Está en la página 1de 150

APERTURA ESPAÑOLA

ESTUDIO RAZONADO

D E F

Emilio Huidobro H.
Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización escrita del titular del "copyright",
salvo excepción prevista por la ley, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la
reproducción parcial o total de esta obra por cualquier medio o procedimiento,
comprendidos la reprografia y el tratamiento informático y la distribución de ejemplares
de ella mediante alquiler o préstamo públicos.

Título original de la obra: APERTURA ESPAÑOLA, Estudio razonado.


Autor-editor: © Emilio Huidobro Higuera

Portada: Arq. Pablo López Huidobro

Texto: ,:g Emilio Huidobro Higuera


Diagramas: © 2009 El autor
Santander

Primera edición: 2009


ISBN: 978-84-613-4525-0
Depósito legal: SA-574-2009
Imprime: Quinzaños S.L. (Torrelavega)
A la memoria de mi hijo
Emilio, que fue campeón juvenil
de ajedrez de Cantabria.
PROPÓSITO

La escritura de esta monografía ajedrecística me la sugirió


un amigo; en casa les agradó la idea y acabaron convenciéndome.
Cuando me puse "manos a la obra" comencé recordando el ajedrez
que practicaba en mi época juvenil en la que, entonces y en años
posteriores, la apertura Española fue mi favorita. La he estado
practicando en cuantas competiciones importantes participé, pero
sólo por exigencias de la edad pasé a 'refugiarme' en la apertura
Inglesa (l.c4), porque en ésta el juego suele desarrollarse de forma
más lenta.

Para el planteamiento he releído diversos libros y revistas


especializadas, sirviéndome asimismo de análisis efectuados con
programas de ajedrez. Todo ello como complemento de una larga y
amplia experiencia práctica.

Deseo aclarar que el estudio no se circunscribe sólo a la


Española. Mi propósito, desde el inicio de este estudio, ha sido
hacer acopio de temas provenientes de consejos y opiniones de
grandes maestros y campeones mundiales, que puedan resultar
valiosos a los buenos aficionados que practican ajedrez.

Finalmente debo añadir que, con independencia de admitir


las sugerencias, también ha influido en mí el deseo de contribuir a
la difusión de este bello y apasionante juego, que tiene además el
aliciente de ser un buen estimulante intelectual.

El Autor

7
ESTUDIO DEL AJEDREZ

Hay ciertas cosas que para saberlas bien no basta con haberlas
aprendido. Séneca.

Para avanzar en ajedrez, es preciso habituarse a los cálculos que


requiere cada posición de la partida, porque, además de potenciar
nuestras facultades de percepción y memoria, con la información
teórica recibida, se beneficia nuestro sistema de conocimiento,
coordinando las ideas y las imágenes que percibe nuestra mente.

Llevar a la práctica el estudio del ajedrez favorece el carácter


formativo personal y ayuda a mejorar la representación mental de
las ideas, tanto las que se conciben en la preparación estratégica
como las que se prevén tácticamente, sobre todo en la fase que se
conoce como medio juego. Asimismo, se practica un método lógico
de razonar sobre los problemas que se van presentando, y se cultiva
la reflexión y el análisis.

FASES DE LA PARTIDA DE AJEDREZ


l. Apertura
2. Medio juego
3. Final.

En Weltmeister lehren Schach (Los campeones del Mundo enseñan


ajedrez) dice Botvinnik: Creo que es imposible para un jugador de
ajedrez dominar todas las aperturas. No debe proponerse tal
objetivo. Para intervenir en un torneo son suficientes tres o cuatro
para las blancas y el mismo número para las negras, pero el
jugador debe dominarlas por completo, de lo contrario no debe
esperar la obtención de éxitos.

La realidad es que, en las aperturas, continuamente se logran


innovaciones teóricas que impulsan al ajedrez a metas cada vez
más altas, y ponen de relieve el porqué este juego sigue existiendo
a través de los siglos.

9
POSICIONES-SISTEMA

Sobre la base de técnicas y métodos de estudio, Botvinnik dio a


conocer su procedimiento consistente en el aprendizaje sistemático
de la apertura por medio de la asimilación de las posiciones-
sistema, unos esquemas que suponen un paso profundo en el
conocimiento del juego. Son posiciones-sistema las que en la
práctica se producen más a menudo y son siempre válidas. Son
como segundas aperturas creadas de modo artificial con jugadas
que conducen a una posición con la que estamos familiarizados. Ya
existían en el ajedrez árabe, las llamaban "Tabijen ". Al contrario
de las posiciones naturales, éstas son más reducidas en número de
jugadas posibles y fuertes y de buenos planes. Algunos jugadores
que las tratan de evitar suelen pagar su negligencia con la derrota.
Luego empiezan a temerlas y procuran evitarlas, pero al eludirlas
reducen sus posibilidades. (Ejemplos en páginas 91-92)

Es preciso esforzarse por hallar continuaciones favorables para


las blancas, así como para las negras. El aprendizaje por sistema
tiene muchas ventajas. Las 12 ó 15 primeras jugadas conviene
efectuarlas en pocos minutos a fin de disponer de tiempo suficiente
para realizar los cálculos que exija el medio juego, y al lograr una
buena posición, sin atiborrarse de ideas, las oportunidades de
éxito aumentan.

La fuerza práctica del ajedrecista depende del dominio de estos


factores:

Las columnas y diagonales abiertas 1


La estructura de peones
Las casillas débiles 2
La disposición de las piezas
El centro
1) Dominar una columna abierta facilita ganar espacio para disponer armónicamente de
las piezas propias. Las diagonales abiertas incrementan la actividad de los alfiles.

2) Una casilla es débil si puede ser ocupada por una pieza enemiga de manera estable.
Conviene tenerlo presente si tenemos peones débiles o si lo están las casillas adyacentes.

JO
SÍMBOLOS UTILIZADOS EN ANÁLISIS DE AJEDREZ

+- Blancas tienen ventaja decisiva


± clara ventaja
ligera ventaja
-+ Negras tienen ventaja decisiva
+ clara ventaja
::¡:: ligera ventaja
Con igualdad
Con ataque
i Con iniciativa
L1 Con idea de ...
L Con ...
D Jugada única
Línea
Diagonal
00
Juego poco claro
l_ Final
N Novedad
Bu e na jugada
!! Jugada excelente
? Mala jugada
?? Grave error
!? Jugada interesante
?! Jugada de valor dudoso
o Es mejor
)) Flanco de rey
« Flanco de dama
+-
-+ Contrajuego
® Zeinot Problemas de tiempo
Zugswang Obligación de jugar

11
NOMBRES DE APERTURAS

En sus comienzos las aperturas y variantes recibían el nombre de


quienes las jugaron por primera vez. Otras, según la ciudad o
torneo en que se inició su práctica. O por ser jugadas con
frecuencia: Alapin, Albín, Anderssen, Allgaier, Berlinesa,
Bogoljubov, Blackmar, Breslau, Bird, Breyer, Bronstein, Budapest,
Byrne, Brentano, Botvinnik, Catalana, Colle, Cunnigham,
Cambridge Springs, Cozio, Tschigorin, Danesa, Diemer, Dresde,
Duisburg, Eslava, Escandinava, Escocesa, Española, Falkbeer,
Francesa, Grünfeld, Guimard, Greco, Holandesa, Húngara, Inglesa,
India, Ilyn-Genevsky, Italiana, Kaufmann, Kann, Kieseritzky,
Keres, Kecskemet, Levenfisch, Leningrado, Lasker, Letón,
MacCutcheon, Merano, Muzio, Max-Lange, Morphy, Maroczy,
Marshall, Nimzowitsch, Najdorf, Petrosian, Paulsen, Philidor,
Polaca, Ponziani, Ragozin, Richter, Rauzer, Robatsch, Rossolimo,
Rubinstein, Reti, Riga, Ruy López, Scheveningen, Salvio, Samisch,
Siciliana, Schlechter, Smyslov, Spassky, Staunton, Steinitz,
Schliemann, Taimanov, Tarrasch, Tartakower, Veresov, Vienesa,
Winawer, Worrall, Zaitsev, Zaragozana (puesta de moda a partir de
1919, por José Juncosa Molins, en un club de su ciudad. En 1920
fue analizada por jugadores argentinos en una revista de dicha
nacionalidad y le dieron el nombre de Apertura de Zaragoza. Viene
a ser una especie de Caro-Kan invertida). Otras aperturas son
conocidas por la impresión que produjeron en un jugador, o por su
fantasía. La Benoni o Ben-Oni (El hijo de mis lágrimas o El hijo de
la tristeza), fue denominada así por Reinganum en 1825. La
variante Dragón de la Defensa Siciliana (lo es por su característica
formación de peones), Giuoco piano Uuego lento), la Orangután,
cuenta Geza Maroczy que en la víspera del Torneo de NuevaYork,
de 1924, se vio con Tartakower en el Zoo, y observando a un
orangután saltar de árbol en árbol le sugirió la jugada 1.b2-b4. Al
día siguiente el polaco la jugó contra Maroczy, derrotándole con
esa novedad, y esa apertura se bautizó como Orangután; aunque
también se la conoce como polaca o Sokolsky.

La teoría de las aperturas empezó a desarrollarse en los primeros


escritos conocidos sobre ajedrez. Es la primera fase de una partida
12
que comprende desde la posicion inicial hasta que ambos
jugadores han puesto en juego la mayor parte de sus piezas ligeras.
Para Kasparov es fundamental seguir ciertas reglas para lograr
buenas posiciones. Lo normal es que ambos adversarios realicen
una serie de jugadas teóricas, y, a menudo, en los primeros 12 ó 15
movimientos se puede considerar que ya la han realizado.

Las casillas del centro reciben un tratamiento muy especial por lo


que, a partir de las primeras jugadas, los dos oponentes luchan por
su posesión con figuras y peones, éstos aseguran el control de
importantes casillas e impiden en ellas el posicionamiento de las
piezas enemigas. El estudio del papel que desempeña el centro en
la lucha ajedrecística ayuda al aficionado a entender la importancia
del desarrollo de las figuras en la apertura, proyectadas para su
función al llegar al medio juego.

El estudio de la partida de texto seleccionada transcurre con


alternancias, debido a que se registran algunas posibles variantes
mientras se desarrolla la Apertura Española. Los protagonistas de la
partida de texto son Kasparov, con blancas y Karpov, con negras.

Kasparov es uno de los más grandes especialistas que ha existido


en la técnica de las aperturas. Se retiró de la competición en 2005
con un ELO de 2849, primero del ranking mundial; en la actualidad
se dedica a la política de su país. El mayor ELO en 2009 es el de
Topalov con 2796, le sigue el Campeón Mundial, Anand con 2791,
y la gran revelación noruega, Magnus Carlsen, con 2776.

EL AJEDREZ Y LA LÓGICA

Un juicio que se mantiene firme sobre el ajedrez es el de que


influye positivamente en la actividad cerebral, facilitando el
desarrollo de la atención, el razonamiento y la memoria. Sin
quitarle mérito a otros deportes, el ajedrez lo logra con una
matización más profunda y directa sobre las aptitudes intelectuales.

Un buen análisis de la posición es determinante para obtener un


plan estratégico de ataque o de defensa, por lo tanto conviene
13
habituarse a pensar con claridad de ideas y a tomar decisiones
relativamente rápidas.

El talante racional se manifiesta en los análisis de las posiciones,


con evaluaciones correctas de los planes estratégicos, según se van
sucediendo en el juego posicional; cuando son favorables, hay que
maniobrar con éxito en el ataque contra las fuerzas protectoras del
Rey contrario; pero si son adversos, las maniobras se deben
preparar para la propia defensa.

Adecuando bien el criterio analítico a la razón es posible obtener


buenos resultados en ajedrez por la capacidad abstracta del ser
humano.

Su dominio parece hasta cierto punto limitable, pues requiere un


ordenado estudio de las distintas fases de que se compone una
partida, estrechamente relacionadas entre sí.

OPINIONES SOBRE EL AJEDREZ

José Raúl Capablanca.


El ajedrez es algo más que un juego, es una diversión intelectual
que tiene algo de Arte y mucho de Ciencia, además es un medio de
acercamiento social e intelectual.

Benjamín Franklin.
A través de la práctica del ajedrez se hace posible desarrollar
diversos hábitos mentales que poseen gran utilidad práctica como
entrenamiento de la capacidad de reacción frente a situaciones de
todo género. La vida es una especie de partida de ajedrez, en la que
a menudo debemos enfrentarnos con adversarios y en la que existen
buenas y malas acciones, obra de la prudencia o de la falta de la
m1sma.

Boris Spassky.
El ajedrez, con toda su profundidad filosófica, es ante todo un
juego en el que se manifiestan, la imaginación, el carácter y la
voluntad.

14
Dr. Xavieli Tartakower.
Toda partida tiene tres fases: En la primera uno espera contar con
una ventaja; en la segunda, cree poseerla, y en la tercera, uno sabe
con seguridad que va a perder.

Dr. Siegbert Tarrasch.


Tengo siempre un ligero sentimiento de piedad hacia quien no tiene
conocimientos de ajedrez, como compadecería al que ha ignorado
el amor. El ajedrez como el amor, y la música, tiene el poder de
hacer felices a los hombres.

León Tolstoi.
Me gusta el ajedrez porque es un buen descanso, haciendo trabajar
la mente de forma muy especial.

Dr. Alekhine.
Alguna vez los hombres tuvieron que ser semidioses, SI no, no
habrían inventado el ajedrez.

Garry Kasparov.
El ajedrez es un juego absolutamente lógico con leyes generales
que pueden comprenderse intuitivamente o trabajando muchísimo.

Prof. Kraus, ex decano de Filosofía de la Universidad de Berlín.


Con el ajedrez se aprende mejor el razonamiento lógico que con
cualquier tratado científico.

Maree! Duchamp.
Aun cuando no todos los artistas son ajedrecistas, todos los
ajedrecistas son artistas.

Wolfgang Goethe.
El ajedrez es la piedra de toque del cerebro.

Isaac Linder.
El Ajedrez, que reúne orgánicamente elementos de Arte, Ciencia y
Deporte, a lo largo de los siglos ha constituido parte inalienable de
la Cultura y la Civilización mundial.
15
Anatoly Karpov.
El Ajedrez está más cerca de las Matemáticas que cualquiera otra
Ciencia.

Dr. Enmanuel Lasker.


Es una lucha en la que imperan de forma absoluta, y al unísono,
elementos artísticos, científicos e intelectuales, porque si se tratara
sólo de un juego no podría haber subsistido a través de los siglos

Mikhail Botvinnik.
El Ajedrez es arte y cálculo.

Frank Marshall.
Un mal plan es mejor que no tener ningún plan.

ELECCIÓN DE APERTURA

El número de posibilidades de elección entre los distintos sistemas


de desarrollo es indecible, así como el de estructuras centrales,
número de objetivos y maniobras anejas.

Un objetivo inicial radica en que al menos un caballo tome parte


activa en el juego, colocándolo estratégicamente para que pueda ser
útil tanto en ataque como en defensa. La finalidad de desarrollarlo
antes que el alfil se debe, entre otros motivos, a que luego se tiene
mayor confianza en cuál será el lugar apropiado para ubicar al alfil,
por si fuese preferible colocarlo inicialmente en fianchetto (cuyo
significado es 'jugada lateral') con la intención de dominar una
diagonal, o en el supuesto de que se pretenda clavar una pieza
enemiga para dejarla inmovilizada.

Petrosian, como se observa en muchas de sus partidas, destacaba


por el virtuosismo con que ejecutaba las jugadas de caballo. Otro
excelente jugador, el ex campeón mundial Vassily Smyslov, que
también manejaba los caballo con asiduidad y precisión fue el ex
campeón del Mundo Vassily Smyslov los manejó con asiduidad y
precisión.

16
Desde el inicio de la partida se debe ir examinando cada una de las
jugadas consideradas realizables, sin omitir prever las posibles
réplicas del oponente. El aprendizaje se obtiene de forma menos
apremiante de lo que se pueda intuir; la lógica y la comprensión de
ideas pueden sustituir con ventaja el estudio 'robótica' de la teoría.
Conviene recordar la recomendación de Estrin: No es tan necesario
acordarse de infinitos sistemas y variantes, como penetrar en su
esencia íntima y tratar de asimilarla.

Sucede que, si se pretende mejorar entrando en el laberinto de las


infinitas variantes y subvariantes uno se puede espantar de su gran
complejidad. El aprendizaje se obtiene de forma menos apremiante,
en el que, la lógica y la comprensión de las ideas en la apertura,
pueden sustituir con ventaja el estudio 'robótica de la teoría'.

Lo normal es que la apertura quede efectuada entre 12 y 15


movimientos, pero con las maniobras secundarias se alarga entre
unas 3 ó 5 más, y así el promedio sube, aproximadamente, a unas
dieciocho o veinte. Una vez elegida conviene tener en cuenta los
principios que rigen su inicio para evitar caer en errores de bulto y
poder optar a conseguir una buena posición antes de entrar en el
medio juego. En caso contrario, lo probable es verse en una
situación comprometida de defensa, o tener que ceder material para
salir del trance.

Las aperturas que se inician por l.e4 e5 facilitan el desarrollo de las


piezas ligeras y la presión sobre casillas centrales. En latín se decía
Ante regem move pedem, ante Regina, noli movere pedinam
(Mueve el peón que está delante del Rey, pero no el que está
delante de la Reina). Se decía hace siglos, ahora se mueve también
el que está delante de la Reina.

El caballo precisa más movimientos que el alfil si hay que llevarlo


a un punto distante, ya sea para el ataque o para la defensa, porque
su radio de acción no es tan amplio como el de los alfiles, lo cual
aconseja desarrollar los caballos con prioridad. Es sabido que un
alfil puede ir de uno a otro extremo del tablero en una sola jugada
(Aa l-Ah8), el caballo precisa seis, Y un alfil ubicado en e4, dispone
17
de 13 escaques adonde ir, pero el caballo sólo a 8. Y ya como final,
desde h2, el alfil dispone de 8 casillas, y el caballo sólo de 3.
El valor del caballo aumenta en posiciones cerradas), denominadas
así cuando las estructuras de peones de uno y otro bando no tienden
a abrir líneas, columnas o diagonales, y en caso de estar defendidos
por sus piezas o peones, no pueden ser desalojados por los del
adversario. Además, el caballo goza del privilegio de saltar por
encima de otras piezas, sean propias o del contrario. Hay que tener
en cuenta que, tanto en las posiciones cerradas, como en las
bloqueadas, el caballo vale más que el alfil. A propósito de ambas
figuras, Capablanca aconsejaba no mover una misma pieza más de
una vez en el transcurso de la apertura.

El afil es más valioso en la posiciones abiertas si tiene a su alcance


diagonales no obstruidas por peones propios o enemigos, debido a
su ya expresado mayor alcance de movimientos. También hay que
tener muy en cuenta que para favorecer la movilidad del alfil hay
que colocar los peones en casillas de color contrario a las de su
diagonal. El aspecto negativo, tanto de una como de otra pieza, es
el de que pierden efectividad cuanto más apartadas se encuentran
de la zona central del tablero, ya que -lo reitero-, desde el centro,
una pieza se desplaza con gran rapidez a cualquier otro sector del
mismo, sea para participar en la defensa o en el ataque, aunque
también influye la dependencia de su acción conjunta con las
restantes piezas de que se disponga.

De salida es normal desplazar los caballos blancos por las casillas


f3, c3, d2 ó e2, y los negros por f6, c6, d7 ó e7. Es raro ver de salida
desarrollar un caballo blanco de gl a -h3, ó de bl a -a3. Al
respecto, el gran didacta Dr. Tarrasch, dictaminó: Springer am
Rande bringt immer nur Schande. (El caballo en el borde siempre
transmite vergüenza; es decir, está mal). De él es también la frase:
"Cuando una pieza está mal, toda la partida está mal".

Empleo del reloj. Conviene analizar y valorar la posición mientras


corre el tiempo del reloj del adversario y no el nuestro. Si una
jugada se considera satisfactoria hay que jugarla sin más dilación
para no verse apurado de tiempo cuando haya que efectuar otras.
18
Sabido es lo que le ocurrió al asno de Burilan: Murió por
permanecer indeciso acerca de cuál de los dos montones de heno
sería el mejor para empezar a comer.

PRINCIPIOS BÁSICOS

El centro lo forman las casillas e4, e5, d4, y d5. El ampliado


(menos importante), lo constituyen las casillas f4, f5, c4 y c5.

La iniciativa es una ventaja de las blancas al comenzar la partida.


Se debe procurar conservarla y sólo renunciar a ella si a cambio se
puede obtener ventaja material o posicional. La iniciativa es un
elemento esencial. A las negras puede acarrearles perjuicios si la
ignoran y no luchan por neutralizarla con ataques tácticos.

El factor tiempo. Implica el desarrollo rápido de las piezas. Para


Gligoric, el arte de jugar bien las aperturas es el arte de usar el
factor tiempo con óptima eficiencia, y dejó dicho: Muy pocos
jugadores en la historia del ajedrez fueron los que han jugado así.
Robert Fischer ha sido el más grande de los Maestros de todos los
tiempos en dominar el buen uso del [actor tiempo.

El espacio cuenta para el dominio central y como ventaja para la


penetración de las torres en su penúltima fila. Si se ocupa mucho
espacio, las piezas y peones pueden limitar la acción de las fuerzas
contrarias. Por tanto es importante tratar de reducir el del bando
rival privándole de libertad de maniobra pues, lográndolo, se le
dificulta el buen despliegue de sus fuerzas y de su defensa.

El desarrollo es la puesta en juego de las piezas ligeras partiendo


del principio básico de que, en la apertura, deben desarrollarse lo
más armoniosamente posible, procurando asegurarse una posición
favorable en el centro, en acción conjunta y coordinada con las
restantes piezas. De esto puede deducirse que no siempre es bueno
centralizar una pieza en el supuesto de que se halle desconectada de
las propias fuerzas.

19
La posiciOn. Capablanca advierte: Lo más importante es la
posición, la ventaja material viene después. La posición se afianza
con la ocupación de casillas desde las cuales la acción de las piezas
posibilita su desplazamiento, con rapidez, hacia los puntos en
disputa. En realidad, la fuerza efectiva de una pieza o de un peón
depende del contenido aparente de la posición: La centralización,
casillas fuertes y débiles, líneas abiertas, estructura de peones ...

El buen conocimiento de los elementos posicionales es muy


importante en los análisis: El valor de las columnas y líneas
abiertas para las torres, las fuertes diagonales para los alfiles y la
existencia de puntos fuertes y débiles en los que los caballos tienen
un gran papel.

FORMACIÓN DEL CENTRO

De la abundancia de medios asequibles ha surgido la teoría


analítica de las aperturas, con variantes y líneas referidas a los dos
conceptos predominantes: el clásico, que queda formado por la
centralización de peones, frente al hipermodemo que, sin desviarse
mucho de aquél, prefiere la centralización de piezas.

CONCEPTO CLÁSICO DEL CENTRO

Radica en la formación de un centro sólido de peones que,


indudablemente, tiene una importancia decisiva como lo muestra el
hecho de que ambos bandos luchen desde las primeras jugadas por
su posesión puesto que, quien domina el centro posee la iniciativa.

Karpov manifiesta sobre este centro: El centro clásico se conoce


como una agrupación de dos peones en la misma fila de las
columnas centrales e y d, que se distinguen por su movilidad y su
fuerza de avance. En caso de encontrarse fzjados, constituyen una
debilidad. En la lucha contra los peones centrales, el bando
defensor debe tratar de eliminar uno, proponiendo el cambio con
otro suyo de una columna adyacente.

20
El avance del centro clásico ha de estar apoyado convenientemente
por las piezas. La posesión de un peón central en la cuarta fila
constituye el pequeño centro. Ese peón representa un excelente
punto de apoyo para que las piezas se sitúen en las casillas
centrales que domina. Y cada formación del centro precisa de un
tratamiento diferente. En general todos Jos tratamientos coinciden,
fundamentalmente, en que se debe operar sobre la casilla que vigila
su peón central, utilizando la columna abierta a ese fin.

FORMACIONES CENTRALES. Centro cerrado y abierto; planes


de ataque y defensa

El centro cerrado.- En algunas variantes de la Española los peones


centrales de un bando bloquean a los del otro, cerrando el centro,
sin líneas o diagonales abiertas, y sin piezas que ocupen esas
casillas centrales. En tales casos, lo indicado es actuar por uno de
los flancos. Se debe tener presente que, tanto se haya de efectuar un
plan atacante como uno defensivo, es importante ser el primero en
amenazar al enroque enemigo, porque a veces sucede que, por
trasladar más fuerzas de las que convendría al flanco en disputa, se
cae en el error de descuidar el propio enroque.

Plan atacante.- Consiste en presionar por el flanco en que tenemos


ventaja. Según Steinitz, la mejor respuesta a un ataque central es
llevar el contrajuego a uno de los flancos. Y añadimos, intentando
abrir columnas para poder penetrar en la posición adversaria. Suele
iniciarse con un avance de peones, lo cual puede dejar algo
descubierta nuestra posición a causa del bloqueo del centro, pero el
Rey propio no corre demasiado riesgo y al bando defensor no le es
posible efectuar un contrajuego ofensivo con éxito, aun tratando de
abrir una línea de ataque central.

Plan defensivo.- Ante la presión efectuada por el adversario sobre


el flanco en que ataca, hay que oponerle resistencia para que se vea
obligado a trasladar ahí un mayor potencial de fuerzas. Al propio
tiempo, convendría buscar contrajuego por el otro flanco.

21
El centro abierto.- Se considera centro abierto si están despejadas
las columnas e y d, es decir, cuando el centro está libre de peones,
en cuyo caso si se da la posibilidad de jugar las piezas en estrecha
colaboración entre sí, adquieren mayor movilidad, y su acción tiene
aun más importancia.

Plan atacante.- La función de las piezas consiste en provocar


debilidades en la posición contraria, pero, si se efectúa con el
avance de varios peones, se corre el riesgo de debilitar la propia. Es
axiomático que el ataque por uno cualquiera de los flancos debe
quedar excluido si el centro está abierto.

Plan defensivo.- Con el centro abierto, si no se dispone de peones


centrales, hay que encomendar el plan defensivo a las piezas,
evitando, lo más posible, crear debilidades en nuestra posición.

El centro móvil.- Cuando los peones del centro se hallan en


situación movible, por ejemplo, blancos en e4 y d4 contra negros
en e5 y d6, y corresponde el tumo de juego a las blancas, disponen
de dos posibilidades: avanzar d4-d5, que cierra el centro originando
el bloqueo, o capturar d4xe5 si se opta por abrirlo. Poder disponer
de ambas alternativas se considera una ventaja posicional. La
ocupación con peones móviles de las antes citadas casillas, es la
base estratégica de gran parte de los planteamientos de apertura. Si
se consigue construir un centro así, y mantenerlo, se ejerce una
influencia poderosa en la lucha por el control del mismo, pues
impide que piezas del rival accedan a casillas fundamentales.

Plan atacante.- En una posición más o menos equilibrada, el bando


que tiene mayoría de peones en el flanco opuesto al que se
encuentran los reyes, puede adquirir ventaja movilizándolos.

Plan defensivo. Para luchar contra un centro móvil de peones, el


bando defensor debe tratar de descomponerlo avanzando dos pasos
uno de sus dos peones centrales. Por esta razón, en las aperturas de
peón rey (e4) la jugada adecuada y liberadora para las negras suele
ser, en su momento, d5, y en las aperturas de peón dama (d4), en
semejantes circunstancias, e5.
22
CONCEPTO HIPERMODERNO

En el concepto hipermoderno, uno de los rivales permite al otro


ocupar el centro con idea de desmembrarlo mediante el planteo de
un dispositivo para conquistarlo con piezas, caballos, o alfiles en
.fianchetto, con el apoyo de las torres, según el concepto de la
moderna estrategia, de modo similar al de los peones movibles. La
estrategia moderna se inclina por la presión de piezas ligeras sobre
las casillas centrales, con lo que se da a entender que suele ser de
más trascendencia que la ocupación con peones. Garry Kasparov
considera que la escuela clásica se puede dar como finalizada desde
que apareció la nueva generación en la segunda década del siglo
pasado, que contradijo algunos de sus principios y desarrolló una
nueva concepción de esta faceta. El ex campeón mundial menciona
a Breyer, Nimzowitsch y Reti, como los principales exponentes de
la escuela hipermoderna (la moderna sería la clásica de hoy).

EL CONTROL DEL CENTRO

Los dos sistemas más comunes de controlar el centro son -como ha


quedado expuesto-, el concepto clásico y el hipermoderno, es decir,
el control con peones o con piezas. Un fianchetto, en una gran
diagonal, hace posible el control o la presión sobre dos de las
casillas centrales. Su fuerza se hace patente en partidas sin centro
clásico (sin e4-e5, y por consiguiente, sin d4-d5). La eficacia
depende de su coordinación con las otras piezas. En las aperturas
de centro clásico es raro ver fianchettos; se suelen dar cuando el
centro es atacado por peones en duelo. La revolución hipermoderna
ha sido la que restituyó el honor a los fianchettos, pero no es fácil
verlos en aperturas de peón e4.

LA ESTRATEGIA EN LA APERTURA

Al gran aficionado inglés, Gerald Abrahams, le consultaron su


opinión sobre táctica y estrategia y contestó humorísticamente:
Mientras que el experto en táctica sabe lo que tiene que hacer

23
cuando hay algo que hacer, el estratega sabe lo que hay que hacer
cuando no se puede hacer nada.

A Boby Fischer le hicieron una pregunta distinta ¿cómo se debía


jugar al ajedrez? Y respondió:

En la Apertura como el Libro,


en el Medio juego como un Genio,
y en el Final como una Máquina.
Con las blancas es bueno iniciar la partida con l.e4 ó l.d4 y es
igualmente correcto iniciarla con l.c4 ó l.Cf3. Siempre que sea
posible, hay que procurar efectuar jugadas que, al propio tiempo,
representen una amenaza. El juego con maniobras de espera lleva a
un cúmulo de pequeñas ventajas.

Según Anatoly Karpov: La mayoría de las catástrofes en las


aperturas, en el campo de las blancas, ocurre a causa de la débil y
mala protección de las casillas .f2, g2, h2 cerca de su Rey y en las
diagonales h4-el, h2-b8 y h8-al. En el de las negras, las casillas
fatales son también las cercanas a su Rey: j7, g7, h7 y las
diagonales a-e8, bl-h7, hl-a8. Asimismo, el debilitamiento de
las casillas e3 y e6, respectivamente, suele crear serias dificultades
o acabar desembocando en un verdadero desastre.

En la Apertura Española las blancas han de luchar, ante todo, por el


control de e4. Las negras harán lo propio por su e5, para lo cual
disponen de dos tipos de defensa, el primero es el de mantenerlo
protegido a ultranza; el otro es el del contraataque, cediendo el
peón e5 a cambio de que las blancas se vean forzadas a abandonar
el suyo.

Las negras deben tomar nota de que la ejecución de dicho plan no


exige un contínuo ataque a e4, puesto que lo que cuenta es acoplar
la posición de forma armoniosa. El ataque sólo podría aceptarse si
las blancas siguieran una línea teórica que lo permitiese.

24
Respecto a cuándo es conveniente efectuar el enroque, ya sea corto
o largo, el GM Alberic O'Kelly de Galvay, trece veces campeón de
Bélgica, y campeón del mundo de ajedrez por correspondencia,
sugiere con su gran experiencia: En las posiciones cerradas hay
casi siempre una jugada más activa que el enroque; este se puede
realizar cuando el rival está reducido a una actitud de cierta
pasividad.

El enroque es más útil hacerlo por el flanco de Rey (corto), que por
el flanco de Dama (largo). El largo dificulta la defensa, dada la
mayor anchura del frente que hay que proteger, lo cual facilita el
ataque enemigo.

Las columnas y diagonales abiertas son los principales factores


estratégicos. Para tener opción a controlar las diagonales abiertas se
suelen emplear variantes de apertura, cuya idea motriz es la lucha
por el dominio de las mismas, con idea de incrementar la actividad
de los alfiles. Quien dispone de ellas a merced de sus alfiles y
torres, sin duda, goza de ventaja posicional. De lo que se desprende
que se ha de mantener la estructura de peones, sin casillas débiles,
así como una buena disposición de las piezas y del centro. Si la
posición de los peones se encuentra semibloqueada, la ventaja la
posee el bando que tiene la posibilidad de una ruptura conveniente
que, en general, suele ser el bando que tiene ventaja de espacio. En
el supuesto de que ambos bandos tengan la posibilidad de romper
la posición de su oponente mediante el avance de su formación de
peones, el que primero decida o pueda conseguir realizarlo,
obtendrá clara superioridad.

Sobre las posiciones típicas, el GM español, Osear De la Riva, en


una revista GAMBITO de 1997, -lamentablemente desaparecida-,
expuso: Los fuertes maestros solían preparar a conciencia nuevos
sistemas de apertura, profundizando con seriedad acerca de líneas
o variantes determinadas hasta comprender la esencia de la
posición a la que llegaban, así como los temas tácticos más
determinantes, las estructuras de peones y los posibles finales a los
que podían enfrentarse. Estos análisis minuciosos les permitía
jugar con éxito las líneas o variantes estudiadas y la confianza y
25
conocimiento adquiridos de la posición les otorgaba excelentes
resultados. En la actualidad, ese sistema se ve alterado porque los
jugadores preparan sus partidas según el rival de turno y para ello
se valen de partidas que conservan en sus archivos de ordenador y
recurren a comentarios que aparecen en algunas publicaciones
que han ojeado. Esto hace que, a menudo en el medio juego, con
frecuencia se encuentren perdidos y sin tener las ideas claras.
Para tales estudios sobre la técnica de análisis se depende también
de la intuición, pues no se debe tratar de ahondar tanto en la
evaluación de la posición, a la que se pretenda llegar hasta el
final, ya que ello nos robaría demasiado tiempo; en su lugar,
podemos examinar un indispensable mínimo de variantes,
procurando llegar a una conclusión definitiva de la forma más
rápidamente posible y, sin necesidad de excedernos podremos
revisar la que en principio hayamos considerado más apropiada a
nuestro gusto, eligiéndola y pasando por alto otras que, aunque
nos parezcan interesantes, no nos hayan convencido de primera
intención o las consideremos menos relevantes. Lo que sí es
aconsejable es no olvidar que, cuando las perspectivas se nos
muestren demasiado buenas, conviene mirar la posición con los
ojos de nuestro rival. (Interesante el artículo del GM De la Riva.)

LA TÁCTICA EN LA APERTURA

El GM Richard Reti demostró que en una posicion tranquila sin


amenazas graves que plantear, calcular con anticipación de tres
jugadas todas las posibilidades de ambos bandos puede llevamos a
tener que considerar ¡Más de setecientas variantes! Sin duda, exige
un esfuerzo difícil de realizar para una mente humana en un tiempo
limitado, un cálculo que, naturalmente, sólo resulta factible para
una computadora. En el juego táctico intervienen la intuición, la
percepción y la aptitud para el cálculo de variantes. Kasparov, ha
dicho: "Hay quienes tienden a considerar que los maestros de
ajedrez son capaces de calcular un elevado número de jugadas y
variantes. Desde luego, es un pensamiento que no refleja para nada
la realidad. Calcular más allá de tres jugadas en las posiciones en
que se efectúan los movimientos de apertura es una tarea, además
de superflua, inútil, dada la cantidad de variantes y secuencias
26
posibles". Es decir, no deben realizarse fatigosos cálculos de
variantes, sino tener una idea clara a fin de elegir las mejores
casillas para las piezas y definir qué estructura de peones favorece
el plan estratégico de la partida. Los peones representan el
auténtico esqueleto de la posición aunque su valor material sea
mínimo respecto al de las piezas. El gran Philidor ya sentenció que
Los peones son el alma del ajedrez. Otra particular observación es
que, a muchos jugadores les fascinan las combinaciones, pero a
menudo son incapaces de resolver los problemas estratégicos que
les plantea la partida cuyo dominio permite evaluar certeramente la
posición, en la que todo plan que se elabore ha de ser congruente
con el carácter de la misma. Se dice que, pese a la metodología que
se emplee, la táctica y la estrategia forman un todo indisoluble.

CÓMO EVALUAR UNA POSICIÓN

Al evaluar la posición hay que observar quién se encuentra mejor


hasta en sus mínimos detalles: 1) Se ha de tener en cuenta la
presencia y relativo valor de las líneas, columnas o diagonales que
puedan estar abiertas, 2) Si la posición está igualada en efectivos,
qué casillas importantes se han de ocupar con los caballos y de
cuáles se intentará echar fuera a los del rival, 3) Cómo se halla la
estructura de peones y si algunos se encuentran debilitados, 4) Qué
otros están fuertes y predispuestos a convertirse en pasados; 5) Si
las piezas están bien activas y existe armonía entre sí; 6) Cómo
están los tiempos de desarrollo al finalizar la apertura, y 7) Si es
posible y cómo puede desencadenarse algún ataque violento. Las
sugerencias expuestas conviene tenerlas en cuenta para aprender a
evaluar correctamente una posición. La evaluación constituye el
punto de arranque para elaborar un plan de juego que responda a
las exigencias que plantee la partida, lo cual entra de lleno en el
campo de la estrategia, mientras que buscar las jugadas apropiadas
o convenientes calculando las más o menos líneas que pudieran
darse, pertenece al de la táctica.

En resumen, para hallar el plan estratégico adecuado hay que saber


valorar las características de la posición, y de acuerdo a como esté,
habrá que disponer el plan a seguir. Al valorar la del adversario es

\ 27
obvio que se ha de considerar bajo el mismo pnsma con que
valoramos la nuestra.

Si el juego adquiere un pronunciado carácter posicional y la lucha


estratégica se inclina a favor de la acumulación de pequeñas
ventajas, conviene, antes de efectuar el próximo movimiento,
hacerse algunas de las siguientes preguntas, como complemento de
la evaluación posicional llevada a cabo hasta ese instante:

¿Cómo influye esta jugada sobre los peones centrales: e4 ó e5?

¿Atañe esta jugada al desarrollo del resto de mis piezas y


peones?

¿Está mi Rey bien protegido?

¿Qué maniobra puedo llevar a cabo con tranquilidad para


penetrar en el campo enemigo?

¿Quién tiene la iniciativa?, Si la tengo yo ¿debo atacar y por


dónde?

¿Quién está obligado a defenderse y cómo?

¿Si la posición de mi rival está débil?

¿Me debo cerciorar si es por cambios efectuados, por


desviación de piezas protectoras, o por alguna jugada
inapropiada de sus peones?

¿Cómo podría explotar las debilidades observadas de la forma


más eficaz?

¿Intentará mi rival un contraataque central para estorbar mi


maniobra en este flanco?

¿Qué bando está dominando en la partida, dónde se pueden


producir los avances de peón?
28
¿Por qué flanco me convendría atacar si el centro está o puede
quedar cerrado?

¿Dispongo de piezas ligeras necesarias para atacar?

¿Cuál puede ser el plan de mi oponente y en qué forma se lo


puedo estorbar?

¿Puedo realizar un sacrificio para adquirir una ventaja que lo


justifique?

En la valoración de estos factores cuenta mucho la intuición para


no divagar demasiado. Conviene recordar posiciones típicas del
medio juego aprendidas de partidas propias y de otros jugadores.
No se trata de memorizar mecánicamente esas cuestiones, sino de
conocer los métodos empleados. (Ver pág. 1O, Posiciones-sistema).

Se debe examinar la formación de peones teniendo en cuenta si


existe debilidad de los mismos, por si no pueden ser protegidos por
otros, e incluso ser víctimas de un ataque adversario. Igualmente
son débiles si las piezas enemigas pueden ocupar, de forma estable,
algunas de sus casillas adyacentes. Otro supuesto de debilidad de
peones es cuando, por hallarse retrasados sin la ayuda de los de su
propio bando en las columnas adyacentes, quedan en situación
inferior respecto a éstos.

Para que un peón retrasado no constituya una gran desventaja es


preciso que sea atendido de modo sencillo, con economía de
medios; por ejemplo, con un alfil o un caballo, no con artillería
pesada (Dama o torre). Las piezas ligeras en misión defensiva han
de ejercer un control eficaz sobre las casillas situadas delante del
peón retrasado para evitar su bloqueo. Las piezas de la artillería
pesada se utilizan, principalmente, para la conquista de columnas
abiertas, con lo cual facilitan la ganancia de espacio y se ubican en
disposición armónica con sus restantes piezas.

Un mal esqueleto de peones lo constituye la presencta de las


llamadas islas o islotes, formadas por grupos sueltos compuestos
29
por dos o tres peones (incluso por uno), que se encuentran aislados
de los restantes de su propio bando. Conviene advertir que para
lograr el deterioro de la estructura de los del adversario se recurre,
a veces, a sacrificios de material.

Un gran principio estratégico es que, una sola debilidad puede ser


defendida eficazmente; pero dos puntos vulnerables no pueden
atenderse a la vez. Si la debilidad existe en el campo contrario,
hay que presionar sobre ella aprovechando la mayor actividad de
las piezas atacantes para crear nuevas debilidades en otro sector del
tablero y, con ataques simultáneos, conquistar uno o ambos
objetivos.

CONCEPTOS FUNDAMENTALES

En torneos se recomienda practicar sólo tres o cuatro aperturas, sea


con blancas o con negras (dicho por Botvinnik, pág. 9), pero
estudiándolas en profundidad, porque memorizar las jugadas de las
variantes sin saber por qué se efectúan, supone llegar a posiciones
con las que no se está familiarizado y aun pareciendo favorables,
no se tenga idea de cómo ni por qué se han vuelto en contra propia.

Los peones menos movibles (pág. 22 "El centro móvil") son los
más adecuados para mantener, al menos uno, en el centro.

Un centro móvil de peones se forma cuando los que lo-----------


ocupan
pueden avanzar. Es una buena arma de ataque para hacer retroceder
a las piezas. Si se permite al contrario que lo establezca, puede
resultar fatal y hay que tratar de detener su avance, pues si no, hay
que intentar cambiar algunos de los nuestros por los suyos del
centro móvil.

Conviene desplegar al menos un caballo antes que los alfiles. Si


tenemos un alfil en fianchetto, hay que hacer todo lo posible para
evitar su cambio; sobre todo, si se trata del A(fil español.

Para sacrificar un peón hay que considerar si se justifica, 1) porque


pueda originar la preparación de un fuerte ataque, 2) porque
30
proporcione una ventaja tangible de desarrollo, 3) porque con ello
se pueda desviar la acción de la Dama enemiga, 4) porque se
impida el enroque adversario de forma definitiva, y 5) porque, en
el peor de los casos, retrase el enroque del rival unos movimientos.

Cualquier jugada de peón que no se precise para la formación del


centro, ni lo apoye, ni ataque al del enemigo, representa una
pérdida de tiempo.

En la apertura basta con dos jugadas de peón, porque al no series


posible retroceder, hay que evitar debilitarlos para que no se
conviertan en objetivo del ataque enemigo.

Una debilidad permanente de la posición es el peón aislado, si lo


ataca el adversario, paraliza a las piezas necesarias para su defensa,
y aun es más sensible si se trata de un peón central.

Evitar clavadas que pueda efectuar el adversario. No sacrificar


nunca una pieza sin motivo claro y apropiado.

Hay que evitar quedarse con peones doblados, atrasados o aislados.


En todo caso, se deben conservar en columnas contiguas, sobre
todo, si se vislumbra que el resultado se decida en el final.

Las torres deben vincularse entre sí para actuar en conexión y tanto


éstas como la Dama no deben jugarse al inicio, salvo que exista una
buena razón, porque de lo contrario se exponen a ser atacadas por
los peones y piezas ligeras enemigas.

Cuando las negras pueden jugar d5 sin dificultad, contra una línea
de juego no teórica, restablecen la igualdad.

Si la posición no lo exige, no debe cambiarse un peón central por


otro que se halle en un flanco.

VALOR MEDIO DE LAS PIEZAS

(De aplicación a situaciones de carácter posicional).


31
La Dama equivale más o menos a torre más pieza ligera y peón.
En general, dos torres son más fuertes que una Dama.

La pieza ligera protegida y centralizada, y un peón, equivalen a una


torre. El valor de una torre equivale a una pieza ligera y dos
peones.

Y tres piezas ligeras equivalen a una Dama y un peón.

Torre y par de alfiles valen como dos torres y caballo.

Caballo y alfil tienen más o menos el valor de una torre y dos


peones. El alfil y el caballo son más fuertes en el medio juego; la
torre en el final.

Valor estático de las piezas:

El peón p 1
El caballo é2J 3
El alfil il 3,25
La torre g 4,50
La Dama ~ 10
El Rey ~ *)

*) Su valor se percibe, tanto en ataque como en defensa, cuando se avecina un final de


reyes y peones. En la apertura y en el medio juego su función es pasiva.

Valor dinámico de las piezas: /


Este valor depende de los factores que se presenten en transcurso jl
de la partida, y según su ubicación puede o no coincidir con el
estático.

ORIGEN DE LA APERTURA ESPAÑOLA

La puso en práctica, en el siglo XVI, Ruy López de Segura, clérigo


confesor de Felipe 11, (nacido hacia 1540 en Zafra, Badajoz, 1580
Madrid). Es la verdadera reina de las aperturas. Con el tiempo se ha

32
impuesto como la apertura abierta de contenido estratégico más
rico y variado. Tartakower la conocía como La tortura española.

Ruy López fue el primer campeón mundial no oficial, tras su


efímera victoria, en 1560, sobre Giovanni Leonardo di Bona da
Cutri, de lo que proviene el que en muchos países se la denomine
apertura Ruy López. En 1561, este campeón publicó en Alcalá de
Henares su prestigiosa obra Libro de la invención liberal y arte del
juego de Axedres. El hecho de que Luis de Lucena la jugara antes
es probable que sea la causa de que, en honor a ambos jugadores,
se la conozca como Apertura Española. Luis de Lucena nació en un
año desconocido del reinado de los Reyes Católicos, en pleno siglo
XV [Era hijo del muy sapientísimo doctor y reverendo
protonotario Don Juan Ramírez de Lucena, Embajador y del
Consejo de los Reyes, nuestros Señores. En cuanto a su
formación estudió en la preclara Universidad de la muy
noble ciudad de Salamanca]. Tiene en su haber, publicadas y
perfectamente reconocidas, dos obras literarias de muy diferente
carácter y estilo. Una de ellas es Repetición de amores. La otra es
Arte de Axedres con CL juegos de partido, dedicada al príncipe
Don Juan, hijo y heredero de Don Fernando y Doña Isabel, que
murió muy joven en 1497. Este libro está dividido en dos partes: en
una de ellas trata del ajedrez y en la otra del amor. Dentro del
material ajedrecístico se incluyen análisis rudimentarios de diez
variantes de apertura, ciento cincuenta problemas y estudios (entre
ellos se halla el final de Torre y Peón conocido como la Posición
Lucena). Debió de imprimirse en 1495.

A Lucena se le atribuye la paternidad del Manuscrito de Gottinga,


tratado de treinta y tres páginas, escrito en latín, compuesto por una
mezcla de análisis de aperturas y problemas, compilado con toda
probabilidad, hacia el año 1500. Primera manifestación de la nueva
era del ajedrez, cuya aparición en 1485, después del feudalismo,
coincide con el despertar del humanismo en la Europa del Norte.
No se tienen notician de más obras debidas a Luis Ramírez de
Lucena, pero con las citadas se ha ganado un puesto en la historia
de nuestra literatura, (se ignora la fecha de su muerte). Pero es a
Ruy López a quien se considera como el fundador de la teoría
33
moderna del ajedrez. Su obra se edita con la primicia de no
limitarse a establecer una nomenclatura, sino que va más allá del
manual de Lucena al analizar las aperturas y problemas que se
plantean según se estructuren las distintas posiciones. Su éxito fue
enorme. Respaldado y alentado por Felipe 11, Ruy López recibe
invitaciones de varios países europeos por su reputación de mejor
jugador de su tiempo. Por otra parte, desde que Ruy López de
Segura divulgara esta apertura en 1561, ha sufrido profundos
análisis por parte de teóricos y maestros, siendo incontables los
sistemas y variantes que ofrece y uno de los pilares de la teoría de
las aperturas que desde hace mucho tiempo atemoriza a las negras.

La Apertura Española se estima que da a las piezas blancas una


ventaja bastante duradera y en especial, cuando se obtiene en el
transcurso de las primeras jugadas. No es una apertura irregular,
por eso la lucha se desarrolla esencialmente por el dominio de las
casillas centrales y, con esa tercera jugada Ab5, que le da origen,
adquiere ribetes de lógica pura, ya que las blancas atacan al Cc6
que es la pieza que dispone de mejores posibilidades para defender
el peón e5 de las negras, con lo cual ejercen presión indirecta sobre
la posición de éstas ante la amenaza 4.AxCc6 que dejaría indefenso
al peón negro. Es cierto que, de momento, las blancas no lo pueden
lograr, por la sabida respuesta 4 ... dxc6, y a 5.Cxe5 Dd4! que
amenaza a un mismo tiempo al caballo y al peón blanco de e4 y
permite a las negras recuperarse con éste. En definitiva, la posición
negra queda más o menos igualada porque compensa la ventaja de
conservar la pareja de alfiles y el hecho de que las blancas queden
con un peón doblado en la columna c. Pero si en vez 5.Cxe5? las
blancas juegan 5.0-0, las negras disponen de las siguientes
defensas: 5 ... Df6, 6.d4 exd4; 5 ... f6, 6.d4 Ag4; 5 ... Ad6, 6.d4 exd4;
5 ... Dd6, 6.d3 Ae6; 5 ... Ag4, 6.h. Las negras deben proteger su peón
eS y, en principio, actuar a la defensiva, considerando que no es un
desatino decir que "la amenaza es más fuerte que la ejecución".

Las blancas, a su vez, podrían correr parecido riesgo si retiran su


torre de la casilla el porque entonces su adversario aprovecharía
esa circunstancia para capturar el peón e4. Desde el inicio de la
partida las blancas procuran socavar el sistema defensivo que
34
adopten las negras, a cuyo fin se valen del temprano desarrollo de
su flanco de rey, en base a que, quienes realizan la primera jugada
suelen conservar la iniciativa hasta bien entrado el medio juego. Su
idea radica en la posibilidad de poder ceder la iniciativa a cambio
de organizar un ataque destinado a lograr ventaja posicional o a
ganancia de material y, asimismo, a iniciar una fuerte presión sobre
el centro enemigo.

Las blancas, en la Española, disponen de gran riqueza de ideas al


servicio de su iniciativa y de múltiples derivaciones. También las
líneas defensivas descubiertas resultan de gran valor práctico y
teórico; lo que justifica el que se haya puesto tan profusamente en
práctica. No obstante, muchos ajedrecistas, ante la dificultad de
adaptarse a su defensa, en toda su exigente extensión, eluden la
respuesta l ... e5 y se inclinan por otros sistemas defensivos.

COMENTARIO PREVIO A LA PARTIDA DE TEXTO

Previamente y durante el match por el campeonato mundial,


Kasparov contaba con la ayuda de analistas a Sergei Dolmatov,
Zurab Azmayparashvili, Mijail Gurevich y Giorgi Giorgadze. Por
parte de Karpov, Igor Zaitsev, Mijail Podgaetz y Ron Henley. En el
match a veinticuatro partidas Kasparov empleó ¡Ocho veces! .la
Apertura Española. Él llevaba las blancas en las partidas pares, y el
match le fue favorable por sólo un punto de diferencia 12 Y2-111;2.
Karpov se defendió en cuatro partidas con la aguda Variante
Zaitsev, de las que perdió la segunda y la vigésima, pero consiguió
empatar la cuarta y la vigesimosegunda. En otras cuatro volvió a
pelear contra la Española, haciendo uso de la variante Tschigorin y
empató en las partidas 6, 8, y 12, perdiendo en la 18.

Karpov debía correr riesgos si quería tener algunas opciones al


triunfo final, ya que su adversario llegó a la vigésima ronda con un
punto de ventaja, y además, en cinco de las partidas por disputar
llevaba las blancas en tres, así que Tolia, como se le conoce entre
sus amigos, entró de nuevo en la Apertura Española. Una apertura
que ha sido objeto de muchos análisis por parte de los teóricos del

35
ajedrez y sus variantes son numerosas. En general, se considera
que da a las piezas blancas una ligera y duradera ventaja.

Karry Kasparov, el gran conocedor de esta apertura, opina que no


hay defensa que garantice a las negras la igualdad contra la
Española. En el Mundial de 1990, esperó atrevidamente que
Karpov aceptase el reto y la jugase y así sucedió. Él hizo para sí
esas conjeturas previas, convencido de que Karpov se vería en la
necesidad de jugar la variante Zaitsev, y acertó,

Al final del encuentro Kasparov manifestó: Mi adversario, eligió la


Variante Zaitsev en las partidas 2 y 4 cuando todo aun era posible.
En la 12, usó la sólida Tschigorin, y al final, en la 20 y 22, otra vez
la aguda Zaitsev, cuando todo estaba perdido para él.

Admirado de la brillante forma con que Kasparov condujo el


ataque en la vigésima partida, el GM W. Unzicker, exclamó: Se
podría escribir todo un libro nada más que sobre esta partida. Esta
opinión alentó mi deseo de estudiarla a fondo, y pude constatar que
era la más didáctica de cuantas reproduje, por lo cual la elegí de
texto, como un ejemplo singular de la alta competición.

Kasparov, en "24 Lecciones de ajedrez, nos revela que: Antes de


ser GM, me gustaba mucho empezar la partida con l.e4! Esa
jugada reflejaba osadía caballeresca y disposición a entrar en
combate de golpe. El peón blanco en e4 tiene bajo fuego el
importante escaque d5 y espera refuerzo en d4. Los objetivos de las
blancas son bien claros: abiertos y, no por casualidad, todas las
aperturas que empiezan con l.e4 corresponden a la clase de
abiertas o semiabiertas. La respuesta principal es la misma:
contraataque del peón negro l ... e5. Todas las aperturas que se
inician con l.e4 e5 constituyen las abiertas, con la historia y
práctica más ricas. Y califica a la Española: De apertura profunda
por su contenido estratégico y táctico. Los mejores grandes
maestros del orbe consideran que es una demostración de fuerza
ajedrecística saber jugar, con blancas y negras, posiciones
españolas. Esta apertura culmina la clase de aperturas abiertas.
Un comienzo que satisface cualquier gusto.
36
En esta partida, obra cumbre del ajedrez, se da al.final uno de los
movimientos más espectaculares en la historia de los campeonatos
del mundo. (Enciclopedia Larousse del Ajedrez, pág. 74 § 1°)

PARTIDA DE TEXTO
[C92] Garry KASPAROV-Anatoly KARPOV
Campeonato Mundial, Lyon, (ronda 20), 21/0111990.

Kasparov l.e4

l.e4 es un movimiento muy acreditado en muchas aperturas. Si las


negras no lo impiden, sigue 2.d4, y estos peones podrían controlar
las dos casillas centrales d5, e5 y dos más del centro ampliado f5,
c5. Es importante saber que las casillas principales del centro son
las mismas para uno y otro: e4-d4, e5-d5, c4-f4 y c5-f5. Una pieza
colocada en cualquiera de ellas, sin que el rival pueda desalojada,
concede apreciable ventaja para la iniciación de un ataque. Cuando
se logra llevar el control o la ocupación del centro con un caballo o
con un alfil en fianchetto, es como si se incrustara una cuña entre
las fuerzas del rival, con la función de dividirlas, dificultando de
esta forma su defensa al impedir que sus piezas cooperen entre sí.

Las blancas, con la iniciativa desde el comienzo de la partida, son


quienes están en mejores condiciones para dictar los sucesos. Es
una ventaja de tiempo no tangible que, si no hay más remedio,
puede cederse para organizar un ataque destinado a la ganancia de
material o a lograr ventaja posicional.

37
Por las características esenciales del juego, se catalogaría de
combinativos a Fischer, Kasparov y Tahl, con sacrificios, a veces,
de altísimo riesgo. Y como posicionales, a Capablanca, Petrosian y
Karpov, de juego conservador que tiende a la acumulación de
pequeñas ventajas. A Fischer le incluye Suetin en ambos aspectos,
porque en su tiempo no hubo quizá otro jugador con tanto empeño
en acumular pequeñas ventajas.

En Mis Geniales Predecesores, (tomo 4. Pág. 233) Kasparov


transcribe un comentario de Fischer: "No creo que haya un modo
fácil para las negras de conseguir una absoluta igualdad, pero
¿Quién sabe?" y el de Bakú replica: ¿En qué apertura hay una
forma fácil de solucionar todos los problemas de las negras? Creo
que esto indica el hábito de Bobby de jugar para apoderarse de la
iniciativa con negras; la paciente estrategia de igualar gradualmente
era para él extraña y desagradable

En las partidas cerradas o semicerradas, al ser más lento el


desarrollo de piezas no son tan importantes las pérdidas de tiempo,
sin embargo, en cualquier caso, la norma de evitar pérdidas de
tiempos de desarrollo sigue siendo primordial.

Estrategia de las Blancas.-El plan para conducir las piezas de


este bando consiste en proseguir la ofensiva sobre e5, y presionar
también sobre la casilla d4 mediante c3-d4, teniendo como objetivo
que el adversario se encuentre en la necesidad de responder ... exd4,
tras lo cual, cxd4 proporciona a las blancas la disposición de un
fuerte centro, generador de ocasiones de ataque por el flanco de
rey, ya que el dominio del centro implica ventaja de espacio y da
mejor maniobrabilidad de piezas y facilidad a fin de disponerlas
con miras al ataque, trasladando el ct:\bl-d2-fl-e3 ó -g3, para si
procede y es posible, instalarlo en g4 ó f5 con objeto de que ese
caballo pueda tomar parte, en colaboración con el peón g2-g4, en
el ataque contra el flanco de Rey adversario.

En la estrategia ajedrecística se suelen definir dos tipos distintos de


elementos. Por una parte, están los elementos estáticos, que
influyen en la partida durante largos periodos de tiempo. Por otro
38
lado, están los elementos dinámicos, cuya influencia la ejercen
durante un periodo más breve. Frecuentemente, las decisiones
estratégicas consisten en elegir cuál entre ambos elementos es el
más importante. Por ejemplo, a veces es posible durante el inicio de
la apertura lograr capturar un peón, a cambio de un considerable
retraso en el desarrollo de las piezas. La pregunta es ¿cuándo la
ventaja estática, que supone disponer de más material se puede verá
compensada por la ventaja dinámica que confiere el tener un mejor
desarrollo. Esta comparación entre ambas ventajas será lo que hará
que un jugador se arriesgue o no a realizar maniobras de captura.

Capablanca trataba de obtener pequeñas ventajas para irlas


acumulando y las consideraba ventajas dinámicas y ventajas
estáticas. Las dinámicas representaban el desarrollo y mayor
movilidad de piezas, la ocupación del centro, la posición expuesta
del Rey del contrario, la buena estructura de peones, el puesto
avanzado, las columnas y diagonales abiertas, el mejor desarrollo
en la apertura, la ganancia de tiempo, la pieza mejor coordinada, la
iniciativa o el poder comenzar un ataque. En las estáticas, los
peones doblados, el alfil malo, la pieza encerrada, la ventaja de
material, la disposición de una mejor estructura de peones, el
controlar más espacio, sobre todo, del centro, tener al Rey mejor
resguardado, disponer de piezas móviles contra las constreñidas por
peones fijados, y tener la pareja de alfiles contra alfil y caballo ó
contra dos caballos.

Estrategia de las Negras.- Frente al plan de las blancas, las negras,


en lo posible y a corto plazo, tienen que abstenerse de intentar la
destrucción del centro blanco, así como de ponerlo bajo presión
pues su acción resultaría inofensiva teniendo en cuenta que las
blancas se desarrollan rápidamente por el flanco de rey al acelerar
la puesta en juego de su Te 1, mientras que las negras con su Re8,
esperan el momento oportuno de atacar sobre e4.

Ambos contrincantes elaboran el plan a seguir y cómo realizarlo. El


plan se debe ir ejecutando desde el comienzo, perfilándolo mientras
se va avanzando en el desarrollo de la partida, para ir disponiendo y

39
modificando los peones y piezas en relación con las respuestas del
contrario, pues es difícil poder preverlas todas.

Karpov l... e5

Se efectúa con idéntica intención que su rival, presionando sobre el


centro. 1...e5 es una respuesta que ha inducido a muchos GMs a
tenerla en su repertorio, y la vienen practicando asiduamente en
2008 y 2009 en partidas decisivas de torneos de gran importancia.

....
Kasparov 2.etJf3!

Es la mejor jugada y la respuesta más popular. El caballo se


desarrolla amenazando al peón e5, se gana un tiempo, porque
impide a las negras desarrollarse a su antojo, teniendo que defender
e5 atacado por el caballo blanco. Y salvo 2... l2Jc6 ó 2 ...d6, las
opciones defensivas del bando negro quedan limitadas, porque
2.l:t:Jf3! es un movimiento lógico, y este caballo en su primer
movimiento ya presiona sobre e5, y controla, al propio tiempo, la
40
casilla d4. Ambos son puntos centrales estratégicos. Si en lugar de
este movimiento jugasen 2.d4 seguiría 2 ... exd4 y, con 3.Dxd4, la
Dama blanca perdería un valioso tiempo puesto que las negras, con
3 ... Cc6, la obligarían a retirarse.

Karpov 2... tt:Jc6

• .t. 'ifó .t.41.


:i A i ¡ i -~A A

Estrategia de las Negras.- Esta posición es muy conocida y la


apertura a que da lugar sigue siendo exhaustivamente investigada
en sus quince o veinte primeros movimientos, pero aun en las
variantes más practicadas se puede encontrar algo nuevo. 2 ... tt:Jc6
es teóricamente la mejor, el caballo se desarrolla en una sola jugada
a la casilla más adecuada para poder defender al peón e5 y, al
propio tiempo, ejercer su control sobre d4. En esto, su tributo al
bando que corresponde, es similar al de su colega ubicado en j3,
pero mientras que la acción blanca es de ataque la de las negras es,
por el momento, meramente defensiva.

Estrategia de las Blancas.- Las blancas, al disponer de la salida, o


la iniciativa, son las primeras en tener opciones de amenazar a los
peones o figuras que hayan sido movidos por las negras. Y deben
buscar los medios y elegir los movimientos que consideren
favorables para hallar las vías de ataque que puedan surgir al
terminar la apertura, si el plan estratégico ha sido el adecuado. El
Gran Maestro Reuben Fine, psiquiatra americano, autor de The
Ideas behind the Chess Opennings (Las ideas detrás de la aperturas
de ajedrez) estima que No es nada sorprendente que esta apertura
sea la más dificil de jugar para las negras.

41
Kasparov 3 ..ib5

Esta es la jugada característica que da nombre a la Apertura


Española, actúa indirectamente en apoyo del ataque del 2. é2l f3!

Viene a ser algo así como una medida profiláctica, catalogada


como excelente para las blancas, al frenar la jugada 3 ... d5 ,
liberadora, puesto que el L2lc6 quedaría bloqueado al tener tras sí,
en diagonal, a su Rey.

Estrategia de las Blancas.- Este movimiento no sólo es de


desarrollo, sino que está basado en una idea estratégica: Presiona a
largo plazo y de forma indirecta sobre el peón e5, aunque la
amenaza no es efectiva de inmediato porque después de 3 ... a6
4 ... ~xc6 dxc6 el 5.L2l xe5? representa una ilusoria ganancia de peón,
ya que permitiría a las negras recuperarlo de inmediato con la
jugada 5 ... '\Wd4!, quedando las piezas ligeras de las negras con
mejor disposición al disfrutar de la pareja de alfiles y un caballo
contra un alfil y dos caballos de las blancas.

El peón e5 se caracteriza por ser el punto neurálgico por


excelencia, sobre el cual, desde el comienzo de la partida, las
blancas ejercen el control y presión, así como contra el peón d4,
por lo cual es el plan que persiguen preferentemente las blancas.

42
Karpov 3 ... a6

Estrategia para las Negras.-Después de muchos estudios se llegó


a la conclusión de que las dificultades para las negras provenían, en
todas las variantes de la Española, a causa de que el Cc6 no hallaba
tiempo para liberarse de la clavada del alfil, pero Paul Morphy, uno
de los más grandes jugadores de todos los tiempos, dio con el
movimiento clave en la acción defensiva negra, que tiende a que el
caballo pueda eludir la clavada; pues bien, desde la época de dicho
jugador se sabe que esta defensa Morphy es la mejor respuesta para
las negras, ya que de este modo se reservan la posibilidad de
romper en cualquier momento la presión del blanco sobre su Cc6, y
de poner de inmediato al Ab5 ante el dilema de capturar el caballo,
o retirarse, que viene a ser lo mismo.

Esta jugada supone una amenaza y defensa encadenadas: el peón a6


ataca al Ab5, éste al Cc6, que por su parte defiende al peón de e5.
Otra justificación de esta defensa es que las negras, una vez
avancen el peón d7-d6, algo que, más pronto o más tarde han de
realizar, para proteger su peón e5, es poner en juego su Ab8.
Evidentemente, la jugada 3 ... a6 disminuye de antemano el efecto
de la clavada del alfil blanco. Las negras no deben quedarse
impasibles en la apertura, han de defenderse sin prisas y no incurrir
en errores graves en su planteamiento, sino buscar por dónde
iniciar sus expectativas de contrajuego.

Estrategia de las Blancas.- Frente al plan de las negras deben


tratar de evitar el cambio en d4, excepto para presionar sobre el

43
centro negro y poderlo destruir o dejarlo inofensivo. En
consecuencia, las blancas procurarán oponerse a los principios
seguidos por su adversario y, como se dijo bajo el epígrafe
APERTURA ESPAÑOLA, si las blancas lo efectúan se encontrarán
con que han cedido su importante alfil a cambio de haber dejado a
las negras con un peón doblado, lo que no resulta suficiente
compensación, excepto cuando el desenlace de la partida puede
prolongarse hasta el final.

Las blancas defienden el peón e4 a base de c2-c3, pues aunque da


la sensación de que obstruyen el desarrollo normal del Cb 1, éste lo
hace vía d2-jl-e3 ó -g3 (de igual forma que se mencionó en la
página 38), a sabiendas de que el objetivo primordial de ataque
negro es contra e4, porque en él radica el máximo interés de las
blancas, éstas lo juzgan con reflexión y como disponen de la
iniciativa (salida), presionarán al de e5 de las negras desde el
comienzo, teniendo presente que el desarrollo de las blancas en el
flanco de Rey es más rápido y, por lo tanto, a partir de colocar su
Te 1 no permitirán a las negras que inicien su ataque a corto plazo,
pues las blancas sólo quedan a la espera de una ocasión propicia
para atacarlas.

OPCIONES EN LA APERTURA ESPAÑOLA

Defensa Clásica. Desarrollo del Af8 a c5.

Defensa Berlinesa. Contraataque de Cf6 sobre e4.

Defensa Steinitz. Protección de e5 por d6.

Variante: Bird. Cd4. No es bueno (decía Capablanca) mover una


misma pieza dos veces en la apertura

Defensa Cozio. El Cg8-e7 protege al de Cc6 para evitar el doblaje


del peón, pero impide la salida del alfil por e7 y éste, previa jugada
g7-g6, se puede desarrollar por elfianchetto.

44
Defensa Smyslov-Barnes Se juega h6 junto con g7-g6, y tiene
bastantes afinidades con la Defensa Cozio, como la decisión de
sacar el alfil negro por Ag7.

Variante Brentano. Avance del peón g7-g5.

Gambito Janisch. Del peón f5. Fuerte contraataque sobre el de e4.

DEFENSA CLÁSICA 3 ...i.c5 (ó VARIANTE CORDEL)

Estrategia de las Negras.- Tiene su atractivo, desarrolla un alfil


que deja libre su casilla para el enroque, mientras apunta sobre el
escaque débil del blanco (j2). Queda situado en posición agresiva
para las sorpresas tácticas, no obstante, no puede impedir ser
amenazado por los peones blancos mediante 4.c3-b4 ó c3-d4, que
le obligaría a retroceder a b6, proporcionando a las blancas un
tiempo de ventaja.

Suele haber partidarios que juegan esta defensa en combinación


con 4.. j5, con la idea de de crear una violenta posición de ataque y
contraataque. Pero su complejidad, a veces no suele dar el resultado
apetecido. No da la impresión de ser una defensa aconsejable para
las negras, por lo ya indicado en el párrafo anterior, que el alfil se
expone a que las blancas, con c3-b4, lo expulsen de esa casilla.
También b2-b4 hace posible la fuerte entrada con que las blancas
podrían jugar como si se tratara del célebre y agudo Gambito
Evans.

45
DEFENSA BERLINESA 3 .. .lt::Jf6

Estrategia de las Negras.- Se basa en un ataque directo contra el


peón e4, que las blancas no deben proteger ni con 4.Cc3, que
malograría el plan básico de c3-d4, ni con 4.d3, en desacuerdo con
3.Ab5 que conlleva el ataque sobre e5. Kramnik, en Londres 2000,
jugó esta defensa cuatro veces contra Kasparov, y logró empatar en
todas.

Estrategia de las Blancas.-Las blancas, si pierden el peón e4, han


de tratar de recuperarlo capturando el de e5 jugando, en su
momento, 5.Te 1, ó con 5.d4 si las negras toman el peón con la
pieza. Y no han de vacilar en atacar ya que la estructura simétrica
de peones procuraría a las negras rápida igualdad. En cambio, si
tomasen el peón e5 con d4, y se llegase al final, la mejor estructura
de los peones blancos, se tornaría aún más importante.

[67] G.Vescovi- J.E.Granda, Cont. de las Américas, 2005


l.e4 eS 2.l2Jf3 ~c6 3 ..ib5 l2Jf6 [Defensa berlinesa] 4.0-0 l2Jxe4
5.d4 l2Jd6 6 ..ixc6 dxc6 7.dxe5 l2Jf5 8.'~xd8+ ~xd8 9.l2Jc3
(Variante Rio de Janeiro) ~e7 Hasta aquí todo es teórico. 10..if4N
[10.h3 é2\g6 ll..ig5+ @e8 12.§adl .ie6 (12 ....id7 13.§d2 .ie7
14 ..ixe7 @xe7 15.é2\d4 é2\f4 16.@h2 §hd8 17.@g3 g5 18.é2\ e4 h6
19.h4 .ie6 20.§fdl é2\h5+ 21.@h2 gxh4 22.é2\c5 §d5 23.é2Jxb7 @f8
24.é2\xc6 § b5 25 .é2Jbd8 § xb2 26.a4 § b6 27.§ d4 Psahis,L-
Narciso,M Andorra 2002 (35) 1-0) 13.é2\ d4 .ib4 14.é2\ xe6 fxe6
15.é2\e4 é2\xe5 16 ..if4 é2\f7 17 ..ixc7 § c8 18 ..ig3 § d8 19.c4 lile7
20 ..if4 §f8 21.b3 b6 22.f3 .if6 23.§ xd8+ @xd8 24.§dl+ @e7

46
lvanchuk,V-Shirov,A, Montecarlo, 1998 (59) 1-0] 10 .. A:Jg6
tl..ig3 .ib4 12.ctJe4 @e7 13.CLld4 [ 13 .c3 .ia5 con ligera ventaja de
la negras] 13 ... c5 y las blancas quedarían algo mejor [13 ... :9:d8
!4.c3 ~a5 15.f4] 14.ctJb3 [14.étJb5 ~f5 15.D ~xe4 16.fxe4 ~a5 la
posición no está muy clara para ninguno] 14 ... c4 15.ctJd4 .ia5
16.c3 .ib6 17J~adl B:d8 18.B:fel @f8 19.B:d2 [19.e6 fxe6 20J~jf]
:9:xd1 21.:9:xd1 e5 con juego igualado] 19 ... h6 20.B:edl [20.e6 f5
2l.ébxf5 ~xe6 con igualdad] 20 ... B:d5!! Granda se defiende de la
amenaza ébe6+ con gran estilo 21.b3 [2l.ébD :9:xd2 22.ébexd2 ~e6
23.ébd4 :9:d8 24.ébxe6+ fxe6 25.~fl :9:d5 26.~e2 ébxe5 27.f4 étJg4
28.ébxc4 :9:xd1 29.~xdl éiJe3+ 30.ébxe3 ~xe3=] 21...CLixe5 22.h3
f5! 23.CLle2 B:d3 24 ..ixe5 fxe4 25.CLlf4 .ixf2+!! 26.@ht [26.:9:xf2
:§:xdl+ 27.~h2; 26.~xf2 e3+ jaque doble 27.~e2 :9:xd2+ 28.:9:xd2
exd2 29.~xd2 cxb3 30.axb3 c6-+] 26 ....ie3!! 27.CLlxd3 .ixd2
28.bxc4 [28J~xd2 cxd3 29.~xc7 ~f5 estos dos peones decidirán la
partida; Si 28.ébe 1 ~g5 continuaría la ventaja decisiva de las
negras] 28 ... e3 este peón tiene trazas de conseguir su propósito
29 ..if4 [No es suficiente 29.ébel, puesto que la respuesta 29 ... ~e6
gana, pues a 30.ébf3 iixc4! 31.ébxd2 ~e2! es definitiva] 29 ... @g8
Gran actuación del GM peruano Julio Ernesto Granda Zúñiga al
conseguir el segundo puesto. En este campeonato se impuso a
otros tantos G Ms, además de esta victoria sobre V escovi, ganó a
Shabalov, Gurevich y Rodríguez, con tablas frente a Domínguez,
Onischuk, Bruzón y Shulman; también venció al MF, Utman. 0-1

[C67] A. Shirov- A. Volokitin, Rusia Cup-Premier,.2009


l.e4 eS 2.CLlf3 CLlc6 3 ..ib5 ctJf6 [Defensa Berlinesa] 4.0-0 CLixe4
5.d4 CLld6 6 ..ixc6 dxc6 7.dxe5 CLlfS 8.~xd8+ Wxd8 9.CLlc3 .id7
10.h3 h6 ll.b3 Wc8 [ll...a5 12.a4 b6 13.~b2 ~c8 14.:9:adl c5
15.:9:fel ébe7 16.ébe4 ~e6 17.ébfd2 ébg6 18.~h2 ~e7 19.g3 h5
20.ébc4 ~b7 2l.ébe3 h4 22.g4 :9:he8 23.ébg2 c4 24.f4 cxb3 25.f5
bxc2 26.:9:al Petkovski-Organdziev Skopje 2002 (38) 0-1] 12.~b2
CLle7 13.CLld4 [13.:9:ad1 b6 14.ébd4 (14.ébe2 ébg6 15.éiJel (15.c4 a5
16.a4 :9:g8 17.~h2 ~e7 18.g4 c5 19.étJc3 :9:h8 20.ébd5 h5
21.ébxe7+ ébxe7 22.~g3 ~e6 23.éiJg5 ~b7 24.f4 g6 25.:9:d2 :9:ad8
26.:9:fd1 :9:xd2 27.:9:xd2 ~c8 28.:9:d1 hxg4 29.hxg4 :9:d8 J.Polgar-
V.Milov, Moscú 2001 (34) V2-V2) 15 ... h5 16.ébd3 eS 17.c4 a5 18.a4
h4 19.éiJc3 ~e6 20.éiJd5 ~b7 2l.éiJe3 :9:h5 22.~c3 :9:e8 23.:9:d2 ~c8
47
24.f4 11Je7 2S.I1Jf2 tiJfS (2S) Y2-Y2, (G.Kasparov-Kramnik, Londres
2000) 14 ... 11Jg6 1S.f4. Shirov-Rizouk, Moscú 2001] [13.:I:Hdl
I1Jg6±] 13 ... c5 14.étJde2 i.fS lSJ:~acl hS [1S ... b6 16.:gfdl=]
16.étJdl!! Novedad [16.11Jg3 i.e6±] 16... étJdS!! 17.étJe3 étJxe3
18.fxe3 i.e6 19.étJf4 [Los peones doblados en la columna e no
permiten maniobrar a las blancas con sus torres por esa vía
vertical, pero cuentan con la :B:fl para presionar por esa columna
semiabierta]. 19 .... ~d7 20.:B:cdl + ~e8 2l.c4 :B:h6 [2l...i.e7
22.i.a3=] 22.e4 i.e7 23.étJd5 i.d8 24.:B:d3 h4 25.:B:df3 gS 26J~~d3
c6 27.étJe3 :B:g6 28.étJfS [Salto prometedor del caballo, como casi
siempre que uno se sitúa en la quinta línea] 28 ...i.e7 dudosa [era
mejor 28 ... i.c7, 29.:gfdU] 29.g4! hxg3 30.:B:xg3 bS? 3l.h4! bxc4
32.h5 :B:g8 33.h6! [un avance oportuno] 33 ... cxb3 [interesante
33 ... :gh8 con juego similar] 34.étJg7+!± 34 ... :B:xg7? [Volokitin
sacrifica la calidad 34 ... ~d7 3S.axb3 c4 36.bxc4 !hg7 37.:gdl +
~c7 38.hxg7 :gg8 con ventaja blanca] 35.hxg7 con ventaja
decisiva ~d7 36.axb3 ~c7 [36 ... c4 37.:gal i.cS+ 38.~g2 cxb3
39J~xgS±] 37.:B:f6± g4 [37 ... :gg8 38.:gxgS c4 39.bxc4 aS+-]
38.:B:h6 [38.:gfs :gg8 39.:gxg4 aS+-] 38 .. J~g8 39.:B:h7 A las negras
es como si no les hubiera servido de nada su anterior sacrifico de
calidad 39 ... i.g5 40.~g2 [40.~f2 i.f4 4l.:ggl c4 42.bxc4 ~b6+-]
40 ...i.f4 [40 ... ~b6!?±] 41.:B:d3 continúa la ventaja decisiva a favor
del juego de las blancas. 4l. .. ~b6 42.i.c3! Ahora se aprecia la
fuerza de la artillería pesada de las blancas 42 ... c4 ?? [es mejor
42 ... i.gS aunque no salve el resultado] 43.:B:h8! Shirov entrega su
peón en séptima, viendo que entra con un jaque demoledor en la
octava fila. :B:xg7 [43 ... cxd3 44.:gxg8 i.xeS 4S.i.xeS f6 46.:gb8+
~eS+-] 44.:B:b8+! ~c7 45.:B:dd8! i.e3 [45 ... ~d2 46 .~xd2 ~c8
47.l'J:dxc8+ md7 48.~a5 cxb3 49.Éic7+ me6 50.~c3 b2 51.Éie8#] El mate
es imparable y está ya sobrevolando el flanco de dama de las
negras. 46.i.b4! 1-0

[C67] V. Ivanchuk- Carlsen, XXV Super GM, Linares.2008


l.e4 eS 2.étJf3 étJc6 3.i.b5 étJf6 [Defensa Berlinesa] 4.0-0 étJxe4
S.d4 a6 6.i.xc6 dxc6 7.Wffe2 i.fS Última jugada teórica 8.:B:el
[Ivanchuk busca sorprender a su joven rival con esta rara jugada.
La alternativa habitual es 8.:gdl y la línea de respuesta: 8 ... V!ffe7
9.dxeS :gd8 10.11Jbd2 tiJcS ll.c3 i.c2 12.:ge1 11Jd3 13.:gfl I1Jf4
48
14.~e3 étJdS IS.~d4 cS 16.~g4 ~e6 17.~g3±] 8 ...i.b4N [Carlsen
trata de que su adversario juegue c3 , evitando lLlc3 que implicaría
el cambio de su ltJ e4] 9.e3 i.d6 10.~e2 ~d7 [Carlsen meditó
largamente el sacrificio de su caballo, puesto que pudo jugar
IO ... étJg3 1l.~b3 4J e4 12.~xb7 0-0 13.~xc6 con clara ventaja]
tl.dxeS [1 U:!xe4 i.xe4 12 .~xe4 fS 13.~e2 e4 esto era quizá lo
que esperaba Carlsen, para continuar con 14 ... 0-0-0] ll. ..i.eS
t2J:!xe4 0-0-0!? [12 ... i.xe4 13.~xe4± ~di+ 14.~el ~xe1+
1S.étJxel 0-0-0 16.4J d2 :I:!he8 17.4Jef3 f6 18.~fl i.f8 19.a4 fxeS
20.4Je4 :I:!d1+ 2l. ~e2 :I:!ed8 22.b3 b6 23.4JxeS+-] 13)iJbd2 ~dS
14.@fl :ghe8 1S.b3 gS Magnus Carlsen tiene menos material y
complica la posición 16.i.b2 [16.c4! ~e6 17.h3 hS 18.étJxgS ~g6
19.4Jdf3 i.e7 20.~gl i.xgS 2I.étJxgS :I:!xeS 22.f3 con equilibrio]
16... g4 17.ctJd4 i.xd4 18.exd4 eS! 19.:gael exd4 20.~e4 20 ...i.xe4
21.:gxe4 :gxeS 22.:gxg4 :gde8 23.ctJf3 W'xe4+ 24.bxe4 :ge2 2S.i.xd4
:gxa2 26.:gg7 aS [Si 26 .. J:!c2 27.g3 :I:!xc4 28.:I:!xh7 aS 29.:I:!xf7 a4
30.i.b2 %k2 3I.i.a3 :I:!c3 32.i.b4 :I:!b3 33.i.cS a3 34.~g2 a2 35.i.d4
:I:!b 1+] 27.:gxf7 :ge2 28.g4 a4 29.gS a3 30.:gxh7 a2 31.:gh8 :gxh8
32.i.xh8 :gxe4 33.h3 eS 34.ctJel :gel 3S.g6 ~d7 36.i.b2 @e6
37.h4 e4 38.hS e3 39.i.xcl alW' 40.ctJd3 Victoria de Carlsen. 0-1

DEFENSA STEINITZ 3 ... d6

La jugada que da lugar a esta antigua defensa parece natural


porque protege al peón negro de eS; pero en general, la favorita,
hoy por hoy, sigue siendo la de Morphy 3 ... a6. ciertamente,
Steinitz en sus planteamientos defensivos concedía prioridad al

49
Marshall, da muestras de su excelente técnica en la defensa}
21...g6 22.Wfxe6+ ~f7 23.g4 .ih4!? 24.gxh5 .ixf2+ 25.'kt>hl Wfc3
26.~e3!! Wfxc2 [26 ....ixe3 27.hxg6 hxg6 28.~xg6+ 'kt>f8 29.ét:Jd6
:B:dd7 30.i.g7+ Se hace evidente que el ataque proviene del
espléndido sacrificio de la torre 30 ... ~e7 (Si 30 ... :8:xg7
3l.~e8#)31.ét:Jxf7 ~e8 32.~e6+ :B:e7 33.ét:Jd6+ ~d8 34.~c8#]
27.~ed3 Wfe2 28.CÜd6 ~xd6 29.i.xd6 .iel 30.Wfe8+ 'kt>g7 31.h6+
[Marshall abandona, a: 3l ... ~f6 32.~e5 mate, ó 3l ... ~xh6
32.~xf7 ~xe4+ 33.~f3 ~g5 34.i.e7+ ~h6 35.~c 1 c4 36.:8:xc4
i.b4 37.i.xb4 ~b 1+ 38.~g2 ~b2+ 39.~g3 c5 40.~f4+ g5
4l.~f6+ ~h5 42.~f7+ ~h6 43.El:f6 y mate también] 1-0

[C76] M. Carlsen- P. Svidler Aker, Gjovik NOR (2), 2009


l.e4 eS 2.Cüf3 lüc6 3 ..ib5 a6 4.i.a4 g6 5.c3 d6 [Defensa Steinitz
moderna. Variante del fianchetto (Bronstein)] 6.d4 .id7 7.0-0 i.g7
8.dxe5 dxeS 9.i.e3 lüf6 10.lübd2 0-0 ll.~el [(ll.i.xc6 i.xc6
12.ét:Jxe5 i.xe4 13.ét:Jxe4 Nunn-Spassky, \12-\12 Viena 1986).
13 ... ét:Jxe4 14.~c2 ét:Jd6 15.ét:Jf3 El:e8 16.El:adl ~f6 17.i.d4 ~e6
18.b3 ~e4 19.~xe4 EJ:xe4 20.i.xg7 ~xg7 2l.El:fel EJ:ae8 22.c4 ~f6
23.~fl h6 24.El:d3 g5 25.El:xe4 El:xe4 26.ét:Jd2 EJ:e5 27.f3 Roht-
Tomashevsky, en Denizli 2003 (58) 0-1] ll. .. ~e8 última jugada
teórica 12.h3N [12.i.g5 h6 13.i.h4 b5 14.i.c2 ét:Ja5 15.b4 ét:Jb7
16.a4 ~e7 17.ét:Jfl i.c6 18.ét:J3d2 ~d6 19.~f3 a5 20.axb5 i.xb5
2l.bxa5 ét:Jxa5 22.El:edl ~c6 23.El:dbl ét:Jh5 24.g3 i.xfl 25.i.a4 ~e6
26.i.xe8 i.h3 Suetin-Sakharov, Ch URSS Leningrado, 1960 (47)
1-0] 12 ...Wfc8 [12 ... ~e7 13.b4=] 13.Wfe2 [13.i.b3 h6;t] 13 ... lüd8
[13 ... h6 14.i.c2;t y si 13 ... ét:Jh5 14.i.b3;t] 14 ..ixd7 [No había
necesidad de desprenderse de este Alfil lo normal habría sido
14.i.c2 b5;t] 14 ... lüxd7 Los caballos hay que llevarlos al centro,
pero Svidler los deja ahí y cierra el paso a su Dama, lógico seríl
[14 ... ~xd7 15.a4;t; 14 ... ~xd7 15.a4;t] lS.~edl lüe6 16.a4 lüb8 al
fin este caballo ocupa la casilla inicial del otro. [16 ... ~d8 17.ét:Jc4
~e7 18.ét:Ja5;t] También 17.Wfc4 lüc6 18.b4 ~d8 19.lüb3 ~xdl+
20.~xdl Wfe8 21.lüg5 [21.ét:Jc5 ét:Jxc5 22.~xc5 El:d8;t] 21. .. ~d8
[21...ét:Jcd8 22.ét:Jc5 ét:Jxc5 23.bxc5= (23.i.xc5 h6 24.ét:Jf3 ~xa4+) ]
22.~xd8 [22.El:al !? ét:Jf4 23.b5±; 22.El:al !? ét:Jxg5 23.i.xg5±]
22 ... lücxd8=[22 ... ~xd8? 23.ét:Jxe6 fxe6 24.~xe6+ ~h8 25.ét:Jc5+-]
23.lüxe6 lüxe6 24.lüa5 bS [24 ... ~xa4!? 25.ét:Jxb7 i.f8=, si
52
24 ... Wxa4!? 25.ét:Jxb7 ~f8 con juego equilibrado;] 25.axb5± axbS
26.'\Mi'dS [26.Wc6 esta era una buena opción, y a 26 ... Wxc6?
seguiría 27.lt:Jxc6±] 26 .. .l2Jf4;t 27.Wd2 [27.Wdl ét:J h5=] 27 ... h5
(27 ... ~f6 28.ét:Jb3=] 28.h4 [28.g3 ét:J xh3+ 29.~g2 We6 30.Wd8+
~h7 3l.Wh4 y el caballo cae, a lo sumo, a cambio de un peón de
las blancas, por lo tanto, ventaja decisiva para éstas] 28 ... tlJe6
[28 ... We6 29.g3 Wg4 30.ét:Jc6 ét:Je2+ 31.Wh2 ~f6 y las negras
podrían lograr algo de actividad; ó 28 ... We6 29.Wdl Wa2 30.Wh2
con cierto equilibrio] 29.g3;t '\Wa8 30.'\WdS '\WxdS 31.exd5 tlJd8
32.c4 [32.~a7 ~f8;t] 32 ... bxc4;t 33.lt'lxc4 f6 34.b5 ~f8 [es mejor
4 ... Wf7!?.] 35.i.a7+- @f7 36.i.b8 @e7 37.~xc7 tlJb7 38.@fl @d7
39.b6 e4 [Si 39 ... lt:Jc5 40.f4 exf4 41.~xf4±] 40.@e2 i.cS?
[40 ... @c8+- ] 41.tlJd2 fS 42.tlJc4 1-0

VARIANTE BIRD 3 .. .tl:ld4

En la Variante Bird se da el caso paradójico de que en sólo tres


jugadas, la única pieza desarrollada ha sido movida dos veces l.e4
e5 2.ét:Jf3 tj'jc6 3.~b5 tj'jd4. Es una violación de un principio según
el cual, estratégicamente, carece de justificación. A nuestro juicio,
4.tj'jxtj'j d4, posiblemente puede echar por tierra el valor de esta
variante.

Estrategia de las Negras.- En esta variante el negro se desentiende


del "Alfil español" y con su caballo suprime de forma radical la
presión de las blancas sobre el peón e5, cambiando el carácter de
la partida. El postulado de la Española consiste en el ataque contra
dicho peón. La idea de las negras se realiza al precio de una
relativa pérdida de tiempo, casi siempre provechosa para las
53
blancas. Éstas, tras el cambio de caballos, ponen al adversario en
el dilema de cómo o con qué han de defender el peón en d4, si con
el peón c5 ó con el movimiento ii,f8-c5. Es obvio que se puede
obtener fruto contra maniobras muy forzadas.

Estrategia de las Blancas: El hecho de la desaparición del CZJD es


realmente favorable a las salidas agresivas de la Dama blanca
hacia f3, g4 ó h5. Además, después del cambio en d4, el peón
negro ubicado ahí, genera un desarrollo adverso, ya que como se
ha dicho, ese puesto tendrá que ser defendido desde c5.

[C61] R. Hübner-J. Nunn Bruselas (5), 1986


l.e4 e5 2.etJf3 etJc6 3.Íi,b5 etJd4 [Variante Bird] La respuesta
4.etJxd4! tuvo su momento de popularidad merced a algunas
partidas de los maestros soviéticos. [Existe un movimiento:
4 ... Íi,c4!? que se elige cuando se cree que las blancas pueden
entrar en la celada que encierra esa jugada, 4 ... b5? 5.Íi,xf7+! cj;Jxf7
6.CZJxd4 exd4 7.~h5+ (si las negras juegan 7 ... cj;¡e7? 8.~e5+ cj;Jf7
9.~d5+ cj;Je8 1O.~xa8) 7 ... g6 8.~d5+ cj;Je8 y ahora 9.~xa8
ganando la torre]. 4 ... exd4 5.0-0 Íi,c5 [Con 5 ... CLJe7 se entra en la
Variante Paulsen] 6.c3 [alternativa poco usual. La normal es 6.d3]
6 ... c6 7.Íi,a4 etJe7 8.d3 d5 [Una línea de la Enciclopedia da: 8 ... 0-0
9.C2Jd2 dxc3 10.bxc3 d5 ll.d4 Íi,b6 12.Íi,a3 con valor de igualdad,
pero el GM John Nunn ve mejor a las blancas y por tal motivo le
parece más correcta la textual (8 ... d5)] 9.etJd2 Íi,b6 10.cxd4
[ 1O.exd5 CZJxd5 ll.ge 1+ Íi,e6 con peligro para las negras, aunque
las blancas no pueden impedir el enroque enemigo y esto da
igualdad de posición] 10... ii,xd4 ll.cj;Jhl 0-0 12.f4 f5 Sobre el ala
de rey de las blancas se cierne una ligera visión de juego peligroso,
13.e5 b5? Mala jugada. La ambición del blanco es avanzar los
peones del flanco de dama tan pronto como sea posible pero, hasta
entonces, no le conviene haber completado el desarrollo de sus
piezas. [Para Nunn, 13 ... b6 seguido de ... c5 y ... Íi,b6 igualaba la
posición] 14.Íi,b3 c5 [Esta jugada puede parecer consistente, no
obstante resulta insuficiente, aunque con 14 ... Íi,b6 quedaban las
blancas mejor: 15.a4 b4 16.C2Jf3 c5 17.Íi,e3 (d4 de las negras
constituye una amenaza latente) 17 ... a5 ó ~c2 y 18. gel] 15.etJf3
et:Jc6 16.a4 Nunn manifestó haber examinado esta sencilla jugada
54
que también tiene su parte en el fracaso de la posición de las
negras. 16 ...i.a6 17.tLlxd4 tLlxd4 18.axb5 i.xb5 19.i.e3 [La
debilidad en d5, fue el origen principal de su perdición] 19... tLle6
20.'Wf3 i.c6 21.~a6 'Wd7 22.~xc6 Un sencillo pero atractivo final.
22 ...'Wxc6 23.i.xd5 'Wc8 24.~c1 ~b8 25.~xc5 'Wd7 26.~c6 ~feS
27.~d6 'Wf7 28.i.c4 [si 28 ... !'!xb2 29.!'!xe6 !'!b1+ 30.i.g1 ~f8
31.!'!f6 gxf6 32.i.xf7 ~xf7 33.\Wh5+ ~e7 34.exf6+ ~d8 35.f7 !'!f8
36.\Wxf5+-]; 1-0

GAMBITO JÁNISCH 3 ...f5

1.e4 e5 2.ét'lf3 ét'l c6 3.i.b5 f5 [Gambito Janisch o Defensa


Schliemann]. C. F. Janisch (1813-1872) Matemático y excelente
jugador y teórico ruso. Este Gambito tiene cierta similitud con la
Apertura Inglesa, con negras. En cuanto a la posibilidad de la
secuencia 3.i.b5 a6 4.~a4 f5 5.d4 es como una subvariante a la
que Le Lionnais denomina Janisch-Schliemann-Marshall, y
añade que 5.d4 es tan buena como puede serlo 5.ét'lc3! con la cual
se puede salir airoso contra maniobras difíciles.

Estrategia de las Negras: Apenas iniciarse la partida, las negras


pretenden cambiar, con su tercera jugada, el peón f5 por el
importante e4 de las blancas, para lograr superioridad en el centro
y, tras el enroque corto, quedarse con la columna/abierta para su
torre. Si bien, al exponer su Rey se han de atener al peligro que
supone quedar sin buen control de las diagonales a2-g8 y h5 -e8.
La jugada 3 ... f5 inicia un contraataque negro a fin de provocar que
el centro quede patas arriba, favoreciendo la actividad de sus
piezas y tratando de impedir que el Rey blanco se pueda
55
resguardar de modo conveniente. Este gambito Janisch es, con
toda probabilidad, el más agudo que las negras pueden ofrecer
contra la Española. Ese contraataque conduce a un juego tenso
donde el cálculo concreto, el táctico, suele ser más importante que
su propia estrategia. El ruso Panov, GMI, campeón de Moscú en
1929, en su apreciada obra de aperturas, Kurs Debyutov, Moscú
1957, denomina a este gambito 3 ... f5, solamente Gambito Janisch.

Estrategia de las Blancas.- Están habituadas a ocupar el centro


mediante el avance del peón a e4 con el apoyo de c3, para seguir
con d2 -d4, si bien en esta variante se hallan ante el problema de la
inusitada rapidez que les presenta el contraataque negro 3 ... f5
presionándolas a cambiar su esquema, para evitar que se apoderen
de la iniciativa, salvo que las blancas logren una compensación
suficiente en ventaja material, por ejemplo, uno o dos peones.

Entre los diferentes sistemas de que disponen las blancas para la


respuesta a 3 ... f5, tienen 4.'Lic3, que desarrolla una pieza y
defiende al peón atacado. Otro sistema es la posicional 4.d3, que
trata de mantener el centro, lo cual requiere que se domine la
teoría de esta variante y los esquemas en que puede derivar. Una
nueva posibilidad es 4.d4 que da ocasión a un arriesgado sacrificio
de pieza; pero aceptar el peón 4.exf5 parece ser que no resulta tan
peligroso al bando de las negras, ya que permite la respuesta
clásica 4 ... e4, que obliga a las blancas a retirar su caballo. Otra
respuesta más es la moderna 4 ... Ac5.

[C63] G. Kamsky- J. Piket, Groninga, Holanda (2), 1995


l.e4 eS 2.'Lif3 'Lic6 3.~b5 f5 [Gambito Janisch] 4.'Lic3 fxe4
5.'Lixe4 d5 6.'Lixe5 dxe4 7.'Lixc6 \Wg5 8.'Mfe2 'Lif6 9.f4 'Mfxf4 10.d4
'Mfd6 11.'Lie5+ c6 12.~c4 ~e6 [12 ... '\Wxd4 13.~f4±] 13.c3! [13.~f4,
Eslon-Maric, 1972, Strasbourg, [13 ... ~xc4 14.'\Wxc4 'Wd5 15.'1Wb3
'Wxb3 16.axb3 L'Lld5 17.0-0 ~d6=] 13 ...~xc4 [~d5 14.~b3 ~xb3
15.axb3 'We6 16.~g5 ~d6 17.~xf6 gxf6 18.'1Wh5+ @e7 19.L'Llc4+-
Mezentsev-Yagupov, Ore! 1992, (50) 1-0 (13 ... ~e7 14.0-0 0-0
15.~f4 ~xc4 16.L'Llxc4;J;)] 14.'Lixc4 \We6 15.0-0 ~e7! [15 ... ~d6?
16.L'Llxd6+ 'Wxd6 17 .~g5±] 16.~g5 0-0 17J~ae1 gae8 18.'Lid2
'\Wxa2 [18 ... '\Wd5! 19.~h4;t] 19.~xf6 ~xf6 20.'Lixe4 ge6 [20 ... Íbe7
56
21.ctJd6+-]; 21.Wg4+- h6 22.E:xf6 E:fxf6 23.l~hf6+ E:xf6 24.Wc8+
@h7 2S.'\Wxb7 aS 26.h3 E:g6? [26 .. .a4!?] 27.Wb8! a4 28.E:e8 E:e6
29.E:h8+ @g6 30.Wg3+ @f7 31.E:b8 Wb1+ 32.@h2 E:e1 33.E:b7+
@e6 34.dS+ @xdS 3S.E:d7+ @c4 36.E:d4+ @b3 37.c4+ 1-0

[C63] J.Granda- R.Salimbagat US op Los Ángeles, 12/08/2003


l.e4 eS 2.éLlf3 éLlc6 3.~bS fS [Gambito Janisch] 4.d4 fxe4 S.éLlxeS
éLlf6 6.0-0 [6.ctJc3 ~e7 7.ibg5 0-0 8.~xf6 ~xf6 9.~c4+ <±>h8
1O.ctJf7+ f:í:xf7 11.~xf7 ~xd4 12.0-0 Wf6 13.~d5 ~xc3 14.bxc3 d6
15.f:í:b1 ~g6 16.f:í:e1 ~h3 17.~xe4 ~g5 18.~f3 ~g4 19.~g3 ~h5
20.h3 ~d7 Ramos-Hussein, Elista 1998, 1-0] 6 ...We7N [ 7 ... 0-0
8.ctJ d2 éLlxd4 9 .~c4+ d5 10.ctJb3 ctJxb3 11.~xb3 Wd6 12.~f4 .~e6
13J~&xe4 ctJ xe4 14 .~xd5 f:í:xf4 l5.~xe6+ ~xe6 16.ctJ d3 §:f7 17.~e2
ibd5 18.ctJe5 f:í:xf2 19.~d3 !!d2 20.~h3 ~c5+ 21.<±>fl §:f8+ 22.ctJ f3
ibc4+ 23. <±>e 1 ibf2 # Vanagaite-Orlova, N arva 2006 (7 4)] 0-1
7.~f4 'I.Wb4± 8.éLlc3 \Wxd4? [Es mejor, pero no suficiente 8 .. .'¡1;1fxb2
9.~xc6 ~xc3 10 .~xe4 d6±] 9.éLlg4± éLlxg4 10.\Wxg4+- d6 11.\We2
~d7 12.E:ad1 'I.Wf6 13.éLlxe4 \Wxf4 [ 13 ... ~e6 14 .~c4 ~e7+-]
14.éLlxd6+ <Jid8 Granda controla el centro y sus piezas ocupan más
espacio. Estos factores los aprovechará para sofocar más la
posición rival. 1S.éLlxb7+ @eS 16.~a6 éLleS 17.éLlcS++- [Si
l7 .. .<±>d8 18.ctJe6+ ganando la Dama, ó 17 ... <±>b8 18.ctJxd7 ctJxd7,
19 .~e8 mate] 1-0

DEFENSA COZIO 3 .. .lt:lge7

I
.t. .t. .t. .t. .t.

57
Este 3 ... é2Jge7 defiende al tt'lc6 de la clavada del alfil blanco. (Y si
se sigue con 4 ... g6 se convierte en Defensa Cozio-Barnes).
Lucena ya sugirió en 1497 la jugada 3 ... tt'lge7, por lo tanto es muy
antigua. Carlos Cozio, teórico italiano del s. XVIII, la analizó más.
Pronto quedó relegada al olvido al no ser aceptada por el grueso
de los jugadores de primera línea. En 1968 algunos jugadores
búlgaros se esforzaron por renovar el interés que había suscitado
en épocas anteriores, pero m la actualidad sólo se practica de tarde
en tarde. El GM Bent Larsen en los años 70 hizo uso de ella para
combatir a la Española.

Estrategia de las Negras.- Evita la variante del cambio ya que el


Cc6 se reemplaza por el Ce7, que es lo que se pretende. Por
contra, el Af8 ve entorpecida su salida, pero las negras tratan de
arreglarlo con su desarrollo por elfianchetto, con g6-Ag7. El plan
importante en el inicio es jugar enseguida f5 para liberar su juego.

Estrategia de las Blancas.- Las blancas pueden responder con el


desarrollo de sus piezas y el 0-0, sin temor a ser sorprendidas. El
hecho de que sea importante para las negras colocar un peón en
d5, es obvio que las blancas traten de evitarlo y considerar 4.c3 en
apoyo del avance d2-d4, con el fin de ubicarlo pronto en d5 que
separa ambos flancos con posición favorable para las blancas.

[C60] J.Zukertort- A.Anderssen, Breslau, match, ALE, 1865


l.e4 eS 2.'Llf3 'Llc6 3 ..ib5 'Llge7 [Defensa Cozio] [5.éthe5 dxe4
6.Vlie2 ~f5 7.0-0 a6 8.é2lxc6 é2lxc6 9.~xc6+ bxc6] 4.c3 d6 .5.d4
~d7 6.0-0 'Llg6 7.'Llg5 [El estilo de Zukertort, ingenioso y
romántico, amenaza ~c4 y Vlifh5] 7 ... h6? Adolf Anderssen pide
explicaciones al caballo [Era mejor 7 ... ~e7! 8.Vlifh5 exd4 9.cxd4
é2lxd4 10.~c4 ~xg5 ll.~xg5 Vlifc8 12.Vlifd1 c5=] 8.'Llxf7 [Un
sacrificio clásico. Las blancas preparan un fuerte ataque por la
diagonal a2-g8] 8 ..• @xf7 9.~c4+ @e7? [Con la alternativa
9 ... @e8!? su Rey quedaría mejor protegido IO.Vlifh5 Vlif6 ll.f4 exd4
12.f5 é2lce5 13.fxg6 ~g4 14.8xf6 ~xh5 15.~f7+ é2lxf7 16.8xf7 8c8
17.cxd4 ~xg6 18.8f3 ~e7 19.é2Jc3 c6 20.~e3 ~h5 21.8f5 ~g4
22.8ffl ~f6=] 10.~h5+-~e8 ll.~g5+! La Dama blanca se
inmola en sacrificio 11. .. hxg5 12.~xg5 mate 1-0
58
DEFENSA SMYSLOV-BARNES 3... g6

l.e4 e5 2.CfJ Cc6 3.Ab5 g6. Esta defensa ha caído en desuso sin
lograr el éxito augurado por algunos de sus más renombrados
partidarios, entre los que estuvieron el Dr. Alekhine y Spassky.

Estrategia de las Negras.- La idea primordial es dar salida de


inmediato al alfil negro por g7, para controlar la diagonal h8-a 1,
y al propio tiempo defender al peón e5. En el inicio de esta
variante vamos a referirnos, como ya lo hemos dicho en otras
ocasiones, que para liberar el juego de las negras es importante
recordar que en las aperturas con 1.e4 deben jugar .. .d5 tan pronto
como sea posible.

Estrategia de las Blancas.- La idea estratégica principal consiste


en ubicar un peón blanco en el escaque d5, de lo que se difiere que
es en contraposición a lo recomendado a favor de las negras.

[C60] M.Sorokin - G.Akopian, URS, Soviet Union, 1986


l.e4 eS 2)ijf3 éL!c6 3.i.b5 g6 [Variante Smyslov-Barnes] 4.c3 a6
S.i.xc6 dxc6 6.d4 exd4 7.'11~'xd4 [7 .cxd4 i.g4 8.0-0 i.g7 9.tbc3
tb e7 10.i.f4 0-0 1l.h3 i.xfJ 12.WxfJ i.xd4 13.8:adl c5 14.b4 b6
15.bxc5 bxc5 16.tba4 ~e8 17.Wa3 Wc6 18.8:xd4 cxd4 19.Wxe7
8:fe8 20.~a3 8:xe4 2l.Ei:cl We8 Volokitin,A-Stevic,H Celje 2004
(46) Yz-Yz]7 ...'1Wxd4 8.cxd4N [8.tb xd4 c5 9.tbe2 i.d7 10.i.e3 0-0-0
1l.é2J d2 é2J h6 12.h3 f6 13.0-0-0 tb f7 14.i.f4 i.e6 15.b3 tbe5
16.i.xe5 fxe5 17.~c2 i.h6 18.tbc4 8:df8 19.fJ i.g7 20.tbe3 h5
2l.tbd5 8:f7 22.c4 i.h6 Mindov,A-Dobrev,N Sunny Beach 2004

59
(60) 0-l] 8 ...i.g4 9.lt:Jbd2 i.g7 tO.lt:JeS i.e6 tt.lt:Jdf3 h6 12.0-0
lt:Jf6 13J~et 0-0-0 14.h3 gS 1S.g4 lt:Jd7 16.lt:Jxd7 E:xd7 17.i.e3 f6
18.lt:Jd2 hS 19.f3 hxg4 20.hxg4 ~f8 2t.lt:Jft E:dh7 22.b3 i.d7
[22 ... gh3 23.@g2+] 23.E:adt i.b4 24.~d2 E:ht + 2S.@f2 eS
[25 ... ~e7 26.e5+] 26.i.xb4= cxb4 27.eS fxeS 28.E:xeS el objetivo
de ataque de las blancas 28 .... E:g8 29.@g2 E:h7 30.lt:Jg3 i.c6 31.dS
i.bS 32.E:ht[Es interesante 32.tt'le4!?] 32 ... E:xht= 33.@xht ~d3
34.lt:Je4 El peón negro de g5, aislado, se convierte en objetivo de
ataque de las blancas [34.@g2 ~bl] 34 ...i.bt+ 3S.lt:Jd2.i.xa2
36.E:et [36.@g2 fi:d8+] 36 ... E:d8+ 37J:~at i.xb3 38.lthb3 E:xdS
39.@g2 E:d3 [Interesante 39 ... c5 40.fi:c 1 b6 con igualdad; los tres
peones que tienen de más las negras compensan el valor del
caballo] 40.lt:JcS= E:c3 41.lt:Je4 [4I.tt'l e6 b3 42.@f2 a5 43.gxa5
b2=] 41...E:c2+ 42.@g3 eS [42 ... b3!? 43.f4 gxf4+ 44.@xf4 @d8=]
43.f4± gxf4+ 44.@xf4 @c7 4S.gS [o45.gbl c4 46.g xb4±]
4S ... @b6? [45 ...b3±] 46.g6 [o46.fi:g l gh2 47.g6 g h4+ 48.@e5
fi:h5+ 49.gg5+- ] 46 ..• b3 [46 ... gg2 47.ct:lg5 fi:d2+-] 47.E:gt
[o47.g7 gg2 48.ct:lg5 b2+- ] 47 ... b2 48.g7 !!el 49J~g6+ @a7
SO.lt:Jd2 E:ft+ St.@e3 [o5I.@g5 g gJ + 52.@f6 !!di +- ] St...E:et+
S2.@f3 E:ft + [52 .. .ge8 53.g8~ fi:xg8 54.fi:xg8 c4+-] S3.@e2 1-0

VARIANTE BRENT ANO 3... g5

Estrategia de las Blancas.- No es una elección sólida, puede


efectuarse confiando obtener un ataque tan extravagante que el
rival pueda temer que desde el inicio le van a colocar en muy
complicadas situaciones, podría suceder, pero con un juego bien
coordinado serán las negras quienes pasen más apuros y riesgos.

60
Estrategia de las Negras.-Esta variante da lugar a un encuentro
activo de piezas, lo malo es que el Rey negro no queda bien
resguardado y su flanco se debilita al avanzar el peón g5, situación
que el adversario aprovecha para atacarlo. Son pocos los que se
aventuran a jugar esta variante y suelen darse posiciones que no se
resuelven con análisis, sino mediante decisiones intuitivas, aunque
no tan geniales como hacía Tal. Válido también para las blancas.

[C60] R.Teichmann- K.Schlechter Viena, Austria, match (2) 1904


l.e4 eS 2.lt:Jf3 lt:Jc6 3.~b5 g5 [Variante Brentano] 4.d4 lt:Jxd4
5.lt:Jxd4 exd4 6.'1Wxd4 'I.Wf6 7.~e3 [Teichmann parece que se ha
asustado ante su acreditado rival, 7.e5! '®e7 8.tt:lc3 ~g7 9.f4 c6
10.~d3 d5 11.0-0 g4 12.~d2 ~d7 13.Eí:ae1 ±] 7 ...~g7 8.c3 lt:Je7
9.lt:Ja3 [9.'®xf6 ~xf6 1O.tt:ld2±1 '®xd4 10.cxd4 f5 ll.f3 c6 12.~a4
d5 13.~xg5 fxe4 14.fxe4 dxe4 15.0-0-0 lt:JdS 16J~hfl? [Después
de este error, en lugar de 16.Eí:he 1! , las blancas lo empeoraron aún
más con lajugada 17] 16 •.. h6 17.~h4? [17.~d2! e3 1 8 .~xe3 ~g4
19.Eí:de1 0-0-0 20.tt:lc2 tt:l xe3 21.tt:l xe3 ~e6 22 .d5 ~x d5 23 .C2hd5
Eí:xd5 24.~b3 Eí:e5 25.Eí:xe5 ~xe5 26.h4=] 17... lt:Je3 18J~fel lt:Jxdl
19.E:xe4+ con juego similar, 19... @f8 20.~xdl [20.Eí:f4+ <j;Je8
21.Eí:e4+ <j{f7 22 .Eí:f4+ <j{g8 23.~b3 + <j;Jh7 24.~c2+ <j{g8 25.~b3 +
y tablas por jaque contínuo] 20 ... h5 2U.~f4+ @g8 22.~b3+ @h7
23.~c2+ @g8 24.~b3+ @h7 25.~c2+ V2-V2

Kasparov 4.~a4

La retirada del alfil a a4, es normal pues continúa clavando al


caballo y mantiene la presión sobre el mismo. Además, no se

61
expone ni permite que las negras, por el momento, puedan librarse
fácilmente. Este alfil es una pieza importante para los ataques del
blanco y es el que tras 3 . .ib5 da nombre a la Española.

VARIANTE DEL CAMBIO 4 ..ixc6

.1 .... .~

Estrategia de las Blancas.. - A las blancas les conviene el cambio


de piezas ya que, en caso de llegar a un final, pueden aprovechar la
desventaja que supone a las negras su inferior esqueleto de peones
(doblados). De lo que se deduce que las blancas se animarán por
quedar con una posición más favorable si desembocan en un final
de partida. Así que, por un lado, han de tratar de cambiar, al
menos, uno de los alfiles de las negras, y por otro, asegurarse con
d4 la mayoría de peones en el flanco de rey a fin de provocar su
cambio con el peón negro de e5. Y esa mejor disposición de la
estructura de peones debe series útil para lograr transformar uno
en pasado, avanzándolo a través de la columna e. Los jugadores de
estilo posicional gustan bastante de practicar, frecuentemente, esta
variante pero, a menudo, no consiguen el triunfo ante un juego
correcto de las negras.

Estrategia de las Negras.- Las negras han de procurar evitar el


cambio de piezas, sobre todo los que sean innecesarios, porque
disponen de la ventaja de la pareja de alfiles, pero para lograr
alguna compensación deben conservar, hasta el final, esa ventajosa
pareja, que es la forma de poder responder que, a pesar de su peor
estructura de peones, tienen aún aspiraciones al triunfo.

62
[C68] R.Capablanca- D.Janowski, S.Petersburgo, Rusia (8), 1914
t.e4 eS 2.lLlf3 lLlc6 3 ..ibS a6 4 ..ixc6JVariante del Cambio] dxc6
S.ltJc3 [Sistema Keres] S.....icS [Era más precisa 5 ... f6] 6.d3 .ig4
7 ..ie3 .ixe3 [Es mejor 7 ... 1&e7] 8.fxe3 Wie7 [Más apropiado habría
sido 8 ... ét:Je7] 9.0-0 0-0-0 [9 ... ét:Jh6 seguido de 0-0] 10.Wie1 lLlh6
[El Rey negro está protegido por la mitad de sus peones, pero sus
piezas carecen de juego por el centro y por el flanco de rey]
11.:!'!b 1!! [Inicio del plan de ataque clásico, sin antes haber jugado
a3 para preparar b2-b4, como en una partida Mecking-Kortchnoi
del torneo de candidatos, Augusta 197 4] 11...f6 [Las negras tratan
de llevar su caballo a f7 y desde ahí al flanco que convenga según
las circunstancias] 12.b4 ltJf7?! [Dudosa, lo más acertado era
12 ... .ie6 con el control de la casilla central d5] 13.a4 .ixf3 No era
conveniente desprenderse de este alfil. Se ve que las negras,
obligadas por el preciso juego de Capablanca, carecen de objetivos
de ataque y resuelven llevar a cabo el primer cambio que está a su
alcance. 14.:!'!xf3 b6? [con 14 ... b5 se habrían podido oponer mejor
al tropel de peones que se les viene encima, pero no podrían
salvarse ya que queda abierta la columna lateral a favor de la
artillería pesada blanca] 1S.bS! cxbS 16.axbS aS [Ahora se ve el
porqué de oponerse a la apertura de la columna con l...b6, pero las
blancas disponen de terreno propicio para colocar su caballo en d5
donde se hallará prácticamente indesalojable, y también porque su
ventaja de peones centrales les facilita abrir el juego a su favor]
17.lLldS WicS 18.c4! Fuerte apoyo para el excelente caballo blanco
18 ... ltJgS 19.:!'!f2 ltJe6 20.Wic3 :!'!d7 21.:!'!d1! [Inicio de la
preparación del avance d4, ya que Capablanca no iba a caer en el
error de jugar 2l.§d2?.] 2l. .. :!'!xdS 22.exdS Wixe3+ 23.@fl Wif4+
24.@g1 Wie3+ 2S.@h1 ltJcS 26.Wic2 :gds con posición poco clara
para ambos. 21...@b7 [Este Rey estaría más seguro en d8] 22.d4
Wid6 23.:gc2! [El avance c5 no se detendrá y la columna quedará
abierta a favor del blanco] 23 ... exd4 24.exd4 lLlf4? Error que
carece ya de importancia. Las negras pierden pieza. [Si 24 ... ét:Jg5
entonces 25.§el §c8 26.h4 ét:Je6 27.c5 bxc5 28.dxc5 ét:Jxc5
29.1&xc5 1&xc5+ 30.§xc5 a4 3l.§al §a8 32.§a3 h5 33.@f2 con
ventaja decisiva] 2S.cS! ltJxdS 26.exdS WixdS 27.c6+ @bS
28.cxd7 Wixd7 29.dS :!'!eS 30.d6 cxd6 31.Wic6 [Si 31...1&xc6
seguiría 32.§xc6 §eS 33.§xb6+ @c7 34.§dxd6+-] 1-0
63
[C68] E.Lasker- R. Capablanca, San Petersburgo, final 1914
l.e4 e5 2.Ct:lf3 tLlc6 3 ..ib5 a6 4 ..ixc6 [Variante del cambio] Esta
jugada se popularizó en los años 60-70, cuando Fischer la incluyó
en su repertorio y, posteriormente no se ha impuesto en la práctica
porque sus objetivos no responden a la concepción actual del
ajedrez de ataque. Dejar a las negras con la pareja de alfiles las
favorece en el medio juego frente a una mejor estructura de peones
blancos, y solamente a expensas de un hipotético final favorable.
4 ... dxc6 5.d4 [En la actualidad, como prefería Fischer, se
considera mejor 5.0-0 (5 ... .ig4 6.h3 h5!?). Conviene recordar que
la captura inmediata del peón con 5.ét:Jxe5 l;Wd4! 6.ét:JD l;Wxe4+,
sólo da igualdad, ya que el peón blanco de la columna d no
implica ventaja apreciable, excepto si la partida se alarga hasta un
final sólo de reyes y peones] 5 ... exd4 [5 ... f6 para mantener un
peón en e5 en conexión con .ig4] 6.~xd4 [6.ét:Jxd4? c5! 7.ét:JD
l;Wxdl+ 8.~xdl ét:Jf6 9.ét:Jc3 .ie6+] 6 .. .'~xd4 7.tLlxd4 .id6 [Con
7 ... .id7 se entraba en la Variante Alekhine] 8.tLlc3 tLle7 [8 ... .id7
9.ét:Jde2 ét:Jf6 IO ..if4 .ixf4 ll.ét:Jxf4 0-0-0 12.D=] 9.0-0 0-0 10.f4
[La diagonal g 1-a 7 ha quedado algo desamparada y el peón e4
sigue débil mientras no se sitúe en e5] 1O.. J':l:e8 [ 1O... f5 ll.e5 jtc5
12.jte3 jtxd4 13.jtxd4 b6] ll.ctJb3 f6 12.f5! [Jugada polémica
sobre su corrección. Lasker, alegando motivos estratégicos, dijo
que era ganadora. Y tenía razón, este peón en f4 ejerce presión
sobre e5, pero no es tan fuerte como en f5 que, de momento, deja
inactivo al é2le7 y restringe la acción del jtc8] 12 ... b6 [ 12 ... jtd7
13.jtf4 gad8] 13 ..if4 .ib7? [Capablanca sabe que jtxd6 desdobla
sus peones, pero Lasker ve que le permite efectuar la maniobra
ét:Jd4-e6, desde donde su caballo podrá promover objetivos de
ataque] 14 ..ixd6 cxd6 15.ctJd4 ~ad8? 16.tLle6 .!!d7 17.~ad1 tLlc8
18.~f2 b5 19.~fd2 ~de7 20.b4 @f7 21.a3 .ia8? [Era posible
21..Jhe6!? 22.fxe6+ gxe6 cediendo la calidad contra la presión
blanca. (Torre por caballo y peón en la sexta casilla). Su peón-
dama quedaría desligado al no poder defenderlo más que con una
sola pieza] 22.@f2 ~a7 23.g4 h6 24 ..!!d3 a5? 25.h4 axb4 26.axb4
~ae7 27.@f3 ~g8 28.@f4 g6 29.~g3 g5+ 30.@f3 ctJb6 31.hxg5
hxg5 32 ..!!h3 ~d7 33.@g3 @eS 34.~dh1 .ib7 35.e5 dxe5 36.ctJe4
ctJd5 37.ctJ6c5 jtcS 38.ctJxd7 ~xd7 39.~h7 .!!f8 40.~a1 @dS
41.~a8+ .ic8 42.tLlc5 1-0

64
Karpov 4 ... ltlf6

Estrategia de las Negras.- Importante desarrollo de este caballo.


De inmediato toma parte en la lucha y contraataca sobre e4 Las
opciones eran 4 ... d6 y 4 ... f5. Se prevén las jugadas negras ... b5 y
... 4Jb5 para desmarcarse de la clavada y rechazar al alfil blanco
con ganancia de espacio en ese flanco.

Estrategia de las Blancas.-Deben tener presentes los "Principios


básicos", indicados en la página 19, y los conceptos fundamentales
en la 30. En ambos casos se dan sugerencias para la realización de
la apertura. Este consejo es válido también para la estrategia negra.

Kasparov 5.0-0

Estrategia de las Blancas.- El blanco se enroca, así su Rey queda


protegido en previsión de un avance central de las negras y, como
es la pieza más importante, el adversario procura que permanezca
en el centro, donde es más vulnerable. En esta apertura el enroque
65
es importante, por lo que conviene efectuarlo pronto para no
retrasar Eí:e 1 cuya misión inicial es proteger al peón e4. Luego, ésta
torre y la Eí:al han de comunicarse entre sí, defendiendo la primera
fila. En resumen, hay que dar prioridad al enroque y seguir con el
desarrollo normal, ignorando si las negras deciden atacar.

Estrategia de las Negras.- Si el blanco permite le capturen el


peón e4, se tratará sólo de un pseudo-sacrificio, ya que a 5.Cxe4,
lo previsto es que a continuación se lleve la torre a e 1 o la Dama a
e2. En ambos casos las negras pueden replicar 6 ... Cc5, forzando el
cambio del alfil blanco por un caballo. Esto conduce a la igualdad,
pero las blancas disponen de un buen plan pues abriendo el juego
con 6.d4 pueden explotar su desarrollo de forma positiva, en tanto
que el rival gastaría un tiempo para capturar el peón e4.

VARIANTE ABIERTA S.. .t2Jxe4

Estrategia de las Blancas.- En cierto aspecto la variante abierta


es una de las más prestigiosas de la Española. Visto objetivamente,
quizá la forma de tratar esta variante por parte de las blancas no
sea la más apropiada, pero sus resultados en los grandes torneos
internacionales muestran que les favorece el poder disponer de un
espacio más amplio. Su plan estratégico es cambiar el peón d4 por
el negro de e5 para asegurarse una mayoría en el flanco de rey.
Otra parte de su plan es favorecer el cambio de piezas para intentar
aprovechar esta circunstancia en el final de partida. Se puede decir
que esta variante es la adecuada para ajedrecistas amantes del
juego posicional, siendo buenos técnicos. Después de 5 .. .éthe4, las

66
blancas recuperan su peón por medio de 6.d4! ya que tras 6 ... exd4?
queda abierta la columna e, que deja a las negras con una posición
carente de buenas perspectivas.

Estrategia de las Negras.- Las negras complican su juego,


aunque no han de temer que se devalúe su estructura de peones,
cuyos efectos únicamente suelen observarse en el final. Así que se
verán obligadas a librar un juego peligroso si capturan el peón de
e4, pues ello favorece que quede abierta la columna central en la
que aun está su Rey. Además, este movimiento de las negras no
tiene como objetivo ganar un peón, lo que resultaría ilusorio, sino
el logro de un contrajuego basado en la posible fuerza que puede
desarrollar su !Lle4, ahí consolidado, al quedar defendido por uno
de sus peones d5 ó f5. Finalmente, disponen de un objetivo más,
colocar el ib en c5 por si decidiesen sacrificar el éLl en la casilla j2
considerada débil para las blancas. De hecho, todo el juego de esta
variante gira en tomo al punto e4 y de forma eventual con la
jugada ibf5. Entretanto, las blancas suelen optar por la secuencia
8:el, !Llbd2 y c3, dando paso libre a que el alfil se coloque en c2.
En general, lo más positivo que logran las negras en esta variante
es un buen juego de figuras que conviene utilizar activamente para
compensar la dispersión de sus peones, pues la estructura a6-b5-
c7-d5 que se formase, quedaría incoherente.

[C80] J. Polgar- S. Mamedyarov, 01. Bled, Slovaquia, 2002.


l.e4 eS 2.ltJf3 ttJc6 3.ibb5 a6 4.iba4 ttJf6 5.0-0 ttJxe4 [Defensa
abierta] La genial Judit muestra la importancia que tiene el
conocer bien la teoría cuando las negras eligen esta variante, pues
en caso contrario, les puede acarrear riesgos inesperados. Aquí, el
azerbayano Shakhriyar Mamedyarov, entonces de 17 años, elige
esta defensa y Judit le va a dejar claro cómo hay que proceder.
6.d4! Son dudosas 6.8:el ó 6.'\We2 a causa de 6 ... !Llc5! y aunque
conducen también a la recuperación del peón, son inferiores a
6.d4! porque en esa tesitura supondría que las blancas quedasen
sin el par de alfiles. Es habitual en muchas partidas de la Española
que, si el blanco precisa imprimir rapidez al juego, se olvide de
preparar la estrategia. La forma más adecuada de recuperar el peón
dejado a cambio, es jugar 6.d4! [Las negras se exponen bastante si
67
juegan la dudosa 6 ... exd4 por 7.Eí:el d5 8.Ci:Jxd4 ii,c5 9.ii,xc6+ bxc6
IO.f3 l,Wh4 ll.g3 l,Wh3 12.fxe4 0-0 13.ii,e3 dxe4 14.4Jc3±] 6 ... b5
7.ii,b3 dS! [Jugada clave en defensa, indispensable para fortalecer
la situación del 4Je4 si eso significa el abandono del peón e5, por
las razones ya expresadas. La jugada 7 ... exd4, en lugar de la del
texto, sería peligrosa por la respuesta 8.Eí:e 1, y si 8 ... d5 9 .4Jc3!!
dxc3 10.ii,xd5, que deja con superior partida a las blancas] 8.dxe5
[8.a4 4Jxd4 variante de Schlechter. Cambiar los caballos tras
8.4Jxe5 no resultaría eficaz porque las negras tendrían ocasión de
proteger el peón d5 con c6, liberando de esa tarea al alfil de
casillas blancas] 8 ... ii,e6 9.ltJ bd2 [Otro plan a considerar consiste
en un ataque directo contra d5 por medio de 9.l,We2 (variante
Tartakower), dándose como respuesta posible 9 ... ii,e7 10.Td1 0-0
1l.c4! bxc4 12ii,xc4] 9 ... ltJc5 10.c3 d4 ll.ltJgS!N (Bernstein y
Gambito Karpov de esta Defensa Abierta). [La novedad fue
introducida por Karpov en su partida contra Kortschnoi, (match
por el Campeonato del Mundo, Baguio, 1978), 11.4Jg5!N, 11dxc3
12.4Jxe6 fxe6 13.bxc3 l,Wd3 14.4Jf3 ~xd1 15.ii,xd1 ii,e7 16.ii,e3
4Jd3 17.ii,b3 ~f7 18.Eí:ad1 4Jdxe5 19.4Jxe5+ 4Jxe5 20.ii,f4 4Jc4
2I.ii,xc4 bxc4 22.Eí:d4 ii,d6 23 .ii,e3 Eí:hb8 24.Eí:xc4 Eí:b2 25 .a4 Eí:a2
26.g3 Eí:b8 27.Eí:d1 Eí:bb2 28.Eí:dd4 Eí:b1+ 29.~g2 Eí:ba1 30.Eí:h4 h6
31.ii,c5 eS 32.ii,a7 ~e6 33.Eí:cg4 ii,e7 34.Eí:h5 ii,f6 35.Eí:c4 ~d7
36.ii,b8 c6 37.Eí:e4 Eí:xa4 38.c4 Eí:a5 39.ii,xe5 ii,xe5 40.Eí:hxe5 Eí:xe5
41.Eí:xe5 Eí:a4 42.Eí:e4 Eí:a5 43.h4 h5 44.Eí:f4 y se dieron tablas] [En el
match de Kasparov-Anand, en 1995 de la PCA, Garry, que había
estudiado la novedad de Karpov ( 11. 4J g5! ), obtuvo con ella una
brillante victoria. También Anand contra Sokolov en el europeo
por equipos, de 199 5, se decidió por 11. 4J g5! pero fue derrotado al
no refutar la respuesta 1l...d5, con que se defendió su adversario.
(La mejor jugada para las negras, desde 1999, es 1l...dxc3.
(Contra 1l ... d5, la jugada de Sokolov, el blanco pudo atacar al Rey
negro, que estaba casi atrapado en el centro, mediante 12.4Jxf7!?
ii,xf7 13.ii,xf7+ ~xf7 14.l,Wf3+ ~g8 15.l,Wxc6 Eí:b8 16.4Jb3 Eí:b6
17 .l,Wf3 4Jxb3 18.axb3 Eí:e6 19 .ii,f4+-), pero la partida siguió
12.ii,xd5l,Wxd5 13.4Jb3 4Jxb3 14.axb3 ii,e7 l5.4Jf3 4Jxe5 16.4Jxd4
4Jg6 17.l,Wf3 l,Wxf3 18.4Jxf3 c5 19.Eí:d1 0-0 20.ii,e3 Eí:fc8 21.~fl
4Jf8 22.4Je5 ii,f6 23.Eí:d5 ii,xe5 24.Eí:e1 4Je6 25.f4 g6 26.g4 @g7
27.f5 gxf5 28.gxf5 @f6 (53) Anand se rinde 0-1] Volvemos con la
68
partida Polgar-Mamedyarov: ll...~d5? [(11... d5 12.li:Jxf7 ~xf7
13.'\Wf3+ ~e6 14.'\Wg4+) 11...'\Wxg5 12.'\Wf3 0-0-0 13.~xe6+ fxe6
14.'\Wxc6 '\Wxe5 15.b4 '\Wd5 16.'\Wxd5 exd5] 12.CL'lxf7 ~xf7
[12 ... ~xf7 13.~xf7+ ~xf7 14.'\Wf3+ ~g8 15.'\Wxc6 :§:b8 16.li:Jb3
:§:b6 17.'\Wf3 li:Jxb3 18.axb3 :§:e6 19.~f4+-] 13.1!Mf3+ ~e6
14JWg4+! Este movimiento cambió la valoración de esta variante;
se consideraba que las blancas sólo podían aspirar a tablas.
14 .. .'j{f7 15.'\Wf5+! [U na sensible mejora sobre 15 .e6+ ~xe6
16.'\Wf3+ '1Wf6 17.i.xe6+ lt:Jxe6 18.'\Wxc6 i.e7 19.li:Jf3 dxc3 20.:§:e1
:§:hd8 21.h4 i.d6 22.i.g5 '\Wg6 23.h5 '\Wxh5 24.:§:xe6 cxb2 25.:§:ael
iih2+ 26.li:Jxh2 '\Wd1 27.:§:e7+ ~g8 1-0 Coelho-Januario, Sta
Teresina 2000; y si 15 .... ~e7 16.e6 i.xe6 17.:§:e1!] El resto es
puro lucimiento para Judit Polgar 17 ...1Wd6? [17 ... '\Wd7 18.'\Wxc5+
~d8 19.'\Wg5+ i.e7 20.'\Wxg7 :§:g8 21.'1Wxh7 i.d5+-] 18.i.xe6 CL'lxe6
19.CL'le4 '\We5 20.i.g5+ ~d7 21.CL'lc5+! i.xc5 22.1Wf7+ ~d6
23.i.e7+!! ~d5 [24.'\Wf3+ '\We4 25.c4+ bxc4 26.'\Wxe4 mate] 1-0

[C81] V.Akopian- U. Adianto FIDE-Wch k.o. Trípoli,.2004


l.e4 eS 2.CL'lf3 CL'lc6 3.i.b5 a6 4.i.a4 CL'lf6 5.0-0 CL'lxe4 [Defensa
Abierta]6.d4 b5 7.i.b3 d5 8.dxe5 i.e6 9.i.e3 i.c5 10.1!Me2 (Ataque
Howell) 1!Me7 ll.~dl ~d8 12.CL'lbd2 ~xe3 [12 ... 4Jxd2 13.:§:xd2 h6
14.:§:ad1 d4 15.i.xe6 '\Wxe6 16.i.xd4 li:Jxd4 17.li:Jxd4 i.xd4 18.:§:xd4
:§:xd4 19.:§:xd4 '\Wxa2 20.e6 fxe6 21.'\Wh5+ ~e7 22.'\Wc5+ ~f7 23.g3
'\Wxb2 24.'\We5 '\Wcl+ 25.~g2 '\Wg5 26.:§:d7+ ~g8 27.'\Wxe6+ ~h7
28.'\Wxa6 :§:f8 29.'\We6 Y2-Y2 Parma, B-Kortschnoj,V Roma 1981]
13JWxe3 CL'lc5 14.c3 0-0N [14 ... 1bg4 15.:§:el 0-0 (15 ... 4Je6 16.4Jfl
0-0 17.li:Jg3 '\Wc5 18.'\Wxc5 lt:Jxc5 19.li:Jd4 li:Jxd4 20.cxd4 li:Jd3
21.:§:eb1 c5 22.h3 i.e6 23.dxc5 lt:Jxc5 24.i.c2 d4 25.b4 d3 26.bxc5
dxc2 27.:§:cl :§:d2 28.4Jfl :§:fd8 29.c6 :§:e2 (29 ... :§:dl 30.c7 :§:8d2
31.g4 g5 32.~g2 :§:d3 33.li:Je3 :§:xe3 34.fxe3 :§:d2+ 35.~f3 b4 36.e4
1bc8 37.~e3 :§:h2 38.:§:h1 :§:g2 39.:§:ag1 Claussen,B-Nielsen,P
Copenhague 1995) (41) 1-0.] 15.CL'ld4 CL'lxd4 16.cxd4 CL'lb7
[16 ... 4Jd7 17.:§:ac1 li:Jb6 18.i.c2 con ligerísima ventaja] 17.CL'lf3
[17 ...i.g4 [17 ... 4Ja5 18.a4=] 18.h3 i.xf3 19.'\Wxf3± c6 20.1!Mc3 ~c8
21.a4 1Wd7 22.axb5 axb5 23.~a7 ~aS 24.~dal ~xa7 25.~xa7 g6
26.i.dl 26 ... ~b8 27.b4 27 ...1We8 28.f4 ~g7? [28 ... '\Wd7!?±]
29.f5!+- gxfS? [o29 ... ~h8+-] 30.1Wg3+ ~f8 31.~c2? [Grave
error, lo lógico era 31.'\Wf4 ~e7 32.i.c2 ~d7 33.1bxf5+ ~c7 con
69
ventaja decisiva de las blancas] 31...Wfe7? [Adianto compensa el
grave error de Akopian, lo justo habría sido 31 ... EJ:a8 32.EJ:xa8
t!Mxa8 con ligera ventaja blanca] 32.Wff4+- Wfxb4 33.il.xfS eS
[33 ... ~e8 34.j,d7+ ~xd7 35.e6++-; 33 ... ~e8 34.j,d7+ ~xd7
35.e6+ <J?xe6 36.'f!Me5+ ~d7 37.'!!Mxb8 ~xd4+ 38.~hl 'f!Mf6
39.EJ:xb7+ ~e6+-] 34.Wfh6+ ~eS 3S.Wfe6+ ~f8 36.Wfh6+ [es
mejor 36.'f!Mf6 ~g8 37.'!!Mh6 t!Mxd4+ 38.~h 1 'f!Mdl + 39.~h2+-]
36 ... @e8 37.Wfe6+ @f8 38.Wfe7 Wfxd4+ 39.@hl Wff4 40.Wfxb8+
@g7 41.EJ:al WfxfS [41...Ci:Ja5 42.j,d3 (42.EJ:xa5?! t!Mfl+ 43.@h2
'f!Mf4+ 44.<J?gl 'f!Me3+ 45.<J?fl 'f!Mf4+ 46.<J?e2 t!Mxf5±) 42 ... tLlc6
43.'!!Mxb5+-] 42.Wfxb7 b4 [42 ... 'f!Mxe5 43.EJ:fl t!Me6 44.'!!Mxb5+-;
42 ... 'f!Me6 43.EJ:fl+-] 43.WfxdSl-O

[C80] G. Kasparov- V. Anand, Cto. M. (PCA)- N. York, 1995


l.e4 eS 2.Ct:lf3 etJe6 3.il.bS a6 4.il.a4 etJf6 S.0-0 etJxe4 [Defensa
abierta] 6.d4 bS 7.il.b3 dS 8.dxeS il.e6 9.etJbd2 (Variante
Bernstein) [9 ... tLla5 se consideraba suficiente. En el campeonato de
la URSS 1979, en la partida Kasparov-Yusupov, se jugó 9 ... j,e7
lO.tLlbd2 0-0 ll.c3 j,g4 12.tLlxe4 dxe4 13.'f!Md5! exf3 14.t!Mxc6
fxg2 15.t!Mxg2 'f!Md7 16.j,h6! gxh6 17.f3 h5? (Habría sido mejor
17 ... j,c5+ y a continuación colocar la torre de dama negra en e8).
18.EJ:adl 'f!Mf5 19.fxg4 t!Mxe5 20.EJ:del! t!Mc5+ 2I.<J?hl EJ:ad8? 22.EJ:f5
'f!Md6 23.EJ:d5 '!!Mg6 24.EJ:xe7 EJ:xd5 25.j,xd5 hxg4 26.'f!Me4 con ventaja
decisiva de las blancas] 9 ... etJeS 10.e3 d4 ll.etJgS dxe3
[ll...~xg5!? 12.'f!Mf3 0-0-0 13.'f!Mxc6 t!Mxe5 14.tLlf3 'f!Md6 15.tLlxd4
t!Mxc6 16.ét.lxc6 EJ:d6 17.lLld4 lLlxb3 18.axb3 j,d5+] 12.etJxe6 fxe6
13.bxe3 Wfd3 14.il.e2 Wfxe3 1S.etJb3 etJxb3N [15 ... EJ:d8 16.j,d2
... t!Mxe5 17.EJ:el t!Md5 18.'f!Mg4 lLld4 19.tLlxc5 j,xc5 20.'!!Mxg7 EJ:f8
2I.j,xh7 EJ:d7 22.'!!Mg6+ ~d8 23.j,h6 étJf3+ 24.gxf3 t!Mxf3 25.'!!Mg5+
<J?c8 26.t!Mxc5 t!Mg4+ 27.<J?hl t!Mf3+ 28.<J?gl t!Mg4+ Naiditsch,A-
Mamedyarov,S. Pamplona, 2004, Yz-Yz las negras pueden dar jaque
contínuo] 16.il.xb3 etJd4 17.Wfg4 Wfxal 18.j,xe6 gds 19.il.h6! Wfe3
20.il.xg7 Wfd3 21.il.xh8 Wfg6 22.il.f6 il.e7 23.il.xe7!! ~xg4 24.il.xg4
ctJxe7 2s.gc1 c6 26.f4 aS 27.<J?f2 a4 28.@e3 b4 29.il.dl a3 30.g4
gds 31.ge4 eS 32.ctJe4 gds 33.gxeS t2Je6 34.gds ges 3S.fS ge4+
36.@e3 etJeS 37.gS gel 38.gd6 [38 .. .!~k3+ 39.<J?d4 con ventaja
decisiva] 1-0
70
VARIANTE ARKHANGELSK 5... b5 6.~b3 ~b7

Variante aguda para quienes buscan el juego activo desde el inicio.


Se jugó por primera vez en una partida Schlechter-Tschigorin, en
1897. Los rusos la impulsaron en la ciudad del Báltico que lleva su
nombre. En los 90 alcanzó su máxima popularidad por el éxito
obtenido por Beliavsky y Mikhalchischin; otros GM que la han
practicado asiduamente han sido Shirov, Anand, Short y Adams.

Estrategia de las Negras.- Rápida puesta en juego del alfil negro


de casillas blancas como previsión para llevar la partida al flanco
de dama en colaboración con el otro alfil.

Estrategia de las Blancas.- Como el flanco de rey negro queda


algo desguarnecido por el hecho de dedicar ambos alfiles de las
negras a la defensa del ala de dama, el blanco debe aprovechar esa
circunstancia para atacar por flanco de rey con sus figuras ligeras
en cuanto quede definido el centro de peones de ambos bandos.

[C78] S.Kindermann - P.Nikolic, Munich, Alemania, 1990


l.e4 eS 2.lt)f3 ltJc6 3 ..ibS a6 4 ..ia4 ltJf6 S.0-0 bS 6 ..ib3 .ib7
!Defensa Archangelsk o del contragolpe] 7.c3 ltJxe4 8.d4 .ie7
9.Wle2 dS lO.dxeS ltJaS [10 ... 0-0 1I.)gd1 l2l a5 12 ..ic2 f5 13.tLl d4
Wlc8 14.f3 c5 15.fxe4 fxe4 16.l2lb3 l2lc4 17.ttJ 1d2 .ih4 18.l2lxc4
bxc4 19.l2la5 )gf2 20.Wlh5 )gxc2 21.~xh4 ~c7 22.tLlxb7 ~xb7
23. ~g4 )ge8 24J~U1 d4 25.e6 ~d5 26.)gf7 g6 27 ..ih6 e3 28.)gafl
Chandler- Chiburdanidz, Linares 1988, 1-0] ll..ic2 eS 12.ltJ bd2
ét:lxd2 13 ..ixd2 ltJc4 14..if4 0-0?! (es mejor 14 ... .ic8 15.a4! ~d7

71
16.tLlg5 ~xg5 17 .~xg 5 f4-f5) 15.b3 tLl b6 16.e6 ~c8 17.exf7+
~xf7 18.tLle5 ~xf4 19.tLlc6 '?Nd6 20.tLlxe7+ ~f8 [20 ... ~f7 21.tLlxc8
Ei:xc8 22.'?Nh5+ ®f8 23.:i:l:fe1±] 21.~ae1+- ~g4 22.f3 ~hS?
[22 ... ~d7!? 23.~xh7 amenazando jaque doble Ei:f6+-] 23.tLlf5+-
[23.~xh7?! :i:l:e8 24.'?Ne6 '?Nxe6 25J~xe6 :i:l:xe7 26.Ei:xb6 Ei:f6 27.Ei:b8+
~e8±] 23 ...'?Nc7 24.g3 ~eS [24 ...Ei:xf5 25.~xf5 ~f7 26.~xh7+-]
25.'?Nd2 ~xe1 [25 ... Ei:xf5 26.~xf5 h6 27.Ei:xe8+ ~xe8 28.Ei:e 1+-]
26.~xe1 [26.'?Nxe 1?! Ei:xf3 27 .Ei:xf3 ~x f3=] 26 ...~xf3 [26 ... Ei:xf5
27.~xf5 h6+-] 27.'?Ng5 [27.Ei:e7 '?Nxe7 28.tLlxe7 ®xe7 29.'?Ng5+
~d6 30.'?Nxh5 Ei:xc3 3l.'?Nxh7 b4+-] 27 ...~g6 28.tLlxg7!+-
(poniendo el punto de mira en 29.ét:J.®e6+ con jaque doble
también) 28 ... ~xg7 [28 ... '?Nxg7 29.'?Nd8+ Ataque de mate.
28 ... ®xg7 29.'?Ne5+ Ataque doble] 29.Ei:e7+ Wxe7 30.'~xe7+ Ei:f7
31.'?Ne5+ ~f6 32.~xg6 ~xg6 33.'?Ne8+ 1-0

DEFENSA MÓLLER S...i.cS

Antigua variante recomendada por J. Moller, (1873-1941 ), gran


publicista en problemas de mate en 4, que dieron lugar a bellas
composiciones. En 1897 los dio a conocer a través de la revista
danesa «Tidskrift for Schack». La Defensa Moller (5 ... ~c5) tiene
bastantes connotaciones con la Defensa Clásica (3 .. .~c5) . En sus
comienzos no fue bien acogida. Resucitada por Moller, volvió una
vez más a caer en el olvido hasta que Alekhine la sacó de nuevo a
relucir. La variante se sigue jugando sólo de vez en cuando y ha
continuado su progresión con la confianza de muchos de sus
seguidores, entre los cuales han sobresalido, Onischuk, Izeta,
Shirov, García, Ehlvest, Adams, Héctor, Anand, Georgiev,
Benjamín ....
72
Estrategia de las Negras.-La idea principal de desarrollar
rápidamente el alfil a c5 se realiza con el propósito de impedir el
contraataque adversario mediante a4. Al propio tiempo, dicho alfil
queda apuntando desde el inicio de la apertura en dirección a la
débil casillaj2 del enroque blanco. Pero se comprende que el alfil
estaría mejor colocado en e7 que en c5, porque en este escaque se
expone a ser atacado mediante las jugadas blancas c3 y d4.

[C78] F. Nijboer- F. Holzke Corus Wijk aan Zee HOL.2009


l.e4 e5 2.tLlf3 tLlc6 3.~b5 a6 4.~a4 tLlf6 5.0-0 ~c5 [Defensa
Moller] 6.c3 b5 7.~c2 d5 8.d4 dxe4 9.tLlbd2 exf3 10.1Mfxf3 ~e7
11.1Mfxc6+ ~d7 12.1Mff3 exd4 13.tLle4 [13.cxd4 0-0 14.t2le4 ~e6
15.t2lxf6+ ~xf6 16.~e4 ¡¿xd4 17.:§:d1 c5 18.¡¿xa8 l&xa8 19.~e3
l&xf3 20.gxf3 ~xb2 21.~xc5 :§:c8 22.:§:ab 1 h6 23.¡¿b4 ¡¿e5 24.a3
:§:c6 25.:§:bc1 ¡¿c4 26.:§:d8+ <j{h7 27.:§:e1 ~c7 Topalov-Anand,
Wijk aan Zee 2001 IY2-Y2] 14J~!d1N [14.\&d3 t2lxe4 15.\&xe4 g6
16.\&xd4 ¡¿e6 Domínguez-Mc Shane, Esbjerg 2003, Y2-Y2]
14 ... tLlxe4 [14 ... c5 15.¡¿g5±] 15.~xe4± ga7 16.~f4 [16.:§:xd4 c5
17.:§:d1 h6±] 16 ... dxc3= 17.1Mfxc3 c5 18.gd3 1Mib6 19.gel ~f6
20.1Mfc2 ~d4 21.~xh7+ @h8 22.~e4 a:e8 23.1Mldl g6 24.b4 1Mff6
25.bxc5 ~xf2+ 26.@xf2 1Mfxf4+ 27.~f3 1Mih4+ 28.@f1 gxel +
29.\&xel 1Mfxh2?? [mejor 29 ... \&xe1+ 30.<j{xe1 <j{g7=] 30.1Mfe7+-
1Mfhl +? [Esta jugada acelera el desastre; era única 30 ... \&f4 31.c6
~c4 +-] 31.@f2 1M! el 32.1Mff8+ 32 ... @h7 33.\Wxf7+ @h6 34.1Mff8+
@h7 35.1Mle7+ @h6 36.1Mlh4+ @g7 37.1Mfd4+ @h6 38.c6 [38.1Mfh8+
<j{g5 39.:§:d4 'Mfd2+ 40.:§:xd2 :§:a8 41.\&xa8 ¡¿e6 42.'Mfd8+ <j{h6
43.:§:d6 g5 44.:§:xe6+ <j{h7 45.\&xg5 a5 46.:§:h6 mate] 38 ... ~f5
39.gdl 1Mfc2+ 40.gd2 [40 ... \&c 1 41.\&e3+ <j{g7 42.\&xa7+ <j{h6
43.\&e3+ <j{h7 44.:§:d7+ ¡¿xd7 45.\&xc1 ¡¿xc6 46.\&xc6] 1-0

[C78] A. Alekhine- H. Steiner Pasadena, 1932


l.e4 e5 2.tLlf3 tLlc6 3.~b5 a6 4.~a4 tLlf6 5.0-0 ~c5 [Variante
Moller] [Alexander Alekhine, en su obra "Mis mejores partidas",
1924-3 7, dice: En un tiempo fui algo parcial con esta jugada,
pero hoy debo admitir, muy a pesar mío, que no es suficiente
contra un juego preciso. Y como 5... d6 también ha sido
recientemente desacreditada, Herman Steiner no tenía más
remedio que volver a lo antiguo y elegir entre la respuesta
73
especulativa 5 .. .fiJxe4 y la más prudente 5 ... ibe7] 6.e3 ttJ xe4 7 .d4
!J,a7 S.\MI'e2 (Alekhine sigue la línea adoptada por Yates contra él
en Hastings, 1922) S... fS 9.dxeS 0-0 10.!J,b3+ @hS ll.élJbd2 \MieS
12.élJxe4 fxe4 13.\MI'xe4 dS 14.!J,xdS !J,fS 1S.\MI'h4 llJxeS 16.!J,xb7
única [16.!2lxe5? vtlxe5 17.!J,xb7 ibd3! 18.ibxa8 ibxf2+! 19.@h1
vtfe8!] 16 ... E:bS 17.tt:JxeS E:xb7 lS.E:el E:bS 19.tt:Jf3 \MieS 20.e4 E:b7
21.b3 ibg4 22.iba3! eS 23.tt:Jes !J,rs 24.g4! gS 2S.!J,b2 @gS 26.\MI'hS
!J,e6 27.tt:Jd7! Steiner se rinde. 1-0

[C78] V. Anand- A. Karpov Lausanne, Suiza,.1998


l.e4 eS 2.élJf3 élJe6 3.!J,bS a6 4.!J,a4 élJf6 S.0-0 !J,eS [Variante
Moller] 6.e3 bS 7.!J,b3 d6 S.a4 !J,g4 9.d3 0-0 10.h3 !J,xf3 11.\Mfxf3
tt:Ja5 12.!J,e2 b4 13.élJd2 E:bS 14.\MI'e2 E:eS 15.tt:Jf3 bxe3 16.bxe3
élJb3 17.!J,xb3N [Se hajugado 17J!bl tt:lxc1 18.!Uxc1 !J,b6 19.g3
iba5 20.ibb3 ttld7 21.d4 vtif6 22.mg2 gb6 23.vtlc4 c6 24.ibc2 c5
25.gxb6 !J,xb6 26.vtfxa6 cxd4 27.a5 !J,c5 28.!J,a4 vtid8 29.cxd4 exd4
30.e5 !J,a3 31.ga1 !J,b2 Nithander-Hector, Copenhague 2007,(46)
1-0] 17 ... gxb3 1S.d4 exd4 19.exd4 E:xf3 20.\Mfxf3 !J,xd4 21.E:a2
[21.gb1 tt:lxe4 22.gb4 c5=] 21...tt:Jxe4+ La calidad que cede
Karpov, por un caballo y dos peones, no es suficiente porque con
columnas abiertas la torre es muy superior en la fase final de la
partida. 22.\MI'd3 eS 23.\MI'xa6 d5 24.a5 e4 2S.!J,e3 !J,e5 26.!J,b6 \MI'd7
[26 ... vtid6!? 27.vtib5 !k8=] 27.\MI'a7= \MI'e6 2S.!J,d4 !J,e7 29.E:b2 e3
30Jl:b7 E: eS 31.!J,b6 !J,e5 32.E:xf7 e2+ 33.gcl? [33 .!J,e3 !J,c7
34.gxc7 gxc7 35.vtib8+ gc8 36.vtib2+] 33 ... tt:Je3-+ 34.E:f3
[34.gxc2 ttle2+ 35.mhl vtfxc2-+] 34 ... h6?? [Cuando Karpov
podía tener el resultado en sus manos comete un error muy grave,
pudo haber ganado jugando 34 ... ttle2+ 35.@f1 vtfe8 36.mxe2
ibb8+ 37.mfl !J,xa7 38.!J,xa7 vtla4 y ventaja decisiva] 35.\Mff7++-
En este momento, cuando el signo positivo ha dado la vuelta, es
Karpov quien se ve acosado por su rival [35.gxc2?? ttle2+ 36.mfl
vtlxc2 37.vtit7+ mh8 38.vtixd5 ttlg3+ 39.fxg3 vtib1+ 40.@e2 gc2+
41.vtld2 gxd2+ 42.mxd2 vtfa2+ 43.me3 vtlxg2-+] 35 ... @hS 36.E:e3
[36.gxc2?? ttle2+ 37.mfl vtlxc2 38.vtixd5 ttlg3+ 39.fxg3 vtib1+
40.me2 !k2+ 41.vtid2 gxd2+ 42.<i>xd2 vtib2+ 43.<i>e3 vtlxg2 +-]
36 ... d4?? [Nuevo y grave error, el movimiento justo era 36 ... !2le4
37.ge2 vtib5+-] 37.E:xe5 d3 3S.!J,d4 E:gS 39.E:e6 d2 40.E:xe6
dxcl\MI'+ [40 ... d1vti+ 41.mh2 vtixd4 42.!hc2 vtfe5+ 43.f4 vtid5+-]
74
41.~h2 Wd2 42J'k8! Karpov abandona (Si 42 ... ~f4+ 43.~xf4
e 1~ 44.~xe 1 ~h7 45.~e2+ ~e4 46.~xe4+ ~h8 47.~g6 Eí:xe8
48.~xg7mate), si 42.Eí:xc3?! el-~ 43.Eí:xel ~xel+- (42.i.xe3?!
e 1-~ 43.i.xd2 ~xe6±) 1-0

[C78] Judit Polgar - A.Shirov, Fontys Tilburg (9), 07.10.1997


t.e4 e5 2.éLlf3 éLlc6 3.i.b5 a6 4.i.a4 éLlf6 5.0-0 b5 6.i.b3 i.c5
[Variante Moller] 7.a4 :Bb8 8.axb5 axb5 9.éLlxe5 éLlxe5 10.d4
i.xd4 11.Wxd4 d6 12.f4 éLlc6 13.Wc3 [Leko-Shirov, Tilburg 1997,
13.~d3 0-0 14.~e3 ~b4 15.~g3 e5 16.e5 I:LJh5 17.~f3 e4
18.~xh5 exb3 19.exb3 dxe5 20.~xe5 i.b7 21.:Bd1 ~e8 22.~e2
Eí:e8 23.i.e3 ~e6 24.i.a7 ~e6 25.~f3 ~e6 26.~e2 ~e6 Y2-Y2]
13 ... ctJe7 14.:Ba7 c5 15.e5 éLlfd5 16.i.xd5 ctJxd5 17.Wg3 Novedad
[17.~f3 ~b6 18.Eí:xf7 c4+ 19.~h1 ~xf7 20.~xd5+ i.e6 21.~d1
i.f5 22.~d5+ i.e6 23.~d1 Y2-Y2 V.Anand-A.Shirov, Belgrado
1997; habría sido interesante 17.~a3!? b4 18.~a5 ~xa5 19.Eí:xa5
dxe5 20.fxe5±] 17 ... 0-0= 18.éLlc3 éLle7 [18 ... ~xe3 19.~xc3 b4=]
19.exd6± éLlf5 20.~f2 ~b6 [20 ... ~xd6 21.~e4 ~b6 22.~xc5±]
21.:Bc7± éLld4 22.f5 b4? [es mejor 22 ... i.xf5 23.i.f4 pero i.e6+-]
23.f6+- g6?? [23 ... g5 24.~d5 ~xd6 25.~e7+ ~h8 26.i.xg5
I:LJe6+-] 24.éLld5 Wxd6 25.éLle7+ ~h8 26.i.h6 1-0

[C78] G.Kamsky- A.Morozevich,. Corus Wijk aan Zee, 2009


l.e4 e5 2.éLlf3 éLlc6 3.i.b5 a6 4.i.a4 éLlf6 5.0-0 b5 6.i.b3 i.c5
[Variante Moller] 7.c3 d6 8.a4 :Bb8 9.axb5 [9.~a3 i.g4 1O.axb5
axb5 11.h3 i.h5 12.d3 0-0 13.~c2 ~h8 14.i.e3 I:LJd7 15.g4 i.g6
16.~g2 i.xe3 17./:LJxe3 ~e5 18.i.d5 ~e7 19.b4 I:LJxd5 20./:LJxd5
~e6 21./:LJgl e6 22./:LJe3 ~f4+ 23.~h2 d5 Strugnell-Goldsztejn
Paris 2006 (32) 0-1] 9 ... axb5 10.d3 0-0 11.h3N [11.i.g5 h6
12.i.h4 g5 13.i.g3 i.g4 14.~bd2 ~h5 15.'iWc1 ~f6 16.i.d1 ~h8
17.~xe5 I:LJxe5 18.i.xe5 dxe5 19.i.xg4 ~f4 20.~c2 )':Ud8 21.~b3
i.b6 22.Eí:ad1 h5 23.i.f5 g4 24.d4 exd4 25.cxd4 i.xd4 Majdan-
Nowak,Jarnoltowek (41) IY2-Y2; (11.Eí:e1 i.b6 12./:LJbd2 ~g4 13.Eí:e2
~h8 14.h3 ~h6 15.~fl f5 16.i.g5 ~e8 17.i.xh6 gxh6 18./:LJg3
I:LJe7 19.d4 f4 20./:LJf5 /:LJxf5 21.exf5 e4 22.~d2 i.xf5 23.~xe4 ~g6
24.f3 i.xh3 25.~d2 Eí:be8 Polgar-Anand, Linares 1997 (37) 0-1)]
11...ctJe7 [ll...h6 12./:LJbd2=] 12.ctJa3 [12.d4 exd4 13.cxd4 i.b6±]
12 ... éLlg6 13.ctJc2 h6 14.:Be1 i.b6 15.éLle3 c6 16.éLlh2 ~h8
75
17.ctJhg4 tlJxg4 18.hxg4= \Wh4 19.d4 exd4 20.cxd4 '1Wf6 21.ctJf5t
rj{gS 22.i,e3 i,xf5 23.gxf5 tlJe7 24.i,c2 [24.2:a6 '1Wh4±] 24 .. JUd8t
25.b4 c5 [25 ... 2:a8!?t] 26.bxc5± dxc5 27.'1Wg4 ~xd4 [27 ... cxd4
28.e5 '1Wc6 29.f6+-] 28.i,xd4 \Wxd4 [28 ... cxd4 29.e5 ®g5 30.®xg5
hxg5 31.2:eb 1+-] 29.\Wg3 [Las blancas se disponen a avanzar el
peón e5] 29.. )2Jc6 [29 ... 2:f8 30.e5 ét:ld5 con ventaja decisiva 30.e5t
c4?? Error muy grave [Si 30 ....!c7 3l.f6 g5 32.2:adl .!xe5 33.®h3
®h4 34.®f5 '1Wh2+ 35.@fl '.Wh 1+ 36.@e2 '1Wh5+ 37.g4 '1Wg6
38.'1Wxg6+ fxg6 39 ..!xg6 ét:ld4+ 40.@d3 .!xf6 En esta posición las
negras habrían podido quedar mejor] 31.2:adl En cambio ahora
son las blancas las que se encuentran con posición favorable
'1Wb2?! jugada dudosa de la Dama negra [mejor 31 ...'\Wc5 32.e6 f6
33.2:d7+-] 32.f6 g5 [32 ... g6 33 ..!xg6! .!xf2+ 34.'1Wxf2 '1Wxf2+
35.@xf2 fxg6+-] 33J'!e2 '1Wb4 34.'1Wh3 1-0

DEFENSA MORPHY CERRADA S....ie7

Este diagrama se ha reproducido millares de veces en el ajedrez


magistral. Y 5 ... .!e7 es la mejor contra la Española, que se perfila,
con cada jugada que se añade a la línea clásica l.e4 e5 2.ét:l f3 ét:lc6
3 ..!b5 a6 4 ..!a4 ét:l f6 5.0-0 .!e7. Y siguen siendo populares 5 ... b5 ,
5 ....!c5. De 2005 a 2009 la Española ha vuelto por sus fueros.

Este sistema de defensa fue introducido por Tschigorin con


anterioridad. Keres, refiriéndose al mismo, se expresó así: Una de
las razones de que esta continuación se cuente entre las más
populares es, sin duda, porque el sistema Tschigorin suele
conducir a posiciones muy vivas, plenas de acontecimientos, en

76
los que la imaginación de ambos contendientes encuentra un
terreno abonado de estimulas. Una prueba de la complicada
naturaleza de este sistema es que, a pesar de que durante más de
medio siglo de escrutinio intenso, analitico y experiencia práctica,
no se ha llegado aún a una conclusión definitiva en cuanto a qué
plan concede a las blancas mejores medios de conservar la
iniciativa.

Estrategia de las Blancas.- Las blancas han de preocuparse


seriamente de su peón e4. El que queden listas para enrocarse hace
que pierda valor la respuesta d4, en el supuesto de que se decidan
a anticiparla a c3, que, indudablemente, es la adecuada.

La fuerza y popularidad de la Española proviene de combinar la


solidez de la Italiana con el vigor de los Gambitos para crear una
amenaza directa, porque apenas iniciada, las negras han de
defender su peón e5 de la amenaza del caballo antes de que los
peones vayan en su ayuda. Y dado que si juegan d5 las blancas la
refutan con la clavada del ét'lc6, las negras tienen que seguir
forzosamente un camino diferente.

Estrategia de las Negras.- Las negras aceleran su enroque y


obstruyen la columna al ignorar la amenaza del i,b5 de la clavada
durante algún tiempo. La defensa 3 ... a6 facilita su trabajo y luego
de sacar algunas piezas ligeras se decidirán por defender e5 ó por
el contraataque. Pero el juego se desarrolla mucho más tranquilo
que en el Gambito de Rey o en el Giuoco Piano.

La misión de las negras se centra en mantener a toda costa su peón


e5, para que el centro blanco no se convierta en demasiado fuerte.
Pero a pesar de las dificultades que conlleva abrirlo, las negras
deben intentarlo en el momento oportuno, pues en un principio han
de esperar, porque la iniciativa no está a su alcance. Lo normal es
que continúen su desarrollo, en lugar de jugar 5 ... ét'lxe4.

77
ATAQUE WORRALL 6.1!;l!e2

.1.

.1. .1.

En la apertura Española, las blancas tienen la opción de entrar en


el Ataque Worrall ( 6.~e2), uno de los preferidos de Paul K eres y
del Dr. Alekhine, que lograron con dicho ataque muy bonitas
partidas. Pero a veces sucede que proporciona más problemas que
ventajas.

Estrategia de las Blancas.- Tras el enroque, la idea de este ataque


es la de llevar la fí:fl a d 1 para reforzar la jugada d4, y tras b 7-b5
del rival y del ~b3 propio, el peón b5 se puede cambiar con el de
a4. Así que la §:di, además de controlar la columna d, puede tener
gran actividad al permitir a la Dama que se ocupe de la columna e.
Se podría objetar que requiere un tiempo más para la protección
del peón, que si se juega directamente 6.fí:e 1 como en la partida de
texto. Tiene a su favor el que limita a las negras a que no cuenten
con la variante Abierta, cuando ésta no es del agrado del jugador
que conduce las blancas, en cuyo caso se podría justificar. Por otra
parte, es conveniente trasladar la torre, a di ó e I, a fin de dejar
libre el escaque JI para el viaje del caballo de dama que ha de
ubicarse ahí: lt:Jbl-d2-fl-e3 ó - g3).

Estrategia de las Negras.-Las negras han de tratar de oponerse al


plan de las blancas con las jugadas de los peones b5-c6- c5, una
vez hayan desplazado su lt:Jc6, a fin de contrarrestar la acción de
las blancas en el centro y su expansión por el flanco de dama.

78
[C86] E.Lasker- R.Teichmann, San Petersburgo RUS, 1909
l.e4 eS 2.lt:)f3 etJc6 3.~b5 a6 4.~a4 etJf6 5.0-0 ~e7 6JWe2 [Ataque
Worrall] 6 ... b5 7.~b3 d6 (Línea sólida). La mayoría de las
partidas de Lasker muestran lucha de maniobras amplias hasta
llegar al final. Pero cuando asesta un golpe a través de su juego
ultra rápido, el campeón vence y sorprende por su facilidad fuera
de lo común. 8.c3 0-0 9.d4 [9.h3, no es necesaria, ya que se puede
proteger suficientemente d4.]. 9 ... exd4 10.cxd4 ~g4 11.gd1 d5
12.e5 12 .. ltJe4 13.ltJc3 [Rjumin-Botvinnik, Moscú, 1936, 13.h3
~h5 14.a4? b4! 15.a5 cj;Jh8 16.g4 ~g6 17.é2Jh2 Jth4 18.Jte3 f5 19.f4
Jtg3 La posición no fue buena para las blancas, Karpov en "So
schnell siegen Weltmeister von Steinitz bis Kasparov" (Así de
rápido ganan los campeones del Mundo, desde Steinitz a
Kasparov), la titula !m leichten Stil (En estilo sencillo)] 13 ... etJxc3
14.bxc3 f6? [Más tarde, se ha jugado 14 ... ~d7 calificada como
mejor continuación, 15.h3 Jth5 16.g4 Jtg6 17.Jtg5 Jtxg5 18.é2Jxg5
f6 19.exf6 Eí:xf6 20.é2Je4 Jtxe4 2l.~xe4= R.Kholmov-M.Podgaets,
1978] El ruso Aleksei Suetin, manifestó en una ocasión que: "el
ajedrecista debe discurrir con la mayor atención y examinar la
lógica de la lucha en la apertura, a fin de rechazar opciones
fortuitas o inseguras", que es lo que ocurre aquí con la jugada
14 ... f6?] 15.h3 Jth5 16.g4 ~f7 17.e6! Apoyando en breve al alfil
blanco en la diagonal a2-g8, como es característico en esta
apertura, desalojando muy eficazmente al alfil adversario de la
diagonal vecina, 17 ...Jtg6 18.etJh4 ltJaS 19.ltJxg6 hxg6 20.Jtc2 f5
21.@h1 Jtd6 Lasker tiene el peón e libre. 22.gxf5 ~h4 23.~f3
gxf5 El trabajo de preparación está hecho de acuerdo con la tesis
de su predecesor Steinitz, de que El jugador que logra ventaja está
obligado a atacar, ya que de otro modo su ventaja podría
desaparece. Por otra parte, su rival está forzado a defenderse. Y si
la posición está equilibrada los dos bandos deben maniobrar,
realizar reagrupamientos de sus fuerzas para provocar
debilidades en el campo enemigo, e intentar de esta forma obtener
una ventaja posicional. Lasker lo organiza con sus figuras sobre la
columna g. 24,ggl. f4 25,gg4 1Wh6 26.e7 Jtxe7 27.Jtxf4 1We6
24,gg1 f4 25,gg4 1Wh6 26.e7 Jtxe7 27.Jtxf4 1We6 28,gxg7+ [Si
28 ... @xg7 29.Eí:gl + cj;lf6 30.Jte5 mate; y si 29 ... cj;Jh8 no va a ser un
refugio seguro por 30.~h5+ ~h6 3l.~xh6 y mate también] 1-0
79
[C86] A.Aiekhine- K.Junge, Lublin, Varsovia, Cracovia, 1942
l.e4 eS 2.lt:Jf3 lt:Jc6 3.i.b5 a6 4.i.a4 CLJf6 5.0-0 i.e7 6.Wfe2 [Ataque
Worrall] Hacia el final de su carrera Alekhine adoptó algunas
veces este ataque con buenos resultados. [Son casos que suelen
darse cuando el que lleva las blancas se considera superior a su
adversario. Junge quizá espera la buena jugada 6.Eí:e 1] 6 .•. b5
7 .i.b3 0-0 8.c3 En conexión con la siguiente esta es una forma
segura de prevenirse contra el proyecto negro, definido en la
séptima jugada (Alekhine), 8 ... d5!? (Gambito Schlechter). El
análisis de Tartakower muestra que lo prudente es declinar la
oferta, tal como decide el Campeón del Mundo [9.exd5 l2Jxd5
10.l2Jxe5 é2Jf4 ll.We4 l2Jxe5 12.d4! i.b7! 13.Wxb7 l2Je2+ 14.'tt>hl
lLlxcl 15.Eí:xcl é2Jd3 16.Eí:fl c5!] 9.d3! dxe4 [Alekhine hace ver
que, después de 9 ... d4 10.cxd4 é2Jxd4 ll.é2Jxd4 Wxd4 12.é2Jc3 c5
13 ..ie3 Wd8 14.f4, la ventaja es de las blancas] 10.dxe4 La
apertura de la columna de dama se revelará provechosa para el
juego blanco. 10 ...i.g4 ll.h3 .ihS 12 ..ig5! lt:Je8 [12 ... l2Ja5 13.g4
habría tenido sus inconvenientes 13 ... g6 14.l2Jxe5, sencillamente,
ganando un peón, 14 ... é2Jxb3 15.axb3 Wd6 16.l2Jxg6 fxg6 17.e5
We6 18.c4 .ic5 19.cxb5 axb5 20.Eí:xa8 §:xa8 21.é2Jc3 é2Jd7 22.b4
.ib6 (22 ... .ixb4? 23.We4 .ixc3 24.Wxa8+ 'tt>f7 25.bxc3+-) 23 ..ie3
Wxe5 24.§:el .ixe3 25.Wxe3] 13 ..ixe7 .ixf3 [No 13 ... l2Jxe7? 14.g4
seguido de 15.l2Jxe5] 14.Wfxf3 l:i:Jxe7 15.Eí:dl La victoria blanca
está virtualmente contenida en la posesión de esta columna.
15 ... CLJd6 16.1:i:Jd2 [16.a4 l2Jg6 17.g3 Wc8 18.'tt>h2 §:d8 19.é2Jd2±]
16 ... c6 [16 ... 'tt>h8 17.Wh5 f5 18 ..ic2 We8 l9.Wxe8 §:axe8 20.a4±]
17.1:i:Jfl Wfc7 18.a4! ["El campeón afirma que abrir la columna a
en la apertura Española es. casi sin excepción. favorable a las
blancas"] 18 .. J:%ad8 19.1:i:Jg3 l:i:Jec8 20.axb5 axbS 2l.l:i:Jf5! [Una
jugada doblemente notable. En principio, por sus múltiples efectos
sobre g7, e indirectos sobre f6 y, en otro sentido, también resulta
notable porque supone que el blanco descarta la tentación de
21.é2Jh5 We7 22.§:a6 g6! 23.é2Jf6+ 'tt>g7 24.l2Jg4 h5 25.l2Je3 Wc7
26 ..ic2± aunque, sin duda, también quedan mejor] 2l ... l:i:Jb6
22.Wfe3!! Esta jugada, que tiene apariencia de error por contradecir
principios clásicos, al abandonar la defensa del l2J f5 dejándolo
confiado únicamente a la custodia del peón e4, es de gran eficacia,
propia del genio que conduce las piezas blancas. 22 ... 1:i:Jxf5 [Con
80
22 ... t2lbc4 se llega a un final favorable a Alekhine, después de
23.~xc4 t2lxc4 24.\hl!c5! t2lxb2 25.Eí:xd8 Eí:xd8 26.Eí:a7 t2la4 27.1hlfe3
Eí:dl + 28.<j;lh2 lhlfd8 29.\hl!g3 g6 30.t2lh6+ <j;lg7 3l.lhlfxe5+ <j;lxh6
32.\hlff4+ \hl!g5 33.1hlfxf7 lhlfd8 34.1hlfxh7+ <j;lg5 35.Eí:f7 lhlfd6+ 36.g3 y
el Rey negro queda atrapado en red de mate] 23.exfS eS 24.f6!!
Este sacrificio de modesta apariencia entraña una profunda
concepción, tanto por el dominio de las columnas d y a, como por
las del ~b3 y de la \hlf e3. [De momento son evidentes las amenazas
25.\hl!g5 y 25.fxg7] El propósito de Junge es eliminar su debilidad
en el flanco de dama. 24 ... gxf6 2S.Ihlfh6 fS [necesaria, de otro
modo habría seguido 26.~c2] 26.~xf7+ ahora ya se vislumbra el
final 26 ...1hlfxf7 [si 26 .... Eí:xf7 27.1hlfg5+ Ei:g7 28.1hlfxd8+ lhlfxd8
29.Eí:xd8+ <j;lf7 30.Eí:a7+ <j;lg6 31.Eí:d6+ <j;lg5 32.Eí:xg7+ <j;lf4 y
33.Eí:xb6; Si 26 ... <j;lh8 27.1hlff6#] 27Jhd8 27 .. .ét)a4 [y si 27 ... Eí:xd8
28.1hlfg5+ <j;lf8 29.1hlfxd8+ lhlfe8 30.1hlfxb6+-] 28.b3! 1-0

[C86] N. Short- A. Karpov, Match Candidatos M.Linares, 1992


l.e4 eS 2.ttJf3 ttJc6 3.~bS a6 4.i.a4 ttJf6 S.0-0 i.e7 6JWe2 [Ataque
Worrall] Algunos Grandes Maestros emplean este ataque para
sorprender a su rival. Short lo utiliza consciente de que Karpov
posee muy amplios conocimientos acerca de esta apertura, pero
quiere hacerle ver que, él también los posee a nivel de los suyos, y
se embarca en esta variante tratando de lucirse, aunque en el fondo
esté convencido de que este ataque no figura en el repertorio de los
jugadores de alto nivel, y sólo lo practican muy de cuando los
ingleses, entre quienes es raro encontrar especialistas que
conozcan las defensas y variantes de la Española, mientras que
entre los rusos sucede todo lo contrario y, sin duda, uno de ellos es
Karpov] 6 ... bS 7.~b3 0-0 Línea aguda 8.c3 dS 9.d3! [9.exd5
t2lxd5 10.t2lxe5 t2lf4 1l.lhlfe3 t2lxe5 12.1hlfxe5 t2ld3 13.1hlfd5 i.g4 y las
negras ejercen fuerte presión 14.\hl!e4 lhlfd7 15.~c2 ~f5 16.1hlff3
Eí:ad8 17.b3 ~f6-+] 9 ... d4 Ahora el conflicto puede desarrollarse
alrededor de esta casilla 1O.ttJ bd2 [ 1O.i.g5 es otra opción] 1 O...i.cS
11.~c2 ~b6 12.ttJb3 ~g4 13.h3 ~xf3 14.\Wxf3 aS [Karpov ha
utilizado casi todos sus recursos tratando de debilitar las casillas
negras, en particular d4, (punto culminante de esta batalla) y Short
debe evitar las molestas amenazas de a5-a4-a3 y dxc3 seguido de
b5-b4] 1S.a3 [Suponiendo que Short hubiese preparado 15 .i.d2 a4
81
16.fijc 1, para llevar este caballo vía e2-g3, habría resultado un
error, veámoslo: 16 ... a3! 17.:gbl axb2 18.:gxb2 dxc3 19.~xc3 ~d4
20.~xd4 ~xd4-+] 1S ... a4 [ 15 ... dxc3 16.bxc3 b4 y las negras se
adueñan de la casilla d4] 1S ... a4 16.lt.\d2 .iaS 17.c4 .ixd2
18 ..ixd2 bxc4 19-!Ucl.última jugada teórica. 19 ... ~d6 [19.J-De7
20.dxc4 tt.\g6 2l.c5=] 20.~dl= [Si 20.dxc4 tt:.ld7+] 20 ... c3
[20 ... :gfb8 21.~xa4 tt:.\a5 22.~elt] 21.bxc3± dxc3 22 ..ixc3 ll:ld4
23J::ga2 ll:lxc2 [23 ... :gfd8 24.~xa4 ~a6 25.~c2±] 24.E!:axc2±
[24.:gcxc2 tt:.lxe4 25.~xe5 ~xe5 26.dxe4 :gfd8±] 24 ... E!:fd8 [24 ... c5
25.[4 tt.\d7 26.fxe5±] 2S ..ib4± '.Wxd3? 26.E!:d2+- '.Wxd2 27 ..ixd2
ll:lxe428.E!:c2 1-0

[C86] A.Aiekhine - P.Keres, T. Internacional, Salzburgo, 1942


l.e4 eS 2.ltlf3 ll:lc6 3 ..ibS a6 4 ..ia4 ltlf6 S.0-0 .ie7 6.'.We2 [Ataque
Worrall] 6 ... bS 7 ..ib3 d6 8.c3 0-0 9J::gdl lLlaS 10 ..ic2 eS ll.d4
'.Wc7 12 ..igS .ig4 13.dxeS dxeS 14.ll:lbd2 E!:fd8 [14 .. h6. 15 ..ixf6
.~xf6 16.tt:.lfl tt:.\c4 con igualdad) 1S.ll:lfl lLlhS 16.h3 .ie6 17.ltle3!
17 ... f6 18.ltlh2 g6 [Si 18 ... ~f7 19.tt:.\d5 :gxd5 20.exd5 fxg5 2l.d6
.ixd6 22.~e4 :gd8 23.~xh7+ ~f8 24.~h8+ ~e7 25.~h7 tt:.\[6
26.~[5 e4 27.tt:.\g4 tt:.\xg4 28.~xg4 ~f8 29.~xe4 tt:.\c4+] 19 ..ih6
.if8 20 ..ixf8 @xf8 [mejor 20 ... tt:.lf4 2l.~f3 :gxf8] 21.g3! E!:xd1+
[21...~xh3? 22.tt:.\d5 ~f7 23.a4 tt:.\c4 24.b3 tt:.ld6 25.g4 tt:.\[4
26.tt:.lxf4 exf4 27.~f3 c4 28.b4 a5 29.~xh3 axb4 30.cxb4 ~e7
3l.g5 fxg5 32.e5 tt:.\[5 33.a5 h5 34.~g2 g4 35.a6 :gxdl+ 36.:gxdl
Las blancas tienen ventaja decisiva] 22 ..ixd1 E!:d8 23.a4 ll:lc4
24.axbS axbS 2S.ll:ldS! [25.tt:.\hg4 :gd2 26.~f3 ~d8 27.~e2 tt:.\d6
28.b4 cxb4 29.cxb4 f5 30.tt:.lfl :ga2 31.:gxa2 .ixa2 32.exf5 e4
33.~a3 ~c4 34.fxg6 hxg6 35 ..ixc4 tt:.\xc4] 2S ... '.Wb7 [25 ... ~xd5
26.exd5 :gxd5 27.~e4 con ataque :gd8 28.~xh5 gxh5 29.:ga6 tt:.lb6?
(Para Keres era mejor 29 ... @g7 30.~f3 ~f7 31.:gc6 con iniciativa
31 ... tt:.lxb2 32.:gxc5 :gd3 33.~a8 tt:.\a4 34.:gxb5 tt:.\xc3+) 30.~e2 h4
31.~xb5±) 26.b3 ll:ld6 27.c4 bxc4 28.bxc4 .ixdS= 29.exdS ll:lg7
30.ltlg4 '.We7 31..ic2 [31.:gas tt:.\gf5 32.~a2 h5 33.:ga7 :gd7
34.:ga8+ :gd8 35.tt:.\e3 tt:.\xe3 36.fxe3 :gxa8 37.~xa8+ @f7 38.~a6±]
31...ltlge8 32.h4 e4 33.ltle3! l.WeS? [es mejor 33 ... f5 34.tt:.\g2 :gb8
35.tt:.\f4 tt:.\g7] 34.E!:a7 @g8 3S.ll:lg4 '.Wd4 [35 ... ~h5 36 ..ixe4 f5
37.~d3 fxg4 38.~e6+ @h8 39.~e7+-] 36 ..ixe4!+- fS [36 ... ~xe4
37.~xe4 tt:.lxe4 38.tt:.\h6++-] 37.ltlh6+ [37 ..ixf5! tt:.lxf5 38.~e6+
82
'ti?h8 39.fije5+- \Wd 1+ 40.'ti?h2 \Wh5 41.t2lt7+ 'ti?g8 42.t2lh6+ 'ti?h8
43.\WgS mate] 37 ... c;t>h8 38 ..ic2 Wf6 39.'\We6 Wxe6 40.dxe6 :BeS
41.ctJf7+ ctJxf7 42.exf7 ctJd6 43 ..id3 c;t>g7 44.f8'\W+ c;t>xf8 45.:Bxh7
c;t>gs 46.:Bd7 Cüe8 47.h5! gxh5 48 ..ixf5 :Ba8 749 ..ie6+ c;t>hS
50.:Bd5 ctJf6 51.:Bxc5 c;t>g7 52.c;t>g2 :Ba2 53 ..if5 :Ba3 54.:Bc7+ c;t>h6
55.:Bf7 :Ba6 56.f4 h4 57 .g4 1-0

[C86] A. Alekhine - F.Samisch, Bad Nauheim, Alemania, 1937


l.e4 e5 2.ctJf3 Cüc6 3 ..ib5 a6 4 ..ia4 ctJf6 5.0-0 .ie7 6.'\We2 [Ataque
Worrall] b5 7 ..ib3 d6 8.c3 0-0 [Más seguridad ofrece 8 ... t2la5
9 ..ic2 c5 como en la variante 6.!~:e1] 9.a4! .ig4 [Esta jugada de
alfil es algo mejor 9 ... b4 10.a5, ó 9 ... gb8 lü.axb5 axb5 1l.d4, con
ventaja, pero al alfil se le deja fuera de juego si las blancas, como
en esta partida, no aceptan el peón] 10.h3 [menos complicada que
10.!~:d1, seguido de d4. La jugada 10.h3 inicia un plan diferente,
tratando de limitar al mínimo la actividad del alfil-dama negro. En
cambio 10.axb5?! axb5 ll.gxa8 \Wxa8 12.1Wxb5 t2la7! no es
aconsejable, las negras recuperarían el peón] 10 ....ih5 ll.g4
Eventualidades que surgen en esta posición:l) Posibilidad de
sacrificio del t2lf6 en g4, y 2) Perturbación de la estructura de
peones de Alekhine mediante h5] ll.. ..ig6 [ 11...t2lxg4 12.hxg4
.ixg4 13.\We3 ó 1l.. ..ig6 12.d3 h5 13.t2lh4, con ventaja blanca, lo
cual evidencia que no había motivo para aplazar la encarcelación
del alfil] 12.d3 ctJa5 13 ..ic2 ctJd7? [El valor del plan adoptado por
Alekhine se podría apreciar si las negras se defendiesen con
13 ... c5 y después 14 ... \Wc7] El t2la5 será relegado a una casilla
pasiva, como objetivo de combinación para Alekhine. 14.b4 ctJb7
15.ctJa3 c6 16 ..ib3 ctJb6 Las blancas amenazan c4 y obligan a las
negras a cambiar su peón b. La jugada textual impide ese peligro,
perdiendo un tiempo, pero no puede ser criticada. 17.a5 ctJd7
18..ie3 c;t>hs 19.c4! [por el momento, el t2lb7 está prácticamente
inmovilizado] 19 ... ctJf6 20.cxb5 axb5 21.ctJxb5! Wd7! [2l ... cxb5
22.a6 1Wd7 23.axb7 1Wxb7 24.g5! gxa1 25.gxal t2ld7 26.t2lh4 ga8
27 _ga5+- a causa de la inutilidad del .ig6] 22.a6 ctJd8 23.ctJc3
Cüxg4! 24.b5! Cüxe3 25.fxe3 cxb5 26 ..id5 Cüe6 27 ..ixa8 :Bxa8
28.1Wb2 ctJc7 29.c;t>g2 f6 30.'\Wb3! Las blancas se apoderan del
control de d5, impidiendo ... .if7 (Alekhine). 30 ....ie8 31.a7 g6
32.:Ba5 c;t>g7 33.:Bfal .if7 34.ctJd5! ctJxd5 [34 ... \Wc6 35. xe7;
83
34 ... ~d8 35.tt:Jb6! Vffc6 36.tt:Jxa8+-] 35.exd5 ~e8 36.e4 f5 37.E:a6
g5 38.'Wc3 g4 39.lthe5! dxe5 40.Wxe5+ @g8 41.d6! [Se amenaza
42.Vffd5+] 41. ..Wc8 42.dxe7 Wc2+ 43.@ht Vfff2 44.Wxf5 1-0

Kasparov 6. E:et


... ...

Esta jugada apoya la defensa de e4 y da cobijo a su Rey ampliando


el espacio en que puede desenvolverse. La torre deja libre f1 para
el traslado del tO b 1 al flanco de rey por d2- fl - e3 ó - g3.

Karpov 6...b5

Jugada que protege e5, pues si 6 ... 0-0, las blancas podrían jugar
~xc6, y capturar e5. Para impedirlo, las negras pueden jugar
6... b5, echando al alfil de la diagonal a4-e8 . Reforzando ese
flanco y ... c5 , dejando protegido el peón e5. Por el contrario,
6 ...d6?! , se revela pasiva en esta posición al renunciar a la
expansión en el flanco de dama. Por lo que a la dudosa 6 ... d6?! las
blancas pueden replicar 7.c3, y si 7 ... b5 8.Ac2.
84
Kasparov 7.i.b3

Es única, seguida de 8.c3, para que la figura más activa de ese


flanco se sitúe como procede, en i.c2. Este alfil se juzga muy
valioso, inicialmente controla la diagonal a2-g8 y, trasladado a c2
se podrá ocupar de la defensa de e4, para que, llegado el momento,
pueda desde ahí apoyar el ataque contra el flanco de rey negro.
Luego, en bl , presionará sobre la gran diagonal bl -h 7.

Karpov 7... d6

::::,
lfi f2J a 'llV a
Estrategia de las Negras.- Este es otro esquema estándar de la
Española. Las negras están prestas a la defensa de e5 (abren la
diagonal c8-h3, sin delatar si su alfil se queda en ella o va a b7 la
gran diagonal a8-h 1). Lo único negativo es que, por ahora,
obstruye la salida del i.e7. Las negras deben enrocarse pronto y
obligar a que las blancas se preocupen de su peón e4. En muchas
ocasiones, cuando las blancas amenazan Cf5, las negras han de
considerar jugar su peón a g6 y a continuación Ag7.
85
Kasparov 8.c3

Jugada básica de la Morphy cerrada, preparando la ocupación


central. Es un movimiento polivalente, apoya el avance d4 para la
formación de un fuerte centro de peones, controla esa importante
casilla y deja libre la de c2, facilitando la salida al alfil español si
es atacado por el Ca5. Es erróneo 8.d4? Cxd4!, 9.Cxd4 exd4,
1O.Dxd4 por .. .c5- c4!, capturando al Ab3.

Estrategia de las Blancas.- La partida se desarrolla por unos


cauces en los que las blancas, una vez que han dejado bien
protegido su peón e4, se lanzan a la toma de la posición central
mediante c3 y d4 con la idea de obligar a las negras a que jueguen
e5xd4, abandonando su strong p oint de apoyo, a lo que el blanco
respondería con la captura cxd4, maniobrando con sus piezas para
dirigirlas hacia el flanco de rey, a fin de poder llevar a cabo el
ataque contra el enroque enemigo. En caso de que las negras
quisieran entrar en el Gambito Marshall, y las blancas evitarlo,
éstas disponen de tres opciones: 8.h3 , 8.a4 ó 8.d3 .

Estrategia de las Negras.- Teniendo consolidado el peón e5, e


iniciada su expansión por el flanco de dama mediante b5, su plan
es atacar con c5 ó d5. Comentarios de Sokolov a "Peón de Rey",
de Agosto, 2005, extractados de su partida con Anand, en Wijk
aan Zee, 1996, "Anand empieza casi siempre con l .e4 y he
jugado en exclusiva la Española desde hace quince años.
Comencé a jugarla porque quería ensanchar más mi comprensión
posicional en las posiciones clásicas. Antes siempre había

86
empleado la Siciliana, con la que llegué a ser Gran Maestro. Yo
no estoy convencido de que la Siciliana ofrezca mejores opciones
para derrotar a un rival más débil. En primer lugar hay mucha
teoría y tu oponente más débil puede estar muy preparado.
Grandes jugadores del pasado, como Keres, Smyslov, Spassky,
Karpov, siempre jugaban J... e5 ¿Estaban jugando a tablas? No ;
no lo estaban. Tras l ... e5 no hay ninguna variante de tablas para
las blancas. Hay muchas posiciones igualadas, pero en la práctica
el jugador más fuerte prevalecerá, no en todas las partidas, pues
lógicamente se producirán empates. Pero en la Siciliana te
pueden dar mate. No me gustan las Sicilianas en que alguien
sacrifica material, todo está colgando y no tienes ni idea de lo que
está pasando. Me gusta que la partida tenga una cierta lógica,
basada en la posición y no en la especulación ".

Dicho por Sokolov, aunque la acreditada Defensa Siciliana viene


siendo durante muchos años la más jugada, lo que no es óbice
para que la Española esté recuperando su excelente valoración y
siga aumentando sus practicantes entre la élite mundial.
ANTI-MARSHALL, VARIANTE MODERNA 8.h3

La Capablanca-Marshall, N.York 1918, dio origen a este agresivo


gambito, el cubano aceptó el reto ante el mejor atacante de la
época. Estuvo genial rechazando el peligroso asalto a su posición.
Las blancas que se enfrenten al Marshall han de elegir uno entre
los distintos sistemas con que se combate actualmente. Quien lo
plantee, debe estar muy preparado para combatir contra las
posibilidades de éxito de los sistemas surgidos hasta hoy.
87
[C88] Judit Polgar- M. Adams Dortmund, ALE 1996
l.e4 eS 2.l2Jf3 l:L!c6 3.JibS a6 4.Jia4 l2Jf6 S.0-0 Jie7 6.~el bS
7.Jib3 0-0 8.h3! [Anti-Marshall, Vte. moderna] 8 ...Jib7 9.d3 h6
10.l2Jc3 ~e8 [10 ... ~c5 ll.a4 b4 12.l2J e2 L2la5 13.Jia2 d5 14.L2lxe5
dxe415.d4~a716.~e3~d517.c4bxc318.b4é2lc619. L2l xc6~xc6
20.L2lxc3 é2ld5 2l.~xd5 ~xd5 22.~xh6 gxh6 23.\Wg4+ ~h8 24.\Wh5
f5 25.\Wxh6+ A.Shirov-P.Leko, Linares 2001, (43) Y2- Y2] ll.a3
~f8 12.l2JdS [12 ... é2ld4 13.L2lxd4 exd4 14.~f4 d6 15.~g3 é2lxd5
16.exd5 g6 17.\Wd2 \Wd7 18.a4 :gxel+ 19.\Wxel±] lL:JaSN 13.~a2±
JixdS 14.exdS d6 [1S.b4 l2Jb7 16.c4 'I.Wd7 17.~e3 l2Jd8 18.~cl c6
19.l:L!d2 cxdS 20.cxdS l2Jh7 [20 ... L2l b7 21.\Wf3±] 21.~b6 21...~c8
22.~xc8 '\Wxc8 23.'\Wcl 'I.Wb7 24.'\Wc7 'I.Wxc7 2S.Jixc7 l2Jb7 26.~cl
~c8 27.~c6 l2Jd8 28.~xd8 ~xd8 29.~xa6 ~c8 30.~c6 ~a8 31.lLlbl
l2Jf6 32.~fl ~e7 33.~e2 e4? [o33 ... L2le8!?±] 34.~b3 exd3+
3S.~xd3 l2Jd7 36.f4 gS [o36 ... ~f8+-] 37.~c7 ~d8 38.l2Jc3 gxf4
39.l2JxbSlLleS+ 40.<i>e4 ~e8 [40 ... é2l g6 4l.é2la7+-] 41.~a4 [1-0

ANTI-MARSHALL CERRADO, VARIANTE PILNIK 8.d3 y 8.d4

[C90] G. Kasparov - M. Adams, Londres, partidas rápidas, 1993


l.e4 eS 2.l2Jf3 l2Jc6 3.JibS a6 4.Jia4 l:L!f6 S.0-0 ~e7 6.~el bS
7.~b3 0-0 8.d3 [Anti-Marshall cerrado] 8 ... d6 9.c3 [Variante
Pilnik] 9 ... l2JaS 10.~c2 eS ll.l:L!bd2 ~e8 12.l2Jfl h6 13.d4 cxd4
14.cxd4 exd4 1S.l2Jxd4 Jif8 16.f3 g6 17.b3 [Con 17.a4, no se
permite a las negras presionar por este flanco de dama y Kasparov
abrirá el juego] 17...~g7 18.~b2 ~b7 19.'1Wd2 La Dama, deja a la
torre su casilla para que quede dominando la columna semiabierta
19... ~c8 20.~adl 'I.Wb6 [Michel Adams, un gran especialista del

88
Marshall, clava al éi:ld4] 21.rJih1 tiJd7 22.ttJe3 [El éi:lfl pasa a e3
controlando d5] Michel Adams con 22 ... ttJc6 contribuye al control
de d4, que lo único que tiene en contra es que su Dama habrá de
retirarse para que el caballo blanco vaya a d5 donde ningún peón
negro podrá molestarle. 23.ttJd5 Kasparov tiene ventaja posicional
23 .. JMfd8 [mejor 23 ... '\Wa7 controlando la diagonal gl-a7] 24.ttJxc6
.ixc6 25 ..ixg7 Consiguiendo que las negras se deshagan del alfil
fianchettado, del cual no es bueno desprenderse 25 ... rtt>xg7 26.ttJe3
Este caballo es muy valioso para permitir que el GM inglés Michel
Adams pueda cambiarlo por el alfil malo del blanco. 26 ... :Se6 [La
Dama representa poco aun en su casilla de origen. Adams debió
considerar 26 ... '\Wh4] 27.b4 tiJb6 28 ..ib3+- [Este alfil está bien
colocado y queda apuntando hacia j7, la casilla débil]. 28 .. J:~e8
29.ttJg4 VNg5 30.VNd4+ y captura el. éi:lb6. 1-0

[C88] L. Domínguez- L. Aronian, Corus Wijk aan Zee, 2009.


l.e4 e5 2.ttJf3 ttJc6 3 ..ib5 a6 4 ..ia4 tiJf6 5.0-0 .ie7 6.:Se1 b5
7 ..ib3 0-0 8.d4 [Anti-Marshall, cerrado]ttJxd4 9.ttJxd4 exd4
10.e5 ttJe8 11.c3 dxc3 12.ttJxc3 d6 13 ..id5N [13.'\WD .ie6=
14.éi:ld5 (14 . .ij4 .ixb3 15.axb3 dxe5 16. .ixe5 .id6 17.éi:lxb5 .ixe5
18."il,xe5 éi:ld619.éi:ld4 éi:lb5 20.éi:lc6 éi:ld4 2J.éi:lxd4 'IM!xd4 22.'\M!c3
'IM!b6 23."il,c5 "il,a7 24."il,cJ "il,b8 25."il,xc7 "il,xc7 26.'\M!xc7 'IM!xc7
27. "il,xc7 g6 28. "il,c3 "il,d8 Jakovenko,-Karjakin, 2007 Yz-Yz)
14 ... .ixd5 15 ..ixd5 "il,b8 16 ..ie3 c5 17."il,adl '\Wc7 18.e6 fxe6
19 ..ixe6+ <i>h8 20.'\Wh3 g6 21.b4 c4 22 ..id5 .if6 23 ..ie4 '\Wf7
24 ..id5 '\Wc7 25 ..ie4 '\Wf7 26 ..id5 Timofeev-Sutovsky, Montreal
2006, Yz-Yz] 13 ... :Sb8= 14 ..ie3 .ie6 15 ..ia7 .ixd5 16 ..ixb8 .ib7
17 ..ia7 VNa8 18.exd6= .ixd6 19..id4 b4 [Si 19 ... .ixg2 20."il,xe8
"il,xe8 21.'\Wg4±] 20.ttJa4 .ixg2 21.:Sxe8 '\Wxe8 22.rtt>xg2 c5 23 ..ie3
VNc6+ 24.f3 :SeS 25 ..if2 c4 [25 .. J:;:e5!?=] 26.ttJb6± c3 27.bxc3
bxc3 28.VNd5 VNc7 29.ttJc4 .ib4 30.:Sc1 :Se2? [30 ... '\Wf4 31."il,el
"il,xel 32 ..ixel '\Mff6+-] 31.:Sxc3+- h6 (31.. ..if8) 32.:Se3 :Sxa2? [es
mejor 32 ... "il,xf2+ 33.<i>xf2 .ic5+-] 33.:Se8+ rJih7 [33 ... .if8 34.éi:le5
"il,a5 35.'\We4+-] 34.ttJe3 :Sxf2+ 35.rtt>xf2 .ic3 [35 ... .ic5 36.'tt>g2 g6
37.éi:lg4+-] 36.rtt>g2 [36.'tt>g2 g6 37."il,d8+-] 1-0

89
ANTI-MARSHALL, VARIANTE CERRADA 8.a4

[C88] V. Anand- A.Grischuk, Cto. M. Lyon, (7) 20.08 .2007


l.e4 eS 2.ét)f3 lüc6 3.i.bS a6 4.i.a4 étJf6 S.0-0 i.e7 6J~el bS
7 .i.b3 0-0 8.a4 [Variante cerrada Anti-Marshall] 8 ... b4 9.d3 d6
lO.étJbd2 ltJaS ll.i.a2 eS 12.c3 lüc6N [12 .. J3:b8 13.é2l fl (13.é2lc4
é2lc6 14.h3 h6 15.i.e3 é2lh7 16.d4 bxc3 17.bxc3 exd4 18.cxd4 é2lg5
19.dxc5 dxc5 20.é2l xg5 hxg5 21.Wh5 é2l d4 22.é2le5 é2l b3 23J~ab 1
Wc7 24.é2l xf7 c4 25.é2lh6+ gxh6 26.Wg6+ <j;Jh8 27 .Wxh6+ <j{g8
Ibarra-Sánchez, Tenerife 2006, 1-0); 13 ... Wc7 14.é2lg3 h6 15.h3
b3 16.i.bl :§:e8 17.d4 c4 18.é2lf5 i.f8 19.g4 é2lh7 20.<j;Jhl i.d7
2l.d5 f6 22.h4 i.c8 23.:§:g1 Wf7 24.é2l e3 i.d7 25.é2ld2 :§:ec8 26.We2
We8 27.é2ldxc4 Saveljev-Shomoev, Krasnodar 2003, (58) 0-1]
13.d4!? [13.é2lfl es una jugada normal en muchos de los esquemas
de esta apertura, y 13. é2lc4 una alternativa bastante frecuente]
13 ... bxc3 14.bxc3 exd4 1S.cxd4 lüb4 16.i.bl i.g4 17.h3 i.hS
18.g4 i.g6 19.dS [19.dxc5 dxc5 20.We2 é2lc6=] 19... étJd7 20.lüc4
E:b8 21.i.f4 étJb6 22.étJxb6 E:xb6 23.étJd2 i.gS 24.i.xgS \WxgS
2S.étJc4 E:bb8 26.'1Wd2 \Wxd2 27.lüxd2 f6 28.étJc4 E:fd8 29.f4 i.f7
30.E:a3 gS 31.h4 gxf4 32.E:f3 i.e8 33.E:xf4 <±>g7 34.hS i.xa4
3S.h6+ <it>xh6 36.E:xf6+ <±>g7 3 7 .gS E:f8 38.E:xd6 i.c2 [3 8 ... :§:be8
39.é2lb6 i.b5 40.e5=] 39.étJeS± E:f4 40.E:f6 E:h4 41.d6 i.xbl
[41...i.b3!? 42.<j;lf2 :§:h5±] 42.E:xbl E:xe4 43.E:f7+ <±>g8 44.E:e7
E:d8 4S.E:dl c4?? [Es mejor 45 ... :§:f4 46.d7 :§:f5+-] 46.d7 E:f4
[46 ... :§:xe5 47.:§:xe5 <j{f7 48 .:§:d6+- ] 47.E:fl E:ff8 [47 .. Jhd7
48 .:§:xd7 :§:xfl + 49. <j;lxfl c3+-] 48.E:xf8+ 48 ... <it>xf8 49.E:xh7 c3
SO.étJg6+ 1-0

90
POSICIONES-SISTEMA (11) Las posiciones-sistema son las que
en la práctica se producen más a menudo, como segundas
aperturas, creadas con jugadas que conducen a una posición con
la que se está familiarizado. (Ver pág. 1O, inicio § 1°). Ejemplos:

[C88] Peter Leko- Vassily lvanchuk, Linares, (4) 22-02- 2006


l.e4 eS V t:lf3 lt:lc6 3 .~bS a6 4.~a4 lt:\f6 S.0-0 ~e7 6J'~el bS 7.~b3 0-0 8.a4
[Defensa Anti-Marshall cerrada] ~b7 9.d3 d6 10.lt:\bd2 liJaS ll.~a2 eS
IV~:lfl ~c8 13.c3 ~d7
Diagrama núm. 1

14.lt:\e3 Wfc7 lS.axbS axbS 16.b4lt:\b7 17.~d2lt:ld8 18.~b3 ~ha119.Wfxal :BeS


20.bxcS WfxcS 2I.Wfa2 h6 22.h3 lt:le6 23.lt:\ dS lt:lxdS 24.~xdS Wfc8 2S.d4 ~f6
26.Wfb3 ~c6 27.Wfb4 exd4 28.cxd4 ~xdS 29.exdS lt:\gS 30.:Bxe8+ (39) 1-0

[822] H. Hoffmann- D. Mirschinka, 01. Leipzig, 1960


l.e4 eS 2.c3 [Defensa Siciliana, Alapinl eS 3.lt:\f3 lt:\c6 4.~c4 ~e7 S.0-0 lt:\f6
6.d3 0-0 7.lt:lbd2 d6 8.:Bel a6 9.a4 ~d7 lO.lt:\fllt:laS ll.~a2 bS

Diagrama núm. 2

91
12.d4 exd4 13.cxd4 bxa4 14.eS tt:le8 lS.dxcS dxeS 16.tt:lxeS ~bS 17.~f3 lLlf6
18..igS E!:c8 19.E!:adl~c7 20.tt:lg4 ~xcS 21.tt:lxf6 .ixf6 22 ..ixf6 gxf6 23.~xf6
E!:c6± (30) 1-0

[CSS] P. Pinter-A . Nicolini, Eslovaquia, 1995


l.e4 eS 2.i.c4 tt:lc6 3.tt:lf3 i.e7 4.0-0 tt:lf6 S.d4 d6 [Defensa hún¡:ara] 6.c3 0-0
7.E!:el a6 8.a4 tiJaS 9.i.a2 eS IO.tt:lbd2 i.d711.tt:lfl bS

Diagrama núm. 3

·.....-
.i. ~
..•.
-.a. ·.a. A

12.axbS axbS 13.i.gS i.e6 14.i.xe6 fxe6 1S.d4 exd4 16.cxd4 tt:lg4 17..ixe7
~xe7 18.h3 tt:lh6 19.dS eS 20.tt:le3 g6 21.ttlc2 (60) 'h-'h

Karpov 8 ... 0-0

En algunas aperturas ocurre que antes del 0- 0 puede haber una


jugada más apremiante, pero en la Española se juega enseguida y
92
no se debe retrasar. Hay que poner pronto a salvo a los reyes, ante
las amenazas que se ciernen sobre el mismo flanco de ambos.
Karpov se enroca ya, lo que supone, por el momento, quedar fuera
de peligro. La torre defiende la casillaj7, a la que apunta el .!b3,
éste pasa luego a enfilar sobre h 7. Si en vez de 0-0 juegan 8 ....!g4
clavando el ét:Jf3 de la diagonal de la Dama blanca, con 9.d3 0-0,
10.ét:Jbd2± 10 ... éb a5, ll.i.c2 c5, 12.h3 i.h5, 13.ét:Jfl 'Ll c6, 14.ébe3,
las blancas amenazarían situarse en d5 ó f5 (casillas débiles de las
negras) 14 ....!g6, 15.a4. A las negras les conviene diferir el
desarrollo del .!c8 hasta que el blanco juegue d4.

GAMBITO MARSHALL 8... d5

Adams, Short,. Nunn, Khalifman, Ponomariov, Sokolov, Svidler,


Geller, Blatny, Anand y Leko, lo juegan con cierta frecuencia.

Estrategia de las Blancas.- Deben aceptar el peón d5 para


obtener ventaja material, y a 9 ... ét:Jxd5 , han de estar dispuestas a
cambiarlo con 1O..!xét:Jd5 , amenazando ét:Jf6-ébg4, ó presionando
con 'Lld5- f4; pero no deben aceptar el peón si no conocen algunas
líneas, ya que origina un gran riesgo, pues concede a las negras la
iniciativa y un buen desarrollo para atacar el flanco de rey blanco.

Las maniobras defensivas más eficaces para paliar las debilidades


de las casillas blancas del enroque, se pueden conseguir con las
jugadas ~ d3- fl ó .!d 1- e2- fl, así como a4 ó c4 con tentativas
desestabilizadoras.

93
Estrategia de las Negras.- Las negras han de procurar decidir la
partida en el transcurso del medio juego, pues el final no les suele
ser favorable. El Gambito Marshall ha ganando muchas batallas, y
aunque son muchos los que pierden con él, su suerte depende de lo
que se conozcan sus líneas más agudas. Los que lo rechazan
plantean la variante Anti-Marshall moderna, 8.h3 ó 9.a4.

[C89] V. Anand- L. Aronian, Super GM Morelia-Linares.2008


En el número 576 de "Europe-Échecs" el GM Aronian comenta:
En la víspera, yo había perdido contra Topalov en 3 7 jugadas, de
una Nimzoindia, y he tenido que jugar otra vez con negras en los
comienzos de este torneo. Esta vez, yo estaba deseoso de no
repetir la experiencia l.e4 e5 2.lt:lf3 lt:lc6 3 ..ib5. A veces suelo
jugar la variante Berlinesa, pero no tenía una razón convincente
para renunciar al Gambito Marshall, mi favorito. 3 ... a6 4 ..ia4
lt:lf6 5.0-0 .ie7 6J~el b5 7 ..ib3 0-0 Estoy persuadido en el aspecto
psicológico de un hecho muy curioso. En esta conocida posición,
ciertos jugadores con blancas, reflexionan a menudo algunos
minutos innecesarios, dado que suelen estar bien preparados para
afrontar esta variante. 8.c3 [Es obvio que se puede emplear
también 8.d4, 8.d3, 6.h3, 8.a3 ó 8.a4. Esto por lo regular lo hacen
aficionados al gambito poco partidarios de lo trillado}. 8 ... d5
[Gambito Marshall] 9.exd5 lt:lxd5 1 O.lt:lxe5 lt:lxe5 ll.gxe5 c6
12.ge1 (Aquí se suele jugar 12.d4) .id6 13.g3 Un intento
relativamente raro 13 .. ,ges [Antes se jugaba 13 ... .if5; en
principio no sin éxito, pero habiendo visto que 13 ... 'fl.e8 podía
llevarme a un juego interesante, tomé la decisión de probarlo.
Otro aspecto distinto es que, he pensado que tendría interés
comprobar la celada 13 ... h5 14. Vfixh5 14 ... 'fl.e8]. Sobre esta
sugerencia de Aronian he puesto el programa a ver a qué conduce,
y analiza:15.'fl.dl g6 16.Vfif3 é2lf6 17.Vfixc6 'fl.a7 18.Vfig2 'fl.ae7
19.Vfifl .ih3 20.Vfixh3 'fl.el+ 21.'fl.xel 'fl.xel+ 22.<j¡g2 V!ia8+ 23.f3
Vfie8 24.Vfih6 Vfie2+ 25.<j¡h3 Vfifl+ 26.<j¡h4 .ixg3+ 27.<j¡xg3 Vfigl+
28.<j¡f4 é2lh5+ 29.Vfixh5 gxh5+-] 14.d4 [Si Anand hubiese jugado
14.'fl.xe8+ Vfixe8 15.d4 'fl.a7 16.é2ld2 'fl.e7 17.é2lf3 f6 las negras
habrían resuelto sus problemas con éxito. Otra opción era 14.d3,
como en una partida Almasi- Yakovenko, pero esta otra
sugerencia no es tan fuerte, si las negras juegan 14 ... .if5, a las
94
blancas les costará desarrollar sus .figuras armoniosamente.
14 ... ~xel+ [14 ... 8:a7 era un poco mejor] lSJWxel ~a7 16 ..ie3
(Aronian no había previsto esta interesante jugada durante su
preparación). Parece ser otra importante posibilidad 16. t2Jd2 8:e7
17. V!:if1, por lo que las negras habrían de efectuar un juego muy
preciso para poder lograr compensación.16 ... ~e7 17.~d2 'We8
18.~fl Bien entendido que el blanco puede capturar al t2Jd5,pero
eso, con mucha frecuencia sólo conduce a tablas. 18 ... h5 Aronian
afirma estar muy satisfecho de esta jugada. Las blancas tienen
ahora razón para inquietarse. [Intentar recobrar el peón tras
18 ... .ih3 sería desafortunado a causa de 19.Viie2, en cuyo caso,
Anand habría tomado el control de las casillas blancas, además,
Aronian no tenía intención aún de fijar la ubicación de su alfil]
19.a4 Lo natural sería colocar la Dama en una casilla más
favorable. [19. Viid1 .ig4 20. Viid3 y aquí, 20 ... g6 daba a las negras
una auténtica compensación por el peón] 19....ie6 Una solución
importante. El alfil negro, antes de llegar a su casilla ideal en h3,
tiene que jugar otro papel interesante. El .ib3 tiene a menudo que
hacer frente a un rival impertinente. 20 ..idl Una curiosa idea que
resulta indebidamente artificial. [Aronian esperaba 20 ..ic2 .ih3
2l.Viie2 con un juego idéntico al que se obtiene con la variante
19.Viie2] 20 ... h4 [20 ... .ig4 era inútilmente académica. Al
comprender que tal posibilidad permite conducir un ataque a lo
Marshall, las negras deciden redoblar todas sus energías] 21.axb5
axbS 22 ..if3 El defensor del centro regresa a su puesto 22 ....ih3
23 ..ixd5 exactamente para cambiarlo! En un principio, este
movimiento le extrañó y, reflexionando, comprendió que las
negras, con su Dama pasiva en e8, carecían de piezas suficientes
para conducir el ataque. Por su parte, las blancas podían activar
de manera total su Dama para lanzarse a la caza del peón, con
libertad para poder replegarse a continuación y colaborar en la
defensa en caso necesario. 23 ... cxd5 24.'Wdl [Dar la señal de la
jugada f7-f5 por 24.Viie2 es inútil, porque las negras la van a jugar
de todos modos] 24 ... f5 2S ..ig5 [era posible 25 .V!:i.b3 el ordenador
evalúa la posición blanca y llega a la conclusión de igualdad.
25 ... V!:ij7 26. .ig5 8:e4 27. .ixh4 rJlh7 28. V!:id1 con una posición
parecida a la de la partida, con la excepción de la diferencia de que
el Rey negro está mejor colocado en h7, pues no es fácil esperar
95
nada tras 28 ... '\Wg6 29.~d8] 25 .. J:~e4 26.~xh4 1.Wg6 [Aronian
precisaba atraer al alfil a d8] 27.~d8 f4. A pesar del handicap de
dos peones, su posición le gustaba mucho y añade: Con el alfil en
h3, es siempre posible, en el peor de los casos, construir un
mecanismo de tablas. 28.'Wd3 Es dificil aconsejar alguna otra
cosa para las blancas, pues a primera vista, los movimientos
buenos, en apariencia no conducen más que a un callejón sin
salida, por ejemplo: 28.~b6 :§:e8 29.~c5 ~el y este alfil en c5 se
metamorfosea en un acémila. En ruso el alfil se denomina Slone, y
está representado por un elefante". (Nota. de Europe-Echecs).
Aronian piensa que la decisión óptima debía consistir en 28.~h4
f3 29.'\Wxf3 :§:xh4 30.'\Wxd5+ ~h7 31.:§:a8 '\We4 32.'\Wxe4+ :§:xe4
33.4::le3 con lo cual Anand habría podido obtener la nulidad dado
el gran número de peones negros desaparecidos] 28 ... 'Wh5
29.ltJd2 Esta es una movida perdedora. [Era preciso que el caballo
quedase en su puesto, por ejemplo, moviendo el alfil, 29.~b6 ~b8
30.~c5, No obstante ser la posición negra muy fuerte, no se ve
cómo reforzarla. En compensación, ahora todo es sencillo]
29 .. J~e2 30.ltJf3 [30.~h4 :§:xd2 3l.:§:a8+ ~f8 32J:J:xf8+ ~xf8
33.'\Wxd2 ~g8 Enseguida la Dama y el alfil de las negras van a
desencadenar el ataque contra el monarca blanco] 30 .. J~e3 Este
pseudo-sacrificio facilita la decisión 31.fxe3 'Wxf3 32.'Wc2 fxg3
33.hxg3 'Wxg3+ 34.@h1 ~fS Anand abandona. (La amenaza negra
de mate es ~e4 ó '\Wh2 depende a donde vaya la Dama blanca) 0-1

[C89] J. Smeets- E. Bacrot Corus, Wijk aan Zee, Holanda, 2008


l.e4 eS 2.étJf3 ltJc6 3.~b5 a6 4.~a4 étJf6 5.0-0 ~e7 6J~e1 bS
7.~b3 0-0 8.c3 dS [Gambito Marshall] 9.exd5 ltJxdS 10.ltJxe5
Comenta Bacrot Es sólo la segunda vez que un adversario me
toma el peón del Gambito Marshall. 10 ... ltJxe5 11.:!:l:xe5 c6 12.d3
~d6 13.:!::!:et ~fS 14.'Wf3 'Wh4 15.g3 'Wh3 16.~xd5 [16 ... cxd5
17 .'WxdS Movimiento de moda, introducido por Stellwagen el año
pasado y ya jugado por Smeets. 17 ... :!::!:ad8 18.'Wg2 'WhS!?N Esto
hace más de dos años que lo había jugado con mi ordenador, pero
no lo había analizado al máximo. 19.~e3 ~h3 20.'Wh1 [20.'\Wc6
~e6 y sin problemas para las negras] 20 ... f5 21.~b6 :!:l:d7! f4 ?!
22.i.xd8 f3 23.i.b6 i.g2 24.'Wxg2 fxg2 25.ltJd2 '\Wg6 26.i.d4
'Wxd3 27.:!:l:ad1 [No se ve que Smeets pueda ganar 22.'\Wd5+ ~h8
96
23.C2Jd2 tbxg3! 24.~xd7 tbf4 25.~b7 La Dama debe ir a la gran
diagonal para evitar el mate. ~c6 y ~d5 son dos jugadas sobre
las que hay que profundizar 25 ... tbxd2 26.tbd4 Eí:g8 27.Eí:e7? Era
preciso forzar el empate mediante 27.~hl tbg4 28.tbxg7+ Eí:xg7
29.~b8+ Eí:g8 30.~e5+ y jaque perpetuo] 27 ... tbcl!! (Una jugada
táctica prevista justo antes de la partida. Amenazo mate en di y
el alfil no se puede capturar, pues queda intomable a causa de
~g5+) 28J~e1 [28.~hl tbg4 29.tbxg7+ Eí:xg7 30.~b8+ Eí:g8
31.~e5+ con jaque perpetuo; 28.Eí:xcl ~g5+ 29.~hl ~xcl+
30.Eí:el ~xel Mate] 28 ...tbf4 Después de haber jugado mi
novedad, no quise repetir jugadas. 29.:B:e3 Es dificil para las
blancas hallar un movimiento satisfactorio, 29 ...tbxe3 30.tbxe3
[30.fxe3 ~e2 31.~hl h6!, para ganar, evitando el jaque perpetuo]
30 ... :B:e8! [30 ... ~g4+ 31.~hl f4 32.Eí:gl ~c8 (32 ... fxe3?? 33.Eí:xg4
exf2 34.Eí:f4 Eí:e8 35.~e4! y las blancas ganan) 33.~xc8 ~xc8
34.tbxf4 ibb7+ 35.Eí:g2 Eí:e8 36.tbe3 con posición igualada] 31.ibd4
[31.~h 1 caía con 3l...tbg4; mientras que con 31.~c7 h6 32.tbd4
Eí:e7! 33.~g3 ~h7 continuaría el ataque de las negras mediante g5
y f4] 31...W/g4+ 32.@h1 h6 33.f4 [33.Eí:gl? ~xgl + 34.~xgl Eí:el
mate] 33 ... :B:e7! Yo he estado preciso en esta fase. Mis piezas están
muy activas y he eliminado toda presión sobre mi Rey. Las
blancas están indefensas. 34.Wfa8+ [34.~c6 ~xf4! 35.Eí:gl tbg4 y
las negras ganan] 34 ... @h7 35.tbe5 Wfe2 36.:B:g1 tbg4 37.:B:xg4
fxg4 38.d4 Smeets carecía de esperanzas para conseguir cambiar
las damas [38.~e4+ ~xe4+ 39.dxe4 g5] 38 ... Wffl mate 0-1

[C89] V. Anand- M. Adams, GM, Dortmund, (Alemania) 2000


l.e4 eS 2.Cbf3 Cbc6 3.tbb5 a6 4.tba4 CDf6 5.0-0 tbe7 6.:B:e1 bS
7.tbb3 0-0 8.c3 dS [Gambito Marshall] 9.exd5 CDxdS 10.Cbxe5
CbxeS 11.:B:xe5 11. .. c6 Posición temática .. [12.d4 es la variante
principal, pero se juega poco. En Schach Magazín 64, 1988, John
Nunn puso a debate 12.d3, 12.tbxd5, 12.Eí:el y _l_bgl. Anand,
prefiere 2.Eí:el. Con frecuencia se juegan las dos primeras: 12.d3 y
12.tbxd5] 12.:B:e1 ibd6 13.d3 el movimiento más jugado en los
últimos años. 13,..Wfh4 14.g3 Wfh3 15.:B:e4 Actualmente esta línea
es la más popular y la que más se juega. 15 ... WffS 16.CDd2 Wfg6
17.:B:e1 fS! 18.a4 Jugada que lleva aparejada la idea de abrir la
columna a. 18 ... :B:b8 19.axb5 axbS 20.Cbe4! [Se había jugado
97
20.étJfJ Anand-Adams, Dos Hermanas, 1999; que siguió 20 ...f4
2I.ébe5 ~xe5 22 J he5 fxg3 23.fxg3 ~g4 24.'\We l ~h3 25 .~e3 :gfl +
26.'\Wxfl ~xfl 27.:gxfl :gf8 28.:gxf8+ Yz-Yz]. 20...fxe4 21.dxe4 ~g4
22.~d4 .i 23.exd5 eS 24.~h4 [24.'1Wd2 la alternativa sería 24 ....if4
(24 ... '\Wf5 25 . .idl .ixd5 26. .ig4 1!11.!7 27. :ga7+- '\Wxa 7 28. '\Wxd5 +
@h8 29. '\Wxd6) la respuesta: 25.'1Wxf4 :gxf4 26 ..ixf4 :gf8 27.d6+ c4
28 ..idl da clara ventaja a las blancas] 24 .. J3be8 25 ..ie3 [25 ..id2! ?
~e4!? 26.:ge2 '1Wf5 27.~f4 c4 28.:gxe4 :gxe4 29.~c2 ~xf4 30.~xe4
'1Wxe4 3l.gxf4 Anand-Khalifman, FIDE, 2000. Y2- Y2] [Las blancas
no han de tomar riesgos como 25 .:gxe8 :gxe8 26.~f4 '\We4 27.:gfl
c4 porque proporcionarían contrajuego a las negras.] 25 ...~f5
26J3acl [Apoya .~c2 contra la Dama negra] 26...i.e4, quitándole
la intención al blanco 27 ..idl i.xd5 [Otra opción sería 27 ...~xd5
28.~c2 y si 28 .. .~xc2 29.:gxc2 '\Wf] 30.'1Wh3, la ventaja del peón
blanco puede ser suficiente con los cambios que se avecinan
30 .. .~f4 31.'1Wg2 ~xe3 32.'\WxfJ :gxf] 33.@g2 :g[6 34.:gxe3 con
clara ventaja blanca] 28 ..ic2 ~f3? [Grave error; normal habría
sido 28 ... ~e4 aunque sin mucha ilusión,. 29.~xe4 :gxe4 30.'\Wg5
'1We6 3l.~d2 '1Wf7±] 29.~xh7+ @f7 30.~f5+ y las negras quedan
con dos peones de menos, lo cual facilita el final a Anand, actual
campeón del Mundo. 30 .. .'i!?g8 31.~xf3 .ixf3 32.i.d3 c4 33 ..ifl
:ges 34.i.g2 i.h5 35.i.d4+- gxel+ 36.gxel .if7 37.gal b4
38.cxb4 i.xb4 39J3a8 gxa8 40.i.xa8 g5 41.@g2 @h7 42.i.e4+
@h6 43.i.e3 Wh5 44.h3 i.e6 45.g4+ 1-0

Kasparov 9.h3

98
Estrategia de las Blancas.- Se impide al il,c8 clavar al ltJD en g4.
La jugada textual lo previene, si no este LLl no podría ir a otra
casilla sin dejar en graves apuros a su Vfi. Por tal razón 9.h3 no es
una jugada anodina. Y no es bueno 9.d4, en vez de 9.h3, porque
las negras replicarían 9 ... il,g4 clavando de forma eficaz al ltJD.
(Fischer dio su opinión sobre 9.d4: "Es un antiguo ensayo
respaldado por Alekhine y Yates, pero eliminado en el curso de su
progresión. Teóricamente es crucial. De su éxito o fracaso
depende la necesidad de una pérdida de tiempo por parte de las
blancas con relación a 9.h3, el movimiento habitual, que no es
una jugada de desarrollo, es profiláctica, por tanto las negras
disponen de un tiempo adicional para completar sus operaciones
en el flanco de dama". Aunque, en la actualidad, suele jugarse
bastante 9 .d4, pero con visión distinta al juego estratégico que
plantea la "jugada de texto". La alternativa es 9.a4 (tratando de dar
salida y juego a la §al) 9 ... il,g4 10.d3 tt:la5 ll.il,c2 c5 12.h3 il,h5
13.g4 il,g6 14.tLlh4 b4 15.ctJxg6 hxg6=. El desentenderse de
efectuar lo habitual no suele dar buen resultado.

[C88] P. Keres- B. Rabar, Munich, Alemania, 1942


l.e4 eS 2.lt:Jf3 lt:Jc6 3.il,b5 a6 4.i,a4 lt:Jf6 5.0-0 il,e7 6.E:el bS
7.il,b3 d6 8.c3 0-0 9.a4 [Defensa cerrada anti-Marshall] E:b8?
Este error estratégico faculta el predominio de las blancas en la
posición central. [En los análisis efectuados por el Dr. Alekhine
manifiesta: "En este momento Keres sabe que si le responden
9... b4! le reducen de forma sensible su iniciativa. En la partida
Lovenfisch-Keres, Moscú 1939, el blanco obtuvo un planteo
satisfactorio después de 1O.d4 exd4 ll.cxd4 il,g4 12.il,e3 LLla5
13.il,c2 c5"]. lO.axbS axbS ll.d4 Amenaza ganar una pieza lo
que obliga a Keres al cambio de peones, obteniendo así una
peligrosa línea de ataque. ll...exd4 12.cxd4 il,g4 13.lt:Jc3 Vfid7
14.i,e3 i,d8 [y si ahora 15.d5 tt:le7] 15.~d3 15 ... i,xf3 16.gxf3
lLle7 17.tj;lht lt:Jg6 18.E:gl lt:JhS [Estas maniobras no aspiran al
contraataque, sino simplemente a la defensa contra la creciente
presión central de la infantería blanca. Pero este objetivo podía
haber sido logrado también mediante 18 ... Eí:e8 19.f4 b4.
(Alekhine ). Creo que la línea que deja iniciada Alekhine, se podría
continuar con 20.i,a4 c6 21.tt:ld5 tt:lxe4 22.Vfic4 Eí:c8 23 .LLlxb4 Vfih3
99
24.~fl é2Jxf4 25.Jixf4 ~f3+ 26.E!:g2 ~xf4 27.Jixc6 E!:f8 28.~e2
é2Jg5 29.~e3 ~h4 30.E!:agl± (análisis con programa)] 19.1Wfl ~h8
[Las negras creen poder llevar a cabo maniobras contraofensivas,
pero lo que conseguirían sería nuevas pérdidas de tiempo. Era
urgente 19 ... c6] 20)[je2! c6 [20 ... f5 se refuta con 2l.~h3 y si
2l...é2Jh4 22.é2Jg3 ~e8 (22 ...é2Jxf3? 23.é2Jxh5 étJxgl 24.E!:xgl+-)
23.é2Jxf5 é2Jxf5 24.exf5 é2Jf6 25.~g3±] 21.f4 Restringe
posibilidades a las negras. 21...d5 22.f5 é2Jh4 23.f3 ~e8 [23 ... E!:e8,
24.é2Jf4 con ataque fulminante] 24)[jf4 tt:lf6 25.~h3 tt:lxe4 [Fuerte
sacrificio de Keres si 25 ... é2Jg8 26.e5 .~d7 27.f6 ~xh3 28.fxg7y
mate directo] 26.fxe4 ~xe4+ 27.tt:lg2 tt:lxfS [Tras 27 ...~xf5 sigue
28.'&g3 é2Jxg2 29.E!:xg2 Jif6 30.Jic2 '&d7 31.E!:fl E!:g8 32.Jixh7
~xh7 33.E!:xf6 g6 34.'&h4+ ~g7 35.Jih6+ ~h7 36.Jif8 mate]
28.Jif4! y ganancia de material 28 .. J~b7! 29.E!:ael ~xd4 30.~xf5
~xb2 31.Jie5! ~xb3 32.E!:e3 [Si 32 ...'&c4 33Jixg7+ ~xg7 34.é2Jf4+
~h8 y seguiría mate en 3] 1-0

VARIANTE TSCHIGORIN 9 .... tLla5

Variante muy activa y muy practicada. Es la continuación estándar


de Tschigorin, el fundador de la escuela rusa de ajedrez.

Estrategia de las Negras.- Han de dejar paso al peón de c7-c5


para un contraataque central cuando se inicie la ofensiva blanca
por el flanco de rey. Esta jugada data de hace más de 60 años y
siempre acaba por volverse a emplear tras los ensayos de otras
posibilidades de las negras. El é2Ja5 se juega con la sana intención
de cambiarlo por el valioso Jib3, y con una misión más, evitar que

100
obstruya la jugada c7-c5, necesaria para ganar espacio en el
flanco de dama, así como para que la casilla c7 sirva de ubicación
a su Dama, cuya principal misión inicial es servir de apoyo y
control al punto fuerte negro en e5. Obviamente, las negras
disponen de otras alternativas introducidas y practicadas por
brillantes jugadores que dieron nombre a las variantes que las
caracterizan. Se considera que la Tschigorin y la Zaitsev son las
principales, pero hay otras (relación en página 44).

[C99] B. Spassky- P. Keres, Riga, EST, Candidatos, 1965


l.e4 eS 2.CL\f3 tt:lc6 3.i.bS a6 4.i.a4 ttJf6 S.0-0 i.e7 6J~el bS
7.i.b3 d6 8.c3 0-0 9.h3 tt:laS [Variante Tschigorin] Un método
muy acertado y muy hábil 10.i.c2 eS ll.d4 Wfc7 12.tlJbd2 i.d7
13.tt:lfl cxd4 14.cxd4 gac8 1S.tt:le3 gres 16.b3 Las acciones del
caballo se restringen mucho con esta jugada del blanco. 16 ... exd4
Este cambio del peón de e5 va a hacer más patente el retraso del
peón d, que además queda aislado por el momento. (Parece mejor
el movimiento del caballo que está lateralmente desplazado):
16 ... tt:lc6 [17.i.b2 ®b6 18.dxe5 é2Jxe5 19.é2Jxe5 dxe5 20.i.xe5 ®b7
21.®d3 g6 22.®d2 ®c6 23.g:acl i.b4 24.®xb4 g:xe5 25.®d4 ®c3
26.g:cdl i.e6 27.f4 g:ec5 28.Wfxc3 g:xc3 29.i.bl h5 30.@f2+-]
17.tlJxd4 i.f8 18.i.b2 Wfd8 [Spassky explica que "Keres efectúa
esta jugada para amenazar al peón blanco de e4 y, añade, que si
en su lugar hubiese jugado 18 ... é2Jxe4 perdería ante 19. é2Jd5, que
ataca a la Dama en c7. Y más fuerte aún es 19.b4, para privar a la
Dama negra de la casilla c4. Y que también con 18... ® c5 la Dama
blanca lograría situarse con unas perspectivas mejores siguiendo
con 19.®f3 ®g5 20.g:ad1 é2Jh5 21.i.cl ®e5 22.ti:Jd5 é2Jc6 23.i.e3
é2Jxd4 24.i.xd4 ®g5 25.i.e3 ®e5 26.i.d3 é2Jf6 27.é2Jxf6+ ®xf6
28.®xf6 gxf6 29.i.f4 i.c6 30.@f1t"] 19.tlJdfS i.xfS 20.tt:lxfS
[20.exf5 se refuta mediante 20 ... d5 y si 21.i.xf6 ®xf6 22.é2Jxd5
g:xel+ 23.®xel ®d8 con buen juego de las negras a través de las
casillas de su mismo color] 20 ... g6 21.ttJe3 i.g7 [ahora no se podía
21...é2Jxe4 por 22.®d4 ganando pieza) 22.Wfd2 tlJb7 23.b4! Wfe7
[ofrece su casilla al éZJ] 24.f3 24 ...Wff8 [no 24 ... é2Jd8 25.g:adl g:c6
26.é2Jd5 porque las negras tendrían problemas con su débil casilla
d6] 2S.i.b3 tlJd8 26.gadl gc6 27.gcl Spassky aclara: "Era más
acertado jugar 2 7.@ h2 porque entonces 2 7... éZJ e6 se refuta
101
mediante 28. ébd5 ébd7 29. 'fl,cJ 'fl,ec8 30.:1lxg7 'lklxg7 31. V!fb2+
'lklg8 32.'fl,xc6 'fl,xc6 33.'fl,cJ con penetración en la posición de las
negras por la columna r;_ "} 27 ... 'ífie7 28.~h2 'ífid7 29.lLld5 lLlxdS
30.!lxd5 'fl,xcl 31.'fl,xcl 'ífie7 32.ilxg7 ~xg7 33.Wic3+ [33 _'fl,c8 ébe6
34.'fl,c6 V!ff6 35.'fl,xa6 V!fe5+ 36.g3 f;jc7 37.'fl,a5 ébxd5 38.'fl,xb5 V!fc3
39.'fl,xd5+-] 33 ... ~g8 34.f4 l2Je6 35.g3 l2Jg7 [Como el caballo de
las negras ha alcanzado finalmente una casilla aceptable, podrían
amenazar 36 ... V!fc7-f2+, pero las blancas tratan de impedirlo con
el dominio de la columna r;_] 36.Wic7 Wif6 [36 ... f;jh5 37.\Wb6 lhlff6
38.'fl,c2 con pérdida de peones negros] 37.'fl,c2 'fl,f8 38.'ífib6 [con
presión sobre los peones del flanco de dama] 38 ... g5 39.fxg5 WixgS
40.'ífixa6 WieS 41.Wixb5 l2Je6 [si 41. .. lLlh5 42.'ífid3] 42.Wifl ~g7
43.'ífif5 WixfS 44.exf5 Keres abandona. Según Spassky "Es una de
esas partidas que dejan la impresión de que la Apertura Española
está muy cerca de dar un triunfo forzado a las blancas". 1-0

[C99] T. Petrosian-P. Trifunovic URS-JUG, Leningrado, 1957


l.e4 eS 2.lLlf3 l2Jc6 3.ilb5 a6 4.ila4 lLlf6 5.0-0 ile7 6.'fl,el bS
7.i.b3 d6 8.c3 0-0 9.h3 lLlaS [Variante Tschigorin] 10.ilc2 eS
ll.d4 'ífic7 [En el torneo de Candidatos de Cura<;ao 1962, Paul
Keres, en su partida contra Fischer, introdujo la interesante
novedad 1l...ébd7N y logró ganarle en 73 jugadas] 12.lLlbd2 ilb7
[El estoniano era partidario de esta jugada que hoy se mira con
cierto escepticismo, dado que la continuación más o menos
forzada implica sacrificio de peón y como los resultados no
resultaron convincentes, sus preferencias por esta jugada se
disiparon. La predilección de Tigran Petrosian se inclina por
12 ... ild7 13.ébfl f;jc4, etc.] 13.lLlfl cxd4 14.cxd4 'fl,ac8 15.!ld3 dS
Este sacrificio de peón, recomendado por Panov, es bueno para el
negro; durante años se viene tratando de hallar la refutación.
[Keres, en el Torneo de Zúrich, 1959,jugó 15 ... f;jc6 y tras 16.ébe3
'fl,fe8 17.ébf5 flf8 18.ibg5j] 16.dxe5 l2Jxe4 17.l2Jg3! ilb4 [17 ... f5
18.exf6 ibb4 19.xe4 dxe4, tras precisas jugadas del blanco, la
entrega del peón 20.f;jxe4 no da compensación a las negras]
18.'fl,e2 fS 19.exf6! l2Jxg3 20.fxg3 Wixg3 21.i.f5 d4 22.ile6+! ~h8
23.ilxc8 i.xf3 24.Wid3! 'fl,xc8 25.Wixf3 Wixf3 26.fxg7+ ~xg7
[26 ... 'lklg8 27.gxf3 d3 28.'fl,g2 ébc4 29.ilg5 'fl,e8 30.'lklfl+-] 27.gxf3
d3 28.'fl,g2+ ~f6 29.i.g5+ ~fS 30.'fl,dl 'fl,c2 31.h4 d2 32.!lxd2
102
~hb2 33J~~gS+ @e6 34J~e1+ @f6 3S ..ixb4 ~hb4 36J~e4 ~b2
37.~f4+ @e6 38.~e4+ @f6 39.~g2 ~bl+ 40.@h2 lt:Jc4 41.~ge2 aS
42.~f4+ @g6 43.~g2+ @hS 44.~fS+ @h6 4S.f4 lt:Je3 46.~f6+ @hS
47.~gS+ @xh4 48.~h6 mate 1-0

[C99] P Leko- L.Bruzón Wijk aan Zee, HOL, 28.01.2005


1.e4 eS 2.lt:Jf3 lt:Jc6 3 ..ibS a6 4 ..ia4 lt:Jf6 S.0-0 .ie7 6.~e1 bS
7..ib3 d6 8.c3 0-0 9.h3 lt:JaS [Variante Tschigorin] 10..ic2 eS
11.d4 'íf!!c7 12.lt:Jbd2 cxd4 13.cxd4 .id7 14.lt:Jfl ~ac8 1S.~e2 lt:Jc6
16.a3 exd4 17.lt:Jxd4 ~feS 18.lt:Jg3 última jugada teórica. 18... dS
19.lt:Jxc6 .ixc6 20.eS lt:Je4 21..if4N [21.tLlxe4 la han jugado
Ernst- Johannesse, Reikiavik, 1990, Orak-Rogic, Pula, 2001, y
Ángel Martín- Hjartarson, Linares 1996 las tres tablas, pero Martin
pudo haber ganado!] 21...gS 22.lt:JfS gf4 23.~xe4 @h8 24. ~el
.id7 2S.e6. 1-0

VARIANTE BREYER 9 ... 4Jb8

El húngaro Gyula Breyer, decía que la lentitud de las blancas


favorecía la defensa de las negras con tLl b8-tLlc6-tLl b8 , pero eso
implica perder dos tiempos para coordinar su flanco de Dama.
Aspectos positivos hubo en 1965, y en 1972, con análisis de
Spassky y Beliavsky, y más tarde de Karpov y Gligoric.

Estrategia de las Negras.- Si se compara la posición del tLla5, en


el lateral, con la del tLl b8 , la idea de Breyer se explica por sí sola
tras la siguiente partida donde la jugada de las negras, 1O... tLlbd7 ,
protege de inmediato el punto clave e5, y el peón e queda libre de
103
obstáculos para ser jugado, y presionar por ese flanco . Además, el
.iic8 irá a b7, para adueñarse del control de la gran diagonal hl-a8.

[C95] Peter Leko-Magnus Carlsen Wijk aan Zee HOL (9) 2008.
l.e4 eS 2.tüf3 ~c6 3 ..iib5 a6 4 ..iia4 ~f6 5.0-0 .iie7 6J3el b5
7 ..iib3 0-0 8.c3 d6 9.h3 ~b8 [Variante Breyer] 10.d4 ~bd7
ll.~bd2 .iib7 12 ..iic2 :!3e8 13.~fl .iif8 14.~g3 g6 15.b3 [15 .a4 c5
16.d5 c4 17.ét:J h2 .iig7 18.ét:Jg4 ét:Jxg4 19.Wxg4 Wc7 20 ..iie3 ét:Jc5
21.We2 gab8 22.axb5 axb5 23 .§:a7 §:a8 24.§:eal §:xa7 25.gxa7
Adams-Chandler, Blackpool, 1988, (58) Yz-Yz] 15... a5 16..iid2 §:b8
17..iid3 b4 18.Wc2 d5 19.cxb4 dxe4 20.~xe4 .iixb4 21..iixb4
.iixe4 22 ..iixa5 .iixd3 23.Wxd3 e4 24.Wc4 exf3 25 ..iixc7 Wc8
26 ..iixb8 Wxb8 27.:!3xe8+ Wxe8 28.a4 fxg2 29.a5 We4 30.a6 ~b6
31.a7 ~g7 [Si Carlsen 3l ... ét:Jxc4, Leko, 32.a8W+ ~g7 33.Wxe4
ét:Jxe4 34.bxc4] 32.Wc7 Wxd4 33.§:el Wb4 34.§:e7 Wxb3 35.~xg2
'!Wd5+ 36.~gl Wdl+ 37.~g2 Wd5+ 38.~gl Wdl+ 39.~h2 Wf3
40.'1Wxb6 Wf4+ 1-0

VARIANTE SMYSLOV 9 ... h6

La forman los siguientes movimientos: l.e4 e5 2.ét:Jf3 ét:J c6 3 ..iib5


a6 4 ..iia4 ét:J f6 5.0-0 .iie7 6.§:el b5 7 ..iib3 d6 8.c3 0-0 9.h3 h6. El ex
campeón mundial Smyslov, la jugó en los años cincuenta. Fue la
más importante alternativa a la Tschigorin (9 ... ét:Ja5) y se mantuvo
en primer plano hasta la aparición de la Breyer en 1965. 9 ... h6
dilapida importantes tiempos, pero da origen a una excelente
agrupación central. El Che Guevara la juega en las simultáneas a
la ciega, que dio el por dos veces candidato al título mundial
Miguel Najdorf, en Buenos Aires.
104
[C93] M.Najdorf- Che Guevara, Bs.As. Si m. a la ciega, 7/02/1962
l.e4 eS 2.CtH3 etJc6 3 ..ibS a6 4 ..ia4 etJf6 S.0-0 .ie7 6J:~el bS
7..ib3 0-0 S.c3 d6 9.h3 h6 [Defensa Smyslov] 10.d4 ~eS
ll.etJbd2 .if8 12.dS etJe7 [12 ... ét:Ja5 13 ..ic2 .id7 14.b4 ét:Jb7
15.ét:Jfl c6 16.ét:Jg3 :J:k8 17 ..ib2 cxd5 18.exd5 g6 19 ..ib3 ~b6
20.~e2 a5 21.a3 .ig7 22.ét:Jd2 h5 23.Eí:ac1 .ih6 24.ét:Jgfl h4 25.ét:Je3
ét:Jh5 26.ét:Jf3 ét:Jf4 27.~fl Bazarov-Gazakaev, Smolensk, 2005
(41) 0-1] 13.c4N bxc4 [13 ... c6!?+] 14.etJxc4± 14 ... c6 [14 ... .id7
15 ..id2±] 1S.dxc6 [15 ..id2 a5 16.dxc6 ét:Jxc6±] 1S .. .Cbxc6±
16 ..ie3 [16 ..ia4 ~c7=] 16 ....ie6 Najdorf, polaco, afincado en la
patria del Che Guevra, ofreció tablas a su rival. Las blancas tenían
ventaja, y el Che, como es lógico, las aceptó de inmediato. Yz-Yz

[C93] Deep Blue- G. Kasparov, Nueva York,. 04.05.1997


l.e4 eS 2.etJf3 etJc6 3 ..ibS a6 4 ..ia4 etJf6 S.0-0 .ie7 6.~el bS
7..ib3 d6 S.c3 0-0 9.h3 h6 [Vte. Smyslov] Es raro ver a Kasparov,
con negras, decidirse por la Smyslov, pudiendo elegir la Zaitsev o
la Breyer. La Smyslov en comparación con la Zaitsev, tiene más
posibilidades de movilizar su alfil por d7, quedando a falta de
presionar fuerte sobre el peón e4, sin embargo, ha de permitir que
el Caballo blanco (éLJ b 1) se dirija sin contratiempos hacia g3]
10.d4 ~eS ll.etJbd2_.if8 12.etJfl .id7 [a 12 ... .ib7.si 13.ét:Jg3 la
respuesta blanca es 13 ... exd4 14.cxd4 ét:Ja5 15 . .ic2 eS 16.d5, y
Deep Blue queda con clara ventaja] 13.etJg3 tiJaS 14 ..ic2 eS 1S.b3
etJc6 16.dS etJe7 17 ..ie3 etJg6 1SJWd2. Hasta aquí es todo teórico,
por lo cual no es fácil explicarse qué indujo a Kasparov a no tomar
en serio a Deep Blue. Hacemos un alto en el seguimiento de esta
partida para examinar la evaluación posicional de ambos bandos.

Evaluación de las posiciones. La computadora se ha desarrollado


con armonía sin tener que efectuar cálculos, otro tanto puede
decirse de las negras. La máquina dispone de más espacio: e4-d5
contra el e5-d6 de Kasparov, y goza de ligera ventaja ya que el
.if8 negro ha quedado encerrado en su flanco, con peones propios
en g7 y d6, que constituyen la base de la cadena d6-e5. Por tanto,
las oportunidades de las blancas se presentan por el flanco de
dama.
105
Estrategia de las Blancas.-El plan de las blancas consiste en
jugar a4 y si es factible, b4, para abrir la diagonal a su ibe3 hasta
a 7. En cuanto a material, el de ambos está completo, las negras
tienen dos puntos débiles (d6 y f7). El peón blanco d5 limita el
campo de lucha a los dos flancos. Así que Deep Blue dispone de
mejores vías de ataque por el flanco de rey, de forma que a ella le
incumbe la tarea de afianzar su iniciativa en las próximas jugadas.

Estrategia de las Negras.- Las negras han de de efectuar cambios


de piezas y disputar el dominio de la columna e, tratando de
disuadir a la computadora de que abra columnas, para evitar que
penetre más fácilmente en su territorio.

(Sigue partida Deep Blue - Kasparov) 18 .. .CL:lh7?! [Es mejor


18 ... a5! paralizaría un tanto el juego blanco en el flanco de dama]
19.a4! é2Jh4N. Con esta novedad las negras buscan contrajuego por
el flanco de rey. [Es mejor 19 ... ibe7, Lobron-Short, Ámsterdam
1983: 20.~f5 ibxf5 2l.exf5 ~h4 22.~xh4 ibxh4 23.f6!? ibxf6
24.axb5 axb5 25.gxa8 ~xa8 26.ibxh6 gxh6 27.~xh6 e4 28.ibxe4
~g5 29.~xf6 ~xe4 30.gxe4 gxe4 3l.~g5+ @f8 32.~h6+ c%Je7
33.~g5+ c%Jf8 Y2-Y2 [era mejor 33 ... f6 34.~g7+ @d8 35.~f8+ ge8
36.~xd6+ c%Jc8 37.~xc5+ c%Jd7 38.~xb5+ c%Jd6 39.~b6+ c%Jxd5
40.~xf6 ~c6 41.~d4+ c%Je6 42.~g4+ c%Jd6 43.~d4+ c%Jc7 y como
el valor de la torre equivale a 4Y2 peones, puede parecer que la
partida está equilibrada, pero en el final le sería más difícil a las
blancas conseguir el empate; porque sus peones están distribuidos
en dos islas] 20.é2Jxh41Wxh4 21.1We2! [Las blancas amenazan ibd3,
por tanto, la respuesta de las negras es forzada] 21...'\WdS 22.b4
1Wc7 23J3ecl! La computadora se programa a sí misma. Los
peones de la columna a (a4 y a6) deben desaparecer y buscará
información acerca de una posición semejante en la estructura de
peones que presenta actualmente su posición. En pocos segundos,
a velocidad inverosímil, tendrá una respuesta favorable contra el
previsible avance 23 ... c4 de las negras y, a sabiendas que tras su
consulta tecnológica la columna a queda abierta, efectúa el
movimiento preciso 24J3a3! Ahora Kasparov, para iniciar el
doblaje de sus torres, juega. 24 .. J3ec8. La Deep Blue 25J3cal
106
segunda pieza de la artillería pesada que sirve para el doblaje
previsto, 25 ...1MI'd8 [defensa indirecta de la §:aS] 26.f4! [Deep Blue
abre un segundo frente y, mientras Kasparov se ve obligado a
triplicar sus piezas pesadas (Dama y torres), la máquina decide
llevar la lucha al flanco opuesto en el que ha ubicado su citada
artillería. El GM Seyrawan consideraba 26.axb5 axb5 27.~a7! con
la idea de ~d 1 y 1Mfa2 para presionar fuerte sobre la columna a]
26 ... l:Llf6 [26 ... exf4 27.~xf4 t2lf6 28.~e3 con la idea de ~d4]
27.fxe5 dxeS 28.1MI'fl? [Parece más natural 28.1Mff2 y verifica la
corrección en la jugada siguiente] 28 ... l:Lle8 29.1MI'f2 [Apoyando al
alfil en su amenaza a la Dama negra] l:Lld6 30.~b6 1Mfe8 31.:8:3a2
[Una maniobra profiláctica dirigida contra un eventual 3l ... t2lb5]
31...~e7?! [3l...f6] 32.~c5 La tarea de las negras es muy delicada,
la mayor parte de sus piezas están sometidas a fuerte presión.
32 ...~f8?! [es mejor 32 ... ~d8] 33.l:Llf5! [Se amenaza t2lxd6, por lo
que el ~d7, defensor del flanco de dama negro, está destinado a
desaparecer] 33 ... ~xf5 34.exf5 f6? [Es mejor 34 ... ~d8, como
señaló Yasser Seirawan, porque defendía, a un mismo tiempo f6 y
b6, que son escaques críticos para las negras, 35.f6! gxf6 36.~b6±]
35.~xd6! ~xd6 36.axb5 axbS 37.~e4! [En la rueda de prensa,
Kasparov manifestó que esta línea no sería la normal en la
computadora, lo que motivó su queja de que en esta jugada,
37.~e4!, pudo haber intervención humana, ya que la computadora,
para verla, tendría que haber estudiado más de 200 millones de
posiciones por segundo para renunciar a la captura del peón b5,
que era lo normal y previsible]. Probablemente, la opinión de
Kasparov estaba bien fundamentada, las máquinas en cuanto ven
algo que capturar, aunque se trate de un simple peón, lo primero
que piensan, es tomarlo aunque no siempre lo acepten, como así
sucedió en este caso, en el que hallaron una mejor perspectiva. El
resultado final del encuentro dio origen a una polémica que tuvo
sus consecuencias. El jugador más fuerte (a tenor de su ELO) fue
incapaz de defender el pabellón humano frente a los ordenadores,
pero tras su mencionada acusación, la IBM decidió retirarse del
mundo del ajedrez y de sus patrocinios. De entonces acá, Deep
Blue no ha vuelto a jugar más al ajedrez y se dedica a resolver
problemas científicos que se relacionen solamente con el área de la
salud humana.] 37 .. Jha2 38.1MI'xa2 'WI'd7 39.1MI'a7 f!.c7? ¿Por qué no
107
cambia las damas?, ¿En qué pensaba Kasparov? 40J~fb6 gb7
41.ga8+ @t7 [es mejor 4l ... <j;lh7] 42JM'a6 Vf!c7 43.Vf!c6! Vfib6+
44.@fl? [44.<j;lhi! gb8 45J!a6 Vffe3 46.Vffxd6 §e8 47.§al Vffxe4
48J~:a7+ <j{gs 49.Vffd7 Vffe1 + 50.<j;lh2J 44 ... gbs 45.ga6? [45.Vffd7+
<j{g8 46.§a7 .if8 47.Vffe6+! <j;lh8 48.Vffxb6 §xb6 49.<j;le2±; 45.Vffxd6
§e8! 46 ..if3 ( 46.h4!? 46 ... <j;lg8 47.Vffd7 Vffe3 (47 ... <j;lh7 Rxe7
48.h5!! Vffc5) 48.Vffc8 Vfff4+=); 45.Vffd7+ <j{g8 46.Vffxd6 §f8=]
45 ... h5 1-0 [Y Kasparov abandona. Su retirada (?) constituyó para
muchos un error decisivo. Se divulgaron varios análisis por
Internet, coincidiendo en considerar que el resultado pudo ser de
empate. [He aquí cómo Kasparov habría conseguido unas honrosas
tablas! 46.Vffd7+ <j{g8! 47.Vffe6+ <j;lh8 48.Vffxd6 §g8 49 ..if3 Vffcl+
50.<j;le2 Vffc2+ Sl.<j{fl Vffc 1+ 52.<j;lf2 Vffd2+ 53 ..ie2 Vfff4+ 54.<j;lg1
Vffe3+ 55.<j;lh2 Vfff4+ 56.<j;lh1 Vffc1+ 57.<j;lh2 Vfff4+ 58.<j;lg1 Vffe3+
59.<j;lh2 y tablas; La derivación 47.§a7 .if8 48.Vfff7+ <j;lh8 49.Vffc7
§e8 50.Vffc6 §d8 5l.Vffc7 §e8 también daba empate] Este desenlace
negativo para Kasparov me trae a la memoria la frase de Xaviely
Tartakower: "Nunca he visto a nadie ganar una partida por haber
abandonado ... "

[C93] R. Fischer- B. Ivkov, Interzonal, Palma de Mallorca, 1970


l.e4 eS 2)~jf3 tt:Jc6 3 ..ib5 a6 4 ..ia4 ctJf6 5.0-0 .ie7 6.ge1 b5
7 ..ib3 d6 8.c3 0-0 9.h3 h6 [Variante Smyslov] 10.d4 ges ll..ie3
.if8 12.ctJbd2 .ib7 13.Vf! 13 ... Vf!b8 14.a3 ctJd8 15 ..ic2 c6 16.b4
fic7 17 ..id3 tt:Je6 18.Wic2 gac8 19.a4 ctJd7 20.fib3 ctJf4 2t..ixf4
exf4 22.c4! bxc4 23 ..ixc4 d5 24 ..id3 gbs 25.Wffc3 Vf!b6 26,gebl
.ia8 27.a5 Wffa7 28.e5 gb7 [28 ... .ie7!?±] 29.fixc6+- .ixb4
30.fixa6 fib8 31..ic2 ge6 32.fid3 ctJf8 33.Wif5 ga6 34.ctJb3!
[34.Vffxf4 §xa5 35.Vfff5 .ic3 36.§xa5 §xb1+ 37 ..ixb1 .ixa5±]
34 ... g6 35.fixf4 .ic3 36.4Jc5 gxa5 37.4Jxb7 gxal 38,gxal tt:Je6
[38 ... .ixa1 39.é2ld6 Vffa7 40.é2le8+-] 39.Wif6 .ixal [39 ... Vffxb7
40.§cl .ib2 4l.§bl+-] 40.ctJd6 fic7 41..ixg6! Las negras
flaquean por la presión a que están sometidas a maniobras de
ataque doble, desviación, amenazas de mate .. .41 ...ficl + 42.ctJel!
Un desvío para alejar a la Dama negra [Si 42.<j;lh2 Vfff4+]
42 ...fixel+; [Si 42 ... Vfff4 43 ..ixf7+ <j;lh7 44.Vffg6+ <j;lh8 45.Vffg8
mate] 43.@h2 tt:Jg5 44 ..ixt7+. [Si 44 ... é2lxf7 45.Vffg6+ <j;lh8
46.é2lxf7 mate y si 45 ... <j;lf8 46.Vffxf7 mate] 1-0
108
VARIANTE KERES 9... a5

.1. .i.'ili' ••
.t

Contra Spassky no tuvo éxito esta variante en el Cto. de la URSS,


1961. En cambio Keres obtuvo muchos resultados satisfactorios.

(C92] J. Ehlvest- P. Nikolic, opa del Mundo, Reykjavik 1988


t.e4 eS 2.~f3 ~c6 3 ..ibS a6 4..ia4 ~f6 S.0-0 .ie7 6J3el bS
7..ib3 0-0 8.c3 d6 9.h3 aS [Variante Keres] 10.d3 a4 lt..ic2 .id7
12.~bd2 'Wb8 13.d4 'Wb7 14.~fl 14 ... exd4 1S.cxd4 ~b4 16 ..ibl
gad8 17.~g3 gfe8 18..id2 ~a6 . (18 ... c5 19 ..ixb4 cxb4 20.'Wd2
gc8 2l..id3±]. 19.eS dxeS 20.dxeS ~dS 21.~gS h6 [era mejor,
pero no suficiente 2l...g6±] 22.'Wc2 .ixgS? [22 ... f5 23.LLlxf5 .ixf5
24.'Wxf5 .ixg5 25.Wh7+ ~f7 26 ..ixg5 hxg5 27 ..ig6+ ~e6 28 ..if5+
~f7 29.e6+ ~e7 30.Wxg7+ ~d6 3l.e7+-] 23.Wh7+ ~f8 24.e6
fxe6 2S ..ixgS hxgS 26..ig6 ~f6 27.Wh8+ ~g8 28 ..ih7 gbs
29.~fS [29 .. fexf5 30.Wxg8 mate] 1-0

VARIANTE RAGOZIN-PETROSIAN-KERES 9 .. .lt'ld7

109
Esta variante fue popular en los años 50/60, favorita de grandes
campeones, Petrosian, Smyslov, Keres, Portisch, Stein, Geller y
anteriormente, Alatorzev. Fue perdiendo popularidad al reaparecer
las variantes Breyer y Zaitsev. Karpov la modernizó y, en 1990,
logró tres empates de las cuatro partidas que jugó con ella.

Estrategia de las Negras.- La idea es defender el peón de e5 y


dejar la casilla f6 para su alfil, que ha de presionar sobre los
peones centrales, más concretamente, contra d4.

[C92] G. Kasparov - A. Karpov Cto. Mundial, Moscú ( 12) 1990


l.e4 eS 2.ttJf3 tt:Je6 3.i.bS a6 4.i.a4 ttJf6 S.0-0 i.e7 6.:ge1 bS
7.i.b3 d6 8.e3 0-0 9.h3 ttJd7 [Vte. Ragozin-Petrosian-Keres]
Karpov vuelve por sus fueros y juega con esta variante, que ya la
había ensayado en este mismo match, en las partidas 6a y sa,
logrando sendos empates. 10.d4 i.f6 ll.a4 i.b7 12.ttJa3?!
Kasparov califica esta jugada de dudosa, el inconveniente es que
cuando el centro no está bloqueado el caballo no debe quedar
apartado del centro que es, en general, donde se preparan ataques y
defensas y alejado no puede ser útil. 12 ... exd4 13.exd4 ttJaS?! [lo
correcto era 13 ... §e8, causando graves problemas a las blancas en
su flanco de dama] 14.i.a2 b4 1S.lt'Je4 tt:Jxe4 16.i.xe4 :ges 17.~b3
:gxe4 18.i.xf7+ @hS 19.i.e3 :ge7 20.i.dS e6 21.i.e6 ttJf8 22.i.g4
aS 23.:gacl lt'Jg6 24.i.hS :ges 2S.i.g4 :gbs 26.~e2 :ge7 27.~fS
lt'Je7 28.~d3 ttJdS 29.i.d2 eS 30.i.e6 ttJb6 31.dxeS dxeS
32.~xd8+ :gxd8 33.i.f4 :ge7 34.lt'JgS i.dS 3S.i.xdS :gxdS 36.:gxe7
i.xe7 37.:gel Yi-Yi

[C92] B. Spassky - E. Geller Sf Candidatos, Riga EST ( 6), 1965


l.e4 eS 2.lt'Jf3 lt'Je6 3.i.bS a6 4.i.a4 lt'Jf6 S.0-0 i.e7 6.:ge1 bS
7.i.b3 0-0 8.e3 d6 9.h3 ttJd7 [Vte.Ragozin-Petrosian-Keres]
10.d4 ttJb6 ll.ttJbd2 i.f6 12.ttJfl :ges 13.ttJlh2 [En la cuarta
partida de este match Spassky sacrificó un peón con 13 .éi:J e3 exd4
14.cxd4 §xe4 15.~c2 '@eS y las negras lograron buen juego (32)
Y2-Y2 ] 13 ... exd4 14.exd4 lt'JaS 1S.i.e2 eS 16.ttJg4 i.xg4 17.hxg4
exd4 [17 ... g6 eliminaría las amenazas de las blancas y después de
18.g5 i.g7 las negras quedarían muy bien. Si 17 ... tt'lc6 18.e5 dxe5
19.dxc5 '@xdl 20.§xdl tt'la4 con Juego complejo] 18.gS i.e7?
110
[18 ... ~e5 19.ctJxd4 gc8=] 19.e5! [Geller vuelve a ser sorprendido
con esta jugada. Descartó 20.~h7+ en vista de que el peón g5
bloqueaba la continuación normal del ataque con ctJ g5+ un
sacrificio, como el de un presente griego] 19....if8? [ 19 ... dxe5
20.ctJxe5 g6 para impedir ~xh7] 20.~xh7+ ~xh7 [21.g6+ ~g8
[21...fxg6 transpone a la partida después de 22.ctJg5+] 22.~g5
fxg6 23.1Mff3! lM!xgS [Si 23 ... '1Wd7 24.e6 las negras pierden también
la Dama, después de 23 ... ~e7 24.\Wf7+ ~h8 25.ctJ e6] 24.~xg5
dxeS Los dos caballos negros están prácticamente inactivos, y sus
dos peones centrales nada que hacer frente a la Dama blanca, así
que Spassky debe ganar. 25.:!3acl :!3a7 26.'1Wd3 :!3e6 27.f4 abre
juego a la Dama 27 ... ~ac4 28.fxe5 ~xeS 29.1Mfxd4 :!3d7 30.1Mfe4
.ie7 31..ie3 [mejor 3l.~f44] 31...~bc4 32.:!3cdl [32.b3 ctJ b2
33.gc8+ forzaría a cambios de piezas] 32 ...:!3xdl 33J:hdl ~xb2
34.1M!d5 [Para sacrificar el peón sería mejor 34.gd7] 34 ... ~f7
35.:!3bl Temiendo al Zeinot [Si 35 .gfl + .if6 36.g4 .ltJ xg4 37.~d4
ltJc4 38.\Wd7+ y se gana pieza] 35 ... ~bc4 36.~f2 gS 37J3el ~f6
[37 ... g4 daría más espacio a sus constreñidas piezas] 38.~hl ~b2
39.:!3e3 ~bc4 40J3e2 ~d6 41..id4 ~dc4 42.g4 Las negras quedan
en posición de Zugzwang 42 •.. ~e7 43.~c5+ ~f7 44.1Mfb7+ 1-0

VARIANTE KHOLMOV 9...~e6

.1
i
:iW )l
.t i .L
*
.ai.t4
- -

l.e4 eS 2.ltJf3 lt:Jc6 3.~b5 a6 4 .~a4 ctJ f6 5.0-0 ~e7 6.ge1 b5 7 ..ib3
d6 8.c3 0-0 9.h3 ~e6 (Variante Ratmir Kholmov (1926-2006)

[C92] R. Fischer-L. Szabo, Memorial Capablanca, Habana 1965


l.e4 eS 2.~f3 ~c6 3 ..ib5 a6 4..ia4 ~f6 5.0-0 .ie7 6.:!3el bS
7 ..ib3 0-0 8.c3 d6 9.h3 .ie6 [Variante Kholmov] 10.d4 .ixb3
111
11.axb3 exd4 12.cxd4 13.dS esta cuña divide el centro en los dos
flancos 13 ... lL!d7 [Es mejor 13 .. .c5!] 14.lL!a3 .if6 1S.lLlc2 [Bobby
Fischer quiere echar al tlJb4, de su campo] 1S... cS 16.lL!xb4 cxb4
17.lLld4 [si el rival lo permitiese este tD se haría fuerte en c6]
17..•.ixd4 18.Wfxd4 aS 19..if4 El centro blanco es superior
19... lL!cS 20.l;e3 f6 [Consolida e5 y controla g5] 2t.l;ae1 Wfc7
22 ..ig3 lLld7 [El tLJ estaba bien en c5, era mejor 22 ... Wfb6] 23.ci>h2
);fd8 24.l;3e2 lL!cS [El tD retoma a c5 sin haber realizado nada
importante] 2S.l;e3 lL!d7 26.Wfd3 l;ab8 27.Wfe2 l;b7 28.ci>h1 lLlcS
29.f4 l;f8 30.eS± abriendo brecha 30 ... fS 3t..ih4 dxeS 32.fxeS±
f4? [32 ... 'LJe4] 33.l;f3+- Wfd7 34.Wfd2 WffS 3S.e6 lL!e4 [35 ... g5 sí. y
luego ¿qué más? 36.e7 :B:e8 37.d6 gxh4 38.:B:xf4 'LJ xb3 39.Wfe3
Wlg6 40.Wfxb3+ @g7 41.:B:g4] 36.Wfd4 Szabo abandona 1-0

[C92] A. Suetin- R. Kholmov, Cpto. de URS, Leningrado, 1962


t.e4 eS 2.lL!f3 lL!c6 3 ..ibS a6 4 ..ia4 lL!f6 S.0-0 .ie7 6.l;e1 bS
7 ..ib3 0-0 8.c3 d6 9.h3 .ie6 [Vte. Kholmov] 10.d4 .ixb311.axb3
exd4 12.cxd4 llJb4 13.dS eS 14.dxc6 dS 1S.eS l2Je4 16.l2Jc3 l2Jxc3
17.bxc3 lL!xc6 18.Wfd3 Wfd7 19..igS 19... l;fe8 20..ixe7 lL!xe7
2t.l2Jd4 2t. .. l2Jg6 22.Wfg3 b4 23.cxb4 l;ab8 24.l;xa6 l;xb4 2S.Wfc3
Wfb7 26.l;ea1 llJf8?? [26 .. .:B:c8! 27.Wfe3 :B:e8+-] 27.l;a7 Wfb6
28.Wff3 Wfg6 29.l2Jc6!! Sacrificio de desviación 29 .. J.3xb3
[29 .. .Wfxc6 30.Wfxf7+ @h8 31.Wfxg7#] 30.Wfxb3 Wfxc6 3t.Wff3 lDd7
32.l;ta6 Wfc4 33.l;a8 1-0

VARIANTE ZAITSEV

Karpov 9 ....ib7!

JJ2
Jugada que da lugar a la variante en esta partida de texto. Surgió en los
noventa con nuevas aportaciones de Karpov, que la empleó en los
matchs frente a Kasparov, obteniendo con ella algunos empates, si
bien ante otros calificados adversarios logró resonadas victorias.

Estrategia de las Negras.-La idea de Zaitsev se relaciona con la


jugada 1O... :r::i:e8 para concentrar la presión sobre el peón e4 y de
esta forma dificultar el buen desarrollo de las piezas blancas, sobre
todo, contra el itinerario del caballo de b l-d2-e3 ó -g3, según
convenga. Y poco a poco, la popularidad de la jugada de Igor
Zaitsev, 9 ... ~b7!, ha ido en aumento, es decir, creciendo con los
años y siendo muy apreciada. Karpov mostró ser muy perseverante
en jugarla. Su resultado en 56 partidas es +9 =38 -9, (el 50% de su
puntuación). Fue elegida por Anatoly para emplearla en el match
por el Campeonato del Mundo, Nueva York-Lyon, 1990.

E. Mednis, en la revista Schach Report, 1995, dice sobre 9 ... ~b7!


¡Fantástico movimiento! Las negras efectúan tranquilamente el
desarrollo de sus piezas. Lleva su Ac8 a la gran diagonal a8-h1
contra el punto vulnerable del blanco (e4). Las negras han de
estar preparadas para oponerse a la presión de su adversario".

Karpov con la Zaitsev empató con negras en la cuarta del match, y


hasta la vigésima no volvió a jugarla. Su mala situación al final le
forzó a complicar las restantes partidas. Kasparov, después de la
19, estaba con un punto a su favor y de las cinco aun por jugar, en
tres le correspondían las blancas. Parecía lógico que Karpov
optase por entrar de nuevo en la Zaitsev para luchar por la victoria.

[C92] A.Khalifman-A.Karpov 18 Reggio Emilia, ITA (4), 1991


l.e4 Khalifman manifiesta el porqué inicia esta partida con e4
contra Karpov. "Mi primera jugada no era un tributo pagado a la
moda, ni homenaje a la elección del campeón del mundo,
Kasparov, que en su último match contra mi adversario de hoy, en
11 de las 12 rondas, las inició sistemáticamente con peón rey. El
hecho es que tres años antes, mi jugada inicial contra Karpov fue
1.d4, pero a pesar de que yo había obtenido ligera ventaja de
apertura, Karpov consiguió neutralizarla fácilmente. Así que en
113
esta ocasión preferí conducir eljuego por un terreno más agudo,
que precisamente favoreciese el repertorio de Karpov contra l.e4,
y me jugó l...eS ¡Excelente!, me dije, porque las líneas principales
de la Española, en esta ocasión, correspondían mejor a mi talante
que el de la tranquila Caro-Kann" 2.éüf3 ét:lc6 3 ..ib5 a6 4 ..ia4
ét:lf6 5.0-0 .ie7 6J~el bS 7 ..ib3 d6 8.c3 0-0 9.h3 .ib7 [Variante
Zaitsev] 1O.d4 ~eS 11.ét:lg5 ~f8 12.ét:lf3 "Desde la introducción
del control de tiempo después de 6 horas, utilizo regularmente
esta maniobra a fin de reducir los peligros del Zeitnot (sobrepasar
el tiempo de control y por tal motivo perder la partida). No oculto
que me gusta mucho reflexionar en los problemas planteados
durante el curso de una partida, y el Zeitnot no es precisamente
mi taza de té, así que decidí repetir 12 ... ~e8" (Khalifman justifica
la repetición de la jugada de la torre negra, porque cuenta como
dos movimientos sin necesidad de perder algo del tiempo de que
dispone hasta el control de las 40 jugadas). 13.ét:lbd2 .if8 14.a4 h6
1S ..ic2 exd4 16.cxd4 ét:lb4 17 ..ib1 eS 18.d5 ét:ld7 19.~a3 fS Esta
posición es idéntica a la de la partida de texto (17 .. f5). La
numeración de jugadas no coincide por la circunstancia, antes
mencionada, de que Khalifman realiza dos jugadas de torre para
disponer de más tiempo antes de llegar al control de las 40, conoce
perfectamente las líneas que juega su oponente y para él es un
momento crítico a sabiendas de que su rival es el mejor
especialista mundial en esta variante. Karpov, con su propósito de
apoderarse del centro y dominar el flanco de dama, ha debilitado
la defensa de su Rey, y ahora la cuestión radica en saber quién
conseguirá que, lo más rápidamente posible su objetivo.
Khalifman considera que, "lamentablemente, nadie ha intentado
penetrar en los secretos de esta variante en la que él, en
particular, sí está interesado". 20.ét:lh2!? [En esta posición las
principales continuaciones que han sido ensayadas son: 20.exf5,
20.:9:a-e3, y 20.e5. (La primera vez de 20.lt:Jh2!? fue por
correspondencia Maderer-Hofstetter, 1991, 20 ... fxe4 21.'Llxe4
.ixd5 22 ..id2 .if7 23.:9:g3 d5 24.'Llg4 ~h8 25.'Llxh6 gxh6 26.'Llxc5
:9:xel+ 27.~xel .ixc5 28 ..ic3+ d4 29 ..ixb4 .ixb4 30.~xb4 ~b6
31.~e7 ~e6 32.~h4 :9:g8 33.~xd4+ 'Lle5 Yz-Yz) Otra hubo en
1991, entre Maciejewski-Solozhenkin, en Miedzybrodzie]
20 ... ét:lf6 [21.:9:f3 So1ozhenkin jugó débilmente. 2l ... .ic8?! 22.exf5
114
2:xe l+ 23.'\l.:!fxe 1 ét:Jbxd5 24.ét:Je4 2:a7, sufriendo un fuerte ataque
iniciado con 25.ét:Jg4! <i>h8 26.'Wdl 2:f7 27.ét:Jexf6 ét:Jxf6 28.ét:Je5
2:c7 29.ét:Jg6+ <i>h7 30.g4 d5 3l.g5 hxg5 32.ibxg5 <i>g8 33.2:f4 ibd6
34.2:h4 @[7 35.2:h8 'Wd7 36.ibxf6 <i>xf6 37.'Wh5 'Wc6 368f4 ibb7
39 .ét:Je5 ibxe5 40.2:f8+ 1-0. Son dos las opciones para las negras,
merecedoras de atención 20 ... c4!? ó 20 ... Rh8!?. En cuanto a
20 ... bxe4?, Karpov la considera un error y piensa que con 21.Cxe4
Axd5 22.Tg3 el ataque da ventaja a las negras] 21.E:f3! E:e5!?
[Ahora la posición es análoga a la de la partida J.Oll-J.Hjartarson,
en la Copa de Europa, Budapest, Honved-Bayer, 1991. La única
diferencia es que Hjartarson tiene su Dama en d] 22.E:xf5 [merece
atención 22.b3 !? ét:Jxe4 23.ét:Jxe4 fxe4 24.2:xe4 ibxd5 (24 ... 2:xd5
25.'We2 2:e5 26.2:xe5 dxe5 27.2:g3;t) 25.2:xe5 ibxf3 26.'Wxf3 dxe5
27.ét:Jg4 Khalifman considera buena esta línea, y aduce que hay
compensación por el sacrificio de la calidad, pero ¿cómo?,
27 .... 2:a7 28.ibe4 'Wd7 29.ét:Jxe5 'We6 30.ilb2 ibd6 31.ibf5 'Wf6
32.ét:Jd3 'Wf7 33.ibe5 ibxe5 34.ét:Jxe5 'We8 35.'We4 g5+- Análisis
con Fritz 11]; [Sobre 22.exf5 2:xe1+ 23.'Wxe1 ibxd5 24.2:g3 'We8
25 .:e:e3 'Wf7+ Karpov opina que las negras adquieren contrajuego].
22 ... E:xf5 23.exf5 ilxd5! [La del texto es mejor que 23 ... ttJbxd5
24 ... ltJe4! 'Wd7 25. ét:Jg4] 24.ltJe4?! Parece que se pretende el
cambio de algunas figuras, Karpov lo aprovecha y con juego
enérgico se adueña de la iniciativa. [Más convincente habría sido
24.ét:Jg4 ét:Jxg4 25.hxg4] 24 ..•ilxe4 [24 ... ét:Jxe4? 25.ibxe4 ilxe4
26.2:xe4 d5 27.2:e6; 24 ... bxa4 25.ét:Jxf6+ 'Wxf6 26.ét:Jg4 'Wd4
27.'We2 Con ventaja blanca según Karpov] 25.ilxe4 d5 [25 ... ét:Jxe4
este caballo es el mejor defensor del flanco de rey y no debe
cambiarse, 26.2:xe4 d5 27.2:e6±] 26.ibf3 c4 27.E:e6 ltJd3 28.ile3!
d4! Los fuertes peones centrales negros limitan el espacio del rival
y le privan de libertad de maniobra. 29.ibxh6 [29.ibxa8 dxe3
30.2:xa6 exf2+ 31.<i>h 1 'Wd4 con fuerte ataque] 29 ... ttJxb2 30."\Mfc2
[30. 'We2 parece más activa, pero después de 30 ... c3 31.ibg5 :e:c8!
deja al negro con mejores oportunidades, (Karpov)] 30 ... ttJxa4 (El
flanco de dama es propiedad de las negras, con sus cuatro peones
sin oponentes de su misma condición. Lo que demuestra lo aguda
que resulta la variante Zaitsev y el peligro que supone la estructura
de los peones en el flanco de dama, como puede observarse
también en la partida de texto Kasparov-Karpov, del campeonato
115
mundial, Moscú-Lyon, 1990, el leimotiv de este estudio razonado
de la Apertura Española. 31..ig5 [Si 3l..ixa8 \Wxa8 32 ..ig5 d3-+]
31...d3 32.1Wd2 tt:lcS! 33 ..ixf6 gxf6 34J~c6 ~eS Las negras
cometen esta imprecisión al sentir la presión del Zeinot y pierden
la ventaja. [Si 34 ... tt:Jb3! 35.\Wf4 tt:Jd4 36.Ek7 .ig7! las blancas
tendrían serios problemas] 35.~xcS \WxcS 36 ..id5+ i>h7 [36 ... i>h8
37.\Wf4 \Wd7 38.\Wh4+ iWh7 39.\Wxf6+ \Wg7 40.\Wh4+ iWh6 41.\Wg4
\Wg7=] 37.'\Wf4 d2, pero también Khalifman ha gastado mucho
tiempo y comete errores: 3SJWg4? dliW+ 39.1Wxdl ~xfS 40.tt:\g4
.ih6? Anatoly Karpov juega con precipitación y le cuesta caro.
[Con 40 ... \Wd3! es posible que desapareciese el mal que le venía
proporcionando su excesivo consumo de tiempo, 41.tt:Jxf6+ i>g6
42.\Wxd3+ tt:Jxd3 43.tt:Jg4 i>g7 44.tt:Jce3 c3 45 ..ib3 tt:Jcl 46 ..id1 b4
47.tt:Jf5+ cj;lf6 48.tt:Jd4 .ic5 49.~b3 tt:Jd3 50.i.e2 i.xf2+ 51.cj;lfl
~eS 52.~xc5 i.xc5 53.i.dl cj¡es 54.cj;Je2 cj;Jd4. (Análisis de Fritz
11) El grave error 40 ... .ih6? Es la causa de excederse en el
empleo del tiempo de reloj. Es una verdadera lástima haber
echado por tierra toda la labor que se venía realizando para llegar a
disfrutar de mejor posición.] 41.~el! i.f8 42.~eS ~bl+ 43.i>h2
i.d6+ 44.g3 ~g6 45.~dS (Khalifman-Karpov 1-0)

[C92] F.Caruana - D. Navara, Corus Wijk aan Zee HOL 2009


l.e4 eS 2.tt:lf3 tt:lc6 3 ..ib5 a6 4.i.a4 tt:lf6 5.0-0 i.e7 6.~el b5
7 ..ib3 d6 S.c3 0-0 9.h3 .ib7 [Variante Zaitsev/Lenzerheide 10.d4
~eS ll.tt:lgSN ~f8 12.tt:lf3 ~eS 13.tt:l bd2 [ 13 .a4 exd4 14.tt:Jg5 E\f8
15.cxd4 ~a5=] 13 ...i.f8 [13 ... h6 14.a4=] 14 ..ic2 [14.~g5 E\e7
15.d5 ~b8=] 14 ... g6 [14 ... exd4 15.~xd4 tt:Je5 16.tt:Jfl=] 15.d5
tt:lb8 16.c4 [16.a4 c6=] 16 ... c6= 17.b3 [17.a4 bxc4 18.dxc6 ~xc6
19.~xc4 ~b4=] 17 ...i.h6 [17 ... tt:Jbd7 18.a4=] 1S.a4 [18.i.a3 c5
19.~fl bxc4 20.bxc4 ~bd7 21.E\bl E\b8 22.i.cl .ixc1 23.\Wxcl
\Wa5 24.E\e3 i.a8 25.E\eb3 E\b4 26.~e3 E\eb8 27.\Wb2 cj;lg7 28.i.d3
iWb6 29.\Wa3 ~e8 30.~c2 E\xb3 31.axb3 .ib7 32.~e3 i.c8 33.g3
tt:Jdf6 34.<i>g2 tt:Jh5 35.\Wc1 ~hf6 36.tt:Jgl i&d8 37.\Wc3 <i>g8
38.i.c2 \We7 39.~e2 ~g7 40.E\fl tt:Jfh5 4l.f4 f6 42.~g4 exf4
43.~h6+ <i>h8 44.g4 f5 45.gxh5 \Wg5+ 46.cj;Jh2 \Wxh6 47.\Wf6 i.b7
Malakhov-Jenni, Yerevan 2000 (51) 1-0. (18.~fl i.g7=)] 1S ... b4
[18 ... tt:Jbd7 19.axb5 cxd5 20.cxd5 axb5 2l.i.a3=] 19.dxc6
[(19.i.b2 ~bd7 20.a5 ~eS 21.tt:Jfl cxd5 22.cxd5 i.c8 23.i.c1 i.xc1
116
24.~xc1 ~d7 25.tt:Jg3 fí:b8 26.~g5 rJJg7 27.tt:Jh4 tt:Jg8 28.Ct:\hf5+
~xf5 29.tt:Jxf5+ rJJf8 30.~xd8 fí:exd8 31.tt:Je3 tt:Jf6 32.tt:Jc4 rJJe7
33.f4 tt:Jfd7 Georgiev-Hazai, Varsovia, 1987 (41) Yz-Yz) 19.tt:Jfl
~xc1 20.fí:xc1 c5 21.g4 h5 22.ltJ3h2 hxg4 23.hxg4 rJJg7 24.~f3
tt:Jh7 25.~g3 tt:Jg5 26.tt:Jf3 fí:h8 27.tt:Jxg5 ~xg5 28.tt:Je3 tt:Jd7
29.rJJg2 tt:Jf6 30.fí:h1 fí:xh1 31.fí:xh1 fí:h8 32.fí:xh8 rJJxh8 33.rJJf3
~c8 Rajna-Orlov, Pancevo, 1987 (63) 0-1] 19...~xc6 [19 ... tt:Jxc6
20.tt:Jfl ~g7 21.ltJg3 ~c7 22.~e3 tt:Jd7 23.~d2 tt:Jc5 24.fí:ad1 Eí:ad8
25.~h6 ~f6 26.tt:Je2 a5 27.~g5 ~e7 28.~xf6 ~xf6 29.~e3 rJJg7
30.fí:d2 h6 31.fí:ed1 fí:e6 32.tt:Jh2 ~g5 33.~xg5 R.Lau-P.Petran,
Rotterdam 1988 (31) Yz- Yz ] 20.lD f1 ~xcl [20 ... ~f8 21.~g5=]
21.fí:xcU aS 22.cS [22.~d2 fí:a7 23.fí:cd1 fí:d7 24.~h6 tt:Jh5
25.tt:Je3 tt:Ja6 26.tt:Jg5 f6 27.fí:xd6 fxg5 28.fí:xc6 ~a8 29.fí:b6 Vfla7
30.tt:Jd5 fí:xd5 31.fí:xg6+ hxg6 32.~xg6+ rJJf8 33.exd5 tt:Jf4
34.~h6+ rJJg8 35.g3 Amador Rguez.Céspedes-P.Van der Sterren,
Ámsterdam 1987 (33) 1-0] 22 ... dS 23.exdS ~xdS 24.~xdS ~xdS
2S.lDxeS lDbd7 26.lDxd7 lDxd7 27Jhe8+ E:xe8 28.lDe3 ~e6
29.~d3 [29.~d1 tt:Jf6 30.c6 tt:Je4±] 29 ... E:c8 30.c6± E:c7 [30 ... tt:Jf6
31.~a6 fí:c7 32.~c4 fí:xc6 33.fí:d1±] 31.~bS 33.lDc2± rtde7 34.lDd4
~dS 3S.E:dl rtdd6 36.~a6 @es 37.~b7 [37.tt:Jb5 fí:xc6 38.fí:c1+
~c4 39.g3+- (39.bxc4?! tt:Jxa4 40.~b7 fí:b6+)] 37 ... E:e7± 38.f3 E:e3
[38 .. J:~e8 39.~a6±] 39.rflf2± E:c3 [39 ... fí:e8 40.fí:d3±] 40.h4 .ixb3
[40 ... f5 4I.rJJg3±] 41.lDxb3+ E:xb3 42.c7 E:c3 43.E:dS+! @c4
[43 ... tt:Jxd5 44.rJJe3 Desviación] 44.E:xaS rtdb3 1-0

[C92] S.Karjakin- M.Adams Corus Wijk aan Zee HOL.2009


l.e4 eS 2.lDf3 lDc6 3 ..ibS a6 4 ..ia4 lDf6 S.0-0 .ie7 6.E:el bS
7 ..ib3 d6 8.c3 0-0 9.h3 .ib7 [Variante Zaitsev/Lenzerheide] 10.d4
E:e8 ll.lDbd2 .if8 12.a4 lDaS 13 ..ic2 [13 ..ia2 c5 14.d5 c4 15.b4
cxb3 16.tt:Jxb3 .ic8 17.~g5 tt:Jc4 18.axb5 axb5 19.tt:Jbd2 tt:Jxd2
20.tt:Jxd2 ~e7 21.~e3 .id7 22.c4 ~c7 23.~e2 fí:eb8 24.~b3 bxc4
25.~xc4 fí:xa1 26.fí:xa1 h6 27.rflh2 tt:Jh7 Karjakin-Beliavsky,
HOL, 2006 Ámsterdam, (37) Ví-Yz ] 13 ... b4 14.cxb4 [14.d5 bxc3
15.bxc3 c6 16.c4 ~c7 17 ..id3 fí:eb8 18.~a3 .ic8 19 ..ifl .id7
20.fí:e3 c5 21.~c2 g6 22..~b2 .ih6 23.fí:ee1 fí:b7 24.~c3 fí:ab8
25.fí:eb1 tt:Je8 26 ..id3 f6 27J:~xb7 E:í:xb7 28.E:í:b1 E:í:b6 Grischuk-
Morozevich, Monte Cario 2006, (76) 0-1] 14 ... lDc6 lS.lDb3
exd4N [ 15 ... tt:Jxb4 16.tt:Ja5 ~b8 17 .d5 c6 18.dxc6 Motylev-
117
Pavasovic, Dresden, Alemania. 2007 Y2-Y2 ] 16.~d2 [16.ét:lbxd4
0Jxb4 17.0Jd2 ~d7+] 16 ... d5 17.e5 [17.0Jbxd4 dxe4 18.0Jxc6
~xc6+; 17.0Jfxd4 0Jxd4 18.0Jxd4 0Jxe4=] 17 .. .ltJe4 18.tlJc5
[18.0Jbxd4 0Jxb4 19.!k1 g6+] 18 ... ~xc5 19.bxc5 gbs 20.b4 ~aS
21.gb1 el blanco planea b5 2l...g6 [21...0Jxe5 !? 22.0Jxe5 ~heS=]
22.b5± axb5 23.axb5 ttJxeS 24.ttJxeS gxeS 2S.~f4 ttJc3 26.V;Vxd4
gxe1 + 27.gxe1± ttJxbS 28.V;VeS V;Vf8 [28 ... f6 29.~e6+ cj;g7
30.~d3±) 29.~d3 29 ... ttJa7? [29 ... 0Ja3 !?±) 30.V;Vxc7+- ttJc6
31.ga1 gb7?? [o3l..Jl:b2±] 32.V;Vd6 [o32.~xc6 ~b1+ 33.~xb1
~xc6+-) 32 ... ga7 [32 ... 0Ja7 33.~e1 f6 34.~xd5+ cj;g7 35.~c4+-]
33Jha7 ttJxa7 34.V;Vd7 ttJc6 3S.~bS [35 .. ~xc5 36.~xc6 ~xc6
37.~d8+ ~[8 38.~f6+-) 1-0

[C92] V.Anand- M.Adams ,. M.FIDE, S. Luis, ARG, 2005


l.e4 eS 2.ttJf3 ttJc6 3.~bS a6 4.~a4 ttJf6 S.0-0 ~e7 6J:~e1 bS
7 .~b3 d6 8.c3 0-0 9.h3 ~b7 [Variante Zaitsev/Lenzerheide] 1 O.d4
ges 1t.ttJbd2 ~f8 12.a4 [Este movimiento, sin b2-b3, es también
un plan posible de llevar a efecto, puesto que al mismo tiempo que
se inicia el debilitamiento del flanco de dama de las negras, se
prepara por esta columna, en la que está la ~a 1, llevarla a la
tercera fila, para ubicarla ya sea en la casilla e3 ó en la g3, según
proceda) 12 ... h6 13.~c2 exd4 14.cxd4 ttJb4 1S.~b1 eS 16.dS tlJd7
17.ga3 c4 18.axbS axbS 19.ttJd4 V;Vb6 20.ttJfS ttJeS 21.gg3 g6
22.ttJf3 ttJed3 23.V;Vd2 [Todo el interés se centra en h6] 23 ... ~xdS
24.ttJxh6+± ~xh6 2S.V;Vxh6 V;Vxf2+ 26.@h2 ttJxe1 27.tlJh4
ttJed3? [27 ... 0Jf3+] 28.ttJxg6+- V;Vxg3+ [28 ... fxg6 29.~gxg6. la
atracción ejercida por g6] 29.@xg3 fxg6 30.V;Vxg6+ 30 ... @f8
3t.V;Vf6+ @g8 32.~h6 1-0

[C92] V. Anand - G. Kamsky, Final de la. PCA. Las Palmas,


1995 l.e4 eS 2.ctJf3 ttJc6 3.~bS a6 4.~a4 ttJf6 S.0-0 ~e7 6.ge1 bS
7.~b3 d6 8.c3 0-0 9.h3 ~b7 [Variante Zaitsev 1 Lenzerheide]
Kamsky había tenido éxito en su match anterior contra Anand,
jugando la Variante Arkhangelsk (5 ... b5, 6.~b3 ~b7), pero en esta
ocasión prefiere la de Igor Zaitsev (que es, precisamente, la que
eligió Karpov, como esquema principal en la partida de texto
(vigésima del match contra Kasparov, Nueva York-Lyon 1990)
10.d4 ges 1t.ttJbd2 ~f8 12.a4 h6 13.~c2 exd4 14.cxd4 ttJb4
118
15.~bl g6 16J~a3 [16.e5 dxe5 17.dxe5 tt'lh5 18.axb5 axb5
19.:r:!xa8 ~xa8 20.Cbe4 '\Wxdl 2l.:r:!xdl f5 22.Cbc3 ~xf3 23.gxf3
§:xe5 24.f4 :r:!c5 25.~e3 :r:!c4 26.tt'lxb5 tt'lxf4 27.b3 tt'lxh3+ 28.rj¡h2
§:h4 29.rj¡g3 :r:!h5 30.f4 g5 Vegh,E-Petran,P, Budapest 1997, /S-Y2]
16 ... ~g7 17.e5N [17.:r:!ae3 c5 18.d5 tt'ld7 19.tt'lfl tt'lb6! 20.axb5
axb5 2l.h4 tt'lc4 22.:r:!b3 §:al 23.~d2 tt'lxb2+ 24.'\We2 ~xd5
25.:r:!xb2 ~c4 26.'\We3 tt'ld5 27.exd5 :r:!xe3 28.tt'lxe3 ~xb2 29.h5 ~a2
30.~xa2 :r:!xa2 3l.hxg6 fxg6 32.tt'lfl ~g7 33.:r:!e6 b4 34.:r:!xg6 rj¡h7
35.:r:!e6 b3 Ernst,T.-.Razuvaev,Y, Reykjavik 1990, (35) 0-1
17.tt'lh2 c5 18.d5 c4 (18 ... tt'ld7 19.tt'ldfl bxa4 20.tt'lg4 rj¡h7 2I.:r:!xa4
'\We7 22.tt'lfe3 tt'lb6 23.:r:!a3 a5 Peredy,F-Arnold,F, Budapest 1995,
/S-) 19.tt'ldfl tt'ld3 20.~xd3 b4 2I.:r:!al cxd3 22.tt'lg3 :r:!c8 23.'\Wxd3
~xd5 24.~xh6 ~xh6 25.exd5 '\Wa5 26.tt'lg4 tt'lxg4 27.hxg4 ~g7
28.'1Wb3 :r:!e5 29.:r:!xe5 ~xe5 30.Cbe4 '\Wc7 3I.:r:!el a5,.Nunn,J-
Razuvaev, Y, Dortmund 199, ( 49) 1-0] 17 ... dxe5 [ 17 ... ttJ fd5
18.tt'lb3 tt'lc6 19.e6=] 18.dxe5 18 ... etJh5 [18 ... !Dfd5 19.'2le4 '\We7
20.'\Wd4±] 19.axb5 [Anand consideró 19.e6, pero se percató de
que tras 19 ... :r:!xe6 20.:r:!xe6 fxe6 2l.~xg6 '2lf4 22.~bl '\Wd5 las
negras se adueñaban de la gran diagonal (hl-a8)] 19... axb5
20.'Mfb3 c5 21.etJe4 [la amenaza de las blancas es eliminar a uno de
los dos alfiles, ya sea con tt'lxc5 ó con tt'ld6] 21. .. ~xe5 22.etJxc5
~xf3 23.'\Wxf3 ~eS 24.etJe4 rj¡g7 25.~d1 W!e7 26.~e3 ~ed8 [No
vale 26 ... ~xb2 por 27.:r:!a7 :r:!c7 28.~c5 '\Wxc5 29.tt'lxc5 :r:!xa7 pues
quedan mejor las blancas] 27.~a7 W!e6 28.etJc5 ~xd1 + 29.'Mfxd1
'Mfd5 [29 ... '\Wd6!?] 30.'Mfg4 ~c7 31.~xc7 ~xc7 32.g3! W!c4 Anand
no pudo efectuar su jugada 33, al perder por tiempo. Es
sorprendente que le ocurra a Anand, al que se le conoce como el
jugador más rápido del mundo. 0-1

[C92] G. Kasparov- A. Karpov Match, N.York-Lyon (4).1990


l.e4 e5 2.etJf3 etJc6 3.~b5 a6 4.~a4 etJf6 5.0-0 ~e7 6.~e1 b5
7 .~b3 d6 8.c3 0-0 9.h3 ~b7 [Variante Zaitsev/ Lenzerheide] 1 O.d4
[IO ... exd4 ll.cxd4 d5 12.e5 ct:le4 13.'2lc3 ct:la5 14.~c2 f5 15.exf6
~xf6 16.'2lxe4 dxe4 17.~xe4 ~xe4 18J~xe4 c5! 19.:r:!g4! cxd4
20 .~g5! y las figuras de las blancas están muy activas. (Pachman)]
10 ... ~e8 11.etJbd2 [ll.a4 ct:la5 12.~c2 c5 13.axb5 axb5 14.d5 ct:lc4
15.:r:!xa8 '\Wxa8 16.b3 tt'lb6 17.~e3 tt'lfd7= Pachman] ll ...~f8 12.a4
contraataque tratando de penetrar por el flanco de dama [Si 12.
119
4J fl exd4 13 .cxd4 4Je4, las blancas quedan con problemas de
desarrollo en dicho flanco] 12 ... h6 13.~c2 exd4 14.cxd4 ll:lb4
15.~bl posición en extremo de doble filo, por lo cual resulta muy
difícil sacar conclusiones definitivas lS ... cS 16.d5 Las blancas
deciden cerrar el centro como en las posiciones de bloqueo y
acelerarán su ataque por el flanco de rey, donde las negras suelen
estar debilitadas de forma permanente, que es el factor estratégico
que más influye, de forma significativa, durante el curso de la
partida. 16 ... ll:ld7 17J3a3 [Si 17.4Jfl f5 y se hace perder un tiempo
al caballo] 17 ... fS [En Leningrado, 1986, en las partidas 14 y 16
del match, Karpov jugó 17 ... c4!? que le obligó a emplear la casilla
d3 para asfixiar a las blancas y obtener contrajuego en el flanco de
dama, como ocurre cuando el centro ha quedado bloqueado. A las
blancas les favorece ocupar la casilla central d4 con un alfil o un
caballo, y efectuar su ataque por el flanco de rey] 18.exf5 lLlf6
19.ll:le4 ~xdS [Karpov al haber jugado esta línea ya varias veces
hasta la jugada 17, debió estudiarla en régimen casero, si quería
introducir algún cambio y no reflexionar 53 minutos perdiendo
tanto tiempo en esta posición. Interesante al respecto la Ivanov-De
Firmian, Las Vegas, 1989: 19 ... 4Jbxd5 20.4Jh2 4Jxe4 2L~xe4
~xe4 22.~xe4 4Jc3 23.~xc3 ~xe4 24.~g3 ~h8 25.~g4 ibd5 y
26.b4!?; recomendada por lvanov] Karpov no lo ha aclarado].
20.ll:lxf6+ 'Wxf6 21.~d2?! (Kasparov opina que primero habría
sido preciso cambiar en b5): [21.axb5 axb5 22.ibd2 ~xa3 23.bxa3
~xe1+ 24.ibxe1 ibxf3 25.gxf3 4Ja6 26.a4 4Jc7 27.~a5 ~e7 28.axb5
y las negras no podrían tomar en 28 ... 4Jxb5 a causa de 29.~b3+
~h8 30.~xb5+-] 21. ..'\Wxb2 22.~xb4 ~f7! Es importante seguir
conservando este alfil 23J3e6! [Si 23 .axb5 ~xb4 24.~xa6 ~xe 1+
25.4Jxe1 ~b8 con ligera ventaja para el final] 23 .. .'\Wxb4?!
[23 ... ibxe6!? 24.fxe6 cxb4 25.~b3\Wf6 26.\Wd3 8xe6 27.\Wh7+ ~f7
28.ibe4 ~ae8 29.ibd5 \Wg6 30.\Wxg6+ ~xg6 31.ibxe6 ~xe6-+]
24J3b3 'Wxa4 25.~c2 :!:'!:ad8 26.:!3be3 'Wb4 [Kasparov se deja
capturar la 8e6 para que su ~c2 pueda circular por las diagonales
blancas] 27 .g3! Busca un lugar más seguro para el Rey blanco
27 ... a5 [27 ... d5 28.\We2 ibxe6 29.~xe6 ~c3 30.8xe8 8xe8 31.1Wxe8
\Wxc2 32.~e6+ ~h7 33.\Wg6+ ~g8=] 28.ll:lh4 dS 29.'We2 'Wc4
30.~d3 'Wcl+ 31.@g2 c4 32.~c2 ~xe6 Al fin, las negras aceptan
la calidad ofrecida 33.:!3xe6? Este error obliga al blanco a luchar
120
por la igualdad, [pero en caso de 33.fxe6, la respuesta 33 ... d4!
tiene bastante veneno, por ej.:34.e7 dxe3 35.exd8W' Eí:xd8 36.ét::lfJ
.!eS 37.fxe3 W'xe3 38.W'xe3 .!xe3+-] 33 .. Jhe6 34.W'xe6+
34 ... <i!ih8 35.lbg6+ <i!ih7 36.W'e2 \Wg5! 37.f6 \Wxf6 38.lthf8+ <i!ig8
39.lbg6 39 ...\Wf7! [La posición con 39 ... d4, dice Kasparov, parece
favorable a Karpov; pero post- partida supo que en la revista
"Infonnator" se contradice su idea: 40.W'e4! d3 4I..!dl d2 42 ;: ,
~h7
' <

47.'2lxf6+ gxf6 48.W'f7+ ~h8 49.W'xf6+ ~h7 50.W'f5+ ~h8


51.W'xb5+-] 40)Üe7+ <i!if8. V2-'h

[C92] Mikhail Tal - H. Lehmann, Hamburgo, Alemania, .1960


l.e4 e5 2.llJf3 llJc6 3 ..!b5 a6 4 ..!a4 llJf6 5.0-0 .!e7 6J3el b5
7.i.b3 d6 8.c3 0-0 9.h3 i.b7 [Variante Zaitsev] Barden, en The
Ruy López, 1963 dice tener la refutación contra la Zaitsev en 10.d4
y muestra esta partida. [En 1974, no se menciona 1O...Eí:e8! ni en el
tomo C de la Enciclopedia de aperturas de ajedrez), ni Keres, en
Spanisch bis Franzosich Nadie cita la Poschauko-Biedennann;
Cracovia, 1938, 10... Eí:e8!N 11.'2lbd2 .!f8 12.'2lfl (mejor 12.a4 h6
13 ..!c2 exd4 14.cxd4 '2lb4 15 ..!b1 c5=)] 10... exd4 ll.cxd4 d5
12.e5 llJe4 13.llJc3 llJa5 14 ..!c2 f5 15.exf6 i.xf6 16.llJxe4 dxe4
17..!xe4 .!xe4 18J3xe4 c5 19J3g4 cxd4 20 ..!g5 d3 21..!xf6 \Wxf6
22.\Wxd3 \Wxb2 23.\Wd5+ <i!ih8 24J3el l3ad8 25.l3f4! 25 ...\Wb4
26.l3xf8+ l3xf8 27.l3e6 \Wf4 28.l3xa6 \Wcl+ 29.<i!ih2 \Wf4+ 30.g3
\Wc4 31.\Wd2 llJb7 32.l3a7 llJc5 33.llJe5 \Wfl 34.l3f7 llJe6 35.l3xf8+
llJxf8 36.\Wf4 llJe6 37.\Wf7 h6 38.llJg6+ <i!ih7 39.llJe7 [39 ... '2lg5
40.W'g8#] 1-0
Kasparov 1O.d4

121
Estrategia de las Blancas.- Chernev dice: Con l.e4, un objetivo
principal es adelantar el peón d4 en cuanto las circunstancias lo
permitan. Este avance (d4) está supeditado al plan iniciado con
8.c3, con lo que se logra un buen centro, pero con dos tiempos de
retraso en el desarrollo normal; por contra, se amenaza ganar el
peón e5, llevando a cabo un ataque doble sobre el mismo.

Estrategia de las Negras.- Como la idea de la Zaitsev se


relaciona con 1O...:ge8 a fin de concentrar toda la presión sobre
e4 junto con la colaboración del alfil de b7 emplazado en la gran
diagonal h l-a8, la idea es impedir a las blancas que sus figuras
ligeras se desarrollen de forma favorable.

Karpov 10...Te8!

Estrategia de las Negras.- Dejar libre f8 al alfil de rey. Acelerar


la presión sobre la columna e con la torre :ge8, y si ll.lt:J g5 :gf8,
defendiendo f7. En caso de repetición de jugadas 12.ét:Jf3 :ge8
13.lt:Jg5 las negras juegan 13 ...h6 evitando las tablas por repetición
de jugadas.

Estrategia de las Blancas.- Si el lt:Jg5 regresa a ét:J f3, puede ser


para ganar tiempos de reloj o para provocar el empate. Por ahora,
las blancas sólo han puesto en juego un~ y un lt:J ; las negras dos~
y dos lt:J , o sea, dos tiempos a su favor; a las blancas les compensa
su mejor centro de peones. El desarrollo no ha acabado aún.

122
Kasparov 11.lt::lbd2

Este caballo hace un recorrido cuya finalidad es controlar g4 y


estar dispuesto para el ataque contra el 0-0 negro . Las blancas no
pueden explotar .f7, pues 11.ét:Jg5 :g[8 12.f4 exf4 13 ..iÍxf4 lt:Ja5 crea
de inmediato una debilidad 14 ..iÍc2 ét:J d5 15 .exd5 .iÍxg5 16.'\Wh5 h6
17. '\Wf3 .iÍxf4 18 .'\Wxf4=.

Karpov 11...~f8!

Estrategia de las Negras.- Tras 9 ....iÍb7 y 10 ...:ge8, acaban de


reagruparse y no precisan malgastar un tiempo con 11.. .h6, pues a
ll.. ..iÍf8! si las blancas jugaran 12.ét:J fl la réplica sería 12 ... exd4
13.cxd4 lt:Ja5! 14 ..iÍc2 lt:Jxe4 15.d5 ét:J f6 16 ..iÍg5 :gxe1 17.'\Wxe1
lt:Jc4+ En esta línea la jugada blanca 12.ét:Jfl revalorizaría la
posición negra. También hay que considerar que si las blancas no
movilizan enseguida el ét:J d2 tendrán problemas para terminar el
desarrollo del flanco de dama, lo que justifica no moverlo por
ahora, pues rehabilitaría la variante 9 ....iÍb7 totalmente. Cuando se
123
bloquea el centro, o por decirlo de otra manera, cuando se cierra,
el ataque se ha de llevar por un flanco, de preferencia por aquel en
el que nuestras piezas estén bien emplazadas y el contrincante se
halle peor atrincherado. De no ser así, habría que demorarlo o ver
si por el otro flanco podría ser factible conseguirlo. Ahora, contra
un hipotético 12.éL:lg5, la respuesta más natural de las negras es
12 ...!l:e7. Las blancas salen mejor paradas bloqueando el control
central desde 13 .d5, y dirigiendo su ataque por el flanco de rey.

Kasparov 12.a4

Estrategia de las Blancas.- Es el momento para disponer su plan


estratégico. La jugada 12.lt:J fl hace patente la revalorización de la
posición negra que se muestra activa en el flanco de dama, pero
pueden investigar otras, como son 12.~c2, 12.a3 y 12.a4. Puede
ser útil el ~b3 en la casilla a2, para no perder su presión sobre la
diagonal a2-g8. Las negras jugarán por el flanco de dama; el ttJd2
sigue ahí. Las blancas persiguen el posible cambio de torres y
damas, aclarando la estructura peonil de ese flanco. El 12.ttJ fl
causaría la pérdida de e4, atacado por tres piezas y defendido sólo
por dos, por lo tanto es una jugada ineficaz. 12.ttJ fl? exd4
13.cxd4 tiJaS 14 .~c2 ttJxe4 15.d5 ttJ f6 16.~g5 !l:xe1 17.~xel
ttJc4+: En la partida Arnason-Geller, op Reykjavik, 1986, se jugó
12.ttJg5 !l:e7 13.f4 h6 14.ttJdf3 ~e8! 15.fxe5 dxe5 16.dxe5.!l:d8!
17. ~c2 ttJ xe5 18.ttJ xe5 hxg5 19.ttJ xf7 !l:xf7 con juego complejo
20.~xg5 Wie5 21.~xf7+ <±>xf7 22.Wib3+ <±>g6 23.~xf6 ~eS+ 24.<±>hl gxf6
25 .c4 ~d6 26.<±>gl ~xe4 27.l::í:xe4 Wfxe4 28.cxb5 axb5 29.Wixb5 Wie3+
30.<±>hl l::í:h8 3l.Wid7 f5 32.l::í:dl Wie5 33.<±>gl l::í:b8 0-1
124
Karpov 12... h6

• 'ii'- l. ...
.i. á ,
*
• á

Karpov cree que en esta variante las blancas no tienen una jugada
mejor que 13 ..ic2, y juega 12 ... h6 que acelera la presión sobre e4 e
impide 13.ét:Jg5.Las alternativas 12 ...g6, ó 12 .. .'\Wd7, como jugó en
la 46 del match en Moscú 1984, también contra Kasparov. Esa
partida siguió: 13.axb5 axbS 14JhaS .ixaS [14 .. J~xa8!] 15.d5
ttldS 16.lt)fl h6 17.ttl3h2 ttlb7 1S..ic2 ttlcS 19.b4 ttla6?! 20.ttlg4
ttlh7 21.ttlg3± .c6 22.dxc6 .ixc6 23 ..ib3 ttlc7 24.'\&f3 ttle6 25.h4
'IWdS 26J~dl '\WaS 27 ..id5 .ixdS 2S.exd5 ttlc7 29.ttle4 '\WcS 30.ttle3
'1Wd7 31.ttlf5 ~aS 32.'1Wh3 ~dS 33 ..ie3 '\WcS 34.'\Wf3 ttleS 35 ..ib6
~d7 36.h5 '1Wb7 37 ..ie3 cj{bS 3S.g4 .ie7 39.ttlxe7 ~xe7 40.g5 hxgS
41..ixg5 ~c7 1!2-1!2 Karpov en 1990 jugó la misma variante que en
1985. La razón de serie tan fiel es por haber logrado con ella (la
variante Zaitsev) excelentes resultados.

[C92] G.Kasparov - A.Karpov, Cto. Mundial, Moscú (5), 1985,


15.d5 ttlaS 16..ia2 c6 17.b4 ttlb7! 1S.c4 [18.ét:Jfl cxd5 l9.exd5 h6
20.ét:J3h2 étld8 2l.étlg4 étl h7;t; l8 .étl fl c5! con posición compleja)
lS ... ~cS!? [El movimiento 18 ... étl d8 era favorable a las blancas)
19.dxc6 19...'\Wxc6 20.c5 [la lógica habría sido .ib2] 20... ttldS
21..ib2 dxcS! 22.bxc5 '\WxcS 23 ..ixe5 ctJd7 [23 ... '1Wb6 con
igualdad) 24 ..ib2 '1Wb4! 25.ctJb3?! [25.'\Wa=] 25 ... ttlc5+ 26 ..ial
.ixe4 27.ttlfd4 ctJdb7 2S.'\We2 ctJd6 29.lüxc5 '\WxcS 30.~g4 ~eS
31.~dl .ig6 32.~f4 ~b4! 33.~cl .ie4 34.~el '\WaS 35 ..ib3 '\Wa8
36.'1Wb2 b4 37.~e3 .ig6 38.~xe8 ~xeS 39.~cl lüe4 40 ..id5 ltJcS
41.ctJb3 ctJd3 0-1

125
Kasparov 13 ..ic2

Las negras pueden defender j7 con .Ei:e8- e7 e incluso con su


Dama; sin embargo, la casilla más desguarnecida es la de h 7, que
sólo cuenta, por ahora, con el respaldo del 4Jf6. El objetivo blanco
será cambiar un caballo por ese 4J f6 del rival. El ~c2 defiende e4
en su diagonal. Las negras, llegado el momento, tratarán de jugar
c7-c5; entretanto las blancas, merced a este ~c2 , continuarán
vigilando con más libertad al peón e4 para que los caballos
ataquen por el flanco de rey. Dicho alfil se aparta de la columna b
para no estorbar el cambio de peones.

Karpov 13 ... exd4

El juego puede tomar un cariz violento en ausencia del peón e5 ,


por tanto las negras lo cambian por d4 que presiona sobre la
columna e y quieren jugar Ei:a8-c8 para apoyar c7-c5 . La acción
de las figuras negras es importante y pretenden lograr contrajuego.

126
Kasparov 14.cxd4

Única para dominar d5, punto neurálgico hacia el cual convergen


las fuerzas de ambos bandos. El bloqueo del centro está en manos
de Kasparov avanzando d4-d5. En tal caso, las negras han de
actuar a la contra, reservándose la posibilidad de jugar f5 para
invertir los papeles.

Karpov 14 ... ttJb4

1 jt'J..tv
.t .i
••
~

-'·'

La acción de este caballo no impide que las blancas continúen el


control y presión sobre la casilla e4 con el caballo en d2, la torre
de e 1, y el alfil que, con un paso atrás a la izquierda, se asentará en
b 1, apoyando esa misión de presión y control antes aludida; y este
caballo negro tratará de evitar que se reagrupen las figuras blancas.
De momento ataca al ic2.
Kasparov 15.~b 1

i. 'ifi..t.•

Las blancas no renuncian a la ventaja del par de alfiles. Puede


parecer una pérdida de tiempo, pero una vez puesto el alfil fuera
del alcance del caballo negro, continúa apoderándose con ventaja
de esa gran diagonal en la que ejerce su control, bl -h 7 en caso de
desprenderse del peón e4, y entretanto, limita la acción del CLJb4.

Karpov 15 ... c5

Esta es una de las posicione clave de la variante Zaitsev: Con este


peón las negras presionan sobre d4 y permiten a su Dama más
libertad de acción a través de esa pequeña diagonal d8-a5. En la
posición no existe otra jugada superior a ésta, sin embargo hay
Grandes Maestros que hacen caso omiso de esta afirmación.
Contra c5, las blancas responden d5; pero no es grave en tanto las
negras mantengan tres piezas apuntando sobre esa casilla.

128
Kasparov 16.d5

Este movimiento logra dividir el campo de juego en dos frentes de


lucha. Al tiempo que se gana espacio se logra restringir la presión
sobre el peón e4. El ataque blanco se fragua por el flanco de rey,
como ya ha quedado dicho anteriormente, y el de las negras, por el
de dama.

Las blancas no podrán romper en e5; pero teniendo en cuenta que


a las negras no les sobra espacio, deben buscar la forma que las
permita sacar provecho de su pareja de alfiles y de su armonía
central; pero hay que encontrarlo. Se puede decir que la partida
camina hacia el medio juego. Tras dieciséis jugadas, la apertura ya
se ha realizado.

Karpov 16 .. )i:Jd7

Este caballo se dirige al flanco de dama para presionar sobre la


columna e, pero hay que objetar que ha abandonado la defensa del
129
flanco de rey. [La partida Kotronias- Doumas, Patras 2001, siguió
16 .. g6 (en lugar de la de texto) para encomendar el control de la
gran diagonal al-h8 a su ~f8] 17.li:J fl ~g7 18.~a3 ét:l d7 19.a5
ét:l e5 20.ét:lxe5 ~xe5 21.ét:Jh2 Wle7 22.ét:lg4 ~g7 23.ét:l xh6+ ~h7
24.ét:lf5 gxf5 25 .Wlh5+ ~g8 26.~g3 Wle5 27.~h6 fxe4 28.~xg7+
Wlxg7 29.~xg7 ~xg7 30.Wlg5+ ~f8 31 .~xe4 ~e5 32.Wlh6+ ~e7
33.f4 1-0
Kasparov 17. ~a3

Kasparov y Karpov han jugado esta misma posición en siete


ocasiones, todas en campeonatos mundiales. Así pues, están frente
a una Posición-sistema para ambos, razón por la que apenas han
precisado unos diez minutos para efectuar los diecisiete primeros
movimientos. Es normal que hayan sido muy precisos al evaluarla.
Kasparov trata de buscar sus objetivos en el flanco de rey y
Karpov en el de dama. Esta divergencia suele conducir a
posiciones de juego complicado y apasionante.

Ambos bandos han movilizado sus figuras ligeras, que son las
primeras en entrar en acción. Se considera que la partida entra en
la fase del medio juego que se caracteriza por la abundancia de
piezas sobre el tablero, incluidas las damas. En la partida de texto
que vemos paso a paso, la posición blanca es consecuencia de las
réplicas del rival. Por ahora uno y otro han efectuado jugadas
caseras, de laboratorio; los dos prefieren seguir por caminos
trillados, conocedores del valor de las posiciones que surgen del
repertorio de la variante Zaitsev de la Española, elegida por
Karpov.

130
Estrategia de las Blancas.- La idea de 17. §:a3 es la llevar la
torre a e3 ó a g3 .. De todos modos es muy útil para el ataque por
el flanco de rey. Habitual es 17.CLJfl con la réplica negra 17 ... f5
haciendo que el caballo pierda un tiempo. Las blancas tienen en el
flanco de rey sólo dos piezas (caballo y torre), en cambio disponen
de más espacio por la presencia de e4. Las conviene atacar. Si el
centro queda en posición de bloqueo, se debe atacar por el flanco
en el que se quede en situación ventajosa de piezas y sea posible
efectuar amenazas directas. En el de dama las blancas tienen sus
dos alfiles inactivos, el de la diagonal cl-h6 para intervenir
precisa que sus propias figuran le abran paso. Y llevarán su CLJd2 lo
más pronto posible al flanco de rey por fl-e3 ó g3, si el rival se lo
permite; el plan es el de aprovechar la acción conjunta con el CLJf3
para atacar con ambos caballos el enroque contrario, apoyados por
los dos alfiles blancos que apuntan hacia ese enroque.

Estrategia de las Negras.- Como tienen un alfil en cada flanco,


las diagonales que les afectan no están a su entera disposición,
incluso se ven obstruidas. Su alfil malo (el de f8, porque su peón
más avanzado es de su mismo color). Axiomático. Y aunque
tienen menos espacio en el flanco de rey, lo compensan con más
en el de dama. La diferencia será favorable al que primero inicie el
ataque. El alfil malo de casillas negras es como si no se hubiera
desarrollado (.if8-.ie7-.if8), al regresar a su casilla de inicio para
cumplir la misión de guardaespaldas de su Rey. Las negras han de
buscar contraataque por la columna semiabierta e, sobre la que ya
presionan con miras a interrumpir el plan blanco que pretenden
llevarlo a buen término con ayuda de sus piezas ligeras.

Indicios tácticos.-Hay que ver desde uno y otro lado con qué
medios se cuenta para formar un plan estratégico coherente con la
posición en liza. Para ello han de tener presente ciertos aspectos:
Fijarse una meta y procurar alcanzarla por medio de determinadas
jugadas sucesivas que partan de un plan, ya sea estratégico o
táctico.

El plan tact1co es casi siempre de más difícil realización, más


concreto e inmediato y para ello hay que descubrir indicios que
131
favorezcan la combinación, por ejemplo, la clavada, que se origina
cuando una pieza que está, en línea o en columna, atacando a una
enemiga que no puede moverse porque detrás de ella se halla otra
pieza de más valor (clavada relativa) o incluso el Rey (clavada
absoluta); el jaque a la descubierta, que es el arma más temible
porque la pieza que se retira permite que otra de su mismo bando
dé jaque al Rey enemigo y, al propio tiempo, da lugar a ocupar
cualquier casilla a su alcance, incluso amenazando y capturando a
otra de más valor, en este otro caso se da el jaque doble a la
descubierta. La amenaza doble (que suele ser con un caballo),
cuando dos piezas son atacadas por una y difícilmente pueden ser
defendidas sólo por otra; la inseguridad del Rey, si el frente de
peones que le protege ha sido debilitado por movimientos de esos
peones y, además, carece también de piezas que lo defiendan si
fuese atacado. Otro motivo es ver si existen piezas no protegidas
debidamente; y las piezas sobrecargadas defensivamente, entran
bajo la táctica, así como la posibilidad de abrir más columnas y
diagonales; y el sacrificio de piezas o peones, que puede ser de
cambio, o para atraer al Rey, o a una pieza de más valor, hacia un
desenlace favorable.

Planes estratégicos.

El plan estratégico precisa comprender, con claridad, si los medios


de que se dispone bastan para el fin propuesto. Hay que valorar los
que oponga el rival para tratar de impedirlo.

Este plano requiere el cálculo anticipado de las jugadas, sin


excederse en número, así como sus posibles respuestas, para su
análisis sistemático y ordenado, y por si la posición final no
pareciese clara en relación a lo previsto, hay que tener en cuenta la
ventaja material, las diagonales y columnas, la apertura de líneas,
las posibilidades de tablas, de mate, etc,. Es preciso buscar líneas
favorables, y recordar que a veces sucede que se llega a la
conclusión de que jugadas rechazadas en un principio, eran las
más interesantes. En definitiva, es menester comprobar todo de
nuevo desde su inicio para evitar caer en omisiones que echen por
tierra el trabajo de reflexión realizado.
132
Karpov 17 ... f5

Karpov pudo jugar 17 ... c4, para seguir con el é2Jb4- d3 defendido
por dicho peón, pero ya lo había jugado dos veces en el match de
1986 y le fue mal en ambas. Lo probable es que las blancas
respondieran 18.axb5, y luego de 18 .. .axb5, quedaran los peones
negros de ese flanco algo descolgados. Otro posible planteamiento
para las negras era 17 ... Wf6 previendo 18.exf5 , pero nos tememos
que al Rey negro le iba a entrar el aire por los cuatro costados.

Con la jugada de texto parece ser que Karpov no respeta la norma


de que, en la defensa del Rey, no se deben crear debilidades
innecesarias. Pero lo más probable es que lo haya efectuado ex
profeso, aceptando el riesgo, al estar con puntuación inferior en el
match, y confiando que, en todo caso, podría conseguir el empate,
como con esta misma línea lo consiguió en la cuarta ronda.

Otra alternativa más se le ofrecía a Karpov era con 17 ... @h8,


curándose en salud, ya que para la búsqueda de contrajuego ha de
prever que el Rey negro no quede a tiro de alfil por la diagonal
a2- g8 , como da la impresión de que podría ocurrir jugando
17 ... f5. No obstante, si las blancas aceptasen el ofrecimiento del
peón podría darse esta línea: l8 .exf5 ~xd5 19.é2Je4 bxa4 20 J~:!:xa4
~f7 2l.~d2 é2Jb6 22.:\::!:al d5 23.é2J g3 :gxel+ 24.~xel é2J c6 con
igualdad. Sin embargo, Kasparov "no entró al trapo", rechazó la
oferta y eligió una línea que dio origen a ciertas complicaciones
para las negras.

133
Kasparov 18J3ae3

Idea de Timman contra Karpov, en la final de Candidatos, Kuala


Lumpur, 1990. Ahora Kasparov tiene sus torres dobladas sobre la
columna e, y dispondrá de la iniciativa en la preparación del
ataque por el flanco de rey, en el que sus piezas están más activas
y con perspectivas de salir triunfantes.

La partida de texto se jugó en la vigésima ronda del match, según


se viene transcribiendo y comentando, y dos rondas posteriores, se
jugó la 22, que sigue a este párrafo. Interesante es observar los
cambios de jugadas realizados en relación de la 20 (decisoria del
match) con la 22 antes mencionada.

[C92] G.Kasparov - A.Karpov, match NewYork-Lyon (22), 1990


l.e4 eS 2.~f3 ~c6 3.ibb5 a6 4.iba4 ~f6 5.0-0 ibe7 6.:Be1 b5
7.ibb3 d6 8.c3 0-0 9.h3 ibb7 [Variante Zaitsev-Lenzerheide]
1O.d4 :BeS 11.~ bd2 ibf8 12.a4 h6 13.ibc2 exd4 14.cxd4 ~ b4
15.ibb1 Ambos jugadores han efectuado entre sí esta posición en
más de seis ocasiones, han llegado a una Posición-sistema, 15 ... c5
16.d5 ~d7 17.:Ba3 f5 [Karpov repite una jugada que ya hizo en el
Memorial Euwe, Amsterdam 1991 Y2-Y2] 18.exf5, movimiento de
Kasparov que supone renunciar al centro. 18...ibxd5N [la habitual
es 18 ..é2Jf6] 19.~e4 ["Este es un golpe rutinario que ayuda a las
negras a realizar su plan, 19 ... axb5, 20.tt:le4 y si 19 .. J!xe1 +
20 .'\~lfxe 1, con mejor posición" (Kasparov)] La realidad es que las
negras quedaban peor.19 ...ibf7 20.axb5 20... d5, 2l.~c3 :Bxe1+
22.~xe1 d4 23.~a2 ~xa2 24.ibxa2 c4 25.:Bxa6 ~c5 26.:Bxa8

134
1M.fxa8 27 ..ibl d3 28 ..ie3 1Mia5 29.b3 C2Jxb3 30.CiJxd3 cxd3
31..ixd3 CiJcS 32 ..ifl 1M.fc7 33.1Mig4 @h7 34 ..ic4 .ixc4 35.1Mixc4
1M.fe5 36.1Mff7 .id6 37.g3 1M.fe7 38.1Mig6+ @h8 39 ..id4 .ieS 40 •.ixc5
1M.fxc5 41.1Mie8+ @h7 42.1Mig6+ @h8 43.1Mfe8+ Yz-Yz

Karpov 18....ixd5N

Karpov gasta 23 minutos para su jugada. Kasparov 20, y no desea


capturar f5; interceptaría la acción del alfil en la diagonal b 1- h 7.
Preparando ét:Jg4. El Rey de Karpov corre peligro y no lo mueve
porque a su juicio no resuelve los problemas planteados. Sus
piezas se encuentran en un complicado medio juego, que le
requiere ir con precaución en cada paso hacia delante. En la ronda
22 eligió 19 .. .'ªd7! 20.exf5 !!xe3 2l.fxe3 .ixd5 22.ét:Jg4 .ie7 23.e4
.if7 24.ét:Jf3 .!!d8 25 .1!ffe2 .ic4 26.1!ffe3 ét:Jxg4 27.hxg4 .if6 28 ..id2
!!e8 29.b3 .if7 30.1!fff2 1!ffe7 3l.axb5 axb5 32.1!fffl !!b8 33 ..id3
ét:J xd3 34.1!ffxd3 c4 y firmaron las tablas Yz-Yz

Kasparov 19.ctJh2!?
Karpov 19.... <i>h8

Kasparov 20.b3

Kasparov despeja la única casilla no liberada en el ala de dama


que entorpecía su dominio de la gran diagonal al-h8, y quiere
trasladar el i.c 1 a b2 que es la diagonal en que está el Rey negro.

Karpov 20 ... bxa4

136
Karpov ve que puede colocar su lt:lb4 en d3, bloqueando alii.b 1, y
gasta 20' en considerarlo. No debió de convencerle la alternativa.
20 .. .fxe4 21.lt:Jxe4 lt:l fxd5, etc., que sin embargo, da ventaja a las
negras, como en su jugada siguiente queda expuesto.

Kasparov 2l.bxa4

.1

Obligada. Si 21.lt:lhf3? fxe4 22.lt:lxe4 lt:l fxd5 23J~Be2 ii.c6 24.1i.b2


lt:lf4 25. ~d21i.d5 26.bxa4 ~d7 con clara ventaja de las negras.

Karpov 21...c4?!

.1

Karpov se va a decidir por el bloqueo de la diagonal ya referida al


comentar la jugada 20.b3!, para ello avanza este peón c4?! que,
vistos los análisis, no deja de ser un movimiento dudoso, pudiendo
haber optado por 2l...fxe4 22.lt:lxe4 1i.xd5 23.lt:lxf6 ~xe 3 24.~xe3
~xf6 25 . ii.d2 ~b8 26. ii.c3 ~h4 27. ~g3 ii.f7 28.lt:l f3 ~h5 y la
posición es de igualdad. (Análisis con el programa)
137
Kasparov 22 ..ib2

.1

Este alfil se coloca en posición de ataque por la diagonal b2 - g8 en


un escaque desde el que puede actuar con más eficacia. El propio
Kasparov, refiriéndose a este movimiento manifiesta: "El esquema
ofensivo delas blancas es tan imponente que las negras se sienten
obligadas a aflojar la tensión en el centro. Si 22 ... '8c8?!, 23. V!lj3!
decidiría el resultado, ya que 23 ... V!id7 24. !ixf6 gxf 25. '8cl es
excelente para las blancas ".("El ajedrez combativo de Kasparov"
Pág. 307).

Karpov 22 ... fxe4?!

La evaluación posicional es de aparente equilibrio; Karpov trata de


generar un ataque, un poco a la desesperada. Su inseguridad le
aparta de la estrategia seguida hasta ahora, al abrir la diagonal b l -
h7. A Kasparov le parecía más coherente 22 ... '8c8, pero rectifica
sobre su propia sugerencia, y afirma que da clara ventaja a las
blancas, porque su respuesta 23 .V!if3!, era excelente para él.
138
Kasparov 23.éL:lxe4;!;

[23 .. .Ct:lxe4 24J~xe4 !!xe4 25 ..!xe4 Vffg5 26.Ct:l f3 Vffh5 27.Vffbl a5]

Karpov 23 •.. ~fxd5

l.

Kasparov 24J:~g3

Forma más agresiva de preparar el ataque contra el rey negro.

139
Karpov 24 ... :Se6

Kasparov 25.etlg4


.t.
¡f .t.
-... •
... .a

• • ... ¿;

~
~

Kasparov se manifiesta sobre la cuestión de si es más importante


atacar o defender: "Los poco expertos, procuran acabar la lucha
con ataque directo, y buscan con insistencia golpes tácticos
creyendo encontrar combinaciones brillantes por todas partes.
Los moderados, con experiencia de haber participado en muchas
batallas, prefieren tener, ante todo, una fuerte posición, capaz de
repeler cualquier ataque enemigo. A fines del siglo XIX, cuando
Steinitz formuló su teoría sobre el juego posicional y floreció el
talento de Lasker, se valoró la habilidad para defenderse y
surgieron ases del ajedrez que alcanzaron grandes logros. La
concepción convincente responde con claridad: Hoy es evidente
que no se puede llegar a ser un fuerte ajedrecista sin saber
defenderse bien ".

140
Karpov 25 ...~e8 Kasparov 26. lbxh6

Karpov 26 ... c3?! Kasparov 27.lbf5

Karpov 27 ...cxb2 Kasparov 28.~g4!

'tiV .._: ,:.


¡J

Las blancas poseen un fuerte ataque. No les ha afectado su entrega


del ~b2, las negras tienen pieza de más, pero su Rey está en riesgo
sin los peones f7 y h6 y se dificulta mucho su defensa.

141
Kasparov presiona sobre g7, con tres piezas y su rival se defiende
con dos, el alfil y el Rey. Todas las de las blancas participan en el
ataque. Karpov debe defender g7 y d6 en situación crítica.
Kasparov con resguardar su Rey y jugar 30.ét:Jg5 tiene todo hecho.

Karpov 28 ...~c8??

l.

Grave error de Karpov ..Su alfil está interfiriendo las posibles


acciones de la :B:a8 y la '1Mfe8, dos de su tres piezas de artillería
pesada. Al GM inglés J. Speelman se le ocurrió decir: "28 ... ilc8?
es un error, yo propondría, 28... g6 ", rápidamente Kasparov
respondió con cierta ironía: Si esa jugada era perdedora
cualquiera otra que se propusiera no podría ser peor.

A 1. - 28 ... a5 29.@h2 É!xe4 30.É!xe4 ébf6 3 1.iWh4+ iWh5 32.iWxh5+ tt:J xh5
33.É!h4 @g8 34.É!xh5 @f7 35.É!h7 É!e8 36.É!gxg7+ ~xg7 37.ébxd6+ @f8
38.ébxe8 ~e4 39.~xe4 ~e5+ 40.f4 ti.xf4+ 41.g3 ti.e5 42.ébc7 @g8
43.ébe6 tt:Jc6 44.É!b7 ébb4 45.1i.h7+ @h8 46.1i.bl @g8 47 .ébg5 1i.c3 48.h4
tt:Ja6 49.h5 tt:Jc5 50.É!c7 tt:Jxa4 51.h6 tt:Jb6 52.h7+ @h8 53.éb f7+ @g7
54.h8-iW Mate

A 2 . - 28 ... a5 29.@h2 iWxa4 30.iWh5+ @g8 31.ébg5 éb f6 32.ébh6+ gxh6


33.iWf7+ @h8 34.iWh7+ tt:Jxh7 35.tt:Jf7 Mate

B 3. - 28 ...É!c8 29 .@h2 ébc2 30.tt:Jexd6 tt:J f6 31.iWh4+ iWh5 32.É!xe6 iWxh4


33 .ébxh4 ti.xd6 34.É!xd6 ébe4 35.É!b6 ébxg3 36.@xg3 É!c3+ 37.@h2 ti.e4
38.É!b8+ @h7 39.É!xb2 1i.d3 40.tt:J f3 éba3 41.É!b6 g6 42.1i.xd3+-

[El programa analiza 3 opciones, las negras pierden igualmente].


142
Kasparov 29.'1Wh4+ Karpov 29 ..J~h6?

J.

Kasparov 30.lbxh6 Karpov 30 ... gxh6

Kasparov 31.@h2! Karpov 31...1!Me5

J.

31.~h2! Jugada clave, plantea amenazas mortales (32.'Llxd6 ó


32.'Llf6) es otra de las geniales que deciden la partida.

143
31...1!Ne5 No hay remedio para Karpov 3l ....ig4 32J3xg4 .ig7
33.é2Jxd6 '\Wxel34.'1Wxh6+ .ixh6 35.é2J f7 mate, ó 3l...:ga7 32.é2Jf6
'1Wf7 33.:ge8 tLlxf6 34.~xh6+ tLlh7 35.'1Wxh7+ '1Wxh7 36.:gxf8+ '\Wg8
37.:gfxg8 y mate también]

Kasparov 32.l2Jg5 Karpov 32 ...1!Nf6

l. ..i. i. •

Si 32 ...'\Wxel ?? 33 .é2Jf7 mate.

Kasparov 33J3e8! Karpov 33 ....if5

Si 33 ....ig4 34.é2Jf7+!! cZJg7 35.:gxg4+ '1Wg6 36.'1Wxh6+ mxf7


3 7 .'\Wxg6 mate. Kasparov ha dado muestras en esta partida de lo
que ha sido en ajedrez, el mejor de todos los tiempos en el
tratamiento de las aperturas.

144
34JWxh6+!! Una jugada de
las más espectaculares en la
historia del ajedrez. (pág. 37) Karpov 34 .. .'1Wxh6

Kasparov 35. l2Jf7+ Karpov 35 ... ~h7

Kasparov 36 ..ixf5+ Karpov 36 ...Wfg6

145
Kasparov 3 7..ixg6+ Karpov 37 ... @g7

Kasparov 38J3xa8 Karpov 38 ...i.e7

Kasparov 39J3b8 Karpov 39 ... a5

146
Kasparov 40.i.e4+ Karpov 40 ... ~xf7

Kasparov 41.-ixdS+ Karpov abandona.

1-0

Las diez últimas jugadas, no tienen gran cosa que comentar, se ve venir
con toda claridad el ineludible desenlace de la partida, totalmente
favorable a las piezas conducidas por el gran campeón mundial, Garry
Kasparov.

"Esta partida honra a ambos rivales, el ataque de Kasparov habría


arrasado a cualquier otro, pero Karpov opuso extraordinaria resistencia".
(GM John Nunn).

" Ha sido como una guerra, pero el ajedrez es una guerra sin sangre que
refleja lo mejor de la estrategia militar sin arrostrar ninguna de sus
espantosas consecuencias".
(Leontxo García, en "El País" del 23/4/2006)
147
REGISTRO DE PARTIDAS (Orden alfabético de jugadores con blancas)

Akopian-Adianto 69 Kasparov- Karpov (12) 11 o


Alekhine-Junge 80 Kasparov-Karpov (4) 119
Alekhine-Keres 82 Kasparov-Karpov (5) 125
Alekhine-Samisch 83 Kasparov-Karpov (22) 134
Alekhine-Steiner 73 Keres-Rabar 99
Anand-Karpov 74 Khalifmann-Karpov 113
Anand-Adams 97 Kindermann-Nikolic 71
Anand-Adams 118 Lasker-Capablanca 64
Anand-Aronian 94 Lasker-Teichmann 79
Anand-Grischuk 90 Leko-Bruzón 103
Anand-Kamsky 118 Leko-Carlsen 104
Capablanca-Janowski 63 Le k o- Ivanchuk 91
Capablanca-Marshall 50 Najdorf-Che Guevara 105
Carlsen-Svidler 52 N ijboer- Holzke 73
Caruana-N avara 116 Petrosian-Trifunovic 102
Deep B1ue-Kasparov 105 Pinter-N icolini 92
Domínguez-Aro ni an 89 Polgar,J -Adams 88
Ehlvest-Nicolic 109 Polgar,J-Mamedyarov 67
Fischer- lvkov 108 Polgar,J -Shirov 75
Fischer-Szabo 111 Shirov-Volokitin 47
Granda-Salimbagat 57 Short-Karpov 81
Hoffman-Mirschinka 91 Smeets-Bacrot 96
Hübner-Nunn 54 Sorokin-Akopian 59
1vanchuk -Carlsen 48 S passky-Geller 110
Kamsky-Morozevich 75 Spassky-Keres 101
Kamsky- Piket 56 Suetin-Kholmov 112
Karjakin-Adams 117 Tal-Lehmann 121
Kasparov-Adams 88 Teichmann-Schlechter 61
Kasparov-Anand 70 V escovi -Granda 46
Kasparov-Karpov (20) 37 Zukertort-Anderssen 58

148
IN DICE

Estudio del Ajedrez 9 Defensa Steinitz 5 ... d6 49


Fases en la partida 9 Variante Bird 3.Cd4 53
Posiciones-sistema 1O Gambito Jiinisch 3 ... f5 55
Símbolos usados en ajedrez 11 Defensa Cozio 3 ... Cge7 57
Nombres de aperturas 12 " Smyslov 3 ... g6 59
El ajedrez y la lógica 13 Variante Brentan o 3 ... g5 60
Opiniones sobre el ajedrez 14 del Cambio 4.Axc5 62
Elección de apertura 16 " Abierta 5.Cxe4 66
Principios básicos 19 Arkhangelsk 5 ... b5 71
Formación del centro 20 Moller 5.Ac5 72
Concepto clásico del centro 20 Defensa Morphy 5 ... Ae7 76
Formaciones centrales 21 Ataque Worrall 6.De2 78
Planes de ataque y defensa 21 Anti-Marshall 8.h3 87
Concepto hipermoderno 23 8.d3 y 8.d4 88
El control del centro 23 " cerrada 8.a4 90
La estrategia en la apertura 23 Posiciones-sistema no 1y 2 91
La táctica en la apertura 26 no 3 92
Cómo evaluar la posición 27 Gambito Marshall 8 ... d5 93
Conceptos fundamentales 30 Vte. Tschigorin 9 ... Ca5 lOO
Valor medio de las piezas 31 " Breyer 9 ... Cb8 103
Valor estático y dinámico 32 " Smyslov 9 ... h6 104
Origen apertura Española 32 " K eres 9 ... a5 109
Previo a partida de texto 35 " Ragozin 9 ... a5 109
Partida de Texto (inicio) 37 " Kholmov 9 ... Ae6 111
Opciones en la Española 44 " Zaitsev 9 ... Ab7 112
Defensa Clásica 3 ... Ac5 45 Indicios tácticos 131
Defensa Berlinesa 3 ... Cf6 46 Planes estratégicos 132

149
BIBLIOGRAFÍA

ALEKHINE- Mis mejores partidas, (1924-1937) Edit. Sopena, Bs.As. 1940


BIJOVSKY- Apertura Española, Ajedrez Internacional, S. L. Madrid 1994
CAPABLANCA- Fundamentos del ajedrez, Edit. Fundamentos, Madrid 1987
CAPABLANCA- Lecciones elementales, Edit. Fundamentos, Madrid 1987
ELGUEZABAL - Curso de aperturas, La Casa del Ajedrez, Madrid 2004
ESTRIN - Tratado de ajedrez superior, Edic. Martínez Roca, Barcelona, 1984
FINE- The Ideas Behind the Chess Openings, B. T. Batsford Ltd, London, 1989
GELLER, LEIN & TCHEPIZJNI - Kasparov commente, Grasset, Paris 1991
GOLOMBECK- Enciclopedia del ajedrez, Edit. l. Parramón, Barcelona 1980
KARPOV - Les échecs, apprendre et progresser, Edit. Economica, Paris 1993
KARPOV- So schnell siegen Weltmeister, Verlag W. Rau, Düsseldorf 1991
KASPAROV - 24 Lecciones de ajedrez, Hispano Europea, Barcelona 1992
KASPAROV- Ajedrez curso completo, Planeta-De Agostini, Barcelona 1990
KEENE y LEVY- Las aperturas, Edit. Hispano--Europea, Barcelona 1998
KOTOV- Alekhine, Edic. Martínez Roca, Barcelona 1975
LAROUSSE Edit. Enciclopedia Larousse del Ajedrez, Barcelona 1999
MAZUKEWITSCH- Verflixte Fehler, Sportverlag Berlin 1986
MEDNIS - Temas estratégicos. Apertura al final, Paidotribo, Barcelona 2000
NORWOOD- V. Anand, El Supertalento, Paidotribo, Barcelona 1998
O'KELLY- Vers la Maitrise, Edit. Grasset, Paris 1984
PFLEGER & TREPPNER- Zug um Zug, Niedernhausen 1991
SHIROV- Fuego en el tablero, Ediciones Tutor, Madrid 1998
SCHMIDT- Cómo piensan los Grandes Maestros, M. Roca, Barcelona 1974
SCHUSTER- Neue SchacherOffnungen, Verlag Falken, Niedernhausen 1983
SUETIN - El Laboratorio del ajedrecista, Martínez Roca, Barcelona, 1974
SUETIN - Manual para jugadores avanzados, Edit. Fundamentos, Madrid 1984

REVISTAS

DIE SCHACHWOCHE, Vierlinden 3 Postfach 315, D-7800 Freiburg 1 (Deutschland)


EUROPE-ÉCHECS, 4 B2 ruede Roussillon - F- 25000 Besan¡;:on (France)
JAQUE, Edit. Del Atlántico y del Mediterráneo, 46200 Paiporta (Valencia)
PEÓN DE REY, c/Francisco Giner, 42 bajos, 08012 (Barcelona)
SCHACH REPORT, Postfach 12 38, D-46356 Heiden

150
Nació en Orejo (Marina de Cudeyo). Fue
Campeón Juvenil de Cantabria en 1943. Y
Al no poder concur rir al n acional le suple
José del Olmo, de Torrelavega, que queda
Subcampeón Juvenil de Espana.

A partir de 1951, se produjo un paréntesis


de unos diez anos en su vida ajedrecística.
Razones profesionales le llevaron a residir
a Toluca, Méx., y más tarde a Lima, Perú,
donde en 1960 pudo reanudar su afición al
ajedrez en el "Club 64".

En Los Viernes deportivos de la TV limena,


hizo las veces de comentarista de ajedrez.

En 1961 participó con el equipo peruano


contra Chile. Empató con Pedro Donoso.
En el match interclubs "Club 64" -"Pena
Bóveda", Caracas, empata con l. Sherem.

Al retirarse el presidente de la FMDA, A.


López-Dóriga, y de regreso a Santander,
preside la FMDAy tras 4 anos, renuncia.

En 1972 ganó, imbatido, el título absoluto


de Cantabria. A finales de ese ano da dos
conferencias sobre ajedrez en el Círculo de
Recreo, de Torrelavega. En 1975 logra el
subcampeonato provin cial. La FDMA le
propuso en tres ocasiones para el Alerta de
Plata (1968, 75, 76).

Fue profesor de ajedrez en el curso 197 4 7 5,


en el Instituto Femenino "Santa Clara".