Está en la página 1de 2

El Autoestima en los adolescentes

Introducción:

La autoestima consiste en tener una actitud positiva hacia uno mismo. Por lo
tanto, la autoestima implica básicamente quererse y respetarse.
La autoestima es un periodo de cambios. Puedes sentirte feliz por ellos o puedes
también sentirte extrañada y desconforme. Es difícil encontrar adolescentes sin
complejos, inseguridades y vergüenzas es el periodo de grandes desafío .
La autoestima es un concepto definido a partir de la psicología, y se comprende
como aquella imagen que se tiene sobre si mismo de este modo, se trata de aquel
complejo conjunto de valoraciones y sentimientos que hacemos de nuestra
persona en torno a nuestras características, habilidades y capacidades.
un aspecto muy importante de la autoestima radica en su formación. Se trata de
algo que se va desarrollando a lo largo de la vida a partir de las experiencias que
nos toca vivir y cómo éstas nos hacen sentir con nosotros mismos. De esta
manera, no resulta sorprendente que algunas veces nos veamos enfrentados a
ciertas situaciones que nos hacen sentir un poco tontos, o bien, los mejores para
realizar cierta labor.

Desarrollo:
Es muy importante desarrollar, trabajar y mejorar nuestra autoestima diariamente.
La autoestima nos ayuda a sentirnos mucho mejor con nosotros mismos, lo
que influye en nuestro comportamiento. Por lo tanto, una buena autoestima puede
ayudarnos a:
Conseguir querernos tal y como somos. Estar bien con nosotros mismos.
Confiados, seguros y sobretodo, estar en sintonía con uno mismo.
Con un autoestima alta te sientes bien contigo mismo/a .precia tu propia vida.
Estas orgulloso/a de tus capacidades, habilidades y logros.
Con baja autoestima sientes que no gustaras a nadie, que nadie te aceptara o que
no eres bueno en nada.
La buena o mala autoestima influirá en todos los aspectos de tu vida, en la
formación de tu personalidad y también en tu felicidad.
Los jóvenes con poca confianza en sí mismo son menos aptos a participar en
actividades con sus compañeros y a formar amistades con ellos. Esto los aísla
todavía más e impide que desarrollen una mejor imagen de sí mismos. Y cuando
entablan amistades, son más vulnerables a la presión negativa de los amigos.

Conclusión:
La autoestima es una autovaloración crítica y positiva de uno mismo. Además,
la verdadera autoestima es total e incondicional. Es muy importante trabajarla y
mejorarla para poder conseguir nuestros objetivos, tener una visión positiva de
nuestro entorno y vivir más felices con nosotros mismos y con los demás.

“En realidad son nuestras decisiones las que determinan lo que podemos llegar
a ser, mucho más que nuestras propias habilidades.” J. K. Rowling