. El toro sería el símbolo de la constelación de Tauro. En
los comienzos de la astrología, en Mesopotamia, entre el 4000
y el 2000 a. C., el Sol estaba en Tauro durante el equinoccio de
primavera; sin embargo, esto fue cambiando con el paso de los
años por culpa de la precesión de los equinoccios. El sacrificio
del toro por Mitra simbolizaría este cambio, causado, según los
creyentes, por la omnipotencia de su dios. Esto estaría en con-
sonancia con los animales que figuran en las imágenes de Mitra:
el perro, la serpiente, el cuervo, el escorpión, el león, la copa y
el toro se interpretan como las constelaciones de Canis Minor,
Hydra, Corvus, Escorpio, Leo, Acuario y Tauro, todas ellas en el
ecuador celeste durante la era de Tauro. La hipótesis explicaría
también la profusión de imágenes zodiacales en la iconografía
mitraica. La precesión de los equinoccios fue descubierta y es-
tudiada por el astrónomo Hiparco de Nicea en el siglo II a. C.

NOTAS:

1 Franz Valéry Marie Cumont (3 Enero 1868 – 20 agosto 1947) Historiador y


arqueólogo belga.
2 Actual Irán.
3 Aredvi Sura Anahita en la lengua avéstica, es el nombre de una figura cos-
mológica indo-iraní, venerada como la divinidad de las aguas, asociada con

14
la fertilidad, la virginidad, la sanación y la sabiduría. También está conside-
rada como una diosa de la guerra. Personificación del planeta Venus en el
zoroastrismo, su nombre significa «sin mancha». También estuvo asociada
con la promiscuidad sexual y la prostitución sagrada
4 Ahura Mazda (Ahura Mazdā) u Ormuz es el nombre en idioma avéstico
para una divinidad exaltada por Zoroastro como el Creador no creado, es
decir, la deidad suprema del zoroastrismo. El zoroastrismo es así descrito
por sus adeptos como «mazdaiasna», la adoración de Mazda. En el Avesta,
«Ahura Mazda es el más alto objeto de culto», la primera divinidad y la más
frecuentemente mencionada en la liturgia yasna. En la cosmogonía y tradi-
ción zoroástrica, todas las divinidades menores son también creaciones de
Mazda. Mazda significa ‘sabiduría’, es un nombre femenino (como el griego
Sofía). Ahura significa, literalmente, el ‘ser alto’ masculino
5 El nombre no aparece en las inscripciones persas de la Antigüedad. En
el Avesta es llamado el hermano gemelo de Ahura Mazda, y el opuesto de
Spenta Mainyu. Es considerado como el Satán destructor, la fuente de todos
los males en el mundo y, al igual que Ahura Mazda, existió desde la creación
del mismo. Ahrimán escogió el mal conscientemente, creó las enfermedades
para provocar la llegada de la muerte. Se considera que su mayor maldad
fue corromper el fuego puro creado por Ahura Mazda, al que le dio color y
le añadió el humo, dándole su característica contaminante. En el día del Jui-
cio Final será destruido por Spenta Mainyu y desaparecerá del mundo para
siempre
6 Puede acceder a un artículo publicado en la revista Biblical Archaeology
Review, en el cual David Ulansey resume su libro The Origins of the Mithraic
Mysteries (Oxford, 1989) (En inglés) aquí: http://www.mysterium.com/mi-
thras.html.

15
JUICIO A LA M
PABLO HERNAN

16
MASONERIA
NDEZ LUVIANO
El jurado compuesto por la Religión y la Política; la parte acu-
sadora la Hipocresía, la Ambición y la Ignorancia; la defensoría
a cargo de la Razón y como autoridad la Justicia.

Primer acto: Inicia su exposición la Justicia diciendo: Iniciamos


este Juicio a la Masonería por haberse visto envuelta en múlti-
ples actos que se consideran contrarios a toda buena costum-
bre e incluso que pudieran considerarse un delito.

Segundo acto: Expone sus argumentos la parte acusadora;


Para ingresar a la Masonería, se les exige la creencia en Dios
como requisito principal asícomo el creer en la inmortalidad
del alma, sin embargo entre sus filas adoran a “GADU” cuando
nuestras escrituras nos otorgan el nombre de dios Éxodo 3.13-
14… ¡YO SOY! ¿Qué significa esto? Yo lo llamaría Idolatría se-
ñores, ¡blasfemia vil y pura, herejía!, buscan salvar su alma con
lo que llaman “la Luz” sabido es por todos que solo a través del
Cristo de Dios se logra esto (1ra. Timoteo 2.5); el Cristiano que
se enorgullezca de serlo únicamente basa las enseñanzas en la
Biblia como razón de fe y verdad, el verdadero devoto no puede
ni debe aceptar creencia espiritual o filosófica distinta a la que
se procesa en los cultos eclesiásticos sacramente establecidos;
Tienen su propio código de moral, templos, altares, jerarquía,
ritos de iniciación y ritos fúnebres, vestimentas rituales, días
festivos, y oraciones propias, exaltan la capacidad de la mente
y la lógica sin tomar en cuenta la necesidad de la gracia y la
misericordia divina, nuestra plena realización y salvación, igno-
ran la realidad del pecado minimizando a la misma Cruz y aun
a la vida en el Espíritu Santo, mantienen “enseñanzas” secretas
seguramente basadas en la hechicería o satanismo, Jesús dijo
que nada ha enseñado en oculto (Juan 18.20). Tan mezquina y
dañina es esta secta que una de las religiones más antiguas, el
Catolicismo, el Papa León XIII Clemente XII (1738) hasta Pío XII
17
han proscrito la masonería y sus costumbres llegando a la exco-
munión de sus miembros.

Por otro lado la Masonería ha provocado innumerables gue-


rras bajo el pretexto de la libertad del hombre, ha promovido
levantamientos contra gobiernos establecidos, ha ganado terri-
torios para establecer gobiernos afines a sus intereses, inven-
tado y desarrollado armas de destrucción masiva misiles inter-
continentales, buscan controlar el mundo mismo estableciendo
lo que ellos llaman “el nuevo orden”; esta sociedad ha sido la
precursora de infinidad de revoluciones bajo las armas y tam-
bién en el ámbito intelectual e industrial, han corrompido la paz
social existente y no se diga de los modelos tradicionales eco-
nómicos y sociales.

El secretismo de sus asambleas facilitan el levantamiento de


insurgencias y grupos contrarios a las leyes y gobiernos le-
galmente establecidos, promueven la rebelión de los pueblos
aprovechando el descontento e ignorancia, establecen centros
“humanitarios” como hospitales y albergues donde en una for-
ma por demás insultante, brindan “ayuda” pero solo a un grupo
reducido, insultante el proceder pues de sus integrantes, seres
con todo el poder monetario, arrojan las migajas de sus mesas
al suelo, donde son recogidas por los seres desafortunados que
en su ignorancia agradecen a su “protector”.

Por lo anterior se le acusa a la Masonería de Herejía, Blasfe-


mia, Idolatría, satanismo, de traición a la patria.

Tercer acto la defensa toma su turno: La Masonería aparece en


algunos países de Europa a finales del siglo XVII principios del
XVIII tal y como la conocemos, aunque sus orígenes verdaderos
se pierden en la historia, se presenta a sí misma como una insti-
tución de carácter Iniciático, Filantrópico, Simbólico, Filosófico,
Discreto, Selectivo, conceptualizándose como una herramienta
de formación, con un método particular basado en el simbolis-
18
mo de la construcción, permitiendo a sus miembros desarrollar
la capacidad de escucha, reflexión y diálogo, afectando tam-
bién a su entorno; manifiesta como objetivo la búsqueda de la
verdad, el estudio filosófico de la conducta humana, el fomento
del desarrollo social y moral del hombre, utiliza símbolos y ale-
gorías de los antiguos constructores de la época medieval a lo
que llaman el “Arte Real”.

Definamos Religión: Conjunto de CREENCIAS, de normas de


comportamiento y de ceremonias de oración o sacrificios, pro-
pias de un grupo determinado de humanos y con las que el RE-
CONOCE UNA RELACION CON LA DIVINIDAD, refiriéndose al
credo y conocimientos dogmáticos sobre una entidad divina,
implica un vínculo entre los hombres y Dios como ya se dijo
y esta regirá su comportamiento de acuerdo a la moral que se
maneje y desarrollara ciertos ritos.

SECTA: Organización, generalmente religiosa, que se aparta


de las doctrinas tradicionales u oficiales y toma carácter secre-
to para los que no pertenecen a ella; especialmente cuando se
considera que es alienante o destructiva para sus seguidores; se
deriva del verbo latino “sequi” con el significado de “seguir”,
designando a quienes se dejaban guiar por un conductor o lí-
der especialmente ideológico o religioso, compartiendo ritua-
les, actualmente se aplica a cualquier conjunto de personas que
profesan una religión en minoraría o no reconocida en el área
a tratar.

Bajo estos conceptos se entiende que la Masonería NO es una


RELIGION ni se promueve como tal, en la religión se te dice en
quien debes creer y como lo vas a encontrar, se prohíbe salir
de estos caminos que se te marcan y como punto principal, la
salvación de tu alma lograda bajo ciertos actos y conceptos que
ahí, en la religión, se te dice y enseña, la Religión Segrega, en
ramas como el Pentecostés, existen cristianos que poseen cier-
tos “Dones” y los que aún no, en los Testigos de Jehovah los que
19
pueden participar de la cena del señor y los que ya han salvado
su alma, en el catolicismo los que pertenecen a grupos selectos.

La Masonería no segrega, para esta institución todos los hom-


bres son iguales, uno de sus principios son “LIBERTAD, IGUAL-
DAD Y FRATERNIDAD” bajo este concepto todos sus integrantes
son tratados como iguales fomentando la fraternidad, se llaman
entre ellos no solo “hermano” sino “Querido Hermano”dando
con esto mayor calidez a su trato; no promete ni menciona cami-
nos de salvación a su alma pues, manejan conceptos puramente
filosóficos y solo eso CONCEPTOS, al interior de sus templos,
no se busca rendir culto a ninguna deidad o ente demoniaco, y
aun así se le acusa de adorar a Lucifer, Satanás y al Diablo bajo
la obtusa y errónea visión de que “lo que no es de Dios es en su
contra”.

Templo: Este nombre utilizado en masonería hace referencia


al Templo de Salomón, de ahí el uso de la palabra LOGIA, pero
solo es tomado en el aspecto simbólico y no eclesiástico, las
“imágenes” que en su interior existen son, como ya se mencio-
nó símbolos tomados de las herramientas que utilizaron los an-
tiguos constructores.

GADU: En las “Constituciones” de Anderson escritas en el año


de 1723 en Londres, se reconoce como Gran Arquitecto de la
iglesia a Cristo, el acróstico Gran Arquitecto del Universo se re-
serva a la divinidad que en su carácter UNIVERSAL la Masone-
ría utiliza solo de forma conceptual y no Religioso, resaltando
que hace una diferenciación entre Deísmo y Teísmo; El DEÍS-
MO (del latín deus: «dios») es una postura filosófica que tiene la
creencia de la existencia y la naturaleza de deidades o deidad a
través de la razón y la experiencia personal, en lugar de hacerlo
a través de elementos comunes como religiones, revelaciones,
fe o tradiciones; Se denomina TEÍSMO al reconocimiento de la
existencia de un dios que creó el universo y que aún se involu-
cra en su conservación. El concepto también puede vincularse
20
al hecho de creer en seres divinos. Cabe mencionar que los au-
tores del libro antes mencionado “Las Constituciones” fueron
escritos por el Reverendo James Anderson, Pastor de la Iglesia
Presbiteriana Escocesa y como el muchos de los diseñadores
de la Masonería actual fueron figuras relevantes en la discipli-
na eclesiástica y más aún muchos Masones fundaron Iglesias
que hasta fecha prevalecen como el fundador de los Testigos de
Jehova Charles Taze Russel, Joseph Smith fundador de los Mor-
mones su Padre Joseph Smith (padre) era Maestro Masón de la
Logia Ontario No 23 de Canandaigua. El creador del Adventis-
mo, William Miller, era Mason de Grado 33, lo mismo con Char-
les Fox Parham fundador del movimiento pentecostal era Mason
solo por citar algunos, aun así la Masonería no es una religión,
pero si permite el ingreso de cualquiera que profese estas pues
no ataca ni sostiene ningún concepto religioso es pues ADOG-
MATICA.

El hecho de que en la mayoría de las guerras de independen-


cia y de revoluciones armadas e industriales de algunos países
del mundo, hayan participado activa e intelectualmente miem-
bros de la masonería, NO implica que estos movimientos se hu-
bieran gestado al interior de sus recintos ya que se restringe al
máximo el tratar temas de política o religión, salvo aquellos que
ofrezcan estudio filosófico o de carácter geopolítico sin tomar
inclinaciones o tintes partidarios, algunos de sus miembros han
participado en la investigación científica, música y política en
forma brillante tales como: Mozart, Haydn, Berlioz, Cherubini,
Liszt, Sibelius, Louis Daniel Armstrong, Duke Ellington, Beetho-
ven en música; Lessing, Herder, Fichte, Goethe, Krause, Voltai-
re, filósofos; Franklin, Fermi, Fleming, Ramón y Cajal, Lindberg,
Montgolfier, científicos; solo por nombrar algunos, lo que más
que hablar mal de esta institución deja ver que a su interior
existen altos valores morales y fraternales más fuertes que la
soberbia y egoísmo de que se les acusa.

Es innegable las aportaciones culturales científicas sociales


21
y filantrópicas que esta institución ha aportado a la sociedad
a través de la historia, sin embargo nunca ha escapado a los
comentarios negativos e incluso a persecuciones por parte de
autoridades religiosas y políticas, se han encargado de levantar
falsos conceptos en su entorno lo que descalifica y provoca se-
ñalamientos a sus miembros e incluso a sus familias.

Es claro que las acusaciones levantadas a la Masonería a través


de la historia y hasta nuestros días NO tienen fundamento vali-
do alguno, es posible que algunos de sus miembros cometan
errores ante la sociedad, pero esto no implica que la institución
sea responsable de dichos actos ni que comulgue con ellos sino
al contrario, aquellos miembros que son descubiertos en actos
contrarios a sus códigos de honor, son expulsados de la institu-
ción y no pocas veces puestos a disposición de las autoridades
correspondientes.

Sin pretender hacer señalamientos a la máxima autoridad de


este acto, esta defensoría, apela llamar al entendimiento para
juzgar y discernir libre de todo prejuicio y/o discriminación a
la Masonería, que se otorgue a cada uno de los actores lo que
corresponde de acuerdo a sus capacidades y a cada capaci-
dad según sus hechos; que se aclare que la Masonería no es
ni pretende ser una religión ni secta y por lo tanto no puede
ser culpable de los cargos que se imputan, que no es un foco
opositor ni formador de traidores a su patria si no al contrario,
fomenta los valores patrios, morales y humanísticos, busca en su
reclutamiento las características que sean afines a sus códigos
y estatutos lo que le vale contar entre sus filas a personas que
han resaltado en todos los ámbitos de la vida del hombre, so-
ciales, científicas, jurídicas, culturales, filantrópicas; que no solo
beneficia a sus miembros sino también al entorno de estos, que
dichas afectaciones buscan siempre el bien común y nunca el
impacto negativo.

Cuarto acto, Deliberación del jurado: En primer turno toma la


22
palabra la Religión; Señores, es claro que lo expuesto por los
actores de este juicio aportan nueva información que a la LUZ
de esta cambia el concepto de la Masonería, a la que por siglos
se le ha perseguido debido a su secretismo, pero, ¿qué agrupa-
ción humana no cuenta con secretos? La misma religión católica
cuenta con ellos, ejemplo son el secreto de confesión, el con-
clave, por nombrar algunos, sin embargo el NO acatamiento de
los cánones eclesiásticos, el uso de bibliografía no autorizada
o “rasurada” por la iglesia, les hace culpables de rebeldía al
tener un acento que tiende más a lo anticlerical, promueven y
apoyan leyes que pervierten a la sociedad como favorecer el
aborto y quitar de las escuelas de formación todo tinte religioso
así como favorecer la convivencia homosexual entre la sociedad
y peor aún la negación del camino de la FE y del Cristo de Dios.

La Política: Ciertamente la Masonería ha causado graves da-


ños a gobiernos con los movimientos de independencia y revo-
luciones que algunos de sus miembros encauzaron, pero tam-
bién es cierto que han promovido varias leyes en beneficio de
la población tales como el Derecho de Asilo y la no extradición
por cuestiones políticas o religiosas, han favorecido leyes que
permiten la libertad de prensa y científica, libertad y derecho a
la educación y el aspecto laico de esta, leyes de extradición que
permiten que los delincuentes sean juzgados en el lugar donde
cometieron la falta y no se diga del sufragio universal es gracias
a la Masonería, la división de Estados y Municipios en los paí-
sesfue impulsada por ellos, la recaudación y distribución de los
impuestos ellos la sugirieron e impulsaron, el derecho inaliena-
blee imprescriptible de adorar a Dios como de la manera que
cada quien juzgue conveniente (libertad de religión) así pues
los Masones han promovido y defendido infinidad de derechos
del hombre como la libertad de Expresión, de la Educación, de
Reunión, al Trabajo. En fin, la masonería ha causado graves he-
ridas a la política que terminan en cicatrices que en su mayoría
son exhibidas con orgullo y festejadas en todos los rincones del
mundo y sus aportaciones han perdurado a través de los tiempo
23
pues son necesarias para el bienestar del hombre y su familia,
por lo anterior yo no considero culpable a la Masonería en nada
de lo que se le acusa.

Emisión del juicio: Habiendo escuchado a los actores de este


juicio y deliberado a la LUZ de sus disertaciones, es claro que
los procedimientos de la Masonería están llenos de secretismo
lo que crea dudas acerca de lo que realmente buscan o hacen,
lo desconocido crea miedo y el miedo provoca eventos defen-
sivos, “preventivos”, que esos actos le han hecho víctima de
persecuciones y levantamiento de conceptos, que ahora vemos
bajo nueva óptica, es una lástima que no se le haya permitido
tomar la palabra, pero coincido con la RAZON, este Juicio decla-
ra inocente de todos y cada uno de los cargos que se imputa-
ban y queda con la advertencia, que será vigilada muy de cerca
por la SOCIEDAD cuyos principios de vida son la honestidad,
la responsabilidad, la verdad, la solidaridad, la cooperación, la
tolerancia, el respeto y la paz, entre otros, será quien termine
juzgando con mano dura e implacable, quien levantara en los
laureles de la victoria o enterrara en los confines de la ignomi-
nia a esa Institución.
24
SIMBOLISMO ZODIACAL EN EL TEMPLO MASONICO

25
SIMBOLISMO ZODIACAL EN EL TEMPLO
MASONICO

La masonería simbólica fundamenta su labor de enseñan-


za a través de los símbolos, mismos que en su mayoría se van
develando en los primeros grados de la vida masónica, y que
son particularmente destacados conforme establecen los di-
ferentes rituales. Los símbolos que ornamentan los Templos,
consagrados al Hombre y a su relación con el Gran Arquitecto
del Universo, son motivos de estudio esotérico y exotérico de
aquello que se nos presenta ante nuestros ojos, por ejemplo:
las Herramientas de cada grado, el Ara, el Volumen Sagrado, las
Columnas del pórtico, la Cadena Universal, la Bóveda Celestial,
los doce Símbolos del Zodiaco, y muchos otros más.

El objeto de este trabajo estará orientado al simbolismo zodia-


cal, pero para ello se deberá tomar en cuenta ciertos aspectos
que dieron origen al Zodiaco y sus símbolos. “Desde el comien-
zo de la civilización los hombres han mirado hacia el cielo, con
asombro, respeto o miedo. Descubrieron la existencia de deter-
minados ciclos celestes que se superponían a otros ya conocidos
como las estaciones, el día y la noche, la siembra y la cosecha, los
movimientos migratorios de los animales. Usaron los ciclos celes-
tes para predecir, las épocas en las cuales debían cazar, sembrar
y recolectar. Hacia el año 4000 a.C. Mesopotamia fue la cuna de la
astrología occidental. Ésta era una civilización floreciente, y como
todo pueblo que ha desarrollado un grado cultural suficiente, creó
una mitología para explicar el mundo intentando dar respuesta a
las preguntas que el temor a lo desconocido le producían” (1)

De allí que nacen los mitos basados en tradiciones y/o le-


yendas para explicar los fenómenos del universo como el mo-
vimiento del sol y las estrellas, el movimiento de la Tierra, el
origen del hombre, o de cualquier cosa que necesite un expli-
cación por más simple que haya sido esta.

26
“La Mitología, frente a lo que dicen muchos estudiosos del tema,
no es sólo un conjunto de cuentos fantásticos vacíos de sentido
sino que, por el contrario, representa una forma de expresión de
la Sabiduría Tradicional. Esto es un hecho en lo que se refiere al
tronco principal de las mitologías de los diferentes pueblos, pero
no cabe duda de que los mitos secundarios y de tercera fila ya
pierden bastante la profundidad, aunque casi siempre tienen al-
guna moraleja al modo del refranero.

Podríamos preguntarnos por qué los antiguos ponían en parte


pasiones y amores humanos en los dioses, a la vez que les atri-
buían poderes supra normales. Esto es muy sencillo de explicar,
ya que lo que hoy nosotros traducimos como dioses era, para
nuestros antepasados, la representación de las fuerzas rectoras
del universo. Y, de acuerdo a la sentencia hermética de «como es
arriba es abajo», las debilidades y potencias de los dioses podían
ser, aunque no necesariamente, las de los hombres. De este modo,
lo que nosotros llamamos mito es simbólicamente un cúmulo de
experiencias humanas expresadas en forma artística y simbólica,
lo cual hoy no se suele dar con tal categoría.” (2)

Aquellos efectos sobre la vida terrestre fueron asociados a una


fuerza divina, y los relacionaron a la luna, al sol y a las estrellas.
De allí el origen de la Astrolatría. En ese entonces como expre-
sión material de adoración o para contrarrestar los efectos ad-
versos, que esas deidades imponían sobre la Tierra, se hacían
sacrificios y ofrendas; similares a las que en la actualidad, en
algunas culturas, se las sigue practicando. Aunque no siempre
culminen en grandes recompensas.

Posteriormente surgieron mayores interrogantes por el de-


seo de comprender los misterios de la existencia humana y los
efectos que estos misterios tenían sobre todo ser vivo en la tie-
rra como un fenómeno ligado el cosmos. Estos hechos dieron
origen a la Astrología que fue muy desarrollada por los caldeos
dejando así las primeras tablas de los movimientos planetarios;
27
y para ello utilizaron doce constelaciones, por las que el Sol y la
Luna pasaban periódicamente.

“En todos los Misterios, así como en la simbología de la Biblia,


encontramos la frecuente recurrencia del número doce. Este apa-
rece también en la Masonería bajo tal simbolismo como las doce
tribus de Israel en el Grado del Arco Real y los doce CC. que es-
tán activos en el tercer grado. Tenemos también los doce hijos de
Jacob en el Antiguo Testamento y los doce discípulos de Cristo
en el Nuevo Testamento. Están los doce meses del año y muchas
otras instancias en las escrituras del mundo. ¿A qué se refieren
todas ellas? ¿Cuál es el simbolismo que subyace en este número
constantemente recurrente? Simplemente una referencia al viaje
del Sol (el símbolo de la Deidad) alrededor de los cielos, pasando
regularmente a través de los doce signos del Zodíaco en el curso
de su viaje anual de doce meses. Esta es la verdad básica que
aparece una y otra vez en los rituales masónicos. Hay siempre un
viaje, un proceso hacia adelante o alrededor, una búsqueda de la
Luz, un viaje desde el Occidente al Oriente, o una circunvalación”
(3).

Etimológicamente el término “Zodiaco proviene del griego Zó-


diacos, derivado de zóon, animal. Círculo o faja celeste en cuyo
centro está la eclíptica. Es la zona de los animales, porque en ella
están los doce signos, casas o constelaciones” (4).

“Los signos del zodíaco son las representaciones simbólicas de


las 12 principales constelaciones, que aparentemente recorre el
sol en su movimiento de translación” 5 . En este punto cabe hacer
notar que la diferencia entre astronomía y astrología radica en
el empleo del sistema heliocéntrico (sostiene que la Tierra y
los demás planetas giran alrededor del Sol), o del geocéntrico
(coloca la Tierra en el centro del Universo, y los astros, incluido
el Sol, girando alrededor de la Tierra).

¿Existe una relación entre nuestra orden y las manifestaciones


28
astronómicas del sistema solar? La importancia que tienen
los signos del zodiaco en la Masonería es trascendental.
Todos los componentes simbólicos que están presentes en la
ornamentación del templo asocian la Masonería a las tradiciones
iniciáticas y esotéricas más antiguas en la historia del hombre.

Al respecto, Jorge Adoum indica: “En torno a la Logia hay doce


columnas. Según la interpretación general representan los
doce signos del zodíaco, pero creemos que simbolizan un ideal
más esotérico. Semejante al sol, situado entre los signos, así es
el hombre verdadero: está dentro del cuerpo, suspendido entre
dos decisiones de donde va a nacer su futuro espiritual tras ha-
ber nacido su ser físico.

Si las doce columnas de la Logia representan los doce signos


del zodíaco, en el cuerpo físico hay doce partes, doce faculta-
des influidas por esos signos y distribuidas en torno al Sol Espi-
ritual del hombre:

-Aries, representa la cabeza o el cerebro del hombre cósmico;


es Benjamín, la voluntad activa guiada por el cerebro.
-Tauro, el cuello y la garganta; es Isachar, la fuerza del pensa-
miento silencioso y vivificante.
-Géminis, los brazos y las manos; es Simón y Leví, unión de la
razón con la intuición.
-Cáncer, los órganos vitales, respiratorios y digestivos; es Zabu-
lón, equilibrio entre lo material y lo espiritual.
-Leo, el corazón, centro vital de la vida física; es Judá, los anhelos
del corazón.
-Virgo, el plexo solar que asimila y distribuye las funciones en
el organismo; es Aser, la realización de las esperanzas.
-Libra, los riñones y lomos del hombre, equilibrio en el torbelli-
no de la fuerza creadora; es Dan, la percepción externa equili-
brada que se exterioriza como razón y presencia.
-Escorpión, el órgano generador o sistema sexual, es la caída
del hombre fuera de la Balanza o Libra, punto de equilibrio; es
29
Gad, la generación de las ideas.
-Sagitario, caderas y asentaderas, autoridad y gobierno físico;
es José, facultad organizadora del Espíritu.
-Capricornio, rótulas flexibles, emblema del servicio; es Neph-
talí, símbolo de la regeneración o renacimiento.
-Acuario, piernas, locomoción del organismo; es Rubén, la cien-
cia y la verdad.
-Piscis, los pies, bases fundamentales de todo objeto externo; es
Efraín y Manaces, paciencia y obediencia” (6).

Con lo expuesto anteriormente y en el afán de la “búsqueda de


la verdad” debemos diferenciar entre el estudio zodiacal sensa-
to, mismo que está basado en estudios serios del conocimiento
humano y a través de cálculos matemáticos, de aquellos “adivi-
nadores de destinos” y “horoscopistas” que utilizan de manera
irresponsable parte de este conocimiento.

Dentro de la Masonería, todos los símbolos tienen un valor


esencial en nuestros preceptos, tales como: la Verdad, la Justi-
cia, la Rectitud, la Tolerancia, etc. Algunas descritas por Adoum
como las doce facultades del Espíritu que existen en el cuerpo
físico del hombre. La adecuada interpretación de la simbología
deberá situarnos en la actualidad para, así, comprender mejor
nuestra realidad del mundo y proyectarnos a un futuro promiso-
rio. Por tanto, quizás debemos interiorizarnos más en el estudio
zodiacal y su influencia en los trabajos masónicos de manera tal
que podamos develar los misterios del hombre, de la vida y del
universo.

En la actualidad, el estudio zodiacal no ha concluido ni defini-


do su ámbito de investigación por tanto está sujeto a un perfec-
cionamiento conforme vaya desarrollándose el conocimiento
humano respecto a nuestra cosmovisión y como ésta nos deter-
mina e influye.

Para concluir me quedo con un pensamiento de Carl Sagan:


30
“La astrología pasó a ser una disciplina esotérica, una mezcla de
observaciones matemáticas cuidadosas y un registro de datos con
pensamientos confusos y mentiras piadosas”.

BIBLIOGRAFÍA

1https://lanaveva.wordpress.com/2011/03/12/origen-del-zodiaco/
2http://myslide.es/documents/muy-muy-bueno-astrologia.html. Astrología.
“Los signos del Zodiaco” p. 8
3 Foster, Bailey. El espíritu de la Masonería. Ediciones “La Piedra Angular”
2007. p 21
4 Monlau, Pedro Felipe. Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana.
Imprenta y Esterotipia de M. Rivadeneira. 1856. p 473
5 Raynaud de la Ferriere, Serge. El libro negro de la francmasonería. 1970.
Edición digitalizada 2007. p 85
6 Adoum, Jorge. Esta es la Masonería. El aprendiz y sus misterios. Editorial
Kier S.A. 1999. Digitalizado por la Biblioteca “Upasika” 2004, pp 34- 35.

Tomado de:
http://escocismo.org/index.php/2016/02/05/simbolismo-zo-
diacal-en-el-templo-masonico/
31
32
EL G.·.A.·.D.·.U.·. Y EL LIBRO DE LA LEY SAGRADA
Alejandro Oscar De Salvo (Endópocles)

33
EL G.·.A.·.D.·.U.·. Y EL LIBRO DE LA LEY SA-
GRADA
Alejandro Oscar De Salvo (Endópocles)

I) INTRODUCCIÓN.

Las dos construcciones simbólicas más importantes que ha


elaborado la masonería son: El G.·. A.·. D.·. U.·. y el Libro de la
Ley Sagrada.

Y los ritos masónicos más extendidos han hecho propia la na-


turaleza ontológica con que fueron concebidos ambos símbo-
los. Con lo cual la espiritualidad trascendente asumida en los
mismos se trasladó a sus respectivos rituales y a los trabajos
de sus logias. Esto último siempre que las interioridades de los
obreros participantes conformen Egrégores que así lo permi-
tan.

Las Grandes Logias sostenedoras de la regularidad masónica,


predominantes en el ámbito internacional, transmiten los as-
pectos sobrenaturales y esotéricos velados mediante el G.·. A.·.
D.·. U.·. y el Libro de la Ley Sagrada y, asimismo, reivindican la
centralidad de estos símbolos en la práctica del Arte Real.

Distinta es la situación en las estructuras irregulares y en las


regulares adulteradas (estas últimas son las que operan bajo
una regularidad formal pero en los hechos responden a crite-
rios ideológicos irregulares), en las que los aludidos símbolos
han sido vaciados de contenido trascendente, cuando no supri-
midos. (No nos olvidemos que en la masonería liberal es normal
que se inicie -y también que se exalte al grado de maestro- a
personas con convicciones ateas, agnósticas, deístas, panteístas
y otras creencias contrarias a la espiritualidad teísta que carac-
teriza al esoterismo masónico occidental).

De modo que este trabajo ha sido enfocado en exclusividad


34
hacia la masonería regular auténtica, que es la única que nos
permite abordar las connotaciones sobrenaturales que plan-
tean los símbolos del G.·. A.·. D.·. U.·. y del Libro de la Ley Sa-
grada. Y, dentro de esa dimensión espiritual, grabamos nuestra
plancha direccionándola al simbolismo del Rito Escocés Anti-
guo y Aceptado, aunque también buscando que su parte medu-
lar resulte igualmente aplicable a los ritos de Emulación, York y
Escocés Rectificado, entre otros.

II) EL G.·.A.·.D.·.U.·.

El G.·. A.·. D.·. U .·. es el acrónimo que utiliza la Masonería para


denominar al Gran Arquitecto del Universo y generar una ale-
goría que le permita aludir a Dios sin implicarse en ningún tipo
de confesión o religión particular.

35
Dentro del amplio espectro de opciones de fe que abre la figu-
ra del G.·. A.·. D.·. U .·., los rituales simbólicos del R.·. E.·. A .·. A.·.
(Al igual que toda la masonería tradicional occidental) incorpo-
raron la creencia en un Principio Superior de Orden Creador
y Regulador del Cosmos. Y a partir de esa posición espiritual,
desarrollaron las enseñanzas contenidas en este símbolo masó-
nico primordial.

Dicho criterio rector aparece plasmado en distintos pasajes


de los citados rituales, en los que se evoca a un Ser Supremo
Creador y Proveedor y se ilustra sobre sus vínculos con los se-
res humanos. 

Por lo tanto, la definición del símbolo queda limitada a una


Divinidad Creadora, Providencial y Personal, hallándose veda-
da la adición de principios teológicos y/o ideas filosóficas que
impliquen la imposición de otras verdades incontrovertibles o
dogmas.

De manera que se deja librado a cada hermano el entendi-


miento -para sí mismo- de la figura del G.·. A.·. D.·. U.·., en todo
cuanto exceda de los lineamientos teístas planteados en su mí-
nima expresión por las normas rituales.

El G.·. A.·. D.·. U .·., en la tradición masónica, es la fórmula sim-


bólica del logos; y como fórmula simbólica supone una lectura
abierta: “El logos es el fundamento mismo de todos los símbolos y
de la acción simbólica; el logos es el símbolo por antonomasia, el
paradigma de los símbolos; el logos es la reunión de los símbolos
en su unidad, aquello por lo que hay símbolos, de igual manera
que las letras del libro están reunidas en ese mismo libro...”[1].

El G.·. A.·. D.·. U.·. es la clave en la Logias de San Juan, en


las que se trabaja para Su Gloria. En los rituales de Aprendiz,
Compañero y Maestro se rinde un homenaje de amor, respeto
y admiración al Ser Supremo; siempre que las ceremonias sean
36
correctamente practicadas. Y así, con el aporte de las energías
espirituales singulares que cada obrero ofrece al Gran Arqui-
tecto, se imprime y sobre-naturaliza el espíritu colectivo o Egre-
gor de la Logia. (Cuando las tenidas se reducen al plano natural
estamos en el marco de una masonería irregular o regular adul-
terada).

Como fundamentos de los criterios expuestos precedente-


mente resultará útil analizar los antecedentes que aportan la De-
claración de la Gran Logia Unida de Inglaterra del año 1929, en
la que en su primer punto estableció: “…«La creencia en el Gran
Arquitecto del Universo y en su voluntad revelada serán condiciones
esenciales para que se admitan sus miembros»”. Y la resolución de
fecha 18 de octubre de 1950, dictada por esa Gran Logia al rom-
per relaciones con la Gran Logia de Uruguay, en la que endure-
ció aún más su postura teísta al declarar que: “«Todo hombre que
pida entrar en la masonería tiene que profesar la fe en el Ser Supremo,
Dios Invisible y Todopoderoso. A este respecto no se permite ninguna
excepción. La masonería no es un movimiento filosófico abierto a todas
las orientaciones y opiniones. La verdadera masonería es un culto para
conservar y difundir la creencia en la existencia de Dios, que tiene que
ser el de una religión monoteísta».” “Por temor a que se le tachara de
deísmo, la Gran Logia Inglesa y, detrás suyo, las de Escocia e Irlanda,
impusieron la fe monoteísta a sus afiliados y a los iniciados a obediencias
vinculadas con ella”. “En conclusión, cabe afirmar que la masonería es
religiosa, sin llegar a convertirse en religión ella misma porque no se
propone conciliar la fe de los individuos en una religión única, superior
o diferente.”[2]

Así el G.·. A.·. D.·. U.·., en las expresiones masónicas relevantes,


se erige en un símbolo universal que da cabida a las Divinida-
des de todas las religiones monoteístas reconocidas, permitien-
do de este modo la convivencia fraterna de personas de bien
que profesen diferentes cultos y que fuera de la Masonería es-
tarían enfrentadas o, por lo menos, separadas.

37
Asimismo, G.·. A.·. D.·. U.·. contiene, integra y referencia a todos
los demás símbolos y alegorías del Arte Real.

En el Anexo I del presente incorporo un artículo de Fernan-


do Laredo (tomado del sitio Reeditor.com), cuya lectura puede
ser de utilidad a quienes deseen reflexionar sobre los alcances
Teísta o Deísta que se le suelen dar al  G.·. A.·. D.·. U.·. en las dis-
tintas vertientes de la masonería internacional).

III) EL LIBRO DE LA LEY SAGRADA.

En la Masonería Regular practicada en Occidente, la Biblia


es el Volumen de la Ley Sagrada y también es la primera y la
más importante de las Tres Grandes Luces que iluminan sim-
bólicamente a la Logia y a la Franc-Masonería. (Como sabe-
mos, las otras dos Grandes Luces son el Compás y la Escuadra).

38
Desde la perspectiva masónica la Biblia es un Libro Sa-
grado que integra el patrimonio de la humanidad. En con-
secuencia, la masonería desconoce el derecho a reivin-
dicar como propios a los Testamentos, sea por parte del
judaísmo, del cristianismo o de otras religiones particulares.

En ese marco de interpretación resulta natural que el Arte


Real de occidente haya ahondado en el esoterismo bíblico,
dejando los aspectos exotéricos de las Sagradas Escrituras a
las religiones tradicionales, encargadas de comunicar la pa-
labra de Dios a las grandes mayorías. (Y es obvio que todos
los seres humanos tienen derecho a recibir atención espiri-
tual en la medida de sus capacidades de comprensión y de-
más posibilidades personales. Por lo que entiendo que co-
rresponde reivindicar la tarea de todas las religiones serias).

De forma que se incurriría en un error si se asimilara a la ma-


sonería con las confesiones religiosas mayoritarias, aunque los
ritos nacidos en occidente hayan basado sus rituales en el Anti-
guo y el Nuevo Testamento y considerado a las Sagradas Escri-
turas un símbolo de Luz Divina, de la que emanan los rayos de la
verdadera espiritualidad y de la recta moral.

Así no habrá de extrañarnos que el objetivo de la espirituali-


dad masónica consista en regenerar la naturaleza dañada por el
pecado original (Alcanzar la perfección humana), conformar un
templo interior que sea apto como morada del Espíritu Divino
(Lograr en esta vida la comunión con el Altísimo) y salvar el
alma inmortal para la Eternidad (Regresar a la casa del Padre
para vivir en Su compañía).

El aspecto moral, que cobra especial relevancia en el ámbito


masónico, también encuentra su criterio rector en el Libro de la
Ley Sagrada.

Los mandamientos bíblicos aportan un código revelado de


39
conducta por el que todo masón sensato iluminará su razona-
miento y regulará sus acciones.

Para reconocer el vínculo indisoluble que tiene la Masonería


Occidental con la Biblia basta con recordar que las palabras ri-
tualistas más importantes han sido tomadas de ese Libro Sagra-
do y que todas ellas aparecen en los textos bíblicos vinculadas
con profundas cuestiones teológicas y morales. En el Anexo II
del presente incorporo un excelente artículo del citado Fernan-
do Laredo (tomado del sitio monografías.com), cuya lectura su-
giero a todo aquel que desee adentrarse en el estudio de este
medular tema).

En las logias azules del R.·. E.·. A .·. A.·. las Sagradas Escritu-
ras se ubican en el Altar Central. Y sobre la Biblia se disponen,
entrelazados de maneras particulares, el Compás y la Escuadra;
según sea el grado en que se trabaje. En otros ritos, encontrare-
mos las luces mayores sobre la mesa del V.·. M.·..

Faltando esas Tres Grandes Luces, o tan sólo alguna de


ellas, la Logia no puede ser abierta y todo ritual realizado
desconociendo este requisito es masónicamente inválido.

IV) LA RELIGIOSIDAD MASÓNCIA EXPRESADA EN


UNA BELLA ORACIÓN.

Enséñame Gran Arquitecto.

Enséñame a mí, Gran Arquitecto del Universo, a usar bien del


tiempo que me das para trabajar y a emplearlo bien sin perder
nada. Enséñame a mí a sacar provecho de errores pasados sin
caer en el escrúpulo que corroe.

Enséñame a mí a prever el plan sin atormentarme, a imaginar la


obra sin afligirme, si brota de otro modo. Enséñame a mí a unir la
prisa y la lentitud, la serenidad y el fervor, el celo y la paz. Ayúda-
40
me al principio de la obra, allí dónde soy el más débil. Ayúdame
en el corazón del trabajo que tiene apretado el hilo de la aten-
ción. Y sobre todo colma Tú mismo los vacíos de mi obra: Gran
Arquitecto del Universo, en todo el trabajo de mis manos deja una
gracia de Ti para hablar a otros y un defecto de mí para hablarme
a mí mismo.

Guarda en mí la esperanza de la perfección, sin que pierda el


corazón. Guárdame en la impotencia de la perfección, sin que yo
me pierda en el orgullo. Purifica mi mirada: Cuando haga daño, no
estando seguro que haya sido malo y cuando haga el bien, no es-
tando seguro que haya sido bueno: Gran Arquitecto del Universo,
jamás me dejes olvidar que todo saber es vano, salvo allí donde
existe el trabajo.Y que todo trabajo es vano, salvo allí donde existe
amor.Y que todo amor es hueco si no me vincula a mismo y a otros
como a Ti: Gran Arquitecto del Universo, enséñame a rezar con
mis manos, mis brazos y con todas mis fuerzas.

Recuérdame que la obra de mis manos te pertenece y que me


incumbe devolvértela con generosidad. Que si realizo algo por el
solo gusto del provecho, como un fruto olvidado me pudriré en
otoño. Que si hago algo por únicamente gustar a otros, como la flor
de la hierba me marchitaré por la tarde. Pero si lo ejecuto para el
amor de la bondad, quedaré con la bondad.Y el tiempo de hacer
el bien en Tu gloria, es inmediato.

Amén[3]

V) CONCLUSIÓN.

El análisis simbólico del G.·. A.·. D.·. U .·. y del Libro de la Ley
Sagrada da lugar a hermosas y profundas meditaciones, que
dejo libradas a las reflexiones individuales de los QQ.·. HH.·.

Lo que si haré es compartir las conclusiones principales que


extraje del estudio de los mencionados símbolos.
41
En lo personal considero que para poder aprovechar el carác-
ter iniciático y esotérico que propone la Auténtica Masonería
resulta imprescindible poseer:

* Fe en un Ser Superior Creador, Providencial y Personal.


* Convicción de poder entrar en comunión con el Espíritu Divi-
no durante nuestra experiencia terrenal. 
* Esperanza de salvar el alma para la eternidad.
* Amor al G.·. A.·. D.·. U .·., a los seres humanos y a la humanidad.
* Comprender que la verdadera masonería es de na-
turaleza religiosa (Sin llegar a ser una religión) y
que por ello se trabaja AL.·. G.·. D.·. G.·. A.·. D.·. U.·.).

Y, asimismo,:

* Aceptar que la espiritualidad y la moralidad masónica se es-


conden en la dimensión esotérica del Libro Sagrado.
* Poseer un profundo auto-conocimiento.
* Sostener un elevado desempeño moral,
* Observar los rituales,
* Conocer el simbolismo,
* Emplear un plan de trabajo eficiente destinado a: Regenerar
nuestra naturaleza dañada; Entrar en comunión con el Espíritu
Divino y Salvar nuestra alma.  

NOTAS:

[1] Javier Otaola. Razón y Sentido, la Metáfora Masónica.


[2] Extractado de: José A. Ferrer Benimeli (Universidad de Zaragoza),“El Gran
Arquitecto del Universo”, en José A. Ferrer Benimeli (dir.) Masonería y reli-
gión: convergencias, oposición, ¿incompatibilidad?, Madrid, 1996, pp. 49-55.
Contenido tomado de la páginaWeb:MuseoVirtual de la Historia de la Masonería.
http://www.uned.es/dpto-hdi/museovirtualhistoriamasoneria/9religion_y_
masoneria/es%20el%20GADu%20un%20dios%20masonico.htm
[3] http://www.diariomasonico.com/planchas/oracion-masonica-ensena-
me-gran-arquitecto

42
ANEXO I

LA MASONERÍA UNIVERSAL: ¿ES TEÍSTA O DEÍSTA?

“Hace algunos días leía una biografía de George Washington en


Wikipedia, donde se resumía en forma magistral la vida del pri-
mer Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, y se des-
tacaba su activa participación en la masonería yanqui de aquellos
años, y mostraba fotos de un famoso cuadro en que sale con un
mandil masónico a las puertas del templo de la sabiduría, con
los pies en escuadra y una llana de cemento en la mano derecha.
Pero a pesar de lo completo de ese resumen biográfico se desli-
zaba entre líneas un grave error conceptual teológico.” 

“Se afirmaba en dicho artículo, varias veces, que aquel ilustre y


poderoso hermano era un seguidor de las doctrinas del Deísmo,
que era un Deísta. Pero parece que el redactor del artículo en
cuestión no tenía claro que es ser Deísta, ni las diferencias con un
Teísta. Es cierto que algunas logias masónicas, en particular en
Chile, en México y en Francia, se auto califican de Deístas, pero
en el 90 % de las logias del mundo anglosajón sus creencias se
califican de Teístas.” 

“Vamos a explicar la diferencia y después vamos a aplicar esas


definiciones al caso de George Washington. Un Deísta es un cre-
yente-librepensador que considera que Dios es un ser que creó
en universo, pero que no se interesa en la historia del hombre, ni
en lo colectivo ni en lo individual. Es un Dios indiferente al destino
de la humanidad, pues simplemente echó a andar el mecanismo
cósmico y basta. Solo contempla el universo, desde su empíreo
por encima del tiempo y del espacio, como un ser trascendente,
pero no es un Dios providente ni inmanente al mundo y a la histo-
ria del hombre.” 

“El pensamiento de un Deísta es semejante a la posición teo-


lógica de un notable personaje como Albert Einstein, o la de los
43
enciclopedistas franceses del siglo 18, que es el mismo siglo de
nuestro ejemplar gobernante norteamericano, que motiva esta
columna.” 

“Por añadidura un Deísta no cree en la inspiración divina de los


libros sagrados de cualquier religión, y tampoco hace oraciones
al ser supremo, pues es imposible que le escuche y que inter-
venga en su vida, ya que solamente Dios es el mero gestor de las
leyes del cosmos, como una razón impersonal de la existencia.
Tampoco cree en avatares, en profetas de Dios, ni en intermedia-
rios angélicos entre Dios y los hombres.” 

“En cambio, un Teísta es un creyente que considera que Dios,


además de ser un creador y ordenador del cosmos, es un Dios
providente, que dirige la historia hacia algún fin, aunque sea muy
lejano, un Dios misericordioso que escucha a los seres humanos
en sus plegarias, y se hace inmanente al mundo, un Dios presente
en la vida de cada uno y de los pueblos, aunque desde luego, invi-
sible a la mayoría de los humanos, excepto a los profetas videntes.
Un Teísta cree en los ángeles, o en enviados de Dios, que hacen la
función de puentes entre el Ser Absoluto y los seres contingentes
racionales, para darles a conocer su Voluntad y propósitos, o la
misión de cada uno.” 

“A diferencia del Deísta, que no participa en ninguna iglesia, el


Teísta suele participar en alguna congregación religiosa específi-
ca o, al menos, no cuestiona su pertenencia y cree que Dios puede
ayudarlo a él o a su país en el camino azaroso o doloroso de la
existencia terrenal.” 

“Hecha estas aclaraciones, nosotros afirmamos que, de acuerdo


con los datos de aquella biografía de Washington en la Wikipedia,
es un masón Teísta, como lo son la gran mayoría de los masones
del mundo anglosajón y de los masones latinoamericanos, que en
su gran mayoría han sido formado por la iglesia católica, entidad
Teísta, como también lo son quienes han sido formados en igle-
44
sias evangélicas.” 

“Es un Teísta, pues aparece rindiendo un especial culto a la Bi-


blia, haciendo su juramento del cargo de Presidente de la Nación
Norteamericana poniendo las manos sobre la grande y hermosa
biblia de su propia logia masónica.Y porque se conservan oracio-
nes redactadas por él mismo, en las que ruega al PADRE DE LA
MISERICORDIA, que envíe su luz para apartar las sombras del ca-
mino de su pueblo.Y también se sabe que participó muchas veces
en las eucaristías dominicales de la iglesia Anglicana y Episcopa-
liana de Norteamérica, entidades Teístas.” 

“Creer en un Dios de Misericordia es ser Teísta, y que, además,


ese Dios es mi Padre, y que por lo tanto, yo soy su hijo, o soy su
criatura amada, y me escucha, y puede enviarme su luz para mi
entendimiento y el de mi pueblo, es creer en un Dios Providen-
te, que puede intervenir en la vida humana, que acompaña a los
humanos en su viaje por el devenir del tiempo, y que por lo tanto
la historia tiene algún sentido o propósito bajo el control de Dios.
Creer de ese modo, es ser un Teísta, no un Deísta.” 

“La masonería acepta a los Deístas en su seno, como criaturas


racionales en evolución, capaces de modificar gradualmente sus
convicciones y hacerlas más afines con los principios religiosos
originales de la fraternidad.” 

“Tal expansión de conciencia es la señal del auténtico y sincero


buscador de la verdad. La tolerancia masónica es un instrumento
pedagógico de conducción espiritual suave hacia la verdad, la
que, ayudada por el rito y el simbolismo, y el estudio de los libros
sagrados y la introspección, lleva a los adeptos hacia una más ele-
vada concepción de la Divinidad, que el simple Deísmo en que
algunos militan.” 

“Y si no quieren modificar sus convicciones religiosas también


se les acepta así, pues el Landmark N° 19 de la institución así lo
45
estipula. Son libres de ser Deístas o Teístas, pero la doctrina global de
la masonería está establecida sobre la roca eterna del Teísmo y sobre las
Sagradas Escrituras del Judeo-cristianismo, es decir la Biblia; la misma
Biblia sobre la cual juró George Washington al asumir su cargo como
presidente del gran país del norte.” 

“Y es el mismo Texto Sagrado sobre el que juraron Bernardo


O´Higgins, Arturo Alessandri, José de San Martín y Simón Bolivar,
al asumir los cargos que en su momento ejercieron en sus respec-
tivos países, pues todos ellos eran masones y Teístas, y por tanto
piedras fundamentales en la construcción de sus respectivas na-
ciones.” 

Autor: Profesor Fernando Laredo Cárter. 


Fuente:www.reeditor.com/columna/3741/8/cultura/la/maso-
neria/universal/es/teista/o/deista 

46
ANEXO II

LA BIBLIA, CORAZÓN UNIVERSAL DEL TEMPLO


MASÓNICO Y DE LA MASONERÍA.

“Desde hace unos ciento cuarenta años se viene discutiendo el


uso de la Biblia al interior de las logias masónicas centro y suda-
mericanas, francesas y españolas. El precepto que dispone la ne-
cesidad usar la Biblia en los templos masónicos está contenido
en el Landmark N° 21 de los 25 antiguos límites definidos por Albert
G. Mackey, y aceptados por el 95% de las logias masónicas del
mundo.” 

“El fenómeno ha ido de la mano con el proceso de seculariza-


ción de la sociedad occidental. El alma de este hemisferio se ha
descristianizado a gran velocidad, y no ha dejado de afectar la
vida interior de las logias.” 

“Para evitar el predominio de esas tendencias agnósticas, ateas,


y francamente anti-teístas o anti-cristianas del mundo contempo-
ráneo, las logias reaccionaron definiendo por escrito una larga
nómina de Landmark, los que anteriormente se aceptaban y se
transmitían en forma de tradición oral o de leyes consuetudina-
rias, pues nadie las discutía.” 

“Pero esas antiguas marcas o antiguos límites de la tradición,


que identifican la esencia espiritual de la masonería y sus ele-
mentos diferenciadores respecto de otras instituciones no han
sido suficientes para evitar los conflictos y las divisiones dentro
de la institución.” 

“Se han introducido preceptos dudosos e incluso falsos en ma-


terias religiosas y metafísicas, que inducen malos entendidos en
numerosos temas dentro de los talleres, tanto de las logias azules
como de las logias capitulares. Tales preceptos han entrado en
contradicción con los landmarks de esencia religiosa, y, sin em-
47
bargo, muy poca gente parece observar tal contradicción.” 

“El autor de esta monografía ha escuchado a maestros masones


chilenos y argentinos que hacen gala de ser ateos, y que afirman
no ser necesario el uso de la Biblia sobre el ara de los talleres
masónicos.Y también masones creyentes que afirman lo mismo.” 

“Tales afirmaciones causan grave perturbación en la mente y


el corazón de aprendices e incluso de profanos, que realmente
esperan algo mejor en personas que buscan la sabiduría o que ya
han avanzado algo dentro de los templos de la Augusta y varias
veces centenaria Orden.” 

“Ha resultado una especie de escándalo (piedra de tropiezo)


esta actitud anti-bíblica en medios externos a la masonería. Y
como tal ha servido de pretexto para que grupos evangélicos y
católicos las emprendan contra las enseñanzas espirituales de la
francmasonería, acusándola de institución atea, satanista y lucife-
rina.” (En mi opinión hay sectores masónicos que con sus con-
ductas se empeñan en dar sustento fáctico a quienes atacan a la
masonería por sostener posiciones anti-religiosas, satánicas o
luciferinas. El comentario entre paréntesis es propio). 

“Para no dar lugar a más escándalos, ni alimentar prejuicios y


detener el avance de la ignorancia en el mundo, e incluso para
orientar a algunos masones despistados por sus propios herma-
nos mayores, vamos a destinar este trabajo a aclarar las razones
profundas que obligan absolutamente al uso de la Biblia como la
primera joya que debe adornar el ara de los templos masónicos,
junto a la escuadra y al compás.” 

“Primero. Debe quedar claro que este trabajo no está escrito


desde el punto de vista confesional o el de la defensa de alguna
militancia en iglesias específicas. Está escrito desde el punto de
vista de la coherencia interna de la doctrina masónica consigo
misma, de su propia cosmovisión, que tiene una sólida posición
48
supra-confesional, pero que se apoya y deriva de confesiones re-
ligiosas pre-existentes y ya consolidadas en el tiempo.” 

“La biblia es la piedra fundamental del edificio de esa coheren-


cia y unidad espiritual. Sin ella se desploma todo el edificio doc-
trinal, toda su lógica espiritual, y todo su simbolismo pedagógico.
Es decir, no está puesta en el ara por razones arqueológicas, o de
mera defensa de una tradición vacía de significado.” 

No hay masonería sin la biblia abierta en los templos masó-


nicos. Sin la biblia la masonería sería un cuerpo sin corazón, o
un buque sin brújula y sin timón. Vamos a explicar paso a paso
aquello, pues es importante ese análisis. 

“El objetivo central de este estudio es demostrar que todo el


simbolismo arquitectónico o constructivo de la masonería y su
doctrina esotérica surgen de la Biblia. Y que, por eso, toda la ar-
gumentación presentada por diversos tratadistas contrarios a la
presencia de la Biblia en los talleres no hace más que arañar y
resbalar sobre el edificio espiritual de la masonería.” 

“Por eso serán siempre argumentos externos y fútiles, basados


en superficialidades y en una enorme incomprensión acerca del
misterio sagrado que esconde la Augusta Institución. Es muy la-
mentable que grandes racionalistas hayan perdido su tiempo en
disparar contra la presencia de la Biblia dentro de las logias, y al
hacerlo muestran su ceguera, tal como si su venda iniciática aún
no hubiese caído de los ojos de su entendimiento.” 

“A la entrada de todos los templos masónicos existen dos colum-


nas grandes, generalmente doradas, o negra y blanca, o de otros
colores, sobre cuyos capiteles se observa un globo terráqueo y un
globo celeste. Una de las columnas se llama Boaz y la otra Jakim.” 

“Según los ritos pueden que Boaz esté a la izquierda del que
entra o a la derecha, y lo opuesto Jakim. Pero los nombres de esas
49
dos columnas y su ubicación a la entrada de los templos vienen
de la Biblia, del libro de Reyes y de las Crónicas. (2° Libro de Cró-
nicas 3,15-17). Allí se describen las columnas y sus nombres y su
ubicación a la entrada del templo de Dios en Jerusalén, construi-
do por mandato del rey Salomón.” 

“Las logias azules se llaman logias de san Juan Bautista, pues la


J y la B del nombre de san Juan Bautista están precisamente indi-
cadas por la J y la B de las dos columnas del templo masónico.” 

“Elimine Ud. La Biblia y no sabríamos porque están dentro del


templo esas dos columnas. Elimine Ud. Esas dos columnas y ya no
tendríamos templo de Salomón.” 

“En el libro del Profeta Amós se dice que Dios ha puesto una
plomada de albañil en medio de su pueblo Israel. (Amós 7,7-8).
Así los israelitas construirán sus muros espirituales siguiendo la
verticalidad de la ley de Dios.” 

“El profeta Zacarías, predicando ante un auditorio judío que


contempla una Jerusalén semi-destruida y un templo en insipien-
te proceso de construcción, dice que Dios ha prometido alzar la
plomada sobre la ciudad y habitarla espiritualmente de nuevo, y
llamarla Ciudad de la Verdad y de la Paz.” 

“Si ese no es un lenguaje y una clara doctrina masónica o cons-


tructiva en sentido moral y físico, algo grave hay en nuestra cabe-
za. (Zacarías 8, 3 y 8, 16-17).” 

“Veamos en palabras textuales algunas de las inspiradas pala-


bras de Zacarías: “Así ha dicho Yahvéh, yo me he vuelto a Jerusalén
con misericordia, en ella será edificada mi casa, dice Yahvéh Tsa-
baot, y la plomada será tendida sobre Jerusalén”. (Zacarías 1,16).
Y agrega: “Y se unirán muchas naciones a Yahvé, en aquel día, y
me serán por pueblo, y moraré en medio de ti…”. Zacarías 2,11).” 

50
“El texto es una clara alusión la unión de las naciones bajo el
estandarte constructivo y espiritual de la masonería. Construir la
ciudad de la verdad y de la paz es un deber de todos los masones
del mundo.” 

“En otro texto del libro sagrado se dice que el altar de sacrificios
de Israel ha de ser construido con doce Piedras brutas, o sin la-
brar, sin pulir, no tocadas por herramientas de hierro. (Deut. 27,5-
6). Si esto no es simbolismo masónico no sabemos que será. Pues
tanto la plomada como la piedra bruta están dentro de todos los
templos masónicos del mundo.” 

“Justamente en el lado meridional del templo masónico se ex-


hibe una piedra bruta a los pies del sitial del Segundo Vigilante.Y
se enseña que esa piedra bruta ha de ser devastada y pulida hasta
convertirse en una piedra cúbica, con la ayuda del mazo, del cin-
cel y de la escuadra.Y junto al sitial del Primer Vigilante se ve una
plomada colgando de un triángulo que también sirve de nivel.” 

“En el libro del Éxodo se dice que el altar de los perfumes den-
tro del tabernáculo de Dios ha de ser un mueble o Ara de doble
cubo, o de base cuadrada y con el doble de alto que de ancho. Y
precisamente esas son las medidas de un verdadero altar central
masónico o Ara de los juramentos. (Éxodo 30,1-2).” 

“Las palabras Tubal-caín, boaz, jakin, shibbolet, moab,Yah, Elohim,


Emanuel,Yahvéh, Noé, INRI, Kadosh, Nahash, Tsabaot, Enoc, Eheíeh
ashr Eheíeh, Elí, Rafael, Hiram, Salomón, Nueva Jerusalén y mu-
chas otras, tomadas de los textos bíblicos por profundas razones
morales y teológicas, sirven en diversos grados masónicos como
palabras sagradas y de reconocimiento o de santo y seña o de
palabras de pase, para entrar en academias superiores de trabajo
masónico.” 

“Eliminemos la Biblia y entonces, ¿Qué palabras usaremos? Por


podar tanto las ramas, nos quedaremos sin árbol.” 
51
“El profeta Isaías dice que el templo de Dios de Jerusalén es
“casa de Dios para todas las naciones”. (Isaías 56,7). Cuando el
Rey Salomón eleva una poderosa oración al Dios del cielo, no sólo
reza para consagrar el templo de Jerusalén a la gloria de Dios y
para el bien de Israel, sino también para que cualquier ser huma-
no de otras naciones que mire y ore hacia el templo de Jerusalén
reciba su cuota de bendición y de guía divina. (2° libro de Cróni-
cas 6,32-33 y 1° de Reyes 8,41-43).” 

“No hay por lo tanto un separatismo o exclusivismo religioso, sin


por el contrario ya existe una mirada universalista sobre la huma-
nidad ya en la mente de Salomón y en la de Isaías, 900 y 700 años
antes de Cristo. Mirada universalista que desde luego no es ajena
a la inspiración divina de esos hombres y de los textos sagrados
escritos por su mandato.” 

“Justamente son las palabras del profeta Isaías las que ilumi-
nan y adornan el salón principal del Edificio de las Naciones Uni-
das en Nueva York: “…Y VOLVERAN SUS ESPADAS EN REJAS DE
ARADO, Y SUS LANZAS EN HOCES, NO ALZARÁ ESPADA NACION
CONTRA NACIÓN, NI SE ADIESTRARÁN MÁS PARA LA GUERRA”.
(Isaías 2,4). Las palabras de Isaías son reforzadas por las del pro-
feta Zacarías, mencionadas anteriormente.” 

“Tal vez algunos masones del Gran Oriente de Francia y sus


admiradores de Sudamérica como el Gran Oriente Federal Ar-
gentino y el Uruguayo, quisieran sacar ese texto de la entrada al
salón de las Naciones Unidas, porque está tomado de la Biblia,
actuando del mismo modo como han actuado dentro de sus tem-
plos eliminando la Biblia y toda referencia al Gran Arquitecto del
Universo en sus rituales.” 

“Incluso en el Corán y en la tradición islámica se hace respetuo-


sa y piadosa mención del templo Dios de Jerusalén, desde donde
el Profeta Mohamed inició su esotérico viaje astral por los siete
cielos, después de conversar con Jesús, Moisés y Abraham, mon-
52
tado en su caballo místico Al-Burák y acompañado de Gabriel.” 

“Mohamed asciende a los siete cielos por la mística escalera que


narra Jacob cap. 28 del Génesis, escala espiritual que la tradición
masónica sitúa sobre el Ara central del templo, o altar de los ju-
ramentos, y apoyada sobre la Biblia, se alza hacia aquella dimen-
sión que está más allá del tiempo y del espacio, en la eternidad,
poniendo al alma del masón en contacto con El Eterno mismo.” 

“Justamente por amor a Dios, y por veneración al lugar impreg-


nado de santidad donde estuvo el templo de Salomón, el califa
Omar ordenó construir allí mismo la famosa Mezquita Al Aqsa o
Mezquita de “la Roca” de Jerusalén. Y allí también se desplegó
un gran caudal de conocimientos geométricos y arquitectónicos,
como antaño hizo el maestro Hiram Abí.” 

“Justamente las medidas matemáticas de ese templo de Salo-


món deberían ser las medidas de todos los templos masónicos
del mundo. Diez metros de ancho y treinta de largo. O bien en co-
dos, como dice el texto sagrado. Veinte codos de ancho y sesenta
codos de largo.(ver 2° Libro de Crónicas 3,3).” 

“No hay duda que existen super-templos masónicos con medi-


das dos y tres y hasta cuatro veces más grandes que los mencio-
nados aquí. Verdaderas Catedrales masónicas. Pero existen dece-
nas de miles de templos pequeños en todo el mundo civilizado
con medidas cercanas a las del templo primitivo de Jerusalén. Es
la gran mayoría. Pero los hay incluso más pequeños.” 

“Estas medidas en codos señaladas por la Biblia son muy impor-


tantes, pues si se mencionaran en metros, se pierde el mensaje
numerológico kabalístico de los textos sagrados.” 

“Los masones hablan mucho acerca del cubo sagrado, o el cubo


de oro, como ser el cubo de Mitatrón, y de la piedra cúbica en sus
doctrinas iniciáticas, por ser esa la forma del lugar santísimo del
53
templo de Salomón. (1° Libro de Reyes 6,20) Y por ser la forma de
la Nueva Jerusalén, arquetípica ciudad de oro, que baja del cielo
para manifestarse en la tierra como la civilización divinamente
iluminada del amor, la paz y la verdad. (Apocalipsis 21,16 y 21,2).” 

“Como sabe toda persona culta no existe kabalah o esoterismo


judaico ni kabalah cristiana sin Biblia. Justamente los estudios ka-
balísticos, tanto de vertiente judía como cristiana, son parte de
importantes e inseparable de los estudios masónicos, sobre todo
en los grados superiores. Es más, gran parte de la estructura física
y de los movimientos rituales en todos los grados masónicos, son
de inspiración bíblica y kabalística.” 

“Pero como la gente no conoce la Biblia, y muchos masones la


leen con un solo ojo, debiendo utilizar tres, no pueden ver estas
cosas ni comprenderlas.” 

“Observando ahora la Biblia como Libro de la Ley Divina o de la


Ley Moral Universal, no hay duda que los diez mandamientos de
Dios, transmitidos por Moisés, son de aplicación planetaria. ¿Pue-
de haber acaso una sociedad donde se rinda culto a la mentira
y al falso testimonio? ¿O una sociedad donde se deshonre por
principio al padre y a la madre? ¿O dónde se rinda culto al ase-
sinato? ¿O dónde se cultive como un valor superior a la codicia?
Con esas preguntas pretendo asentar que no puede existir vida
humana civilizada sin los preceptos básicos de la ética, sintetiza-
dos en el famoso Decálogo. Es un error tremebundo pensar que
esos mandamientos pertenecen a una o a dos religiones y no a
toda la humanidad.” 

“Es lo mismo que la Biblia. Algunos masones, cegados por sus


propias ideas anti-eclesiásticas o antirreligiosas, no se han dado
cuenta que en perspectiva masónica la Biblia ya no es sólo patri-
monio de una religión determinada, sino que pertenece a toda la
humanidad que anhela construir un mundo mejor y una civiliza-
ción más elevada.” 
54
“Construir sabiamente un templo de piedras humanas vivientes
unificadas por el amor fraternal y abierto al Infinito Ser Trascen-
dente y Eterno, representado en la inmensidad y la luminosidad
de la bóveda celeste que se muestra en todos los templos masó-
nicos del mundo. Esa es la meta que honestamente persigue la
Augusta Orden sobre la tierra.” 

“Cada religión tiene su propia versión de los diez mandamien-


tos, con muy pequeñas variantes. Por lo tanto la Biblia no deja de
estar en sintonía con una moral universal. Los errores morales que
el texto sagrado contiene son para mostrarlos como pecados, no
para ser imitados. Se equivocan por eso quienes rechazan la Bi-
blia por sus narraciones supuestamente inmorales.” 

“Es la palabra Dogma lo que dificulta el buen entendimiento de


estas cosas. En su origen griego ese vocablo indica UNA DOCTRI-
NA FIJADA por un grupo o escuela filosófica, religiosa o política,
incluso científica.” 

“Existen dogmas de todos colores y tamaños. Se trata de una


doctrina o enseñanza fijada o mantenida como dato permanen-
te de referencia para la dirección del pensamiento de escuelas
como la Masonería, el Pitagorismo, el Platonismo, el Catolicismo,
o el Budismo, el Hermetismo o el Taoísmo.” 

“En masonería los ritos, el simbolismo, los landmark, la biblia


y las leyendas referidas a la construcción del templo de Dios en
Jerusalén, junto a sus palabras sagradas y de pase, tomadas de la
biblia, y la ley moral, son LOS DOGMAS DE REFERENCIA OBLIGA-
DA. A esos elementos fijados se agregan en los grados capitulares
la Historia de Noé y de Enoc, y la de Moisés con su serpiente de
bronce, y la de Jesús junto a la nueva Jerusalén.” 

“Si todos esos elementos se toman de la biblia, ¿Por qué no ha


de estar ella en el altar central del templo? Sería incoherente e
incongruente que no estuviera. Las otras religiones y sus libros
55
sagrados NO USAN EL SIMBOLISMO CONTRUCTIVO O ARQUI-
TECTONICO COMO EJE DE SUS ENSEÑANZAS COMO LO HACE
LA MASONERIA.” 

“Por eso su uso es indispensable. Por eso se dice que es irregular


la logia que trabaja sin Biblia abierta en el ara. Cosa que no impi-
de que se AGREGUE otro libro sagrado cuando corresponda jurar
a un creyente de otra religión. Pero la Biblia está puesta porque
resume y contiene un conjunto de símbolos arquitectónicos vin-
culados a una visión espiritual del mundo y de la vida humana.” 

“Y es más, pues el uso del simbolismo arquitectónico en la Biblia


no se restringe al Antiguo Testamento. En el Nuevo Testamento
también hay numerosos ejemplos de ese tipo de lenguaje simbó-
lico constructivista: Juan, Pedro y Jacobo el Mayor ERAN CONSI-
DERADOS COMO LAS TRES COLUMNAS EN QUE SE ASENTABA LA
IGLESIA PRIMITIVA.(Gálatas 2,9) La misma iglesia es presentada
por Pablo COMO COLUMNA Y BALUARTE DE LA VERDAD.” 

“Cristo es presentado como la Piedra Viva a la cual se deben


unir las piedras vivas de cada creyente.(1° Carta de Pedro 2,4-
5). “Acercaos a él, PIEDRA VIVA, desechada ciertamente por los
hombres, más para Dios escogida y preciosa, vosotros también,
como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacer-
docio santo”.” 

“El propio Jesucristo habla de su cuerpo como de un templo,


en el cap. 2°, 19-21 del Evangelio de san Juan, cuando dice a sus
adversarios: “…Destruir este templo y en tres días lo levantaré”.
Dijeron los judíos: en cuarenta y seis años fue edificado este tem-
plo y tú en tres días lo levantarás?. Más él hablaba del templo de su
cuerpo”.” 

Cada discípulo de Cristo es un Templo de Dios o un Templo


del Espíritu Santo. (1° Corintios 3,16-17). Y el Propio Jesucristo
es presentado por san Juan en el Apocalipsis como LA ESTRE-
56
LLA RESPLANDECIENTE DE LA MAÑANA, es decir, como la Es-
trella Flamígera con la G, al oriente de todos los templos masó-
nicos del mundo. (Apoc. 22,16). 

“Incluso el concepto de Dios como Arquitecto es utilizado por


San Pablo, cuando comenta la fe y la esperanza de notables cre-
yentes del pasado, dice en Hebreos 11,10” ….Porque esperaba
LA CIUDAD QUE TIENE FUNDAMENTOS, CUYO ARQUITECTO Y
CONSTRUCTOR ES DIOS”.” 

“Y en la Epístola a los Efesios Pablo hace un discurso netamente


masónico, cuando dice: “Así que ya no sois extranjeros ni advene-
dizos, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia
de Dios, EDIFICADOS SOBRE EL FUNDAMENTO DE LOS APÓSTO-
LES Y PROFETAS, SIENDO LA PRINCIPAL PIEDRA DEL ANGULO JE-
SUCRISTO MISMO, EN QUIEN TODO EL EDIFICIO, BIEN COORDI-
NADO, VA CRECIENDO PARA SER TEMPLO SANTO EN EL SEÑOR,
EN QUIEN VOSOTROS TAMBIÉN SOIS JUNTAMENTE EDIFICADOS
PARA MORADA DE DIOS EN EL ESPÍRITU”.(Efesios 2,19-22).” 

“Pablo se considera a sí mismo maestro arquitecto, cuando afir-


ma, en la Primera Carta a los Corintios 3,9-11 : “Porque nosotros
somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios,
EDIFICIO DE DIOS. Conforme a la gracia de Dios que me ha sido
dada,YO TAMBIÉN, COMO MAESTRO ARQUITECTO PUSE EL FUN-
DAMENTO, Y OTRO EDIFICA ENCIMA; PERO CADA UNO MIRE
COMO SOBREEDIFICA, PUES NADIE PUEDE PONER OTRO FUN-
DAMENTO QUE EL QUE ESTA PUESTO, EL CUAL ES JESUCRISTO”.” 

“Y muy justificadamente, para que Jesucristo no sea piedra de


tropiezo para personas creyentes pero no cristianas, la masone-
ría moderna ha puesto el énfasis en lo que se llama EL VERBO o
el LOGOS de Dios. Es decir, en un concepto más filosófico y teo-
lógicamente más amplio y universal que el Jesús como Hombre
Histórico.” 

57
“Así el Jesús Dios es la Razón infinita o Logos cósmico, que orde-
na el universo con sus leyes y lo limpia de la escoria del pecado.
Por eso se jura sobre el Primer Capítulo del Evangelio de san Juan. 

Allí dice: “En el Principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios y
Dios era el Verbo”. O bien. En el Principio era el Logos y el Logos
era con Dios y Dios era el Logos”.” 

“En una interpretación más Hermética podemos decir: En el


Principio era el Pensamiento, y el Pensamiento era con Dios y Dios
era el Pensamiento. Hegel lo interpretaría como “En el Principio
era la Razón, y la Razón era con Dios y Dios era la Razón”. Así hasta
Heráclito estaría de acuerdo con nosotros.” 

“Esa noción del Verbo de Dios sirve hasta para entroncar con el
Bhagavad Guita, donde se nos dice que el propio Sri Krisna es la
palabra AUM creadora, preservadora y destructora del universo. 

A ambos lados del Venerable Maestro de los talleres masónicos


puede verse un sol dorado y una blanca luna. Entre los dos sím-
bolos se muestra un gran triángulo con un ojo al centro. Ese sol y
esa luna, como símbolos del padre y de la madre, aparece en los
sueños del patriarca José, hijo de Jacob, en el libro del Génesis,
capítulo 37, vers. 9 y 10.” 

“Y con ese mismo significado han sido puestos dentro del templo,
para representar la masculinidad y la femineidad como arqueti-
pos celestes. Y las dos columnas del templo como sus respectivas
proyecciones terrestres. Si esas representaciones del sol y de la
luna están dentro del templo, y con el mismo significado que en la
Biblia, para qué eliminar la Biblia, que contiene la interpretación
precisa del símbolo. Y prácticamente con los mismos significados
se usa en el lenguaje alquímico, al cual se le agregan los metales
equivalentes del oro y de la plata. Los que también se mencionan
en el texto sagrado, por ejemplo, diciendo que el silencio es oro y
la palabra es plata.” 
58
“Si se enseña que la masonería es alegórica en sus enseñanzas,
¿Por qué eliminar la Biblia, que es fuente de excelentes alegorías
morales y teológicas?” 

“¿No será acaso porque quienes la leen tienen la mente prejuiciada y


retorcida?” 

“En realidad, si todas las logias del mundo desaparecieran por


alguna catástrofe cósmica o política, y se salvara una sola Biblia,
sería posible reconstituir a partir de su texto la masonería entera y
sus templos, con todo su riquísimo simbolismo y enseñanza espi-
ritual, pues la Biblia contiene el ADN de la masonería universal.” 

“Cierro esta nutrida exposición, sin necesidad de explotar más


profundamente la inagotable mina de oro que es la Sagrada Es-
critura, citando unas palabras de un documento oficial del Gran
Oriente Nacional de España, donde se afirma que la masonería
española “RECONOCE Y PROCLAMA LA ARMONIA DE LOS MUN-
DOS, CREADA Y SOSTENIDA POR EL GRAN ARQUITECTO DEL
UNIVERSO, QUE ES CAUSA ETERNA, LEY PRIMORDIAL Y SUPRE-
MA RAZÓN DEL UNIVERSO”. (Página 125 del Libro “Fundamentos
Masónicos”, leyes tradicionales y principios modernos, del erudi-
to masónico chileno Benjamín Oviedo, edición de 1992, para cir-
culación interna entre los hermanos de las logias adscritas a la
Gran Logia de Chile).” 

Autor: Profesor Fernando Laredo Cárter. 


Fuente: Monografías.com http://www.monografias.com/traba-
jos88/biblia-corazon-universal-templo-masonico/biblia-cora-
zon-universal-templo-masonico.shtml#ixzz3lehpZprh

59
60
El secreto alquímico de la masonería

Marino de Armas Benítez 33º

61
EL SECRETO ALQUÍMICO DE LA
MASONERÍA
Marino de Armas Benítez 33º.

…Toda parte está dispuesta a unirse con el Todo para así, qui-
zás, escapar de su parcialidad…
Leonardo da Vinci

Cuando hablamos de alquimia, unos imaginan que nos refe-


rimos a la transmutación del plomo en oro, otros la búsqueda
piedra filosofal; sin embargo la verdad alquímica es la búsque-
da de la perfección u Opus Magnum (Gran obra), pues implica
la evolución espiritual del practicante. Según la RAE transmuta-
ción es la acción y efecto de transmutar, y transmutar es mudar
o convertir algo en otra cosa. Metamorfosis según la RAE es la
transformación de algo en otra cosa.

Por ello cuando llevamos el proceso alquímico de la transmu-


tación a nuestro interior, alcanzamos desaprender, dejar hábi-
tos, romper creencias, sanar viejas heridas, son algunos de los
desafíos del ser humano cuando este emprende el camino de
buscarse a sí mismo.Y siempre se cita el ejemplo, de la crisálida
(transmutación) de la Oruga en Mariposa. El acto de transmutar
interiormente, no debe confundirse con canalizar la energía ha-
cia otro foco de actividad; es el acto de resolver un hecho deter-
minado al ser comprendido, asimilado e interiorizado; saliendo
al exterior convertido en algo diferente.

El derecho natural no está escrito, emana de la misma condi-


ción humana; es universal y ajeno a cambios históricos; e inhe-
rente e igual en cada uno de sus miembros de la sociedad. Es
por ello que para que ocurra una transmutación debe existir in-
tención versus acción, este es el elixir de la alquimia masónica;
no se trata de borrar nuestras acciones pasadas, es aceptarlas
y luchar por cambiar enfrentando nuestros miedos internos…
la oruga aunque cambie de forma, conserva su recuerdo…Esta-
62
mos hechos de recuerdos, pero estos no son solo donde y con
quien has estado; los recuerdos son quienes somos. Si dirigimos
nuestra mirada a la francmasonería, constatamos que el concep-
to de Opus Magnum está presente en la introspección personal
del iniciado; quien por medio del conocimiento, establece una
lucha interna contra los tres grandes enemigos de la francma-
sonería: la Hipocresía, la Ambición y la Ignorancia alcanzando
ser maestro. 

A lo largo de la historia de la humanidad la alquimia y la me-


talurgia han estado íntimamente unidas. El plomo no solo fue
usado ayer por alquimistas y constructores, sigue siendo usado
hoy:

- Los crisoles alquímicos (hornos); y la fundición de metales


(plomo, plata, bronce, hierro, etc.) datan de épocas anteriores a
la Biblia (Ezequiel 22:18 / 22:20, Jeremías 6:29, Números 31:22)  
- El plomo puro más antiguo hallado en Turquía, fue trabajado
por los fundidores de hace más de 8.000 años. No en vano la
palabra plomero se deriva de un término latín.
- Gayo Plinio Segundo otorga al plomo el nombre de Plumbus
Nigrun, los romanos lo usaron para construir sus canalizaciones
de agua llamadas Fistula Aquaria. Marco Vitruvio en sus textos
de arquitectura, explica el método de fabricación de las tuberías
de plomo romanas.
- Los antiguos alquimistas lo relacionaban con Saturno; por
lo cual era representado como un anciano, con una pierna de
madera y una guadaña. Al ser un metal impuro, representaba la
impureza tanto de los metales como de los seres humanos. 
- El Saturnismo enfermedad producida por plomo, era conocida
desde épocas romanas. No solo debido al uso de este metal
pesado en construcciones, fontanería, etc. también fue
empleado en la alimentación de la población.  El dulzor de la
Sapa o Defrutum vino fabricado por romanos, se debía a que
era elaborado (cocción) en recipientes de plomo.
- La gasolina Super 97 en 1921 General Motors agrega tetraetilo
63
de plomo, logrando que los motores funcionasen de forma
más eficiente (amortiguaba el golpeteo de las válvulas). Este
componente era expulsado por el escape de los coches.

Sobre los cimientos de una Iglesia Románica, se alza la Ca-


tedral de Notre Dame (Estilo Gótico); en la que se emplea el
plomo en su construcción. Las primeras fuentes escritas sobre
la técnica de la vidriera y varillas emplomadas, lo encontramos
en dos tratados Schedula Diversarum Artium y De Coloribus et
Artibus Romanorum del siglo XII. En ambos textos se describen
detalladamente los distintos procedimientos y técnicas para la
fabricación de vidrio y la construcción de vidrieras. El plomo es
un fiel exponente de cómo la alquimia llega a nuestros tiempos,
hasta las baterías usadas en la Energía Renovable.

La alquimia fue una de las principales precursoras de las cien-


cias modernas, aunque entró en decadencia a medida que el
método científico se impuso; muchas de las sustancias, herra-
mientas y procesos de la antigua alquimia han servido como
pilares fundamentales de las modernas industrias química y
metalúrgica. En un amplio rango de tareas que van desde la
creación de nuevos materiales hasta la manipulación de gases
y líquidos, la ciencia va materializando las ilusiones de antaño.
Posiblemente se muestren algo escépticos ante este plantea-
miento, pero veamos ejemplos de transmutación alquímica:

· En la actualidad los diamantes sintéticos se consiguen en calidad gema,


en grandes tamaños y diversidad de coloraciones. Fue obtenido por
primera vez en el año 1954 por General Electric, utilizando un
método basado en la cristalización del carbono. En 1970 fueron
obtenidos también los primeros cristales de diamante sintético
HPHT, con calidad gema de hasta un quilate de peso.
· El petróleo conocido desde la prehistoria, la Biblia lo menciona como
betún o asfalto. En Génesis 11:3 se usó para pegar los ladrillos de la torre
de Babel, y en Génesis 11:3-10 los reyes de Sodoma y Gomorra caen en
pozos de asfalto (petróleo) en el valle de Siddim.
64
65
En el siglo IX, se explotaban campos petrolíferos alrededor
Azerbaijan, descritos por Marco Polo en el Siglo  XIII; la destila-
ción del petróleo fue descrita por el alquimista persa Muhammad ibn
Zakarīya (865-925) inventor del Alambique (al-inbiq) y la obten-
ción de Keroseno para lámparas, cabe señalar que este alqui-
mista también descubre el Acido Sulfúrico usado en la química
industrial actual.

El coronel Edwin L. Drake fue quien perforó el primer pozo pe-


trolero del mundo en 1859, en Estados Unidos, logrando extraer
petróleo de una profundidad de 21 metros. Rudolf Christian Karl
Diesel en los años 1893 y 1897 construye dos motores, el primer
motor que trabajaba al quemar aceite de palma y el motor de
combustión de alto rendimiento que lleva su nombre, el motor
diésel. Pero no fue hasta 1895, con la aparición de los primeros
automóviles que se necesitó la gasolina.

· Todos en algún momento hemos recordado a una persona especial


al percibir un olor o aroma, etimológicamente perfume (per y fumare)
producir humo. El proceso alquímico de la destilación, consiste en separar
mediante la evaporación y posterior condensación los componentes de
una mezcla; aprovechando sus diferentes puntos de ebullición permitió
a los egipcios crear perfumes, mediante aceites, esencias balsámicas y
ungüentos intensos usados para embalsamar o fines cosméticos. En el
siglo VIII los alquimistas árabes mezclaban alcohol con aceites y resinas
olorosas, dando origen a perfumes más finos;  en la época romana, que
se crea el Aromatarium Collegium; y en el 1190 Felipe II de Francia,
reconoció la profesión de perfumista.
· El Mercurio y los alquimistas, Isaac Newton el alquimista clásico,
pues mezclaba los conocimientos de los sabios griegos, con el lenguaje
hermético y simbólico de los alquimistas; desde 1668 tenía su laboratorio
alquímico en Trinity College, en 1696 es administrador de la casa de la
moneda nombramiento vinculado a su interés alquímico, cabe señalar
que con oro se hacían las monedas que se acuñaban en esa época; y el
cargo estaba asociado al control de  las reservas de oro de Inglaterra;
fallece el 31-03-1727 a causa de problemas renales, en 1979 un equipo
66
de científicos encontró en uno de sus cabellos, una concentración de
mercurio quince veces superior a la normal. El economista Keynes
compró el mayor lote de libros alquímicos de Newton, los que dono a la
Universidad de Cambridge.
· El Mercurio y la población actual, la digestión en el ser humano es
el proceso mediante el cual los alimentos y bebidas se descompo-
nen en partes más pequeñas; para que el cuerpo pueda usarlos como
fuente de energía. En documento donde el grupo de científicos españoles
GEPREM-Hg del hospital Clínico San Carlos de Madrid; alerta que la
población española es la que mayor cantidad de mercurio posee en sangre.
Teniendo en cuenta patrones alimentarios y exceso de pescado en
dieta. Documento ISSN 0212-1611 • CODEN NUHOEQ, S.V.R. 318.

67
Innumerables ejemplos de ayer y hoy podríamos citar, por
ello cuando observamos como niegan el conocimiento alquí-
mico dentro de la educación masónica por considerarlo anti-
cuado, este acto refleja la mediocridad educacional; la pérdida
de tradición y valores de la antigua francmasonería, esa prohi-
bición de la libertad de conocimiento y cátedra es contraria a
los antiguos usos y costumbres de la francmasonería universal.
Y motivo por el cual burilo esta plancha, para…Quien tenga ojos
que vea y quien tenga oídos, que oiga… Mateo 13:9-18. 

Los albores de la alquimia los hallamos entorno del siglo III


A.C. en Alejandría gracias a la fusión de tres corrientes: filosofía
griega, misticismo oriental y tecnología egipcia; pudiendo citar
el papiro Ebers  uno de los más antiguos tratados alquímicos y
de farmacopea conocidos, descubierto entre los restos de una
momia en la tumba de Assasif, en Luxor; en 1862.

68
La alquimia alcanza su popularidad en el Irak del siglo VIII
con Yabir Ibn Hayyán (721-815);  quien describió los métodos
perfeccionados para la evaporación, filtración, sublimación,
fusión, destilación y cristalización; muchos de sus libros han
llegado a nuestros tiempos: Kitab al-Sab’in (Libro de los Se-
tenta), al-Zi’bak al-Sharqi (El mercurio oriental), Kitab maydan
al’aql (Libro de la arena de la inteligencia), Natâ’ij al-fikar (El
sueño del sacerdote), Kitab al-Mawid (Libro del Glorioso), Kitab
al-Tawammu (Libro de la reunión) y el Kitab al-Jalis (Libro del
Puro); por su labor es considerado el más grande alquimista de
Oriente y Occidente. La traducción del árabe al latín de estos
libros, ejercieron una profunda influencia en alquimistas euro-
peos entre ellos el monje franciscano Roger Bacon (1214-1294),
San Alberto Magno (1193-1280), Ramón Llull (1235-1315) y Ni-
colás Flamel (1330-1418).  

Cabe señalar que los alquimistas musulmanes alcanzaron nue-


vas técnicas, mejorando las dos principales operaciones quími-
cas de calcinación y reducción; así como los métodos de evapo-
ración, sublimación, combinación y cristalización. Introdujeron
nuevos elementos y sustancias como el antimonio (itmid), el ar-
sénico (zirniw), rejalgar (rahw al-gar), bórax (bauraq) y alcalí
(al-qilí). La alquimia como disciplina filosófica incluye nociones
de química, física, astrología, metalurgia, espiritualismo y arte;
el simbolismo alquímico lo podemos hallar en muchos antiguos
tratados, en catedrales ocultándose en ocasiones tras los Glifo
(signo grabado). Masónicamente hablando, el primer contacto
de todo iniciado con la alquimia masónica ocurre en el Cuarto
de Reflexión (elemento Tierra).

El más famoso alquimista egipcio de finales del siglo III, fue


sin lugar a dudas Zósimo de Panópolis  nacido en el Alto Egipto;
el primero en describir la Piedra Filosofal…Existe una piedra
que no es tal piedra, un objeto precioso carente de valor, un ente
multiforme que no tiene forma, una cosa desconocida que todos
conocemos…Este concepto masónicamente hablando se resu-
69
me en…Pulir la piedra bruta… sistema moral masónico que educa
en la práctica de adecuadas conductas sociales basadas en el respeto,
fraternidad, humildad, tolerancia y defensa de los derechos del hombre.
Este sistema educativo podría resumirse en la máxima…Amor Frater-
nal, Socorro y Verdad… Débase decir en este punto, que por sencilla
que sea la actividad que le competa en la vida profana a cada masón, cesa
de ser una carga y se convierte en noble y digna al formar parte del gran
plan para la evolución de todos los seres humanos.

Las escuelas de alquimia fueron muy populares en regiones


como la Mesopotamia, el Antiguo Egipto, China, India, la Anti-
gua Grecia y el Imperio Romano. Según Paracelso la alquimia
posee tres bases: el Azufre (principio vital), el Mercurio (alma
y conciencia), la Sal (materia); los cuales se encontraran en el
cuarto de reflexión, agregado que una iniciación masónica po-
see tres pruebas Fuego, Agua y Aire de ese modo simbólico el
iniciado comienza su andadura y aprendizaje referente al uso
de los cuatro elementos. 
70
71
Alquímicamente hablando se relacionan los siete cuerpos ce-
lestes con metales: Oro (Sol), Plata (Luna), Cobre (Venus), Hierro
(Marte), Estaño (Júpiter), Mercurio (Mercurio), Plomo (Saturno).
Masónicamente hablando este conocimiento de la antigüedad
perdura, en la bóveda celeste de las logias; en las que hayamos
la relación existente entre los doce signos zodiacales y los doce
procesos alquímicos básicos.

Descomposición mediante la calcinación (Aries)


Descomposición mediante la digestión (Leo)
Descomposición mediante la putrefacción (Capricornio)
Modificación mediante la coagulación (Tauro)
Modificación mediante la fijación (Géminis)
Modificación mediante la ceración (Sagitario)
Separación mediante la destilación (Virgo)
Separación mediante la sublimación (Libra)
Separación mediante la filtración (Escorpio)
Unión mediante la disolución (Cáncer)
Unión mediante la multiplicación (Acuario)
Unión mediante la proyección (Piscis) 

Algunos documentos de aquellos primeros tiempos han lle-


gado a la actualidad, tales como el Papyrus Graecus Holmiensis
(Papiro de Estocolmo) códice que consta con 154 recetas para
la fabricación de tinturas y colorantes utilizados para la produc-
ción de piedras artificiales; de alrededor del año 300 d. C., es
uno de los primeros tratados completos de su tipo. Débase citar
el caso de María la Judía conocida como María la Hebrea, quien
vivió entre el siglo I y el siglo III d.C. en Alejandría inventora del
Balneum María; de quien Georges de Syncelles cronista bizan-
tino del Siglo VIII la presenta como maestra de Demócrito en la
época de Pericles; y el enciclopedista árabe Al-Nadim la cita en
su catálogo del Año 879 d.C. entre los cincuenta y dos alquimis-
tas más famosos. Los secretos de la alquimia perduraron duran-
te siglos de caos, luego de la caída del Imperio romano y tras
la ocupación de Egipto en el 643 DC. por el ejército musulmán;
72
agregándose que fue el mundo islámico quien tomó las riendas
dando grandes avances y registros metódicos alquímicos.

En el siglo XI los alquimistas europeos aprendían de los mu-


sulmanes, entrando en Europa este conocimiento aproximada-
mente en 1144 coincidiendo con la arquitectura medieval gó-
tica surgida en torno a 1140 con la basílica de Saint Denis en
Francia. Pero como era de esperar la Iglesia Católica condeno y
persiguió ha alquimistas y médicos encaminados a la obtención
de substancias terapéuticas; citando el caso del papa Juan XXII
(1245-1334) ocultista, alquimista, quien publicó el tratado alquí-
mico Ars Transmutatoria y fue gran admirador de las teorías de
Ramón Llull; y en 1317 promulga la Bula Spondent Pariter prohi-
biendo la práctica de la alquimia.

A lo largo de la historia la Iglesia Católica ha sido y es, la ma-


yor manipuladora de los pueblos; prohibiendo el conocimiento
de la verdad. ¿Acaso poseen licencia divina para dictar cuando,
como y quien; puede acceder al conocimiento? La biblia cita a
Dios como gran alquimista y el ser humano su aprendiz:

Job 23:10…Él conoce mi camino; me probará y saldré como oro…


Mateo 4:3…Si eres hijo de Dios, di que estas piedras se convier-
tan en pan…
Juan 2:7-10…Llenad estas tinajas de agua, sacad ahora y llevadlo
al maestresala; cuando el maestresala probó sin saber él de dón-
de era dijo: tú has reservado el buen vino hasta ahora…
Salmos 12:6…Las palabras de Dios son como la plata refinada en
horno de tierra…
Apocalipsis 3:18… yo te aconsejo que de mí, compres oro refina-
do en fuego…
Proverbios 27:21… El crisol prueba la plata, y la hornaza el oro…

Contrario a las bulas papales promulgadas por la Iglesia Ca-


tólica, esta debe su existencia actual a la alquimia; la cual cons-
tituyo un factor determinante en la historia y religión de los
73
pueblos. Constantinopla sufrió dos grandes asedios árabes en
674-678 y 717-718; los alquimistas de Alejandría entregaron el
secreto de la mezcla del Fuego Griego a Callínico de Heliópo-
lis creador de la máquina capaz de disparar tan mortal mezcla;
en los días previos al primer gran asedio árabe. Este descubri-
miento alquímico permitió al Imperio Romano de Oriente durar
hasta 1453, con la caída de Constantinopla por los Turcos. De
haber triunfado los árabes en los asedios a Constantinopla, la
Europa primitiva del siglo VII no habría podido resistir; y el Is-
lam sería la religión hegemónica en nuestros días.

Tal vez se pregunte, porque el lenguaje alquímico parece abs-


tracto, absurdo e incomprensible; la realidad demuestra que es
esotérico y místico, saturado de códigos, símbolos y referen-
cias que confunden al no iniciado. Muchos alquimistas han sido
acusados y condenados a lo largo de la historia; es el precio de
emprender el camino al conocimiento prohibido. Ese es el caso
de Leonardo Da Vinci quien fuera acusado de hereje, ocultista
y alquimista; y cuyo legado perdura hoy dentro de la francma-
74
sonería en su frase…Mientras creía estar aprendiendo a vivir, yo
aprendí a morir…

A lo largo de la historia la alquimia ha sido refutada por la


ciencia y la religión, al no reconocer las bases alquímicas de
esos hallazgos científicos. El descubrimiento de las interiorida-
des del átomo reivindicó las enseñanzas de los antiguos tauma-
turgos, demostrando la actualidad de la frase…La historia, nunca
fue como se conto… veámoslo:

· En 1941 en la Universidad de Harvard se combina la era atómica


con la antigua transmutación alquímica, empleándose el acelerador
de partículas; transforman mercurio en oro. ¿Qué energía subyacente,
emplearon los antiguos taumaturgos; en la transmutación de los metales?
· En 1980 el premio nobel de Química Glenn Theodore Seaborg, consiguió
transmutar una cantidad de plomo en oro. ¿Cómo sabían los alquimistas,
que el plomo está tan cerca del oro en la tabla periódica?
· La Clonación, en 1997 nace oveja Dolly en instituto Rosslyn – Escocia;
su predecesora fue la teoría alquímica del Homúnculo, pronunciada por
Paracelso (1493-1541). La única duda que tuvo Teofrasto Paracelso
sobre su creación el homunculus, era que no podía otorgarle alma.
·  Otra aportación relevante del alquimista Paracelso fue el uso del Mercurio
en el tratamiento de la Sífilis, metal que tratado químicamente no resulta
letal al cuerpo humano; hasta el año 1943 en que el descubrimiento de la
penicilina, cambió la terapéutica de la enfermedad.

Carl Gustav Jung dijo:…El simbolismo de la alquimia, tiene


mucho que ver con la estructura del inconsciente; los sueños de
los hombres y mujeres de nuestros tiempos, contienen a menudo
imágenes y metáforas que se encuentran en los tratados medie-
vales…

En el mundo profano la antigua enseñanza alquímica, ha su-


perado el tiempo por medio de mensajes subliminales incor-
porados a historias; que encierran una enseñanza. Tal es el caso
de la frase…Tienes el toque de Midas… empleada para resaltar
75
que una persona tiene mucho éxito y posee la capacidad de
hacer algo potencialmente rentable. ¿Analicemos que esconde
la leyenda?

…Midas rey de Frigia tenía una hija llamada Caléndula y un


extraño poder, todo lo que tocaba se convertía en oro. Un día al
ver que su padre no comía, se entristeció su hija y le abrazo para
consolarle; pero al besar Midas a Caléndula, se convirtió en una
estatua de oro. Ante este hecho el rey imploró perder su poder, y
entregar todo el oro que tenia a cambio de la vida de su hija. Le
fue concedida la gracia de la vida de su hija, reconoció que ha-
bía perdido la fortuna más preciada que tenía su hija; por ello la
frase…Rey Midas, hoy eres más sabio que ayer… Sirva este relato
para ilustrar a quienes con la francmasonería pretenden alcanzar: poder,
cargos y distinciones; olvidando la mayor riqueza el conocimiento.
76
Las alegorías empleadas en la francmasonería, enseñan una
parte de la historia de la alquimia de la que no se habla; por
considerarse herética a ojos de la religión. La Biblia en Génesis
4:22 reconoce la metalurgia y a Tubalcaín como su precursor;
según el Libro de Enoc y la Biblia Azazel (Ángel Caído) enseña
la metalurgia y la minería, al ser humano. Sin lugar a dudas estos
textos ubican los orígenes de la alquimia, anteriores a lo que la
historia cuenta; este conocimiento se halla en la francmasone-
ría, el grado de maestro masón profundiza su estudio referente
a Tubalcaín y responde la afirmación de Carl Jung. Por ello los
templos masónicos constituyen laboratorios alquímicos, donde
se transmutan las imperfecciones del ser humano; alcanzando
el conocimiento, Piedra Filosofal de la francmasonería.

La educación masónica aboga por la formación de la inte-


ligencia y la voluntad, como facultades del espíritu humano;
constituyendo la escuela del ciudadano. Colocando al alcance
de todos, ese conocimiento prohibido por aquellos que limitan
y no permiten la libertad de expresión y cátedra…Quien tenga
ojos que vea y quien tenga oídos, que oiga…
77
GRAN ORDEN EGIPCIO DEL GRAN
ORIENTE DE FRANCIA
Christian Perrotin

78
GRAN ORDEN EGIPCIO DEL GRAN ORIENTE
DE FRANCIA
Christian Perrotin
Primer Patriarca del Gran Orden Egipcio del Gran Oriente
de Francia Gran Conservador del Rito Antiguo y Primitivo
de Memphis y Misraim.
Presidente del Supremo Consejo.

Santiago, 14 de febrero de 2014 E.·. V.·.

Según Herodoto, en el antiguo Egipto, los egipcios conside-


raban al Nilo como un “regalo del cielo”. El periodo cuando la
estrella Sirio se volvía visible, al amanecer por encima del ho-
rizonte, era el instante cuando el Nilo comenzaba su crecida.
Cada uno de ustedes sabe cuán importante era este aconteci-
miento en el antiguo Egipto, porque significaba la vuelta del
ciclo de la fecundidad, la renovación del Mundo. En este Egipto
antiguo, que comprendió bien que “lo que está abajo es como
lo que está arriba”, decimos que en esta fecha, Isis, la tierra de
Egipto, es fecundada.

Después de las siembras, vendrá el tiempo de la cosecha;


el tiempo para que Ustedes hermanos y hermanas se den a la
práctica este bello Rito cuya patente se les ha transmitido, in-
cluido para los altos grados. ¡Rito muy bello! Ustedes compren-
derán que en mi calidad de Primer Patriarca me es imposible
expresarme de otro modo, aunque este calificativo no tiene va-
lor comprable con otros Ritos.

Hace falta recordar que nuestros fundamentos son aquellos re-


presentados por Osiris, por los que se cultivan en la Academia de
Platón, los de la Escuela de Alejandría, los de la Academia de Mé-
dicis. Me refiero a la Unidad esencial de todos los cultos, de todos
los Ritos, que sabemos, buscan la Verdad. Se trata de reunir y de
unir bien en el sentido de la palabra “Religare”.

79
A propósito del Rito, es importante precisar para los hermanos
y hermanas que experimenten la escala de 95 (noventa y cinco)
grados del Rito Antiguo y Primitivo de Menphis y Misraim, que
es el que practicamos, y que ahora está resumido en 33 (treinta
y tres) no hace ninguna referencia a los 33 (treinta y tres) grados
escoceses. Se trata más bien de un trayecto iniciático diferente
que evita todo tipo eventual de “competencia” entre estos gra-
dos. Y como el dicho tan bien expresado por Saint-Exupèry, ins-
crito en la escalera del hotel del Gran oriente de Francia desde
1862 (mil ochocientos sesenta y dos): “si difieres de mí, mi her-
mano, lejos de perjudicarme, me enriqueces.

Históricamente, la escala en 33 (treinta y tres) grados es una


traslación de la escala de 95 (noventa y cinco) grados. Jac-
ques-etienne Marconis, fundador del Rito de Menphis, integró
al Gran oriente de Francia desde 1862 (mil ochocientos sesenta
y dos). A petición del Gran Maestro del Gran Oriente de Francia,
practicó esta conversión tomando el grado 95 (noventa y cinco)
y el grado 33 (treinta y tres, pero conservando su denomina-
ción de “Patriarca Gran Conservador del Rito”. Hizo igualmente
con el grado 94 (noventa y cuatro) “Príncipe de Menphis que se
constituyó en grado 32 (treinta y dos), y el grado 90 (noventa)
que se constituyó en grado 30 (treinta), etcétera. Este trabajo de
simplificación se hizo porque el número de grados de la escala
de 95 (noventa y cinco) no se practicó por falta de rituales. Si en
1862 (mil ochocientos sesenta y dos) el Gran oriente de Fran-
cia le pidió a Marconis de negro establecer una escala en 33
(treinta y tres) grados, es por respeto al Rito escocés Antiguo y
Aceptado y, más sobre todo a otros Ritos.

Es en este espíritu que en 1999 (mil novecientos noventa y


nueve) el Gran Oriente de Francia, bajo la Gran Maestría del
Serenísimo Gran Maestro Phillippe Guglielmi, despertó el An-
tiguo y Primitivo rito de Menphis y Misraim. Desde el año 1999
(mil novecientos noventa y nueve) las logias azules son acele-
radas. El despertar oficial de los altos grados, después de dos
80
años de trabajo, se plasma en Septiembre de 2001 (dos mil uno)
con aprobación en el Convento el Gran Oriente de Francia.

Esta escala de 33 (treinta y tres) grados, el Gran Oriente de


Francia y Marconis de Negro, se la trasmiten el 8 (ocho) de oc-
tubre de 1872 (mil ochocientos setenta y dos) a Harry Seymour
para crear un Sumo Santuario para los Estados Unidos. Él mismo
le trasmitirá la patente a John Yarker con el fin de crear un Sumo
Santuario para Inglaterra e Irlanda. John Yarker, hermano bien
conocido por la Masonería egipcia de 95 (noventa y cinco) gra-
dos, le trasmitió la patente de Menphis a Pessina, y éste a su vez,
le trasmitió la patente de Misraim. Este intercambio permitió la
fusión de ambos Ritos para dar origen al Rito Antiguo y Primiti-
vo de Memphis y Misraim.

Garibaldi debido a su imagen como el reunificador de Italia,


fue instalado como Gran Hierofante mundial del Rito Antiguo y
Primitivo de Menphis y Misraim en 95 (noventa y cinco) grados.
Algunos meses más tarde éste fallece y John Yarker lo reempla-
za en esta función. En paralelo, John Yarker conservó siempre
la escala de 33 (treinta y tres) grados y, como era un erudito
esoterista, le encausó hacia un contenido de carácter hermético
que nos une por un pensamiento a este Egipto, cuna de la hu-
manidad.

Es la trasmisión iniciática en 33 (treinta y tres ) grados la que


volvió, al comienzo de este milenio, al Gran Oriente de Fran-
cia el cual siempre hubo de disponer de un Gran Conservador
Guardián del rito, no obstante la práctica del Rito había caído en
desuso. Es desde luego la trasmisión iniciática la que Ustedes
recibirán. La Francmasonería fundó su legitimidad a través de
los compañeros constructores de catedrales, y también se res-
paldó en Salomón y su Templo. La vertiente egipcia de la Franc-
masonería hizo lo mismo, pero en los templos y constructores
egipcios, con Osiris que muere al amanecer.

81
Hasta el caso es de uso en el rito egipcio evocar los grados
antiguos del Arco Augusto de la Francmasonería dicha Antigua
y Primitiva, y quienes constituyen la Tradición y los raros y pre-
ciosos conocimientos que son necesarios para la verdadera fe-
licidad del hombre, y que se confunden con los orígenes hasta
da la Humanidad. Fijando en la religión del Egipto antiguo y en
las escuelas de misterios de la antigüedad, estas doctrinas mís-
ticas y secretas se habrían refugiado en Oriente. Es allá donde
las Órdenes medievales de caballería los habrían descubier-
to y luego traído a Europa. De siglos a siglos, nos habrían sido
transmitidas por los círculos de iniciados del pasado, los cená-
culos neoplatónicos del Renacimiento, y la Rosa Cruz del siglo
XVII (diecisiete), que de hecho estarían al comienzo de nuestra
venerable Institución.

Este legado de la antigüedad, nos permite a nosotros, a men-


digos y rebeldes del espíritu, transformar la naturaleza de nues-
tra pobre materia humana en Luz de Egipto. El Gran oriente de
Francia decidió el despertar del Rito en respuesta a las numero-
sas y excesivas escisiones que permanentemente se producían
(y continúan produciéndose) en el seno de las Obediencias y
las estructuras que practicaban el Rito Antiguo y Primitivo de
Menphis y Misraim. Las razones de estas recurrentes dificulta-
des provienen, según nosotros, por el hecho de que cada vez
el rito gana por la mano de la Obediencia, los altos grados que
intervienen y dan origen a los tres primeros., y la Gran Maestría
allí jamás es electiva sino que transmitida, ad vitam. Más aun,
entre todos los poderes que dispone el Gran Maestro, destaca
el trasmitir los 95 (noventa y cinco) grados que son indispensa-
bles para ser Gran Maestro. Lo peor, es interpretar los artículos
del reglamento general, cuando éste existe.

Sin querer hablarles de la maldición de los faraones, sin evo-


car una magia cualquiera y nefasta, nos pareció que para evitar
todas estas trampas, uno sola respuesta se imponía: Practicar el
Rito al amparo de los valores de democracia del Gran oriente
82
de Francia. A este Rito, ustedes hombres de corazón, le colo-
carán su ritmo. Sabiendo que la fraternidad no se trata de ir a
la delantera sino que estar disponible, estaremos, desde luego,
presentes toda vez que ustedes lo deseen, particularmente para
trasmitirles los grados iniciáticos más allá del grado de Maestro.
Ceremonias de recepción que permitan dar las claves, y que se-
rán allí todavía un momento de emoción de división. Sí, porque
todos ellos, nosotros, somos unos herederos, barqueros de me-
moria, y sabemos que trasmitir es compartir así como recibir.

Será también placentero trabajar y crecer juntos, de descu-


brir a Isis, y de ir hacia el sol de Osiris; este conocimiento con-
duce a liberarse de los lazos del odio para reemplazarlos por
el amor incondicional a los hombres. Nuestras referencias son
las del Egipto Alejandrino, de este crisol filosófico, confluencia
del pensamiento egipcio, de filosofía griega, y de las prácticas
orientales entre las cuales están los Vedas sagrados de la India.

El pensamiento del Rito es precristiano y sin referencia alguna


a Salomón, ni ninguna referencia religiosa y que cada uno dispo-
ne de la libertad absoluta de conciencia, pero de herramientas
(instrumentos) que se nombran: Cabalá, Alquimia, astrología,
más todo el sistema vinculado al Hermetismo, al esoterismo, sin
caer jamás en la magia. Y precristiano al no tener el significado
de ninguna creencia, hace que cada uno sea libre.

El Rito Antiguo y Primitivo de Memphis y Misraim es una vía


iniciática que implica una dimensión sagrada interior y es exte-
rior al ser. Tiene como función el servir de guía a la conciencia
del que recorre esta vía. Ayuda, por medio de analogías y de
interpretaciones personales, a un desciframiento del mundo y
a una postura en el sentido de existencia. Pretende enviarnos al
Hombre Completo, el que trabaja en su materia bruta y el que
dispara las consecuencias en su accionar de cada día.

Nos acompaña en un progreso interior que permite luchar con-


83
tra el individualismo creciente de la sociedad y la aceleración
del ritmo de vida. Así como dice el ritual del grado de aprendiz:
“el alma del hombre es la tierra natural del verbo” El Rito Anti-
guo y Primitivo de Memphis y Misraim autoriza un trabajo ini-
ciático que intenta reunir la armonía, la exigencia humanista y
la búsqueda espiritual, dos aspectos que son inseparables, nos
parecen, de nuestra tradición. Esto es declarar que el ejercicio
de la razón, asociada a la virtud, permite adelantarse hacia el
mundo espiritual, es una condición necesaria pero sin duda no
suficiente.

Por ahora, deseemos al Rito Antiguo y Primitivo de Memphis


y Misraim continuar trabajando, dondequiera que sea, con toda
serenidad, bajo la palmera de Egipto y para la felicidad de to-
dos los hombres y mujeres. Que extienda los lazos de la frater-
nidad masónica sobre la superficie de la Tierra porque es un
lugar vivo donde una memoria trabaja en servicio de un ob-
sequio y de un futuro. En este instante, tengo ganas de resumir
mis declaraciones por esta expresión: “reunir espiritualidad y
racionalidad” Intención que ya apreciaba hace catorce años el
Primer Patriarca fundador de la Gran Orden Egipcia del Gran
Oriente de Francia. Sí, es el espíritu que nos anima, ése hasta
el que animaba a nuestros predecesores, miembros de la Aca-
demia Platónica, de la Escuela de Alejandría, o todavía de la
escuela de Florencia.

Comencé mi declaración evocando el Nilo, acabaré citando


una frase extraída del ritual de cierre del grado de Aprendiz:
“como las aguas del Nilo fecundan la tierra de Memphis, así las
Aguas de Arriba fecundan el templo interior del Hombre en la
misma temporada misteriosa”.

En este instante de brillo del Rito Antiguo y Primitivo de


Menphis y Misraim, es el momento histórico para estrechar la-
zos. En este puro momento de eternidad (no cabía estar allí de
otro modo para los egipcios) para nosotros. Para nuestros her-
84
manos y hermanas. Para nuestros futuros hermanos y hermanas.
Que los hermanos muy ilustres que se reunieron en el Oriente
Eterno, y presentes en este instante por la cadena que nos vin-
cula en el tiempo y en el espacio, sean los testigos de que guar-
damos nuestro Rito venerado tal como nos lo trasmitieron.

¡Gloria al Sublime Arquitecto de los Mundos! Respeto al rito Antiguo


y Primitivo de Memphis y Misraim. Paz a los hombres y mujeres.
Que el Sublime Arquitecto de los Mundos nos guarde siempre
en su Luz. Mis hermanos y hermanas, a las que el espíritu del
Rito les acompañe.

Es mi palabra.
85
A:.L:.G:.D:.G:A:.D:.U:.
Setiembre 2019
86