Está en la página 1de 5

Mi planta de naranja – lima

Este libro escrito por José Mauro de Vasconcelos da una imagen clara de lo que
en muchos casos en la pobreza, narrado en forma de una historia con hechos
basados en las experiencias del autor, se forma en nosotros una conciencia social,
una moral más relevante, dejando varias conclusiones, reflexiones e incluso
cambios en nuestra forma de ser y ver las cosas.

Nos muestra la historia de una pobre familia de Brasil, donde un niño llamado
Zezé pasa la transición de un niño a un adulto drásticamente a una corta edad a
causa de todas sus vivencias. La madurez en su máximo esplendor, el cómo
ciertas circunstancias o condiciones modifican el comportamiento de cualquier ser
humano, pero en un niño es más radical, ya que la niñez es una etapa irrevocable,
que no se vuelve a experimentar, y en muchos de nosotros se cree que es la
mejor etapa de nuestra vida.

Actualmente Brasil tiene 3,6 millones de personas en situación de pobreza 1


aunque durante el periodo de 2000 a 2014 se convirtió en uno de los principales
países en trabajar y lograr la reducción este tema, el cambio de planes sociales y
menos oportunidades para la gente inclino de nuevo la balanza hacia la falta de
recursos a la población. En una comparación, México tiene 52.4 millones de
personas en pobreza y 9.4 millones de personas en situación de pobreza
extrema2, contrastando con el número de pobladores, en nuestro país habitan
cerca de 132,150, 262 personas mientras que en Brasil existen 206, 102, 000
personas, esta es una clara muestra de nuestra situación actual en nuestro país,
excedemos por mas de 15 veces el porcentaje de pobreza con un poco mas de la
mitad de la población. Una diferencia importante y radical es que el gobierno de
Brasil dedico mas de 10 años en solucionar este problema, por el contrario el
gobierno de la Republica Mexicana se ha dedicado al parecer a incrementarlo,
tristemente puede que en nuestro país, en nuestro estado, en nuestro delegación
o colonia haya muchos niños sus familias en situaciones parecidas o iguales a las
del libro, haya muchos niños como Zezé que tengan que trabajar en días de
navidad, que sus padres estén desempleados, que no tengan comida ni dinero
para ropa, tristemente esa es la realidad de nuestro país, y si no cambiamos de
alguna manera, será cada vez mucho peor y aumentando los números.

Otra cuestión que se puede analizar es la madurez obligada en los niños, que a
pesar de ser eso, entienden y comprenden las cosas y los problemas de adultos
1 Felipe Dana. (2017). Brasil regresa a la pobreza. Mayo, 2018, de El país Sitio web:
https://elpais.com/elpais/2017/10/23/album/1508765677_018640.html#foto_gal_1
2 https://www.coneval.org.mx/Medicion/Paginas/PobrezaInicio.aspx
Inclusive tomándolos con más seriedad y mas importancia que ellos. Zezé a pesar
de ser un niño muy listo, inocente y travieso; gentil y amable, fue obligado a ser un
adulto, por la muerte de sus hermanos y por muchas otras cosas tuvo que
madurar y cambiar sus sueños, sus metas, su forma de hacer las cosas. Según
estudios realizados en Estados Unidos la madurez se muestra o se refleja hasta
los 29 años3. Aunque se define “Madurez” como una palabra subjetiva, hay ciertas
cosas que a una edad ya no puedes hacer, por salud, por comportamiento, por
vergüenza, etc.

Ahora en contraste con Zezé y tomándolo en una corriente de salud psicológica,


es claro que un niño no debe vivir situaciones que lo hagan tener una
transformación tan temprana, debe vivir plenamente una buena niñez en una
buena calidad de vida. Actualmente vemos en noticias, en internet y en muchos
lados, niños que abandonan la escuela o no tienen los recursos para asistir a la
escuela por cuestión de tener que trabajar para ayudar a sustentar a su familia.
¿Eso es justo?, a mi parecer no, y es uno de los delitos más grandes que se le
pueden infligir a un ser humano, el robar el derecho de tener una buena calidad de
vida. Nuestra pobreza como país llega a niveles inimaginables, no solo en
cuestión económica, sino también en cuestión de valores, moral y conciencia
social, tanto de parte de la misma población como del gobierno que nos rige.

Vasconcelos en su libro logra crear esa empatía del lector con el personaje, con
Zezé y causa nostalgia, tristeza, impotencia, y lastima; logra envolver a la persona
que está leyendo en una situación completamente real, que sucede en nuestra
actualidad, logra crear una profunda reflexión ya que la mayoría de nosotros
estudiantes no nos encontramos en esa situación o minimo tenemos la
oportunidad de asistir a una escuela pública.

En mi opinión el autor al narrar sus experiencias sin ninguna intención logra crear
un cambio en la sociedad, forja un pensamiento social, una idea de cambio, una
conciencia social extremadamente fuerte, que impulsa a nosotros jóvenes, a
nuestra generación a tener una amabilidad, y pelear por nuestros derechos, por
una democracia, por una estabilidad como país, por un bienestar social, para
generar un verdadero cambio. Todos somos víctimas del mal uso de México por
unas cuantas personas, por ellos hay muchas familias como las del libro e incluso
a la clase media llega a afectar, con el aumento de la canasta básica, el transporte
público, el salario mínimo, tal vez no estamos en la situación de Zezé pero
también somos víctimas de una violación de los recursos económicos de nuestras
raíces
3 Redacción Noticias MVS. (2015). ¿A qué edad dejas de ser joven para ser adulto?. Mayo, 2018, de MVS
Noticias Sitio web: http://www.mvsnoticias.com/?_escaped_fragment_=/noticias/a-que-edad-dejas-de-ser-
joven-para-ser-adulto-679
1

Brasil regresa a la pobreza


Los brasileños que viven por debajo del umbral de pobreza han
pasado de 2,5 millones a 3,6 millones entre 2016 y finales de este
año, según el Banco Mundial
Las presiones presupuestarias y las políticas conservadoras del presidente Michel Temer
se están traduciendo en recortes en los servicios sociales. Entre los afectados está el
programa Bolsa Familia (subsidio familiar) que otorga pequeños subsidios cada mes a las
personas de bajos ingresos. A esta iniciativa se le atribuye gran parte de la reducción de
la pobreza durante la década del 2000.
Entre 2004 y 2014, decenas de millones de brasileños salieron de la pobreza y el país fue
citado a menudo como un ejemplo para el mundo.
La tendencia a la reducción de la pobreza experimentada entre 2004 y 2014 se revirtió en
los últimos dos años debido a la recesión económica, la más profunda en la historia de
Brasil. Los recortes a los programas sociales han ampliado la brecha y alimentado las
amplias desigualdades que se remontan a la época colonial.
Aunque el desempleo causado por la crisis económica haya provocado que más
brasileños sean elegibles para recibir el subsidio, hay menos personas cubiertas por el
programa.
2
3
¿A qué edad dejas de ser joven para ser
adulto?
Una encuesta echa en Estados Unidos por investigadores de la Universidad Clark aplicada a
individuos de entre 18 a 29 años reveló que sólo el 48,6% de la muestra se sienten
completamente adultos, mientras que el 48,6% dicen sentirse adultos en algunas ocasiones y en
otras no.

¿Pasas de los 20 años y no te sientes adulto? pues no estás solo. Algunos estudios ha revelado
que la mayoría de las personas empiezan a percibirse como adultos después de los 29 años y
esto es completamente normal.
Nuestros padres dirían que las personas de nuestra generación tienen un complejo de Peter Pan,
pues a pesar de tener un empleo estable y varias responsabilidades, muchos de nosotros no
terminamos de percibirnos como adultos y aún disfrutamos de cosas que muchos considerarían
infantiles, como los videojuegos y las películas animadas. ¿Significa esto que somos
inmaduros? ¿Cuál es la edad a la que nos sentimos adultos?

La edad de la adultez
Legalmente en la mayoría de los países se consideran adultos todas las personas que tienen
entre 18 a 21 años. Sin embargo, la percepción de la adultez es una experiencia subjetiva que
varía en consonancia con la cantidad de responsabilidades o ciertos sucesos importantes o
experiencias en la vida del individuo y no con la edad.
Una compañía de seguros londinense hizo una encuesta a 2000 personas mayores de 18 para
lograr identificar cuáles son las experiencias que delatan la adultez. Para los británicos el
comprar una casa (64%), tener hijos (63%), el matrimonio (52%), decorar tu hogar (22%) y
emocionarse por quedarse en casa el fin de semana (21%) son los hechos que te hacen sentir
adulto. Por otra parte, esa misma encuesta reveló que hay comportamientos que te hacen sentir
como un joven/adolescente: dependencia económica de los padres (42%), vivir en casa de los
padres (36%), jugar videojuegos (31%). ver películas o series animadas (30%), entre otras.
Una encuesta hecha en Estados Unidos por investigadores de la Universidad Clark aplicada a
individuos de entre 18 a 29 años reveló que sólo el 48,6% de la muestra se sienten
completamente adultos, mientras que el 48,6% dicen sentirse adultos en algunas ocasiones y en
otras no. Otra encuesta hecha en Melbourne revela más o menos los mismos resultados:
después de los 29 años es que una persona comienza a percibirse como un adulto.
No sentirse adulto es normal