Está en la página 1de 5

Clasificación de la materia

La materia la podemos encontrar en la naturaleza en forma de sustancias puras y de mezclas.

* Las sustancias puras son aquéllas cuya naturaleza y composición no varían sea cual sea su estado.
Se dividen en dos grandes grupos: Elementos y Compuestos.

- Elementos: Son sustancias puras que no pueden descomponerse en otras sustancias puras más
sencillas por ningún procedimiento. Ejemplo: Todos los elementos de la tabla periódica: Oxígeno,
hierro, carbono, sodio, cloro, cobre, etc. Se representan mediante su símbolo químico y se conocen
115 en la actualidad.

Compuestos: Son sustancias puras que están constituidas por 2 ó más elementos
combinados en proporciones fijas. Los compuestos se pueden descomponer mediante
procedimientos químicos en los elementos que los constituyen. Ejemplo: Agua, de fórmula
H2O, está constituida por los elementos hidrógeno (H) y oxígeno (O) y se puede
descomponer en ellos mediante la acción de una corriente eléctrica (electrólisis). Los
compuestos se representan mediante fórmulas químicas en las que se especifican los
elementos que forman el compuesto y el número de átomos de cada uno de ellos que
compone la molécula. Ejemplo: En el agua hay 2 átomos del elemento hidrógeno y 1 átomo
del elemento oxígeno formando la molécula H2O.

Las mezclas se encuentran formadas por 2 ó más sustancias puras. Su composición es variable. Se
distinguen dos grandes grupos: Mezclas homogéneas y Mezclas heterogéneas.

- Mezclas homogéneas: También llamadas Disoluciones. Son mezclas en las que no se pueden
distinguir sus componentes a simple vista. Ejemplo: Disolución de sal en agua, el aire, una aleación de
oro y cobre, etc.

Mezclas heterogéneas: Son mezclas en las que se pueden distinguir a los componentes a simple
vista. Ejemplo: Agua con aceite, granito, arena en agua, etc.

2.- Métodos de separación de mezclas heterogéneas

Los procedimientos físicos más empleados para separar los componentes de una mezcla heterogénea
son: la filtración, la decantación y la separación magnética. Estos métodos de separación son
bastante sencillos por el hecho de que en estas mezclas se distinguen muy bien los componentes.
- Filtración: Este procedimiento se emplea para separar un líquido de un sólido insoluble. Ejemplo:
Separación de agua con arena. A través de materiales porosos como el papel filtro, algodón o arena
se puede separar un sólido que se encuentra suspendido en un líquido. Estos materiales permiten
solamente el paso del líquido reteniendo el sólido.

- Decantación: Esta técnica se emplea para separar 2 líquidos no miscibles entre sí. Ejemplo: Agua y
aceite. La decantación se basa en la diferencia de densidad entre los dos componentes, que hace que
dejados en reposo, ambos se separen hasta situarse el más denso en la parte inferior del envase que
los contiene. De esta forma, podemos vaciar el contenido por arriba (si queremos tomar el
componente menos denso) o por abajo (si queremos tomar el más denso).

En la separación de dos líquidos no miscibles, como el agua y el aceite, se utiliza un embudo de


decantación que consiste en un recipiente transparente provisto de una llave en su parte inferior. Al
abrir la llave, pasa primero el líquido de mayor densidad y cuando éste se ha agotado se impide el
paso del otro líquido cerrando la llave. La superficie de separación entre ambos líquidos se observa
en el tubo estrecho de goteo.

Separación magnética: Esta técnica sirve para separar sustancias magnéticas de otras que
no lo son. Al aproximar a la mezcla el imán, éste atrae a las limaduras de hierro, que se
separan así del resto de la mezcla.

3.El estado sólido

Todas las sustancias sólidas se caracterizan por tener forma y volumen constantes y por ser (casi)
indeformables. Estas propiedades se explican teniendo en cuenta que las partículas que los constituyen
ocupan lugares fijos en el espacio ordenándose en redes cristalinas. La ordenación en redes cristalinas
de las partículas se puede reflejar a nivel macroscópico con la simetría observada en los cristales de
sólido. Aunque las partículas ocupan lugares fijos en el espacio, se encuentran vibrando. Conforme
aumenta la temperatura, aumenta la amplitud de oscilación de las partículas (aumenta su energía total)
aumentando la distancia que las separa y así el sólido aumenta su volumen. A este fenómeno lo
llamamos dilatación.
4.El estado líquido

En el estado líquido las partículas se pueden trasladar libremente debido a su energía cinética, pero
esta energía cinética no es suficiente para vencer totalmente las fuerzas de atracción entre ellas,
manteniéndose relativamente juntas. Dicho de otro modo, las partículas en este estado poseen energía
cinética (debido al movimiento) y energía potencial (debido a la posición en cada instante y a las
interacciones entre ellas). Por eso los líquidos pueden adquirir la forma del recipiente que los contiene y
son prácticamente incompresibles. Conforme aumenta la temperatura, aumenta la energía cinética de
las partículas (y por tanto su velocidad) aumentando la distancia que las separa. A este fenómeno lo
llamamos dilatación.

5.El estado gaseoso

Temperatura constante Si mantenemos la temperatura constante y ejercemos una presión sobre el gas,
su volumen disminuye. El hecho de que al ejercer una presión sobre un gas disminuya su volumen es
causado por la elevada compresibilidad de los gases debido a que prácticamente no hay fuerzas entre
sus partículas y a las grandes distancias que existen entre ellas.

PROPIEDADES DE LA MATERIA

La composición de la materia se define como las partes o componentes de una muestra y sus
propiedades relativas. Estas propiedades son las cualidades y los atributos que se pueden utilizar para
diferenciar e identificar una muestra de materia de otra. Entre estas propiedades podemos mencionar
las propiedades física y las químicas, las propiedades intensivas y extensivas. 1.5.1. Propiedades físicas y
químicas Las propiedades físicas se pueden medir y observar sin que se modifique la composición o
identidad de la sustancia. Por ejemplo, es posible medir el punto de fusión del hielo al calentar un
bloque de hielo y registrar la temperatura en la que se convierte en agua. El agua difiere del hielo sólo
en su aspecto, no en su composición, de modo que se trata de un cambio físico; es posible congelar el
agua para obtener de nuevo hielo. De esta manera, el punto de fusión de una sustancia es una
propiedad física. De manera similar, cuando se afirma que el helio gaseoso es más ligero que el aire se
hace referencia a una propiedad física. Ejemplos de propiedades físicas: el cambio de estado, la
deformación, densidad, punto de fusión, punto de ebullición, dureza, coeficiente de solubilidad, índice
de refracción, elasticidad, propiedades organolépticas (sabor, olor, color), etc. Las propiedades químicas
son aquellas que se observan cuando se produce un cambio químico (reacción), es decir, cuando se
forman con la misma materia sustancias nuevas diferentes a las originales. O sea, una propiedad
química es la capacidad, o incapacidad, de una muestra de materia para experimentar un cambio en su
composición bajo ciertas circunstancias. Por ejemplo, cuando el hidrógeno se quema en presencia de
oxígeno para formar agua, hay una reacción química, la combustión. Con esta reacción, desaparecen las
sustancias químicas originales, el hidrógeno y el oxígeno, y queda otra sustancia química distinta, el
agua. Cada vez que se cuece un huevo, ocurre un cambio químico. Cuando se someten a temperaturas
cercanas a 100 ºC, la yema y la clara experimentan cambios que no sólo modifican su aspecto físico, sino
también su composición química. Después, al comerse, el huevo se modifica de nuevo, por efecto de
sustancias del cuerpo humano llamadas enzimas. Esta acción digestiva es otro ejemplo de un cambio
químico. Lo que ocurre durante la digestión depende de las propiedades químicas de las enzimas y los
alimentos. Ejemplos de propiedades químicas: corrosividad, energía calórica, acidez, reactividad, etc.
1.5.2. Propiedades intensivas y extensivas Todas las propiedades de la materia que se pueden medir
corresponden a una de dos categorías adicionales: propiedades extensivas y propiedades intensivas. El
valor medido de una propiedad extensiva depende de la cantidad de materia que se considere. 
Algunos ejemplos son: masa, volumen, peso, inercia, energía, duración en el tiempo, compresibilidad,
cantidad de calor absorbido o dado, etc.  La masa es la cantidad de materia en una muestra dada de
una sustancia. Más materia significa más masa. El volumen es longitud elevada al cubo. 11 Pre-Ingreso
Química 2015  Los valores de una misma propiedad extensiva pueden sumarse. Por ejemplo, dos
monedas de cobre tienen la misma masa combinada que la suma de las masas de cada moneda, en
tanto que la longitud de dos canchas de tenis es la suma de las longitudes de ambas canchas.  El valor
de una cantidad extensiva depende de la cantidad de materia. El valor medido de una propiedad
intensiva no depende de la cantidad de materia que se considere. Estas propiedades suelen estar
asociadas con el estado de la materia.  Algunos ejemplos son: densidad, punto de fusión, punto de
ebullición, peso específico, forma cristalina, dureza, elasticidad, índice de refracción, color, olor, sabor,
etc.  La densidad es la masa de una sustancia dividida por su volumen. Depende de la temperatura a la
cual se mide.  La masa, el volumen y la longitud son propiedades aditivas, esto es, se pueden sumar.
Otras propiedades intensivas no son aditivas, por ejemplo, la temperatura. Suponga que se tienen dos
matraces llenos de agua que está a la misma temperatura. Si se combinan para tener un solo volumen
de agua en un matraz más grande, la temperatura de este mayor volumen de agua será la misma que en
los dos matraces separados.

Sistema de medida en química


Solapas principales
 Ver(solapa activa)

 Rastreo
Enviado por Germán Fernández en Sáb, 07/10/2010 - 21:52
La química se basa en la observación y experimentación, tratando de obtener una serie de resultados
que en muchos casos se pueden expresar de forma numérica, permitiendo su comparación con los
obtenidos en otras experiencias.

En toda observación y experimentación nos fijamos en aquellas propiedades que son susceptibles de
comparación y que por tanto, podemos medir. Estas propiedades se denominan magnitudes.

Existe un pequeño grupo de magnitudes, llamadas fundamentales, a partir de las cuales se pueden
obtener todas las demás. Estas magnitudes son: longitud, masa, tiempo, intensidad de corriente,
temperatura, cantidad de sustancia e intensidad luminosa.

El sistema internacional de unidades asigna a cada magnitud una unidad. El metro es la unidad de la
longitud. Si al medir una distancia, se obtienen 20m significa que la longitud es 20 veces la unidad del
sistema internacional.

Las definiciones de las unidades fundamentales en el sistema internacional, de acuerdo con las
correspondientes resoluciones de la Conferencia General de Pesas y Medidas (CGMP), son las
siguientes:

1.- Unidad de longitud. El metro es la distancia que recorre la luz en el vacío en 1/299.792.486
segundos. Aproximadamente 39,37 pulgadas. Un metro se divide en 100 centímetros y en 1000
milimetros.
2.- Unidad de masa. El kilogramo es la masa de un cilindro e platino e iridio guardado en Sevres, cerca
de París, Francia. La libra tiene una masa de 0,4536 kilogramos. El kilogramo se divide en 1000 gramos.

3.- Unidad de tiempo. El segundo es la duración de 9.192.631.770 veces el periodo de la radiación


correspondiente a la transición entre los dos niveles hiperfinos del estado fundamental del átomo de
cesio 133.

4.- Unidad de intensidad de corriente eléctrica. El amperio es la intensidad de una corriente


constante que, mantenida entre dos conductores paralelos, rectilíneos de longitud infinita, de sección
circular despreciable y colocados a una distancia de un metro el uno del otro, en el vacío, produce entre
estos conductores una fuerza de 2 10-7 newton por metro de longitud.

5.- Unidad de temperatura termodinámica. El kelvin es la fracción 1/273,16 de la temperatura


termodinámica del punto triple del agua.

6.- Unidad de cantidad de sustancia. El mol es la cantidad de sustancia de un sistema que contiene
tantas entidades elementales como átomos hay en 12 gramos de carbono 12.

7.- Unidad de intensidad luminosa. La candela es la intensidad luminosa, en la dirección


perpendicular, de una superficie de 1/600.000 metros cuadrados de un cuerpo negro a la temperatura de
congelación de platino bajo la presión de 101,325 newtons por metro cuadrado.

Algunas magnitudes como la intensidad eléctrica, intensidad luminosa, son poco utilizadas en química.

https://www.hiru.eus/es/quimica/composiciones-porcentuales-y-formulas-quimicas