Está en la página 1de 2

LA ANTÁRTIDA

La Antártida se sitúa, casi por completo, dentro del Círculo Polar Antártico. Los
océanos Atlántico, Pacífico e Índico bañan al continente, determinando una ancha faja
marina que rodea a la Antártida completamente.
Su forma más o menos circular se ve interrumpida por el Mar de Weddell, la península
Antártica y el Mar de Ross. El aspecto general del continente antártico es el de una
gran meseta interior. Las mayores elevaciones del continente se encuentran en el
sistema de montes Ellsworth, donde se alzan el monte Tryree (4 970m)
y el macizo de Vinson (4 897m)

El clima antártico es el más frío del mundo. El aire es seco y las precipitaciones caen
en forma de nieve fina y granulada. El clima más frío corresponde a la zona oriental y
el más templado a la península Antártica. La temperatura media anual es de – 57°C en
las regiones interiores. En la costa oscila entre – 28°C en el invierno y – 3 °C en
verano.

Recursos
Sus aguas son ricas en fitoplancton y zooplancton, que son la base alimenticia de una
variedad de moluscos, aves, peces y mamíferos marinos. El pingüino es el ave más
característica de la región. Asimismo, destacan ciertas especies de focas, elefantes
marinos y ballenas que se alimentan de grandes cantidades de krill, crustáceos
planctónicos con aspecto de camarón.
Asimismo, geólogos ya saben de la existencia de yacimientos de carbón en los
montes Transantárticos, y sospechan que haya petróleo en las cuencas marítimas de
la península Antártica. Rastros de oro, platino y cobre fueron descubiertos dispersos
en todo el continente, pero en 1991 las naciones convinieron en prohibir todo intento
de extracción de minerales, por lo menos hasta el año 2048.

Aspectos políticos de la Antártida


La Antártida no tiene dueño. El quinto continente más grande de la Tierra ha sido
designado como una reserva natural dedicada a la paz y la ciencia desde la firma del
Tratado Antártico en 1959 (la protección se extendió a los océanos circundantes en
1982). Los países signatarios originales fueron: Argentina, Australia, Bélgica, Chile,
Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Japón, Noruega, Nueva Zelanda, Sudáfrica y la
Unión Soviética. Este tratado reconoce dos categorías de miembros: los miembros
consultivos, que son los 12 países signatarios originales y que son quienes participan
con voz y voto en las reuniones consultivas; y los miembros adherentes, que aceptan
los principios y objetivos del tratado.

Las principales disposiciones del tratado estipulan la utilización del continente


exclusivamente para fines pacíficos, ya que se prohíbe el establecimiento de bases y
fortificaciones militares, la realización de maniobras y el ensayo de armas. Asimismo,
se promueve la libertad de investigación científica y cooperación internacional; se
alienta el intercambio de información sobre proyectos de investigación: intercambio de
personal científico, así como de observaciones y resultados; y, por último, se prohíben
las explosiones nucleares y la eliminación de desechos radiactivos. El área del tratado
comprende la región situada al sur de los 60° de latitud sur, incluidas las barreras de
hielo.

El deterioro de la capa de ozono


La Antártida y también es el lugar adonde llegan a posarse los contaminantes
producidos por el hombre, conocidos como clorofluorocarbonos. Los vientos
estratosféricos, que llevan al sur estos compuestos utilizados antes en aeorosoles y
enfriadores, se combinan allí con las nubes a grandes altitudes; en frió y oscuro
invierno de la Antártida. Con el regreso del sol en primavera, estas nubes químicas
congeladas reaccionan con los rayos solares y liberan moléculas de cloro que
disuelven temporalmente la delgada capa de ozono que protege la vida terrestre de la
dañina radiación solar. Un aumento de los clorofluocarbonos podría hacer que la
temperatura media de la Tierra se eleve, lo que produciría cambios climáticos cuyas
consecuencias serían catastróficas: deshielo de los Polos y elevación del nivel de los
océanos con la consecuente inundación de zonas costeras bajas. Durante las últimas
décadas se ha observado un adelgazamiento de la capa de ozono de un orden del 3%
cada diez años.

La vida en la Antártida
El clima de la Antártida está cambiando de manera alarmante. La Temperatura en la
península Antártica ha venido aumentando aproximadamente dos grados en los
últimos cincuenta años. El hielo marino de invierno más septentrional se ha reducido
tanto en los últimos años que la población de krill, que se alimenta con algas que
crecen en el hielo, se ha diezmado peligrosamente. Dado que el krill es el alimento
fundamental en la cadena trófica de la Antártida, peligran también focas, ballenas y
pingüinos.

ACTIVIDADES

1. Dibuja el mapa de la Antártida

2. ¿Cuál es la importancia de krill dentro de la cadena alimenticia de la fauna


antártica?

3. ¿Cuál es la importancia de ser miembro consultivo del Tratado Antártico?

4. ¿Cuál es la diferencia entre un miembro consultivo y uno adherente?

5. ¿Qué países integran la Antártida?