Está en la página 1de 3

IGLESIA COMO COMUNIDAD SALUDABLE

I. Definición:
A. Iglesia: El significado general de la palabra “ekklesia” es “asamblea”.
B. Definición de la salud según la OMS
C. Comunidad saludable
D. Prevención y promoción de la salud.

I. Estadísticas de la problemática de salud en Guatemala:


A. Estadísticas de embarazos en adolescentes
B. Índice de la desnutrición en niños menores de 5 años de edad
C. Enfermedades crónicas no transmisibles
D. Enfermedades por transmisión sexual.
E. Las 10 primeras causas de morbilidad y mortandad en Guatemala.
III. Parte de la gran comisión que enseño Jesús a sus discípulos
A. Gran ejemplo del médico de médicos:
El reino de los cielos está cerca. Sanen a los enfermos (Mateo: 10:8)
Él cargó con nuestras enfermedades (Isaías 53:4)
o Sano de lepra (Mateo 8:1-4)
o Dio vista a los ciegos (Juan 9:1-7)
o Flujo de sangre (Mateo 9:20-22)
o Fiebre (Mateo 8:14-15)
o Fiebre y disentería (Hechos 28:8)
o Sordomudo (Marcos 7:31-37)
o Esterilidad (1 Samuel 1:1-20) AT

IV. Como iglesia somos responsables de cuidar nuestra salud y protegernos (Proverbios
22:3)

A. Salud es igual a vida, honra, riqueza


o Bienestar físico (3 Juan 1:2)
o Honramos a Dios y se adora con libertad
o Prevenir es igual a ahorrar
B. Cómo defenderse de los agentes dañinos
o Cuidar la higiene personal.
o Consumir agua purificada
o Consumir alimentos nutritivos
o Dormir lo suficiente
o Realizar ejercicios
o Abstenerse de las relaciones ajenas (practicar la fidelidad en la pareja)
o Fomentar la comunicación en la familia
o Somos responsables de la prevención y promoción de la salud

V. Leyes que rigen la salud


A. Marco legal de Guatemala
B. Código de salud
C. SESAN
D. Normas de atención del primer nivel de atención.
INTRODUCCION

La iglesia de Cristo debe ser una comunidad que goce de salud espiritual, emocional y
bienestar físico. Según la OMS, salud es “un estado de completo bienestar físico, mental y social,
y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. La salud es un derecho humano
fundamental. Todos los habitantes están obligados a velar, mejorar y conservar su salud personal,
familiar y comunitaria. La estadística nos da un panorama de la problemática de la salud de los
guatemaltecos.

Todos los días, nuestro cuerpo libra una batalla silenciosa contra unos enemigos
microscópicos, pero potencialmente mortales. Estos agentes invasores bacterias, virus y parásitos
son una amenaza para la salud. La salud depende mucho de cómo cuidemos nuestras defensas.
Salud mental es la capacidad de convivir adecuadamente consigo mismo y con los demás.

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como
prospera tu alma” (3ra. Juan 1:2). Jesucristo llevó en la cruz sobre sus hombros nuestras
enfermedades físicas, emocionales y espirituales. Él entiende lo que sentimos y sabe lo que
necesita nuestro espíritu, alma y cuerpo. Cuando Jesús envió sus doce discípulos a llevar su
mensaje al pueblo de Israel les dio autoridad para liberar a las personas del poder del enemigo y
sanar toda enfermedad (Mateo 10:1). Ese era el ministerio que debían llevar a cabo, y la sanidad
era una parte importante del mismo. Uno de los dones que Dios da a la iglesia es el don de
sanidad, pues todavía hoy él desea bendecir, sanar y restaurar a todos los que le buscan. La
iglesia es la responsable de velar por la salud de nuestros hermanos, los más necesitados,
mientras que el gobierno está para direccionarnos y orientarnos.