Está en la página 1de 5

Tema

Resumen Analítico Especializado (RAE)

Ficha Analítica

Presenta

Ana María Colmenares Torres

ID: 691 985

Asignatura

CEPLEC II

Programa

Trabajo Social

Bogotá, Colombia Febrero, 20 de 2019


RESUMEN ANALÍTICO ESPECIALIZADO
1. Titulo La Ciudad y Los Perros
2. Autor Mario Vargas Llosa
3. Edición Seix Barral, Octubre 1963, Barcelona (España)
4. Fecha Febrero 20 de 2019
5. Palabras Claves Machismo, Violencia, Sociedad, Critica, Prejuicios.
6. Descripción El libro" la ciudad y los perros" 1963 se origina desde la posición
personal de Vargas Llosa quien critica la forma de vida y cultura
castrenses, donde se potencian valores determinados (agresividad,
valentía, hombría, sexualidad, etc.) que mutilan el desarrollo personal
de los muchachos de ese internado. Con gran profusión de personajes,
las vidas de estos se van entrecruzando, hasta tejer el tapiz de la obra.

7. Fuentes Novela “La ciudad y los perros” (Mario Vargas Llosa, editorial Seix
Barral, octubre de 1963).
Análisis de la novela “la ciudad y los perros. Disponible en:
https://www.monografias.com/trabajos60/novela-ciudad-
perros/novela-ciudad-perros.shtml
8. Contenidos La obra narra las vivencias de los alumnos internos del Colegio Militar
Leoncio Prado en especial de Alberto Fernández “el Poeta”, El Jaguar,
Ricardo Arana “el Esclavo”, el serrano Cava, El Boa, el Rulos, el
brigadier Arróspide y el negro Vallano, los cuales cursan el último año
de secundaria, primera sección, y están deseosos de salir de una vez del
hoyo en donde se encuentran. De todos ellos, el más apocado es Ricardo
Arana, por lo que siempre resulta humillado por sus congéneres,
recibiendo por ello el apodo de “El Esclavo”; es el único que no logra
adaptarse y se siente ajeno a todo el colegio a pesar de convivir día y
noche con sus compañeros en las aulas y en los dormitorios.
Todos los días los alumnos se levantan temprano para formarse y recibir
sus clases. El teniente Gamboa dirige la formación y castiga a los tres
últimos en alinearse. El estilo de vida de los internos es pesado y
denigrante para algunos. La narración se remonta a tiempo atrás, cuando
Alberto Fernández y sus compañeros recién ingresan al colegio para
cursar el tercer año de secundaria, y reciben "el bautismo" por parte de
los alumnos de cuarto, del que también participan los de quinto. Este
"bautismo" consistía en tratarlos de forma denigrante frente a los
miembros del colegio como a "perros", apelativo con que se les conocía
a los alumnos de grados inferiores. El Jaguar es el único al que no le
pueden “bautizar”, pues se opone con violencia e incluso vence en la
pelea a un alumno de cuarto. Como el “bautismo” duraba un mes.
El Jaguar y los alumnos de su misma sección deciden formar un
"Círculo", para defenderse y vengarse de los alumnos de cuarto año. El
"Círculo" es descubierto por el teniente Gamboa y toda la sección es
castigada. No obstante, El Jaguar mantiene el grupo, pero reducido a sus
tres amigos más cercanos: el serrano Cava, el Rulos y el Boa. Todos
ellos, entre otras “hazañas”, roban uniformes para revenderlos,
organizan el ingreso de licor y material prohibido en el Colegio (revistas
eróticas, cigarrillos, etc.), realizan juegos de dados y naipes, y planifican
el robo de las respuestas de los exámenes; la novela empieza
precisamente en el momento en que se realiza el robo del examen de
química. Pero el serrano Cava, a quien se le encarga tal misión, no tiene
cuidado y rompe el vidrio de una ventana, por lo que los del “Círculo”
temen ser descubiertos. Sin embargo, confían en que todos sean
discretos y no delaten nada. Pero esa misma noche, El Esclavo y Alberto
se hallan de imaginarias (guardias por turnos) y como era de temer, se
descubre el robo de las preguntas del examen de química, y el teniente
Gamboa confina a los alumnos que estaban de imaginarias esa noche, es
decir, al Esclavo y Alberto, impidiéndoseles la salida hasta que
descubriesen al responsable. El Esclavo, quien ya tenía una seguidilla de
confinamientos, no aguanta más el castigo y en vez de “tirar contra”
(salir furtivamente del colegio), prefiere delatar al culpable, Cava; éste
es degradado y expulsado. Dicho castigo era terrible pues el alumno así
expulsado perdía todos los años que había cursado. El Jaguar y los
demás del Círculo juran descubrir al soplón (delator) y darle un
merecido castigo. Mientras tanto, El Esclavo obtiene permiso para salir
del Colegio esa misma tarde y poder así visitar a Teresa. Alberto siente
celos, porque también se ha enamorado de Teresa y escapa del colegio
para adelantarse al Esclavo. Cuando llega donde Teresa se entera que
aún no la había visitado el Esclavo. Alberto aprovecha la ocasión para
declarar su amor y Teresa le corresponde. El Esclavo no llega a visitar
ese día a Teresa pues sus padres le impiden salir de casa. La vida en el
colegio parece seguir su rutina habitual, pero ocurre entonces un
incidente trágico. Durante una salida de práctica de tiro, hacia un
descampado en las afueras del colegio, el teniente Gamboa hace las
formaciones para escalar una pequeña elevación de terreno, pero en el
momento de la maniobra, un alumno cae desplomado al suelo. Era El
Esclavo; nadie lo nota hasta momentos después, cuando lo descubren
gravemente herido. Toda la sección queda impactada por el suceso.
Alberto no cree en la versión oficial de la muerte y empieza a sospechar
que fue un acto de venganza del Círculo, por lo de la delación del robo
del examen de química. El hecho de que El Jaguar se hallara
inmediatamente detrás del Esclavo,
al momento de las maniobras le hace convencer más en su sospecha.
Atormentado por esta idea sale del colegio y se dirige donde Teresa, a
quien cuenta el triste suceso; ella, confundida ante tal noticia, se limita
a responderle que conocía muy poco a Ricardo, pese a que era su vecino,
y trata de consolar a Alberto, preguntándole qué otra cosa más le
preocupaba. Alberto se molesta con Teresa, creyéndola indiferente ante
la muerte de su amigo, y ambos terminan peleando. Más adelante,
tiempo después de terminar el colegio, Alberto, quien ya se ha olvidado
de Teresa, se prepara para ir a los Estados Unidos a medida que los
recuerdos del Colegio Leoncio Prado van haciéndose más distantes e
impersonales. Conoce a una nueva integrante de su barrio, Marcela y se
enamora de ella. Por otro lado, El Jaguar consigue un empleo y se
reencuentra con su amor de la infancia, Teresa (la misma que fuera
enamorada fugaz del Esclavo y de Alberto), con quien contrae
matrimonio, cambiando así la imagen que hasta ese momento el lector
se había hecho del Jaguar, convirtiéndose en un personaje más complejo
de lo esperado. Lo singular del relato es que a lo largo de él se intercala
la historia del Jaguar previa a su entrada en el Colegio, aunque sin
mencionar su apelativo; y solo al final el lector poco atento a los detalles
de la historia se entera que se trata del mismo.
9. Metodología El documento no denota ninguna metodología especifica.

10. Conclusiones La ciudad y los perros, publicada en 1963, narra la brutalidad


encarecida ejercida en un grupo de jóvenes alumnos de un colegio
militar en Lima. Mediante diversos recursos narrativos, bastante
innovadores para aquella época, Vargas Llosa expone las
consecuencias de una educación castrense mal entendida y denuncia
también la corrupción de aquel mundo y su violencia siempre presente.

11. Autor del RAE Ana María Colmenares Torres


Ficha #01
Nombre Ana María Colmenares Torres

Tema Racismo Institucional


Bibliografía Eric Márquez (07 noviembre, 2013). El racismo: racismo
institucional. [Blog] Recuperado de:
http://endireccioncorrecta.blogspot.com/2013/11/el-racismo-
institucional.html
Palabras Claves Discriminación, Desigualdad, Raza, Sociedad

Descripción Del Contenido


El concepto de racismo institucional volvió a surgir en el discurso político a finales de 1990
después de una larga pausa, pero sigue siendo un concepto controvertido que ha sido criticado
por varios grupos. El racismo institucional es la diferencia de acceso a los bienes, servicios y
oportunidades de la sociedad. Cuando la diferencia de acceso se convierte en parte integral de
las instituciones, se convierte en la práctica común, por lo que es difícil de rectificar. El racismo
institucional se distingue de la intolerancia racial por parte de la existencia de políticas
institucionales sistémicas, las prácticas y las estructuras económicas y políticas que ponen los
grupos raciales y étnicos no blancos en una situación de desventaja con respecto a una las
instituciones miembros blancos. Un ejemplo es el presupuesto de las escuelas públicas y la
calidad de los docentes, que en los EE.UU. a menudo se correlacionan con los valores de
propiedad: barrios ricos tienen más probabilidades de ser más "blanca" y para tener mejores
maestros y más dinero para la educación, incluso en las escuelas públicas. Contratos de
vivienda y las políticas restrictivas de los préstamos bancarios también han sido catalogadas
como las formas de racismo institucional. Otros ejemplos son los perfiles raciales por los
guardias de seguridad y la policía, el uso de caricaturas raciales estereotipados, la desnutrición
y la mala representación de ciertos grupos raciales en los medios de comunicación y las
barreras basadas en la raza a un empleo remunerado y la promoción profesional. Además, el
acceso diferenciado a los bienes, servicios y oportunidades de la sociedad se puede incluir
dentro del término racismo institucional, tales como calles pavimentadas y caminos, heredó
las desventajas socioeconómicas, exámenes "estandarizados", etcétera.

Conclusión
El racismo institucional describe cualquier tipo de sistema de desigualdad por motivos de raza.
Puede ocurrir en instituciones como los organismos públicos gubernamentales, empresas
comerciales privadas y universidades.