Está en la página 1de 5

INTRODUCCIÓN AL PENSAMIENTO POLÍTICO Y SOCIAL MODERNO

Semestre 2020-1

Profesora Titular: Mónica Guitián



Profesores Adjuntos: Mario Arellano y Fernanda Morfín

Examen Primera Unidad: Especificidad histórica del pensamiento social y político


moderno

NOMBRE: LÓPEZ VELASCO MARTHA CAROLINA


1. ¿Cuál es el objetivo de leer el texto de Villoro y en qué sentido entiende el término


de modernidad?

El objetivo de leer el texto de Villoro es que conozcamos la idea de lo que es pensamiento


moderno y en que consiste este pensamiento, saber cómo surgió, qué consecuencias ha
traído y cómo influyó este en la historia del pensamiento humano.

Entiendo el término de modernidad como un cambio de pensamiento surgido en el siglo XVI,


el cual consistió en que el ser humano comenzara a cuestionar los ideales por los cuales se
regía, es decir, si “cada cosa tenía su sitio determinado según relaciones claramente fijadas
en referencia a un centro.” (Villoro, 1992: 13). Esta idea nos sirve como introducción a el
origen del pensamiento moderno, pues en base a ella surgen los principales cambios en el
pensamiento humano que consistía en creer que el mundo era finito como una esfera, que
tenía como centro la tierra y más allá solo estaba Dios Esta idea se ve quebrantada con el
pensamiento moderno, pues en el se pierde la idea de centro, es decir, las cosas ya no están
determinadas por el centro sino que son posibilidades.
2. Explique el concepto de imagen del mundo planteado por Villoro:

Debido a los cambios en lo antiguos ideales que produce el pensamiento moderno se creó
una nueva imagen del mundo.

La imagen del mundo anterior a la moderna, era la siguiente:

El universo medieval estaba constituido por dos niveles de ser completamente


distintos, sujetos cada uno a leyes propias. El mundo sublunar, es decir, la Tierra,
obedecía a ciertas leyes físicas. [...] El mundo sublunar estaba rodeado por siete
esferas. [...] Más allá de la séptima, estaba la última esfera. Era la esfera de las
estrellas fijas en la cual podíamos encontrar todas las luminarias celestes. ¿Y más
allá? Más allá, sólo la presencia de Díos. El mundo físico tiene pues un límite preciso.

[...]

El mundo es limitado y tiene un centro. Dentro de esta arquitectura cada cosa tiene
asignado un sitio. Hay órdenes en el ser; cada ente tiende a ocupar su lugar natural.
En el mundo sublunar rigen leyes diferentes a las del mundo celeste, pues en el cielo
habitan cuerpos de una inteligencia sutil que, por otra parte, duran en sus
revoluciones la eternidad. Por lo contrario, en el mundo sublunar rige la generación y
la corrupción; en él nada es eterno, todo dura un lapso finito. Cada ente obedece a su
naturaleza, la cual está regida por leyes que no puede rebasar. (Villoro, 1992: 13-14).

Esto quiere decir que el ser pre-moderno pensaba que el mundo era limitado y que tenía un
centro, que cada ente ocupaba un lugar determinado por un orden jerárquico en relación al
centro y no había forma de cambiarlo. También se creía que toda historia tenía un centro:

El momento en que Dios creó a la primera pareja en el Edén. Toda la historia tiene un
centro: el instante en que Jesucristo salvó a la humanidad, y tendrá un fin preciso: el
día glorioso en que el hijo del hombre regrese a la Tierra a la diestra del Padre, para
juzgar a la humanidad. Todo se encuentra entre estos hitos perfectamente
determinado. (Villoro, 1992: 15).
Pero todas estas ideas se transforman con el pensamiento moderno que cree al mundo
infinito y que todo puede ser centro y todo queda fijado por la función, por lo tanto se pierde
“seguridad” lo que produce miedo e incertidumbre, pero con esto se crea un “espíritu de
aventura”, ahora el se humano ya no siente determinado su destino, sino que ahora el lo
construye.

3. Contraste la idea pre-moderna y la idea moderna del hombre, según el autor:

En pensamiento moderno el humano ya no está determinado, es decir, es potencia en


posibilidades al contrario de la naturaleza que si está determinada:

Ya no se contempla sólo como una creatura con un puesto singular al lado de las
otras, bajo la mirada ecuánime del dios, sino como un sujeto que reconoce el sitio de
las demás creaturas en el todo y elige para sí su propio puesto. Deja de ser un
elemento integrado en el gran todo; ahora es capaz de hacerle frente. (Villoro, 1992:
86).

Con nuestras acciones transformadoras construimos nuestro destino, hacemos nuestro


mundo, somos libres y tomamos nuestras propias decisiones, “ya no consiste sólo en ser hijo
e imagen de Dios, sino creador de sí mismo a imagen de Dios.” (Villoro, 1992: 86).

Ahora el mudo se divide en dos reinos: el reino de lo que es como es por las leyes divinas y
el reino de lo que es como proyecta ser, porque sólo el ser humano tiene voluntad libre, su
mundo es el de la posibilidad. El futuro es posibilidad.

4. Explique por qué las ideas de cultura, historia y alma son expresión de la
trascendencia del hombre en la modernidad y desarrolle una de las tres ideas:

Para comenzar explicaré el concepto de trascendencia.

Trascendencia : convertir conceptos [Trascendemos de lo natural al construir conceptos],


contamos con razón.

Cultura, historia y alma son expresión de trascendencia en la modernidad ya que en las tres
se crea un nuevo concepto que quebranta a el pre-moderno , como lo podemos observar con
la nueva idea de historia.
De acuerdo al pensamiento moderno “La historia como expresión de la verdadera naturaleza
del hombre y producto de su práctica. El valor del cambio y la idea del futuro como innovador,
antecedente de la noción de progreso.” (Villoro, 1992: 51), el hombre es fundamentalmente
historia por su acción y razón.

• Acción: Transforma al mundo, para construir su mundo para ello utiliza su virtu: la fuerza
creadora, su conocimiento, con el progresa (certeza y observación) y la fortuna: lo que no
puede controlar o cambiar pero puedes preveer con el conocimiento de la naturaleza.

• Razón: Es instrumental, es decir, se guía para obtener fine. El hombre es capaz de elevar
la realidad para alcanzar sus fines, ahora la historians no está en la contemplación, está en
la acción: el humano es libertad.

La historia del humano tiene sentido porque en el futuro busca su progreso, para ello busca
la emancipación de Dios y así poder dominar la naturaleza y la sociedad.

La historia ya no es cíclica, la historia es progreso.

5. Explique los conceptos (o la nociones) de homogeneidad, unidad y leyes generales


en la concepción moderna de la naturaleza y cómo se transforma y distingue la
relación entre ciencia y magia:

• Homogeneidad: Este concepto describe que la naturaleza es múltiple, es decir, diversa


pero también es homogénea ya que se rige por principios comunes, explicaré este
concepto por medio de un ejemplo, en la naturaleza existen una gran diversidad de
animales, como son los peces, existen distintos tipos de peces con características
particulares, pero estos mismos se rigen por principios comunes, como son, tener que
habitar bajo el agua para poder vivir (todos los peces son animales marinos), entonces
aunque existen muchos tipos de peces todos son homogéneos ya que si son peces todos
son animales marinos.

• Unidad: Esto quiere decir que la naturaleza es una sola materia, que no se destruye solo se
transforma, es dinámica, a partir de ello surge la idea de organismo, que es un sistema y
estructura con relaciones recíprocas, este organismo tiene una dimensión estática (fría)
que es el acto y una dimensión en movimiento (calor) que es la potencia.
• Leyes generales: Son propias de la naturaleza, se aplican de forma homogénea y son
inmanentes. Un ejemplo de una ley general sería el movimiento de rotación de la tierra, es
propia de la naturaleza y repercute en todos por igual, es decir, crea el día y la noche para
todos los que estamos presentes en este planeta.

La principal diferencia entre la ciencia y la magia es que la magia es sensible, la ciencia


busca respuestas por medio de lo cuantificable, es decir, las matemáticas, se basa en la
materia y busca intervenir en la naturaleza para poder controlarla. Ambas utilizan la razón
instrumental, ya que persiguen fines y también “Ambas formas de conocimiento coexisten
porque parecen responder a una actitud común ante la naturaleza.” (Villoro, 1992: 75), pero
al buscar una razón teórica o explicativa, la magia no puede dar este paso, ya que los
conceptos sensibles son descripciones no explicaciones.

Villoro, L. (1992). Pensamiento Moderno. Fondo de Cultura Económica: México.