Está en la página 1de 11

DESARROLLO DEL EMBARAZO POR

SEMANAS:

SEMANAS 1 Y
2.
La concepción o fertilización generalmente ocurre dos semanas después del comienzo de la
última menstruación (llamado FUM o LPM por sus siglas en inglés). La concepción es el
momento en el cual un espermatozoide fertiliza al ovulo, este evento toma lugar en las
trompas de Falopio, estos son los tubos entre sus ovarios y su útero (matriz) En caso de no
saber el día exacto del embarazo, su profesional de la salud usa la FAM para determinarlo con
exactitud. A unas pocas horas después que el espermatozoide fecundo el ovulo se forma una
célula llamada cigoto que contiene 23 pares de cromosomas, 30 horas después ya son dos
células, a las 40
horas son 4 células y en 72 horas se ha divido en 16 células a este proceso
llamado segmentación, le surgirá una mórula con unas 30 células.

SEMANAS 3 Y
4.
El ovulo fertilizado viaja por una de las trompas de Falopio hacia el útero y se adhiere a su
revestimiento (implantación), ya implantado comienza a crecer y se forma la placenta. La
placenta crece en el útero y provee al bebé nutrientes y oxígeno a través del cordón
umbilical.
La multiplicación celular continúa y la Mórula se convierte en un Blastocisto de 300 células, en
él se pueden encontrar dos tipos de células: el Trofoblasto que produce al Corión que en pocos
días se convertirá en la placenta y el cordón umbilical y la masa celular interna del que se
desarrollan todos los órganos y tejidos del bebé. En la madre se desarrolla la hormona
gonadotropina coriónica humana (HGC) que debilita al sistema inmunitario y detiene el
ciclo menstrual

SEMANA
5.
Se ha formado el tubo neural del bebé, este se convierte en el cerebro, médula espinal y la
columna vertebral. Pequeñas protuberancias comienzan a aparecer que se convertirán en
los brazos y piernas del bebé. El corazón y los pulmones se están desarrollando y el corazón
comienza a latir. El embrión mide 1,5 milímetros, no tiene ninguna forma humana es una
estructura de forma cilíndrica irregular.

SEMANA
6.
El corazón tiene una sola cámara y la sangre circula por pequeños vasos sanguíneos, el
corazón comienza a latir unas 165 veces por minuto. El cuello y la mandíbula empiezan a
tomar forma. En el tubo neural aparecen tres bulbos, de uno de ellos surgirá el cerebro más
adelante, es importante que cierre completamente dicho tubo neural para descartar mal
formaciones. La
cavidad amniótica se llena de líquido por lo que el embrión se encuentra flotando en medio de
la cavidad y fijado a la pared por el cordón umbilical. El saco amniótico desempeña un
importantísimo papel al permitir el paso de nutrientes esenciales a través de la membrana hasta
el embrión.

SEMANA 7.
Comienzan a formarse los huesos del bebé y aún son blandos, se endurecerán a medida del
avance del embarazo. Surgen unos brotes, una pequeña fosa que será la boca, los brotes
maxilares inferior y superior, diminutas aberturas donde será la nariz y esbozos de las orejas.
Los genitales empiezan a formarse. El embrión mide de 5 a 7 milímetros. El corazón se ha
dividido en varios segmentos y los hemisferios craneales crecen con celeridad, se empiezan a
formar los bronquios, se forman 4 cámaras en el corazón (2 aurículas y 2 ventrículos) y late a
150 latidos por segundo.

SEMANA 8.
En la boca se aprecia una pequeña lengua y una lámina que dará lugar a los brotes de los futuros
dientes, tiene una rudimentaria nariz y se está formando el oído interno, los brazos y las piernas
se han alargado y las palas que se convertirán en manos y pies se van separando del resto del
cuerpo y aparecen las hendiduras que darán lugar a los dedos. Las vértebras en formación se
han colocado alrededor de la medula espinal para formar la columna vertebral, los intestinos
son demasiado largos por lo que se desarrollan fuera del cuerpo dentro de un saco adyacente al
cordón umbilical. A partir de esta semana recibe nutrientes y oxigeno desde la placenta. Aun no
se han formado los órganos sexuales externos, pero si los internos.

SEMANA 9.
Aparecen pequeñas protuberancias que se convertirán en los dientes del bebé. El bebé mide casi
2 centímetros. Ha cambiado su aspecto físico la cola ha desaparecido y la cabeza se ha separado
del cuerpo y se humaniza su silueta, los ojos se van acercando entre sí, ya ha aparecido el labio,
dentro de las mandíbulas se van formando los dientes. El corazón se empieza a dividir: crece el
tejido que separa las aurículas derecha e izquierda y se forma una abertura entre ellas llamada
comunicación intrauricular oval o foramen oval. Tiene dos misiones: por un lado, permitir que al
cerebro llegue sangre oxigenada y por otro evitar que la sangre pase inútilmente por el pulmón
del bebé, que ahora se encuentra lleno de líquido amniótico.

SEMANA 10.
Los dedos de las manos y pies siguen desarrollándose y le empiezan a crecer las uñas. Tal vez
pueda escuchar los latidos cardíacos de su bebé en su visita de cuidado prenatal ya que el
corazón y el aparato circulatorio ya han completado su formación, en los pulmones se forman
los conductos que llevarán la sangre. El intestino delgado prácticamente dentro de la cavidad
abdominal. El bebé cuenta ya con todas sus articulaciones: codos, rodillas, muñecas y tobillos.
SEMANA 11
Los huesos de su bebé comienzan a endurecerse. Su piel es todavía delgada y se puede ver
a través de ella; pero con el tiempo se vuelve menos transparente. La mitad de su tamaño
consiste en su cabeza. Sus órganos, cerebro, pulmones, hígado, riñones e intestinos están
formados y aumentan de volumen. Se ha formado el diafragma dividiendo el tronco del bebé en
dos partes diferenciadas: la superior con el corazón y los pulmones en desarrollo y la inferior
que comprende todo el aparato digestivo.

SEMANA
12.
Las manos de su bebé se desarrollan más rápido que sus pies. El bebé mide 5 centímetros y
pesa alrededor de 15 gramos. En esta semana se puede hacer la prueba de la translucencia
nucal (TN) o pliegue nucal: un acúmulo temporal de líquido en la región de la nuca del feto,
como consecuencia del normal desarrollo linfático.

SEMANA
13.

Los órganos están formados, pero siguen su desarrollo. En un ultrasonido parece que el
bebé respira y traga. Ahora ya mide 8.5 centímetros de la cabeza a los pies. Ya no existe la
hernia umbilical ya que los intestinos ya se encuentran dentro de la cavidad abdominal. Las
células nerviosas se multiplican con gran rapidez

SEMANA
14.
Comienza a mover sus ojos. Se están desarrollando su nariz y las papilas gustativas. Su piel
se torna más gruesa y los folículos de su cabello comienzan a crecer bajo su piel. El bebé
abre y cierra sus manos y las lleva a su boca. E l hígado es muy grande ya que debe fabricar
células sanguíneas en esta semana con la ayuda de la medula que deberá asumir esa función
cuando él bebe nazca. Mide unos 10 centímetros y pesa solo 45 gramos.

SEMANA
15.

El bebé es muy activo, puede voltearse y girar, se comienza a sentir dichos movimientos.
Mueve y estira brazos y piernas y abre y cierra dedos y puños. Los huesos son más fuertes y
ya se pueden observar en el ultrasonido. Los riñones comienzan su función de producir orina
y el corazón comienza a distribuir la sangre. Los parpados están cerrados y dentro se forma
el cristalino y la córnea. Su Sistema circulatorio y urinario ya funcionan, aunque sus
pulmones no se llenaran de aire hasta que nazca, respira y aspira liquido amniótico
haciéndolos trabajar y evitando que los incipientes bronquios se colapsen.
SEMANA
16.

Los párpados, el labio superior y las orejas se han desarrollado completamente. Comienza
a escuchar, mide 12 centímetros y pesa 140 gramos aproximadamente. El cerebro
comienza a controlar algunos movimientos como el reflejo de presión y si se topa con el
cordón umbilical su manita lo presionara. Empieza a formarse el sentido del tacto, en sus
dedos aparecen bocetos de espirales y arrugas que se convertirán en las huellas digitales.

SEMANA 17.
El bebé comienza a añadir grasa a su cuerpo, misma que le proporciona energía y le ayudará
a mantenerse cálido al nacer. Sobre la piel aparece el vérnix, que es un recubrimiento
impermeable, grasoso y con apariencia de cera que protege la piel del bebé cuando está en el
vientre. El cerebro desarrolla las vías neuronales que capacitaran ala bebe para sentir las
demás partes de su cuerpo, lo que se conoce como Propiocepción es una percepción
inconsciente del espacio del propio cuerpo, se trata de un sentido dinámico que permite que
el ser humano se adapte a un entorno cambiante. Empieza el Desarrollo del sentido del oído
y percibe ondas sonoras como los latidos del corazón, la circulación sanguínea de la madre, el
rumor del estómago y por supuesto la voz.

SEMANA 18.
Es posible hacer el primer ultrasonido esta semana ya se puede observar el sexo. Durante el día
duerme y despierta a lapsos, los ruidos fuertes y sus movimientos lo despiertan. Su piel está
cubierta de lanugo, es un vello fino que lo mantiene cálido en el vientre. El feto ya traga
grandes cantidades de líquido amniótico que elimina a través de la orina y empieza a acumular
algunos deshechos en sus intestinos como restos epiteliales o células muertas, así es como se
forma el Meconio, una sustancia verde oscura y pegajosa, las primeras heces que expulsara a
las pocas horas de nacer.

SEMANA 19.

Las patadas y movimientos son cada vez más fuertes y continuos y ahora son muy
perceptibles los movimientos. Empieza a aprender a succionar lo que necesitará para
alimentarse al nacer por lo que es posible que se chupe el dedo. La piel se engrosa porque
acumula grasa sobre la dermis y le va dando un tono rosáceo a la piel. El Corazón late con
fuerza y es perceptible a través de un estetoscopio fetal, transporta ya más de 2 litros de
sangre. Se desarrolla la cóclea, es una cavidad en forma de cono de oído interno donde se
aloja el órgano de Corti, responsable de transmitir el sonido por el cerebro y le ayuda a
distinguir sonidos, por ejemplo, la voz de la madre. En esta semana ocurre algo crucial en su
cerebro: las células nerviosas permiten que cada uno de los sentidos se desarrollen en sus
áreas particulares dentro del mismo cerebro. El cartílago de los huesos sigue endureciendo.

SEMANA 20.
Las uñas crecen hasta la punta de los dedos. El bebé mide 25 centímetros y pesa alrededor de
400 gramos. La piel aun es algo rojiza porque todavía no acumula la suficiente grasa, los
parpados permanecen cerrados, pero le aparecen las cejas y pestañas. Hace movimientos de
puños y manos, ejercitando la musculatura. Cada minuto produce 100 000 neuronas nuevas que
deberán llenarse de contenido e irán interconectándose entre ellas.

SEMANA 21.

Los dedos de las manos y los pies están completamente formados incluyendo las huellas
digitales. Su bebé ya puede tragar y de vez en cuando le puede dar hipo, se pueden sentir
los saltitos producidos por el hipo. El calibre de los bronquios y bronquiolos pulmonares
pulmonares aumenta lentamente, se produce la vascularización del tejido pulmonar, cada
bronquiolo terminal origina dos o más bronquiolos respiratorios que forman de tres a seis
conductos alveolares que ahora se encuentran llenos de líquido amniótico que al nacer se
llenaran de oxígeno. La medula ósea empieza a producir glóbulos rojos.

SEMANA 22.
Los párpados permanecen cerrados pero los ojos ya se mueven, comienzan a formarse
los conductos lagrimales y comienzan a aparecer las cejas. Se puede mover súbitamente
al escuchar ruidos fuertes. Ahora se comienzan a formar los dientes definitivos, aunque
no se vean si no hasta la infancia del bebe. El Sistema límbico del cerebro, compuesto por
un conjunto de estructuras relacionadas con las respuestas emocionales, la memoria y el
aprendizaje, se encuentran en pleno desarrollo.

SEMANA 23.

Él bebe pesa casi medio kilo y mide unos 25 centímetros. Comienza a reconocer sonidos
familiares como la voz de la madre, en ocasiones se mueve cuando le habla la madre, en
ecografías se ha visto al feto con el dedito en la boca lo que indica que el desarrollo
cerebral es el idóneo ya que para realizar esos movimientos es necesario que se hayan
creado algunas conexiones neuronales. La formación de los huesos sigue su desarrollo, el
cartílago poco a poco se va osificando.

SEMANA 24.
Los músculos siguen desarrollándose, comienza a salirle el cabello. Los pulmones se han
formado totalmente pero todavía no están listos para funcionar fuera del vientre. El bebé
mide unos 30 centímetros y pesa 600 gramos en promedio. Los huesos del oído interno, la
cóclea y las terminaciones sensoriales han alcanzado su completo desarrollo.

SEMANA
25.
El sistema nervioso sigue su desarrollo rápidamente, éste consiste en el cerebro, médula
espinal y los nervios, este sistema ayuda a que el bebé se mueva, piense y sienta. También
sigue agregando grasa al cuerpo, esto hace que la piel aparezca más lisa, menos arrugada. Él
bebe realiza entre 20 y 60 movimientos cada media hora. Las neuronas se encuentran en el
lugar que les corresponde y se van conectando entre si para conducir los mensajes que el
cerebro envía.

SEMANA
26.
El cuerpo produce melanina, una sustancia que le brinda el color de piel y le protegerá del sol
luego del nacer. Los pulmones comienzan a producir surfactante, esta sustancia le ayuda a sus
pulmones a prepararse a respirar. Los parpados se comienzan a separar y los ojos se abrirán
de vez en cuando por periodos muy cortos. Ya se han formado las ultimas capas de la retina y
las pestañas han alcanzado su longitud final. En los varones los testículos que se encuentran
alojados en la cavidad abdominal, descienden por el retroperitoneo y a través de los trayectos
inguinales hasta situarse en las bolsas escrotales.

SEMANA
27.

Patea y estira demasiado. Los pulmones y el sistema nervioso siguen su crecimiento e interviene
una proteína esencial: el surfactante, que provoca que los alveolos estén abiertos e
intercambien oxígeno, este proceso termina hasta la semana 36. En el cerebro en la superficie
lisa se empiezan a formar pliegues y circunvalaciones características de la corteza cerebral
incrementándose la cantidad del tejido, esto es resultado de la conexión entre células nerviosas
y permiten percibir imágenes, sonidos, sabores y sensaciones táctiles.

SEMANA
28.
Se pueden apreciar mediante la ecografía los movimientos de flexión y extensión de los dedos
que se interpreta como el reflejo de asir, al nacer se llama reflejo de presión palmar y plantar.
Ya tiene pestañas y puede abrir y cerrar sus ojos. Ya mide 35 centímetros de largo y pesa un
kilo.

SEMANA
29.

Gana peso rápidamente, en los últimos 2 meses y medio aumenta la mitad de lo que pesará
al nacer. Las suturas y las fontanelas están listas para su función ya que permiten que los
huesos del cráneo se superpongan entre si durante el parto (proceso denominado
modelado) y que, tras el nacimiento, los huesos vuelvan a su posición primitiva.

SEMANA
30.
Comienza a perder lanugo, el vello fino que cubría su cuerpo solo algunos niños nace con restos
en la zona de hombros y espalda. Aumenta la cantidad de cabello. El bebe ya pesa alrededor de
kilo y medio y mide nos 43 centímetros.

SEMANA
31.
El cerebro sigue en crecimiento y desarrollo rápidamente. E l cerebro puede controlar el calor
de su cuerpo. Al ser cada vez mas grande casi no hay espacio en el útero por lo que sus
movimientos son más esporádicos conforme pasan las semanas. Los parpados permanecen
abiertos durante largos periodos de tiempo y el iris se puede contraer o dilatar.

SEMANA 32.

A medida que se añade grasa a su cuerpo, la piel deja de ser transparente. El bebé mide ahora
unos 20 centímetros y pesa alrededor de 2270 gramos. Gana alrededor de 200 a 300 gramos
por semana. La cabeza esta proporcionada con el cuerpo. Los órganos internos van
perfeccionando su funcionamiento.

SEMANA 33.

A medida que se aproxima el parto, el bebé aumenta cerca de 250 gramos a la semana. Los
cincos sentidos del feto están listos, aunque su desarrollo no se ha completado, por ejemplo, no
ve perfectamente y en cambio es capaz de saborear el líquido amniótico, también puede
escuchar su voz, aunque muy débil ya que el liquido amniótico hace que el sonido sea tenue. Los
pulmones aún son inmaduros ya que el nivel de surfactante, la proteína esencial para el
desarrollo del pulmón aun es bajo.

SEMANA 34.

El vernix, la capa cerosa y grasienta que protege a su bebé dentro del vientre se vuelve más
espesa. La mayoría de los bebés se mueven a la posición cabeza abajo para preparase para el
parto y nacimiento. Se empieza a desarrollar el sistema inmunológico de forma que pueda
hacer frente a pequeñas infecciones al nacer. Aumenta considerablemente la cantidad de
tejido cerebral, proceso que no termina con el parto si no que continua por dos años más.

SEMANA 35.

El organismo de la madre comienza a transferir a través de la placenta una inmunidad


temporal frente a enfermedades como el sarampión o las paperas. El cerebro y los pulmones
siguen en crecimiento, el cerebro pesa dos terceras partes de lo que pesará en la semana 40.
Ahora traga grandes cantidades de líquido amniótico por lo que orina alrededor de 25 a 30
centímetros cúbicos por hora. Sí el embarazo ha sido sano, el parto comenzará de forma
natural, la cesárea solo se debe hacer por razones médicas extremas.

SEMANA 36.
Él bebe pesa alrededor de 2 kilos y mide cerca de 50 centímetros. Ahora gana 200 gramos
por semana en promedio. Debido al crecimiento del bebé ya no hay mucho espacio en el
vientre por lo que los movimientos y estirones son muy notorios, en caso de que el bebé se
mueva menos debe ser reportado al doctor de inmediato.

SEMANA 37.

El flujo sanguíneo materno hacia el útero es de 500 a 700 mililitros por minuto, un 80 por
ciento de este flujo irriga la placenta y sale por el cordón umbilical, la placenta suele medir
de 1.5 a 3 centímetros de grosor y pesa alrededor de 450 a 550 gramos, se empiezan a
formar unos depósitos de calcio en los vasos sanguíneos de la placenta, lo que impide el
flujo de nutrientes y el desecho de los productos, la placenta es cada vez menos eficaz y la
vida de este órgano empieza a extinguirse lentamente. Los órganos importantes como el
cerebro, pulmones y el hígado aún siguen en proceso de desarrollo, el bebé sigue ganado
peso y talla. Si el embarazo es sano se recomienda llegar mínimo a la semana 39.

SEMANA 38.

El cerebro sigue su desarrollo, el hígado y los pulmones siguen creciendo. El tamaño causa
dificultad en los movimientos en el vientre. El Lanugo que cubría el cuerpo casi ha
desaparecido, así como el vérnix caseoso, la grasilla que cubría su cuerpo. Los huesos
tampoco han completado su formación, tiene 215 huesos, algunos se fusionarán a lo largo
de la infancia.

SEMANA 39.
A partir de esta semana se reducen riesgos por nacimiento prematuro ya que el bebé está listo
para nacer. El Lanugo prácticamente ha desaparecido y la Vérnix Caseosa también en gran
parte se ha desprendido. El feto mantiene una postura que le permite ocupar el menor espacio
posible: la cabeza hacia abajo, los brazos cruzados sobre el pecho, las piernas elevadas y
dobladas, en lo que se conoce como postura fetal.

SEMANA 40.

El bebé se ha desarrollado por completo y preparado para el parto, su longitud oscila


entre los 49 y 53 centímetros y pesa entre 2.5 y 3.5 kilos de peso. El tubo digestivo del
bebe se rellena de Meconio: una pasta verdosa formada de pigmentos biliares,
productos de la secreción y descamación del tubo digestivo y restos deglutidos del
liquido amniótico. La Vérnix caseosa ha desaparecido y solo quedan algunos rastros de
esta grasa en los pliegues del bebe.
Se producen los llamados Pródromos del parto con pequeñas contracciones, el cérvix se
ablanda y se acorta hasta desaparecer, a esto se le llama Borramiento del cuello uterino,
comenzó el proceso de parto.

SEMANA 41.

El bebe aun puede llegar a la semana 41 e incluso a la semana 42, el ginecólogo debe
confirmar el bienestar fetal por medio de ecografía Doppler, que sirve para verificar el
estado del liquido amniótico, esta prueba mide las contracciones uterinas y los latidos
del bebe. Los huesos del cráneo tienen la característica de estar separados entre sí por
surcos de tejido conectivo, donde hay mas de dos huesos, las suturas son mas anchas y
se llaman fontanelas, esta peculiar estructura tiene la especifica función de tanto en el
parto como en los primeros años de vida del bebe permiten que los huesos del cráneo se
superpongan sobre si para atravesar el estrecho canal del parto, después del
alumbramiento los huesos vuelven a su posición primitiva. El parto vaginal beneficia al
bebe ya que las paredes vaginales comprimen el tórax, expulsando el liquido amniótico
acumulado en los pulmones, se produce entonces la primera inspiración y los pulmones
se llenan de aire por primera vez, lo que genera un movimiento brusco que provoca que
el bebe inspire más aire, rellenando los pulmones y que el liquido amniótico que
quedaba en sus alveolos o bronquios se reabsorba.

SEMANA 42.
Si en esta semana el bebe aun no abandona el útero materno se debe provocar el parto
ya que la placenta expiro en su vida útil, para ello se aplica un gel de Prostaglandinas en
el fondo de la vagina para ablandar el cuello uterino además de administrar Oxitocina
sintética con un gotero, la hormona que de manera natural se encarga de provocar las
contracciones uterinas.

Fuentes de investigación:
- Tu embarazo semana a semana: mibebeyyo.elmundo.es
- Desarrollo del feto semana a semana: todopapas.com
- El embarazo semana a semana: guiainfantil.com
- Su embarazo semana a semana: nacersano.marchofdimes.org
- El desarrollo del feto semana a semana: natalben.com
-