Está en la página 1de 10

(Guía Total. Italia. Anaya. http://medivia.sele.

it)

Historia

I.E.S. Triana. Sevilla. Guía de Italia Herculano 1


Centro arqueológico situado en el golfo de Nápoles, a los pies del Vesubio, en el término
municipal del mismo nombre. Herculano comenzó siendo una pequeña ciudad de unos 5.000
habitantes (ubicada en parte en el actual asentamiento) construida en un promontorio sobre el
mar según el esquema urbanístico romano en cuadrícula, con cinco cardini en pendiente hacia
el mar y tres decumani. La erupción del año 79 d.C. la cubrió con un río de
barro y materiales volcánicos, que se solidificaron en un estrato de 12 a 25
m de espesor, lo que ha permitido que estructuras y pequeños objetos se
conservasen aun mejor que en Pompeya.
Los orígenes de la ciudad todavía hoy son inciertos. Su nombre deri-
va del latín "Herculaneum" y del griego "Erakleion". Los antiguos atribuí-
an su fundación a Hércules. Sin duda es de la época griega, aunque no ha
quedado ningún resto monumental del periodo más antiguo, salvo un
tramo de la muralla: aún con sus "decumanos" y sus "cardos” recuerda
mucho el urbanismo helénico de la griega Neapolis.
A finales del siglo VI a.C. , cayó bajo la hegemonía de los griegos de
Nápoles y de Cumas y en el siglo V pasó a los samnitas. Tomó parte en la última rebelión de
los itálicos contra Roma, pero fue asaltada y vencida por un legado de Sila (89 a.C.) tras lo
cual fue transformada en municipio romano, en el que se instaló una colonia de veteranos del
ejército de Sila.
Algunas inscripciones en dialecto osco recuerdan el periodo de los samnitas; el material
epigráfico del periodo romano ofrece la documentación de las principales magistraturas y de
un “collegio Augustali”; además varias inscripciones honoríficas se refieren a personajes del
imperio y a los patricios de la ciudad.
El terremoto del 62 dañó los edificios públicos y privados, y para reconstruirlos fueron
necesarias muchas obras de restauración y reedificación, realizadas por Vespasiano; a este
propósito, es importante la inscripción que recuerda la restauración del templo de la Mater
Deum.
Los trabajos no habían terminado todavía, cuando la ciudad fue arrollada y sepultada
por la erupción del Vesubio del año 79 d. C., que la hizo desaparecer de la historia.
Seguramente fue sepultada por un aluvión de fango procedente de las laderas del volcán,
que al estar semilíquido, terminó ocupando todo el espacio, y al solidificarse adquirió la com-
pacidad de la toba, permitiendo así, conservar de forma excepcional las estructuras, que en
varias partes aparecieron casi intactas.
Aunque el recuerdo de Ercolano jamás se perdió en la tradición culta local, la primera fe-
cha importante de la historia de los descubrimientos de Ercolano es el año 1709.
En este año el príncipe austriaco D'Elboeuf, general de caballería del Reino de Nápoles,
mandando excavar un pozo en su villa, tropezó casualmente con el muro del escenario del tea-
tro.
Las excavaciones, comenzadas en el año 1709, fueron retomadas en el año 1738 por or-
den de Carlos de Borbón de forma regular y, posteriormente, en 1927. Hoy se pueden visitar
cuatro manzanas (insulae) de casas, comprendidas entre el III y el V cardine, y las áreas adya-
centes.

Actividad económica
Activa villa de 61.200 habitantes en las vertientes occidentales del Vesubio, goza de un
clima benigno favorable a la actividad agrícola en general, y a la floricultura, cuya producción
está entre las más importantes de Italia: son famosos los claveles y las rosas. Esta actividad
ha dado como resultado el mercado de flores de via Cozzolino.
Es obligado hacer una mención a las curtidurías que hay diseminadas por el litoral, en-
tre otras numerosas industrias.
El comercio de ropa, tanto nueva, como de segunda mano, en el mercado de Pugliano,
tiene una gran importancia.

I.E.S. Triana. Sevilla. Guía de Italia Herculano 2


La actividad pesquera también representa un importante capítulo en la economía de Er-
colano: la flotilla pesquera, está formada por decenas de barcos y además hay muchos ciuda-
danos que trabajan en los barcos mercantes.
Pero Ercolano es sobre todo famosa a nivel internacional, como importantísimo centro
arqueológico por los restos de la ciudad romana que fue sepultada por la erupción del Vesubio
del 79 d.C.

Excavaciones

Los primeros descubrimientos de los antiguos restos, con-


servados durante siglos bajo las cenizas de lava, ocurrieron por
casualidad en 1709 durante la excavación de un pozo en la casa
del príncipe D'Elboeuf, donde se encontró un muro del escenario
del Teatro; pero la excavaciones verdaderas empezaron en 1738
por orden de Carlos de Borbón.
Suizos y franceses, llamados por este soberano, trabajaron,
junto con cuadrillas de obreros locales, para aislar el Teatro, la
Basílica y la famosa villa suburbana llamada "Villa dei Papiri”, de la que mucho del material
fue trasladado al Museo Nazionale Archeologico de Nápoles.
En 1755 el rey Carlos fundó la Real Accademia Ercolanese, que hasta 1792, publicó 8 vo-
lúmenes examinando las pinturas murales, bronces y papiros encontrados.
Pese a la importancia de los descubrimientos realizados, no se terminó de definir todavía
la disposición de la ciudad. Las excavaciones recomenzaron en 1828 y continuaron hasta 1835.
En este periodo se adoptó el sistema del descubrimiento como ya se había hecho en Pom-
peya. Retomadas las excavaciones en 1869 por voluntad de Vittorio Emanuele II, continuaron
hasta 1875 con escasos resultados.
Finalmente, en mayo de 1927, bajo la dirección del arqueólogo y estudioso Amedeo Maiu-
ri y después de Alfonso di Franciscis, se retomó de forma regular y sistemática la exploración
de la ciudad, siguiendo como en Pompeya, un programa de excavación combinado con trabajos
de conservación y restauración.
Hoy buena parte de la ciudad ha sido desenterrada con barrios de viviendas enteros y al-
gunos edificios públicos. Por el norte se ha llegado al Decumano Massimo con el Foro, centro
de la vida económica, social y política de la ciudad; por el sur se está desenterrando un edificio
termal de singular trazado y arquitectura.
Aunque hoy la ciudad esté parcialmente excavada, se puede deducir que tenía un área de
370 x 320 metros y que estaba partida por cinco “cardos” longitudinales y tres “decumanos”
transversales, con una población de aproximadamente 5.000 habitantes.
Los edificios sacados a la luz son muy interesantes por su variedad y ofrecen una parti-
cular y sugerente intimidad; aunque no tienen la importancia de los encontrados en Pompeya,
se conservan intactos los elementos de madera, los alimentos y las telas, por lo que ofrecen
una visión única de la vida privada de la antigüedad.
La ciudad, pequeña y recoleta, no presenta como Pompeya, restos de una intensa vida
mercantil: a lo largo del camino de la costa al este de Nápoles, sin tierras agrícolas en el inter-
ior, con un puerto que debía ser poco más que un desembarcadero, ahogada entre dos ríos to-
rrenciales, Ercolano no tenía grandes posibilidades de desarrollo.
La entrada a las excavaciones, con la inscripción Herculaneum, se encuentra en el Corso
Ercolano. Desde la taquilla se pasa por un alto viaducto y se continúa por un paseo que baja a
nivel de las excavaciones.

I.E.S. Triana. Sevilla. Guía de Italia Herculano 3


Itinerario
Entrando por el corso Ercolano, gran avenida con el mar al fondo (B-D3), se puede admi-
rar a la derecha una panorámica general de las excavaciones. La visita comienza en el /// car-
dine, donde, en el lado izquierdo, en el numero 2, está la casa d'Argo (casa de Argos) (D1), mo-
rada patricia con jardín y gran triclinio (sala de banquetes).

Casa d'Argo

Llamada así por un fresco ya desaparecido, que decoraba la sala del pe-
ristilo; es un ejemplo de casa patricia, con jardín rodeado en tres de sus lados
por un pórtico de columnas y pilares, al que se asomaba una gran sala con
triclinios.

Cruzando el cardine y pasando por delante de la casa dell' Albergo (D1), gran mansión
señorial en mal estado de conservación, se llega al IV cardine, eje central de la parte excavada
de la ciudad, que está formada casi toda por casas unifamiliares con el clásico atrio de complu-
vio (apertura en el techo que permitía la iluminación de las salas), algunas de de las cuales
incluían un comercio, y por algunos edificios públicos, como las típicas termas romanas. Al
otro lado de la calle esta la casa dell'Atrio a mosaico (nums. 12, D2), que debe su nombre al
pavimento de mosaico del atrio, con tablino (sala de estar) de tres naves, jardín porticado y, en
las dependencias privadas, triclinio, pequeñas salas que se asoman al patio y solarium con
vistas al mar.

Casa dell'Atrio a Mosaico

Llamada así por la decoración del suelo con mosaicos de mo-


tivos geométricos; el hundimiento de éste se debió a un corri-
miento del terreno de relleno bajo el peso de la
lava.
El pórtico que da entrada al jardín trasero, se
caracteriza por las ventanas con los marcos de
madera carbonizados; a la izquierda del jardín se encuentran las habitaciones
de dormir divididas en el centro por una exedra decorada.

En la ala izquierda, al fondo del jardín, se puede admirar el aposento señorial


de la casa, que tiene en el centro el triclinium flanqueado por habitaciones ele-
gantemente decoradas. Una galería y una terraza orientadas hacia el mar están
cerradas por dos elegantes habitaciones de descanso y de mirador.

Más adelante, en el lado izquierdo del cardine está la casa a Graticcio (nums. 13-15; C2),
edificio de madera con entramado de madera, clásico ejemplo de arquitectura popular, y la
casa del Tramezzo di Legno (nums. 11-12; C2), con frontal en dos planos diferentes, majes-
tuoso atrio, cubiculo (dormitorio) con una ménsula de mármol sostenida por una figurilla.

Casa del Tramezzo di legno

El nombre viene por el tabique que separa el atrio de la sala; el frente está perfectamente
conservado hasta el segundo piso, con la portada, las ventanas y los respiraderos para
luz, abiertos a diferentes alturas; representa uno de los ejemplos más completo de las fa-
chadas de edificios de Ercolano y Pompeya.

I.E.S. Triana. Sevilla. Guía de Italia Herculano 4


El interior tiene un amplio atrio con frescos, flanqueado por pequeñas alcobas; la de la de-
recha tiene el pavimento de mosaico con dibujos geométricos y una mesa de mármol sus-
tentada sobre una estatuilla de Atthis; a la izquierda del atrio hay otras dos alcobas con le-
chos de madera.
El atrio está separado del “tablinum” (sala de recibir) por un tabique de madera carboniza-
da, que tiene tres puertas.
El “tablinum” da sobre un jardincillo, rodeado por un pequeño pórtico sobre pilastras, al que
se abren las otras estancias.

Atravesando el decumano inferior (a la izquierda se halla la "tienda del panadero" o bot-


tega del pannivendolo)

Pistrinum

Es horno con molino para panadería y es la instalación de este género más importante de
Ercolano.
Esta panadería pertenecía, como testimonia la inscripción, a un tal Sextus Patulcus Felix.
Dispone de varios utensilios necesarios para la fabricación del pan, y en el patinillo, dos
ruedas de molino, seguramente casi movidas por un asno, cuyos huesos se encontraron
en el suelo.

Subiendo por el cardine IV, aparece a la derecha la casa Sannitica (num. 1;C2), ejemplo
de casa itálica prerromana, con zaguán policromado, atrio con peristilo de columnas jónicas y
habitaciones decoradas con frescos.

Casa Sannitica

La fachada conserva todavía la antigua portada; en el interior hay una


entrada, que presenta todavía la sección del primer estilo almohadillado
con sillares en relieve de falso mármol policromo.
En el amplio atrio, es curiosa la galería delimitada por columnas jónicas,
donde están expuestos objetos de uso cotidiano.

En la planta baja, en la alcoba que está a la


derecha de la entrada, en el centro de la pared, está
representado el Rapto de Europa.

Más adelante puede verse la casa del Telaio (casa del Telar) (nums. 3-4; C2), taller de
manufactura de tejidos con vivienda, y enfrente, las Terme, gran conjunto de edificios públicos
de principios de la época de Augusto, terminado en el siglo I. La parte de las termas dedicada
a los hombres está dotada de un gimnasio con pórtico, gran vestuario con asientos y ménsulas
y la típica serie de habitaciones con aire o agua a diferentes temperaturas (frigidarium, tepi-
darium y calidarium); la sección de mujeres es más modesta pero está mejor conservada y las
instalaciones térmicas están al lado.

I.E.S. Triana. Sevilla. Guía de Italia Herculano 5


Terme

Construidas en el primer periodo de Augusto (10 a. C.), más pe-


queñas y menos perfectas que las Termas pompeyanas, tienen,
sin embargo, la misma distribución de ambientes y, como éstas,
se subdividen en secciones para hombres y mujeres.
La de hombres está formada por atrio que conduce al patio porti-
cado del gimnasio; por una portezuela situada al fondo del lado
derecho se entra al vestuario (“apodyterium”), con bóveda decorada con estucos, pavimen-
to de mármol blanco y negro, bancos, repisas para la ropa y una pila para lavarse.
A la izquierda de la sala, se entra en el "frigidarium”, con pila circular azul y cuatro profun-
dos nichos en las paredes, cubierto por entero por una cúpula en la que está pintada una
pecera.
A continuación, el "tepidarium", una amplia sala con el pavimento levantado por para la cir-
culación del aire caliente, y el "calidarium", con pila para inmersiones en agua caliente por
un lado y el "podio" para el “labrum” para el baño de agua fría, por el otro lado.
La sección de mujeres es más pequeña y modesta que la de hombres, pero los ambientes
están mejor conservados y tienen más encanto.
El salón de entrada tiene, todo alrededor un banco para los turnos de espera; por un pasa-
je angosto, se llega al vestuario (“apodyterium”), decorado con estucos, con las repisas pa-
ra la ropa y un pavimento de mosaico, en cuyo centro está representado Tritón rodeado de
delfines, pulpos y morenas. A la izquierda se abre el "tepidarium", también con repisas pa-
ra la lencería y pavimento de mosaico; le sigue el "calidarium" con pila de mármol para la-
varse, podio circular para el “labrum”, bancos, y, bajo el pavimento, la instalación del aire
caliente.

Continuando, en el lado derecho aparece la casa del Mobilio Carbonizzato (casa de los
Muebles Carbonizados) (num. 5; B2), pequeña residencia señorial de estructura prerromana
decorada en la época imperial. El edificio adyacente, la casa de Nettuno e Anfitrite (num.7;
B2), debe su nombre al notable mosaico de Neptuno y Anfitrite.

Casa del Mosaico

Llamada Casa del Mosaico di Neptuno y Anfitrite


por el bellísimo mosaico que hay en el atrio.
La casa tiene dos plantas, con una bodega anexa a
la entrada; sobre el mostrador hay mercancías y
objetos perfectamente conservados y las estanterí-
as están todavía llenas de ánforas de vino.
La casa tiene un gran atrio, adornado con un mo-
saico policromo con un ninfeo con escenas de ca-
za, por un lado, y por el otro, la representación del
mito de Neptuno y Anfitrite.

Contigua a esta se encuentra la bottega (tienda) antigua mejor conservada que se conoce
en la actualidad, ya que conserva incluso el mostrador en la entrada y las ánforas para el vino
en las cantareras de madera. Más adelante se halla la casa del Bel Cortile (casa del Bello Pa-
tio) (num. 8; B2), así llamada por recordar su espacio central a los cerrados patios medievales;
la sala, en la planta baja, alberga una colección de hallazgos arqueológicos, tales como mone-
das, pequeños bronces, cerámica, cristal, pequeños utensilios de bronce, algunas estatuillas,

I.E.S. Triana. Sevilla. Guía de Italia Herculano 6


retratos de ilustres ciudadanos y la estatuilla de mármol de Eros niño.

Casa del Bel Cortile

El patio está elevado, tiene un delicado pavimento de mosaico y está unido al


piso superior por una escalera, con el paramento y la galería corrida pintados
con motivos ornamentales.
En el salón de la planta baja está expuesto el material más interesante encon-
trado en las excavaciones, monedas, vajillas, esculturas de mármol, entre las
que destaca el pequeño “Erote” y esculturas de bronce.

En el ancho decumano massimo, sólo parcialmente excavado, se hallan varios edificios


públicos, tiendas y viviendas, entre las que se cuenta la casa del Bicentenario (nums. 15-16;
B2), excavada en el año 1938, dos siglos después de los primeros descubrimientos realizados
en época borbónica. Es una gran residencia patricia con suelos de mosaico, atrio con compluvio
y lujoso tablino con pinturas en las paredes; en la planta superior, en una reducida habitación,
hay una cruz de madera encajada en la pared, testimonio de que el culto de la Cruz es anterior
al año 79 d.C.

Casa del Bicentenario

Llamada así porque se terminó de excavar en 1938, o sea, dos siglos


después del comienzo de las primeras excavaciones de Ercolano.
A pesar de haber sido sometida, en los últimos años de la ciudad, a
transformaciones y adaptaciones, conserva todavía en la planta baja
el trazado de una vivienda patricia.
El atrio está pintado rojo de pórfido y tiene el pavimento de mosaico
con fondo negro; a ambos lados se abren las dos "alae" y en la de la
derecha, hay que resaltar la reja plegable de madera.
Del atrio se accede al “tablinum”, con pavimento de mármol con in-
crustaciones y con las paredes adornadas con recuadros y medallo-
nes y con un friso con amorcillos.
Desde el “tablinum” se llega al pórtico con jardín con su entorno.
Por una escalerita se sube a los modestos ambientes de la planta superior,
probablemente en alquiler.
En una de las estancias está encajado, en un panel, el emblema de la cruz,
originalmente de madera, que demuestra la presencia del Cristianismo antes
del 79 d.C.

Descendiendo por el cardine V, en el numero 31 (B2) aparece la casa del Sacello in Leg-
no, así llamada por el curioso templete de madera que contenía los lares (divinidades de la
casa).

Al final del decumanus inferior se encuentran la llamada fontana di Nettuno, gran tien-
da de comestibles, y la entrada al amplio vestíbulo de la Palestra* (num. 4; B-C3), monumen-
tal conjunto del que se pueden visitar el pórtico occidental, un criptopórtico sobre el que des-
cansa la tribuna de espectadores y una gran piscina en forma de cruz, que tiene además una

I.E.S. Triana. Sevilla. Guía de Italia Herculano 7


fuente de bronce que representa a una serpiente de cinco cabezas enroscada en el tronco de un
árbol,

Palestra

Vasta área rectangular, de más de 80 x 100 metros, par-


cialmente desenterrada y ciertamente, se trata de una "pa-
lestra" pública o gimnasio.
Se entra en el amplio vestíbulo y se accede a una estancia
rectangular, todavía parcialmente enterrada. En el lado oc-
cidental está el pórtico de columnas, en cuyo centro se
abre una grandiosa sala con forma de ábside, en la que es-
tá una mesa de competiciones en mármol blanco y gris; a
los lados, dos salas menores.
En la parte septentrional se extiende un “criptopórtico” que en lo alto tiene por una galería
reservada a los espectadores.
En el centro hay una pila con forma de cruz ( de 35 m de largo), que recibía el agua de una
gran fuente de bronce, con una serpiente de cinco cabezas enrollada en torno a un árbol,
del que brotaba el agua.

Siguiendo por el cardine. V, en un callejón a la izquierda se encuentra un molino con pa-


nadería; a la derecha está la casa dei Cervi* (num. 21; D2), que es una de las más completas y
lujosas. Tiene triclinio con dos grupos escultóricos de mármol que representan a ciervos ata-
cados por perros; en una sala roja, un mármol de Sátiro sujetando un odre, triclinio de verano,
pérgola, terraza con vistas al mar y, en una de las habitaciones, una estatuilla de Hércules
ebrio.

Casa dei Cervi

La casa toma su nombre de dos magníficos grupos


escultóricos en mármol, de ciervos atacados por
perros.
Es uno de los edificios más elegantes de la ciudad,
y se remonta al siglo I d. C.
Es un gran rectángulo que tiene en el norte las
habitaciones de entrada y al sur, las terrazas sobre
el mar. Por la estructura y la decoración, se atribu-
ye a la época claudio-neroniana.
Se entra a un atrio cubierto, por el que se pasa al
“triclinium”, con las paredes decoradas y pavimento de mármol y donde se encuentran los
dos grupos de ciervos.
Tras un pasadizo a la cocina y a la "apotheca”, se encuentra un cubículo interior, pintado
de rojo y con suelo de mármol, donde está colocada una estatuilla de "Satiro con odre" y
vajilla.
El jardín porticado tiene el pavimento de mosaico y decoración de amorcillos en las pare-
des. Le sigue el gran "triclinium" de verano, que tiene a los lados dos estancias para la
siesta, decoradas en mármol.
A continuación hay una galería, más allá de la cual hay una pérgola sobre cuatro colum-
nas, con antiguos floreros, a cuyos lados hay dos estancias de descanso, con pavimento

I.E.S. Triana. Sevilla. Guía de Italia Herculano 8


de mármol; en una de éstas está expuesta una estatuilla que representa la borrachera de
Hércules; en la otra hay dos vitrinas con diferentes objetos.

Frente al anterior edificio se halla la casa del Rilievo de Telefo (num. 2-3; D3), grande y
señorial, cuyo peristilo, que rodea el jardín, conserva la más bella decoración que se conoce de
una casa particular, dentro de la cultura romana, y que incluye un relieve neoático que inspiró
el nombre de la casa.

Casa del rilievo di Telefo

Se llama así por el magnífico relieve, que represen-


ta el “mito de Telefo” que se encuentra en una es-
tancia.
Es una de las casas más amplias del barrio sur, pe-
ro desgraciadamente está dañada por el derrum-
bamiento del terreno.
Tiene un atrio con pórtico, adornado con dos relie-
ves de carreras de cuádrigas; entre las columnas
cuelgan máscaras y figuras de sátiros en mármol.
Un corredor conduce al peristilo que rodea un jar-
dín, en cuyo centro hay una piscina rectangular pin-
tada de azul.
Al sur del peristilo hay tres piscinas decoradas con pinturas, zócalo de mármol y pavimento
de mosaico.
Tras el peristilo, hay una terraza abierta a la que se asoman varias habitaciones, entre las
que destaca la que tiene el relieve de Telefo.

Pasada la casa della Gemma (num. 1; D3), el cardine V acaba ante la Porta Marina,
puerta junto a la que se hallan las Terme suburbane* (D3), el edificio termal romano mejor
conservado, formado por un gran conjunto cuadrado (más moderno que las termas urbanas)
que mantiene intactos los suelos, asientos y zócalos de mármol; asimismo se hallan en buen
estado algunas maderas talladas. Por la monumental portada se entra en un sugestivo vestí-
bulo iluminado con luz cenital, que da acceso a una serie de dependencias semejantes a las de
otras termas (en una de ellas hay un bonito friso estucado).

Terme Suburbane

Tras el alto muro fortificado que delimita el promontorio donde se al-


zaba la ciudad antigua, se encuentran algunas construcciones del ba-
rrio marinero.
Las termas, construidas poco antes de quedar sepultada la ciudad,
están perfectamente conservadas; tienen planta cuadrada y están
adosadas a las casas de la Gemma y del Rilievo di Telefo.
Desde la noble portada se baja a un vestíbulo con una apertura para
la luz, situada sobre las columnas de los arcos.
A continuación está el "frigidarium", adornado con relieves de guerre-
ros y con una piscina abastecida por la antigua “fistula”.
Desde el "frigidarium" a la izquierda, se pasa al "tepidarium", con una piscina central ca-
liente en el "laconicum" y por la derecha al "calidarium".

Desde Porta Marina se baja por una rampa al quartiere marittimo*, barrio donde están
los restos del antiguo puerto romano, actualmente en proceso de excavación. Muchas de las
obras de arte de Herculano están en el Museo Arqueológico de Nápoles, como las esculturas de
la enorme villa dei Papiri (de los Papiros), casa situada en las afueras de la ciudad, descubier-

I.E.S. Triana. Sevilla. Guía de Italia Herculano 9


ta en la época de los Borbones.

Villa dei Papiri

Se llama así por el descubrimiento de la colección de papiros, actualmente conservados


en la Biblioteca Nazionale de Nápoles.
Durante las excavaciones realizadas de 1738 a 1766, la recuperación de las extraordina-
rias obras de arte y de la biblioteca, representa uno de los resultados más prodigiosos al-
canzables con los primitivos sistemas usados entonces.
En 1765 se abandonó definitivamente y los restos de la villa siguen todavía enterrados.
La entrada estaba formada por un pórtico orientado al mar, desde el que se accedía al
atrio, en cuyo centro había una piscina rodeada por 11 estatuillas.
De aquí se pasa a un primer peristilo con varias estancias y un estudio, y después al gran-
dioso peristilo del jardín con una gran piscina en el centro.
A lo largo del corredor había una galería de esculturas de mármol y bronce, hoy expuestas
en el Museo Archeologico de Nápoles.
Una ingeniosa instalación de agua alimentaba las piscinas, las fuentes, los ninfeos y los
baños.
Al este del primer peristilo estaba la biblioteca donde se encontraron los papiros enrolla-
dos.

Teatro

Hay una parte todavía enterrada. La construcción es totalmente de la era romana, augustal
y postaugustal (siglo I d. C.); fue decorado en los últimos años de vida de la ciudad, en la
época claudia y neroniana.
Tenía un aforo de 2.500 personas.
Fue descubierto por el príncipe D'Elboeuf en 1709, antes de que se iniciaran las excava-
ciones en 1738 por mandato de Carlos de Borbón.
Desde la entrada, por una escalera de 72 peldaños, se llega a lo más alto del graderío,
desde donde por las gradas se llega a la orquesta y al proscenio con grandes nichos, en
cuyo extremo hay dos bases con estatuas honoríficas.

I.E.S. Triana. Sevilla. Guía de Italia Herculano 10