Está en la página 1de 2

Teoría de la Carga Cognitiva (Cognitive Load Theory) y su aplicación en educación

La teoría de la carga cognitiva se basa en dos pilares fundamentales que permiten comprender y
dosificar cómo funcionan la memoria de trabajo en conjunto con la memoria a largo plazo para
consolidar los aprendizajes. Estos dos pilares fundamentales son:

1. El grado de complejidad de la información, referido a cuánta capacidad de procesamiento


requiere una determinada tarea o tema.
2. La forma en que es presentada esta información, referido a la autonomía de la persona
en el manejo de la información (mayor autonomía requiere controlar más elementos por
sí solo) y la cercanía de la misma con la realidad (más realista es más complejo – más
elementos a controlar). En otras palabras, se refiere a la capacidad atencional que
requiere el manejo de la información.

De esta manera, se puede comprender de mejor manera cómo transmitir la información de


manera tal que el educador tenga mayor certeza sobre si el educando está recibiendo
correctamente esta información; sabrá sobre cómo se recibe la nueva información respecto a
aquella previamente procesada, cómo se organiza, almacena y evocan los esquemas cognitivos y
cómo estos facilitan progresivamente tareas más complejas en el educando.

Para comenzar a comprender la teoría de la carga cognitiva, hay que empezar por señalar la
limitada capacidad de procesamiento y duración de la información en la memoria de trabajo. En
promedio, para los adultos, la capacidad de elementos que se pueden mantener en la memoria de
trabajo es de 7 con una desviación estándar de 2 elementos como parámetro de normalidad. En
cuanto a la duración de esta información en el “bucle”, es en promedio de 20 segundos.

Estos dos parámetros de capacidad y duración de la información en la memoria de trabajo se unen


en lo que se puede denominar “esfuerzo mental” o “carga cognitiva” y, por ende, se determina en
función de la cantidad de elementos de información procesados al mismo tiempo.

Hay que distinguir que la memoria de trabajo tiene mayor exigencia en el procesamiento de la
“carga cognitiva extraña”, aquella información que no ha sido procesada con anterioridad.
Mientras que, al momento de procesar información intrínseca (carga cognitiva intrínseca o
interna, que ha sido previamente procesada), la carga sobre la memoria de trabajo es muy baja
(poca carga cognitiva).
Esquema sobre funcionamiento de la memoria de trabajo con sus 3 componentes: almacén
episódico, agenda visoespacial y bucle fonológico (compuesto por control articulatorio y almacén
fonológico), supervisados por el sistema ejecutivo central.