Está en la página 1de 4

Interculturalismo: Características y Etapas

El interculturalismo se refiere a una corriente ideológica y política que


promueve el respeto y tolerancia entre los individuos de un país sin importar
la raza, credo ni la etnia. Asimismo, estimula la interacción social y cultural
entre las diferentes comunidades que existen en un lugar.
El interculturalismo no prohíbe la práctica de la religión o de las diversas
manifestaciones culturales, siempre y cuando se respeten los derechos y no
se incurra en la xenofobia ni el racismo. Los valores importantes de esta
ideología incluyen el respeto a la diversidad.

Además, toman en cuenta la comunicación horizontal y el enriquecimiento


mutuo, bajo un esquema político democrático en donde todos los individuos
deben regirse bajo la constitución y un mismo sistema de leyes.
Este pensamiento tiene como objetivo principal la interacción y el contacto
entre las personas con diferentes tradiciones, lo cual también surge como
una crítica al multiculturalismo, que solo contempla la coexistencia de
culturas diferentes, sin promover la igual o el intercambio.
Características principales
– Gracias a que promueve el intercambio entre varias culturas, se producen
dos fenómenos importantes: el mestizaje y la hibridación cultural.
– Subraya que no existen una cultura mejor que otra. Todas y cada una son
iguales en cuanto importancia, por lo que merecen respeto y consideración.
– Los individuos desarrollan cierta empatía que les ayuda comprender las
implicaciones de la diversidad.
– Existe un compromiso para el desarrollo de actitudes solidarias hacia los
semejantes.
– Promueve los derechos individuales para todos.
– Tiene tolerancia mínima a los sistemas totalitarios y teocráticos.
– Rechaza la xenofobia, el racismo y cualquier tipo de discriminación.
– Desea generar una actitud cívica que vaya en pro de la democracia, la
libertad y los derechos humanos.
– No hay prohibición de manifestar cualquier expresión cultural.
– Busca la satisfacción de las necesidades básicas de los pueblos, al mismo
tiempo que se ofrecen oportunidades de desarrollo.
– Se insta a que todos los grupos formen parte del quehacer político y
nacional.
– Se nutre de los movimientos migratorios en el mundo.
– Sin importar al grupo que se pertenezca, todos deben respetar las leyes e
instituciones establecidas en el Estado con el fin de garantizar una
convivencia armoniosa.
– Entiende que una sociedad no puede evolucionar sin la participación o la
influencia de otra.
Etapas del proceso intercultural
Para un proceso intercultural exitoso es necesario que se cumpla una serie
de pasos importantes:
Encuentro
Se da con la aceptación de la interacción y la presentación que puede generar
las identidades que se manifiestan.
Respeto
Consiste en reconocer la existencia de otros modelos en la realidad. Implica
respeto y el trato digno hacia los demás.
Diálogo horizontal
Intercambio con igualdad de condiciones y oportunidades, sin imponer una
única forma de pensar.
Comprensión
Entendimiento y enriquecimiento mutuo. Se manifiesta la capacidad de
comprender las necesidades y expresiones de la otra parte.
Sinergia
Valoración de la diversidad con la cual puede trabajarse en conjunto para la
obtención de buenos resultados.
Dificultades
Aunque el fin primordial del interculturalismo es la tolerancia y respeto en el
proceso de intercambio, es posible encontrarse con una serie de obstáculos:
– Hegemonía cultural.
– Obstáculos en la comunicación debido a la diversidad de idiomas.
– Carencia de políticas de Estado que garanticen la protección de los diversos
grupos raciales y étnicos.
– Sistema económico exclusionista.
– Jerarquías sociales.
– Desconocimiento de los grupos sociales y raciales.
– Ideologías discriminatorias.
– Falta del ejercicio de los derechos humanos.
– Estereotipos.
– Colonialismo.
Diferencias entre interculturalismo y
multiculturalismo
Las diferencias se pueden establecer de la siguiente manera:
Interculturalismo en Perú
Entender el proceso intercultural en Latinoamérica exige tomar en cuenta un
rasgo en común en la región: la distinción entre culturas dominantes y
subalternas.
En esta distinción prevalecen las relaciones desiguales entre la cultura de
origen y aquellas producto del legado de la Conquista.

Sin embargo, no existe un marco legal establecido que permita que dichos
grupos puedan sobrevivir y desarrollarse plenamente en el territorio
nacional. Aunado a esto, tampoco se encuentran en la capacidad de
participar activamente en decisiones políticas o problemas nacionales.
En este caso, los grupos indígenas suelen ser los más afectados por
problemas como:
– Pobreza extrema.
– Poco acceso a educación.
– Poco acceso al sistema de salud.
– Racismo.
– Xenofobia.
En el s. XX los gobiernos trataron de integrar estas comunidades con la
intención que formaran parte de la sociedad mexicana.
No obstante, las medidas fueron infructuosas porque no se realizaron
concesiones importantes en el terreno político y económico. Por si fuera poco,
también persistía —y persiste— un problema mayor: el colonialismo.
El colonialismo produce una interacción desigual entre los grupos debido a la
persistencia de las diferencias sociales y económicas que provienen de la
época de la Colonia.
Obligaciones necesarias para fomentar la interculturalidad
Para garantizar un proceso intercultural exitoso se debe establecer un tipo
de Estado que tome en cuenta una serie de obligaciones:
– La transformación a un Estado plural.
– Garantizar condiciones de desarrollo económico, dando la posibilidad de
que los pueblos puedan tomar decisiones sobre la explotación de los
recursos.
– Establecer políticas de distribución de bienes.
– Reconocer la autonomía de los pueblos indígenas.
– Crear mecanismos que garanticen la correcta interacción e intercambio
entre los diferentes grupos culturales.
– Promover la interculturalidad como un medio para la convivencia ideal
entre los individuos.
Perú
Una de las características más relevantes de Perú es la presencia de una gran
variedad de pueblos originarios de Los Andes, que tienen rasgos únicos en
cuanto a expresiones culturales y lingüísticas.
No obstante, un obstáculo presente en el proceso intercultural en el país se
debe a la dinámica establecida entre las clases sociales, la cual comenzó con
la llegada de los españoles a la región.
Desde entonces se generó una diferencia importante entre “indios” y
“españoles”, que trajo consigo un fuerte sistema jerárquico. Como
consecuencia, hay una remarcada actitud discriminatoria entre personas y
grupos étnicos diferentes.
En vista de la situación, se han hecho esfuerzos para propiciar este proceso
en el país a través de políticas e instituciones públicas que afiancen la
importancia de la diversidad étnica y cultural de los grupos que se encuentran
en el país.
Iniciativas peruanas en pro de la interculturalidad
– La Constitución resalta en el artículo 2 que el Estado tiene la tarea de
reconocer y proteger la pluralidad de las étnicas y grupos culturales.
– En diciembre del 2012 el Poder Judicial estableció la llamada Justicia
Intercultural. Esta justicia busca que todos los ciudadanos tengan acceso a
la misma, al mismo tiempo que reconoce la justicia indígena y la justicia
comunal.
– Se crea el Viceministerio Intercultural, el cual busca “formular políticas,
programas y proyectos que promuevan la interculturalidad”. Además, busca
la divulgación de tradiciones y manifestaciones de diferentes étnicas, con la
intención de evitar exclusiones o discriminación de cualquier tipo.
Aunque estos procesos se encuentran contemplados en la legislación
peruana, aún no se han cumplido en la práctica con toda plenitud.