Está en la página 1de 8

¿Qué son las relaciones saludables?

En una relación saludable, las personas se respetan, se tienen confianza y se apoyan. Esto
significa que puede compartir sus ideas y sentimientos en forma abierta. Pueden hablar y resolver
sus problemas juntos, y usted siempre se siente segura. También se siente libre de ser usted
misma y casi siempre está feliz.

¿Qué es una relación no saludable?


En una relación no saludable, es posible que su pareja intente controlarla. Esto significa que le
diga con quien puede hablar, a que lugares puede ir o que puede comprar. Otros signos son
cuando su pareja:

la asusta o la amenaza
la hace tener relaciones sexuales a fuerza
le dice sobrenombres agresivos
interfiere con su método anticonceptivo
la desprecia
la lástima físicamente
Todos éstos son signos de abuso y pueden poner en peligro su vida.

¿Cómo puede afectar su salud una relación?


Una relación saludable puede hacer que se sienta mejor y mejorar su salud. Una relación no
saludable puede poner su salud y su vida en peligro. Si queda embarazada, el abuso físico,
sexual y verbal pueden hacerle daño a usted y al bebé. Incluso el abuso antes de que quede
embarazada puede causar que el bebé nazca prematuro o con un peso demasiado bajo.

Qué debe hacer si está en una relación no saludable:


Si piensa que está en una relación no saludable, es importante que obtenga ayuda. Si alguien
está lastimándose, no es su culpa. Usted merece estar segura y sana. Es posible que se sienta
sola y atrapada, pero la ayuda existe. Hable con alguien en el consultorio de su médico o en la
clínica. Pueden ayudarle a encontrar servicios de apoyo. La violencia en casa tiende a empeorar
con el tiempo. Por eso es importante que reciba ayuda lo antes posible.

Si está en peligro en este momento, llame al 911. No espere.


Puede llamar gratis al 1-800-799-SAFE (7223) o al 1-800-787-3224 (TTY para las personas con
deficiencias de lenguaje o de audición) las 24 horas del día y comunicarse con la Línea Nacional
sobre Violencia Doméstica. Se habla español. Le pueden recomendar dónde encontrar ayuda
cerca de donde vive.
También puede obtener información en La Línea Nacional sobre la Violencia Doméstica o en
Futures Without Violence (sólo en inglés).

Relaciones Saludables

Las relaciones saludables (ya sea entre amigos/as, compañeros/as de trabajo, familiares o en la
pareja íntima) se basan en el respeto mutuo, la confianza, la honestidad, el apoyo, la justicia, la
igualdad, el respeto a la identidad individual y la buena comunicación.

Aunque sin dudas cada familia es diferente, las relaciones familiares saludables tienen todas
ciertas características:
 Reflejan apoyo, amor, y preocupación por los miembros de la familia
 Las personas se sienten protegidas y con un sentido de pertenencia a la familia
 Es una comunicación abierta
 Cada persona en la familia se siente importante, reconocida y respetada
Las relaciones familiares saludables preparan a los/as hijos/as para que luego sean capaces de
cultivar en el transcurso de sus vidas otras relaciones saludables fuera de sus familias.
Para poder entender qué son las relaciones saludables, tus hijos/as primero tienen que entender
qué son los límites y cómo establecerlos, la importancia de respetar a los demás y cuáles son sus
metas.
Cómo tener una relación saludable
En Esta Sección
Relaciones 101
Cómo tener una relación saludable
La Infidelidad y la Ruptura de una Relación
Las claves para una relación saludable son el respeto, la honestidad, la verdad, la igualdad y una
buena comunicación.

¿Cómo sé si mi relación es saludable?


Cuando una relación es saludable, tú y tu novio o novia están contentos con la relación la mayoría
del tiempo. Y una relación sana hace que los dos se sientan bien consigo mismos.

Si te preguntas si tu relación tiene bases sólidas o no, considera las siguientes preguntas:

Respeto

¿Se escuchan mutuamente?


¿Se tratan como amigos?
¿Se sienten orgullosos el uno del otro?
¿Son amables?

Confianza

¿Están de acuerdo en pasar tiempo separados?


¿Te sientes seguro/a sobre la relación?
¿Tienes fé en las decisiones que ambos toman?

Honestidad

¿Los dos admiten cuando se equivocan?


¿Los dos sienten que pueden decir la verdad?
¿Hablan abiertamente sobre sus sentimientos a pesar de ser difícil?

Igualdad

¿Los dos toman decisiones sobre la relación y cómo administran sus tiempos?
¿Dan y reciben con igualdad?
¿Encuentran un arreglo entre los dos?
¿Consideran los sentimientos de ambos cuando hablan y toman decisiones?

Buena Comunicación

¿Hablan sobre sus sentimientos?


¿Pueden no estar de acuerdo sobre un tema sin perder el respeto mutuo?
¿Se escuchan sin ser prejuiciosos?
¿Qué sucede si mi relación no es saludable?
No hay una relación perfecta y todos cometemos errores. Pero si consideras que alguien te trata
de mala manera, entonces seguramente no es saludable. Confía en tu intuición. Las relaciones
saludables hacen que uno se sienta bien consigo mismo -las otras no-.

Mentir, ser infiel y faltar el respeto son todas señales de una relación no saludable. También lo es
si tu novio o novia trata de controlarte, aún si es por celos o porque dicen que es por amor. Los
comportamientos de control también incluyen chequear el teléfono de otra persona sin su
permiso, hacer un seguimiento de todo lo que hacen en las redes sociales, o decirles con quién y
quién no pueden salir.

Habla con tu pareja si piensas que tu relación no es saludable. A veces las cosas se pueden
solucionar al hablar de tus sentimientos y hacer cambios en la manera de tratarse mutuamente. Si
no te sientes seguro/a o tienes miedo de hablar de ello, o has intentado mejorar las cosas y no
resulta, ha llegado el momento de terminar con esa relación. Claro que es difícil pero tú -como el
resto de las personas -mereces relaciones saludables con una persona que te trate con respeto.
Aprende más sobre relaciones no saludables y abusivas y cómo terminarlas.

Hablemos sobre las Relaciones Sanas: ¿Qué significa exactamente decir que una relación es sana?
You are here:

H AB LE M OS S O B R E L AS R E L AC I ON E S S AN AS : ¿Q UÉ S I GNI FI C A E X ACTAM E NT E DE CI R Q UE
U N A R E L AC I ÓN E S S AN A ?
August 29, 2016 / 0 Comments / in Blog
En una relación saludable ambos miembros de la pareja se sienten respaldados y conectados por
lazos profundos pero a la misma vez continúan sintiéndose como seres independientes.
La comunicación y el respeto de límites constituyen dos componentes importantes en relaciones
sanas. Esencialmente ambas personas deciden qué es saludable o no lo es. Si hay algo que no
te hace sentir bien, deberías sentir la libertad de poderle decir a tu pareja lo qué te está
preocupando.
LA COMUNICACIÓN
Comunicarse, te permite a ti y tu pareja poder comprenderse mutuamente, aprender quiénes son
y conectarse. En una relación sana existe una buena comunicación entre ambos:
 Se tratan con respeto
 Hablan abiertamente sobre lo que piensan y sienten
 Se sienten escuchados al expresar sus sentimientos
 Ambos se escuchan entre sí y hacen sacrificios por el otro
 No se critican
 Sienten que su pareja les apoya cuando tratan de hacer aquellas cosas que les gustan
 Celebran los logros y triunfos que ambos han alcanzado
Los siguientes consejos pueden ayudarte a crear y mantener una relación sana:
No te quedes en silencio. En una relación sana, si algo te molesta, lo mejor es hablar sobre eso en
vez de mantenerlo callado.
Respeta a tu pareja. Los deseos y sentimientos de tu pareja tienen valor. Hazle saber que estás
haciendo un esfuerzo por tomar sus ideas en cuenta. El respeto mutuo es esencial para mantener
relaciones sanas.
Cede. Los desacuerdos son una parte natural de las relaciones sanas, pero es importante que
encuentren una manera de ceder si están en desacuerdo. Intenten resolver conflictos de una
manera justa y racional.
Da apoyo. Ofrece consuelo y dale ánimo a tu pareja. Además, hazle saber cuando tú necesitas su
apoyo. Las relaciones sanas intentan que las dos personas se brinden aliento, no que se rebajen
entre sí.
Se debe respetar la privacidad de cada uno. El que estés en una relación no significa que tienes
que compartir todo y estar constantemente juntos. Las relaciones sanas necesitan espacio.
LOS LÍMITES
Crear límites juntos es una buena manera de mantener tu relación sana y segura. Al poner límites,
ambos miembros de la pareja pueden tener mejor comprensión del tipo de relación que quieren.
Los límites no tienen el propósito hacerles sentir atrapados. El poner límites no es un signo de
secreto o falta de confianza, es una expresión de lo que se siente cómodo y de lo que les gustaría
que pase o no pase dentro de la relación.
Recuerda, los límites sanos no deberían limitar tu capacidad de:
 Salir con tus amistades sin tu pareja.
 Participar en actividades y pasatiempos que te gustan.
 No tener que compartir las contraseñas de tu correo electrónico, cuentas en los medios
sociales o teléfono.
 Respetar lo que cada a uno le gusta y necesita.
Ideas para mejorar tu relación
Aún las relaciones sanas necesitan un refuerzo de vez en cuando. Puedes necesitar un refuerzo
si te sientes desconectado de tu pareja o sientes que la relación se ha estancado. De ser así,
encuentra una actividad divertida y simple que los dos disfruten, como ir a caminar, y habla sobre
las razones por las que quieres estar en la relación. Luego, intenta seguir usando
comportamientos sanos durante la relación.
Intenta salir con la gente a la que quieres y por la que te preocupas más: vean películas, salgan a
comer, toma un día libre de tu ocupada vida y ¡simplemente disfruta ser tú! Si te ayuda, también
puedes hablar sobre cómo te sientes con las relaciones en tu vida. Si solo quieres ser escuchada,
comienza por hacérselos saber. Luego pregúntales qué hace que las relaciones sean buenas y
qué las hace malas. Si necesitas consejos, siéntete libre de contactarnos. Estamos aquí para
ayudarte las 24/7.
Y no lo olvides, una relación que siempre puedes reforzar ¡es la que tienes contigo mismo!
¿Qué no es una relación sana?
Las relaciones que no son sanas están basadas en poder y control, no en igualdad y respeto. En
las primeras etapas de una relación abusiva puede que no le des mucha importancia a los
comportamientos malsanos. Sin embargo, ser posesivo, decir insultos, hacer acusaciones
basadas en los celos, gritar, humillar, jalar el cabello, empujar u otro comportamiento negativo y
abusivo es, desde la raíz, un esfuerzo de poder y control. Recuerda que el abuso es siempre una
elección y que tú mereces ser respetada. No hay excusas para ningún tipo de abuso.
Si piensas que tu relación es malsana, es importante que ahora pienses en tu seguridad.
Considera estos puntos mientras decides que hacer:
 Comprende que una persona solo puede cambiar si lo desea. Tú no puedes forzar a tu
pareja a alterar su comportamiento si él/ella no cree que ha hecho nada equivocado.
 Enfócate en tus propias necesidades. ¿Te estás cuidando a ti misma? Tu bienestar es
importante. Pon cuidado a tu nivel de estrés, toma tiempo para estar con amistades,
duerme suficiente. Si te das cuenta de que tu relación te quita toda la energía, considera
terminarla.
 Conéctate con tus sistemas de apoyo. Con frecuencia, los agresores/as intentan aislar a
sus parejas. Habla con tus amistades, familiares, maestros, consejeros y otras personas
para asegurarte de que estás recibiendo todo el apoyo emocional que necesitas. Recuerda,
nuestros asesores están siempre listos para conversar contigo si lo que necesitas es
alguien que te escuche.
 Piensa si debes terminar la relación. Recuerda que tú mereces sentirte segura y aceptada
en tu relación.
Aún cuando no puedas cambiar a tu pareja, puedes hacer cambios en tu propia vida para
mantenerte segura. Considera dejar a tu pareja antes de que las cosas empeoren. Ya sea que
decidas irte o quedarte, asegúrate de crear un plan de seguridad para mantenerte segura.
Recuerda, tienes muchas opciones, incluyendo obtener una orden de restricción por violencia
doméstica. Las leyes varían de estado a estado así que llámanos para aprender más.
Recuerda todos merecemos estar en una relación sana y libre de abuso. Para más información
sobre cómo lograrlo o para recibir ayuda para salir de una relación abusiva, recuerda que hay
asesores de ayuda en loveisrespect.org disponibles para atender tu llamada las 24 horas del día,
los 7 días de la semana, gratis confidencial y en español llamando al 1-866-331-9474.

¿Cómo comenzar a construir relaciones saludables?


Las relaciones saludables nos aportan bienestar y una experiencia de vida más plena.
Jueves 1 marzo 2018 Guardar
GUIOTECA en Facebook
Felipe Cortés
Ver biografía
|Ver más de Espiritualidad
En general, las relaciones saludables son aquellas que nos aportan bienestar y una experiencia
de vida más vibrante y plena. Ya sean nuestros amigos, una pareja, nuestra familia o grupos de
apoyo, lo importante siempre es comenzar desde uno mismo para, de este modo, reflejar hacia
afuera todo lo bueno que tenemos que aportar, como una expresión de nuestro propio bienestar.

relaciones

Dentro de los beneficios comprobados de las buenas relaciones saludables se encuentran las
siguientes:

Nos fortalece física y mentalmente, sintiéndonos más energizados y motivados.


Reduce nuestros niveles de estrés, brindándonos mayor sensación de bienestar y tranquilidad.
Mejora la calidad de nuestras interacciones con nosotros mismos y con otras personas.
Nos brinda una mayor noción de comunidad, de ser parte de algo más grande que nosotros
mismos.
Permite la construcción de un proyecto de vida con mayor sentido y significado.
Ahora bien, dentro de los consejos para construir y mantener relaciones saludables comparto los
siguientes tres aspectos:

Aceptación: Es importante aceptar a las personas significativas en nuestro entorno tal y como son.
No es necesario intentar cambiarlas, ya que finalmente es la tarea de ellos mismos de acuerdo a
sus aprendizajes y también de los consejos que ellos nos puedan pedir o nosotros dar
genuinamente. Una vez que nos aceptamos y amamos nosotros primero, nos iremos dando
cuenta que, más que hacer que el resto cambie, nuestra percepción hacia ellos cambia.

Comunicación saludable: Esto implica estar realmente presentes cuando interactuemos con otras
personas: Mirarlas a los ojos, dejar de estar pendiente del teléfono cuando estamos compartiendo
con alguien; prestar atención a lo que dicen, escuchando atentamente y permitiendo que la
conversación sea fluida, amable y tranquila.

Ser auténticos: Esto es fundamental. Es sumamente importante ser reales y mostrar nuestras
emociones. Los seres humanos estamos hechos para sentir y experimentar todas nuestras
emociones, sobre todo cuando internamente no nos sintamos cómodos y consideremos necesario
decirle a otra persona los que nos pasa con él o ella. La clave es hacerlo de manera firme pero
respetuosa; hablar de corazón, diciendo por ejemplo: “Necesito decirte algo, porque siento una
incomodidad por dentro y te lo quiero decir para ver si te resuena”. La diferencia que hacemos
cuando comenzamos a expresarnos y sacar afuera aquello que nos impide sentir bienestar es
enorme, y genera beneficios tanto en quien da como en quien recibe.

Esto es solo el comienzo de la construcción y fortalecimiento de mejores relaciones con nuestro


entorno. Siempre recordar que necesitamos comenzar por nosotros: Seamos amorosos,
respetuosos y benevolentes con nosotros en nuestra condición de ser humanos, perfectos en
nuestra imperfección. Nuestro bienestar y felicidad, el norte a seguir.

L A S 7 C LAV E S PA R A TEN ER U NA R E LA C IÓN DE PAR EJ A S A LU DAB L E


A veces parece que las relaciones de parejadan mucho trabajo y se vuelven horriblemente complicadas.
Pero si nos paramos a pensar, nos damos cuenta de que tener una relación de pareja saludable es muy
sencillo siempre y cuando los dos miembros de la pareja sean capaces de dejar de lado sus propias
inseguridades y malas experiencias del pasado.
En las relaciones de pareja es donde más se manifiestan las carencias afectivas y las creencias
irracionales que cada una de las personas ha ido adquiriendo a lo largo de su historia vital. Se replican
patrones inadecuados aprendidos en la infancia y se actúa muchas veces a través de una forma sesgada de
ver el mundo.
Una cultura que no promueve las relaciones amorosas sanas
Desde mi punto de vista, la sociedad en la que vivimos no favorece precisamente las relaciones de
pareja saludables. Las canciones, las películas de Disney, las series de televisión y las novelas románticas
nos muestran una concepción del amor que no es real y favorecen una serie de creencias acerca de las
relaciones de parejas que no ayudan a que estas se mantengan en el tiempo de una manera satisfactoria.
En este artículo quiero hablar de las claves para tener una relación de pareja saludable, de las claves para
que dos personas, cada una con su personalidad, con sus experiencias y con su forma de ver la vida puedan
aportarse algo la una a la otra durante un tiempo prolongado (en ocasiones, toda la vida).
¿Cuáles son las 7 claves para mantener una relación de pareja saludable?
Si tuviera que decir un solo indicador de si una relación debe continuar sería el siguiente: ¿Tu relación de
pareja te suma o te resta? ¿Te ayuda a ser mejor y a desarrollarte como persona? ¿O por el contrario te
limita y es una fuente más de malestar que de emociones positivas?
1. Ama siempre desde la libertad
Amar desde la libertad, significa tener claro que el otro no te pertenece, que el otro es una persona que
libremente decide mantener una relación contigo y que por lo tanto en cualquier momento es libre de
marcharse. Amar desde la libertad significa aceptar que el otro tiene derecho a tomar las decisiones que
quiera, y a elegir que quiere a hacer con su vida.
Significa que cada uno debe tener su espacio privado, su intimidad. Amar desde la libertad significa que
queremos compartir nuestra vida con el otro, pero que no lo necesitamos. Significa aceptar que somos dos
personas diferentes y no un pack dos en uno, significa dejar nuestras inseguridades a un lado y conseguir que
el otro esté con nosotros porque quiere y no mediante manipulaciones que impiden que encuentre a otra
persona mejor. Significa que nuestra pareja conozca a miles de personas pero aún así, nos prefiera a
nosotros.
2. Aprende a comunicarte
Una buena comunicación es uno de los pilares básicos de la pareja, ya que el diálogo es lo que permite
crear un proyecto de vida en común, en donde es muy importante negociar, ceder y llegar a acuerdos.
Una comunicación adecuada puede hacer que las discusiones se conviertan en algo constructivo y que unan
cada vez más a la pareja, en vez de separarla y crear rencores. Además reservar un espacio diario para
conversar con nuestra pareja acerca de cualquier cosa es una excelente costumbre que favorecerá afianzar y
mantener una relación satisfactoria.
El terreno en el que más problemas da una comunicación inadecuada es el de las discusiones. Se puede
aprender a discutir de una manera constructiva, en la que aportemos nuestro punto de vista con respeto y
expliquemos como nos estamos sintiendo, sin necesidad de entrar en un círculo vicioso de reproches y
acusaciones en el que lo más probable es que acabemos discutiendo acerca de algo que ocurrió hace años,
dejando del lado el tema que hizo que comenzara la discusión.
Te dejo algunas pautas para aprender a discutir de manera constructiva:
 Discute solo un tema por cada vez.
 Habla de cómo te sientes tú, no acuses al otro.
 Evita las generalizaciones (siempre, nunca, todo, nada) y habla de un hecho concreto.
 Utiliza un tono amable y evita discutir un tema cuando tu nivel de enfado sea muy elevado.
 Pide lo que quieras, concreta el cambio (por ej: Me gustaría que la próxima vez que fuéramos a casa de mi
madre antes de comer y no a media tarde).
 No entres en reproches de la otra persona e ignora si te ataca o cambia de tema. (Por ej: Ese tema lo
podemos hablar si quieres en otro momento, ahora estoy tratando de decirte que...).
 Termina la crítica con algo bueno (por ej: Te agradezco que me hayas escuchado y espero que este tema se
solucione ya que me encanta estar bien contigo).
 Practica la comunicación asertiva.
Sé que hacer esto es realmente complicado, y que en ocasiones lo que te apetece es gritar a tu pareja y
tirar objetos por toda la casa, pero te aseguro que si respiras hondo, esperas que baje tu nivel de activación
para hablar y utilizas estas pautas obtendrás resultados mucho mejores.

3. Aprende a pensar en verde


Cada persona ha tenido unas experiencias diferentes y una historia de aprendizaje previa diferente por lo cual
tiene una personalidad diferente y ve el mundo de una manera distinta a la tuya.
Si te pones unas gafas azules y te pregunto de qué color ves el mundo me responderás que azul ¿Verdad? Y
seguramente por más que me empeñe en demostrarte que es amarillo, y que no lo estás viendo de la manera
correcta será imposible que me des la razón ya que realmente tu mundo es azul.
Nuestra historia de aprendizaje hace que veamos el mundo de un color o de otro, y para nosotros
simplemente el mundo será de ese color porque lo vemos así. El problema es cuando para uno de los
miembros de la pareja el mundo es azul y para el otro es amarillo, este es el momento de pensar en verde.
No siempre tienes que estar de acuerdo en lo que tu pareja piensa, creo que nos obcecamos demasiado en
llevar razón, cuando el objetivo final es solucionar el conflicto.
Cuando detectes que ambos tenéis puntos de vista completamente diferentes, en vez de seguir discutiendo
por llevar razón y salirte con la suya, plantea soluciones intermedias en las que se incluyan ambos
puntos de vistas. Ni azul, ni amarillo,¡Verde!
4. Comparte tiempo de calidad con tu pareja
Compartir tiempo de calidad con tu pareja es un elemento clave para que la relación no acabe sumida en la
rutina. Entiendo que en ocasiones llegamos a tener una vida muy ajetreada y prácticamente la vivimos en
piloto automático sin darnos cuenta lo que está ocurriendo a nuestro alrededor, pero reservar algo de tiempo
para compartirlo con tu pareja debe estar entre tus prioridades si tu objetivo es mantener una relación de
pareja saludable.
Salir algún día a cenar, una escapada de fin de semana, vuestra peli favorita con palomitas, etc…
5. Nunca dejes de cuidar la relación
Al principio de las relaciones solemos mostrar nuestra mejor parte al otro, somos detallistas, le decimos
cumplidos, etc… Sin embargo con el paso del tiempo estos gestos suelen ir disminuyendo hasta que en
ocasiones desaparecen. Las relaciones son como las plantas, si no las riegas, mueren. Así que si quieres
mantener tu relación fresca y colorida nunca dejes de regarla.
Algo tan simple como decirle al otro lo guapo que está hoy, regalarle flores, invitarle a cenar, llevarle al sitio
donde os conocisteis, etc… puede mantener la relación durante mucho tiempo en un estado excelente.
6. Cuando quieras que el otro cambie, cambia tú
Creo que nos pasamos demasiado intentando cambiar a las personas, la mayoría de las veces sin obtener
resultado alguno. Las personas solo cambian cuando quieren cambiar, o cuando cambia su entorno.
Por lo tanto, si lo que queremos es que nuestra pareja cambie lo mejor que podemos hacer es cambiar
nosotros.
Si queremos que deje de salir tanto con sus amigos seguramente funcione mejor agradecerle los días que se
quede contigo toda la tarde que reprocharle cada vez que salga, si queremos que sea más cariñoso ¿Qué tal si
empezamos a mostrar nosotros más gesto de cariño?
7. Respeto y confianza
Sin respecto y confianza no existe la posibilidad de una pareja saludable. Amar es respetar y confiar, y sin
respeto y confianza simplemente no hay amor.
Relaciones basadas en celos y faltas de respeto están destinadas el fracaso. Por no hablar de los casos de
infidelidad en el matrimonio.
Concluyendo
En resumen, aunque podríamos añadir algunos puntos más, desde mi punto de vista estos son los siete
puntos clave para que una relación de pareja pueda funcionar a largo plazo y ser satisfactoria para ambos
miembros de la pareja.
R E L AC I O N E S S AL U DA B L E S

Las relaciones, sean entre hermanos, amigos, padres o parejas necesitan de un espacio y un
ambiente sicológico para germinar y florecer, aquí presentamos una lista de características que nos
ayudan a saber si nuestra relación con alguien es saludable, incluye componentes sexuales porque
puedes estar evaluando a tu pareja, pero si estas evaluando una relación con un pariente
consanguíneo obvia las preguntas referentes al sexo. Recuerda hay relaciones interpersonales
toxicas, abusivas y dañinas y tienes derecho a salir de esas relaciones y a relacionarte de una
manera vital y equilibrada que conduzca a tu salud emocional, física y espiritual.
Una relación es saludable cuando:
 Ambos pueden opinar sin ningún temor. Los dos respetan sus ideas y opiniones aunque no
estén de acuerdo.
 Nadie vive con miedo de ser lastimado físicamente.
 Las relaciones íntimas son amorosas y confortantes para ambos. Los dos están de acuerdo
donde y cuando. Los dos hablan de cómo protegerse de HIV o de un embarazó no deseado.
Las discusiones son justas y la comunicación es importante.
 No hay amenazas o acusaciones.
 Ambos pueden tener amistades fuera de la relación.
 Puedes dejar atrás los errores del pasado, en ella puedes aprender de tus errores y seguir
adelante.
 Levanta la autoestima.
 Tienes el derecho de expresar tus sentimientos negativos como también los positivos.
 Tienes el derecho de expresar tu enojo, tu dolor y desilusiones de una manera clara y no
violenta.
 Tu espacio individual es importante
 Se respetan los espacios privados de cada uno.
 Puedes cometer errores sin ser culpada.
 Tu integridad psicológica es tan vital como tu integridad física.
 En una relación saludables ambos miembros tienen los mismos derechos y ambos se sienten
a gusto