Está en la página 1de 5

Universidad del Rosario

Facultad de Ciencias Humanas


Camila Cera - Manuel Torres - Felipe Díaz - Paola Gutiérrez
15 de mayo del 2019

El retorno del heredero: conflicto moral en El Rey León


En el siguiente apartado abordaremos un conflicto moral que nos presenta la película
El Rey León. La historia relata la vida de Simba, un cachorro león, hijo del rey Mufasa y
heredero del reino de la sabana. A lo largo de la película se evidencia la crianza impartida
por Mufasa hacia su hijo con el fin de convertirlo en un rey justo. El hermano de Mufasa,
Scar, deseoso de poder, decide crear un plan para arrebatarle el trono a su hermano y lo
asesina en frente de su hijo. Simba, confundido por la tragedia, asume la culpa de la muerte
de su padre influenciado por su tío Scar. Como consecuencia de esto, Simba huye a la selva,
donde conoce a sus amigos Timón y Pumba, con quienes crecerá en la ley de hakuna matata.
Scar, por su parte, se hace con el poder aliándose con la hienas para someter a la
manada. Los años pasan y por una casualidad del destino Lana, la amiga de la infancia de
Simba, se reencuentra con él. Ella le cuenta sobre la precaria situación en la que se encuentra
la manada bajo el dominio de Scar, lo cual hace que Simba se enfrente a un conflicto moral
debido a la culpa y los valores inculcados por su padre. Simba, a partir de esto se aparta para
reflexionar, y por medio de un encuentro astral con su padre Mufasa, reconoce los valores
inculcados en su infancia y con ello su responsabilidad con la manada. Una vez tomada la
decisión, vuelve a la manada y se enfrenta con su tío Scar por el trono. Durante el
enfrentamiento descubre la verdad sobre la muerte de su padre, luego, vence a Scar liberando
a la manada de su tiranía, y se convierte en rey.
Para entender el contexto, Simba es el hijo legítimo de Mufasa, lo cual establece
una herencia correspondiente al seguimiento del linaje de la familia. Scar, hermano de
Mufasa, siempre quiso tener el poder, sin importarle acabar con la vida de su hermano para
conseguirlo. En el momento en que Scar mata a Mufasa, Simba es solo un niño y lo presencia
todo, creyendo que la muerte de su padre es su culpa. A razón del plan macabro de Scar de
armar una estampida con el fin de generar daños irreparables en el reinado de Mufasa. Scar,
al ver a Simba destrozado emocionalmente, se aprovecha de su sentimiento de culpa y lo
destierra del reino. Tal sentimiento de culpa surge por la influencia de Scar al abusar de la
ingenuidad de Simba para hacerlo responsable de la muerte de Mufasa, y así liberarse de la
responsabilidad de haber matado a su hermano. Lo anterior obedece al deseo de Scar por
apropiarse del trono.
Al cabo de estos sucesos, Simba crece alejado de su pueblo, creyendo que él fue el
responsable de la muerte de Mufasa, huyendo del pasado y evitando regresar. Sin embargo,
al encontrarse con su amiga de la infancia se da cuenta del grave peligro que se vive en la
sabana. Scar, al ser un tiránico líder, le cedió parte del poder a las hienas generando una
escasez de agua y de alimentos que amenaza la vida de todos. Por lo que su amiga Nala, le
pide que regrese y reclame su derecho como rey para que los salve, pero Simba no quiere
enfrentarse al pasado ni a Scar. El conflicto responde, por un lado, al deber de Simba, futuro
heredero al trono de Mufasa (rey de la sabana), de regresar a su pueblo y reclamar el derecho
legítimo posicionándose como rey, enfrentando su pasado y asumiendo su responsabilidad
frente a la muerte de su padre o, por otro lado, seguir viviendo una vida sin preocupaciones,
ignorando, evadiendo y olvidando el pasado y las responsabilidades que tiene como posible
rey, hijo, amigo, entre otros. Durante su destierro de la sabana Simba aprende a vivir con
Timon y Pumba el concepto de hakuna matata como un estilo de vida. Esta vida sin
preocupaciones se reduce al término de Hakuna matata, el cual significa la “zona de confort’’
de Simba, porque es una forma de vivir sin preocupaciones, sin nada que temer, conviviendo
con la naturaleza, libre de hacer su voluntad, y carente de algún fin que conlleve un bien más
elevado. En esta medida la visión de hakuna matata iría en contra de la idea de eudaimonia
propuesta por Aristóteles, la cual se encamina a la búsqueda de un estado de felicidad,
plenitud, excelencia o supremo bienestar por medio de unas acciones virtuosas
(fundamentadas por la aretè) guiadas por la razón.
Paralelamente Nala, logra convencer a Simba, porque desde niños forjaron una
fuerte amistad, basada en la confianza y en el apoyo mutuo, ya que al pasar tiempo juntos,
descubren que tienen distintas conexiones emocionales. Una vez Simba retorna a su lugar de
nacimiento y crianza, se da cuenta del desastre creado por Scar, por motivos de codicia y
maldad. Al percatarse de esta situación de hambruna, sequía y escasez Simba, con
sentimientos encontrados, decidirá entre: enfrentarse a Scar, o quedarse en su hábitat
adoptivo ignorando los hechos infames que están ocurriendo en su verdadero hogar. Esto
genera el conflicto moral en Simba, ya que el siente que tiene una responsabilidad frente al
bienestar de la sabana y el darse cuenta de que abandonó a su manada a merced de un tirano,
genera en él la necesidad de asumir la responsabilidad de su pasado, que hasta el momento
había evitado.
Por lo anterior, se puede connotar que las dos situaciones generarían un residuo
moral de culpa, arrepentimiento, rencor, entre otros. Estos residuos morales son debido a que,
tanto si se toma una decisión como otra, habrá cierto nivel de arrepentimiento por parte de
Simba. Por un lado, si elige quedarse con sus amigos, Timón y Pumba, no debe afrontar
ninguna responsabilidad, pero no podría vivir tranquilo sintiendo que traicionó a su manada.
Y por el otro lado, si abandona su estilo de vida debe afrontar sus más grandes miedos, de
los que ha estado huyendo toda su vida, además de que significa adquirir muchas
responsabilidades y no sabe si podrá afrontarlas, abandonando su zona de confort.
Mencionadas sus opciones, puede que sus sentimientos afecten e influyan en cada
una de sus decisiones, las variables que tiene son totalmente ambiguas e inciertas. El extraña
a su familia, y es un componente que lo va a perseguir hasta el momento en que decida actuar
con la finalidad de reencontrarse con sus allegados. La confianza y valentía son virtudes que
Simba deberá tener para lograr el retorno con su manada.
En este sentido, el conflicto moral de Simba subyace en el cumplimiento de su deber
moral para actuar de la mejor manera posible. Dentro de las decisiones hay unos actos que
están justificados, sin embargo, influyen en el bienestar de los personajes.
Asimismo, en una historia alternativa pensando otras opciones, es probable que la
tiranía de Scar acabe por medio de un alzamiento popular por parte de las hienas o de las
leonas. Scar con su personalidad narcisista, egoísta y maliciosa, podría mandar a matar a
Simba por las hienas, creando un rencor en las leonas, en especial a Lana. En adición, Lana
encontró a Simba de coincidencia y puede que nunca lo hubiese encontrado, de tal manera,
que este desmoralizante elemento la obligaría a volver, o, a escapar de la tiranía de Scar. Otra
posibilidad yace en el escenario de que Nala y Simba se hubiesen llevado de manera negativa,
o, que Simba no le creyera todo lo que ella le confesó. Esto se propone como distintas
posibles situaciones que habrían podido ocurrir en caso de que una sola cosa dentro de la
historia se hubiera cambiado.
Ahora bien, las teorías éticas y filosóficas que influyen en los personajes son
diversas, resultado de sus intenciones personales. Los personajes, anteriormente expuestos,
actúan de distintas formas y su manera de actuar está justificada por sus pensamientos, sus
prioridades y sus creencias.
● Scar: Él pretendía usar a los demás como medios, no como fines. Según Kant esto es
inmoral, y siendo el antagonista, Scar rompe con la idea de excelencia kantiana.
Podemos evidenciar esto cuando decide matar a su propio hermano, utilizando su
ausencia y la del heredero legítimo (Simba) para hacerse con el trono. Después,
cuando utiliza y traiciona a las hienas para evitar que Simba lo reprenda por el
asesinato de su padre. Esto demuestra que Scar es un personaje que no le importa
utilizar, ultrajar, matar o traicionar a quien haga falta para lograr lo que se propone.
Yendo en contra de la filosofía de Kant.

● Simba: Es un personaje guiado por la filosofía aristotélica y kantiana, vamos a


profundizar en cada uno de estos autores. Aristóteles se puede ver reflejado en Simba,
debido a su forma destacada de actuar (areté), pues la elección que toma está pensada
en el bienestar de toda la manada y refleja la excelencia de Simba, lo que también
demuestra la virtud ética de él.
Simba, al contrario de Scar, piensa a los demás como fines y no como medios, de ahí
la referencia a Kant. No utiliza a los otros para lograr lo que se propone, sino que los
ve como fines en sí mismos. La idea era ayudar a la manada, no utilizarla para llegar
al poder. Adicionalmente, se cumple con la idea filosófica kantiana de dignidad, pues
la manera en la que vivían teniendo a Scar como gobernante era lamentable, con
escasez y hambruna. Mientras que Simba restauró el orden y la dignidad de vida de
la sabana.

De ahí que las nociones kantianas, son relevantes, ya que una acción es incorrecta o
correcta, en sí misma, con independencia en sus consecuencias, dado a que estas son
impredecibles. Es decir, Simba realizó una acción, que ignoraba las consecuencias que
aquella acción crease, aclarando que Simba contempló la decisión que tomó, sin tener en
cuenta los resultados. De igual manera, lo importante en Kant, prevalece en que el fin es el
máximo influenciado por el imperativo categórico, entendido como: las personas como fines
y no como medios. En adición, dentro de este tiene que haber una buena voluntad sin la
necesidad de obtener algo a cambio. Por consiguiente, la actuación de Simba puede diferir
un poco con la ética kantiana, dado a que si se analiza de manera detallada, el destino de él
consistía en ser el rey de la sabana para gobernar a los animales, y puede, por el contrario,
que su fin fuera únicamente su linaje como rey, ignorando a su manada; no obstante, Simba
congenia con su manada y determina que ese es su fin. Por ende, la acción de Simba si se
puede relacionar con las nociones kantianas, con respecto a la persona no como medio sino
como fin en sí mismo.

En suma, el conflicto moral de Simba consiste en distintos actos que tienen


influencias, desde nuestro punto de vista, de elementos kantianos y aristotélicos, unos
que se quebrantan y otros que congenian. El valor de Kant en la decisión de Simba es
preponderante, como decíamos anteriormente, su fin era la manada: ayudarla,
salvarla, liberarla de la tiranía de Scar, entonces su acto tuvo la inclusión de la
dignidad planteada por Kant (persona como fin y no como medio), al contrario de lo
que hizo Scar, el cual uso a las personas para llegar al poder, de manera que quebrantó
la noción de dignidad kantiana. Por otra parte, Aristóteles influye en la elección por
la virtud de Simba a la hora de decidir, al tomar la mejor decisión, él se puede concebir
como un sujeto de excelencia. dado a que logró elegir en pro de un bien familiar
(relevante en la felicidad aristotélica). En conclusión, Simba logró tomar la mejor
decisión posible en un conflicto que afectaba a bienes cercanos, con actuaciones
llenas de dignidad kantiana y excelencia aristotélica.

Bibliografía
Rogers Allers, R. M. (Dirección). (1994). The Lion King [Película].
Aristóteles. (2001). Ética Nicomaquea, Albacete. Libros en la red.
Pele, Antonio. (2015). KANT Y LA DIGNIDAD HUMANA. Revista Brasileira de
Estudios Políticos. 111. 10.9732/P.0034-7191.2016V111P15.

http://institucional.us.es/revistas/themata/46/art_56.pdf

También podría gustarte