Está en la página 1de 25

Código: R-FE-011

COLEGIO TÉCNICO NUESTRA PROCESO FORMACIÓN INTEGRAL DEL


SEÑORA DE LA ESTUDIANTE
PRESENTACIÓN
Versión: 01
GUIA DE EDUCACIÓN PERSONALIZADA

UNIDAD: 3
ESTUDIANTE SEDE A JORNADA GRADO: 11
ASIGNATURA COMUNICACIÓN – DOCENTE HNA. EMILCE RUEDA M
CULTURA I
PERIODO 3 PERIODO TIEMPO

Objetivo: Promover la apropiación crítica de conocimientos para analizar y diseñar


políticas de información a diferente escala de contextos culturales.

Logros: Analiza políticas de información con diferentes enfoques y contrasta con las
acciones realizadas en los diferentes contextos culturales.
Indicadores: Aplica con ejemplos la influencia del mundo europeo al contexto de
la región de San Gil.
¿Justifique los alcances y limitaciones de la idea de investigación de los
procesos de comunicación masiva que subyace al empírico funcionalismo
norteamericano?

EJES TEMATICOS

ARMAND MATTELART.
INTERPRETACIÓN CRITICA
DE LA GLOBALIZACIÓN

EUROPA LATINA.
MANUEL CASTELLS.
INFLUENCIA Y FRONTERAS
SOCIEDAD INFORMACIONAL
EN LA INVESTIGACIÓN DE LA
Y COMUNICACIÓN
COMUNICACIÓN

PORTUGAL. ESPACIO
ITALIA. SOCIOLOGIA Y
FRANCIA. EL PENSAMIENTO EUROPEO Y LUSOFONICO DE
SEMIOTICA DE LA
COMUNICACIONAL LA INVESTIGACIÓN DE LA
COMUNICACIÓN
COMUNICACIÓN
CONTEXTUALIZACION

• ARMAND MATTELART. INTERPRETACIÓN CRITICA DE LA GLOBALIZACIÓN

La introducción de Interpretar la comunicación Miquel de Moragas confiesa que el texto es


la respuesta a una necesidad de reordenar todo aquello que se ha ido enseñando.
Inicia situando la parte epistemológica e ideológica de la investigación en comunicación, a
continuación se desarrollan, con rigor y detalle, las principales tendencias tradicionales de
la investigación en comunicación: desde la tradición de la teoría matemática de la
comunicación hasta los estudios culturales latinoamericanos y europeos, pasando por los
enfoques funcionalistas (los estudios sobre los efectos de los medios impulsados por la Mass
Communication Research, los enfoques críticos (los debates sobre la industria cultural
promovidos a mediados del siglo XX por la Escuela de Frankfurt), los enfoques semiológicos
estructuralistas con autores con Umberto Eco y Barthes al centro y aquellas
aproximaciones interpretativas que ponen énfasis en la interacción social y la construcción
de la realidad, entre otras perspectivas. Los paradigmas latinoamericanos de estudios de las
interrelaciones entre comunicación y cultura, por un lado, y los aportes de la economía
política crítica de la comunicación, por el otro, conforman dos capítulos en los que el autor
presenta, de forma sintética pero muy rigurosa, los aportes latinoamericanos al campo de la
investigación en comunicación a nivel internacional. Lo que pudiera parecer únicamente
un manual de teorías de la comunicación que, a modo de recuento, presenta linealmente el
grueso de trabajos, investigaciones y reflexiones que sobre la comunicación se han
desarrollado en América y Europa en los últimos cien años, y específicamente en la segunda
mitad del siglo XX, concluye con la presentación de las apuestas más actuales en lo que a
paradigmas teóricos de investigación en comunicación se refiere. De ello da cuenta la
inclusión de los últimos capítulos finales: dedicados a las teorías de la sociedad de la
información y la globalización.
3. Tesis central.
Análisis y explicación de la comunicación como el medio de influencia y desarrollo de la
sociedad y la cultura en la era de la globalización
La comunicación ha sido uno de los conceptos que se ha convertido en el centro de
atención por su relevancia e influencia en el desarrollo social, está, se presenta de acuerdo
a la histórica de cada país; por su parte la cultura y los procesos de comunicación masiva
tienen una relación estrecha en cuanto a su avance y desarrollo se refiere, por esta razón es
interesante realizar un análisis para determinar cuáles pueden ser las implicaciones entre
una y otra.
Los estudios sobre medios de comunicación han permitido hallar puntos de convergencia y
detectar las tendencias sociales en cuanto al ámbito de comunicación y al mismo tiempo
pueden servir para explicar fenómenos sociales y económicos en relación al consumo de
bienes culturales y el mercado infocomunicacional.
4. Discusiones. Que mueve al autor para plantear el tema
La teoría de la comunicación ha cambiado evidentemente en sus procesos de entendimiento
y desarrollo, y al mismo tiempo la investigación sobre la comunicación ha permitido
profundizar en las distintas ciencias sociales y de humanidades, concretamente en el campo
de las ciencias humanas, según Moragas, (2011) la teoría de la comunicación tiene un
importante ámbito de aplicación epistemológico el cual abarca tres áreas: multidisciplinar,
interdisciplinar y transdisciplinar, aportando en conocimientos y métodos tradicionales,
permitiendo la confrontación e intercambio de métodos y desarrollando la abstracción para
buscar nuevos paradigmas. Estos aportes a la investigación de la comunicación desde
diferentes tópicos permiten que ésta sea multidisciplinaria con un enfoque integral en el
desarrollo y análisis de la comunicación social. Por otro lado una visión importante en el
análisis de la interpretación de la comunicación se da a partir de la comunicación de masas
y su relación con los aspectos culturales y sociales que permiten su difusión y cambios en el
entorno social.
En la teoría de la comunicación y su relación con las bases cibernéticas se hace necesario
exponer las teorías de Norber Wiener reconocido como el padre de la cibernética moderna
quien aporta dos principales ideas; la existencia de factores comunes en los distintos
procesos de comunicación y la importancia de regulación en los sistemas de comunicación,
en tal sentido Wiener es el primero en utilizar el término feedback como el elemento que
permite verificar y modificar una señal y poder recoger las reacciones de los receptores al
modificar un mensaje, la interacción con las modernas máquinas inteligentes intervienen en
el proceso denominado “máquinas que aprenden” (learningmachines) esto permite la
introducción de nuevos conceptos y de formas de aprendizaje(De Moragas, 2011, p 28 y 29).
Estos elementos han de ser tenidos en cuenta de manera especial por el desarrollo de la
Internet, especialmente de las redes sociales y su papel frente a la comunicación, la
interacción entre el hombre y la máquina para desarrollar los procesos de comunicación
que cada día son más evidentes; por eso la importancia de prestar atención a la cibernética,
el desarrollo de nuevos conceptos, la interacción y por tanto la necesidad de ser utilizadas
por parte de la sociedad.
Uno de los conceptos que ha de ser tenido en cuenta en el proceso de la comunicación se
refiere a los paradigmas, como “ el resultado de los usos, y costumbres, de creencias
establecidas de verdades a medias y leyes, hasta que es desbancado por otro nuevo”
(biblioteca virtual, 2005), en este sentido el paradigma puede representar diferentes
perspectivas en distintos ámbitos de la sociedad, las creencias pueden establecer ciertas
barreras que dificulten los procesos de la comunicación y el flujo de información en la
sociedad, particularmente en el concepto de cibernética, las costumbres también pueden
establecer ciertos elementos que dificultan el cómo se comunican las personas. Un ejemplo
claro es la globalización, con la cual se ha experimentado un mayor flujo de información
cambiando las costumbres y las creencias de una sociedad en particular, así algunos países
como los desarrollados pueden percibir que sus sociedades van cambiando a medida que se
desarrollan nuevos procesos de comunicación, mientras que en los países menos
desarrollados, estos procesos se convierten en paradigmas porque las creencias y
costumbres no permite que se desarrollen nuevos procesos.
La comunicación, toma de la psicología, el paradigma de Lasswello, modelo lineal, donde
ésta, se asume como un proceso de transmisión lineal de información y paralelamente con
la influencia del paradigma de Shannon relaciona elementos como emisor, mensaje, medio y
audiencia para conseguir un efecto, se relaciona especialmente en la comunicación de
masas y está orientado a la investigación de la comunicación política. A partir de Lasswellse
desarrollaron propuestas de modelos interpretativos de la comunicación que constituían
analogías conceptuales expresadas en forma gráfica, concretamente el paradigma de
Westley y McLeanel, los cuales tratan de representar el proceso de emisión-recepción-
selección en los medios de comunicación de masas. Junto esto se puede analizar el
paradigma digital que ha conllevado a una pérdida de autonomía de los medios de
comunicación convencionales, el avance en las telecomunicaciones han propiciado cambios
en los paradigmas convirtiendo a la Internet en una necesidad y con esto exalta la
comunicación digital (telemática), trayendo cambios no solamente en la difusión sino en la
creación de nuevos espacios para el proceso de la comunicación en la era digital donde las
instituciones políticas, económicas y sociales han desarrollado también su forma de
comunicación e interacción con los ciudadanos. (De Moragas, 2011, p 41), así la Internet no
solamente es una nueva forma de comunicación sino que además genera una incidencia en
la organización social, incidiendo de manera importante en la estructura y superestructura
desarrollada por Carl Marx.
5. Argumento crítico personal.
En cuanto a la evolución de la investigación sobre comunicación de masas es importante
tener en cuenta la denominada mass communication research la cual realiza importantes
aportes en los fenómenos de la comunicación, al analizar efectos sociales, culturales y
psicológicos de los mensajes que se transmiten a través de los medios de comunicación y su
relación con la comunicación de masas, desde el punto de vista de las ciencias sociales, esta
investigación se fundamenta en cuatro principales tradiciones: la psicología, la sicología, la
ciencia política y la sociolingüística (De Moragas, 2011, p 51 y 64). Estos elementos le dan
una importante relevancia en cuanto a las implicaciones de la teoría crítica para la cultura
contemporánea, estos elementos son decisivos a la hora de realizar análisis y para dar
explicación de sus causas y efectos sobre los procesos de la comunicación masiva en la
sociedad.
Dentro de los ámbitos de la comunicación masiva hay que tener en cuenta la moderna
economía política de la comunicación, en esta se pueden distinguir tres tradiciones: la
norteamericana, la europea y la latinoamericana que presentan algunas diferencias y
convergencias en sus posiciones institucionales y redes académicas (De Moragas, 2011,
p 51 y 64). Adicional a esto está la teoría de la sociedad la información y la
globalizaciónen el desarrollo económico y social, en la globalización de la economía es
importante tener en cuenta sus inicios desde el punto de vista cultural y su relación con
los cambios tecnológicos de la comunicación que han permitido a su vez que este
fenómeno se expanda de manera mundial, en tal sentido es importante tener en cuenta
la evolución de la economía desde el feudalismo hacia el capitalismo, lo que ha permitido
un avance importante desarrollo tecnológico más específicamente las
telecomunicaciones.
Por lo tanto, el desarrollo económico y social está inserto en las implicaciones que
pueden existir dentro de la teoría crítica de la cultura contemporánea y los procesos de
la comunicación masiva, la denominada sociedad de la información debe en parte su
conceptualización a estos fenómenos y su avance al desarrollo mismo de la sociedad y de
la tecnología, en cuanto al flujo de información es importante tener en cuenta que este
ha crecido y ahora se desarrolla más rápidamente, por otro lado esta información ha
afectado la sociedad influenciada en parte por una economía capitalista, que a su vez ha
permitido el desarrollo de la globalización y con esto una mayor dependencia de las
formas de comunicación masivas, en especial aquellas que se usan por medio de la
internet.
En cuanto al análisis crítico es importante tener en cuenta que la interpretación de la
comunicación es un hecho relevante que ha permitido en gran medida el avance del
desarrollo económico y social, lo cual se comparte con la lectura desde el punto de vista
del autor,
En lo referente a la red que permite la comunicación en la era global es relevante
entender que el avance tecnológico mundial ha permitido que la sociedad se encuentre
hoy día en uno de los puntos máximos de exploración en cuanto a medios de
comunicación se refiere, en esto se puede hallar una sustentación teórica desde la
cibernética y su influencia en la sociedad, una de las aplicaciones que se puede resaltar
se relaciona con la educación, pues los medios de comunicación han avanzada a tal
medida que es posible desarrollar programas virtuales en todos los países del mundo, así
mismo la red internet ha permitido la conexión de personas en diferentes partes del
mundo con distintos idiomas, fenómeno que termina por afectar la cultura creando
nuevos modelos de ciudadanos y determinando las tendencias sociales.
Un aspecto importante se relaciona con el cambio que ha propiciado el desarrollo de la
comunicación por medio de las telecomunicaciones en los diferentes ámbitos sociales, en
este punto se puede enfocar en las industrias culturales y el desarrollo que han tenido
estas en los diferentes países, cambios que a su vez han moldeado la sociedad de la
información.En cuanto a la proposición de los paradigmas como costumbres y
creenciases importante analizar el avance de los mismos por medio de desarrollo de la
comunicación, el cambio de estos paradigmas ha permitido en ciertos sentidos el avance
de la sociedad a través de los años, como el caso experimentado por la sociedad entre el
oscurantismo y el renacimiento donde fue necesario el replanteamiento de paradigmas
para que la sociedad pudiera avanzar.
El concepto de la economía política de la educación lleva a un planteamiento entre el
desarrollo de la política y la comunicación, dadoque la influencia de la política ha sido
decisiva para el desarrollo de las políticas y al mismo tiempo ha servido para estructurar
el poder político y mundial, todo esto debe ser analizado en el contexto del modelo
capitalista actual que ha permitido el desarrollo tecnológico y por ende el de las
telecomunicaciones.
Finalmente es importante analizar cómo estos fenómenos han influenciado a la
comunicación de masas cambiando la forma de comunicación entre las personas y al
mismo tiempo los procesos de culturales y su estilo de vida; es relevante entonces ver
como la comunicación social como parte de la ciencia de la comunicación ha incidido
decisivamente en el desarrollo actual de la sociedad y por tanto puede explicar en gran
medida la evolución de las ciencias y su papel frente a la sociedad moderna. Estos
elementos en su conjunto pueden explicar como la teoría para la cultura contemporánea
se relaciona con los procesos de comunicación masiva.
• MANUEL CASTELLS. SOCIEDAD INFORMACIONAL Y COMUNICACIÓN
Los cambios sociales son tan espectaculares como los procesos de transformación
tecnológicos y económicos. A pesar de toda la dificultad sufrida por el proceso de
transformación de la condición de las mujeres, se ha minado el patriarcado, puesto en
cuestión en diversas sociedades. Así, en buena parte del mundo, las relaciones de género
se han convertido en un dominio contestado, en vez de ser una esfera de reproducción
cultural. De ahí se deduce una redefinición fundamental de las relaciones entre mujeres,
hombres y niños y, de este modo, de la familia, la sexualidad y la personalidad.
La conciencia medioambiental ha calado las instituciones de la sociedad y sus valores
han ganado atractivo político al precio de ser falseados y manipulados en la práctica
cotidiana de las grandes empresas y las burocracias. Los sistemas políticos están
sumidos en una crisis estructural de legitimidad, hundidos de forma periódica por
escándalos, dependientes esencialmente del respaldo de los medios de comunicación y
del liderazgo personalizado, y cada vez más aislados de la ciudadanía.
Los movimientos sociales tienden a ser fragmentados, localistas, orientados a un único
tema y efímeros, ya sea reducidos a sus mundos interiores o fulgurando sólo un instante
en torno a un símbolo mediático. En un mundo como éste de cambio incontrolado y
confuso, la gente tiende a reagruparse en torno a identidades primarias: religiosa, étnica,
territorial, nacional. En estos tiempos difíciles, el fundamentalismo religioso cristiano,
islámico, judío, hindú e incluso budista (en lo que parece ser un contrasentido), es
probablemente la fuerza más formidable de seguridad personal y movilización colectiva.
En un mundo de flujos globales de riqueza, poder e imágenes, la búsqueda de la
identidad, colectiva o individual, atribuida o construida, se convierte en la fuente
fundamental de significado social. No es una tendencia nueva, ya que la identidad, y de
modo particular la identidad religiosa y étnica, ha estado en el origen del significado
desde los albores de la sociedad humana. No obstante, la identidad se está convirtiendo
en la principal, y a veces única, fuente de significado en un periodo histórico
caracterizado por una, amplia desestructuración de las organizaciones, deslegitimación
de las instituciones, desaparición de los principales movimientos sociales y expresiones
culturales efímeras. Es cada vez más habitual que la gente no organice su significado en
torno a lo que hace, sino por lo que es o cree ser.
Mientras que, por otra parte, las redes globales de intercambios instrumentales conectan
o desconectan de forma selectiva individuos, grupos, regiones o incluso países según su
importancia para cumplir las metas procesadas en la red, en una corriente incesante de
decisiones estratégicas. De ello se sigue una división fundamental entre el
instrumentalismo abstracto y universal y las identidades particularistas de raíces
históricas. Nuestras sociedades se estructuran cada vez más en torno a una oposición
bipolar entre la red y el yo.
• FRANCIA. EL PENSAMIENTO COMUNICACIONAL
En el ámbito del desarrollo teórico y en la proyección investigadora es donde se revelan
las limitaciones de la academia iberoamericana en el campo de la comunicación. A pesar
de la amplísima planta universitaria, seguramente una de las más densas del mundo, no
sobresale la excelencia de las expresiones distintivas. Por ello, aunque aquí pesan
también otras circunstancias, son escasos los textos en español y portugués que
traspasan las fronteras bibliográficas de la región, mientras que la recepción de las
fuentes externas es muy fluida, sujeta, en buena medida, al azar de la producción
editorial y a su lógica comercial. Hay una mayor penetración de autores anglosajones,
tanto por la calidad objetiva de sus aportaciones como por la permeabilidad lingüística
que se da en el ámbito académico.
En los registros del pensamiento, también son notables las huellas alemana y francesa,
que subordinan el alcance de los autores locales, tan abundantes como, en la mayoría de
los casos, poco relevantes.4 En los procesos que propenden a la globalización aparece lo
que se ha dado en llamar «continentes virtuales», que son formas de agrupación espacial
del conocimiento, los intereses, las afinidades, etcétera. Al tiempo, se descubren
soluciones que buscan, a través de agrupaciones estratégicas, un mayor peso específico
en las cartografías de la información y el conocimiento.
• ITALIA. SOCIOLOGIA Y SEMIOTICA DE LA COMUNICACIÓN
En los estudios de comunicación la semiótica –ciencia del signo- fue imprescindible.
En ese marco, Peirce, Saussure y Eco eran mis preferidos, porque dieron sentido o
significado a la revolución de la Lingüística que se estaba gestando. En este ensayo
una aproximación a Umberto Eco, recién fallecido, cuyo eco resistirá el paso del
tiempo. Confieso: no he leído todas las obras de Umberto Eco, pero sí las principales
para mi ejercicio académico: ‘Tratado de semiótica’ y ‘La estructura ausente’, y tres
novelas emblemáticas: ‘El nombre de la rosa’, ‘El péndulo de Foucault’ –con
diccionario incluido- y ‘Número Cero’.
Para muchos lectores –yo me incluyo- leer a Eco es un ejercicio intelectual exigente,
dada la erudición del autor, la complejidad de su escritura y la sabiduría a raudales
que distingue a este escritor italiano dueño de un estilo singular, que plasmó sus
visiones en más de 50 ensayos –que cubrieron desde la comunicación, la estética, la
lingüística y la política-, y siete novelas que incluyen a más de las mencionadas:
‘Baudolino’, ‘La isla del día de antes’, ‘El cementerio de Praga’ y ‘La misteriosa llama
de la reina Loana’.
• La semiótica: aportes de Peirce y Saussure Charles Sanders Peirce (1839 - 1914)
fue un filósofo, lógico y científico estadounidense fundador del pragmatismo y el
padre de la semiótica moderna. El pragmatismo servía ‘como un método de resolver
confusiones conceptuales relacionando el significado de concepto alguno con un
concepto de las consecuencias prácticas de los efectos de la cosa concebida y las
implicaciones imaginables para la práctica informada’. El triángulo de Peirce es
famoso en semiótica, al identificar el signo, el objeto y el interpretante, en el ámbito
de la teoría de la comunicación. Otro investigador, Ferdinand de Saussure, lingüista
suizo, es considerado el fundador de la lingüística. La lengua, según Saussure, es
‘un sistema de signos que expresan ideas y, por esa razón, es comparable con la
escritura, el alfabeto de los sordomudos, los ritos simbólicos, las formas de cortesía,
las señales militares, etc. Simplemente es el más importante de dichos sistemas.
Así, pues, podemos concebirla como una ciencia que estudia la vida de los signos en
el marco de la vida social’. Esta definición de Saussure es muy importante y ha
servido para desarrollar una conciencia semiótica.
• La semiótica estudia la cultura Según Umberto Eco ‘la semiótica estudia toda la
cultura como proceso de comunicación, y tiende a demostrar que bajo los procesos
culturales hay sistemas. La dialéctica entre sistema y proceso nos lleva a afirmar la
dialéctica entre código y mensaje’. Eco piensa que ‘para comprender mejor muchos
de los problemas que aún nos preocupan, es necesario volver a analizar los
contextos en que determinadas categorías surgieron por primera vez’. Con los
aportes de Eco, manifestado en ‘La estructura ausente: introducción a la semiótica’
(1968) y ‘El tratado de semiótica general’ (1975), los signos y sus modos de
funcionamiento en el mundo social, a pesar de las propuestas de Peirce, Saussure,
Lévi-Strauss y otros pensadores, la semiótica cobró estatus de ciencia que fue
reconocida en la academia y fuera de ella: en los espacios comunicativos. La
Asociación Internacional de Semiótica fue una de sus contribuciones. Como su
propio nombre indica, ‘El tratado de semiótica general’ pretende -a modo del Curso
de Lingüística General de Saussure-, definir y constituir la ciencia semiótica, su
terminología y sus contenidos, partiendo del concepto general con el que el mismo
Saussure intuye que debe ser el fin de esta ciencia, esbozando sus propósitos y sus
límites.
• Semiótica, cultura y comunicación La ‘Estructura ausente’ es una crítica del
estructuralismo de Claude Lévi-Strauss. En su libro Umberto Eco describe los
objetivos fundamentales de esta nueva ciencia: la institucionalización de un campo
del saber (la semiótica); la construcción de una persuasiva sistematización teórica (a
partir de la combinación de teorías y conceptos lingüístico-semióticos, filosóficos y
antropo-sociológicos, entre otros); una recuperación de la antropología de Lévi
Strauss, a partir de la crítica de su estructuralismo y la apropiación de las imágenes
de la cultura como proceso de comunicación; y la aplicación sistemática de modelos
analógicos para la comprensión de fenómenos socioculturales (la ‘obra de arte’ como
recurso epistemológico). Eco en su análisis rescata la importancia de la cultura
como proceso de comunicación y reconoce la existencia de ‘sistemas de
comunicación naturales y espontáneos –menos ‘culturales’- hasta los procesos
culturales más complejos’.
• Comunicación cultural En esa línea de pensamiento, Eco planea dos hipótesis: 1)
‘Toda cultura se ha de estudiar como un fenómeno de comunicación (o en su
aspecto más radical “la cultura ‘es’ comunicación”); y, 2) Todos los aspectos de la
cultura pueden ser estudiados como contenidos de la comunicación (o cualquier
aspecto de la cultura puede convertirse en una unidad de sentido). Y concluye que
ambas hipótesis -respaldadas por sus respectivas premisas- se sostienen
mutuamente en forma dialéctica: ‘En la cultura cada entidad puede convertirse en
fenómeno semiótico. Las leyes de la comunicación son las leyes de la cultura. La
cultura puede ser enteramente estudiada bajo un punto de vista semiótico. La
semiótica es una disciplina que puede y debe ocuparse de toda la cultura’, según
Umberto Eco.
• Umberto Eco, un clásico La mayoría de críticos confirman los atributos del escritor
al incorporar la semiótica como eje transversal de su novelística, tan llena de
símbolos –signos, significados y significantes-. Si usted, amable lector o lectora,
recorren cualquiera de sus novelas, y miran cualquier página de un texto
reconocerá, sin duda, que corresponde a Umberto Eco, por su versatilidad, profunda
cultura y juegos de imágenes discursivas que invaden conocimientos, recrean
historias y generan mensajes con mucho contenido. Por eso el eco del pensamiento
de Umberto Eco durará mucho tiempo. Será, indudablemente, un clásico del siglo
XX y XXI porque nadie como él ha analizado el ámbito de los fenómenos
comunicativos, los sistemas de signos, la negación de un código de códigos, la
dialéctica entre códigos y mensajes, así como las relaciones entre el mundo de los
signos y el mundo de las ideologías. Esta lectura semiótica nos revela –según Eco- el
mundo y sus códigos, donde el verdadero sistema de la cultura es la comunicación.
Y esta es su propuesta esencial.
• Umberto Eco en frases: ‘Nada es más nocivo para la creatividad que el furor de la
inspiración’. ‘El diablo no es el príncipe de la materia, el diablo es la arrogancia del
espíritu, la fe sin sonrisa, la verdad jamás tocada por la duda’. ‘Sabiduría no es
destruir ídolos, sino no crearlos nunca’. ‘La retórica es el arte de decir bien lo que
uno no está seguro de que sea verdad, y los poetas tienen el deber de inventar
hermosas mentiras’. ‘Nada hay que ocupe y ate más el corazón que el amor. Por eso,
cuando no dispone de armas para gobernarse, el alma se hunde, por el amor, en la
más honda de las ruinas’. ‘¿Cómo no caer de rodillas ante el altar de la certeza?’ ‘El
verdadero amor quiere el bien del amado’. ‘Intentar entender al otro significa
destruir los clichés que lo rodean, sin negar ni borrar su alteridad’.
‘La instancia ética sobreviene no cuando fingimos que no hay enemigos, sino cuando
se intenta entenderlos, ponerse en su lugar’. ‘¿Qué es la filosofía? Lo siento por mi
conservadurismo trivial, pero no puedo encontrar una mejor respuesta que la
definición que da Aristóteles de la Metafísica: una respuesta a un acto de asombro’.
‘No hay nada mejor que imaginar otros mundos para olvidar lo doloroso que es el
mundo en que vivimos’. ‘El ordenador no es una máquina inteligente que ayuda
agente estúpida; de hecho, es una estúpida máquina que funciona solo en manos de
gente inteligente’.

• PORTUGAL. ESPACIO EUROPEO Y LUSOFONICO DE LA INVESTIGACIÓN DE LA


COMUNICACIÓN
El papel de las universidades es fundamental para el espacio europeo de
investigación ya que el crecimiento de la sociedad del conocimiento depende de la
producción de nuevos conocimientos, su transmisión a través de la educación y la
formación, su difusión a través de las tecnologías de la información y la
comunicación, y su utilización mediante nuevos servicios o procesos industriales.
Las universidades desempeñan un papel importante en estos tres ámbitos de
investigación y aprovechamiento de resultados. Europa necesita una universidad
sana y floreciente en la que la excelencia optimice los procesos diseñados para
sostener la sociedad del conocimiento y ayudar a concretar el objetivo del Consejo
Europeo de Lisboa y la necesidad de excelencia reconocida por el Consejo Europeo
de Barcelona en su llamamiento para que los sistemas educativos europeos se
conviertan en "referencia mundial" antes de 2010.
Dos contribuciones importantes para lograr el objetivo estratégico de Lisboa hay que
verlas en la Declaración de Bolonia, que pedía la reforma convergente de las
estructuras de los sistemas de enseñanza superior y puso en marcha un proceso de
creación de un "espacio europeo de educación superior" para 2010, y en el espacio
europeo del aprendizaje permanente, en respuesta al mandato dictado por el
Consejo Europeo de Feria que consistía en "definir estrategias coherentes y medidas
prácticas destinadas a fomentar la accesibilidad universal del aprendizaje a lo largo
de toda la vida". Las universidades europeas deben, con la ayuda de los Estados
miembros y en un contexto europeo, hacer frente a la necesidad absoluta de
adaptarse a cambios profundos como: El aumento de la demanda de enseñanza
superior; La internacionalización de la educación y la investigación; El
establecimiento de una cooperación efectiva y estrecha entre universidades y
empresas; La proliferación de lugares de producción de conocimiento; La
reorganización del conocimiento; La aparición de nuevas expectativas.
Desde la introducción del concepto de espacio europeo de investigación se ha
intensificado el debate sobre las ventajas, para la investigación europea, de la
creación de un consejo europeo de investigación. Aunque no exista actualmente
ninguna definición comúnmente admitida de lo que sería un consejo europeo de
investigación, su objetivo sería distribuir los fondos, de acuerdo con un
omnipresente principio de competencia europea, a proyectos de máxima relevancia
dedicados a la investigación fundamental o estratégica y ambientados en cualquier
ámbito científico (ingeniería, ciencias sociales y ciencias humanas inclusive). La
competencia permitiría aumentar la calidad global de la ciencia en Europa mientras
se fomentaría la cooperación en investigación estratégica europea, lo que llevaría a
un aumento de la masa crítica, una reducción de la duplicación de trabajos y
mejores resultados. De crearse un consejo europeo de investigación, será necesario
resolver otras cuestiones como la de la base de desarrollo del consejo y la de su
dotación presupuestaria.
• EUROPA LATINA. INFLUENCIA Y FRONTERAS EN LA INVESTIGACIÓN DE LA
COMUNICACIÓN
En la década de los setenta, la perspectiva del imperialismo cultural apoyaba una creciente
percepción en el Tercer Mundo de los desequilibrios de los noticiarios internacionales y de
los flujos mediáticos mundiales. En Latinoamérica, "la primera región del Tercer Mundo en
identificar como conjunto ciertos problemas en sus sistemas de medios nacionales" (Fox,
1988: 6), se reunieron en 1976, auspiciados por la UNESCO, representantes de 20 países
para estudiar los asuntos relativos a las políticas de comunicación. Estos representantes
pidieron un flujo internacional más equitativo de productos mediáticos y recomendaron la
democratización del acceso a los medios, la protección de la libertad de expresión y el uso de
los medios de comunicación social para apoyar el desarrollo nacional (Fox, 1988: 6-7).
Aunque, en última instancia, estas recomendaciones han tenido escaso eco en la política
gubernamental, establecieron el foro para ulteriores conferencias multilaterales sobre estos
asuntos. La Comisión internacional para el estudio de los problemas de comunicación,
patrocinada por la UNESCO y conocida como Comisión MacBride –en honor de su
presidente, el irlandés Sean MacBride– se reunió en 1977. Este grupo estuvo dos años
examinando cuestiones relativas al desfase de comunicación entre los mundos desarrollado
y en vías de desarrollo. La preocupación de que la mayoría de los países en desarrollo
fuesen meros receptores pasivos de noticias y entretenimiento procedentes del mundo
desarrollado inspiró las demandas de crear un nuevo orden de comunicación e información
más justo y eficaz, comúnmente abreviado en las siglas inglesas como NWICO (New World
Information and Communication Order) (International Commission for the Study of
Communications Problems 1980: 39). Los flujos de comunicación han cambiado desde el
informe de la Comisión MacBride. En Latinoamérica, Brasil y México han establecido fuertes
sectores audiovisuales. Ambos países se han convertido en afortunados exportadores de
productos mediáticos –en especial la particular versión de los seriales o soap operas
llamadas telenovelas– a otros países de Latinoamérica y otros lugares y, en el caso de
México, al mercado hispanohablante de los Estados Unidos. No obstante, incluso en los
países latinoamericanos con activas industrias mediáticas persiste un gigantesco
desequilibrio entre importación y exportación. México importa aún mucho más de su
programación que los EEUU –aproximadamente un 30 por ciento en el caso de México y un
2 por ciento los Estados Unidos. Enrique E. Sánchez Ruiz ha sugerido que, por lo tanto, no
hay una seria ruptura del patrón mexicano establecido de desarrollo dependiente-asociado
bajo el imperio de los Estados Unidos: "el patrón de interdependencia era y continúa siendo
asimétrico, con lo que en definitiva es un patrón de dominio, aun cuando no exista
necesariamente una voluntad de dominar" (Sánchez Ruiz, 1994: 73).
Al igual que en Europa y otros lugares, los que propugnan un papel continuista de la
intervención del Estado nacional en los campos de la política cultural y de medios, han
tenido que enfrentarse a un ascendente neoliberalismo. Esta salida revisionista del
argumento de dependencia se ha presentado de modo bastante explícito, por ejemplo, en el
trabajo del investigador brasileño José Marques de Melo, el cual ha señalado el papel
representado por países como Brasil y México como importantes exportadores de telenovelas
y música. Para Marques de Melo, una de las consecuencias de la dictadura militar en Brasil,
y de los derechos especiales que otorgó a la cadena de televisión Globo a cambio de su
cooperación en esta etapa, fue que ello permitió a la televisión crear una conciencia de lo
brasileño (1995: 320).
El crecimiento logrado en estas condiciones ha permitido a los exportadores brasileños
desarrollar mercados exteriores, aunque se reconoce que las exportaciones han contribuido
relativamente poco a los beneficios de Globo. Bajo este argumento de mercado hay un
nacionalismo indudable. Marques de Melo escribe con evidente orgullo de la emulación de la
producción brasileña y del mercado internacional latinoamericano para escritores y
adaptadores de guiones. La intervención del mercado, y no la del Estado, se considera como
auspiciadora de la visión de Sean MacBride en cuanto a un orden mundial más justo de la
información y la cultura. No obstante, es discutible cierta forma de estatismo, que tanto en
Brasil como México implica una manipulación del mercado, que ha permitido el crecimiento
de los gigantes mediáticos, alentando la dominación de Globo y Televisa (Sinclair, 1986;
Mattelart y Mattelart, 1987).

• AMERICA LATINA →COLOMBIA


• El papel de los medios en un país como Colombia
No es la forma de ver el mundo la que lo cambia o lo hace prevalecer, sino lo que se
espera con cada forma de verlo. Ese competir en igualdad de condiciones produce
una transformación que finalmente se asemeja a lo que espera cada hincha cuando
sigue a un equipo de fútbol, y que se entiende aún más cuando se es hincha de un
equipo como el Atlético Quindío, un equipo que aunque sólo una vez haya sido
campeón, induce a seguirlo aunque no siempre gane. ¿Por qué? Porque se parte del
supuesto de que algún día podrá ganar, ya que juega en igualdad de condiciones
frente a los demás equipos.
Jugar en igualdad de condiciones, así no siempre se gane, invita a preguntarse por
lo que la gente espera de la comunicación. Se trata de un análisis que puede
intuirse fácilmente cuando se mira los fenómenos mediales colombianos como la
televisión o se analiza la prensa o la radio desde una mirada que los concibe como
poderosos medios comunicativos. Pese al poder de los medios, hay opciones de jugar
en igualdad frente a estos a través del sistema educativo, el más poderoso que tiene
una sociedad ya que por éste pasan a diario más de diez millones de personas entre
las siete de la mañana y las diez de la noche.
Al analizar los textos escolares y las informaciones de los sistemas comunicativos se
encuentra cómo en los periódicos, cómo en los noticieros y cómo en la sonoridad de
la información de la noticia, así como en los textos escolares de literatura, de
geografía o de historia -lo cual es lo más grave- los negros no tienen literatura, no
escriben, no tienen arquitectura, no tienen memoria, tampoco historia. No tienen
nobleza.

Y al entender que el concepto de la negritud en Colombia tanto en la noticia


periodística como en los textos escolares no existe, se advierte que una sociedad
como la colombiana no se juega en igualdad de condiciones; lo que permite, que al
dedicar a las negritudes unas paginitas en su día se concluya con un concepto
errado de folklore afectando así a la misma noción de cultura.

Tampoco la forma como se construye el mundo desde la cultura precolombina


circula adecuadamente en los medios o los textos escolares, lo mismo se puede decir
de los indígenas, que han tenido más chance de ser reconocidos culturalmente
sobre todo después de la constituyente. Si las formas no son las adecuadas para ver
el mundo, no es entonces posible construir un proyecto de sociedad. Tampoco es
posible para una sociedad como la colombiana construir un proyecto de nación
adecuado, sin involucrar a las categorías y diferentes formas de producir cultura, de
mediar, o de contribuir a la solución del conflicto.
Así, si el sentido no se vincula, entonces el ser se rebela, después se allá y
finalmente se subvierte. La lucha no consiste en que el sentido tenga capacidad de
circulación, luego no puede preguntarse ¿Cuál es la comunicación que realmente
sirve para mediar? La pregunta es: si la comunicación sirve para cualquier finalidad,
incluyendo la mediación ¿Cómo saber cuando ésta tiene impacto y cuando no?

Toda comunicación que refleje la conciencia personal o grupal tiene impacto. El


secreto del impacto es muy sencillo. Se puede contar desde cualquier comunicación
verbal o escrita y ocurre cuando la comunicación refleja la conciencia de algo, de
alguien, o de un grupo.
Cuando la comunicación es vista como reconocimiento personal o social, entonces
se convierte en un poderoso factor de mediación y si el ser humano se ve reflejado o
reconocido en ella, entonces se vincula más a la sociedad, a su entorno y a los
medios comunicativos. Cuando la comunicación tiene impacto hace crecer el
autoestima de la persona y su impacto se refleja en la conciencia.

Como la comunicación es arqueología de la conciencia, ayuda a entender e


identificar a través de su impacto formas del ser humano y de su colectividad. ¿Por
qué soy como soy o por qué estamos como estamos? Esa comunicación siempre
tiene impacto y audiencia; explica el éxito de los abuelos con los niños que
preguntan: ¿ abuelito y como era mi papá?
Comunicación, mediación y valores
Pasando a otro punto de vista, el de los valores, uno de los mayores valores de la
comunicación es el de su papel en la historia, más cuando a través de ella se hace
arqueología de la conciencia. Uno de los mayores problemas de los colombianos es la
dificultad para reconocernos. No logramos entender por qué somos como somos.
Concluimos de prisa ‘El colombiano es naturalmente violento’; un cuento que, si se
mira desde el punto de vista clínico, tiene razón de ser pero no lo explica todo.

Desde lo clínico, todas las personas reunidas en una sala tienen las mismas
posibilidades de matar bajo determinadas circunstancias de presión o de defensa.
Generalmente, quienes están en la cárcel por asesinato han tenido menos
alternativas para reconocer otras opciones que ubiquen la posibilidad de matar en
séptimo u octavo lugar, en estudios, al preguntar si lo que se quería era matar, la
respuesta casi siempre es negativa.
Y es que, con un primer esquema de solución de conflicto frágil o insuficiente,
cualquiera está expuesto a matar si le van a secuestrar un hijo. La alternativa de
matar siempre existe en cada uno de nosotros. La cuestión es que muchos hemos
tenido la oportunidad de recibir cierta formación que nos presenta otras opciones
antes que ejecutar el acto violento; otros, en cambio, no han tenido las mismas
oportunidades y ubican dicho acto como primera opción.
La convivencia, así como la violencia no son naturales en el ser humano. Es natural
la tendencia a vivir en grupo. Las formas como se construye la vida en grupo no son
naturales, son absolutamente artificiales; luego, aprender a no agredir al otro no es
natural, porque el ser humano no esta dotado genéticamente para no agredir a su
congénere.

Entonces y para recordar el punto de partida, una de las grandes mediaciones que
puede hacer la comunicación y en este caso una comunicación muy compleja, es
ayudar a entender por qué tenemos la conciencia que tenemos. Muchos jóvenes
colombianos piensan que la actual violencia es la primera que se vive en el país
simplemente porque los textos escolares, las autoridades, o los medios de
comunicación no han contado y no han permitido contarlo todo. Cuando CENPRO y
CINEVISION trataron de contar la historia de los grandes actores de la violencia de
los años cuarenta, Inravisión no lo permitió.
Ocultar la historia real de la sociedad hace que ésta cada vez entienda menos su
origen. La comunicación, sobre todo de nivel masivo, puede como segundo gran
factor además de ayudar al reconocimiento, colaborar en el ordenamiento del caos
del presente. En cuanto al ordenamiento del caos presente, la comunicación nos
permite crear racionalidades temporales. ¿Cómo entender el problema del
Congreso?.
El impacto de la comunicación ayuda a crear ordenamientos que, así sean
temporales, permiten entender parte del caos en que se vive, el caos del presente, y
visualizar futuros deseables, posibles de construir, o de ser imaginados. Una de las
carencias de la comunicación colombiana es la de crear visiones hacia el futuro.

La importancia de lo público
Una de las grandes posibilidades de la comunicación como mediación o
construcción de mediaciones es la capacidad de fortalecer o crear otras mediaciones.
Y uno de los puntos más importantes y menos trabajados desde la comunicación
como posibilidad de mediación es el problema de la colectivización: ‘aquella certeza
que se construye desde la construcción de certezas de cada participante sobre lo que
él hace, y su relación con lo que están haciendo muchos participantes de su misma
categoría por las mismas razones’.
Se podría considerar que existe un proyecto colectivo por la Democracia en la
‘comunicación por la paz’, si se tiene la certeza que cada actor desde su misma
colectividad, tiene la certeza de que lo que él esta buscando y haciendo esta siendo
buscado por otros colegas, así no los conozca, por las mismas razones. La
colectivización permite plantear una de las principales dificultades que tiene
Colombia como país y que radica en la incapacidad de crear bienes colectivos. La
comunicación como mediación permite la creación colectiva de una sociedad y
merece profundizarse en ello.
El comunicador debe entender que no es posible producir un bien colectivo físico o
espacial con la mera certeza colectiva espiritual o mental. Una de las tareas de los
comunicadores es poder crear certezas reales. Cuando la comunicación logra crear
certezas en una sociedad, genera uno de los catalizadores más importantes para
enfrentar y solucionar los conflictos.
La colectivización planteada desde un punto de vista un poco más político, es decir
desde la gran mediación que es la creación de lo público, máximo acto de mediación;
ofrece un irremplazable espacio que debe asumirse desde la comunicación en su
posibilidad mediadora. Definamos entonces Lo público desde la mirada inocente que
ofrece el libro para niños Los caballeros del Magdala de Juan Camilo Jaramillo y
Gladys Beltrán en donde se describe lo público cómo: ‘el lugar donde todo sucede;
donde se prueba el amor, la identidad se afirma, la justicia es destino, la verdad
horizonte y compromiso. allí nace la tolerancia, luce la solidaridad, florece el diálogo,
crece la fortaleza y acontece la responsabilidad’.
La parte estética invita entonces asumir lo público como aquello que conviene a
todos de la misma manera para su dignidad. Por el andén público pasa el rico, el
pobre, el negro, o el blanco. Pasa el ateo y pasa el católico. Lo público es aquello que
está siempre ahí, de la misma manera y para todos.
Como se dijo anteriormente, una de las grandes tareas de la comunicación en la
mediación de los conflictos es tratar de crear bienes públicos y una de las desgracias
de América Latina, y de Colombia en particular, es la incapacidad de hacerlo. Ni
siquiera un bien tan vital como la educación es público en Colombia, país donde la
gente tiende a creer que lo público es aquello que se paga con impuestos.

En Colombia la educación pública de calidad no existe. Por lo general, la gente cree


que la educación privada, es decir aquella que tiene algo de calidad, es para unos
pocos privilegiados mientras la educación pública es para el resto. Se ha establecido
entonces un modelo corporativo de educación que podría compararse con un
acueducto que, por una parte de la tubería echa agua potable y por la otra agua
contaminada, convirtiéndose entonces en un bien público dañino. La educación será
pública el día en que estudiar en un colegio como el San Carlos o estudiar en uno
como el Nicolás Esguerra produzca los mismos bienes educativos y los mismos
reconocimientos sociales.
El problema de la educación como bien público no es asunto de quien la paga para
garantizar su calidad. La educación irlandesa, desde hace 116 años es administrada
por la Iglesia católica con plata del Estado. Se trata de un modelo en el que, a través
de los impuestos, la Iglesia administra el dinero en un esquema donde todos tienen
acceso a la educación de igual manera.
Cuando en países como Colombia se mira a la educación con la prevención que
aquella de origen privado debe responder a quienes pagan por ella de una manera
acertada y que la pública en cambio puede descuidar su calidad, entonces se
evidencia que la importancia y la función de lo público aun no se ha entendido.
Tanto en los servicios públicos como en la información se observa la carencia del
sentido de Bien Público.
Una de las grandes tareas en la Mediación de conflictos, es garantizar la
Construcción de lo público, porque lo público es el lugar donde la equidad se hace
posible a través de la construcción de los bienes colectivos. La equidad es la máxima
que hace posible la mediación para la solución de cualquier conflicto.

Una vez definido lo público desde la mediación, la pregunta concreta es: ¿Qué es lo
público en la mediación? Lo público es la condición necesaria para lo colectivo.

La comunicación como posibilidad de mediación


Hernando Gómez Buendía, quien habló del conflicto de las sociedades orientales en
un trabajo publicado en el año 1994 que se llama ¿ Qué es lo público?, señala que
los grandes conflictos se dan cómo el producto de los problemas de identidad, de
legitimidad y de asignación de recursos. También, resalta que el conflicto es el
producto de los problemas de bienestar y de los problemas ecológicos. Estos
últimos, tratados desde el punto de vista económico, se perciben como los grandes
problemas que promulga la sociedad del presente.
Lo público sólo tendrá la posibilidad de ofrecer elementos de mediación y solución a
los grandes problemas cuando se entienda que a través de lo público las
subculturas y regiones pueden pactar en términos de lo colectivo el hecho de que
haya una cultura indígena o una cultura afrocolombiana entre las demás culturas.
Lo público favorece a la mediación en la medida que una identidad puede lograrse.

Lo público es un lugar necesario para la mediación y para la legitimidad de los


sistemas políticos y la gobernabilidad. Su primacia está en la posibilidad de ofrecer
un espacio para plantear unas reglas de juego claras que solo se darán cuando se
haya entendido la importancia de la corporativización.
La gran dificultad que generalmente se tiene en las discusiones políticas es la
incapacidad para ubicar la corporativización en la mediación. Generalmente no
interesa resolver el problema sino ganarle al otro. Esa tendencia proviene de una
cultura corporativa dada exclusivamente en términos de mercado, de poder y de
competencia; aquí el papel fundamental de la comunicación y los comunicadores, en
la construcción de un adecuado concepto de lo corporativo. Es comunicación como
posibilidad de mediación aquella que puede evitar el cierre de una empresa por
ganarle al patrón o porque el patrón prefiere cerrar la empresa, al actuar como
recurso que en términos de productividad o de sostenibilidad, permita realizar las
preguntas asertivas que ubiquen el problema y posteriormente ayuden a negociarlo.

¿Quién y Cómo construye lo público?. El papel de los medios.


La asignación de recursos y el crecimiento económico sólo se pueden dar cuando,
una vez ubicados sus problemas, se recurre a los conceptos de maximización
colectiva y de bienestar social de los servicios públicos, advirtiéndose que sólo
cuando se produzcan suficientemente se pueden superar las iniquidades de las que
ya hablamos y los desafíos ecológicos que son obvios para todos.

La comunicación es entonces una vía que ayuda a construir bienes y a generar


certezas y valores, a través del reconocimiento de lo público, que sólo puede darse
en la medida que constantemente se apoye el gran factor de mediación que es lo
colectivo y lo público, mucho más allá de los otros discursos.
Es conveniente detenerse en uno de los puntos en los cuales más frutos puede
lograr la comunicación: desde el punto de vista de la mediación ¿quien construye lo
publico?. Abordar las élites como todas aquellas personas cuya actividad y propósito
trascienden en el ámbito de lo privado y los entornos inmediatos proporciona un
buen punto de partida. Más aún, cuando se tiene en cuenta que, por lo general, los
comunicadores que están en los grandes medios ejercen su labor desde la élite más
cercana, tratando de ubicar a quienes más trascienden en esa élite y con ellos la
noticia (políticos, administradores, empresarios, intermedios o líderes de las
sociedades organizadas).
Se plantea entonces un problema: si la información de los medios se aborda desde la
élite, entonces ¿todo cambio social y toda solución de macroconflictos requiere de
élites?. Una sociedad no puede vivir sin élites, por que las élites de alguna forma
reconstruyen la memoria y la conservan; también sintetizan la conciencia. Luego, no
se puede pretender que, en la sociedad, cuando existe un cambio social, éste se
realice sin élites, lo que las convierte inmediatamente en resistencias.
Toda sociedad necesita élites y el problema no es que una sociedad las tenga sino
que esas élites no sean clase dirigente sino clase dominante. ¿Cuál es la diferencia
cuando la élite actúa como clase dominante y cuál cuando actúa como clase
dirigente? La diferencia es sencilla: es clase dominante cuando sólo produce bienes
corporativos y es clase dirigente cuando está dispuesta a producir bienes colectivos
y públicos.
Entonces, uno de los grandes desafíos que se presenta a la comunicación en
Colombia es ¿ cómo lograr que nuestras élites pasen de ser clases dominantes a ser
clases dirigentes?. En eso, los medios tienen mucho que hacer, en la medida que
logren demostrar que sí son bienes colectivos, o que sí pueden pasar a serlo,
apartándose de la mera función de bienes corporativos.
Una anotación adicional, que no pertenece a la discusión de la conferencia, es: los
comunicadores deben entender que en el Caguán no se está negociando la paz sino
un contrato social. En la medida que esto se entienda, la posición de los actores que
están por fuera de la mesa tenderá a cambiar. De lo contrario, se seguirá pensando
que la construcción hacia la paz es labor de unos pocos, y se continuará con los
actos violentos en la medida que se ignore que todos los colombianos están
involucrados en un proceso de paz.
Y si lo que se está negociando en el Caguán no es un contrato social, entonces lo
que se está discutiendo es quién se queda con un cadáver que simplemente
aumentará la guerra. Si la nueva pregunta es ¿Cómo logramos en este contrato
crear condiciones para producir la equidad?, se puede entonces plantear a través de
los medios múltiples hipótesis y posibilidades que permitan entender que no todo lo
que se está negociando se resume en la palabra paz, y que es necesario comenzar a
insistir desde la comunicación en los fundamentos de la realidad que posibiliten
pensar con objetividad.
Los instrumentos más poderosos de lo público en la mediación.
Así como lo público es un gran factor de mediación y depende mucho de la
comunicación, veamos cuáles son los instrumentos más poderosos de lo público. Es
decir, los grandes instrumentos de mediación que tiene lo público a través de la
comunicación, entre estos: el debate y la deliberación.
¿Por qué el debate y la deliberación son un gran instrumento de mediación?. Porque
son una manera de poner en discusión pública los intereses, en una competencia
abierta donde se puede construir lo colectivo deliberando y debatiendo, por eso son
grandes instrumentos de mediación.
Otros poderosos instrumentos de mediación son la concentración y el consenso. La
concentración es la manera como se logra que diferentes actores que tienen incluso
conflicto entre ellos mismos, puedan ponerse de acuerdo sobre un bien que está por
fuera de sus intereses. Un buen ejemplo de concentración lo ofrece el ecumenismo
religioso, en el cual los diferentes grupos religiosos, pese a sus diferencias, suelen
ponerse de acuerdo en aspectos fundamentales para la sociedad como por ejemplo
la defensa de los Derechos Humanos.
La concentración se diferencia del consenso en que requiere que las dos partes
cedan un poco en sus intereses. Es una de las formas m·s poderosas de trabajar en
sociedades en conflicto y muchas veces tiende a confundírsele con alianza.
Partiendo del caso especifico de la negociación institucional, se tiene que aunque la
concertación nazca en el consenso, es tan poderosa que puede llegar a ubicarse
como fundamento de la Democracia.
La concentración hace referencia a las reglas de actuación de cada opositor, lo que
en el caso de la Democracia recuerda, como dice Florence Thomas que ‘la
Democracia es el único sistema que debe garantizarle la vida al opositor’. En otras
palabras, se puede ser fascista en un gobierno democrático, o derechista en un
organismo democrático. Se puede ser izquierdista también, porque la Democracia
supone el pensar distinto y el actuar distinto como reglas de dignidad.

La Democracia es un gran instrumento de procedimiento que nosotros no hemos ni


siquiera aprendido mentalmente a construir. Valida un soporte colectivo de las
decisiones y de la información pública transparente. Uno de los problemas que se
tiene con la Democracia es que para resolver el problema de lo público, ésta necesita
ser concebida como una verdadera Democracia y no cómo la idea que nos han
vendido de ésta.
La Democracia no es solo liberalismo económico. Este nació a finales del siglo XIX y
la Democracia nació hace dos mil quinientos años, esa es la pequeña diferencia, que
recuerda que al liberalismo económico también nos lo vendieron como liberalismo
democrático y que posteriormente en nuestro país se optó porque el liberalismo es
democrático y el conservatismo no, olvidando después que la Democracia no es un
partido, tampoco una ciencia y que es sólo una forma de ver el mundo.

Cuando se entiende lo anterior, se está preparado para entrar en el discurso


filosófico de la Democracia, entendiendo así que ésta es sólo una cosmovisión del
Mundo.

Nadie le puede dar la Democracia a una sociedad porque ésta es una decisión que se
toma en la sociedad. La Democracia es semejante al amor: no se puede comprar, no
se puede imponer, no se puede imitar, no se puede decretar; únicamente se puede
vivir y construir.
Por ser una cosmovisión, la Democracia tampoco está obligada a tener normas; lo
que sí tiene son condiciones. La primera condición para poder tener Democracia es
que una sociedad entienda que debe buscar un orden social que no es natural. Es
muy importante que la comunicación profundice en la conciencia colombiana
haciéndole entender que no se está fatalmente condenado a la pobreza o a la
violencia que se tiene, sino que estas son circunstancias producto de la iniquidad en
que se vive y que pueden ser ordenadas.
La comunicación debe también profundizar en la conciencia colombiana para
hacerle entender y comprender que el orden social en que se vive no es natural, o
sea que no estamos condenados a la pobreza ni a la violencia y que la iniquidad que
tenemos es construida y por lo tanto se puede modificar sin armar más grupos
violentos. Se debe generar entonces un pensamiento secular, ¿Qué quiere decir un
pensamiento secular?, que la sociedad entienda que ella se tiene que hacer
responsable y que no hay Mesías ni salvadores, tampoco caudillos que la puedan
sacar de donde está y que solamente, la misma sociedad puede hacerlo.

La Democracia no es, pues, un problema de religión. No es por ser católicos que se


está donde se está, tampoco se puede pensar que por ser de malas Dios castiga a
sociedades como la colombiana. Ese tipo de prejuicios que ni los medios tienen
claros, terminan por deformar a una sociedad evitando que esta reconozca desde la
secularidad su capacidad de entender que los bienes y los males que tiene una
sociedad son producidos por ella misma, y que es ella la que se tiene que
responsabilizar de cambiarlos o evitarlos. Cuando una sociedad comienza a
responsabilizarse se da el primer paso para construir bienes colectivos.

Otra gran condición para la Democracia parte de los griegos y se da en el principio


de la auto- fundación. Existen nuevas formas de la sociedad que posibilitan que
Ardila Lule no sea importante porque tenga mucha plata sino porque pertenece a
muchos clubes y porque tiene muchos contratos a través de sus empresas, también
porque pertenece a muchas juntas directivas y a muchos centros culturales.

Es la cantidad de contratos que tenga una persona los que la hacen importante en
una sociedad, la cual entre más organizaciones tenga, es a la vez más sólida, más
fuerte y advierte que al violarle los derechos humanos a una persona hace que esa
persona grite, y que si esa persona pertenece a muchos contratos sociales entonces
hace vibrar a la misma sociedad. La persona excluida en cambio, por no tener
ningún contrato social grita y nadie se mueve para ayudarla porque no tiene
articulaciones, los pobres se caracteriza por tener muy pocos contratos sociales.

La asociación es entonces una forma de enfrentar y favorecer a la sociedad. No es


posible una sociedad sólida y estable, sana en sí misma y reguladora, mientras no
tenga asociaciones que ayuden a regularla. Lo único malo de los contratos es que
alguien muy importante tiene que pensarlo muchas veces antes de conseguir una
amante.
La capacidad de autorregulación depende entonces de la cantidad de organizaciones
existentes en una sociedad. Una gran tarea para la comunicación es sistematizar la
organización y el fortalecimiento de las asociaciones, lo cual en sociedades como la
Norteamericana, ha sido imprescindible para asimilar sus múltiples contradicciones.
Según estudios recientes, un norteamericano en promedio pertenece a catorce
organizaciones. Preguntémonos a cuantas organizaciones pertenecemos en
Colombia, porque eso también tiene que ver con la comunicación y la mediación. Les
dejo la inquietud.
1. Taller Individual: Presentar un ensayo de 4 hojas a mano dando
respuesta a la pregunta de entrada.
¿Justifique los alcances y limitaciones de la idea de investigación de los
procesos de comunicación masiva que subyace al empírico
funcionalismo norteamericano?

2. Taller grupal: Realización de los autores: UMBERTO ECO, ARMAND


MATTELART, MANUEL CASTELLS, MARTIN BARBERO, realizar un mapa
conceptual de los aportes que da cada autor a la comunicación.

3. Taller Grupal; por grupos realizar un trabajo de lectura según la


temática propuesta del periodo.

A. Ideas centrales del tema.


B. Análisis de las ideas.
C. Conclusiones.
D. Que aporte le da el texto a la comunión actual.

4. Taller Grupal: escucha atenta de la conferencia de las culturas hibridas.


A. Ideas extraídas de la conferencia.
B. Ensayo de cultura hibrida por parte de cada estudiante.
C. Socialización en pequeños grupos se elige el ensayo y socializa sin
documento en mano sobre la cultura hibrida.
D. Socialización: Socializaran el resumen en un mapa conceptual
recogiendo el aporte de todos los miembros.

Auto-evaluacion
Co-evaluacion
Heter-evaluacion

Profundización: : Se profundizará la temática con un video de Martin


Barbero sobre el para qué y fin que busca la comunicación de los medios.

BIOGRAFÍA.

Martín-Barbero, J. (2009). Una Agenda de País en Comunicación. En: Entre saberes desechables y saberes
indispensables. Bogotá: FESCOL. Disponible en:
http://www.c3fes.net/docs/colombia_saberes_barbero.pdf

Martín-Barbero, J. (2011). Los oficios del comunicador. En: Revista Signo y Pensamiento N° 59 (julio-
diciembre 2011), pp.18-40. Disponible en:

http://recursostic.javeriana.edu.co/cyl/syp/components/com_booklibrary/ebooks/1MBarbero59.p
df
Berrío, J. (2002). La opinión pública. Disponible en:
http://www.portalcomunicacion.com/uploads/pdf/5_esp.pdf

De Moragas, Miguel. (2011) “Génesis y evolución de la investigación sobre comunicación de masas”. En:
Interpretar la Comunicación. Estudios sobre medios en
América y Europa. Barcelona: Gedisa, pp. 51- 92.

Biblioteca virtual. Definición de paradigma 2005. [en línea] Disponible en:


http://www.bibliotecapleyades.net/esp_paradigmaholo03.htm

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la


siguiente dirección:http://www.elcomercio.com/blogs/la-silla-vacia/semiotica-
eco-umberto-eco.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la
fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este
contenido. ElComercio.com

También podría gustarte