Está en la página 1de 6

Una de las tantas especies exóticas que habita la región amazónica en Suramérica es el camu camu,

un árbol y fruto originario de la amazonia peruana, que se extiende por terrenos propensos a
inundaciones durante la temporada de lluvias.

El camu camu es una fruta pequeña, de color rojizo y sabor levemente ácido. Y aunque suelen
emplearse sus hojas e incluso la corteza del árbol con fines curativos, el uso más difundido es el de
su fruto, gracias principalmente a sus elevados niveles de vitamina C.

Se estima que en su pulpa este superalimento puede conseguirse una concentración de esta
vitamina 30 veces mayor en comparación con otras frutas, como la naranja o el limón.

Propiedades del camu camu.

Este fruto es una fuente ideal de antioxidantes, ya que posee buenos niveles de flavonoides. Los
antioxidantes, como algunos sabrán, son sustancias que ayudan a neutralizar los radicales libres
presentes en el organismo. De esta forma se minimiza el riesgo de desarrollar padecimientos, y a su
vez se evita el deterioro de las funciones mentales.

El camu camu ha sido usado históricamente como fruta antiviral y antigripal, y se cree que es un
tratamiento efectivo contra males como el herpes labial y herpes zóster, el resfriado común y la tos.
También se le atribuyen dotes como antiinflamatorio y emoliente, debido a su contenido de vitamina
C.

Otra de las propiedades de esta fruta radica en su efecto digestivo. La serina, uno de sus
componentes, potencia notablemente el funcionamiento de todo el aparato digestivo.

Beneficios del camu camu.

El camu camu aporta nutrientes esenciales para el organismo. Más allá de la mencionada dosis de
vitamina C, la ingesta de camu camu aumenta los niveles de ácido ascórbico, calcio, hierro, fósforo,
potasio, niacina y riboflavina. Todo este cóctel nutricional mejora el funcionamiento de nuestro
cuerpo, manteniéndolo estable y saludable.

La fruta también contribuye a aumentar los niveles de serotonina, una hormona que produce
sensación de felicidad y bienestar, además de normalizar el sueño. Por esta razón se ha difundido
también su uso como antidepresivo.

Una de las tantas especies exóticas que habita la región amazónica en Suramérica es el camu camu,
un árbol y fruto originario de la amazonia peruana, que se extiende por terrenos propensos a
inundaciones durante la temporada de lluvias.

El camu camu es una fruta pequeña, de color rojizo y sabor levemente ácido. Y aunque suelen
emplearse sus hojas e incluso la corteza del árbol con fines curativos, el uso más difundido es el de
su fruto, gracias principalmente a sus elevados niveles de vitamina C.

Se estima que en su pulpa este superalimento puede conseguirse una concentración de esta
vitamina 30 veces mayor en comparación con otras frutas, como la naranja o el limón.
El huevo es un alimento muy práctico y altamente nutritivo que debe formar parte de la dieta
habitual, excepto que bajo alguna condición de salud o prescripción médica deba o haya sido
excluído.

Los huevos resultan fáciles de preparar, combinar y consumir ya sea como parte principal o como
ingrediente de todo tipo de platos como desayunos, ensaladas, pastas y postres.
Los huevos que habitualmente consumimos son de gallina, pero también sabemos que podrían ser
de pava, pata, codorniz, avestruz, etc.

Nos referiremos a los huevos de gallina de forma genérica. Una unidad pesa aproximadamente 35
a 60 gr. y está formado por dos partes consumibles, la clara y la yema, y una no apta para el
consumo humano, la cáscara.

Composición
La cáscara, según sea la especie, será de diferentes colores, lo cual no tiene nada que ver con la
calidad del mismo. Está formada por carbonato de calcio y su función es proteger al embrión.
Es importante saber que la cáscara tiene poros, para permitir la respiración, y a su vez esta
característica la hace relativamente permeable al paso de ciertos microorganismos patógenos
(salmonella).

La yema, es la tercera parte del huevo y porción de color amarillo. Se compone principalmente de
grasas, proteínas, vitaminas y minerales.
La intensidad de su color dependerá del alimento (granos y alfalfa) que consume la gallina.
Una yema nos brinda 60 calorías y aporta grasas saludables.

La clara, de textura viscosa y transparente, está formada en un 90% de agua, el resto lo


constituyen las proteínas (ovoalbúmina, la más abundante) y vitaminas. La clara es el único
alimento que aporta proteínas sin grasa.
Una clara de huevo aporta 17 calorías y 7 gramos de proteína de alto valor biológico.

Huevo entero 100 % (en peso)


Cáscara 10.5 %
Yema 31.5 %
Clara 58.5 %

Aporte nutricional del huevo:

 Los huevos no aportan fibra ni carbohidratos


 A nivel calórico, un huevo entero de 50 gramos de peso aporta aproximadamente
unas 80 calorías.
 Proteínas: la proteína del huevo es considerada como patrón de referencia para comparar
nutricionalmente a las demás proteínas de los diferentes alimentos.
Esto se debe a que es la proteína de más alto valor biológico (contiene los aminoácidos
esenciales para el organismo). Como hemos mencionado anteriormente son proteínas
libres de grasas.
En 100 gramos el aporte proteico es de 12 a 14 gramos.
 Grasas: las grasas que predominan en el huevo son ácidos mono y poliinsaturados
(principalmente acido linolénico-Omega 3), muy beneficiosos para el organismo. Su grasa
es de fácil digestión.
También están presentes la lecitina, los fosfolípidos y el colesterol.
En 100 gramos de huevo el aporte de grasa es de 10-12 gramos y 550 mg de colesterol.
 Minerales: excelente fuente de hierro, concentrado especialmente en la yema
(dependiendo de la alimentación de las gallinas), fósforo, potasio y magnesio.
 Vitaminas: se considera al huevo una gran fuente de vitamina B12 (cobalamina),
concentrada principalmente en la yema. Así mismo nos aporta vitamina B1 (tiamina), B2
(riboflavina), niacina (vitamina B-3), ácido fólico, vitaminas A, D y E (en la yema).
Es importante señalar que los huevos poseen colina, muy conveniente para la alimentación
de mujeres embarazadas, ya que facilita el correcto desarrollo del sistema nervioso central
del embrión/feto, junto con el ácido fólico.
Por otro lado los carotenoides, luteína y zeaxantina, ayudan a prevenir trastornos oculares
como las cataratas y la ceguera.

Composición nutricional en detalle


La siguiente tabla nos explica la composición nutricional en 100 gramos:
(huevo fresco entero crudo)

Valor nutricional
medio
cada 100 g.
Agua 73.8 g
Valor
159 kcal.
calórico
Proteínas 12.9 g.
Glúcidos 0.6 g.
Lípidos 11.7 g.
Colesterol 550 mg.
Hierro 2.7 mg.
Calcio 58 mg.
Magnesio 13 mg.
Fósforo 221 mg.
Potasio 144 mg.
Sodio 121 mg.
Vitamina A 202 microgr.
Vitamina B2 0.35 mg.
Vitamina B6 0.12 mg.

¿Cómo conservarlos adecuadamente y saber si están frescos?


Los huevos deben conservarse siempre refrigerados, y su duración es de aproximadamente 28
días desde la puesta. Se los considera extra frescos cuando se limita su plazo de consumo hasta 9
días.

Lo aconsejable es consumir sólo aquellos que estén con su cáscara bien limpia (sin materia fecal)
y no rota, ya que si esta barrera de protección está dañada, la entrada de gérmenes estará
asegurada.
Esto es muy importante tenerlo en cuenta, puesto que el huevo puede ser portador de gérmenes
patógenos como salmonella (enteritidis), escherichia coli y estafilococos, cuyos principales
síntomas en nuestro organismo son aquellos que afectan al tracto gastrointestinal.

Ahora bien, también tenemos que tener en cuenta, el reconocer si están frescos o no. Para ello
existen varios métodos, como por ejemplo:
 ya cocido y cortado de manera vertical, cuanto más centrada este la yema más fresco es el
huevo, cuanto más de lado este menos fresco será.
 cuando se lo sumerge en agua y crudo (entero) si el huevo va hacia el fondo del recipiente,
es que está fresco. Si queda de forma intermedia, puede que tenga ya una semana, pero si
flota está poco fresco. Esto sucede porque su cámara de aire (espacio entre la cáscara y la
clara, formada por membranas de protección) aumenta a medida que pasan los días, a
más cámara de aire, el huevo flota y más viejo es.
 cuando el huevo se parte en crudo, se considera que es viejo cuando su clara es muy
fluida, muy líquida y su yema esta aplastada y poco consistente.

¿Cuál es la relación huevo-colesterol?


Durante muchos años el consumo de huevos estuvo restringido, en aquellas dietas para tratar y
prevenir la hipercolesterolemia y las enfermedades cardiovasculares.
Su ingesta quedaba limitada a 2 o 3 unidades como máximo por semana.

Actualmente, tras diferentes estudios científicos realizados, esas recomendaciones se han


modificado y han sido desterradas.
Se ha comprobado que lo que si incide negativamente sobre el colesterol sanguíneo es la relación
entre en consumo de grasas saturadas sobre las insaturadas y no el colesterol de la dieta, como
erróneamente se creía.
Son las grasas saturadas quienes determinan el aumento de colesterol en sangre. Recientes
investigaciones han demostrado que la ingesta de un huevo por día, no tiene ningún efecto sobre
el colesterol sanguíneo, siempre dentro del contexto de dieta sana y equilibrada, más el
complemento del ejercicio diario.

Es importante saber también que justamente la lecitina y las grasas insaturadas que contiene la
yema reducen la absorción intestinal de colesterol en nuestro organismo.
Por lo tanto los profesionales actualizados deben aclarar que se puede consumir una unidad de
huevo diaria, si se goza de un buen estado de salud.

Concluímos sabiendo que son muchos los factores que aumentan el colesterol en sangre, y
todos ellos relacionados con los malos hábitos de vida, por lo tanto son esos hábitos y
costumbres poco saludables los que deben modificarse y no la restricción de un alimento tan
saludable como el huevo.

El brócoli o brécol es una planta de la familia de las brasicáceas anteriormente llamadas


oliflorrucíferas. Entre otros vegetales de la misma especie se encuentran el repollo, la coliflor y la
col de Bruselas. Esta hortaliza proviene de cultivos en climas frescos, por lo que no suele ser muy
próspera durante el verano.

Una planta posee abundantes cabezas florales carnosas de color verde, dispuestas en forma de
árbol, sobre ramas que nacen de un grueso tallo comestible.

La palabra «brécol» viene del italiano «brocco», que significa brote.

Esta hortaliza es rica en nutrientes y posee diversos beneficios al ser consumido. El brócoli
tiene alto contenido en vitamina C, una porción de 100 grs. aporta más del 150% de la ingesta
diaria recomendada de esta vitamina. También contiene vitamina K, vitaminas del complejo B,
vitamina A, magnesio, hierro, zinc, cromo, cobre, potasio, fósforo, proteína, fibra y fito-nutrientes.
El brócoli se suele consumir hervido o al vapor, aunque esto no quiere decir que no se pueda
consumir crudo. Se ha popularizado como un alimento súper saludable y se ha logrado añadir a una
gran cantidad de platos comunes alrededor del mundo.

El brócoli es un alimento que se ha vuelto cada vez más popular, incorporado en los menús de las
escuelas, restaurantes y hasta las cocinas de los grandes chefs.

Además sabroso, el brócoli es Rico en proteínas, hierro, calcio, vitaminas, minerales y


bioflavonoides, es decir, un producto esencial para aquellos que buscan un alimento saludable y
rico en nutrientes.

Propiedades Saludables del Brócoli.

Antes que nada, podemos empezar hablando del brócoli como una gran aliado para combatir los
signos de la edad provocados por la oxidación natural del organismo, ya que esta hortaliza
aporta gran cantidad de vitamina C y E, flavonoides, betacaroteno e isotiocianatos, componentes
que se destacan como antioxidantes. La producción de colágeno, que ayuda a mantener la piel joven,
se ve impulsada por la vitamina C, mientras que la vitamina E, refuerza las células de la piel.

A su vez, el brócoli es un buen agente desintoxicante, que te puede ayudar a eliminar toxinas
como el ácido úrico y otras, gracias a que mejora las funciones del hígado. El efecto puede
mantenerse hasta por dos semanas luego de haber consumido esta hortaliza, por lo que es
importante añadirlo a tus comidas diariamente para obtener el mejor resultado.

Nuestra vista también se puede ver notablemente beneficiada de la ingesta del brócoli. De
hecho, esta hortaliza brinda vitamina B2, ayudando a que nuestros ojos se adapten a los cambios
súbditos de luz, como también puede prevenir la aparición de cataratas o al menos reducir la
probabilidad de que aparezcan. Por si fuera poco, en el brócoli también se encuentra la Luteína y la
Zeaxantina, componentes que te ayudar a disminuir el riesgo de padecer generación macular y otros
problemas relacionados con el órgano óptico.

El brócoli también es un buen aliado para las personas que sufren de diabetes, ya que su alto
contenido de fibra y su baja cantidad de calorías, lo convierten en un alimento muy benéfico para
este padecimiento. Sumado a esto, contiene algunas sustancias que pueden prevenir el daño que
causa la diabetes en los vasos sanguíneos.

Para su consumo se han de rechazar los que tengan las flores abiertas, estén blandos o color
amarillento.

Se puede almacenar sin lavar en bolsas de plástico perforadas dentro del verdulero del frigorífico de
3-5 días, para evitar que se enmohezca.

Propiedades nutricionales del Brócoli.

 Vitaminas: es una buena fuente vitamina C, ácido ascórbico, niacina y vitamina A.


 Minerales: potasio y menores cantidades de calcio, sodio y magnesio.
 El brócoli contiene una importante proporción de azufre.
 Fibra.

Variedades de Brócoli.

En Italia se han desarrollado prácticamente todas las variedades. La variedad Calabrese es la más
común, con cabezuelas anchas, carnosas verdes o purpúreas.

La variedad romanesco son la mas parecida a la coliflor en la forma y sabor, ya que presentan
cabezuelas apiñadas y hemisféricas formadas por muchos puntos cónicos ordenados, su color suele
ser verde amarillento pálido y son muy decorativos.

Así que ¿qué esperas? Empieza a incluir el brócoli en tus platos desde este momento.

Las propiedades del espárrago

Los espárragos aportan a nuestra dieta fibra, vitaminas y minerales como el potasio o el fósforo. Y además, no
engordan nada. Podemos ofrecer a los niños las dos variedades -el espárrago blanco o el verde- en ensaladas o
con una salsa rica.