Está en la página 1de 9

Poder Judicial de la Nación

CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -


SALA VI

SENTENCIA DEFINITIVA Nº 70650


SALA VI
Expediente Nro.: CNT 55303/2013
(Juzg. Nº 29)
AUTOS: “ABATE, GISELA SOLEDAD C/ CENTRO EDUCATIVO BUENOS AIRES
S.R.L. Y OTRO S/ DESPIDO”

Buenos Aires, 28 de febrero de 2018.-

En la Ciudad de Buenos Aires reunidos los integrantes de


la Sala VI a fin de considerar los recursos deducidos en autos
y para dictar sentencia en estas actuaciones, practicando el
sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de
votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a
continuación.

EL DOCTOR CARLOS POSE DIJO:

Los codemandados cuestionan: a) que la juzgadora haya


considerado que Abate tuvo justas razones para considerarse
injuriada; b) haber determinado como mejor retribución
devengada la suma de $ 3.293,39; c) la condena impuesta por
imperio del art. 45 de la ley 25.345; d) la recepción de las
sanciones reguladas por el art. 132 bis de la LCT; e) la
condena al pago de rubros –aguinaldo e indemnización por
vacaciones no gozadas- que entienden abonados; f) la condena a
emitir nueva certificación de servicios y aportes ; g) la

Fecha de firma: 28/02/2018


Alta en sistema: 08/03/2018
Firmado por: GRACIELA LUCIA CRAIG, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: LUIS ANIBAL RAFFAGHELLI, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: FABIANA SILVIA RODRIGUEZ, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: CARLOS POSE, JUEZ DE CAMARA
#19926027#199781710#20180302090459901
condena solidaria del codemandado Mentasti y h) la imposición
de costas.
La trabajadora, por su parte, cuestiona: a) la no
recepción de su reclamo patrimonial fundado en las previsiones
del art. 15 de la ley 24.013; b) el monto fijado como mejor
retribución devengada y c) la no recepción de la pretensión
ejercitada con apoyo en el art. 9º de la ley 25.013. Por su
parte, el letrado que la representa y la perito contadora
persiguen la elevación de los emolumentos fijados.
Ahora bien, el caso a estudio tiene ciertas
peculiaridades impropias que revelan la intención manifiesta
de la trabajadora de romper el vínculo pues, en su
comunicación rupturista del 28 de febrero de 2.012, imputó a
su empleadora varias injurias, a saber: a) disminución de su
salario violentando las previsiones del art. 66 de la LCT; b)
rechazo de la denuncia relativa a una incorrecta registración
laboral y c) no haber acreditado el ingreso de los fondos
retenidos en beneficio de la seguridad social.
La judicante consideró acreditada el último de los
incumplimientos denunciados y no los restantes lo que,
reitero, motiva la crítica de la actora afirmando que existió
tardía inscripción registral.
En este punto le asiste razón: según mandato legislativo
una relación de trabajo sólo se considera registrada cuando:
a) el trabajador haya sido inscripto en el libro especial que
establece el art. 52 de la LCT –lo que se hizo en autos- y b)
cuando el dependiente figure registrado en el sistema único de
seguridad social (arts. 7º y 18, inc. a, de la Ley de Empleo)
y, en el caso, la debida inscripción de Abate fue posterior a

Fecha de firma: 28/02/2018


Alta en sistema: 08/03/2018
Firmado por: GRACIELA LUCIA CRAIG, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: LUIS ANIBAL RAFFAGHELLI, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: FABIANA SILVIA RODRIGUEZ, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: CARLOS POSE, JUEZ DE CAMARA
#19926027#199781710#20180302090459901
Poder Judicial de la Nación
CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -
SALA VI

la extinción del vínculo figurando como fecha de alta temprana


el 2 de mayo de 2.012 (ver prueba informativa de la AFIP, fs.
250 y experticia contable, fs. 356, arts. 386 y 477 CPCC).
La injuria cometida por la entidad empleadora es haber
negado que existiera una inscripción registral incorrecta (ver
su comunicación telegráfica del 17 de febrero de 2.012, fs.
214) escudándose, simplemente, en que en los recibos de sueldo
la actora figuraba correctamente inscripta con fecha 15/2/12 –
lo que es cierto- pero no quita que haya existido una tardía
inscripción registral. Lo que la empleadora debió hacer,
conforme un principio de buena fe (arts. 62, 63 y 79 de la
LCT), era comunicar a la accionante que procedería a la
íntegra inscripción registral –en cuyo caso se hubiera eximido
de toda responsabilidad patrimonial pues inscribió a la actora
ante los organismo de seguridad social dentro del plazo de 90
días de recepcionado el requerimiento previo- y no lo hizo lo
que me convence de la validez de la decisión rupturista de la
trabajadora.
En cuanto a la mejor retribución devengada no sería otra
que la suma de $ 5.777,80 porque, aunque Abate hubiera estado
cumpliendo una suplencia, lo normal y habitual es que ello
suceda en la actividad docente y, por ende, la accionante
puede considerarse acreedora a $ 40.444,60 en concepto de
indemnización por despido (5.777,80 x 7); $ 15.518,56 en
concepto de indemnización sustitutiva del preaviso ($ 6.259,28
x 2); $ 26.481,58 en concepto de multa impuesta por el art. 2º
de la ley 25.323 (50% de la sumatoria de $ 40.444,60 y $
12.518,56); $ 962,96 en concepto de aguinaldo devengado; $
292,09 en concepto de indemnización por vacaciones no gozadas

Fecha de firma: 28/02/2018


Alta en sistema: 08/03/2018
Firmado por: GRACIELA LUCIA CRAIG, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: LUIS ANIBAL RAFFAGHELLI, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: FABIANA SILVIA RODRIGUEZ, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: CARLOS POSE, JUEZ DE CAMARA
#19926027#199781710#20180302090459901
($ 5.777,80 x 14 x 1: 25 x 12 + sac) y $ 56.959,16 por imperio
del art. 15 de la ley 24.013 (sumatoria de $ 44.440,60 y $
12.518,56). Es decir un total de $ 137.658,95.
La sanción impuesta por imperio del art. 132 bis de la
LCT es improcedente ya que, si bien la empleadora retuvo
aportes y no los depósito en tiempo y forma ya, en fecha
previa al ingreso de la trabajadora, se había adherido a
planes de facilidades de pago y los está cumplimentando sin
que se acreditase su caducidad (ver prueba informativa, fs.
289 -“el plan G519413 fue solicitado en 120 cuotas, con
anterioridad presentó planes”- e informe contable haciendo
referencia a una deuda consolidada de $ 2.213.220.94 que
comprende deudas devengadas durante el lapso que corre de
abril de 2.004 –es decir anterior al inicio de la relación de
trabajo- a enero de 2.013: fecha posterior al egreso de la
accionante, (arts. 386 y 477 CPCC).
El reclamo efectuado con sustento en el art. 9º de la ley
24.013 no puede prosperar por cuanto: a) no existe un agravio
puntual específico y concreto sobre su rechazo porque, en el
memorial de apelación, se cuestiona la inclusión del agravante
del art. 15 (art. 116, LO); y b) en su demanda consideró como
período no inscripto el que corre del inicio -1/3/05- al mes
de marzo de 2.008 (ver fs. 6 vta. y liquidación de fs. 16
vta.) denunciando una tardía emisión de los recibos de sueldo
que no ha sido acreditada, lo que desluce la validez de la
pretensión ejercitada.
El agravio relativo a la falta de progreso del art. 9º de
la ley 25.013 es improcedente: la inconducta tipificada en
dicha norma se refiere a situaciones de despido directo

Fecha de firma: 28/02/2018


Alta en sistema: 08/03/2018
Firmado por: GRACIELA LUCIA CRAIG, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: LUIS ANIBAL RAFFAGHELLI, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: FABIANA SILVIA RODRIGUEZ, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: CARLOS POSE, JUEZ DE CAMARA
#19926027#199781710#20180302090459901
Poder Judicial de la Nación
CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -
SALA VI

impuesto por el empleador sin causa o por causas imprecisas o


ambiguas –lo que parte de la doctrina califica como despido:
ad nutum- y no, en un caso como el de estudio, en que el
trabajador rompió la relación de trabajo invocando, incluso,
injurias que no fueron acreditadas: el uso arbitrario del “ius
variandi” y la rebaja peyorativa del salario.
La condena al pago de aguinaldo y vacaciones es correcta
ya que la empleadora no acreditó su efectivo abono: el último
depósito en la cuenta sueldos data del 10 de febrero de 2.012
(ver fs. 331) y estamos ante un despido indirecto impuesto el
28 de febrero del mismo año.
Por el contrario, corresponde el rechazo del reclamo
patrimonial fundado en las directivas del art. 80 de la LCT ya
que, para que citada reparación resulte exigible, el
trabajador debe respetar estrictamente los términos del art.
3º del decreto 146/2001 efectuando su intimación vencido el
plazo de treinta días de roto el vínculo (conf. CNTr. Sala I,
20/10/04,”Notabile c/Demibell SA”, DT 2005-A-160; Sala II,
21/6/07, “Gadea c/Aérea Sur SRL”, DT 2007-B-1012; Sala III,
12/12/02, “Puga c/SB Mandataria SA”, LL 2003-C-660; Sala IV,
30/5/03, “Beronio c/Azofra”, DLSS 2003-625; Sala V, 11/12/02,
“Lépori c/Americam Express SA”, TSS 2003-240; 14/3/05, “Fan
c/Dendol SA”, DT 2005-B-1776; Sala VI, 11/6/07, “Ferreyra
González c/Carrefour Argentina SA, DLSS 2007-1645; Sala VII,
27/5/05, “Bettinotti c/Fundación Universidad Católica
Argentina”, DT 2005-B-1472; Sala VIII, 29/5/17, “José c/Comp.
Argentina de Indumentaria SA”; Sala IX, 10/12/02, “Felgaer
c/Productora Dodici SA”, DT 2003-B-1027; íd. 17/12/04,
“Quevedo c/Algefe SA”, DT 2005-A-824, 16/2/17, “Jara c/Mosso”;

Fecha de firma: 28/02/2018


Alta en sistema: 08/03/2018
Firmado por: GRACIELA LUCIA CRAIG, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: LUIS ANIBAL RAFFAGHELLI, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: FABIANA SILVIA RODRIGUEZ, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: CARLOS POSE, JUEZ DE CAMARA
#19926027#199781710#20180302090459901
Sala X, 27/6/02, “Milessi c/Teb SRL”, DT 2002-B-1.979; íd.
24/2/05, “Palavecino c/Pinto”, DT 2005-B-978; íd. 26/11/08,
“Zalazar c/Cía Metropolitana de Seguridad SA”, DT 2009-A-330;
CTrab. Córdoba, Sala X, 5/11/02, “Geiblinger c/Gastaldi”, JA
2004-IV-sínt.): en el caso la intimación fue prematura, es
decir impuesta al momento de romper el vínculo (ver sentencia,
fs. 386). Ello no impide que la empleadora deba entregar las
certificaciones complementarias a la que alude la juzgadora ya
que las acompañadas en autos son imperfectas: por ejemplo, no
reflejan la totalidad el período laborado.
Por último, la condena solidaria impuesta Mentasti es
correcta ya que fue acreditada la irregularidad registral
denunciada lo que autoriza condena solidaria de representantes
legales y socios fundadores de la entidad educativa por ser
los sujetos que pueden orientarla a conductas fraudulentas
(art. 160 CCCNación; crit. CNTr. Sala VII, 31/3/08, “Poledo
c/Fundación Samuel Germán”).
La condenación en costas impuestas a las codemandadas se
ajusta a la derrota sufrida (art. 68, CPCC) y debe ser
mantenida, sin que existan razones para rectificar los
emolumentos fijados en beneficio de los profesionales de
justicia por ser los regulados razonables y equitativos.
Por lo expuesto, entiendo corresponde: 1) Modificar el
pronunciamiento de primera instancia fijando como monto de
condena la suma de $ 137.658,95; 2) Imponer las costas de
alzada a los codemandados vencidos en lo sustancial del debate
y 3) Fijar los honorarios de representación y patrocinio de
los litigantes, por las tareas de alzada, en el 25% de la suma
fijada en la instancia anterior.

Fecha de firma: 28/02/2018


Alta en sistema: 08/03/2018
Firmado por: GRACIELA LUCIA CRAIG, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: LUIS ANIBAL RAFFAGHELLI, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: FABIANA SILVIA RODRIGUEZ, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: CARLOS POSE, JUEZ DE CAMARA
#19926027#199781710#20180302090459901
Poder Judicial de la Nación
CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -
SALA VI

EL DOCTOR LUIS A. RAFFAGHELLI DIJO:

Adhiero al voto que antecede en la solución que propone


mi distinguido colega el Dr. Pose pero difiero sin embargo con
el criterio en cuanto al rechazo de las indemnizaciones
previstas en el art.9 de la Ley 24013 reclamada por la actora
y del art.80 de la LCT.

En efecto, establecido que existió una tardía inscripción


registral corresponde hacer lugar a la queja en este aspecto y
por tanto diferir a condena la suma de pesos $ 79.040,40
equivalente a la cuarta parte del importe de las
remuneraciones devengadas desde la fecha de ingreso y hasta la
fecha del despido, en concepto del art.9 de la Ley 24013.

Asimismo, propiciaré se confirme la sentencia de grado en


cuanto recepta la indemnización del art.80 de la LCT, en tanto
el agravio de fs.396 vta. no rebate eficazmente los
fundamentos del decisorio impugnado en la cuestión vertidos a
fs.385 vta. que comparto y resulta ser la doctrina mayoritaria
de ésta Sala.

De compartirse mi criterio propiciare por tanto modificar


el capital de condena con la incorporación de la indemnización
del art.9 y 15 de la Ley 24013, confirmando asimismo la
decisión de grado en cuanto a la indemnización del art.80 ($
5.777,80 x 3 = $ 17.333,40) y detrayendo la indemnización
prevista en el art. 132 bis de la LCT.

Fecha de firma: 28/02/2018


Alta en sistema: 08/03/2018
Firmado por: GRACIELA LUCIA CRAIG, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: LUIS ANIBAL RAFFAGHELLI, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: FABIANA SILVIA RODRIGUEZ, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: CARLOS POSE, JUEZ DE CAMARA
#19926027#199781710#20180302090459901
Así lo dejo propuesto.

LA DOCTORA GRACIELA L. CRAIG DIJO:

Que por análogos fundamentos adhiero al voto del Dr. Luis


A. Raffaghelli.

Por lo que resulta del acuerdo que antecede (art. 125 de


la Ley 18.345), EL TRIBUNAL RESUELVE: 1) Modificar
parcialmente la sentencia dictada en la anterior instancia y
elevar el capital de condena a la suma de $ 234.032,75, con
más los intereses fijados en la anterior instancia, conforme
lo precedentemente expuesto; 2) Confirmar lo demás que fuese
objeto de recurso o agravio; 3) Imponer las costas de alzada a
los codemandados vencidos en lo sustancial del debate y 4)
Fijar los honorarios de representación y patrocinio de los
litigantes, por las tareas de alzada, en el 25% de la suma
fijada en la instancia anterior.
Oportunamente, cúmplase con lo dispuesto en el art. 1º de
la ley 26.856 y con la Acordada de la CSJN Nº 15/2013.
Regístrese, notifíquese y vuelvan.

CARLOS POSE
JUEZ DE CAMARA

LUIS A. RAFFAGHELLI
JUEZ DE CAMARA

Fecha de firma: 28/02/2018


Alta en sistema: 08/03/2018
Firmado por: GRACIELA LUCIA CRAIG, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: LUIS ANIBAL RAFFAGHELLI, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: FABIANA SILVIA RODRIGUEZ, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: CARLOS POSE, JUEZ DE CAMARA
#19926027#199781710#20180302090459901
Poder Judicial de la Nación
CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -
SALA VI

GRACIELA L. CRAIG
JUEZ DE CAMARA

ANTE MÍ:
FABIANA S. RODRIGUEZ
SECRETARIA

Fecha de firma: 28/02/2018


Alta en sistema: 08/03/2018
Firmado por: GRACIELA LUCIA CRAIG, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: LUIS ANIBAL RAFFAGHELLI, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: FABIANA SILVIA RODRIGUEZ, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: CARLOS POSE, JUEZ DE CAMARA
#19926027#199781710#20180302090459901