Está en la página 1de 10

Unidad 1 Introducción al diseño

Copyright © 2015. Ecoe Ediciones. All rights reserved.

Construcción de un edificio residencial en Bogotá - Fotografía: Fabián Lamus.

«La ingeniería es el arte de modelar materiales que no


comprendemos completamente, en formas que no podemos
analizar precisamente y soportando fuerzas que no podemos prever
exactamente, de manera tal que el público no tenga razones para
sospechar la extensión de nuestra ignorancia».

Dr. A. R. Dykes, British Institution of Structural Engineers, 1976.

Lamus, Báez, Fabián. <i>Concreto reforzado: fundamentos</i>, Ecoe Ediciones, 2015. ProQuest Ebook Central, http://ebookcentral.proquest.com/lib/biblioupcsp/detail.action?docID=4499008.
Created from biblioupcsp on 2019-05-31 15:27:10.
Desde finales del siglo XIX se ha diseñado el concreto empleando un método de diseño
elástico (Allowable Stresses Design –ASD–), basado en intentar mantener el compor-
tamiento de los materiales constitutivos precisamente dentro de su rango elástico ante
las solicitaciones generadas por cargas de servicio, es decir, que se limita el uso de una
sección a deformaciones bastante menores que aquellas que causan su falla por resis-
tencia. Este procedimiento en general conduce al diseño de secciones robustas y pierde
validez cuando las acciones de diseño han sido calculadas a partir de las fuerzas sísmicas
reducidas.

A mediados del siglo XX se aceptó el uso de un método de diseño por resistencia


máxima que permite predecir la resistencia de los elementos llevando los materiales
hasta la falla. En este caso la sección se diseña para soportar unas cargas mayoradas que
consisten en las cargas de servicio esperadas en la estructura, amplificadas por unos fac-
tores de carga que permiten establecer un rango de seguridad; sin embargo, a pesar de
que este método permite usar la sección con un mayor conocimiento de su resistencia
Copyright © 2015. Ecoe Ediciones. All rights reserved.

real, puede llevar a la obtención de secciones demasiado esbeltas en las cuales el agrie-
tamiento y las deflexiones bajo las cargas de servicio podrían inhabilitar la estructura
para cumplir con su función (Park y Paulay 1975).

Algunas de las razones por las cuales las deflexiones y el agrietamiento excesivo pueden
restringir el uso de una estructura se encuentran en los siguientes ejemplos:

En una estructura que será empleada como edificación, el hecho de que las vigas inte-
riores o las losas se deflecten demasiado, aunque la estructura mantenga la resistencia
deseada, puede ocasionar una sensación de inseguridad en los usuarios que se encuen-
tran bajo la estructura, además del daño de los elementos no estructurales y las tuberías.
Al mismo tiempo, para los usuarios que se encuentran sobre la misma losa es posible

Lamus, Báez, Fabián. <i>Concreto reforzado: fundamentos</i>, Ecoe Ediciones, 2015. ProQuest Ebook Central, http://ebookcentral.proquest.com/lib/biblioupcsp/detail.action?docID=4499008.
Created from biblioupcsp on 2019-05-31 15:27:10.
4 | Concreto reforzado - fundamentos generales

que se presente incomodidad debido a que el nivel de referencia no es plano y los ob-
jetos curvos tenderán a rodar, los líquidos dentro de los recipientes evidenciarán los
desniveles, y la sensación al caminar o al circular dentro de un vehículo –por ejemplo
en el caso losas de parqueo– será la de subir y bajar dentro de la misma planta.

Entonces resulta apropiado predimensionar las secciones de manera que sus deflexio-
nes no excedan los límites que permitan el uso confortable de la estructura y controlen
su daño, al mismo tiempo que las cantidades y distribuciones del refuerzo garanti-
zan que la resistencia de la sección se encuentra dentro de un margen de seguridad,
en relación con las cargas que se estima que va a solicitar la estructura durante su
funcionamiento.

1.1 Diseño por estados límites de resistencia y servicio


Tanto en el caso de las edificaciones como en el de las estructuras para obras civiles
es necesario, como ya se mencionó, no solo satisfacer el requisito de resistencia sino
que se deben proporcionar otras provisiones como lo son: una suficiente rigidez para
mantener las deflexiones dentro de un rango aceptable y una ductilidad apropiada
para garantizar que, en el caso de que alguno o varios de los elementos que conforman
la estructura sean cargados hasta la falla, esta se presente de manera controlada y di-
ferida en el tiempo, permitiéndole al usuario tener una advertencia para abandonar la
estructura antes de que la misma colapse y, aún más importante, darle la posibilidad
a la edificación de soportar una serie de ciclos de carga después de que su resistencia
haya sido excedida (Uribe, 2000).

Lo anterior se puede lograr al evaluar las posibles condiciones que llevan a una estruc-
tura a perder su funcionalidad, bien sea porque los elementos de esta alcanzan su capa-
cidad portante, o porque se exceden las deformaciones máximas que permiten darle el
uso para el cual fue proyectada e incluso, afectan su durabilidad. A estas condiciones se
les denomina estados límites de resistencia y estados límites de servicio.
Copyright © 2015. Ecoe Ediciones. All rights reserved.

En Colombia el diseño, la construcción y la supervisión técnica de edificaciones, es-


tán reglamentados de manera que cualquiera de estas actividades realizadas dentro del
territorio nacional debe hacerse de acuerdo con unos criterios y requisitos mínimos
dentro de un marco legal establecido en la Ley 400 de 1997 y la Ley 1229 de 2008,
así como las posteriores resoluciones expedidas por la Comisión Asesora Permanente
del Régimen de Construcciones Sismo Resistentes del Gobierno Nacional, adscrita al
Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial.

La documentación técnica correspondiente a esta normativa es el Reglamento Colom-


biano de Construcción Sismo Resistente (NSR-10) preparado por el comité AIS100 de
la Asociación Colombiana de Ingeniería Sísmica, el cual entró en vigencia el 15 diciem-
bre de 2010, de acuerdo con el Decreto 2525 del 13 de julio de 2010.

Lamus, Báez, Fabián. <i>Concreto reforzado: fundamentos</i>, Ecoe Ediciones, 2015. ProQuest Ebook Central, http://ebookcentral.proquest.com/lib/biblioupcsp/detail.action?docID=4499008.
Created from biblioupcsp on 2019-05-31 15:27:10.
Unidad 1: Introducción al diseño | 5

En cuanto a la normativa para el diseño y construcción de edificaciones de concreto re-


forzado, esta se encuentra contenida en el Título C del Reglamento NSR-10, el cual con-
siste en una adaptación de los Requisitos de reglamento para concreto estructural ACI 318S-08,
preparado por el Comité 318 del American Concrete Institute –ACI– y traducido al
español por la Seccional Colombiana del ACI. Cabe mencionar que el código ACI 318
se actualiza cada tres años, por lo que actualmente existen dos versiones del mismo, pos-
teriores a la que sirvió de base para el Reglamento NSR-10: ACI 318-11 y ACI 318-14.
En cualquiera de los casos, el método de diseño empleado por el ACI en la actualidad
contempla la evaluación de los mencionados estados límites de resistencia y servicio.

Las estructuras especiales empleadas en obras civiles como puentes, torres de transmi-
sión, torres y equipos industriales, muelles, estructuras hidráulicas, pavimentos, entre
otras, no se encuentran reglamentadas en el NSR-10, y su diseño requiere la aplicación
de otros criterios por parte del diseñador. En el caso de los puentes, estos se encuentran
reglamentados en el Código Colombiano de Diseño Sísmico de Puentes, preparado por
el Comité AIS 200 de la Asociación Colombiana de Ingeniería Sísmica (AIS 2015).

1.2 Ecuación de diseño


En la mayoría de los campos de la ingeniería el diseño de estructuras de diferentes tipos
obedece a la misma lógica. Básicamente el problema de diseño consiste en proporcio-
nar una solución que permita suplir unos requerimientos con un cierto grado de seguri-
dad. Es decir, que la probabilidad de que el elemento falle sea mínima.

En otras palabras, cuando se trata de un diseño estructural es necesario que la resistencia


sea mayor que las solicitaciones. Si se establecen como fijas las solicitaciones, entre ma-
yor sea la resistencia, menor será la probabilidad de que la estructura falle, y por lo tanto
la misma proporcionará una mayor seguridad al usuario. Sin embargo, es probable que a
medida que la resistencia se incremente, el precio de la estructura también crezca. Para
evitar que en un intento por reducir los costos se vea afectada la seguridad, es necesario
establecer un margen de seguridad mínimo que permita considerar en los cálculos la in-
Copyright © 2015. Ecoe Ediciones. All rights reserved.

certidumbre relacionada con las variables que intervienen en los mismos. A este margen
se le conoce como Factor de Seguridad, FS. De esta forma, la ecuación (1.1) es entonces
la ecuación de diseño que establece la relación entre la resistencia y las solicitaciones.

Solicitaciones ∙ FS ≤ Resistencia (1.1)

La ecuación (1.2) es el caso general de la ecuación a emplear para el diseño por resis-
tencia, por lo tanto existirán casos particulares dependiendo de si el diseño corresponde
al método de los esfuerzos permisibles, ASD o al método de los factores de carga y
resistencia, LRFD.

Finterna ∙ FS ≤ Rsección (1.2)

Lamus, Báez, Fabián. <i>Concreto reforzado: fundamentos</i>, Ecoe Ediciones, 2015. ProQuest Ebook Central, http://ebookcentral.proquest.com/lib/biblioupcsp/detail.action?docID=4499008.
Created from biblioupcsp on 2019-05-31 15:27:10.
6 | Concreto reforzado - fundamentos generales

Donde Finterna es cada una de las acciones internas que pueden presentarse en una sec-
ción del elemento estructural, es decir, fuerza axial, fuerzas cortantes, momento torsor
y momentos flectores, actuando de forma independiente, o bien en conjunto; mientras
que Rsección es la resistencia al mismo tipo de acción interna, calculada para el elemento
en la sección evaluada.

El factor de seguridad FS, por su parte, depende de diferentes variables, las cuales por
lo general son función del grado de incertidumbre que se tiene tanto en el momento de
estimar las cargas que actuarán sobre la estructura, como en el momento de predecir las
propiedades mecánicas reales que tendrán los materiales con los cuales será construida
(Madsen et. al 2006). Por otra parte, existe también un factor humano en el diseño que
depende de la experticia que tenga el diseñador y de su cercanía con las condiciones
reales de construcción.

Para exponer de cierta forma la justificación de emplear un factor de seguridad en el di-


seño, a continuación se plantean algunas situaciones en las cuales no es posible para un
diseñador realizar una estimación exacta de las cargas que actúan sobre una estructura,
ni de la resistencia que tendrá la misma luego de su construcción.

Pensemos en uno de los tipos de carga más fáciles de estimar en una edificación como
lo es la carga muerta, ya que se espera que esta no varíe en el tiempo. El diseñador
seguramente contemplará las cargas con base en la distribución arquitectónica y en los
acabados que proponga el arquitecto, además del peso de la estructura necesaria para
soportarlos. Sin embargo, es de conocimiento general que en nuestro medio, para reali-
zar un cambio interno menor, denominado como remodelación, el cual normalmente
solo involucra acabados, no es necesario solicitar una licencia de construcción, puesto
que mientras no se intervenga la estructura, estas modificaciones pueden realizarse me-
diante una modalidad denominada «reparaciones locativas».

No se requiere de muchos cálculos para concluir que el cambio de un piso tipo alfombra
a uno, por ejemplo de granito, implica una modificación en la masa de la edificación,
así como en las cargas aplicadas directamente sobre los entrepisos de la misma.
Copyright © 2015. Ecoe Ediciones. All rights reserved.

Ahora consideremos otra situación común, el cambio de uso de una estructura.


Muchas veces las edificaciones que inicialmente fueron concebidas como vivienda, con
el tiempo y el desarrollo de ciertos sectores de las ciudades pasan a ser empleadas como
local comercial para una u otra actividad.

Por ejemplo, el caso de una zona residencial que debido a su ubicación resultó ser
propicia para establecer clubes nocturnos. Inicialmente la estructura fue dimensio-
nada para soportar unas cargas vivas que contemplaban el uso normal de una vivienda
–1.80 kN/m2 de acuerdo con NSR-10–, sin embargo en una noche de fin de semana,
cuando las personas salen normalmente a divertirse en estos sitios, en una pista de
baile pueden contarse hasta seis personas por metro cuadrado lo que fácilmente puede

Lamus, Báez, Fabián. <i>Concreto reforzado: fundamentos</i>, Ecoe Ediciones, 2015. ProQuest Ebook Central, http://ebookcentral.proquest.com/lib/biblioupcsp/detail.action?docID=4499008.
Created from biblioupcsp on 2019-05-31 15:27:10.
Unidad 1: Introducción al diseño | 7

llegar a duplicar la carga de diseño –seis personas con un peso promedio de 0.65 kN
pesan 3.90 kN–, sin considerar el efecto del impacto debido a saltos coordinados del
grupo de bailarines.

Existen muchos casos más que se podrían mencionar y que seguramente no habrán de
sorprender al lector, como lo son salones de belleza, restaurantes, mini mercados, fábri-
cas de ropa y en general, la mayoría de industrias dentro de las cuales se puede pensar
en pequeñas y medianas empresas.

Afortunadamente, las instituciones de prevención y atención de desastres en algunas


ciudades ya se encuentran implantando y haciendo cumplir a los comerciantes con los
estudios técnicos necesarios para establecer la factibilidad de la licencia de funciona-
miento del respectivo establecimiento. Como parte de estos estudios se encuentran los
análisis estructurales que contemplan las cargas debidas al cambio de uso y a la ame-
naza sísmica de la zona.

Para no ir más allá, y aprovechando que ya se mencionó, revisemos ahora el caso de


los movimientos sísmicos de diseño que establecen los códigos para una edificación.
Considerando que los sismos corresponden a eventos que presentan un carácter estocás-
tico, en el caso del NSR-10, el sismo de diseño corresponde a aquel para el cual se estima
una probabilidad de excedencia del 10 % en cincuenta años –la vida útil planteada para
la edificación–, esto equivale a suponer que el sismo de diseño tiene un periodo de re-
torno de 475 años (AIS, 2010).

Sin embargo, esta estimación está basada en análisis estadísticos de la información


correspondiente a sismos anteriores, y no es garantía de que durante los primeros meses
de la vida útil de la estructura e incluso durante su construcción no se presente un sismo
mucho mayor al sismo de diseño propuesto por el código.

Por otra parte, la resistencia de las estructuras depende de muchos factores, dentro de
los cuales se encuentran la calidad de los materiales de construcción y de los procesos
constructivos.
Copyright © 2015. Ecoe Ediciones. All rights reserved.

En el caso del concreto reforzado tenemos principalmente dos materiales, el concreto


en sí mismo y el acero de refuerzo. El diseñador cuenta con calidades de los materiales
que incluyen los valores especificados para su resistencia, sin embargo, se debe recor-
dar que los materiales son el producto de un proceso de elaboración dentro del cual
intervienen a su vez muchas variables que no necesariamente son fáciles de controlar
en su totalidad, bien sea debido a las condiciones técnicas necesarias para tal fin o a su
elevado costo.

Si pensamos en el acero, a pesar de que existen unos estándares, estos incluyen a su vez
tolerancias, tanto en el contenido de componentes como en los parámetros que definen
su comportamiento mecánico, entre ellos la resistencia a la fluencia. De manera que un

Lamus, Báez, Fabián. <i>Concreto reforzado: fundamentos</i>, Ecoe Ediciones, 2015. ProQuest Ebook Central, http://ebookcentral.proquest.com/lib/biblioupcsp/detail.action?docID=4499008.
Created from biblioupcsp on 2019-05-31 15:27:10.
8 | Concreto reforzado - fundamentos generales

mismo fabricante puede perfectamente producir dos lotes con características diferentes
siempre y cuando se encuentren dentro de los límites permitidos.

El caso del concreto es algo más complejo, ya que su resistencia depende de muchas
variables y en algunas ocasiones los valores de ensayos sobre muestras recolectadas en
el momento de la colada no coinciden con los valores reales alcanzados por el mismo
dentro de la estructura, esto sumado a que los valores confiables de las muestras nor-
malmente no se conocen sino hasta catorce o veintiocho días después de su elabora-
ción, cuando puede ser ya demasiado tarde.

Pero la resistencia de una sección como tal no solo depende de los materiales en sí, sino
de la técnica con la que se lleve a cabo su construcción: la calidad de la formaleta que se
emplee, la correcta ubicación del refuerzo en su sitio, el transporte y la colocación del
concreto, el vibrado y el curado del mismo; labores que cotidianamente son realizadas
en las obras por la mano de obra menos calificada: los ayudantes, y en la mayoría de los
casos sin la correcta supervisión por parte del personal técnico.

1.3 Método de los factores de carga y resistencia - LRFD


En la actualidad, el método empleado para diseñar los elementos de concreto refor-
zado, así como los de otros materiales estructurales de los cuales se tiene amplia in-
formación experimental acerca de su comportamiento tanto físico como mecánico,
es el método de los factores de carga y resistencia (Load and Resistance Factors
Design – LRFD).

En general, el Reglamento NSR-10 exige el uso de este método para la mayoría de los
materiales estructurales que se contemplan en el mismo, siendo las excepciones la ma-
dera y la guadua (NSR-10 B.2.3.1).

En el caso del diseño por el método de los factores de carga y resistencia el factor de
seguridad está compuesto por dos partes –ecuación (1.3)–.
Copyright © 2015. Ecoe Ediciones. All rights reserved.

FS = ∙ FS1 ∙ FS2 (1.3)

La primera parte, FS1 es función de las magnitudes de las cargas que se aplican a la
estructura y de los factores de carga γi , que a su vez involucran tanto la incertidumbre
relacionada con los cálculos de las acciones internas, como la probabilidad de que
se presenten sobrecargas y deben corresponder a los resultados de investigaciones
exhaustivas basadas en estadísticas reales obtenidas en la región de aplicación de las
mismas.

Para el diseño o la revisión de una estructura, es necesario realizar la evaluación de


diferentes hipótesis de simultaneidad en la aplicación de varios grupos de cargas,

Lamus, Báez, Fabián. <i>Concreto reforzado: fundamentos</i>, Ecoe Ediciones, 2015. ProQuest Ebook Central, http://ebookcentral.proquest.com/lib/biblioupcsp/detail.action?docID=4499008.
Created from biblioupcsp on 2019-05-31 15:27:10.
Unidad 1: Introducción al diseño | 9

conocidas como combinaciones de carga, que permitan estimar la magnitud crítica


para las acciones internas en los casos más desfavorables.

Estas combinaciones de carga normalmente están prescritas en los códigos de diseño.


En el Reglamento NSR-10 las combinaciones para ser empleadas con el método LRFD
se encuentran enunciadas en el numeral B.2.4, mientras que en el ACI318-14 pueden
revisarse en el numeral 5.3 de dicho código.

Cada factor de carga γi afecta a un grupo determinado de cargas Pi dentro de una


combinación. A las fuerzas que se encuentran afectadas por los factores de carga se
les conoce como fuerzas mayoradas, y a la resultante de la combinación de estas se le
denomina carga última. Las acciones internas calculadas a partir de las cargas últimas
corresponden a la resistencia requerida U.

En la ecuación (1.4) se presenta el cálculo del factor de seguridad relacionado con los
factores de carga.

n
∑i γi ∙ Pi
FS1 = n (1.4)
∑i Pi

Por ejemplo, se tiene la viga de la figura 1.1 –vista en alzada– que corresponde a un piso
intermedio de un pórtico resistente a momentos, en la cual en la sección O el valor de la
función cortante para la carga muerta es de 115 kN, mientras que para la carga viva se
obtiene un cortante de 75 kN y un cortante debido a la carga viva sobre la cubierta, Lr,
de 25 kN. Las cargas debidas al granizo y al empozamiento se han considerado iguales
a cero.

Al evaluar la combinación de carga, B.2.4-2 del Reglamento NSR-10 (ecuación 1.5),


que es equivalente a la combinación 5.3.1b del ACI318-14, se obtiene el diagrama de
fuerza cortante de la figura 1.2:
Copyright © 2015. Ecoe Ediciones. All rights reserved.

U=1.2D + 1.6L + 0.5 (Lr o G o Le ) (1.5)

donde D corresponde a las cargas muertas y L a las cargas vivas. Lr, G y Le correspon-
den a las cargas vivas sobre la cubierta, la carga debida al granizo y la carga de empo-
zamiento, respectivamente, y los factores de carga corresponden a γD = 1.2, γL = 1.6,
γLr = 0.5.

Lamus, Báez, Fabián. <i>Concreto reforzado: fundamentos</i>, Ecoe Ediciones, 2015. ProQuest Ebook Central, http://ebookcentral.proquest.com/lib/biblioupcsp/detail.action?docID=4499008.
Created from biblioupcsp on 2019-05-31 15:27:10.
10 | Concreto reforzado - fundamentos generales

Figura 1.1 Ejemplo. Diagramas de Cortante para carga muerta, viva y de cubierta
en la sección O de una viga. Fuente: elaboración propia

A B

115kN
D

75kN
L
o

25kN
Lr
o

Figura 1.2 Ejemplo. Diagramas cortante último para una viga. Fuente: elaboración propia

Vu
Copyright © 2015. Ecoe Ediciones. All rights reserved.

U = Vu = ∑Ui ∙ Vi = 1.2D + 1.6L + 0.5 Lr (1.6)

Vu = 1.2(115kN) + 1.6(75kN) + 0.5(25kN) = 270.5 kN (1.7)

Por otra parte la fuerza cortante de servicio puede calcularse como:

V= ∑Pi =D+L+Lr (1.8)

V= 115kN + 75kN + 25kN = 215kN (1.9)

Lamus, Báez, Fabián. <i>Concreto reforzado: fundamentos</i>, Ecoe Ediciones, 2015. ProQuest Ebook Central, http://ebookcentral.proquest.com/lib/biblioupcsp/detail.action?docID=4499008.
Created from biblioupcsp on 2019-05-31 15:27:10.
Unidad 1: Introducción al diseño | 11

Por lo cual el factor de seguridad asociado a la carga en este caso es:

n
∑i γi ∙ Pi 270.5 kN
FS1 = n = = 1.26 (1.10)
∑i Pi 215 kN

Es claro entonces que el factor de seguridad aplicado depende de las magnitudes de


las cargas aplicadas a la estructura. Además, será función de la ubicación de la sección
donde se evalúe y del tipo de fuerza interna que se esté analizando.

La segunda parte del factor de seguridad FS2 corresponde al inverso de un factor


de reducción de resistencia –ecuación (1.11)– que, como su nombre lo indica, en la
ecuación de diseño permite considerar la menor resistencia probable de una sección
–resistencia de diseño– de manera que para el diseño se asume que la sección tiene
una resistencia menor a la que tendría en condiciones ideales –resistencia nominal–.

1
FS2 = (1.11)
φ
Este factor de reducción de resistencia φ depende del tipo de acción interna que solicite
la sección que está siendo diseñada, y por lo tanto del tipo de falla que se espera que se
produzca en la sección, es decir, si se trata de una falla frágil o una falla más o menos
dúctil. El Reglamento NSR-10, en el numeral C.9.3 establece los coeficientes de reduc-
ción de resistencia para ser empleados en el diseño de concreto reforzado ante diferen-
tes solicitaciones, mientras que el ACI318-14 los presenta en su capítulo 21.

Finalmente, la ecuación general de diseño por el método de los factores de carga y re-
sistencia queda de la forma:

U ≤ φRn (1.12)
Copyright © 2015. Ecoe Ediciones. All rights reserved.

Donde U es la fuerza interna última proveniente de las combinaciones de cargas ma-


yoradas o resistencia requerida y φRn es la resistencia de diseño, obtenida a partir de la
resistencia nominal de la sección ante un tipo determinado de solicitación Rn , multipli-
cada por el coeficiente de reducción de resistencia.

Se debe acotar que cuando se emplea esta ecuación, se evalúa únicamente el valor de
la resistencia de la sección en el momento de su falla. Es necesario recordar que se
requiere revisar otras condiciones como los estados límites de servicio que en algunos
casos pueden requerir que el elemento no se fisure ante algunas solicitaciones.

Lamus, Báez, Fabián. <i>Concreto reforzado: fundamentos</i>, Ecoe Ediciones, 2015. ProQuest Ebook Central, http://ebookcentral.proquest.com/lib/biblioupcsp/detail.action?docID=4499008.
Created from biblioupcsp on 2019-05-31 15:27:10.