Está en la página 1de 2

Tema: La Fe.

Texto Bíblico: Hebreos 11:1


“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”.

INTRODUCCION: Muchas personas dicen tener fe. Frases como: Yo tengo mucha fe”
“Tengo fe que todo cambiara”. Pero ¿Qué es realmente la fe?“Es pues certeza de lo que se
espera, la convicción de lo que no se ve” (hebreos 11:1) Según la definición que nos da la
Biblia, hay tres aspectos básicos que nos definen este vocablo:

“CERTEZA” firme seguridad: no es cambiante.

Esta firme certeza debe estar fundamentada sobre una base segura. La misma palabra
que se utiliza en el texto original griego, describiendo la certeza es la que se utiliza para
describir la realidad y veracidad de Dios, única base inconmovible para nuestra fe.
Deberíamos preguntarnos entonces: ¿Sobre que o quien fundamentamos nuestra fe?

LO QUE SE ESPERA: Si la base sobre la cual edificamos nuestra fe, es la correcta,


entonces, ¿Qué es lo que esperamos? No son meras ilusiones, ideas o conjeturas, sino algo
correcto y real. Son realidades que esperamos, porque están fundamentadas en la palabra
de Dios, que no puede dejar de cumplirse.

“LA CONVICCION DE LO QUE NO SE VE”: En otras palabras, la prueba convincente o


evidencia; de lo que no se ve. Es decir si la fe que Dios nos ha dado está fundamentada
sobre él teniendo la firme seguridad de que se cumplirá su promesa tendremos, la prueba
o evidencia de aquello que esperamos, pero que hoy no vemos hecho realidad.

POR LA FE ALCANZAMOS LA SALVACION DE CRISTO JESUS.

En efesios 2:8-9; “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de
vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”. Se dice que la
salvación, es un regalo inmerecido (Por gracia) y este regalo dado por Dios y la única
manera de recibirlo y alcanzarlo es por La fe.

No es posible ser salvos por obras, o por pagar nuestra salvación ni con sacrificios,
ni con buenas obras, ni con dinero.

La salvación es un regalo que Dios nos da para todos aquellos que lo quieren.

POR LA FE PODEMOS VER LO IMPOSIBLE A LOS OJOS DE LOS HOMBRES, HECHO


REALIDAD.

Los enfermos son sanados.


Las familias destruidas y separadas, son restauradas.
ORACIÓN DE CONVERSIÓN A JESUCRISTO: Dios, vengo a ti por medio de Jesús pidiendo
que me perdones por todos los pecados que he vivido, hoy confieso con mi boca que quiero
ser hijo tuyo y que Jesús es el señor y es mi salvador, yo acepto el sacrificio que hizo en la
cruz por mi y abro mi corazón para que entre, hoy voy a dejar las cosas viejas y dejo que
tú me hagas una nueva criatura, lléname de tu Espíritu Santo, gracias por hacerme tu
hijo. En el nombre de Jesús Amen.