Está en la página 1de 2

Barreras Arancelarias

 Recrudece conflicto comercial Costa Rica - México


El gobierno mexicano presentó ante la OMC un reclamo contra Costa Rica
por imponer restricciones a la importación de aguacate desde mayo de 2014.
Las autoridades mexicanas se cansaron de esperar y decidieron comenzar
un proceso para resolver el problema ante la Organización Mundial de
Comercio, solo días después de que Costa Rica planteara como una eventual
solución al conflicto, la implementación de un examen de laboratorio a las
importaciones del fruto.
 Costa Rica: Restringen importación de vehículos
Por decreto del Ministerio de Hacienda entre enero y agosto de 2017 las
agencias y distribuidoras de vehículos no podrán importar unidades cuyo
modelo corresponda al 2018. El decreto número 39941-H que el Ministerio
de Hacienda publicó el 21 de octubre en La Gaceta establece que, con el
objetivo de regular el procedimiento de valoración para la importación de
vehículos, entre enero y agosto de 2017 no se podrá importar unidades cuyos
modelos correspondan al año siguiente, 2018. El decreto indica que, aunque
"...en las prácticas del comercio internacional las casas fabricantes
comercializan unidades con años siguientes al año calendario vigente, esa
práctica no se ajusta a la normativa nacional que regula la determinación de
los valores de los vehículos, para establecer una limitación temporal en la
importación de estos bienes."
 Costa Rica y la política comercial de USA
Para Moody's Costa Rica es una de las economías que se podría ver
afectada de forma significativa si después de las elecciones presidenciales
Estados Unidos restringe su política comercial internacional. Del reporte de
Moody´s: Nueva York, 22 de Septiembre, 2016 - México (A3 negativo) y
Costa Rica (Ba1 negativo) se encuentran entre las economías más
expuestas en las Américas, si los EE.UU. (Aaa estable) se desplazara hacia
una reducción de los lazos comerciales y de inversión después de las
elecciones presidenciales de noviembre, según un informe de Moodys.
Canadá está menos expuesta, ya que no se beneficia de los bajos costos
laborales que incentivaron la deslocalización de las operaciones de
fabricación de EE.UU. Este informe se centra en el posible impacto para las
Américas si los EE.UU. tendiera a alejarse del libre comercio. Es parte de
una serie que examina el impacto de posibles cambios posteriores a las
elecciones en las políticas de Estados Unidos en diferentes regiones. Así
como en el caso del comercio, el informe examina también el efecto potencial
que el resultado de la elección podría tener sobre la inversión extranjera
directa (IED) de los EE.UU. en América Latina y Canadá, y como los posibles
cambios en la política de inmigración de Estados Unidos podría afectar las
remesas a las economías latinoamericanas.
 Aguacate en Costa Rica: Un mercado intervenido
La prohibición del aguacate mexicano aumentó las importaciones desde
Chile, elevando su precio mayorista en más de 30%, y generándose
desabastecimiento al terminarse la oferta del producido localmente. El
proteccionismo para la producción costarricense de aguacate introducido por
la administración Solís con el argumento de medidas fitosanitarias, logró
resultados que beneficiaron a los productores locales, tales como el aumento
del precio del producto y la disminución del volumen importado (13.061
toneladas en el 2013 vs. 11.187 en el 2015). Pero lo que es bueno para el
productor local, es malo para los consumidores, que se ven obligados a pagar
más por la fruta, además de ver conculcado su derecho a elegir qué
consumir, y eventualmente impedidos de consumirlo simplemente porque no
hay oferta.
 Azúcar: El libre comercio pierde una batalla
En Costa Rica la virtualmente monopólica Liga Agrícola Industrial de la Caña
de Azúcar apoya el reciente decreto que la protege trabando las
importaciones de azúcar al obligar su fortificación en origen. Un comunicado
emitido por la Liga Agrícola Industrial de la Caña de Azúcar (LAICA) abunda
en consideraciones sobre la pertinencia de la fortificación del azúcar -lo que
nadie cuestiona, y sobre las beneficios que la empresa supuestamente trae
a los consumidores costarricenses, entre ellos "un precio estable". Es
justamente el precio el tema principal, y en términos de beneficios a los
consumidores, el mercado del azúcar en Costa Rica -con todas las
condiciones de calidad que se requieran- debiera liberarse para sea el libre
juego de la oferta y la demanda el que lo fije, y no una estructura productiva
que -por protegida- no tiene alicientes para mejorar su productividad. Es claro
que la azúcar importada puede ser sometida al proceso de fortificación en el
país, y que el decreto de marras obligando a su fortificación en origen es una
medida paraarancelaria, probablemente justificable en términos legales, pero
NO en términos de defensa de los intereses del consumidor.

También podría gustarte