Está en la página 1de 186

LAS SOLEDADES Y LOS SILENCIOS

IESHUA DEL DESIERTO, sobre la RUTA de la SEDA


ficción canalizada por: Luix Flow

INDICE

CAPITULO I Decisión por la Travesía


CAPITULO II La Ruta de la Seda
CAPITULO III La Compañía del Cielo
CAPITULO III-a La Conexión Gala
CAPITULO IV Conversación entre
María Magdalena y Rebeca
CAPITULO V Dentro de la realidad Macondiana
CAPITULO V-a Del tiempo en Francia
CAPITULO VI En el Desierto
CAPITULO VII Algo de Geografía y Suposiciones
CAPITULO VIII Lemuria
CAPITULO IX De Capernaum hasta Damasco
CAPITULO X En Telos
CAPITULO XI Del Amor que surge de los Deseos
CAPITULO XII Amor Gitano
CAPITULO XIII Un Skater y una conexión Electro-Sensible
CAPITULO XIV Los Héroes del Tiempo
CAPITULO XV Visitantes de la 5D
CAPITULO XVI El largo Camino hasta Ur
CAPITULO XVII El retorno de Uru y Rebekka
CAPITULO XVIII Final del Camino
CAPITULO XIX En Kashimir
pos-ONTRO (fuera de contexto)
<<< EL AMOR ES MAS PODEROSO QUE LA MUERTE >>>

año 31 d.c.

- oh, dijo la prostituta acariciándole delicadamente su


rostro con la mirada, es un gran honor para nosotras su tan
ilustre visita señor Jesús, hemos escuchado los tantos rumores
que vienen de Palestina, pero recuerdo que uno de ellos decía,
que su persona había muerto...
- si claro madre, he muerto e igualmente he resucitado, como
ve he vuelto a tomar posesión de mi cuerpo restaurado, y ahora
como Sananda Kumara estoy realizando este viaje con mis amados
amigos y familia que me acompañan hasta la India.
Sananda

I
DECISIÓN por la TRAVESÍA

mayo del año 31

Aunque el reconocimiento se lo a llevado Atlantida, una reina


me esta llamando y su nombre es Lemuria. A una de sus hijas la
conocí en tiempos del Nazareno, se llamaba Rebeca, la pude ver
de cerca, lo mismo que a Ruth. Para Rebeca Jesús era su pareja
ideal, ensoñado motor que siempre la impulsó a vivir. Como
ella, muchas mujeres rompían el circulo patriarcal de la
estática cultura judía para acompañar a Jesús donde fuera que
él estuviera.
Recuerdo que en Jerusalén vi por primera vez a Jesús en su
adolescencia, yo estaba con otros niños vecinos jugando junto a
una fuente de agua. Él se acercó a nosotros y nos habló un poco
sobre el profundo Amor que él sentía por toda la Humanidad y
por Dios, sus palabras quedaron labradas en mi pecho por la
eternidad. A veces lo veía entrar en el santuario judío y no
salia hasta tarde; me gustaba espiarlo y seguir sus pasos a ver
con quien hablaba, donde se sentaba; cuando podía me acercaba a
él como niño curioso y tímido desde una distancia prudencial.
Le decían Ieshua. Recuerdo que años mas tarde cuando lo
encontré por ultima vez, fue en el Calvario, había una
algarabía tremenda desde diferentes grupos que giraban
alrededor de una escena fatal de crucifixión. Colgaba un aviso
en el madero donde lo iban a sacrificar que decía entre muchas
otras lenguas: INRI (Iesus Nazarenus Rex Iudaeorum). El
colgante en madera sucia marcada con letras rojas implorando
sangre inocente se bamboleaba a medida que los hombres brutales
del Cesar elevaban la cruz donde lo expusieron públicamente
como a criminal colgado. A su alrededor cuando tronó el cielo
oscuro, habían muchas mujeres. Recuerdo ver desde mi escondite
entre otras a María su madre, a Ruth su hermana menor, a María
Magdalena su mujer. Y a la muy singular Rebeca.

Me contaron mas tarde que Rebeca a la tierna edad de 17 años


osadamente y sin temor alguno por la seducción, le pidió a su
padre que invitara a cenar al nazareno planeando en su corazón
lo que le iba a declarar, sosteniendo en lo posible y en
equilibrio su integridad porque de verdad que necesitaba
desesperadamente confesar lo que sentía su sangre que hervía
dentro del corazón que solitario trataba de salirse del pecho.
Ella cargaba ese enamoramiento emotivo que le cubría su
adolescente inocencia saturandola con los colores de la Tierra.
Impulso carnal ciego y virgen de atracción de géneros que
acarreaba burbujeandole a Rebeca desde hace meses muchas
ansiedades, hasta que al fin en la cena, al son de una flauta
lejana de algún pastor, trata ella ordenadamente de desocupar
los sentimientos que siente una mujer por un hombre al que
encontraba hermosamente perfecto para cuidarlo con su corazón y
sus facultades. Para acariciarle el alma con cada movimiento de
su cuerpo terrenal. Soltaba así poco a poco el Amor que le
constreñía las entrañas exigiéndole liberación in su facto
mientras el halagado escuchaba en silencio la carta de amor.

Pero Jesús muy ocupado que vivia manteniendo toda una familia
de ocho hermanitos que ayudaba a criar y sostener, dado que su
padre José había muerto, no tenia la disposición ni la
intención de abandonar su familia carnal, por aquello de la
crianza de sus hermanitos; a pesar de la atrayente propuesta de
semejante flor del desierto que lo electrificaba. Hay que tener
en cuenta, ademas, que semejantes pensamientos de maduración y
cuidado provenían de un adolescente... Para hacerse amado con
Rebeca significaría salir del circulo familiar y entregar la
mayor parte de su atención a ella. Rebeca entendió plenamente
la situación, pero la ansiedad y el desespero la habían
preparado para una primera evasiva. Había conversado antes con
su padre sobre sostener económicamente a la familia de Jesús si
se realizaba el matrimonio a lo que su padre había accedido.
Era su hija mayor, el sol de sus ojos en todo Nazaret.
Confiada en el apoyo económico, ofreció Rebeca a Ieshua
manutención para su familia cuando se casaran, pero lo que no
filtraba bien el corazón de Rebeca, es que él era hijo de la
Promesa y tenia otros planes espirituales de momento; de todas
formas, ella lo continuó amando y admirando entre silencios en
el desierto de sus pensamientos por la grandeza de la obra que
como Jesús llevaba a cabo. No escogió el camino de odiarlo al
sentirse rechazada. La historia del amor de Rebeca por Jesús se
cuchicheaba en Nazaret y posteriormente en Capernaum, de manera
que, si bien en los años que siguieron lo amaron tantas mujeres
y hombres, siempre estuvo enamorado de su esposa con devoción.
Rebeca lo supo acompañar hasta su muerte allá en el Golgota en
un oscuro viernes a eso de las tres de la tarde a finales del
año 30 D.C.

En esa fatídica tarde oscura se encontraba Ruth, su hermanita,


sosteniendo las manos temblorosas de su madre. Al lado de ellas
solo un hombre, Juan. Lejanos algunos amigos tímidamente
observaban la masacre que daría comienzo al surgimiento de la
religión mas poderosa de la tierra con carácter político y
económico para el control de masas temerosas, decían que la
fundó Pedro; mas que todo estaba basada en lo que entendió
Pablo sobre lo que fue el sencillo mensaje de Amor del Nazareno
y la perspectiva del dios judio. Los ojitos de Ruth quince años
menor que el nazareno, dilatados por la vigilia obligada y las
escenas dolorosas y escalofriantes del martirio al que fue
expuesto su hermano, se abstenía de llorar, tenia que llevar a
cabo la parte sostenedora de una escena de mujeres emotivas en
pena por la injusticia realizada en manos de la agenda
religiosa judía.
Ruth nació una noche de miércoles 17 de abril del año 9 D.C.,
Jesús tenia ya 15 años para cuando Ruth llegó. Él la crió como
padre y hermano mayor ya que José había partido. Le dedicó lo
mejor de si mismo a su educación hogareña. Ya que las mujeres
judías no podían asistir a las escuelas, Ieshua enseñaba a sus
hermanas en casa asuntos básicos y guiás imprescindibles.

Pasados varios meses después de la crucifixión, me dio por


arrimar en mi camino hacia el Líbano, por la casa de María y la
familia de Jesús. Juan ayudaba en la granja familiar que
administraban los otros hermanos de Jesús. Ese día Ruth
colaboraba con el mejoramiento del hogar y Rebeca se encontraba
presente charlando con Ruth mientras juntas laboraban. Toda la
familia muy hacendosa. Almorzamos todos juntos. Ruth me
aconsejaba a veces, como escuchando los ecos de las enseñanzas
de su hermano, invitándome a cada momento a que escogiera
siempre lo bueno y no lo malo. Con el tono de voz de ella, eran
como piezas musicales dentro del pozo que nutre mis desiertos.
Hablamos de todo menos de la crucifixión.

Al final de la visita, me quede unos momentos a solas con Ruth.


Ella me comunicó en voz baja que junto con su nuevo esposo
David, y con Rebeca y María Magdalena se dirigirían con el
nuevo cuerpo de Jesús hacia la India. Me quede de una sola
pieza tratando de asimilar lo que iba a hacer esta gente. Le
pregunté que como así con el cuerpo de Jesús. Luego de una
larga explicación, en conclusión quiso decir que el cuerpo
físico de Jesús fue sanado y renovado por la Compañía del
Cielo, que eran como los amigos de Jesús en la Galaxia.
Trató de explicarme algo que no comprendí bien al principio,
que Jesús como que se había unido con otras almas poderosas
para su experiencia en vida planetaria, una de ellas de un
guerrero antiguo muy conocido con el nombre St. Germain o
Sananda Kumara del mismo linaje de Jesús, otra de alguien
popular en la Tierra El Morya y la otra del Micael de Nebadon y
todas dentro del cuerpo físico de Ieshua, que una vez terminada
la misión en Gaia, cada alma tomaría su propio destino. Que la
de Micael volvió luego de andar unos días sobre la tierra al
centro de la galaxia para atender sus obligaciones cósmicas. Y
que Jesús vendría con su cuerpo físico restaurado junto a ellas
en un viaja hasta la India. Que locura pensé, le besé la
mejilla y me despedí.

Pasaron varios días angustiosos saturados de ansiedades y


emociones antes de determinarme tenazmente a abandonar mi vida
normal y monótona para emprender un giro de 360 grados e irme
junto con ellos hasta el fin del mundo. Yo era un joven que
trabajaba con mi propia caravana de camellos para mi padre que
era un reconocido mercader de azúcar y especies que traía desde
la China e India. Por lo tanto económicamente estaba muy
fluyente y mi padre me apoyaba en todo negocio o decisión que
le planteara. Pero mi admiración por Jesús y su mensaje era mas
desbordante que toda la riqueza que podía hacer junto a mi
padre, así que esa ultima noche estrellada cerca a Caparnaum
fue de insomnio total. No dormí ni un solo instante. Cancelé
dentro de mi mismo la responsabilidad que tendría con mi
atareada agenda de ser negociante de mercadería y cancele ese
gran contrato con el que me iría a encontrar si hubiera ido a
Beirut a orillas del mar.
Estaba decidido, mande mensajeros a cancelar todo y otro
mensaje para mi padre que se encontraba en Francia contándole
de mi decisión. Me devolví y a los pocos días aparecí en casa
de María muy temprano con mis camellos y caravana todo listo.
La encontré sorprendida y secando lagrimas, me decía que no
entendía como su ultima hija recién esposada con David Zebedeo
hermano menor de Juan se iba a oriente siguiendo a un grupo de
mujeres que estaban afectadas por la muerte de su hijo. Nadie
le había contado a María sobre la renovación del cuerpo de
Ieshua. Fue la propia decisión de Jesús para no irle a crear
mas dolores y confusiones a su madre.

Jesús se había refugiado en casa de los Zebedeos para que su


madre no sospechara nada sobre la reconstrucción de su cuerpo y
esas cosas. Así que esperó por sus amigas en casa de Juan y
David, mientras los tres iban mirando las posibilidades de la
mejor ruta para llegar a la India. Al cabo de las semanas
aparecieron ellas con el chico griego y la caravana. Él no se
esperaba un convoy de lujo para tal expedición, lo cual le
agradó. Se reunieron y estuvieron entre todos varias semanas
encargándose de los detalles menores del viaje, hasta que una
mañana luminosa y fría dio el chico griego la orden a su gitano
jefe de camellos para partir a comienzos del año 31 d.c.
II
La RUTA de la SEDA

año 31 d.c.

En el camino con Jesús, que ahora había adquirido otro nombre


que le dictaba su alma, se hizo llamar Sananda Kumara. Junto a
él todo era suprema distracción. Él, muy simpático y ahora
liberado de obligaciones con un humor incomparable y
contagiante. Como su misión en la tierra había terminado y la
otra alma de Micael había retornado a los asuntos de
administración de la Vía Láctea, él, Sananda se sentía liberado
de todo compromiso y a eso se dedicó, a gozar plenamente del
viaje con sus amigos.
Entre otras le mostró a todos a ser como niños siempre. Cada
noche bajo las estrellas cantaban tonadas improvisadas y
mantras junto a las fogatas acompañando sus voces con los
instrumentos musicales. Ieshua era buen conocedor del harpa.

Niña de mis amores


permite acercarme a
tu alma, para besar
cada esquina de tus
pensamientos
y así poder amarte
entre todos los desiertos
mientras que mis ojos
se deleitan con gozos
porque nuestro amor
ha hecho que nacieran
bosques eternos entre
cada arena solitaria.

Las veladas a pesar de tener esa tonalidad de diversión y


espiritualidad al mismo tiempo; no impedían dar cuenta de los
sentimientos que comenzaban a florecer en el corazón del chico
griego por Rebeca. Que analizaba sus hermosos ojos negros
llenos de vida agrandados después de la crucifixión... entre
todas las miradas hablantes que se cruzaban en silencio, ahí
estaba el chico, por primera vez enamorado. Esta vez iba a
darse cuenta de muchas otras cosas sobre el amor de pareja que
no conocía de antes, acostumbradito que vivia al amor fácil de
la ramera de caminos entre las posadas de viajero.
Sananda durante los preparativos para el viaje, había
programado un flexible itinerario de ruta a la India basado en
su experiencia de antes con los mercaderes que pasaban por la
finca de su padre en Samaria. La caravana que usaba el chico
griego para los negocios, ahora era perfecta para cruzar el
mundo que se encontraba deseoso por las tantas aventuras que se
podían llevar a cabo sobre él, sobre todo ahora que no habían
grandes obligaciones. La ruta mas o menos que había indicado
para dársela a los guías gitanos de la caravana, era pasar por
Cesárea, Antioquia de Siria, Sidon, Damasco, Mesopotamia por
Tapsacos y Larisa y quedarse un rato en Babilonia, o visitar
Ur, para el chico griego seria interesantísimo ver como podría
haber cambiado Ur desde que los amigos cósmicos lo extrajeron
de allá, mejor dicho, de donde lo secuestraron sin preguntar
nada. Luego probablemente continuarían hasta Susa y Charax.
Todo dependía de lo que fuesen encontrando en el camino, puesto
que Jesús era muy afectuoso y aprovechaba cualquier oportunidad
para conversar ampliamente y sin prisa con cualquier persona,
porque amaba a las gentes, el propósito de su viaje era el de
conocer más a los hombres. Junto a él conocieron toda clase de
personas, humilde o rico, de toda costumbre social, negros o
blancos, eruditos o menos eruditos, cultos e incultos,
animalisticos o espirituales, religiosos e irreligiosos, rectos
e inmorales. Así que el viaje, podría decirse que iba a ser de
larga duración, casi de por vida. Él nunca pensó que irían a
dar a Francia antes de la India por casualidades del destino.
Entre las personas que conoció Ieshua al salir de viaje, hubo
una familia de europeos originarios de un pequeño cacerio cerca
de París en Francia. Sucedió de pura casualidad, venían de
Capernaum y estaban pasando dificultades económicas porque los
habían robado, se encontraron al esposo sentado a la orilla del
sendero hambriento y con sed, se acercó a la caravana pidiendo
ayuda. Da la casualidad que conocían al padre del chico griego
que vivia en París.

Mientras tanto la reservada Rebeca había cambiado su actitud


para con el chico griego después de un encuentro de casi toda
una noche que tuvo con María Magdalena. Ahora jugaban mucho, y
para el chico griego trotar sobre un camello en un desierto
correteando a un mujer maravillosa era algo muy cautivador.
Rebeca inspiraba sueños de frescos jugueteos con cada girar de
su cabellera negra azulada. Tan abundante que apenas dejaba
percibir la sonrisa de labios rojizos que brillaban como
pétalos de rosas sobre una piel canela el sol tenia templada,.

Salieron de Nazaret esa mañana tranquila cuando ya calentaba el


sol. La primera parada iba a ser Capernaum. 50 kilómetros de
sol. Plausiblemente un par de días. Luego Damasco, en linea
recta, el doble de tiempo. Comenzaba la Ruta de la Seda.

En un oasis cercano a una de las paradas para abastecercen de


agua y dejar descansar a los camellos, extendieron las Jaimas y
en la noche se sentaron al rededor de una hoguera a escuchar
las palabras de Sananda. Como en Jerusalén nunca tuvo el chico
griego el valor de acercarme a los discípulos de Jesús, ahora
su sed de buscador de la Verdad al fin se llevaba a cabo al
darle la única y magnifica oportunidad de estar al lado de un
gran dador de la Verdad. Sananda/Jesús podía hablar por horas
de tantos temas como la inmortalidad, el tiempo y el espacio,
vida después de la muerte, vida en otras dimensiones, la
reencarnación, Dios es Amor y Luz, el viaje del Alma, etcétera.
Comenzó Ieshua a departir esa noche silenciosa sobre la
eternidad y otros afines: “El Tiempo es la corriente de los
acontecimientos temporales recibidos por la consciencia de la
criatura. Tiempo es un orden dado al orden de sucesión por el
cual los eventos se reconocen y segregaban. El Universo del
Espacio es un fenómeno relacionado con el tiempo siempre y
cuando se observe desde cualquier posición interior de la
morada fija del Paraíso. El movimiento del tiempo solo se
revela en relación con algo que no se mueve en el espacio, como
un fenómeno temporal...” aseguraba que la personalidad humana
es lo único que trasciende lo temporal, que el Tiempo se mueve
dentro del espiral de la experiencia humana. Ahora tendrían
ellos que sacar momentos a solas para digerir tanta info nueva.

Al lado del chico griego, con una mirada suave Rebeca se


deleitaba escuchando hablar a Jesús. Le traía recuerdos de su
hogar en Palestina. A veces recordaba como si muchas de sus
enseñanzas durante la jornada hasta la India, las hubiera
escuchado alguna vez sobre algún monte o entre alguna barca
junto a pescadores.

Se sabía que Rebeca había amado a Jesús cuando ella tenia solo
17 años y él 18. Decían que fue un amor intenso del que todo el
mundo al rededor hablaba. Aunque se fue calmando con el tiempo
cuando Jesús se hizo cargo de la misión que había venido a
hacer entre los hombres. Su amor de adolescente se convirtió
paulatinamente en una admiración por todo lo que Jesús hacía y
decía en Palestina y Jerusalén.
III

La COMPAÑÍA del CIELO

mayo... año desconocido -no terráqueo

Había una gran conmoción aunque el orden reinaba. Se reunían


algunas grandes personalidades que habían venido desde Uversa y
Salvington y todos sus acompañantes asociados Ángeles y
Serafines de diferentes rangos juntos con seres que regían en
Urantia. Ademas de varios invitados de otras densidades entre
ellos el grupo de los Arcturianos y los Pleyadianos.
El ameno y multidimensional grupo compartía la tristeza
familiar en completa armonía, la ocasión los asociaba para
decidir sobre el evento trágico de la muerte humana de Micael
de Nebadon, hijo creador reencarnado como Jesús de Nazaret en
el planeta Azul, algo sin precedentes dentro de la vía Láctea.
Puesto que no habían recibido instrucción de que hacer en ese
momento ante tan doloroso espectáculo. Muchos de los presentes
nerviosamente querían bajar inmediatamente y restaurar en vida
el cuerpo de su creador. Pero Gabriel enviado por orden del
encargado temporal del Universo, Emmanuel, los detuvo
argumentando que la decisión de Micael de permitir que le
quitasen la vida, era para poder él mismo recuperarla mas
adelante a su debido tiempo. Lo sucedido en este lapso de 36
horas entre su muerte y su resurrección solo lo conoce Jesús
pues nadie ni ninguno de los asistentes, ni los Ancianos de los
Días en Uversa tenían idea de lo que podría estar sucediendo en
ese momento dentro del Hades con la experiencia de muerte de
Jesús. Todo la compañía de invitados espirituales, los seres
Intermedios, los invitados especiales de otros planetas como
veedores que atestiguaban, ademas de los Elementales que
deseaban impacientemente de ir a renovar el cuerpo lastimado de
su creador, nadie... sabia... nada...

Todo giraba alrededor de la tumba en propiedad de la finca de


José de Arimatea. Debajo de ellos a unos metros de distancia,
la idea visible del área de la tumba con una roca redonda y muy
pesada que cubría la entrada. Otra roca mas pequeña abarcaba
otra sección de la entrada. Alrededor, los guardas que había
colocado el Centurión romano que perezosamente se movían de un
lado a otro con sus rostros oscos marcados con cicatrices de
muchos combates; de vez en cuando soltaban un vozarrón diciendo
cualquier cosa sin importancia entre ellos y continuaban
permaneciendo en silencio y en modo de aburrimiento. Unas
mujeres escondidas detrás de unos arbustos cercanos atisbaban
sin perder detalle de nada. A la distancia un grupo de judíos
vigilaba celosamente para que nadie se fuera a robar el cuerpo
de Jesús. Aunque esta agrupación de gente se encontraba algo
nerviosa puesto que recordaban claramente que Jesús en algún
momento dijo reciamente que al Tercer día Resucitaría. Esto los
tenia en velo. Porque probaría eventualmente que él tenia razón
y había sido un Mesías enviado al Jerusalén de los Hebreos para
ser su salvador, aunque ellos nunca lo habían recibido como tal
y en cambio lo habían enviado a la boca del lobo para ser
tratado como un criminal y asesinado, haciendo rodar sangre
inocente por su tierra prometida. Estas ideas vagaban en
silencio entre los judíos que apoyaron la revuelta para
asesinar a Jesús. Les molestaba mucho el saber que podrían
estar equivocados al haber escuchado al Sanedrín y sus lideres
religiosos temiendo que sus decisiones habían sido tomadas de
forma emocional por temor, recelos de miedos infundados de ir a
perder control sobre el pueblo hebreo y otras cosas.

Mientras tanto entre el grupito nervioso y silencioso de las


mujeres camufladas entre los arbustos cercanos, donde se
encontraban Ruth, Rebeca y María Magdalena las mas fieles
seguidoras de Ieshua el amigo, el compañero, el maestro, el
guía, el amado, el hermoso hermano, el padre consejero el
compañero de momentos alegres de diversión gozo y
esparcimiento. Cuchicheaban entre ellas porque era viernes y
casi anochecía y al otro día seria el Sabbath en Jerusalén.
Deseaban embalsamar mas apropiadamente al Señor con ungüentos y
especias. Así fue que se fueron alejando las fieles mujeres por
un lado lateral hacia sus casas para hacer los preparativos y
volver el domingo. Ellas no recordaban las palabras de Jesús
sobre su resurrección al tercer día.

Dentro del cuerpo físico material de Jesús, mientras tanto,


ocurría un tanto equivalente de confusiones: las células que
aun palpitaban con los últimos restos de calor que el cuerpo
contenía, se movían intensamente de un lado a otro. Dentro de
ellas las corrientes electromagnéticas del ADN de Jesús
expiraban poco a poco y esto preocupaba intensamente a todas
los átomos y electrones restantes, que esperaban como de un
milagro para poderse dar a la tarea de restauración del cuerpo.
Pero como dentro del cuerpo ya no se encontraba el Ajustador
del Pensamiento de Jesús, ni los elementales ni el Alma, ni el
Espíritu. Las células sabían que su etapa de generación estaba
finalizando. Aunque todas sentían que allá arriba en la
Compañía del Cielo, entre sus vibraciones de nerviosismo
dejaban escapar rayitos de luces como polvo de estrellas que
caían suavemente sobre el cuerpo de Jesús, esperaban que eso
podría significar que ellos estaban planeando también, la
recuperación del cuerpo de su amado.

Sin embargo dentro de Jesús/Sananda/Micael, todo tenia otros


movimientos menos esperados. Sin nadie enterarse, él bajó hasta
el Hades a predicar a los muertos sobre la primera resurrección
de los idos, que esperaban desde eones el momento tan añorado
para su liberación.
Sentado sobre una barca antigua se dirige directamente a las
masas silenciosas de muertos expectantes que salían sacando sus
calaveras y esqueletos cubiertos con trapos sucios y rasgados
como zombis por entre hendiduras y cuevas de la roca oscura
encima de un rio de agua oscura azul profundo que sonaba
débilmente como queriendo empujar la barca hasta el fondo de la
cueva por donde se perdía, pero un barquero vestido de sombras
la sostenía fijamente mientras Jesús se expresaba pausadamente
llevando el mensaje a su extraño publico.

Al terminar el instructivo a los muertos, levantó la mano


derecha al Cielo y todos ellos comenzaron a acender cambiando
el color oscuro de sus vestimentas demacradas por mantos
blancos y brillantes. Eran millones de almas que se reunían con
sus personalidades de antiguo para celebrar en gozo ese momento
tan esperado. Toda la multitud permaneció en la bóveda celeste
cercana a Jesús para acompañarle en el resto de la travesía de
vuelta al Paraíso. Jesús/Sananda/Micael los escoltó hasta los
tronos de Luz en la Isla del Paraíso del Madre/Padre Creador;
al presentarlos para la unción como seres vivos en el
cumplimiento de su labor, Jesús se sentía lleno de gozo por el
logro.

Ante la presencia de su Señor, Jesús mostraba las llagas de sus


manos y el halo de la muerte en cruz a su rededor, sin quejarse
sobre nada, por el contrario, con una sonrisa inmensa de
satisfacción como dando por terminada con éxito su misión.
El Creador del Todo le sonrió también en complacencia con su
hijo de Paraíso y le habilitó la comandancia total como
soberano del Universo de Nebadon... se abrazaron en un momento
intenso y explosivo de transformación donde al mismo tiempo
todas las Estrellas y Soles de la Galaxia embriagadas de gozo
temblaban por un largo instante lleno de emociones y liberando
a la vez cada ser viviente electrizado un polvo mágico cósmico
que explotaba desde dentro de sus almas hacia afuera.

Después de tan intenso abrazo, Jesús procedió a manifestar sus


planes para con su alma y sus cuerpos. Le pidió al Creador que
recuperaría el cuerpo físico para Sananda que deseaba irse de
vacaciones y vivir el resto de sus días terrestres a la India
con sus mujeres, libre de todo compromiso. Y que él como
Micael, deseaba permanecer un tiempo sobre la Tierra Azul
Cristica en cuerpo morontial para hacer ciertos trabajos de
enlace con algunos de sus allegados cercanos para después
volver a Salvington la capital de Nebadon. El Creador concedió
el permiso para que hiciera su voluntad por el poder convenido
como Soberano de la vía Láctea.

Al estar en cuerpo morontial Jesús, podía aparecerse a voluntad


en cualquier lugar físico y dejarse ver. Al mismo tiempo tenia
el nuevo cuerpo la capacidad de entrar en un nivel espiritual
que lo hacia invisible a los humanos. Así estuvo varios días
visitando por cortos periodos a sus amigos mas cercanos e
íntimos dejándoles mensajes y consejos varios.
Al volver Sananda/Jesús/Micael a la Tierra, lo descubrió la
Compañía del Cielo, e inmediatamente todos se regocijaron
haciendo fiesta. Incluso los Melquisedek invitados, corrieron o
volaron velozmente hacia donde él llegaba, y todos se abrazaron
en silencio y emoción. La vulnerabilidad del alma de Jesús se
encontraba protegida con tanto amor a su alrededor. Pasó luego
de los saludos y contarles un poco en lineas generales por todo
lo que había pasado las ultimas 36 horas en que los tuvo a
todos en velo, sonriendo comenzó a dar instrucciones para todos
y partió otra vez. Su cuerpo regenerado totalmente y levantado
de la corrupción, era poseído por el alma de Sananda Kumara.
III-a

La Conexión GALA

Era temprano de mañana en un día tranquilo. Estando saliendo


nuestra caravana del lugar donde pasamos la noche, iba Sananda
adelante de todos nosotros conversando animadamente con los
chicos gitanos que hacían de guiás de camino. Cuando se les
acercó un hombre de aspecto europeo a ellos. Su nombre era
Alain de Bordeaux. La caravana se detuvo inmediatamente por
orden de Sananda. El hombre había dejado a su mujer y dos hijos
unos kilómetros mas adelante debajo de unas palmeras e iba
caminando solo por el desierto buscando ayuda. Nos detuvimos y
le proveímos de agua y alimento, mientras que varios gitanos en
camellos fueron a traer a su familia. Sobre el tapete donde nos
sentamos debajo de un vagón de la caravana a escuchar la
historia del hombre que estaba como desesperado, contaba que
unos hombre con malas intensiones los habían robado llevándose
todas sus pertenencias personales, las provisiones, el agua y
los camellos. Por fortuna no les habían hecho daño a ninguno de
ellos. Venían ellos desde Babilonia y pensaban visitar
Palestina, porque habían escuchado las ultimas noticias en
Francia de que un nuevo profeta había sido asesinado en
Jerusalem y querían tomar ellos mismos sus propias impresiones.
El hombre trabajaba incógnitamente como corresponsal de un
grupo de amigos de la Compañía del Cielo, que vivían en Europa.
Su sede principal en un pueblo sucio de nombre París. Al fin de
cuentas, después de contarle sobre el hecho de la resurrección
del cuerpo de Jesús, los invitamos a que viniera con nosotros
en la caravana como invitados para poder describirle en
detalles de todo lo que querían saber en Francia.

En el atardecer, cuando los camellos estaban pidiendo agua y


descanso, nos detuvieron la caravana los gitanos guiás en un
oasis cercano a Capernaum. Presentía que nuestros planes
iniciales se estaban comenzando a dilatar por entre otras
direcciones. Cuando todo estaba listo en el lugar
correspondiente para la hora de descanso, se prendió una
hoguera. Algunas chicas comenzaron a danzar con varios niños al
son de una harpa lejana que tocaba con deleite Ieshua dentro de
su carpa. La gente se comenzó a reunir al rededor del fuego. Se
sirvió la cena para todos. Un ambiente muy familiar al juntarse
las familias de los gitanos y los recién llegados. Al rato
llegaron Ieshua y la Magdalena. Nos sentamos todos ahora si a
escuchar a Jesús llevar a cabo una conversación de aclaración
sobre los murmullos de que nos desviaríamos de camino.
Jesús: queridos hermanos y hermanas de nuestra amplia familia
de amigos y conocidos. Hemos estado dialogando con el señor
corresponsal de Francia y hemos coincidido que nos gustaría
subir hasta Europa para conocer el interesante grupo de
personas que allá se reúne con el fin de fortalecer el Amor y
la Luz del Padre en la Tierra. Ademas que hemos descubierto que
el señor Bordeaux es un amigo cercano del padre del chico
griego, lo cual nos alegró bastante el conjunto de
coincidencias que nos ha empujado a tomar la decisión de subir
a tierra Gala. Esperamos que todos estemos de acuerdo para que
desde mañana hagamos un pequeño giro con dirección al puerto
mas cercano para embarcarnos hasta Italia. De allí subiríamos
hasta la casa de los amigos franceses.

La noche bien agradable servía de velo protector al grupo que


comenzaba soñoliento a dejarse caer sobre los tapices
quedándose dormidos. Cuando la luz de la fogata se extinguió,
una bandada de ángeles del Cielo bajo sobre el campamento a
entrevistarse con Ieshua. El maestro les dio las instrucciones
necesarias y las actualizaciones del momento para que la
Compañía del Cielo los siguiera en la travesía hasta Europa.
IV

La conversación entre MARÍA MAGDALENA y REBECA

año 31

Ya habíamos comenzado a alejarnos de Capernaum. Nuestras toldas


y carpas estaban armadas cerca a un riachuelo rodeado de
palmeras de dátiles. Esa noche Sananda me había llevado aparte
pidiéndome que lo acompañara a una caminata por los
alrededores. Nuestra caminata realmente tomo un par de días
afuera del campamento. Dormimos en el desierto al aire libre.
Jesús aprovechaba las noches para conectarse con el alma de
Micael allá en Salvington.
Realmente, entre Sananda y yo no hubo ninguna conversación
profunda, cuando lo hacia, se dirija a mi en arameo antiguo. Yo
sentía que él sabia que yo venia de Ur de hace 2500 años.
Parece también que él quería enseñarme algo sobre los
silencios. Asunto del cual era todo un experto. Recuerdo
haberlo visto por horas sentado sobre un mirador observando
atentamente todo el paisaje con los ojos cerrados en silencio y
sin moverse por horas. Comíamos poco. El segundo día, recuerdo
que ayunamos, solo tomábamos agua de un pozo subterráneo donde
bajábamos a refrescarnos de las intensidades del calor. Meses
mas tarde también me dí cuenta de que parte de la estrategia de
llevarme a ese desierto Ieshua, fue para darle espacio a María
Magdalena para que hablara seriamente con Rebeca sobre los
sentimientos que ella aun podría tener sobre Jesús, porque
debía hacerle comprender muy claro que él era su alma gemela y
no querían que fueran a haber vibraciones negativas entre el
grupo durante el viaje que por lo visto iba para largo.

Así fue que María Magdalena la primera noche que se quedaron


solas, dejando a Ruth y David en las tiendas con la caravana,
invito a Rebeca a dar una caminata por el paraje. Se fueron
cogidas de las manos mientras Rebeca cantaba una linda sonata
de amor que había escuchado de una doncella el otro día de una
caravana vecina proveniente de la India.

Yo soy toda de mi amado, y mi amado


es todo mio, el cual se recrea entre azucenas.

Quien es ésta que va subiendo por


el desierto como una columnita de
humo formada de perfumes de mirra y
de incienso?

María Magdalena tenia reflexiones cruzadas para no ir


abruptamente a romper un ideal de amor en Rebeca, aunque
confiaba plenamente en la madurez de la joven, por las acciones
que ella había demostrado durante la travesía y en todo el
tiempo que compartieron juntas en Jerusalén y los alrededores
durante la pasión y muerte de Jesús. Había visto desempeñarse a
Rebeca con coraje gran sabiduría y decisión, por ello sentía
ademas una gran admiración por la chica y deseaba que fueran
buenas amigas.

Al cabo de unas horas, después de escuchar a Rebeca platicar a


cada instante sobre el amor. Hablando de las estrellas y el
firmamento como si estuviera enamorada de todos los planetas,
María Magdalena no cabía mas que en llenarse de gozo al ver la
juventud de esa niña como saltaba sobre las rocas y siempre con
una sonrisa grande y dulce. María Magdalena la invita a que se
sienten un momento a contemplar la inmensidad de la noche llena
de toda una cantidad de luces que titilaban como llenas de
oídos que escuchaban las canciones que la niña interpretaba
desde su corazón. Estando juntas, María Magdalena dice:

- Rebeca... te amo mucho por todo lo que eres y todo lo que


expresa tu corazón cuando compartes con la naturaleza, los
animales y las gentes ese amor que profesas, realmente te
admiro
- ah, gracias Magdalena, le dijo Rebeca que señalando a un
meteorito que caía en ese momento dejando una estela de luz
detrás de él, continuó, tu eres mi ídolo Magdalena, eres la mas
fuerte de todas nosotras, la guía, el bastón donde nos apoyamos
para exteriorizar todo lo que tenemos dentro de cada una, sin
temor al que dirán. Nos das mucha confianza Magdalena, gracias.
- gracias niña, quisiera hablarte de algo muy sensible Rebeca
- si que es -dijo ella sin quitar la vista del firmamento
- es sobre Ieshua
- ¿como? -mirando firmemente Rebeca a los ojos de María
Magdalena le dice, que sucede con él. Que pasa Magdalena?
- claro, claro, él se encuentra muy bien, creo se fue a
caminar un poco con el chico griego. Lo que te quiero hablar
ahora Rebeca -María Magdalena cambio el tono de su voz a mas
severo aunque de forma dulce, es sobre los sentimientos que
puedas tener sobre Ieshua...
- que quieres saber de ellos Magdalena...
- quisiera traerte a entender que yo con Jesús tenemos un
pacto de relación de Llamas Gemelas desde hace millones de
años, el nombre original de mi alma es Lady Nada, ministra
divina de Nebadon, soy alma gemela con Micael en Salvington,
ahora estamos encarnados en estos cuerpos desempeñando una
misión vital para la Vía Láctea y para el alma de Gaia y su
gente. Muchos siglos más tarde volveremos todos acá mismo a
elevar la consciencia de la población humana para que todos se
beneficien con el planeta hasta que ella ascienda a su ultima
morada. Por ello, no quisiera lastimar tus sentimientos, sino
hacerte ver claro que Ieshua y yo tenemos una camino
sentimental y familiar que recorrer juntos.
- Magdalena, hermana del alma, no te preocupes, eso ya lo
venia sintiendo desde hace meses. Se notaba muy bien tu
profundidad de conexión con Jesús. Yo solo tuve un
enamoramiento transitorio en mi adolescencia con él. Fue
maravilloso y eterno, aunque él me hizo ver muy claramente esa
noche que le declare mi amor, que habían cosas mas importantes
y primordiales que tener en cuenta cuando uno quiere enamorarse
de otra persona. Pero le agradezco a él mucho, el haberme
guiado por esta senda espiritual con su luz y traernos a todos
nosotros juntos para una gloria que tal vez se vea mas adelante
en un futuro colectivo lejano donde seamos de ayuda. Mi amor
ahora es reflejado hacia toda la existencia como Unidad, y fue
gracias a Ieshua que pude lograr este éxtasis de enamoramiento.
Ahora he aprendido a amar todo Magdalena. He aprendido tantas
cosas a través del amor que me es imposible describirte. Por
ejemplo -giraba su rostro entre la oscuridad Rebeca buscando en
el suelo a ver si divisaba algo que deseaba mostrarle a la
Magdalena, cuando lo encontró grito emocionada, aquí, aquí
Magdalena, esto te quería mostrar, mira. Y cuando María
Magdalena llegó donde ella, se puedo dar cuenta en asombro que
le señalaba a una columna de hormiguitas que pasaba cerca, al
tiempo que Rebeca en total éxtasis gritaba: vez Magdalena, amo
todo, amo las hormigas y sus labores, amo a los humanos y sus
labores, amo a las estrellas y soles y sus labores, amo a
Ieshua de una manera cósmica y mágica de la misma forma que te
amo a ti Magdalena...

Te admiro y no me canso
no tengas miedo
te observo, es con admiración,
mis intensiones son sanas
tus formas en movimiento
amamantan el oasis
y se eleva tu aroma como
palmeras llenitas de
dátiles listos y deseosos
que los vientos mueven.
Y no duermo esta
noche, porque las estrellas
nos arrullan
mientras descansan
nuestros sueños juntos
cojiditos de las manos.

Esa noche de estrellas y de lluvia de meteoros durmieron las


dos chicas abrazadas bajo el manto que el amor nocturno les
regalaba. Soñaron que caminaban todos los desiertos del mundo
en compañía de muchos hermanos y hermanas que podían volar y
transportarse a otros planetas para llevar el éxtasis de ese
amor cósmico que sentían como una hermandad planetaria. Al otro
día cuando la aves las levantaron cantando y trinando en sus
oídos, ellas sonrientemente, como hermanitas, se levantaron y
agradeciendo a las aves cantoras por el despertar tan lindo,
juntas corrieron seguidas por ellas para chapuzarse en una
quebrada cercana.
V

Dentro de la REALIDAD MACONDIANA

Año 2019 julio

Les habíamos ya contado que despachamos en nuestra nave


espacial al poeta de Ur desde Sumeria en el año 2500 a.c. hasta
el 2019 d.c. en Berlín donde lo materializamos. Lo enviamos con
un pasaje solo de ida en su mano hasta la Santa Marta soleada.
Se nos había pasado por alto haberle dado algo de dinero al
tipo. Pero nos tranquilizamos al verlo hacer cosas y
evolucionar tranquilamente en Macondo. Entonces le enviamos un
mensaje para que nos contara como le estaba yendo. Y respondió:
Cuando estuve en su cacharro volador, durante el periodo de
entrenamiento y sanación, alguien me mostró dentro del monitor
el método como poder materializar objetos en la Tierra. Me
dijeron que la formula secreta se basaba en combinar
eficientemente la mente y el corazón. Así que le conté a mi Ser
Superior: el contrato inicial ha terminado... y él me ayudo a
cambiar mi directriz y las frecuencias... porque ya llevaba
demasiado tiempo cocinando y estaba un poco mamado de esa
monotonía, entonces materialicé una suma abundante de dinero
dentro de un morral rojo que me encontré donde era voluntario.
Con el dinero no realicé ninguna obra social digna, por aquello
de que cada uno cumpla su karma y solo me dedique a escribir,
hacer arte, viajar como puta y tocar la guitarra como loco.
Nada de mas preocupaciones de donde voy a dormir mañana, nada
de depender de nadie; todo eso es muy chimbo... ustedes allá
muy rico en su nave con aire acondicionado y yo acá, que...
aguante? No mijitico, así que aquí estoy solo en mi video
ejecutando mi ultimo oficio al que vine a la Tierra: las Artes.
Les cuento que entre esas me encontré en un jamming musical con
un personaje que realiza audiovisuales y nos dio el aventon de
planear un viaje en moto por la Ruta de la Seda en Asia...

Pero un momento, deténgase ahí amiguito -tocó interrumpir su


discurso, no habíamos quedado que se instalaría tranquilamente
en Macondo del siglo XXI a escribir un cuento?, le preguntamos.
Claro acá estoy en esas, pero solo necesité un par de días para
darme cuenta lo que afecta a un ser sensible la forma de vida
de consciencia tan primitiva que llevan sus habitantes. Traté
de aprender de ellos, pero no tengo el don del campesino ni del
obrero ni del empleado ni del turista.
De todas formas trasladé a mi interior la belleza, la alegría,
el aguante, la berraquera, el heroísmo, el derroche, la
capacidad de adaptación, la amabilidad, mucha impresión de
imágenes y lenguaje, sentir esa sensación que explosiona al ver
sus emociones en juego y la seguridad al tomar decisiones.
Aunque no encontré un divisor común como la humildad, tampoco
la arrogancia, solo una sonrisa de confianza y seguridad.

Estamos en Tierra Santa suramericana, eso siento, que la


energía femenina del Kundalini del planeta, la que se trasladó
desde la India hasta acá anclándose en el Lago Titicaca, ha
formado una nueva casta de humanos gitanoides que deambulan por
el Macondo caribeño. En Palomino se detecta este síntoma social
que empuja y sostiene la diosa femenina terrenal. Por eso
últimamente me da por intuir que esos nuevos entes gitanescos
que deambulan suramerica, son como los nuevos vástagos de
referencia planetaria en lo que se refiere al Nuevo Humano del
futuro del planeta. Aunque estén en fase de aprendizaje.

He estado viajando un poco por la Guajira. Me di cuenta que se


pueden absorber mas ideas cuando estoy en movimiento. Fuera de
que se me ha estado apareciendo un niño vestido de cavernícola
que huele fuertisimo y que no deja de hacer preguntas, no para
de hacer la misma pregunta hasta que no le de alguien una
respuesta. Lo primero que me preguntó era por el estado en que
se encontraba el Amor que había nacido en los desiertos. El
niño cavernicola se me apareció por primera vez en los
desiertos de la Guajira. Como le dije que no sabia nada pero
que lo iba a averiguar, sonrió y luego desapareció... Ahora...
si me permiten ustedes, tengo que continuar con el cuento...
Había una flaca alta y con apariencia de llevar una relación
con algún tipo del vecindario que no solo le daba sexo a cada
momento y por todo lado, sino que ademas la celaba por sus
encantos y creo si no estoy mal, la maltrataba a veces. La vi
por primera vez con su aire de belleza y libertad caminando
sobre la troncal del Caribe, llevaba unos chores que mostraban
una larga porción de sus piernas sedosas que brillaban con la
luz del sol. Los dedos de sus pies estaban untados de mugre de
tanto arrastrar el polvo del lugar.

Contemplando un rato su cabellera volar cuando volvía a su casa


desde la tienda de vivieres, pude darme cuenta que vivia para
el lado de la cancha de fútbol. Su novio futbolista de un metro
con ochenta mas o menos típico samario con su pelo pegado y
motilado tipo regetón tenia una motocicleta de esas que andan
rápido parqueada al frente. Era moto-taxista. La casa donde
vivían tenia pegado el abandono característico de macondo: un
salpicado de esfuerzos mediocres en las paredes con algo
mágico, un solar enseguida con un árbol grande en todo el
centro lleno de limones. Revoloteaban por ahí algunas bolsas
plásticas de agua sucias untadas de tierra culpa de alguna
lluvia que pasó por el pueblo hace tiempo, todas desparramadas
por entre ese terreno medio abandonado. Luego me entere que
ella hacía jugo de limón y recogía los aguacates que daba un
árbol viejo internado en el monte detrás de su parcela y todo
junto lo llevaba a vender en la carretera. Allí se encontraba
con su madre que tenia en una esquina polvorienta un armason en
madera pintado de blanco de cal ya hace muchos años que marcaba
el desaliño. Tenían un par de sillas réflex viejas y sucias al
frente del lugar donde tomaban café despabilados parroquianos.
Una jarra de color verde de unos 5 litros llevaba pegado un
letrero al frente promocionando la venta de limonada fría a
2000 pesos el vaso. Los vasos que dejaban los clientes después
de tomarse la limonada, la flaca los recogía los lavaba en una
tina de agua sucia y volvía a reuzarlos. Le decía a su madre
que era parte del reciclaje. Nunca me encontré con la pareja
para hablar con ellos. Pensé que hubiera creado a lo mejor otra
disputa para la chica que afectaría mis silencios

Esa tarde a eso de las cuatro cuando el sol andaba inclinado


atendiendo otros asuntos en tierras lejanas. Se desarrollaba un
partido de fútbol en la cancha al frente de la casa de la
limonera. Su amigo jugaba y era de los que mas gritaba. Siempre
era que la monda esto y que la monda lo otro. Como para mi esos
insultos no los encontraba muy personales, los pasaba por alto.
El partido era muy singular. Habían unos cuatro equipos de a
siete jugadores cada uno. Iban por turnos. Comenzaba un equipo
y el que metiera el primer gol, sacaba de la cancha al otro y
entraba el siguiente. El equipo perdedor pagaba mil pesos al
ganador y así sucesivamente. Los chicos, muchos de ellos
descalzos jugaban y movían sus cuerpos diestramente entre el
polvo. Mientras tanto detrás de ellos la flaca con una brocha
vieja untaba desde un tarro sucio lleno de una cal blanca
pálida con residuos de hierba y tierra, las paredes del frente
de su casa. Desde la distancia donde me encontraba conversando
con algunos de los pelados que miraban el juego, se veía el
cambio que la pintura hacía en el hogar de la pareja, relucía a
diferenciaba con las demás casas. Cuando me alejé, de reojo vi
que su amigo entraba a la casa sin decir nada mientras ella
laboriosamente continuaba con su trabajo.
Dentro de mis aburrimientos sociales expuestos, me dio por
meterme dentro del salón de billar. No había sino un par de
ancianos jugando billar a tres bandas. Pensé que me iba a
encontrar a algún grupo de manes por ahí para apostarles algo y
demostrarles mis trucos en pool, pero me acordé que estaban
jugando fútbol.

Compré una cerveza y me puse a ver jugar a los dos hombres.


Tomaban águila fría, tenían las manos grandes con huellas del
campo. Uno traía un bigote blanco abundante, el otro llevaba
gafas oscuras y no se como hacia para ver. Salude y me senté.
Vi que el de bigote iba adelante por un par de carambolas. En
ese momento entraron tres chicas con indumentaria medio hippy.
Voltee a mirarlas levantando la águila a modo de saludo. Una de
ellas me sonrió y me hizo señas para que las acompañara.

- hola, necesitamos otro para poder hacer parejas


- listo, me apunto

Comenzamos a jugar, me toco con una chica que dijo se llamaba


Rebeca, venia de Francia. Eran mochileras que iban de paso
hacia un un encuentro Rainbow en la Sierra Nevada. Las otras
chicas, una se llamaba María Magdalena de Canadá y la otra Ruth
de Bélgica. Hablaban en francés entre ellas, Rebeca hablaba
bien el español, y pude preguntarles sobre el encuentro y esas
cosas. A medida que tomábamos cervezas y jugábamos pool, sentí
que tenia una conexión con Rebeca. Después de tres rondas de
cervezas y varios chicos de pool, donde perdimos todos los
juegos. Nos despedimos y me fui a dormir. Estaban en un hostel
cercano... al otro día seguirían para la Sierra.
En la esquina de la calle que va para un pueblo indígena, unos
muchachos vestidos de blanco con botas pantaneras, machete
tersado y cabellera negra entrenzada hablaban en otro idioma.
Me acerque a ellos a preguntarles quienes eran. En un español
muy claro me respondieron que eran Kogis que estaban esperando
una remesa que venia en bus desde Palomino. Los Kogis vivían en
Pueblito a unos 5 kilómetros adentro hacia el mar. Sus casas
eran unos bohios típicos hechos por ellos de la forma
tradicional. Mientras los chicos esperaban la remesa sentados a
la entrada de la tienda del patriarcado donde compro el agua de
tomar y los guineos. Los muchachos indígenas miraban fijamente
pero como sin interés a una pantalla de televisión gigante que
pasaba imágenes en silencio de una vuelta ciclística que
disfrutaba mostrar coronarse campeón del Tour de Francia a un
chico colombiano, mientras que una música abrumante venia desde
el lugar del frente tratando de atraer cliente para que les
consumieran sus cervezas. Uno de los indígenas tomaba una fría.
Le pregunté que porque tomaba alcohol. Él con una sonrisa entre
sincera inocente desconfiada y amable, respondió que hacia
calor y tenia sed. Me entere mas adelante que existía una
problemática en la comunidad indígena y que el alcohol era uno
de los lubricantes que atizaba muchos de sus des-balances.

Cuando los Kogis recibieron la compra, les pedí que si podía


ayudarles, aceptaron y cogí una caja que me eché al hombro.
Caminamos un largo trecho en silencio. Solo hablaban entre
ellos. Al rato me comenzaron a contar sobre sus costumbres y su
problemática. Contaban que los Mamos arriba en la Sierra no
sabían bien cual era el problema que estaba afectando tan
duramente al planeta. Subían y bajaban emisarios a buscar
soluciones pero nadie encontraba nada. Les dije que había
escuchado que un grupo llamado la Cabala estaba tratando de
destruir a la raza humana con mucho engaño y trucos sucios.
Ellos se quedaron otra vez en silencio y me sonreían de vez en
cuando. Nadie hablaba después de eso. Cuando llegamos a la
entrada del parque Tayrona. Me toco devolverme porque el guarda
del parque cobraba como 35 mil por entrar y no tenia billetera
encima. Así que me despedí de los Kogis y no los volví a ver
nunca mas. Muchos años mas adelante entre el avance de mis
experiencias en este macondo desconocido pero fascinante, me
contó alguien muy especial quienes verdaderamente eran esas
tres chicas con quien jugué pool esa noche en Costeñol. Apenas
me pude sentir como un pendejo. Y recordando sonreía... no
haber sentido ganas de tener sexo con ninguna de ellas.

Como la noche estaba virgen y la luna aun alumbraba sobre los


deseos de la carne, me devolví hasta mi casa caminando descalzo
sobre el polvo macondiano. Las botas me las colge amarradas
alrededor del cuello. Quería experimentar las tantas huellas
dejadas por indígenas y campesinos sobre macondo, que
significado podría abarcar. Los significados los absorbía la
luna en su trance metarmorfiano. No había un alma humanoide en
la redonda. Solo los perros y los gatos ahora eran los dueños
del polvo. Sus huellas dejaban recuerdos plausibles entre las
marcas de los deseos. Los murciélagos revolotean la palma que
trajo un campesino desde su lugar de trabajo y que sembró en el
jardín del colegio. Los deseos se pierden y no existen faustos
arrechos en las noches macondianas. Todos duermen a causa del
calor, o todos se encuentran disfrutando las orgías de los
pensamientos en las playas del Tayrona. Las hadas del parque
estaban exhaustas de tanto cumplir deseos. Los unicornios
estaban cansados de tanto correr los desiertos. Los elfos
dormitan en compañía de las sirenas junto a las inmensas rocas
de playas lejanas. Yo solo podía escuchar los ecos de mis
deseos dando botes entre las realidades de mi imaginación. No
podía satisfacer mis mas profundos impulsos por culpa de la
luna que estaba en comando de las soledades y los silencios en
Costeñol. Sabia que todo lo que escribiera, seria leído
inmediatamente por los caligrafologos de las dimensiones
desconocidas. La imaginación visitaba esos parajes, pero mis
pies untaditos del polvo superficial, vivían otra realidad
diferente. Los polvos solo se untaban de verdad entre las
huellas de los residentes de la Tierra, los que escarban la
tierra y siembran, y los que cavan fosas que entierran vivos
que han muerto de tanto estar cansados de jugar a ser muertos.
Yo solo me unto del mismo polvo, pero cuando me baño desnudo en
las lluvias escasas de macondo, se cae el polvo otra vez, y no
queda ni el recuerdo ni la huella salpicada de algún deseo. Por
mas que trato de untarme de las partículas que manejan estos
amoríos, no consigo empaparme de ello. No soy nacido en tierras
costeñolas donde monda come burro, sino que me secuestraron de
un país olvidado donde vivia contemplando la grandeza de un
imperio que duraría muy poco, como todos los imperios
terráqueos. Por eso volví descalzo. Con las botas alrededor de
mi cuello, para no escuchar los rechazos, descalzo no se
escucha nada, la tierra se absorbe los ecos y pude llegar a
casa, sin escuchar nada. Con las botas puestas, soy un turista
que esta de paso y que no tengo oportunidad de ser enterrado
cuando muera en este polvo subterráneo. Mis pies no desean ser
tapados por tantas huellas caminadas de indígenas y campesinos,
y se repliegan a vivir eternamente entre la Senda de la Seda y
los recuerdos que vienen de oriente. Aquí no hay camellos que
rumian mientras caminan leguas sin beber agua. Aquí el desierto
guajiro es mi única conexión con el desierto de oriente.
Entonces vivo añorando las huellas del polvo que Jesús camino
sobre la ruta de la seda montado en un camello rumiador,
durmiendo sobre una alfombra persa sobre la arena de un oasis
lleno de palmeras alegres. La música que escucho, es la misma.
Los inmigrantes árabes que llegaron a macondo siguen dejando
huellas que huelen a oriente. Y mi deseos se vuelven poco a
poco realidad, gracias a mi fe bruta de creedor de lo que no
veo y es invisible. No perduro mucho en el país de los
costeñoles, pues paso es como ráfaga de metralla escribiendo
sobre el dromedario de mi imaginación un cuento que solo los
extraterrestres podrán leer en sus naves espaciales. Por eso no
se han aparecido sobre el desierto de la guajira ni el desierto
samario, porque que dirá tanto campesino y tanto guajiro cuando
vea un aparato de esos y no sepa que machete usar para limpiar
el polvo de los arbustos macondianos que llevan siglos cargando
esperanzas a que los herederos árabes y turcos de macondo, se
anclen un favor en sus pieles y puedan hacer una película que
huela a mirra y sándalo y las doncellas puedan bailar y danzar
los sonidos del buzuki y la citara sin estar pensando en ser
madres de tanto sexo programado, llenando de muchachitos las
polvorientas calles de Costeñolandia con el impulso de que todo
esta bien, todo es normal, aquí no ha pasado nada... mañana
tengo que ir a sembrar palma y manejar la moto-taxi y llevar
mis pesos donde las abundantes mujeres llenas de hijos que
crían de la misma forma que hace mil años. Y nacen vástagos que
no aprenden sino lo mismo y si se salvan, van a dar a una
universidad a aprender a ser costeñol con formato comercial
para ganar muchos pesos y ser el mejor capo del ganado...
V-a

del Tiempo en FRANCIA

año 31

Después de arribar a Beirut, se embarco toda la caravana hacia


puerto italiano. El mar estaba de maravilla, nos habíamos
encontrado con la cara alegre del verano y estaba tranquilo.
Los días la pasábamos la mayor parte del tiempo tomando grandes
cantidades de liquido. Las noches eran iluminadas por una vía
láctea encendida en su recorrido por adornar los cielos. Al fin
alcanzamos puerto italiano e inmediatamente nos dirigimos al
norte. Después de varias semanas sin contratiempos, logramos
llegar al pueblo de París. Nos encontramos con los amigos de la
familia de Alain que inmediatamente con mucho amor nos
hospedaron en una pequeña granja cercana. Lo mas interesante de
la estadía en París, fue los diálogos sostenidos con la gente
que conocimos. Se hacían llamar los Amigos del Cielo, la
mayoría de los ancianos eran seres de otros planos celestiales
materializados en la tierra con un propósito claro, el de
propagar el mensaje de la Luz en Europa.

Anciano 1: es un gran honor para todos nosotros el poder


contar con la presencia de Jesús en nuestra granja.

Jesús: gracias amigos. Nos hemos desviado de nuestra ruta


a oriente solamente por llegar a conocerlos y poder compartir
experiencias con ustedes. Es una sorpresa escuchar que hay un
grupo en Europa que este dedicado exclusivamente a propagar el
verdadero mensaje de la palabra dejada en mis mensajes para el
bienestar de humanidad.

Anciano 3: es una gran oportunidad poder servir a la Verdad.


Aunque el camino sea pedregoso. Hemos concentrado los esfuerzos
en visitar a la gente en comando de las diferentes tribus y
comunidades, aunque casi siempre nos hemos encontrado con el
rechazo. Es muy difícil para una persona en poder, dejar que
sus súbditos conozcan la verdad de poder ser libres y
conectarse directamente con el Padre/Madre. Es un concepto muy
radical al que no todas las personas están listas en escuchar.
Jesús: es normal para mi escuchar este tipo de reacción
humana. Es claro que la raza humana necesitara unos dos mil
años mas para poder llegar a un clímax mas propicio de
entendimiento sobre el Amor y la Luz. Pero gracias hermanos por
la ardua labor de sembrar semilla en los corazones.

Estuvimos en la granja un par de meses compartiendo con los


ancianos y las familias que compartían el mensaje. Un día le
pedí permiso a Ieshua par ir al pueblo a buscar a mi padre. No
le había enviado ningún mensajero anunciándole de mi posible
visita a Francia, lo cual iría a ser de una agradable sorpresa
para los dos, y también sentía al mismo tiempo la inseguridad
de que si iría a estar en el pueblo o si anduviera viajando.

A los dos días, mis mensajeros encontraron a mi padre y fui a


su casa. Era una gran mansión que tenia en las afueras del
pueblo. Un poco de opulencia lujo y excentricidades encontré en
el primer día de visita. Cuando llegue a su casa, me hospedaron
sus sirvientes, pero no lo vine a ver sino hasta el otro día.

Padre del chico griego: hola buen hijo mio. Veo que has
aventurado tu persona por venir a visitarme en París. Como has
estado. Pensé que te ibas a alejar de mi presencia para viajar
los desiertos con un grupo de gente exótica.

Hijo: bueno padre, gracias, a mi también me da mucho gusto


verte. Como te decía en mi mensaje. Estaba siguiendo el camino
de un profeta que hablaba y vivia de la Verdad y la Luz con
mucho Amor. Es algo que me atrajo por la originalidad y la
diferencia a como se viene funcionando comúnmente entre las
gentes y sus costumbres.
Padre: gracias hijo, sabes bien que todas las gentes tenemos
diferentes gustos, puedes quedarte el tiempo que necesites en
nuestra casa. Invita a tu amigo el profeta para que nos visite,
estaría encantado en conocerlo.

Hijo: gracias padre, vendremos a visitarte en un par de


días. Por lo demás, estamos bien acomodados toda la caravana en
una granja cercana al pueblo de unos amigos de un conocido
tuyo, el señor Bordeaux.

Padre: oh, el gran filantropo de Alain...

Así fue mi visita con mi padre, el poderoso mercader de


especies de oriente. Eso fue lo mas cercano que podríamos
llegar a estar el uno del otro. De todos modos me alegró verlo
y sobre todo de que dio un espacio para que Ieshua lo
conociera.

Así fue que en un par de días llegamos una comitiva a ver a mi


padre y su familia. Nos acompañaron a los dos, Rebeca, Ruth y
María Magdalena. Ademas de un chico de los gitanos se vino con
nosotros con su madre.

Mi padre: buen día señor profeta, es un honor recibirlo en


nuestra morada. Siéntase usted cómodo en todos los aspectos. Le
presento aquí detrás mio, a toda mi familia. Mis tres esposas y
diez de los hijos que aun están bajo mi techo. Como puede ver,
uno de mis hijos decidió seguir sus huellas a oriente. Espero
que no sea él una incomodidad para su persona y un estorbo para
sus planes al desarrollar su discurso de vida.
Ieshua: gracias mi buen señor por recibirnos en su morada,
su hijo es y ha sido una gran ayuda para todo nosotros. Es una
persona muy comedida, silenciosa, observadora, aprende
fácilmente las nuevas enseñanzas y trabajos relacionados con la
vida de los nómadas. Tiene usted un gran hijo, felicitaciones.
Veo que tiene una gran familia. Una gran familia para un hombre
de grandes proyectos económicos.

Padre: son proyectos de todas formas normales en el cruce


e intercambio de productos entre oriente y Europa. No me quejo
de los resultados. He construido un imperio comercial alrededor
del cual me siento satisfecho. Cuénteme usted señor Jesús, veo
que a usted no le interesan los bienes materiales como a mi.
Como hace para sobrevivir? Si me perdona la pregunta.

Ieshua: no hay problema amigo comerciante. Me alegra mucho


que le este yendo bien en los negocios. Espero que sus
beneficios materiales ganados en los intercambios sirvan de
alguna forma para ayudar ademas a apaciguar un poco las
necesidades de muchos que andan en busca de un oportunidad para
pararse solos. La forma como miro a los bienes materiales, es
un poco diferente. No tengo en mi la necesidad de acaparar
bienes por el solo hecho de tenerlos en abundancia. Podría
crearme internamente dificultades entre mis sensaciones de
libertad, ademas de que realmente tengo todo lo que necesito
conmigo. Cuando las situaciones exigen algo material al estar
conectado con la abundancia que ofrece el Universo, todo lo que
necesito viene a mi sin necesidad de almacenar mucha cosa.
Padre: como le decía el otro día a mi hijo, cada ser
humano tiene diferentes formas de vivir sus vidas. Aunque usted
me esta dejando una inquietud en sus observaciones cuando se
refiere a la palabra Libertad. Cree usted que no soy libre?

Ieshua: claro que lo es amigo mio, todos somos libres,


solamente que existen diferentes formas de libertad. Unas dan
la sensación de que eres libre al estar atado a actividades o
quehaceres diarios que nos absorben el tiempo en labores que
nos pueden cansar y volver ajenos a sentir y desarrollar el
propósito inicial que vinimos a hacer aquí en la tierra. Pero
claro amigo mio, todo esto a sido planeado con anterioridad
desde antes de nuestra venida a la vida, para poder aprender
ciertas cosas o a terminar el desarrollo de un propósito antes
empezado que por alguna forma fue truncado. Todo es perfecto
para el Padre que esta en los Cielos. Usted mismo lo ha dicho,
son diferentes formas de vivir la experiencia de la Vida.

Padre: grandes palabras amigo profeta, veo que usted es


verdaderamente un profeta como mi hijo me había contado. Esta
él en buenas manos, espero aprenda bastante de usted y que sepa
bien lo que va a hacer con lo nuevo que le enseñe la vida.
Cuénteme un poco a cerca de ese padre del que usted habla, es
como el dios Ala nuestro?

Ieshua: gracias amigo comerciante. Se que su hijo sabe muy


bien lo que es mejor para él, no tiene porque dudarlo en ningún
instante. En lo referente a nuestro Padre creador. Encima de
todos los profetas, incluso de Ala su dios, esta el primer
Creador de todo lo que existe. Somos todos parte de una unidad
que fue creada con muchas y diferentes formas y personalidades
que en la expresión individual del Amor Universal, tenemos la
libertad de cada uno poder hacer en estos espacios y tiempos lo
que cada uno quiera con su vida. Se llama libre albedrío mi
amigo, es parte de una ley universal que aplica en este plano
de la existencia a nuestras vidas.

Estuvimos hospedados donde mi padre varios días. Los cuales


fueron utilizados sabiamente por mi padre para acercarse a
Jesús y aprender muchas de las tantas cosas que el profeta
podría contarle en sus diálogos. Yo por mi parte, dedique todo
mi tiempo a hablar con el resto de los miembros de la familia,
me ayudaban mucho nuestras amigas que vinieron acompañándonos.
Pude conocer mejor a todos y a tantos hermanos y hermanas que
tenia y las gentes que trabajaban para mi padre.

Al cabo de varios meses volvimos a retomar la Ruta de la Seda.


VI

En el DESIERTO

2019 agosto

Una moto negra enduro descansa a la distancia. El casco lleno


de polvo está perchado sobre uno de los retrovisores. Atrás
sobre el asiento un morral verde muestra una pegatina referente
a la conservación de la selva amazónica. El piloto tirado
debajo de una palmera, toma agua desde una botella plástica. A
sus pies una fuente temporal de agua comienza a brotar desde
dentro de la tierra. Al salir el agua, va formando una especie
de lago al rededor.
El agua del nuevo pozo esta turbia por el contacto con la
arena. A cada momento se va haciendo mas y mas cristalina. El
piloto después de mirar a su alrededor y ver solo arena, decide
tomar una siesta. El sol esta cubierto por nubes. Es agosto en
el caribe. La temperatura aun elevada se merma con el paso de
las nubes frías que vienen desde la Sierra Nevada. No hay
ningún humano a la redonda. Mientras el piloto descansa, una
lagartija pasa por su lado mirándolo con sospecha. Al rato una
serpiente a paso veloz, sigue la huella de la lagartija para
comérsela. Al cabo de las horas, despierta el dueño de la moto.
Al frente de él un niño de sucia apariencia.

- ha, otra vez tu -dice el piloto


- si soy yo, que te importa no?
- lo que sucede niño, es que sos muy persistente cuando te
pones de preguntón
- lo que pasa amigo terrícola, es que de donde vengo, me
hacen muchas preguntas que tienen que ver con asuntos
importantes de vida o muerte...
- niño, como haces para estar vestido de ese modo, y como es
que apareces así no mas cuando te da la gana
- hay un hueco que le dicen portal unos seres llenos de luz,
yo solamente cuando ellos no miran, me paso y aquí vengo a dar
siempre, pero quisiera insistir con una preguntica primero
- un momento niño, donde vives es que no tienen agua?
- claro que tenemos agua señor, que pregunta mas boba
- y es que nunca te bañas?
- no se que quiere usted decir con bañarse
- pues meterse dentro del liquido que toman... jejeje
- eso es muy raro
- quieres ensayar?... mira ahí mismo esta brotando agua desde
abajo de la tierra
- ah, esa agua te la enviaron esos seres de luz
- como?... bueno, la idea es que te metas dentro de esa agua
que me enviaron y te bañes que hueles terrible

El niño cavernicola se queda mirando con recelo al piloto, pero


la idea de meterse dentro del liquido que usan para tomar y
cocinar, no es mala -piensa.

- uhi, maravillosa señor, y esta fría


- bueno adelante metete todo el cuerpo hasta la cabeza y te
aseguro que podre responder a tus preguntas

Con la propuesta de responderle sus preguntas de vida y muerte,


el niño cavernicola va poco a poco metiéndose dentro del
pequeño charco que se había acumulado alrededor de la fuente de
agua fría que nace desde dentro de la tierra. Cuando se da
cuenta que la sensación es agradable, se pone a jugar tirando
agua para todos lados. El piloto solo observaba y con agrado
mira al niño y sonríe para sus adentros… “niños” -piensa.

- ahora restregate un poco el cuerpo y la cara para que te


quites ese mundo de tierra que tienes pegada... eso, eso...
mas, mas... eso... ahí... bien, bien, bueno ya sufi, ahora
puedes salir
- gracias señor por los consejos
- de nada niño... cuéntame un poco mas de ese hueco por donde
viniste...
- ah, esta ahí... lo alcanzas a ver?
El piloto hace un esfuerzo por distinguir algo entre el aire
vacío e herviente del desierto. Al fin puede detectar algo
diferente que pareciera palpitar como si se prendiera y
apagara, aunque es del mismo color del cielo, solo que se mueve
rítmicamente en lapsos cortos
- ha, ya, ya lo veo niño... y si entro por ahí, voy a dar a
tu hogar?
- no se que es hogar, pero te llevara derechito a los
rededores donde vivimos en una cueva con mucha gente... mi mamá
y muchos hermanitos. Ellos no hablan como yo, solo hacen ruidos
extraños. A mi me enseñaron a hablar esos tipos de la luz.
- y los tipos de la luz, tienen un aparato grande como una
nave?
- no se que es nave, pero tienen un dinosaurio gigante que
vuela y ellos se montan en eso.
- ah, genial, deben de ser amigos de los bromistas que me
sacaron de mi tribu y me trajeron hasta aquí disque a escribir
un cuento... a ver si un día podre des-fragmentarme...
- como?
- no nada niño, yo aquí pensando en voz alta
- señor, tengo una pregunta... usted me prometió que
respondería...
- ok, ok, cual es niño
- que le sucedió al amor que naciera desde el fondo de la
tierra hueca?
- cual tierra hueca niño
- abajo señor, del mismo lugar de donde viene esa agua donde
me bañé, allá abajo ahí mucha gente que vive diferente a
nosotros y a ustedes
- quienes
- los tipos de la luz
- porque los llamas los tipos de la luz
- es que emanan mucha luz cuando caminan... cuando están
quietos son invisibles... he escuchado que allá abajo, se llama
algo como Telos.
- uhm
- entonces?
- entonces que niño
- la respuesta señor
- ah ya... entonces abajo se llama Telos, y vive gente de
luz, y me envían agua al desierto para que deje de tomar de
bolsas plásticas... y me secuestran de mi vida en Ur, y me
traen por todo lado para escribir estas cosas... me reprograman
el cerebro y me ajustan el corazón... uhmmmm... dejame pensar
niño... entonces de allá enviaron igual que el agua, al amor...
y brotó desde Telos sobre los desiertos del planeta, porque
hasta ahora no he escuchado sino la palabra desierto por todos
lados... arena, polvo, viento, calor... desierto.
- complicado no señor?
- no mucho niño, pero si ellos enviaron al amor desde sus
casas hasta el desierto, debe estar entonces aun por ahí
escondido en algún lugar... así como el portal este... que es
difícil de detectar, pero está... solo que hay que ser mas
sinuoso en la observación para verlo... debe de ser muy
delicado y frágil... vulnerable en apariencia, pero fuerte, muy
poderoso niño, porque puede atravesar la tierra como el agua…
- y donde esta ahora?
- para que lo necesitas niño
- es para mi mamá, ella me dijo que el amor era lo único que
podría ayudar a sacarnos de esa vida primitiva de cavernícolas
- pues niño, tu mamá tiene toda la razón. Vamos a hacer algo
ya. Vamos a ir los dos juntos por todo este desierto en la moto
hasta que lo encontremos, te parece niño?
- yupi, si, si, vamos señor
- un momento niño, tenemos que llenar las cantimploras con
agua de esa fuente, para el camino. Ademas tengo que hacerte un
lugar para que te sientes y toma esta cámara, filma... aquí...
- bueno señor.

Salieron los dos nuevos amigos por entre la estepa guajira


buscando al Amor nacido en el Desierto. El niño filmaba.
Después de varias lunas de correría, no habían encontrado nada.
Se detuvieron en una ranchería que estaba desocupada. Los
habitantes habían sido desplazados por la sequía. A lo lejos se
ve un carro tanque de esos que transportan agua, totalmente
oxidado, pareciera incendiado. El área esta llena de basura
plástica y de papeles. Siempre el elemento mas encontrado en
suelos macondianos, el plástico, sobre todo las bolsas de agua
que la briza arrincona en las esquinas

- niño tenemos que preguntarle a alguien, porque ya llevamos


días buscando al Amor y no lo hemos encontrado, deja la cámara.
- allá señor -le dijo el niño al piloto señalando a una
anciana que los observaba desde un cambuche en la ranchería
- hola señora -grito el piloto
- espere señor, hay que ser mas amable con ella, puede ser
que ella sea una bruja buena, y a ellas no les gusta que las
griten
- bueno niño, te haces cargo del comité de relaciones
publicas desde ahora, y ya... deja esa cámara quieta...
Caminaron los dos amigos desde donde dejaron la moto, hasta
donde se encontraba vestida con una túnica llena de colores una
anciana que parecía indígena de la región.

- hola madre -dice el niño cavernicola acercándose


- hola nene, dice en Wayu-naki acariciándole sus greñas,
bien?
- bien gracias amable señora, este aquí es mi amigo, podemos
descansar un rato con usted?, tenemos agua que podríamos
compartirle, es pura y limpia, viene de Telos.
- claro forasteros, sean ustedes bien venidos a mi hogar,
vengan, recostémonos por acá que hay unas hamacas
- gracias amable señora, gracias -y el niño cavernicola le
guiño el ojo al piloto para que viera lo excelente que podía
ser todo
- ahora cuéntenme amigos viajeros, que los trae por aquí
- yo, he... -callan al piloto, que frustrado prende la
cámara...
- tranquilo señor, deme tiempo que soy el encargado de las
relaciones publicas, recuerda? -Le dice el niño cavernicola al
piloto... mi querida señora, es que hemos estado ya viajando
por este árido desierto por días, y no hemos podido encontrar
al Amor, a ver si de pronto usted entre su experiencia ha
escuchado algo
- el amor, el amor. Hace mucho tiempo mi tribu los Wayuu,
vivíamos en mucha armonía con la tierra. La tierra estaba
florecida de bosques y plantas y animales y lagos donde las
aves migratorias hacían sus hogares temporales... pero un día,
el hombre civilizado nos encontró y comenzó a comprar nuestros
sueños y nos pusieron a hacer artesanías y bolsos de nuestra
cultura, para que ellos nos los compraran.

Nos dijeron que con ese dinero abundante que nos daban por
nuestro trabajo, podíamos construir grandes viviendas para toda
la tribu. Todo el pueblo se volcó como un alud sobre el nuevo
proyecto de vida que nos pintaba el hombre civilizado. Pero los
hombres de la tribu solo terminaron comprando armas y alcohol.
Así fue que terminamos volviéndonos vendedores de nuestra
cultura, absorbimos la música guasca violenta y despechada de
populacho herido que a todo volumen tronaba en las cantinas y
salones públicos. Nuestros hijos aprendieron las letras y
crecieron como machos burlones y agresivos con todo lo que no
fuera su gente, y así poco a poco la tierra se fue secando
hasta convertirse en un desierto seco y árido de donde no sale
nada... solo es nacer y morir. Ahora vienen ustedes a decirme
que el amor anda por acá escondido en alguna ranchería del
desierto?, el amor se fue de acá cuando nuestros sueños se
marcharon, se esfumaron, mis queridos amigos.
- pero los amigos de luz de Telos, lo enviaron de vuelta al
desierto. Yo se que esta aquí en algún lugar, no creo que hemos
estado buscando de la forma correcta -dice el niño cavernicola
- tranquilo niño, no molestemos mas a la señora Wayuu, debe
estar cansada... perdone usted señora nuestra interrupción...
- no se preocupe amigo, el niño esta en lo correcto, el amor
que buscan debe estar en este maldito desierto, pero deben de
abrir los ojos del corazón si quieren encontrarlo... por ahora
voy a cocinar algo de chivo que tengo por acá para que cenemos
y descansemos, que mañana les espera un gran día.
Esa noche, como siempre, esta llena de estrellas. En los
desiertos la vía Láctea es aun mas inmensa. Se puede ver como
lentamente se va moviendo a medida que pasa por el desierto.

Debajo de ese techo de luces, los tres amigos alrededor de una


fogata improvisada, comen y comparten amablemente la noche
entre sonrisas y cuentos de rancherías. La anciana que ya
camina un poco lerda y doblada de la espalda, comienza con una
historia antigua de unos viajeros de la luz hace muchas muchas
lunas que visitaron la tierra Wayuu, asegurandoles que los
visitarían unos emisarios de dentro de la tierra que
refrescarían sus tierras. Su abuelo le había contado esa
historia pero nadie en la tribu la conocía porque a su abuelo
siempre lo habían tildado de loco.

- mucha violencia y armas y sangre en nuestra tierra amigos,


por eso estamos como afuera de la mochila de las bendiciones.
Por eso esta la tierra seca. Hoy en la madrugada haremos un
ritual antiguo a los seres de las estrellas, los mismos que nos
visitaban en antiguo para proveernos el hilo y los mismos que
enseñaron a nuestras mujeres a tejer los bolsos y mantas. Esta
madrugada el espíritu de mi abuelo vendrá y nos indicara donde
se encuentra el amor de promesa que nos enviaron los amigos de
dentro de la tierra.

Esa madrugada, aun en oscuridad, después de solo un par de


horas de sueño, la abuela despertó suavemente a sus amigos y
les mostró la ruta nocturna por donde deberían de ir caminando
para encontrarse con el espíritu de su abuelo.
En la punta de un montículo alto se sentaron los dos amigos, y
la abuela Wayuu comenzó a danzar y a entonar un canto sonoro y
profundo en su propia lengua. Las estrellas que bailaban entre
la oscuridad de la noche, comenzaron a moverse lentamente. Una
de ellas se acercó a donde estábamos y comenzó a titilar mas
fuerte. La señora seguía en su trance invocando a su abuelo,
mientras yo y el niño cavernicola nos alejamos un instante
suavemente para no ir a desconcertar a la abuela. Vimos como la
luz se iba acercando con movimientos no rítmicos ni uniformes,
hasta que estuvo bien cerca de la indígena y desde adentro de
la luz, salió un ser vestido de cacique ancestral que bajó del
cielo y se situó cerca de la abuela.

- te saludo, mi consentida nieta, dijo rodeándola


- abuelo -grito la señora Wayuu al ser que se presentó, que
alegría verte de nuevo. Llenas mi corazón de mucho gozo
- es el Amor cósmico que te traigo a compartir para que le
des un poco a tus amigos viajeros que lo andan buscando
- gracias abuelo, cuéntame... cuéntanos, hablanos mas del
amor y como es que se alejo de nuestra ranchería
- querida nieta, el Amor siempre ha existido muy dentro de
cada corazón de cada individuo de la tribu, es solo que sus
corazones y pensamientos se tornaron tan oscuros y pesados que
la liviandad y sutileza del Amor no pudo convivir con ellos y
se sumergió hasta el centro de la tierra en las ciudades de
cristal de Telos. Hoy me han enviado los emisarios de las
estrellas para entregarles al Amor cósmico a ustedes para que
los lleven a sus comunidades y hagan florecer todo a los
alrededores...
Sacó el anciano -que no parecía viejo, sino un joven robusto
lleno de sabiduría, y posó su mano derecha en cada uno de
nosotros en el centro de nuestro pecho dejando salir desde
dentro de él un hálito de luz brillante que inundó
inmediatamente nuestros corazones con un calorcito agradable.

- ese calorcito que sienten ustedes ahora, no se ira de ahí


nunca mas, ahora puede ir cada uno por sus vidas y regalar algo
de ese Amor cósmico a todos los seres que escuchen vuestro
silencio. Para los que no crean en ustedes y solo reaccionan
con burla y desconfianza, para ellos también se les puede
entregar algo del Amor cósmico, pero en forma diferente. Entre
sus meditaciones, lo pueden enviar telepáticamente al colectivo
de los bromistas y desconfiados para que ese Amor pueda entrar
en ellos y les trabaje mas profundamente los temores que ellos
sienten... son sus inseguridades y sus dolores que siempre
llevan ocultos camuflados para que nadie se de cuenta. El que
usa la agresividad, es porque esta sufriendo de alguna
necesidad en su corazón. Hay que tenerles compasión y ser
benévolos con ellos aunque sean portadores de una negatividad
que el Amor cósmico puede transformar muy bien. Ahora amigos,
les doy gracias por haberme invocado, los dejo y que el Amor
universal sea con todos ustedes.

Y el anciano/joven de las estrellas desapareció inmediatamente.


Los tres nos quedamos en silencio y con una gran sonrisa en el
rostro escuchando los ecos repetitivos que la briza del mar
traía y susurraba sobre los montículos de arena, así nos
quedamos dormidos sobre la arena del desierto.
Al otro día unos rayos de sol quemante levantaron al piloto,
miró a su alrededor y no había nadie. Se preguntaba en ese
momento si todo lo que le había sucedido era solo parte de su
imaginación o un sueño. Pero se tocó el pecho donde sentía un
calor diferente, y se dio cuenta que de su pecho salía una luz
leve casi invisible. Sonrió porque ahora sabia que todo había
sucedido como recordaba.

Volvió a la ranchería buscando a la anciana, y solo se encontró


una mujer joven que estaba preparando unos trozos de chivo
ahumado. Le sonrió al piloto y lo invitó a sentarse en el piso
sobre una sabana de colores que había dispuesto para el
desayuno. El joven piloto obedeció. Junto a él ella se sentó a
ofrecerle lo que había servido. El piloto aterrado un poco,
veía como la mujer le iba colocando pedazos de carne cerca de
sus labios para que se alimentara. Nunca antes lo había
alimentado nadie. Abrió su boca y comenzó a recibirle bocado a
la guajira. Al terminar, sonriendo, ella le agradeció mucho por
permitirle alimentarlo, dijo que para ella era un honor el
poder alimentar al héroe que había rescatado su vida de la
degradación entre pensamientos negativos. La mujer invitó al
chico a que se aseara un poco en la nueva fuente de agua que
brotaba en la parte de atrás de la ranchería. El piloto
obedecía todo lo que la mujer le decía, estaba como confundido.
Aunque antes de desnudarse, le dice mirándola a sus intensos
ojos negros. Donde esta la abuela que estaba aquí anoche. Ella
sonriendo y acariciando su mano derecha, le dice que ella misma
es la abuela en otros Ahoras, que hoy se había convertido en
nieta otra vez gracias a la visita que el abuelo les hiciera la
noche anterior.
Mirate tu pecho, le dice ella al chico acariciando su rostro,
esta cálido y lleno de luz. Igual el mio. El abuelo nos dejó
conectados al Amor Cósmico universal. Y ella comenzó a
desvestir al muchacho que poco a poco comenzaba a sentir
tirones de energía eléctrica que le subían y le bajaban por las
venas, aunque el recuerdo del rostro de la anciana todavía le
impedía reaccionar. Una vez desnudo, la mujer lo llevó de la
mano hasta el pozo que alimentaba la fuente subterránea donde
se metió sintiendo una agradable frescura ante el calor
insoportable del desierto.

Junto a él entró el cuerpo virgen de la mujer joven que comenzó


a acariciar suavemente el hombro del piloto, el chico reaccionó
inmediatamente al shock de transformación de anciana a joven y
olvidándose de quien era ella en realidad, comenzó a cercar con
sus brazos y sus besos a la encantadora indígena. Se amaron
dentro del pozo de agua durante horas sin darse cuenta que sus
cuerpos respiraban oxigeno a través de unas branquias detrás de
sus oídos. Cuando se dieron cuenta de lo que sucedía, sonrieron
y continuaron su danza romántica de amor alucinante dentro del
lago azul y cristalino. Entre tanta caricia y besos no se
percataron que poco a poco sus cuerpos se iban transformando de
colores y poco a poco sus pieles adquirían una piel sedosa que
les hacia las veces de ropaje. Cuando se dieron cuenta, estaban
a la orilla de una ciudad de cristal junto a un lago inmenso.
Un sol con luz fría caía sobre ellos sin lastimar la piel. Unas
montañas inmensas con nieve en la parte superior los
observaban, se encontraban al frente de una ciudad gigante
llena de castillos de cristal.
VII

Algo de GEOGRAFÍA y SUPOSICIONES

Estas son las posibles rutas que el grupo de Sananda y sus


amigos probablemente tomarían después de volver de Francia.
Decimos probablemente, porque cualquier cosa es posible. Todo
puede cambiar dependiendo a quien conozcan durante el viaje y
que otras personas se puedan anexar a la caravana.

En principio salieron de Nazaret en Palestina y se dirigieron


hacia el norte a Capernaum, luego del de-tour a Francia,
seguirían a Damasco, Babilonia, Ur...
Probablemente tomarían la ruta Siria hasta Hazar con destino
ultimo en ese lado de Damasco. Dudamos al decirlo, porque
conociendo la personalidad de Jesús/Sananda, uno nunca sabe.

Desde Damasco seguirían norte hasta Aleppo – Haran y luego


oriente por la Media Luna Fértil hasta Nineveh y bajaran
suavemente pasando por Babilonia hasta llegar a Ur donde se
quedarían mucho tiempo probablemente. Luego tomarían
embarcación, dependiendo si conocen en el momento indicado a
los ancestros de Simbad, que eran marinos de profesión,
originarios de Bagdad y que temporalmente se podrían encontrar
en Mesopotamia. Todo de todas formas es pura suposición.

El tiempo de duración del viaje en barco, si lo hacen, es


imposible de calcular. Toda esta gente es una locura y pueden
parar en cualquier puerto y quedarse seis meses o pueden
cambiar de rumbo e ir a parar a otro continente. O pueden ser
atacados por piratas ya fuesen vikingos o de oriente y nadie
sabe que puede suceder en este tipo de situaciones.

Lo mas probable si todo marcha de acuerdo a lo normal, es que


anclen después de un año en Kerachi puerto Pakistaní a orillas
del mar índigo y de ahí, subirán probablemente hasta Kashimir.
Pueblo este que en este momento no se sabe si pertenece a
Pakistán o a la India.

Las caravanas tomarían la ruta de la seda antigua normal que va


a China, y desde allá, bajaran a Kerachi para encontrarse con
ellos en el puerto y subir todos juntos hasta Kashimir.
La caravana probablemente llegaría mucho antes que el barco
mercante. Una posibilidad mas lejana, es que no se embarquen y
que sigan la ruta de la seda hasta China. Otra opción que
tenemos en cuenta es que cuando Jesús visito todas esas tierras
en su juventud, no sabemos si se antoje de ir a ver a antiguos
amigos en Magdala, Cesárea de Filippo, Constantinopla, Susa en
Persia, el valle de Fergana en Tayikistán, Samarcanda en
Uzbekistán y Taxila en Pakistán. No se sabe nada aun. Bagdad es
otra ciudad que probablemente visiten. De seguro no creemos que
se les ocurra ir a Deli. Una vez instalados en Kashimir, lo mas
seguro es que al menos Sananda suba al Himalaya y Tibet.

El chico que re-localizamos de Ur, el poeta inseguro ese, en su


parte medio oriental es griego de nacimiento. Puede que eso le
llame en algo la atención y sugiera ir a Grecia. Aunque tampoco
creemos que suban hasta Constantinopla. Criado entre el polvo y
las inclemencias del tiempo en caravanas viajeras de desiertos.
De padre y familia nómada por generaciones en la ruta de la
seda. El chico había nacido en Grecia y hablaba griego por su
madre, pero lo mas probable es que no haya vivido mas de unos
meses de seguido en Grecia ni en ninguna otra isla de esa
nación. Recuerden que estamos hablando del mismo individuo
situado en diferentes épocas. En Ur, el chico vivia como poeta
acogido por un anciano filosofo que había emigrado desde
Babilonia hasta Ur para conocer las historias de la familia de
Adán y Eva. El anciano filosofo confiaba en el chico poeta, y
le cultivaba sus talentos para que profundizara mas sus
observaciones. Ellos vivían con la raza violeta descendiente de
Adán y Eva que habían venido a la tierra a mejorar las castas
hoy hace 37.923 años, se decía que estaban muy retrogradas las
estirpes humanoides y se necesitaba de un upgrade biológico.

Aunque el plan inicial les falló un poco, quedó algo de la


semilla adamica en la tierra que se fue mezclando
paulatinamente con las razas que sobrevivieron la extinción
hasta encontrarse el crisol de razas que hay hoy en la tierra,
aunque no han mejorado mucho su nivel de consciencia volitiva
mostrando aún reacciones primitivas. Razón por la cual nos tocó
enviar ayuda galáctica otra vez. El chico en el siglo XXI nace
en el sur de Alemania. Pero estuvo allá solo unos meses, su
familia era una pareja de diplomáticos estacionados en
diferentes países del mundo. Hablaba entre otras lenguas alemán
truncado aprendido de su madre. Aprendió castellano francés e
ingles urbanos con acentos diversos, perfecto arameo y griego.
Mas o menos igual al chico griego en Palestina.

Somos parte de un brazo del comité galáctico de ayuda para el


planeta en su ascencion. Somos los Pleyadianos y nos colaboran
mucho en la parte artística los lemurianos que vinieron de Le-
Mur hace millones de años; es el mismo planeta que mucha gente
en la tierra conoce como Nibiru, 10 veces mas grande que
Urantia, y no piensa chocar con nadie. Así como nosotros hay
muchos otros hermanos y hermanas que están ayudando a músicos
artistas y poetas en este mundo para que realicen sus sueños
frustrados o demasiado resquebrajados de forma mas rápida antes
de que se acabe el tiempo 3D. Lo importante de esto, es que el
trabajo que estos artistas están desarrollando en la tierra en
este momento es vital para la ascencion que esta en marcha,
aunque no lo crean. A nuestro grupo lo asesoran clanes de
familias mucho mas avanzadas de novena dimensión como los
Arcturianos. Así que estamos bien respaldados y con argumentos.
Los argumentos económicos que tanto le hacen falta a los
diferentes grupos e individuos relacionados con el arte, los
estamos supliendo de forma indirecta para que se puedan
realizar los proyectos rápidamente, redirigiendo fondos
escondidos hacia ellos para que sean en muchos casos, como
responsables de fideicomisos para el respaldo de sus ideas
creativas siempre en pro de la Unidad, el Amor y la Abundancia.
VIII

LEMURIA

entre varias dimensiones...

¿Que ciudad estoy buscando?, se llama Lemuria y existe ahora


solamente en la 5D. Cuando existía en la 3D, tuvo conflictos
graves con sus hermanos de Atlantida, creando una energía tan
pesada entre las dos culturas que terminaron hundiendo los dos
continentes dentro de los mares. Los sobrevivientes lemurianos
se refugiaron unos dentro de la tierra entrando por el monte
Shasta en California. Otros emigraron a las altas montañas de
suramerica.
Lemuria tenia varias hijas. Una de ellas estaba encarnada en la
misma época donde enviamos al chico griego. Las otras hijas del
Amor que venían de Lemuria andaban regaditas por entre el
planeta buscando aun sus identidades de amor para
transmitírselas a la humanidad. No todas las hijas de Lemuria
llevaban la forma física del cuerpo de mujer. Algunas llevaban
un cuerpo de hombre o eran androginas. La misión de Amor que
debían llevar a cabo incluía atender las diferentes vibraciones
de sentires que albergan los humanos terrestres de 3D.

Un ejemplo del poder que tenían las hijas lemurianas en la


Tierra, era su facilidad para relacionarse con los animales, su
principal don era hablar con ellos en comunicación telepática.
Y sentían fuertemente dentro de sus corazones el dolor de
sufrimiento que los animales sienten entre los humanos fríos.
Las hijas lemurianas estaban conectadas con las entidades
Madres Cósmicas de los animales que llevaban acabo un proyecto
llamado Biblioteca Viviente Tierra. Las principales madres eran
la Madre Felina, la Madre Canina, la Madre Equina, la Madre
Ballena, la Madre Halcón y la Abuela Tortuga.

Lemuria nace con el propósito de mantener la integridad y crear


el puente necesario para la unificación de las dimensiones. La
energía Kundalini de Gaia se mueve en el siglo XXI a través de
una de las cadenas montañosas mas grandes del planeta, la
cordillera de los Andes que esta localizada enseguida de
Lemuria. Hay puntos específicos en la cordillera de los Andes
que hacen las veces de portales hacia otras dimensiones en el
Kundalini de Gaia.
El propósito de Lemuria ha sido siempre el de sostener para la
Tierra la vibración del Rayo Arco Iris. Que es el rayo de la
unión, de la disolución de la separación en el camino hacia la
integración. Es la fuerza que unifica las dimensiones. Puente
de conexión donde los Seres al integrar en ellos principios
divinos puedan encontrarse así mismos y esclarecer dudas que
tengan desde el Corazón.

Otra conexión que tenían las hijas de Lemuria, era con la


feminidad del Espíritu Maternal Infinito y las reencarnaciones
de María la madre de Jesús Nazareno, y otras mujeres de aquella
época maravillosa como el alma de María Magdalena. Desde
Lemuria 5D todos observan en sus monitores dimensionales el
progreso de la travesía en caravana de Sananda hacia Kashimir.
Algunas de las mujeres que habían entablado algún contacto con
María Magdalena en sus pasadas reencarnaciones, y admiradores
de ella, decidieron ponerse de acuerdo para bajar a la 3D y
unirse con ellos como grupo de apoyo con Jesús y sus amigos.
Así fue que fueron a visitarlos y unirseles quince personas
entre varones y hembras. La gran mayoría eran mujeres. Su
misión era de apoyar el mensaje de Unión y Amor que llevaba
Jesús/Sananda.
IX

De CAPERNAUM hasta DAMASCO

año 32

Una mañana un poco fría y muy temprano, se aproxima una pequeña


caravana de nómadas. Algunas personas van montadas sobre un
elefante y el resto descalzos hace malabares alrededor del
animal. Traen una gran variedad de instrumentos musicales con
ellos. Fuera de malabaristas también son cirqueros y músicos.
Están llenos de una alegría desbordante un poco contagiosa.
El primero en conectar es Sananda que entabla con ellos de
inmediato un chateo jovial de su personalidad abierta para
fraternizar con los desconocidos.

Son quince personas entre hombres y mujeres. El mayor de ellos


Ashtar, asiéndose a un lado mas retirado se pone a hablar con
Jesús a solas en arameo. Desde mi carpa no podía escuchar de
que estaban conversando, pero por sus gestos y movimientos del
cuerpo, pareciera que se conocen de algún lugar. Daba la
impresión de que trasmitía telepáticamente algún mensaje a
Sananda. Lo único cierto, es que obviamente viajarían con
nosotros. Jesús nos explicó mas adelante que eran hermanos de
él conocidos de otras densidades hace muchísimos siglos,
enviados en esta época por unos amigos en común desde Deli:
Gonod y Ganid. Que su procedencia era lemuriana de quinta
dimensión con el propósito de respaldar nuestro peregrinaje
hacia oriente. Así la familia se agrandaba unida con ese amor
incondicional de hermandad.

Me daba la impresión muy claramente que mi etapa en esta vida


como poeta estaba llegando a su fin. Cuando vivia en Ur, mi
maestro babilónico me enseñó mucho sobre la profundidad de los
pensamientos. Aplicaba todo ese conocimiento filosófico de los
ancestros en mis observaciones para así escribir mi poesía. En
aquellos días, mi vida era mas contemplativa. Nunca antes había
nomadiado tanto como en esta vida desde mi nacimiento en
Constantinopla. Mis etapas de aprendizaje variaban
constantemente con el día a día. Hasta ahora no había escrito
ni un solo renglón, y tampoco es que anduviera sintiendo la
necesidad de escribir algo.
Me estaba adaptando tanto a esta nueva y cambiante situación.
Era mas cambiante que cuando mis padres me criaron. Con ellos
solamente crecí siendo instruido en los negocios de mi padre y
nada mas. En Ur, en mi vida de antes, había nacido para ser
poeta, mi padre allá en Mesopotamia me había asignado a varios
poetas fenicios antes de ellos emigrar para Europa. Me dejaron
siendo educado toda mi vida para ser escriba. Ahora en este
siglo primero de la era cristiana terráquea, mi profesión es
muy distinta y cambiante; de caravanero y comerciante de
especias en el medio oriente, en un giro de 360 grados ya
tenia un instrumento musical en mis manos que Rebeca me
ensañaba a tocar. Con la llegada de los músicos, me di cuenta
de algo importante. Que no debería de ser rígido en mis
observaciones ni trabajos, que debería de ajustarme a las
nuevas perspectivas que me ofrecía la vida. Especialmente una
vida junto a Jesús que es tan llena de imprevistos, no
cualquiera podría tener tal suerte.

Partimos muy temprano después de comer algo con la familia


querida de Jesús, primos de los Zebedeos, nos habían dado
albergue durante un mes largo, y lógicamente después de una
tocata de fondo, partimos otra vez. Ahora la familia animal de
la caravana tenia un elefante magnifico de compañero de
aventuras que con su trompeta le gustaba anunciar la presencia
de cualquier visitante. Comía maní todo el día y paja. 16
camellos árabes un par de caballos y muchos perros y gatos de
diferentes colores que venían con el par de familias de gitanos
encargadas de físicamente manejar en las rutas a la caravana.
Un par de perros siempre acompañaba a Ieshua a todos lados.
Había un mono incansable que jugaba o molestaba a un loro
parlanchin. Bueno aprovecho la oportunidad para mencionarles de
un panal de abejas que viajaba en uno de los vagones gitanos
más una ventena de colibríes que sobrevolaba todo el tiempo al
grupo lemuriano. Las chicas mantenían agua con miel para ellos
en un bandeja artesanal donde ellos muy activamente todo el día
revoloteaban al rededor junto con las abejas. Los colibrís casi
siempre viajaban entre los desiertos buscando flores
silvestres. Estos animalitos tenían entre ellos diferentes
tonalidades, pareciera que hubieran unas cuatro o cinco
familias de colibrís. Anidaban en una carreta lemuriana.

La idea era dirigirnos hasta Damasco, sin embargo haríamos


estación en varios lugares. Pero ahora no solamente el grupo de
malabaristas eran parte de nuestra familia. Un hombre solitario
muy alto e imponente con sandalias empolvadas y un manto
violeta con una especie de sombrero demasiado extraño en su
cabeza que dejaba ver una cabeza rapada. Venía desde Babilonia,
dijo ayer cuando se nos unió, que venia a encontrarse con el
cuerpo resucitado del nazareno. Hablaba con Jesús mucho tiempo
a solas y en compañía del nómada líder del grupo de los
músicos. Mas adelante nos dimos cuenta que el nuevo visitante y
nuevo miembro de la familia era un Melquisedek. Ahora teníamos
tres lideres espirituales. El Melquisedek traía un par de
halcones que usaba para que le monitorearan los caminos, él
literalmente hablaba el lenguaje de los halcones. Los
Melquisedek eran escogidos para funcionar en urgencias y en
niveles divergentes del universo, aun en el nivel físico de la
manifestación de la personalidad. El nombre del tipo nuevo, que
era muy interesante, es Maquiventa Melquisedek. Este nuevo
personaje me cayó muy bien, uno de los atractivos de la
conexión con Maquiventa, es que hablaba sumerio que era una de
las lenguas que recordaba de mis días en Ur. Él llevaba siempre
en el pecho un emblema de tres círculos concentricos. Al poder
hablar caldeo, me contaba secretos del universo y muchas
historias de sus tiempos anteriores cuando vivió en Salem como
sacerdote. Me explicaba que cuando se ofreció por primera vez
de voluntario entre todos los del linaje Melquisedek, su misión
escogida había sido la de encargarse de asuntos de urgencia
planetaria. Nunca encarnaba desde bebe en Urantia, solamente se
materializaba con la forma que tenia ahora. Los Melquisedek
nunca se casaban ni dejaban vástagos sobre la Tierra. Su cuerpo
físico aunque se parecía al de varón humano, era en realidad
del orden de aquellos cuerpos especialmente construidos
utilizados por los cien miembros materializados del séquito del
Príncipe Caligastia, excepto que no llevaba el plasma de Vida
de raza humana alguna... Como había desaparecido del planeta el
Árbol de la Vida para conservar su eternidad, el cuerpo de
Maquiventa podría durar solamente lo de un cuerpo humano
escogido, no menos de cien años. El significado del emblema en
su pecho, me explicaba él, eran la Infinidad, la Eternidad y la
Universalidad. Muchas de sus explicaciones no es que fueran muy
claras para mi entendimiento de mercader de caravanas, que en
otras palabras fui solamente instruido por mi padre y sus
socios a aprender en como ser contrabandista y estafar a otras
gentes en beneficio propio... nada que ver.

Yo lo único que sabia bien en esta vida era negociar, que ahora
realmente no lo aplicaba para casi nada, puesto que me estaba
transformando en músico. Lo de mis otras vidas, como lo de
poeta filosófico en Ur y cineasta artista en el siglo XXI,
borondiaban dentro de mi, lo cual ayudaba para escribirle
letras a las canciones que hacíamos, aunque casi siempre se nos
olvidaba al otro día lo que habíamos cantado. Con frecuencia
solamente producíamos sonidos guturales que Sananda nos decía
eran el Lenguaje de la Luz, energía lingüística pura al
servicio de nuestras creaciones musicales. De todas formas como
tenia que contribuir con los hermanos cósmicos que me trajeron
con este cuerpo a Palestina, debía de pasar información al
escritor del siglo XXI para desarrollar todas las impresiones
de mi viaje con Sananda para la novela que él estaba
registrando. Aunque a mi también muchas veces me tocaba tomar
notas mientras estaba a lomo de camello sobre la tanta
información que me pasaba Jesús y de los secretos del universo
que me contaba Maquiventa. Ashtar poco hablaba.

Aquí en los desiertos por donde deambulábamos a paso lento en


la jornada hasta la India, se podía esperar que pasara
cualquier cosa sorprendente como que apareciera otro maestro
universal y nos platicara, o media tribu de seres de otro
planeta, pero nunca me imagine que se me apareciera un niño con
apariencia cavernicola ejecutando de forma repetitiva la misma
pregunta hasta que alguien se la respondiera. Esa tarde, antes
de la cena, en una de mis practicas con el nuevo instrumento
musical, me encontraba apartado y al mismo tiempo meditabundo,
como razonando la vida y digiriendo tanto aprendizaje que uno
capta estando alrededor de mencionados personajes.

El niño tenia el rostro limpio como recién lavado, aunque sus


ropas húmedas mostraban que venía de una época primitiva. Su
cabellera era una confusión de enredos pero le quedaba muy bien
cuando lo veía uno sonreír. De su corazón destellaba una luz.

- hola señor, me dijo por primera vez


- hola niño, que bien hueles
- si, es que me acabo de bañar, tu otro yo que vive en el
siglo XXI, me mostró como bañarme... yo no sabia que era
bañarse.
- ah, mi otro yo, muy típico de él me imagino, ahora que ando
todo fragmentadito como fractal ambulante...
- como señor?
- no, nada niño, pensando en voz alta, que te trae por aquí?
- es que quisiera que me mostrara a ver si en este desierto
hay un sacerdote de alto calibre porque tengo muchas preguntas
que él tal vez me podría responder. Su yo del siglo XXI sabe
muy poco.
- pues niño, has llegado al sitio perfecto. En el momento
tengo tres sacerdotes que te puedo presentar, a ver cual es el
de tu agrado, o cual puede responder tus tantas peculiaridades.
- a si? Y quienes son señor?
- pues uno es el gran Jesús de Galilea, el otro es Maquiventa
sacerdote de Salem y el ultimo que viaja con nosotros es un
comandante que viene desde la quinta dimensión, se llama
Ashtar.
- guau señor, no se que decir a tan inesperado grupo de
celebridades que hacen de comité de bienvenida para mi visita,
así no tendré que volver a ver la cara de serio que tiene el
motociclista ese del siglo XXI...
- un momento niño, no se burle, acuérdese que ese tipo soy yo
también encarnando una de mis tantas personalidades, esta bien?
- como usted diga capitán, ahora... podríamos conocer a los
grandes maestros de su caravana?
- claro niño, vamos se los presento...
Y recogiendo el buzuki nos dirigimos rápidamente a la carpa
donde se encontraba Sananda en compañía de María Magdalena.

- Ieshua, Ieshua, te buscan -grité emocionado antes de entrar

Salio Jesús/Sananda de su carpa sonriendo con el mono en su


hombro y dice, como así que me buscan, quien es esa persona tan
especial que sabe que ando por estos lados?

- soy yo, me dicen Uruki, vivo con mi mamá y mis hermanitos


en una cueva lejana en otros tiempos, señor
- hola Uruki, soy Ieshua, ven sentémonos en la tienda y me
cuentas tu historia.

Entramos y nos sentamos junto a Sananda y María Magdalena. Un


gato blanco dormía sobre un almoadon rojo. Dos perros galgos
jugaban en la entrada, que se detuvieron al vernos venir y que
ahora volvían al juego. Jesús nos paso un poco de agua fresca
mientras el mono jugaba con Uruki, y procedimos a acomodarnos
sobre unos cojines que estaban sobre la gruesa alfombra persa
que le había regalado a Jesús. Mientras conversaban, aproveché
y practiqué un tono musical de fondo de una tonada recién
inventada con el buzuki, María Magdalena acompañaba gozosa con
un derbake antiguo muy añejo por tanto manoseo.

- vengo del tiempo de las cavernas señor, soy como me dicen


estos muchachos, un niño cavernicola y tengo muchas preguntas
que son de vida y muerte para nosotros. El mono reía.
- si? -dijo Jesús
- mire usted señor, allá en mi tierra hay muchos animales
gigantes que se comen a la gente, uno muy grande casi se comió
a mi papa aunque ya dio fin a media tribu mientras trataban de
darle caza. Sucede que solamente sabemos comer carne, es todo
lo que nos han enseñado por tradición. Usted ve que mis dientes
están bien afilados para arrancar las carnes de los animales
que mi tribu casa -mostraba el niño sus dientes sucios y
afilados con alguna roca, mi pregunta se divide en varias, si
ustedes son los descendientes de nosotros, como hacemos para
poder avanzar a otro nivel donde nuestras vidas no corran tanto
peligro, y la otra pregunta es, ustedes aquí todavía comen
animales?... el mono comenzó a hacer unos ruidos
espeluznantes...

Jesús sorprendido por la capacidad intelectual del niño, le


pregunto que donde había aprendido a hablar, que en su época
nadie pronunciaba palabra, el niño le respondió que los Seres
de Luz de dentro de Telos le habían enseñado hace tiempo.

- bueno niño cavernicola, lo mejor que podemos hacer, es ir


contigo con algunos de mis amigos a visitar tu terruño y ver
que podemos hacer entre todos, porque la situación suena muy
critica. En lo referente a la alimentación, practicamos lo que
nos enseñaron los Esenios hace tiempo y así podemos mantener
una dieta balanceada con cuerpos llenos de energía viva. No
comemos carne por respeto con nuestros amigos animales, vamos?

Salieron cogidos de las manos dando salticos, mientras el mono


desde el hombro de Jesús trataba de alcanzar uno de los enredos
de pelo del niño cavernicola. Llegaron donde Maquiventa
compartía con el jefe de los nómadas, antes de llegar, Jesús le
colocó una mano sobre el pecho a Uruki y sonriendo dijo: tienes
el corazón brillando...

- amigos -les dijo Jesús al acercarse a ellos, este es Uruki,


viene de cavernicolandia, parece que necesitan ayuda por allá,
los dinosaurios se están desayunando a los hombres de su tribu.
Necesito de su compañía y tal vez de otros chicos mas del grupo
de los músicos, y también me gustaría llamar a Ruth que ha sido
siempre mi consuelo y a Rebeca para que nos acompañen, chico
griego, podría llamarlos por favor?

Así fue como una comitiva de nueve personas nos tele


transportamos con las instrucciones que nos dieron nuestros
guiás a un diferente Ahora entre la linea del Tiempo. El niño
cavernicola era nuestro guiá. Aterrizamos, por así decirlo, en
una llanura sin arboles. Al frente, como hacia donde nace el
sol, habían unas grutas. El sol estaba sobre nuestras cabezas.
El aroma del lugar era fresco y la temperatura sostenible sin
caer en demasiado sofoco. Caminamos detrás del niño cavernicola
hasta la entrada de la cavidad. Al frente de la cueva había una
cantidad impresionante de huesos y piedras de todos los tamaños
por ahí esparcidos. El niño cavernicola corrió y se metió
dentro de la cueva mas grande haciendo una serie de ruidos con
su boca que parecían mas como a maullidos de animales. Nosotros
esperamos en las afueras.

Mientras los maestros descansaban a la distancia sentados sobre


unas rocas grandes hablando en lenguas desconocidas, los
músicos aquí tocaban algo apacible y las mujeres se acercaban a
unos animales pequeños como tigres que salían de la cueva a
saludar. Luego se asomó una señora con un niño en brazos que
parecía un mono con el rostro tiznado de hollín y las manos
sucias de tierra, ella solamente miraba aterrada. Detrás de la
señora cavernicola siete niños de diferentes edades se
escondían detrás de su cuerpo desnudo. Los niños tampoco
llevaban ropa alguna. Las mujeres y los músicos fueron los
primeros en acercarse a ellos y amigablemente los tomaron de
las manos y les sonreían. Quebrando el hielo y los miedos de la
sorpresa, los niños jugaban alrededor de la música que
escuchaban produciendo unos ruidos que rimaban con la melodía.
Las chicas hacían señas a los niños para que las siguieran y
los llevaron a un rio que vieron antes, los tigres pequeños
iban detrás. Me imagino que la idea fue bañarlos. Se quedó la
madre sola de Uruki con su hijo mirándome a la cara. Como no
había nadie mas a mi rededor, les dije un poco inseguro:

- hola Uruki y mamá de Uruki, vengan siganme les llevo donde


los sacerdotes para que conversen. Es todo lo que dije por
culpa del jodido silencio que a veces me aparta.
- mi mamá le dicen Fonta y a mi papa le llaman Andón...

Cuando llegamos, la señora, muy tímida apenas sonreía. Jesús


acercándose a ella la abrazó y besó su mejilla... empezó
conversando con ella en su propia jerga de sonidos para
tranquilizarla. Esta es una traducción posterior:

- madre, tu hijo Uruki nos ha traído hasta tu hogar para que


le ayudásemos con los animales que se están comiendo la tribu.
- si señor, están comiendo a muchos de otras familias
cerca... tememos que venga animales y coman esposo, esta en
cacería con hijos mayores. Tenemos diecinueve hijos. Se han
comido a casi todas las otras familias, casi siempre a los
hombres que son que cazando los animales que usamos a comer...
necesitamos amor... mucho temor que animales comer esposo e
hijos cazadores.

- que lindo que intuyas el Amor madre, estoy impresionado, yo


y mis amigos aquí presentes, vamos a hacer ciertas cositas en
los rededores para que estén protegidos de los animales
salvajes, mientras tanto, puedes ir a acompañar a las otras
personas al rio para que te ayuden con tu apariencia. Luego nos
veremos mas tarde para que cenemos todos juntos. La madre de
Uruki no había entendido todo, pero el niño cavernicola le iba
traduciendo cuando veía que ella no captaba. Uruki llevó a su
madre al rio mientras explicaba lo que significaba baño.

Los tres maestros se miraron los unos a los otros como


diciendo, uhm, tenemos trabajo que hacer. Sonriendo se
deleitaron, y llamando a unos cuantos ángeles, ordenaron que se
quedaran junto a la tribu y que los protegieran de cualquier
calamidad. Ademas que les enseñaran la agricultura y el uso de
herramientas básicas. Los ángeles se pusieron a trabajar
inmediatamente sobre la pradera surcando y labrando la tierra
de forma extremadamente veloz, tan rápido, que en menos de
media hora teníamos al frente todo un arado y la huerta listos
y llenos de plantas que daban frutos, verduras y granos.

Un arco iris sellaba el pacto de amor que se estaba creando. Yo


seguía a los maestros mientras caminaban por los lugares
aledaños. Subimos a lo mas alto del cúmulo de rocas
desordenadas que parecían como si hubieran caído del cielo por
los montículos de tierra empujados por la roca al caer. Desde
lo alto podíamos ver toda la extensión del territorio. Parecían
una tribu de humanos muy primitivos ubicados en el sur del
continente de lo que en ese tiempo podría ser Eurasia.

Jesús aprovecho la oportunidad para contarnos en líneas


generales la historia de Andón y Fonta así: hace
aproximadamente unos 991.581 años contando desde hoy, que el
planeta Urantia se reconoció formalmente como planeta de
habitación humana en el universo de Nebadon. La evolución
biológica nuevamente había conseguido los niveles humanos de
dignidad volitiva; el hombre había llegado al planeta numero
606 del sector de Satania. Los papás del niño cavernicola
fueron la pareja mas extraordinaria de seres humanos que jamas
hubiera vivido en la faz de la tierra. Padres del genero
humano, superior a gran parte de sus descendientes inmediatos y
radicalmente distinta de todos sus antepasados. La
determinación de Andón y Fonta de huir de la tribu de los
primates a los once años de edad implica una calidad de mente
muy por encima de la inteligencia inferior que caracteriza a
tantos descendientes posteriores, los cuales se rebajaban a
aparearse con primos retrasados de las tribus simias. Se daban
cuenta que eran algo más que animales debido a la dotación de
personalidad que fue aumentada por la presencia de su fuero
interno por los Ajustadores de Pensamiento.

Los chicos que eran hermanitos gemelos, muy jovencitos


decidieron huir de la tribu que les creaba mucha
intranquilidad, temores infundados por familiares hostiles y
envidiosos de por sí, así en una noche de estrellas decidieron
partir los gemelos hacia el norte, abandonando también el
hábitat y la costumbre de vivir en los arboles, se habían hecho
cubiertas de pieles para el frio otoñal que caía sobre sus
espaldas. En su obligación de buscar calor, lograron discernir
los primeros esfuerzos por hacer fuego con el choque de las
rocas. Fue Fonta quien por accidente trajo un nido seco y junto
a la chispa producida por Andón se produjo fuego. Ese atardecer
frio en las montañas, fue la primera vez sobre la tierra que
los padres de la humanidad iniciaron la primera búsqueda de
leña. Es maravillosa la historia de estos inicios de la
evolución humana, nos dice Sananda a todos mientras conmovidos
y embobados escuchábamos su cuento... Ya los primates
anteriores de ellos habían aprendido a utilizar fuego que los
rayos encendían, pero solo Andón y Fonta lograron iniciar un
fuego a voluntad... Luego de dos años después de la noche que
decidieron huir de su tribu, nació su primer hijo Sontad dentro
de una cueva. Primera criatura humana que fuera cubierta con
mantas al nacer. La raza humana comenzaba así. En realidad los
nombres de los padres de Uruki entre ellos era de Sonta-an y
Sonta-en que significa “amado por la madre” y “amado por el
padre”, ellos mismos se pusieron esos nombres significativos al
afecto y estimación que se tenían. Solo en los registros
cósmicos es que aparecen de la otra forma.

No muy lejos un grupo de tirano-saurios nomadiaba la región


buscando presas. Los ángeles se acercaron a los gigantescos
animales y les ordenaron algo en sus oídos y se alejaron
inmediatamente. Luego los ángeles procedieron a plantar muchos
arboles frutales y de nueces a muchos kilómetros de distancia
alrededor de las cuevas de la mamá de Uruki.

Los maestros no hacían nada. Solo miraban todo con los ojos
cerrados y su corazón abierto. Esa expresión de ver a través
del interior ya se la había visto muchas veces a Sananda en el
desierto. El había explicado que era una forma de ver con el
corazón el mismo lugar pero en una dimensión donde podían
alterar las realidades. Los tres maestros sentados sonreían.
Una luz que brillaba fuertemente desde sus interiores, se
desdoblaba y se desparramaba por todo el entorno. Al cabo de
las horas. Ya en el atardecer, volvimos a la cueva que esta vez
presentaba una entrada limpia y ordenada, primera vez en la
historia de ellos probablemente que un suelo estaba limpio y
las pesadas piedras ordenadas como lugares para sentarse en
familia. A los rededores de su hogar altos arboles protegían
las cavernas.

Dentro de la cueva, los ángeles habían también limpiado todo y


la mesa estaba servida. No muy lejos las mujeres y los músicos
volvían con los niños y la mamá bien acicalados y vestidos con
hojas. Nos sentamos alrededor de una fogata junto con los
ángeles que eran tres. Todos tragamos en abundancia y
adecuadamente grandes cantidades de alimentos que los
querubines habían preparado a base de frutas y nueces.

Luego de la cena, Sananda pidió que nos retiráramos. Después de


una despedida bastante efusiva con los niños nos alejamos hacia
el rio, no sin antes Jesús dejarle en su propio lenguaje unas
frases de apoyo y consuelo a la mama de Uruki. Solamente el
Melquisedek se quedó en la pre-historia. Mostraba que tenía
trabajo de urgencias que realizar. Que debía de revelar algunas
cosas a los primeros humanoides que actuaban como animalitos
sin guia ni moral para que se estableciera una cultura mas
avanzada. Así nos devolvimos a nuestra caravana muy contentos
por el trabajo conseguido.
Cerca de donde llegamos se daba inicio a una trifulca, se
peleaban unos hombres de otras caravanas que estaban
descansando cerca del oasis. Los maestros se fueron a sus
carpas y me quede solamente con dos de las chicas lemurianas.
Les pregunte si me querían acompañar a ver que pasaba,
sonrieron y fuimos a atisbar.

Un hombre gigante con la cabeza rapada y un protector de cuero


en su pecho donde se veía dibujado un dragón azul, con el
rostro lleno de tierra y los brazos desnudos, le gritaba
palabras en un idioma desconocido a otro gigante que llevaba un
casco vikingo empotrado sobre trenzas rubias mal cuidadas que
asomaban de debajo del yelmo. Llevaba una pulsera gigante en
uno de brazos, era de plata. También gritaba en la misma jerga
al primer tipo. Alrededor una tribu de hombres vikingos
murmuraba o gritaba frases. Estaban vestidos de guerra. Sus
caballos reposaban cerca de una toldas de piel de oso que
cuidaba un niño.

No se veían mujeres entre ellos. El mas joven podría tener unos


15 años, aunque era difícil decir, pues sus rostros estaban
curtidos de polvo y marcas de guerra. Tenían armamento pesado
de campaña arrumado en un montículo cerca a los caballos.

Cuando estuvimos cerca, me di cuenta que ningún intruso fuera


de ellos estaba alrededor de la pelea. Parece que las gentes de
las otras caravanas le sacaban el cuerpo a estos hombres que
eran como unos 40 al sentir sus vibras burlonas y agresivas. A
las dos chicas lemurianas que venían con migo les vi que no
sentían miedo alguno. Yo si iba un poco intimidado por el
volumen de agresividad y los gritos, ademas de que no entendía
ni mu de lo que hablaban, pero con el valor y coraje que me
caracterizan en querer siempre arreglar conflictos, que
prácticamente había sido un estandarte en el transcurso de los
años de educación de mi corta vida. Me aventé poderoso hacia
los hombres y en griego antiguo les grite muy duro a los
combatientes:

- paren ya, dejen esa estúpida pelea ya mismo... todos los


hombres fueron haciendo un circulo a nuestro rededor, mientras
yo me iba empequeñeciendo, las dos osadas lemurianas habían
caminado junto a mi hasta el circulo de pelea y se les notaba
una expresión de combate. Cuando nos rodearon completamente, me
sentí del tamaño de un guineo costeño. Se me cruzaron millones
de pensamientos que regañaban mi intrepidez o insensatez...
pero mi Yo Superior me recordó inmediatamente quien era,
diciendo que debería de apuntar la luz hacia afuera, que era un
emisario con antorcha, un dios, y todo ese blablabla.

Me tranquilice y fui recuperando lentamente el poder. Mientras


tanto en cámara lenta se acercaba el gigante de dos metros que
había estado alegando con el otro tipo y me dijo gruñendo en
griego antiguo bien hablado...
- quien eres enano para meterte en nuestros asuntos... ni
sabes nada de que estábamos hablando. Me quede unos segundos
mudo mirando sus ojos penetrantes de un azul de mar profundo.
En el fondo de su mirar descubrir bondad. Cuando la encontré,
me dirigí a él inmediatamente.
- veo en tus ojos bondad buen hombre, muy dentro de ti. La
cubierta que te cubre esta sucia de tanto ruido...
- como?, gritó el guerrero, no entiendo nada. Y se puso a
mirar a las atractivas lemurianas, y volteándose hacia sus
amigos, dijo algo que todos los hombres celebraron con grandes
carcajadas. Voltee a mirar a mis amigas, pero estaban plantadas
sobre sus pies firmemente en pose de pelea. Ellas habían
entendido muy bien la lengua vikinga, parecía que yo era el
único que no se enteraba de nada. Hasta que una de ellas dio un
paso al frente seguida de su hermana... y gritando con fuerza
dijo...
- que cotorrea hombre tosco?, hablando en su lengua, no sabe
nada de nosotros y no nos gusta nada que nos considere carne
para comer y desechar después, me escucha grandullón?... hubo
un silencio sepulcral al rededor de nosotros. Los hombres
miraban al gigante al frente, parecía su jefe. El también se
hallaba un poco confundido, nada acostumbrado a que una mujer
extraña le gritara y dijera semejantes cosas que nunca antes le
habían dicho a ninguno de ellos y menos en su propia lengua. Se
volvió a sus hombres y al verlos también confundidos como
esperando su reacción... levanto lentamente los brazos...

Mientras tanto enseguida de todo eso, yo estaba perdido sin


enterarme de nada y ni a quien preguntar. Pero también me
sentía un poco suelto al no cargar mas tensión en los hombros,
pero...
- quien eres mujer, identificate para saber con quien hablo,
eres hija de los dioses o que? Para que te atrevas a hablarme
de ese modo, soy hijo de Thor descendiente directo de dioses
- pues pareces un cerdo que no sabe nada de modales y menos
cuando peleabas o alegabas con tu otro hombre de tribu por un
pedazo de carne de cerdo, es eso un hijo de Thor?. No sabes
nada mas que matar como bruto... eso es todo lo que me puedes
enseñar? A matar y comer cerdo?
- pues, pues señora... no me dijo quien era. El tipo vikingo
estaba un poco confundido y ahora hablaba mas lento, pensaba
que era una hija de los dioses o un ángel.
- somos hijas de Lemuria, respondió la otra lemuriana, la
amable reina del mar Pacifico, habitantes del infinito y fieles
al dios de todos los dioses, al padre de todo lo creado, al
dios de tu dios Odin. Padre de los descendientes de Thor. No le
tememos a nada ni a nadie, porque el poder de la Luz esta con
nosotras. Mi amigo aquí, el griego, también es un hermano
nuestro. Favor presente sus respetos, es alumno amado de Jesús
de los desiertos viajero del tiempo y sobre todas potestades es
señor por mandato del Cielo de la Compañía del Cielo. Los
vikingos se quedaron mudos y cambiaron sus actitudes para con
los visitantes. Conservaban ellos en su cultura una gran
admiración por los dioses e inmediatamente sintieron que los
visitantes eran nada mas ni nada menos que dioses menores
enviados por el Jesús del que tanto habían escuchado decir que
había roto el cielo de Palestina cuando murió en la cruz
asesinado por los hebreos religiosos.
- mis respetos, dijo en griego dirigiéndose a mi aunque yo no
entendí un pito de lo que habían hablado, pude discernir un
poco al escuchar nombres, aunque en apariencias las chicas
habían manejado mucho mejor la situación.
- esta bien buen varón... te lo dije antes, dentro de ti hay
un buen hombre... el hombre soltó una carcajada inmensa al
cielo y sintió alivio, satisfecho de lo que estaba sucediendo.
He invito a los tres forasteros a las carpas para pasar una
velada juntos. El chico griego y las hermanas lemurianas se
sintieron felices al ser anfitriones donde los guerreros.
Afuera se prendió una fogata inmensa en medio del día, se
organizaron las mesas,, los cubiertos que prácticamente eran
cuchillos gigantes iban clavados en ellas y se sirvió oromiel y
carne ahumada para todos. Bebieron y comieron y compartieron
palabras de contento. Al cabo de las horas, la hermana mayor
lemuriana, se levanto del piso y con una venia, se disculpó y
dijo que nos teníamos que retirar para encontrarnos con nuestro
maestro. Los vikingos estuvieron de acuerdo y se pararon como
para despedirnos.

Ya afuera de la carpa y de improviso, como cayendo del cielo,


aparecieron el Jinete de Dragón Kfjørg con su novia Xäälä
montados en su inmenso dragón, volaban alrededor del grupo.
Todos los vikingos se confundieron pensando que iban a ser
atacados. El jefe de la tribu me miro y en griego le grite que
eran amigos. El inmediatamente tranquilizó a sus hombres.

Bajaron Kfjørg con su novia Xäälä en medio del tumulto. El


viento del desierto se había arremolinado y mucha arena subía y
caía al mismo tiempo. El sol palpitaba sin dar clemencia. Yo
tenia la bufanda árabe rodeando mi rostro y vestía una túnica
beduina de las que habíamos negociado al nómada en Capernaum
que se levantaba con el viento.

- hola a todos, gritaron en idioma vikingo Kfjørg y su novia


Xäälä al mismo tiempo. Luego se acerco Kfjørg y me tocó en el
pecho. Inmediatamente sentí un corrientazo y pude comprender el
noruego antiguo que hablaban los escandinavos nómadas. Saludos
hermano me dijo en arameo. Jesús/Sananda/Micael nos enviá. Tu
tranquilo, con este show podemos convertir a estos salvajes
para que lleven la luz hasta el norte de la India que es donde
van, antes de que comiencen a hacer estragos con sus armas de
guerra. ¿Que te parece?
- genial hermano, va para esas. Inmediatamente, Kfjørg se
acercó al jefe de la tribu y le dijo con voz suave que el venia
desde el Olimpo para enseñarle la nueva arma de conquista...
- cual es esa arma, dijo el jefe vikingo con voz de trueno
- es una luz poderosa que alumbra desde el centro del pecho
- como?
- vamos chicos, sentémonos todos juntos en la sombra que esta
haciendo un calor bestial. Pronto esas palmeras se comenzaran a
incendiar sin piedad. Pasaron todos los hombres y nosotros y
nos sentamos dentro de la inmensa tienda principal. Sirvieron
más oromiel para beber y Kfjørg comenzó a hablar.
- en el Olimpo dicen que ustedes son los hijos de Odin. Que
para conquistar las tribus extrañas en el camino deben
llevarles mensajes de luz que alumbran caminos...

Se percato Kfjørg que no entendían nada, y continuó. Thor lleva


en su pecho el escudo de luz de los dragones azules. Ese
emblema deben ustedes portar y ser un ejemplo. Es una orden del
dios vikingo.
- como se hace, grito un joven bárbaro, todos miraban
- gracias joven por la ayuda, primero debemos saber que todos
somos Uno, todos estamos conectados con los animales, los
arboles, los ríos, el mar, las rocas, los buques de guerra, los
dragones, las espadas y los escudos. Somos Uno conectados por
la energía que alimenta, es fluida como la oromiel. Entra
dentro de nuestros corazones, situándose en el pecho, e ilumina
fuertemente. Esa luz después de beberla, se debe llevar a todos
lados para que alumbre. Nunca se apaga, la prenden los dioses
del Olimpo. Solo se debe continuar caminando viajando hablando
con toda la gente, y se platica de eso... eso se llama Amor,
amor cósmico hermanos vikingos. Se debe difundir tan lejos como
se pueda. Es nuestra mejor arma... Y gritos de guerra salieron
de los pechos de los guerreros. Todos en jubilo levantaban las
copas de oromiel y brindaban por su jefe hijo de Thor y por los
dioses que les instruían en ese momento. El jefe grito
fuertemente hacia el cielo. Y en medio de esa algarabía,
aprovechamos nosotros tres y nos escabullimos. Al mismo tiempo,
vimos como Kfjørg y su amiga, habían tomado vuelo sobre los
cielos. Los noruegos no nos vieron partir. Estaban todos
borrachos de tanta oromiel y de tanta información que les había
caído del cielo. Se quedaron profundamente dormidos hasta el
otro día... Soñaron con Odin...
X

En TELOS

sin año

Un hombre y una mujer aparecieron un día cualquiera junto a un


lago inmenso en la ciudad de Telos debajo del monte Shasta,
Tierra Hueca. La ciudad pertenecía a la Red de Agarta que son
una red de ciudades guiadas por la ciudad de Shambala la menor,
puesto que su hermana Shambala la mayor se encuentra
etéricamente en el desierto de Gobi, que significa desierto en
lenguaje mongoli.
Ciudad descomunal con edificaciones como castillos de Hadas que
se elevaban muchísimo sobre un cielo brillante. Asemejaban
edificaciones construidas en cristal cortado y adornadas con
piedras de todos los colores. Alrededor de las construcciones y
en casi toda la ciudadela, unas hadas muy diminutas jugaban
entre ellas volando de aquí a allá tirándose un polvito mágico
como diminutas partículas de estrellitas. De entre la ciudad
tres personas altas y delgadas se acercaron a la pareja.
Vestían de blanco y tenían la cabellera blanca muy larga. Uno
era varón y dos mujeres. Sus ojos color azul cielo pareciera
que alumbraran hacia adelante. Varias haditas observaban, ya
estando cerca de la pareja hablaron así:

- hola amigos de la superficie, mi nombre es Sharula Dux, los


saludamos
- hola dijo el piloto
- somos hermanos de ustedes que moramos debajo de la
superficie de la Tierra
- es muy bonito acá, dijo la indígena amiga del piloto
extendiendo su mano como alcanzando a una de las hadas
- están ustedes invitados para que se acerquen a conocer
nuestra ciudad. Somos muy pacíficos y nuestra esencia humana
aun esta presente. Somos descendientes de antiguas tribus que
antes vivían en la superficie en el reino de Mu hace unos
12.000 años. Siganos por favor...

Los chicos siguieron de cerca al comité de bienvenida. Iban


cogidos de la mano. Se sentían bien por estar juntos y se
apretaban las manos como recordándose el haberse conocido.
Al llegar a la edificación mas cercana, que era un castillo
enorme con varias torres igual a los castillos de la Tierra,
como si fueran reyes los que lo habitaran entraron a un salón.

- por aquí amigos

De una habitación enorme salio una persona alta y delgada


también vistiendo de blanco y con cabellera del mismo color. Su
rostro era joven y agradable.

- hola visitantes, soy Adama líder espiritual de Telos, sean


bienvenidos, los estábamos esperando
- si?, pregunto la indígena guajira
- claro, Sananda ya nos había comentado sobre ustedes. Dice
que son pieza importante para la ascencion del planeta a la
quinta dimensión. Que vienen a re-potenciar sus cuerpos para
ser ajustados a las nuevas frecuencias del planeta.
- como así señor, dice el piloto...
- buenamente por alguna secuencia de alta vibración fueron
remitidos a Telos. Arriba en la superficie del planeta se están
desarrollando en este mismo momento eventos cruciales para la
transformación de Gaia a su nuevo cuerpo de 5D. El proceso,
final para ella, incluye la renovación de toda su superficie y
la disolución del Matrix. Los niños los animales los arboles y
las plantas serán transferidos a su cuerpo renovado
automáticamente. Lo mismo que muchos de sus habitantes que
esperaban y trabajaban para ayudar con la ascencion de todos.
Los muchos que no quieren formar parte del maravillosos evento
planetario y que no desean tener que ver nada con el asunto,
por miedo o rebeldía y haciendo uso de su derecho de libre
albedrío, serán trasladados a faces primitivas de tercera
dimensión y sin memorias, para que comiencen un nuevo episodio
de vida mas apropiada a su proceso de evolución.
- guau, dice la indígena Wayuu, eso suena como una película
- claro que es una película en vivo y en directo mi niña, la
pueden observar si desean desde nuestros monitores en los
salones de comunicación. Ustedes y muchos otros de la
superficie están llegando aquí a Telos a ser renovados y
sanados de sus cuerpos y mentes. Muchos otros de sus hermanos
similarmente serán atendidos en naves espaciales en los cuartos
de luz de la Federación Galáctica de Luz.

- yo si decía que todo esto se estaba cocinando desde hace


mucho tiempo, declaró el muchacho. De niño había tenido un
sueño donde estaba siendo acompañado por dos seres o ángeles
sin alas por entre un sendero que iba hacia debajo... nunca
supe si nos dirigíamos a Telos o entrabamos sencillamente en
unas cavernas. Me imaginaba viniendo al centro de la tierra a
visitar a alguien. Nunca supe el verdadero mensaje del sueño.
- estupendo. Si amiguitos, tenemos que sanarles el cuerpo y
la mente y acomodarlos mejor para que puedan volver al planeta
al debido tiempo. Deben ser trasladados a las cámaras...
- gracias muchas, dijo la Wayuu.
La pareja fue conducida a unas cámaras de sanación donde
permanecieron varias horas. Al cabo del tiempo. Los llevaron a
otra estancia donde los dejaron reposar y amoldarse al nuevo
ADN restaurado. Después de los chicos tomar una siesta, una
niña pequeña los saluda. Hola soy Tarna la terranea, soy su
guía en la preparación para el mejoramiento de la apariencia de
sus cuerpos. Enseguida podrán escoger cualquier fisonomía que
quieran para la apariencia del rostro y los colores, lo mismo
que el tamaño de sus cuerpos. Los condujo la niña a otro lugar
dentro del inmenso salón, donde habían unos gigantescos espejos
que reflejaban el cuerpo de forma diferente. Se paró cada uno
al frente a un espejo y con un control como un maus, iban
escogiendo sus nuevas anatomías. Quedaron parcialmente sin
defectos, ella tenia la cabellera de mil colores, un poco más
altos y mas fuertes. Al cabo del rato, ya estaba todo concluido
y se dirigían según las instrucciones dadas por la niña a una
universidad, donde serán instruidos en muchas materias actuales
no solo sobre la vida en el sistema solar y la vía Láctea, sino
también acerca de todos los universos vecinos. Aprendieron
muchas lenguas de diferentes culturas estelares, sobre
astronomía, ingeniería cósmica, servicio social, filosofía
cósmica, medicina dimensional, telequinecis, teletransportacion
y telepatía, como también historia y cosmología del universo
local. Cuando estuvieron listos. Inmediatamente fueron enviados
a la superficie con urgencia a un centro de acción en progreso.
Centro de acción en progreso, significaba estar metidos en la
boca del lobo, alrededor de millones de gentes que bramaban en
dolor y terror. La tierra temblaba y la corteza se levantaba en
cámara lenta limpiándose de toda construcción humana.
Paulatinamente el planeta quedó todo cubierto de tierra de
diferentes matices. Lemuria había surgido de dentro del mar lo
mismo que Atlantida. Todo sucedía en segundos y era visible al
ojo humano. Inmediatamente la tierra se cubrió de verde y toda
la naturaleza conocida de antes, bajaba y cubría el planeta.
Junto con ella, muchos niños, animales y plantas de todo tipo y
los arboles. Los mares ahora mas reducidos, estaban llenos de
cetáceos.
XI

Del AMOR que surge de los DESEOS

-hay deseos carnales y deseos espirituales-

cualquier mayo de cualquier año

Mayo era el mes del amor carnal en la India. Era el mes cuando
el calor intenso quema los arboles viejos y los arbustos secos.
El aire se reseca, se parte la Tierra y deja vivo en el hombre
solo aquello que es incombustible: el Amor. En ese mes los
huesos de los amados se reconocen entre ellos mismos cuando
están cerca. Los amados esperan todo un año, esperan por el mes
de mayo que es cuando el corazón arde desde adentro en su
máxima potencia. Así lo cantan en la India sobre las calles:
¡Oh, Vaquero Azul de las Constelaciones,
el corazón de las Copis esta maduro y
tu estas morado de pasión. Como las
uvas, como las uvas de nuestra isla lejana,
como el trono de la Sulamita en Ur...!

En mayo la amada va vestida del Kundalini de Plata. El amado


viste túnicas de oro. Y salen en las caravanas del viento a
viajar eternamente la Ruta de la Seda que va de Deli a Ur y
Constantinopla. Los músicos van detrás de todos los amantes. La
procesión es inevitable y los desiertos se regocijan por los
pies que les acarician el pellejo ardiente. El intercambio de
ardores es mutuo. El desierto es visitado por la Fuente de la
Vida Eterna que surge de dentro de la Tierra y se convierte en
amada de las aguas. De su vientre el desierto da a luz
innumerable hijos e hijas tan numerosos como las estrellas, que
alumbran todas las praderas de la superficie terráquea
cubriéndola de muchos matices en color verde. Las flores y los
frutos colorean de vez en cuando la armonía del paisaje. El
arco iris es el maestro de ceremonias.

Aunque la Belleza en la tercera dimensión nunca es perfecta,


por lo general la Belleza es la imperfección misma. Llena está
de su incompleto elemento, la Bondad. Su hija única: la Vida.

En Ur de Sumeria, junto al mar arabico, descansa el templo a la


Trimurti. Que es la tetramurti de cuatro cabezas. Ella espera y
observa mientras que desde Lemuria acude la Reina del Amor toda
engalanada por sus hijas, porque esta haciendo las paces con su
amado el Rey de Atlantida. La locación: los desiertos persas.
Las cuatro cabezas de la Trimurti indican las dimensiones. La
cuarta cabeza mirando hacia atrás a la cuarta dimensión, este
ultimo rostro era el hijo de la Reina de Saba, el hijo de la
muerte, porque en él mueren los que no desean el paso a la
quinta dimensión de Gaia. Cabeza de dios unido en la copa del
Árbol de la Vida, que todavía no ha bajado a sembrarse sobre la
Tierra. La Cabeza fue cercenada por dichas razones por las
cimitarras de los misioneros del vaticano, para que todos los
hijos del Amor Cósmico que nacieran se olvidaran de la
Ascencion. Pero el secreto permanece oculto y perdurante como
el aroma de las azucenas, todito pegado en abrazo eterno de
seducción a los cientos de labrados en el interior de las
cuevas de Isla Elefanta. Los otros tres rostros de la Trimurti
meditan hacia las tres dimensiones; dios padre dios madre dios
hijo. Esperan el retorno de la Reina de Saba por entre las
arenas de los desiertos, pero ella una vez vuelva, no se
quedara en las tres dimensiones... vendrá y partirá otra vez.
Es el desenlace del aprendizaje en las dimensiones del Amor.
Todo permanece entre el movimiento de expansión del universo
central y así los enamorados se aman, pero deben de partir cada
uno por su lado después de danzar y hurtar los néctares del
Amor. Hay que saber esperar! gritan las arenas de los desierto.

¡Ea, confortadme con flores aromáticas,


fortalecedme con perfumadas manzanas,
porque desfallezco de amor!
La reina de Lemuria visitaba al rey de Atlantida por enésima
vez. Esta vez habían decidido tener una tregua y volverse a
enamorar sin limites. Sin fronteras, sin odios, sin muertes,
sin destrucción, sin dolor, sin finitos. Querían amarse en su
aniversario sobre la ultima locación entre el doblaje de
escenarios. Porque posteriormente entre las eternidades
vivirían separados entre otras ocupaciones. Pero deben
comprometerse ahora y aprovechar la oportunidad.

Y aconteció que de un día a otro, la reina se desliza


despaciosamente sobre la playa del mar Persa e Índigo. Sobre
esa arena cobriza de arenillas de los mares de oriente,
descansan las largas piernas de Lemuria. Las húmedas espumas
del oleaje se encaramaban sobre la piel brillante de la reina.
Encima sobre su cabellera, las estrellas iluminaban sus gajos
de pelo de diferente coloridos y se formaban remolinos de
galaxias dentro de su melena que abundante parecía un bosque de
cedros. El rey deseoso y absorbido por su gracia cautivante que
alimentaba sus deseos, trepa suavemente las curvas del cuerpo
dorado de la reina de los cielos nocturnos. Llega como
alpinista hasta los picos mas altos de su pecho. Pechos
pequeños de reina virgen que acumulan el candor y el calor de
la vulnerabilidad de la belleza creada sobre los principios de
la inmensidad del Espíritu Maternal Infinito. Sobre ellos se
fue encaramando el rey hasta abarcar con sus largos y fuertes
brazos, todo el cuerpo que exhalaba perfumes de muchos arboles
de sándalo que el bosque permitía se arrimaran. Se aleló tanto
en el mar de las caricias que subían de entre sus instintos en
las curvas inmensas del amor, que cuando se dio cuenta se había
penetrado entero dentro de ella, mientras que ella lo abrazaba
con sus manos y sus pies, apoderándose de las delicias de poder
acariciar su alma infinita.

Sus almas danzan ahora entrelazadas mas allá de las fronteras


de todos los kundalinis juntos. Los siete arco iris acompañan
el ritual de amor de los reyes de la Tierra. Son los amantes
del Planeta Azul que están derramados entre el alma de Gaia al
mismo tiempo. El amor boga por entre cada gota de mar que se va
a remojar como nube viajera las montañas y valles de la
superficie. El pacto estaba hecho. Se habían perdonado las
asperezas entre Lemuria y Atlantida. Se había reconciliado el
amor de los deseos carnales y cósmicos. Ahora Gaia podía
ascender a su ultima morada tranquila. Todo estaba en completa
calma. Era su mágico Secuestro de Amor...

De vuelta a los humanos, había entre las carpas de la caravana


que iba a Kashimir, varias almas que buscaban un encuentro de
amor con su ser amado. Estaba Jesús y María Magdalena, el chico
griego y Rebeca, Ruth y David que recién habían celebrado sus
nupcias. También estaba en otro plano de siglo XXI, la indígena
Wayuu y el piloto. Y mucho mas distantes, Andón y Fonta.

Miremos a ver; Jesús y María Magdalena llevaban una relación


diferente. Eran los soberanos de la galaxia y su relación se
remonta a millones de años luz atrás, desde los comienzos del
todo, mucho antes de que se planeara la arquitectura de la vía
Láctea. Su historia de Amor Cósmico se había comenzado a
escribir mucho antes de este Ahora terráqueo. Sus lineas del
tiempo no estaban incluidas en las lineas del tiempo
dimensional de la vía Láctea. Los registros privados en la
oficina central en Uversa, no especifican nada sobre su
historia de amor. Nos tocó ir a preguntarle a los Ancianos de
los Días en Uversa, para que nos relataran sobre su amorío.
Ellos sabían muy poco, pero nos enrutaron a la isla del Paraíso
en Havona, a que preguntáramos por los registros de Amor
cósmico de los Hijos del Paraíso. Así fue que nos trasladamos
hasta Havona y en la oficina de registros de Amor, pudimos leer
y ver la maravillosa historia de amor mágico de nuestro
creador. Pero todo era muy superficial, nada poético.

Como somos muy románticos, y nos gusta la poesía, fuimos hasta


la jurisdicción paradisíaca del Hijo Eterno y nos lo
encontramos departiendo con la primera emoción visible del
Creador. Aunque no necesariamente nunca ha existido un primer
pensamiento en el Padre, es lo mas cercano que podemos ver en
el orden de lo creado que sea visible a nuestros ojos
multidimensionales. Le preguntamos por la procedencia de los
Hijos del Paraíso Creadores del orden de los Micael. En su
mirada se podía ver que sentía ese inmenso Amor que nació
cuando el Padre lo creó. Luego en unión infinita de ternura con
su Padre. Diseñaron sus queridos hijos Micael... En sus propias
palabras:

Soy el Hijo Eterno primer concepto personal de expresión


absoluta del Creador. Verbo Viviente. Envuelvo la presencia
personal del Padre Eterno. El Padre/Madre nunca funciona
personalmente como creador, lo hacemos en coordinación amorosa
con nuestros hijos creadores. Nuestros Hijos Paradisíacos
personalizados, entre ellos los Micaeles, que cuando están
listos salen del Paraíso a fundar sus propios universos... pero
si quieren conocer mas sobre la relación amorosa entre nuestro
hijo el Micael de Nebadon y su llama gemela, tienen que visitar
al Espíritu Maternal Infinito. Ella conoce todas las historias
sobre el amor y las relaciones románticas sobre todas las
parejas. Así fue que nos encontramos otra vez viajando, por
entre millones y trillones de universos y dimensiones para
llegar a la casa del Espíritu Maternal. Al fin en su hogar, nos
invitó a sentarnos y nos ofreció te de hierbas medicinales.

Sentados sobre los confortables sofás, tomamos nuestro te de


hierbas, yo y mis otros dos socios de crónica. La Madre no
necesitó ir a releer los registros sobre nuestra pregunta, se
sabia de memoria la historia de amor entre Micael de Nebadon y
Lady Nada. Esta es la historia:

Todo comenzó entre los orígenes amorosos de los pensamientos


del Padre con el Hijo. De su amor nacieron entre muchos, sus
hijos Micael. Recuerdo que a su nacimiento asistí
personalmente, no me podía perder de semejante evento de
alumbramientos simultáneos en el Paraíso. El nene Micael que
iría a ser el regente soberano de Nebadon, era un chiquillo muy
inquieto. Con su pelito desordenado, ojos vivaces color miel,
dulce, juguetón y travieso dado el gran humor que había
heredado de su padre. Sus manitas querían tocar todo, todo lo
deseaba experimentar y besar con su labios, desde las cosas mas
pequeñas e insignificantes, hasta los pensamientos mas elevados
de su padre. Como parte de su entrenamiento como Hijo Creador
de universos, tenia que acudir a unas clases en nuestra sede
central del Espíritu, donde aprendería a sentir y expresar su
dualidad entre las identidades femenina y masculina.
Allí, recuerdo que era una tarde soleada con mucha luz, porque
las estrellas en ese preciso momento se encontraban de fiesta
por los nacimientos de muchos soles que se convertían en
sistemas solares a velocidades alarmantes. Eso fue en la clase
de Sensaciones Vulnerables del Femenino donde conoció a un hija
mía muy amada, Lady Nada. Salvaje muchacha creativa a la máxima
potencia, rebelde un poco y original en todo. Al versen en
clase, su amor fue de primera vista y entrelazaron sus almas.

Se atraían como imanes en todas las actividades que hacían en


común o en grupos. Los chicos jugaban todo el tiempo después de
clases, como cachorros. Intercambiaban conocimientos y
sensaciones de las realidades que les rodeaban. Al terminar el
curso, los dos muy junticos vinieron a mi oficina y me pidieron
permiso para viajar a la casa del Hijo Eterno. A lo que me
opuse rotundamente. Les dije que los dos deberían de terminar
sus estudios, cada uno en su propio lugar, y luego, cuando
estuvieran listos, ir juntos a crear universos. Los chicos
recuerdo que soltaron las carcajadas, me dijeron que tenia toda
la razón, que habían sido unos tontuelos al tratar de acelerar
las cosas. Así fue que se despidieron sus almas y se
desentrelazaron y salió el que ustedes conocen como Ieshua a
terminar sus estudios universitarios en su casa. Al cabo de los
tiempos, para la graduación de los chicos, que se realizaba al
mismo tiempo en la Isla central del Paraíso, donde el Padre
asistía personalmente para elogiar por semejante acierto a cada
chaval graduado; allí, se volvieron a encontrar las dos
tortolitas.
Recuerdo que en ese grandioso momento de graduación, mi corazón
rebosaba de alegría por el logro de mis hijas. Junto con el
Hijo Eterno nos cogíamos de la mano celebrando emocionados por
la maravilla que nuestros ojos experimentaban. Todo Havona se
encontraba de fiesta. Todos los Universos y los planetas al
rededor de la isla rebosaban de gozo, y polvo de estrellas y
música celestial se repartía por doquier.

Pero allí solo comenzaba la verdadera historia de amor de la


pareja creadora de Nebadon. Hasta ahora solo habían sido juegos
de adolescente por doquier. Aprovechando la presencia del Padre
Eterno, Micael y Lady Nada fueron donde el Padre a solicitar
consentimiento para emprender no solamente la creación de un
universo que estaba listo para dar comienzo en la galaxia de
Nebadon. Sino para consultar sobre la idea de realizarlo
juntos. El Padre aprobó gozoso el plan y los invitó para que se
estuvieran un tiempo prolongado en Havona hasta que sus almas
entrelazadas en Afecto crecieran proporcionalmente en esa
dirección dentro del camino del Amor de pareja Cósmica...

Era de mañanita, la Magdalena corría alegre y descalza por


sobre la arena blanda y delicada. Detrás la seguía Ieshua a
paso lento dejando escapar notas saltonas desde su harpa.
Entretanto el viento al compás agitaba su melena y él gozaba de
ver el alma de su amada reflejada en cada dulce curva de su
cuerpo que parecía como venadito vulnerable frente a tanta
inmensidad desnuda del desierto. Junto a un oasis donde una
laguna de aguas dulces refrescaba un puñado de palmeras llenas
de vida, Magdalena remoja sus pies en el agua mientras su
rostro gira sonriendo a Ieshua.
Alrededor de los tobillos de Magdalena, unas campanillas árabes
cantaban cada vez que movía sus pies. Tenia sus manos tatuadas
con henna que Ruth y Rebeca habían dibujado en la mañana. El
varón de Galilea se sentía libre y por primera vez en su vida
estimulado carnalmente, eran las sensaciones físicas de amor
terrestre que la figura de su amada activaba. Las Compañía del
Cielo lo acompañaba, el permiso había llegado desde Salvington.
Se acercó respetuosamente Ieshua detrás de María Magdalena y le
colocó la mano suavemente sobre el hombro. Ella con sus ojos
cerrados sentía la pasión acariciando su piel y se supo amada y
deseada. Ieshua se inclinó y tomando la mano de su amada la
condujo hasta el centro de la laguna, rodeados de palmeras como
únicas testigas del enamoramiento. Dentro de las aguas
cristalinas... bucearon y bucearon. Ieshua conocía de un paraje
dentro del lago que quería mostrar a la Magdalena. Al rato
salieron a la superficie entre un paraíso tropical lleno de
aves y arboles y flores y armonía. Ieshua se precipita con su
amada cogidos de la mano, ríen con ganas, comparten la nueva
exaltación. Sobre una llanura llena de margaritas se detiene
Magdalena a descansar. El sembrado le hace de alfombra. Ieshua
la alcanza y le toma la mano, se besan y con sus pieles
sintiendo las suaves flores, danzan rítmicamente sobre la
alfombra blanca que los sostiene. Los aromas silvestres
penetran entre las pasiones y el amor tantrico explota
mágicamente originando una lluvia de estrellas que sale del
interior de sus auras rodeándolos. Las estrellas los acompañan
y los acordonan. Ella levanta satisfecha sus manos y las
estrellas le acarician las yemas de sus dedos. Mientras Ieshua
le susurra al oído palabras de amor... ella cerrando sus
pupilas viaja hipnotizada como sirena entre cuerpos celestes...
Te miro y no me canso
no tengas temor,
te observo maravillado...
mis intensiones nacen del espíritu.
Tus formas en movimiento
amamantan los oasis
y sube tu aroma
como palmeras llenas de dátiles
listo y deseoso y
los vientos le mueven.
Y no duermo esta noche,
porque las estrellas
nos arrullan
mientras descansan juntos nuestros sueños
cojiditos de las manos.

Tu cabellera huele a
sándalo, y tus manos
a mirra
tu cuerpo estuvo en el templo
donde medita el dios superior
de las aguas, mientras
los vientos mueven los cabellos
de la vía Láctea
y mis sueños se
despiertan con las
luces de todos los soles
que laten con nuestro Enamoramiento...
Oh generoso vino de nuestro Amor.
Mientras tanto el chico griego junto con Rebeca galopaban a
pelo limpio sobre un par de corceles árabes. Corren sobre las
dunas sin preocupaciones, sin miedos, sin destinos, sin futuros
arreglados... el impulso de sus almas les forzaba a conocer
los limites del infinito sobre las arenas de un desierto que
cobijaba todos sus sueños. Corrían donde los corceles los
llevaran mientras relinchaban mirándose entre ellos y otra vez
volvían y relinchaban gozosos trotando a paso veloz.

El viento entraba por entre los cabellos de la pareja


implantando luces diurnas que permanecían entre sus venas para
alumbrar las rutas del corazón. Mas allá solo había mas dunas y
mas arena. Todo era infinito y sus caballos pareciera que no se
cansaban. los chicos se cruzaban miradas y se daban cuenta que
solo el gozo salvaje de su amor los dirigía hacia lo
desconocido. Por iniciativa de Rebeca se detuvieron sobre una
elevación donde armó una carpa pequeña mientras tarareaba una
melodía, tendió la alfombra persa sobre la arena, colocó un
poco de agua para beber y se echó insinuante boca abajo sobre
la carpa mirando a su amado con esos ojazos delineados con
sombra al rededor que le duplicaban la magia en su mirar, y con
una sonrisa en esos labios rojos levantaba levemente sus
piececitos que jugaban acariciándose el uno al otro como
invitando sutilmente al chico griego. Se acercó él muchacho y
se sentó junto a ella, diciéndole, esta todo perfecto no?. Los
ojos de Rebeca en ese momento solamente destilaban amor. Le
pidió a su amado que cerrara los suyos un instante. Y comenzó a
narrarle sobre el amor tantrico de los dioses, al abrir los
ojos el chico griego, la atractiva desnudes del cuerpo de su
amada cegaba al sol intenso en el firmamento.
Comenzaron el ritual de su amor cósmico como almas gemelas y
danzaron hacia el infinito por entre caminitos de estrellas y
soles. Las arenas de todos los desiertos acompañaban sus pieles
desnudas. El ether cuántico del vacío del universo acariciaba
sus corazones y continuaron por horas penetrándose el uno
dentro del otro hasta que sus almas se encontraron como Una y
se acabó en ese momento todo silencio y se encendió la música
de los ángeles dentro de sus kundalinis hasta volverse como una
serpiente color azul violeta que maniobraba lentamente su paso
lleno de luz sobre los cielos de la vía Láctea...

En la ruta de regreso, después de varias horas de cabalgata


encontraron la tienda de un abuelo beduino que estaba viajando
por los desiertos del norte vendiendo o intercambiando sus
productos. Cuando estuvieron cerca, bajaron de las yeguas y
llamaron...

- hola, me llamo Rebeca


- hola, respondió alguien desde adentro, sigan
- ah, buen día mi señor, saludó Rebeca sonriendo... nos
podría regalar un poco de su agua, amable señor?
- claro princesa, mientras fumaba de su Shisha, sentaos que
estoy en este momento localizando las directrices para
encontrar mi ruta hacia Capernaum...
- yo le puedo indicar como llegar al sitio, le dijo el chico
griego...
Después de sentarse a escribir coordenadas, y contándose cada
cual sus experiencias de caravanas, se dieron cuenta de que el
benefactor oportuno era muy amigo del padre del chico griego.
No faltaron los abrazos extras y las emociones compartidas por
tanta coincidencia juntos. El señor de mas edad que el chico
griego, había conocido a su padre desde antes de que él hubiera
nacido. Luego de refrescarse del calor de la cabalgata, y
saciar su sed, los dos chicos abandonaron al mercader beduino y
se fueron a caminar alrededor del oasis.

- podríamos ayudar al señor beduino comprándole su mercadería


que no ha podido vender, le dice Rebeca al chico griego
- tienes toda la razón Rebeca, son alimentos del desierto,
ropas y mantas que nos son de mucha utilidad, vamos a hablarle
- pero espera, tu corazón de mercader va a querer sacar
provecho de la transacción del pobre hombre que es un poco
inocente, recuerda que es amigo de tu padre
- bien Rebeca, lo tendré en cuenta...

Cuando volvieron donde el hombre beduino, el chico griego le


contó sobre la idea de Rebeca, a lo que el hombre quedo muy
agradecido, puesto que había ido hasta mucho mas al norte y no
había podido negociar nada. Les contó que su tribu lo había
mandado hace meses para negociar sus productos porque estaban
pasando momentos de crisis en los desiertos del sur. El chico
griego negoció toda la caravana del beduino y lo mandó de
vuelta a su casa con el corazón palpitandole de gozo por la
gran noticia que le iba a dar a su pueblo. Quiso aprovechar la
ocacion y compartirle algo:
- amigo de mi padre, anciano de los desiertos, permitame
compartirle un mensaje de abundancia que me han enseñado las
rutas de seda y los grandes comerciantes de la tierra. Dijo el
chico griego.
- adelante varón, necesito aprender de usted y acabar con
tanto desierto en nuestra economía...
- el dinero es una fuerte energía de la Fuerza de la Vida.
Pero tiene uno que tener abiertos los conductos del Recibir,
para que el mar de Recursos Ilimitados del universo entre. No
se resista a recibirlos en abundancia, es muy similar al Amor y
la Alegría. Siempre tenga una inmensa Gratitud y llene de
Bendiciones todo lo que posee y lo que recibirá multiplicado en
su futuro. Únase anciano amigo a recibir el Uno con vida
abundante entre el rio del flujo de dinero del mundo. Toda
rupia que le doy, es bendecida y se devuelve a mi multiplicada,
que sea esta vuestra afirmación... la paz sea contigo y tu
pueblo.

De vuelta a la caravana. Jesús nota a lo lejos una mini


caravana que se acerca. Al llegar vio que era Rebeca y chico.

- que es todo eso chico? Pregunta Sananda


- oh, no mucho, solo que hemos adquirido 5 camellos más
llenos de provisiones de todo tipo para la familia
- que oportuno chico...
- vienen muchas mantas y carpas y ropa... zapatos del
desierto, velos, esencias, hierbas, tintes, pieles, piedras de
colores, collares, sandalias del desierto, túnicas y mucho
alimento conservado... estamos bendecidos, gritaba en jubilo el
chico emocionado.
- si, si, si, acompañaba en el grito de victoria Rebeca

Mientras tanto Ruth y David habían estado todo el tiempo muy


silenciosos, hablaban poco como pareja con los demás. A David
se le veía un poco aislado de los hombres. No obstante Ruth
seguía siendo la misma niña vivaz de siempre. Preguntó Jesús a
su hermana del porque del aislamiento de David. Ella comentó
que el había tenido un malentendido con un chico del grupo de
gitanos.

Se dirigió Sananda a la carroza de una de las familias de los


gitanos, le pregunta a una anciana gitana por Yasiff, ella pegó
un grito y apareció el chico. Un adolescente surgió lleno de
bríos y marcas en la piel. Tenia una sonrisa dibujada como en
contra-vía en su rostro... y la mirada burlona de las emociones

- Yasiff nieto de tu anciana abuela aquí presente, hijo de


los desiertos y las montañas, cuéntame del porque el corazón de
David esposo de Ruth, mi hermana, sufre de distanciamiento.
- señor, no sabia que Ruth era su hermana
- aunque sea la hermana de otro hombre, no significa que por
ser bella y llena de tierna vida, va el hombre detrás de ella
provocandole caídas en sus pensamientos. Ella esta unida a
David y debes respetar eso Yasiff y mantener tu distancia.
Debes conservarte puro para el amor. La mujer es una vasija
delicada y frágil que se debe de cuidar con mucha ternura a
todo momento; no importa si es tu madre, hermana, amiga abuela
o prima o desconocida; ella es un necesario apoyo para el
hombre en aquellas tantas cosas y labores en que el hombre es
flojo para resolver. Busca una niña en el próximo pueblo o
caravana que nos encontremos para que te acompañe. Respetala y
se cuidadoso. Trata de ganarte su corazón primero. Siempre
habla con tu corazón Yasiff. Se bueno, escoge lo bueno y no la
maldad. Cuantas oportunidades para aprovecharme de mujeres
crees Yasiff que se me han dado? Miles, esa no es mi misión,
cual crees tu que es tu misión?. Deja esa actitud burlona y
destructiva. Mira tu rostro y te darás cuenta lo que el espejo
te dice. Tu entusiasmo carnal trata de canalizarlo en una labor
productiva que te mantenga ocupado. Ayuda con cariño a tus
hermanos en las labores de la caravana. Mira que acaba de
llegarnos provisiones que trajeron el chico griego y Rebeca.
Llama a los muchachos para que organicen todo en orden y con
juicio. Espero tu apoyo Yasiff. Y se alejó Jesús despidiéndose
de la abuela. El chico algo tembloroso por el descubrimiento de
parte de Ieshua de sus marañas de conquistador aprovechando los
momentos en que encontraba a Ruth sola, se apeno mucho y sintió
vergüenza. Como la abuela había estado escuchando atentamente
la conversación de Sananda, llamó a su nieto y con una escoba
lo cogió a palos gritándole muchas cosas en su lenguaje. Del
corazón del chico nació en ese momento pedir disculpas.

El Amor había peregrinado todos los desiertos del mundo. Lo


importaron desde la gemela galaxia de Andromeda al planeta
Tierra, llegó un día de sol cargado de las frutas del Olimpo.
Se había incorporado muy bien a los esquemas del alma de Gaia y
la apoyaba en todo. Había que darse cuenta uno en como los
cuerpos de los humanos, los animales, las plantas, incluso las
rocas y los elementales, exteriorizaban esa sensualidad
característica de la belleza a flor cuando la silueta está en
armonía con el Amor. Para eso habían importado al amor. Al amor
que venia desde el sol central de todas las galaxias. Desde el
centro de los centros, de la Fuente.
En un principio la Fuente dormía silenciosa entre el vacío de
la nada, donde se funde el todo y la nada. En ese profundo
sueño entre el vacío, la Fuente no es consciente de su propia
existencia, no es Nada y no es Todo, solo Es. Duerme...
entonces despertó, y sus primeras palabras son: Yo Soy. Se
reconoce y reconoce la Existencia. Y a medida que era mas y mas
consciente creaba Lenguajes de Luz: El Sonido, la Luz, el
Color, de donde nace la energía de los colores, de las formas,
de los sonidos, de los sentires, de los pensamientos, de los
ecos, de los silencios, de los vacíos... y la Fuente se elevaba
con Amor, y el amor brotaba sobre cada polvito de la arena de
los desiertos. Solo faltaba que brotara del pecho y corazón de
los hombres. Porque la belleza exige eso al que la posee. Que
resucite el amor del poseedor de la Belleza. Para que renazcan
la Bondad y la Vida. Y se creen las relaciones divinas en la
Libertad de hacer lo mejor y fluya la increíble Abundancia...

Del piloto y la indígena del desierto guajiro, no hay nada mas


que decir, ya habían sobre-pasado la barrera de los amores
visibles e invisibles, amándose entre el Todo de los todos,
conectando... alargándose hasta alcanzar la Luz que danza
alegremente entre la Eternidad. Experimentando en vivo la
Energía Existencial dejada por la Fuente entre circuitos
solitarios que buscan un nicho donde crecer. Allí en el
intangible donde los Colores se mezclan con los sonidos de
todos los Silencios... al hacerlo, dejan que los observadores
se sumerjan también para sentir la Luz total que palpita sobre
las olas de los ecos de los hijos de la Fuente. Alimentando sus
Almas y llenado las células de canciones sin fin que van co-
creando partículas de amor en cada tonada cantada.
XII

AMOR GITANO

año 32

Cerca de Damasco, la caravana se detuvo para proveerse de agua


junto a un pozo donde compartían varias mujeres con cantaros
para llenar. Yasiff se había ofrecido de voluntario para
acarrear los camellos con los barriles para llenar.
El día era como todo día en un desierto: hirviente. El viento
no soplaba nada. Ni las serpiente ni las lagartijas salían de
sus profundas madrigueras. No había ni una sola planta
viviente. Aun así, las mujeres conversaban y sonreían
alegremente entre ellas. Cuando los cinco camellos con Yasiff
se acercaron, las mas jóvenes se burlaron del joven por tener
el rostro lleno de acné. El chico muy seguro que se sentía, se
decía por dentro: una de estas chicas va a ser mi mujer.

- hola princesas del desierto, que día tan hermoso para


conocernos en medio de los silencios
- jajajaja, fue lo único que recibió de las chicas jóvenes
- porque os burláis tiernas lapislázulis del desierto, el
amor os llama a cada instante... vuestros cuerpos translucen el
idioma del amor en cada curvatura... Las mujeres ahora
permanecían en silencio. Una de mas edad le preguntó
- joven, cual es tu nombre y quien es tu maestro, porque
estas hablando frases que solo los dioses conocen
- reina del desierto, soy Yasiff nacido en el Danubio, nieto
de mi abuela reina de los gitanos tribu de los Kalderash de las
montañas de Turkmenistán cerca al Mar Caspio. Mi maestro es
Jesús de Nazaret, a él le debo mi comportamiento jovial y
decente con el cual me presento ante ustedes...
- hijo de las montañas, que haces en este desierto con esos
camellos. Pregunto otra mujer
- son de mi amo, que me ha enviado a recolectar agua para la
caravana. Yo aprovecho la ocasión que nos brinda el destino,
para comunicarle a las madres de esta tierra, que mis
intensiones son sanas y bondadosas, que mi corazón esta
buscando una mujer que sea la vasija que pueda cuidar con todas
mis fuerzas y con toda mi alma.
- jovencito, dijo la mayor de ellas, arrimaos mañana por la
casa de las Doncellas de Damasco y te vamos a presentar a
Dalila mi nieta, no esta aquí presente, pero la deseo dar en
matrimonio, porque no quiero que siga los pasos de nosotras.
también invita a tu amo para que nos haga el honor de
visitarnos.
- reina del desierto de las flores de las Doncellas de
Damasco, allí estaré muy cumplido, y le informaré a mi maestro
sobre vuestra invitación. Muchas gracias. Y ahora si me lo
permiten, debo llenar los toneles... Hasta pronto.

Las mujeres se alejaron conversando entre ellas:

- que piensan de ese chico de las montañas para mi hermosa


Dalila. Parece un buen partido.
- no se, replico una de las jovencitas, se ve tan feito...
- lo que interesa no es el exterior boba, dijo otra joven
- eso es mi querida hija, le dice otra muer apoyando, para mi
esta bien, nos gusta mucho que se acompañe de un maestro...
- he escuchado de un Jesús samaritano... dijo otra mujer
- mañana veremos, les dijo la abuela, vayan todas a mi casa
para que nos hagamos compañía

Cuando llegaron a su hogar con el agua, se pusieron


inmediatamente a organizar los espacios. A dejar pasar la luz
entre tanto rincón sombrío. A ocultar tanto cuadro insinuador
que delatara que su casa era un burdel. A quemar sándalo en
todas las habitaciones y a espantar a los insaciables recién
llegados hombres que deseaban pasar un rato con ellas.
Al otro día por la tarde llegaron a Casa de las Doncellas,
propiedad de la abuela de Damasco, Ieshua, Yasiff, Ruth,
Rebeca, María Magdalena, la abuela del chico gitano, el chico
griego, David, Ashtar, y tres mujeres lemurianas con el grupo
de malabaristas. Doce personas en total entraron a la casona,
los malabaristas se quedaron afuera sobre la calle en la ancha
intersección de la esquina recreando a la gente con sus bromas
circenses y sus malabares, junto a ellos al inquieto mono
jugaba con el loro parlanchin y unos perros ladraban de
alegría. Traían con ellos un par de camellos con carga que al
concluir la velada la dejaron como presente en la casona.

Yasiff se adelantó al pequeño grupo para hacer sonar la aldaba


de la vivienda de las doncellas, estaba muy emocionado y
nervioso, se había peinado el cabello por primera vez en su
vida usando una gomina judía que lo mantenía pegado en su
lugar. Abrió la puerta una niña de unos siete años, hola que
desean, dijo en forma totalmente desconectaba de lo que estaba
sucediendo, mi abuela dice que el negocio esta cerrado, vuelvan
mañana... en eso una mujer descalza entró de un tirón a la niña
y escondiéndola detrás de sus faldas se disculpo ante los
invitados por semejante desliz. Invitando a Yasiff y su
comitiva a que la siguieran.

Era una mansión inmensa ubicada a la entrada de Damasco. Limpia


y tenia un buen olor a perfumes y sándalo. Entraron los doce
invitados en el amplio salón de recepción y la mujer con una
venia, les informó que la abuela ya vendría a presentar sus
respetos, que mientras tanto, podrían ir lavándose las manos en
los platones de las mesas de ayuda adjuntas.
Jesús y sus amigos se sentaron cómodamente después del lavado.
Nadie decía nada. Todos sabían ahora que era una casa de citas
amorosas donde las publicas venden su piel al mejor postor.
Pero eso no les impedía sentir el aroma a hogar ni tampoco
notar el esfuerzo de aseo y pulcritud que habían dispuesto para
tal ocasión. Afuera de la casa, se quedó una de las mujeres
adultas, como custodiando para que no fuera a suceder ninguna
interrupción por parte de sus clientes regulares.

Al rato subieron a una tarima dos jovencitas, tañían un Laúd y


un Derbake con música árabe suave de fondo amenizando los
espacios. Las farolas a media luz creaban una ambiente propicio
para el relajamiento. Una anciana gruesa no tan vieja y con voz
gruesa, saludó a todos los invitados con una venia, pidiendo
que la siguieran al comedor. Se sentaron los doce visitantes
rodeando a la abuela y otras tres mujeres mas.

- es un honor para nosotras, recibir tan ilustres personajes


en nuestro humilde y aseado hogar, dijo la abuela
- hola a todas, Yasiff tomo la palabra y saludo en nombre de
todos y pasó a presentar a sus amigos. De ultimo dejó a Ieshua.
- oh, dijo la anfitriona al escuchar su nombre, es un gran
honor para nosotras su tan ilustre visita señor Jesús, hemos
escuchado los tantos rumores que vienen de Palestina, pero
recuerdo que uno de ellos decía, que había muerto...
- si claro madre, he muerto y he resucitado, como también he
vuelto a tomar posesión de mi cuerpo como Sananda, para
emprender este viaje con los que me acompañen hasta la India.
- claro claro mi señor... dijo la señora como comprendiendo
poco, pero respetando los argumentos e interesada en entender
más... como les ha ido en el viaje mi señor...
- bien hasta ahora, todo a las maravillas; cuando se escoge
hacer el bien, normalmente todo tiende a ajustarse en esa
dirección madre... sintió ella la indirecta y se ruborizó...
- claro, y la mujer llamó a una de las mujeres que estaba
parada detrás de la comitiva, haciendo señas para que
comenzaran a servir. Una fila de mujeres de todos los colores y
edades, comenzaron a hacer un desfile acarreando platos de
todos los tamaños. El salón se llenó de diferentes aromas que
hacían salivar a los presentes que se miraban y sonreían. La
matrona se reía a cada instante con los comensales y hacia
venias a Jesús cada vez que este miraba a sus ojazos verdes mar
- me he enterado, dice Jesús, que usted tiene una hija que
desea dar en matrimonio, de la cual esta interesado mi
protegido Yasiff, el hijo de los gitanos del mar Caspio.
- si señor, la doncella esta limpia y virgen, nunca a sido
manoseada por imprudentes. Tiene dieciséis años recién
cumplidos y tiene la piel blanca como la nieve. Sus ojos tienen
el mismo tono de los de su abuela y su cabellera marrón nace en
abundancia como los cedros del Líbano de donde es nativa su
madre que en paz descanse. Por ello me la han enviado para que
la crie, pero... como usted maestro entiende, nuestro trabajo
al que nos dedicamos, y ya se debe haber dado cuenta, es el de
vendedoras de placer. No quiero que mi nieta siga el mismo
camino ni viva la misma experiencia.
- es un honor para mi y mis amigos poder sentarnos a la mesa
con tan sincera personalidad, muestra usted un gran corazón y
una garra de leona para cuidar de los suyos, la felicito...
- a mi me gustaría ver a la joven de la que hablan, dijo
entusiasmado pero un poco con desconfianza Yasiff. Algunas de
las mujeres soltaron una corta risita al escuchar al gitano
expresar su impulso sin temor alguno. La música de fondo murió.
- ya mi niño, dijo la mujer dueña de la casa, todo a su
debido tiempo, y levanto la mano indicando a una de las mujeres
para que trajeran a su nieta. Todo el salón se quedo en
silencio y voltearon a mirar inmediatamente al portón de
entrada del comedor, velones rojos rodeaban la entrada. Pero no
se abrió nunca, en su lugar, de la cocina salió una jovencita
agradable y bien dotada vestida de lujo con una túnica bordada
en el extremo inferior con flecos ensanchándose sobre el suelo,
encima colgado un chal enrollado realzado con bordados
metálicos, mangas cortas a la altura del codo y el escote
sujetado por una firula, con una bandeja en sus manos y fue a
sentarse directo a los pies de Jesús diciendo...
- maestro, dijo con una sonrisa dulce y segura, su voz
parecía cantar... que honor dejarme sentar a sus pies, permite
que los lave con agua fresca rebozada de rosas y perfumes de
oriente yo misma la acabo de preparar. Jesús se incorporó como
reaccionando a algo que su nueva personalidad no esperaba que
nunca le iba a suceder durante esta travesía como Sananda. Pero
permitió con una sonrisa fraternal a la joven para que le
lavara sus pies, mientras miraba a María Magdalena como
buscando apoyo. Ruth que estaba sentada junto a él le tomo la
mano y se la apretó suavemente. Jesús se relajó y sonrió a la
mujer de la casa. No esperaba semejante afecto de parte de
ella, dijo sonriendo...
- ni nosotras, estamos tan aterradas como usted mi señor,
nadie le dijo nada de nada, le debe haber nacido de su corazón
cuando lo vio.
Mientras tanto Dalila secaba los pies de Sananda con su
cabellera ungiendolos inmediatamente con el mejor aceite del
Líbano. Jesús la tomo de las muñecas y la levantó...
- gracias bienaventurada Dalila, eres una joven agraciada y
con un alma llena del Espíritu Infinito, has reconocido mi
presencia a través de tu conexión con ella, bienvenida seas a
nuestra familia. Inmediatamente las mujeres de la casa y la
matrona gritaron de jubilo, celebraban con gozo la aprobación
de Dalila por parte de Ieshua.
- traigan un garrafon del mejor vino de la casa, tenemos que
celebrar este momento tan maravilloso. Dijo la mujer a sus
empleadas.

Así comieron y bebieron durante la velada, charlaron amenamente


entre todos y cuando la noche iba entrando en Damasco, Jesús
manifestó que era hora de retirarse, y llamó aparte a la señora
de la casa y habló con ella en privado por espacio de quince
minutos mas o menos. Cuando salieron, la mujer se veía un poco
pálida, sonriente, transformada, y Jesús con un movimiento de
cabeza y la mirada sonriendo, pidió a sus acompañantes que le
siguieran.

Afuera de la casa de las doncellas, el grupo de los doce se


abrazaban entre si y felicitaban al joven gitano por semejante
buena fortuna. Adentro de la casa de las doncellas, las mujeres
lloraban de alegría por la visita, por el maestro, por la cena,
por Dalila, por la buena fortuna, por la abundancia, por los
presentes que les dejaron los visitantes, por el amor y la
energía positiva que había derramado Jesús entre ellos.
Llegaron a las toldas acampadas al margen oeste de Damasco, el
joven Yasiff caminó con su abuela y su nueva mujer Dalila. Él
no lo esperaba, la abuela había dado orden por iniciativa y
apoyo económico de Jesús de que le prepararan un nuevo vagón de
matrimonio a su nieto. Alegremente la pareja en un segundo de
emoción, se miró a los ojos y se cogieron de la mano. Para
inmediatamente soltarse con un poco de nerviosismo.

Ya entrada la noche fue algo difícil estar solos para la nueva


pareja. Las ultimas horas las habían compartido con toda la
familia gitana que habían estado muy ansiosos durante la
espera, deseaban escucharla hablar y conocerla mejor. Pero una
vez a solas dentro del vagón de Yasiff, se escuchaban solo los
murmullos de la noche acariciando al desierto y un eco de
música de flauta lejano. Caminaban de un lado a otro sin
decirse nada. Al final, Dalila sintió el eco de su feminidad y
se sentó sobre la cama suavemente, se sentía vulnerable,
atravesó el velo protector con su muñeca delicada y blanca como
nieve y la asentó sobre la seda que cubría el lecho, su
nerviosismo se detuvo y el corazón comenzó a sentirse relajado
llevando y trayendo su estirpe virgen entre las venas. Su
sangre de mujer se comenzaba a encender. La llama se levantó
desde su interior, y poco a poco se recostó sobre la seda. Pasó
sus dedos suavemente sobre ella acariciándola. Cerro los ojos,
sabia exactamente que seria tomada por su hombre. No sabia muy
bien que iría a hacer él con ella, pero comenzó a dejarse
llevar de la música que venía desde carrozas distantes. Y
comenzó a sentir el deseo de la carne subirle desde su chakra
mas inferior hasta que le entró la energía en su tercer ojo.
Con los ojos cerrados todavía, sintió que las arenas de todos
los desiertos dormitarían con ellos durante la eterna noche. Se
extendió lentamente y dejó ver sus pies casi transparentes,
delicados, con las uñas de sus dedos pintadas de rojo
bermellón. Parecía que la Luna la llamaba, pareciera como si
fuese hija de la Luna y que ella la entregaba en matrimonio
sagrado al rey de los gitanos. Mientras tanto Yasiff permanecía
hipnotizado al ver como se movía sobre la seda la mujer que
recién entraba en su vida. Tenia la mirada agigantada y una
corriente electromagnética comenzó a subirle por entre las
venas hasta ruborizarle toda la circulación. Se quito la ropa
quedando en ropa interior, la luz de la alcoba era la luz de la
Luna que pidiendo permiso filtraba ecos nocturnos sobre el
lecho, entraba por una claraboya sucia en el techo. Entró
Yasiff dentro del lecho matrimonial, ella sintió los
movimientos cuidadosos que él efectuaba. Dalila continuaba con
sus ojos cerrados danzando al ritmo de la música que venia
desde afuera y de la otra música que provenía de su interior
que se entrelazaban y la acariciaban por dentro. Tomó la seda
delicadamente y entró en ella. Yasiff la siguió con mucho
cuidado en silencio. Acercó el joven su mano derecha y la
colocó sobre el hombro de la joven. Ella tembló inmediatamente.
Su amado estaba tocando a la puerta, y ella sabía lo que tenía
que hacer. Con sus ojos cerrados aun, se volteo hacia donde
Yasiff se encontraba y él suave y lentamente le fue quitando el
chal y la túnica. Ella permanecía sin moverse, se entregaba
dulcemente, solamente movía la parte del cuerpo que necesitaba
para que él la fuera desvistiendo.
Cuando se sintió desnuda totalmente, abrió los ojos
completamente, y la tenue luz de la luna le mostró unos brazos
viriles que fuertemente la iban atrayendo hasta su cuerpo. Ella
comenzó a dejar salir susurros y ecos de silencios que salían
de su garganta muy bajito. Sus brazos se enrollaron como
enredadera suavemente en el torso de Yasiff y sus pies de
doncella acariciaban con suavidad las piernas musculosas del
gitano. Él sintió que penetraba en el circulo de las luces
mientras una energía subía hasta su chakra superior y se pasaba
como desde un balcón, al balcón de su amada y ella también
saltaba al balcón de su amado.

Mientras estaba el Rey recostado


mi nardo precioso explotaba
difundiendo su aroma

Del balcón salieron chispas al encontrarse las energías de los


amantes, una luz radiante entró en sus pechos y allí durmió
toda la noche de luna hasta el amanecer cuando el sol los
levantó suavemente cantando a la vida que acababa de iniciarse.

El amor entre las parejas crecía y crecía a cada día en que la


caravana visitaba mas y mas lugares. Con Sananda, todo era
posible. Tenia el poder de dilatar los espacios.
Muchos años mas tarde nos enteramos por las noticias que le
traían a Dalila, que para entonces ya esperaba su segundo hijo,
de que la abuela había cerrado la casa de las Doncellas de
Damasco, y vendiendo la propiedad, se había ido a instalar del
todo con sus mujeres al Líbano, en un finca cerca al pueblo de
Bisharri. Tenían una parcela grande que compraron con el ahorro
de todas, donde cultivaban uvas y sacaban vino rojo de alta
calidad. El viñedo irónicamente, llevaba el mismo nombre que
tenían antes: La Doncella de Damasco. La abuela decía, que era
para que no olvidasen sus pasados.

Mientras tanto desde la India lejana llegaba un canto solitario

Ven viento a soplar sobre mi huerto


y espárzanse los aromas por todo el mundo.

Siéntate descalza en la esquina cercana


con tus piernas cruzadas un rato
entre las sombras de la noche
hasta que no veas mas mi rostro.

Escucha el silencio del Himalaya


porque entre el silencio de las blancas cumbres
florece el Lirio del amor eterno.

Soy el viento que viene del norte


donde nacen las olas
junto a la Piedra de Luna,
yo conozco el lenguaje del silencio
amada mía.
XIII

Un SKATER y la CONEXIÓN ELECTRO-SENSIBLE

Año 2019

Brandon - Lemuria

Desde dentro de una roca inmensa sobre el rio Minca en la


Sierra Nevada de Santa Marta, sale una ráfaga de luz
incandescente de muchos colores que va materializando a un
skater que a mucha velocidad emerge.
Es un portal lemuriano que conecta la ciudad de Telos en Tierra
Hueca con la superficie. El rio observa con miles de ojitos que
saltan con las goticas escapadas de los salpicados entre
piedras. Desde este mágico portal, los descendientes de Lemuria
dentro de la tierra, han enviado durante generaciones
anteriores y posteriores, individuos entrenados a iniciar
proyectos específicos en la superficie que ayudaban siempre a
proteger de una amenaza eminente al planeta y los habitantes.

Saltando de alegría, Brandon Tutti Frutti, el skater, sintiendo


e inhalando profundamente el aire de libertad proveniente de un
bosque inhabitado a su alrededor, se dedica inevitablemente a
jugar ahí mismo, y con su patineta voladora se pone a hacer una
serie de piruetas sobre las rocas del mas puro Skate-kur recién
inventado.

Un atrapa sueños gigantesco descansa colgado de un árbol


esperando ser atendido o reconocido. Los arboles de donde
cuelga están linkeados a su enmallado y lo mantienen
eléctricamente brillando, dentro de él miles de lucecitas
fosforescentes alumbran el bosque como estrellitas.

Brandon nace en Telos hace muchísimos siglos. Es un anti-héroe


con características típicas de ídolo de historietas cómicas. Se
desplaza en el tiempo y en el espacio para cumplir hoy otra
misión sublime a la que dedicara un derroche ilimitado de
energía, a veces, porque la mayoría del tiempo la pasara
jugando entre los espacios disponibles. Otras veces estará
expuesto con riesgo a perder la vida en mano de los perros de
las corporaciones elitistas.
No sabemos si en el futuro se enfrasque Brandon en alguna
aventura amorosa con alguna terrícola o ente mágico. Algunas
veces enfrentará huidas peligrosas con retornos victoriosos,
duelos, retos personales, etcétera. Probablemente se arme un
gang de héroes en el planeta, una vez los humanos se den cuenta
de los poderes divinos que tienen dentro de ellos mismos.

Como las circunstancias en la superficie de la Tierra se habían


complicado al extremo por desbarajustes del medio ambiente y
tanta contaminación electromagnética creada por fuerzas
negativas para desestabilizar a los humanos, deciden los
ancianos de Telos enviar a Brandon en una misión especifica.
Brandon es entrenado en diferentes habilidades para hacerle
frente al atolladero y tomar ellos manos en este asunto que ha
venido afectando también a la Tierra Hueca y a la Galaxia sobre
todo por el exceso de uranio libre en la atmósfera del planeta
y la proliferación de antenas 5G montadas a la fuerza en toda
nación y continente, pero ademas para detener maquinas dañinas
como los Haarp, los chemtrails y la construcción de edificios.

Brandon recibe un mensaje desde la base central de parte de los


ancianos, para dirigirse a la tribu de las Mariposas Mágicas.
Detiene inmediatamente el jugueteo con la patineta, se aferra
de una liana enorme que esta junto al atrapa sueños gigante, y
curvea varias veces por entre los arboles que lo miran
emocionados y sonrientes hasta desaparecer.
Llega a la tierra de las mariposas mágicas para recoger el
equipamiento que deberá usar en su misión. Su llegada es
recibida con gozo, las mariposas mágicas danzan alrededor de
Brandon llevándole hasta su reina. La reina de las mariposas
mágicas le da un beso en la frente y le entrega lo siguiente:

una mascara mágica


un par de botas altas mágicas
semillas mágicas
unas bolsitas con arbolitos de caracoli mágicos

Hay un espíritu ancestral que vivió entre Atlantida y Lemuria


hace millones de años, es el espíritu de Sa-Ra hija de Jesús y
María Magdalena. El espíritu de Sa-Ra que ha estado viviendo en
la nación de las mariposas por siglos dedicando su día a día a
ser portadora del polen de vida y la polinizacion de flores del
planeta Tierra, al recibir el llamado y ver a Brandon, siente
inmediatamente en su corazón un latido diferente, es el deseo
poderoso de habitar dentro de él. Este espíritu poderoso se
traslada inevitablemente atraído por la fuerza gravitacional
del visitante y entra como luz violeta a morar dentro de
Brandon, él siente una vibración nueva agradable dentro de su
pecho que lo estremece un segundo, coloca su mano sobre su
pecho y sonríe, un calorcito agradable permanece ahora junto a
Brandon que acompañara al héroe y lo protegerá a todo momento.
Sobre todo cuando transite por las calles urbanas que son a
veces peligrosas. Sa-Ra es un espíritu con personalidad
sapiente, inquieto curioso y lleno de alegría que promueve
ahora a través de Brandon el amor como símbolo de la unidad
universal de todos los hombres.
Brandon es instruido por la reina de las mariposas mágicas y le
es asignado una acompañante mariposa. Se dirige inmediatamente
a Samaria, es de noche y la temperatura ha disminuido. En una
construcción gigantesca en el barrio los Cocos, encuentra
Brandon su objetivo numero uno, montado en su patineta dispara
desde el aire una bomba de árbol de caracoli mágico, luego otra
más y otra. Es de noche, el celador de la obra duerme. Nadie se
percata de nada. Caen las bombas de caracoli en los predios de
la construcción gigantesca y nada se mueve alrededor. Como la
noche es larga, Brandon continúa su jornada de ataque por toda
Samaria dejando en muchos patios de construcciones, esparcidos
bulticos de semillas mágicas. Al otro día temprano, cuando los
obreros e ingenieros llegan a sus lugares de trabajo, quedan
muy sorprendidos y casi aterrados al ver que de entre sus
lugares de trabajo habían nacido unos caracolies gigantescos y
que unas enredaderas subían hasta las nubes, la naturaleza
cubría todo el lugar de construcción. Nada se podía hacer, era
una crisis económica de gran magnitud para los empresarios. Las
plantas habían destruido las obras en construcción
completamente y solo quedaba una selva pequeña que se apoderaba
de los espacios. Los insectos comenzaron a llegar y las aves se
adueñaron de las ramas de los arboles. Al medio día, una lluvia
de esas que se aparecen en Santa Marta solo pocas veces al año,
cayó torrecialmente sobre la ciudad. Las calles se inundaron de
pequeños ríos que corrían desesperadamente buscando el mar.
Cuando se refresco el día, y los arboles y las enredaderas se
hubieron alimentado hasta lo mas profundo de sus raíces, cesó
de llover y salió el sol otra vez. Los arboles sonreían en
complicidad y se escucha una música vaporosa en toda Samaria.
En las cercanías sobre el parque de skate de los Trupillos de
la avenida de los Libertadores, un grupo de patinadores hace
piruetas. Repentinamente entra en una de las rampas un chico
raro, no se sabe si es una hembra o un man. El chico hace miles
de piruetas maravillosas, todos los demás chavales viendo la
capacidad del nuevo se acercan a ver y aprender todo lo que
puedan. Un muchachito con trenzas en su cabeza, prende su
celular y arrancan unas notas de rap urbano que acompaña la
jugarreta.

...que estamos haciendo;


observemos nuestras acciones
escuchemos nuestros pensamientos
cuantos átomos de Amor
estamos soltando con ellos.
Ecos de odio
sueltan nuestros corazones
cuando criticamos a otros
y nos hacemos los santos.
Que estamos haciendo...

Desde una rampa, todos ven que el nuevo patinador usa una
mascara y un uniforme extraño como si tuviera pieles de piña
pegados a su torso. El chico les explica que viene de Tierra
Hueca, que su misión es sembrar semillas mágicas y caracolies
en los lugares donde hay construcciones y antenas 5G para que
estos con su crecimiento acelerado, destruyan todo y lo
conviertan en selva. La reacción de su pequeño publico es de
guau, que berraquera man, y que mas sabes tu hacer?. Brandon en
respuesta hace un 360 grados en el tope de una rampa y sale
volando por los aires con su acompañante Lucecita Violeta que
lo sigue a todas partes. Los chicos y chicas patinadores se
quedan con las bocas abiertas por espacio de un minuto largo
mirando hacia donde Brandon había desaparecido. Nadie dice
nada. Todos vuelven a patinar con mas entusiasmo. La música que
salia del celular, ahora se escucha como si hubiera un parlante
gigante que la amplifica. Se acerca la hora blau y el calor se
escabulle. Una brisa benévola cubre todos los pensamientos de
los skaters. Nace ese día en samaria un nuevo pensamiento
skater rebelde que se esparce suavemente como electrones de
calor en desiertos cubiertos de cemento...

Que estamos haciendo…


en estas ciudades
por ayudar al Planeta
por cuidar al Campo.
Consumes sin clemencia
plásticos y conservantes
es mucho mas fácil hacer lo + fácil.
El Planeta nos llama
los Animales nos observan
los Arboles escuchando
los ruidos que hacemos
las canciones que no rapiamos.
Afuera en el Kosmos
nos miran los Otros
hacer actos heroicos
y también las vergüenzas.
Que estamos haciendo...
en estos lugares
muchos de visita
otros de paseo
y unos pocos
pretendiendo elevar
los niveles de consciencia...
Que estamos haciendo…

Brandon se había marchado dejando atrás el grupo urbano de


skaters underground samarios que probablemente a estas horas
estarán buscando como después de un 360 podrían salir volando
por los aires. Su mono patín lo había lanzado por entre la
linea del tiempo hasta llegar al desierto persa, siglo primero.
Tenia una cita con Jesús y el combo nómada en la Ruta de la
Seda, en mediaciones de un puerto de nombre Ur a orillas del
Mar Pérsico.

Como tenía algún tiempo antes de que llegaran sus amigos y esta
en su hora de descanso dado que su misión en Samaria ha
concluido. Baja al puerto y se mete en una cantina de
marineros, al entrar se encuentra con un tipo con un parche en
el ojo que lo mira con desconfianza con su otro ojo azul
marino. Es un pirata. Esta recién bañado, lleva una barba de
una semana, sobre el rostro una cicatriz larga cuenta algo. En
sus orejas lleva colgadas un par de argollas de oro. Una trenza
le cae en la espalda. La casaca que lleva puesta esta pulcra.
Tiene una medalla colgada en ella que parece de la Real Armada
de España. Detrás de él lo sigue un gigante negro de dos metros
con solo músculos en su cuerpo, lleva el torso desnudo y unos
tatuajes que no se distingue nada por el color de su piel.
También trae argollas en sus orejas y en su nariz. No habla, no
saluda, solo gruñe. Detrás otros piratas, entre ellos uno
gordito pelirrojo con pecas. Todos voltean a mirar a Brandon,
él saluda, nadie le responde, unos se burlan de su apariencia
mirándolo de arriba abajo. Los marineros se sientan en la mesa
del centro del salón que esta disponible. Brandon al no
encontrar lo que busca, sale del hospedaje y brinca en su
patineta a la calle.
XIV

Los HÉROES del TIEMPO

en varias épocas y espacios

Jason, el capitán de la banda de los Argonautas venía


probándose el Vellocino de Oro de vez en cuando, la piel que
habían recuperado para ellos y que después de robarla habían
dejado dopado al Dragón azul que la vigilaba allá lejos en el
Árbol de la Vida, escapan por las lineas bizarras del Tiempo
terráqueo, que son los planos dimensionales donde se esconden
los héroes negativos de la tierra.
En tierra bizarra donde no existe el tiempo, y el espacio es
relativo al pensamiento que lo posee. Jason decide reunir a su
banda por insinuación de su amada, la princesa Medea. Los
argonautas bizarros que llamó son los héroes de la 3D que
añoran ser coronados con el descubrimiento que su escritor el
poeta de Ur les hará al catapultarlos a Tierra Santa... son:

*el poeta maldito de Ur con su maestro el filosofo babilónico


*versión siglo XXI del poeta: el piloto sangriento samario
*la novia del piloto: la princesa Wayuu con el alma destrozada
*la versión del poeta en el siglo I: el iletrado chico griego
*la novia del chico griego: Rebekka con ojos vacíos de abismo
*la mejor amiga de Rebekka: Rutt la ruda sin piedad
*el novio de la ruda: Da-vi el zombi asesino
*el dragón rojo y su jinete tu-Kfjørg con su novia tú-Xäälä
*el proscripto Yasiffo y su mujer Dalia la hija de las prostis
*Uruk-i y su hermana menor Uruk-a, las animas del purgatorio
*Brandoni Tuta Fruta y su hada mariposa, histéricos inhóspitos
*las tres sirenas carnívoras del mar de Lemuria
*la Trimurta diosa indu y su amante Si-va, los come-gente

Veintidós anti-héroes negativos al mando de Jason y su amada la


princecita Medea, viajaban en su nave espacial en forma de
buque pirata por entre la Vía Láctea. Dentro de la cabina del
capitán en el castillo de proa, hay un baúl de madera sellado
con un candado de oro. La llave es de oro también, brilla y
cuelga en el pecho del capitán. Dentro del baúl pirata de los
tesoros, el Vellocino de Oro que es la piel de un carnero
mágico que podría ser benefactor para su portador, pero que en
planetas bizarros y duales, tiene la doble capacidad de
contener la espiritualidad y pureza pero también germina en su
poseedor el volverlo codicioso y llenarlo de trivialidades.
Esto tenia completamente desesperados a los inestables
argonautas, pues en planetas bizarros, no había realmente nadie
contra el que se pudiera practicar la codicia si ya todos eran
codiciosos y triviales. Ni las plantas sagradas que había
utilizado Jason y la princesa Medea como el yagé, los hongos
mágicos y la cannabis habían podido quitarle el conjuro
negativo a la piel mágica, obligando que la nave donde viajaban
por entre los planos y los tiempos los Argonautas, estuviera
voluble a ser influenciada por energías negativas de
desconocidas procedencias, como la de los Drako y Annunaki
negativos, y podrían apoderarse de su piel sagrada.

Los veintidós anti-héroes envidiaban la existencia de sus otros


yo’s en la 3D y la 5D. Trataban a toda costa de salir del huevo
encostrado que les recubría la dimensión bizarra, fumando
hierva a todo momento y realizando rituales de xylocibina. El
filosofo babilónico era el alquimista que extraía el DMT y la
Xylocibina de las plantas mágicas que recogían de todos los
planetas y que los argonautas consumían con desespero.

En un viaje de yagé, donde hizo de chaman tu-Kfjørg con su


novia tu-Xäälä, al cabo de las horas, después de vomitar todas
las porquerías que traían por dentro, los veintidós renegados
seguían alegando en silencio el estar viviendo la pesadilla
bizarra del desierto cuántico de la vía Láctea. Los Tigres
sagrados del Sol manchados de llamas que quemaban al contacto
con la visión, les cruzaban a cada rato por el frente de sus
ojos por mas cerrados que tuvieran los parpados. El dolor les
hacia producir unos gritos salvajes profundos que provenían
desde la garganta de los infiernos de sus mentes codiciosas y
triviales. El propósito de los tigres del sol era enviarlos al
baño a vomitar y cagar nuevamente para limpiar de porquerías
las rendijas mas invisibles y ocultas que pudieran tener en sus
cerebros putrefactos.

Pero nada hacía efecto. Después de las mil y una noches de


viajes de yagé, todavía sentían las trivialidades de la
maldición karmatica por haber robado del Árbol de la Vida la
piel mágica de cordero. Afortunadamente no habían asesinado al
dragón guardián. Encomendaron a un viaje en directo hacia la
Tierra del Olvido a tu-Kfjørg con su novia tu-Xäälä y con su
dragón rojo gigante, para que volaran a los reinos 3D del
desierto vallenato a pedirle al rey vallenato, que les vendiera
el acordeón Hohner que primero llegó a Tierra Costeña desde
Alemania, porque sabían que era mágico y tenia el antídoto para
cambiarle las propiedades a su tesoro maldito en tierras
bizarras. El nuevo tesoro a obtener a todas costas, iba a ser
el acordeón mágico vallenato. Localizado en el callejón del
Purru-tutu en una casona antigua con árbol frondoso al frente.

Se planeó detenidamente con lujo de detalles un plan de robo y


destrucción por Jason y los Argonautas, ya que el rey vallenato
se había negado a negociar el canje de su tesoro mágico en el
Valle d’Upar. El rey vallenato para protegerse de los posibles
ataques que intuyó harían los extraños visitantes, contrató una
red violenta de parias marginados corruptos al borde de la ley.
Debían de proteger el ultimo tesoro de Indias de todos los
tiempos del Caribe pirata.
En una noche serena, después de la coronación del rey vallenato
en el año 2019 d.c., mientras toda alma borracha dormía,
cayeron por sorpresa en sus buque pirata espacial, el Argos,
Jason y su reina con los 22 argonautas para destruir totalmente
el negocio vallenato en la costa caribeña de América del sur.
La guerra se entabló a capa y espada, a lanza llamas y
granadas, a cañonazos de buques espaciales y anti-misiles
paraco-terraqueos. Nadie cedía un centímetro de su territorio.
Los noticieros de Colombia ocultaban la noticia, como cosa
rara. Pero la guerra destruyó todo el Valle d’Upar hasta la
Guajira. Alcanzó la tormenta a Palomino, Taganga, Minca y las
playas del barrio samario de Pescadito. Pero no hubo vencedor
alguno, fuerzas oscuras de los Drako protegían a ambos lados.

Como los involucrados en esta guerra colombiana habían


infiltrado las auras de sus Yo’s semejantes en otras
dimensiones, y las vibraciones habían llegado a oídos de Jesús
en su cuerpo Sananda de siglo I d.c. mientras él caminaba en
ese momento con uno de sus pupilos lemurianos sobre la ruta de
la seda; al discernir Sananda que podría estar todo ligado a
mundos paralelos y que algo muy equivoco y maquiavelico
sucedía. Dado que por error los bizarros al atacar tierra del
siglo XXI, no tuvieron en cuenta que eso afectaba las ondas
electromagnéticas del planeta y la linea del tiempo terráqueo
al estar estas lineas de tiempo todas conectadas y
sincronizadas. Sintiendo síntomas entre la caravana los
habitantes electro-sensibles del siglo I, las ondas negativas
procedentes del caribe colombiano siglo XXI. Como la del chico
griego que tenia su otro yo allá metido en Macondo, y los otros
chicos y chicas compañeros de caravana de Sananda que estaban
siendo afectados en su ADN por la negatividad relativa que caía
perpendicularmente y que en forma simultanea estaba lesionando
la 5D. Al sentir Adama rey de Telos las ondas provenientes de
la superficie que afectaban a dos de sus pupilos: al piloto y
su novia Wayuu. Entonces se decidió Sananda y se comunicó
inmediatamente con su comandante en jefe de flota de la
Federación Galáctica de Luz, el señor Ashtar que viajaba en ese
entonces con su cuerpo mortal en la caravana sobre la ruta de
la seda. Ashtar avisa inmediatamente a su nave, la Jerusalem,
que recogió a los dos maestros en Damasco. Dentro de la nave ya
se encontraba el rey Adama. Y los transportaron de inmediato
para controlar la situación en territorio vallenato.
Aterrizaron en Punta Gallinas, la Guajira. A la izquierda
varios almacenes para turistas. Entre ellos un alquiler de
motocicletas. Caminaron los tres amigos y al tratar de cruzar
la calle, una camioneta de esas grandotas para al frente de
ellos... es un guajaro ricachón:

- vey, animalito, son gringos? pa’onde vais hippies?


Ieshua sintiendo la imprudencia y arrogancia del guajiro,
sonriendo le dijo: Donde las Hadas cabalgan sobre los hombros
de las Olas mi buen hombre, dejando en mudez bruta al hombre y
continuaron su camino en silencio. Tomaron en alquiler tres
motocicletas Himalayan 500 cc que les cedió un loco vendedor de
motos usadas de la marca Royal Entfield, con la condición de
que las trajeran de vuelta y le contaran de su aventura y en
como habían resuelto el conflicto que tenia a todo el cielo del
caribe costeñol en completa oscuridad desde hace meses. Afuera
del local, un volante de “Se Busca, Vivo o Muerto” de Brandon
Tutti-Frutti, en la calle una comunidad alternativa de
intercambiadores de semillas con luces de bengala protesta
contra la multinacional Del Campo por las manipulaciones al
agro. Maquiventa que esta entre la multitud levanta el pulgar a
los organizadores Uversianos que tocaban un blues de fondo
parados cada uno en un tanque de 55 galones de insecticidas,
ellos devuelven el saludo. En una esquina los guerreros
comenzaron a bajar el desierto guajiro para luego subir la
Sierra Nevada de Santa Marta. En toda la cúspide del cerro
Bolívar, esta el campamento de los 22 argonautas y sus
cabecillas. La voz de alarma la dio el bizarro Uruk-i, se
levantaron todos al ver llegar ruidosamente las motos de
Sananda y sus amigos. Había escoltado otra nave espacial
pequeña al patrón de los vallenatos hasta la cumbre serrana.
Acordaron en sentarse a fumar la pipa de la paz entre Jason y
el rey vallenato. Prendieron fuego a una fogata que llegaba
hasta las estrellas. Los Mamos eran testigos de tal encuentro.

La tribu Kogi dio hospedaje a todos para la ceremonia de paz.


Se realizaron los pagamentos necesarios y el fuego puso en
trance 40 días y 40 noches a todos los participantes a navegar
los cielos de la vía Láctea en un viaje luminoso de yagé. Al
cabo de los cuarenta días y cuarenta noches de viaje y ayuno,
Se encendió la pipa de cannabis, la hierba eterna de la Madre
Tierra. Gaia era testigo del acuerdo por intermedio de sus
hijas las plantas de poder. Al terminar de fumarse la pipa de
la paz por una hora consecutiva, les pasaron a cada uno un
platillo de hongos mágicos con jugo de naranja para comenzar
los diálogos. Después de otro día comenzaron las conversaciones
de paz. La jornada de purificación fue larga. Los picos nevados
solo observaban en silencio. Las nubes entre las cañadas
permanecían por debajo de las mediaciones del cacerio Kogi.
Alrededor de la fogata se encontraba el mamo Gil como principal
testigo de las tribus indígenas de América. Jason y su reina,
El rey vallenato, Sananda, Ashtar y Adama. Los siete magníficos
danzaron primero alrededor de la fogata por varias horas, la
noche nunca dejaba de existir. Los cielos estaban llenos de
planetas que eran testigos de tan singular reunión sagrada de
dioses caídos y los dioses muertos. Al final de los rituales
después de varios días, finalmente tomo la palabra Sananda:

- como vocero del rey y creador de esta galaxia y todas sus


criaturas, pido con amor y benevolencia que se amen los unos a
los otros y que se negocie el conflicto de una vez y por todas.
Que no se vuelva a dar otra trifulca de semejante magnitud en
el futuro por ningún motivo. Que cualquier de los aquí
negociadores de los bandos por la paz, si vuelven a caer en
guerra, sus almas serán extinguidas inmediatamente sin tener
posibilidad de apelación. Ahora, que hablen los interesados en
este acuerdo de paz
- yo soy el rey vallenato del Valle d’Upar, nos han destruido
estos tipos nuestras parcelas vallenatas desde la guajira,
hasta samaria, pasando por todo el valle, pedimos que se nos
renueven las tierras y nuestras propiedades. Exigimos no volver
a ser atacados por esos señores del mundo de los bizarros y que
se les prohíba volver a nuestro planeta si vienen con malas
intenciones. Nuestro emblema popular, el acordeón Hohner de oro
es una insignia que no se negocia nunca. Es nuestro tesoro
nacional. Hemos traído unos bollos de maíz para luego. He dicho
- yo jefe supremo de los Argonautas bizarros de los planos
interdimensionales negativos, pido que se nos remueva la
maldición a los mundos bizarros, que envíen a los dioses del
sol central para que le quiten la maldición a las dimensiones
intermedias. Para que se nos renueven los atributos positivos y
nos admitan en el consejo de los galácticos. Pedimos que a
nuestro tesoro nacional, el Vellocino de Oro, se le quite la
doble propiedad negativa y quede solo con la propiedad positiva
de espiritualidad y pureza. Que seamos redimidos y perdonados
de todas nuestras travesuras por todos los siglos de los siglos
y en todas las dimensiones por la eternidad, hemos traído
girasoles de mar para compartir. He dicho.
- yo Sananda alma gemela del rey absoluto de Nebadon como
Jesús/Micael y por todo el poder concedido que me entregó el
Padre Creador en el Paraíso, concedo inmediatamente como sus
corazón lo han pedido para que la paz perdure en todo nuestro
universo.
- yo mamo Gil, doy testimonio de lo firmado en los cielos.
Las estrellas son testigos, el desierto es testigo, la sierra
es testigo. Gaia es testiga, el mar que observa ahora es
testigo. Los planetas son testigos, los animales que nos
escuchan son testigos, los arboles son testigos, la nieve y los
ríos son testigos, las nubes y el sol que ahora asoma de entre
las oscuridades es testigo, y todas las aves del cielo cantaran
al unisono sobre la paz del pacto en el caribe colombiano.

Los noticieros no pasaban nada sobre la reunión, sus


telenovelas seguían alimentando masas, los telediarios llenos
de noticias negativas seguían acompañando los millones de
hogares colombianos controlando sus costumbres y
comportamientos. Pero un colectivo fantasma amigos del piloto
de nombre Uversia Urbana, se había colado entre la ventisca que
estaba ocurriendo en el caribe colombiano, y pudo grabar y
tomar notas de testigos cercanos durante toda la acción y sobre
los acontecimientos extraterrestres que se sucedían en la costa
caribeña. Uversia Urbana preparó con su grupo audiovisual un
documental informativo con musiquita de fondo de los Uversianos
inspirados en Blixa BarGeld, que vendió a los noticieros
extranjeros en Corea y Rusia a cambio de millones de ZIM’s,
cuando estos se adueñaron de la información enseguida la
vendieron a todas las cadenas mundiales noticiosas y el mundo
entero se enteró de todo, menos el promedio chimbonbiano...

Las motos fueron devueltas por tres lemurianos a la casa de


alquiler de motocicletas en la Guajira. El dueño fue informado
de todo. A cambio del favor, le modificaron los circuitos de la
tarjeta madre de su computador con códigos conectados a
satélites cósmicos y las redes globales de todo el planeta para
que se enterara de todo lo que sucedía.
XV

VISITANTES de la 5D

2019

“Que puedo hacer si ahora acabo de darme cuenta que somos


dioses recién ascendidos, y nuestra divinidad se encuentra
comprometida con las salvajes realidades crudas de una gente
que vive sus vidas negando o deseando conectarse con dioses
invisibles que nunca pueden ver, ni tocar, ni acariciar...”
En medio de un tumulto de gentes que gritaban, bramaban,
lloraban y imploraban a llanto tendido a los muchos cielos con
oraciones improvisadas, por ayuda. Mientras el cielo se
oscurecía, la luna se pintaba de rojo y la tierra se movía de
un lado a otro sin piedad. Pero nadie los escuchaba. Si
señores, en medio de esa algarabía y confusión, estaban el
piloto y la Wayuu. Sus nombres ahora eran: Uru y Rebekka.

Inmediatamente se miraron a los ojos y supieron que hacer. No


había piedad ahora. Era la ultima epístola del apocalípsis que
se daba a los que no escucharon los ecos de los sabios. Comenzó
Rebekka con un aullido gigantesco llamando todos los presentes.

- vengan ustedes, olvidados por los dioses. Que habéis hecho


todo estos tiempos en vuestras casas? Que habéis estado
haciendo en secreto?, que oraciones hacían mientras estaban
pegados a sus celulares?, que canciones escuchaban mientras
violaban la esposa del vecino?, que comían mientras dejaban a
sus bebes inmediatamente recién nacidos tirados en una cloaca,
donde los perros de la calle en acto de compasión sentían la
obligación de meterse entre el desagüe sucio y oloriento, a
sacar una nena recién nacida que gritaba sus pulmones en
desamparo al ser abandonada por padres que no asimilaban que el
sexo despiadado conduce a embarazos. Por adolescentes que no
saben que un buen rato infla los vientres. Que pasa humanos?
Nunca buscabais almas, solo buscaban órganos sexuales y
perdición, Ahora os reunís todos muy santónicos a pedir piedad
a los cielos? A cuales cielos? Si allá no hay nadie que les
escuche...
Porque no llaman por wazap a sus dioses burlones, a sus dioses
sucios del dinero fácil, a sus dioses agresivos para que les
salven de esta tribulación apocalíptica... Todo mundo seguía
mudo, solo lloraba. Ella proseguía hablando con vos de trueno y
la escuchaban mas de 400 mil personas a la redonda. Sobre ella
en el aire, estaba Uru. Que ahora comenzó también a gritarles.
- hoy os dais cuenta que verdaderamente eras, sos ahora la
escoria de la tierra, la mierda de todas las culturas. Pero
claro, por el contrario, en ese momento pensabais que erais los
dueños de las calles del planeta, los dueños del universo, los
dueños del medio ambiente, los compradores inconscientes en
centros comerciales, los pedo-filos ocultos, los políticos
corruptos, los señores poderosos de las multinacionales, los
asesinos de animales y arboles, los productores de alimentos
llenos de químicos dañinos, de drogas farmacéuticas alteradas,
los come carne de animales inocentes. Ahora, que hacen? Nada.
Solo llorar como bebes a ver quien los salva. Pero nadie los va
a salvar...

Después de la introducción de Uru y Rebekka, una nave espacial


gigantesca color azul oscuro metalizado comenzó a bajar del
cielo oscuro. Afuera los rayos y las centellas brincaban y
tronaban a cada segundo. Llovía granizo de los cielos. La
tierra seguía temblando y crujía su interior como con lamentos
de muchos volcanes. La nave espacial se poso bien cerca de la
aterrorizada multitud. Una voz de la nave dio una orden y
comenzó a bajar un escalera gigante de color plateado. Uru y
Rebekka comenzaron a gritar con voz de trueno a las masas de
humanos innecesarios, a que subieran a la nave inmediatamente.
Los humanos corrieron enseguida a cumplir la orden como
regañados. Nadie se escapaba. Uru y Rebekka se aseguraban de
que todo humano inferior entrara a la nave. Después de una hora
todos estuvieron adentro. Uru y Rebekka subieron de ultimo.
Dentro de la nave fueron recibidos por un comandante de la
confederación Galáctica de Luz. Se presentó y saludo a los dos
chicos. Los chicos procedieron a instruir a los humanos
inferiores:

- ahora serán agrupados de a cincuenta personas de diferentes


sexos y edades. Procederemos a acondicionar el traslado... Los
humanos inferiores no sabían nada ni entendían nada de lo que
les estaba sucediendo. Seguían acumulando pánico, terror y
comenzaban a sentir culpa a cada instante. Continuaban llorando
pidiendo piedad mientras de cubrían sus desnudeces.

Una luz portentosa alumbró a toda los grupos de humanos


innecesarios y les borró toda información interior. Se quedaron
entonces con los ojos desorbitados y moviéndose como zombis.

Los humanos inferiores fueron inmediatamente trasladados con la


nave, muy pero muy lejos, fuera de la vía Láctea, a un planeta
nuevo de tercera dimensión primitivo, donde todos ellos, ahora
desnudos, deberían de comenzar sus vidas.

Al llegar al planeta 666 localizado en una galaxia lejana,


bajaron los chicos y unos diez galácticos. Situaron a la masa
humana en diferentes locaciones del planeta desde los aires. En
grupos. Habían otras naves descargado también, al final de la
jornada los abandonaron a su propio destino y voluntad entre
los entornos de quien sabe que tipo de ambiente les esperaba,
que animales salvajes habitarían el nuevo planeta? Como
trabajara esta raza para sobre-vivir? Como reaccionaran sin
recuerdos de ningún tipo de conocimiento ni recursos. Todo
estaba en modo básico y primitivo. Nuevo comienzo. Nueva
oportunidad. A ver si aprovechaban algunos la oportunidad. A
ver cuantos millones de siglos necesitarían para prender fuego.
Para darse cuenta de no maltratar a los mas débiles. Para no
comer animales. Para no matar. Para no dejarse controlar de sus
egos. Para dejar de adorar dioses extraños. Para superar los
vicios y las tradiciones. Para dejar de sentir miedos y terror.
Para superar a las religiones. Para no dejarse manipular como
masas. Para... para tanta cosa que deberán aprender ahora,
solos. Sin guiás, sin Google, sin wifi, sin 5G, sin
supermercados, sin centros comerciales. Sin nadie. Con un libre
albedrío primitivo, casi ciego. Sin ajustador de pensamiento,
tenían que ganárselo. Con el alma reducida al mínimo. Por un
nuevo comienzo para un nuevo capitulo de la prehistoria humana.

Pero de seguro irían a visitarlos muchos dioses nuevos como Uru


y Rebekka para guiarlos de la mejor manera posible. Con todo el
Amor cósmico que llevan en su pecho. No para enseñarles algo,
sino para crear tal vez una comunidad de dioses en el planeta
666 que sirviera de ejemplo y mas adelante bajar la progenie de
sangre violeta para que les elevara la consciencia. Pero esto
no iba a suceder sino dentro de millones de años en sus
futuros. Por ahora: a ver si descubren como hacer fuego,
jejeje...
XVI

El largo CAMINO hasta UR

siglo I

Saliendo de Damasco después de varias semanas de compras en


bazares y mercados al mando del chico griego, la caravana de
Jesús y sus amigos, partía hacia Caldea. Se esperaba que fueran
varios meses de rodaje. Planeaban una vez en Ur, embarcarse en
el puerto cuando el tiempo así lo permitiera. El chico griego
estaba emocionado. Iría a conocer ahora lo que fue su hogar
hace mas de 2500 años, esperando encontrarse en buena sorpresa
con algo un poco mas moderno, mas avanzado.
El grupo de los vikingos se había ofrecido amablemente a
escoltarlos hasta las cercanías de Ur argumentaban que se
rumoraba que la pandilla fantasma de Ali Baba y los 40 ladrones
se encontraba en esos desiertos pero como la caravana iba a
otro paso y a otra velocidad, los guerreros noruegos después de
unas horas, se despidieron y prosiguieron a su paso veloz.

A las cuatro de la tarde, toda la caravana estaba cansada y no


encontraban un lugar seguro con sombra y con agua. Habían
decidido acortar camino saliendo derecho sin llegar a
Babilonia. Pero era casi imposible. La idea descabellada de
Ieshua de hacer travesía derecho por el desierto, sin subir a
la Media Luna fértil, ni pasar por Tudmur, tenia a todos los
gitanos hablando paranoias por lo de Ali Baba. Se había
escuchado a Jesús decirles, tengan Fe hermanos... Cuando al fin
divisaron la ultima palmera del desierto muchísimo antes de
llegar a Hobi, acamparon y dieron descanso a sus animales. Se
reunieron de emergencia Sananda con Yasiff, Ashtar y el chico
griego que tenia bastante experiencia con las caravanas.

- nunca antes había hecho un corte de este tipo, solo


subíamos por la media luna fértil y volvíamos a caer al sur...
pensamos que este es un desvío que nos ahorraría bastantes días
de jornada, pero al mismo tiempo las probabilidades de
encontrar agua son muy remotas, dijo el chico griego, recuerden
a Toti el elefante que va con nosotros...
- pues con tanto circo a bordo, es mas fácil si llamamos a un
platillo volador para que nos den un aventon a todos, jejeje...
dijo sin aguantar la carcajada Yasiff, que al mirar a Jesús, se
dio cuenta que su broma no era muy sabia...
- pues te cuento Yasiff, no es que este serio por tu
comentario, dijo Jesús, en el futuro pasaran carreteras por
estos lados... pero olvidenlo... No es tan alocada tu idea.
Ademas, y a sabiendas que nos esta esperando en Caldea el buque
de la familia de Simba que nos transportara a la India... y
teniendo en cuenta lo atrasados que estamos del itinerario
inicial, ya por varios meses, es mi culpa, me disculpo
caballeros... podríamos estar llamando a una nave cercana para
que nos traslade.
- no hay nadie a la redonda que nos observe embarcandonos en
estos lados tan abandonados. Dice Ashtar.
- bueno decidido, Ashtar hermano, llama a tus chicos para que
nos den un aventon, Jesús se reía al sentir la emoción de
pensar montar todo ese mundo de animales y la carga
- súper, genial, dijo el chico griego

Tres naves de tamaño mediano aparecieron en medio del desierto.


La arena no se movió para nada. Eran tan silenciosas como
sutiles para la acción. O probablemente habían estado ahí
estacionadas todo este tiempo. De las naves aparecieron una
docena de chicos de diferente colores que salieron felices a
saludar y abrazar a Sananda y a Ashtar. Luego de los saludos y
la sentada obligatoria en la carpa central con toda le gente,
el mono, el loro y varios perros, procedieron a embarcar.

Hubo una procesión interminable de camellos y caballos que iban


y venían llevando carga a la primera nave. Muchos de los
animales subieron solos y otros fueron trasladados por sus amos
como la colmena de abejas a la segunda nave.
Cuando toda la carga y los animales fueron embarcados, subieron
los caravaneros a la tercera nave y despegaron.

- chicos, dijo Jesús, no vayan tan aprisa. Porque no les


mostramos a la gente un pedacito de la vía Láctea, para que se
lleven una buena impresión del vecindario, jejeje.

Las naves, tres de ellas, se elevaron en modo ínter-dimensional


para una vuelta de reconocimiento por la vía Láctea. No por el
sistema solar, sino por toda la vía Láctea. Jesús tenia su
propio estilo peculiar para escoger itinerarios. Aunque nadie
se sentía inquieto realmente, ni los gitanos. Todos estaban
pegados a las ventanas mirando planetas, estrellas, soles,
galaxias, nebulosas. En la segunda nave los animales hacían lo
mismo. Pasaron por Helios el Sol del sistema solar de Gaia.
Luego arrimaron cerca de Alcyone, y partieron directo al sol
central de la galaxia. Vieron a Andromeda de cerca. Todos los
lugares los admiraban. Y cuando se les notó que estaban como
cansados de ver y ver y ver tantos colores y formas en
movimiento, Ashtar se acerco a Jesús y le pregunto que cuanto
tiempo mas iba a durar el tour. Jesús simplemente añadió: no
dejes que pase el tiempo en Ur, que sea la misma hora cuando
partimos para cuando aterricemos en Ur. Mientras tanto Jesús
continuo jugando domino con varias de las abuelas gitanas en
una mesita que la abuela de Yasiff había acomodado. Se sirvió
te de hierbas medicinales para todos con dátiles y pan árabe.
Comieron y bebieron.
Un trayecto normal desde Palestina hasta Mesopotamia podría
durar solo un par de meses. Hasta antes de que les dieran el
aventon, llevaba la caravana 4 meses de travesía, sin incluir
el tiempo en Francia y solo se había rebasado un poco a
Damasco. El viaje en platillo les había acortado bastante la
travesía, aunque para Jesús, el tiempo sencillamente, no
existía. Al llegar las naves a Ur en modo invisible, esperaron
a la noche para descargar. Aprovecharon las mujeres la perfecta
ocasión y el clima ideal, para hacer un jamming entre todas.
Ruth, Rebeca, María Magdalena, tres de las Lemurianas, Dalila y
cuatro de las mujeres gitanas.

Se prendió la rumba. La percusión la tenia totalmente acaparada


las chicas lemurianas. Ruth y Rebeca cantaban, María Magdalena
tocaba el buzuki. Dalila tocaba una flauta de madera vieja. Y
las niñas gitanas se encargaron de la danza. Una melodía árabe
medio gitana se escuchó dentro del eco del platillo volador.
Toda la tripulación sentada sobre alfombras miraba el
espectáculo. Hasta Jesús se había levantado a bailar igualmente
junto con Yasiff y Ashtar.

Deja que el desierto te acompañe


los silencios solo danzan
cuando las lunas están alineadas
danza, danza niña de mis ojos
que los aromas de sándalo
perfuman toda nuestra nave,
deja que tus pies mágicos
se deleiten al compás de los sonidos,
el desierto disfruta de tus pisadas
salpicando amor sobre la arena
danza, danza pequeña cervatilla
que tu amado esta en camino,
al escuchar tu voz,
arrancará y vendrá pronto
trayendo con sigo
el aroma de azucenas
que vive entre los oasis
y anidan en tu corazón,
danza, danza amada mía
danza que tus cascabeles acompañan
los tambores y las harpas,
danza amada mía,
danza entre el sándalo y las azucenas
danza que el sol se ha ido a dormir
y la luna esta presta,
para que la noche sea eternamente dulce
y nuestras caricias de amor
llenen de colores la vía Láctea.
Danza...
XVII

El retorno de URU y REBEKKA

siglo I

La tierra en el puerto de Ur a orillas del Mar Persa estaba


apenas comenzando a secarse tras las ultimas inundaciones de
los ríos Tigris y Eufrates. Después de que las aguas bajaron,
nadie podía calcular donde quedaría Ur situada, si pegada a las
aguas del golfo Pérsico, o si en tierra adentro. Los sedimentos
que traían los ríos, unas veces eran botados fuertemente hacia
el mar y este al bajar las mareas los empujaba a su fondo.
Otras veces después de las inundaciones Sumerias, el mar
perezosamente no hacia nada, y los sedimentos se almacenaban en
las playas dejando a Ur en tierra adentro.

Para la noche en que Sananda llegó con sus amigos, Ur estaba de


fiesta. Todos los marineros celebraban con mucho brío la
destreza de las aguas que arrimaron a Ur al golfo. Entre tanto
marinero y pirata de siete mares, estaba Simba. Tatara-tatara-
abuelo de Simbad el Marino. Simba, traía la cepa del típico
filibustero perro del mar. Con su ojo izquierdo tapado con un
pedazo de cuero y una cicatriz que orgullosamente osaba en
gritar que se la había hecho el mismísimo Ali-Baba en gran
duelo sobre los desiertos persas, pero que su espada había dado
fin del bandido. Pero siempre había algún chistoso que le
dañaba el cuento preguntándole, y donde esta el tesoro de los
truhánes. Porque Simba no tenia ni una rupia para respaldar su
victoria. El tesoro de Ali-Baba y los cuarenta ladrones
permanecía aun sin descubrir.

Entraron por la puerta de la bulliciosa cantina, cinco hombres,


utilizaban capuchas en sus cabezas que los envolvía en un aire
de misterio. Era el grupo de Sananda acompañado por el chico
griego, Yasiff, Brandon Tutti-Frutti y Melquisedek.

Habían seis mesas llenas de marineros bebiendo, comiendo y


haciendo ruido. En la mesa mas grande de madera vieja del
centro de la cantina, Simba el marino y un grupo de perros de
mar bebían ron. Al fondo, en la parte oscura donde la leve luz
del antro pirata llegaba muy débilmente, una pareja de
desconocidos con capucha, comía algo. Las otras mesas eran
ocupadas por comensales de la posada. Un grupo de 3 flautistas
sonaba sin parar al mando de un barbudo español que en su
citara acariciaba melodías mientras una acompañante vestida de
noche, cantaba coplas. Varias mujeres alegres llevaban y traían
comida y bebida a las mesas. En la única mesa libre se sentaron
los cinco extranjeros recién llegados.

- que les puedo traer viajeros. Grito una mesera peli roja.
- comida, mucha comida y vino que tenemos hambre, dijo
Melquisedek asomando solo la nariz de dentro de la capucha.

La mujer fue hasta el bar y le dijo al gordo gigante calvo y


con una argolla de oro que le atravesaba la nariz: son
extranjeros, mucha comida pidieron... y una botella de vino

- arghhh, fue lo único que respondió el gigante con la


argolla, luego grito por la puerta que daba a la cocina una
orden en lengua extraña. Adentro de la cocina se podía ver a un
pelotón de mujeres negras que cocinaban, el chef era un chino
con barba blanca muy larga y sombrero blanco alto.

Desde la mesa de Simba, los hombres que destapaban otra botella


de ron caribeño, murmuraban y volteaba uno de ellos a ver de
vez en cuando a la mesa de los recién llegados con una sonrisa
entre cortada en su rostro lleno de mugre con un sombrero
francés de pirata que le tapaba media melena que caía por
detrás en su espalda en forma de trenza.

- pueden ser los hombres que estamos esperando capitán, dijo


el marinero con cara redondeada llena de pecas en los cachetes.
- vaya usted que es el que mas sobrio esta y les pregunta con
discreción, no vaya a cagarla. Le ordenó Simba. Acuérdese de la
contraseña...

El marinero regordete caminó haciendo ruido no sin antes


tirarse un pedo a todo volumen, carcajadas reventaron desde la
mesa pirata, él continuó hasta el banquillo de Sananda.

- bon jour señores, que los trae por estos lares tan lejanos
- hola buen hombre, somos las estrellas fugaces del sol, dijo
Yasiff, era la clave que esperaba el francés
- somos los perros del mar, respondiendo el pirata a la
consigna. Y se saludaron entre ellos. El gordito se llamaba
Alan-Brito y le pidió a los extranjeros que unieran la mesa de
ellos con la de Simba y sus hombres.
- tranquilo hombre, respondió el chico griego. Tenemos hambre
y vamos a comer primero, dígale a su jefe que nos vemos mañana
en el astillero cerca al puerto a primera hora. Levantando la
mano el chico griego a modo de saludo hacia la mesa de los
hombres que desde allá los miraban con curiosidad.

El gordo perro de mar volvió a la mesa de sus amigos y les dijo


algo. Todos voltearon a atisbar hacia la mesa de Sananda. Pero
desde allá nadie volteo a mirar. Estaban ocupados satisfaciendo
la necesidad biológica de un desespero de varias horas sin
comer. En el platillo volador habían consumido hierbas
medicinales con dátiles y la experiencia de estar mirando
planetas por varias horas, los tenia un poco soñolientos.
Los piratas se levantaron de la mesa y abandonaron la posada.
De arriba en el segundo piso, se escucho el golpe de una puerta
en una de las piezas. Por las escaleras bajó una pareja vestida
con túnicas blancas y turbante árabe verde como símbolo de
poder. Miraban hacia las mesas con curiosidad. Era la hora
exacta que habían recibido de los informadores celestiales,
para encontrarse con el grupo de Ieshua. La mujer le sonrió a
su amigo y se dirigieron a donde los hombres que comían como
animales.

- hola señores, somos Uru y Rebekka, dijo la muchacha.


- Sananda levanto el rostro de un estofado de garbanzos con
vegetales que devoraba con placer, junto a su plato una masa de
dátiles e higos con manzana picada en rebanadas esperaba.
Aceite de sésamo en el centro de la mesa y varios vasos de
madera llenos de vino rojo. En el centro del mesón en madera de
cedro, una botella vacía de vino y otra a medio llenar. Comían
con cucharas de madera. Varios cuchillos estaban clavados en el
centro de la mesa. Hola, y que quieres jovencita?
- nos enviaron desde la quinta dimensión para encontrarnos
con ustedes, como grupo de apoyo en el viaje a alta mar, dijo
Uru... volteando a mirar al chico griego...
- pues sientensen a la mesa y sirvansen, que el estofado esta
de rechupete. La pareja arrimó un par de sillas y se sentó y se
sirvió de la olla untada de hollín al borde de la mesa. Al cabo
de la media hora, cuando todos habían terminado. Varios eructos
habían demostrado que la comida había estado excelente.
Celebrando varias veces brindis de vino por el reencuentro.
- saben ustedes que mañana partimos a primera hora? Dijo
Yasiff a la pareja.
- si claro, estamos listos. No es sino que digan como se
llama el buque, le respondió Rebekka.
- mañana a primera hora nos vemos con Simba el capitán del
buque que contrataron los chicos de la Compañía del Cielo. Les
dijo Yasiff. Nos encontraremos en el astillero contiguo al
muelle, estén allá con sus cosas
- listo, dijo Uru, y se levantaron de la mesa y se dirigieron
a la calle. Afuera la Luna inclinada alumbraba sobre el puerto.

Eran las cinco de la mañana cuando los cinco hombres se


encontraron con la pareja de la 5D. Se sentaron todos a esperar
a los marineros sobre un tronco gigante de cedro que esperaba a
ser convertido en tablas. Pero las horas pasaron y los
marineros de Simba solo aparecieron después de hora y media.

- buenos días, grito un hombre al soñoliento grupo que


descansaba sobre el gigante cedro probablemente proveniente de
Siberia. Era el gordito francés que hablaba en troncado sumerio
- buenos días, grito desde donde estaban Melquisedek
- siganme por favor...

El grupo siguió al marinero hasta el muelle donde se encontraba


un inmenso buque de guerra griego con velas color naranja y una
bandera pirata negra que blandía poderosa arriba del mástil del
centro de la embarcación. El cielo estaba azul celeste.
Subieron al buque los extranjeros y fueron llevados hasta la
cabina del capitán. Entrando, saludaron con una venia.
- hola soy Sananda vengo con mis amigos de la caravana que va
hacia la india. Mis hombres y yo necesitamos alquilar los
servicios de un marinero que lleve nuestra gente hasta el
puerto de Karachi en Pakistán.
- buen día señor, soy Simba el marino, permitame comentarle
señor, que no podemos llegar a Karachi, ya que en estos meses
el puerto mas cercano habilitado para barcos de nuestro
calibre, es el puerto de Muhammad Ben Quasim. Esta solamente a
unas horas mas al sur hacia la India. Les parece?
- claro capitán, los arreglos están hechos.
- llame a su gente para que traigan sus equipajes, partimos
en una hora.

Izó anclas y zarpó el buque griego de nombre Liberté desde los


muelles curtidos del puerto de Ur en Sumeria. Eran las diez de
la mañana en punto. Abordo se encontraban los amigos de Jesús.
Destinación: Pakistán. La temperatura estaba apropiada. El
viento a favor. Los marineros no eran muy confiables, pero
sabían su oficio. El nombre del capitán del barco pirata: Simba
el Marino. Simba había nacido en Bagdad, de familia de
marineros por generaciones. Se dedicaba al transporte de
pasajeros entre los mares de oriente y a la aventura. Aunque
muchas veces se decía que su nave de guerra atacaba a piratas
filipinos cuando venían a robarle. Portaba la bandera pirata
que Simba se ganó en limpia lid cuando su nave estuvo en el sur
salvaje de Malasia buscando un tesoro perdido en una isla
desierta. Desafortunadamente la isla se hundió en el mar y les
tocó a él y su tripulación devolverse hasta el mar pérsico sin
nada.
Contaban que en el viaje de retorno, pararon en Chennai en el
golfo de Bengala a recoger a unos embajadores rusos que iban
para San Petersburgo, los arrimaron después de los meses en
Egipto. Le gustaba a Simba usar el logo-tipo de la bandera y
comenzó a usarla todo el tiempo para espantar perros de mar
carroñeros y ambiciosos.

Toda la gente de la caravana que venia con Sananda, se


embarcaron con sus equipajes. El resto de la caravana seguiría
la Ruta de la Seda hasta encontrarse en el puerto pakistaní.
Todos las familias gitanas viajaron por tierra a excepción de
Yasiff y su familia. Algunos de los animales se vinieron en el
Liberté. Como el loro, el mono y un par de perros de Yasiff.
Dalila se había traído su gato persa Misifú a escondidas.
Cuatro de las mujeres darían a luz en el trayecto de mar. María
Magdalena, Ruth, Rebeca y Dalila.

En el atardecer, una embarcación desconocida se acercó al


Liberté. Por lo visto eran conocidos de los marineros. Cuando
estuvieron cerca de la nave un bote pequeño salió desde el otro
barco y subieron tres personas. Una anciano con su nieto y su
nieta. Hablaron con el capitán y se quedaron a bordo. Los
acomodaron en la bodega enseguida del almacén de alimentos
donde les colocaron un par de coys grandes a modo de cama. Se
rumoraba que el anciano era un medico ancestral con mucha
sabiduría. Sus nietos iban a la india a visitar a sus padres.
Tenía la familia el aspecto de la gente del norte de la india.
En la parte mas alta del mástil, se había instalado una cofa
para el vigía. El atardecer todavía no pintaba el cambio de
colores a morados y azules o anaranjados, cuando varias
embarcaciones pequeñas que salieron quien sabe de donde
comenzaron a rodear al Liberté. Ratas!!!, grito el vigía. Y
todos los hombres comenzaron a salir desde la bodega y el
camarote principal y se movilizaron por todo el casco en
posiciones de combate. Donde estaban los cañones instalados,
varios hombres esperaban las ordenes, todos portaban fusiles
cuchillos y espadas.

La gente de Sananda que descansaba en sus coys, subió a ver


cual era el alboroto. Brandon Tutti-Frutti subió llevando en su
mano la patineta que había traído desde Samaria. Cuando vio que
la intensión de los visitantes era agresiva, saltó Brandon
Tutti-Frutti en su patineta voladora y salio veloz como el rayo
bajando por la popa para que nadie lo notara. Al ver las ratas
de mar a un tipo con una mariposa violeta alrededor y montado
sobre una tabla que volaba, cundieron en pánico, pero el jefe
de las ratas ordenó inmediatamente: Abran fuego a discreción!.

Mientras tanto los marinos de Simba miraban confusos al tipo


amigo de Sananda que volaba en una tabla. Se olvidaron
momentáneamente del ataque y esperaban ordenes. Al escuchar el
grito de fuego de los filibusteros atacantes, sacaron sus armas
y comenzaron a disparar a los botes. Los cañoneros no podían
hacer fuego temiendo hacer daño al Tutti-Frutti.
Brandon escabulló los primeros disparos y comenzó su ataque. Se
sumergió veloz dentro del mar, y después de colocar una masa de
semillas mágicas pegada al casco inferior de cada embarcación,
salio a buscar aire. Ya en lo alto se montó en un botavara de
la vela mayor y se puso a reír a carcajadas con Lummi su
mariposa mágica. Abajo Sananda les hacia señas y sonreía.

Las semillas mágicas comenzaron a hacer efecto al contacto


inmediato con el agua salada, y rápidamente comenzaron a
reventar enredaderas gigantes que rompieron los cascos de los
botes. Al levantarse las enredaderas, los marineros se
comenzaron a agarrar a ellas y miraban con sonrisas hacia el
liberté, pero como las raíces de las plantas mágicas no tenían
donde sostenerse, se comenzaron a hundir con todos los
marineros agarrados a ellas. El remolino creado por una ventena
de gigantescas enredaderas hundiéndose en las aguas, produjo un
vértigo impresionante mientras iban hacia el fondo, llevándose
con ellas a todas las ratas de mar ahogándolas de inmediato.

A bordo en el castillo de proa y la cubierta los hombres en


jubilo levantaban sus armas y cantaban una canción pirata.

La canción del pirata


que viaja los siete mares...
por aquí y por allá
bla, bla, bla
buscando siempre un tesoro...
que es imposible de encontrar
bla, bla, bla
de un barco hundido que lo dejó por ahí
jajajaja
...pero tengan mucho cuidado
que anda cerca rondando el tiburón
bla, bla, bla

El chico griego no había tenido ningún chance de observar bien


el pueblo donde había nacido hace 2500 años. Se había pegado
una decepción inmensa. Nada interesante fuera de mucha basura y
las edificaciones todas curtidas de lodo por las inundaciones
le habían hecho desistir. Pensaba que iría en otra oportunidad.
Estando en estas cavilaciones dentro de un coy de lona sucia
descansando abajo en la bodega donde era mucho mas fresco el
aire. Escucho pasos y volteo a ver, era Uru que venia hacia él
con una sonrisa amigable, muy amigable, detrás de él Rebekka.

- sabes que somos el mismo fragmentado del poeta de Ur hace


2500 años, cierto? Dice Uru, lo mismo que nuestras mujeres.
- claro Uru, somos como nuestro Yo mismo en diferentes
secciones del tiempo... nos conocemos, nos vemos,, nos
encontramos, nos colaboramos, nos hermanamos... todo mi
hermano, que gustazo poder verte... se tiró el chico griego de
la coy y abrazó a Uru. Permanecieron unos instantes conectando.
Uru que estaba en dimensión quinta, cargaba una energía más
poderosa que compartía con su otro Yo inferior en el tiempo. En
el universo no era permitido accionar energías de un ser
superior a un inferior, pero era excepción cuando se refería a
Yo’s entre si, sin importar en que dimensión se encontraran.
Entonces Uru se adelanta y le dice al chico griego...
- hermano, tengo un par de cosas para ti, primero para
contarte que tienes un nombre diferente, te lo comparto: te
llamaras desde ahora Urxu. Luego Uru procedió a meter su mano
dentro de una mochila Wayuu que traía trensiada, y sacó algo,
un aparato de color verde etéreo. Era transparente como si la
brisa le pasara por dentro. Este equipo se llama un Replicador
Personal. Te lo doy de regalo, ya me imagino que conoces el
principio de su funcionamiento, puesto que en tus sueños lo
habías estado solicitando.
- gracias hermano, me será de gran utilidad en el tiempo
venidero.
- me emociona que estemos ahora unidos, todos nuestros Yo’s
están en este momento coordinados para entrelazarcen entre
cualquier dimensión y dentro cualquier linea del tiempo. He
terminado la misión, creo que ya puedo partir con mi llama
gemela para la base central de la galaxia. Creo que debemos de
atender otros asuntos en dimensiones primitivas. Chao hermano.
- gracias hermano por vernos. Nos estaremos comunicando por
telepatía. Y se abrazaron cariñosamente por un largo rato hasta
que Uru comenzó a desaparecer quedando solo Urxu. En eso bajó
Sananda por las escalinatas haciendo música con una flauta.
- hola Urxu, vienes con migo? Vamos a hacer algo de música
arriba... oh... se quedó Sananda mirando a lo que tenia Urxu en
sus manos y le dice:
- veo que te han entregado tu propio replicador, te felicito.
Estas en otro nivel. Sabias que lo puedes guardar dentro de tu
pecho?
- como?
- si, solo presiona este botón que tiene mucha luz, así...
eso... y luego estando invisible lo colocas en tu pecho y el se
guarda automáticamente en tu corazón. Para traerlo de vuelta,
solo tienes que pensar en él y ya. Jejeje, practico no?, bueno
vamos que nos esperan arriba en la proa.

Y esa vez trepado en la vela mayor del Liberté sonriendo, fue


la ultima que se vio a Brandon. Había decidido reducirse de
tamaño para viajar cabalgando en Lummi su mariposa mágica con
su patineta colgada en la espalda. El espíritu de Sa-Ra había
abandonado el pecho de Brandon y se fue a vivir como la hija
que venia en camino de Ieshua y Magdalena. Brandon decidió
también abandonar este cuento y se fue a otro con nombre:
Brandon y los Liliputienses, donde probablemente tendrá miles
de aventuras en compañía de su amada Lummi la Mariposa Mágica.
XVIII

Final del CAMINO

siglo I, año 32 y 33 en mayo

Se aproximaba una tormenta al mar Índigo. Simba y sus hombre se


preparaban. Las velas estaban guardadas. El buque se meneaba de
un lugar a otro. Todos los pasajeros permanecían en sus coys en
parte baja. Algunas mujeres trataban de dar a luz. El anciano y
sus nietos estaban pegados de un poste de madera y oraban algo.
Yasiff se acercó al niño que estaba lleno de terror orando, y
le pregunto que que hacía. El niño dijo que orando. Yasiff le
preguntó que a quien oraba, el niño le dice que a quien sea que
este escuchando. Entonces Yasiff sonrió, y le dijo: niño, tus
oraciones han sido escuchadas en el Olimpo. Ahora vendrá una
gran trifulca, pero luego todo estará tranquilo. Ahora, deja de
sentirte paniqueado y toma el mando y tranquiliza a los tuyos.
Dile al abuelo que le colabore a las madres en el parto. El
niño se quedó mirando a Yasiff como si hubiera visto a un ángel
y quedo muy sereno.

De pronto se escuchó un gran ruido como de trueno muy cerca del


buque. Todos abajo en la bodega en sus coys esperaban como
algo. Arriba en cubierta los hombres trabajaban, pero el
capitán grito fuertemente a su contra maestre señalandole el
monstruo que salía desde el fondo del mar en medio de la
tormenta. Rayos y truenos caían sobre las aguas.

Abajo en los camarotes de los pasajeros, Sananda se tiró de su


coy y subió a cubierta. Agarrándose de donde pudiera, llegó
hasta el castillo de proa donde se encontraba el capitán
atareado tratando de controlar el timón del barco. Miró hacia
oriente y un gran dragón de color rojo con ojos iluminados de
fuego y escupiendo llamaradas se dirigía al barco. Los
marineros preparaban valientemente sus cañones y armas. Abajo
en los camarotes de pasajeros, la tribu de Jesús cerraba sus
ojos. Miraban en silencio y veían a Sananda en cubierta. Sabían
que se preparaba una contienda y se mantenían con sus ojos
cerrados apoyando en meditación a Ieshua, mientras nuevos bebes
se aferraban a sus madres. Arriba, al sol lo ocultaba la
tormenta. El dragón avanzó y fuertemente lanzó su cola en forma
violenta contra la embarcación destrozando el mástil y
arrasando con el camarote del capitán. Los hombres dispararon
catorce cañonazos contra el dragón rojo que ahora vomitaba
fuego hirviendo contra el buque. Las balas de cañón solo
rebotaban en el monstruo. El firmamento seguía tronando y mas
rayos y centellas alumbraban el cielo. Las aguas salvajemente
subían y bajaban en forma agónica. El dragón se sumergió, y se
levantó desde dentro de las aguas partiendo la quilla del barco
en dos que comenzaba a hundirse. Jesús levanto su mano y una
burbuja estilo orb aspiraba a todos los marineros, pasajeros y
animales. En eso bajaba del cielo casi oscuro, una luz violeta
y otro dragón de color azulado con ojos feroces. Encima del
dragón que se precipitaba a toda velocidad hacia el mar a
envestir al monstruo marino, estaba cabalgando sin miedo Kfjørg
con su novia Xäälä, ella llevaba en su mano derecha una lanza
de oro que brillaba, se sostenía firmemente parada encima del
dragón que volaba y apuntaba a la bestia del mar. Al acercarse,
lanzó la mujer diosa la lanza al tiempo que su dragón le
escupía fuego al monstruo que también vomitaba otra cantidad
similar de fuego a los atacantes. Kfjørg sacó su espada y saltó
encima de la cabeza del dragón rojo. No muy lejos dentro de una
burbuja de color azul violeta, todos observaban la contienda,
los marineros tenían sus ojos desorbitados y gritaban no se
sabe si en terror o emoción. La lanza que disparo Xäälä había
dado en el blanco. Del pecho del dragón salvaje donde tenia la
lanza clavada, comenzaron a salir explosiones que debilitaron
su fortaleza. Mientras tanto el guerrero encima del monstruo,
con su espada corta la cabeza inmensa del animal, cercenando la
vida y quedó todo en silencio. La tormenta cesó. El sol se
ocultó en el horizonte. El mar estaba de color naranja. La
burbuja flotaba. Los chicos con su dragón saludaban a la gente
que levantaba sus manos.
Las tres naves espaciales que siempre habían acompañado a la
caravana, ahora estaban alrededor del escenario marino. De
ellas salieron una luces que se dirigían hacia la burbuja
penetrando dentro de ella y la gente comenzó a caminar sobre la
luz hasta las naves. Los marineros aterrados pero con sus
corazones llenos de contento, acompañaban a la tribu de Ieshua
hasta las naves. Se acomodaron en grupos en las tres naves. En
una los marineros donde dentro de la nave estaba Ur y Rebekka
acompañándoles y dando instrucciones para que estuvieran
tranquilos. La otra nave había recibido a la familia y amigos
de Ieshua y en la otra estaban Sananda, Melquisedek y Ashtar.

Los maestros decidieron que suficiente es suficiente. El viaje


increíble que Jesús quiso hacer por tierra y mar para llegar
hasta Kashimir, había concluido. Los tres maestros resolvieron
viajar directamente hasta su destino en los platillos y
tranquilizarse un poco dándole tiempo al reposo y a las
emociones. Llegaron a Kashimir inmediatamente. Estaba de noche,
no alumbraba ninguna estrella, las nubes oscuras cubrían la
tierra, las naves descargaron. La segunda nave había dejado a
los marineros en el puerto pakistaní, no sin antes borrarles
las memorias desde el ataque del dragón maligno, y colocarles
un recuerdo de llegada feliz. Su nave estaba parqueada en el
muelle enseguida de un drakkar de guerra vikingo con proa de
cabeza de dragón, mientras ellos comían dentro del tumultuoso
hospedaje de viajeros.
XIX

En KASHIMIR

año 101

primavera

En una finca inmensa sencilla llena de animales y varias casas


con techo de paja distanciadas unas de las otras, vivia Ieshua
con sus amigos de aventuras, los mismos que lo acompañaron
durante la travesía en los desiertos, el mar y la vía láctea. A
ojo de halcón se ven los coloridos senderos entre casas, un
lago pequeño lleno de aves al que le cruza un rio de agua fría
que viene desde las altas montañas, y muchos arboles y flores.
Dentro de una de las casitas se encontraba Ieshua con María
Magdalena y sus cinco hijos al rededor, entre ellos Sa-Ra.
María Magdalena se había dedicado la mayor parte del tiempo a
enseñar en un colegio que llamaba Colegio del Misterio.
Presentaba los principios básicos del universo y del Padre: El
Amor entre los seres vivientes y la conexión personal con el
Uno Creador.

Durante sus últimos años Ieshua realizó varias visitas al


Tibet, cerca al portal que comunica con Telos. Allí se
encontraba con Adama el príncipe de las ciudades de cristal,
les gustaba sentarse a meditar y compartir tiempo juntos en
Silencio; también los acompañaban a veces Elías, Buda, Ala,
Mahoma, Judas, Juan, Enoch, Adán, Moisés, Abraham y varios
dioses divinos recientemente ascendidos como Uru y Kfjørg.

Desde la primavera cuando nació en Belén y ahora en su ultima


primavera a sus 86 años, recordaba sus días en Palestina y la
loca travesía que hizo con sus amigos a través de la ruta de la
seda y se reían entre ellos. Hoy en su finca cerca de Nazir,
Sananda Kumara daba su postrero testimonio a sus amigos.
Mientras, en los aires la Compañía del Cielo giraba al rededor.

Ieshua había resaltado del budismo muchas de sus enseñanzas,


principalmente aquella donde promueven el encontrar la paz que
habita en el interior de cada uno. Murió esa primavera en
Kashimir. Su tumba se encuentra en Razaball sobre la calle
Khanyar. Al poco tiempo después de su muerte, lo siguió su
amada María Magdalena. Sus ultimas palabras a sus familiares y
amigos fueron:
Yo no he intentado crear una religión
yo solo había querido traer el mensaje de Amor y Luz
el cual iluminaria las religiones existentes,
nuestro mensaje, fue un mensaje directo
que dejé para que floreciera y se propagara,
el cual crearía Paz en el Planeta Tierra
o al menos establecería un baluarte contra la oscuridad
la cual proliferó con la invasión
de los reptilianos genéticamente modificados,
de todas formas como siempre ocurre,
sucedió que aquellos que profesaban ser
los que apoyaban
fueron los que crearon las mas distorsionadas
y duraderas versiones de nuestras enseñanzas,
espero que en el siglo XXI nos encontremos nuevamente.

Su cuerpo después de enterrado lo rescataron sus asociados que


llevaron a las cámaras de renovación en la nave de Ashtar. Allí
le entregaron el nuevo cuerpo fuerte y sano a Sananda. Así
partió con su cuerpo como guerrero a visitar a la tribu de los
Arcturianos donde tenia otro hogar. El alma de María Magdalena
retornó a Salvington para unirse como Lady Nada diosa creadora
junto a su señor Micael de Nebadon. Entretanto aquí en la
Tierra cuando en meditación se vibra con los Himalayas, es
cuando se escuchan los ecos de los poetas del Amor desde el
portal del Tibet, transmitiendo coplas para los que escuchan el
lenguaje de los Silencios y los Desiertos.

fin
“Hay gente que habla muy bien; pero en cambio,tiene un mal
Silencio. Y es el Silencio lo que importa. La preparación para
el Gran Silencio.”... Sunya Bai, el hermano del Silencio.

(pos-ONTRO)
-Viaje en el Espiral del Tiempo de Vida de un Poeta antiguo-

mayo del 2019

Todo este cuento comenzó una tarde de primavera mientras el


poeta de Ur andaba encendido de calor. Había nacido 2500 años
a.c. en la lejana Sumeria. Una maquina espacial lo había re-
localizado en un tren del futuro cerca de una ciudad llamada
Berlín con un tiquete de ida en su mano para tomar el vuelo que
saldría en 15 minutos hacia Santa Marta. Hablaba sumerio y
alemán antiguo primitivo. Aunque en su cerebro se rosaban
frases en griego y arameo. Iba vestido con solo una sucia
túnica blanca de estilo griego tradicional. Las sandalias que
llevaba puestas estaban medio rotas. Androginos berlineses en
el tren lo miraban y le sonreían. Sus ojos tranquilos color
miel asumadrada producían desconfianza solo a gente temerosa.
No se le transportó directo a Samaria porque se embolataron en
la nave con tanta distracción por ahí. Le dieron un pasaje,
no?. Según él poeta, fue un secuestro.

Se cuenta que difícilmente le han podido arrastrar sus malezas


mentales atadas aun dentro de la misma densidad espesa del
planeta. En ese día el tipo todavía estaba sin editar, había
nacido con su alma predispuesta a estar fragmentada, es
aprendiz de Poeta en Ur. No lleva pegado ningún fantasma, va
llenito de colores y con el aura saturada de palmeras. Pronto
estará queriendo dejarse encontrar del parlante del amor a
través del sentir invisible lleno de energías ecualizables que
con un adecuado cuidado femenino puede regalar a los vivos
mucha luz... dado que entre los muertos solo lo neutro esta
disponible. Al terminar el experimento, ellos, los del ovni, se
echaron un brindis con aceite de coco en conmemoración de los
sobrevivientes que están junto a los dioses y por los vecinos
que van y vienen.

Pero hay un niño cavernícola por ahí que joroba desde hace rato
insistiendole a las gentes sobre el Amor que brota de la Tierra
Hueca, nadie parece prestarle atención. Todos pre-ocupaditos
actuando como zombis con sus celulares mobiles produciendo
ondas electromagnéticas. Este niño cavernicola es también el
poeta mismo en el comienzo de su experiencia terranea. No sabe
que ahora ya es muy tarde, el que no se conectó, ya de malas.

Muchas de las anteriores claves musicales las escribe el poeta


desde su silencio interior que es a veces exterior acompasado
por musiquita de fondo desde los desiertos. El silencio no
implica nexos de soledad y tampoco es silencioso del todo. Lo
tienen a él viajando sencilla y obligadamente entre el espiral
de su propio tiempo y espacio.

Puede ser que el silencio musical él lo absorba solamente


cuando está cerca de la Naturaleza. Es muy diferente de cuando
se vive en una ciudad dentro de flamantes cuevas cuadradas de
cemento, que ademas son silenciosamente estáticas y
observadoras. Mucho cemento y hierros prisioneros hacen peso.
Peso sobre el uno y entre el todo; ya le pesa bastante a Gaia
la matrix holografía y su cuerpo colectivo... entre sentires en
movimiento asimilados desde silencios remotos.
Fue difícil hacer que el poeta se pusiera a trabajar. Para él
ir hasta Santa Marta y entrar a una ciudad desnuda donde las
pieles teñidas por el clima pasean sus rutinas serenamente sin
sentir ningún sofoco, era complicado. Para los habitantes del
desierto samario caribeño los rayos del sol son como un viento
que va acariciando el renderizado de muchas brizas de mar que
provienen desde tiempos tan lejanos como cuando Atlantida
existía sobre las aguas celestes de los mares.

Pensaba equivocadamente el poeta que se podría aprender algo


importante o definitivo que lo impulsara hasta el estrellato
anónimo, complicado, porque Samaria esta lejos y para llegar a
ella se necesitan otros impulsos y una gramática verbal
diferente. La luz de Helios, el sol de este sistema solar, es
fría, solo se calienta al tocar la atmósfera y la piel.

Dentro del platillo volador le habían advertido al poeta que


llegaría a Samaria al día siguiente y que se le darían
posteriormente mas instrucciones para organizarse en cualquier
pueblo macondiano que pudiera, que cuando terminara irían a
localizarlo otra vez para que hiciera lo mismo en el año 30
d.c., la idea es que el poeta activara bases/cuerpos de sus
otros Yo’s paralelos desde donde se observarían los diversos
espacios y ambientes y ver como él inicia un cuento inspirado
en disimiles escenas de sus Ahoras entre la linea en espiral
del tiempo. Solo tendría la colaboración de su Yo-Futuro que
actuaria como consejero de cabecera invisible.
Obviamente llegó un momento donde se encontraron todos los Yo’s
del poeta, y ya no se tuvo que re-localizarlo... en este
momento él continua en solo su viaje sin ninguna intervención.

Así fue como adecuó como pudo el coplero una casa macondiana en
un pueblo a orillas de una carretera que iba de Santa Marta a
la Guajira. La otra base se ubicó en el medio oriente en
Palestina donde el poeta había escogido otro pueblo polvoriento
de nombre Nazaret. Luego esta su época de niño cavernicola.
Hubo otras vidas interesantes que el poeta experimentó usando
al planeta Tierra como espacio por donde el espiral de su
Tiempo atravesaba la galaxia, las cuales se pensó que no sería
necesario tenerlas en cuenta para desarrollar este experimento
con él; como la de su tiempo como filosofo en Grecia, su
reencarnación como militar al mando de un comando nazi en la
Alemania del siglo XX y por ultimo la de guerrero de paz en los
años prósperos de Sumeria. Tubo muchas otras experiencias
cortas con cuerpo femenino donde la mayor parte del tiempo fue
violada y asesinada a corta edad, las cuales se excluyeron.
Vivió también una gran experiencia de varias reencarnaciones en
Um de Lemuria las cuales eran tan sublimes y espirituales que
no vienen al caso, aunque se abordó a Lemuria de la quinta
dimensión. Se pensó que por ultimo en Ur podría establecer su
hogar, si se decidiera a volver después de todo esto. Aunque
observando en los monitores ese puerto como se transforma a
través de su tiempo, lo dudamos.

Él se alimenta desde una lampara interna donde duerme un genio


incluido en el teorema que en apariencias reside en el centro
de su Corazón y vive rodeado de seres que se puede atrever uno
a decir que pertenecen a la Compañía del Cielo que desean que
sus letras salgan a flote hacia al ether de lo tangible entre
su belleza que es también áspera y casi inasequible como para
que alguien aleatoriamente pueda sentir con la lectura del
lenguaje alguna Paz exterior, una sonrisa o la curiosidad
convivencial que cada uno como ser es creativo. A sabiendas que
este argumento se abrió sin intuir lo que se siente escribir
sobre un camello 2000 años atrás entre la Ruta de la Seda que
va desde Palestina hasta la India. Porque algunas partes de la
historieta se escribieron hace miles de unas noches en tiempos
de Ali Baba y los 40 Ladrones y de Simbad el Marino cuando
navegaba los mares de oriente. Se puede leer que este poeta, un
poco rebelde, tuvo tendencias por cambiar el plan inicial a lo
que lo enviamos... culpa del libre albedrío humano, y terminó
anexando una que otra animación distante.

Poco a poco los tantos elementos escritos se fueron acuñando o


a veces diseminando lentamente en su mente como si uno mas uno
es otra unidad en roce con la lampara mágica. Todo esto es
posible porque se encontró con la autorización del Universo
local que observa al poeta escribir sin una guiá practica pero
flexible y a puro lápiz limpio sobre los desiertos de
Mesopotamia, Persia y Palestina. A pulso y sin compu. Lo
importante es que la parte integral de su ser no se disuelva ya
que está diseñado para trascender la muerte terrenal al
acomodarse en mejor forma sobre la linea flexible de las
Edades, sin permanecer el poeta acostumbradito a cosas pasadas
de moda. Alguna nueva perspectiva positiva tiene que colarse en
medio de tanto maltrato...
Él aprendió lo básico en el Jardín del Edén, arrimado a los
hijos de Adán y Eva, junto con ellos comieron mucho coco...
esta es su impresión al respecto: “Dentro del ojo pos-normal,
todo es ficción al fin y al cabo. Y continúa... Como la brújula
anda extraviada, pues me dejo llevar por el vaivén que
prolifera entre las polvorientas calles de estos pueblos
macondianos al igual que en Bagdad o Beirut o Nazaret o Ur, me
atrevo a afirmar que en todas casi siempre canta un gallo a
cualquier hora del día y en el lugar que uno menos se lo
espera. Así que este animal puede joder cualquier impregnación
urbana que se este filtrando a ese proyecto temporal de
rejuntar frases y letras separadas y olvidadas por tantos
siglos de desocupe. Veo los perros de cuatro patas. Los que
están llenos de inteligencia amor de manada y juego, y también
los gatos solitarios curiosos metódicos tímidos que hacen las
veces de espías cósmicos... sanadores protectores a energías
humanas... y me hacen sentir tranquilo.”

La parte desigual de esta interpretación inclusiva llamada pos-


intro, es que en el fondo él estuvo tratando sin esfuerzos de
buscar algo que contar, aunque no existiera, le quedaron el
paisaje, las alfombras, el sudor, el polvo, el silencio, la
basura, el sol y el calor de desierto que va pegado a la piel.
Su inspiración secreta, o Ninfa: el Amor.
Habían gallos de pelea amarrados por ahí en cualquier arbusto
mal tenido. Las casas eran construidas dentro de los parámetros
costeñoles. El calor fundidor. El sol inclemente cuando no hay
nubes. Llovió solamente cuando le dio la gana al viento traer
agua. Unos días hubo agua en el grifo, otros nada. El agua de
la llave no se la tomaría ni el dueño del acueducto. Las
discotecas abiertas sonaban su baraúnda musical al ritmo de su
propia evolución. Los géneros musicales muy limitados y
limitantes. Repetitivos... Razonamiento de observación entre
desiertos cubiertos de ruidos... se le entregaron esas
recomendaciones de todos modos, sabia a lo que iba.

Desde que él aprendió a encender canales diferentes de


atención, acechanza y aguante; sus sentidos se ajustaron aun
mas a lo que sea y cuando sea. Por ello el poeta al principio
se interiorizo plenamente dentro de un cubículo habitacional
con el ventilador de techo encendido al máximo -aun así le
hacía calor. Estar encerrado y desnudo todo el día fue su única
opción mientras pensaba. Ducharse unas tres veces al día fue
normal para el agua poder acariciarlo suavemente como musa.

Tomar agua y escribir fue fácil. Pero la pregunta le colgaba en


la palmera del frente: ¿donde podría encontrar a la Reina del
Amor?. La profesión del poeta sigue cambiando con las
modulaciones del Tiempo. En antaño después de ser niño, se
volvió estudiante y estuvo conforme con serlo durante mas de
mil años. Luego un día descubrió que podría ser regador de
plantas, solo necesitaba una manguera y agua. Pasaron varios
siglos en su evolución y todo eso lo transformó en guardián de
tierras. Aunque lógicamente ello incluía la practica de sus
anteriores profesiones como la de ser niño, estudiante y
regador de plantas. Ahora entra la quinta y ultima profesión
del poeta, una que lo transformó en dar Servicio a la Gente. Y
ahí va él caminando dentro del Servicio añadiendo facetas que
prudencialmente y con permiso de los astros pueden ser algunas
veces hermosisimas dentro el rango de las artes sin exclusión.

Las ultimas reuniones extraterrestres por acá han concluido en


solo una cosa. Y les recordamos que dijimos que las ordenes
vienen desde la oficina central de donde salen todas las
provisiones de energía que mantienen a cada forma de vida en
permanente estado de expresión y entre cualquier paraje. Y eso
que ya nos están apurando acá para que se concluya el proceso
terrestre de ascensión y que dejemos a un lado tanta promesa o
endulce de que todo esta bien y que ustedes van todo bien y que
ya casi es la hora, que falta solo ajustar aquel tornillo o esa
tuerca. Porque hemos escuchado que las energías tienen que
estar alineadas para el buen funcionamiento desde allá con el
acá y desde el acá con el allá, como calibrando válvulas. Y que
fue a lo que concluimos?, nada, todo lo discierne usted mismo.

Volviendo con las indecisiones del poeta de Ur, recordamos que


al comienzo se comenzaron a sentir vibraciones y cambios de
frecuencia en su corazón y cerebro, pensábamos que las energías
estaban listas para comenzar a ver en los monitores sus
palabras y pensamientos. Estimábamos que al fin algo lo debería
haber inspirado para escribir... algo estaba brotando de su
desierto. Las claves musicales las escribió el poeta desde su
silencio interior que es a veces exterior y que van acompasadas
por musiquita de fondo. A veces narró en primera persona un
espacio o algunas secciones, lo que sea, que importa, ¿no?… ya
se colocó los audífonos para volver a su día normal?