Está en la página 1de 1

MALECÓN LA DORADA

MEMORIA DESCRIPTIVA
INTERVENCIÓN ARQUITECTÓNICA ANTIGUA ESTACIÓN DEL FERROCARRIL

La Estación del Ferrocarril se intervino con una adecuación estructural de la componente


muraria, la cua,l junto con sus fundaciones, se reforzó atendiendo las características
arquitectónicas originales, que exigían mantener una sección en los componentes
estructurales nuevos de la misma dimensión que los muros existentes. Toda la estructura
de divisiones internas se elimina para convertir el espacio completo del edificio en una
gran sala de eventos a modo de paraninfo que permita actividades de toda índole, sin la
obstrucción que ofrecerían los muros existentes que fungían como divisiones para
actividades no correspondientes al uso cultural que se le esta asignando en esta nueva
etapa de existencia del edificio.

Todo el sistema de cubierta se reemplazó por un sistema portante similar pero con una
tectonicidad más lograda que el original sin menoscabo de la apariencia externa del
edificio. Para maximizar el efecto espacial que produce la cubierta en el interior se retiró
por completo el cieloraso existente, el cual, además de encontrarse en estado de
deterioro, beneficia con su retiro ostensiblemente las condiciones climáticas del edificio,
que ya se ven convenientemente beneficiadas por la conservación de las puertas de
acceso ubicadas en las fachadas más amplias del mismo, garantizando la ventilación
cruzada con el paso del viento entre puerta y puerta abiertas en su totalidad.

Según las previsiones espaciales y de mobiliario realizadas en el proceso de diseño del


proyecto, se estima que la Estación podrá albergar eventos masivos de hasta 400
personas aproximadamente.

Toda la arquitectura original existente se conserva en su esencia, lo cual incluye la


demolición del núcleo de baños ubicado en el costado sur del edificio, lo anterior en vista
que no tiene ningún valor patrimonial ni arquitectónico que aporte al conjunto original.
Una de las determinantes del diseño del edificio fue su apreciación desde el Rio
Magdalena y desde la carrera 2da, lo que condicionó la disposición de luminarias y
demás elementos de servicios públicos por fuera del área de influencia de las fachadas
principales del edificio. Se plantea la restitución de la carpintería y de los elementos del
edificio que se encuentran deteriorados, y la conservación de los colores de la
infraestructura en su condición original.

El podio sobre el cual se encuentra ubicado el edificio se conserva en su mismo nivel,


sin embargo se plantea una adecuación y una ampliación en los mismos términos en los
que fue concebido: como una superficie de concreto pulido; la cual en si misma funge
jerárquicamente como la pieza que diferencia arquitectónicamente al BIC del escenario
de tránsito peatonal que se ubicará unos niveles más abajo y que, en efecto, establece
una continuidad al lado del Rio Magdalena.

Intereses relacionados