Está en la página 1de 2

Influencias del clima en las actividades

humanas

Comprender los profundos vínculos entre el ser humano y la naturaleza es de

suma importancia, y esto tiene una razón: el clima influye de manera directa en

gran parte de las actividades humanas. La calidad del suelo, cantidad de lluvias,

el frío o calor de una región obran sobre las actividades económicas que

realizan las sociedades.

Un poco de historia sobre la ocupación del espacio geográfico y el clima


Muchas de las más importantes ciudades de Latinoamérica se encuentran en
los mismos espacios geográficos desde tiempos muy lejanos, desde los
primeros habitantes del continente. Los primeros grupos humanos se fueron
asentando en aquellos espacios estratégicos, considerando factores como el
clima, la disponibilidad de alimentos y, con el tiempo, lugares con tierras
fértiles y cercanas a fuentes de agua para desarrollar la agricultura.
Posteriormente, algunas de las sociedades americanas crecieron de tal manera
que se convirtieron en imperios (como el caso de los incas) lo que provocó la
búsqueda de espacios estratégicos para la defensa y las comunicaciones.
Cuando los españoles comenzaron el proceso de conquista y colonización del
espacio geográfico americano, aprovecharon los conocimientos ancestrales de
los pobladores del continente —y también todos sus recursos— y ocuparon los
mismos espacios geográficos. Uno de los casos más resaltantes en este
aspecto es la Ciudad de México, situada en el mismo lugar de la legendaria
Tenochtitlan.
La variedad climática del continente americano y las actividades humanas

Existe una gran diversidad climática en el continente, los cálidos que abarcan,
principalmente, América Central y del Sur hasta los trópicos, son regiones de
alta explotación de la tierra para la agricultura, es especial para productos
como: banana, café, caña de azúcar, entre otros productos característicos de
las zonas que conocemos con el nombre de tropicales. En las zonas de climas
templados, que se extienden entre las líneas de los trópicos y los círculos
polares, cuentan con alto desarrollo de la ganadería, sobre todo en los espacios
geográficos que, además de situarse en la zona templada, reúnen otras
características como llanuras con buenas pasturas. En las regiones con clima
frío se desarrollan otro tipo de actividades económicas, como la explotación
forestal.

Sin embargo, no solo se trata de las actividades económicas relacionadas a la


producción de alimentos o la extracción de materias primas, también otras,
como el turismo, están relacionadas con el clima. Mientras que en las zonas
cálidas de América se suma la presencia de grandes extensiones de playas
aptas para el turismo, también se encuentran las enormes cordilleras con
nieves permanentes para aquellos que gustan de los deportes invernales como
el esquí.

Selvas tropicales, desiertos, salares, amplias llanuras o altas montañas, cada


una de las atracciones con sus climas favorecen diferentes actividades
humanas en el continente americano.