Está en la página 1de 7

Antigua Roma MOMIA GROTTAROSSA

LA EXTRAÑA MOMIA DE
GROTTAROSSA

ESTADO
ESTHER NÚÑEZ

ACTUAL DE LA
MOMIA,
LAMENTABLEMENTE
MUY DETERIORADA.

64 CLÍO
DESDE QUE OCTAVIO AUGUSTO CONQUISTARA EGIPTO ALLÁ POR EL
AÑO 30 A.C., LOS ROMANOS COMENZARON A INTERACTUAR CON LAS
USANZAS DE AQUEL PUEBLO CON EL QUE TAN INTENSAS (Y A VECES TENSAS)
RELACIONES POLÍTICO-COMERCIALES MANTUVO EL IMPERIO HASTA EL FINAL
DE SU HISTORIA, DE MANERA QUE ROMA SE PERMEABILIZÓ DE MUCHAS DE
SUS COSTUMBRES Y, SOBRE TODO, DE SUS DIOSES, LLEGANDO EL CULTO
A ISIS, SERAPIS... (ENTRE OTRAS DEIDADES EXÓGENAS) A EXTENDERSE POR
TODOS LOS RINCONES DE LA GEOGRAFÍA LATINA. SIN EMBARGO, ENTRE LOS
ROMANOS NUNCA CALÓ EL RITO FUNERARIO DE LA MOMIFICACIÓN. SÍ ES
CIERTO QUE LA POBLACIÓN GRECO-ROMANA QUE HABITABA EN LA REGIÓN
AL SUR DEL DELTA DEL NILO PRINCIPALMENTE, SIGUIENDO FÓRMULAS
HÍBRIDAS TRANSMITIDAS DESDE ÉPOCA HELENÍSTICA, SE INHUMABAN
BAJO UN RITUAL MORTUORIO DE EMBALSAMAMIENTO (DISTINTO AL DEL
EGIPTO CLÁSICO POR LA FORMA DE EXTRACCIÓN DE LOS ÓRGANOS
INTERNOS Y LA PARAFERNALIA EN GENERAL) QUE INCLUÍAN UN ELEMENTO A
CABALLO ENTRE LAS MÁSCARAS FÚNEBRES ROMANAS Y LOS SARCÓFAGOS
ANTROPOMORFOS EGIPCIOS: SITUAR UNA TABLA PINTADA CON EL RETRATO
DEL DIFUNTO EN EL LUGAR QUE, BAJO LOS VENDAJES, OCUPABA EL ROSTRO.
A ESTA TIPOLOGÍA DE ENTERRAMIENTO SE LE DENOMINA GENÉRICAMENTE
DE EL FAYÚN, POR SER AQUELLA ZONA EN DONDE MÁS CASOS DE
ESTA TIPOLOGÍA SE HAN ENCONTRADO... PERO, CIERTAMENTE, ESTA
TÉCNICA NUNCA SE EXPORTÓ FUERA DE LAS FRONTERAS DEL TERRITORIO
PROPIAMENTE EGIPCIO.
POR ESTHER NÚÑEZ PARIENTE DE LEÓN, ARQUEÓLOGA

E
N LA CIUDAD ETERNA, A PESAR DE LAS INNUMERABLES INVESTIGA-
CIONES ARQUEOLÓGICAS QUE SE VIENEN REALIZANDO DESDE HACE
SIGLOS, MUY RARAMENTE SE HAN EXHUMADO CADÁVERES MOMIFI-
CADOS MEDIANTE TRATAMIENTOS ARTIFICIALES (sí son numerosos los
casos de santos que, de forma natural, han permanecido incorruptibles). Así, en
Roma solo se conocen dos ejemplos de cuerpos que se han mantenido cientos
de años en perfecto estado gracias a la aplicación de técnicas conservativas. No
obstante, el primero de ellos, escasamente difundido y apenas documentado
VRORSRUDOJXQRVHVWXGLRVRVGHOVLJOR;9 QRIXHLQYHVWLJDGRFLHQW¯ƓFDPHQWHGHPDQHUDTXH
\DQXQFDVHSRGU£FRQRFHUQLQJ¼QGDWRFLHQW¯ƓFRVREUHODPRPLDŊKDELGDFXHQWDGHODWRWDO
falta de restos físicos.

UN DESCUBRIMIENTO ÚNICO
Se trata este de un curioso y bastante desconocido suceso en el que merece la pena detenerse
un poco. Según documenta Daniele da San SebastianoŊTXHHVWDEDSUHVHQWHHQHOPRPHQ-
WRGHOKDOOD]JRŊIXHHOGHDEULOGHHQODY¯D$SSLDFHUFDGH5RPDFXDQGRHQHOWUDQV-
FXUVRGHXQDVVXEVRODFLRQHVHQEXVFDGHSLHGUDGHHGLƓFDFLRQHVDQWLJXDVSDUDUHXWLOL]DUODVHQ
las nuevas construcciones, los trabajadores encontraron, a casi cuatro metros (doce pies) de
profundidad, tres sarcófagos marmóreos. Dos de ellos albergaban apenas materiales óseos,
pero el tercero entregó un cadáver absolutamente intacto. No había lápida ni elemento alguno

CLÍO 65
Antigua Roma MOMIA GROTTAROSSA

Incluso cuando le hicieron pruebas


de estirar orejas y lengua –que “asoma-
ba entre unos dientes blanquísimos”–,
estas retornaban rápidamente a su for-
ma y postura natural, y el tono volvió a
sus mejillas tras presionar en un punto
concreto, tal y como si de un cuerpo
vivo se tratara.
El exiguo ajuar funerario encontra-
do se reducía a una redecilla de oro
para sujetar el peinado y un anillo, del
mismo material, encajado en el dedo
índice de la mano izquierda. Ambos
objetos fueron robados rápida e in-

ESTHER NÚÑEZ
advertidamente. No se mencionan
ropajes de ningún tipo, y el dibujo de
época que se conserva, la representa
JUNTO A ESTAS
LÍNEAS, DETALLE
desnuda. Se creyó inicialmente que
DEL ROSTRO DE LA debía ser Tulliola, la hija de Cicerón,
MOMIA DE GROTTAROSSA.
EN LA IMAGEN PEQUEÑA,
o Julia Prisca Secunda, o Priscilla...
DETALLE DE LA pero, realmente, nunca se supo a
MANO.
quién pertenecieron tan bellos
ESTHER NÚÑEZ
restos mortuorios. Sin embargo, a
raíz de los recientes estudios prac-
ticados al que supuestamente fue
su ataúd (que aún permanece en
EL 15 DE ABRIL DE 1485 el palacio de los Conservadores en
se encontró, a casi cuatro Campidoglio, adonde fue trasladado
metros de profundidad, tres junto con la momia para su exhibición
S¼EOLFD  VH LQƓHUH TXH SXGR WUDWDUVH
sarcófagos marmóreos. Dos de ellos de Aurelia Estricata, una actriz trágica
albergaban apenas materiales óseos, pero el tercero del siglo I a.C.
entregó un cadáver absolutamente intacto. No había PROCESO DE MOMIFICACIÓN
rastro de su identidad. /RVDQ£OLVLVVXSHUƓFLDOHVTXHOHSUDF-
ticaron en su momento no llegaron
que informara sobre la identidad del allí Al retirar esta capa envolvente, de mas allá de calcular su edad –para
sepultado, de manera que ha pasado apenas unos centímetros de espesor, unos 15, para otros 20 años– y su
a la Historia de forma innominada. Si apareció el cuerpo incorrupto de una condición social y cronología –dama
bien, en su momento fue un hecho muy joven que, como características de su romana de alta alcurnia de [en aquel
comentado en toda la ciudad y alrede- defunción manifestaba una extrema momento] aproximadamente 1.500
dores (se dice que acudieron a verlo en blancura en la piel y palidez en los la- años de antigüedad–. Sea como fue-
torno a las 20.000 personas) durante bios, ya que por lo demás parecía es- re, a los dos días de estar exhumada
varios días. La cuestión es que, al desta- tar dormida: conservaba la elasticidad al aire libre, la joven empezó a sufrir
par la tercera tumba, se esparció por el de brazos, piernas y dedos; la nariz los efectos propios de la descompo-
lugar una suave fragancia que se debía no se había deformado en absoluto y sición, de manera que manos y rostro
a una substancia bituminosa que “fo- los ojos, entreabiertos, mantenían su se le fueron tornando oscuros. Para
rraba” al cuerpo yacente y que se com- brillantez; el cabello “bien pegado al entonces el papa, Inocencio VIII, un
ponía de materias olorosas a base de cuero cabelludo” era una abundante tanto molesto por la expectación que
mirra, aloe, incienso y ciertos bálsamos mata de pelo rubio (para otro autor, la mujer pagana había suscitado, la
desconocidos. oscuro)… trasladó de Roma a algún lugar des-

66 CLÍO
DETALLE DE

ESTHER NÚÑEZ
LA ESQUINA DEL
SARCÓFAGO
CON MASCARÓN.

\D TXH OR P£V


probable es que se
LA siguiera la costumbre de
CURIOSIDAD cubrirla de ungüentos oloro-
EL ÓBITO DE LA MOMIA VRVŊFX\RXVRHVW£FRQVWDWDGRHQ
DE GROTTAROSSA DEBIÓ numerosas tradiciones funerarias
PRODUCIRSE YA EN ROMA, antiguas– para paliar con los perfu-
embalsamándose con unas técnicas mes el penetrante olor de la disolu-
poco expertas –tal vez no se le conocido, según unos para ser FLµQ RUJ£QLFD VLQ OD SUHWHQVLµQ GH
extrajeron los órganos por mala praxis enterrada secretamente extramuros, hacerla perdurar para la eternidad.
ĚĞůŽĮĐŝĂŶƚĞŽƉŽƌƋƵĞĞůƉƌŽĐĞƐŽƐĞ y según otros, para ser arrojada al río
realizó con premura– y ritual híbrido – Tíber… CASO GROTTAROSSA
ŵŝĞŶƚƌĂƐƋƵĞůĂŵŽƌĨŽůŽŐşĂĚĞůĂƚĂƷĚ͕ A la vista de esta escasa infor- 3HUR DGHP£V GH HVWH SHUWXUEDGRU
ůĂƐǀĞƐƟŵĞŶƚĂƐLJůŽƐŽďũĞƚŽƐĚĞůĂũƵĂƌ mación, colegimos que la extraor- caso, existe otro en donde sí puede
ƐŽŶĚĞĨĂĐƚƵƌĂƉƵƌĂŵĞŶƚĞƌŽŵĂŶŽƐ͕Ğů dinaria conservación de la difunta constatarse que el proceso de mo-
ǀĞŶĚĂũĞĚĞůĐƵĞƌƉŽ͕ůĂŵĄƐĐĂƌĂƐŽďƌĞ obedeció al recubrimiento resino- PLƓFDFLµQIXHH[SURIHVRUHSUHVHQ-
ĞůƌŽƐƚƌŽLJĞůĂĨĄŶĚĞƉĞƌĚƵƌĂďŝůŝĚĂĚ so (impermeable a la humedad y, tando un unicum hasta el momento
ĚĞůĂƉĂƌƚĞŵĂƚĞƌŝĂůĚĞůƐĞƌ͕ƐŽŶ en general, aislante de los agentes en Roma: nos referimos a la momia
ĐŽŶĐĞƉƚƵĂůŵĞŶƚĞĞŐŝƉĐŝŽƐʹ͘zĂƐş͕ H[WHUQRV  \ SURƓO£FWLFR GH ORV WUHV di Grottarossa.
tras casi dos milenios enterrada en un componentes esenciales: aloe, mi- En febrero de 1964, cuando se
desconocido lugar donde se mantuvo rra e incienso) que se le aplicó al HVWDEDFRQVWUX\HQGRXQHGLƓFLRHQ
ŝŶĂůƚĞƌĂďůĞŚĂƐƚĂŶƵĞƐƚƌŽƐĚşĂƐ͕ĞůĮŶĂů FDG£YHUHQHOPRPHQWRGHODGHSR- las vías Cassia-Grottarossa, dentro
de su triste historia la ha llevado a su sición, de manera que el proceso de del cinturón de nueva expansión
ĞdžƉŽƐŝĐŝſŶĞŶƵŶŵƵƐĞŽ͕ĞůĚĞůWĂůĂĐŝŽ PRPLƓFDFLµQGHELµSURGXFLUVHSRU urbanística de la ciudad, se realizó
Massimo de Roma. causas antrópicas pero casuales, un sorprendente descubrimiento:

CLÍO 67
Antigua Roma MOMIA GROTTAROSSA

cuando el vaciado de la cimentación esparció en el ambiente un olor dul-


alcanzaba más de cinco metros de zón, fruto de los ungüentos con los
profundidad, la pala excavadora se que la difunta había sido perfumada
topó con un objeto de piedra que durante los funerales.
inicialmente no fue reconocido: se Aunque desde el mismo momento
trataba de un elaborado ataúd de del descubrimiento se comenzaron
mármol blanco que resultó grave- a realizar pruebas y análisis no des-
mente dañado. Su contenido (a pri- tructivos (el profesor Gerin, director
mera vista una momia subadulta) en esa época del Instituto de Medi-
también sufrió serios deterioros, en- cina Legal de Roma, se abstuvo de
tre otros motivos, por alterarse de efectuar la autopsia para no dañar
forma tan brusca el microclima en el el cuerpo), el primero de estos estu-
que había estado inmersa durante dios que arrojó datos concluyentes
casi 2.000 años. Afortunadamente, fue el practicado en 1990. Hasta
el hallazgo trascendió rápidamen- ese entonces, lo único que se co-
te de manera que, tras paralizar las nocía era que se trataba de una
obras, tan singular descubrimiento niña de, aproximadamente, el si-
fue puesto en conocimiento de la glo II d.C. (por las características
FRPXQLGDGFLHQW¯ƓFD del ataúd, de época adrianea),

ESTHER NÚÑEZ
Una vez visibles los restos, los allí que tendría entre ocho y diez
congregados observaron, atóni- años, y que, a juzgar por el rico
tos, el interior del sarcófago donde ajuar funerario que la acom-
se apreciaba un pequeño cuerpo pañaba, vivió en el seno de
PDJQ¯ƓFDPHQWHSUHVHUYDGR(OSUR- una familia acomodada.
ceso de documentación fue tan mi- (Q HO WUDQVFXUVR GHO WLHP-
nuciosos como si de un homicidio po, se ha pasado de examinarla por
reciente se tratara, no obstante lo rayos X a la antigua usanza, a la apli-
cual, en esos momentos aún no es- FDFLµQGHORVP£VPRGHUQRV\VRƓVWL-
taba implementada la arqueología cados sistemas de estudios médicos
preventiva de manera que, por una y genéticos no invasivos. A partir de
parte, no se investigó el contexto, y, los datos extraídos de todas estas in-
por otra, el cadáver no fue tratado vestigaciones, sabemos que no se le
con las medidas de mantenimiento removieron los órganos internos: su
y conservación requeridas, lo que
conllevó que en el lapso de
tiempo que estuvo deposita-
do en lugares y condiciones
inadecuados, se degradara
muchísimo: el tono claro y
natural de la piel se volvió os-
curo y coriáceo, las vendas que
la envolvían (menos la cabeza,
FXELHUWD SRU XQD ƓQD P£VFDUD
de arcilla coloreada) desapare-
cieron y los ropajes que llevaba
puestos se desintegraron (lo úni-
co que queda son unos peque-
ños jirones depositados en un
ángulo de la urna de cristal donde
actualmente se muestra). También
hay que mencionar que cuando el
féretro se abrió, al igual que ocurrió
con la otra momia comentada, se

68 CLÍO
JUNTO A ESTAS
LÍNEAS, AJUAR
FUNERARIO DE LA MOMIA

ESTHER NÚÑEZ
DE GROTTAROSSA. A LA
IZQUIERDA, MUÑECA DE
MARFIL Y, ABAJO, SARCÓFAGO
CON ESCENAS DE
SIMBOLOGÍA
FÚNEBRE.
cerebro y el resto de vísceras –me-
nos el páncreas– pueden observar-
se a través del escáner, retraídos y
desecados en su posición biológica.
7DPEL«QVHKDDƓQDGRHQHGDG\SD-
tologías: la niña tendría ocho años
(aún conservaba dientes de leche),
medía aproximadamente 1,20 me-
tros de altura y sufría de desnutrición
manifestada a través de cierto grado
raquitismo, lo cual es sorprendente
dado su alto nivel económico. Asi-
mismo, tenía enfermedades pulmo-
nares: una pleuritis generada tal vez
por la tuberculosis (la infección respi-
ratoria mayoritaria en el ser humano,
que ha sido rastreada ya en momias
egipcias predinásticas) y la antracosis
(la más antigua afección respiratoria
conocida), dolencia que se produce
al inhalar demasiadas partículas de
carbón y/o de arena. Esta patología
es determinante por cuanto que en
las necropsias practicadas a muchas
de las momias del Egipto faraónico,
se ha encontrado el mismo problema,
MXVWLƓFDGRHQHVHPHGLRSRUODH[FH-
siva concentración de polvo en sus-
pensión en la atmósfera del desierto.
Finalmente, la muerte sobrevino a la
pequeña, según los resultados que
muestran la tomografía computeri-
zada, debido a un derrame pleural
bilateral con colapso pulmonar por
neumotorax.
Respecto a los datos aportados
por el estudio de los materiales con
los que fue enterrada, redundan
en el elevado estatus social de sus
padres: las vendas que envolvían
su cuerpo eran de lino (sin aclarar
su origen), el vestido con el que se
amortajó (a la moda romana) era de
seda, concretamente de proceden-
cia china. En torno a su pequeño
cuello portaba un collar de oro y za-
ƓURV HO DQ£OLVLV SRU HVSHFWURVFRS¯D
de las piedras preciosas demostró
que estas provenían de Sri Lanka.
También de oro, llevaba unos pen-
dientes (que por su forma y tamaño
ESTHER NÚÑEZ

orientaron sobre la datación) y, en


su meñique, un anillo con una Victo-

CLÍO 69
Antigua Roma MOMIA GROTTAROSSA

EL DATO
APESAR DE TODOS LOS AVANCES TÉCNICOS CON LOS
QUE SE CUENTA EN ESTOS MOMENTOS, NO HA PODIDO
DESPEJARSE LA INCÓGNITA QUE GRAVITA SOBRE LA
MOMIA DE GOTTAROSSA: desde que se halló, se especuló
con que se tratara de una familia rica llegada a Roma del el
norte de África; sin embargo, tras realizarle diversos estudios
ĂŶƚƌŽƉŽŵĠƚƌŝĐŽƐ͕ƐĞǀĞƌŝĮĐſƋƵĞůĂŶŝŹĂĞƌĂĚĞŽƌŝŐĞŶĐĂƵĐĄƐŝĐŽ͕
ĚĂƚŽƋƵĞƌĂƟĮĐſĞůĂŶĄůŝƐŝƐĚĞEŵŝƚŽĐŽŶĚƌŝĂů͕ĂůƉŽŶĞƌĚĞ
ŵĂŶŝĮĞƐƚŽƋƵĞƐƵĮůŽŐĞŶŝĂŵĂƚĞƌŶĂĞƌĂĚĞůŶŽƌƚĞĚĞůĂƉĞŶşŶƐƵůĂ
/ƚĄůŝĐĂ͘>ŽƋƵĞƐşƉĂƌĞĐĞĐůĂƌŽĞƐƋƵĞĞƐƚĂĨĂŵŝůŝĂĂƐŝŵŝůſƵŶĂ
ƌĞůŝŐŝſŶƐŝŶĐƌĠƟĐĂĐŽŶĐŽƐƚƵŵďƌĞƐĨƵŶĞƌĂƌŝĂƐŵĞnjĐůĂĚĞĂŵďĂƐ
culturas. También se baraja la hipótesis de que la antracosis que
ƐƵĨƌşĂůĂŶŝŹĂ͕ƉŽĚƌşĂĚĞďĞƌƐĞĂƋƵĞƐƵƐƉƌŽŐĞŶŝƚŽƌĞƐĨƵĞƌĂŶ
sacerdotes en algún templo dedicado a dioses egipcios, a resultas
ĚĞůŽĐƵĂů͕ůĂƉĞƋƵĞŹĂƚƵǀŽƋƵĞƌĞƐƉŝƌĂƌƐŝƐƚĞŵĄƟĐĂŵĞŶƚĞĞů
ŚƵŵŽĚĞƐƉƌĞŶĚŝĚŽƉŽƌůĂŝůƵŵŝŶĂĐŝſŶĂƌƟĮĐŝĂůŶĞĐĞƐĂƌŝĂĞŶůĂ
oscura y cerrada cella... aunque esta opción parece un poco
enrevesada.
^d,ZEjH

DETALLE DEL >ŽŵĂƐƉůĂƵƐŝďůĞĞƐƋƵĞ͕ĞĨĞĐƟǀĂŵĞŶƚĞ͕ĨƵĞƌĂŶŐĞŶƚĞƐ


ROSTRO DE LA
MOMIA DE ƉƌŽǀĞŶŝĞŶƚĞƐĚĞŐŝƉƚŽ;ůŽĐƵĂůŶŽƋƵŝĞƌĞĚĞĐŝƌŽƌŝƵŶĚŽƐĚĞĂůůşͿ͕
GROTTAROSSA. ĚŽŶĚĞůĂŶŝŹĂĞŶĨĞƌŵĂƌşĂĂĐĂƵƐĂĚĞĂƐƉŝƌĂƌĚĞŵĂƐŝĂĚŽƉŽůǀŽLJ
arena.

ria alada grabada; como era dema-


siado grande para el delgado dedo
LO QUE APORTA MÁS INFORMACIÓN
infantil, la parte interna fue forrada ARQUEOLÓGICA es el sarcófgao, labrado en
con una hebra de lana que empe- mármol de la mejor calidad. De sección rectangular,
queñecía su diámetro.
Al lado del cuerpo se encontraron
con mascarones en las esquinas superiores, está
XQDPX³HFDDUWLFXODGDGHPDUƓO OR profusamente decorado en sus lados con relieves.
habitual en estos juguetes es que
se hicieran de madera u otro mate- junto es el sarcófago, labrado en lizar cómo la muerte ha sustraído
rial barato, sobre todo teniendo en mármol de la mejor calidad. De furtivamente la hija a sus padres.
cuenta que solían ir vestidos) y va- sección rectangular, con masca- Otro aspecto que ha sido investiga-
rias réplicas en miniatura de objetos rones en las esquinas superiores, do, aunque escasamente, es la subs-
cotidianos hechos en ámbar que, está profusamente decorado en tancia con la que fue ungida la niña.
una vez analizado, resultó ser del sus lados con relieves represen- Ae trata de una mixtura de productos
Báltico. De la máscara que cubría tando la caza del ciervo, sacadas comunes: resina de conífera, aloe,
el rostro nada se sabe, a parte que de secuencias descritas por Virgi- mirra y otros aceites, cuya utilización
estaba totalmente resquebrajada – lio en el canto IV de La Eneida. Sin tiene una gran tradición y difusión en
lógico al tratarse de barro sin cocer– embargo, lo más estremecedor es XQ UDQJR FURQROµJLFR \ JHRJU£ƓFR
en el momento del hallazgo, por lo la escena del frontal de la cubier- muy amplio. Tampoco es mucho mas
que es de suponer que se desmoro- ta: mientras unos hombres hieren esclarecedor el resultado de los estu-
naría en el proceso de la extracción. con sus lanzas a dos leonas que dios palinológicos, ya que los pólenes
intentan defenderse, otro hombre, que se han recogido entre los tejidos
RESULTADOS INESPERADOS a escondidas, les roba sus cacho- encontrados en la momia, son los pro-
Pero lo que aporta más informa- rros. Esta iconografía es de clara pios de buena parte de los países cir-
ción arqueológica de todo el con- alusión funeraria y viene a simbo- cunmediterráneos.

70 CLÍO